Está en la página 1de 4

VITRINA I

LA HERENCIA DE LA UNIVERSIDAD.

VITRINA I LA HERENCIA DE LA UNIVERSIDAD. 2267. Jesús entre los doctores. S. XVII. En esta

2267. Jesús entre los doctores. S. XVII.

En esta vitrina mostramos aquellas piezas que el Centro poseyó desde un primer momento por ocupar la antigua sede de la Universidad Toledana, el palacio que mandara construir el cardenal Lorenzana, prelado que daría extraoficialmente el nombre a tal edificio bajo el acertado título de "palacio" y que incluso determinaría la denominación del Instituto durante un tiempo, ya que nuestro

Centro ocupó el edificio durante 125 años, pasando posteriormente a su actual ubicación.

125 años, pasando posteriormente a su actual ubicación. 2412. Mesa. 141 x 42 x 90 cm.

2412. Mesa. 141 x 42 x 90 cm.

A esas piezas se unirían otras, en 1862, procedentes del Colegio de San Bernardino 1 , fundación religiosa asociada a la antigua universidad, y los cuadros procedentes de bienes desamortizados, que por azar se colgaron en los muros del edificio. Junto a muebles y otros objetos, también heredaría el Instituto libros y documentos procedentes del centro universitario.

libros y documento s procedentes del centro universitario. 2268. Te jada. XIX ocupó una de las

2268. Tejada. XIX

ocupó una de las salas del Palacio Lorenzana y que pasó a la Biblioteca Pública del Estado, junto con gran parte de los libros que formaban parte de la biblioteca Universitaria, cuyo lote fundacional donó D. Andrés García de Tejada, cuyo cuadro se conserva en el despacho del director.

De estos fondos, podemos observar en distintas dependencias del Centro varios cuadros anónimos, como el “Jesús entre los Doctores”, las Inmaculadas”, una que presidía

el co-ábside Oeste del Paraninfo, obra de Francisco Javier Ramos 2 , y otra el despacho de Director, que colgaba allí junto con una “Isabel II”, estilo de Madrazo, que aparece en una fotografía de época y de la cuál no se conoce su destino. También conservamos una arca con llaves junto con varias mesas de época, que nos evocan otra barroca que

varias mesas de época, que nos evocan otra barroca que 2404. Arcón con llave. 84x56x38 cm.

2404. Arcón con llave. 84x56x38 cm.

1 V. el art. de Francisco García Martín: “Objetos del Colegio de San Bernardino en el I.E.S. El Greco”, Rev. Alminar, nº 6, 2000-2001. pp. 199-216.

2 V. ficha catálogo, realizada por Juan Nicolau Castro para la exposición 150 aniversario del Centro. Museo de Santa Cruz, 1995, pág. 43.

2270 y 2301. “Ntra. Sra.” y “El Salvador”. Antes y después de la restauración. 2263.
2270 y 2301. “Ntra. Sra.” y “El Salvador”. Antes y después de la restauración. 2263.

2270 y 2301. “Ntra. Sra.” y “El Salvador”. Antes y después de la restauración.

y “El Salvador”. Antes y después de la restauración. 2263. Juan Hurtado de las Cuentas. S.

2263. Juan Hurtado de las Cuentas. S. XVII

Varios cuadros podemos ver en el Centro procedentes del Colegio de San Bernardino: Dos cuadros, en su día ovalados, que nos presentan a “El Salvador” y “Ntra. Sra.” 3 , y dos retratos de clérigos, del siglo XVII, podemos observar procedentes de la galería de retratos de la sala rectoral del Colegio de San Bernardino, que nos remiten también al “San Bernardino” del Greco, realizado para la capilla del Colegio y que, tras ser prestado para una exposición nacional que a comienzos de siglo XX se realizó en el Museo del Prado, hoy se exhibe en el Museo

realizó en el Museo del Prado, hoy se exhibe en el Museo 2266. Clérigo desco- nocido.

2266. Clérigo desco- nocido. S. XVII

Nacional que cobija las obras del pintor cretense en nuestra ciudad, o al “San Jerónimo Penitente”, de la misma procedencia y hoy en los depósitos del Museo de Santa Cruz. También falta una Virgen con el niño, situado en la zona alta de la Biblioteca, según nos muestran las fotografías de época, o el retrato de Fernando VII 4 , al que una restauración reciente le ha quitado la cartela que acreditaba que pertenecía al

Instituto de Toledo.

Los objetos que podemos identificar como procedentes del colegio de San Bernardino, son la urna destinada a acoger las reliquias del Santo titular, una escribanía de plata, dos urnas de votaciones, una para acoger a los escolares y otra, más sencilla, para elegir al Rector. Por último, dos crucifijos, uno realizado en cuerno de cebú, y otro con incrustaciones de nácar.

Del Colegio de Santa Catalina conservamos los libros de juramento de los bachilleres, licenciados y doctores que titulaban por la Universidad toledana.

3 En el anecdotario del Centro se recoge la adscripción anterior de las figuras a “Isabel” y “Fernando” por su parecido con los clásicos retratos de los reyes. 4 Extremo que no anota José Domingo Delgado Bedmar al glosar esta pieza en el catálogo de la exposición España 1808-1814, de súbditos a Ciudadanos, Toledo, 2008, pág. 342.

2365 Urna para contener las reliquias de San Bernardino. Medidas: 50 cm. x 29 cm.

2365 Urna para contener las reliquias de San Bernardino.

Medidas: 50 cm. x 29 cm. x 48 cm.

Esta magnífica urna realizada en madera de ébano y plata repujada, a la que dedicó un artículo monográfico el profesor del centro D. José Sánchez-Beato, contuvo las reliquias del Santo desde 1852 hasta la fecha de su entrega a las autoridades eclesiásticas, junto con los documentos que lo acreditaban, en 1906. En su día tuvo, en la parte superior una estatuilla en plata del Santo que desapareció, sustituyéndola por el remate que hoy observamos. Bibl. Catálogo de la exposición…, op. cit.,

pág. 63. y Objetos del Colegio de San Bernardino

, op. cit. pág. 214.

Objetos del Colegio de San Bernardino , op. cit. pág. 214. 2390 Cruz de nácar .

2390 Cruz de nácar.

Medidas: 23 cm. x 53 cm. x 8 cm.

Descrita en el inventario del Colegio de San Bernardino como “cruz de nácar que está en el altar”, en 1826. Se trata de un trabajo de taracea en nácar con símbolos de la Pasión del Señor y de la Orden de San Francisco. Nos remite a una tradición de este tipo de trabajo en la costa de California, donde las misiones franciscanas trabajaban con material procedente de Fillipinas, objetos litúrgicos destinados

al viejo continente. Objetos del Colegio de San Bernardino pág. 216. Catálogo de la exposición…, op. cit., pág. 85.

,

op. cit.

de la exposición…, op. cit., pág. 85. , op. cit. 2391, Cruz de cuerno de cebú.

2391, Cruz de cuerno de cebú.

Medidas: 34 cm. x 54 cm. x 8 cm.

El descriptor del inventario de 1826 del Colegio de San Bernardino, Pedro Agudo, solamente describe, además del crucifijo anterior, otro “Cristo en la Sacristía con su cruz”, que por falta de más precisión no sabemos si se refiere a éste trabajado en tan exótico material. Como la anterior, podemos pensar que su manufactura se haría en los mismos talleres californianos o filipinos con destino a Europa.

Objetos del Colegio de San Bernardino

,

op. cit. pág. 216. Catálogo de la exposición…, op. cit., pág. 87.

2361. Escribanía . Medidas: 27 cm. x 33 cm. x 19 cm. Esta escribanía, realizada

2361. Escribanía.

Medidas: 27 cm. x 33 cm. x 19 cm.

Esta escribanía, realizada en plata, procedente del Colegio de San Bernardino, que en un principio, según inventario realizado en 1868, constaba de tintero y salvadera, marcadas con la rueda de Santa Catalina, y que después se aumentó por el Instituto con otros dos tinteros iguales, las cubiertas de los cuatro, con agarradera en forma de flor, platillo, peana y campanilla, todo ello con un peso de “cinco y

media libra y dos onzas”. L a excelente factura del conjunto hizo que la Sociedad de

Amigos del Arte la expusiera en

Madrid en 1923.

B ibl. Catálogo de la exposición…, op. cit., pág. 63

pág. 207.

. y Objetos del Colegio de San Bernardino

, op. cit.

2364, Urna de votaciones.

Medidas: 24 cm. x 14 cm. x 26 cm.

2364, Urna de votaciones. Medidas: 24 cm. x 14 cm. x 26 cm. Se trata de

Se trata de una urna de nogal, que en su día contaba con bolas con las que realizar las votaciones, inventariada en 1666. En su día conservaba también un sello de plata y, medalla y armas del Colegio, que se imponía al colegial admitido. Bolas blancas y negras que, introducidas, daban como resultado el “apto” o el “recusatio”. Otra urna descrita por Florentino Gómez Sánchez se cita como trasladada desde el viejo c aserón de Santa Catalina a la sede de la Universidad en el colegio de la Compañía de Jesús en 1771, desocupado entonces por la expulsión de la Orden. Bibl. F. Gómez Sánche z, la Universidad de Toledo, IPIET, Toledo, 1980.

Bibl. Catálogo de la exposición…, op. ci t., pág. 63. y Objetos del Colegio de San Bernardino pág. 215.

, op. cit.

Objetos del Colegio de San Bernardino pág. 215. , op. cit. 2548. Urna de votación. Medidas:

2548. Urna de votación.

Medidas: 17 cm. x 15 cm. x 10 cm.

Más sencilla que la anterior, solamente

presenta una

“zelulas” para elegir al rector. El inventario de 1689 señala que, además, se introducían allí el sello del colegio, de plata, y “las llaveritas de la urna de la

ranura en la que se introducían las

capilla”. Objetos del Colegio de San Bernardino págs. 215-216.

,

op. cit.

Intereses relacionados