P. 1
SIGNIFICADO DE LOS NOMBRES MESES DEL AÑO

SIGNIFICADO DE LOS NOMBRES MESES DEL AÑO

3.0

|Views: 21.822|Likes:
Este material es una simple y corta investigación sobre el origen de los nombres de los meses del año... les va agradar. Pr. Oskar J. González N. (Autor)
Este material es una simple y corta investigación sobre el origen de los nombres de los meses del año... les va agradar. Pr. Oskar J. González N. (Autor)

More info:

Published by: Oskar Jairo González Narváez on Jul 12, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/01/2014

pdf

text

original

E N E R O

El origen de nuestros meses se remonta al antiguo calendario romano y como consecuencia tienen origen romano y sobre todo en la lengua “latina”, que era la oficial en todo el imperio romano. Como era de esperarse las culturas siguientes se vieron muy afectadas en Europa y América para adoptar y conservar los nombres del calendario romano, por lo menos en los nombres y no tanto en el orden. Y hablando del origen del nombre de ENERO, es igual a Januarius: mes de Jano (ianos), dios romano de las puertas y los portales, por eso abría los meses del año. Se le representa con dos caras que miran una para cada lado. Para todo los occidentales, Europa, Oceanía y África el mes de enero representa hoy en día la expectativa del comienzo de un nuevo año. Es con interés y muchas veces con ansiedad que se espera la oportunidad del inicio de un año nuevo. ¿Qué debe significar para los cristianos el inicio de un nuevo año? Como niños debemos confiar plenamente en aquel Salvador que cumplirá plenamente todas las promesas. Tendremos cada día del próximo año batallas y librar duras guerras en las cuales posiblemente habrá dolor, ansiedad y lágrimas. Pero confiemos en Aquel que es Poderoso para librarnos, corregirnos y guiarnos por senderos de paz y prosperidad. Comparto esta promesa. “Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Confiad en Jehová plenamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos” (Isaías 26: 3,4). El Señor te prospere.

FEBRERO
El segundo mes del año en nuestro calendario, es un mes donde todavía se nota algo de esperanza. Así que lo que no se pudo hacer en planes y proyectos en el mes de enero, muchas veces se llena uno de ánimo y lo hace en febrero. Y con respecto al origen del nombre FEBRERO, Febru: mes de Febrau (febrauus), es el festival romano de la purificación (Februalia, que se lleva a cabo el día 15). Posiblemente tenga un origen sabino, intercalans, es decir: mes intercalado. Tenía 27 días y fue abolido por Julio Cesar. Para ti querido hermano y hermano, es y debe ser un mes como todos los meses. De oportunidades, desafíos y metas alcanzadas con la ayuda de Dios. Sigue hacia delante y hacia arriba. No te detengas, no mires hacia atrás. Con la ayuda de Dios tenemos cumplidas todas nuestras esperanzas y sueños. Cuando hablamos de sueños, llega a la mente el pensamiento de la cultura brasilera que dice: el hombre sueña monumentos, pero construye ruinas para morada de los vientos. Como hijos e hijas de Dios debemos construir aquello que permanezca y sostenga nuestros planes y proyectos, Y esto únicamente en la Roca eterna que es Cristo Jesús. Comparto con ustedes la siguiente cita bíblica: “Entonces viendo el denuedo de Pedro y Juan, y sabiendo que eran hombres sin letras y del vulgo, se maravillaban; y les reconocían que habían estado con Jesús” (Hechos 4: 13). Que en todos los meses del año, nuestros amigos, vecinos y familiares puedan ver que hemos estado viviendo y caminando con Jesús cada hora. Dios te bendiga.

MARZO
En nuestro calendario MARZO, es el tercer mes, y en su origen nos habla de Mars, mes de Marte (Martius), dios romano de la guerra y la agricultura. Era originalmente el mes que iniciaba el año y el momento para reiniciar la guerra. El significado de este mes debe ayudarnos espiritualmente a cada cristiano. La palabra “guerra”, es clave. Estamos en guerra. Sí. En guerra contra muchas condiciones en esta vida. En guerra con nuestro yo En guerra por nuestra falta de fe En guerra por la ausencia de compromiso con Dios En guerra contra la intemperancia diaria En guerra contra nuestra indecisión de enseñar a otros En guerra contra nuestro resabio y vanas costumbres En fin, en guerra contra todo aquello que se interpone entre nosotros y el amor de Jesucristo. En nuestra iglesia es el fin de nuestro primer trimestre del año. Evaluemos en esos días nuestra metas, proyectos y programas de la vida diaria y porque no de nuestra iglesia. En este mes todavía faltan muchos días para el final. Aprovechemos a lo máximo nuestras días aquí en la tierra, para que todos disfrutemos de unidad, compañerismo y cortesía cristiana a la imagen de nuestro Señor Jesucristo. Comparto esta nota bíblica: “Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo” (Efesios 4: 32). Alégrate hoy, mañana y siempre con Jesús.

ABRIL
Con el mes de ABRIL, se inicia el segundo trimestre y cuarto mes. ABRIL, (aprilis), mes de Afrodita, diosa helénica del amor y la belleza; para los romanos era Venus. La palabra central en la historia del mes de ABRIL, es el amor. Dialoguemos un poco sobre está palabra en el contexto bíblico.
1.

2. 3. 4.

5.

6.

En la lengua griega, existen por lo menos cuatro palabras para expresar el amor. Ágape significa amor, y agapan, que es el verbo significa amar. El amor es la más grande de las virtudes. El sustantivo “eros” y el verbo “eran” se usan principalmente para denotar el amor entre los sexos. Estas palabras no aparecen en el nuevo testamento. El sustantivo storge y el verbo stergein tienen que ver especialmente con los afectos familiares. Es el amor de padres a hijos y de hijos a padres, pero también, el amor de un pueblo por un líder o gobernante. Las palabras griegas más comunes para amor son el sustantivo “philía” y el verbo “philein”, y ambas tienen un cálido atractivo. Estas palabras se pueden usar para un cálido reconocimiento. El amor y cariño entre amigos, esposos, padres e hijos. Pero, el verdadero AMOR, es el “ágape”. El pasaje de Mateo 5: 43-48, muestra esa realidad de amor. “Amar a los enemigos”. Es la base del amor perfecto. Jesús nos ama, aunque somos desobedientes. Jesús murió por nosotros aunque somos pecadores.

Así, después de todo, vemos, sin la menos sombra de duda, que la vida cristiana es edificada sobre dos pilares gemelos: el amor a Dios y el amor al prójimo. Sea el cielo testigo hoy de que practicaremos el verdadero amor no solo en abril, sino todo el año. El Espíritu Santo esté contigo todo el año.

MAYO
MAYO (Maius): mes de Maia (Maius), diosa de la primavera, hija de Fauno y esposa de Vulcano. Maia, significa, “la grande”. En el mundo occidental el mes de MAYO, tiene muchos recordatorios que afectan a la humanidad. En el 1º de mayo, el día del trabajador, un día para las “madres”, el mes de las “flores” (primavera) y otras muchas recordaciones más… En la Iglesia Adventista el mes de mayo representa un mes donde se deben haber clarificado los objetivos en nuestra vida. Los departamentos, los hogares y todos en general debemos en este mes estar ya saboreando las bendiciones del Señor en todas nuestras áreas de trabajo. No nos desanimemos, sigamos hacia adelante. Todavía en el mes de mayo, hay más de la mitad de un año por delante. Recuerdan la palabra: “la grande”, ¿qué nos hace recordar esta palabra? “…porque vuestro galardón es GRANDE en los cielos” (Mateo 5: 12). Para los hijos de Dios, mayo es solo el comienzo de los galardones futuros que recibiremos. Pero además esta palabra “la grande”, puede hacernos pensar en LA GRANDE obra redentora de Jesús, en LA GRANDE, misericordia, en LA GRANDE promesa que hay para todos los cristianos del pronto “regreso de nuestro Salvador”. Hoy apreciado hermano estamos aquí hablando de los meses que se han ido y que hoy se apagan por completo al terminar el mes de diciembre..., pero muy pronto también la historia de la humanidad llegará al final. ¿Estamos listos para LA GRANDE obra de nuestro Padre Poderoso de acudir como somos y estamos para ser perdonados y redimidos para siempre? Que esta LA GRANDE, realidad cristina sea muy pronto un hecho real y completo en Cristo Jesús. Adelante con Jesús.

JUNIO
JUNIO, en el calendario romano es JUNO (Junios), diosa del matrimonio y del bienestar de las mujeres y de la luz. Es la principal del panteón romano. Esposa y hermana de Júpiter. Con este mes se llega a la mitad del año. Algunos en estos días de junio, se encuentran cansados, agotados y deseosos de que pronto se inicie otro año. Otros, como en nuestro caso de la Iglesia Adventista estamos en los últimos meses del año eclesiástico. Como dirigentes o miembros de iglesia debemos apoyarnos unos a otros y disponer de la ayuda divina para cumplir con gozo todos nuestros deberes y responsabilidades hasta el final. Tres palabras claves hay en el mes de JUNIO. MATRIMONIO¿Qué representa el matrimonio en tu vida? ¿Qué símbolo maravilloso se enmarca en esta unión? Para los cristianos el matrimonio debe ser, lo que Dios quiso y planeo que fuera “una sola carne”, esto nos lleva a la realidad de unidad, amor y gozo. Que nuestro Creador bendiga a todos los matrimonios aquí presentes, que conforman nuestra linda iglesia llena de familias que aman y obedecen al Señor. Y a los hijos fruto del amor. MUJERES, ¿sabía usted que el 65% de la membresía adventista es del sexo femenino? Esto nos permite no solo imaginar sino aceptar la realidad de que la iglesia necesita ver el potencial amable y supremo de la mujer en la iglesia. Una vez más… Dios bendice a cada mujer presente en esta tarde, bendice a cada madre, a cada abuela, a cada hija, a cada hermana, a cada amiga y cada vecina. Todos demos gracias a Dios por la “mujer”. LUZ, ¿Qué dijo Jesús? “Vosotros sois la luz del mundo”. Aunque se apague esta luz, recuerda que tu luz debe estar encendida cada día y cada hora. Es el evangelio de paz y de fe.

JULIO
JULIO, representa a Julios, mes de Julio Cesar. Era el mes originalmente llamado quintilis (quinto mes en el calendario romano). En su poder y grandeza humana este emperador fue homenajeado por Cesar Augusto para perpetuar su nombre a través de su nombre en el calendario romano. Mejor dicho: dejar una huella para ser recordado, por lo menos como emperador. Hemos pasado en el mes de JULIO, la mitad del año. Nos restan solo cinco meses. A esta altura del año todo cristiano debe haber superado por lo menos el 50% de sus ideales, propósitos y metas. No con fuerzas humanas, sino con el poder y para la gloria de Dios. ¿Por qué en vez de hablarles de Julio Cesar, me permiten informarle algo sobre Jesús? Todos sabemos donde nació, sus padres, su raza, su idioma, sus maravillosas obras, su bautismo y mucho más, pero qué sabemos de su huella que dejó y que todavía permanece? 1. Rehusó ser hecho y coronado rey 2. Se mezcló con los ignorantes, pobres y enfermos 3. Rechazó la orden de Satanás de beneficiarse de su poder 4. Todas las profecías con respecto a él se cumplieron 5. Fue crucificado en medio de dos ladrones Apreciados amigos, podríamos quedarnos horas y horas escuchando las diversas huellas que dejó nuestro Señor Jesucristo. Pero hay una importante en Lucas 19: 9 “Jesús le dijo: hoy ha venido la salvación a esta casa”. Que la salvación llegue y permanezca en tu casa desde ahora y para siempre. Amén. Recordemos que esa salvación es únicamente por los méritos de Jesús y para su Honra y Gloria. Abre tu corazón y deja entrar a Jesucristo, él quiere morar en tu vida para siempre.

AGOSTO
AGOSTO, (Augustus): mes de Cesar Augusto. Era el mes llamado sixtilis (sexto mes, en el calendario romano). El mismo Augusto modificó los nombres de estos dos últimos meses, consagrándolos en honor de Julio Cesar y del suyo propio. El hombre ha querido siempre construir monumentos para ser recordado, y este hombre no pensó solo en él, sino en el emperador Julio Cesar también. Y ya que hablamos de monumentos, ¿Habrá dejado nuestro Dios algún monumento para ser recordado para siempre como el Creador? Están pensando correctamente. Dios dejó el santo sábado no solo como un día de descano. Sino también como un recordatorio de su poder, su grandeza y su maravillosa obra creadora. Todos debemos detenernos y no solo mirar a nuestro alrededor, sino en nosotros mismos para ver y contemplar las maravillas inigualables Los hijos e hijas de Dios al llegar el santo sábado solo están permitiendo que su corazón y mente se comuniquen con el Creador para decirle: gracias. Recordemos la cita bíblica de Ezequiel 20: 12 “Y les di también mis días de reposo, para que fuesen por señal entre mi y ellos para que supiesen que yo soy Jehová que los santifico”. Al terminar este año y apagarse esta vela debemos reflexionar con respecto a la santidad del sábado y a la gran obra maravillosa de nuestro Creador al permitirnos cada semana, agradecer y velar por la santidad del sábado. Solo Dios puede guiarnos para ascender por la escalera del verdadero significado del Santo Sábado.

SEPTIEMBRE
El mes de septiembre solo tiene el orden del calendario romano y así mismo pasará con los siguientes meses. SEPTIEMBRE es el “séptimo mes” (en el calendario romano). En el calendario eclesiástico de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, es el último mes de los dirigentes que han sido nombrados para los diversos departamentos de la iglesia. El mes de septiembre es el bien llamado mes de evangelismo laico, de instrucción a los nuevos dirigentes y de los congresos de Grupos Pequeños. Es el mes de las expectativas religiosas y porque no de las materiales. Estando ya en la recta final del año, valdría muy bien el sentarnos en familia y evaluar nuestras metas, lo que debemos corregir y mirar si hemos llegado por lo menos a resultados que Honren y Gloríen a nuestro Padre Celestial. Representado el mes de septiembre quiero compartir con ustedes cuatro herramientas eficaces para lograr objetivos. 1. Siéntese y escriba por lo menos tres objetivos para alcanzar en el próximo año. 2. Escriba para cada uno tres alternativas posibles para alcanzar ese objetivo. 3. Escriba tres amenazas que están rodeándole y que pueden ser peligrosas para alcanzar los objetivos o la vida eterna. 4. Escriba tres bondades, bendiciones u oportunidades que Dios le está concediendo y que le son de gran ayuda para lograr los objetivos. Recuerde: el Señor ha prometido “...he aquí yo estoy con vosotros todos los días” (Mateo 28: 20).

OCTUBRE
El mes de OCTUBRE, sigue el orden del calendario romano (en número), significa ocho. Nota: es muy singular ver que en muchos idiomas los nombres de los meses siguen este mismo orden y nombres del calendario romano. Ya estamos en el último trimestre del año. Los días y los meses han pasado rápidamente. Muchas tareas se han dejado de hacer, horas y días de indecisión. Algunos planes y proyectos frustrados. Pero, deténgase. No se preocupe, no es tiempo de desánimos, mire y observe aquello que le dio resultados agradables y momentos de gozo. No todo se ha perdido, siempre hay algo bueno en que pensar y donde sonreír. Hay una actividad que casi siempre nos deja intranquilos, preocupados o ansiosos. Y esta es. Las finanzas de la familia. Siendo que octubre significa ocho, deseo compartir ocho cortos pero importantes consejos financieros. 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. Evite las deudas hasta donde sea posible Si tiene deudas pacte, negocie o busque alivios Si las tiene con Dios, con mayor razón sea fiel con Dios Haga un pequeño presupuesto familiar En su presupuesto sume todos los ingresos y los egresos Ore a Dios pidiendo sabiduría para hacerlo No compre por impulso o por emoción, vea y compare Agradezca a Dios por lo que tiene y no compita con otros

Que estos sencillos consejos queden gravados en su mente al apagarse la vela que representa este mes de octubre. Solo Dios puede ayudarnos a evaluar lo financiero y recibir bendiciones de acuerdo a su promesa “bendiciones hasta que sobre abunde” (Malaquías 3: 10). Dios nos de sabiduría e inteligencia.

NOVIEMBRE
Soy y represento el mes de noviembre. En el calendario romano siguiendo el orden significo el nueve (noveno mes). En nuestro calendario represento el mes número once. Estoy casi al fin del año. En mis días todo el mundo está haciendo preparativos para celebrar el último mes y el final del año. Y todo esto está muy bien, si he respetado los días y los meses del año, con respecto a mis actividades, obligaciones y metas propuestas. En mis días solo restan sesenta días y ya han pasado trescientos días. De todos los talentos que Dios ha otorgado al hombre el “uso del tiempo” es el más importante. Quiero compartir con ustedes esta noto y consejo muy, pero muy importante: “Se nos amonesta redimir el tiempo. Pero el tiempo desperdiciado no puede recuperarse jamás. No podemos hacer retroceder ni un solo momento. La única manera en la cual podemos redimir nuestro tiempo es aprovechando lo más posible el que nos queda, colaborando con Dios en su gran plan de salvación” (Palabras de Vida del Gran Maestro, página 277). Tres consejos para aprovechar bien el tiempo: 1. 2. 3. Tenga cada día una lista (agenda) de lo más urgente que necesita hacer. Y vaya tachando lo realizado Tenga gusto por el orden. Deja las cosas siempre en el mismo lugar. No perderá tiempo buscando. Vaya temprano a las citas y no se olvide de tener a la mano un libro para leer.

Recuerde: Cristo viene pronto. “Del día y de la hora nadie sabe, solo el Padre”. Por eso estemos siempre listos.

DICIEMBRE
Hemos llegado al final, la última vela se apagará en breves instantes. En el calendario romano, significo que soy el décimo mes, pero en el nuestro soy el último y con este mes se cierra el año. No debe ser como muchos dicen. “un año más”, sino un año menos en la historia de nuestra vida y posibilidades que Dios nos concede de trescientos sesenta y cinco días. Apreciado amigo y hermano, al descubrir nuevamente el telón de los días que han pasado, podríamos decir como el rey David: “Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría” (Salmo 90: 12). En la vida de todo verdadero cristiano se deben hacer las siguientes cuatro preguntas muy importantes: 1. 2. 3. 4. ¿Ha sido mi vida una bendición para aquellos con los cuales yo me he relacionado? ¿He sido un fiel hijo e hija de Dios en mi trato con mis semejantes al ofrecer y dar con amor? ¿Estoy listo para encontrarme con Jesús si él viniese en este día? ¿Es mi relación con mi Padre celestial a través de Cristo Jesús una devoción diaria y permanente?

Si las respuestas han sido afirmativas, podrás estar seguro que en breve entraremos por las puertas de la Nueva Jerusalén, si las respuestas están con duda o son negativas, te animo a entregar tu vida a Cristo en este momento e iniciar una nueva vida en Cristo Jesús en este año que termina. Mira a tu lado y dile a tu hermano: estoy orando por ti, por favor haz lo mismo por mí. Dios nos bendiga y nos guarde para siempre amén. Felicidades …

SIETE MUJERES
de la Biblia que influyeron en hombres de su época y en la historia del plan de “s a l v a c i ó n”

“E V A”
Fui la primera mujer que existió y creada directamente por la mano Poderosa de Dios. Este fue un gran privilegio que no supe valorar y pronto perdí el rumbo de obedecer a mi Dios y estar siempre al lado de mi esposo. No recuerdo la hora ni el día de mi tragedia, pero algo doloroso y terrible sucedió en mi vida al intentar querer ser igual o más que Dios, a través de la mentira y el engaño de un ángel opositor y expulsado del cielo a quien llamaban Lucifer, pero para mi, sería su nombre “oscuridad y maldición”. Aunque no lo crean tuve un profundo respeto y admiración por mi esposo. Aprendí la lección de ser una mujer integra, respetuosa del varón y a la vez consultora de toda actividad y proyecto en la tierra. Que alegría el saber, que de una costilla de mi esposo y el poder Grandioso de mi Creador vine a la existencia en la tierra. Soy la madre original de todo ser humano en la tierra y el privilegio de haber conocido varias generaciones. Mi altura era un poco inferior a la de mi esposo, posiblemente cerca de tres metros. Un peso muy proporcionado, llena de salud, fuerzas y vigor. Toda mi alimentación era natural. Nunca coloqué en mi boca alimentos de origen animal ni sus productos. Mi nombre es mencionado solamente cuatro veces en la Biblia. Mi nombre Eva, fue una gran idea de mi esposo. Les informo que tuve cerca de doscientos hijos e hijas y llegué a cerca de novecientos años. Podría haber vivido mucho más pero el sentimiento de culpa y el ver los resultados de la desobediencia reflejados en el crimen, la violencia, el dolor, la enfermedad, me hicieron seguramente morir antes de tiempo. Mi historia está expuesta en el segundo y tercer capítulo de Génesis. Y mi consejo a todo ser viviente es: amen al Creador, respeten sus leyes y obedezcan en todo tiempo. Ah! y no se olviden de estar siempre vigilantes y en compañía para no ser tentados por el enemigo de Dios y sufrir graves consecuencias.

“S A R A”
Cuando salí con mi esposo Abram de tierra de Haram mi nombre original era Sarai. Estuvimos viajando por todo el cercano oriente. De Mesopotamia a Egipto y de Egipto a las llanuras del Jordán. Mi historia está en Génesis 12 al 23. Cuando mi esposo tenía noventa y nueve años y yo unos noventa años tuvimos la promesa de Dios de tener un hijo. Ese hijo se llamó Isaac. Me dio mucha risa el saber o escuchar que tendría un hijo en esa vejez y por tal motivo mi nombre fue mudado por Sara, que significa “princesa”. A mi esposo Abram también su nombre fue mudado por el de Abraham que significa, “padre de una multitud”. Así me convertí en la madre de millares del pueblo de Israel. Soy la abuela de Esaú y de Jacob. Cometí varios errores muy graves en mi vida y no quisiera haberlos cometido y por eso recomiendo que no los practiquen. 1. Me alié con mi esposo para mentir en Egipto y decir que era su hermana y no su esposa. Fue una falta muy grave.Mentir 2. Rogué a mi esposo para que se llegará a Agar mi sierva y así ayudáramos a Dios para tener un hijo o descendiente de Abraham. No se por que no pensé en el adulterio. 3. La falta de de dar mi sierva a mi esposo me ocasionó muchos malestares en mi relación con ella y con su hijo. 4. Cuando escuché que iba a tener un hijo, me reí del Señor, y que pena él me reprendió y me dijo “si te has reído”. 5. Otra vez mentí aliado con mi esposo para decir que era hermana de Abraham en tierra de Negueb, Abimelec, rey de Gerar. Por mi causa este rey sufrió el castigo de Dios Mi consejo a todas las mujeres y hombres es que acepten las promesas del Señor como valederas y crean que estas se cumplen perfectamente. No teman al Señor, él es poderoso y todo lo puede hacer a favor de los que lo acepten y le obedezcan.

“J O CA B E D”
Ser madre es una de las mayores bendiciones que Dios ha otorgado a la humanidad. Me siento orgullosa de ser la madre de Aaron, María y de Moisés. Mi esposo fue Amram, era mi sobrino, mejor dicho yo era su tía. Ah! y mi papá era Leví y mi abuelo Jacob. Mejor dicho por parte mía, Moisés bisnieto de Jacob y Tataranieto de Isaac. Viví días de angustia cuando el Faraón de aquel tiempo en Egipto, quería matar a todos lo varones nacidos de Israel (éramos esclavos en Egipto). Dios me instruyó para esconder con la ayuda de mi hija María a Moisés en una canastilla en el río Nilo. Río este con grandes orillas y muchas plantas de agua. Allí escondí a mi hijo, pero Dios guió a la princesa del rey para que ese día fuera de baño a ese lugar. Fue algo asombroso, cuando ella lo adoptó, pero me lo entregó a mí para que yo lo cuidase y lo educara en su infancia. Y fuera de esto recibía un salario por educar a mi propio hijo, que gran bendición. Recuerdo la instrucción religiosa que le ofrecí. Con tristeza y lágrimas tuve que llevarlo al palacio en su adolescencia para que siguiera con los planes del Señor de librar al pueblo de Israel de la esclavitud. Madres, mujeres y hombres, adoren con fe y crean que hay un Dios Todopoderoso que nos libra del enemigo y además nos recompensa con sus maravillas. Para él no hay nada imposible. Él es el vencedor y nunca ha perdido ni una batalla. Madres no tengan vergüenza de cumplir su deber y educar con temor a los hijos. Mi nombre solo es mencionado dos veces en la Biblia. En Éxodo 6: 20 y Números 26. 59.

“R A H A B”
Mis orígenes son paganos y mi familia nada tiene que ver con el pueblo de Israel. Pero gracias a los hechos asombrosos que Dios efectuó a favor de Israel y cuyas informaciones llegaron a Jericó, nos dimos cuenta del Poderoso Dios de Israel que libró a los Israelitas de Egipto y sepultó en las aguas del Mar Rojo a los valientes del ejército Egipto. Todo esto nos hizo reaccionar, que era el Dios verdadero y que tendríamos que aceptar su poder y su protección, o si no seríamos destruidos para siempre. Me avergüenza mi antecedente que se menciona de mí con respecto a ser “ramera”. En Josué capítulo 2 y Josué 6 del 22 - 25 está mi corta experiencia. Fui una mujer valiente que aceptó hospedar y esconder a dos espías israelitas y luego instruirlos por donde debían de huir. Pero antes de esto, les hice prometer que cuando tomaran a Jericó respetarían mi vida y la de toda mi familia. Y gracias a Dios ellos cumplieron y yo también. Así me uní al pueblo de Israel y hago parte de la genealogía de Jesús. Mi esposo fue Salmón y de allí nació Booz, que a su vez fue el bisabuelo del rey David y yo que alegría y orgullo la tatarabuela del rey David. Todo esto, por una razón: aceptar el poder del Creador y vincularme con aquellos que están con Dios. Quiero dejar tres consejos que hacen muy bien: 1. 2. 3. La hospitalidad es la reina de las bendiciones de Dios. Obedecer y obedecer los requerimientos de Dios. Cumplir con las promesas, estas son sagradas.

En el evangelio de Mateo está mi nombre. Me gozo de estar en la genealogía del capítulo uno. Y también en Hebreos 11: 31.

Dios bendiga a todos aquellos que están dispuestos a aceptar su señorío no importando que tengan que perder las riquezas de este mundo, para convertirse en su fieles mayordomos.

“R U T H”
Mi historia es de sufrimiento, pobreza y lagrimas. Pero de todo esto mi Señor me libró, para su Honra y Gloria. Siendo una mujer pagana e idolatra, del pueblo de Moab (moabita) conocí a mi esposo que fue Mahlón. Pero lamentablemente y para dolor el murió. Mi suegro también. Doy gracias a Dios de mi suegra creyente y fiel a Dios, ella me inspiró a entregarme al Dios verdadero y unirme al pueblo de Israel. Es célebre el texto bíblico de Ruth 1: 16 y 17 que dice” No me ruegues que te deje, y me aparte de ti; porque a dondequiera que tu fueres, iré yo, y dondequiera que vivieres, viviré. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios mi Dios.” Yo estaba decidida a estar siempre con mi suegra Nohemí. Y así llegamos a Belén, y es allí donde se desarrolla mi encuentro amoroso con Booz, hombre fiel a Dios, respetuoso, amable y comprensivo. Características estas que todos los jóvenes varones deben poseer y las chicas procurar. Mi historia completa pero resumida está en el libro de Ruth. Solo la mano de Dios podría haber guiado mi destino feliz y asombroso. Los habitantes de Belén fueron muy amables conmigo y me hicieron olvidar mi parentela para siempre. No conocí a mi suegra Rahab, pero mi hijo Obed fu el padre de Isaí y este a su vez el padre de David. Esto significa que yo soy la bisabuela del rey David. Y desde ya aconsejo a todos a que hagan del Dios de Israel el Dios de cada día y que sigan y observen sus leyes. El éxito y las bendiciones están con aquellos que aceptan el manto protector y

fuerte de Dios. No se olviden de tener misericordia y amor con los pobres, menesterosos, extranjeros y sufrientes. Dios les bendiga.

“B E T S A B É”
Soy Betsabé esposa de Urias heteo. Mi esposo un guerrero del ejército del rey David, Pero una tarde cuando me bañaba, fui observada por el rey David, y este me llevó a su palacio y el rey durmió conmigo. Esto no me agradó ya que yo tenía mi esposo. Pero en ese tiempo la ley y las órdenes del rey eran obedecidas o morías. Al poco tiempo el rey planeó la muerte de mi esposo. Y sucediendo esto me llevó al palacio. Mi primer hijo, hijo del rey murió siendo un bebé. Natán un profeta de Dios, reprendió al rey y este aceptó con humildad su culpa y su gran pecado. Mi historia está en 2 de Samuel 11 y 12 del 1-25. Y también en la parte final de mi vida en 1 de Reyes 1: 11-31 y 2: 13-25. Por voluntad de Dios mi segundo hijo, llamado Salomón fue escogido para ser el sucesor de David. Lamentablemente en mi vida como esposa de David, me tocó ver muchas desgracias, violaciones y muertes en palacio y fuera de palacio. Pero todas estas me olvido y solo pienso en el privilegio que Dios me concedió de ser la madre del rey Salomón. Aconsejo a los padres y madres presentes que no importa lo que pase, situaciones difíciles, problemas o luchas, sigan la voluntad de Dios, obedezcan, sirvan y esperen siempre en Jehová que él al final hará y promoverá su obra a favor de aquellos que le reconocen como el Dueño y Creador. Como madre conservo el recuerdo de instruir y capacitar a mi hijo para servir en primer lugar a Dios y entender y servir al pueblo de Israel. Por eso, hay que dedicar tiempo a la oración, a su

Palabra y la suprema dirección de su Santo Espíritu. El Señor Todopoderoso esté con ustedes para siempre.

“M A R Í A”
Agradezco a mis padres que me dieron una educación llena de poder, de gracia y servicio. Este legado me sirvió para cumplir con el gran privilegio de ser la madre de “Jesús” el Salvador del mundo. Mi personalidad era muy tranquila, sosegada, amable y compasiva. No supe de la ira, rabia o disgusto por mi hijo Jesús. Respeto y recuerdo a mi buen esposo. Al ver él que yo estaba embarazada, me quiso dejar en secreto, pero él obedeció al ángel y creyó la explicación. Solo me conoció cuando nació mi hijo Jesús. La genealogía cuenta solo la ascendencia masculina. Pero la mía queda en la historia no escrita. Solo me resta decir que la concepción fue por obra y gracia del Espíritu Santo. Teniendo dificultades en el nacimiento de Jesús, tuvimos que ir a un pesebre de Belén. Luego huir a Egipto. Pero antes quiero decirles que agradezco y siempre recordaré la visita de unos sabios del oriente y de los pastores de Belén. De estos hombres del oriente sus regalos nos sirvieron para solventar los gastos en Egipto y regresar a Nazaret, donde mi hijo creció y se fortaleció. Tengo en mi mente aquellos años de infancia y adolescencia de Jesús mi hijo. Que maravilloso hijo. Obediente, respetuoso, amable, compasivo, ayudador y sobre todo amigo de la oración y del estudio de su Palabra. No tengo ninguna queja de este maravilloso hijo. A veces me preocupaba cuando no lo encontraba, pero siempre estaba haciendo el bien a los vecinos y ayudando a José mi esposo en oficio de la carpintería.

Ya en el ministerio de Jesús, mi hijo siguió cuidando de mí a través de la familia de Juan el Bautista. Mi esposo murió cuando Jesús ya era un joven. Pero Jesús como buen hijo le pidió a Juan que me aceptara como su madre y a él a Juan como mi hijo. Esta experiencia fue maravillosa. Finalmente nos fuimos a Asia menor.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->