El húngaro Hans Selye (1907-1982), concibió por mera casualidad la idea del Síndrome de Adaptación General (SAG

), sobre el cual escribió por primera vez en el British Journal Nature en el verano de 1936. El SAG, también conocido como síndrome del estrés, es lo que Selye señaló como el proceso bajo el cual el cuerpo confronta -lo que desde un principio designó como: agente nocivo. El SAG es un proceso en el que el cuerpo pasa por tres etapas universales. Primero hay una señal de alarma , a partir de la cual el cuerpo se prepara para la defensa o la huída . No obstante, ningún organismo puede mantener esta condición de excitación, por ello existe la segunda etapa que permite al mismo, sobrevivir a la primera, en ésta se construye una resistencia. Finalmente, si la duración del estrés es suficientemente prolongada, el cuerpo entra a una tercera etapa que es de agotamiento; una forma de envejecimiento debida al deterioro del organismo por mantener constante el desgaste durante la resistencia. El Síndrome de Adaptación General de Selye, aplicado a nuestro tema, se basa en la respuesta del organismo ante una situación de estrés ambiental distribuida en tres fases o etapas: 1. Fase de alarma. Ante la percepción de una posible situación de estrés, el organismo empieza a desarrollar una serie de alteraciones de orden fisiológico y psicológico (ansiedad, inquietud, etc.) que lo predisponen para enfrentarse a la situación estresante. La aparición de estos síntomas está influida por factores como los parámetros físicos del estímulo ambiental (p.e. intensidad del ruido), factores de la persona, el grado de amenaza percibido y otros como el grado de control sobre el estímulo o la presencia de otros estímulos ambientales que influyen sobre la situación. 2. Fase de resistencia. Supone la fase de adaptación a la situación estresante. En ella se desarrollan un conjunto de procesos fisiológicos, cognitivos, emocionales y comportamentales destinados a "negociar" la situación de estrés de la manera menos lesiva para la persona. Si finalmente se produce una adaptación, esta no está exenta de costos, p.e. disminución de la resistencia general del organismo, disminución del rendimiento de la persona, menor tolerancia a la frustración o presencia de trastornos fisiológicos más o menos permanentes y también de carácter psicosomático. 3. Fase de agotamiento. Si la fase de resistencia fracasa, es decir, si los mecanismos de adaptación ambiental no resultan eficientes se entra en la fase de agotamiento donde los trastornos fisiológicos, psicológicos o psicosociales tienden a ser crónicos o irreversibles.

Las ideas novedosas de Selye acerca del estrés ayudaron a forjar un campo enteramente nuevo de la medicina -el estudio del estrés biológico y sus efectos-, que afloró en la primera mitad del siglo XX, para incluir el trabajo de cientos de investigadores; es una ciencia que continúa avanzando en la actualidad especialmente al demostrar la conexión del estrés con la enfermedad y descubriendo nuevos métodos para ayudar al cuerpo a lidiar con el agotamiento de la vida. Aunque sus esfuerzos encontraron escepticismo en un principio (él no sugirió alguna cuestión radical, como que el estrés tiene una relación causal con gran cantidad de importantes

conlleva distintas consecuencias en la percepción del estrés. cardíacas y cáncer entre otras). envía un mensaje a la glándula pituitaria. desde el material crudo disponible. ¿QUÉ ES EL ESTRÉS? Implica un estado corporal o fisiológico de activación o tensión bastante generalizado ocurrido en asociación o como respuesta ante ciertas situaciones o demandas ambientales ¿De qué depende la aparición del estado subjetivo de malestar o distrés? Un mismo hecho no resulta igual de estresante para todas las personas. Esta señal apresta a la corteza adrenal -localizada encima de los riñones. por citar sólo algunas. ni siquiera en todas las circunstancias o momentos de la vida para el mismo sujeto. gradualmente ganaron reconocimiento y sus ideas fueron tratadas con respeto. para otro puede suponer un reto personal. La manera de hacer frente a las dificultades: negar el problema. su descubrimiento fue suficiente para prevenir que el concepto se nos vaya de las manos. Varios son los factores que lo determinarán: La forma de evaluar el suceso y/o las capacidades para hacerle frente: mientras alguien. súbitamente fue posible comenzar a medir el papel del estrés en nuestras vidas. incrustada entre los huesos de la base del cráneo.a crear corticoides. lo cual es precisamente lo que Selye y una multitud de investigadores han estado haciendo durante la última media centuria. otra hormona. Estos corticoides son entonces enviados hacia los lugares del cuerpo donde se necesitan. . este sistema gobierna la clase y la cantidad de respuesta que el cuerpo produce para combatir el agente estresante. para liberar HACT (hormona adrenocorticoide) en la corriente sanguínea. para utilizarlas en todos los niveles posibles de defensa contra el agente estresante. por ejemplo puede considerar un ascenso laboral como una amenaza. el hipotálamo -puente entre el cerebro y el sistema endocrino-. y receptivo a un análisis preciso . productora de hormonas. aplazarlo o poner en marcha conductas de autocontrol. En palabras del propio Selye. El Sistema: Hipotálamo Pituitaria Adrenal En breve. los métodos impecables de Selye y su investigación respecto a la salud y la ciencia profesional de toda índole.enfermedades. El legado Con el conocimiento del SAG y del Sistema hipotálamo-pituitaria-adrenal. Dicho sencillamente.

El estrés produce cambios químicos en el cuerpo.Características personales: las personas tenemos diferentes estilos de reaccionar ante las circunstancias que demandan un esfuerzo de nuestra parte. La tensión o el nerviosismo son variables individuales. el cerebro envía señales químicas que activan la secreción de hormonas (catecolaminas y entre ellas. tanto en su percepción como en sus consecuencias. motivar y preparar al sujeto para la acción. A corto plazo. la adrenalina) en la glándula suprarrenal. al funcionamiento general del organismo y en especial al sistema inmunológico. aumentando la presión y precipitando una angina o un paro cardiaco. diabetes. son rasgos que si bien no pueden considerarse como definitivos. su función básica es la de activar. insomnio. el estrés puede provocar una pérdida o un aumento del apetito con la consecuente variación de peso en la persona. EFECTOS FISIOLÓGICOS El estrés constituye ante todo una emoción. el Sistema Nervioso Somático o Músculo-Esquelético. disfunción sexual. . dolores de cabeza. Asimismo. el Sistema Nervioso Autónomo o Neuro-Vegetativo. indigestión. dolores de espalda. Estas reacciones permiten evitar el peligro. tic nerviosos. así como la habilidad para pedir consejo o ayuda. migrañas calvicie. O puede contraer arterias ya dañadas. la sangre es desviada de los intestinos a los músculos para huir del peligro. artritis reumatoide. Apoyo social: el número y calidad de relaciones que el individuo mantiene puede servir como amortiguadores o amplificadores de los acontecimientos potencialmente estresantes. sí es cierto que se van consolidando con la acumulación de experiencias. no son dañinas. diarrea o estreñimiento. como por ejemplo la emotividad o la reactividad al estrés. Periodos prolongados de estrés pueden ser la causa de enfermedades cardiovasculares. sarpullidos. y el nivel de insulina aumenta para permitir que el cuerpo metabolice más energía. Pero si la situación persiste. asma. colitis. En la actualidad cabe hablar de hasta cinco sistemas biológicos diferentes. lo cual dará origen a una úlcera. depresión o ansiedad. El estrés afecta al sistema nervioso. impotencia. El estrés puede estimular un exceso de ácido estomacal. la fatiga resultante será nociva para la salud general del individuo. En una situación de estrés. aunque integrados y estrechamente relacionados entre sí: el Sistema Nervioso Central. sarpullidos. el Sistema NeuroEndocrino y el Sistema Inmunológico o Neuro-Inmunológico. el elemento de respuesta más destacable del estrés es el de la activación emocional y fisiológica que inevitablemente acompaña a toda experiencia de estrés. irregularidades en la menstruación. Las hormonas inician una reacción en cadena en el organismo: el corazón late más rápido y la presión arterial sube. En este sentido.

Sistema Nervioso Central: Aumento de la fluencia de sangre en el cerebro. relacionada con la fuente de estrés. Desde la psicología se mantiene que cada sujeto puede tener un determinado patrón especializado de respuestas fisiológicas ante el estrés. trastornos psicofisiológicos o psicosomáticos muy específicos al verse sometidos a situaciones crónicas de estrés. física y mentalmente. Alteraciones de la tasa respiratoria: hiperventilación. Sistema Nervioso Autónomo. nos provocan estrés. irritabilidad. Este supuesto resulta de gran importancia en la actualidad para poder explicar por qué siendo la reacción o respuesta de estrés tan generalizada o inespecífica. percepción. Aumento de la actividad renal. Aumento de la presión sanguínea. los sujetos generan. en general.La psiquis y el cuerpo. el perfeccionismo. Sistemas biológicos y respuestas corporales alteradas durante el estrés. dolores sin causas aparentes. Facilitación de la actividad mental: sensaciones. El estrés acumulado puede desencadenar arrebatos de ira y conductas violentas. las críticas personales y ajenas hacia nuestro desempeño. Glucogénesis hepática: incremento y liberación de glucosa. . trastornos del sueño. A continuación adjunto un cuadro de los sistemas biológicos y las respuestas corporales alteradas durante el estrés. van emitiendo gradualmente señales de advertencia que nos muestran la aparición del estrés: inquietud. Interrupción de la actividad mental que se estuviera realizando previamente. nerviosismo. la ambición exacerbada. Incremento de la tasa cardiaca. de la presión arterial y alimentarios. concentración. sin embargo. la exagerada competitividad. dolores de cuello. CUADRO. Las exigencias laborales. pensamiento y procesamiento de la información. Cuando nos estresamos envejecemos más aprisa. La clave explicativa puede encontrarse en el sistema orgánico y en las respuestas fisiológicas específicas con las que responde más intensamente y de forma habitual ante el estrés. hombros y parte baja de la espalda. dilatación bronquial.

aldosterona. insulina. Reducción inicial e incremento posterior de hormonas de efectos anabólicos: andrógenos. espalda. Reducción de la afluencia de sangre al tracto digestivo: dificultades digestivas. Reducción de la afluencia de sangre al tracto reproductor: dificultades sexuales. Incremento de secreciones gástricas. tiroxina. Incremento de la actividad electrodermal y de la sudoración.Vasoconstricción periférica: manos y pies fríos. Tensión muscular generalizada. Sistema Nervioso Somático: Aumento de la afluencia de sangre a los grandes grupos musculares: piernas. . Aumento del factor de coagulación de la sangre. Sistema Inmunológico: Incremento inicial de la actividad y la eficacia inmunológica. estrógenos. hormona adrenocorticotrópica (ACTH). Sistema Neuro-Endocrino y Endocrino: Alteraciones hormonales generalizadas. Incremento de hormonas de efectos catabólicos: catecolaminas (adrenalina y noradrenalina). hormona del crecimiento (GH). cortisol y su metabolito el 17-Hidroxocorticoesteroide (17OHCS). brazos. Reducción final de la actividad y la competencia inmunológica. Reducción de la salivación y del pH salivar.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful