Está en la página 1de 22
1 Vázquez Cano Asociados1 ABOGADOS TOCA EN FORMACIÓN RELATIVA AL JUICIO DE CONTROVERCIA FAMILIAR, PROMOVIDO POR LA C. ERIKA ESPINOSA SALINAS, EN CONTRA DEL SEÑOR LUIS FELIPE LASO GUATI ROJO, SOBRE MODIFICACIÓN DEL CONVENIO APROBADO POR SENTENCIA EJECUTORIADA, DEDUCIDO DEL EXPEDIENTE: 377/20091ª. RADICADO EN EL JUZGADO OCTAVO CIVIL EN MATERIA FAMILIAR Y DE SUCESIONES DE ESTE PRIMER DISTRITO JUDICIAL. Calle Francisco Zarco num. 38 int. 28, Col. Centro, Cuernavaca, Morelos. Teléfono fax 314 33 61 vasquezcano@hotmail.com Cédula Profesional 3561404 Cédula Profesional 3561405 Cédula Profesional 39098441 2 H. SALA CIVIL EN TURNO DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DEL ESTADO DE MORELOS. P R E S E N T E. C. ERIKA ESPINOSA SALINAS, previendo con la personalidad que tengo reconocida en los autos del expediente que se cita al rubro, señalando como domicilio para oír y recibir notificaciones el despacho marcado con el número 28 de la calle de Francisco Zarco número 38 colonia centro en esta ciudad, autorizando para tales efectos a los Licenciados MARCELA CANO MORENO, ALBERTO VÁZQUEZ FONSECA y MIGUEL ANGEL BAHENA SANTANA, ante usted con el debido respeto comparezco para exponer: Mediante este escrito, estando dentro del término legal y con fundamento en lo dispuesto por los artículos 582, 583 y demás relativos aplicables del Código de Procedimientos Familiar para el Estado de Morelos, vengo a formular los agravios de mi parte, con motivo de la interposición del recurso de apelación, en contra de la sentencia emitida por su Señoría el día 03 de Enero de 2011, y que me fue notificada a esta parte el día 10 de Enero de 2011. A continuación paso a expresar los agravios que me causa la sentencia que impugno y son los siguientes. A G R A V I O S. PRIMERO.- Me causa agravios en forma general la sentencia emitida por el Juez responsable en virtud de que viola el contenido de los artículos 13, 14, 16, 17 de la Constitución Política de México; así como también viola los artículos 6, 7, 59, 173, 174, 191, 404, 405, 410, 312, 397, 398, del Código de Procedimientos Familiar para el Estado de Morelos. En forma particular me causa agravios el contenido del considerando TERCERO de la sentencia que se impugna, en la parte que señala lo siguiente; Pág. 6 de la sentencia: ³previo al estudio ... es menester citar las disposiciones «.Código Familiar y Procesal familiar« resolver el presente asunto´ y transcribe los artículos 43, 44, 45 417 y 422. 3 Ahora bien, de una sana lectura a la sentencia que se impugna, se podrá percatar su Señoría, que la autoridad inferior no aplica los preceptos legales que invoca tal y como se encuentran plasmados, ya que al dictar sentencia no concede un aumento de pensión suficientes a favor de mi menor hija ANA PAOLA, como lo señala el artículo 44 que invoca la autoridad responsable. También por demás injustificable no aplica el contenido del artículo 45 que invoca, en la parte que señala las necesidades, la misma autoridad responsable a través de la sentencia establece que las necesidades de la menor han aumentado. Deja de aplicar en esta sentencia que se impugna, el contenido del artículo 422 Procesal Familiar que invoca, en los dos últimos renglones que ordena ³«La sentencia podrá modificarse mediante juicio posterior, cuando cambien las circunstancias´ El caso es que, en varias ocasiones el Juez inferior como contenido de la sentencia que se impugna, escribe que: pág. 23 párrafo segundo de la sentencia, ³«.,no pasa inadvertido que la época en que se fijó la pensión alimenticia de que se trata, data de junio de dos mil siete, es decir tres años y seis meses atrás, LO QUE IMPLICADAMENTE ACREDITA QUE LAS NECESIDADES DE LA MENOR ANA PAOLA LASO ESPINOSA, SE HAN INCREMENTADO CON EL DESARROLLO DE LA MISMA MENOR COMO LO ADMITE EL DEUDOR ALIMENTISTA EN EL PLIEGO DE «´ Considerando las anteriores afirmaciones del Juez inferior en la sentencia que se impugna, y suponiendo sin conceder, que careciera de silencio, oscuridad o insuficiencia nuestros Códigos Familiares, que no es el caso, el Juez responsable se ve obligado a sujetarse a lo ordenado por el ARTÍCULO 6° del Código Procesal familiar el Juez deberá suplirlos mediante la aplicación de los principios generales del derecho procesal, y de manera supletoria las disposiciones del Código Procesal Civil para el Estado de Morelos. El poder de investigación de estos principios, corresponde al juez y su aplicación no queda sujeta a traba legal alguna. Y si bien es cierto que, de señalar en la sentencia que se impugna el Juez responsable, que son hechos notables y como consecuencia no requiere prueba alguna ³el alza de precios´ pues es notoriamente público, de la fecha en que se celebró el convenio que dio fin al matrimonio, a la fecha en 4 que solicite su modificación relativo al aumento de pensión alimenticia a favor de mi menor hija, incluso por las razones que expone el propio juzgador, es admisible aplicar el contenido del ARTÍCULO 312 del Código Procesal familiar que establece; VALOR PROBATORIO DE LOS HECHOS NOTORIOS. Los hechos notorios no necesitan ser probados, y el Juez puede invocarlos, aunque no hayan sido alegados por las partes. La parte que alegue a su favor la existencia de un hecho notorio, deberá expresar la causa de su afectación. Siguiendo la interpretación del precepto legal que invoco, la Juez, como lo es el caso, de encontrar hechos notorios que no requieren prueba alguna, que no es el caso por que la misma juez en su sentencia toma y le da valor probatorio a la posición número 3 en donde admite el demandado LUIS FELIPE, págs. 23 y 24 del escrito de sentencia; que absuelve el demando en el desahogo de la prueba confesional, en el sentido de que reconoce que la situación de su menor hija ha cambiado como la misma niña, aunado precisamente a la prueba presuncional que se desprende de la instrumental de actuaciones, ambas pruebas se vinculan, primero en forma individual y después en conjunto, que es una exigencia para valor las pruebas al momento de entrar al estudio y por dictar una sentencia congruente, para mejor ilustrar a esta Sala de alzada en mis conceptos considero que es importante el contenido de la Jurisprudencia que a continuación hago valer: Novena Época Registro: 174899 Instancia: Pleno Jurisprudencia Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta XXIII, Junio de 2006 Materia(s): Común Tesis: P./J. 74/2006 Página: 963 HECHOS NOTORIOS. CONCEPTOS GENERAL Y JURÍDICO. Conforme al artículo 88 del Código Federal de Procedimientos Civiles los tribunales pueden invocar hechos notorios aunque no hayan sido alegados ni probados por las partes. Por hechos notorios deben entenderse, en general, aquellos que por el conocimiento humano se consideran ciertos e indiscutibles, ya sea que pertenezcan a la historia, a la ciencia, a la 5 naturaleza, a las vicisitudes de la vida pública actual o a circunstancias comúnmente conocidas en un determinado lugar, de modo que toda persona de ese medio esté en condiciones de saberlo; y desde el punto de vista jurídico, hecho notorio es cualquier acontecimiento de dominio público conocido por todos o casi todos los miembros de un círculo social en el momento en que va a pronunciarse la decisión judicial, respecto del cual no hay duda ni discusión; de manera que al ser notorio la ley exime de su prueba, por ser del conocimiento público en el medio social donde ocurrió o donde se tramita el procedimiento. Controversia constitucional 24/2005. Cámara de Diputados del Congreso de la Unión. 9 de marzo de 2006. Once votos. Ponente: José Ramón Cossío Díaz. Secretarios: Raúl Manuel Mejía Garza y Laura Patricia Rojas Zamudio. El Tribunal Pleno, el dieciséis de mayo en curso, aprobó, con el número 74/2006, la tesis jurisprudencial que antecede. México, Distrito Federal, a dieciséis de mayo de dos mil seis. Sí la Juez responsable se hubiera ceñido ARTÍCULO 191 del Código Procesal Familiar en Vigor, que prevé el PRINCIPIO DE SUPLENCIA DE LA DEFICIENCIA DE LA QUEJA, Bien pudo aplicarla la Juez inferior, incluso también haber aplicado el artículo 7º. Del Código antes invocado, que ordena al Aquo la INTERPRETACIÓN DE LAS NORMAS PROCESALES. En la interpretación de las normas del procedimiento tendrá aplicación lo siguiente: I. Se hará atendido a su texto y a su finalidad y función III. Se aplicara procurando que la verdad material prevalezca sobre la verdad formal. VII. El presente código deberá entenderse de acuerdo con los principios constitucionales relativos a la función jurisdiccional y con los generadores del derecho. Que, además la Juez inferior sabe y conoce que antes que otra cosa, su obligación es proteger los intereses del menor como lo es el caso de ANA PAOLA mi menor hija, es ampliamente conocido la existencia de muchas Jurisprudencias que señalan o distinguen la obligación que tiene el Juzgado de proteger al incapaz o a la menor como lo es en este caso, así se encuentra plasmado en la Jurisprudencia que a continuación se transcribe para mejor ilustrar mi argumentación; 6 Registro IUS: 175053 Localización: Novena Época Instancia: Primera Sala Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta Tomo XXIII, Mayo de 2006 Página: 167 Tesis: 1a./J. 191/2005 Jurisprudencia Materia(s): Civil Rubro: MENORES DE EDAD O INCAPACES. PROCEDE LA SUPLENCIA DE LA QUEJA, EN TODA SU AMPLITUD, SIN QUE OBSTE LA NATURALEZA DE LOS DERECHOS CUESTIONADOS NI EL CARÁCTER DEL PROMOVENTE. Texto: La suplencia de la queja es una institución cuya observancia deben respetar los Jueces y Magistrados Federales; suplencia que debe ser total, es decir, no se limita a una sola instancia, ni a conceptos de violación y agravios, pues el alcance de la misma comprende desde el escrito inicial de demanda de garantías, hasta el periodo de ejecución de la sentencia en caso de concederse el amparo. Dicha suplencia opera invariablemente cuando esté de por medio, directa o indirectamente, la afectación de la esfera jurídica de un menor de edad o de un incapaz, sin que para ello sea determinante la naturaleza de los derechos familiares que estén en controversia o el carácter de quien o quiénes promuevan el juicio de amparo o, en su caso, el recurso de revisión, ello atendiendo a la circunstancia de que el interés jurídico en las controversias susceptibles de afectar a la familia y en especial a menores e incapaces, no corresponde exclusivamente a los padres, sino a la sociedad, quien tiene interés en que la situación de los hijos quede definida para asegurar la protección del interés superior del menor de edad o del incapaz. Se afirma lo anterior, considerando la teleología de las normas referidas a la suplencia de la queja, a los criterios emitidos por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, así como a los compromisos internacionales suscritos por el Estado mexicano, que buscan proteger en toda su amplitud los intereses de menores de edad e incapaces, aplicando siempre en su beneficio la suplencia de la deficiencia de la queja, la que debe operar desde la demanda (el escrito) hasta la ejecución de sentencia, incluyendo omisiones en la demanda, insuficiencia de conceptos de violación y de agravios, recabación oficiosa de pruebas, esto es, en todos los actos que integran el desarrollo del juicio, para con ello lograr el bienestar del menor de edad o del incapaz. 7 Precedentes: Contradicción de tesis 106/2004-PS. Entre las sustentadas por los Tribunales Colegiados Segundo del Décimo Primer Circuito, Segundo en Materia Civil del Sexto Circuito, Tercero en Materia Civil del Primer Circuito, Cuarto en Materia Civil del Primer Circuito, Segundo en Materias Civil y de Trabajo del Segundo Circuito (actualmente Segundo en Materia Civil del propio circuito), Primero en Materia Penal del Tercer Circuito, Segundo en Materias Administrativa y de Trabajo del Séptimo Circuito y Cuarto en Materia Civil del Sexto Circuito (actualmente Tribunal Colegiado en Materia de Trabajo del mismo circuito), en contra del Segundo Tribunal Colegiado del Décimo Octavo Circuito. 23 de noviembre de 2005. Cinco votos. Ponente: José de Jesús Gudiño Pelayo. Secretaria: Eunice Sayuri Shibya Soto. Tesis de jurisprudencia 191/2005. Aprobada por la Primera Sala de este Alto Tribunal, en sesión de fecha treinta de noviembre de dos mil cinco. SEGUNDO.- Me causa agravios el contenido del considerando Quinto, de la sentencia que se impugna en la parte que señala lo siguiente; (Foja 40 de la sentencia 2o. párrafo) «no basta acreditar el incremento en las necesidades de la menor acreedor, sino que es menester acreditar el incremento en la posibilidad económica del deudor« (Foja 41 de la sentencia 2º. Párrafo) « pues el cumulo de las pruebas ofrecidas no se aprecia que efectivamente, como lo aduce la actor existe un cambio en las circunstancias personales del deudor alimentista, para cuyo efecto, debió establecerse, las condiciones que imperaban en aquel entonces y las que actualmente se dan, para que este órgano jurisdiccional estuvieses en posibilidades, de determinar el cambio en cuestión, pues 8 aún cuando las necesidades de la menor acreedora, se presumen han aumentado con el desarrollo de la misma, como ya se dijo«. Me causa agravios lo plasmado en los párrafos que anteceden, y es incongruente la sentencia que emite el juez inferior, con lo que plasmo en la: (Foja 29 de la sentencia) «es importante resaltar, que ha fin de que prospere la acción intentada es necesario que se demuestre la existencia de causas posteriores, que hayan determinado un cambio en las posibilidades económicas del deudor y un cambio en las necesidades de las personas a quienes se debe dar alimentos, y que por ende hagan necesaria una nueva fijación de su monto, acorde al principio de proporcionalidad«.. Existe incongruencia en la sentencia que se impugna pues a fojas 24 del escrito de la sentencia la Juez inferior, plasma para fundar su sentencia en contra del demandado, la Jurisprudencia que tiene el registro 242,234 que dice; Séptima Época No. Registro: 242,234 Instancia: Tercera Sala Tesis Aislada Fuente: Semanario Judicial de la Federación 25 Cuarta Parte Materia(s): Civil Tesis: Página: 14 9 ALIMENTOS PARA MENORES EN CRECIMIENTO. EL AUMENTO DE LA NECESIDAD ES UN HECHO NOTORIO (LEGISLACION DEL ESTADO DE TABASCO). El aumento de las necesidades alimenticias que se presenta con el desarrollo de los menores es un hecho notorio que el juzgador válidamente puede tomar y hacer valer en su sentencia con el fin de precisar las necesidades de los menores, y con base en ello determinar la cuantía de la pensión alimenticia, toda vez que el desarrollo físico de un menor es un hecho que lleva implícito el aumento de sus necesidades alimenticias, máxime si se considera el factor relativo a su educación. Por consiguiente, si en un caso la sentencia reclamada tomó en cuenta el anterior hecho notorio, y lo hizo valer como un argumento de apoyo a su resolución, esto no es contrario a derecho, porque además de que los hechos notorios no requieren de prueba, el juzgador puede invocarlos aun cuando las partes no los hayan alegado, toda vez que así lo dispone el artículo 280 del Código de Procedimientos Civiles para el Estado de Tabasco, que textualmente preceptúa: "Artículo 280. Los hechos notorios no necesitan ser probados, y el Juez puede invocarlos aunque no hayan sido alegados por las partes". AL SUSTENTAR SU SENTENCIA CON ESTA JURISPRUDENCIA RECONOCE QUE ES UN HECHO NOTORIO el aumento de las necesidades alimenticias de ANA PAOLA con su desarrollo; como ya se dijo, se encuentra plasmado varias veces en el escrito que contiene la sentencia, y que el Juzgador debió tomar y hacer valer en su sentencia, del contenido de la Jurisprudencia se desprende que es valido de haberlo hecho la Juez, si hubiera favorecido a la menor con la sentencia; PERO ESENCIALMENTE LO MÁS IMPORTANTE ES QUE NO SE REQUIERE MÁS PRUEBA EN LOS HECHOS NOTORIOS COMO LO ES EN ESTE CASO y así lo señala la Juez. Pero, digo que se contradice y es incongruente la Juez inferior en su sentencia pues a foja 22 de la sentencia que se impugna en el párrafo segundo textualmente señala; ³ ahora bien, valoradas conjuntamente las pruebas anteriormente en forma individual, y puestas unas frente a otras, se llega a la firme convicción de si bien es cierto que el deudor acreditó que actualmente ha contraído nuevo matrimonio, aumentado con ello el número de acreedores alimentarios, no menos cierto es, que no 10 acredito la disminución en su posibilidad económica, pues el patrimonio (una nueva casa) que posee, aún cuando lo este pagando el mismo debido al crédito otorgado a su favor para adquirirlo, como ya se dijo, acredita su capacidad económica, máxime si consideramos, que la mensualidad que paga por « deben considerarse, los gastos que generan el tratamiento ginecológico «a fin de procrear un hijo en común, «que pone de manifiesto la capacidad económica del deudor,..´ De una sana interpretación de estos dos señalamientos que se encuentran en la sentencia que se impugna, la Juez Inferior confirma que se cumplen los dos requisitos que dice debe existir para aumentar la pensión alimenticia; a) Un cambio en las necesidades de las personas a quienes se debe dar alimentos, y que por ende hagan necesaria una nueva fijación de su monto. b) que se demuestre la existencia de causas posteriores, que hayan determinado un cambio en las posibilidades económicas del deudor. Con lo anteriormente argumentado, era procedente CONDENAR AL DEMANDADO LUIS FELIPE LASO GUATI ROJO, AL AUMENTO DE PENSIÓN ALIMENTICIA A FAVOR DE MI HIJA ANA PAOLA LASO ESPINOSA, y así debió de haber emitido la sentencia el Juez inferior. Luego entonces, sí existe la incongruencia en la sentencia que emite la Juez inferior, sin tomar en cuenta que tiene la obligación de ceñirse incluso a las Jurisprudencias, que han disipado cualquier duda para dictar una sentencia congruente, no obstante que sean pruebas aportadas por la contraria como lo es el caso, por eso es procedente aplicar las que a continuación se transcriben para mejor ilustrar mis argumentos; Octava Época Registro: 212669 Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Tesis Aislada Fuente: Semanario Judicial de la Federación 11 XIII, Mayo de 1994 Materia(s): Común Tesis: XXI.1o.81 K Página: 505 PRUEBAS, EXAMEN DE LAS. INDEPENDIENTEMENTE DE QUE FAVOREZCAN A QUIEN NO LAS OFRECIO. Pesa en el juzgador el deber de examinar absolutamente todas las pruebas de autos, a fin de determinar con el resultado de ese análisis si se probaron o no y en qué medida los hechos fundatorios del derecho exigido o de las excepciones o defensas opuestas; de tal manera que inclusive las pruebas de una de las partes pueden ser benéficas para la demostración de las pretensiones de la otra y a la inversa, sin que obste naturalmente el hecho de que la pretensión de quien la haya ofrecido y rendido no haya sido coadyuvar en el triunfo de los intereses de su contraria; porque lo que interesa al Estado, a través del juez, es realizar la justicia, no denegarla, a sabiendas de que aparece demostrada, y tanto es así, que dentro de las funciones del juzgador de administrar justicia, se encuentra incluso la facultad de tomar en consideración, en forma oficiosa, las presunciones que resulten de las actuaciones y, los hechos notorios; esto es, se insiste, sin que importe que tales pruebas hayan sido o no rendidas por la parte que obtiene, pues faltaría el juez a la congruencia si introdujera oficiosamente hechos o pruebas no relacionados con el debate; pero no porque cumpla con la obligación de justipreciar todas las pruebas, ya favorezcan a una de las partes o a la otra. PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO DEL VIGESIMO PRIMER CIRCUITO. Amparo directo 313/92. Mario Salgado Mancilla. 8 de julio de 1993. Unanimidad de votos. Ponente: Juan Vilchiz Sierra. Véase: Apéndice al Semanario Judicial de la Federación 1917-1985, Cuarta Parte, Tercera Sala, tesis 243, pág. 687. No. Registro: 197,938 Jurisprudencia Materia(s): Civil Novena Época Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta VI, Agosto de 1997 12 Tesis: III.1o.C. J/16 Página: 628 SENTENCIAS, PRINCIPIO DE CONGRUENCIA EN LAS (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE JALISCO). Las sentencias deben ser congruentes con la demanda, su contestación y con las demás pretensiones deducidas oportunamente en el pleito, según lo dispone el artículo 79, antes de su reforma, del Código de Procedimientos Civiles del Estado de Jalisco (de similar redacción al actual 87). Por otro lado, de lo preceptuado por los numerales 291, primer párrafo y 296 del propio ordenamiento, se infiere que, dentro del procedimiento civil, sólo pueden ser materia de prueba los hechos a que se contrae la litis, es decir, los que son objeto del debate. De esta suerte, no es jurídicamente factible que en el fallo se tomen en cuenta hechos que, aun cuando aparezcan probados, no fueron alegados oportunamente por las partes. PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL TERCER CIRCUITO. Amparo directo 937/89. Guillermina Michel Michel de Velasco. 9 de febrero de 1990. Unanimidad de votos. Ponente: José de Jesús Gudiño Pelayo. Secretario: Sergio Mena Aguilar. Amparo directo 1127/92. Josefina Ruiz Ruiz. 16 de abril de 1993. Unanimidad de votos. Ponente: José de Jesús Gudiño Pelayo. Secretaria: Alicia Marcelina Sánchez Rodelas. Amparo directo 977/95. María del Consuelo Rosales Soria. 19 de octubre de 1995. Unanimidad de votos. Ponente: Carlos Arturo González Zárate. Secretario: José Luis Fernández Jaramillo. Amparo directo 1377/96. Pablo Morales Barajas. 13 de diciembre de 1996. Unanimidad de votos. Ponente: Carlos Arturo González Zárate. Secretario: José Luis Fernández Jaramillo. Amparo directo 884/97. Elva Silvia Ramírez. 19 de junio de 1997. Unanimidad de votos. Ponente: Carlos Arturo González Zárate. Secretario: José Luis Fernández Jaramillo. 13 Preceptos legales que el A quo no aplicó, y perjudica los intereses de esta parte quejosa, al omitir la correcta aplicación de los preceptos legales invocados que antecedes del Código Procesal Familiar para Morelos, requisito indispensable que de no hacerlo, es violatorio de garantías de los ciudadanos, dejando de aplicarse en los términos como lo establece el párrafo segundo del artículo 17 de la Constitución Política de México que nos rige, precepto que es garantía de todo ciudadano que ha la letra dice; Art. 17.- «. Toda persona tiene derecho a que se le administre justicia por tribunales que estarán expeditos para impartirla en los plazos y términos que fijen las leyes, emitiendo sus resoluciones de manera pronta, completa e imparcial. Su servicio será gratuito, quedando, en consecuencia, prohibidas las costas judiciales. Es cierto, que el Juez no se apego a lo que le ordena la Constitución Política de México, que nos rige al no aplicar la ley correctamente en los términos que señala la propio constitución y el Código Procesal Familiar para el Estado de Morelos, violando y dejando en estado de indefensión a la QUEJOSA ERIKA ESPINOSA SALINAS, EN REPRESENTACIÓN DE MI MENOR HIJA ANA PAOLA LASO ESPINOSA, razón que me lleva a recurrir la sentencia que emitió el Juez inferior, y este Tribunal de alzada emita la sentencia que en estricto derecho debe existir, pues de haberse ajustado conforme a derecho se hubiera dado cuenta que el demandado debe ser condenado al aumento de pensión alimenticia. TERCERO.- Me sigue causando agravios, la sentencia que se impugna por el Juez inferior dejó de aplicar correctamente el artículo 173 del Código Procesal familiar, en donde obliga al Juez a la VINCULACIÓN A LAS PRUEBAS DESAHOGADAS. Que dice textualmente; ... El Juez de lo Familiar quedará vinculado a la apreciación de las pruebas, basado en las reglas de la lógica y la experiencia, así como a los mandatos constitucionales para que se cumplan las formalidades esenciales del procedimiento. Precepto legal que guarda estrecha relación con el artículo 174 del Código Procesal Familiar que establece, SUPLENCIA DE LA DEFICIENCIA DE LAS PRETENSIONES EN MATERIA FAMILIAR. En los asuntos del orden familiar los Tribunales están obligados a suplir la deficiencia de las partes en sus pretensiones y defensas. 14 A mayor abundamiento, y con la finalidad de dejar lo más claro posible mis argumentos vertidos a esta sala que conoce de este recurso de apelación, los apoyo con las Jurisprudencias siguiente; Novena Época No. Registro: 170454 Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Tesis Aislada Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta XXVII, Enero de 2008 Materia(s): Civil Tesis: I.3o.C.660 C Página: 2818 RÉGIMEN DE CONVIVENCIA DE MENORES. ES DE LITIS ABIERTA Y OPERA LA SUPLENCIA DE LA DEFICIENCIA DE LOS PLANTEAMIENTOS DE LAS PARTES (LEGISLACIÓN DEL DISTRITO FEDERAL). Conforme a los artículos 940 y 941 del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito Federal, es dable para el órgano judicial en materia familiar, tratándose de cuestiones atinentes a los menores, actuar oficiosamente tanto en la litis misma, al poder suplir, incluso, la falta de reclamación, como en la recopilación de pruebas para decidir lo conducente, entre otros aspectos, tratándose del régimen de convivencia de dichos menores con sus progenitores. Por ende, es posible para la autoridad judicial de segunda instancia modificar un régimen de visitas que fue inicialmente solicitado de una forma distinta a la que después se planteó en apelación, dado que en la materia familiar la litis no es cerrada, por lo que cuando el Juez suple la deficiencia, no hay una variación de la litis, porque es su obligación hacerlo en uso de sus facultades antes precisadas. TERCER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL PRIMER CIRCUITO. Amparo directo 607/2007. 25 de octubre de 2007. Unanimidad de votos. Ponente: Neófito López Ramos. Secretario: Raúl Alfaro Telpalo. Es notorio la incongruencia de la sentencia que se impugna, como se desprende de la misma, se constituyeron pruebas como lo es el caso de establecida en el artículo 398 que ordena que las HIPÓTESIS DE 15 PRESUNCIONES LEGAL Y HUMANA. Existen cuando expresamente es establecida por la Ley o cuando nace como consecuencia inmediata y directa de ella, hay presunción humana cuando de un hecho debidamente probado se deduce otro que es consecuencia ordinaria de aquél, como lo es que parte de los hechos notorios tantas veces invocado por la Juez inferior en la sentencia que emitió, pero que no tomo en cuenta, siendo una obligación prevista en las diversas jurisprudencias como la que a continuación se plasma; Novena Época No. Registro: 174393 Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Jurisprudencia Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta XXIV, Agosto de 2006 Materia(s): Común Tesis: I.4o.C. J/23 Página: 2019 PRESUNCIONES HUMANAS. Deben ser polibásicas, es decir, que concurra una pluralidad de indicios que se dirijan a otras presunciones, descartando la más débil a favor de la más convincente, pues la concurrencia de varios indicios que apuntan hacia la formación de una misma presunción, partiendo de puntos diferentes, aumenta la fuerza demostrativa de cada uno de ellos y también la fortaleza probatoria en su conjunto. CUARTO TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL PRIMER CIRCUITO. Amparo directo 26/2006. Alejandra Miriam Zamudio Ríos. 1o. de febrero de 2006. Unanimidad de votos. Ponente: Walter Arellano Hobelsberger. Secretaria: Lilia Rodríguez González. Amparo directo 187/2006. Confecciones Smile, S.A. de C.V. 18 de abril de 2006. Unanimidad de Votos. Ponente: Walter Arellano Hobelsberger. Secretaria: Lilia Rodríguez González. Amparo directo 314/2006. Grupo Nocturna, S.A. de C.V. 19 de junio de 2006. Unanimidad de votos. Ponente: Leticia Araceli López Espíndola, secretaria de tribunal autorizada por la Comisión de Carrera Judicial del Consejo de la 16 Judicatura Federal para desempeñar las funciones de Magistrada. Secretaria: María del Carmen Amaya Alcántara. Amparo directo 199/2006. Megalitic Projects, S.A. de C.V. 21 de junio de 2006. Unanimidad de votos. Ponente: Francisco J. Sandoval López. Secretario: Carlos Ortiz Toro. Amparo directo 32 8/2006. Proveedores Generales Scorpio, S.A. de C.V. 29 de junio de 2006. Unanimidad de votos. Ponente: Francisco J. Sandoval López. Secretario: Carlos Ortiz Toro. Me sigue causando agravios, la sentencia que se impugna pues también dejó de valorar correctamente la prueba pericial realizada por JOSÉ LUIS FLORES SERVIN, quien le dio elementos a la juez que prueban, que la cantidad de pensión alimenticia que proporciona el demandado no es suficiente para cubrir los gastos elementales de mi menor hija, tomando en cuenta la misma argumentación de la señora Juez, cuando dice que es lógico que las necesidades de mi menor se han incrementado sencillamente por su desarrollo, después de que han transcurrido tres años y medio a partir de la fecha en que se celebro el convenio en donde consta los relativo a la obligación de la pensión alimenticia. De igual forma dejo de valorar correctamente la prueba pericial realizada por el C. P. ALEJANDRO ESPINOSA ARRIAGA, que es obvio siendo el perito de la demandada, se haya externado diciendo que la documental exhibida carece de eficiencia «. Pero con su forma de dictaminar le dice claramente que efectivamente han cambiado las condiciones económicas pero, que para él los referidos documentos no tiene valor, luego entonces de una clara y sana interpretación, también le dio elementos a la juez que prueban, que la cantidad de pensión alimenticia que proporciona el demandado no es suficiente para cubrir los gastos elementales de mi menor hija, tomando en cuenta la misma argumentación de la señora Juez, cuando dice que es lógico que las necesidades de mi menor se han incrementado sencillamente por su desarrollo, después de que han transcurrido tres años y medio a partir de la fecha en que se celebro el convenio en donde consta los relativo a la obligación de la pensión alimenticia. Lo más gravoso es que quizás por olvido involuntario, deja de analizar y no toma en cuenta y omite señalar en la sentencia que existe el 17 dictamen pericial a cargo del C. P. GREGORIO CONTRERAS G. TERCERO EN DISCORDIA DESIGNADO POR LA MISMA JUEZ INFERIOR, que es muy claro en su dictamen, pues ese mismo establece que me asiste la razón y como consecuencia la sentencia hubiera sido en otro sentido. Con esta prueba, que desempeña un papel fundamental, ya que en virtud de ella, mis pretensiones demuestran que son ciertas y el Juez inferior como consecuencia debió otorgarme un fallo favorable en el litigio. Pues de ello se desprende que el fin último de la prueba, es convencer al juez, pero en este caso sino entro a su estudio menos la pudo analizar y convencer. Pues el objeto de esta prueba consiste en una manifestación o declaración de voluntad hecha por un sujeto de la relación procesal dirigida a introducir en el proceso un determinado medio de certeza para que el Juez tome conocimiento de la prueba, violando el debido proceso ignorando incluso las múltiples jurisprudencias que ilustran la obligación del Juzgador de analizar todas y cada una de las pruebas que obran en el expediente en el cual va dictar sentencia como lo es la siguiente: Octava Época Registro: 212669 Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Tesis Aislada Fuente: Semanario Judicial de la Federación XIII, Mayo de 1994 Materia(s): Común Tesis: XXI.1o.81 K Página: 505 PRUEBAS, EXAMEN DE LAS. INDEPENDIENTEMENTE DE QUE FAVOREZCAN A QUIEN NO LAS OFRECIO. Pesa en el juzgador el deber de examinar absolutamente todas las pruebas de autos, a fin de determinar con el resultado de ese análisis si se probaron o no y en qué medida los hechos fundatorios del derecho exigido o de las excepciones o defensas opuestas; de tal manera que inclusive las pruebas de una de las partes pueden ser benéficas para la demostración de las pretensiones de la otra y a la inversa, sin que obste naturalmente el hecho de que la pretensión de quien la haya ofrecido y rendido no haya sido coadyuvar en el triunfo de los intereses de su contraria; porque lo que interesa al Estado, a través del juez, es realizar la justicia, no denegarla, a sabiendas de 18 que aparece demostrada, y tanto es así, que dentro de las funciones del juzgador de administrar justicia, se encuentra incluso la facultad de tomar en consideración, en forma oficiosa, las presunciones que resulten de las actuaciones y, los hechos notorios; esto es, se insiste, sin que importe que tales pruebas hayan sido o no rendidas por la parte que obtiene, pues faltaría el juez a la congruencia si introdujera oficiosamente hechos o pruebas no relacionados con el debate; pero no porque cumpla con la obligación de justipreciar todas las pruebas, ya favorezcan a una de las partes o a la otra. PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO DEL VIGESIMO PRIMER CIRCUITO. Amparo directo 313/92. Mario Salgado Mancilla. 8 de julio de 1993. Unanimidad de votos. Ponente: Juan Vilchiz Sierra. Véase: Apéndice al Semanario Judicial de la Federación 1917-1985, Cuarta Parte, Tercera Sala, tesis 243, pág. 687. Su alcance probatorio es importante es virtud de que las periciales ofrecidas por las partes resultan en contrario, luego esta prueba pericial ofrecida por el Juez como perito tercero en discordia, y como consecuencia su estudio y análisis permitirán al Juez llegar a conocer la verdad de la acción principal que se inicio con la demanda, consistente en el aumento de pensión alimenticia a favor de mi menor hija ANA PAOLA LASO ESPINOSA, pues de haberla tomado en cuenta con el análisis pertinente que exige el caso pudo arribar a darse cuenta que el hecho notorio que ella misma reconoce en su análisis, de que han cambiado los valores adquisitivos por el desarrollo de mi menor hija de la fecha en que se celebró el convenio a la actualidad, pues han transcurrido TRES AÑOS Y SEIS MESES, por lo tanto, se perfeccionaría con el resultado que arrojara esta probanza, y así se hubiera dado cuenta que me asiste la razón y como consecuencia sentenciar al aumento de pensión alimenticia solicitada. ESTA ES LA RAZÓN TAN IMPORTANTE DE LA VALORACIÓN DE ESTA PRUEBA QUE EL JUEZ RESPONSABLE NO TOMO EN CUENTA EN LA SENTENCIA, PORQUE INCLUSO BASTA UNA SIMPLE LECTURA A ESE ESCRITO Y ESTE TRIBUNAL DE ALZADA PODRÁ COMPROBAR QUE NUNCA APARECE MENCIONADA COMO CONSECUENCIA NO FUE TOMADA ENCUENTA ESTA PRUEBA QUE OBRA EN AUTOS, QUE ADEMÁS LA TARDANZA EN SU DESAHOGO, PERJUDICO LA ECONOMÍA PROCESAL, PUES VARIAS VECES SE DIFIRIO LA AUDIENCIA POR NO ESTAR DESAHOGADA ESTA 19 PRUEBA, QUE COMO CONSECUENCIA, EN UNA REFLEXIÓN SANA DE NO TOMARLA EN CUENTA LA JUEZ INFERIOR AL MOMENTO DE DICTAR SENTENCIA, NO ES RAZONABLE Y NO CUIDO EL DEBIDO PROCESO EN TIEMPO Y FORMA, AL PERMITIR SE DIFIRIERA TANTO LA AUDIENCIA DE PRUEBAS Y ALEGATOS, PRECISAMENTE POR ESTA PRUEBA QUE AL FINAL NO LA TOMA EN CUENTA EN SU SENTENCIA, VIOLANDO LA CONSTITUCIÓN MEXICANA, como lo ha determinado la Suprema Corte de Justicia y basta apoyar esta argumentación con una jurisprudencia aplicable al caso, por ser los asuntos del orden familiar, precisamente del orden público, que tiene prioridad y permite al Juez mas apertura de criterio para salvaguardar los intereses de los menores de edad: Novena Época Registro: 184042 Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito Tesis Aislada Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta XVII, Junio de 2003 Materia(s): Administrativa Tesis: VI.2o.A.46 A Página: 1046 PRUEBAS EN EL PROCEDIMIENTO AGRARIO. LA OMISIÓN DE SU ESTUDIO Y VALORACIÓN POR LOS TRIBUNALES AGRARIOS IMPORTA VIOLACIÓN AL PRINCIPIO DE CONGRUENCIA Y, POR ENDE, A LAS GARANTÍAS INDIVIDUALES CONTENIDAS EN LOS ARTÍCULOS 14 Y 16 DE LA CONSTITUCIÓN FEDERAL. Si bien el artículo 189 de la Ley Agraria dispone que: "Las sentencias de los tribunales agrarios se dictarán a verdad sabida sin necesidad de sujetarse a reglas sobre estimación de las pruebas, sino apreciando los hechos y los documentos según los tribunales lo estimaren debido en conciencia, fundando y motivando sus resoluciones.", ello no exime a los tribunales agrarios de estudiar todas y cada una de las pruebas que se ofrecieron, admitieron y desahogaron en el juicio, como tampoco los autoriza a dejar de expresar en su fallo las razones por las cuales, a su juicio, aquéllas merecen o no valor probatorio. En consecuencia, si no obstante que el tribunal agrario involucra aspectos de fondo para declarar procedente la excepción opuesta por las demandadas y no analiza ni emite juicio valorativo alguno sobre el cúmulo probatorio que allegó el quejoso al procedimiento de origen, es obvio que con 20 ello se viola el principio de congruencia establecido por el artículo 189 citado y, por ende, las garantías individuales contenidas en los artículos 14 y 16 de la Constitución Federal. SEGUNDO TRIBUNAL COLEGIADO DEL SEXTO CIRCUITO. Amparo directo 234/2002. 3 de octubre de 2002. Unanimidad de votos. Ponente: Omar Losson Ovando. Secretaria: Rosa Iliana Noriega Pérez. Véase: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo II, julio de 1995, página 282, tesis X.1o.3 A, de rubro: "TRIBUNALES UNITARIOS AGRARIOS. SENTENCIAS DICTADAS POR LOS. DEBEN CONTENER EL ESTUDIO DE TODAS LAS PRUEBAS QUE OBRAN EN EL JUICIO." y Tomo V, enero de 1997, página 336, tesis VII.A.T. J/13, de rubro: "PRUEBAS, ESTUDIO DE LAS, POR EL TRIBUNAL AGRARIO.". De acuerdo a los diversos tratadista y el diccionario jurídico sabemos que Valoración; Consiste en el análisis crítico, hecho por el juez inferior en este caso, del resultado del examen probatorio y en la consiguiente libre convicción de él acerca de lo concluyente de esa misma prueba a los fines procesales. Ampliamente sabido es, que la fuente de la prueba es todo lo que, aun sin constituirse por sí mismo medio o elemento de prueba puede, sin embargo, suministrar indicaciones útiles para determinadas comprobaciones; considera que es todo lo que puede servir directamente a la comprobación de la verdad; como consecuencia, los elementos de prueba son los hechos y circunstancias en que se funda la convicción del juez. En el caso que nos ocupa además, con el desahogo de la pruebas CONFESIONAL DEL DEMANADO, LA PERICIAL EN CONTABILIDAD, LA INSTRUMENTAL DE ACTUACIONES, LOS HECHOS NOTORIOS QUE NO REQUIEREN PRUEBA, quedo perfectamente probado que el demandado tiene, porque ha mejorado su poder de recursos económicos suficientes al adquirir casa nueva, haberse casado que es legitimo, pretender tener más hijos, pero no se debe olvidar que también es legitimo cubrir las necesidades de nuestra menor hija, ANA PAOLA LASO ESPINOSA, pues es obvio que se necesidades han crecido y es público y notorio para todo ser humano, que la diferencia de carestía de hace tres años y medio que se fijo la pensión alimenticia a la fecha actual, han cambiado notablemente el poder adquisitivo elementales para el normal 21 desarrollo de mi hija ANA PAOLA, es correcta en su apreciación la Juez inferior en este sentido, pero al dictar sentencia no se ajusta a esa realidad, PUES TODAS ESTAS PRUEBAS NO produjeron en el ánimo del juez un estado de certeza respecto de la existencia o inexistencia de los hechos controvertidos, no obstantes que todas las pruebas desahogada hacen Prueba plena que demuestra la existencia de los hechos litigiosos, obligando al juez a resolver de acuerdo con los resultados de la misma. Por esta razón considero que existe incongruencia en la sentencia que ha emitido y por eso mi inconformidad. Por lo tanto es procedente sentenciar al demandado al aumento de pensión alimenticia a favor de nuestra hija ANA PAOLA. Por los agravios plasmados en este escrito que me perjudican FUNDADOS Y MOTIVADOS debidamente, ante la falta de valorización correcta conforme a derecho de las pruebas ofrecidas por esta quejosa, las aportadas por el demandado y las Instrumentales de actuaciones que se desprenden del procedimiento, demuestran que me asiste la razón de acuerdo a los preceptos legales violados Constitucionales, del Código Procesal Familiar aplicable para el Estado de Morelos y las Jurisprudencias que hago valer, los principios generales del derecho y que es un asunto de orden público, y sobre todo para salvaguardar la integridad de mi menor hija, vengo a solicitar de esta sala que conoce de este recurso de apelación ORDENE REVOCAR LA SENTENCIA EMITIDA POR EL JUEZ INFERIOR Y DICTE UNA NUEVA EN DONDE CONDENE AL DEMANDADO POR SER PROCEDENTE. Para acreditar los hechos que me causan agravios ofrezco las siguientes: P R U E B A S: LA PRESUNCIONAL, que se deriva de todo lo actuado y que aparece como instrumental en los autos del expediente en que se actúa, en todo lo que me beneficie. POR LO EXPUESTO Y FUNDADO: A ESA H. SALA CIVIL EN TURNO; Atentamente pido. 22 PRIMERO.- Me tenga por presentado en tiempo y forma los agravios que hago valer, y que me causan perjuicios, debiendo revocar la sentencia anterior y dictar una nueva condenando al demandado al pago y cumplimiento de todas y cada una de las prestaciones que le reclamo. SEGUNDO.- Tengo por señalado el domicilio que invoco al proemio de este escrito para oír y recibir notificaciones, como personas autorizadas a los Licenciados ALBERTO VÁZQUEZ FONSECA, MARCELA CANO MORENO y MIGUEL ÁNGEL BAHENA SANTANA. TERCERO.- Una vez sustanciado el recurso de apelación que nos ocupa, dicte la sentencia favorable para el suscrito por ser procedente por los argumentos lógicos y jurídicos que hago valer en este escrito de agravios. PROTESTO LO NECESARIO. C.ERIKA ESPINOSA SALINAS Cuernavaca, Morelos a 01 de Febrero de 2011.