Está en la página 1de 12

LA SOCIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO CIENTÍFICO Y LOS FACTORES EXTRA-RACIONALES EN LA PRODUCCIÓN DEL CONOCIMIENTO CIENTÍFICO Asignatura: Filosofía de la ciencia

Alumna: Adolfo Llopis Ibañez Fecha de envío: 16 de enero de 2011

Abstract El aislamiento en que la ciencia ha sido colocada desde el ámbito filosófico es muy poco fiel a lo que los investigadores en sociología del conocimiento científico han entendido por ciencia. Para ellos, ésta es una práctica social profundamente arraigada en el seno de una realidad cultural concreta. Lo que la filosofía de la ciencia había hecho hasta el momento, según la óptica del 'Programa Fuerte', fue separar a la ciencia de su verdadero suelo, esto es, los procesos sociales, culturales y psicológicos, intentando explicar sus movimientos desde una supuesta dinámica interna. Así la ciencia, más que una práctica llevada a cabo por seres humanos con sus propios procesos mentales, que toman sus ideas de ciertos ámbitos culturales y que mantienen relaciones entre si, parecía, tal y como la presentaban los filósofos de la ciencia, una serie de ideas independiente de aquellos que las sostenían y cuya fuente se encontraba en ellas mismas. A su vez, el filósofo de la ciencia encontraba precisamente en esta independencia, la justificación y fundamentación de la validez universal y objetiva de las teorías e ideas científicas, presuponiendo que cualquier otro origen causal de ellas podría interpretarse como prueba de su falsedad o inadecuación. En consecuencia, la sociología del conocimiento científico pretende estudiar la ciencia y sus procesos en los contextos concretos donde se desarrolla y relacionar las ideas y teorías científicas con los procesos sociales y culturales que las acompañan para mostrar que la supuesta independencia no se da en realidad. El objetivo de este trabajo será pues ofrecer una visión sinóptica de los resultados que desde esta disciplina se han alcanzado y estudiar en detalle las consecuencias que la admisión de factores extra-racionales en los procesos de producción de conocimiento científico tienen para la filosofía de la ciencia en general, y para la posibilidad de que se mantengan factores objetivos en particular.

1

páginas 35-36). el programa filosófico y de investigación del 1 Stanford Encyclopedia of Phylosophy – Recurso en línea <http://plato. Podemos con mayor precisión establecer. El conocimiento científico acerca de cómo es y cómo funciona el mundo ha variado muchísimo a través de lugares y épocas. para distinguir creencia de conocimiento la sociología reserva la palabra «conocimiento» a aquello que tiene aprobación colectiva. organiza y mantiene (Bloor. Además. la sociología del conocimiento científico es una rama de la sociología que estudia científicamente el fenómeno ciencia. y pone a prueba sus formulaciones con el estudio de casos tomados de las más diferentes épocas y disciplinas científicas (página 16).stanford. nació durante los años 70 en la Universidad de Edimburgo en el marco de la linea de investigación denominada 'Estudios sobre ciencia y tecnología”. define criterios y reglas metodológicas que orienten la investigación. Filósofos profesionales y maduros científicos de renombre construyeron y aún mantienen un programa de investigación orientado a fundamentar teóricamente la autodeterminación racional del discurso de la ciencia. cómo se transmite. formula hipótesis susceptibles de contrastación empírica. “el estudio de la ciencia se ha dividido tradicionalmente en dos áreas desiguales.edu/entries/ernstmach> [Consulta de 10 de enero de 2011] 2 Max Planck Institute for the History of Science. de modo que el sociólogo se pregunta cuales son las causas de esta variación y cómo y por qué se produce. la actividad científica y la producción de conocimiento científico. el sociólogo se ocupa del conocimiento como de un fenómeno natural y por tanto su definición de conocimiento difiere tanto de la del hombre común cuanto de la del filósofo.” Esta primera área es lo que comúnmente se conoce como filosofía de la ciencia tradicional. en la Universidad de Viena. el punto de comienzo de la filosofía de la ciencia como disciplina diferenciada. Berlin – Recurso en línea <http://vlp. Para el sociólogo el conocimiento es cualquier cosa que la gente tome por conocimiento. en 1895. quien anteriormente había sido catedrático de Física Experimental durante 28 años en la Universidad de Praga2. en un sentido historiográfico. Introducción a la sociología del conocimiento científico Según David Bloor (1998. en particular las creencias institucionalizadas o dotadas de autoridad. página 111). conjetura conexiones causales. de manera que ésta dejara de ser vista como un área autónoma y separada de todo lo que no es ella misma para pasar a entenderla como una práctica estrechamente relacionada con factores sociales. En resumen.mpiwg- 2 . a) Breve repaso histórico de la doctrina Según Blanco e Iranzo (1999.1. 1998. página 35). en el momento de la creación de una cátedra. Esta cátedra la ocupó el físico Ernst Mach1. con el nombre de 'Historia y Filosofía de las ciencias inductivas'. disciplina que surge a finales del siglo xix y principios del xx con el impulso del movimiento filosófico conocido como empirismo o positivismo lógico. El 'Programa Fuerte' en sociología del conocimiento. que pretendía dar cuenta de la dimensión social de la ciencia. Para responder a estas preguntas la sociología construye conceptos. Sin embargo. cuyos principales representantes son Barry Barnes y David Bloor.

3 . El “descubrimiento del significado” de una proposición es un “logro filosófico” que se lleva a cabo “mediante una aclaración lógica de la proposición”4 Al margen de las discrepancias y matices que cada miembro pudiera imprimir en sus escritos y proyectos. en Muguerza. bien corroborados y racionalmente justificados. y que la filosofía tenía que dedicarse a fundamentar el conocimiento científico a través de las herramientas que el análisis lógico ponía a su alcance. ante la desprejuiciada mente de los científicos individuales y templados por el contreñimiento del mundo sobre la experiencia sensible. la Sociología de la Ciencia de Robert Merton. Sin embargo. página 18) del siguiente modo: La visión recibida presentaba la ciencia como una actividad basada en el método científico.nuevo empirismo se desarrolla alrededor del conocido Círculo de Viena a partir de los años 20 y sus tesis principales pueden ejemplificarse a través de lo que Moritz Schlick expuso en su conferencia de 1930 en Oxford (publicada en Gesammelte Aufsätze en 1932): 1. en un contexto conflictivo en el que la racionalidad antes compartida se tambaleaba. M. Podemos resumir lo que habitualmente se entiende por concepción heredada (o visión recibida) como lo hacen Blanco e Iranzo (1999. teorías y hechos objetivos. Es lo que se conoció como Sociología de la Ciencia y que surgió. el desarrollo de la filosofía de la ciencia que estos autores llevaron a cabo partía de una asunción acrítica de lo que más tarde ha llamado como la “concepción heredada de la ciencia”. J. La concepción analítica de la filosofía. Estructura social y Sociología de la Ciencia. para responder a la cuestión de cuál era la relación del conocimiento con otros factores sociales y culturales (Blanco e Iranzo.mpg. todos coincidían en un rechazo a la metafísica y la epistemología. y el programa fuerte de la Science Studies Unit de Edimburgo o programa fuerte de sociología del conocimiento. Madrid (1979) página 286. “El futuro de la filosofía”. 4 Íbidem. página 287 5 Sociólogo estadounidense que realizó aportaciones en el campo de la Teoría social. la ciencia debiera definirse como «la búsqueda de la verdad» y la filosofía como «la búsqueda del significado»3 2. en que era la ciencia el único tipo de conocimiento aceptable pues permitía conocer el mundo en base a la experimentación. En consecuencia. páginas 111 a 115). Para abreviar podemos resumir la evolución histórica de esta disciplina en base a tres hitos que habrían marcado su desarrollo y determinado su actual dirección: el relacionismo de Mannheim. 1999. de cuya aplicación rigurosa surgían. un conjunto de reglas de contrastación empírica e inferencia lógica y de criterios de elección entre teorías. la obra de Karl Mannheim es el punto de partida de la Sociología del Conocimiento y su tesis principal es que la variabilidad en el berlin. Alianza. la segunda área del desigual reparto que tradicionalmente se había hecho la constituyea una <<pequeña especialidad de la sociología>> que se dedicó a estudiar la profesión del científico desde la perspectiva sociológica. según Merton5. Según Blanco e Iranzo.de/people/data?id=per313> [Consulta de 10 de enero de 2011] 3 Schlick.

para Merton el hecho es que la comunidad científica posee mecanismos que seleccionan tanto a las personas que van a ejercer la investigación cuanto a las aportaciones válidas que estos tratan de aportar. 7 También señalan que la exégesis de la obra de Mannheim es todavía terreno disputado. el control interno que sobre la recompensa del científico. página 112). La ciencia sería una institución colectiva que garantizaría la calidad del conocimiento gracias a un sistema funcional de comunicación y recompensas. Lo mismo se podría decir del tipo de teoría que establece Darwin para explicar la evolución biológica6. página 116). Según Blanco e Iranzo el trabajo de Robert K. página 116). Como vemos. páginas 114-115). activamente. que de retruque justificaría la objetividad del conocimiento científico (1999. y de hacer tal suposición se sigue la siguiente paradoja: o bien todo conocimiento (incluido el de la sociología) es local y contingente de modo que sólo tiene un valor pragmático. Según Blanco e Iranzo. Podríamos decir en consecuencia que si Aristóteles estableció que los graves caían porque el suelo era su lugar natural mientras que Newton estableció que esto sucedía mediante una fuerza llamada gravedad que actuaba a distancia. en el proceso de producción de conocimiento los productos científicos deben pasar por una serie de filtros y controles en los que la experiencia colectiva de la comunidad actúa como garante del estándar que éstos deben cumplir (íbidem). página 115). una sociedad altamente competitiva. producen el conocimiento en función de sus intereses y contextos (1999. pueda ser explicado sociológicamente (íbidem). esto es. esto es. la tesis de Mannheim puede considerarse fundacional en sociología del conocimiento porque rompe el tabú establecido por la concepción heredada sobre el conocimiento científico y permite tratarlo como fenómeno natural con las herramientas de la sociología. 4 . la tesis de Mannheim permite que el conocimiento en general. por lo que la Sociología del conocimiento nada tiene que decir (1999. se puede entender que la perspectiva de Mannheim7 implica que la Sociología del Conocimiento habría de explicar el carácter objetivo y universal al que tiende la ciencia. tiempo y lugar. Como dicen una vez más Blanco e Iranzo. Asimismo.conocimiento científico (la pregunta a la que la sociología del conocimiento trata de responder) es un efecto natural de las diversas posiciones estructurales de lo sujetos dado que son estos los que. No obstante. 1999. Efectivamente. el prestigio académico. como también señalan Blanco e Iranzo. pues de otro modo su creciente dependencia financiera del estado y la industria minarían la confianza social en la comunidad científica (página 120). Este segundo hito en la historia de la disciplina parte de la premisa de que el conocimiento científico es objetivo porque las condiciones y circunstancias sociales explican fenómenos como la elección de problemas y la dedicación de recursos a unas actividades y no otras. se procura la comunidad científica es la ventaja estratégica que permite la supervivencia y conservación institucional. pues este surge de la actividad de agentes autónomos no determinados (Blanco e Iranzo. cualquiera que sea su tipo. o bien el conocimiento científico es objetivo y los factores sociales son irrelevantes. reconocimiento honorífico (1999. pero que no afectan al contenido o sustancia de la ciencia. Merton trazaría una vía intermedia que establecería que es posible un conocimiento objetivo y universal de las bases sociales del conocimiento. A este programa de investigación se le ha llamado Sociología de la Ciencia. se puede entender que Merton distingue estratégicamente los 6 El recurrente ejemplo es señalar que Darwin habría imaginado una evolución biológica basada en la competencia a causa de que vivía en la Inglaterra del siglo XIX. Por último. ello se puede explicar por sus distintos intereses y contextos sociohistóricos.

la actividad científica no funciona como el modelo mertoniano describe. en el fondo. b) El 'programa fuerte' en sociología del conocimiento David Bloor. como un campo aislado y autónomo frente a cualquier factor de tipo subjetivo. que tanto este programa como las críticas finales al programa mertoniano se nutren precisamente de la aparición de nuevas tendencias en la filosofía de la ciencia. Básicamente se puede replicar que. El último hito en la historia de la Sociología del Conocimiento lo marca la aparición del denominado Programa Fuerte en Sociología del Conocimiento (a partir de ahora PF) que surgió con el impulso de Bloor y Barnes en la Science Studies Unit de la Universidad de Edimburgo. un campo sobre el que no es posible decir nada de valor más allá de lo que él dice acerca de si mismo. Los factores externos explicarían los aspectos contingentes de la actividad científica. el éxito al tiempo que los problemas del programa mertoniano radicarían en que de algún modo asume la concepción heredada de la ciencia y en consecuencia no se sale de las coordenadas del programa de investigación de la filosofía positivista (página 124). como los diferentes ritmos de progreso en las distintas disciplinas o incluso la aparición de nuevas disciplinas. esto es. El éxito se explicaría por cuanto su programa estaría en consonancia con lo que investigadores y financiadores estarían inclinados a tratar de constatar. de modo que el sistema organizacional devendría irrelevante a la hora de explicarlo (páginas 125-127). en su libro Conocimiento e Imaginario Social (Bloor. su estructura social u organización (íbidem). Como estos autores han señalado.factores externos de la ciencia. los recursos materiales. critica la clásica posición en los estudios sociales que establece una serie de barreras protectoras alrededor de las teorías científicas de manera que éstas queden intactas fuera del ámbito de estudio. páginas 121-123). al menos más allá de que pueda servir como ideal al que las organizaciones científicas pueden aspirar a tender (1999. histórico o material. no sin antes destacar. mientras que los factores internos explicarían y garantizarían la objetividad del conocimiento y la autonomía alcanzada por la comunidad. La segunda crítica que se ha realizado consiste en la constatación de que las normas que supuestamente regirían el comportamiento social de los científicos han variado notablemente entre épocas y lugares (páginas 123-125). 1998). presuponer que el conocimiento científico es objetivo por si mismo equivale a suponer que los factores sociales. Para ejemplificar esto Bloor hace el siguiente comentario (1998. publicado en inglés en 1971. A continuación pasaremos a exponer la naturaleza desarrollo y alcance del susodicho programa. Kuhn sobre revoluciones científicas (página 126). culturales y cognitivos que influyen en su desarrollo. tanto externos a la práctica científica cuanto internos a su estructura organizacional son irrelevantes. particularmente de las posturas y discusiones que surgen a partir de la aparición de la obra de Thomas S. páginas 3334): 5 . Por último se han desarrollado críticas que defienden que no se puede establecer una correlación entre las normas propuestas por Merton y el comportamiento efectivo de los científicos. de hecho. como lo hacen Blanco e Iranzo. de los factores internos de la misma. Blanco e Iranzo señalan que las críticas al programa mertoniano se pueden resumir en tres ideas. es decir. Sus problemas procederían del hecho de que.

Este enfoque sería el resultado de concebir la ciencia como un corpus bien articulado que tiene en sí mismo su motor y el origen de cada una de sus afirmaciones (lo que antes hemos llamado concepción heredada de la ciencia). La otra cara la compondrían las teorías rechazadas históricamente y los errores que comúnmente se puedan acumular en el quehacer habitual de la ciencia. Bloor coincidiría con Blanco e Iranzo en señalar que es la filosofía de la ciencia tradicional la que ha establecido esas barreras protectoras del contenido de la ciencia al emprender el estudio del conocimiento científico en base a las relaciones inferenciales que guardan entre sí las proposiciones. que parte de una asunción acrítica de la concepción heredada de la ciencia. como parece evidente que lo es desde la óptica del sociólogo. Pero esta es sólo una cara de la moneda. pues si el conocimiento científico es objetivo. económica. histórica. ya que éste se ajusta a las reglas de racionalidad e inferencia y parte de la observación y experimentación empírica. y entre ellos y el método. los sociólogos han estado demasiado dispuestos a limitar su preocupación por la ciencia a su marco institucional y a factores externos que se relacionan con su tasa de crecimiento o con su dirección. según Bloor y posturas afines. conduce a la creencia de que si una teoría. que toman sus ideas de ciertos ámbitos culturales y que mantienen relaciones entre sí. la óptica filosófica autovalida su enfoque de estudio. Este aislamiento en que la ciencia ha sido colocada desde el ámbito filosófico sería para Bloor muy poco fiel a lo que el sociólogo ha de entender por ciencia (ver lo que hemos señalado al principio del texto). el conocimiento científico quedaría justificado por el cumplimiento del método científico. Un corolario a este punto de vista sería que. para un filósofo de la ciencia tradicional. lo cual deja sin tocar la naturaleza del conocimiento que así se crea. al menos según Blanco e Iranzo). Es decir. si se 6 .De hecho. Se podría insistir en que el enfoque filosófico tradicional. el estudio de los errores y del mantenimiento histórico de sistemas rechazados es confiado a las disciplinas empíricas como la sociología y la psicología. sino más bien una serie de ideas independientes de aquellos que las sostienen y cuya fuente y criterio de demarcación se encuentra en ellas mismas y en la privilegiada relación que mantienen con la naturaleza o el mundo. etc. según Bloor la sociología jamas ha intentado explicar desde un punto de vista sociológico el contenido mismo de las teorías y/o proposiciones científicas. psicológica. Desde la óptica filosófica clásica. Al menos esta sería la caracterización que sociólogos del PF como Bloor harían del programa de la filosofía de la ciencia tradicional. eventualmente. racional y su método es ajustado al objeto. como hemos visto. De retruque. representa el programa de investigación de Merton. ello es suficiente explicación del hecho de que haya tenido lugar (Bloor.. extra-racionales) en el proceso. de la vida humana distorsionan la actividad científica violando su natural autonomía (lo cual. Lo único que la filosofía de la ciencia diría al respecto es que esos errores se deben a la intromisión de factores extra-científicos (esto es. 1998 página 41). cuya misión sería explicar el modo en que las dimensiones social. Desde el punto de vista clásico la ciencia no sería una práctica llevada a cabo por seres humanos con sus propios procesos mentales. adquiere pleno sentido que se afirme que la filosofía explica las teorías y resultados observacionales mediante las relaciones inferenciales que se dan entre unos y otros. En consecuencia. aportación o descubrimiento científico se ajusta a los estándares de racionalidad.

página 223). que el PF “se propuso nada más. Según los defensores del PF. En consecuencia el PF interpreta los intereses sociales como causa necesaria. se asumirán los mismos valores que se dan por supuestos en otras disciplinas científicas. Podríamos decir que la alternativa que Barnes y Bloor presentan es el denominado enfoque causal. en última instancia. funcionan especificando las causas de los hechos a explicar. La ciencia sería para el PF una práctica intencional. El [sic] trata de caracterizar el conocimiento de manera tal que esté de acuerdo con esta perspectiva. 7 . podemos pasar a exponer sus rasgos centrales. se expresarán en el mismo lenguaje causal que las de cualquier otro científico. simetría y reflexividad]. que el PF trata de localizar los factores sociales que explican. el PF defiende que los intereses que emplea son construcciones teóricas cuya adecuación al objeto se puede documentar y argumentar de modo que permitan ofrecer reconstrucciones razonables de la actividad científica sin necesidad de recurrir al mito de la racionalidad abstracta (página 251). las ciencias naturales son eminentemente causales. Además. ello es razón suficiente para. Otra manera de caracterizar el PF sería decir. cuanto menos. y los factores estructurales y particulares que influyen en el proceso (íbidem). páginas 36-39): Para el sociólogo estos temas reclaman investigación y explicación. que no es. pese a las múltiples dificultades que esta teoría comporta. como sugieren Blanco e Iranzo. Su meta será construir teorías que expliquen dichas regularidades […] Los enfoque que se han perfilado sugieren que la sociología del conocimiento científico debe observar los cuatro principios siguientes [a saber. Su preocupación consistirá en localizar las regularidades y principios o procesos generales que parecen funcionar dentro del campo al que pertenecen sus datos. Sus ideas. que extender al sancta-sanctórum de las ciencias las formas de análisis sociológico que se habían aplicado. La discusión de esta cuestión la realizaremos en el siguiente capítulo. Es decir. tanto la aparición del conocimiento. de la producción de conocimiento científico (página 239).puede dar una explicación causal extra-racional del sostenimiento de una creencia o teoría científica. habitualmente y con resultados satisfactorios. sospechar de la validez y corrección de dicha teoría. las artes. según ellos sino el que la ciencia pone en práctica en sus investigaciones. cuanto el contenido del mismo. es evaluada por sus efectos prácticos o conveniencia. y nada menos. a otras formas de producción cultural como las religiones. Habiendo esclarecido cuál es el status quo contra el que se levanta el PF. En consecuencia se podría decir que el resultado de las investigaciones que en la linea del PF se han realizado consisten en explicaciones de los motivos por los que los científicos se adscriben a determinados sistemas de creencias. orientada a metas que. Por ello los principios de imparcialidad y simetría que señalábamos antes establecen que el investigador debe mantenerse ajeno en cuanto a la evaluación de las creencias y que la teoría explicativa debe servir para relacionar los mismos tipos de causas con el conocimiento que la sociedad tiene por verdadero y con el que tiene por falso (páginas 228-231). causalidad. El cuadro del PF se completaría con la Teoría de Intereses que emplea como fondo explicativo causal. esto es. si bien no suficiente. De este modo. imparcialidad. por tanto. Bloor defiende esta idea del siguiente modo (1998. las ideologías o el sentido común en la vida ordinaria” (1999.

la distinción entre ciencia normal y ciencia revolucionaria nos permite entender el carácter históricamente dinámico de eso a lo que llamamos ciencia. durante cierto tiempo. A partir de los años 60. el conjunto formado por una comunidad científica. “el PF pretende estudiar el conocimiento científico y no puede hacerlo sin igualar su estatus. podemos entender los paradigmas como <<realizaciones científicas universalmente reconocidas que. a) El carácter social. Por su parte. Las claves centrales para entender el sentido de la obra de Kuhn se encuentran en la distinción que el autor hace entre 'Ciencia Normal' y 'Ciencia Revolucionaria' y en la noción de 'paradigma' que defiende. proporcionan modelos de problemas y soluciones a una comunidad científica>> (Kuhn. realizaciones que alguna comunidad científica particular reconoce. con la publicación de la obra de Kuhn. el programa de la filosofía de la ciencia se abre en torno a las dimensiones históricas y sociales de la ciencia y en consecuencia comienza a declinar la concepción heredada de la ciencia y a considerarse como mito injustificado. Por esta razón sustituye el racionalismo de los filósofos por el naturalismo causal de los científicos” (íbidem). científico Los factores extra-racionales en la producción del conocimiento Una vez realizada la presentación de la disciplina y expuesto la naturaleza y alcance del Programa Fuerte en Sociología del Conocimiento Científico. En palabras del propio Kuhn. Al mismo tiempo aparece el problema de la irracionalismo en la explicación del cambio científico y la crítica a la noción de progreso como acumulación de conocimiento verdadero. página13). como fundamento para su práctica posterior>> (página 33). Es decir. el programa de investigación de la filosofía tradicional de la ciencia establecía al conocimiento científico como un tipo especial de conocimiento. Es decir. 2. introducir cambios de paradigma e incluso entender la ciencia como conjunto de distintas ciencias con paradigmas distintos. su marco teórico. Empezando por esta última noción. y explica el proceso de cambio de paradigma. los problemas determinados por este y las prácticas y metodologías comúnmente aceptadas. aceptar los presupuestos metodológicos que el PF propone. la que se realiza en base a un determinado y extendido paradigma dominante en 8 . y en consecuencia buscaba la reconstrucción racional del mismo como explicación satisfactoria de su existencia y cambio. la ciencia normal <<significa investigación basada firmemente en una o más realizaciones científicas pasadas.Como dicen Blanco e Iranzo. el efecto que tiene aceptar que el conocimiento científico es constitutivamente social. convencionalista y relativista del conocimiento Como hemos visto. Este concepto nos ofrece una caracterización general de qué entiende por ciencia el autor y nos pone así en una perspectiva en la que se pueden comparar períodos históricos. a saber. Para contextualizar estos problemas filosóficos resumiremos la aportación de Kuhn al tratamiento de estas cuestiones. 1971. con su consiguiente privilegio epistémico como representador verdadero del mundo y su funcionamiento. durante cierto tiempo. convencionalista y relativo sobre la cuestión de la universalidad y objetividad del conocimiento científico. a continuación vamos a realizar una revisión y discusión de una de las implicaciones que tiene. para la problemática que trata la filosofía de la ciencia.

no es posible apelar a los hechos para comparar las teorías. hay que haber sido entrenado en ese otro paradigma y tener la visión del mundo que genera. La postura del autor consiste en afirmar que cada paradigma científico es inconmensurable con respecto a los paradigmas anteriores e incluso con respecto a los paradigmas con los que entra en competencia. metodologías. técnicas. con lo que tenemos un cambio de paradigma y un nuevo período de ciencia normal (al que previsiblemente le espera el mismo destino de abandono que al paradigma antiguo). que el significado de estos se determina internamente. y es entonces cuando se pude dar cita la revolución científica. los diferentes paradigmas son incompatibles. teorías. y por tanto no hay un 'los hechos' fuera de un paradigma. 9 . pues si bien queda claro que en las etapas de ciencia normal el progreso es acumulativo. Pero generalmente. Según Kuhn. teorías. Kuhn nos señala que cómo consecuencia del desarrollo de la actividad científica normal. no está claro qué es lo que se ocurre una vez se producen revoluciones y cambios de paradigma. en ocasiones se plantean enigmas cuya resolución se vuelve esquiva. Para terminar de aclarar la noción de inconmensurabilidad cabe destacar que guarda estrecha relación con la posibilidad de la traducción de los conceptos o teorías de un paradigma a las de otro. porque cada paradigma establece el significado de los hechos internamente y en relación a los conceptos. la acumulación de anomalías puede alcanzar un cariz insostenible. etc. etc. conceptos. teorías y prácticas que han aprendido y que desarrollan habitualmente. los científicos entrenados en un determinado paradigma científico tienen una visión del mundo determinada por los conceptos. dado un paradigma: 8 “aquella categoría especial de problemas que puede servir para poner a prueba el ingenio o la habilidad para resolverlos”. Alcanzado cierto nivel de desarrollo en la ciencia normal dentro de un paradigma.. Esta inconmensurabilidad se explica en base a que los elementos de un paradigma (conceptos. Sin embargo. se apartan como anomalías. que su sentido viene determinado por la relación que guardan con el resto de elementos del paradigma y con la 'visión del mundo' que de este se deduce. no se pueden determinar aisladamente. Y esto implica que para entender los elementos de otro paradigma. Así. si se acepta uno. hacen entrar en crisis al paradigma anterior. íbidem. y que por tanto. no se puede aceptar el otro.un momento de tiempo. Durante las etapas de ciencia normal. y por tanto no hay posibilidad de establecer un criterio de equivalencia de conceptos o teorías interparadigmático. o con criterios externos. Como anticipábamos. proposiciones. que no se pueden plantear dentro ni fuera del paradigma. es decir. etcétera. los científicos se dedican a resolver los 'enigmas'8 que se plantean y a progresar por tanto. o cuál es mejor y cuestiones de este tipo. Por así decirlo. Kuhn nos ofrece una serie de criterios objetivos según los cuales escoger teorías. página 70. esta concepción de la historia de la ciencia invita directamente a preguntarse por la noción de progreso que entraña o más bien con aquella que es compatible. acumulativamente.. que se abandona en favor del nuevo. esto no sería posible debido a lo que ya hemos señalado. sólo tienen sentido cuando son tomados en relación al paradigma. en caso de tener éxito.). es decir. porque no son preguntas científicamente formulables. y que dado que no se llegan a solucionar. dentro de ese paradigma. proponiendo nuevos paradigmas que entran en competencia con el establecido y que. en el sentido de acumulación de resoluciones de enigmas. lo cuál implicaría preguntarse cuál de los dos es verdad.

la presunción clásica de que la identificación de factores extra-racionales en la cadena causal que dio a luz a una determinada idea científica es una razón para rechazarla se tornaría incorrecta. para explicar lo mismo . de modo que la cuestión que surge es si la aceptación de este tipo de posturas conduce a algún tipo de incompatibilidad con la objetividad del conocimiento y por tanto permiten. estos mismos criterios resultan muchas veces incompatibles entre si. Los presupuestos metodológicos del PF implican que la producción de conocimiento científico es causada por factores sociales. principios. sino que parten de una desmitificación de la misma que de otro modo impediría su propia actividad investigadora. Aquí tendríamos un primer argumento a favor de la compatibilidad entre los factores extra-racionales y la objetividad del conocimiento científico. Es decir. intereses y estructuras sin las cuales la práctica científica misma sería imposible (Kuhn. la capacidad explicativa y predictiva de la teoría. .. y además ha de ser compatible con otras teorías reconocidas referidas a dominios próximos a su campo de aplicación. etc. hipótesis. filosóficamente coincide con el irracionalismo kuhniano. Esta es la tesis que defiende el irracionalismo en filosofía de la ciencia. sino que nacen de una investigación guiada por unos intereses y unas estructuras conceptuales que van más allá de los resultados concretos de la ciencia. páginas 27) hay una objeción recurrente a la que este tipo de posturas se tienen que enfrentar. Sin embargo. históricos y psicológico. . no hay posibilidad de establecer reglas de elección. 1971.La precisión: la compatibilidad entre las consecuencias derivadas de una teoría y los experimentos y observaciones. máxime cuando se aplican a paradigmas en competencia. hemos de concluir que la elección y sustitución entre teorías. en última instancia. cuestionar su posibilidad misma.Alcance: que sus consecuencias puedan ir más allá de las observaciones que originalmente habría de explicar. página 349).Sencillez o economía: que utilice menos axiomas. con lo cual. La objeción 10 . en particular de todo aquello que se rechaza como conocimiento inválido. En consecuencia. sociales e individuales.La consistencia: no ha de contener contradicciones con ella misma. como señalan Barnes y Bloor (1997.Fertilidad heurística: que lleve a nuevos descubrimientos Sin embargo. ambas posturas conducen a o coinciden con el relativismo. En otras palabras. . Lo que la aparición de el PF pone de manifiesto es la imposibilidad de negar que en la producción de conocimiento científico concurren factores extra-racionales en la misma medida en que concurren en la producción de cualquier otro producto cultural. Tanto Kuhn como Bloor y afines defienden que las ideas científicas no surgen de la nada ni de sí mismas. etc. Tampoco podemos establecer la prioridad o jerarquía de estos criterios. Así pues. definiciones. sino por factores históricos. reglas de deducción. paradigmas no se da de modo racional. b) Compatibilidad entre factores objetivos y factores extra-racionales Los defensores del PF argumentan que no dirigen sus esfuerzos a negar la objetividad de la ciencia. Además.

Por ejemplo. 9 Los autores señalados ponen el ejemplo siguiente: “¿no hay. lo cuál significa que en todos los casos se deberá indagar científicamente el origen causal de la credibilidad que hayan alcanzado (íbidem). la cosmología de un pueblo primitivo o la cosmología de un Einstein. siempre puede aferrarse a algún argumento dogmático según el cual el verdadero conocimiento objetivo y racional ha de ser universalmente válido e independiente de la contingencia del mundo humano (página 45). El problema que se le plantearía ahora al relativista es que habrían una serie de objeciones racionalistas que partirían de la premisa “si el conocimiento existe. y de modo similar. culturas e historia (lo que constituye un rasgo central del relativismo). Pero siempre hay una tercera característica en el relativismo. si se sostiene que son igualmente verdaderas aparece el problema de la coexistencia de verdades contradictorias (íbidem).consistiría en decir que si el conocimiento científico es relativo a personas. 11 . o que son igualmente verdaderas. podría afirmarse que las concepciones generales del orden natural. las circunstancias de los usuarios. Barnes y Bloor reconocen que en definitiva. Barnes y Bloor defienden que el PF no incluye ninguno de estos dos postulados de equivalencia sino uno según el cuál. De este modo. y en general. lo cual convertiría al sistema relativista en inconsistente. lugares. son equivalentes en ser falsas. es la naturaleza del postulado de equivalencia lo que define una forma específica de relativismo. Para analizar la cuestión.y no el distinto tipo de origen causal o la ausencia del mismo. todos los sistemas de creencias son equivalentes con respecto a las causas de su credibilidad. ya sea la visión del mundo aristotélica. entonces es objetivo” y que se dirigirían contra el relativismo del PF acusándolo de anticientífico en tanto que no consigue dar cuenta de la dimensión «verdaderamente» racional del conocimiento científico. Estos postulados alternativos de equivalencia conducen a dos variedades de relativismo. un paso muy pequeño entre esto [que el conocimiento es relativo] y conceptos como el de «física judía»?” (íbidem). entonces no es posible distinguir si el conocimiento de una cultura es más objetivo que el de otra9. y b) la convicción de que cuál de esas creencias se encuentre en un contexto dado es algo que depende de. Si se entiende que todos los sistemas de creencias son igualmente falsos. lo que distinguiría al conocimiento científico de otros sistemas es el grado de credibilidad que ha alcanzado -eventualmente el máximo. El relativismo requiere lo que podríamos denominar un postulado de «simetría» o «equivalencia». el problema de fondo estriba en que el racionalista no está dispuesto a renunciar al privilegio epistemológico del conocimiento científico y que en consecuencia. Barnes y Bloor señalan el problema de autorrefutación que le surge al relativista. Barnes y Bloor proceden distinguiendo los tipos de relativismo que se pueden sostener en base a los compromisos doctrinales que se mantengan (página 28): El simple punto de partida de las doctrinas relativistas es: a) la observación de que las creencias sobre un determinado tema varían. o es relativo a. entonces.

entendida esta como socialmente construida -lo cuál eventualmente sería fuente de nuevas críticas desde el racionalismo-. la comprensión de la ciencia como un fenómeno esencialmente social y humano puede conducir a mejorar la comprensión que tenemos de nuestra propia sociedad y cultura. Marta I. página 237): Me siento más que feliz cuando veo a la sociología descansando en los mismos fundamentos y supuestos que las otras ciencias. podemos concluir que al menos es defendible una visión relativista del conocimiento científico que sea compatible con la objetividad del mismo. Ciencia.3. A este respecto son sugerentes las palabras con las que cierra David Bloor su presentación programática del PF (1998. David. Thomas. Que la sociología del conocimiento se mantenga o sucumba junto a las otras ciencias me parece muy deseable como destino y altamente probable como predicción. resultar fértil en otros campos de investigación filosófica. CIS/UP de Navarra (1999) Kuhn. La ciencia es nuestra forma de conocimiento. Sociología del conocimiento científico. José Rubén. Lecturas seleccionadas. 4. Para la filosofía de la ciencia el estudio e integración de los logros del PF en su propio corpus tiene importantes implicaciones con respecto a superar concepciones obsoletas del fenómeno al que llamamos ciencia. Barry y Bloor. Editorial Gedisa. López Cerezo. el reconocimiento de que las dicotomías clásicas como “objetividad-subjetividad”. traducción de E. asimismo. Fondo de Cultura Económica – México (1971).. Bloor. Lizcano y Rubén Blanco. A la luz de las consideraciones sobre la sociología del conocimiento científico y del estudio de su Strong Programme. Pues ese fundamento es nuestra cultura misma. y Luján.  Bibliografía básica empleada    Barnes. “universalidad-particularidad” pueden no servir para comprender dicho fenómeno podría. Tecnología y Sociedad. “racionalidadirracionalidad”. la sociología no tiene otra elección que la de descansar en esos fundamentos. en González García. José Luis (ed. Juan Manuel y Blanco. ni tampoco ningún otro modelo más apropiado que adoptar. racionalismo y sociología del conocimiento”. Realmente. Barcelona (1998) Iranzo. cualquiera que sea su categoría y su origen. La estructura de las revoluciones científicas. “Relativismo.). David. Argentina (2004) 12 . Conocimiento e imaginario social. traducción de Agustín Contín. Conclusiones y revisión crítica De lo hasta ahora expuesto podemos concluir que la compatibilidad entre la objetividad del conocimiento y el origen causal o extra-racional del mismo depende de en qué medida se esté dispuesto a concebir la ciencia como un producto específicamente humano y en constante proceso de transformación y cambio. Barcelona: Ariel (1997). José A. Por otro lado. Finalmente.