Está en la página 1de 1

Comunicado N°2

Viernes 8 de Julio de 2011

A la comunidad Universitaria:
Amigos estudiantes, profesores y funcionarios. Me dirijo a ustedes para informarles que hoy depongo la huelga, pero exijo que quede en vuestras conciencias, que tras esta conducta reflexiva y basado en el pensamiento colectivo de mis compañeros de Universidad, es que doy fe, de la existencia de una luz de esperanza, de poder generar nosotros mismos el tan ansiado cambio de mentalidad que necesita esta sociedad individualista. Me he dado cuenta, que a la comunidad en general, si le interesan los problemas que suceden a nivel nacional, relacionados con las educación, pero también, tras muchas conversaciones con los diferentes sectores de la comunidad, desde profesores hasta funcionarios del aseo, cruza una convicción latente de que es posible, eso me enamoró... me enamoró este movimiento social y reconcilió con mi sentimiento natural revolucionario. Creo en este movimiento plenamente, y creo que dar mi vida por este es justo desde cualquier punto de vista. Poner en la balanza la vida, no ha dejado indiferente a nadie entre ustedes y eso ya me tiene conforme. Pero por otro lado, veo la necesidad de hacer esto responsablemente, no solo por mí, sino también por ustedes y su constante preocupación en virtud de no atentar contra mi vida, ya que aunque quizás a mi no me importa ser un “kamikaze” de la educación, a mi familia sí , en especial a mi padre, de quien recibo los mejores consejos desde que soy un niño. Y por favor que no se confunda lo que digo, ellos fueron los primeros en apoyarme en mi decisión. Además, sé que esto no es una competencia con nadie, menos conmigo mismo, pues creo haberme convencido de que todo es posible, cumpliendo varias de las metas que me propuse, además de poder llevar mi mente al límite si es necesario. Pero estoy solo... sí… me siento solo, sé que mi responsabilidad debe trascender las fronteras de mi universidad, saltar el cerco mediático de los medios de comunicación, por una necesidad de que la gente se sensibilice, e invitar a otros universitarios a estar constantemente transmitiendo una cuota de valentía y decisión. Esta marcha blanca, fue para poder mostrar una herramienta de lucha existente y viable, sé que se instaló el debate entre ustedes, pero compañeros, lo he visto en los hermanos mapuches, que estuvieron por más de 80 días en huelga, acompañados solo de una actitud de indiferencia por parte del estado. Esta realidad pone de manifiesto que, para llevarla a cabo responsablemente, se necesita una previa preparación mental y una concientización acabada de todos los daños físicos y psicológicos que una protesta de este tipo puede acarrear. Con respecto a los temas internos, puedo decir que luego de esta experiencia, no quisiera volver a ver el hambre en la comunidad sansana y me gustaría ante esto, que las autoridades, profesores, funcionarios y compañeros, se pronuncien respecto de lo que sucede con las becas de alimentación en nuestra Universidad, que dice educar a la “elite de la elite”. Sin embargo es esa misma “elite”, la que se ve obligada a comer las sobras de sus compañeros como consecuencia de su difícil situación económica y una egoísta asignación de estas becas. Todos están invitados a formar parte del movimiento estudiantil y reconocer las problemáticas, más allá de los problemas individuales.

¡Hasta la victoria! , Nos vemos el 14 de julio en la Calle, Hay que puro Hacerla! Exequiel Medina Parra Estudiante UTFSM