Documento descargado de http://www.archbronconeumol.org el 16/06/2011.

Copia para uso personal, se prohíbe la transmisión de este documento por cualquier medio o formato.

ORIGINALES

Parámetros de adaptación en ventilación mecánica no invasiva. Estudio comparativo experimental
J.D. García Jiméneza, J. Sánchez Segoviab, M. Herrera Carranzac, J.A. Maldonado Péreza, M. Castillo Quinteroc y R. Ayerbe Garcíaa
a

Sección de Neumología. Servicios de Medicina Interna y bElectromedicina. cUnidad de Cuidados Intensivos. Servicio de Cuidados Críticos y Urgencias. Hospital Juan Ramón Jiménez. Huelva.

OBJETIVO: Evaluar experimentalmente la respuesta del trigger, de la presurización y del ciclado ante un modelo de pulmón normal, obstructivo y restrictivo de 6 equipos de ventilación mecánica no invasiva: Ventil + (VP), Respironics STD20 (RR), Puritan Bennett 335 (PB), Quantum (QT), DP90 (DP) y Sullivan II ST (SV). MÉTODO: Se utilizó un simulador pulmonar cuyas señales analógicas de volumen, presión y flujo eran registradas en un polígrafo Mingograph 34. Los datos se obtenían con una presión inspiratoria positiva (IPAP) de 12 cmH2O, una frecuencia respiratoria de 17 ciclos/min, una presión espiratoria final (EPAP) de 4 cmH2O y un esfuerzo inspiratorio equivalente a una P0,1 de 4 cmH2O. Se calculó la presión negativa de disparo, el retardo del mismo en la onda de flujo o tiempo de trigger y el flujo inspiratorio pico (FIpico) en el que se producía el cambio a espiración o punto de ciclado. RESULTADOS: Los equipos con mejor sensibilidad de trigger fueron RR y PB que demostraron una presión de disparo inferior a –1 cmH2O y un tiempo de trigger menor de 100 ms, mientras que la peor respuesta se halló en VP. El ciclado más acorde con el estándar (5-25% del FIpico) se obtuvo con el respirador RR, mientras que en los demás ventiladores el paso a espiración se producía con flujo cero (DP90 en todos los patrones, y en PB y VP en los patrones restrictivos) o superior al 50% (en el caso de QT en todos los patrones). El análisis de las curvas de presión demostró diferencias importantes en la pendiente, meseta y despresurización. CONCLUSIONES: El comportamiento más homogéneo en las variables de fases estudiadas, que son las que más influyen en la adaptación del paciente al ventilador, se evidenció en RR.
Palabras clave: Ventilación mecánica no invasiva. Presión positiva en vía aérea a dos niveles (BIPAP). Interacción paciente-ventilador. (Arch Bronconeumol 2001; 37: 7-13)

Non-invasive ventilation: an experimental study comparing parameters of adaptation
OBJECTIVE: To evaluate response to pressure and flow triggering in an experimental model of the normal, obstructive and restrictive lung with six non-invasive mechanical ventilation units: Vintil+ (VP), Respironics STD20 (RR), Puritan Bennet 335 (PB), Quantum (QT), DP90 (DP) and Sullivan II ST (SV). METHOD: Analog signals of volume, pressure and flow from a lung simulator were recorded by a Mingograph 34 polygraph. Positive inspiratory pressure (PIP) was 12 cmH2O, respiratory rate was 17 cycles/min, end expiratory pressure (PEEP) was 4 cmH2O, and inspiratory effort (P0.1) was 4 cmH2O. Parameters calculated were negative trigger pressure, trigger time (or the flow wave delay in triggering), and the percentage of peak inspiratory flow at which a change to exhalation or cycle phase. RESULTS: The RR and PB units had the best trigger response with pressure triggering below –1 cmH2O and trigger times less than 100 ms. VP proved to have the poorest response. The cycle of the RR agreed most closely with the standard (5-25% of peak inspiratory flow), whereas change to exhalation occurred with the other units with zero flow (in all patterns with DP90, and in restrictive patterns with PB and VP) or greater than 50% of peak inspiratory flow (in all models with QT). Analysis of pressure curves showed great differences in slope, plateau and depressurization. CONCLUSIONS: The RR unit proved to have the most homogeneous behavior for all the phase parameters studied as being the ones that most influence a patient’s adaptation to a ventilator.
Key words: Non-invasive mechanical ventilation. Bi-level positive airway pressure (BiPAP). Patient-ventilator interaction.

Introducción La ventilación mecánica no invasiva (VMNI) consiste en la aplicación de presión positiva a la vía aérea superior con el propósito de aumentar la ventilación alCorrespondencia: Dr. J.D. García Jiménez. San Diego, bloque 9, 5.o D. 41008 Sevilla. Recibido: 22-2-00; aceptado para su publicación: 3-10-00.

veolar sin la necesidad de acceso endotraqueal. La interfase entre el paciente y el ventilador es habitualmente una máscara facial o nasal, por lo que se evitan las complicaciones inherentes a la intubación endotraqueal (IET) o traqueotomía1. A partir de la última década2,3, la VMNI se ha incorporado al tratamiento de la insuficiencia respiratoria en las unidades de cuidados intensivos (UCI), áreas de urgencias, salas de hospitalización y domicilio4,5.
7

. e) el ventilador dispone de una válvula electrodinámica de respuesta rápida que forma parte del circuito. Por consiguiente. Marietta. volumen corriente (Vc) y volumen por minuto (Vm) (error de medición ± 3%) y de la presión pico en la vía aérea (Pva) (error de medición ± 2%).UU. El flujo suministrado depende de la velocidad de giro de la turbina (W). aunque basados en un esquema operativo similar. Así. observándose que. y la distensibilidad alterando la rigidez de la cámara. 1.21. Para imitar los esfuerzos inspiratorios. atribuible al retraso de la IET e instauración de la VM. se prohíbe la transmisión de este documento por cualquier medio o formato. Murrysville. d) las fugas del circuito son analizadas y compensadas automáticamente respiración a respiración. por ello. y en la eficacia de la ventilación y. suministrar un pico de flujo elevado y ser de presión limitada y constante satisface mejor que los dispositivos volumétricos. también se ha demostrado que el modo de ventilación y las prestaciones del ventilador influyen en los resultados18. EE. DP90 (DP) (Taema. la demanda ventilatoria del 8 . que son las más directamente implicadas en la interacción con el paciente. Material y método Se estudiaron experimentalmente 6 ventiladores de presión positiva a dos niveles. NÚM. la adición de VMNI al tratamiento convencional disminuye la necesidad de IET7.19. aunque parece claro que la selección de los pacientes es clave para el éxito de la VMNI15-17.Documento descargado de http://www. Puritan Bennett 335 (PB) (Nellcor-Puritan Bennett Corp. Por dichos motivos estos respiradores han sido estudiados previamente22. no todos los equipos se comportan de igual forma.8 y mejora la supervivencia en comparación con la terapia convencional sola6.). Respironics STD20 (RR) (Respironics Inc. 1. los resultados son aún inciertos10: mientras que algunos estudios11 indican una reducción de las complicaciones y de la estancia en relación con la ventilación mecánica invasiva (VM) o un bajo porcentaje de IET12. En la figura 1 se observa un diagrama de bloque del ventilador “tipo” y su funcionamiento en modo de presión positiva inspiratoria (IPAP) y de presión positiva espiratoria final (EPAP) conectado al simulador pulmonar utilizado. Nancy.9. tener importantes consecuencias clínicas como la comodidad y tolerancia al procedimiento.UU. el fuelle del simulador se unió a un motor giratorio calibrado para provocar los ciclos asistidos o iniciados por el supuesto paciente. que eran procesadas en el simulador conectado a un polígrafo Mingograph 34 (Siemens-Elema. las llamadas variables de fase del ventilador: disparo o trigger.). Su diferente respuesta dinámica puede influir en la adaptación del enfermo a la máquina. en EPAP (a) la VED está prácticamente abierta. pero el flujo que llega al simulador es regulado por la apertura de la válvula electrodinámica (VED). ARCHIVOS DE BRONCONEUMOLOGÍA.archbronconeumol. En la IRA se prefiere la presión de soporte (PS) porque al conservar el enfermo bastante control sobre el ciclo respiratorio. de flujo limitado y presión alta. Alemania) con un error de medición en tiempo de ± 20 ms. El objetivo principal del presente trabajo es analizar sobre un modelo de pulmón normal. En el fallo respiratorio agudo no hipercápnico.13. Las características comunes de estos ventiladores son: a) el generador es de flujo variable por turbina.). en la ventilación mecánica convencional25-27 se ha demostrado que la desincronía paciente-ventilador es una de las causas más frecuentes de fracaso de la PS. y f) el disparo o trigger es por flujo. presurización y ciclado. c) por tanto. El objetivo secundario es describir una metodología de control de calidad de los equipos de VMNI de BIPAP. El modelo experimental se realizó uniendo cada equipo a un simulador de pulmón VT-2 (Bioteck. obstructivo y restrictivo.UU. Canadá). el flujo en el circuito es menor y la fuga interna grande. ya que están especialmente diseñados para la VMNI al ser capaces de compensar las fugas producidas20. y en IPAP (b). Antony Cedex. otros investigadores14 han observado una tendencia a una mayor mortalidad.23.. que está en relación directa con la IPAP seleccionada. y que mantiene constante la IPAP y EPAP programadas regulando la fuga interna de la máquina. En pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) descompensados o con insuficiencia respiratoria aguda (IRA) hipercápnica. no hay válvula espiratoria como tal. Francia) y Sullivan II ST (SV) (ResCare Inc. VOL. Quantum (QT) (Healthdyne. Diagrama de bloques de un sistema de ventilación mecánica no invasiva (BIPAP) y del simulador pulmonar VT-2 utilizado en las medidas. San Diego. Suecia)28. EE. b) el circuito es único y de flujo continuo. utilizados habitualmente en nuestro medio para la VMNI: Ventil + (VP) (Sefam. se usan más los de presión positiva a dos niveles (BIPAP). abierto a la atmósfera mediante una puerta espiratoria de ranura u orificio. la aparición de hiperinsuflación y auto-PEEP o la inducción de fatiga muscular respiratoria24. Copia para uso personal. Francia).7. Lenexa.org el 16/06/2011. La calibración fue efectuada midiendo la depresión obtenida a Fig. EE. 2001 W Turbina EPAP a Transductor de presión Compliance Resitencia VT–2 Fuga controlada Válvula electrodinámica (VED) Sensor de flujo b W Turbina IPAP Compliance Transductor de presión Resitencia VT Fuga controlada Válvula Sensor electrodinámica de flujo (VED) paciente20. 37.. todo el flujo de la turbina pasa al circuito del paciente. Tras la calibración se obtuvieron señales analógicas del flujo inspiratorio pico (FIpico). la VED está prácticamente cerrada. en el cual la resistencia al flujo se cambia mediante dispositivos intercambiables de diferente calibre lineales hasta 120 l/min. Aunque la PS se puede aplicar con respiradores convencionales de UCI21.

cuando el paciente inicia la inspiración (descenso de la presión). es decir. La PS es un modo de soporte ventilatorio disparado por el paciente.org el 16/06/2011. La línea de base corresponde a una EPAP de 4 cmH2O.archbronconeumol. Copia para uso personal. En los equipos en los que se regulaba la sensibilidad espiratoria (PB y QT) se utilizó la posición intermedia. GARCÍA JIMÉNEZ ET AL. Todos los equipos disminuyeron el FIpico con el patrón obstructivo.D. Disparo o trigger La sensibilidad del trigger o facilidad de disparo de estos equipos la analizamos mediante dos parámetros: el descenso de presión y el retardo que se produce antes de comenzar la IPAP. con la sistemática descrita en la Primera Conferencia de Nagoya29. sobre la curva de flujo y presión (fig. se prohíbe la transmisión de este documento por cualquier medio o formato. y lo aumentaron 9 . El modelo se programó con resistencias de 5 cmH2Ol–1 s para el patrón normal y restrictivo y de 20 cmH2Ol–1 s para el obstructivo. el flujo inspiratorio pico como variable de control o independiente y las características de la presurización. El valor de cada dato fue el promedio de 6 ciclos medidos sobre el registro gráfico en cada modelo pulmonar. la IPAP. ESTUDIO COMPARATIVO EXPERIMENTAL A: Caída de presión generada por el esfuerzo inspiratorio inicial B: Retardo del disparo medido en la curva de flujo o tiempo de trigger C: Retardo del disparo medido en la curva de presión Fig. La distensibilidad fue de 0. lo cual se marca como una pequeña incisura o incluso meseta en la rama ascendente del flujo. frecuencia respiratoria de 17 ciclos/min y P0. EPAP de 4 cmH2O. la medición en esta curva («B») la consideramos como el auténtico parámetro que define el tiempo de trigger. 3). Por consiguiente. se aprovecha del flujo basal del período EPAP hasta que empieza la ayuda inspiratoria.– PARÁMETROS DE ADAPTACIÓN EN VENTILACIÓN MECÁNICA NO INVASIVA. fijo para cada equipo. la EPAP. El descenso de presión («A») sobre el valor basal. en el rango superior en VP y SV y en el inferior en PB y RR (fig. obstructivo y restrictivo. especialmente PB y RR. Para obtener el valor de cada dato se midieron 6 ciclos. se puede examinar en la onda de flujo o en la de presión. limitado por presión y ciclado por flujo. este momento se demora un poco con respecto al ascenso de la presión («C»).05 lcmH2O–1 para el patrón normal y obstructivo y de 0. que se señala en la rama descendente de la curva por una brusca inflexión («D»). J. Los datos se obtenían en IPAP de 12 cmH2O. Como se observa en la figura 2. Flujo inspiratorio pico Se midió distalmente a la puerta espiratoria. El retraso en iniciarse ésta. coincidiendo con el cierre de la válvula electrodinámica. por lo que no incluía el valor de la fuga. punto de referencia para medir su retraso en esta curva.04 lcmH20–1 para el restrictivo. 2) estudiamos el disparo (trigger) y el ciclado como variables de fase o dependientes. ciclado y presurización son los siguientes: Variable de control: flujo inspiratorio pico Los flujos pico obtenidos en condiciones normales han estado en la banda de los 25-30 l/min. Variables de fase o dependientes analizadas. D: Punto de ciclado los 100 ms de ocluir la inspiración con un error de ± 10 ms en tiempo y de ± 0. 2. Al ser el trigger de flujo. Presurización Se analizó de forma cualitativa estudiando los cambios en la morfología de la onda de presión. en efecto. sería una medición indirecta ya que reflejaría el esfuerzo inspiratorio que se requiere para activar la insuflación. Se observa la diferencia en tiempo entre medir el inicio de la insuflación sobre la curva de presión (C) o sobre la de flujo o tiempo de trigger (B). Resultados Los datos obtenidos con respecto a la variable de control o flujo inspiratorio pico y las variables de fase trigger.2 cmH2O en presión. es decir.1 de 4 cmH2O.Documento descargado de http://www. Todos los datos anteriores se calcularon en tres patrones ventilatorios: normal. al ser el momento real en que el paciente empieza a recibir apoyo ventilatorio a expensas del flujo del período IPAP. Ciclado El punto en el que se producía el ciclado se midió como el tanto por ciento del flujo pico (FIpico%) en el que se producía el cambio de inspiración a espiración.

4).5 ms 300 Tiempo de trigger medido en fljo Normal Obstructivo Restrictivo Fig. En la mayoría de los equipos la presión se mantiene bastante constante o limitada durante toda la inspiración. entre el cálculo del tiempo de trigger medido sobre presión (B) o sobre flujo (A). 6): – Diferencias en la pendiente o velocidad de presurización (rise time). En este aspecto los equipos que reflejaron una mayor sensibilidad del trigger fueron RR y PB. salvo en PB y RR. e incluso en el perfil obstructivo rebasó los 250 ms. en VP hay un ascenso más rápido que da lugar a una onda más cuadrada que en PB. sobre todo en pulmones normales y obstructivos (fig. – Se aprecian también anomalías en la despresurización con descensos por debajo de la presión basal (VP) que originan un flujo espiratorio irregular y no lineal. VOL. – En la meseta se aprecian oscilaciones. haciéndolo más irregular. En el inferior se observa el retardo del disparo medido en la curva de flujo o tiempo de trigger. seguido de PB (fig. por ejemplo en QT. Hay equipos que con cualquier modelo pulmonar ciclan a flujo 0. 4.5 20 –1 10 0 PB RR VP QT DP90 SV –1. El trigger más duro se observó en QT y DP90. en el que incluso descendió. ARCHIVOS DE BRONCONEUMOLOGÍA.org el 16/06/2011. el cálculo del descenso de presión en el disparo evidencia la amplia variabilidad entre ellos. obstructivo en SV. ya que presentaron un descenso de presión siempre igual o inferior a –0. RR y demás equipos. mientras que DP90 siempre superó los 200 ms. 4). 37. 5). Este último supone un aumento en ms superior al 20%. Así.Documento descargado de http://www.8 cmH2O incluso en el modelo restrictivo.archbronconeumol. 2001 l/min 40 Flujo inspiratorio pico cmH2O 0 Caída de presión al inicio de la inspiración PB RR VP QT DP90 SV 30 –0. ha sido también muy diverso (fig. con una demora siempre inferior a 100 ms independientemente del patrón respiratorio. 200 discretamente en el restrictivo salvo DP90. Los otros equipos tuvieron retrasos siempre superiores a ese valor crítico: VP. por ejemplo en PB. . Presurización En los registros de presión se observaron diversos fenómenos de interés (fig. Copia para uso personal. y especialmente VP que necesitaba en el patrón normal un descenso de presión superior a –1 cmH2O. Variables de fase: trigger En el tiempo de trigger medido en la curva de flujo encontramos la mejor respuesta en RR. 3. como sucede en DP 90. El gráfico superior muestra la caída de presión medida en cada uno de los equipos durante el inicio de la inspiración. en los que es más redondeada por ser la pendiente más suave. mientras que en los demás ventiladores se producía ciclado a flujo 0 con algún patrón concreto: restrictivo en PB y VP. Aunque estos equipos no se disparan por presión. que es el que requiere un mayor descenso de presión en todos los ventiladores. En la tabla I se indica la diferencia porcentual individual y global por patrones. o incluso “rebotes” o picos de sobrepresión inicial como en VP. Variables de fase: ciclado El cambio de ciclo de inspiración a espiración. La respuesta más 10 100 0 PB RR Normal VP QT DP90 SV Obstructivo Restrictivo Fig. SV y QT entre 150-200 ms. Valores del flujo inspiratorio pico en los diferentes equipos y con los tres patrones ventilatorios estudiados. se prohíbe la transmisión de este documento por cualquier medio o formato. y otros que lo hacen a un valor tan extremo como el 60% del pico de flujo. 1. medido como porcentaje del FIpico. que luego la máquina corrige pero que deja su impronta en el flujo. homogénea y acorde con el estándar (5-25% del FIpico) se obtuvo en RR. NÚM.

00% 33. VP: Ventil+. Las causas de asincronía de flujo pueden ser múltiples. y b) para el mismo equipo la respuesta de estas variables cambia notablemente con el patrón TABLA I Diferencias entre el retardo del disparo medido en presión (C) y sobre flujo o tiempo de trigger (B) Normal C B B/C% Restrictivo Fig. el inicio de la espiración o punto de ciclado para cada equipo. de disparo y de ciclado31. su conocimiento en cada equipo que se va a usar es crítico para conseguir el éxito de la VMNI. Se señalan fenómenos de rebote y descenso bajo la presión basal en VP. La figura muestra la morfología de las curvas de flujo (superior) y presión (inferior) para cada patrón ventilatorio en tres de los equipos probados. J.00% 33. que además debe ser triple: de flujo. Para la correcta sincronización paciente-ventilador es necesario que el esfuerzo inspiratorio del paciente genere la inmediata asistencia ventilatoria. es deseable conseguir una buena sincronía paciente-ventilador. 6. 5. respiratorio.39% B/C% Obstructivo C B PB RR VP QT DP90 SV 80 80 0 120 200 120 80 80 160 160 280 160 Media 0.00% 25. ESTUDIO COMPARATIVO EXPERIMENTAL FIpico (%) 80 Ciclado Puritan Bennet Ventil + Respirinics 60 Normal 40 20 0 PB RR VP QT DP90 SV Obstructivo Normal Obstructivo Restrictivo Fig. atrapamiento aéreo.67% 50. ya que provoca taquipnea.org el 16/06/2011. que la provisión de flujo sea la adecuada a la demanda del enfermo y que el cese de la inspiración corte la insuflación. el área sombreada indica el rango estándar aceptado como más adecuado. se prohíbe la transmisión de este documento por cualquier medio o formato. De lo contrario se producirá una desadaptación que puede tener consecuencias deletéreas para la mecánica pulmonar y el intercambio gaseoso. por ello. Todos estos parámetros están implicados en la sincronización paciente-ventilador.archbronconeumol. la forma de presurizar y el nivel de ciclado. QT: Quantum. El gráfico muestra en porcentaje del flujo de pico.00% 0.Documento descargado de http://www. Copia para uso personal. hiperinsuflación dinámica y generación de auto-PEEP.00% 66. SV: Sullivan II ST.00% 33. Por tanto. RR: Respironics. muchos equipos llegan a los 180 l/min21. GARCÍA JIMÉNEZ ET AL. bien por programar una IPAP baja o por incapacidad del ventilador para suministrarlo.33% PB: Puritan Bennett.67% 26. Hoy día. que en algún caso se producía a flujo cero por lo que no se visualiza la barra.33% B/C% Restrictivo C B PB RR VP QT DP90 SV 110 80 0 120 160 120 130 80 200 160 240 160 18.00% 0. lo cual aboca a fatiga de los músculos respiratorios. PB RR VP QT DP90 SV 120 80 160 120 160 120 120 80 200 140 240 200 Media 0.33% 21. se puede observar con claridad en PB la pequeña meseta en la pendiente inspiratoria de la curva de flujo correspondiente al momento del inicio de la insuflación a expensas de la IPAP.00% 33.00% 16. La principal es que el flujo aportado sea escaso para las necesidades del paciente. hipoventilación alveolar y desaturación30.D. Por ello. Así mismo. Discusión Los hallazgos principales del presente estudio son: a) los ventiladores probados presentan diferencias en la sensibilidad del trigger. el flujo del aparato debe alcanzar al menos 60 l/min a 20 cmH2O32 y aumentar linealmente con los incrementos de IPAP.33% 50.33% 40.18% 0. por lo cual no es un proble11 .– PARÁMETROS DE ADAPTACIÓN EN VENTILACIÓN MECÁNICA NO INVASIVA. DP90: DP90.

se observó en 12 DP90 y SV. VP y QT (180 ms) y especialmente en SV (271 ms). Menashe P et al. El desajuste entre el fin de la inspiración y el comienzo de la espiración influye en la adaptación. From intensive care unit to home discharge in the 24 h ventilator-dependent patient. En una investigación previa.archbronconeumol. Wolff MA et al. Por consiguiente. etc. 3: 364379. o por el contrario continúe a pesar de que el enfermo inicia la exhalación. salvo RR y PB. Chest 1989. Elliott MW. a un valor de flujo muy elevado (> 50%) correspondió a QT. Isabey D. Brochard L. Latham M. Como en el trigger. En la VMNI por PS el ciclado es por flujo. NÚM. o sea. cuando la velocidad de presurización es baja. los ventiladores que ocupan una posición intermedia como RR. por lo que la amplia variabilidad encontrada en este parámetro podría tener repercusiones clínicas. salvo en RR. Noninvasive pressure support ventilation in patients with acute respiratory failure: a randomized comparison with conventional therapy. N Engl J Med 1990. VOL. En efecto. los mejores tiempos de trigger los apreciamos en RR (97 ms) y PB (108 ms) y los peores en DP90 (146 ms). Meduri G. teóricamente más favorables. . Piqué J et al. Eur Respir Mon 1998. BIBLIOGRAFÍA 1. cuando todavía hay contracción diafragmática. Reversal of acute exacerbations of COPD by inspiratory assistance with a face mask. como los que se requieren para algunos tipos de fallo respiratorio crónico establecido. En ambas investigaciones se pone de manifiesto que la sensibilidad del trigger puede cambiar con las condiciones de trabajo del equipo o con la mecánica pulmonar. nuestro grupo de trabajo ya comprobó la buena linealidad del flujo con la IPAP. o en tiempo como otros autores22. Brochard L. Wysocki M. sube el umbral de disparo del ventilador40. en enfermos con distensibilidad pulmonar disminuida34 o restrictiva35 se ha demostrado un aumento del trabajo respiratorio. EPAP = 4 cmH2O). Conway JH et al. Ventilación no invasiva. ARCHIVOS DE BRONCONEUMOLOGÍA. el trigger se hacía más “duro” con presiones y flujos bajos mientras que en el nuestro empeoraba con el patrón restrictivo. en voluntarios no se han encontrado diferencias en el patrón ventilatorio o mejoría de la coordinación si se cambia el criterio de ciclado de un 25 a un 50% del FIpico43. pero se encontraron diferencias importantes en la respuesta del trigger. 95: 865-870. 3: 348-363. 341: 1555-1557. Para algunos autores el trigger es el mayor determinante de la sincronía con el ventilador y del trabajo respiratorio que tiene que realizar el paciente37. 5. 4. También constatamos en este apartado que el tipo de pulmón que hay que ventilar altera el ciclado de los equipos. El ventilador reconoce que comienza la espiración y corta la provisión de gas cuando el flujo cae a un valor predeterminado absoluto (5-15 l/min) o relativo (5-25% del FIpico). Lancet 1993. así como la fiabilidad de los parámetros programados33. o bien lo modifica automáticamente respiración a respiración. Esta investigación presenta algunas limitaciones. El comportamiento más homogéneo con el modelo de pulmón normal y patológico se observó en Respironics ST20 y Puritan Bennett. 3. Bott J. estos investigadores observaron unas presiones de disparo un poco más altas.5 cmH2O. En: Brochard L. por ello. En las dos situaciones puede haber asincronía porque la insuflación termine antes de tiempo. Estos parámetros pueden influir en la interacción paciente-ventilador y en la adaptación. se prohíbe la transmisión de este documento por cualquier medio o formato. además de por insuficiente. sepsis. 240-257. en el cual la mayoría de los equipos. Simonds AK.38. Francia) diseñado específicamente para la VMNI23. Sin embargo. 1. entre –1. en este sentido. Taema-CFPO. capaces de sostener la respiración espontánea a pesar de un estímulo central elevado (P0. tenían retrasos superiores a 100 ms y presiones negativas mayores de –0. que a veces es posible elegir. Por parte del paciente. 107: 761-768. a flujo prácticamente cero. Noninvasive face mask ventilation in patients with acute respiratory failure. Pero estos valores no son siempre fijos. Carroll MP.Documento descargado de http://www. se toleran mal y originan excitación del centro respiratorio y desacoplamiento por doble ciclado36. acidosis) o mecánico (impedancia respiratoria). etc. el nivel del ciclado es muy diferente de una máquina a otra tanto si se mide en porcentaje del FIpico como hace nuestro grupo41. valor en el cual la respiración a través de un ventilador parece que se asemeja a la espontánea39. las inflexiones o irregularidades en el flujo. las muescas o rebotes en la meseta de presión. por IPAP excesiva. Pero incluso los flujos muy altos (≥ 90 l/min). El enfoque clínico estaba orientado a los enfermos con insuficiencia respiratoria aguda. probablemente porque emplean un simulador distinto. evaluado por el producto presión-tiempo.1 = 4 cmH2O) pero con necesidad de un apoyo ventilatorio.) o mayor estímulo central de origen químico (hipoxemia. Principios y aplicaciones. 6. Mancebo J. la forma de presurizar y el nivel de ciclado.42. la causa más importante de asincronía del trigger es la hiperinsuflación dinámica. 7. o que un prototipo de PS (ARM 25. Como en el estudio experimental de Bunburaphong et al22. Eur Respir Mon 1998.1 y –2. Ventilación artificial. Conoscenti C. Concluimos que con respecto al flujo los resultados fueron similares en todos los equipos. Noninvasive ventilation on a general ward. por lo que hay que conocer bien las características de los equipos de VMNI antes de aplicarlos a los enfermos. dolor. El ciclado más precoz. observando la pendiente de las curvas. 1996. Trie L. PB y VP son. habitualmente intermedio (IPAP = 12 cmH2O.org el 16/06/2011. 2001 ma satisfacer la demanda ventilatoria del enfermo aunque sea alta por exigencias metabólicas (fiebre. El flujo puede ser también inadecuado. Chest 1995. Nuestra investigación evidencia también que muchos aspectos del funcionamiento se pueden anticipar y constatar en los trazados. es decir. Randomized controlled trial of nasal ventilation in acute respiratory failure due to COPD.5 cmH2O. no se estudió la respuesta de los equipos ante condiciones de mayor soporte de presión. 2. Le Plessis-Robinson. Copia para uso personal. Isabey D. 323: 1523-1530. la mayoría de estos dispositivos de BIPAP tienen una respuesta en tiempo y presión similar o mejor que algunos ventiladores convencionales de UCI22. A pesar de todo. Sin embargo. 37. En su modelo. y el más tardío. editores. que al crear una auto-PEEP o PEEP intrínseca. París: Arnette Blackwell. porque se entregue demasiado lentamente.

The Nagoya Conference on system design and patient-ventilator interaction during pressure support-ventilation. Non invasive modalities of positive pressure ventilation improve the outcome of acute exacerbations in COLD patients. 99: 134-138. García JD. Ayerbe R. Copia para uso personal. and gas exchange between the BiPAP S/T-D system and the Servo Ventilator 900C with bilevel positive airway pressure ventilation following gradual pressure support weaning. Experimental and clinical comparison. En: Stock MC. Marini JJ. Puccio PG et al. Effect of inspiratory flow rate on respiratory sensationn and pattern of breathing. Am Rev Respir Dis 1987. 31. 25: 1685-1692. 20. 23. 16. 25: 645-647. Noninvasive positive-pressure ventilation in patients with acute respiratory failure. 65: 1488-1499. Meduri U. se prohíbe la transmisión de este documento por cualquier medio o formato. Leiter JC. Taylor RF. prospective trial of noninvasive positive pressure ventilation in acute respiratory failure. Perel A. 111: 1322-1325. Clin Chest Med 1996. Anton A. Nueva York: McGraw-Hill. 11: 1672-1678. 97: 1463-1466. Am J Respir Crit Care Med 1999. 35. 27. Herrera M. Kacmarek RM. Smith TC. Home versus intensive care pressure support devices. Cook D et al. Pressure support ventilation. Tobin M. Respiratory muscle performance. Chest 2000. 34. J Appl Physiol 1988. Rocco M et al. 22. American Respiratory Care Foundation. Parámetros de adaptación en ventilación mecánica con ventiladores de presión positiva a dos niveles. 14. Respir Care 1997. GARCÍA JIMÉNEZ ET AL. Ventilators: in-service performance with Biotek ventilator tester. Menard JF et al. Jasmer RM. Hess DR et al. Effect of noninvasive positive pressure ventilation on mortality in patients admitted with acute respiratory failure: A meta-analysis.D. 111-154. Meharg J et al. Brougher P. 17. MacIntyre N. Kacmarek RM. Goldstein RS. 28. Chest 1991. 26. Strategies to minimize breathing effort during mechanical ventilation. Confalonieri M. 21. 25: 662-667. An analysis of desynchronitation between the spontaneously breathing patient and ventilator during inspiratory pressure support. Randomized. Lofaso F. Impact of PEEP on lung mechanics and work of breathing in severe airflow obstruction. Variability of patient-ventilator interaction with pressure support ventilation in patients with chronic obstructive pulmonary disease. Principles and practice of mechanical ventilation. MacIntyre NR. Chest 1999. De Graaff V. 113: 1339-1346. NIPPV: patient-ventilator synchrony. Shannon C. 17: 513-553. 153: 1591-1599. 279-300. Boix JH. Imanaka H. Usada Y et al. Patient-ventilator asynchrony during noninvasive ventilation: the rol of expiratory trigger. Vittaca M. Valoración experimental de la fiabilidad e idoneidad para la ventilación no invasiva de tres modelos diferentes de BIPAP [resumen]. 6: 635-661.Documento descargado de http://www. Rubini F. Girault C. Am J Respir Crit Care Med 1995. Nashimura M. Rafter D. Ebenhard L et al. En: Tobin MJ. 111: 1050-1060. Chest 1998. 160: 1585-1591. 135 (Supl): A51. Cuidados Intensivos Cardiopulmonares. 41. editor. Arch Bronconeumol 1998. 19. Foglio K et al. Mackenzie MG. A lung model study. Chest 1995. Pereira A. The use of noninvasive positive pressure ventilation in the Emergency Department: results of a randomized clinical trial. García JD. 115: 173-177. Antonelli M. Kacmarek RM. Lewis L. 13 . 15: 42-44. Marini JJ. Fabry B. Matthay MA. 32. J. 40. Rosenberg JI. Denison M. Performance caracterics of Bilelevel Pressure Ventilators. Control ventilatorio en la atención de pacientes en estado crítico. 15. Comparative physiologic effects of non-invasive assist-control and pressure support ventilation in acute hypercapnic respiratory failure. Estudio experimental. Castillo M. 13. 107: 1387-1394. Am J Respir Crit Care Med 1996. 33 (Supl 1): 7.archbronconeumol. Keenan S. Patel RG. Chest 1997. Bunburaphong T. 19: 450455. 151: 17991806. Chest 1997. Chest 1998. Comparison of the efficacy of two waveforms of inspiratory pressure support: slow versus fast pressure wave [resumen]. Am J Respir Crit Care Med 1995. 29. Richard JC. Tejeda M. Consensus Conference: Noninvasive Positive Pressure Ventilation. 42.org el 16/06/2011. 38. the difference between success and failure? Intensive Care Med 1999. Intensive Care Med 1999. Von Harz B et al. Williams B et al. 10. Noninvasive positive pressure ventilation: successful outcome in patients with Acute Lung Injury/ARDS. 111: 1479-1482. McIntyre NR. 155-164. Am Rev Respir Dis 1990. 1998. A comparison of noninvasive positive-pressure ventilation and conventional mechanical ventilation in patients with acute respiratory failure. Kernerman P. 152: 129-136. Acute respiratory failure in patients with severe community acquired pneumonia. 333: 817822. 151: 751-757. 34 (Supl): 43. Meyer TJ. 12. Hess D. Bedside estimation of respiratory drive during machine assisted ventilation. Chest 1997. Álvarez F et al. Crit Care Med 1997.– PARÁMETROS DE ADAPTACIÓN EN VENTILACIÓN MECÁNICA NO INVASIVA. Kramer N. Intensive Care Med 1993. N Engl J Med 1995. Mancebo J. Australas Phys Eng Sci Med 1992. 25. Manning HL. Hang T et al. Gómez J et al. pulmonary mechanics. 36. Conti G. 33. Wood K. 24. Brochard L et al. 1997. 18. Maldonado JA. Chevron V. Jubran A. Noninvasive ventilation for acute exacerbations of COPD. Sánchez J. N Engl J Med 1998. The effect of PEEP on auto-PEEP. Noninvasive positive pressure ventilation for acute respiratory failure: underutilized or overrated? Chest 1997. Predicting the result of non-invasive ventilation in severe acute exacerbations of patients with chronic airflow limitation. editores. Scharf SM. Smith TC et al. 42: 364-369. Chest 1990. Noninvasive positive pressure ventilation: a positive view in need of supportive evidence. Maldonado J. Chest 1997. Crit Care Clin 1990. 114: 1390-1396. Carbone G et al. Crit Care Med 1999. En: Dantzker DR. Bach JR. 43. Handbook of mechanical ventilatory support. 9. Marini JJ. Equipment required for home mechanical ventilation. Chevron V et al. Rocker G. Brochard L. 27: 715-722. 37. Baltimore: Williams & Wilkins. Luce JM. 30. ESTUDIO COMPARATIVO EXPERIMENTAL 8. 97: 1463-1466. 339: 429-435. Molinary EJ. México: McGraw-Hill Interamericana. 1994. Messadi AA. 11. Hess D. 111: 1639-1648. Sánchez J. editores. Arch Bronconeumol 1997. Güell R. Effects of pressure ramp slope on the work of breathing during pressure support ventilation in restrictive patients. Bonmarchand G. Simon PM. Guttmann J. Effects of initial flow rate and breath termination criteria on pressure support ventilation. Mora P. 39. Calderini E. Brochard L. Nishimura M. Confalonieri M. Herrera M. Petrini MF. Comparison of pressure support ventilation and assist-control ventilation in the treatment of respiratory failure. Potena A. Li-Ing H. 117: 828-833. Wysocki M et al. Ben Ayed M. Am J Respir Crit Care Med 1995.