P. 1
Ley de Costos y Precios Justos

Ley de Costos y Precios Justos

|Views: 1.617|Likes:
Publicada Gaceta Oficial 39715 del 18 Julio 2011 y Decreto N° 8.331 con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Costos y Precios Justos.
Publicada Gaceta Oficial 39715 del 18 Julio 2011 y Decreto N° 8.331 con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Costos y Precios Justos.

More info:

Published by: Camara Comercio Lara on Jul 19, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/09/2013

pdf

text

original

1   

DECRETO CON RANGO Y FUERZA DE LEY DE PROTECCIÓN Y DEFENSA DE LOS DERECHOS ECONÓMICOS DE LAS PERSONAS EN EL ACCESO A LOS BIENES Y SERVICIOS -COSTOS Y PRECIOS-

2   

EXPOSICION DE MOTIVOS

El sistema económico venezolano, antes de 1999, se regía por una constitución creada para beneficiar los grandes grupos capitalistas. Las políticas diseñadas e instrumentadas durante los gobiernos electos bajo el sistema de representatividad en materia de precios y salarios, siempre perjudicaron a la clase trabajadora y por sobre todo a los intereses de la nación. Haciendo un análisis cronológico de las políticas de precios de los últimos veinte (20) años, observamos cómo las mismas siempre estuvieron dirigidas a favorecer el desarrollo del modelo capitalista (liberalismo económico) en detrimento del pueblo y de la nación. Durante algunos gobiernos de la llamada democracia representativa las recetas económicas aplicadas provenían del Fondo Monetario Internacional, las políticas de liberación de precios y eliminación de los subsidios, nada más y nada menos significaron el ataque frontal contra la clase de menores recursos económicos con las consecuencias realmente traumáticas que condujeron a la explosión social conocida como el Caracazo (1989). Se sustentó este período en la explotación de los trabajadores y trabajadoras, incremento de los precios generando una alta inflación y aumento de la inversión extranjera debido a las condiciones de explotación que el gobierno creó con el fin último de entregar nuestras riquezas. Sus programas concretos fueron: eliminación del control de precios, establecimiento de un régimen cambiario que se tradujo en el más grande foco de corrupción aparecido en la era representativa, (cambio flotante y el crawlig peg), el famoso Plan Brady para reducir la deuda externa, la fluctuación de tasas de intereses que beneficiaron a grande grupos económicos y a los políticos de turno y el programa perverso de privatizaciones. Como consecuencia de la

3   

reacción social del 89, en los años 94 y 95 se retoma la necesidad del control de precios de artículos de primera necesidad, vinculados con la canasta de consumo que utiliza el Banco Central de Venezuela (BCV). A partir de entonces las políticas económicas de los gobiernos de turno no fueron capaces de frenar las espirales inflacionarias, generando desconfianza en las inversiones y pérdida de credibilidad en la moneda nacional. Algunas de las políticas que emplearon estos gobernantes estuvieron centradas en el control de precios, medidas que devinieron en procesos inflacionarios. Estas situaciones incrementaron la desinversión privada, generando una escasez gradual. Lo que históricamente estaba ocurriendo era la ratificación del comportamiento histórico que los grupos de poder nacionales y extranjeros tenían sobre el país: se aumentó el impuesto al consumo suntuario y ventas al mayor hasta 16,5%, se aumento el precio de la gasolina entre el 500 y 600%, se continuó con el proceso de privatización de los activos del Estado, se aplicó la política de liberación del régimen cambiario para que fuera el mercado el que estableciera el valor de la divisa extranjera, se desarrolló el proceso de Apertura Petrolera a la inversión privada, se inició la privatización de las empresas de la Corporación Venezolana de Guayana, de las compañías eléctricas del Estado y como si fuera poco se entregó en concesión la construcción, mantenimiento y administración de carreteras y autopistas a empresas extranjeras. Todo ello en beneficio del gran sistema capitalista. Desde 1998 hasta la fecha, período que coincide con la revolución bolivariana, la política se ha centrado en garantizar el bienestar del trabajador y trabajadora a través de la regulación de los productos de primera necesidad, incremento progresivo del salario mínimo y protección de los industrias de bienes y servicios considerados fundamentales para el buen vivir de los venezolanos y venezolanas, creación

4   

de nuevos sistema de producción y distribución directa de alimentos que ha significado la repotenciación del poder adquisitivo del salario de los trabajadores y trabajadoras, el establecimiento de nuevas instancias públicas que defienden los derechos de las personas a contar con servicios y bienes en las mejores condiciones posibles. Sin embargo, se requiere profundizar en nuevos esquemas más profundos y efectivos que realmente garanticen la sostenibilidad de las mejores condiciones de vida de los ciudadanos y ciudadanas y ataquen las reales causas por las cuales el salario del trabajador se ve mermado en su capacidad de compra. Es por ello, que a pesar que se han venido haciendo esfuerzos desde el Ministerio del Poder Popular para el Comercio y concretamente desde el Instituto para la Defensa de los Derechos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, estos sólo se han limitado a la fiscalización de los precios y a la imposición de multas, mecanismo que a pesar de haber controlado algunos focos especulativos y de acaparamiento no han sido suficientes para evitar la afectación del poder adquisitivo del trabajador y trabajadora y los procesos inflacionarios. En Venezuela los derechos económicos de las personas en el acceso a los bienes y servicios establecidos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, son defendidos por el Instituto para la Defensa de los Derechos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (INDEPABIS), creado por Ley el 1 de febrero de 2010, publicado en la Gaceta Oficial Nº 39.358, siendo su objeto la defensa, protección y salvaguarda de los derechos e intereses individuales y colectivos en el acceso de las personas a los bienes y servicios para la satisfacción de las necesidades, estableciendo los ilícitos administrativos, sus

5   

procedimientos y sanciones; los delitos y su penalización, el resarcimiento de los daños sufridos, así como regular su aplicación por parte del Poder Público con la participación activa y protagónica de las comunidades, en resguardo de la paz social, la justicia, el derecho a la vida y la salud del pueblo. Sin embargo a pesar del alcance del objeto, en la práctica este Instituto no posee la capacidad jurídica y operacional necesaria y suficiente para abordar tan importante misión. La protección y defensa de las personas en cuanto a sus derechos económicos se vio restringida por la incapacidad estructural y jurídica del ente. No se tenía cobertura nacional, la existencia de un excesivo centralismo en las decisiones administrativas, la carencia de regulaciones y controles en las estructuras de costos de los proceso productivos y de servicios, la carencia de un sistema de información nacional de precios y la ausencia de nuevos mecanismos de articulación con las instancias del poder popular son los elementos detonantes de la urgencia en el fortalecimiento de esta instancia. De allí la necesidad orgánica de crear una nueva estructura, de mayor rango y con amplias facultades, capacidad estructural y recursos presupuestarios que garanticen con seguridad la atención y cumplimiento de los derechos económicos de las personas en el acceso a los bienes y servicios señalados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Las acciones del Indepabis se han limitado solo a la fiscalización y a la imposición de sanciones por la violación de normas que regulaban las relaciones de consumo, muchas de

6   

las cuales no se les daba seguimiento y por ende sus respuestas no eran inmediatas, generando una imagen de incapacidad en la opinión pública nacional. Además no se atendían algunos problemas de fondo como los son: el liberalismo existe en la conformación de las estructuras de costos y sus distintos niveles de ganancias que no han sido controlados y que son causa y razón de los altos índices inflacionarios en el país, y la administración e información de los precios en sus distintos ámbitos de distribución y comercialización que son necesarios identificar de manera de controlar y sancionar los ilícitos especulativos, de acaparamiento y de alteración de ofertas en el sistema económico local. Los sectores adversos a la promoción y consolidación de una nueva sociedad más humana, de economía productiva, ambientalmente sustentable y con apego a la justicia social, se oponían y se siguen oponiendo a la regulación de estos temas tan relacionados y estratégicos para la salud y estabilidad y bienestar económico nacional, es urgente atender temas como: a) la regulación y control de costos, b) la defensa y protección de los derechos económicos de las personas en el acceso a los bienes y servicios y c) la administración e información de los precios de los productos regulados o no. Y ello es así, debido a que es allí donde se juega a crear las bases de dependencia y control económico de los grupos poderosos, nacionales y transnacionales, para controlar y destruir cuando ellos decidan las bases de la economía nacional, no importándole que tan duro se vea afectado el pueblo. Por ello, hasta la fecha, el marco legal se había edificado de manera desconectada y con ausencia de

7   

una regulación común que evitara tal estrategia, dañina a los intereses de la nación y del pueblo. Venezuela es un Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia, que propugna la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político, en este sentido debe garantizar que todas las personas puedan dedicarse libremente a la actividad económica de su preferencia, sin más limitaciones que las previstas en la Constitución y las que establezcan las leyes, por razones de desarrollo humano, seguridad, sanidad, protección del ambiente u otras de interés social. Para ello y de acuerdo con lo establecido en el Art. 112 de la Constitución, el Estado promueve la iniciativa privada, garantizando la creación y justa distribución de la riqueza, así como la producción de bienes y servicios que satisfagan las necesidades de la población, la libertad de trabajo, empresa, comercio, industria, sin perjuicio de su facultad para dictar medidas para planificar, racionalizar y regular la economía e impulsar el desarrollo integral del país. Pero esta premisa no implica el desarrollo de un modelo perverso de ilimitadas ganancias tal como existe en los modelo capitalistas desarrollados en el mundo, sino la libre competencia sustentada en una justa ganancia que el estado por razones de seguridad nacional debe vigilar y controlar de manera que sus niveles no pongan en riesgo la generación de bienes y servicios necesarios para la vida humana y se transforme en un detonante en los precios que atente contra la seguridad económica de la nación.

8   

El desarrollo de formas monopólicas en el país, se ha constituido en la práctica y política más común de muchos empresarios que ha dominado por años el mercado de bienes y servicios, tanto a nivel local, como regional y nacional, no importándoles cómo con este comportamiento ha afectado la capacidad adquisitiva de los trabajadores y trabajadoras venezolanas, y lo más grave aún es que ha sido la causa radical del aumento desproporcional de precios en muchos renglones de productos y servicios que consecuentemente han ocasionado altos índices anuales de inflación que atentan contra la estabilidad económica de la nación poniendo con ello en manos del sector privado la vida de los seres humanos y el control de la posibilidad de satisfacción de las necesidades primarias que es una competencia fundamentalmente del estado venezolano. Los abusos flagrantes de este poder monopólico en muchos sectores de la economía ha originado que la base de acumulación de capital se derive de los elevados márgenes de ganancia que implica el alza constante de precios sin ninguna razón más que la explotación directa e indirecta del pueblo. Todo lo anterior, genera un grave perjuicio a toda la población debido a la disminución del poder adquisitivo a través del establecimiento unilateral de precios y por sobre todo del control de la producción de bienes y servicios que son de primera necesidad en manos de personas inescrupulosas. Por ello, el estado está obligado, dentro de un concepto justo y razonable de ganancia, a establecer límites que impidan los hechos especulativos que degeneran en hechos inflacionarios. El artículo 113 de la Constitución establece que el estado no permitirá monopolios, siendo éstos declarados contrarios a los principios fundamentales de la carta magna, y deben ser evitados en sus distintas formas ya sea cualquier acto, actividad, conducta o acuerdo de los y las particulares que tengan por objeto el establecimiento de

9   

un monopolio o que conduzcan, por sus efectos reales e independientemente de la voluntad de aquellos o aquellas, a su existencia, cualquiera que fuera la forma que adopte en la realidad. Por otra parte, el Estado debe contar con un sistema de registro y supervisión de costos que le permitan regular de manera justa los niveles de ganancias en cada uno de los renglones y sectores económicos donde se producen bienes y servicios, siendo contrario al interés del Estado y del Pueblo el abuso de la posición de dominio que un particular, un conjunto de ellos o ellas o una empresas o conjunto de ellas, adquiera o haya adquirido en un determinado mercado de bienes o de servicios, con independencia de la causa determinante de tal posición de dominio, así como cuando se trate de una demanda concentrada. En todos los casos antes indicados, el Estado debe adoptar las medidas que fueren necesarias para evitar los efectos nocivos y restrictivos del monopolio, del abuso de la posición de dominio y de las demandas concentradas, teniendo como finalidad la protección del público consumidor, los productores y productoras y el aseguramiento de condiciones efectivas de competencia en la economía. Es responsabilidad del estado la prevención, control y sanción de todo ilícito económico y fundamentalmente, tal como lo señala el artículo 114 de la Constitución, la especulación, el acaparamiento, la usura, la cartelización y otros delitos conexos, los cuales deben ser penados severamente de acuerdo con la ley. El estado necesita conocer la estructura de costos y de precios de manera de cumplir con su función protectora y supervisora. Para lograr esto el estado creará las instancias y mecanismos tecnológicos y humanos que permitan el registro a nivel nacional, regional, local y comunal de todos los costos y

10   

precios tanto de bienes como de servicios, tanto en su producción primaria como en el recorrido que realiza a través del circuito de comercialización, de manera de evitar los focos especulativos y otros delitos que atentan contra la estabilidad económica del sistema de precios y consecuentemente contra la inflación. Igualmente debe fortalecer el sistema nacional de denuncias y de actuaciones y fiscalizaciones de manera de garantizar el derecho que tiene todo ciudadano y ciudadana a reclamar cuando se observa un ilícito económico que afecta a un individuo o a un colectivo y a ser protegido por el Estado. Es importante destacar lo que señala el artículo 115 de la Constitución en el sentido que el Estado garantiza el derecho de propiedad, siempre y cuando no se atente contra la seguridad y soberanía nacional, por ello, toda persona tiene derecho al uso, goce, disfrute y disposición de sus bienes y el estado velará por que esto se cumpla. El Estado a través de mecanismo adecuados de supervisión y control tiene el deber de velar por que la propiedad esté sometida a las condiciones, restricciones y obligaciones que establezca el marco jurídico legal vigente y sólo con fines de utilidad pública o de interés general o social, mediante sentencia firme y pago oportuno de justa indemnización, el estado podrá declarar la expropiación de cualquier clase de bienes en beneficio del pueblo. El Estado, tal como lo señala el artículo 116 de la Constitución, y en beneficio de la nación y del pueblo, a través del sistema de defensa de los derechos económicos, por vía de excepción, podrá confiscar, mediante sentencia firme, los bienes de personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras, responsables de delitos cometidos contra el patrimonio público, los bienes de quienes se hayan enriquecido ilícitamente al amparo del Poder Público y los

11   

bienes provenientes de las actividades comerciales, financieras o cualesquiera otras vinculadas al tráfico ilícito de sustancias psicotrópicas y estupefacientes. Para realizar tal medida debe contar con sistemas de información que garanticen la correcta, oportuna y justa actuación del estado en beneficio de los intereses del pueblo y de la nación. El Sistema de defensa de los derechos económicos a crear en esta ley, garantizará, según lo señala el artículo 117 de la Constitución, que las personas tengan acceso y dispongan de bienes y servicios de calidad, así como a una información adecuada y no engañosa sobre el contenido y características de los productos y servicios que consumen, a la libertad de elección y a un trato equitativo y digno. Los nuevos sistema: el Sistema Nacional de Precios, el Sistema Nacional de Costos y el Sistema Nacional de Defensa de los Derechos Económicos, serán los mecanismos necesarios para garantizar dicho acceso, de velar por las normas de control de calidad y cantidad de bienes y servicios, de instrumentar los procedimientos de defensa del público consumidor, y de garantizar el resarcimiento de los daños ocasionados aplicando para ello las sanciones correspondientes por la violación de estos derechos. Además, para garantizar la seguridad económica en todos los niveles, y promover una economía saludable con nuevas formas de producción social, el Estado supervisará las asociaciones solidarias, corporaciones y cooperativas, en todas sus formas, incluyendo las de carácter financiero, las cajas de ahorro, microempresas, empresas comunitarias y demás formas asociativas destinadas a mejorar la economía popular, de manera de evitar que reproduzcan el comportamiento especulativo del modelo perverso capitalista.

12   

El Estado Venezolano, en concordancia con el artículo 299, se reserva el uso de la política comercial para defender las actividades económicas de las empresas nacionales públicas y privadas y de acuerdo con el artículo 301, es responsable de promover y defender la estabilidad económica, evitar la vulnerabilidad de la economía y velar por la estabilidad monetaria y de precios, para asegurar el bienestar social del pueblo venezolano. Para finalizar y considerando lo que ha sido señalado como premisa en el Proyecto Nacional Simón Bolívar (2007-2013), es importante destacar que la política de inclusión económica y social de Venezuela debe formar parte del sistema de planificación, producción y distribución orientado hacia el socialismo, donde lo relevante es el desarrollo progresivo de la propiedad social sobre los medios de producción, la implementación de sistemas de intercambios justos, equitativos y solidarios contrarios al capitalismo, avanzar hacia la superación de las diferencias y de la discriminación entre el trabajo físico e intelectual y reconocer al trabajo como única actividad que genera valor y por tanto, que legitima el derecho de propiedad. Todo orientado por el principio de cada cual según su capacidad, a cada quien según su trabajo. La satisfacción de las necesidades sociales está vinculada con el sistema de producción-distribución de bienes y servicios, porque sólo en la medida en que los trabajadores en Venezuela contribuyan con la producción de la riqueza social según sus capacidades, con el desarrollo de sus potencialidades creadoras, aumentan las probabilidades de satisfacer las necesidades sociales. Y, el principio a cada quien, según sus necesidades se basa en la calidad de la

13   

satisfacción, comenzando por satisfacer las necesidades sociales básicas y superar las brechas y déficit persistentes. El modelo productivo responderá primordialmente a las necesidades humanas y estará menos subordinada a la reproducción del capital. La creación de riqueza se destinará a satisfacer las necesidades básicas de toda la población de manera sustentable y en consonancia con las propias exigencias de la naturaleza en cada lugar específico. El Estado conservará el control total de las actividades productivas que sean de valor estratégico para el desarrollo del país y el desarrollo multilateral y de las necesidades y capacidades productivas del individuo social. Esto conlleva identificar cuál modo de propiedad de los medios de producción está mayormente al servicio de los ciudadanos y quienes la tendrán bajo su pertenencia para así construir una producción conscientemente controlada por los productores asociados al servicio de sus fines.

 

14   

INDICE Pág. Exposición de Motivos
Título I: Disposiciones Generales Título II: Del Sistema Nacional de Protección de los Derechos Económicos en el Acceso a los Bienes y Servicios, Costos y Precios Capítulo I: Del Sub-sistema Nacional Supervisión y Seguimiento de Costos Capítulo II: Del Sub-sistema Información de Precios Nacional de

3 15

25 26

de

29

Capítulo III: Del Sub-Sistema Nacional de Protección de los derechos Económicos de las personas en el Acceso a los Bienes y Servicios Título III: De la Defensa y Seguimiento Ciudadano y de la Educación y Participación Popular Capítulo I De la defensa y seguimiento Ciudadano Capítulo II De la Educación y el Adiestramiento Popular para la Defensa de los Derechos Económicos del Ciudadano y Ciudadana Título IV: De la Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los

36

78 78 85

87

15   

Bienes y Servicios; Costos y Precios Capítulo I: Del Órgano Rector Capítulo II: De la Superintendencia Nacional Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, Costos y Precios Título V: De la Fiscalización Procedimientos administrativos y de los

87

88

107 108 114 116 123 123

Capítulo I: De la Fiscalización Capítulo II: Mecanismos alternos de resolución de conflictos Capítulo III: Del inicio del procedimiento administrativo Título VI: De las Sanciones Capítulo I: De las Definiciones de los Ilícitos y delitos económicos, la especulación, el acaparamiento, el boicot, la cartelización, la usura, la estafa y otros ilícitos administrativos Capítulo II: De los Tipos de Sanciones Capítulo III: De las Multas Título VI: De los Delitos y las Penas de los Ilícitos Económicos Capítulo: De los Ilícitos Económicos Capítulo II: De Otros Delitos Disposiciones Transitorias

125 130 131 131 133 136

16   

EXPOSICION DE MOTIVOS

El sistema económico venezolano, antes de 1999, se regía por una constitución creada para beneficiar los grandes grupos capitalistas. Las políticas diseñadas e instrumentadas durante los gobiernos electos bajo el sistema de representatividad en materia de precios y salarios, siempre perjudicaron a la clase trabajadora y por sobre todo a los intereses de la nación. Haciendo un análisis cronológico de las políticas de precios de los últimos veinte (20) años, observamos cómo las mismas siempre estuvieron dirigidas a favorecer el desarrollo del modelo capitalista (liberalismo económico) en detrimento del pueblo y de la nación. Durante algunos gobiernos de la llamada democracia representativa las recetas económicas aplicadas provenían del Fondo Monetario Internacional, las políticas de liberación de precios y eliminación de los subsidios, nada más y nada menos significaron el ataque frontal contra la clase de menores recursos económicos con las consecuencias realmente traumáticas que condujeron a la explosión social conocida como el Caracazo (1989). Se sustentó este período en la explotación de los trabajadores y trabajadoras, incremento de los precios generando una alta inflación y aumento de la inversión extranjera debido a las condiciones de explotación que el gobierno creó con el fin último de entregar nuestras riquezas. Sus programas concretos fueron: eliminación del control de precios, establecimiento de un régimen cambiario que se tradujo en el más grande foco de corrupción aparecido en la era representativa, (cambio flotante y el crawlig peg), el famoso Plan Brady para reducir la deuda externa, la fluctuación de tasas de intereses que beneficiaron a grande grupos económicos y a los políticos de turno y el programa perverso de privatizaciones. Como consecuencia de la

17   

reacción social del 89, en los años 94 y 95 se retoma la necesidad del control de precios de artículos de primera necesidad, vinculados con la canasta de consumo que utiliza el Banco Central de Venezuela (BCV). A partir de entonces las políticas económicas de los gobiernos de turno no fueron capaces de frenar las espirales inflacionarias, generando desconfianza en las inversiones y pérdida de credibilidad en la moneda nacional. Algunas de las políticas que emplearon estos gobernantes estuvieron centradas en el control de precios, medidas que devinieron en procesos inflacionarios. Estas situaciones incrementaron la desinversión privada, generando una escasez gradual. Lo que históricamente estaba ocurriendo era la ratificación del comportamiento histórico que los grupos de poder nacionales y extranjeros tenían sobre el país: se aumentó el impuesto al consumo suntuario y ventas al mayor hasta 16,5%, se aumento el precio de la gasolina entre el 500 y 600%, se continuó con el proceso de privatización de los activos del Estado, se aplicó la política de liberación del régimen cambiario para que fuera el mercado el que estableciera el valor de la divisa extranjera, se desarrolló el proceso de Apertura Petrolera a la inversión privada, se inició la privatización de las empresas de la Corporación Venezolana de Guayana, de las compañías eléctricas del Estado y como si fuera poco se entregó en concesión la construcción, mantenimiento y administración de carreteras y autopistas a empresas extranjeras. Todo ello en beneficio del gran sistema capitalista. Desde 1998 hasta la fecha, período que coincide con la revolución bolivariana, la política se ha centrado en garantizar el bienestar del trabajador y trabajadora a través de la regulación de los productos de primera necesidad, incremento progresivo del salario mínimo y protección de los industrias de bienes y servicios considerados fundamentales para el buen vivir de los venezolanos y venezolanas, creación de nuevos sistema de producción y distribución directa de alimentos que ha

18   

significado la repotenciación del poder adquisitivo del salario de los trabajadores y trabajadoras, el establecimiento de nuevas instancias públicas que defienden los derechos de las personas a contar con servicios y bienes en las mejores condiciones posibles. Sin embargo, se requiere profundizar en nuevos esquemas más profundos y efectivos que realmente garanticen la sostenibilidad de las mejores condiciones de vida de los ciudadanos y ciudadanas y ataquen las reales causas por las cuales el salario del trabajador se ve mermado en su capacidad de compra. Es por ello, que a pesar que se han venido haciendo esfuerzos desde el Ministerio del Poder Popular para el Comercio y concretamente desde el Instituto para la Defensa de los Derechos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, estos sólo se han limitado a la fiscalización de los precios y a la imposición de multas, mecanismo que a pesar de haber controlado algunos focos especulativos y de acaparamiento no han sido suficientes para evitar la afectación del poder adquisitivo del trabajador y trabajadora y los procesos inflacionarios. En Venezuela los derechos económicos de las personas en el acceso a los bienes y servicios establecidos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, son defendidos por el Instituto para la Defensa de los Derechos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (INDEPABIS), creado por Ley el 1 de febrero de 2010, publicado en la Gaceta Oficial Nº 39.358, siendo su objeto la defensa, protección y salvaguarda de los derechos e intereses individuales y colectivos en el acceso de las personas a los bienes y servicios para la satisfacción de las necesidades, estableciendo los ilícitos administrativos, sus procedimientos y sanciones; los delitos y su penalización, el

19   

resarcimiento de los daños sufridos, así como regular su aplicación por parte del Poder Público con la participación activa y protagónica de las comunidades, en resguardo de la paz social, la justicia, el derecho a la vida y la salud del pueblo. Sin embargo a pesar del alcance del objeto, en la práctica este Instituto no posee la capacidad jurídica y operacional necesaria y suficiente para abordar tan importante misión. La protección y defensa de las personas en cuanto a sus derechos económicos se vio restringida por la incapacidad estructural y jurídica del ente. No se tenía cobertura nacional, la existencia de un excesivo centralismo en las decisiones administrativas, la carencia de regulaciones y controles en las estructuras de costos de los proceso productivos y de servicios, la carencia de un sistema de información nacional de precios y la ausencia de nuevos mecanismos de articulación con las instancias del poder popular son los elementos detonantes de la urgencia en el fortalecimiento de esta instancia. De allí la necesidad orgánica de crear una nueva estructura, de mayor rango y con amplias facultades, capacidad estructural y recursos presupuestarios que garanticen con seguridad la atención y cumplimiento de los derechos económicos de las personas en el acceso a los bienes y servicios señalados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Las acciones del Indepabis se han limitado solo a la fiscalización y a la imposición de sanciones por la violación de normas que regulaban las relaciones de consumo, muchas de las cuales no se les daba seguimiento y por ende sus

20   

respuestas no eran inmediatas, generando una imagen de incapacidad en la opinión pública nacional. Además no se atendían algunos problemas de fondo como los son: el liberalismo existe en la conformación de las estructuras de costos y sus distintos niveles de ganancias que no han sido controlados y que son causa y razón de los altos índices inflacionarios en el país, y la administración e información de los precios en sus distintos ámbitos de distribución y comercialización que son necesarios identificar de manera de controlar y sancionar los ilícitos especulativos, de acaparamiento y de alteración de ofertas en el sistema económico local. Los sectores adversos a la promoción y consolidación de una nueva sociedad más humana, de economía productiva, ambientalmente sustentable y con apego a la justicia social, se oponían y se siguen oponiendo a la regulación de estos temas tan relacionados y estratégicos para la salud y estabilidad y bienestar económico nacional, es urgente atender temas como: a) la regulación y control de costos, b) la defensa y protección de los derechos económicos de las personas en el acceso a los bienes y servicios y c) la administración e información de los precios de los productos regulados o no. Y ello es así, debido a que es allí donde se juega a crear las bases de dependencia y control económico de los grupos poderosos, nacionales y transnacionales, para controlar y destruir cuando ellos decidan las bases de la economía nacional, no importándole que tan duro se vea afectado el pueblo. Por ello, hasta la fecha, el marco legal se había edificado de manera desconectada y con ausencia de

21   

una regulación común que evitara tal estrategia, dañina a los intereses de la nación y del pueblo. Venezuela es un Estado Democrático y Social de Derecho y de Justicia, que propugna la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político, en este sentido debe garantizar que todas las personas puedan dedicarse libremente a la actividad económica de su preferencia, sin más limitaciones que las previstas en la Constitución y las que establezcan las leyes, por razones de desarrollo humano, seguridad, sanidad, protección del ambiente u otras de interés social. Para ello y de acuerdo con lo establecido en el Art. 112 de la Constitución, el Estado promueve la iniciativa privada, garantizando la creación y justa distribución de la riqueza, así como la producción de bienes y servicios que satisfagan las necesidades de la población, la libertad de trabajo, empresa, comercio, industria, sin perjuicio de su facultad para dictar medidas para planificar, racionalizar y regular la economía e impulsar el desarrollo integral del país. Pero esta premisa no implica el desarrollo de un modelo perverso de ilimitadas ganancias tal como existe en los modelo capitalistas desarrollados en el mundo, sino la libre competencia sustentada en una justa ganancia que el estado por razones de seguridad nacional debe vigilar y controlar de manera que sus niveles no pongan en riesgo la generación de bienes y servicios necesarios para la vida humana y se transforme en un detonante en los precios que atente contra la seguridad económica de la nación.

22   

El desarrollo de formas monopólicas en el país, se ha constituido en la práctica y política más común de muchos empresarios que ha dominado por años el mercado de bienes y servicios, tanto a nivel local, como regional y nacional, no importándoles cómo con este comportamiento ha afectado la capacidad adquisitiva de los trabajadores y trabajadoras venezolanas, y lo más grave aún es que ha sido la causa radical del aumento desproporcional de precios en muchos renglones de productos y servicios que consecuentemente han ocasionado altos índices anuales de inflación que atentan contra la estabilidad económica de la nación poniendo con ello en manos del sector privado la vida de los seres humanos y el control de la posibilidad de satisfacción de las necesidades primarias que es una competencia fundamentalmente del estado venezolano. Los abusos flagrantes de este poder monopólico en muchos sectores de la economía ha originado que la base de acumulación de capital se derive de los elevados márgenes de ganancia que implica el alza constante de precios sin ninguna razón más que la explotación directa e indirecta del pueblo. Todo lo anterior, genera un grave perjuicio a toda la población debido a la disminución del poder adquisitivo a través del establecimiento unilateral de precios y por sobre todo del control de la producción de bienes y servicios que son de primera necesidad en manos de personas inescrupulosas. Por ello, el estado está obligado, dentro de un concepto justo y razonable de ganancia, a establecer límites que impidan los hechos especulativos que degeneran en hechos inflacionarios. El artículo 113 de la Constitución establece que el estado no permitirá monopolios, siendo éstos declarados contrarios a los principios fundamentales de la carta magna, y deben ser evitados en sus distintas formas ya sea cualquier acto, actividad, conducta o acuerdo de los y las particulares que tengan por objeto el establecimiento de

23   

un monopolio o que conduzcan, por sus efectos reales e independientemente de la voluntad de aquellos o aquellas, a su existencia, cualquiera que fuera la forma que adopte en la realidad. Por otra parte, el Estado debe contar con un sistema de registro y supervisión de costos que le permitan regular de manera justa los niveles de ganancias en cada uno de los renglones y sectores económicos donde se producen bienes y servicios, siendo contrario al interés del Estado y del Pueblo el abuso de la posición de dominio que un particular, un conjunto de ellos o ellas o una empresas o conjunto de ellas, adquiera o haya adquirido en un determinado mercado de bienes o de servicios, con independencia de la causa determinante de tal posición de dominio, así como cuando se trate de una demanda concentrada. En todos los casos antes indicados, el Estado debe adoptar las medidas que fueren necesarias para evitar los efectos nocivos y restrictivos del monopolio, del abuso de la posición de dominio y de las demandas concentradas, teniendo como finalidad la protección del público consumidor, los productores y productoras y el aseguramiento de condiciones efectivas de competencia en la economía. Es responsabilidad del estado la prevención, control y sanción de todo ilícito económico y fundamentalmente, tal como lo señala el artículo 114 de la Constitución, la especulación, el acaparamiento, la usura, la cartelización y otros delitos conexos, los cuales deben ser penados severamente de acuerdo con la ley. El estado necesita conocer la estructura de costos y de precios de manera de cumplir con su función protectora y supervisora. Para lograr esto el estado creará las instancias y mecanismos tecnológicos y humanos que permitan el registro a nivel nacional, regional, local y comunal de todos los costos y

24   

precios tanto de bienes como de servicios, tanto en su producción primaria como en el recorrido que realiza a través del circuito de comercialización, de manera de evitar los focos especulativos y otros delitos que atentan contra la estabilidad económica del sistema de precios y consecuentemente contra la inflación. Igualmente debe fortalecer el sistema nacional de denuncias y de actuaciones y fiscalizaciones de manera de garantizar el derecho que tiene todo ciudadano y ciudadana a reclamar cuando se observa un ilícito económico que afecta a un individuo o a un colectivo y a ser protegido por el Estado. Es importante destacar lo que señala el artículo 115 de la Constitución en el sentido que el Estado garantiza el derecho de propiedad, siempre y cuando no se atente contra la seguridad y soberanía nacional, por ello, toda persona tiene derecho al uso, goce, disfrute y disposición de sus bienes y el estado velará por que esto se cumpla. El Estado a través de mecanismo adecuados de supervisión y control tiene el deber de velar por que la propiedad esté sometida a las condiciones, restricciones y obligaciones que establezca el marco jurídico legal vigente y sólo con fines de utilidad pública o de interés general o social, mediante sentencia firme y pago oportuno de justa indemnización, el estado podrá declarar la expropiación de cualquier clase de bienes en beneficio del pueblo. El Estado, tal como lo señala el artículo 116 de la Constitución, y en beneficio de la nación y del pueblo, a través del sistema de defensa de los derechos económicos, por vía de excepción, podrá confiscar, mediante sentencia firme, los bienes de personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras, responsables de delitos cometidos contra el patrimonio público, los bienes de quienes se hayan enriquecido ilícitamente al amparo del Poder Público y los

25   

bienes provenientes de las actividades comerciales, financieras o cualesquiera otras vinculadas al tráfico ilícito de sustancias psicotrópicas y estupefacientes. Para realizar tal medida debe contar con sistemas de información que garanticen la correcta, oportuna y justa actuación del estado en beneficio de los intereses del pueblo y de la nación. El Sistema de defensa de los derechos económicos a crear en esta ley, garantizará, según lo señala el artículo 117 de la Constitución, que las personas tengan acceso y dispongan de bienes y servicios de calidad, así como a una información adecuada y no engañosa sobre el contenido y características de los productos y servicios que consumen, a la libertad de elección y a un trato equitativo y digno. Los nuevos sistema: el Sistema Nacional de Precios, el Sistema Nacional de Costos y el Sistema Nacional de Defensa de los Derechos Económicos, serán los mecanismos necesarios para garantizar dicho acceso, de velar por las normas de control de calidad y cantidad de bienes y servicios, de instrumentar los procedimientos de defensa del público consumidor, y de garantizar el resarcimiento de los daños ocasionados aplicando para ello las sanciones correspondientes por la violación de estos derechos. Además, para garantizar la seguridad económica en todos los niveles, y promover una economía saludable con nuevas formas de producción social, el Estado supervisará las asociaciones solidarias, corporaciones y cooperativas, en todas sus formas, incluyendo las de carácter financiero, las cajas de ahorro, microempresas, empresas comunitarias y demás formas asociativas destinadas a mejorar la economía popular, de manera de evitar que reproduzcan el comportamiento especulativo del modelo perverso capitalista.

26   

El Estado Venezolano, en concordancia con el artículo 299, se reserva el uso de la política comercial para defender las actividades económicas de las empresas nacionales públicas y privadas y de acuerdo con el artículo 301, es responsable de promover y defender la estabilidad económica, evitar la vulnerabilidad de la economía y velar por la estabilidad monetaria y de precios, para asegurar el bienestar social del pueblo venezolano. Para finalizar y considerando lo que ha sido señalado como premisa en el Proyecto Nacional Simón Bolívar (2007-2013), es importante destacar que la política de inclusión económica y social de Venezuela debe formar parte del sistema de planificación, producción y distribución orientado hacia el socialismo, donde lo relevante es el desarrollo progresivo de la propiedad social sobre los medios de producción, la implementación de sistemas de intercambios justos, equitativos y solidarios contrarios al capitalismo, avanzar hacia la superación de las diferencias y de la discriminación entre el trabajo físico e intelectual y reconocer al trabajo como única actividad que genera valor y por tanto, que legitima el derecho de propiedad. Todo orientado por el principio de cada cual según su capacidad, a cada quien según su trabajo. La satisfacción de las necesidades sociales está vinculada con el sistema de producción-distribución de bienes y servicios, porque sólo en la medida en que los trabajadores en Venezuela contribuyan con la producción de la riqueza social según sus capacidades, con el desarrollo de sus potencialidades creadoras, aumentan las probabilidades de satisfacer las necesidades sociales. Y, el principio a cada quien, según sus necesidades se basa en la calidad de la

27   

satisfacción, comenzando por satisfacer las necesidades sociales básicas y superar las brechas y déficit persistentes. El modelo productivo responderá primordialmente a las necesidades humanas y estará menos subordinada a la reproducción del capital. La creación de riqueza se destinará a satisfacer las necesidades básicas de toda la población de manera sustentable y en consonancia con las propias exigencias de la naturaleza en cada lugar específico. El Estado conservará el control total de las actividades productivas que sean de valor estratégico para el desarrollo del país y el desarrollo multilateral y de las necesidades y capacidades productivas del individuo social. Esto conlleva identificar cuál modo de propiedad de los medios de producción está mayormente al servicio de los ciudadanos y quienes la tendrán bajo su pertenencia para así construir una producción conscientemente controlada por los productores asociados al servicio de sus fines.

28   

29   

Decreto Nº xxx xxx de xxxx de 2011 Presidencia de la República Hugo Chávez Frías Presidente de la República Con el supremo compromiso y voluntad de lograr la mayor eficacia política y calidad revolucionaria en la construcción del socialismo bolivariano de la nación venezolana, basada en principios humanistas, sustentado en condiciones morales y éticas que persiguen el progreso de la patria y el colectivo, por mandato del pueblo y en ejercicio de la atribución que le confiere el numeral 8 del artículo 236 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y de conformidad con lo dispuesto en el artículo 1, numerales 2 y 9, de la Ley que Autoriza al Presidente de la República para dictar Decretos con Rango, Valor y Fuerza de Ley en las Materias que se Delegan, en Consejo de Ministros, , Dicta DECRETO CON RANGO Y FUERZA DE LEY DE PROTECCIÓN Y DEFENSA DE LOS DERECHOS ECONÓMICOS DE LAS PERSONAS EN EL ACCESO A LOS BIENES Y SERVICIOS -COSTOS Y PRECIOSTÍTULO I DISPOSICIONES GENERALES Objeto Artículo 1. El presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley tiene por objeto garantizar la protección y defensa de los derechos económicos de las personas en el acceso a los bienes y servicios, a través de la detección oportuna, la

30   

investigación y comprobación tecno legal del ilícito económico y la activación efectiva de los mecanismos reguladores y sancionadores del estado, de manera de velar por que en los distintos procesos socio-productivo se garantice el mantenimiento y estabilidad de precios justos evitando con ello alzas especulativas e inflacionionarias, a la vez que permita a los ciudadanos y ciudadanas el acceso a los bienes y servicios en igualdad de condiciones en el marco de un modelo económico productivo y social donde se protegen los intereses de la población y no del capital, para la satisfacción de las necesidades fundamentales del ser humano, asumiendo la regulación de aquellos sectores estratégicos definidos en el plan de la nación, incorporando de manera determinante el subsistema de articulación y participación activa y protagónica de las comunidades como nuevo factor contralor de los ilícitos económicos, en resguardo de la paz social, la justicia, el derecho a la vida y la salud del pueblo. Ámbito de Aplicación

Artículo 2. El ámbito de aplicación del presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley se circunscribe a: 1. Todos los actos jurídicos celebrados entre productores o productoras de bienes, prestadores de servicios, proveedoras o proveedores de bienes y servicios, y las personas organizadas o no, así como entre éstas, relativos a la producción, fabricación, adquisición o arrendamiento de bienes, a la contratación de servicios, comercialización, distribución y cualquier otro negocio jurídico de interés económico, así como, los actos o conductas de acaparamiento, especulación, boicot, cartelización, usura, alteración de la oferta y demanda y cualquier otro ilícito que afecte el acceso a los alimentos

31   

o bienes declarados o no de primera necesidad, regulados o con tratamiento preferencial, generados por parte de cualquiera de los sujetos económicos de la cadena de producción, distribución, comercialización y consumo de bienes y servicios, desde la importadora o el importador, la almacenadora o el almacenador, el transportista, la productora o el productor, el fabricante, la distribuidora o el distribuidor y la comercializadora o el comercializador, mayorista y/o detallista. 2. Los actos generados por los productores de bienes y los prestadores de servicios con ámbito nacional, regional, estadal, municipal y comunal. 3. Todas aquellas personas, entes u organismos que debido a un proceso de compra-venta, tangible o intangible, de productos, bienes, servicios o por la realización de actividades que implique un costo y un precio, traen implícitas el intercambio económicofinanciero. 4. Las personas naturales o jurídicas que intervengan en la cadena de producción, comercialización y distribución de bienes y servicios. 5. Las personas que realizan intermediación comercial. 6. Toda empresa o cooperativa, o empresa de propiedad social, colectiva, familiar o comunal que realice operaciones comerciales. 7. Toda empresa que realice transacciones por la vía electrónica, portales o plataforma web o a través de sistemas informáticos. 8. Todo acto donde esté implícito un proceso productivo o de prestación de servicios que afecte la economía en su ámbito, nacional, regional, local o comunal. Sujetos de aplicación

32   

Artículo 3. Las disposiciones del presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley serán aplicables a todas aquellas personas naturales y jurídicas que intervengan en la cadena de producción, distribución y comercialización de bienes y servicios. El alcance de este Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley no colide con las competencias propias que en materia de control le otorgue la legislación y realicen los Órganos de la República, los Estados y los Municipios, las mismas deben articularse y generar mecanismos de cooperación en beneficio de los intereses del pueblo y de la Nación. Las asociaciones gremiales que fijaren estándares de precios deberán ser responsables de la revisión y discusión con las autoridades competentes, de los mismos, debiendo ser autorizados por la instancia competente en la materia. Los principios y normas que se deriven de la presente Ley, serán de obligatoria observancia a nivel nacional, regional, estadal, local o comunal; por los órganos públicos que tengan competencia en la materia, así como por quienes deben cumplir tales normativas a nivel privado. Fines Artículo 4. El Estado a través del presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley tiende a garantizar los siguientes fines: 1. Supervisar las respectivas estructuras de costos de todas aquellas personas naturales o jurídicas que intervengan en la cadena de producción, distribución y comercialización de bienes y servicios, con el fin de evitar y controlar los ilícitos especulativos, pudiendo recomendar al ejecutivo nacional, previo estudio económico, la fijación de tasas máximas variables de ganancias en aquellos productos calificados como de primera necesidad, regulados o con tratamiento preferencial, según sea el caso.

33   

2. Sancionar a las personas naturales o jurídicas que por la contraprestación de servicios, actividades o ventas de productos fijen precios especulativos. 3. Velar por la fijación de criterios justos de intercambio económico-financiero. 4. Hacer revisión permanente del sistema socio-productivo nacional, regional, municipal o local, con el objeto de evitar la generación de ilícitos económicos que atenten contra la calidad de vida de la población. 5. Promover, a través de la promoción del buen uso de los excedentes en la producción, el incremento de la eficiencia económica como factor imprescindible para el éxito de la construcción del socialismo. 6. Vigilar por el mantenimiento y sostenibilidad del nivel y la calidad de vida del pueblo venezolano. 7. Supervisar y controlar las conductas de la empresa que pueden considerarse como anticompetitivas y que atentan contra la libertad de competencia, diferenciadas en: aquellas que reducen la competencia entre empresas de un mismo mercado, generando rivalidad en unas relaciones de horizontalidad, o las que ocurren en el ámbito de las relaciones entre sujetos relacionados a nivel de la cadena productiva, entendidas como eslabonamiento vertical. En el caso de prácticas horizontales, la conducta condenable por excelencia, se asocia con la fijación de acuerdos, sea de precios o cantidades, entre empresas competidoras: cartel o colusión. Para el caso de las relaciones de verticalidad, existen un sin número de prácticas que pueden considerarse como anticompetitivas, siendo la forma más común la que se realiza a nivel de comercialización tales como el limitar la competencia, dominar el mercado relevante, aumentar arbitrariamente los beneficios y ejercer de forma abusiva una posición dominante.

34   

8. Favorecer a la inserción de la economía nacional en el área regional e internacional, en concordancia con lo establecido en el artículo 153 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. 9. Crear vías expeditas y efectivas de reclamación y formalización de las denuncias de los y las usuarias y/o los y las consumidoras de servicios y bienes ante precios que sean considerados excesivos e injustificados. 10. Vigilar la sostenibilidad de precios justos mediante el empleo de mecanismos que permitan sincerar costos y gastos y optimizar los excedentes. 11. Realizar estudios económicos a objeto de evaluar y sugerir al ejecutivo nacional medidas referidas a la fijación de precios de los productos y servicios que por su importancia económica o su carácter estratégico beneficien a la mayoría de la población. Principios Artículo 5. Para garantizar el cumplimiento de los derechos económicos establecidos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y las normas económicas derivadas y establecidas en las demás de desarrollo referidas a la seguridad y a la sostenibilidad económica de la nación, el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley se rige por los siguientes principios: Satisfacción de las crecientes necesidades materiales y culturales del pueblo; la protección de la actividad económica sostenible que garantiza la satisfacción de las necesidades primarias del pueblo venezolano; la racionalidad en la planificación económica vinculada con la soberanía e independencia económica; el principio de transparencia y corresponsabilidad social en el manejo de las actividades económicas y el principio de la

35   

defensa de los derechos económicos de los ciudadanos y ciudadanas como una función rectora del estado venezolano. Materia de orden público Artículo 6. Las disposiciones del presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley son de orden público e interés social. Las operaciones económicas entre los sujetos definidos en el Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley, que sean de su interés particular y en las que no se afecte el interés colectivo, podrán ser objeto de conciliaciones o arreglos amistosos.

Bienes y servicios de primera necesidad, regulados o con tratamiento preferencial Artículo 7. Se consideran bienes y servicios de primera necesidad aquellos que por ser esenciales e indispensables para la población, atienden al derecho a la vida y a la seguridad del Estado, determinados expresamente mediante Decreto por la Presidenta o Presidente de la República. Son bienes y servicios regulados todos aquellos que no siendo de primera necesidad forman parte del grupo de bienes y servicios que garantizan una mejor calidad de vida de los ciudadanos y ciudadanas. Son bienes con tratamiento preferencial aquellos que debido a su producción estratégica para la satisfacción de una necesidad humana son subsidiados o presentan un tratamiento especial para su producción o prestación por parte del estado. Ambos bienes, son reconocidos como tal

36   

mediante Decreto emanado por la Presidenta o Presidente de la República. El Ejecutivo Nacional, cuando las circunstancias así lo requieran para garantizar el bienestar de la población, podrá dictar las medidas necesarias de carácter excepcional, en todo o en parte del territorio nacional, destinadas a evitar el alza indebida de precios, acaparamiento y boicot de productos o servicios declarados de primera necesidad o establecer reducciones en los precios de bienes y tarifas de servicios declarados de primera necesidad. Declaratoria de Utilidad Pública Artículo 8: Se declaran, y por lo tanto son de utilidad pública e interés social, todos los bienes necesarios para la satisfacción de las necesidades básicas de los ciudadanos y ciudadanas en el territorio nacional, que son elaborados a partir de las actividades de producción, fabricación, importación, acopio, transporte, distribución y comercialización de bienes y servicios en sus distintas presentaciones. El Ejecutivo Nacional podrá iniciar la expropiación de los bienes pertenecientes a los sujetos sometidos a la aplicación del presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley, sin que medie para ello declaratoria de utilidad pública o interés social por parte de la Asamblea Nacional. El Ejecutivo Nacional puede iniciar el procedimiento expropiatorio cuando se hayan cometido ilícitos económicos y administrativos de acuerdo a lo establecido en el artículo 114 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y por abuso en la venta, venta engañosa de productos u prestación de servicios, por alteración de precios,

37   

especulación, acaparamiento, boicot, cartelización o quienes, conjunta o separadamente, desarrollen o lleven a cabo acciones, incurran en omisiones, que impidan, de manera directa o indirecta la producción, fabricación, importación, acopio, transporte, distribución y comercialización de bienes. El Estado adoptará la medida de ocupación, operatividad temporal e incautación mientras dure el procedimiento expropiatorio, la cual se materializará mediante la posesión inmediata, puesta en operatividad, administración y el aprovechamiento del establecimiento, local, bienes, instalaciones, transporte, distribución y servicios por parte del órgano o ente competente del Ejecutivo Nacional, a objeto de garantizar la disposición de dichos bienes y servicios por parte de la colectividad. El órgano o ente ocupante objeto de procurar la continuidad de la prestación del servicio o de las fases de la cadena de producción y distribución del consumo que corresponda. Parágrafo único: En los casos de expropiación, de acuerdo a lo previsto en este artículo, se podrá compensar el monto de la indemnización o justiprecio previa deducción de lo correspondiente a multas, sanciones y daños causados, sin perjuicio de lo que establezcan otras leyes. De los servicios públicos esenciales Artículo 9. Por cuanto satisfacen necesidades del interés colectivo que atienden al derecho a la vida y a la seguridad del Estado, son servicios públicos esenciales las actividades de transporte de pasajeros, transporte de alimentos, salud, telefonía fija y móvil, electricidad, gas, suministro de agua potable, educación, deporte y recreación. El servicio público

38   

declarado esencial en este Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley debe prestarse en forma continua, regular, eficaz, eficiente, ininterrumpida, en atención a la satisfacción de las necesidades colectivas. Cuando no se preste el servicio en tales condiciones, el órgano o ente competente del Ejecutivo Nacional podrá tomar las medidas necesarias para garantizar la efectiva prestación del servicio. Definiciones de términos Artículo 10. Para los efectos del presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley se considerará: Usuario o consumidor final: Toda persona natural o jurídica, de carácter público o privado, organizada o no, que adquiera, utilice o disfrute bienes y servicios de cualquier naturaleza como destinatario final. Proveedora o Proveedor: Toda persona natural o jurídica, de carácter público o privado, que desarrolle actividades en la cadena de distribución, producción y consumo, sean estos importadora o importador, productoras o productores, fabricantes, distribuidoras o distribuidores, comercializadoras o comercializadores, mayoristas o detallistas de bienes o prestadora o prestador de servicios. Cadena de distribución, producción y consumo: Conjunto de eslabones del proceso productivo desde la importadora o el importador, el almacenador, el transportista, la productora o productor, fabricante, distribuidora o distribuidor y comercializadora o comercializador, mayorista y detallista de bienes y servicios. Importadora o Importador: Toda persona natural o jurídica, de carácter público o privado, dedicada legalmente a la actividad de introducir en el país o recibir del extranjero bienes o productos, artículos o géneros que estén destinados o no a la cadena de distribución, producción y consumo.

39   

Productora o Productor: Las personas naturales o jurídicas, que extraen, industrialicen o transformen materia prima bienes intermedios o finales. Fabricante: Toda persona natural o jurídica, de carácter público o privado, que produzca, extraiga, industrialice y transforme bienes, destinados o no, a la cadena de distribución, producción y consumo. Distribuidora o Distribuidor: Toda persona natural o jurídica, de carácter público o privado, que efectúe la distribución de uno o más bienes o productos, destinados o no, a la cadena de distribución, producción y consumo. Comercializadora o Comercializador o Prestadora o Prestador de Servicios: Toda persona natural o jurídica, de carácter público o privado, que efectúe la comercialización o prestación de servicios, de uno o más bienes o servicios destinados a las personas. TITULO II Del Sistema Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios Artículo 11. El Sistema Nacional de Protección y Defensa de los Derechos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios está conformado por el conjunto de subsistemas creados por el estado venezolano a los fines de garantizar la protección y defensa de los derechos económicos de las personas en el acceso a los bienes y servicios, la previsión y el control de los ilícitos económicos que atentan contra el salario del trabajador y contra una sana economía productiva, la intervención oportuna del estado

40   

ante situaciones que ponen en peligro la seguridad alimentaria y la salud del pueblo venezolano, la supervisión y control de los procesos de estructuración de costos y fijación de precios de manera que no se traduzcan en focos generadores de especulación, acaparamiento e inflación, el manejo oportuno y eficaz de la información de los precios de los bienes y servicios de primera necesidad, regulados o con tratamiento preferencial, de manera de evitar los ilícitos económicos; y el desarrollo, articulación y fortalecimiento del subsistema de contraloría comunal de manera de contribuir con la seguridad y soberanía de la economía venezolana. De los Sub-Sistemas que integran el Sistema Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios Artículo 12. El Sistema Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios está integrado por los siguientes subsistemas: 1) El Sub-Sistema Nacional de Supervisión y Seguimiento de Costos, 2) El Sub-Sistema Nacional de Información de Precios y 3) El Sub-Sistema Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, con el mecanismo de articulación, participación y control social del poder popular: Los Comités para la Defensa y Seguimiento Ciudadano designados por parte de las instancias del poder popular. Del órgano responsable de la operación del Sistema Nacional de Protección y Defensa de los Derechos

41   

Económicos de las personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios Artículo 13. El Sistema Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios, será instrumentado, controlado y evaluado por la Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios. CAPITULO I DEL SUB-SISTEMA NACIONAL DE SUPERVISIÒN Y SEGUIMIENTO DE COSTOS Finalidad del Sub-Sistema Nacional de Supervisión y Seguimiento de Costos Artículo 14. El Subsistema Nacional de Supervisión y Seguimiento de Costos tiene por finalidad el registro, seguimiento y control de la estructura de costos de las distintas unidades productivas de bienes y de servicios a nivel nacional, regional, local o comunal, que es procesada y producida por los distintos órganos de la República, los Estados, los Municipios y las instancias del poder popular. Tiene como competencia la supervisión y el seguimiento de los costos, tanto los referidos a los insumos nacionales como a los importados, a partir del cual se producen y fijan los distintos bienes y servicios en el país, de manera de evitar los ilícitos económicos y sus consecuencias negativas en la economía del país. Dicha información de costos será

42   

solicitada de manera regular, formal y oportuna a los distintos órganos responsables de tales competencias. De los sistemas de información y registro Artículo 15. El Sistema Nacional para la Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y servicios; Costos y Precios se apoyará en sistemas de información y registro que permitan el seguimiento, en tiempo real, de potenciales focos especulativos que por procesos investigativos, de fiscalización o denuncia de los ilícitos económicos, se detecten en cualquier lugar del país. Marcaje obligatorio Artículo 16. En el caso de los bienes declarados de primera necesidad, aquellos regulados o con tratamiento preferencial, el marcaje del Precio de Producción, o Precio Base, será obligatorio, debiendo hacerlo el importador, productor y fabricante según sea el caso. Responsabilidad de Cálculo de los Costos de Producción Artículo 17. El cálculo de los costos de producción es responsabilidad de cada unidad productiva o prestadora de servicios, pública o privada, no obstante la Superintendencia, a través de sus órganos y entes competentes en cualesquiera de las áreas económicas o de servicios: pesca, agricultura, ganadería, alimentación, turismo, industrias mecánicas, metalmecánicas, farmacéuticas, electrodomésticos, construcción, automóviles, textil, vivienda, salud, educación, recreación, cultura, servicios básicos, entre otras, solicitará información detallada, de manera directa o a través de

43   

cualquier sistema tecnológico, del costo de los insumos utilizados en su conformación, incluyendo el referido al costo del talento humano. Se solicitará el Precio que resulta de la combinación de los costos incurridos, tanto los insumos nacionales como los importados, los gastos generales más la respectiva ganancia o excedentes que el productor, fabricante o proveedor de un servicio aspira tener. En aquellos casos en que dicha información no esté disponible en el ente público competente, la Superintendencia Nacional podrá solicitarlo de manera directa, al Productor, Fabricante o Proveedor o Proveedora a los fines de acelerar cualquier acción administrativa que proteja los intereses de la nación y del pueblo venezolano. Precio Base Artículo 18. A los precios determinados e informados por los agentes económicos calificados como productores, fabricantes o prestadores de servicios directos, a cualesquiera de los órganos y entes públicos, se le denominará Precio Base para la determinación del precio final.

CAPÍTULO II DEL SUB-SISTEMA NACIONAL DE INFORMACIÓN DE PRECIOS Finalidad del Sub-Sistema Nacional de Información de Precios

44   

Artículo 19. El Sub-Sistema Nacional de Información de Precios tiene como finalidad el manejo sistemático y recurrente, en forma electrónica y/o física, almacenamiento, cálculo y difusión instantánea de la información relativa a los precios de venta al detal y/o al mayor de todos los bienes y servicios declarados o no de primera necesidad, regulados o con tratamiento preferencial por parte de los productores, fabricantes y proveedoras o proveedores de bienes y los prestadores de servicios, que son registrados por los distintos órganos y entes de la República competente en cada área económica o de servicios, los entes estadales, municipales y comunales, según sea el caso, solicitados por la Superintendencia de manera formal a los fines de cumplir con los fines establecidos en el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley. La Superintendencia establecerá en forma concertada, junto a los entes competentes en cada nivel público y de acuerdo a cada sector económico, la metodología de a seguir para el suministro sistemático y periódico del Sistema Nacional de Información de Precios, considerando los datos y condiciones que deberá poseer la información solicitada, debiendo ser dichos métodos reglamentados por la Superintendencia a los fines de su instrumentación. Definición y Componentes del Precio Artículo 20. El Precio será entendido como el valor económico que se le asigna a un bien o un servicio, y será entendido en sus distintos niveles como: a) Valor económico que se expresa en dinero o en especie, según el caso, y señala la medida que deben tener las

45   

personas para hacerse de un producto o recibir un servicio. b) El precio de venta será el resultado de la estructura de costos que el bien o servicio implican más la tasa justa de ganancia. c) El precio de venta mayorista será el precio que se paga al fabricante o productor para adquirir una gran cantidad de productos, que a los fines del presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley se denominará Precio Base. d) El precio que resulta del proceso de comercialización y Venta será identificado como Precio de Venta al Público. Componentes del Precio. Artículo 21. El precio de los bienes, servicios y actividades se compone de los costos directos, costos indirectos, gastos generales, sean estos de administración, distribución y comercialización, y su respectivo excedente o ganancia, obtenidos con bases a cálculos reales. No será considerado como mecanismo de formación del precio el criterio de oferta y demanda que ha regido en el sistema capitalista. Reglamentación Especial Artículo 22. La Superintendencia elaborará reglamentación especial dirigida a prevenir focos especulativos en la actividad publicitaria, por el impacto del uso de medios y campañas que tienen un alto impacto en la fijación final de los precios de bienes y servicios.

46   

Ajuste de Precios Artículo 23. Si algún productor, fabricante o proveedor, ofreciera un bien o servicio en donde el precio conformado a partir de los costos, gastos y ganancias resultara superior, en igualdad de condiciones en el uso de insumos y criterios de de calidad, con respecto a similares productos o servicios evidenciados en el mercado, el vendedor deberá ajustarse a los rangos detectados por el Sistema de Información de Precios, recibiendo por parte de la Superintendencia las correspondientes orientaciones técnicas. De los cambios en los Precios Artículo 24. En los casos que se requieran cambios en los precios de los bienes y servicios calificados como de primera necesidad, regulados o con tratamiento especial, cada persona natural o jurídica, podrá presentar su solicitud de ajuste ante el órgano competente en la materia, fundamentando: a) Nuevo margen de utilidad. b) Volúmenes de producción y costos de producción mercantil del año anterior, actual y proyección. c) Costos de producción, fabricación o prestación, incluyendo el costo de los salarios. d) Tamaño de la empresa, planta o industria, incluyendo el total de activos fijos y circulantes de las mismas para las que se está solicitando el cambio en el margen de utilidad o ganancia.

47   

e) Rendimiento de la empresa, fábrica o industria con la utilidad o ganancia establecida en la propuesta. f) Inversiones en ejecución, previstas y aseguramiento. g) Otras consideraciones que fundamenten la propuesta.

De las empresas cuyos costos y gastos son superiores a sus ingresos Artículo 25. El estado revisará y determinará la pertinencia de establecer subsidios a los productos o servicios cuyos costos y gastos sean superiores a sus ingresos. Las propuestas deberán ser presentadas ante los órganos o entes competentes en la materia, anexando el estudio de factibilidad económica correspondiente. Su cumplimiento estará sujeto a comprobaciones o inspecciones por parte de la Superintendencia Nacional, adoptándose las medidas que sean establecidas en el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley. Precio de Venta al Público Artículo 26. A los fines de este Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley se entenderá como Precio de Venta al Público el resultado de sumar a los costos y gastos incurridos en el desarrollo de la respectiva actividad productiva o comercial, las utilidades o ganancias esperadas y devenidas de sus respectivas operaciones incluidas los riesgos inherentes a su desarrollo. Justificación del impacto social

48   

Artículo 27. Toda propuesta de establecimiento o modificación de precios de los productos, bienes o servicios declarados de primera necesidad, regulados o con tratamiento preferencial, deberá ir acompañada de una justificación del impacto social que conlleva y del grado de cobertura financiera de los costos correspondientes que implica su creación o modificación. Declaración de los costos y precios Artículo 28. Los productores, fabricantes y las proveedoras o proveedores de bienes y los prestadores de servicios, deben enviar a cada órgano o ente nacional, estadal, municipal o comunal con competencia en la materia, los costos y precios reales de venta al detal y/o al mayor de todos los bienes y servicios que estos expenden o prestan, en cada uno de los locales, establecimientos u oficinas ubicados en el territorio nacional, así como, sus respectivas modificaciones o ajustes, sean o no de primera necesidad, regulados o con tratamiento preferencial. La información a que hace referencia este artículo, debe identificar el nombre de la proveedora o proveedor de los bienes y/o prestador de servicios, el número de registro de información fiscal, ubicación del local u oficina de venta, la fecha de la declaración, el listado de todos los bienes o servicios que producen, prestan o comercializan en ese local u oficina con sus respectivas especificaciones técnicas, el código numérico individual asignado a los productos y/o servicios, el costo de los insumos utilizados, el precio de venta al detal y/o al mayor con los impuestos correspondientes, así como, cualquier otra información que el ente competente requiera.

49   

Para aquellos bienes o servicios que no sean identificados con un código numérico universal se deberá enviar un formato electrónico o planilla complementaria, donde se indique el costo y precio correspondiente a cada unidad del bien o servicio con sus respectivas especificaciones técnicas y calidad en cuestión, según los parámetros establecidos en este Decreto de Rango, Valor y Fuerza de Ley, en los reglamento y las otras normativas que implemente el ente competente. Toda variación en los precios de venta al detal y/o al mayor de cualquiera de los bienes y/o servicios de los declarados de primera necesidad, regulados o con tratamiento preferencial, son aprobadas por el ejecutivo nacional. La Superintendencia Nacional vigilará el proceso de puesta en vigencia de los nuevos precios de manera que se ajusten al marco jurídico existente, a la realidad de los costos del mercado en que se opere y verificará que no atenten contra el bienestar del salario del trabajador o trabajadora o contra la salud de la economía nacional. Plazo para la declaración de los costos y precios Artículo 29. Las proveedoras o proveedores de bienes y los prestadores de servicios, deben informar sobre sus costos y precios a los órganos y entes del Ejecutivo Nacional, a los entes de los estados, de los municipios o de la comuna, según sea el caso, de acuerdo con los procedimientos que cada órgano o ente público o comunal determinen. La Superintendencia, por oficio y de manera concertada, establecerá el mecanismo de solicitud de dicha información, de forma periódica, sistemática, oportuna y en tiempo real. Es

50   

responsabilidad de cada unidad productiva o de prestación de servicios velar por informar y mantener actualizados los datos sobre los costos y los precios de venta ante sus organismos o entes rectores en la materia. El no hacerlo acarrea las sanciones establecidas en el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley. Publicación de los precios de venta Artículo 30. La Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios, creará una base de datos sobre los precios al detal y al mayor, discriminada nacionalmente hasta el nivel parroquial, a partir de la información obtenida de cada uno de los órganos y entes del Ejecutivo Nacional, de los entes del Estado, del Municipio o de las instancias de la comuna, elaborando con ello un boletín informativo el cual deberá ser publicado periódicamente en el Portal Web del Órgano de Adscripción y de la Superintendencia. Libre acceso a la información Artículo 31. Todas las personas naturales o jurídicas que realizan o no cualquier actividad productiva y/o comercial en toda la cadena de producción, comercialización, distribución y consumo de bienes y servicios, podrán tener libre acceso a la información de los precios de venta al detal y al mayor suministrada por las proveedoras o proveedores de bienes y los prestadores de servicios publicada y actualizada periódicamente por la Superintendencia.

51   

Esta información podrá ser utilizada para soportar las denuncias, realizar investigaciones, estudios de mercados, con fines de comercialización o académicos, así como para otros fines que no hayan sido expresamente prohibidos en este Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley.

Accesibilidad de la información Artículo 32. El Sistema de Información de Precios contemplará mecanismos de fácil acceso a la información de todos los precios de venta al detal y/o al mayor en toda la cadena de comercialización de los bienes y servicios de primera necesidad, regulados o con tratamiento preferencial, garantizando al menos la búsqueda por parroquia, zona, urbanización, barrio, comuna o comunidad, por sector económico, por renglón o rubro, por producto o servicio y por local comercial.

CAPÍTULO III DEL SUB- SISTEMA NACIONAL DE PROTECCIÓN Y DEFENSA DE LOS DERECHOS ECONÓMICOS DE LAS PERSONAS EN EL ACCESO A LOS BIENES Y SERVICIOS Definición de los Derechos Económicos Artículo 33. Son derechos económicos de los ciudadanos y ciudadanas los establecidos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y concretamente los que garantizan su participación y consecuente bienestar producido por un sistema económico nacional concebido bajo

52   

el principio de justicia social, con las limitaciones jurídicas correspondientes, que se sustenta en una economía saludable, productiva, competitiva y soberana, donde el estado garantiza la protección de los derechos de las personas al acceso de los bienes y servicios que tiendan al bienestar económico y social del pueblo venezolano. Derechos económicos de las personas en el acceso a los bienes y servicios Artículo 34. Son derechos de las personas en relación a los bienes y servicios declarados o no de primera necesidad, regulados o con tratamiento preferencial: 1. La protección de su salud, seguridad alimentaria, vivienda, educación, servicios básicos y empleo garantizando el acceso a los bienes y servicios producidos en estos sectores. 2. La adquisición de bienes y servicios en las mejores condiciones de calidad y precio, sin condicionamientos, tomando en cuenta las previsiones legales que los rigen sea de naturaleza nacional o importada. 3. La información suficiente, oportuna, clara, veraz y comprensible sobre los diferentes bienes y servicios, puestos a su disposición, con especificaciones de costo del producto, precios, cantidad, peso, características, calidad, riesgo y demás datos de interés inherentes a su elaboración o prestación, composición y contraindicaciones que les permita tomar conciencia para la satisfacción de sus necesidades. 4. La promoción y protección jurídica de sus derechos e intereses económicos y sociales en las transacciones realizadas, por cualquier medio o tecnología idónea. 5. El conocimiento de los aspectos políticos, económicos, sociales y culturales de los procesos de producción, fabricación, importación, acopio, transporte, distribución y comercialización de esos bienes y la generación y prestación de los servicios para ejercer eficazmente la contraloría social

53   

así como los mecanismos de defensa y organización popular para actuar ante los órganos y entes públicos. 6. La reposición del bien o resarcimiento del daño sufrido en los términos establecidos en el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley. 7. La protección de los intereses individuales o colectivos en los términos que establezca el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley. 8. La protección contra la publicidad o propaganda subliminal, falsa o engañosa que induzca al consumismo, los métodos coercitivos que distorsionen la conciencia y las prácticas o cláusulas impuestas por proveedoras o proveedores de bienes y servicios que contraríen los derechos de las personas en los términos expresados en el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley. 9. El derecho a recibir un trato adecuado, y no recibir un trato discriminatorio por los productores, fabricantes o las proveedoras o proveedores de bienes y servicios, ni ser lesionado en sus derechos e intereses por conductas que afecten el consumo de los alimentos o productos o el uso de servicios. 10. Organizarse para la representación y defensa de sus derechos e intereses, y para la defensa de los intereses de la nación. 11. El ejercicio de la acción ante los órganos administrativos y jurisdiccionales en defensa de sus derechos e intereses. 12. El disfrute de bienes y servicios producidos y comercializados en apego a normas, reglamentos técnicos y métodos que garanticen una adecuada preservación del medio ambiente. 13. La protección en los contratos de adhesión, que sean desventajosos o lesionen sus derechos e intereses y a retractarse por justa causa. 14. La protección en las operaciones a crédito con las proveedoras o proveedores de bienes y servicios.

54   

15. La protección ante proveedoras o proveedores que expendan bienes o servicios, que no cumplan con las autorizaciones o permisos legales o reglamentarios. 16. El retiro o desistimiento de la denuncia y la conciliación en los asuntos de su interés, siempre que no se afecten intereses colectivos. 17. La disposición y disfrute de los bienes y servicios, de forma continua, regular, eficaz, eficiente e ininterrumpida. 18. La prestación de los servicios de educación, recreación y servicios básicos ofrecidos por los privados cuando estos atenten contra el derecho al acceso y disfrute de los mismos. 19. Tener acceso por distintos medios al conocimiento de los costos de producción, precios de venta al detal y/o al mayor de toda la cadena de comercialización de los bienes y servicios declarados o no de primera necesidad, regulados o con tratamiento preferencial de forma libre y gratuita. 20. Los demás derechos que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y la normativa vigente establezcan o aquellos inherentes en el acceso de las personas a los bienes y servicios. Cualquiera de los sujetos de la cadena de distribución, producción y consumo que violen estos derechos, serán sancionados conforme lo previsto en el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley, sin menoscabo de las acciones y responsabilidades civiles, penales y administrativas que correspondan. En el caso de los entes públicos que incurran en ilícitos a los derechos económicos de los ciudadanos y ciudadanas, deberán llevarse a cabo procesos conciliatorios de manera inmediata para evitar la afectación y daños tanto físicos como morales a quienes fueron afectados. Para el caso de comunidades indígenas que presenten sistemas de intercambio comercial distintos a

55   

los tradicionales se elaborará reglamentación especial a tales fines. Finalidad del Sub-Sistema Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos en el Acceso a los Bienes y Servicios Artículo 35. El Sub-Sistema Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos en el Acceso a los Bienes y Servicios tiene por finalidad la supervisión, seguimiento y control en materia de precios y tarifas de los artículos de primera necesidad, regulados o con tratamiento especial declarados como tal por el ejecutivo nacional. Cualesquiera de los sujetos de la cadena de distribución, producción y consumo, de las prestadoras o prestadores de servicio, suministrará a los entes competentes en la materia, de manera recurrente y en determinadas situaciones, información exhaustiva sobre la producción y estructura de costos y precios, así como de las condiciones de venta de cualquier bien que se produzca, importe o comercialice o la prestación de servicios, sean o no de primera necesidad. Dicha información será solicitada y procesada ante los organismos oficiales competentes y en caso de no tenerlos a disposición, podrá requerirlos de manera directa en sus fuentes primarias.

Defensa de las personas en ocasión a los servicios financieros Artículo 41. La Superintendencia conocerá, tramitará, sustanciará y sancionará las trasgresiones al presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley, relativas a la defensa de los ahorristas, asegurados o aseguradas y en

56   

general de las personas, usuarios o usuarias que utilicen los servicios prestados por los bancos, aseguradoras, las entidades de ahorro y préstamo, las operadoras de tarjetas de crédito y otros entes financieros y demás servicios, quienes están obligados a prestarlos en forma continua, regular y eficiente. Denuncias inmobiliarias Artículo 42. Cualquier persona perjudicada en sus derechos o intereses podrá denunciar ante la autoridad competente, cuando se le promocione, oferte, comercialice, se le financie, se le construya o se le arriende un inmueble por aquellos sujetos dedicados a la promoción, construcción, comercialización, arrendamiento o financiamiento de viviendas e inmuebles, cuando violen las disposiciones de este Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley. Obligación de suministro Artículo 43. Los fabricantes, importadoras o importadores y distribuidoras o distribuidores de bienes deberán asegurar el suministro de componentes, repuestos y servicios técnicos durante diez años a partir de su comercialización, a menos que reglamentaciones técnicas determinen otro lapso, que nunca podrá ser menor a siete años. De la Protección de la Salud y Seguridad Alimentaria Artículo 44. Los bienes y servicios puestos a disposición de las personas, no deben implicar riesgos para su salud o seguridad alimentaria, salvo los usuales o reglamentariamente admitidos en condiciones normales y previsibles de utilización. Las personas deberán disponer por los medios apropiados de conformidad con el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley y la demás

57   

normativa que trate la materia de la información suficiente con respecto a los riesgos susceptibles de una utilización previsible de los bienes y servicios, en razón de su naturaleza y de las personas a las cuales van destinados. Comunicación e Información de Riesgos Artículo 45. Las y los responsables de la producción, fabricación, importación, acopio, transporte, distribución y comercialización de bienes o prestadores de servicios, que con posterioridad al momento de ponerlos a la disposición de las personas se percate de la existencia de peligros o riesgos imprevistos para la salud, alimentación o la vida de las personas deberán comunicar inmediatamente el hecho a la autoridad competente e informar a la población sobre la existencia de los riesgos o peligros a que hubiera lugar y deberá hacerse por los medios de comunicación adecuados y demás alternativas informativas, de manera que se asegure una veraz, completa y oportuna información. En este sentido, cualquier medio de comunicación social deberá ofrecer a cualquier ciudadano o ciudadano, y a los entes del estado, sin ninguna restricción los espacios necesarios para informar de manera veraz y oportuna de cualquier amenaza a la seguridad pública.
 

Los avisos a la población estarán a cargo de las y los responsables señalados en el párrafo anterior, quienes serán sujetos de responsabilidad civil, penal y administrativa a que hubiere lugar, debido a los daños ocasionados. Retiro de los Bienes o Servicios que Constituyan Peligro o Riesgo

58   

Artículo 46. En caso de constatarse que un bien o servicio constituye un peligro o riesgo para la salud, aun cuando se utilice en forma adecuada, el sujeto o los sujetos de la cadena de distribución, producción y consumo deberá o deberán, proceder a retirarlo del lugar donde se encuentre, sustituirlo o reemplazarlo a su costo, sin perjuicio de las responsabilidades civiles, penales y administrativas a que hubiere lugar. Retiro de Productos considerados nocivos o dañinos para la salud Artículo 47. Comprobada por cualquier medio idóneo, la peligrosidad, toxicidad o capacidad de contaminación del ambiente de un producto, considerado como nocivo y dañino para la salud, la autoridad competente, realizará lo conducente para el retiro inmediato de dicho producto y la prohibición de ponerlo a disposición de las personas. Sin perjuicio de la competencia del organismo de salud correspondiente y las medidas preventivas que pueden adoptarse.
 

Los daños y perjuicios producidos por la acción de dichos bienes o productos, serán responsabilidad del sujeto o sujetos de la cadena de distribución, producción y consumo. Prohibición de Importación de Productos considerados nocivos o dañinos para la salud Artículo 48. Se prohíbe la importación, fabricación y comercialización de bienes cuyo consumo haya sido declarado nocivo para la salud por las autoridades nacionales o de su país de origen. Serán sancionados de acuerdo con el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley y demás

59   

leyes a quienes resulten responsables de tales importaciones, quienes las fabriquen o comercialicen y las funcionarias o los funcionarios que las hayan autorizado, sin perjuicio de la responsabilidad civil y penal a que hubiere lugar. Responsabilidad por los daños y perjuicios a las personas por bienes y servicios peligroso o nocivos a la salud
 

Artículo 49. Las patentes, autorizaciones, licencias u otros documentos o permisos otorgados por el Estado a productores o productoras de bienes o servicios, para la investigación, desarrollo o comercialización de bienes o prestación de servicios que puedan resultar peligrosos o nocivos para la salud de la población, en ningún caso eximirán de responsabilidad a las productoras o productores, proveedoras o proveedores, importadoras o importadores, distribuidoras o distribuidores o quienes hayan participado en la cadena de distribución, producción y consumo de estos bienes, por los daños y perjuicios ocasionados a las personas, de conformidad con lo dispuesto en este Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley y la demás normativa que trate la materia. Derecho a reclamo en contra de quien produce el daño o perjuicio
 

Artículo 50. Lo dispuesto en el artículo anterior es sin perjuicio del derecho que tiene cualquiera de los sujetos de la cadena de distribución, producción y consumo del bien nocivo o peligroso, de reclamar en contra de aquel que a su juicio resulte ser efectivamente responsable de los efectos nocivos del bien o servicio, por las indemnizaciones pagadas de ser el caso.

60   

De la Protección de los Intereses económicos y sociales Artículo 51. Se prohíbe y se sancionará conforme a lo previsto en el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley, todo acto o conducta ejecutada por los productores, fabricantes o las proveedoras o proveedores de bienes y por los prestadores de servicios, que impongan condiciones abusivas a las personas: 1. La aplicación injustificada de condiciones desiguales para proveer bienes o prestar un servicio, que ponga a las personas en situación de desventaja frente a otros. La aplicación injustificada de condiciones desiguales para proveer bienes o prestar un servicio, que ponga a las personas en situación de desventaja frente a otros. 2. La aplicación injustificada de condiciones desiguales para proveer bienes o prestar un servicio en atención al medio de pago. La aplicación injustificada de condiciones desiguales para proveer bienes o prestar un servicio en atención al medio de pago. 3. La subordinación o el condicionamiento de proveer un bien o prestar un servicio a la aceptación de prestaciones suplementarias, que por su naturaleza o de conformidad con el uso correcto del comercio no guarde relación directa con el mismo. 4. La negativa injustificada de satisfacer la demanda de las personas. 5. La imposición de precios y otras condiciones de comercialización de bienes y servicios sin que medie justificación económica. 6. Las conductas discriminatorias. 7. El cobro a las personas de recargos o comisiones, cuando el medio de pago utilizado por éste sea a través de tarjetas de crédito, débito, cheque, ticket o cupón de alimentación, tarjeta

61   

electrónica de alimentación o cualquier otro instrumento de pago. El cobro a las personas de recargos o comisiones, cuando el medio de pago utilizado por éste sea a través de tarjetas de crédito, débito, cheque, ticket o cupón de. 8. La modificación o alteración del precio, la calidad, cantidad, peso o medida de los bienes o servicios. 9. La modificación o alteración del precio, la calidad, cantidad, peso o medida de los bienes y servicios. 10. La negativa a expender, con o sin ocultamiento, productos o prestar servicios. 11. La restricción, con o sin ocultamiento, de la oferta, circulación o distribución de productos o servicios. 12. La omisión por parte de las proveedoras o proveedores de bienes y a los prestadores de servicios, de informar a la Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios, los costos de producción de bienes y servicios y los precios de venta al detal o al mayor de todos los bienes y servicios declarados o no de primera necesidad, que estos comercialicen al Sistema Nacional de Información de Precios conllevará a las sanciones que establece el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley. Se prohíbe y se sancionará a cualquiera de los sujetos de la cadena de distribución, producción y consumo, que entre ellos impongan condiciones abusivas que afecten a las personas o que tiendan al incremento indebido de precios, acaparamiento o boicot de productos o servicios. Se sancionará a aquellas personas que realicen denuncias que siendo falsas atente contra la integridad y credibilidad del afectado.

62   

Defensa prioritaria de los intereses legítimos, económicos y sociales de las personas
 

Artículo 52. Sin perjuicio de lo establecido en la normativa civil y mercantil sobre la materia, así como otras disposiciones de carácter general o específico para cada producto o servicio, deberán ser respetados y defendidos prioritariamente los intereses legítimos, económicos y sociales de las personas en los términos establecidos en este Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley y su Reglamento. Respeto de los términos, plazos, fechas, condiciones, modalidades, garantías, reservas y demás circunstancias Artículo 53. Todo productor, fabricante o proveedor o proveedora de bienes o prestador de servicios estará obligado u obligada a respetar los términos, plazos, fechas, condiciones, modalidades, garantías, reservas y demás circunstancias conforme a las cuales hayan sido ofrecidos, publicitados o convenidos con las personas para entrega del bien o la prestación del servicio. Si el productor, fabricante o proveedor o proveedora incumpliere con las obligaciones antes mencionadas, las personas tendrán el derecho de exigir el cumplimiento de lo ofrecido o desistir de la compra o de la contratación del servicio, quedando el proveedor o proveedora obligado u obligada a rembolsar el pago recibido en los términos establecidos en este Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley. Sanciones por Transgresión de los Derechos de los ahorristas, asegurados o aseguradas Artículo 54. La Superintendencia conocerá, tramitará, sustanciará y sancionará las trasgresiones al presente

63   

Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley, relativas a la defensa de los ahorristas, asegurados o aseguradas y en general de las personas, usuarios o usuarias que utilicen los servicios prestados por los bancos, aseguradoras, las entidades de ahorro y préstamo, las operadoras de tarjetas de crédito y otros entes financieros y demás servicios, quienes están obligados a prestarlos en forma continua, regular y eficiente. Denuncia de transgresiones en promoción, oferta, comercialización, financiamiento, construcción o arrendamiento de inmuebles Artículo 55. Cualquier persona perjudicada en sus derechos o intereses podrá denunciar ante la autoridad competente, cuando se le promocione, oferte, comercialice, se le financie, se le construya o se le arriende un inmueble por aquellos sujetos dedicados a la promoción, construcción, comercialización, arrendamiento o financiamiento de viviendas e inmuebles, cuando violen las disposiciones de este Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley. Del lapso de aseguramiento de componentes, repuestos y servicios
 

Artículo 56. Los fabricantes, importadoras o importadores y distribuidoras o distribuidores de bienes deberán asegurar el suministro de componentes, repuestos y servicios técnicos durante diez años a partir de su comercialización, a menos que reglamentaciones técnicas determinen otro lapso, que nunca podrá ser menor a siete años. Productos en existencia

64   

Artículo 57. Salvo que por disposición legal se le exija a las personas a cumplir con determinado requisito, no podrá negársele por otra causa la adquisición de productos que se tengan en existencia, ni condicionárselo a la adquisición de otro producto o a la contratación de un servicio, salvo que la venta haya sido promocionada como una oferta en la cual se precisa a la persona, a través de cualquier medio, las cantidades en existencia, el número máximo de unidades que puede adquirir y demás condiciones de la misma.
 

En los establecimientos donde se exhiba el producto ofertado debe ponerse la información en un lugar visible al público. El bien o servicio adicional no podrá vendérsele a mayor precio que aquél con que el producto se publicita. Se presumirá la existencia de productos por el solo hecho de anunciarse en vidrieras o estantes de un local comercial. De los métodos de promoción o venta de bienes y servicios Artículo 58. La utilización de concursos, sorteos, regalos, vales, premios o similares, como métodos asociados a la oferta, promoción o venta de determinados bienes, productos o servicios, será objeto de regulación específica por parte de la Superintendencia Nacional de Protección de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios, fijando los casos, formas, garantías y efectos correspondientes, sin perjuicio de lo establecido en leyes especiales. Del Acceso a los servicios Artículo 59. Las proveedoras o proveedores de servicios, deben entregar a las personas, constancia escrita de las

65   

condiciones de la prestación y de los derechos y obligaciones de los contratantes. Se debe informar por escrito sobre las normas técnicas adecuadas, el cumplimiento efectivo del servicio ofrecido y mantener permanentemente esta información a disposición de las personas en todas las oficinas de atención al público y en caso de existir variables, estas deberán ser informadas de igual manera. Los servicios regulados en otras disposiciones legales y cuya actuación sea controlada por los organismos que ellas contemplen, serán regidos por dichas normas, sin menoscabo de aplicar el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley cuando se transgredan sus disposiciones, como derecho prioritario que tienen las personas en la protección de los mismos. Criterios para los reintegros o devoluciones
 

Artículo 60. Las proveedoras o proveedores de servicios deben otorgar a las personas un trato recíproco, aplicando para los reintegros o devoluciones los mismos criterios que establezcan para los intereses de mora, los cuales deberán ser ajustados o abonados en un plazo no mayor de treinta días continuos y en la siguiente factura de cobro por el servicio prestado. De las oficinas de reclamo y de los reclamos Artículo 61. Las proveedoras o proveedores de servicios, deberán tener una oficina de reclamos donde se asentaran en un registro y se procesarán los mismos; estos reclamos deberán ser atendidos en un plazo no mayor de quince días continuos siguientes a la interposición del reclamo, sin perjuicio del derecho que tienen las personas de acudir ante la Superintendencia Nacional a formular la denuncia para que

66   

sea procesada de acuerdo a lo establecido en el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley. De la información para personas con requerimientos especiales Artículo 62. Las personas usuarios o usuarias de servicios que requieran instalaciones específicas o especiales, deberán ser debidamente informados por escrito, sobre las condiciones de seguridad, mantenimiento y demás características de los mismos. Deber de informar por escrito sobre la suspensión de un servicio Artículo 63. Cuando la proveedora o el proveedor comunique suspender o cortar el suministro de un servicio, por la no cancelación del mismo, deberá informar por escrito a la persona de esta situación por cualquier medio idóneo, dentro de los diez días hábiles continuos al vencimiento de la fecha de pago. Una vez vencido el lapso antes señalado, deberá otorgar un mínimo de cinco días hábiles siguientes a la información dada por escrito, antes mencionada, para que el suscriptor pueda subsanar su morosidad, en caso de no haber subsanado la misma, podrá procederse al corte o suspensión. De la imputabilidad del prestador o prestadora del servicio Artículo 64. Cuando la prestación del servicio se interrumpa o sufra alteraciones, se presume que es por causa imputable al prestador o prestadora del servicio, quien deberá restituir el servicio de inmediato. Efectuado el reclamo este dispondrá de un plazo máximo de quince días continuos para demostrar

67   

que la interrupción o alteración no le es imputable, si ese fuere el caso. De lo contrario, deberá reintegrar el pago proporcional o deducir de la facturación siguiente el importe total del servicio no prestado. Las personas podrán interponer el reclamo ante la autoridad competente, desde el momento en que se produce la interrupción o alteración del servicio y hasta quince días continuos al vencimiento de la factura. Del pago del servicio superior al cincuenta por ciento Artículo 65. Cuando un prestador o prestadora de servicio facture en un período un importe que exceda en un cincuenta por ciento (50%) del promedio del consumo del usuario o usuaria en los doce meses anteriores, luego de aplicados los respectivos cálculos de inflación según las tablas o estimaciones de las autoridades competentes, pueda presumir errores en la facturación, las personas cancelarán una suma equivalente al promedio de los últimos doce meses, mientras se hagan las investigaciones que comprueben el verdadero monto a pagar, cuyo tiempo de investigación no podrá exceder de quince días una vez interpuesto el reclamo. En el caso que se compruebe que la usuaria o usuario canceló una suma en exceso, la proveedora o proveedor del servicio deberá indemnizar al mismo con un reintegro de idéntico monto al cancelado en exceso más los intereses correspondientes, el cual deberá hacerse efectivo en la factura inmediatamente siguiente.

De la Protección en el Comercio Electrónico Artículo 66. A los fines de este Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley, se entenderá como comercio electrónico,

68   

cualquier forma de negocio, transacción comercial o intercambio de información con fines comerciales, bancarios, seguros o cualquier otra relacionada, que sea ejecutada a través del uso de tecnologías de información y comunicación de cualquier naturaleza. Los alcances del presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley, son aplicables al comercio electrónico entre la proveedora o proveedor y las personas, sin perjuicio de las leyes especiales. Deberes de los proveedores de bienes y servicios dedicados al comercio electrónico Artículo 67. Los proveedores de bienes y servicios dedicados al comercio electrónico deberán prestar la debida atención a los intereses de las personas y actuar de acuerdo con prácticas equitativas de comercio y la publicidad. Los proveedores no deberán hacer ninguna declaración, incurrir en alguna omisión o comprometerse en alguna práctica que resulte falsa, engañosa, fraudulenta y discriminatoria. Las proveedoras o proveedores dedicados al comercio electrónico deberán llevar y conservar un completo y preciso registro de las transacciones que realicen por un periodo de cinco años. Los deberes comprendidos en este artículo serán de estricto cumplimiento, sin menoscabo a las obligaciones que determine otra normativa legal. De la difusión de la información en el idioma oficial Artículo 68. Las proveedoras o proveedores asociados al comercio electrónico que difundan información de los bienes y servicios que provean, deberán presentar la información en idioma oficial, de manera veraz, clara, precisa y accesible, a fin de evitar ambigüedad o confusión a la consumidora o al consumidor y a la usuaria o usuario, para que este pueda

69   

tener la posibilidad de expresar su consentimiento en la adquisición del bien o servicio ofrecido. De la suspensión de mensajes comerciales electrónico Artículo 69. Cuando la persona haya indicado que no desea recibir mensajes comerciales electrónicos, el proveedor del servicio debe suspenderlos en un lapso no mayor de veinticuatro horas, de lo contrario se le podrá aplicar las medidas correctivas dispuestas en el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley. De la publicidad dirigida a niños, ancianos y enfermos de gravedad Artículo 70. Las proveedoras y proveedores deberán adoptar especial cuidado en la publicidad dirigida a los niños, ancianos, enfermos de gravedad y otras personas que no estén en capacidad de entender plenamente la información que se les esté presentando. De la publicidad supeditada a organismos de gremiales o certificación Artículo 71. Cuando una proveedora o un proveedor publicite su pertenencia a algún esquema relevante de autorregulación, asociación de empresarios, organismo de solución de controversias o conflictos, o algún órgano de certificación, el proveedor deberá suministrar a la persona la información adecuada y suficiente para hacer contacto con ellos, así como un procedimiento sencillo para verificar dicha membrecía y tener acceso a los principales estatutos y prácticas del órgano de certificación o afiliación correspondiente.

70   

De la privacidad y confiabilidad de los datos Artículo 72. En las negociaciones electrónicas, la proveedora o el proveedor deberán garantizar a las personas la privacidad y la confidencialidad de los datos e información implicada en las transacciones realizadas, de forma tal que la información intercambiada no sea accesible para terceros no autorizados. Sin menoscabo de la privacidad y confidencialidad aquí establecida, la autoridad competente, podrá solicitar en el ejercicio de sus funciones, la información que considere necesaria y practicar las investigaciones correspondientes. La negativa al cumplimiento de lo establecido en este artículo será sancionado de conformidad con lo previsto en el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley. De la escogencia de la información producida en el comercio electrónico Artículo 73. En el comercio electrónico la proveedora o el proveedor deberá otorgar a la consumidora o consumidor o la usuaria o usuario, la posibilidad de que pueda escoger, entre la información recolectada, aquella que no podrá ser suministrada a terceras personas, indicar si el suministro de información sobre las personas es parte integrante del modelo de negocios de la proveedora o proveedor, señalar si las personas tendrán la posibilidad de limitar el uso de su información personal, y como la podrán limitar. De los sistemas de pago Artículo 74. A las personas se les deberá proporcionar mecanismos fáciles y seguros de pago, así como información acerca del nivel de seguridad de los mismos, indicando suficientemente las limitaciones al riesgo originado por el uso

71   

de sistemas de pago no autorizados o fraudulentos, así como medidas de reembolso o corresponsabilidad entre el proveedor y el emisor de tarjetas de débito, crédito o cualquier otro medio válido de pago.
 

Los pagos por concepto de compras efectuadas a través de comercio electrónico serán reconocidos por parte de la proveedora o proveedor mediante facturas que se enviarán a la persona que compró, para su debido control por el mismo medio de la venta de manera inmediata. Las proveedoras o proveedores estarán obligados a mantener un registro electrónico con su respaldo de seguridad respectivo, por un lapso de cinco años o en su defecto durante el tiempo que establezcan las leyes respectivas, una vez realizada la compra. De la garantía en la relación comercial Artículo 75. La proveedora o proveedor de los servicios electrónicos deberá especificar las garantías que cubrirán la relación que surja entre este y la persona. El certificado de garantía debe estar expresado en idioma oficial, en forma clara, precisa y suficiente, en la que se establecerá todas las características y condiciones de la negociación, de lo que se va a garantizar y el tiempo del reembolso, de ser el caso, este no podrá ser mayor de treinta días. Del derecho a la información de precios y costos y al control de la publicidad Artículo 76. Los bienes y servicios puestos a disposición de las personas en el territorio nacional deberán tener, incorporar o llevar consigo, información en idioma oficial, veraz, preciso, comprensible y suficiente sobre sus

72   

características esenciales, en los siguientes aspectos, sin perjuicio de las que establezcan sobre la materia las normativas especiales: 1. Origen o procedencia geográfica, naturaleza, composición y finalidad. 2. Los porcentajes de sus componentes o ingredientes. 3. Calidad, cantidad, categoría o denominación usual si la tiene. 4. Fecha de producción o suministro, plazo recomendado para el uso o consumo y fecha de vencimiento o caducidad de ser el caso, en un lugar visible de la presentación del bien. 5. Presupuesto de ser el caso, indicando con claridad y de manera diferenciada el precio base, el precio del bien o servicio y el importe de incrementos o descuentos, y de los costos adicionales por servicios, accesorios, financiamiento, aplazamiento o similares, expresado en la moneda de curso legal. 6. Instrucciones o indicaciones para su correcto uso o consumo, con advertencia y riesgos previsibles. 7. Los términos de garantías, en los bienes y servicios que lo ofrezcan. 8. Los resultados, beneficios, consecuencias o implicaciones que se pueden esperar del uso del producto o de la contratación del servicio. 9. No se permitirá el uso de declaración, impresión o etiquetas autoadhesivas, en los bienes o productos, relacionado con fecha de vencimiento o tiempo de duración de los mismos. La Superintendencia de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios podrá autorizar de manera temporal, por vía de excepción, por causas debidamente justificadas, el empleo de una etiqueta complementaria que contenga la información obligatoria, que

73   

se debe suministrar al consumidor. En ese caso dicha etiqueta complementaria no podrá ser colocada sobre la información original que tiene que ver con la fecha de vencimiento o el tiempo de duración de los mismos. De la exigencia del cumplimiento de la normativa que rige a los bienes y servicios Artículo 77. La Superintendencia Nacional, conjuntamente con los Comités de Contraloría Social para la Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, así como cualquier otra asociación u organización de participación popular en pro de la defensa, protección y salvaguarda de los derechos e intereses de las personas, exigirán el estricto cumplimiento de la normativa vigente de los bienes y servicios puestos a disposición de la población. De la información a considerar en los rotulados Artículo 78. Las proveedoras o proveedores de productos alimenticios de consumo humano deberán incorporar en el rotulado, sin perjuicio de lo que dispongan las normas técnicas al respecto, la siguiente información: 1. Nombre del producto. 2. Marca comercial. 3. Identificación del lote. 4. Razón social de la empresa. 5. Contenido neto. 6. Número de registro sanitario. 7. Valor nutricional. 8. Fecha de expiración o tiempo máximo de consumo. 9. Lista de ingredientes, con sus respectivas especificaciones. 10. Precio Base y Precio de venta al público. 11. País de origen.

74   

De la obligación de entregar facturas Artículo 79. La proveedora o el proveedor de bienes y la prestadora o el prestador de servicios están obligados a entregar facturas que documenten la venta o la prestación del servicio. Cuando al momento de facturarse la venta no se entregue el bien, deberá indicarse en la factura el lugar y la fecha en que se hará la entrega. Toda factura emitida por las proveedoras o proveedores de bienes o prestadores de servicios deben acogerse a las leyes especiales que rigen la materia. De la supervisión del marcaje de bienes y servicios Artículo 80. La Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios, supervisará el tipo de marcaje que se empleará de acuerdo con la característica del bien, pudiéndose autorizar un marcaje distinto a petición de parte interesada si no fuese posible realizarlo de la manera señalada en este Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley. La impresión o marcaje se efectuará mediante estampas debidamente adheridas al bien por troquelado, sellado o tinta indeleble y de fácil lectura. No se permitirá el marcaje por medio de calcomanías u otros medios de impresión adheridos al producto bien. Las proveedoras y proveedores de bienes y servicios que cuenten con la tecnología informática que les permita la identificación exacta y fácil de los mismos, podrán, previa autorización y supervisión de la autoridad competente incorporar estos elementos en el proceso de identificación de los referidos bienes o servicios. De la supervisión del marcaje de bienes y servicios

75   

Artículo 81. No se podrá imprimir o marcar más de un precio de venta al público en un mismo bien, remover las estampas, tachar o enmendar el precio indicado originalmente, ni fijar en listas, precios superiores a los marcados. En cada producto deberá aparecer, además del Precio de Venta al Público, el Precio Base, fijado por el Productor, fabricante o Proveedor. Sobre un mismo bien deben aparecer indicados sólo un precio base y un precio de venta al público. Si apareciera más de un precio de venta, se detecten tachaduras o enmiendas o se hayan fijado en listas para el público precios de venta superiores a los marcados, la persona pagará el precio de venta más bajo y el vendedor estará obligado a vender el bien por ese precio, sin perjuicio de las sanciones a que hubiere lugar de conformidad con lo establecido en el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley. De la venta sin incremento por aumento de precios de bienes y servicios en existencia
 

Artículo 82. Al producirse un aumento en el precio de venta de bienes, las existencias de los mismos, marcados al precio anterior, deberán venderse sin el incremento. Esta norma rige para todos los sujetos de la cadena de distribución, producción y consumo. Quien incurra en la violación de este artículo será sancionado conforme a lo previsto en el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley. De la exhibición preferente de productos de menores precios
 

Artículo 83. Cuando se hagan ofertas o promociones de productos a precios de venta al público que sean inferiores a los marcados o anunciados en las listas correspondientes,

76   

serán exhibidos con preferencia a sus semejantes de mayor precio. La venta de las existencias de bienes cuyos precios hayan sido aumentados deberá ser exhibida con preferencia de los que estén en oferta. Quien incurra en la violación de este artículo será sancionado conforme a lo previsto en el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley. Del marcaje de bienes de primera necesidad Artículo 84. En los bienes declarados de primera necesidad, el marcaje del Precio Máximo de Venta al Público, establecido por el Ejecutivo Nacional, deberá hacerlo el importador, productor y fabricante según sea el caso. El precio de los servicios declarados de primera necesidad, deberá ser anunciado mediante listas o carteles redactados en idioma oficial y en caracteres fácilmente legibles y visibles las cuales serán colocadas en el interior o en la entrada del establecimiento y sus variaciones publicadas en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela. De la obligación de imprimir el Precio Base, Precio de Fábrica o Precio del Importador Artículo 85. El Ejecutivo Nacional, a través de sus órganos competentes, establecerá la obligación de los fabricantes o importadores, de imprimir, según el caso, el Precio Base (PB) o Precio de Venta de Fabrica (PDF) o el Precio de Venta del Importador (PDI) y la fecha de determinación de dichos precios, en aquellos bienes en los que considere conveniente hacerlo para la protección y defensa de las personas. De la supervisión del marcaje de bienes y servicios Artículo 86. En los bienes o servicios no declarados de primera necesidad, el marcaje del precio lo realizará quien

77   

haga la venta al destinatario final, salvo aquellos bienes o servicios que el ministerio del poder popular con competencia en la materia autorice que el marcaje pueda ser hecho por el importador, el productor o el fabricante. No obstante es obligatorio el marcaje del Precio Base en todos los productos por parte del productor, importador, fabricante o proveedor. Cuando se marque sobre el producto un Precio de Venta Sugerido (PVS), éste se entenderá como su Precio de Venta al Público (PVP). El marcaje del precio se hará conforme a lo establecido en este Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley.

Del registro del costo de producción Artículo 87. Cada empresa o unidad económica productora de bienes o prestadora de servicios, (micro, pequeña, mediana o grande), deberá registrar su costo neto en el órgano o ente público nacional, regional o municipal, de manera que el estado pueda de manera transparente, oportuna y justa garantizar los niveles de máxima ganancia que por renglones y áreas económicas está facultado a supervisar. Cada producto deberá contener su costo de producción como un mecanismo que permite determinar de manera directa los diferentes niveles de ganancias establecidos a través de la cadena de distribución o comercialización. El precio de los bienes y servicios deberá incluir toda tasa o impuesto que los grave y que deba pagar la persona. El monto del precio deberá indicarse en moneda de curso legal, de manera clara e inequívoca y éste se expondrá a la vista del público, ya sea que se refiera a bienes o a servicios. Ningún bien podrá ser expuesto a la venta sin que lleve marcado o impreso su precio de venta al público y la fecha en que se hizo el marcaje. El fabricante o productor debe marcar conforme a lo previsto en el presente Decreto

78   

con Rango, Valor y Fuerza de Ley, la fecha de expiración del lapso durante el cual el producto es apto para el consumo. No podrán ser expuestos a la venta aquellos productos cuya fecha de expiración haya llegado a su límite. En caso de productos de procedencia extranjera envasados en origen, deberá darse cumplimiento al marcaje de fecha de expiración, conforme a lo establecido en el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley. De la forma en que se expresan los datos que debe tener los bienes y servicios Artículo 88. Los datos que contengan los productos o sus etiquetas, envases, empaques, así como la publicidad, información o anuncios relativos a la prestación de servicios, se expresarán en idioma oficial, moneda nacional y unidades de medida correspondientes conforme al sistema de metrología nacional. Todo esto sin perjuicio de la facultad del oferente de indicar, complementariamente, esos mismos datos en otro idioma, unidad monetaria o de medida. En caso de productos de procedencia extranjera envasados en origen, deberá darse cumplimiento a lo previsto en el presente artículo, especificándose, además, el origen del bien, sus ingredientes, volumen o cualquier otro dato que disponga el organismo correspondiente, sin perjuicio de lo establecido sobre la materia en la normativa vigente. Del uso del término garantía Artículo 89. Las leyendas que incluyan las palabras “garantizado”, “garantía” o cualquier otro sinónimo o equivalente, sólo podrán emplearse cuando indiquen en qué consiste la garantía, así como las condiciones, forma, plazo, fecha de vencimiento y el lugar en que las personas puedan hacerla efectiva.

79   

De la reglamentación de las condiciones especiales en las cuales se ofrece un bien o servicio Artículo 90. Las condiciones especiales en las cuales deba ofrecerse un bien o servicio con una norma de origen, apoyándose en conceptos, expresiones o cualquier calificativo de uso notorio en su promoción comercial, serán establecidas por el Reglamento del presente Decreto, Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley. Del expendio de productos con deficiencia, usados o reconstruidos
 

Artículo 91. Cuando se expenda al público productos con alguna deficiencia, usados o reconstruidos, deberá indicarse de manera precisa y clara tales circunstancias, dejándose constancia de ello en las facturas, comprobantes o remitido correspondientes. De la definición de la publicidad falsa o engañosa Artículo 92. Se entenderá por publicidad falsa o engañosa todo tipo de información o comunicación de carácter comercial en el que se utilicen textos, diálogos, sonidos, imágenes o descripciones que directa o indirectamente, e incluso por omisión, puedan inducir al engaño, error o confusión de las personas en relación con:
 

1. El origen geográfico, comercial o de otra índole del bien ofrecido o sobre el lugar de prestación del servicio pactado o la tecnología empleada. 2. Los beneficios o implicaciones del uso de éste o de la contratación del servicio.

80   

3. Las características básicas del producto a vender o el servicio a prestar. 4. La fecha de elaboración o de vida útil del bien. 5. Los términos de las garantías que se ofrezcan. 6. Los reconocimientos, aprobaciones o distinciones oficiales o privadas, nacionales o extranjeras, tales como medallas, premios, trofeos o diplomas. 7. El precio del bien o servicio ofrecido, formas de pago y costos del crédito. 8. Cualquier otro dato sobre el producto o servicio. El que incurra en publicidad falsa o engañosa, será sancionado conforme a lo previsto en el presente Decreto, Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley, sin perjuicio de la responsabilidad civil, penal y administrativa a que hubiere lugar. De prohibición de la publicidad abusiva Artículo 93. Se prohíbe la publicidad abusiva, en la que se discrimine, se incite a la violencia, al miedo, se aproveche de la falta de discernimiento, infrinja valores ambientales o morales o sea capaz de inducir a las personas a comportarse en forma perjudicial o peligrosa para la salud o seguridad de las personas. De la prueba de veracidad de las afirmaciones en el mensaje publicitario Artículo 94. Para todos los efectos legales se entenderá por anunciante a la proveedora o proveedor de bienes o prestador de servicios que ha encargado la difusión del mensaje publicitario. En las controversias que pudieren surgir como consecuencia de lo dispuesto en los artículos

81   

precedentes, el anunciante deberá probar la veracidad de las afirmaciones contenidas en el mensaje publicitario. De la rectificación del contenido publicitario falso o engañoso Artículo 95. Cuando la gravedad de las afirmaciones hechas en un mensaje publicitario considerado falso o engañoso afecte a la colectividad, la autoridad correspondiente ordenará, sin perjuicio de las acciones civiles, penales o administrativas a que haya lugar, la difusión de la rectificación de su contenido, a costa del anunciante y por los mismos medios en que se difundió el mensaje, como medida correctiva, sin perjuicio de las sanciones previstas en el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley, y en otras leyes especiales que regulen la materia. De las ventas o servicios promocionales, liquidaciones u ofertas especiales Artículo 96. En caso de ventas o servicios promocionales, liquidaciones u ofertas especiales, se deberá indicar en la publicidad respectiva, el plazo de duración de las mismas y la cantidad de las mercaderías que se ofrezcan, así como las condiciones generales de la oferta. Cuando no se haya fijado término de duración o la cantidad de las mercaderías, se entenderá que la liquidación, promoción u oferta se extienden por un plazo mínimo de treinta días, contados a partir del último anuncio. Cuando se anuncien descuentos sobre el Precio de Venta al Público (PVP) de un bien o servicio que excedan de los tres meses continuos, se entenderá que el precio descontado constituye un nuevo Precio de Venta al Público (PVP) y cesará toda campaña promocional que se fundamente en la existencia de dicho descuento. De proseguir promocionándose el bien o servicio con el mismo

82   

descuento sobre el Precio de Venta al Público (PVP) inicial, la campaña publicitaria, por el medio que fuere, será entendida como publicidad engañosa con las consecuencias que ello acarrea. La proveedora o el proveedor de bienes y servicios está obligado a notificar sobre las condiciones, términos, plazos y demás modalidades de las promociones a la Autoridad, en un plazo no menor de diez días antes de la publicación, para su estudio y autorización, la autoridad competente decidirá en un plazo que no excederá de cinco días hábiles. De la restitución del daño a cargo del oferente Artículo 97. Si la proveedora o el proveedor de bienes o servicios de una promoción, liquidación u oferta especial no diere cumplimiento a lo anunciado, las personas podrán optar entre: 1. Exigir el cumplimiento de la obligación en los términos ofertados. 2. Rescindir el contrato si hubiere existido pago anticipado por parte de las personas. En todos estos casos las personas tendrán derecho a reclamar la restitución del daño a cargo del oferente, la que no podrá ser inferior a la diferencia económica entre el precio del bien o del servicio objeto de la promoción u oferta y su precio corriente. De la divulgación gratuita de información sobre bienes y servicios por las emisoras de radio y televisión Artículo 98. Las emisoras de radio y televisión estatales divulgarán gratuitamente los boletines informativos publicados por la Superintendencia Nacional de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y

83   

Servicios; Costos y Precios y del Ministerio del Poder Popular con competencia en la materia referente a los análisis y resultados de las investigaciones oficiales realizadas sobre bienes y servicios. De la Protección de los contratos de adhesión Artículo 99. Se entenderá como contrato de adhesión, a los efectos de esta Ley, los contratos tipos o aquellos cuyas cláusulas han sido aprobadas por la autoridad competente por la materia o establecidas unilateralmente por la proveedora o el proveedor de bienes y servicios, sin que las personas puedan discutir o modificar substancialmente su contenido al momento de contratar. En aquellos casos en que la proveedora o el proveedor de bienes y servicios unilateralmente establezcan las cláusulas del contrato de adhesión, la autoridad competente, podrá anular aquellas que pongan en desventaja o vulneren los derechos de las personas, mediante acto administrativo que será de estricto cumplimiento por parte de la proveedora o proveedores. De las características de los contratos de adhesión Artículo 100. Todo contrato de adhesión deberá estar al alcance de las personas, de forma escrita en idioma oficial, redactado de manera clara, específica y en formato que permita fácil lectura, sin ambigüedades que hagan dudar sobre el contenido y alcance del mismo. De todo contrato de adhesión celebrado deberá entregarse una copia impresa para el conocimiento de los términos y condiciones del mismo, antes de su suscripción. Las cláusulas de los contratos de adhesión serán interpretadas del modo más favorable a la consumidora o consumidor y a la usuaria y usuario.

84   

De las modificaciones de los contratos de adhesión Artículo 101. Queda prohibida la modificación unilateral de las condiciones de precio, calidad o de suministro de un bien o servicio tipificadas en un contrato de adhesión celebrado entre las partes. En el caso de contratos de adhesión con vigencia temporal de mediano o largo plazo, que justificare, desde el punto de vista económico, cambios en la facturación, en las condiciones de suministro o en la relación preciocalidad de los servicios ofrecidos, la proveedora o el proveedor deberá informar a la persona contratante, con una antelación mínima de un mes, las modificaciones en las condiciones y términos de suministro del servicio. La persona contratante tomará la decisión de continuar con el mismo proveedor o rescindir el contrato. De no aceptarse las nuevas condiciones y términos por parte de la persona contratante, se entenderá que el contrato queda rescindido. En este caso, el retiro de las instalaciones o equipos se hará de acuerdo con lo convenido en el contrato de adhesión, en forma tal de no perjudicar a la persona contratante, y se hará a expensas de la proveedora o el proveedor. En todo cambio de las condiciones de un contrato de adhesión por las razones mencionadas en el párrafo anterior, la proveedora o el proveedor debe suministrarle a la persona contratante información perfectamente verificable sobre las condiciones que, para un servicio de similares características, ofrezcan por lo menos tres competidores existentes en el mercado. De ejercer el proveedor una posición monopólico en el suministro del bien o servicio en cuestión, las modificaciones en los contratos de adhesión tendrán que ser autorizadas, previa justificación documentada, por la Superintendencia. En los casos en que la persona contratante esté condicionado por sus condiciones de empleo a usar un proveedor particular de un servicio, como es el caso de las cuentas de nómina de

85   

empresa que manejan con carácter de exclusividad los bancos, todo cambio en las condiciones de los contratos de adhesión deberán ser negociadas con el colectivo afectado. Del derecho a retratarse en el contrato de adhesión Artículo 102. Las personas tendrán derecho a retractarse del contrato de adhesión por justa causa, dentro de un plazo de siete (7) días contados a partir de la firma del mismo o desde la recepción del producto o servicio. En el caso que ejercite oportunamente este derecho le será restituido el precio cancelado dentro de los siete días siguientes, a partir de la manifestación de la usuaria o usuario.
 

En aquellos casos en que el bien entregado o servicio prestado tenga características idénticas a las que fueron pautadas en el contrato de adhesión, podrá serle descontado del monto a ser restituido, los gastos en que haya incurrido a la proveedora o proveedor en su entrega o instalación, que consten en presupuesto o factura. Nulidad en el contrato de adhesión Artículo 103. Se considerarán nulas las cláusulas o estipulaciones establecidas en el contrato de adhesión, que:
 

1. Exoneren, atenúen o limiten la responsabilidad de los proveedores por vicios de cualquier naturaleza de los bienes o servicios prestados. 2. Impliquen la renuncia a los derechos que la normativa vigente reconoce a las personas, o limite su ejercicio. 3. Inviertan la carga de la prueba en perjuicio a las personas. 4. Impongan la utilización obligatoria del arbitraje.

86   

5. Permitan a la proveedora o el proveedor la variación unilateral del precio o de otras condiciones del contrato. 6. Autoricen a la proveedora o proveedor a rescindir unilateralmente el contrato. 7. Establezcan condiciones injustas de contratación o gravosas para las personas, le causen indefensión o sean contrarias al orden público y la buena fe. 8. Establezcan como domicilio especial para la resolución de controversias y reclamaciones por vía administrativa o judicial un domicilio distinto a la localidad donde se celebró el contrato, o de las personas. 9. Fijen el precio en cualquier moneda extranjera como medio de pago de obligaciones en el país, como mecanismo para eludir, burlar o menoscabar la aplicación de las leyes reguladoras del arrendamiento de inmuebles y demás leyes dictadas en resguardo del bien público o del interés social. 10. Así como cualquier otra cláusula que contravengan las disposiciones del presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley. El acto administrativo que declare la nulidad de una o varias cláusulas de un contrato de adhesión, deberá ser publicado en Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela.

De las operaciones a crédito de bienes o prestaciones de servicios Artículo 104. Cuando se efectúen compraventas de bienes o prestaciones de servicios que incluyan el otorgamiento de créditos a las personas, el proveedor de los bienes o prestador de los servicios, estará obligado a informar previamente a éste de:

87   

1. El precio al contado del bien o servicio en cuestión. 2. La tasa de los intereses a cobrar y la tasa de los intereses de mora. 3. Toda comisión o gasto por cobranza a ser imputada a la operación de venta a crédito, incluyendo los gastos de administración y transporte si los hubiere. 4. La suma total a pagar por el referido bien o servicio durante el plazo máximo de la operación. 5. Los derechos y obligaciones de las personas y el proveedor de bienes o prestador de servicios en caso de incumplimiento. 6. Entregar un ejemplar del contrato, para su conocimiento, por lo menos con cinco días hábiles de anticipación al otorgamiento. De los pagos anticipados Artículo 105. En toda venta o prestación de un servicio a crédito, las personas tendrán el derecho a pagar anticipadamente el total de lo adeudado o a realizar abonos a capital para disminuir el monto de la deuda. En este último caso, las personas tendrán la opción de escoger entre la reducción del monto de las cuotas mensuales establecidas o la reducción del plazo del contrato. No será objeto de cláusula penal, ni cobro de comisión, los pagos anticipados efectuados por las personas. De los intereses, comisiones o recargos en las operaciones de venta a crédito de bienes y servicios Artículo 106. En las operaciones de venta a crédito de cualquier tipo de bienes o servicios y los financiamientos para esas operaciones, no podrán obtenerse por concepto de intereses, comisiones, o recargos, ninguna cantidad que exceda los límites máximos fijados o permitidos por el Banco

88   

Central de Venezuela. Los intereses de financiamiento que generen dichas operaciones no se podrán capitalizar, debiendo en todo caso acumularse en una cuenta separada del capital adeudado, sin devengar ninguna clase de interés o cobro por su manejo. La violación de este artículo se considerará delito de usura.

De la responsabilidad de los proveedores de Bienes y Servicios Artículo 107. Los proveedores de bienes o servicios, cualquiera sea su naturaleza jurídica, serán solidaria y concurrentemente responsables, tanto por los hechos propios como por los de sus dependientes o auxiliares, permanentes o circunstanciales, aun cuando no tengan con los mismos una relación laboral. De la responsabilidad solidaria de los fabricantes, ensambladores, productores e importadores, comerciantes, distribuidores y expendedores Artículo 108. En materia de protección de las personas en el derecho al acceso a los bienes y servicios para la satisfacción de sus necesidades, serán solidariamente responsables los fabricantes, ensambladores, productores e importadores, comerciantes, distribuidores, expendedores y todas aquellas personas que hayan participado en la cadena de distribución, producción y consumo del bien o servicio afectado, a menos que se compruebe la responsabilidad concreta de uno o algunos de ellos, la cual será determinada por la Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a Bienes y Servicios; Cosos y Precios de conformidad con lo

89   

previsto en el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley. De la reposición gratuita del o los defectos del bien o servicio Artículo 109. Las personas tendrán derecho, además de la indemnización por los daños y perjuicios causados, a la reparación gratuita del o los defectos que presente el bien, dentro de los siete días siguientes al reclamo, y cuando ello no sea posible procederá la reposición del bien o la devolución de la cantidad pagada al valor actual, en los siguientes casos: 1. Cuando los productos sujetos a normas de calidad de cumplimiento obligatorio, no cumplan las especificaciones correspondientes. 2. Cuando los materiales, elementos, sustancias o ingredientes que constituyen o integran los productos, no correspondan a las especificaciones que ostentan. 3. Cuando el producto se hubiera adquirido con determinada garantía y dentro del lapso de ella, se pusiera de manifiesto la deficiencia de la calidad garantizada, siempre que se hubiera destinado a un uso o consumo normal de acuerdo con las circunstancias y a su naturaleza. 4. Cuando cualquier producto, por sus deficiencias de fabricación, elaboración, estructura, calidad o condiciones sanitarias, según el caso, no sea apto para el uso al cual está destinado. 5. Cuando el proveedor y la persona hubieren convenido que los productos objeto del contrato debieran reunir determinadas especificaciones que no se cumplen. 6. Cuando, considerados los límites de tolerancia permitidos, el contenido neto de un producto sea inferior al que debiera ser o la cantidad sea menor a la indicada en el envase o empaque.

90   

7. Cuando el instrumento empleado en la medición del contenido, cantidad, volumen u otra enunciación semejante, haya sido utilizado en perjuicio del consumidor o fuera de los límites de tolerancia permitidos en este tipo de mediciones. 8. Cuando la reparación efectuada con anterioridad no fuere satisfactoria. En caso de negativa por parte de los proveedores de bienes y servicios al reclamo, la autoridad competente, podrá ordenar su cumplimiento y aplicar la sanción administrativa correspondiente, sin perjuicio de las acciones civiles que puedan ejercer las personas afectadas. Resolución del contrato por Mora Artículo 110. La mora en el cumplimiento de las obligaciones a cargo de la proveedora o proveedor de bienes o de la prestadora o prestador de servicio permitirá a la persona pedir la resolución del contrato sin perjuicio de las indemnizaciones que pudieran corresponderle. De las garantías suficientes por escrito Artículo 111. Los fabricantes e importadores de bienes de naturaleza duradera y las prestadoras o prestadores de servicios deberán ofrecer a las personas garantías suficientes por escrito, contra los desperfectos y mal funcionamiento, vicios ocultos o cualquier otro riesgo de acuerdo a la naturaleza del bien o servicio. Las proveedoras o proveedores y las expendedoras o expendedores serán solidariamente responsables de dar cumplimiento a tales garantías.
 

91   

Dichas garantías deberán ser emitidas en idioma oficial y tomarán la forma de certificados, los cuales incluirán, por lo menos, los siguientes datos:
 

1. El producto o servicio garantizado. 2. La identidad del garante y de la persona beneficiaria de la garantía. 3. Las obligaciones del garante en relación con lo previsto en el encabezamiento de este artículo. 4. Los derechos de la beneficiaria o beneficiario, con indicación de las personas que puedan cumplir por el garante. 5. La fecha de expedición, la duración de la garantía y sus condiciones. 6. La obligación del garante de reparar o sustituir el producto o servicio garantizado o rembolsar el precio a la persona. La proveedora o el proveedor y el fabricante están obligados a hacer efectiva la garantía ante la persona, en el plazo establecido, el cual no podrá ser en ningún caso mayor de treinta (30) días. Las personas tendrán derecho, cuando adquieran bienes y servicios de naturaleza duradera, a un servicio técnico y a la existencia de repuestos durante un lapso mínimo de diez (10) años a partir de su comercialización, a menos que reglamentaciones técnicas determinen otro lapso, el cual no podrá ser menor de siete (7) años. La inexistencia del certificado de garantía será suplida por la factura que demuestre la adquisición del bien o pago del servicio. Del cumplimiento de la reglamentación técnica Artículo 112. Los fabricantes de bienes y las prestadoras o prestadores de servicios, sobre los cuales existe una reglamentación técnica aprobada por el organismo

92   

competente de normalización y certificación de calidad, tendrán que garantizar el cumplimiento de la reglamentación correspondiente, durante la existencia del bien, aun, posterior a la venta del mismo. El Reglamento del presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley establecerá la forma de cumplimiento en los casos de los productores artesanales. De la reparación el bien sin costo adicional Artículo 113. Cuando un bien sea objeto de reparación y presente defectos relacionados con el servicio realizado e imputables a la prestadora o prestador del mismo, dentro del lapso de la garantía otorgada por el servicio prestado, la persona tendrá derecho a que se le repare el bien, en el plazo que no podrá ser mayor de quince días y sin costo adicional, sin perjuicio de la indemnización por daños y perjuicios a que hubiere lugar. Al plazo de garantía original se le adicionarán los días que haya durado la reparación o las reparaciones, efectuadas dentro de la mencionada garantía.

De la restitución del monto del bien objeto de un servicio de acondicionamiento, reparación, limpieza u otro similar Artículo 114. Cuando el bien u objeto de un servicio de acondicionamiento, reparación, limpieza u otro similar, sufriera tal menoscabo o deterioro que disminuya su valor o lo torne total o parcialmente inapropiado para el uso normal a que está destinado, la prestadora o el prestador del servicio deberá restituirle a la persona por la pérdida ocasionada, el monto equivalente al precio actual del bien u objeto del servicio. Del uso de repuestos y componentes nuevos en las reparaciones

93   

Artículo 115. En los contratos de prestación de servicios cuyo objeto sea la reparación de cualquier tipo de bienes, se entenderá implícita la obligación, a cargo del prestador del servicio, de emplear en tal reparación componentes o repuestos nuevos y adecuados al bien de que se trate, sin perjuicio de la libertad de las partes para convenir expresamente lo contrario. El incumplimiento de esta obligación dará lugar, además de las sanciones dispuestas en el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley y a las indemnizaciones que correspondan, a que se obligue al prestador del servicio a sustituir, sin cargo adicional alguno, los componentes o repuestos respectivos. De la restitución del monto del bien objeto de un servicio de acondicionamiento, reparación, limpieza u otro similar Artículo 116. Cuando en la reparación de un bien se hayan utilizado piezas reconstruidas, previa autorización de la persona, éstas deberán ser garantizadas por un lapso no menor de noventa días, a partir de la recepción del bien por parte de la persona. En caso que las personas suministren los repuestos para la reparación, quien la efectúe garantizará solamente la mano de obra y el servicio prestado. TÍTULO III DE LA DEFENSA Y SEGUIMIENTO CIUDADANO Y DE LA EDUCACIÓN Y PARTICIPACIÓN POPULAR CAPÍTULO I DE DEFENSA Y SEGUIMIENTO CIUDADANO Derecho a organizarse para la defensa

94   

Artículo 117. Las personas tienen derecho a constituirse en asociaciones u organizaciones de participación popular, que ostenten la vocería de sus asociados para contribuir con la defensa de sus derechos e intereses, siempre de conformidad con lo previsto en el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley. Los Consejos Comunales a través de los Comités de Contraloría Social para la Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, constituyen la instancia de participación responsable de promover en la comunidad la defensa de sus derechos e intereses económicos y sociales y con ello lograr la felicidad social dentro del estado democrático y social de derecho y de justicia, siendo la instancia para velar por el control, monitoreo, verificación, vigilancia relativa al abastecimiento de bienes y servicios de primera necesidad y de cualquier otra naturaleza de interés colectivo en toda la cadena de distribución, producción y consumo. Forman parte de la instancia de Defensa y Seguimiento Ciudadano aquellas asociaciones de ciudadanos y ciudadanas voluntarios que en pro de su comunidad decidan constituirse en grupos de apoyo para la defensa de los derechos económicos de los ciudadanos y ciudadanas.

Actuaciones del Comité de Contraloría Social para la Defensa de los Derechos Económicos de los Ciudadanos y Ciudadanas Artículo 118. El Comité de Contraloría para la Defensa de los Derechos Económicos de los Ciudadanos y Ciudadanas, a través de un proceso de consulta y elección comunal selecciona cinco (5) personas de ambos sexos que serán considerados como los fiscales comunales. Dichas personas serán previamente capacitadas por la Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos

95   

Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios, a los fines de contribuir con las funciones fiscalizadoras en la comunidad. Una vez formados podrán realizar la fiscalización de cualquier denuncia comunitaria la cual será verificada y calificada por personal de la Superintendencia como infracción, se levantará un acta suscrita por al menos tres (3) de los cinco (5) miembros del Comité dejando fiel constancia de los hechos, que deberá ser remitida de inmediato al Órgano o Ente competente del Ejecutivo Nacional, a objeto de que analice el caso, y de ser procedente imponga las medidas preventivas y se inicie el procedimiento administrativo, conforme a este Decreto-Ley. Se estima que este proceso no podrá ser mayor a quince (15) días hábiles. Obligación de rendir cuenta Artículo 119. Los miembros del Comité de Contraloría Social para la Defensa de los Derechos Económicos de los Ciudadanos y Ciudadanas, deben rendir cuenta de sus actos al Consejo Comunal y a la Asamblea de ciudadanos y ciudadanas. Derecho de reclamo y denuncia Artículo 120. Cualquier persona natural o jurídica que se sienta irrespetada en sus derechos, podrá reclamar y/o denunciar ante el Consejo Comunal, quien estará obligado a activar de inmediato el Comité de la Contraloría Social para la Defensa de los Derechos Económicos de los Ciudadanos y Ciudadanas para que inicie el proceso investigativo y fiscalizador de lo ocurrido, tramitando ante la Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos, Costos y Precios la misma. Será

96   

responsable del seguimiento de la denuncia o reclamo y de constatar el cierre definitivo ante la instancia rectora. Si dicho comité no actuaré oportunamente y se afectara definitivamente a un ciudadano o ciudadana el Consejo Comunal informará de dicha situación en Asamblea de Ciudadanos y Ciudadanas, la cual, de ser el caso deberá pronunciarse sustituyendo a uno o a varios de los integrantes del Comité de la Contraloría Social para la Defensa de los Derechos Económicos, según lo decida la mayoría convocada.
 

Artículo 121. A los fines de garantizar el derecho al reclamo o denuncia por parte de los ciudadanos y ciudadanas, la Superintendencia Nacional de la Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios, diseñará, instrumentará y permanentemente actualizará el clasificador nacional de denuncias, elaborado de acuerdo al grado, nivel y complejidad de las mismas, de manera de aplicar con justicia las sanciones a los ilícitos cuando se produzcan, evitando con ello la discrecionalidad de los funcionarios. Concepto de asociación para la defensa de los derechos económicos de los ciudadanos y ciudadanas Artículo 122. Se entenderá por Asociación para la defensa de los derechos económicos de los ciudadanos y ciudadanas, toda organización constituida por un mínimo de veinticinco personas naturales, y tendrá como finalidad la defensa de los derechos e intereses de las personas, lo cual incluye, la información y educación de las personas, bien sea con carácter general, o en relación con productos o servicios

97   

determinados, percibir ayudas y subvenciones, y ejercer las correspondientes acciones de conformidad con lo previsto en el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley. Podrán constituir igualmente los comités de contraloría social para la defensa de los derechos económicos de los ciudadanos y ciudadanas y formar parte del sistema de fiscalización comunal. Requisitos Artículo 123. Para poder actuar como Asociación para la defensa de los derechos económicos de los ciudadanos y ciudadanas, deberán cumplir con los siguientes requerimientos: 1. Estar completamente desinteresados en la promoción de causas comerciales. 2. No tener fines de lucro. 3. No aceptar anuncios de carácter comercial en sus publicaciones. 4. Inscribirse ante la autoridad competente. 5. Recibir la formación e inducción inicial sobre la función de fiscalización comunal por parte del ente rector en la materia. Finalidad Artículo 124. Será finalidad de las Asociación para la defensa de los derechos económicos de los ciudadanos y ciudadanas: 1. Promover y proteger los derechos e intereses de las personas en el acceso a los bienes y servicios. 2. Representar los intereses individuales o colectivos de las personas ante las autoridades jurisdiccionales o administrativas, mediante el ejercicio de las acciones, recursos, trámites o gestiones que procedan.

98   

3. Recopilar, elaborar, procesar y divulgar información objetiva acerca de los bienes y servicios existentes en el territorio nacional. 4. Recopilar, elaborar, procesar y divulgar información objetiva acerca de las necesidades, demandas y requerimientos de las personas. 5. Contribuir con el proceso de educación sobre la defensa de los derechos económicos de los ciudadanos y ciudadanas en la comunidad. Patrimonio Artículo 125. El patrimonio de las Asociación para la defensa de los derechos económicos de los ciudadanos y ciudadanas estará integrado por los aportes de sus socios, las donaciones que perciban del Estado o de particulares y las que provengan de actividades que éstas realicen para su sostenimiento. En ningún caso podrán: 1. Incluir como asociados a personas jurídicas. 2. Percibir ayudas o subvenciones de empresas agrupaciones empresariales. 3. Realizar publicidad comercial sobre bienes y servicios. o

El Estado podrá tomar las previsiones que crea conveniente para asistir a aquellas Asociaciones que hayan presentado programas, proyectos o planes de acción y defensa de los derechos e intereses de las personas debidamente sustentadas. CAPITULO II

99   

DE LA EDUCACIÓN Y EL ADIESTRAMIENTO POPULAR PARA LA DEFENSA DE LOS DERECHOS ECONNÓMICOS DEL CIUDADANO Y CIUDADANA Enseñanza desde la educación básica Artículo 126. Las personas tienen derecho a recibir desde la educación básica, la enseñanza de materias relacionadas con los derechos económicos así como el derecho a la defensa en el acceso a los bienes y servicios para la satisfacción de las necesidades. En el ejercicio de los derechos antes señalados se debe considerar: 1. Favorecer el desarrollo de la formación integral de la persona promoviendo la mayor libertad y racionalización en la escogencia de los bienes y servicios en cuanto a necesidad, calidad y precio. 2. Facilitar la mejor comprensión de los derechos y deberes de las personas y las formas más adecuadas para ejercerlos. 3. Facilitar la divulgación de conocimientos sobre la prevención de riesgos y daños que tanto a las personas como al medio ambiente pudiese originar el consumo de productos o la utilización de bienes o prestación de servicios en forma inadecuada. 4. Promover patrones de consumos sustentables orientados a impulsar cambios en aquellos modelos de producción que sean dañinos al ser humano y al medio ambiente. Los Consejos Comunales y demás asociaciones u organizaciones de participación popular coadyuvarán en la formación y educación relacionadas con la enseñanza de materias inherentes a la adquisición de bienes y servicios

100   

para la satisfacción de las necesidades y los derechos de las personas, en sus respectivas comunidades. Educación para la Defensa de los Derechos Económicos Artículo 127. La Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios diseñara, promoverá y ejecutará el pan nacional de educación ciudadana dirigida al fortalecimiento de los derechos económicos y a su correspondiente defensa desde cualesquiera de los espacios del poder popular. Para ello, contará con el apoyo y participación protagónica de las comunas, consejos comunales y otras instancias del poder popular así como con el apoyo interinstitucional de los entes de la administración pública nacional, estadal y municipal, el sistema educativo en todos sus niveles y el sistema de educación no formal. Del presupuesto para el desarrollo del plan nacional de educación ciudadana Artículo128. La Superintendencia preverá el presupuesto justo y adecuado a las características y exigencias que implican el desarrollo, seguimiento y control del plan nacional de educación ciudadana para la defensa de los derechos económicos de los ciudadanos y ciudadanas. Colaboración institucional Artículo 129. Los organismos públicos y privados, nacionales, estadales y municipales en materia de educación

101   

adoptarán las medidas necesarias para hacer efectivo el derecho a la educación en materias relacionadas con el acceso a los bienes y servicios para la satisfacción de las necesidades, fomentando de manera prioritaria: 1. Su inclusión en todos los niveles y modalidades de la educación formal, y en la medida de lo posible, en los de educación no formal. 2. La formación permanente de esta materia al personal docente. 3. La elaboración y publicación de métodos pedagógicos y materiales didácticos de apoyo a la educación y formación de las personas en materia relacionadas con el acceso a los bienes y servicios para la satisfacción de las necesidades 4. La creación y difusión de programas educativos en los medios de comunicación. Del Comité Interinstitucional de Agilización de Trámites Artículo 130. Los organismos públicos que de alguna manera tengan responsabilidad en las actuaciones derivadas de los procesos administrativos que deberán seguirse ante los ilícitos económicos comprobados, se articularán a través del Comité Interinstitucional de Agilización de Trámites coordinado por la Superintendencia Nacional, a los fines de hacer expedita la decisión y consecuente sanción a que hubiere lugar. De los enlaces del Comité Interinstitucional de Agilización de Trámites
 

Artículo 131. Para la instrumentación del Comité de Agilización de Trámites Interinstitucional cada Ministerio, órgano o ente público nacional, Gobernación o ente

102   

descentralizado, Alcaldía, o instancias de los otros poderes públicos designarán la persona enlace con capacidad para discutir y generar las respuestas oportunas y efectivas ante cualquier procedimiento administrativo vinculante a estas instituciones. De la reglamentación del Comité Interinstitucional de Agilización de Trámites Artículo 132. Para el buen funcionamiento del Comité de Agilización de Trámites Interinstitucional la Superintendencia de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, Costos y Precios elaborará el reglamento de funcionamiento correspondiente. Adiestramiento Artículo 133. La Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios, capacitará adecuadamente al personal a su cargo y demás Instituciones Públicas, Privadas y Comunidades, dándoles adecuado adiestramiento en las materias relacionadas con el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley y su Reglamento. Divulgación de normas técnicas Artículo 134. La existencia de normas técnicas obligatorias sobre productos o bienes específicos, aprobadas por las instancias competentes, deberán ser del conocimiento de las personas a través de campañas de educación diseñadas para tal efecto e instrumentadas de manera coordinada entre los

103   

órganos del Ejecutivo Nacional y la Superintendencia, así como la divulgación de la importancia que tiene la observación de estas normas para la salud de las personas.

TITULO IV DE LA SUPERINTENDENCIA NACIONAL DE PROTECCIÓN Y DEFENSA DE LOS DERECHOS ECONÓMICOS DE LAS PERSONAS EN EL ACCESO A LOS BIENES Y SERVICIOS; COSTOS Y PRECIOS SUNADEPABIS CAPÍTULO I DEL ORGANO RECTOR Órgano Rector
 

Artículo 135. La Vicepresidencia de la República es el órgano encargado de garantizar el diseño, seguimiento y evaluación de los lineamientos estratégicos, políticas y planes de desarrollo, referidos a la defensa y protección de los derechos económicos de las personas en el acceso a los bienes y servicios, costos y precios, en concordancia con los preceptos señalados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y con el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación. Artículo 136. Corresponderá a la Vicepresidencia de la República: 1. El establecimiento de las políticas de defensa y protección de las personas en el acceso de los bienes y servicios para el cumplimiento del objetivo previsto en este Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley.

104   

2. Cumplir y hacer cumplir las disposiciones de este Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley y su Reglamento.

CAPÍTULO II De la Superintendencia Nacional Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, Costos y Precios. Definición Artículo 137. La Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, Costos y Precios, se concibe como un órgano público donde el pueblo y la sociedad en general, bajo el principio de corresponsabilidad y capacidad contralora en los ámbitos público y privado, junto al alto gobierno, activen distintos mecanismos de regulación, seguimiento y control orientados a garantizar la satisfacción de los derechos económicos de ciudadanos y ciudadanas en el acceso a bienes y servicios, el fortalecimiento de un sistema económico productivo y de justicia social, que coadyuve a la consolidación de la soberanía económica. Es un órgano desconcentrado funcionalmente con patrimonio propio, adscrito a la Vicepresidencia de la República, que actuará bajo la dirección y responsabilidad de la o el Superintendente Nacional de Protección de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, Costos y Precios, siendo responsable de la Instrumentación del Sistema Nacional para la Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios, y se regirá por las disposiciones del presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley, el Reglamento, sus normas especiales

105   

y por los lineamientos y políticas impartidas por el Ejecutivo Nacional a través del órgano de adscripción. Su organización, autogestión y funcionamiento se establece en el reglamento interno que a tales efectos se dicte, en observancia a lo establecido en la Ley Orgánica de Administración Pública. Atribuciones Artículo 138. Son atribuciones de la Superintendencia de Protección de los Derechos Económicos de las personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, Costos y Precios: 1. Instrumentar, evaluar, controlar y mantener actualizado el Sistema Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios. 2. Ejercer la potestad supervisora y de seguimiento para la vigilancia previa, concomitante y posterior, autorización, inspección, verificación y fiscalización de los costos y precios generados por las distintas unidades productivas o de servicios, los niveles justos de ganancias por rubro y sector económico y el cumplimiento de los derechos económicos, vinculados con el acceso a los bienes y servicios, establecidos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela por parte de los actores responsable de la producción nacional, propendiendo al fortalecimiento de un sistema económico saludable, fuerte e independiente de las fluctuaciones exógenas, en los términos establecidos en el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley y su Reglamento. 3. Garantizar a las personas el libre acceso a los productos, bienes y servicios de primera necesidad, regulados o con regímenes especiales, objeto del presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley y

106   

proteger los derechos e intereses de los sectores más vulnerables en el país. 4. Establecer el sistema de supervisión, seguimiento, inspección y fiscalización de los costos y precios en cualquiera de los sectores y rubros económicos a nivel nacional, regional, municipal y comunal, bajo los criterios de supervisión preventiva e integral y adoptar las medidas necesarias para el cumplimiento de este Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley, su Reglamento y normas prudenciales. 5. Practicar las supervisiones e inspecciones que considere necesarias, a los sujetos obligados al cumplimiento de la normativa prevista en el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley. 6. Sustanciar, tramitar y decidir los procedimientos iniciados de oficio, por denuncia o por solicitud de parte, de conformidad con su competencia para determinar la comisión de hechos violatorios del presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley o de las disposiciones dictadas en su ejecución y aplicar las sanciones administrativas que correspondan, así como las medidas correctivas y preventivas. 7. Exigir a los sujetos obligados conforme al presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley, o a terceros relacionados con éstos, la exhibición de documentos necesarios para la determinación de la veracidad de los hechos o circunstancias objeto de inspección o fiscalización. 8. Fundamentar sus actuaciones en los hechos que conozca con motivo del ejercicio de las facultades previstas en el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley o que consten en los expedientes, documentos o registros que lleven o tengan en su poder y los de cualquier otra autoridad pública.

107   

9. Intervenir y proteger preventivamente cualquier sector, área económica o unidad productiva o de servicio que atente contra la estabilidad de precios y costos generando ilícitos económicos graves para la nación. Para ello elaborará propuestas de bandas variables máximas de ganancia por sectores, renglones y productos y servicios estratégicos y convenientes a los intereses de la nación y del pueblo, soportadas en estudios económicos que serán presentadas al ejecutivo nacional a los fines de su protección jurídica. 10. Elaborar el reglamento que regirá el establecimiento de las bandas variables máximas de ganancias por sectores, renglones y productos o servicios, considerados estratégicos y convenientes al bienestar del pueblo venezolano. 11. Promover la participación ciudadana en defensa de los derechos económicos de los ciudadanos y ciudadanas, impulsando la instancia de defensa y seguimiento ciudadano y promoviendo la incorporación de las comunas y de los consejos comunales u otras formas de organización social del poder popular en los procesos de denuncia y fiscalización. 12. Establecer centros de información y atención al público en distintos centros estratégicos de presencia masiva en coordinación con las comunas, consejos comunales y las instancias del poder popular. 13. Llevar a cabo procedimientos de conciliación como mecanismo alternativo de solución de conflictos. 14. Efectuar mensualmente, las publicaciones que estime necesarias a fin de dar a conocer la situación de los costos, precios y violación e los derechos económicos de los ciudadanos y ciudadanas y de los sujetos regulados, especialmente en lo relativo a ilícitos especulativos, acaparamiento, boicot, alteración de precios, intervenciones del estado, actuaciones

108   

administrativas, el número de sanciones impuestas a los sujetos regulados, así como de las personas que se haya determinado que han realizado operaciones reguladas por el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley sin estar autorizadas para ello. 15. Establecer vínculos de coordinación y cooperación con otros entes u órganos de la Administración Pública Nacional, Estadal, Municipal y con las Instancias del Poder Popular así como con autoridades de supervisión de otros países, a los fines de fortalecer los mecanismos de control, actualizar las regulaciones preventivas e intercambiar informaciones; a tal efecto se coordinará con el Ministerio del Poder Popular con competencia en materia de Relaciones exteriores. 16. Dictar mediante actos administrativos generales, las normas prudenciales de carácter técnico, contable y legal de obligatoria observancia por parte de los sujetos regulados. 17. Revisar los archivos físicos, digitales, estadísticos y contables, expedientes, y cualquier otra información referida a precios y costos de las unidades productivas, prestadores de servicios y/o de sus oficinas y sucursales como sujetos regulados, incluyendo sus sistemas de información, equipos de computación y cualquiera otras bases de datos, tanto en el sitio como a través de sistemas remotos, pudiendo hacer uso de la fuerza pública, previa solicitud a los órganos competentes, cuando hubiere impedimento en el ejercicio de esas funciones y ello fuere necesario para la materialización de las potestades regulatorias. En todo caso, se garantizará el derecho a la defensa, al debido procedimiento, a la privacidad y el secreto de la información. La o el Superintendente Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y servicios,

109   

Costos y Precios delegará en los funcionarios correspondientes el ejercicio de esta potestad, fundamentalmente en las gerencias estadales. 18. Inspeccionar a los sujetos regulados, a las empresas que conformen un grupo económico con éstos; así como a todas aquellas personas naturales o jurídicas de las cuales se presuma que realizan ilícitos económicos y ordenar la actuación inmediata y la imposición de la medida administrativa que corresponda. 19. Ordenar la suspensión cautelar o revertir operaciones y sus consecuencias técnicas, jurídicas, financieras o administrativas, previo cumplimiento del procedimiento administrativo correspondiente, cuando se determine que las mismas han sido realizadas en contravención a las normas contenidas en el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley, el Reglamento y las normas prudenciales. 20. Intervenir y ocupar administrativamente a los sujetos regulados en los términos establecidos en el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley y el Reglamento que atenten contra los derechos económicos de los ciudadanos y ciudadanas. 21. Otorgar, suspender cautelarmente, reconocer la nulidad absoluta o dejar sin efecto el acto administrativo de autorización de la publicidad a los sujetos regulados, previo cumplimiento del procedimiento administrativo correspondiente, cuando se considere falsa, engañosa o que se preste a confusión, con independencia de quien la ordene o divulgue, así mismo, prohibir o suspender cautelarmente la publicidad que se divulgue sin autorización previa, relacionada con los precios de los bienes y servicios de primera necesidad, aún cuando sea divulgada u ordenada por personas que no estén calificadas como sujetos regulados.

110   

22. Girar instrucciones a los sujetos regulados, así como dictar las medidas preventivas que juzgue necesarias en los ámbitos jurídico, técnico y financiero, para el control, supervisión y fiscalización de los costos y precios en pro del bien colectivo y la protección del interés general tutelado por el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley. 23. Ordenar la adopción de medidas necesarias para prevenir o corregir irregularidades o faltas de cualquier índole relacionadas con la alteración de costos y precios que se advierta en las operaciones de cualquiera de los sujetos regulados, dentro del procedimiento administrativo correspondiente, debiendo informar de ello inmediatamente a la Ministra o Ministro con competencia en materia de economía y finanzas, cuando la gravedad del caso lo requiera. 24. Iniciar, sustanciar y decidir los respectivos procedimientos administrativos, de inspección y sancionatorios, además de aplicar los mecanismos alternativos de solución de conflictos, en los términos establecidos en el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley, y con observancia de los principios establecidos en la en la Ley Orgánica de Procedimientos Administrativos y en la Ley Orgánica de Administración Pública. 25. Determinar la responsabilidad administrativa y aplicar las sanciones correspondientes a los sujetos regulados, en el marco del procedimiento administrativo correspondiente. 26. Coordinar con el Banco Central de Venezuela (BCV), las acciones tendentes a hacer efectiva el registro y supervisión de los distintos indicadores estadísticos que se infieren del presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley. 27. Coordinar con el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), las acciones tendentes a hacer efectiva el registro

111   

y supervisión de los distintos indicadores estadísticos que se infieren del presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley. 28. Coordinar con la Superintendencia de Bancos y otras Instituciones Financieras o la Superintendencia de Seguros, según sea el caso, las acciones tendentes a hacer efectiva la defensa de los ahorristas, asegurados y usuarios de servicios prestados por la banca, las entidades de ahorro y préstamo, las empresas operadoras de tarjetas de crédito, los fondos de activos líquidos y otros entes financieros 29. Ejercer de manera coordinada con la Superintendencia de la Actividad Aseguradora en materia de la actividad aseguradora, las competencias atribuidas a la Superintendencia Nacional de la Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios, de acuerdo con la ley que regula la materia. 30. Coordinar con la Comisión de Administración de Divisas (CADIVI) lo referente a la supervisión y verificación de los artículos, insumos, bienes y productos adquiridos a través del otorgamiento de divisas, que ingresan al país para satisfacer las necesidades del pueblo venezolano. 31. Coordinar con el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (SENIAT) lo referente a la información sobre las distintas empresas registradas legalmente así como sus distintos indicadores referidos a los impuestos nacionales. 32. Ejercer de manera coordinada con la Superintendencia para la Promoción y Protección de la Libre Competencia la supervisión y seguimiento de aquellos ilícitos que se comentan referidos a las

112   

operaciones de concentración económica, de acuerdo con el marco jurídico que regula la materia. 33. Proponer, aplicar y divulgar las normas en materia de la defensa de los derechos de las personas en el acceso a los bienes y servicios. 34. Actuar como órgano auxiliar y de apoyo en las investigaciones penales del Ministerio Público y de los tribunales penales competentes sobre los hechos que estén tipificados como delitos conforme al presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley, en el Código Penal y en otras leyes. 35. La Fuerza Armada Nacional y la Policía Nacional, serán órganos auxiliares de la Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, Costos y Precios, los cuales coordinaran sus acciones con los Órganos y entes correspondientes de conformidad con el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley. 36. El Servicio Nacional Integrado y de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat), el Banco Central de Venezuela, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la Procuraduría General de la República, la Contraloría General de la República y la Fiscalía General de la República de acuerdo a sus funciones y de conformidad con el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley, apoyarán a la Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, Costos y Precios, en materia de suministro técnico de información que será de utilidad para el fortalecimiento de los sub-sistemas de derechos económicos de las

113   

personas en el acceso a los bienes y servicios, costos y precios. 37. Las demás que le atribuya el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley y otras Leyes y reglamentos. Del Superintendente Artículo 139. La Superintendencia estará a cargo de un Superintendente; quien deberá reunir los siguientes requisitos: a) Ser venezolano; b) Ser mayor de 30 años; c) Estar en pleno ejercicio de sus derechos como ciudadano; d) Otros que sean específicos en el reglamento, De las atribuciones del Superintendente Artículo 140. El Superintendente Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, Costos y Precios tendrá las siguientes atribuciones: • Dirigir y coordinar la administración, organización y funcionamiento de la Superintendencia, del Sistema Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios; así como a sus sub-sistemas operacionales; • Dictar y coordinar las políticas de supervisión y seguimiento de costos y precios de la Superintendencia; • Requerir a las entidades sometidas a la vigilancia de la Superintendencia, cuando fuere necesario y dentro del límite de las funciones que le confiere el Decreto con

114   

• • • • •

• • •

Rango, Valor y Fuerza de Ley, los datos, informes o documentos sobre sus actividades, así como certificar la colaboración o falta de ésta por parte del sujeto investigado; Practicar por si o por medio de sus delegados, las inspecciones, revisiones, investigaciones y cualesquiera otras diligencias necesarias para el cumplimiento de la ley; y en casos especiales, ya sea por la dimensión de las investigaciones o la relevancia de lo investigado, auxiliarse de contadores públicos autorizados previamente calificados, para efectuar labores específicas; Imponer cuando fuere procedente, a las personas naturales y jurídicas sujetas a su vigilancia, las sanciones por el incumplimiento de las normas; Presentar al Ministro competente en la materia el informe anual de gestión; Conocer y resolver todos los asuntos que sean de competencia de la Superintendencia. Notificar al Ministerio Público sobre las presunciones de ilícitos cometidos por las entidades sometidas a la vigilancia de la Superintendencia, Ordenar las investigaciones administrativas, ordenar las medidas correctivas, preventivas y fiscalizaciones, y todas aquellas que se consideren necesarias a los fines de determinar las infracciones del presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley. Dictar las Providencias Administrativas y aplicar las sanciones correspondientes de conformidad con lo previsto en el presente Decreto-Ley. Impartir órdenes e instrucciones a las funcionarias o los funcionarios de la Superintendencia. Delegar la aplicación administrativa del presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley y sus Reglamentos en

115   

los Gerentes Regionales de la Superintendencia, y demás funcionarios y comisionados señalados en el reglamento orgánico. • El régimen de personal, salvo aquellos que expresamente se encuentran sujetos al órgano rector, de conformidad con el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley. • Garantizar los programas de adiestramiento correspondiente a las funcionarias o los funcionarios del Instituto. • Las demás que le señalen este Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley y otras que le atribuya el órgano rector. Del Superintendente Adjunto Artículo 141. La o el Superintendente Adjunto será de libre nombramiento y remoción por la o el Superintendente Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, Costos y Precios, debe reunir los mismos requisitos, estar sujeta o sujeto a las mismas limitaciones de éste. La o el Superintendente Adjunto colaborará de manera directa con la o el Superintendente Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, Costos y Precios, en el ejercicio de sus competencias, las funciones administrativas del órgano y tendrá las potestades que establece este Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley, el Reglamento y el Reglamento interno de la Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derecho Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, Costos y Precios le atribuyan. Faltas temporales y absolutas

116   

Artículo 142. Las faltas temporales de la o del Superintendente Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, Costos y Precios serán asumidas por la o el Superintendente Adjunto; las cuales no podrán exceder de noventa (90) días hábiles, transcurrido este lapso si subsistiere la falta, esta se considerará absoluta. Las faltas absolutas de la o del Superintendente Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, Costos y Precios serán asumidas temporalmente por la o el Superintendente Adjunto de la Actividad Aseguradora, hasta tanto el Ministerio de Competencia en la materia designe al nuevo titular, dentro de los treinta (30) días hábiles siguientes a la fecha de la verificación de la falta. De las intendencias Artículo 143. La Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios, contará con tres (3) intendencias que serán las responsables de administrar, coordinar, supervisar, ejecutar, controlar y evaluar los distintos subsistemas que se señalan en el artículo anterior. La Intendencia para el desarrollo del SubSistema Nacional de Supervisión y Seguimiento de Costos, la Intendencia para el desarrollo del Sub-sistema Nacional de Información de Precios y la Intendencia para la instrumentación, evaluación y control del Sub-Sistema de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y servicios. La estructura administrativa y operacional de las intendencias se

117   

desarrollará en Superintendencia. 

el

reglamento

orgánico

de

la

Intendencia de Supervisión y Seguimiento de Costos Artículo 144. La Intendencia de Supervisión y Seguimiento de Costos es la instancia técnica responsable del registro, seguimiento y control de las distintas estructuras de costos que poseen las unidades productivas o prestadoras de servicios a nivel nacional. Tiene la capacidad de realizar inspecciones, investigaciones y estudios técnicos que determinan los posibles ilícitos económicos. Es la responsable de instrumentar, controlar y evaluar el Subsistema Nacional de Supervisión y Seguimiento de Costos. Intendencia de Información de Precios Artículo 145. La Intendencia de Información de Precios es la instancia técnica responsable del registro, seguimiento y control de los distintos precios que fijan las unidades productivas o prestadoras de servicios a nivel nacional y que son reportados a los órganos y entes de la Republica, Estados y Municipio con competencia en la Materia. Tiene como función estratégica la compilación, procesamiento y difusión de los precios de venta al público, a través de distintos medios físicos y electrónicos. Es la responsable de instrumentar, controlar y evaluar el Subsistema Nacional de Información de Precios. . Intendencia de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios

118   

Artículo 146. La Intendencia de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios es la instancia operacional responsable de los procesos de procesamiento de denuncias, fiscalización, conciliación, desarrollo de procesos administrativos y fijación de sanciones a las distintas unidades productivas o prestadoras de servicios a nivel nacional, estadal, municipal o comunal que cometan ilícitos económicos tipificados en el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley. Es la responsable de instrumentar, controlar y evaluar el Subsistema Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios. De la estructura organizativa de las Intendencia Artículo 147. La estructura organizativa de las intendencias descritas en los artículos 144, 145 y 146 serán desarrolladas en el Reglamento Orgánico que a tal efecto elaborará la Superintendencia y aprobará el órgano de adscripción. Régimen de personal Artículo 148. El ingreso, ascenso, traslado, suspensión y retiro de las o los empleados de la Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios está sometido a las normas de función pública establecidas en la ley que regula en forma general la materia de la función pública, en ese sentido, los cargos ejercidos por las o los funcionarios serán calificados de carrera y de libre nombramiento y remoción, conforme a lo que disponga el reglamento interno y de personal.

119   

Obligación de constituir caución Artículo 149. La o el Superintendente Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, Costos y Precios, la o el Superintendente Adjunto, y quienes ejerzan cargos de alto nivel o de confianza que realicen funciones que puedan comprometer patrimonialmente a la Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios, conforme a lo establecido en la ley, deberán prestar la caución que fije la Contraloría General de la República para cubrir cualquier responsabilidad que surja en el ejercicio de sus funciones. Prohibiciones al personal de la Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, Costos y Precios Artículo 150. Queda prohibido a la o a el Superintendente Nacional de Protección y Defensa de los Derecho Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios, a la o a el Superintendente Adjunto y al personal de la Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derecho Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, Costos y Precios, sin perjuicio de las prohibiciones establecidas en la ley que regula en forma general la materia de la función pública: 1. Emitir dictámenes, providencia o hacer uso de su posición a favor de los sujetos regulados en condiciones distintas a las normalmente exigidas u otorgadas.

120   

2. Recibir cantidades de dinero, bienes, el usufructo, uso o disfrute de éstos u obtener servicios a título gratuito, de los sujetos regulados, de los accionistas, presidentes, vicepresidentes, directores o administradores de los sujetos regulados, con los cuales tengan relación en el ejercicio de sus funciones. 3. Ser titular de acciones, directa o indirectamente de los sujetos regulados. Las prohibiciones a que se refiere este artículo, se extienden al cónyuge de los funcionarios o funcionarias mencionados o a la persona con quien éstos mantengan uniones estables de hecho. La contravención a las disposiciones contenidas en este artículo acarreará la destitución del funcionario, previo cumplimiento del procedimiento respectivo. Limitaciones al personal directivo de la Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios Artículo 151. Las personas unidas con la o el Vicepresidente de la República, o con la o el Superintendente de Costos, Precios y Protección de los Derechos Económicos, por vínculo conyugal, unión estable de hecho o parentesco hasta el cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad, no podrán desempeñar cargos en los cuales se administren o ejecuten recursos económicos o financieros en la Superintendencia de Costos, Precios y Protección de los Derechos Económicos. Ingresos de la Superintendencia de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las personas en el Acceso a los Bienes y servicios; Costos y Precios

121   

Artículo 152. El patrimonio propio de la Superintendencia de Protección de los Derechos Económicos de las personas en el Acceso a los Bienes y servicios, Costos y Precios, está conformado por: 1. La recaudación por concepto de las sanciones aplicadas a los sujetos regulados en la comprobación de ilícitos económicos. 2. Las asignaciones establecidas en la ley anual de presupuesto. 3. Las asignaciones otorgadas por operaciones de crédito público tramitadas por el Ejecutivo Nacional conforme a la ley. 4. Los productos generados por la inversión o administración de sus activos. 5. Las donaciones o legados. 6. Todos aquellos que por cualquier causa legal sean afectados al patrimonio de la Superintendencia de Costos, Precios y Protección de los Derechos Económicos. Inversión de los recursos líquidos Artículo 153. Los recursos obtenidos mientras no sean requeridos para la gestión diaria y funcionamiento de la Superintendencia de Protección de los Derechos Económicos de las personas en el Acceso a los Bienes y servicios, Costos y Precios, podrán ser invertidos en el fortalecimiento de las comunas y consejos comunales , bajo criterios de transparencia, seguridad, rentabilidad y liquidez emitidos o garantizados por la República o por las personas regidas por la ley que regula la materia bancaria y la ley que regula el mercado de valores, atendiendo los lineamientos establecidos por el Ejecutivo Nacional y las leyes especiales de la materia. Vigilancia de la Superintendencia

122   

Artículo 154. La Superintendencia de Protección de los Derechos Económicos de las personas en el Acceso a los Bienes y servicios, Costos y Precios ejercerá la vigilancia por parte del Estado, sobre todos los agentes económicos, tanto nacionales como extranjeros, y sus administradores, en cuanto al cumplimiento de las obligaciones expresas en el Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley y su reglamento. Delegación de funciones Artículo 155. El Superintendente podrá delegar en caso de impedimento o ausencia temporal, las facultades que le confiere el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley en personal bajo su cargo. De la Plataforma y sistemas Tecnológicos Articulo 156. La Superintendencia contará con la plataforma tecnológica y sistema informáticos de vanguardia integrado por el software, hardware, telemática, telefonía fija y digital y satelital que facilitarán la actividad de las instancias que integran el Sistema Nacional de Protección y Defensa de los Derechos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, Costos y Precios. Se garantizará un justo presupuesto para el mantenimiento permanente de dicha plataforma y sus sistemas. Del Portal Web Articulo 157. El sistema contará con un portal Web con toda la información de las instancias y entes que integran el Sistema Nacional de Protección y Defensa de los Derechos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios, así como también el registro del universo

123   

de empresas de bienes y servicios, sistema nacional informativo de precios y toda la información estadística que permita mostrar la transferencia en el manejo de tan importante misión. A la vez de ser un medio interactivo idóneo para la educación continua de la sociedad en materia de protección y defensa de los derechos económicos de las personas en el acceso a los bienes y servicios. Del Libre Acceso de los Ciudadanos y Ciudadanas Articulo 158. Todo ciudadano y ciudadana tendrá libre acceso al portal, teniendo como único requisito el registro correspondiente, en el link de usuarios y usuarias del Sistema Nacional de Protección y Defensa de los Derechos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios.

TÍTULO V DE LA FISCALIZACIÓN Y DE LOS PROCEDIMIENTOS ADMINISTRATIVOS

Principios generales Artículo 159. Los procedimientos contemplados en la presente Ley se rigen, entre otros, por los siguientes principios: 1. Publicidad: Las interesadas o interesados y sus representantes tienen el derecho a transcribir, leer o fotocopiar, cualquier documento contenido en el expediente, así como solicitar certificación del mismo.

124   

2. Dirección e impulso de oficio: La funcionaria o el funcionario que sustancia y dirige el proceso debe impulsarlo de oficio hasta su conclusión. 3. Primacía de la realidad: La funcionaria o el funcionario debe orientar su actividad en la búsqueda de la verdad e inquirirla por todos los medios a su alcance. En sus decisiones prevalecerá la realidad sobre las formas y apariencias. 4. Libertad probatoria: En el procedimiento pueden emplearse cualquier medio de prueba no prohibido expresamente por la ley o que resulte manifiestamente impertinente. 5. Notificación única: Realizada la notificación del interesado o interesada queda a derecho, sin necesidad de nueva notificación para ningún otro acto del procedimiento, salvo los casos expresamente señalados en la Ley. 6. Certificación de las Actos: todo acto administrativo deberá ser certificado por un funcionario de la Superintendencia previamente calificado, debiendo firmar y sellar el documento que registra dicho acto.

Legislación supletoria Artículo 160. Para todo lo no previsto en el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley, se aplicará en forma supletoria las normas de la Ley que rige de manera general los procedimientos administrativos. CAPÍTULO I

125   

DE LA FISCALIZACIÓN Facultades de fiscalización Artículo 161. Las funcionarias o los funcionarios autorizados por la Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios, dispondrán de amplias facultades de fiscalización para comprobar y exigir el cumplimiento de los derechos y obligaciones previstos en este Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley, pudiendo especialmente: 1. Practicar fiscalizaciones en los establecimientos o lugares dedicados a la actividad económica de bienes de cualquiera de los sujetos de la cadena de distribución, producción y consumo, así como los destinados a la prestación de servicios, en los recintos aduanales y almacenes privados de acopios de bienes, sean estas de oficio o por denuncia. 2. Exigir a cualquiera de los sujetos de la cadena de distribución, producción y consumo la exhibición de su contabilidad y demás documentos relacionados con su actividad, así como que proporcionen los datos o informaciones que se le requieran con carácter individual o general. 3. Requerir a los sujetos de la cadena de producción, distribución y consumo o terceros, que comparezcan ante sus oficinas a dar contestación a las preguntas que se le formulen o a reconocer firmas, documentos o bienes, si fuere el caso. 4. Practicar avalúo, para lo cual, La Superintendencia, contará con un equipo de expertos para realizar tal actividad, de conformidad con la normativa que regula la materia. 5. Practicar la verificación física de toda clase de bienes, incluso durante su transporte, en cualquier lugar del territorio de la República. 6. Solicitar a las funcionarias o los funcionarios o empleadas o empleados públicos, los informes y datos que posean con

126   

motivos de sus funciones, en ocasión a los procedimientos relacionados con el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley, salvo lo previsto en leyes especiales. 7. Requerir copia de la totalidad o parte de los soportes magnéticos, así como de la información de los documentos revisados durante la fiscalización sin importar que el procesamiento de datos se desarrolle a través de equipos propios o arrendados o que el servicio sea prestado por un tercero. 8. Requerir informaciones de terceros relacionados con los hechos objeto de la fiscalización, que en el ejercicio de sus actividades hayan contribuido a realizar o hayan debido conocer. 9. Practicar fiscalizaciones en los medios de transporte ocupados o utilizados por cualquier titulo, por cualquiera de los sujetos de la cadena de producción o consumo a cualquier hora habilitándose el tiempo que fuere menester para practicarlas. 10. Requerir el auxilio de cualquier fuerza pública cuando hubiere impedimento en el desempeño de sus funciones y ello fuere necesario para el ejercicio de las facultades de fiscalización. 11. Dejar constancia de los documentos revisados durante la fiscalización, incluidos los registrados en medios magnéticos o similares y requerir las copias o retener los que considere necesario a objeto de sustanciar el respectivo expediente. 12. Adoptar las medidas necesarias para impedir la destrucción, desaparición o alteración de la documentación que se exija, incluidos los registrados en medio magnéticos, o similares, así como de cualquier otro documento de prueba relevante cuando se encuentre éste en poder del fiscalizado. Supuestos para la procedencia de medidas preventivas

127   

Artículo 162. A los efectos de la presente ley, el peligro del daño, como requisito para adoptar la medida preventiva, viene dado por el interés individual o colectivo para satisfacer las necesidades en la disposición de bienes y servicios de calidad de manera oportuna, especialmente aquellos inherentes al derecho a la vida, a la salud y a la vivienda. La presunción de buen derecho se origina en el derecho del pueblo a la construcción de una sociedad justa y amante de la paz. En consecuencia, las funcionarias o los funcionarios autorizados por la Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios, dispondrán de amplias facultades para proceder a dictar y ejecutar las medidas preventivas, conforme a las disposiciones de este Título, en cualquiera de las siguientes situaciones: 1. Cuando el o los sujetos de la cadena de producción, distribución y consumo, prestadores de servicios, o terceros responsables cierren, abandonen, restrinjan la oferta, se nieguen a expender bienes, obstaculicen el desarrollo normal de cualquiera de las etapas de la cadena, alteren las características de la prestación del servicio establecidas en el artículo nueve (9) de este Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley o presuntamente hubieren omitido realizar cualquier actividad para el normal desenvolvimiento de su proceso, en cualquiera de las fases de producción, fabricación, importación, acopio, transporte, distribución y comercialización. 2. Cuando el requerido conforme al Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley, no exhiba los libros y documentos pertinentes o no aporte los elementos necesarios para efectuar la fiscalización. 3. Cuando la declaración de los sujetos de la cadena de distribución, producción y consumo, de los prestadores de servicios, o terceros responsables, no estén respaldadas por

128   

los documentos, contabilidad u otros medios que permitan conocer los antecedentes así como el monto de las operaciones que deban servir para la determinación de su contabilidad. 4. Se opongan u obstaculicen el acceso a los locales, oficinas o lugares donde deban iniciarse o desarrollarse las facultades de fiscalización, de manera que imposibiliten el conocimiento cierto de las operaciones que allí se realicen. 5. Lleven dos o más sistemas de contabilidad con distinto contenido. 6. No presenten los libros y registros de la contabilidad, la documentación comprobatoria o no proporcionen las informaciones relativas a las operaciones registradas. 7. Omisión del registro de operaciones o presunta alteración de ingresos, costos y deducciones. 8. Registro de compras, que no cuenten con los soportes respectivos. 9. Omisión o presunta alteración en los registros de existencias que deban figurar en los inventarios, o registren dichas existencias a precios distintos a los de costo. 10. No cumplan con las obligaciones sobre valoración de inventarios o no establezcan mecanismos de control de los mismos. 11. Se adviertan presuntas irregularidades que imposibiliten el conocimiento cierto de las operaciones. 12. Se advierta riesgo de destrucción, desaparición o alteración de los bienes y de la documentación que se exija conforme las disposiciones de este Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley, incluidos los registrados en medios magnéticos o similares, así como de cualquier otro elemento probatorio relevante para la determinación de los hechos investigados. 13. En el caso que el infractor persista en vender los alimentos o productos especulativos.

129   

14. Cuando se verifique la presunta violación de lo establecido en los artículos 51, 87 y cualquiera de los supuestos de ilícitos administrativos, previsto en los artículos 176, 177, 178, 179, 180, 181, 182 y 183 del presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley. Tipos de medidas preventivas Artículo 163. Las medidas preventivas que podrán ser dictadas conforme al artículo anterior son las siguientes: 1. Ocupación y operatividad temporal, la cual se materializará mediante la posesión inmediata, puesta en operatividad, administración y el aprovechamiento del establecimiento local, bienes y servicios por parte del órgano o ente competente del Ejecutivo Nacional, a objeto de garantizar la disposición de dichos bienes y servicios por parte de la colectividad. El órgano o ente ocupante procederá a realizar el inventario del activo, y ejecutará las acciones necesarias a objeto de procurar la continuidad de la prestación del servicio o de las fases de la cadena de producción y distribución del consumo que corresponda. 2. Tomar posesión de los bienes y utilización de sus respectivos medios de transporte. En aquellos casos que se trate de bienes de primera necesidad la Superintendencia podrá poner los mismos a disposición de las personas, a través de los mecanismos que se consideren pertinentes. 3. Tomar posesión de los bienes y de los medios de transporte con los que se suponga fundadamente que se ha cometido cualquiera de los supuestos de ilícitos administrativos, previstos en los artículos 176, 177, 178, 179, 180, 181, 182 y 183 del presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley, previo el levantamiento del acta en la cual se

130   

especifiquen dichos bienes. En aquellos casos que se trate de bienes, la Superintendencia podrá poner los mismos a disposición de las personas, a través del comiso inmediato de los bienes u otros mecanismos que se considere pertinentes. 4. Cierre temporal del establecimiento o local, con la finalidad que el presunto infractor subsane los supuestos que motivaron la aplicación de la medida. El lapso fijado podrá extenderse en caso de incumplirse o irrespetarse la medida preventiva. 5. La retención preventiva del medio de transporte cuando existan suficientes elementos de la presunta comisión del delito de contrabando de extracción. El funcionario deberá poner a la orden del Ministerio Público o a la orden de los organismos de seguridad del Estado, al conductor, propietario o cualquier otra persona relacionada con el ilícito, así como el respectivo medio de transporte. 6. Todas aquéllas que sean necesarias para garantizar el bienestar colectivo de manera efectiva, oportuna e inmediata. Durante la vigencia de cualquiera de las medidas, los trabajadores seguirán recibiendo el pago de salarios y los derechos inherentes a la relación laboral y la seguridad social. La medida preventiva adoptada surtirá efectos de manera inmediata, aún sin la presencia de la persona afectada. Oposición a la medida preventiva Artículo 164. Luego de dictada la medida preventiva por la funcionaria o el funcionario competente, éste deberá de manera inmediata, remitir dicha decisión a la o el Superintendente con la finalidad de que una vez realizada la oposición por la persona afectada, la o el Superintendente ratifique, modifique o revoque la medida preventiva adoptada. Si la persona afectada se encontrara presente se entenderá notificada y podrá oponerse a la medida preventiva adoptada

131   

dentro de los tres días siguientes, acompañando para ello las pruebas que considere pertinentes. Cuando la notificación personal del sujeto afectado no fuere posible, se ordenará la publicación del acto en un diario de circulación nacional y, en este caso, se entenderá notificado el sujeto afectado transcurrido el término de cinco días contados a partir de la publicación, circunstancia que se advertirá en forma expresa, luego de los cuales comenzará a transcurrir el lapso para realizar la oposición a la medida. En caso de oposición se abrirá una articulación probatoria de ocho días, la o el Superintendente, deberá resolver la oposición en un plazo no mayor de veinte días hábiles, sin perjuicio de que la funcionaria o el funcionario prorrogue el lapso por igual término cuando lo considere conveniente para practicar las diligencias necesarias en la búsqueda de la verdad. CAPÍTULO II MECANISMOS ALTERNOS DE RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS Conciliación antes del inicio del procedimiento Artículo 165. La Superintendencia de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios, de oficio o a solicitud del denunciante, podrá practicar conciliaciones en la sede del denunciado, en los puntos de atención itinerante habilitados a nivel nacional, en los centros de operación comunal o en las Oficinas de la Superintendencia, con la presencia del denunciante y denunciado, a efectos de lograr los acuerdos siguientes: 1. La reposición del producto o servicio al valor actual. 2. La reparación de producto o servicio al valor actual.

132   

3. La devolución del precio o la contraprestación pagada por la persona. 4. Que la proveedora o proveedor cumpla con la prestación ofrecida en una relación de consumo, siempre que la misma conste por escrito. 5. Que la proveedora o proveedor cumpla con atender la solicitud de información requerida por la persona, siempre que dicho requerimiento guarde relación con el producto adquirido o servicio contratado. 6. Que la proveedora o proveedor pague las coberturas o prestaciones previstas en las pólizas de seguros, en los contratos de servicios prepagados, así como en cualesquiera otros de naturaleza semejante. 7. La elección por parte de la persona, de la forma de pago que más le convenga dentro de las posibilidades ofrecidas por el vendedor o prestador del servicio. 8. La entrega de facturas en las ventas realizadas o en los servicios prestados, debidamente desglosadas, según el caso. 9. Cualquier otro acuerdo que restituya el derecho infringido dentro del marco legal del presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley. Lograda la conciliación, la funcionaria o el funcionario actuante levantarán un acta suscrita por las partes, donde se hará constar los términos de la misma, poniendo fin al procedimiento, una vez homologada por la Sala de Sustanciación. El incumplimiento del acuerdo conciliatorio por parte del sujeto de la cadena de distribución, producción y consumo, previa verificación por parte de la autoridad administrativa, y la falta de acuerdo conciliatorio, acarrearán el inicio del procedimiento previsto en la Ley. En ningún caso procederá la conciliación en los supuestos previstos en el Título II

133   

Capitulo III, artículos 76 al 82 de este Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley. CAPÍTULO III DEL INICIO DEL PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO Del inicio del procedimiento Artículo 166. La Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios, iniciará el procedimiento de oficio o a solicitud de persona interesada. Los Órganos y Entes del Estado que tuvieren conocimiento de la presunta comisión de una infracción prevista en el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley o sus reglamentos, informará inmediatamente la Superintendencia de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios a fines que se inicie el procedimiento correspondiente, remitiendo las actuaciones que hubiere realizado, si fuere el caso. Las solicitudes podrán ser presentadas de manera escrita u oral, caso en el cual, será reducida a un acta sucinta que comprenda los elementos esenciales de la misma. Diligencias iniciales Artículo 167. Las funcionarias o los funcionarios autorizados por la Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios, practicarán todas las diligencias tendentes a investigar y a hacer constar la presunta comisión de la infracción, con todas las circunstancias que puedan influir en su calificación y en la

134   

responsabilidad del presunto infractor o infractora, así como al aseguramiento de los objetos relacionados con la comisión del hecho. Acta de inicio Artículo 168. Cuando se inicie un procedimiento por la presunta comisión de una infracción a la normativa prevista en el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley, las funcionarias o los funcionarios autorizados por la Superintendencia de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios, deberán iniciar el correspondiente procedimiento administrativo a través de acta, la cual contendrá la siguiente información: 1. La identificación del o la denunciante, su domicilio o residencia, sólo para los casos de denuncia y demás datos que faciliten su ubicación. 2. Identificación de las presuntas infractoras o presuntos infractores, así como del respectivo establecimiento de la cadena de distribución, producción y consumo, o de servicio, que corresponda, así como el transporte. 3. Presunto domicilio del establecimiento de la cadena de distribución, producción y consumo, que corresponda, y ubicación geográfica del transporte. 5. Narración de los hechos y formulación previa de los cargos que dieron origen al procedimiento. 6. Señalamiento de testigos que hubieren presenciado la comisión del hecho, si los hubiere. 7. Identificación de las funcionarias o funcionarios autorizados para sustanciar el procedimiento, firmando y sellando el acta correspondiente. De la sustanciación del expediente

135   

Artículo 169. Al día siguiente del inicio del procedimiento se ordenará la notificación de la presunta infractora o presunto infractor. Dentro de los dos días siguientes a que conste en autos su notificación, se fijará mediante auto expreso día y hora para que tenga lugar la audiencia de descargos, dentro de un plazo no menor de cinco días ni mayor de diez días. Adicionalmente, la funcionaria o el funcionario podrá ordenar la práctica de un informe técnico, asimismo podrá dictar todas aquellas diligencias preliminares, medidas preventivas o medidas de sustanciación que considere conveniente. Medidas preventivas en el procedimiento sancionatorio Artículo 170. Las medidas preventivas pueden dictarse de oficio o a solicitud de persona interesada, en cualquier estado del procedimiento. Si existen indicios de que puede afectarse el interés individual o colectivo, deberán dictarse las medidas preventivas a que hubiere lugar. En los demás casos sólo procederán cuando exista riesgo manifiesto de que quede ilusoria la ejecución de la decisión y siempre que se acompañe un medio de prueba que constituya presunción grave de esta circunstancia y del derecho que se reclama. En este sentido, podrán dictarse, entre otras, las siguientes medidas preventivas: 1. La clausura temporal de almacenes, depósitos y establecimientos dedicados al comercio, conservación, almacenamiento, producción o procesamiento de bienes o cualquier otro de las fases o etapas de la cadena productiva, así como los destinados a la prestación de servicios. 2. La ocupación temporal con intervención de almacenes, depósitos, industrias, comercio, transporte de bienes o cualquier otro de las fases o etapas de la cadena productiva, así como los destinados a la prestación de servicios.

136   

3. El comiso de los bienes en cualquiera de las fases o etapas de la cadena productiva. 4. Prohibición de enajenar y gravar sobre bienes inmuebles, cuando se verifique abusos por parte de los productores de vivienda frente a las personas, conforme al artículo 42 de este Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley. Dictada la medida de Prohibición de enajenar y gravar, la Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios, Costos y Precios, sin pérdida de tiempo oficiará al Registrador Subalterno respectivo, para que no protocolice ningún documento en el que de alguna manera se pretenda enajenar o gravar el inmueble, insertando en el oficio los datos sobre la situación y linderos del mismo. 5. Cualquier otra medida que resulte necesaria para garantizar de manera urgente el derecho de las personas al acceso a los bienes y servicios. De la oposición a la medida Artículo 171. Dentro de los tres días siguientes a que sea dictada la medida preventiva o de su ejecución, el interesado podrá solicitar razonadamente su revocatoria o modificación por ante la funcionaria o el funcionario que la dictó, quien decidirá dentro los cinco días siguientes a dicha solicitud. De la notificación Artículo 172. La notificación indicará la oportunidad para que comparezca la presunta infractora o presunto infractor ante el Órgano competente a los fines de conocer la oportunidad para la audiencia de formulación de cargos. La notificación se entregará a la presunta infractora o presunto infractor, o a quien se encuentre en su morada, habitación u oficina y, en caso de ser una persona jurídica, en la oficina receptora de

137   

correspondencia si la hubiere, dejando constancia del nombre y apellido de la persona a la que se le hubiere entregado, quien deberá firmar su recibo, el cual será agregado al expediente del procedimiento. También puede practicarse la notificación por los medios electrónicos de los cuales disponga la autoridad competente, o aquellos que estén adscritos a este. A efectos de la certificación de la notificación, se debe proceder de conformidad con lo dispuesto en la Ley sobre Mensajes de Datos y Firmas Electrónicas y su reglamento en todo cuanto le sea aplicable, atendiendo siempre a los principios procesales del presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley. Cuando resulte impracticable la notificación de conformidad con lo previsto en este artículo, se procederá a realizar la misma mediante cartel en el que se indicará el día y hora en que deberá comparecer, la presunta infractora o presunto infractor, acompañado de copia certificada de la denuncia, el cual será fijado a la puerta del local, empresa o establecimiento relacionado con la cadena de distribución, producción y consumo, o de servicio. Al día siguiente que conste en el expediente el cumplimiento de lo previsto en el presente artículo, por parte del Jefe de la Sala de Sustanciación, comenzará a contarse el lapso de comparecencia del denunciado. Audiencia de descargos Artículo 173. En la audiencia de descargos la presunta infractora o presunto infractor podrá, bajo fe de juramento, presentar sus defensas o admitir los hechos que se le atribuyen de manera escrita u oral, caso en el cual se levantará acta sucinta.

138   

De producirse la admisión total de los hechos imputados, la Jefa o Jefe de Sala, procederá a plasmar los acuerdos alcanzados y levantar el acta respectiva. Si se produce la admisión parcial de los hechos atribuidos o su rechazo, se continuará el procedimiento. En caso que la presunta infractora o presunto infractor no comparezca a la audiencia de descargos se valorará como indicio de los hechos que se le atribuyen. En la audiencia de descargos, la funcionaria o el funcionario de la Sala de Sustanciación, deberá mediar y conciliar las posiciones instando a las partes a la conciliación, dándoles un lapso prudencial no mayor a treinta minutos, para que estos realicen las deliberaciones y diligencias pertinentes sobre el caso; vencido este término, deberán de manera oral y pública expresar si concilian o no. De lograrse la conciliación, las partes firmaran el acuerdo, el cual podrá ser homologado por la funcionaria o el funcionario competente, con lo cual culminará el procedimiento. De no lograrse la conciliación continúa el procedimiento. Del lapso probatorio Artículo 174. Al día siguiente de la celebración de la audiencia de descargos se abrirá un lapso probatorio de doce días, que comprenden tres días para la promoción de pruebas, dos días para la oposición, dos días para su admisión y cinco días para su evacuación. De la terminación del procedimiento Artículo 175. Al día siguiente del vencimiento del lapso probatorio, se remitirá el expediente al Superintendente Nacional de Protección y Defensa de los Derechos

139   

Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios, a fin de que decida mediante providencia administrativa dentro de los veintiún días hábiles. La providencia administrativa será redactada en términos claros y precisos, con relación sucinta de los hechos y de derecho en que se fundamenta la decisión. La o el Superintendente Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios, a los fines de agilizar los procedimientos administrativos podrá delegar la facultad de emitir de providencias administrativas en los gerentes regionales, una vez revisados los casos y avalados por la correspondiente sala de sustanciación. La o el Superintendente Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios puede ordenar, en cualquier estado del procedimiento, la preparación o evacuación de cualquier otra prueba que considere necesaria para el mejor esclarecimiento de los hechos. De lo cual deberá notificar a las partes, a los fines de que tengan el debido control de la prueba.
 

Contra esta decisión podrá intentarse recurso jerárquico por ante el órgano de adscripción dentro de los quince (15) días siguientes. Frente a la decisión del órgano de adscripción, se podrá ejercer el recurso contencioso administrativo ante la Sala Político Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia dentro de los noventa (90) días continuos.
 

TÍTULO VI

140   

DE LAS SANCIONES CAPÍTULO I DE LAS DEFINICIONES DE LOS ILÍCITOS Y DELITOS ECONÓMICOS: LA ESPECULACIÓN, EL ACAPARAMIENTO, EL BOICOT, LA CARTELIZACIÓN, LA USURA, LA ESTAFA Y OTROS ILÍCITOS ADMINISTRATIVOS. De la especulación Artículo 176. Quienes vendan bienes a precios superiores a los fijados por la autoridad competente, alteren la calidad o condicionen su venta serán sancionados de conformidad con lo previsto en el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley. De quien especule comprando Artículo 177. Quien compre productos declarados de primera necesidad, regulados, o declarados en régimen especial preferencial para fines de lucro y no para consumo familiar o personal, será sancionado conforme a lo previsto en el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley. Del acaparamiento Artículo 178. Quienes restrinjan la oferta, circulación o distribución de bienes, retengan los mismos, con o sin ocultamiento, para provocar escasez o aumento de los precios, serán sancionados de conformidad con lo previsto en el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley. Del boicot

141   

Articulo 179. Quienes, conjunta o separadamente, desarrollen o lleven a cabo acciones, incurran en omisiones, que impidan, de manera directa o indirecta la producción, fabricación, importación, acopio, transporte, distribución y comercialización de bienes, serán sancionados conforme a lo previsto en el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley. De la cartelización
 

Articulo 180. Quienes promuevan un sistema donde la mayoría de las firmas que participan, son prácticamente las mismas, recibiendo el aval oficial para presentarse en las licitaciones, poniéndose de acuerdo para presupuestar con sobreprecios que en la mayoría de las veces supera el 15 por ciento del valor original de los pliegos será sancionado conforme a lo previsto en el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley. De la Usura Articulo 181. Quienes, en perjuicio de ciudadanos y ciudadanas con serias necesidades económicas, realice la práctica que se produce cuando una persona debe pagar un interés aún mayor que el permitido por la ley, será sancionado conforme a lo previsto en el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley y a las leyes que regulan la materia. De la estafa Articulo 182. Quien entregue un bien patrimonial por medio del engaño haciendo creer la existencia de algo que en

142   

realidad no existe será sancionado conforme a lo previsto en el Código Civil Venezolano. La Superintendencia supervisará tales actos e iniciará procesos administrativos antes las instancias competentes vinculadas con este ilícito. Prohibición de expendio de alimentos o bienes vencidos o en mal estado Artículo 183. Las proveedoras o proveedores no deberán vender productos alimenticios y bienes sometidos a control de precios, vencidos o en mal estado. Quien incurra en la violación de este artículo será sancionado conforme a lo previsto en el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley.
 

CAPÍTULO II DE LOS TIPOS DE SANCIONES De la aplicación Artículo 184. Para la aplicación de las sanciones previstas en el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley, la Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios, tomará en consideración la gravedad de la infracción, pudiendo imponer según el caso, las siguientes sanciones: 1. La asistencia obligatoria a recibir o dictar charlas, talleres o cursos sobre los derechos y obligaciones de las personas en el acceso a los bienes y servicios, las cuales no podrán exceder de sesenta horas, ni ser menor de treinta, distribuidas conforme así lo disponga la decisión administrativa.

143   

2. Imposición de multa, la cual deberá hacerse efectiva en un máximo de 72 horas y presentar su correspondiente certificación bancaria ante el ente competente, a los fines de garantizar el cierre del proceso sancionatorio. 3. La clausura temporal de almacenes, depósitos y establecimientos dedicados al comercio, conservación, almacenamiento, producción o procesamiento de bienes, por un lapso de hasta noventa días. 4. La ocupación temporal con intervención de almacenes, depósitos, industrias, comercio, transporte de bienes, por un lapso de hasta noventa días. 5. Cierre definitivo de almacenes, depósitos y establecimientos dedicados al comercio, conservación, almacenamiento, producción o procesamiento de bienes. En caso de incumplimiento, por parte del infractor o infractora sancionada, de la obligación prevista en el numeral primero, se le impondrá por cada hora de inasistencia, una multa de Cien Unidades Tributarias (100 U.T.), salvo que demuestre fundados y justificados motivos o razones de su inasistencia por caso fortuito o fuerza mayor, plenamente comprobables, a criterio de la Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios. A tal efecto, el infractor o infractora deberá presentar ante el órgano competente un escrito anexando las pruebas que considere pertinentes dentro de los tres días hábiles siguientes a su inasistencia y la Superintendencia deberá resolver lo conducente en un lapso de cinco días hábiles, prorrogables por el mismo periodo. Para la imposición de las sanciones se tomarán en cuenta los principios de equidad, proporcionalidad, racionalidad, considerándose a estos efectos la gravedad de la infracción, la dimensión del daño, los riesgos a la salud, la reincidencia y la última declaración del ejercicio fiscal anual.

144   

Las sanciones aquí previstas, no eximirán a los infractores o infractoras sancionadas de que se le exija la respectiva responsabilidad civil o penal. En el caso de sanción de cierre temporal, el tiempo en que se mantenga la medida, el patrono continuará pagando los salarios a las trabajadoras o trabajadores y demás obligaciones laborales y de la seguridad social, lo cual deberá ser verificado por la autoridad laboral competente. Sanciones por incumplimiento a los derechos de las personas
 

Artículo 185. Quien atente contra el salario del trabajador o trabajadora en cuanto a afectar de manera directa el pago oportuno y justo de su jornada laboral, será sancionado con multa entre 10 a cinco mil Unidades Tributarias (5.000 U.T.) según la magnitud del caso. Artículo 186. Quien viole o menoscabe los derechos establecidos en el artículo 9, del presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley, será sancionado con multa de cien Unidades Tributarias (100 U.T.) a veinticinco mil Unidades Tributarias (25.000 U.T.) y clausura temporal hasta por noventa días.
 

Sanciones por incumplimiento a la protección de la salud y seguridad Artículo 187. Quien incumpla las obligaciones establecidas en el Título II Capítulo II referido a la protección de la salud y seguridad, artículos 44, 45, 46, 47, 48, 49 y 50 será sancionado con multa de cien Unidades Tributarias (100 U.T.)

145   

a veinticinco mil Unidades Tributarias (25.000 U.T.) y clausura temporal hasta por noventa días o cierre definitivo. Sanciones por incumplimiento de la protección de los intereses económicos y sociales Artículo 188. Quien incumpla las estipulaciones previstas en el Título II, Capítulo III, artículos 51, 52, 53, 54, 55, 56, 57 y 58 serán sancionados con multa de cien Unidades Tributarias (100 U.T.) a veinticinco mil Unidades Tributarias (25.000 U.T.), y clausura temporal hasta por noventa días. Sanciones por incumplimiento a los deberes correspondientes a la prestación de los servicios Artículo 189. Quien incumpla las estipulaciones previstas en el Título II, Capítulo III, artículos 59, 60, 61, 62, 63, 64 y 65 serán sancionados con multa de cien Unidades Tributarias (100 U.T.) a veinticinco mil Unidades Tributarias (25.000 U.T.), y clausura temporal hasta por noventa días. Sanciones por incumplimiento a la protección en el comercio electrónico Artículo 190. Quien incumpla las estipulaciones previstas en el Título II, Capítulo III, artículos 66, 67, 68, 69, 70, 71, 72, 73, 74 y 75 serán sancionados con multa de cien Unidades Tributarias (100 U.T.) a veinticinco mil Unidades Tributarias (25.000 U.T.), y clausura temporal hasta por noventa días. Sanciones por incumplimiento a la información y publicidad Artículo 191. Quien incumpla las estipulaciones previstas en el Título II, Capítulo III artículos 76, 78, 79, 80, 81, 82, 83, 84,

146   

85, 86, 87, 88, 89, 90, 91, 92, 93, 94, 95, 96 y 97 serán sancionados con multa de cien Unidades Tributarias (100 U.T.) a veinticinco mil Unidades Tributarias (25.000 U.T.), y clausura temporal hasta por noventa días. Sanciones por especulación, acaparamiento y por boicot Artículo 192. Quien esté incurso en los supuestos previstos en el Título II, Capítulo III en sus artículos 176, 177, 178, 179 y 180, 181, 182 y 183 serán sancionados con clausura temporal hasta por noventa días, multa de cien Unidades Tributarias (100 U.T.) a cincuenta mil Unidades Tributarias (50.000 U.T.) o cierre definitivo. Parágrafo Único: Cuando el funcionario bajo fe pública constate la comisión in fraganti del ilícito de especulación, deberá abrir de inmediato el procedimiento administrativo sancionatorio, notificando en ese acto al infractor para que comparezca ante el órgano competente al tercer día hábil siguiente, a los fines de conocer la oportunidad para la audiencia de formulación de cargos, de conformidad con lo previsto en el artículo 172 de este Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley. Así mismo, procederá a fijar el monto de la multa, tomando en cuenta los principios de justicia, equidad, proporcionalidad, racionalidad y progresividad, apreciándose especialmente: 1. La gravedad de la infracción. 2. La dimensión del daño. 3. El monto de la patente de industria y comercio del ejercicio en curso. 4. El monto indicado en la última declaración de impuesto sobre la renta por concepto de ingresos brutos. 5. La reincidencia. Cuando la notificación personal no fuere posible, se ordenará la publicación del acto en un diario de circulación nacional y,

147   

en este caso, se entenderá notificado transcurrido el término de cinco días contados a partir de la publicación, circunstancia que se advertirá en forma expresa, luego de los cuales comenzará a computarse el término para que comparezca al tercer día hábil ante el órgano competente, a los fines de conocer la oportunidad para la audiencia de formulación de cargos. Sanciones por incumplimiento a las inherentes a los contratos de adhesión obligaciones

Artículo 193. Quien esté incurso en los supuestos previstos en el Título II, Capítulo III en sus artículos 99, 100, 101, 102 y 103 será sancionado con multa de cien Unidades Tributarias (100 U.T.) a cinco mil Unidades Tributarias (5.000 U.T.), o clausura temporal hasta por noventa días. Sanciones por incumplimiento a las operaciones a crédito de bienes o prestaciones de servicios Artículo 194. Quien esté incurso en los supuestos previstos en el Título II, Capítulo III en sus artículos 104, 105 y 106 será sancionado con multa de cien Unidades Tributarias (100 U.T.) a cinco mil Unidades Tributarias (5.000 U.T.), o clausura temporal hasta por noventa días. Sanciones por incumplimiento a las responsabilidades del proveedor Artículo 195. Quien esté incurso en los supuestos previstos en el Título II, Capítulo III en sus artículos 107, 108, 109, 110, 111, 112, 113, 114, 115 y 116 serán sancionados con multa de cien Unidades Tributarias (100 U.T.) a cinco mil Unidades Tributarias (5.000 U.T.), o clausura temporal hasta por noventa días.

148   

CAPÍTULO III DE LAS MULTAS Destino de las multas y de la liquidación de los bienes comisados Artículo 196. Los montos enterados por concepto de las multas así como los generados por concepto de la venta de los bienes comisados deberán ingresar a la Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios; Costos y Precios en un plazo no mayor de cinco días hábiles contados a partir de que la Autoridad competente expida la planilla de liquidación. En caso de que el infractor o infractora no cumpla con la obligación del pago de la multa dentro del plazo establecido, se iniciará de inmediato el Juicio Ejecutivo, con arreglo al procedimiento de Ejecución de Créditos Fiscales, establecido en el Código de Procedimiento Civil. Se utilizará el 15% de los recaudos para fortalecer el sistema de Defensa y Seguimiento Ciudadano. Acumulación de sanciones de multas Artículo 197. Cuando el mismo sujeto de la cadena de producción o consumo estuviere incurso en dos o más supuestos de infracción, se le impondrá, acumulativamente, el monto de las multas que corresponda a cada infracción.

TÍTULO VII DE LOS DELITOS Y LAS PENAS DE LOS ILÍCITOS ECONÓMICOS

149   

CAPITULO I DE LOS ILÍCITOS ECONÓMICOS Especulación Artículo 198. Quienes vendan bienes a precios superiores a los fijados por la autoridad competente, alteren la calidad o condicionen su venta, incurrirán en el delito de especulación y serán sancionados con prisión de dos a seis años. Acaparamiento Artículo 199. Quienes restrinjan la oferta, circulación o distribución de bienes o retengan los mismos, con o sin ocultamiento, para provocar escasez y aumento de los precios, incurrirán en el delito de acaparamiento y será sancionado con prisión de dos a seis años. Del boicot Artículo 200. Quienes, conjunta o separadamente, desarrollen o lleven a cabo acciones, incurran en omisiones, que impidan, de manera directa o indirecta la producción, fabricación, importación, acopio, transporte, distribución y comercialización de bienes, serán sancionados con prisión de seis a diez años.
 

De la Cartelización Artículo 201. Quienes, conjunta o separadamente, desarrollen o lleven a cabo acciones de cartelización en los procesos de producción, fabricación, importación, acopio, transporte, distribución y comercialización de bienes, en sus formas horizontal o vertical, serán sancionados con prisión de seis a diez años.

150     

Alteración fraudulenta de precios Artículo 202. Quien difunda noticias falsas, emplee violencia, amenaza, engaño o cualquier otra maquinación para alterar los precios de los bienes, será sancionado con prisión de dos a seis años. Alteración fraudulenta de condiciones de oferta y demanda Artículo 203. Quien con la finalidad de alterar las condiciones de oferta y demanda en el mercado nacional, destruya o haga desaparecer los bienes o los instrumentos necesarios para su producción o distribución será sancionado con prisión de cinco a diez años. Contrabando de extracción Artículo 204. Incurre en delito de contrabando de extracción, y será castigado con pena de prisión de cuatro a ocho años, quien mediante actos u omisiones, en complicidad o no con funcionario o autoridad, intente desviar los bienes declarados de primera necesidad de su destino original autorizado por el órgano o ente competente, así como, quien intente extraer del territorio nacional dichos bienes, cuando su comercialización se haya circunscrito al territorio nacional. Parágrafo Único: El delito de contrabando de extracción se comprueba cuando el poseedor de bienes declarados de primera necesidad no pueda presentar, a requerimiento de la autoridad competente, en un lapso de 24 horas hábiles siguientes, al día de haber sido sorprendido en la presunta

151   

comisión del delito, la documentación comprobatoria de haber cumplido con todas las disposiciones legales referidas a la movilización y control de dichos bienes. En todo caso, una vez comprobado el delito se procederá al comiso del medio de transporte utilizado.

CAPÍTULO II DE OTROS DELITOS De la usura genérica Artículo 205. Quien por medio de un acuerdo o convenio, cualquiera que sea la forma utilizada para hacer constar la operación, ocultarla o disminuirla, obtenga para sí o para un tercero, directa o indirectamente, una prestación que implique una ventaja notoriamente desproporcionada a la contraprestación que por su parte realiza, incurrirá en delito de usura y será sancionado con prisión de uno a tres años. En la misma pena incurrirá quien en operaciones de crédito o financiamiento, obtenga a título de intereses, comisiones o recargos de servicio una cantidad por encima de las tasas máximas respectivas fijadas o permitidas por el Banco Central de Venezuela. De la usura en las operaciones de financiamiento Artículo 206. Quien en las operaciones de venta a crédito de bienes o servicios de financiamiento para tales operaciones, obtenga a título de intereses, comisiones o recargos, cualquier cantidad por encima de los máximos que sean fijados o permitidos por el Banco Central de Venezuela, en atención a las condiciones existentes en el mercado

152   

financiero nacional, incurrirá en delito de usura, y será sancionado con pena de prisión de dos a cinco años. Será sancionado con la misma pena, quién viole lo establecido en el segundo párrafo del artículo 105 del presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley. De la importación de bienes nocivos para la salud Artículo 207. Quien importe o comercialice bienes declarados nocivos para la salud y de prohibido consumo, será sancionado con prisión de tres a cinco años. Asimismo, será sancionado la funcionaria o funcionario que autorice tal importación o comercialización. Quien venda o exhiba para su venta, alimentos, bebidas o medicamentos no falsificados ni adulterados, pero si nocivos a la salud o cuya fecha de consumo haya expirado o caducado, será penado con prisión de uno a tres años. Alteración de calidad, cantidad, peso o medida de bienes y servicios Artículo 208. La proveedora o el proveedor que modifique o altere la calidad, cantidad, peso o medida de los bienes y servicios, en perjuicio de la consumidora o consumidor o la usuaria o usuario, será sancionado con prisión de seis meses a un año. Circunstancia agravante Artículo 209. Serán aumentadas en el doble, las penas establecidas para las conductas tipificadas en el presente Capitulo, cuando éstas tengan por objeto la seguridad integral de la nación, desestabilizar las instituciones democráticas o generar alarmas que amenacen la paz social.

153   

Remisión Legal Artículo 210. El conocimiento de los delitos previstos en esta Ley corresponde a la jurisdicción penal ordinaria, de conformidad con lo establecido en el Código Orgánico Procesal Penal. Lo no previsto en este Título, se regirá por lo establecido en el Código Penal. De la Inhabilitación en el ejercicio del Comercio Artículo 211. Se podrá establecer como pena accesoria para la persona que haya sido condenada mediante Sentencia definitivamente firme por los Delitos señalados en el Capitulo I y II de este Título, la inhabilitación para el ejercicio del comercio por un periodo de hasta diez años contados a partir del momento en que tenga lugar el cumplimiento de la pena corporal impuesta. De las Responsabilidades Artículo 212. Sin perjuicio de la imposición de las penas y sanciones establecidas en el presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley, las personas no estarán eximidas de su responsabilidad civil, penal y administrativa contenidos en las leyes correspondientes.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS PRIMERA. El Ejecutivo Nacional reglamentará el presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley, en un lapso de ciento ochenta días, contados a partir de la entrada en vigencia.

154   

SEGUNDA: Las actuaciones procedimentales verificadas y llevadas a cabo durante la vigencia de la Ley para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios culminarán bajo dicha normativa. TERCERA: Hasta tanto se agote de manera definitiva toda la papelería del otrora Instituto para la Defensa de los Derechos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (INDEPABIS), tendrá plena validez la que se encuentre distinguida con la antigua denominación del Instituto. CUARTO:  Se ordena la supresión y liquidación del Instituto para la Defensa de los Derechos de las Personas en el Acceso a los Bienes y servicios (INDEPABIS)). El plazo para llevar a cabo dicho proceso será de un año, contado a partir de la fecha de la publicación del presente Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley, en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela. Culminado el plazo señalado sin que hubiere concluido el proceso de supresión y liquidación, la Junta Liquidadora podrá acordar hasta dos prórrogas consecutivas, por un plazo máximo de seis meses cada una, a fin de concluir el proceso de supresión y liquidación que este Decreto, con Rango, Valor y Fuerza de Ley ordena. Cada prórroga deberá acordarse mediante resuelto motivado, dictado en sesión especialmente convocada al efecto. La Junta Liquidadora deberá obtener autorización órgano de adscripción para tramitar y acordar las prórrogas a las que se refiere este artículo. Quinta: La ejecución del referido proceso de supresión y liquidación, estará a cargo de la Junta Liquidadora, integrada

155   

por un Presidente o Presidenta y dos miembros principales, con sus respectivos suplentes. Los miembros de la Junta Liquidadora son de libre nombramiento y remoción de la Vicepresidencia de la República en materia de planificación y desarrollo. Sexta: Los bienes muebles e inmuebles y recursos financieros pertenecientes al Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y servicios (INDEPABISS), serán transferidos a la República, por órgano del Ministerio del Poder Popular con competencia en la materia, para ser transferidos a la Superintendencia Nacional de Protección y Defensa de los Derechos Económicos de las Personas en el Acceso a los Bienes y servicios; Costos y Precios. DISPOSICIÓN DEROGATORIA Única. Se deroga parcialmente la Ley para la Defensa de los Derechos de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (INDEPABIS) publicada en Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 39.359 del 1 de febrero de 2010, manteniendo en vigencia los artículos 125 al 151 de dicha ley. DISPOSICION FINAL Única. El presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley entrará en vigencia a partir de su publicación en Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela. Quedan exentos de todos los impuestos de papel sellado, estampillas y derechos registrales, todos los actos jurídicos, solicitudes y actuaciones de cualquier especie que se realicen en ocasión de los trámites legales que permiten la instrumentación del presente Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley.

156   

Dado en Caracas, a los días del mes de julio de dos mil once. Año 201° de la Independencia, 152° de la Federación y 12° de la Revolución Bolivariana. Ejecútese, (L.S.)
HUGO CHÁVEZ FRÍAS

Refrendado El Vicepresidente Ejecutivo (L.S.)

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->