P. 1
El proceso de terciarización económica

El proceso de terciarización económica

|Views: 1.402|Likes:
Publicado porJavier Velilla Gil
Breve análisis del sector terciario y del proceso de terciarización de las economías desarrolladas.
Breve análisis del sector terciario y del proceso de terciarización de las economías desarrolladas.

More info:

Published by: Javier Velilla Gil on Jun 30, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/15/2013

pdf

text

original

EL SECTOR TERCIARIO El sector terciario incluye las actividades económicas que no producen bienes materiales, sino que prestan

servicios a la población y a las empresas. El sector terciario acoge una enorme variedad de actividades, tantas como la población y las empresas estén dispuestas a pagar para no realizarlas ellas y que las hagan en su lugar otras empresas o personas. Los servicios se pueden clasificar de dos maneras: 1. Según quién los presta y la forma de pagar por su uso: -Servicios públicos: los presta el estado y los ciudadanos pagan por ellos a través de sus impuestos. Sus objetivos generalmente son: el bienestar y la seguridad de la sociedad, y buscar un mayor grado de igualdad social. -Servicios de mercado: los prestan las empresas a cambo de dinero. Sus objetivos son, además de prestar un servicio que mejore la calidad de vida de las personas o que permita a las empresas que lo reciben ser más eficientes, obtener beneficios por parte de la empresa que los presta. Estos dos tipos de servicios son necesarios y suelen compaginarse. Las empresas (servicios de mercado), al buscar beneficios económicos, suelen ser eficientes en la forma de organizar la prestación de servicios y se rigen por criterios de competitividad y productividad; de tal forma, que aquellas prestaciones que no generan beneficios o que lo hacen en menor medida son abandonadas. Los servicios de mercado, de esta manera, ayudan a mejorar el funcionamiento de la economía. Los servicios públicos no buscan obtener beneficios económicos. La búsqueda de la eficacia en la organización de la prestación del servicio se mide por el beneficio que la sociedad obtiene. Esto no quiere decir que no importe el coste; por el contrario, los buenos gestores de los servicios públicos son los que logran prestar servicios de forma adecuada con menores costes, gracias a una mejor organización. En una gran parte de los servicios públicos es muy difícil medir la productividad, ya que su eficacia no se mide en función de la “cantidad” de servicios prestados, sino del resultado de los mismos. Son ejemplos la sanidad o la educación 2. Según la actividad que realizan: -Servicios que se prestan a las empresas. Suelen orientarse a ahorrarles costes, a ayudarles en su funcionamiento y a mejorar su eficacia productiva. Ejemplos: servicios financieros, como la banca, asesorías, auditorias, asistencias técnicas, investigación e innovación, etc. A este conjunto de servicios suele denominársele “cuaternario” o terciario avanzado, y su desarrollo es un síntoma de modernización económica. Suelen ser de mercado -Servicios de distribución. Son muy importantes porque son los que permiten, entre otras cosas, poder en relación la producción y el consumidor. Se trata del transporte, el comercio, las comunicaciones, el almacenamiento, etc. Suelen ser de mercado.

1

-Servicios sociales. Se prestan a las personas (algunas veces a empresas) y se orientan a mejorar su bienestar y su seguridad. Suelen prestarse de forma generalizada (considerándose un derecho el acceso a ellos) y pueden ser públicos o de mercado. Ejemplos: sanidad, educación, policía, administraciones públicas. -Servicios privados a los individuos. Se trata de prestaciones que el ciudadano solicita de forma individual y privada. Es el grupo que tiene una mayor diversidad ya que incluye todas las actividades por las que una persona puede estar dispuesta a pagar para no tener que realizarlas ella. Ejemplos: turismo, ocio, hostelería, servicio doméstico, belleza, cultura, etc. LOS SERVICIOS EN LA ECONOMÍA ACTUAL Las economías de los países avanzados o en vías de desarrollo están sufriendo el llamado “proceso de terciarización”, que consiste en un aumento importante de la población activa que se dedica al sector terciario y de la aportación que este realiza al Producto Interior Bruto, hasta situarse en cifras superiores a los dos tercios del total. Este aumento de la importancia de los servicios va acompañado de una pérdida de la misma por parte del sector secundario, especialmente de la industria (se sitúa en torno al 20%), y del primario, que ocupa a menor del 5% de la población activa y aporta al PIB cifras aun más bajas. En los países menos avanzados no se produce este fenómeno, y el sector terciario ocupa a menos de la mitad de la población activa y aporta aun menos al PIB, en el que el sector primario tiene una gran importancia. Además, una parte importante de estos servicios corresponde a los que son privados para los individuos y requieren una menor formación y nivel técnico. Factores que han dado lugar al proceso de terciarización: -El aumento de la renta de las sociedades ha permitido que: • Los ciudadanos y las empresas puedan pagar una mayor cantidad de impuestos, que permiten que el estado pueda financiar y organizar la prestación del conjunto de servicios públicos que se incluyen en el llamado “estado del bienestar”, que actualmente ocupa a una tercera parte de las personas que se dedican al sector terciario. Además, cuanto más avanzada, rica y democrática es una sociedad, mayor es la reclamación de servicios públicos y de mayor calidad. Los ciudadanos dediquen una menor cantidad de su tiempo al trabajo y una mayor al ocio. Para que esto se produzca, además de una progresiva reducción de la jornada laboral, es necesario que otras personas o empresas realicen trabajos o actividades que antes realizaban ellos. De esta forma, los servicios individuales clásicos (servicio doméstico, hostelería, etc.) y los innovadores (belleza, servicios técnicos, asistencias personales, etc.) han tenido un fuerte crecimiento. Por las mismas causas, las actividades de ocio, bien sean culturales, personales o deportivas, han dado un fuerte impulso al desarrollo de los servicios. Cuando el aumento de la renta de las sociedades alcanza un cierto nivel, se observa que el porcentaje del gasto que las personas dedican a la adquisición de productos básicos disminuye, mientras que aumentan otros, especialmente los relacionados con vivienda, cuidado personal y ocio, muchos de los cuales corresponden a actividades terciarias.

2

-La incorporación de la mujer al mundo laboral, acompañada de este aumento de rentas, ha dado lugar a que actividades domésticas o relacionadas con el cuidado de los hijos, que antes realizaba la mujer, pasen a ser encargadas a otras personas, empresas o a la administración. Así se entiende el desarrollo del servicio doméstico, de las guarderías, de lavanderías, etc. -El proceso de globalización ha supuesto un fortísimo desarrollo del comercio, que ha crecido a un ritmo mucho mayor (más del doble) que la producción. Esto ha supuesto que los servicios de distribución (transporte, comercio, comunicaciones, etc.) y de todos aquellos que tienen que ver con el mercado (servicios financieros, marketing, etc.) tengan un mayor peso económico y que aumenten su ocupación. -Las nuevas formas de organización empresarial (deslocalización y externalización) asociadas con el aumento de la competencia que supone la globalización han generado un fuerte aumento de la población dedicada al sector terciario: • Las empresas han externalizado hacia otras empresas del sector terciario actividades que antes realizaban ellas. Son un claro ejemplo las empresas industriales, que ahora contratan a otras del sector servicios para que realicen con mayor eficacia y menores costes tareas que antes realizaba personal de la propia empresa. Así se han desarrollado los servicios de catering, los de publicidad y marketing, los de logística, transporte, etc. Los fenómenos de deslocalización o de externalización de actividades productivas llevan consigo el desarrollo de actividades muy complejas de coordinación, control y gestión para que el conjunto del entramado productivo pueda funcionar de una forma eficiente. Estas tareas de gestión de la empresa corresponden al sector terciario y muchas de ellas las ejercen empresas subcontratadas.

Por último, hay que señalar que los servicios son un sector económico en el que la mano de obra es muy importante y que, llegado a cierto punto, ya es muy difícil sustituir trabajadores por máquinas. Son un claro ejemplo los servicios personales (hostelería, servicio doméstico, ocio, etc.) y los sociales (medicina, educación, por ejemplo), en los que la atención personal forma parte del servicio. La reducción de la importancia relativa de la industria no supone que haya dejado de ser el motor de la economía. Varios factores siguen haciendo de ella la base del desarrollo económico: -La industria genera el aumento de la producción que está en la base del aumento de las rentas que ha permitido el desarrollo del “estado del bienestar”. -La industria produce los medios de producción que han permitido la modernización del conjunto de la economía y de su productividad y competitividad. -La industria, especialmente a través de los procesos de deslocalización y externalización, está en la base del aumento de la demanda de os servicios a las empresas.

3

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->