ESTRATEGIAS DIDÁCTICAS PARA LA ENSEÑANZA DEPORTIVA CON NIÑOS Charla con padres y madres de Liga de Fútbol infantil

Mag. Mariana Sarni Montevideo 2008

Encuadraré mi tema del día de hoy en tres sub. temas no necesariamente en los hechos coherentes entre sí. En todo caso, uno de ellos contiene y da sentido a los demás. Estoy hablando específicamente de la didáctica. Desde ella y en primer término una precisión necesaria, de la mano de uno de los autores que actualmente han dado un vuelco desde su propuesta a éste campo teórico, el Sr. Ives Chevallard. El mismo, más allá de definirla asociada a la enseñanza, específicamente a la transposición didáctica -esto es la transformación y adecuación del conocimiento a enseñar de forma posible de ser enseñado- plantea que cualquier

conocimiento que se enseñe, se legitima en el proyecto social que se tiene, o que se desea tener. Dicho autor, abre el debate en el campo, planteando dos preguntas claves: ¿para que se enseñar (el fútbol)? y entonces: ¿cuál es/debería ser el proyecto social que se tiene del mismo, por el cual se legitima dicha enseñanza?; ¿cuál el que se pretende del fútbol infantil? En lo particular no es posible actualmente al menos para mí, comenzar a hablar de estrategias didácticas, sin comenzar problematizandolo desde esas primeras preguntas que nos invitan a (re) pensar ese proyecto social del que se trata en nuestro país, sentir y vivir la que Uds. llaman “pasión del fútbol”. La primera pregunta da lugar a otras varias preguntas, partiendo de la base de entender al fútbol, como parte constitutiva de nuestro proyecto social: ¿el fútbol en Uruguay, se trabaja de la misma forma en todos los casos?; ¿porqué de una y no de otra?, ¿la intención del trabajo es lograr el rendimiento futuro en un posible profesional, o es practicar un deporte desde el cual se podría para quien pudiera o lo deseara ingresar al una experiencia de rendimiento deportivo? En otro orden de cosas quienes estamos a cargo de la estructura del fútbol infantil: ¿para qué proyecto social estamos trabajando? ¿Creemos necesario saber enseñar?: ¿creemos con que alcanza el haberlo jugado para enseñarlo?

puedo entonces proponer brevemente que NO DEBERIA -a mi criterio. etc. Acuerdo nuevamente con la organización que éstos. Pensar el fútbol desde la perspectiva del trabajo del niño. pensada. el para qué enseñar el deporte. En este sentido pues.. El gol a cualquier costo. la pisada. afinar cada parte del operario “jugador”. De ser así. de quien propone dicha práctica a los que juegan. Si fuera un trabajo. trabajada. asociada al campo laboral. al rendimiento en el trabajo. la atajada oportuna. el pase inteligente. la creación individual y colectiva del fundamento. la expectativa del conductor podría ser buscar el rendimiento del trabajador. se genera la tensión: el juego por definición no podría instalarse en el terreno del trabajo. para que rinda más en su estructura colectiva de piezas en una maquinaria de juego. quede más claro mi enfoque en torno al tema: El fútbol infantil no es un trabajo para el niño. por el cual se establece una remuneración.No es posible definir estrategias. en la tensión entre deporte y trabajo. al disfrute del propio juego. especialmente en el fútbol infantil. o más bien. al juego. la moña. sin haber establecido con total claridad entonces. entre todos los que intervienen en dicho juego desde sus diferentes roles: el rol de quien enseña. deporte. de la estrategia. entre otras. y no del JUEGO DEL niño. de quien estructura y define los torneos. darle sentido a las propuestas de enseñanza en cualquier ámbito del deporte. No creo que ésta pregunta esté lo suficientemente problematizada. ¿Por qué el niño pequeño no puede jugar de acuerdo a sus propias condiciones? Me gustaría centrarme por un momento. Habiendo aclarado esto.SER el fútbol infantil. sino la mayor responsabilidad al momento de definir las anteriores cuestiones. Entendemos por trabajo una acción intencional. de pensarse en la enseñanza del deporte desde ésta perspectiva. atendiendo a la multicausalidad que lo constituye y lo perpetúa de la forma que hoy lo conocemos. tratadas. para una propuesta de enseñanza en niños. los que juegan son “los verdaderos protagonistas: los niños” y por ser tales. puede confundirse con intentar el . la bicicleta. de quien habla y comenta. de quien coordina. frente al tratamiento adecuado de la pelota. Tal vez desde este marco. es una palabra que principalmente invoca a lo lúdico. implicaría pues pensarlo en términos de producción industrial y por ello sobreponiendo el resultado del juego. no solamente el mayor de nuestros respetos. de quien premia. incluso de quien enseña a enseñarlo y quien enseña a entrenarlo. se merecen entiendo.

Tratarlo como esto. y no necesariamente sobre el disfrutar la superación personal en el propio juego. En este sentido. y no de sancionarlo como lo malo. y el entorno entendiéndolo. A veces el mejor de los adultos mirando al niño. Le decimos que. es creación. imprimimos en el juego cuestiones que no son parte de ese juego del niño. se está construyendo la personalidad del ser humano. ¿Por qué los niños deben jugar al fútbol de los grandes. parece en algunos ámbitos de práctica y de partidos. de divertirse por el error. es encontrarse con otros. dejando un margen de autonomía tal pequeño al jugador que es imposible dejarlo ser tal cual es. Basta con asistir a la cancha en las categorías 98/97. saber que estamos allí? . con el interés de obtener ciertos resultados competitivos. y puede perder los principios básicos del deporte infantil. puede perder el aspecto del juego de todos. no permiten el disfrute. con las expectativas de los grandes?¿porqué tanto desconocimiento del adulto para lo que son los intereses y posibilidades del niño? El fútbol infantil no es un lugar de realización del adulto a través del niño. para ellos el partido queda allí. conectarse con otros niños.rendimiento del trabajador. no permiten la creación. no campo de juegos. debería apoyar al niño. “el tronco”. lo cual inmediatamente se traslada a “el niño malo”. parece trasformarse en una especie de “caricatura monstruosa” que imprime al juego del niño una presión innecesaria que en muchos casos apuran tiempos de maduración. y naturalmente no se preocupa por el ganar o el perder. Somos los adultos los que ante la presión social. el rendimiento del niño en su trabajo. es práctica lúdica. ¿porqué no acompañar al hijo/a apoyándolo simplemente?¿no es esto lo más importante para ellos. o la relación dentro de éste con los otros jugadores. El juego por definición. El niño juega para jugar. con las presiones de los grandes. incluso jugar con las piedritas de la cancha u ofenderse y retirarse. dónde en sus primeros partidos les preocupa más caminar por la cancha que patear la pelota. En este caso a veces se siente entre los espectadores frases como “éste no sirve para el juego” Sin embargo. y la expectativa que generalmente está en nosotros. el niño es un niño y como tal debería ser tratado. El fútbol infantil no es una “cantera de jugadores profesionales”. jugar con otros que ganar o perder. en nuestro caso. de sonreír con otros. el partido es una oportunidad de jugar con otros. “el que no va a llegar”. que todo se dispone al mejor estilo campo de batalla. En esas edades. para el disfrute de todos. cómo y cuando hacer lo que se debe hacer. Varias veces hemos sentido que el niño no es un adulto en miniatura.

que saber pensar porque y para qué se hace. Los más formados deberían ser los que enseñan en las edades más delicadas del desarrollo.- En esa misma línea.profesional y didáctico – metodológico. que le permita proponer un aprendizaje sostenido por las necesarias bases científicas que lo fundamenten. y conductores de equipos. si bien lo podría fundamentar especialmente desde el campo de la educación. NO alcanza con haber jugado para poder enseñarlo. organización en general. o . de cada uno de los roles de autoridad en dicha estructura. En el segundo. sobre todo en el interés e incentivo de dicha práctica. para quien la enseña. la lógica del juego infantil. y muchas veces como vimos es el centro de la temática: el rendimiento motor Las investigaciones en las fases sensibles del aprendizaje establecen que aproximadamente entre los 8 y los 12 años es el período sensible en el aprendizaje motor. Aquellas personas que están llamadas a trabajar en el deporte infantil. medios de comunicación. quienes han jugado tienen ciertas experiencias en el juego que facilitarán y potencian su enseñanza. Sí sin embargo. - El fútbol infantil no es territorio de experientes o voluntariosos. no son los necesariamente expertos por y en haberlo jugado. En el terreno de la práctica deportiva. que los lleva a decidir cierto tipo de maniobras a fin de sortear ese obstáculo: a eso nos referimos a saber hacer o saber jugar. Ello va generando el sentimiento social del peor frente al mejor. juegan al suplente los que no han madurado biológica o psicológicamente en esta etapa. deberíamos al menos darle la mayor cantidad de posibilidades socio motrices para ello. por lo cual necesariamente de querer etiquetar al niño como un jugador bueno o malo según algún modelo preestablecido. implica pensar en lineamientos generales de proyección de esa enseñanza que. requiere necesaria e insoslayablemente poseer el saber técnico. El entramado complejo por cierto. prefiero hacerlo desde uno más tangible. debería ser una lógica más inclusiva que exclusiva en la iniciación deportiva. a situaciones adversas durante el desafío del juego. de la práctica del deporte. quienes estamos a cargo del deporte infantil. se asume que no es lo mismo saber hacer. el del saber porque y para qué realizarlas. Este aspecto. Ahora bien: ¿quién puede afirmar que es el mejor. incluyendo en este caso entre otros: familia. los jugadores practican el deporte. y se enfrentan tanto individual como colectivamente. al menos centrados en atender la fase sensible en su integralidad. y proponer una práctica para todos. formación de técnicos. El problema es que muchas veces. si no ha tenido las mismas posibilidades de ser incluido en la propuesta del juego con las mismas posibilidades que los supuestamente mejores? Este es un problema de nosotros. que se conecta específicamente con lo que se observa. Desde este enfoque.

el ser un juego. es entender la lógica interna del juego. Para ello elegí el mismo recorrido en relación a lo que no es. el profesional encargado de la enseñanza de ese deporte. viene de la mano de entender las capacidades condicionales. Polivalencia. se encuentra sin dudas. ahora planteando desde la enseñanza que SÍ DEBERÍA ser el fútbol en la iniciación deportiva: Principal y esencialmente un juego colectivo. coordinativas y sociales que intervienen en la calidad motriz del jugador de éste juego. aquellos ejercicios analíticos que éste requiera para poder volver al juego.preparar para realizarlas de tal o cual manera. es pues una creación individual y colectiva dónde lo más importante por parte de quien lo enseña es pensar en permitirle a quien lo practica jugarlo y desarrollarlo. Trabajar el deporte. no el ejercicio analítico. No podemos hacerlo desde otro lugar. jugarlo en condiciones diferentes. La . y no con resolver situaciones aisladas para luego. o Atender a principios básicos del entrenamiento infantil: la polivalencia. Si estamos de acuerdo con ello. Entender su propia lógica interna. los planteamientos en el trabajo con niños deberían: o La propuesta metodológica. o interpretar el porque se han realizado de esa manera particular. A partir de aquí sí creo oportuno comenzar a presentar brevemente algunas estrategias didácticas. En este sentido plantear y si estamos de acuerdo con que el juego es esencialmente resolución individual y colectiva frente al objetivo del gol ¿porqué nos empeñamos en recortarlo como algo analítico y sin problemáticas especificas al momento de presentar la enseñanza?. Profesional que deberá sobre todo en la iniciación deportiva. es más apropiado para combinado inteligentemente. A los efectos de la enseñanza. La estimulación correcta del niño. El centro del juego es el juego. la cual tiene que ver con resolver problemas de equipo para obtener el objetivo del juego. o le han propuesto juegue. deberá ser una de las variables específicas del tema deportivo. es necesario al momento de pensar entonces la enseñanza de éste juego en si mismo. acompañar a un niño en la iniciación de esa práctica del deporte que ha elegido. Claro que éste. o le han elegido. proveer al niño en relación con las necesidades de movimiento de éste. la multilaterialidad como los principales.

es la ausencia de discusión sobre éste tipo de diferencias. las relaciones del grupo de juego. pensar que la propuesta de enseñanza del deporte. los sectores corporales y perceptivos. El fútbol como campo de prácticas deportivas pueden. hace mención principalmente en la variabilidad de posibilidades que se deben tener en cuenta al momento de presentar las actividades del día a día: cambiar las formas. flexible. así como de la propia práctica en sí.de forma tal que se favorece más el ganarle al otro incluso ilícitamente. planteando ciertas propuestas de enseñanza del deporte. etc. en relación con la progresividad de los ejercicios. la continuidad en el planteamiento conectado de los contenidos de la práctica. Pensar en la competencia instalada en el deporte que no es buena o mala por naturaleza. los inmediatos son aquellos posibles de ser adaptados en relación con la edad. el objetivo final de éste juego. sin la suficiente reflexión por parte de sus conductores. premiación. familia. tiempos y materiales. o El juego debería ser el centro: los elementos del juego posibles de transformarse a favor del aprendizaje del deporte y no del resultado. En ellas no está lejos el ganar o perder. propuestas.multilaterialidad. los roles.. que generen más rechazo que inclusión. recreativas. La propuesta de enseñanza cotidiana deberá pensarse para el día a día de forma organizada. Incluso muchas veces hacer cargo a otras figuras del deporte. A veces las canchas. que a prácticas deportivas saludables. etc. que el disfrutar de su desarrollo corporal y social. sistemática. las propuestas. Tal vez. pues esto es parte del juego. los puestos de haberlos. constante y profesional. el no haber y la variablidad en las . En éste aspecto. se parecen más a campos de batalla. así como manejando sus estructuras –torneos. Reglamento. el problema sea el asociar los buenos resultados exclusivamente al rendimiento laboral del jugador o del conductor del equipo. espacio. sociales. debe ser una propuesta racional. ambiente de prácticas. Creo en este sentido que uno de los mayores problemas en los cuales se proyecta el fútbol en nuestro país a este nivel al menos. o Tener en cuenta algunos temas en principio desde su revisión técnica: planificación. alternancia de zonas musculares. conllevar implícitamente un alejamiento de aquellos deportistas que quieren atraer.

. etc. ausencia de la figura del equipo. familia.alcanzado un buen resultado deportivo: juez.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful