Está en la página 1de 1

Tarta de ricota y dulce de leche

Masa 125 g de manteca 75 g de azcar impalpable cucharadita de sal 1 yema huevo ralladura de limn 250g de harina 0000 cucharada de polvo de hornear Relleno 300 g de ricota 2 yemas Ralladura de naranja 300 g de dulce de leche Batir la manteca con el azcar impalpable y la sal hasta blanquear. Agregar el huevo y la yema y la ralladura de limn. Hacer una corona con la harina y polvo de hornear y volcar el batido en el hueco. Tomar la masa con la ayuda de dos esptulas hasta formar un bollo tierno. Envolver en un film y dejar descansar en la heladera durante por lo menos 1 hora.

Tamizar o pisar muy bien la ricota tratando de que no queden grumos y mezclarla con las yemas, la ralladura de naranja y el dulce de leche. Formar una pasta homognea

Cubierta 2 claras 2 cucharadas de azcar 50 g de nueces 1 cucharada de azcar impalpable

Batir las claras a nieve, agregar el azcar y continuar con el batido para formar un merengue. Procesar las nueces con el azcar impalpable hasta reducir a polvo. Incorporarlas al merengue uniendo suavemente con una esptula. Armado Estirar la masa y forrar una tartera de 24 a 26 cm de dimetro. Colocar el relleno en una capa uniforme. Hornear durante 20 min a 180C. Retirar y distribuir la cubierta sobre la tarta. Volver al horno durante 10 a 15 min ms.