CAPITULO I

1.-TEXTO LEGAL
El que, por culpa, ocasiona la muerte de una persona, será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de dos años o con prestación de servicios comunitarios de cincuenta y dos a ciento cuatro jornadas. "La pena privativa de la libertad será no menor de un año ni mayor de cuatro años si el delito resulta de la inobservancia de reglas de profesión, de ocupación o industria y no menor de un año ni mayor de seis años cuando sean varias las víctimas del mismo hecho." "La pena privativa de la libertad será no menor de cuatro años ni mayor de ocho años e inhabilitación, según corresponda, conforme al artículo 36 -incisos 4), 6) y 7)-, si la muerte se comete utilizando vehículo motorizado o arma de fuego, estando el agente bajo el efecto de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o sintéticas, o con presencia de alcohol en la sangre en proporción mayor de 0.5 gramos-litro, en el caso de transporte particular, o mayor de 0.25 gramoslitro en el caso de transporte público de pasajeros, mercancías o carga en general, o cuando el delito resulte de la inobservancia de reglas técnicas de tránsito."

El homicidio es la muerte que una persona ocasiona a otra sin que medie ninguna circunstancia específica de agravación o atenuación. En la práctica no es de uso la palabra homicidio en sentido tan general como la vieja pleonástica definición de carmignani: "homicidium est hominis caedes ad homine injuste petrata". Homicidio es la muerte de un hombre realizada

injustamente por otro hombre. Como el delito es siempre una acción humana, resulta superfluo agregar que el homicidio es la muerte cometida por un hombre, el sujeto activo del homicidio simple puede ser cualquier persona, siempre y cuando sea jurídicamente

Con el desarrollo de las legislaciones extranjeras y nacionales se ha llegado a determinar que dicho delito es tanto producido por el sujeto positivo como el activo. actual. descendiente cónyuge o concubino).P. el C.284 . 111 del código penal en las cuales esta cometido por negligencia e imprudencia e impericia que por personas que pudieron preverlo no lo pudieron hacer.-ANTECEDENTES HISTORICOS Durante la historia del Perú. Este delito. podemos observar que uno de los problemas que se presentan es como precisar y saber en qué momento se está hablando de un homicidio culposo y cuáles son los motivos para que el delito se califique como tal. Además de la sustitución de la voz de negligencia por la de la culpa y de mejorar la redacción del tipo.1 1 JOSE LUIS CASTILLO ALVA / EL HOMICIDIO pag. se consideraba como un homicidio Internacional por traer consigo la muerte de una persona que supuestamente no se sabía si era por culpa de el o por culpa del homicida..-CONSIDERACIONES GENERALES 2. 111 ha considerado necesario añadir un agravante mas al homicidio culposo calificado como es la referida a ³cuando sean varias las victimas´ circunstancia que se coloca junto a la ³inobservancia de reglas técnicas de profesión. Históricamente esta clase de homicidio. 2. en el segundó párrafo del art. para que se considere como homicidio culposo debe ser consumado en su totalidad.responsable y no tenga vínculos de parentesco con el sujeto pasivo exigidos en el parricidio (ascendiente. El sujeto pasivo puede ser cualquiera que no tenga vínculos de parentesco con el sujeto activo.1. Por este motivo está tipificado en el Art. de ocupación e industria´.

como en el código anterior.No debe pasarse por alto. presente en la parte general del C. B) A pesar de la influencia. en razón a una simplificación de las clases de sanciones jurídico-penales. el legislador peruano histórico de 1991 no ha tenido en cuenta la reforma producida. No se añade ninguna exigencia adicional. hoy.P derogado se imponía la pena de prisión.-CONSIDERACIONES POLITICO CRIMINALES A) La regulación del homicidio culposo en el C. también el cambio de la clase de penalidades: mientras en el C. siempre patente.285 . sino que se repite la formula de la culpa. una penalidad no mayor de dos años el homicidio culposo agravado ha incrementado en un año el límite máximo de la pena que ya no es cinco. Respecto al tiempo de duración de la pena se percibe una ligera modificación. del que mata por culpa. alla por el año 1989 (Ley Organica 3/1989 2 JOSE LUIS CASTILLO ALVA / EL HOMICIDIO pag. 84) y el C. 2. poco innovadores tanto si se mira los precedentes normativos nacionales (leyes o proyectos) como a documentos legislativos del derecho comparado. se impone solo una pena privativa de libertad. de los proyectos. en la figura de la culpa que se llevo a cabo en España. 121 inc. 3).P. que. por lo demás. simple y sencilla. En ellos se alude a la referencia. al menos en el tipo básico. en su estructura y naturaleza guardan gran semejanza. entre otros ámbitos. sigue conservando patrones tradicionales.P. El límite mínimo se conserva igual en dos años2. brasileño (art. reformas o nuevas regulaciones del derecho penal español en la estructuración de nuestro Derecho Penal.P.P. argentino (art. Mientras el homicidio culposo simple recibe. sino seis años. Baste citar a dos de los códigos latinoamericanos más influyentes de la región como son el C.2.

La doctrina penal española cuando comenta la figura del homicidio imprudente no lo hace bajo esta rubrica genérica y parca.3 Dicha reforma ha sido reproducida en su integridad por el C. español de 1995. y particularmente en el art. entre ellos.P. Recibiendo la inmediata y feliz adhesión de la doctrina hispana. por mandato expreso de la norma no es comprendido por el artículo en mención. sino que denomina al art. o culpa insignificante. o imprudente como dice literalmente la norma española. 28. una diferencia en el plano de lo injusto que se determina por la gravedad de la infracción del deber objetivo de cuidado. como HOMICIDIO POR IMPRUDENCIA GRAVE. 142 C. sino que constituye solo una falta (art. C) Creemos que en nuestro país una futura reforma del C. Luis. existiendo. por obedecer dicha postura 3 a serios postulados político- GRACIA MARTIN. que se preocupe de armonizar nuestra legislación con las modernas tendencias de la ciencia penal. debe tener en cuenta. Solo el homicidio por imprudencia temeraria o grave seria siempre constitutivo de delito. El homicidio por imprudencia simple daría lugar a una falta.del 21 de junio) y en donde.P.´. En dicho cuerpo normativo. 621 inc. manteniendo el sistema de clausulas generales de la imprudencia (derogado desde 1995). p. entre otros puntos urgentes la limitación del homicidio culposo A los supuestos de imprudencia grave o temeraria.P. Delitos contra los bienes jurídicos fundamentales. 2). solo se considera homicidio culposo. 142. al que por ³Imprudencia grave causare la muerte de otro«. se redujo severamente en el ámbito de la punibilidad de la imprudencia que afecto particularmente al homicidio culposo y en los que se distinguió dos tipos de injusto por imprudencia: el homicidio por imprudencia temeraria y el homicidio por imprudencia simple. . El homicidio por imprudencia leve. tal como sucede en nuestro país.

12 C. deben encontrarse excepcionalmente sancionados. y que se manifiesta en los medios o en los modos de ejecución como también en la actitud interna desvaliosa. entre otros factores. con la regulación del delito culposo en nuestro C.que son los más frecuentes en algunos sectores del trafico de la vida social. independientemente del disvalor del resultado.4 4 JOSE LUIS CASTILLO ALVA / EL HOMICIDIO pag. ético y social y jurídico penal. Ello guarda íntima relación. -Si por el principio de INTERVENCION MINIMA solo pueden castigarse las conductas mas graves entre los ilícitos existentes. el principio de intervención mínima y en principio de proporcionalidad. Como sustento de ellos pueden citarse. tiene una tipificación expresa y cerrada (sistema del numerus clausus). tanto en su estimación constitucional.. Para ello es necesario tener en cuenta la importancia del bien jurídico lesionado. penándose siempre que se halle específicamente previsto en la ley(segundo párrafo del art.P. que a diferencia del delito doloso. según entendemos.criminales y a principios del Derecho Penal que se asientan sobre una mínima racionalidad garantista. entre un hecho determinado (acción y resultado) y la sanción que se pretende imponer. por el desvalor de la acción. además. los comportamientos culposos. representada. o correlato valorativo. como la dañosidad social de la conducta. y que encierran menor gravedad que las conductas dolosas-.289 .P. y no cualquier vulneración a los bienes jurídicos por pequeños que sean .) -El principio de proporcionalidad destaca que debe existir una adecuación.

el delito imprudente solo está completo cuando se comprueba un resultado que es consecuencia de la conducta que infringe un deber objeto de cuidado. 1989 . a su vez. prudencia o precaución. p 88 ROY FREYRE. De allí que la relación entre acción y resultado. siempre que debiera haberlo previsto y dicha previsión era posible (homicidio por culpa inconsciente). De este modo.5 Roy Freyre6 enseña que puede definirse el homicidio culposo como la muerte producida por el agente al no haber previsto el posible resultado antijurídico de su conducta. o habiéndole previsto. un riesgo típicamente relevante que se concretiza en el resultado (muerte) y se mantiene el mismo dentro de los alcances del tipo del homicidio imprudente. El agente obra por culpa cuando produce un resultado dañoso al haber actuado con falta de previsión.-TIPICIDAD OBJETIVA El delito se perfecciona cuando el sujeto activo ocasiona la muerte del sujeto pasivo por haber obrado culposamente. confía en poder evitarlo.3. el cual crea. una relación entre la conducta realizada y el resultado producido. Aparece el homicidio culposo cuando la conducta del agente afecta el deber objeto de cuidado y como consecuencia directa deviene el resultado letal para el sujeto pasivo. confía sin fundamento en que no se producirá el resultado letal que el actor se representa (culpa consiente) 5 6 RAMIRO SALINAS SICCHA. Es decir. sin interferencia de factores extraños. como es propio de todo delito cuya acción provoca una modificación en el mundo exterior. entre la acción y el resultado debe mediar un nexo de causalidad. p 221 . o si se prefiere. deviene e presupuesto mínimo para exigir una responsabilidad por el resultado producido. la imputación objetiva del resultado a la acción que le ha causado. previniéndole.MANUAL DE DERECHO PENAL PARTE ESPECIAL. habiendo sido el resultado previsible o.

que haya nacido y que se encuentre vivo.. 7 RAMIRO SALINAS SICCHA..-LOS SUJETOS y SUJETO ACTIVO.1. Así parece expresado en la Ejecutoria Superior del 28 de diciembre del 2008: que establece que ³en el delito de homicidio culposo el bien jurídico protegido es la vida humana en forma independiente.2. considerándose que el comportamiento del sentenciando ha constituido en matar a otro. al carecer el tipo penal de una exigencia adicional respecto a la calidad o característica personal del autor. 111 sea considerado como un delito común que puede ser cometido por cualquier ciudadano.-ASPECTO NUCLEAR De manera unánime la doctrina acepta la posibilidad que el homicidio imprudente pueda cometerse tanto por una acción. La referencia a ³El que «´ hace que en el art.MANUAL DE DERECHO PENAL PARTE ESPECIAL.-BIEN JURIDICO PROTEGIDO La vida humana independiente dentro de los parámetros naturales y biológicos ya señalados y explicados. p 96 .3.Puede ser cualquiera.3. 3. dándose el nexo de causalidad entre el comportamiento culposo y el resultado de muerte´7 3. como por una omisión. y SUJETO PASIVO. entendida como un despliegue de energía física. independientemente de las condiciones de viabilidad y de su pertenencia a una clase social o económica.Puede ser cualquier ser humano. siempre que infrinja un deber objetivo de cuidado y el resultado le sea imputable. siempre que concurran una posición de garantiza previa que imponga la obligación de proteger bienes jurídicos o controlar determinadas fuentes de peligro.

cuando el autor. El deber objetivo de cuidado se cumple. se mantiene dentro del riesgo permitido. respetando el deber objetivo de cuidado. reconocer y valorar las circunstancias en las que desarrolla su actuación como los posibles factores. El autor no está obligado. sin el cual sería inútil preguntarse por la responsabilidad penal. sin caer en la más grave injusticia si esta se ha comportado. que puedan alterar. Asimismo. para ello se confía en una correcta valoración del juez y en la apelación a criterios jurídicos que tiene su origen. en la mayoría de supuestos. haya infringido un deber objetivo de cuidado. y por consiguiente queda excluido el desvalor de la acción. que puedan contribuir a la lesión de un bien jurídico. al generar un determinado resultado. en algunos casos. El deber de cuidado exige al autor advertir. sin embargo a prever circunstancias o factores extraordinarios. pues no se puede gravar con una carga coactiva (pena) o una persona. en ramas distintas al derecho penal y que obedecen. a reglas de experiencia. ya sea de la naturaleza o de terceros. requiere que el autor. El legislador ha considerado necesario realizar una formulación suficientemente amplia para que cualquier comportamiento que cumpla con las características esenciales de la imprudencia. respecto al grado de probabilidad que se tiene para poner en peligro o lesionar un interés jurídicamente tutelado. De faltar este elemento queda excluida la tipicidad de la conducta. Sin su infracción no puede fundarse responsabilidad penal alguna. independiente de la forma de ejecución. pueda dar lugar a un delito.Todo delito culposo. No es necesario que el autor haya creado algún peligro sobre el bien jurídico (vida) para que se entienda que no hay responsabilidad penal alguna. y además ha sido sumamente cauteloso y prudente en la ejecución de su conducta. reconocibles y determinantes. en todo momento. sino basta que habiendo riesgo este se mantenga dentro de los parámetros establecidos como . y más aun el homicidio imprudente. debe de existir una ponderación de las consecuencias de la conducta. un curso causal regular o el desarrollo de un comportamiento.

4.licito en la actividad respectiva. 3. que ofrece una serie de normas o cumplir tanto para una mayor fluidez y seguridad del mismo. ordenes o normas disciplinarias. en el delito culposo. En la práctica los delitos culposos están muy relacionados con los accidentes de transito. y esencial en . El disvalor de la conducta no basta. Recién cuando se excede o supera el riesgo permitido puede configurar alguna responsabilidad penal. como para evitar la lesión de bienes jurídicos de terceros. porque nos encontramos ante una conducta socialmente adecuada. se requiere un nexo de causalidad entre el comportamiento culposo y el resultado muerte. En consecuencia el comportamiento consiste en matar a otro. pues gracias a el se configura plenamente el injusto. negligencia o impericia. Además en el tipo penal del homicidio culposo la conducta consiste en el comportamiento con el cual el sujeto contraviene precauciones debidas y posibles. o violando leyes. sea obrando con imprudencia. reglamentos. antes no. dado que bajo las condiciones de la era tecnológica una cierta dosis de peligro pertenece a la circunstancias normales de la vida diaria "más aun" sin la intervención en la vida social es imposible sin asumir cierto riesgo ya sea para terceros o nosotros mismos. siendo en este ámbito donde se ponen realmente en juego los criterios que determinan la posibilidad de imputar objetivamente el resultado al comportamiento del sujeto. dado que por mas que se haya infringido una norma objetiva de cuidado si no concurre el resultado no habrá delito culposo. Un ejemplo paradigmático esta dado por el reglamento de tránsito o de circulación vehicular.-RELACIONES DE CAUSALIDAD a) Función del resultado en el delito imprudente En el delito imprudente el resultado no cumple una función puramente accesoria sino esencial. Mientras en el delito doloso el disvalor de la conducta puede dar lugar a una tentativa punible.

8 JOSE LUIS CASTILLO ALVA EL HOMICIDIO p.el homicidio. de la equivalencia de condiciones por la que.3011 . 308 . La imputación objetiva en los delitos imprudentes. al menos normativamente. toda vez que la acción sigue siendo incorrecta aunque no pase nada. mas aun si el resultado puede deberse a una circunstancia lamentable o la pura casualidad. implica tanto que el resultado hubiese sido evitado mediante una conducta prudente que cumpla con el deber objetivo de cuidado.8 b) Casualidad y resultado El injusto del delito imprudente solo está completo cuando se comprueba un resultado que es consecuencia de la conducta que infringe un deber objetivo de cuidado. como hemos dicho. como que la norma infringida por la conducta sirviera justamente para evitar resultados como los que se produjeron en el caso concreto. Sin embargo . el disvalor de la acción patentizado en la infracción del deber objetivo de cuidado. es cierto que el resultado desde el punto de vista normativo no añade nada a la infracción del deber objeto de cuidado. el cual crea a su vez un riesgo típicamente relevante que se concretiza en el resultado (muerte) y se mantiene el mismo dentro de los alcances del tipo de homicidio imprudente. la cual presupone. C) Imputación Objetiva El disvalor del resultado en el delito imprudente queda satisfecho de manera suficiente cuando se comprueba la imputación objetiva. La causalidad en el delito imprudente se resuelve con la teoría mayoritariamente aceptada. un puro disvalor de la acción mantiene a la conducta impune por ser la tentativa inimaginable. causa del resultado es aquella que suprimiéndose trae consigo también la eliminación del resultado.

hubiese llegado al resultado. ya que. no le interesa prohibir de manera indiscriminada cualquier resultado sino un daño jurídico en concreto.. a nadie se puede imputar el resultado. El resultado sería así inevitable porque la persona comportándose cuidadosamente igual. distinguiéndose nítidamente entre las consecuencias (resultados) que el fin de protección de la norma busca evitar aquellos que son solo un reflejo de la protección de un deber de cuidado. Se trata de aplicar aquí un criterio de justicia. Hay resultados que quedan de antemano excluidos y de ningún modo es concebible que se busque abarcarlos.En este delito que regula la ley penal no existe dolo..Debe negarse el juicio de imputación cuando habiéndose producido el resultado por la infracción al deber objetivo de cuidado. en especial en el homicidio de esta clase son: -El comportamiento alternativo de acuerdo a derecho. por el sentido del precepto maxime si se tiene un objeto de regulación especifico. por lo tanto en . Para ello tiene que remitirse a la función teológica de la norma y a los resultados que esta pretende evitar.TIPICIDAD SUBJETIVA DOLO. esta es la intención o voluntad de lesionar el bien jurídico.Los principales elementos de la imputación en los delitos imprudentes. pues no se puede gravar a nadie con sanciones jurídico-penales por acontecimientos inevitables o que hubiesen sucedido de todas maneras. y también de manera mas amplia el tipo penal. 4. también se hubiera producido llevando a cabo un comportamiento cuidadoso. A la norma de cuidado.-El resultado no puede imputarse cuando queda al margen del ámbito de protección a la norma vulnerada. Si nadie lo podía evitar.. -El resultado queda al margen del ámbito de protección de la norma o del alcance del tipo.

-GRADOS DE EJECUCION DEL DELITO ± TENTATIVA Y CONSUMACION Como ha quedado establecido y aceptado por la doctrina. tentativa.9 5. la simple vulneración del deber de cuidado no es suficiente pata estar frente al ilícito en hermenéutica. aparece sin mayor polémica que en el homicidio por culpa es imposible la tentativa. o previo (culpa consiente) el resultado pero subestimo la virtualidad de su ocurrencia.homicidio culposo se requiere la negligencia. en los delitos por culpa es imposible hablar de tipos de realización imperfecta o mejor dicho. El homicidio por culpa se perfecciona en el mismo momento que se produce el resultado ³muerte del sujeto pasivo a consecuencia del actuar negligente del agente. debido a que el agente no quiere ni busca el resultado muerte de la víctima. Resulta necesaria la producción efectiva del resultado muerte. la imprudencia o impericia a la hora de lesionar el bien jurídico. En tal forma.En el homicidio culposo es necesario que el autor obre con conocimiento hipotético o concreto de la posibilidad de producir la muerte de terceros. La tipicidad subjetiva se da entonces por la previsibilidad no prevista sin que ello se tome en cuenta. En consecuencia se requiere culpa corriente o inconsciente. Cuando se habla de culpa hay que partir de la idea de que el sujeto no quiso producir ese resultado. Por eso la doctrina exige la realización de una acción sin la diligencia debida lesionado con ello el deber de cuidado que era necesario tener al ejecutar acciones que previsiblemente podían causar la muerte de una persona.. al actuar. CULPA. de donde surge que el agente. En ese sentido. debió prever (culpa inconsciente) pues era previsible. De modo más claro para la 9 BRAMONT ARIAS MANUAL DE DERECH PENAL .

Todo aquel que infrinja el mencionado deber de cuidado. Más todavía si nuestra legislación cuando regula las forma de participación criminal como la instigación (art. con la salvedad de algunos autores de la doctrina penal española. Esta situación difiere del concepto de autor que se acoge en el delito doloso en donde prevalece un concepto restrictivo que permite elaborar una distinción entre autores y participes. 24) y la complicidad (art. la vigencia de un sistema unitario de autor en el que todo aquel que infringe el deber objetivo de cuidado y crea un riesgo jurídicamente relevante es autor individual y debe responder como tal. En nuestra legislación debe acogerse esta opinión mayoritaria. la posibilidad de . resulta imprescindible que se verifique el resultado muerte de la víctima. a contrario sensu. desde un perspectiva ex ±ante. se viene aceptando que en el delito culposo prevalece un concepto unitario del autor . Recién con la verificación del resultado letal podemos hablar de un homicidio culposo. por lo que es ocioso preguntarse qué es autor o participe.imputación a una persona de un homicidio culposo no es suficiente la simple infracción del deber objetivo de cuidado. y en el homicidio de esta índole. 6. Solo se acepta en el delito culposo. Aunque puede plantearse en el plano ontológico una distinción entre autores y participes. desde el punto de vista normativo dicha concepción resulta inviable. y favorezca con una contribución relevante al resultado será tenido como autor del delito culposo. antes no se configura. 25) al mencionar expresamente la necesidad que concurra en ellas el solo esta excluyendo.-AUTORIA Y PARTICIPACION De manera abiertamente mayoritaria. que los separe según el peso de su contribución objetiva al hecho.

-MARCO PENAL (OTROS PAISES) Según la Legislación Española: Dentro del homicidio y sus formas». como reo de homicidio imprudente. de plantearse en la práctica. de uno a seis años. 2) Cuando el homicidio imprudente sea cometido utilizando un vehículo a motor. 3) Cuando el homicidio fuere cometido por imprudencia profesional se impondrá además la pena de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión. sin 10 JOSE LUIS CASTILLO ALVA EL HOMICIDIO p. Un criterio opuesto. con la pena de prisión de uno a cuatro años.1: Como consecuencia del artículo 12 del Código Penal. la pena de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores o la privación del derecho a la tenencia y porte de armas. No puede ser otra la conclusión la que nos conduce el legislador al menos de lege lata. Título I del Libro II del Código Penal. se impondrá así mismo. será castigado. nos encontramos con la tipificación del artículo 142. es decir. que instaura un sistema de numerus clausus respecto a la imprudencia. distingue este delito del homicidio doloso castigado en el artículo 138 del Código Penal. 347 348 . se castiga el homicidio imprudente en el artículo 142: 1) El que por imprudencia grave causare la muerte de otro. Debe quedar en claro que así como no hay participación culposa en delito doloso. correría el riesgo de incurrir en una analogía que por ampliar la punibilidad mas allá del margen trazado por la ley se encuentra completamente prohibida. artículos 138 a 143. tampoco hay participación culposa en el delito imprudente. 142. La ausencia de dolo consiste en la falta de conocimiento y voluntad intencional directamente dirigida a causar la muerte de otra persona.castigar la participación culposa. oficio o cargo por un periodo de tres a seis años. lo que caracteriza el homicidio imprudente es la falta de dolo.10 7. y respectivamente. un ciclomotor o un arma de fuego. Art.

]». pues su existencia se hace depender no de la intención real de matar. Para poder apreciar la imprudencia y de acuerdo con la jurisprudencia del Tribunal Supremo será necesario que concurran los siguientes requisitos: 1) Una acción u omisión no voluntariamente intencional o maliciosa.. que respetaría no un ciudadano normal o poco diligente. falta que sólo podrá perseguirse mediante denuncia de la persona agraviada o su representante legal (art. sino un ciudadano cuidadoso. que sirve para distinguir este delito de la falta prevista en el artículo 621.2 del Código Penal: Los que por imprudencia leve causaren la muerte de otra persona. constituyendo la imprudencia leve del artículo 621. 2) Una actuación negligente por falta de previsión. Por otra parte.embargo. a resoluciones materialmente injustas. aludiendo a la infracción del deber objetivo de cuidado. sino de los medios empleados o del lugar del cuerpo en que haya incidido el ataque. 621.. porque se imputan a título de homicidio doloso.6 del Código Penal). el problema del dolo. el artículo 142. vendrá determinada por el grado de infracción de la norma de cuidado y el grado de peligrosidad de la conducta del sujeto activo. se ha oscurecido como consecuencia de una tendencia a objetivizar un elemento tan eminentemente subjetivo como es el dolo. que comporta la vulneración de las más elementales reglas de cautela o diligencia exigibles a cualquier ciudadano. El término imprudencia grave se utiliza para designar los supuestos antes denominados de imprudencia temeraria. La distinción de esta imprudencia grave con la imprudencia leve. conductas evidentemente imprudentes que deberían castigarse con arreglo al artículo 142.1 exige imprudencia grave». en la doctrina y en la práctica española. serán castigados [.2 del Código Penal. la infracción de las normas de cuidado no tan elementales como las vulneradas por la imprudencia grave. llegando por esta vía en ocasiones. .

cuando media cierta diferencia temporal entre las lesiones y la muerte. y sólo acuden al concurso ideal de delitos. por ejemplo. el delito de homicidio por imprudencia grave. 4) Originación de un daño (el delito de homicidio imprudente es un delito de resultado).2: La realización del hecho imprudente mediante un vehículo a motor o ciclomotor constituye el ámbito que arroja en general el mayor número de hechos imprudentes. Por lo que respecta a posibles concursos ideales o reales en los que entre en juego este delito. puede realizarse naturalmente por omisión. así como si las mismas deben apreciarse en grado de tentativa o consumadas.T. sin ánimo de matar. de 22 de septiembre de 1995). (S.S. estando en este caso y en principio. en estos casos se aplicará también como pena principal la privación del derecho a conducir los mismos por determinado periodo . la determinación de la gravedad o entidad de las lesiones. que debe resolverse con arreglo al artículo 77 del Código Penal. no faltando autores que entienden que el homicidio absorbe el desvalor de la lesión. ante un concurso ideal de lesiones dolosas y un delito o falta imprudente de homicidio. 142. particularmente de homicidios por imprudencia. acerca de que no concurrían las posibilidades de producción de un resultado de muerte. como por ejemplo. es el de la realización de una acción inicial dolosa de lesiones. En cualquier caso aparecen problemas. de la que se deriva un resultado de muerte por imprudencia. Por último. el supuesto más importante que se plantea. estando basada la infracción del deber objetivo de cuidado en. 5) Adecuada relación de causalidad entre el proceder descuidado o inobservante y el daño o mal sobrevenido. la creencia errónea y vencible del sujeto activo.3) Un factor normativo representado por la infracción del deber objetivo de cuidado. Art.

siendo muchos los supuestos apreciados jurisprudencialmente: No parar el vehículo al notar que le venía el sueño (S. Este artículo 142.S. como en relación a la imprudencia profesional de los agentes de la autoridad en uso de armas de fuego.3: La regulación de la imprudencia profesional ha sufrido una acusada modificación en cuanto a su tratamiento punitivo en el nuevo Código Penal.T.de tiempo. de 20 de abril de 1990). en el precepto comentado se opta por imponer una pena de inhabilitación especial con carácter acumulativo a la pena privativa de libertad... si en el anterior Código Penal daba lugar a una agravación de la pena. 142.T.2 del Código Penal llevará aneja la pena de privación del derecho a la tenencia y porte de armas.S.3 vendrá en aplicación en la vida real fundamentalmente tanto en el ámbito de la actividad médica. circular con un defecto visual grave (S. [. de 8 de junio de 1992). que da lugar por el mismo periodo de tiempo a la privación del derecho a la tenencia y porte de las mismas. Art. en cuyo caso y de conformidad con lo dispuestos en el artículo 142.] castigándose también en este apartado la realización del hecho imprudente con un arma de fuego. pero sin aumentar en ningún caso esta última. .

Será doloso cuando exista la intención positiva de inferir la muerte a la víctima. entre otros. pero de igual forma se mata.CONCLUSIONES El homicidio se diferencia del asesinato por su carencia de alevosía o ensañamiento y generalmente por no matar con motivos abyectos o fútiles tales como. así. Cabe anotar que todas estas clases de homicidios acarrean consecuencias jurídicas diferentes. en las que se encuentran por ejemplo. se convierte en uxoricidio. o cuando definitivamente se ignora dicho resultado. por ejemplo. o de un deber legal. a los padres en parricidio. también llamado homicidio culposo: se presenta cuando se conoce el posible resultado muerte y sin embargo se cree poder evitarlo pero falla y se produce la muerte. . dándole muerte al cónyuge. El homicidio tiene 3 clasificaciones generales atendiendo el elemento subjetivo del agente. Un homicidio puede ser justificable si se produjo por alguna de las causales de ausencia de responsabilidad. por lo que las acciones carentes de intención y omisiones que conlleven a su muerte serán susceptibles de ser juzgadas conforme a las leyes penales. se predica a causa del deber de toda persona de abstenerse de causar daño a otra. Hay diversos apelativos para los homicidios y asesinatos según la relación que guarden el homicida y su víctima. De la punibilidad en este caso. la legitima defensa. el cumplimiento de una orden de un mando superior. o magnicidio si la víctima era la máxima representación del estado. El homicidio involuntario. la promesa remuneratoria o recompensa. y el ánimo de obtener lucro.

BIBLIOGRAFIA  JOSE LUIS CASTILLO ALVA ² HOMICIDIO ed.2003  BRAMONT ARIAS ² Manual de Derecho Penal Parte Especial ed. 2000  RAMIRO SALINAS SICCHA ²Manual de Derecho Penal Parte Especial ed. ZAFFARON ² Código Penal Comentado Tomo II .2001  JOSE HURTADO POZO ² Manual de Derecho Penal  EUGENIO R.