Está en la página 1de 2

La Rueda de la Profeca

www.pentecostalesdelnombre.com

"Y les dijo: Estas son las palabras que os habl, estando an con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que est escrito de m en la ley de Moiss, en los profetas y en los salmos" (Lucas 24:44) La Santa Escritura nos ensea que Jess es Dios mismo manifestado en la carne como un Hijo. Uno de los argumentos ms contundentes, que nos ensea que en Cristo habit de manera corporal toda la Plenitud de la Deidad, es que Cristo tom para S mismo los nombres y ttulos que el Antiguo Testamento utiliz para referirse a Dios. Adems, tambin permiti que otros lo llamaran por esos mismos nombres y ttulos. Cuando Jess se llam a S mismo por aquellas apelaciones de Deidad, los gobernantes judos se enojaron por completo, y lo acusaron de blasfemia, pues no les qued duda alguna que Jess reclamaba ser el Dios nico. Ellos no pudieron entender que Dios visit a su creacin manifestado en un cuerpo de hombre, y que por eso el Hijo (su manifestacin en carne), es la imagen o declaracin del Dios Todopoderoso. La siguiente imagen (conocida como la rueda de la profeca), le ayudara a comprender de un solo vistazo que Jess es el nico Dios y Padre que se manifest en carne.