Está en la página 1de 2

TEATRO : MONÓLOGO de presentación

Querido público, soy Rebeca Martínez Hernández, tengo 17 años y estudio 2º de


bachillerato de artes.
He dicho "querido público" porque sin público la vida de un artista no es nada, y para mí
lo que más me gustaría es poder serlo algún dia... En el sentido de que mi vida esté
enfocada a todos los tipos de artes: la interpretación, el dibujo, la pintura, la danza..
Porque es lo que realmente me hace feliz.
Por supuesto, ahora soy una mera aprendiz, y aunque nunca se para de aprender y
absorber nuevos conocimientos, mi objetivo es poder vivir del arte. Un ejemplo :
La interpretación.
Algo que en estos momentos no se puede decir que sea una carrera fácil y segura. No
es fácil porque hay que tener, no suerte... Hay que ser hijo de, amigo de, conocer a...
Total que como no seas alta, rubia y con las tetas en la barbilla, o no tengas padrino,
casi que te lo tienes que currar mucho, mucho, pero que mucho, hasta llegar a
convencer de que vales para esto.
¿Pero sabeís qué?Que yo soy un poco masoca y ya véis, eso es lo que quiero hacer.
Como distracción, pues, amo la pintura y el dibujo, por eso estoy en el bachillerato de
artes, algo que me hace ser el centro de muchos chistes fáciles sobre los estudios, al
principo intentas explicar que es un bachillerato en el que se estudia como cualquier
otro, pero que al final terminas por no darle mayor importancia, y lo metes en ese
saquito que todos tenemos con la etiqueta de: COMENTARIOS INÚTILES, y le das el
honor de posicionarle con tu número preferido, para mí, el 11.

Me considero una persona un poco supersticiosa, me gusta pensar que evitando, o por
el contrario, haciendo una serie de acciones puedo tener un cierto control en mi vida.Y
aunque suene penoso, sí, lo admito, leo el horóscopo, pero no cualquiera, sino el del 20
minutos, que por lo menos conmigo acierta un tanto por ciento elevado.

Desde pequeñita me he subido al escenario para realizar playback, obras, coreografías,


etc y hasta ahora sigo con esa afición. Éste es mi 3º año en ésta escuela y de momento
estoy contenta , muy contenta , puesto que he aprendido mogollón de cosas que me
sirven a la hora de salir a escena:
1º seguridad, porque no soy vergonzosa pero muy muy insegura, siempre veo el vaso
medio vacío, aunque no creo que sea tan pesimista, simplemente prefiero ponerme en
lo peor, para luego no llevarme ninguna desilusión.
2º Tener mucha complicidad con mis compañeros de escena, la confianza es algo, que
poco a poco voy recuperando, tras perderla por muchos problemas personales, ésto,
algo muy importante para mí, me afectaba en escena, y cada vez más rompo esa
barrera, gracias a ellos.
Hay tantas cosas que he aprendido que podría estar horas sólo hablando de eso, sin
embargo creo que hay cosas de mí que todavía me falta contaros.

Mi idea de artista, es una persona que tiene algo que contar, yo creo que una manera
muy interesante de mostrar conceptos e ideas es la expresión corporal, más
concretamente la danza. Yo bailo clásico, y me encanta.
Hago ballet, estoy aprendiendo con puntas, y tengo muy presente que ser bailarina es
algo más complicado que ser actriz , pero como dije antes, me gustan los retos y si no
es profesionalmente, siempre puedo complementar el baile y el movimiento con lo que
sea mi profesión.
Claro, yo estoy hablando de lo que me gustaría ser a mí, pero, siempre hay que
escuchar muchas opiniones, y a veces es importante que familiares o amigos te den su
opinión acerca de cómo te ven, o qué puede ser lo mejor para tí y tu futuro. La verdad
es que yo no tengo esa opinión, mis padres no me dicen nada para no influir en mi
decisión, a mí me parece que es una postura por su parte muy positiva y que muchos
querrían tenerla de sus padres, pero hay veces que necesitaría una opinión, algo
orientativo, y creo que mis padres podrían ayudarme, siempre claro, respetando mi
decisión.

Mi problema es que no sé lo que quiero, doy muchas vueltas a la cabeza y tengo miedo
de equivocarme, tanto, que muchas veces dejo pasar cosas que luego me arrepiento,
eso sí, una cosa tengo claro ´, mi vocación al mundo artístico, y en eso no voy a dudar,
intentaré por todos los medios llegar a lograr que mi trabajo sea hacer sentir todo tipo
de emociones a los demás, para eso, me formaré, viajaré y experimentaré situaciones y
estados diferentes para poder transmitir con honestidad.
Gracias a quien sea, me considero una persona independiente y luchadora, ¡ah! Y una
amante de París, que hasta conocerlo el año pasado, no podía imaginar lo hermosa que
es esa ciudad, su cultura, su idioma, sus núcleos bohemios, etc.
La frase "Siempre me quedará París", para mí, es un resumen perfecto, si alguna vez
tuviera que desaparecer y empezar de nuevo, París sería mi destino; ¿Pero podré
aguantar hasta tal límite? Esa es otra de mis miles de preguntas sin respuesta.

Muchas gracias

•REBECA MARTÍNEZ 3º SENIOR

Intereses relacionados