Está en la página 1de 1

UNIDAD I

Toda filosofía del derecho, forma parte de una determinada filosofía general,
puesto que ofrece reflexiones filosóficas acerca de los fundamentos generales
del derecho. Por otra parte muchos juristas se conforman con estudiar la masa
de las normas legales que se les enfrentan y dejar a los demás toda
exploración filosófica generalmente de este mundo, limitándose a los conceptos
generales que son comunes a la profesión. El derecho común, tradicional, en
gran parte, descansa en una visión general de la ley. La ley no involucra una
filosofía del derecho, porque la ley consiste en declaraciones o enunciados
expresados verbalmente, y tales declaraciones, común mente llamamos juicios
que en derecho son llamados juicios normativos, da lugar a una clase de
cuestiones filosóficas, de significación para tales juicios. Una filosofía de la
experiencia es una filosofía del problema, considerando el término problema
en el mismo sentido concreto en que la palabra problema se refiere
originalmente al griego a algo. Solo si se toma en cuenta todos los distintos
tipos de experiencia podemos dar una imagen del derecho que sea adecuado
a la realidad y al mismo tiempo, general. Solo entonces se podrá desarrollar
una amplia filosofía del derecho.

El antiguo testamento ésta lleno de actos de legislación, además los conceptos


religiosos han traído una gran influencia sobre el concepto occidental del
derecho. Puesto que para el derecho, siempre tiene importancia fundamental
que la obligación de las normas se encuentra firmemente anclada en la
convicción, de la legalidad de la autoridad que crea la ley. Se dice que el
derecho, la ley y el castigo son conceptos hondamente arraigados en la noción
de justicia, si no hubiera leyes, la expiación carecería de significado.

Raye