Está en la página 1de 2

1.2 Historia de la numeracin. En qu moento la humanidad empez a pensar en relaciones numricos?

Los documentos que tenemos nos permiten suponer que esa relacin existe desde nates del nacimiento de las grandes civilizaciones antiguas. Aunque el origen del hombre an nos resulte enigmtico, podemos suponer que qu e el hombre primitivom (hombre de Neandrethal, 4 000 a C.) no era completamente ajeno al concepto de nmero. Antes de la existencia de un lenguaje capaz de favorecer la comunicacin verbal , el hombre poda observar en la naturaleza fenmenos cuantitativos: un rbol, un bosque un lago. Esto lo condujo lo condujo a distinguir entre la unidad y la pluralidad. Esta percepcin directa de la pluralidad lleva con frecuencia a una visin global del espacio ocupado por un conjunto de objetos. Adems, imaginamos que sus primeras observaciones lo condecen a la correspondencia uno- uno. A partir de las observaciones gruesas, el hombre primitivo va despejando la idea de comparacin y asocia un signo a cada objeto observado, por ejemplo, utiliza como sistema de signo rayas marcadas sobre una madera o un hueso. Boyer habla de un descubrimiento en Checoeslovaquia, de un hueso perteneciente a un lobo joven en el que aparecen una sucecin de 55 marcas dispuestas en grupos de 5 (3 000) a. C.).

Con la apricin del lenguaje, la enumeracin de un grupo de objetos, observados deja lugar a la numeracin. Esta interviene particularmente cuando se da el cambio en la vida del rpimitivo al volverse comerciante, sin embrago, la sustitucin de objetos por palabras de un lenguaje no significa que el concepto de nmero est en el pensamiento de quien enumera.

No es sino hasta despus de una larga evoluacin que el hombre dominara los dos mtodos: Apareamiento: ( correspondencia biunvoca) que conduce a la nocin de cardinal.

Inventario: (enumeracin conteo) que conduce a la nocin de nmero ordinal. Se presenta adems una parte importante con la idea de agrupar, las marcas de 5, 10 20 (quiz por el nmero de desdos del hombre). Todos estos procedimeintos requieren para cada nmero: Una palabra para designarlo. Un signo para escribirlo. Seguramente para evitar una exagerada profusin de signos, se tuvo la idea de dar nombre a un paquete de unidades, en la mayora de los casos de 10, algunos de 20.

Con la finalidad de reconstruir algunas lneas importantes de la evolucin de la numeracin escrita , se emprender un arpida hojeada a las principales civilizaciones.