P. 1
Trabajo final de antropología

Trabajo final de antropología

|Views: 988|Likes:
Publicado porViviana Martín

More info:

Published by: Viviana Martín on Jul 01, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/16/2013

pdf

text

original

Universidad Nacional de Lanús

Departamento de Salud Comunitaria Licenciatura en Trabajo Social Materia: Antropología Docente: Lic. Pablo Schamber Trabajo Práctico Integrador La muerte sin llanto

Alumna: Martín, Viviana

Junio 2011

espuma en la boca. En 1964 es contratada como agente de salud rural para el Departamento de Sanidad. y su destino fue el Alto do Cruzeiro. desarrollando tareas puerta a puerta. Relación que se encuentra atravesada por las condiciones sociohistóricas y económicas de un Brasil profundamente desigual. ojos hundidos. La construcción del vínculo materno –de manera más dilatada.El texto de Nancy Scheper-Hughes es una investigación sobre la muerte de niños pequeños en el nordeste de Brasil. una serie de síntomas que los niños presentan (como debilitamiento. etc) tomados por sus madres como indicadores de que sus niños partirán junto a Jesús y desde donde las esperarán para acompañarlas en el momento de su muerte. que conduce a las madres a elaborar estrategias frente al dolor por la pérdida de uno o varios de sus hijos tras el padecimiento de lo que llaman enfermedad infantil o ataque de niño (doença do criança). en las comunidades pobres y marginadas. convulsiones. entendiendo por tal. rigidez. y sus implicancias para las mujeres allí residentes. respiración agitada. donde trabajó como visitadora (trabajadora sanitaria). El relato se centra en las madres de la barriada y la relación con sus hijos recién nacidos. puntualmente las barriadas de chabolas de Bom Jesús. La autora realiza una serie de viajes al estado de Pernambuco. ante la posibilidad de que éstos puedan morir por un “ataque de niño”. exactamente en Alto do Cruzeiro. La autora ahonda y problematiza los sentimientos maternales. atravesados y modificados como parte de una estrategia para afrontar las paupérrimas condiciones materiales de vida. La presencia de alguno de los síntomas mencionados anteriormente (tras un diagnóstico casero o .les permite no tener el “sentimiento de madre” (como se conoce comunmente) con sus bebés. En 1982 regresa como antropóloga (momento en que descubre que no había visto ni entendido muchas de las cosas de la sociedad y la cultura del nordeste brasileño) reencontrándose con algunas de las madres que había conocido durante su estancia anterior. coloración de la piel roja o azul.

desarrollaron como estrategia maternal frente a la muerte segura de sus niños más pequeños. con el objetivo de asegurar el sustento futuro del grupo. determina lo que la autora llama el “síndrome del bebé condenado”: se deja morir (actitud fomentada por el “dejar ir” de la madre). oprimida por las condiciones materiales y culturales de existencia. medicinas. adultos en edad productiva). que les permite continuar con su vida. destinando los escasos recursos (alimentos. en caso de sufrir una muerte temprana por alguna circunstancia. su luz se apaga lentamente. como las significaciones producidas por los otros y por nosotros sobre la comunidad del Alto y sus mujeres. o los que logran recuperarse. este distanciamiento afectivo. esperan que la enfermedad termine pronto con ellos “que la naturaleza siga su curso”. hacia los cuales las madres sí se permiten desarrollar un profundo vínculo maternal y por los que. Piensan en los pequeños como niños nacidos para morir (“niños ángeles) y por tanto. ¿Qué significa para el pensamiento dominante y qué para las madres de del Alto? ¿Desde dónde es construido el concetpo de “amor maternal”? ¿De qué manera inciden los distintos actores. los vínculos locales. a pesar de las enfermedades y las condiciones adversas. las relaciones de poder desiguales? ¿Cómo afectan los acontecimientos (la enfermedad y posterior muerte de los niños) a la definición y reinterpretación del “amor maternal”?. las mujeres del Alto. El estudio pone de manifiesto. son puntos de partida para el análisis de lo que llamamos “amor maternal”. Aquellos niños que logran sobrevivir. cuidados varios) a los miembros más saludables de la familia (niños más grandes que se “aferraron a la vida”. Ante la enfermedad de sus niños y la imposibilidad de cura. colaborando con el “plan de Dios” con el desapego hacia estos bebés. Entender a la cultura como un proceso conflictivo de .folk). principalmente durante los primeros doce meses de vida. son considerados “hijos predilectos”. Las madres abandonan a los niños a su suerte. lloran y demuestran su profundo dolor y desgarramiento.

que se constituyen en el entramado de las 1 Merry. en este tratar de comprender. a fin de hacer un relato que no muestre a la muerte infantil como un hecho natural. Hace una interpretación positiva de esta identidad materna. permite comprender al concepto “amor maternal“ no como algo unívoco y adaptable a todas las culturas sino como algo particular1. con el objeto de realizar lo mejor posible su investigación. a una visión única del deber ser del amor maternal. la otredad como categoría va dejando su huella. turbando la conciencia y sensibilidad de la autora. En este andar. El choque cultural crea contradicciones en quien observa: comprender y actuar en un contexto no sólo de diferencia cultural. la necesidad de hacer un esfuerzo en no identificarse en demasía con el sentimiento de “distanciamiento” que tienen las madres con respecto a las muertes de sus niños. Pág. como estrategia para sobreponerse al horror que significa “la rutinización del sufrimiento humano y la violencia normal de la vida cotidiana”3. en Susan Wright. La autora se sumerje en una realidad ajena. Scherper-Hughes reconoce. Pensar en una definición universal del concepto. conduce al replanteo de los propios esquemas referenciales. proveniente de otra realidad. Pág. en la vida diaria de la barriada de chabolas del Alto do Cruzeiro.construcción de significados. sino también de miseria. donde el hambre. olvidando y dejando de lado las particularidades socioculturales de los grupos en los cuales es producido2. ya que “las identidades no constituyen entidades con límites trazados objetivamente sino. Se enfrenta a una realidad distinta a la propia. la enfermedad y la muerte infantil. son moneda corriente. para explorar la mortalidad infantil y su significación para las mujeres. sometiéndose a un fuerte condicionamiento moral y científico. 358 Scheper-Hughes pág 27 2 3 . remite a un etnocentrismo de su significado. 131 Mirtha Lischetti.

manera en que Terence Turner5 define al rol del antropólogo. se vuelve positivo. distinguen su comportamiento como perteneciente a una forma de cultura. inmanentes o exclusivos de un grupo humano. La muerte como parte de la vida diaria. condicionada sociohistóricamente. Pág. donde la madre observa y espera. Así las madres de Bom Jesus crean una identidad. hasta que el bebé manifiesta “agarrarse a la vida” para dar rienda suelta a su amor y dedicación. por considerar que no tienen “gusto” por la vida.relaciones sociales existentes en una estructura dada”4. en un tiempo y lugar particular. ni como atributos esenciales. Esta identidad es dinámica. da forma de manera poderosa al pensamiento y prácticas maternales de las mujeres. 184 Terence Turner. construída situacionalmente. objetiva y propia de su vida cotidiana. 178 5 6 . Entendiendo al distanciamiento como una estrategia necesaria. en Susan Wright. Pág 138 Rosana Guber. Pág. En una realidad donde las madres sufren la excesiva pérdida de hijos. Se transforma en una forma de cultura. conducta que suele contribuir a la muerte prematura de los niños enfermos o con alguna alteración en su salud. moldea de manera poderosa el pensamiento y las prácticas maternales de las mujeres de Bom Jesús. son “bebés ángeles” y la función de 4 Mirtha Lischetti. la consecuencia es una forma distinta o distintiva de comprender el “amor maternal” fundada en el distanciamiento afectivo. sino como un complejo resultado de un proceso histórico de una formación social determinada”6. Evidencia de esto se encuentra en el desapego que las madres tienen hacia sus niños más pequeños. Scheper-Hughes ocupa el rol de “descubridora del sistema cultural y social”. Consideran que éstos bebés no “quieren vivir”. La muerte como constitutiva de la vida diaria. en el contexto sociohistórico que se analiza. En palabras de Rosana Guber “…las identidades sociales no pueden ser consideradas como previas a una determinación societal. sobre todo si presentan alguna enfermedad. a su idiosincracia materna.

Aquellos sí son los hijos merecedores del amor maternal. son el objeto del cariño de las madres de Bom Jesús. El texto plantea el relativismo cultural como un método necesario a la hora de comprender las diferentes racionalidades. sobre que premisas y prioridades se asienta la lógica maternal. les dan forma y condicionan. es también una intermediaria entre los pobladores y la posibilidad de acceso a algún recurso necesario. restándoles cuidados y cariño. Debe. “cómo y porqué personas muy diferentes a nosotros piensan y razonan como lo hacen”7. político. cuestionándolos. en las chabolas de Bom Jesús. que 7 Sheper-Hughes. transformando su función en la la rutina diaria del trabajo de campo: además de antropoóloga en una investigación. La autora se enfrenta a una situación que pone en crisis sus esquemas racionales tales como el “debe ser” del amor maternal. El dilema ético moral está planteado.las madres es ayudar a morir.se enfrenta con el supuestamente racional -el propio-. dimensiones que no les son negadas a aquellos que atravesaron los primeros años de vida sorteando enfermedades e impedimentos. Las acciones-prácticas maternales. en palabras de Malinowski. a través del intercambio de información y de la resignificación que de ellas se hace. La identidades tanto del investigador como las de los investigados se ven transformadas mutuamente. económico y religioso. transformación que le permite extender sus horizontes en la comprensión de la comunidad y sus lazos teóricopolíticos. sino que deben ser comprendidas dentro de un contexto socio-histórico. Pág. 32 Malinowski. no deben ser entendidas solo como “hechos culturales”. La autora va cambiando. donde el pensamiento supuestamente primitivo – representado en el otro. “situar el acto en sus propias coordenadas”8 dentro de la vida del Alto. 38 8 . Pág. atravesando los esquemas tradicionales de pensamiento.

Scheper-Hughes deja en claro que su trabajo etnográfico es co-producido de forma dialógica. por el analfabetismo. sobre sus prácticas profesionales. históricamente. de decodificarla de acuerdo a los propios valores éticos y morales. como forma de reflejar voces de grupos dispares. silenciada en el caso de la gente del Alto por la opresión política y económica. en la interpretación de la información. 35 10 .El texto es también un llamado para los propios antropólogos. El objeto como algo distante y fuera de los propios límites. sobre los conocimientos producidos. Rescata la diferencia entre el objeto y el sujeto de investigación. 9 James Clifford. por el hambre y la muerte prematura. El sujeto como una voz históricamente constituída. 281 Scheper-Hughes. a la búsqueda de una nueva forma de entender y practicar la etnografía. Pág. a reconocer la responsabilidad que implica inmiscuirse en la vida del otro con la pretensión de comprenderla y desentrañarla. a partir de la interacción con las mujeres del Alto. en la necesidad de tener presente el “yo cultural” que nos acompaña a la hora de abordar al otro y a través del cual se asimila lo nuevo. Pág. culturales de liberarse por de los la presupuestos occidentales (como ejemplo comprensión de qué es el amor maternal) que conduce a perder mucho en el juego de la alteridad. en Lins Ribeiro. que encuentra en el trabajo antropológico una forma de hacer escuchar su voz. Habla de una “antropología moralmente responsable” en el trabajo de campo. El sujeto como ser reconocido. lo extraño. La autora hace una profunda reflexión e instrospección acerca de su labor como antropóloga. o en el caso de los niños pequeños. de plantear la objetividad inalcanzable. ya que “La perspectiva (dialógica) sitúa las interprestaciones culturales en numerosos contextos (…) La cultura es siempre relacional: ella es la inscripción de procesos de comunicación que existen. por el hambre. entre sujetos situados en relaciones de poder”9 y no como una monografía producida con material “extraído”10 antropológicamente.

sino también hacia aquello que no se ve. Bibliografía 11 María Isabel Jociles Rubio. delimita el campo de su investigación de forma artificial y eso le supondrá una seria desventaja en el trabajo”12. La mirada antropológica. como herramienta interpretativa. 40 12 13 . 30 Scheper-Hughes. para que la mirada se vuelva abarcativa e integradora. se complejiza. Esta forma de interpretar la etnografía. Pág. permite no forzar lo pensado para que se adapte a lo establecido. algo así como “limar las protuberancias”13 en el proceso de investigación. o bien tecnología. u organización social. Pág.merecedor de respeto y reconocimiento con el cual siempre hay pequeños puntos de encuentro y empatía. aparece en el trabajo etnográfico comprometido y reflexivo. Las preguntas se dirigen no solamente a lo observable. Esta necesidad de complejización es sostenida por Malinowski al decir que “El etnógrafo que se proponga estudiar sólo religión. Complejizar. por separado. Malinoswki. Reconocer en uno mismo estas voces permite el cuestionamiento propio. produciento tensión entre la impronta del marco teórico del antropólogo como sujeto social y la realidad a investigar11 (la muerte infantil). en un desafío por aprehender un hecho social diverso. hacer del pensamiento rizomático un ejercicio de vinculación. más abierta y comprensiva de la multiplicidad de lecturas permite la inclusión de voces disonantes que cuestionan al propio narrador.

Constructores de la Otredad. Una introducción a la Antropología social y cultural (pp 255-259). • Scheper-Hughes.) (1995) Antropología. Antropofagia. Revista de Antropología • Guber. • . Gazeta de Antropología Nº 15 (htpp://www. ensayo Mauricio sobre y la otros Extrañamiento perspectiva conciencia práctica. Rosato. Antropofagia. Mirada antropológica y proceso etnográfico”. Writght. y Gustavo (2007) En: [1989] un Boivin. Una introducción a la Antropología social y cultural (pp 151-165). EUDEBA. Una introducción a la Antropología Social y Cultural. Planeta-Agostini. M.es) • Lins Ribeiro. Buenos Aires. María Isabel (1999) “Las técnicas de investigación en Antropología. Buenos Aires. A. Susan (2004) “La politización de la cultura”. Roberto (2004) [1996] “El trabajo antropológico: mirar. Ariel. antropológica” Constructores de Otredad. “Descotidianizar. • Lischetti. Bronislaw (1986) [1922] “Introducción” en Los • Argonautas del Pacífico Occidental. Buenos Aires • Josiles Rubio.• Cardoso 5: 55-68 de Olivera. Antropofagia.ugr. Malinowski. Buenos Aires. escribir”. y Arribas. V. Nancy (1977) “La muerte sin llanto. Mauricio y otros Constructores de la Otredad. En Boivin. Mirtha (comp.. Violencia y vida cotidiana en Brasil”. Barcelona. Barcelona. escuchar. Rosana (2007) “Identidad social villera” En Boivin.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->