P. 1
Megaproyectos, Grupos Étnicos y Conflicto Armado En Colombia Daniela Castro

Megaproyectos, Grupos Étnicos y Conflicto Armado En Colombia Daniela Castro

|Views: 315|Likes:
Publicado pormedinaarango

More info:

Published by: medinaarango on Jul 01, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/30/2015

pdf

text

original

Daniela Castro Romero Fundación Ideas para la Paz Megaproyectos, grupos étnicos y conflicto armado en Colombia

El neoliberalismo, ha tenido como principales premisas la reducción de la intervención estatal en el mercado, la introducción de la economía en el mundo global, o lo que también se conoce como apertura económica, la privatización, entre otros1. En Colombia, se ha promovido un modelo de desarrollado neoliberal que “ha girado hacia el impulso de tipos extractivos de desarrollo (explotación de recursos naturales y agroindustria, centrados en la exportación)”2, lo que ha implicado la llegada de grandes empresas al país atraídas por la gran riqueza natural que hay en Colombia, y por los beneficios que les genera la inversión para el desarrollo. En esta medida, ha sido creciente la puesta en marcha de megaproyectos3, sobretodo en zonas donde hay potencial para la explotación de recursos naturales como biocombustibles, petróleo, madera, entre otros, y que coinciden con asentamiento de comunidades indígenas y afrodescendientes (ACNUR), lo que ha llevado a la imposición, en muchos casos, de una visión única de desarrollo y un choque con los derechos de los grupos étnicos reconocidos en la Constitución de 1991, especialmente en los relacionados a la consulta y compensación de los proyectos que quieran desarrollarse dentro sus territorios colectivos.4 Así también, la llegada de megaproyectos ha generado nuevos conflictos en el marco de los procesos de titulación colectiva de estas comunidades, al ejercer presión sobre las tierras con fines de desarrollo y crecimiento económico tanto del gobierno como de algunas empresas5, así como al generar divisiones dentro de las comunidades con el ofrecimiento de recompensas que favorezcan estos intereses y faciliten los procesos de consulta al interior6. En este orden de ideas, se podría decir que algunas empresas han llegado a afectar los derechos de los grupos étnicos, por un lado, en la medida en que en algunos casos
1 2

Banco de la República. Neoliberalismo. http://www.banrepcultural.org Lemaitre Ripoll, Julieta. “Derechos enterrados. Comunidades étnicas y campesinas en Colombia, nueve casos de estudio”. 3 El concepto de megaproyectos está “asociado a la escala o magnitud de los proyectos de inversión productiva que se establecen en el territorio y a los impactos potenciales de estos sobre la sociedad, la economía y el medio ambiente”, en Vargas, Carlos Eduardo. Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Minería, agrocombustibles y desarrollo humano rural. http://www.pnud.org.co/sitio.shtml? x=63767 4 Algunos de estos derechos son los de: “de participación en las decisiones concernientes a la exploración y explotación de dichos recursos y en los beneficios generados por esas actividades, así como también, relacionados con la justa indemnización de los daños y perjuicios ocasionados por dicho aprovechamiento, (…), derechos de administración, uso y conservación de los recursos naturales existentes en los territorios indígenas, (…) así como también, relacionados (…) con la consulta previa antes de decidir o autorizar la prospección y explotación de los recursos naturales en los territorios indígenas; y con la inclusión de los estudios de impacto socio-cultural, como parte de los estudios de impacto ambiental en los procedimientos obligatorios para concesión de licencias ambientales a todo tipo de proyectos por ejecutarse en territorios indígenas”.En Capítulo 2: “Legislación Minera Y Pueblos Indígenas”. Autodiagnóstico Minero Indígena del Cauca. CRIC. Colombia. Octubre 2005 http://www.idrc.org/uploads/user-S/114304902013._CAP._2.pdf 5 Lemaitre Ripoll, Julieta. Pág 15. 6 Procuraduría General de la Nación (PGN) (2008). Primero las víctimas. Criterios para la reparación integral de los grupos étnicos. Fase 2. 2008. En Instituto de estudios para el desarrollo y la paz (INDEPAZ).

contribuyen directamente a la desestabilización y fragmentación social de estos pueblos, que llevan a la destrucción de sus culturas, y a erosionar el ejercicio de sus derechos. Por ejemplo, aunque las represas de El Cercado y de Rancherías generan “energía y riego para algunos, los pueblos indígenas deben asumir los costos y riesgos, tanto de la inundación de sus tierras, como de la transformación del paisaje al cual vinculan sus tradiciones sagradas”7. Sin embargo, los procesos de consulta realizados no cumplieron las condiciones necesarias para ser reconocidas como previas, libres e informadas8. Por otro lado, han contribuido indirectamente al desplazamiento forzado cuando son apoyados o beneficiados por las acciones de grupos al margen de la ley ejercen presión para el abandono de sus tierras9, como en los casos de Jiguamiandó y Curvaradó en donde “existió una alianza entre empresas palmicultoras y ejércitos paramilitares para desplazar a la población nativa y hurtar sus tierras”10. En este sentido, las vinculaciones con actores ilegales, “se oponen a [los deberes de las empresas] de respeto y mitigación de los derechos humanos y son contrarias a las tendencias internacionales de DDHH y responsabilidad social empresarial”11. No obstante, y como una respuesta a estas situaciones, el Estado ha adoptado los principios de desarrollo sostenible y participación comunitaria12, especialmente cuando “se trata de proyectos extractores de recursos naturales y otros megaproyectos”13, bien sea “por la presión de movimientos ambientales y por los compromisos internacionales, y/o porque la metodología neoliberal de análisis de costos y beneficios lo exige”14. La Corte Constitucional, por su parte, ha fallado en varios casos a favor de los grupos étnicos, como lo revela el caso de dos comunidades indígenas del Chocó. En dicho caso, “la Corte Constitucional amparó el derecho del pueblo Embera y de la comunidad Chidima Tolo “a que se les consulte previamente y se construya con ellas los proyectos que afectan sus territorios (…). El alto tribunal publicó la sentencia T-12915 de 2011 que dejó claro que los proyectos mineros, de transporte, de infraestructura, o leyes que afecten los territorios indígenas, deben tener en cuenta a las comunidades que los habiten, y hacerlas parte de las discusiones y decisiones”16. Y por último, el presidente Juan Manuel Santos ha advertido
7 8

Lemaitre Ripoll, Julieta. Pág 22 Ibíd. 9 Instituto de estudios para el desarrollo y la paz (INDEPAZ). 10 Lemaitre Ripoll, Julieta. Pág 24 11 Algunas iniciativas pertinentes son: los Principios Rectores sobre Empresas y Derechos Humanos, el Pacto Global de Naciones Unidas de 1999, los Principios Voluntarios sobre Seguridad y Derechos Humanos en la industria extractiva y energética que impulsa el Ministerio de Minas; los Principios y Criterios de las Mesas de aceite de palma y de biocombustibles (RSPO y RSB, por sus siglas en inglés). En Instituto de estudios para el desarrollo y la paz (INDEPAZ). “Situación De Los Pueblos Indígenas De Colombia”. 12 Lemaitre Ripoll, Julieta. “Derechos enterrados. Comunidades étnicas y campesinas en Colombia, nueve casos de estudio”. Introducción. Derecho, Desarrollo y Conflicto de Tierras: ¿La próxima frontera?. Universidad de los Andes. Pág. 16 13 Lemaitre Ripoll, Julieta. Pág. 16 14 Lemaitre Ripoll, Julieta. Pág. 16 15 La Sentencia T-129 de la Corte Constitucional de Colombia señala textualmente que “no se puede anteponer en abstracto el interés general y la visión mayoritaria que se tenga del desarrollo o el progreso que traen las obras de infraestructura cuando dichas intervenciones se desarrollan en territorios indígenas o étnicos”. En Consejo Regional Indígena de Colombia (CRIC).

recientemente que las “multinacionales que paguen extorsiones serán expulsadas del país”17, por nombrar algunos. En otro orden de ideas, es preciso señalar que las empresas también enfrentan varios retos importantes en este proceso. Por una parte, tienen el reto de operar en un país en medio de un conflicto armado, donde las zonas de operación de las empresas confluyen con la presencia de grupos armados que violan los derechos de las comunidades étnicas, por otra parte, se enfrentan a comunidades étnicos con herramientas legales nacionales e internacionales para exigir el respeto de sus derechos frente a cualquier vinculación que tengan las empresas en la violación de los derechos de las minorías étnicas 18, como es el caso del Convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) 169/1989; y finalmente, solo por mencionar algunos, está el reto de satisfacer la expectativa y responsabilidad que se espera de su operación en el marco del “concepto de la ‘Responsabilidad Social de las Empresas’, que demanda cada vez más una creciente capacidad de autorregulación para prevenir y mitigar el impacto ambiental y social de sus actividades19. En este contexto, por un lado, se puede decir que si bien las empresas tienen una responsabilidad con las comunidades en donde operan, de acuerdo con el concepto de Responsabilidad Social Empresarial expuesto anteriormente, el Estado tiene el deber de proteger y hacer respetar los derechos de los grupos étnicos. De acuerdo con el Relator Especial de Naciones Unidas sobre pueblos indígenas del 2004, son frecuentes y reiteradas las « [D]eficiencias en la implementación y el cumplimiento efectivo de la legislación existente en materia de la consulta previa, libre e informada ». Lo anterior guarda estrecha relación con la inexistencia de “un proceso estructurado, coherente y consensuado de consultas a los pueblos indígenas por parte de entidades públicas y privadas que operan en regiones indígenas o de parte del propio Estado cuando se trata de definir nuevas
16

“El primer proyecto frenado es la construcción de la carretera terrestre Acandí-Unguía, que atraviesa los dos resguardos. El Ministerio de Transportes no exigió la licencia ambiental ni realizó la consulta previa con las comunidades afectadas por las excavaciones, cuneras y drenajes que afectan la estabilidad de las viviendas indígenas. El segundo es el proyecto de interconexión eléctrica binacional Colombia-Panamá. Los ingenieros de la empresa encargada han ingresado al resguardo para hacer mediciones y determinar puntos georeferenciados, sin consultar a las comunidades. El tercero es la concesión de 40 mil hectáreas de INGEOMINAS al municipio de Acandí. Tampoco se hizo la consulta previa en los citados resguardos. El proyecto, a cargo de la empresa Gold Plata Corporation, está en fase de exploración. Tanto el Tribunal Superior del Chocó como la Corte Suprema argumentaron en sus fallos que no se puede atentar contra el “interés general” y el “progreso” para proteger a “un grupo”. En “Histórico fallo de la Corte Constitucional de Colombia a favor de los derechos territoriales, a la consulta previa y la autonomía”.CRIC http://www.criccolombia.org/index.php?option=com_content&view=article&id=501:historico-fallo-de-la-corteconstitucional-de-colombia-a-favor-de-los-derechos-territoriales-a-la-consulta-previa-y-la-autonomia y en Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC). “Historia de una reivindicación indígena: la consulta previa”. http://www.cric-colombia.org/index.php?option=com_content&view=article&id=502:historia-de-unareivindicacion-indigena-la-consulta-previa.. 17 Gobierno expulsaría a multinacional que habría pagado por extorsión. El Tiempo. Publicado el 20 de Junio de 2011. http://www.eltiempo.com/politica/presidente-santos-expulsaria-a-multinacional-que-pagoextorsion_9679768-4. Recuperado el 20 de Junio de 2011. 18 Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas. Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de las Naciones Unidas. Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas http://www.un.org/esa/socdev/unpfii/es/declaration.html 19 Lemaitre, Ripoll, Julieta. Pág. 17

legislaciones y políticas públicas que afectan directa o indirectamente a estos pueblos” (N.U., 2004)”20. Por otro lado, no sólo la actividad de las empresas puede llegar a verse afectada cuando los grupos étnicos recurren a argumentos atados a la legislación nacional y/o internacional para frenar los megaproyectos, sino que también esto podría llegar a afectar el desarrollo económico de todo el país, a la vez que se podrían ver enfrentados los intereses “particulares” con los generales. Frente a los desafíos del conflicto armado, la presencia de grupos al margen de la ley, han dificultado el desarrollo de los megaproyectos, y en general, actividades de las empresas. Un ejemplo de esto es el ataque contra la tubería del Oleoducto Caño Limón-Coveñas, atribuido a las FARC, el cual paralizó la producción de petróleo durante siete días21. Como expresó Portafolio, “Colombia afronta un conflicto interno de más de cuatro décadas, en medio del cual la guerrilla ejecuta ataques contra la infraestructura petrolera en protesta por lo que denomina excesiva injerencia de las multinacionales en el sector”22. Sin embargo, el mejoramiento en la capacidad estatal en temas de seguridad ha llevado a una reducción de la intensidad del conflicto y de los ataques contra la infraestructura petrolera, lo que, junto con los precios internacionales, ha favorecido la llegada de empresas multinacionales interesada en la exploración y explotación de hidrocarburos y minerales23. Finalmente se pueden hacer varias observaciones. En primer lugar, se puede decir que tanto el Gobierno como los empresarios han sido recurrentes en justificar la puesta en marcha de megaproyectos, por medio de alusiones a la “inversión en infraestructura local, la generación de empleo, los beneficios para la economía”24, y su importancia para generar alternativas productivas legales que sustituyan los cultivos ilícitos, entre otros. No obstante, y pese a su relevancia, ambos deben tener presente que los derechos de indígenas y afrocolombianos no pueden ignorarse, pues no sólo se trata de unos derechos consagrados en la Constitución, sino también de grupos con “sus propias culturas, modos de vida, tradiciones y leyes basadas en sus costumbres”25. En segundo lugar, el Estado colombiano tiene el deber de proteger y hacer respetar los derechos de las minorías étnicas, y en caso de que éstos sean violados, es responsable de castigar debidamente a los responsables. Por último, y en relación a todo lo anterior, se puede decir que entre las razones por las cuales el tema de los derechos de los grupos étnicos en Colombia no sólo es importante sino también ineludible, es porque Colombia es uno de los pocos países latinoamericanos que introdujo en su Constitución o reconoció constitucionalmente los derechos de las minorías étnicas; y es precisamente en sus territorios donde están los principales recursos naturales del país, lo cual no sólo ha atraído la atención de diversas empresas (agroindustriales, constructoras de infraestructura, como represas, y de corte extractivo), sino también de grupos armados, que combinado con el conflicto armado hace más urgente el permanente
20

Instituto de estudios para el desarrollo y la paz (INDEPAZ).Situación De Los Pueblos Indígenas De Colombia”. Konrad Adenauer Stiftung. Papers N° 4. Septiembre de 2009. http://www.indepaz.org.co/attachments/605_kas_17956-544-4-30%20-%20indigenas.pdf. 21 Oleoducto Caño Limón-Coveñas restableció el bombeo de petróleo tras parálisis de siete días por atentado. Portafolio. Publicado el 7 de Marzo de 2011. http://www.portafolio.com.co/noticias/pais/cano-limon-covenasrestablecio-el-bombeo-de-petroleo. Recuperado el 7 de Marzo de 2011. 22 Oleoducto Caño Limón-Coveñas restableció el bombeo de petróleo tras parálisis de siete días por atentado. 23 Oleoducto Caño Limón-Coveñas restableció el bombeo de petróleo tras parálisis de siete días por atentado. 24 Lemaitre Ripoll, Julieta. Pág. 23 25 Organización Internacional del Trabajo.

reconocimiento y respeto de los derechos de los grupos étnicos, los cuales cada vez tienen una mayor importancia dentro de la agenda internacional, en gran parte, debido a que ésta “ha aceptado el principio según el cual las culturas, modos de vida, tradiciones y leyes de los pueblos indígenas y tribales son valiosas y necesarias”26.
Bibliografía -Banco de la República. Neoliberalismo. http://www.banrepcultural.org -Capítulo 2: “Legislación Minera Y Pueblos Indígenas”. Autodiagnóstico Minero Indígena del Cauca. CRIC. Colombia. Octubre 2005 http://www.idrc.org/uploads/user-S/114304902013._CAP._2.pdf - Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC). “Historia de una reivindicación indígena: la consulta previa”. http://www.cric-colombia.org/index.php?option=com_content&view=article&id=502:historia-de-unareivindicacion-indigena-la-consulta-previa.. -Consejo Regional Indígena de Colombia (CRIC). “Histórico fallo de la Corte Constitucional de Colombia a favor de los derechos territoriales, a la consulta previa y la autonomía”. http://www.criccolombia.org/index.php?option=com_content&view=article&id=501:historico-fallo-de-la-corteconstitucional-de-colombia-a-favor-de-los-derechos-territoriales-a-la-consulta-previa-y-la-autonomia. - Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de las Naciones Unidas. Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas http://www.un.org/esa/socdev/unpfii/es/declaration.html - Gobierno expulsaría a multinacional que habría pagado por extorsión. El Tiempo. Publicado el 20 de Junio de 2011. http://www.eltiempo.com/politica/presidente-santos-expulsaria-a-multinacional-que-pagoextorsion_9679768-4. Recuperado el 20 de Junio de 2011. - Instituto de estudios para el desarrollo y la paz (INDEPAZ). “Situación De Los Pueblos Indígenas De Colombia”. Konrad Adenauer Stiftung. Papers N° 4. Septiembre de 2009. http://www.indepaz.org.co/attachments/605_kas_17956-544-4-30%20-%20indigenas.pdf. - Lemaitre Ripoll, Julieta. “Derechos enterrados. Comunidades étnicas y campesinas en Colombia, nueve casos de estudio”. Introducción. Derecho, Desarrollo y Conflicto de Tierras: ¿La próxima frontera?. Universidad de los Andes. - Oleoducto Caño Limón-Coveñas restableció el bombeo de petróleo tras parálisis de siete días por atentado. Portafolio. Publicado el 7 de Marzo de 2011. http://www.portafolio.com.co/noticias/pais/cano-limon-covenasrestablecio-el-bombeo-de-petroleo. Recuperado el 7 de Marzo de 2011. -Organización Internacional del Trabajo. Pueblos indígenas y Tribales. http://www.ilo.org/global/topics/equality-and-discrimination/indigenous-and-tribal-peoples/lang-es/index.htm. - Procuraduría General de la Nación (PGN) (2008). Primero las víctimas. Criterios para la reparación integral de los grupos étnicos. Fase 2. 2008. En Instituto de estudios para el desarrollo y la paz (INDEPAZ). - Vargas, Carlos Eduardo. Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Minería, agrocombustibles y desarrollo humano rural. http://www.pnud.org.co/sitio.shtml?x=63767

26

Organización Internacional del Trabajo.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->