Ensayo, “Sin Deberes no hay Obligaciones”

ARTICULO 95, CONSTITUCION POLITICA DE COL. 1991 DE LOS DEBERES Y OBLIGACIONES

JHELLEN J. AHUMADA GÓMEZ

PROFESOR: Armando “Axiología y Constitución”

POLITECNICO DE LA COSTA ATLANTICA CONTADURIA VI – N Noviembre de 2007

“Sin Deberes no hay Obligaciones”
ARTICULO 95, CONSTITUCION POLITICA DE COL. 1991 DE LOS DEBERES Y OBLIGACIONES Todos los seres humanos desde el momento en que somos concebidos y Dios nos trae al mundo traemos consigo cosas inherentes propias del ser, como la dignidad, y por lo tanto en razón de esa dignidad: La dignidad es la excelencia que tiene toda persona por su condición de ser superior y por la

el hecho de que todas las personas conozcan los derechos humanos y por lo tanto puedan ayudar a su difusión como fundamento de la convivencia pacífica. por eso al lado de los privilegios que ella otorga a las personas. no obstante. también es un deber primordial y una obligación contribuir al financiamiento de los gastos e inversiones del Estado dentro de conceptos de justicia y equidad. Cuando un pueblo ejerce su poder constituyente. nos motiva a acciones solidarias con la sociedad ante situaciones que pongan en peligro la vida o la salud de las personas. sin temor a un avance en la . La Constitución Colombiana es garante y pluralista.grandeza de su misión en el mundo. se convierte en columna vertebral de la sociedad. con un proceder digno. realiza un acto de voluntad política para armonizar en forma civilizada la libertad y el orden. razón de ser y meta de las instituciones humanas. 95 de la Carta Nacional de 1991. tanto como una excelente colaboración para el buen funcionamiento de la administración de la justicia. que respeta el estado por sus atributos culturales y naturales. demanda unos deberes que si son entendidos y acatados con el ánimo con que fueron inspirados. entonces nos hacemos sujetos de derechos y obligaciones. bien sea por sí mismo. sino también consecución de la paz que tanto necesita Colombia. o por el de sus representantes. lograr el cumplimiento de este citado artículo sería un gran paso no sólo en el respeto por la dignidad de las personas. En la actualidad. válido y eficaz si el conjunto de normas en el cual se expresa está inspirado en aquellas premisas de la ética objetiva que hacen de la persona el principio. ese equilibrio sólo resultará ser justo. sino también significaría el fortalecimiento del ciudadano colombiano como un ser inminentemente correcto. Igualmente. que además de ser el tema tratado en el Art. respetando los derechos ajenos y no abusando de los propios.

la convivencia. la libertad y la paz.equivocarnos podemos asegurar que se estarán abriendo puertas para una democracia pacífica. es necesario primero corregir unas falencias graves de los gobernantes suplir las necesidades inmediatas de los colombianos. la solidaridad y la prevalencia del interés común sobre el particular. como lo es el nuestro y como lo declara el artículo 1° de la actual Constitución Colombiana. existiría el equilibrio y la armonía. enuncia el propósito de fortalecer la unidad de la Nación y de asegurar a sus integrantes la vida. pues si cada uno de estos se cumpliera reinaría la tan anhelada paz en el territorio colombiano. está la práctica de la democracia. la participación y el pluralismo que deben evidenciar el respeto a la dignidad humana. Como característica especial del Nuevo Estado Colombiano. en cuanto al ejercicio de los deberes y obligaciones del ciudadano. donde el eje principal es la persona. para que haya la motivación genuina de cumplir con cada uno de los deberes y obligaciones impuestas en la Constitución Política de 1. el ser humano como tal.991. el tema de los deberes y obligaciones hace parte fundamental del ejercicio de los ciudadanos que tienen sentido de pertenencia con la Nación que los representa y a la cual también representan. En un Estado Social de Derecho. representado por sus delegatarios a la Asamblea Nación Constituyente. no obstante para que todo esto se cumpla y no se convierta en letra muerta es necesario no solo de la voluntad de los gobernantes sino también de los gobernados. pero no basta con que de manera sublime se redacte el sueño y anhelo de los colombianos. El Estado Colombiano en su preámbulo que es parte integrante y activo de la Constitución Nacional donde se declara el sentir del pueblo colombiano en ejercicio de su poder soberano. .

en consecuencia la vida digna exige un mínimo de bienes internos. la contaminación. y “colaborar para el buen funcionamiento de la administración de justicia”. Deber que se manifiesta con especial fuerza en lo que tiene que ver con la prevención y la represión de los delitos. Debemos observar pues que la norma es clara y específica. A todos corresponde según el mismo precepto constitucional. Así se cumple otro de los mandatos del mismo artículo 95: “colaborar para el buen funcionamiento de la administración de justicia”. el artículo 95 de la Constitución otro deber a todas las personas: “respetar y apoyar a las autoridades democráticas legítimamente constituidas para mantener la independencia y la integridad nacionales”. “respetar y apoyar a las autoridades democráticas legítimamente constituidas para mantener la independencia y la integridad nacionales”. El derecho a la vida comporta la dimensión integral del hombre como ser digno.El Artículo 95 de la Constitución señala que el ejercicio de los derechos y libertades en ella reconocidos implica responsabilidades y que el primer deber de toda persona consiste en “respetar los derechos ajenos y no abusar de los propios”. y dicho en otros términos. el no cuidar nuestra ciudad. toda persona tiene derecho a vivir en condiciones de . denunciando los ya cometidos. de un lado. Impone. además. nos lleva a que cada vez haya una sociedad insostenible en donde supera el individualismo y falta de valores. a nuestro prójimo y no tener un sentido de pertenencia que nos mueva a realizar cosas por las demás gentes. de allí se desprende la gran responsabilidad no sólo de todos sino además de los entes que el Estado ha creado para velar por el cumplimiento de dichas normas. Hay que concientizarnos que si no actuamos conforme a este principio en el mañana se pierde todo el equilibrio social. denunciando ante las autoridades los que estén camino de ejecutarse y del otro.

motivado por ideales de progreso y de civilización. como lo acredita el preámbulo de la Constitución debe construir un principio rector en la construcción de la urdimbre social y política que fundamenta las instituciones del Estado.paz y tranquilidad. La paz como derecho supone la relación social. Puede decirse sin lugar a dudas que la dignidad de una persona hace de ella un ser inviolable. debe proyectarse la misma como una valor independiente y supremo. la paz debe ser un verdadero ideal noble y del Estado. el primer deber de toda persona sería entonces el respeto por la dignidad humana para así contribuir a la convivencia pacífica. en tanto que la guerra. carencias o defectos. es una tendencia inherente al ser personal y un bien jurídicamente protegible que comprende el derecho al sosiego. se manifiesta como la convivencia ordenada entre los ciudadanos. en la única e irrepetible realidad de lo que es. Cuando se considera el tema de la paz. sea cual fuere el nombre bajo el cual se presente emana siempre del desprecio por esa dignidad. De ahí que jurídicamente sea diferente el derecho constitucional a la paz. pues su carácter axiológico e igualmente teleológico. . sin tener en cuenta sus limitaciones. trascendiendo el restringido concepto que la iguala con el de no guerra. de lo que representa y obra. Por lo tanto. está naturalmente llamada a ocupar el primerísimo plano en la mira de cualquier proyecto político. Toda persona. La tranquilidad individual es un derecho personalísimo derivado de la vida digna. con lo cual se mira el interés general. El respeto por la dignidad de la persona es la piedra angular de la paz. con el derecho a la tranquilidad de una persona que es una prerrogativa subjetiva. social o económico. que se funda en un deber constitucional. que es un derecho social.

En consecuencia. es un derecho y un deber obligatorio y como tal él debe ser garantizado. De esto se desprende que todo ciudadano como tal debe hacer la paz. nuestros derechos seran igualmente respetados. enmarcados en un ámbito de libertad. convirtiéndose en objeto de negociaciones y diálogos que por su carácter coyuntural ha tomado diverso curso. para ello es necesario brindar una amplia educación a los colombianos ya que de esta manera se formarán en el respeto a los Derechos Humanos. es por todo esto. La paz como cometido teológico es un anhelo de todos los colombianos. es un deber moral de los ciudadanos aportar a la sociedad. Por eso cuando comprendamos que solo haciendo de nuestros deberes y obligaciones un hecho palpable. resurgiendo actualmente como fruto del acuerdo entre los actores del conflicto armado. y la sociedad acceder plenamente a la democracia. a la paz y a la democracia. La paz considerada como sinónimo de no guerra ha sido tomada como una razón de Estado o base de seguridad nacional. puesto que la ética social debe apoyar la armonía y convivencia entre los asociados y de estos con la autoridad. sino además por la imperiosa necesidad de su desarrollo y también de su garantía y efectividad. que la paz debe asumirse como un derecho humano y una norma moral fundamental. equidad y justicia social. entonces habremos comprendido el ideal de paz y el . al desarrollo y al respeto de los Derechos Humanos y de las libertades fundamentales. consagrado por el Constituyente del 91. igualdad. e igualmente con la participación de diversos sectores de la sociedad.La paz constituye el único camino para crear y mantener aquellas condiciones de existencia bajo las cuales pueden los miembros de la familia humana. no sólo por ser un derecho fundamental. con lo mejor de sus habilidades por el logro de la paz y mejor aún tratar con su mayor esfuerzo porque este equilibrio pacífico se mantenga en la Nación.

Jhellen J. Ahumada Gómez JJag  .propósito de nuestra existencia.

Master your semester with Scribd & The New York Times

Special offer for students: Only $4.99/month.

Master your semester with Scribd & The New York Times

Cancel anytime.