Está en la página 1de 1

Nuevos Horizontes Los rayos del sol ya hacen sobre su rostro, diriguiendoce hacia la costa, an recuerda lo que debo

de hacer para poder cumplir con lo que es su venganza, "Asesinar a su nico amigo", para poder ser un asesino completo, bueno nadie mas que el sabe lo que ha debido de pasar y por que esta aqu. A este paso en dos das mas habra encontrado la costa ah se enbarcara de alguna forma hasta las Tierras que me sealo Rekceb, lugar en cual cree que encontrara respuestas y alguien tendra que saber a quien pertenece esa flecha unico objeto que posee de ese desatrzo da en el cual todo cambio. Dos das de camino hacia el horizonte, se divizan barcos que arriban en el poblado, probablemente un poblado mercante, de seguro no le sera complicado abordar de alguna forma un barco, todo gracias a su union con las Sombras. Como fue aprendido en sus arduos entrenamientos se acerca al poblado tratando de no llamar la atencin, pero por su estatura lo confunden con los grupos de nios que deambulan, as que le es mas facil aun transitar por el poblado. Se escucha a viva voz como los Contra Maestres solicitan tripulacin para los navios o en algunos casos aventureros para tierras lejanas. MARINEROS NO MANCOS NI CIEGOS, BUENA PAGA Y MUCHO RON A BROSNA , se escucha decir a al Contra Maestre de una nave. Brosna, retumba en la cabeza de Aiwi. Mmmmm ese lugar es uno de los que sealo Rekceb, creo que este es mi barco jajajaaja. Acercandoce a la mesa en la cual atiende el Contra Maestre, Yo me anoto como tripulacin para Brosna. El Contra Maestre, mira al mediano y de una gran risa SAL DE AQU MUCHACHO, NO ACEPTAMOS NIOS EN EL BARCO. Con una mirada seria y con una voz mas lugubre que nunca Aiwi dice, yo no soy ningn nio soy un mediano y si eso es inpedimento para estar en el barco de seguro la tripulacion no es manca ni ciega como el Contra Maestre. Los marineros que se encontraban cargando ven la situacin con cara de asombro, desafiar a Contra Maestre de un barco con semejantes palabras en alta mar es caminar por la plancha. Que te crees con hablarme de esa forma pequeo ya veras que el nico manco aqui seras tu, desenvainado su espada y patenado la mesa en contra de Aiwi, quien de un salto la esquiva facilmente. Ya veras pequeo colocare tu cabeza en el mastil del barco para que sepas quien es el que manda aqui. Blandiendo la espada en contra de Aiwi, lanza su ataque