Está en la página 1de 31
Instituto Universitario de Tecnología de Administración Industrial. Ext. Puerto La Cruz Diplomado Seguridad, Higiene y Ambiente.

Instituto Universitario de Tecnología de Administración Industrial. Ext. Puerto La Cruz Diplomado Seguridad, Higiene y Ambiente.

Modulo: Gestión de Calidad y Ambiente.

YOMAIRE MARTINEZ. RICARDO SALAZAR. FELIX ALFARO. RAFAEL MATOS

Trabajo No. 01: Trabajo sobre Problemática Ambiental actual.

ASPECTOS METODOLÓGICOS DE SU MANEJO.

PUERTO LA CRUZ, 09 DE MAYO DE 2009.

DESECHOS HOSPITALARIOS:

INTEGRANTES EQUIPO No. 02

Lic. ADELFA MALPICA

FACILITADORA:

1

   

Pagina

01

OBJETIVO GENERAL

   

02

OBJETIVOS ESPECÍFICOS.

   

03

INTRODUCCIÓN.

 

04

DEFINICIÓN DE TÉRMINOS

   

05

GENERACIÓN DE DESECHOS HOSPITALARIO

 

06

CLASIFICACIÓN DE LOS DESECHOS HOSPITALARIOS

   

07

CARACTERIZACIÓN DE LOS RESIDUOS SÓLIDOS

 

08

MEDIDAS DE CONTROL ADAPTADAS A CADA ETAPA SOBRE EL MANEJO DE DESECHOS SEGÚN EL CENTRO PANAMERICANO DE INGENIERÍA

 
 

SANITARIA Y CIENCIAS DEL AMBIENTE (CEPIS) MANEJO DE LOS DESECHOS DENTRO DE LOS

 

09

ESTABLECIMIENTOS DE SALUD SEGÚN EL

10

DECRETO Nº 2.218 (NORMA NACIONAL) . INCINERACIÓN (SOLUCIÓN O PROBLEMA

 
 

AMBIENTAL). PROBLEMÁTICA EN EL MANEJO DE DESECHOS

 

11

HOSPITALARIOS EN VENEZUELA, CASOS PRÁCTICOS.

 
 

SOPORTES

LEGALES

EN

EL

MANEJO Y

 

12

TRATAMIENTO DE LOS DESECHOS HOSPITALARIO Y/O CENTRO DE SALUD.

13

CONCLUSIONES.

 

14

RECOMENDACIONES

   

15

BIBLIOGRAFÍA.

 

Dar a conocer la administración integral de residuos hospitalarios en sus diferentes etapas de manejo (interno y externo), tratamiento y disposición final,

1. OBJETIVO GENERAL.

CONTENIDO

2

Cabe destacar que el manejo deficiente de los desechos peligrosos de hospitales no sólo puede crear situaciones de riesgo que amenacen la salud de la población hospitalaria (personal y pacientes), sino también puede ser causa de situaciones de deterioro ambiental que trasciendan los límites del recinto hospitalario, generar molestias y pérdida de bienestar a la población aledaña al establecimiento y someter a riesgo la salud de aquellos sectores de la comunidad que, directa o indirectamente, lleguen a verse expuestos al contacto con material infeccioso o contaminado, cuando los desechos son trasladados fuera del hospital para su tratamiento o disposición final.

2.2.- Conocer las medidas de control para la gestión del manejo de los desechos hospitalario y/o Centro de Salud por parte de Organismos Nacionales e Internacionales.

2.1.- Conocer e identificar las diferentes etapas de la gestión de manejo de desechos hospitalario y/o Centros de Salud.

2.3.- Conocer los impactos negativos de una mala gestión de manejo de desechos hospitalarios a la salud pública y al medio ambiente.

2.4.- Conocer el marco jurídico nacional y normas técnicas que trata sobre la materia de los desechos hospitalarios en Venezuela.

involucrando los aspectos de la problemática de salud y el impacto al medio ambiente.

2. OBJETIVOS ESPECÍFICOS.

3. INTRODUCCIÓN.

3

Para la realización de la investigación, la metodología utilizada fue la investigación bibliográfica de publicaciones nacionales e internacionales, decretos nacionales y publicaciones de prensas nacionales, que trata sobre el tema de los desechos hospitalario, se presentaron los principales aspectos que conforman una metodología que establece los requisitos para la clasificación, separación, envasado, almacenamiento, recolección, transporte, tratamiento y disposición final de los desechos peligrosos procedentes de hospitales, fundamentalmente los infecciosos, con el fin de establecer prioridades para acciones preventivas sobre la base de los peligros para la salud humana y el ambiente éstos representan.

Almacenamiento primario: Aquel que se realiza mediante la utilización de dispositivos, acordes con estas Normas, en cada área del establecimiento de salud. Almacenamiento final: Proceso mediante el cual se reagrupan por un tiempo definido, los desechos provenientes de las diferentes áreas del establecimiento de salud. Área de transferencia: Lugar en el cual se almacenan temporalmente los desechos generados en las áreas del establecimiento de salud.

Agente biológico: Los microorganismos, sus metabolitos o derivados que se utilizan con fines terapéuticos o de investigación.

Atención a la salud: El conjunto de servicios que se proporcionan con el fin de proteger, promover y restaurar la salud humana y animal.

Agente infeccioso o patógeno: Agente biológico capaz de producir enfermedad en un hospedero susceptible.

4. DEFINICIÓN DE TÉRMINOS.

4

Desecho: Todo material

CEPIS: El Centro Panamericano de Ingeniería Sanitaria y Ciencias del Ambiente (CEPIS) es la Unidad de Saneamiento Básico del Área de Desarrollo Sostenible y Salud Ambiental (SDE) de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Fue creado en 1968 y desde entonces funciona en Lima, Perú. El Gobierno Peruano le facilitó las instalaciones y cubre parte de los gastos operativos. Forma parte de la División de Salud y Ambiente de la OPS y desarrolla sus actividades con el apoyo de las Oficinas de Representación de la OPS/OMS en los países.

Desecho infecto-contagioso: El que contiene bacterias, virus u otros microorganismos con capacidad de causar infección o que contiene o puede contener toxinas producidas por microorganismos que causan efectos nocivos a seres vivos o al ambiente humano.

establecimientos relacionados con el sector salud, humana o animal, cualquiera sea su naturaleza u origen, destinado al desuso o al abandono.

Contaminación microbiana: Entrada o presencia de microorganismos indeseables en un organismo, objeto o material.

Derivado biológico: metabolitos o derivados de un microorganismo utilizado con fines terapéuticos o de investigación.

Cremación: Proceso para la destrucción de partes orgánicas y residuos patológicos mediante la combustión.

Desecho patológico: desecho biológico o derivado biológico que posea la potencialidad de causo enfermedades en todo ser vive.

5

producida

generada

sustancia

los

en

o

o

Esterilización: El acto o proceso de destrucción completa de toda forma de vida microbiana y otras formas de vida, incluyendo esporas, por medios químicos o físicos. Furanos: cuyo nombre genérico es policloro-dibenzofuranos (PCDF) son un grupo de 135 compuestos de estructura y efectos similares a las dioxinas y cuyas fuentes de generación son la misma. Se considera que estos compuestos son los contaminantes principales de los policlorobifenilos (PCB).

Dioxinas: cuyo nombre genérico es policloro dibenzo-p-dioxinas (PCDD) son el nombre con el que se conoce a un grupo de 75 compuestos formados por un núcleo básico de dos anillos de benceno unidos por dos átomos de oxígeno en el cual puede haber como sustitutos de uno a ocho átomos de cloro. La dioxina más estudiada y más tóxica es la 2, 3, 7, 8- tetracloro-ibenzo-p-dioxina, conocida comúnmente como TCDD.

Desinfección: Cualquier proceso químico o físico que significa la destrucción de agentes patógenos o microbianos que producen enfermedades. Es esencialmente el proceso que destruirá los agentes infecciosos, generalmente los organismos de enfermedades comunicables.

Establecimiento de atención a la salud: El lugar público o privado, fijo o móvil cualquiera que sea su denominación, que preste servicios de atención a la salud, ya sea ambulatorio o para internamiento de seres humanos y animales.

Desecho anatomopatológico: Son órganos, tejidos, partes del cuerpo, productos de la concepción y fluidos corporales, obtenidos por mutilación, así como por procedimientos médicos, quirúrgicos o autopsia.

Gestión de desechos: se refiere a la clasificación, separación, envasado, almacenamiento temporal, recolección, transporte, tratamiento y disposición final de los desechos infecto-contagiosos.

Hospital: Institución para el tratamiento, asistencia, curación del enfermo y herido y para el estudio de la enfermedad.

6

7

Es

todo

material que

Material radioactivo:

radiaciones ionizantes.

contiene sustancias que emiten

Microorganismo: Forma de vida de dimensiones microscópicas.

Inhumación: acción y efecto de enterrar un cadáver o partes corporales.

Recolección primaria: Operación que se realiza en cada área del establecimiento de salud.

Incineración: Método de tratamiento que consiste en la oxidación de los residuos mediante procesos de combustión controlados a altas temperaturas.

Plasma: Fluido obtenido de la separación de los elementos celulares de la sangre.

Muestra biológica: Tejido o fluido corporal que se extrae de organismos vivos o muertos para su análisis, durante su diagnóstico o tratamiento.

Órgano: La entidad morfológica compuesta por la agrupación de tejidos diferentes que concurren al desempeño del mismo trabajo fisiológico.

Recolección general: Proceso mediante el cual se reagrupan en dispositivos especiales, los desechos almacenados en las diferentes áreas del establecimiento de salud.

Manejo: Conjunto de operaciones dirigidas a darle a los desechos el destino más adecuado, de acuerdo con sus características, con la finalidad de prevenir daños a la salud y al ambiente. Comprende la recolección, almacenamiento, transporte, caracterización, tratamiento, disposición final y cualquier otra operación que los involucre.

En los Centros de Salud, las fuentes de los desechos son muy numerosas e incluyen las salas quirúrgicas, los consultorios, las salas de hospitalización, las faenas sucias, la cocina, lavandería, los tanques y depósitos del Departamento de Mantenimiento, Medicina nuclear y Radiología, entre otros. Igualmente son variados los desechos: restos de alimentos, de medicamentos, fluidos biológicos, gases, desinfectantes, blanqueadores, químicos para limpieza, solventes, aceites, combustibles, pesticidas, reactivos, etc.

Para su manejo, es importante clasificarlos adecuadamente para no mezclar los orgánicos con los inorgánicos o tóxicos, pues los primeros (ej. restos de alimentos) pueden ser usados como abono o alimentos para animales, mientras que los tóxicos requieren un manejo muy especifico, por un personal

Sangre: El tejido hemático con todos sus elementos: componentes celulares y líquidos o plasma. Suero: Fluido obtenido luego de la coagulación de la sangre.

Transporte externo: Movimiento de los desechos desde el área de almacenamiento final, en el establecimiento de salud, hasta el sitio de tratamiento o disposición final.

Tratamiento: Eliminación o modificación de las características físicas, químicas o biológicas, mediante métodos, técnicas o procesos para eliminar el carácter infeccioso o nocivo de los desechos.

Transporte interno: Movimiento de los desechos desde el área de generación hasta el lugar de disposición o almacenamiento final en el establecimiento de salud

Tejido: La entidad morfológica compuesta por la agrupación de células de la misma naturaleza, ordenadas con regularidad y que desempeñan una misma función.

5. Generación de Desechos Hospitalario.

8

Científicamente está demostrado que la cantidad de residuos que cualitativamente pueden considerarse peligrosos representa una pequeña proporción de los que producen en los establecimientos sanitarios. Sin embargo, el riesgo potencial, tanto para el colectivo de profesionales sanitarios, como para los ciudadanos en general, es lo suficientemente importante como para que desde las instituciones y desde los propios profesionales, se tomen todas las medidas necesarias para garantizar los procesos de gestión más adecuados en cada caso.

Los residuos contaminados que se generan en estos establecimientos sanitarios presentan riesgos potenciales para la salud y seguridad de sus trabajadores y para la población en general. Aun cuando el verdadero grado de riesgo no se conoce, ello se ha corroborado por incidentes ocurridos en centros de salud y en trabajadores de limpieza urbana. De allí que exista interés por el manejo adecuado de los residuos de hospitales.

Los residuos más significativos que se generan en los centros de atención medica se denominan residuos infecciosos por ser altamente peligrosos para la salud de las personas que los manejan directamente o indirectamente, como médicos, enfermeras, auxiliares, personal de mantenimiento, servicios de atención al público y trabajadores de la salud en general.

Los residuos que se generan en los centros de atención médica se denominan RESIDUOS INFECCIOSOS, porque son capaces de producir enfermedades infecciosas.

preparado para ello, siguiendo las regulaciones nacionales o internacionales, o bien las establecidas por el propio hospital, para evitar la contaminación del medio ambiente

  • - Concentración suficiente del agente infeccioso como para tener capacidad infectiva.

  • - Presencia de un agente infeccioso en el residuo

Para que ocurra infección debe haber:

9

Cartón, papel y plástico proveniente de empaques de medicamentos.

Elementos abandonados en los pasillos y habitaciones por los visitantes

como cartón residuos de comida y papel. Materiales usados en curaciones como gasas, algodón y suturas. Jeringas, agujas, bisturís, cuchillas, agujas de suturas.

Elementos de tela impregnados de sangre, vómitos y otros líquidos

corporales. Pedazos de manguera y/o tubos utilizados para transfusión de sangre.

Residuos de salas de cirugías, curaciones, tejidos y partes de órganos, entre otros.

∑ Cartón, papel y plástico proveniente de empaques de medicamentos. ∑ Elementos abandonados en los pasillos

En las diferentes áreas de hospitales, centro de atención básica o ambulatoria y demás centros de atención medica, los residuos sólidos están conformados por los siguientes componentes:

  • - Presencia de una puerta de entrada para el acceso del germen huésped.

6. Clasificación de los Desechos Hospitalarios.

  • - Presencia de un huésped susceptible de ser infectado.

10

Aquellos desechos que por su naturaleza, ubicación, exposición, contacto o por cualquier otra circunstancia, resulten contentivos de agentes infecciosos provenientes de áreas de reclusión o tratamiento de pacientes infecto- contagiosos, actividades biológicas, áreas de cirugía, quirófanos, salas de parto, salas de obstetricia y cuartos de los pacientes correspondientes, departamentos de emergencia y medicina crítica, servicios de hemodiálisis, bancos de sangre, laboratorios, institutos de investigación, bioterios, morgues, anatomía patológica, salas de autopsias y toda área donde puedan generarse desechos infecciosos.

Son aquellos cuyos componentes básicos son: papeles, cartones, plásticos, residuos de alimentos, vidrios, componentes de barrido generados en las áreas administrativas, limpieza en general, elaboración de alimentos, almacenes y talleres, siempre y cuando no hayan estado en contacto con los desechos clasificados como B, C, D y E.

Los desechos generados en establecimientos hospitalarios, a los efectos de la Normas para la Clasificación y Manejo de Desechos en Establecimientos de Salud, según Decreto Nº 2.218 del 23 de Abril de 1992, se clasifican en:

Desechos Comunes (Tipo “A”), Desechos Potencialmente Peligrosos (Tipo ”B”), Desechos Infecciosos (Tipo “C”), Desechos Orgánicos o Biológicos (Tipo “D”) y Desechos Especiales (Tipo “E”).

ubicación, contacto o cualquier otra circunstancia puedan resultar contaminados. Se incluyen aquí los provenientes de áreas de hospitalización de los enfermos y de consulta externa.

Son todos aquellos materiales, que sin ser por su naturaleza peligrosos, por su

  • 6.2. DESECHOS POTENCIALMENTE PELIGROSOS (TIPO”B”)

  • 6.3. DESECHOS INFECCIOSOS (TIPO “C”)

  • 6.1. DESECHOS COMUNES (TIPO “A”)

11

Aquellos productos y residuos farmacéuticos o químicos, material radioactivo y líquidos inflamables, así como cualquier otro catalogado como peligroso, no comprendido entre los grupos anteriores. El manejo de este tipo de desecho se hará por separado y se regirá por lo establecido en las “Normas para el Control de la Generación y Manejo de Desechos Peligrosos”, contenidas en el Decreto 2.211 y el Decreto 2.210 “Normas Técnicas y Procedimientos para el Manejo de Material Radiactivo”

La caracterización se basa en análisis físicos y químicos del material que se va a manejar. Los análisis tienen finalidades distintas y varían de acuerdo a los procesos a los que se van a someter estos residuos, como son almacenamiento, recolección interna, transporte y disposición final. Los parámetros más importantes para la caracterización de los residuos, así como la metodología para efectuar los análisis se presentan a continuación.

Los análisis para determinar las características del almacenamiento en las estaciones intermedias y finales son la frecuencia de recolección y la producción por cama. Con esto se puede establecer la forma, tamaño y material de los recipientes a fin de asegurar su fácil manejo y condiciones higiénicas.

Son todas aquellas partes o porciones extraídas o provenientes de seres humanos y animales, vivos o muertos, y los envases que los contengan.

Para determinar las características de recolección es necesario conocer la frecuencia de recojo, para lo cual se debe saber:

6.4. DESECHOS ORGÁNICOS O BIOLÓGICOS (TIPO “D”)

7. CARACTERIZACIÓN DE LOS RESIDUOS SÓLIDOS

6.4. DESECHOS ESPECIALES (TIPO “E”)

12

13

Humedad;

Composición física de la basura;

¿Y LOS RESIDUOS LÍQUIDOS?

Si se trata de incinerar, es importante conocer:

elevados en sólidos volátiles indican la presencia de gran

Para determinar el sistema de disposición es necesario saber:

Cantidad del residuo;

Composición física.

Poder calórico;

Sólidos volátiles y cenizas: los residuos con valores

cantidad de materia combustible, tales como papel cartón, trapos, etc.;

Si se va a reciclar algunos residuos que no constituyen peligro, se deberá saber:

Procedencia de los residuos;

Composición física de los residuos;

Cantidad de cada componente.

Recursos disponibles para la recolección.

Humedad de la basura.

Condiciones sanitarias.

Contenido de nitrógeno (orgánico, amoniacal);

Contenido de fósforo (fosfatos);

Contenido de azufre: sirve para evaluar el potencial de

contaminación del aire generado por el incinerador, pues el azufre se transforma en dióxido de azufre durante la incineración y genera graves problemas de contaminación ambiental. El valor máximo de azufre en los residuos proporciona un elevado porcentaje de azufre por la gran cantidad de sulfatos existentes.

Los residuos líquidos peligrosos se generan principalmente en los servicios de Radiología (revelador y fijador), Anatomía

Los residuos líquidos peligrosos se generan principalmente en los servicios de Radiología (revelador y fijador), Anatomía Patológica (solventes orgánicos, ácidos, colorantes), Laboratorios de Análisis de distintas especialidades (reactivos, solventes orgánicos, ácidos, colorantes), Cirugía (glutaraldehído), entre otros. El revelador y fijador de Radiodiagnóstico constituyen entre un 60 y un 80% de los líquidos peligrosos, en las grandes y medianas instituciones de salud.

Los residuos líquidos peligrosos provenientes de prácticas de salud se encuentran comprendidos entre los residuos especiales. Este tipo de desechos, por su composición y su potencial peligrosidad, deben tener una gestión específica y ser eliminados de manera diferenciada de los patogénicos, de los asimilables a domiciliarios y de los fluidos corporales.

Si se está implementando un plan de acción o un programa es recomendable que se realice un relevamiento exhaustivo de los líquidos peligrosos que se generan como desecho en cada sector, para poder establecer normas adecuadas de manipulación y disposición.

8. MEDIDAS DE CONTROL ADAPTADAS A CADA ETAPA SEGÚN EL CENTRO PANAMERICANO DE INGENIERÍA SANITARIA Y CIENCIAS DEL AMBIENTE (CEPIS).

14

Esta se llevará a cabo en un lugar apropiado donde se centralizará el acopio de los desechos en espera de ser transportados al lugar de tratamiento, reciclaje o disposición final y por último, este lugar debe estar ubicado preferentemente en zonas alejadas de las áreas de pacientes, visitas, cocina, comedor, instalaciones sanitarias, sitios de reunión, áreas de esparcimiento, oficinas, talleres y lavandería, y cerca de las puertas de servicio del local, con el fin de facilitar las operaciones de transporte externo.

El personal técnico responsable de brindar los servicios de salud debe encargarse también de clasificar y separar los residuos en el punto de origen, es decir; Identificación de los desechos y de las áreas donde se generan. Es importante separar o seleccionar apropiadamente los desechos según la clasificación.

Temporal o secundario: cuando se realiza en pequeños centros de acopio, distribuidos estratégicamente en los pisos o unidades de servicio, donde se reciben las bolsas plásticas selladas y rotuladas provenientes del almacenamiento primario.

Final o terciario: cuando se efectúa en un sitio adecuado para recopilar todos los desechos de la institución, en el que permanecen hasta ser conducidos al sistema de tratamiento intra-hospitalario o hasta ser transportados por el servicio de recolección de la ciudad.

La recolección consiste en trasladar los residuos en forma segura y rápida desde las fuentes de generación hasta el lugar destinado para su almacenamiento temporal. Los tipos de almacenamiento pueden ser:

Inicial o primario: cuando se efectúa en el lugar de origen o generación de los residuos, bien sea habitaciones, laboratorios, consultorios, quirófanos, etc.

8.2. ALMACENAMIENTO INTERNO.

8.1. MANEJO INTERNO.

15

Exclusividad: el lugar debe ser utilizado solamente para los desechos peligrosos hospitalarios y contar con letreros alusivos a su peligrosidad y bajo ningún concepto se deben almacenar otros materiales. Para los desechos infecciosos se utilizarán contenedores de colores rojos y rotulados con el símbolo internacional de Riesgo Biológico. Este color no podrá utilizarse para otro tipo de desechos. Los patológicos humanos o de animales deberán conservarse a una temperatura no mayor de 4 °C y el período de almacenamiento podrá exceder las 24 h, a menos que ocurra putrefacción de éstos, sin exceder los 4 dias en total.

Higiene y saneamiento: el lugar debe contar con buena iluminación y ventilación, tener pisos y paredes lisos y pintados con colores claros, poseer un sistema de abastecimiento de agua fría y caliente con una presión adecuada. Que permita llevar a cabo operaciones de limpieza rápidas y eficientes; así como contar con un sistema de desagüe apropiado.

El transporte, tratamiento y disposición final son operaciones que se realizan generalmente fuera del centro de salud y las efectúan entidades o empresas especializadas. Sin embargo, algunos centros u hospitales por su complejidad y magnitud cuentan dentro de sus instalaciones con sistemas de tratamiento de residuos.

Seguridad: el lugar debe reunir condiciones físicas estructurales que impidan que la acción del clima ocasione daños o accidentes y que personas no autorizadas ingresen fácilmente en éste. El acceso al área sólo se permitirá al personal responsable de estas actividades.

Este

tipo

de

almacenamiento

deberá

reunir

las

características

técnicas

siguientes:

 

8.3. RECOLECCIÓN Y TRANSPORTE EXTERNO.

16

sistemas

Los residuos infecciosos: Deben ser tratados a fin de reducir o eliminar los riesgos para la salud. No se acepta que sean dispuestos sin tratamiento. Los tratamientos más usuales son la incineración, la esterilización o desinfección química y la esterilización con autoclaves o microondas. La selección de una de estas opciones requiere un estudio previo de las condiciones económicas ambientales del lugar. Las operaciones de tratamiento deben vigilarse constantemente a fin de evitar la posible contaminación del ambiente y riesgos a la salud y serán efectuadas por personal o empresas especializadas.

a) Los desechos peligrosos infecciosos no deberán ser compactados durante su recolección y transporte.

c) El vehículo se deberá utilizar únicamente para el transporte de este tipo de desechos y al concluirse la jornada deberá lavarse y desinfectarse.

Se llevará a cabo con los desechos que cumplan con el envasado, embalado y etiquetado o rotulado. En esta etapa se tendrá en cuenta que:

d) Estos desechos no deberán mezclarse con ningún otro tipo de desechos municipales o industriales.

sometidos a tratamientos específicos o acondicionados para ser

dispuestos en rellenos de seguridad o confinamientos.

8.4. DISPOSICIÓN FINAL.

descarga mecanizados.

características,

especiales:

recolectores

vehículos

residuos

deberán

17

b)

ser

de

sus

con

Los

Los

carga

deben

contar

Según

y

desechos

Artículo 7. Para la recolección de los desechos Tipo “A”, se deben usar recipientes reutilizables con tapa, dentro de los cuales se colocarán bolsas de polietileno, cuyo borde se pliegue hacia el exterior. Tanto los recipientes como las bolsas, deberán tener una capacidad acorde con la cantidad de desechos producidos en el área de generación. Las bolsas deberán ser impermeables y opacas, con una capacidad máxima de 120 lt para una carga que no sobrepase los 30 kg, y un espesor mínimo por cara o película de 0.080 mm.

Los residuos comunes: Pueden ser dispuestos junto con los residuos municipales en rellenos sanitarios. Dependiendo de la composición y características de sus elementos, pueden ser reciclados y comercializados.

Artículo 6. Cada área de generación de desechos en los establecimientos de salud, deberá contar con la cantidad necesaria de recipientes para recolectar y almacenar los desechos producidos.

9. MANEJO DE LOS DESECHOS DENTRO DE LOS ESTABLECIMIENTOS DE SALUD SEGÚN EL DECRETO Nº 2.218 (NORMA NACIONAL)

bolsa deberá estar acorde con el volumen del recipiente usado, según las siguientes características:

  • a) Bolsas plásticas de polietileno de baja densidad, de color blanco opaco,

bolsas de polietileno, cuyo borde se pliegue hacia el exterior. El volumen de la

accionada a pedal, dentro de los cuales se colocarán

Recolección y Almacenamiento Primario

deben usarse recipientes

reutilizables con tapa

impermeables,

térmicamente

garantizar

Sección I

soldadas

y

B

C

el

8.

en

18

fin

de

los

Para

Tipos

fondo,

Artículo

a

Artículo 10. Las piezas descartables punzo-cortantes (agujas hipodérmicas, hojas de bisturí similares) deberán ser previamente dispuestas en recipientes resistentes a cortes o a la acción de objetos punzo-cortantes, tales como botellas de plástico rígido incinerables, cajas de cartón corrugado o de plásticos resistentes u otros, excluyendo cualquier recipiente de vidrio. Una vez llenos los recipientes, se cerrarán herméticamente y se identificarán o serán colocados en bolsas que contengan otros desechos.

con el término “Desechos Peligrosos”, con letras visibles y legibles de color rojo, no menor de cinco (5) cm de altura, incluyendo el logotipo universal para desechos médicos en un tamaño entre 20 y 50 cm de altura, según el tamaño de la bolsa o recipiente. Las bolsas usadas, en el interior de los recipientes, no serán de identificación obligatoria.

Artículo 11. Los fluidos médicos orgánicos generados en los establecimientos de salud, deberán disponerse en recipientes resistentes, impermeables, sellados herméticamente y compatibles con los tratamientos a los cuales serán sometidos.

Parágrafo Único: En caso de desechos Tipos B y C, tratados por esterilización, las bolsas deberán ser de Policloruro de Vinilo (PVC), resistentes a altas temperaturas.

Artículo 9. Todo contenedor o recipiente reutilizable, empleado para almacenar los desechos Tipo B y C, deben ser desinfectados o descontaminados inmediatamente después de cada recolección.

resistencia a las presiones o impactos que pueden ocurrir bajo condiciones normales de manejo.

  • d) Las bolsas y recipientes rígidos, deben estar claramente identificados

  • c) Amarres que aseguren el cierre hermético de las bolsas.

  • b) Espesor mínimo por cara o película, de 0,10 mm.

19

Artículo 12. Los desechos Tipo D, deberán colocarse en recipientes tipo balde, desechables, de polietileno de alta densidad, con tapa de cierre hermético y con asa para su fácil manipulación, o en bolsas plásticas con las características descritas para los desechos Tipos B y C, las cuales se colocarán en cajas de cartón corrugado, cerradas herméticamente y llevadas al área de transferencia correspondiente.

Artículo 14. El transporte de los desechos Tipos B, C y D desde el área de generación o transferencia hasta el lugar de almacenamiento dentro del establecimiento de salud, se hará por lo menos una vez por cada turno de trabajo. Esta actividad se realizará tomando todas las precauciones, para evitar la apertura o rotura de los recipientes.

Artículo 15. El transporte se realizará mediante recipientes o contenedores de plástico metal inoxidable sobre ruedas, de superficie lisa y sin uniones salientes para su fácil limpieza y desinfección. Las dimensiones de éstos estarán acordes al recorrido interno y a las facilidades para su traslado vertical u horizontal en los establecimientos de salud.

Artículo 13. Las dimensiones de los recipientes tipo balde desechables, no deberán ser superiores a 500 mm de diámetro y 500 mm de altura, y las cajas de cartón corrugado de 600 mm de largo x 600 mm de alto x 450 mm de ancho. Estas cajas no deberán ser reutilizadas ..

Artículo 16. Los contenedores o recipientes deberán desinfectarse o descontaminarse diariamente. Estos recipientes no podrán usarse para el transporte de otros materiales sin ser previamente descontaminados por medio de vapor o sustancias desinfectantes.

Parágrafo Único: Bajo ninguna circunstancia se usarán recipientes de lona o tela para el traslado de bolsas con materiales de desechos.

Sección II Transporte interno en el Establecimiento de Salud

20

Artículo 17. Queda prohibido el transporte vertical de desechos Tipos B, C, D y E a través de ductos por gravedad o neumáticos, ni a través de los ascensores destinados al uso del público o personal empleado del establecimiento de salud. Dicho transporte sólo podrá efectuarse utilizando los ascensores previstos para carga o servicio. En caso de no contar con ascensores, deberá trasladarse los recipientes a través de rampas. De no existir éstas, podrán utilizarse los ascensores de uso público, pero en horarios especiales y no coincidentes con el uso de otras personas diferentes a la que transporta el recipiente.

Recinto cerrado, ventilado, con amplitud suficiente para accionar equipos

de transporte.

 

Paredes

y

pisos lisos,

a prueba

de ácidos y álcalis, impermeables,

anticorrosivos y con instalaciones sanitarias para el fácil lavado y desinfección.

Puertas amplias que permitan el movimiento de los contenedores y todas

Artículo 19. Los desechos Tipo A, por su naturaleza, pueden depositarse en contenedores normales para desechos municipales, los cuales deberán colocarse bajo techo y en un espacio adecuado para permitir el servicio de recolección.

Artículo

20. Los

desechos Tipos B, C

y

D,

serán

almacenados en un lugar

establecimiento de salud. Este sitio deberá tener las siguientes

dentro del

características:

Artículo 18. La inspección, vigilancia y control de las actividades de transporte interno en el establecimiento de salud, corresponderá al Ministerio de Salud y Desarrollo Social.

las aberturas protegidas para evitar el ingreso de insectos, roedores y aves.

Almacenamiento

SECCIÓN III

21

Las

juntas

entre

paredes,

pisos

y

techo

de

cava,

la

deberán

ser

redondeadas La altura interna de la cava no deberá ser menor de dos (2) m.

La cava deberá tener, para el lavado y desinfección, un sistema propio y

autónomo.

 

La puerta

la cava debe poseer un dispositivo de

seguridad

de

que

Para almacenar un día, la temperatura deberá estar entre 17º °C y 25º C.

Para almacenar tres (3) días, la temperatura deberá estar entre 1º C y 7º

C.

Para almacenar treinta (30) días, la temperatura deberá ser de 0º C.

Artículo 22. El transporte de los desechos Tipo A, se efectuará mediante el servicio de recolección domiciliaria. El de los desechos Tipos B, C y D se realizará en vehículos con características especiales, los cuales no se usarán para otros fines.

Artículo 21. Los desechos Tipos B, C y D, deberán tratarse el mismo día de su generación. En caso de no ser posible, podrán almacenarse un máximo de treinta (30) días bajo las siguientes condiciones:

garantice la inviolavilidad de la misma. La temperatura interna de la cava no deberá ser superior a 15º C.

La cava será hermética, con presión negativa.

Los pisos y costados deberán ser lisos, de material lavable, a prueba de

Artículo 23. La unidad de transporte de los desechos Tipos B, C y D, tendrán las siguientes características:

ácidos y álcalis, e incorporar un sistema para la recolección y almacenaje de

Transporte Externo en el Establecimiento de Salud

líquidos derramados.

Sección IV

22

Artículo 25. La unidad de transporte deberá estar debidamente identificada con el término “Transporte de Desechos Médicos”, con letras color rojo no menores de 7 cm de altura, en las puertas de carga y en los costados. En estos últimos deberá aparecer el logotipo universal de desechos médicos, con un tamaño no menor de 50 cm.

Artículo 27. Los vehículos utilizados para el transporte de estos desechos, deberán cumplir con las condiciones sanitarias y de funcionamiento óptimos de acuerdo a lo dispuesto en la normativa legal vigente.

Artículo 24. La unidad de transporte deberá estar provista de todos los elementos de seguridad, que permitan hacer frente a cualquier emergencia que pudiera presentarse con los desechos transportados.

Nombre del transportista.

“Desechos Médicos”.

Permiso o registro.

Logotipo universal de desechos médicos.

Parágrafo Único: En la operación de carga y descarga de los desechos no deben haber esfuerzos de compactación.

La unidad de transporte deberá contar con una balanza para realizar la cuantificación de los desechos generados en los establecimientos de salud.

Artículo 26. En las puertas de la cabina de la unidad, deberá aparecer en letras, con una altura no menor de 7 cm, lo siguiente:

Tratamiento y Disposición Final

Sección V

23

Parágrafo Único: En el caso de que el tratamiento de estos desechos se efectúe fuera del establecimiento de salud, se deberá cumplir con lo dispuesto para el almacenaje de los desechos Tipos B, C y D en un lugar dentro del establecimiento de salud, y en lo establecido en las “Normas para el Control de la Generación y Manejo de Desechos Peligrosos”.

Artículo 30. Los desechos generados por la aplicación de algunas de las técnicas o procesos de tratamiento, referidas anteriormente, podrán ser dispuestos en los rellenos sanitarios municipales, según las normas legales vigentes.

Artículo 31. La disposición final de los desechos Tipo A, se regirá por lo establecido en el Decreto 2.216, referido a las “Normas Generales para el Manejo de los Desechos Sólidos de Origen Doméstico, Comercial, Industrial o de cualquier otra naturaleza que no sean Peligrosos”.

Artículo 32. La disposición final de los desechos Tipo E, se regirá por lo establecido en el Decreto 2.211, referido a las “Normas para el Control de la Generación y Manejo de Desechos Peligrosos”.

Artículo 29. El tratamiento de los desechos Tipos B, C y D, podrá realizarse mediante las técnicas o procesos siguientes:

Artículo 33. Todo establecimiento de salud, público o privado, que por su tamaño y tipo lo requiera, a criterio de la autoridad sanitaria competente, deberá

Artículo 28. El tratamiento de los desechos Tipos B, C y D, generados en los establecimientos de salud, deberá realizarse in situ o fuera de él.

  • d) Cualquier otra técnica o proceso, que a criterio de las autoridades

  • a) Esterilización (Autoclave, Gas/Vapor, Irradiación).

competentes, asegure la inocuidad de los desechos.

  • b) Incineración controlada.

  • c) Inactivación térmica.

24

  • a) Capacitación

La incineración de los residuos hospitalarios es una importante fuente de generación y emisión al ambiente de contaminantes tales como dioxinas, furanos policlorados, metales pesados, gases ácidos y material particulado. Todas estas emisiones, en mayor o menor medida, son dañinas para el medio ambiente y la salud. Los incineradores de residuos médicos son también una importante fuente de mercurio al ambiente global. En los últimos años, numerosos incineradores de residuos médicos han cerrado y ha crecido la

Artículo 34. La Dependencia de Saneamiento y Mantenimiento deberá implementar programas de adiestramiento, dirigidos y controlados para el manejo de los desechos que incluyan:

contar con una Dependencia de Saneamiento y Mantenimiento, a cargo de un profesional especializado y con autoridad que le permita el cabal cumplimiento de estas Normas.

Esta etapa es de fundamental importancia para la protección del ambiente, ya que son recomendables los métodos y tecnologías que presenten las menores emisiones contaminantes al ambiente.

como incineradores, cavas, sistemas de refrigeración, esterilizadores, sistemas de vapor, calderas, plantas eléctricas auxiliares y otros.

asegurar las condiciones de asepsia en equipos, instalaciones, elementos auxiliares y locales empleados en el manejo de los desechos.

establecimientos de salud, a fin de que adquieran formación y criterio que

  • b) Programas de saneamiento, mantenimiento, limpieza y desinfección para

  • c) Programas de operación y mantenimiento de instalaciones y equipos, tales

9. INCINERACIÓN (SOLUCIÓN O PROBLEMA AMBIENTAL).

garanticen un manejo seguro y racional de los desechos.

y

entrenamiento

personal

servicio

todo

los

de

25

en

en

el

sustancialmente modificados), entre ellos las dioxinas. Estas sustancias figuran entre los 12 contaminantes orgánicos persistentes que, por el Convenio de Estocolmo de mayo de 2001, se encuentran en un plan de eliminación. En el Anexo C Categorías de fuentes de dicho documento se expresa que: “las siguientes fuentes industriales tienen un potencial de formación y liberación relativamente elevadas de estos productos químicos al ambiente: a) incineradoras de desechos, incluidas las de desechos municipales peligrosos o

preocupación mundial por el rol de estas tecnologías en la contaminación ambiental global por mercurio y dioxinas. Por ejemplo, el Convenio de Estocolmo, vigente en gran parte de los países de América Latina, obliga a la reducción, con el objetivo final de la eliminación, de las emisiones de dioxinas al ambiente e identifica a los incineradores de residuos médicos, entre las principales fuente de esos tóxicos.

Todo tratamiento de residuos genera emisiones. Las mismas se producen fundamentalmente por los materiales constituyentes de los residuos, y por los subproductos que origina el tipo de tratamiento que se usa. En la actualidad esto es analizado prioritariamente, a la hora de recomendar una tecnología como ambientalmente adecuada.

La incineración de residuos con alto contenido de cloro, como el plástico PVC (policloruro de vinilo) presente en los materiales descartables empleados en la atención de salud, implica la generación de nuevos compuestos bioacumulables (es decir que permanecen en la cadena trófica sin ser

En el caso de los residuos hospitalarios la incineración emite al ambiente una elevada cantidad de sustancias tóxicas conocidas (metales pesados, dioxinas, furanos policlorados) y otros componentes aún no identificados cuya potencialidad tóxica se desconoce.

... como dioxinas y furanos en el ambiente, los hornos incineradores de residuos patogénicos figuran entre las principales fuentes de emisión: para la Unión Europea, ocupan el 3° lugar luego de la producción de pesticidas y de la

Para países y regiones donde se miden la presencia de sustancia

médicos

26

”.

Material Particulado: Se genera cuando material no combustible está en suspensión, cuando ocurre una combustión incompleta del material combustible, o cuando se condensan las sustancias vaporizadas. Con el ingreso de aire de combustión aumentan las partículas en suspensión. Las sustancias vaporizadas como consecuencia de las altas temperaturas de combustión, una vez emitidas se condensan sobre la superficie de partículas finas al enfriarse el gas efluente. Las partículas sobre las cuales condensan pueden ser restos de material carbonáceo quemado incompletamente o bien partículas minerales (sales y silicatos).

incineración de residuos municipales; en Estados Unidos, según la Agencia de protección Ambiental en el año 2000, constituyen la 2° fuente más importante. Los efectos de estas sustancias sobre la salud son ampliamente conocidos y sólo se mencionarán algunos aquí. La Organización Mundial de la Salud clasificó a las dioxinas como una de las doce sustancias más tóxicas existentes del grupo de cancerígenos humanos. Otras patologías relacionadas con la exposición a dioxinas son enfermedades cutáneas, daño hepático, impacto sobre el sistema inmunológico y respiratorio en personas que trabajan o viven cerca de plantas de incineración.

Metales tóxicos: aparecen en la emisión como material particulado. La concentración en la emisión dependerá de la mayor o menor presencia en el residuo. Algunos metales son emitidos como óxidos metálicos en tamaños de micrones o menores. Otros metales se volatilizan y se depositan luego sobre partículas pequeñas difíciles de controlar. Los metales que se condensan sobre otras partículas pueden ser: Arsénico, Cadmio, Cromo, Níquel, Plomo, Zinc.

Tóxicos Orgánicos: los tóxicos orgánicos pueden ser quemados completamente y formar CO2 y H20. Sin embargo una combustión incompleta puede crear nuevas especies orgánicas.

Otros contaminantes de interés producidos por la incineración son:

27

Finalmente, para analizar la problemática del tratamiento por incineración y las emisiones al ambiente se aplican algunos principios regulatorios internacionales respecto del cuidado de la salud y el ambiente, por ejemplo, el de precaución: cuando el riesgo presentado por una sustancia, un material, un elemento, no es suficientemente conocido, se deben instrumentar medidas de seguridad como si el riesgo fuera máximo.

Finalmente, para analizar la problemática del tratamiento por incineración y las emisiones al ambiente se aplican

Con respecto a la disposición de cenizas no presenta riesgo en la operación de descarga en un Relleno bien organizado, tratándose de material inerte y no infeccioso. Sin embargo, se recomienda, un monitoreo periódico de la calidad de cenizas.

Gases ácidos: se originan cuando nitrógeno y azufre son liberados durante la combustión. El azufre puede estar presente en los residuos, mientras que el nitrógeno puede ser componente del residuo, encontrándose además presente en el aire de combustión.

Monóxido de carbono: es el producto de la combustión incompleta y su presencia es un indicador de la eficiencia de la incineración. Muchas regulaciones requieren monitorear las emisiones de CO para asegurar adecuadas condiciones de operación del incinerador.

PROBLEMÁTICA AMBIENTAL EN EL MANEJO DE DESECHOS HOSPITALARIOS EN VENEZUELA, CASOS PRÁCTICOS

10.

28

El manejo actual de los residuos observado en muchos hospitales consiste en que todos los residuos, potencialmente infecciosos, de oficina, generales, de comida, de construcción, y materiales químicos peligrosos son todos mezclados cuando se generan, en la recolección, en el transporte de los mismos y en la disposición final. Como resultado de esta deficiencia para establecer y seguir protocolos e infraestructura para la clasificación, los desechos que salen de los hospitales, son en sus conjuntos potencialmente infecciosos y potencialmente peligrosos (químicos). El mayor riesgo lo sufren los trabajadores que manejan la basura (empleados de hospitales, los trabajadores municipales y las personas que viven marginalmente de lo que recolectan de la basura, sin ningún tipo de seguridad ni protección sanitaria. El riesgo para el público general es secundario y ocurre de tres maneras: (1) exposición accidental por contacto con residuos en los basureros municipales; (2) exposición a contaminantes químicos y/o biológicos en el agua; (3) exposición a contaminantes químicos (por ej., mercurio, dioxinas) por incineración de los residuos.

Ley Orgánica del Ambiente

Ley Penal del Ambiente

Ley de Residuos y Desechos Sólidos

Decreto 2216 : Normas para el manejo de desechos sólidos de origen

doméstico, comercial, industrial o de cualquier otra naturaleza que no sean peligrosos Decreto N. 638 : Calidad de aire y contaminación atmosférica

Decreto N. 883: Cuerpos de agua y vertidos o efluentes líquidos

Decreto 1257. Normas para la evaluación ambiental de actividades susceptibles de degradar el ambiente.

11. SOPORTES LEGALES EN EL MANEJO Y TRATAMIENTO DE LOS DESECHOS HOSPITALARIO Y/O CENTRO DE SALUD.

Estudiaremos

varios

casos

tomaron

de

noticias

por

prensa

de

casos

venezolanos.

29

Ley 55 de Sustancias, materiales y desechos peligrosos

Decreto 2635. Normas para el control de la recuperación de materiales

peligrosos y el manejo de desechos peligrosos Decreto N. 2.210: Normas técnicas y procedimientos para el manejo de

material radiactivo Decreto N. 2.218: Normas para la clasificación y manejo de desechos en

establecimientos de salud. Decreto 1847. Reglamento General de plaguicidas

Resolución 40. Mediante la cual se dictan los requisitos para el registro y

autorización de manejadores de sustancias, materiales y desechos peligrosos. Reglamento de las Condiciones de Higiene y Seguridad en el Trabajo

En conclusiones, el manejo de los Desechos Hospitalarios en Venezuela, no ha sido objeto de una vigilancia sistemática que permita garantizar un control efectivo de los desechos potencialmente peligrosos. Los desechos son recolectados con algún grado de precaución únicamente en el manejo interno de los establecimientos, ignorando casi en su totalidad los efectos negativos que éstos pudieran tener en la comunidad que recibe el destino final.

En raras excepciones, la basura contaminada es separada de la basura común y en la mayoría de los casos entregada al sistema de recolección municipal sin ninguna precaución específica, inoculando así al resto de la basura producida en la ciudad, aumentando las condiciones de riesgo para las personas que se dedican a la recuperación en los botaderos o rellenos municipales.

La práctica de manejar los desechos sólidos hospitalarios como simple basura común, conlleva a consecuencias impredecibles y de alto riesgo en la transmisión de enfermedades infectocontagiosas, así como accidentes con objetos cortopunzantes, sustancias tóxicas, inflamables y radiactivas, no sólo

12. CONCLUSIONES

30

Este trabajo se constituye un factor fundamental e integral, en el diseño estructuración y ejecución del Plan de Gestión Integral en el manejo de Residuos Hospitalarios, los organismos estadales responsables en la ejecución de la gestión y los soportes legales y técnicos que están relacionados con esta tema, a su vez, contribuye en nuestra concientización y formación acerca de la importancia de la aplicación de las normativas descritas para la conservación de los recursos naturales y el medio ambiente como pilar fundamental para el desarrollo sostenible del mismo, para beneficio propio y de las generaciones futuras.

Además también se menciona en esta investigación, los problemas que causar al ambiente, la utilización indiscriminada o sin ningún control de los equipos de incineradores, ya que emite hacia la atmosfera, gran cantidad de productos químicos, causados por la combustión de desechos hospitalarios, afectando a las poblaciones aldeanas, en otros países se están buscando técnicas alternativas para minimizar este tipo de control sanitario.

para el personal involucrado directamente en el manejo, sino también para la población externa.

  • 13. Recomendaciones.

  • 14. . Bibliografía.

31