Está en la página 1de 2

CARTAS PARA SILVIA Mariano Melgar DATOS GENERALES: Titulo de la obra : Genero Literario: Especie Literaria: Figuras Literarias:

Hiprbaton Anfora Asndeton Metfora Anttesis Cartas a Silvia Lrico Poema

Silvia es el nombre potico que Melgar le dio a Mara Santos Corrales Salazar, nacida el 10 de Noviembre de 1797. De cabello rubio, y ojos azules, tena un color blanco nacarado. En 1819, Silvia se casa en la Iglesia de la Compaa, con Manuel Amat y Len. Lo ltimo que se sabe de Silvia es que muri el 8 de Marzo de 1881. Otra musa mas misteriosa y desconocida aun es, Melissa , el primer amor De Mariano . Pero tambin tiene nombre y apellido: Manuelita Paredes De ella la historia no ha guardado nada , solo se sabe de ella por que

Naci en Arequipa, per, el 10 de agosto de 1790. Para muchos es el iniciador del romanticismo en esta parte del mundo. En l, el romanticismo no es imitacin de lo que ya se haca en la pennsula Ibrica o en Francia, sino un sentimiento profundo y propio, no olvidemos que fue un joven precoz poeta que no alcanz a madurar porque la muerte lo sorprendi buscando la patria libre expresa un sentimiento andino/ mestizo, que nadie se haba atrevido a exponer hasta entonces en una sociedad tan prejuiciosa y espaolizada que se agrava por el centralismo limeo. Visto desde este ngulo, Melgar es el iniciador de la poesa verdaderamente peruana , sin acudir a los estilos europeos para pretender que lo consideren poeta. Particip en la guerra por la independencia del Per frente a Espaa. Melgar es uno de los primeros romnticos del Per en el siglo XIX, ms conocido por incluir en su creacin del sentimiento delos Yaraves indgenas(cantos sentimentales principalmente de las zonas sur andino). Personajes:

el poeta la nombra y canta en un poema

Argumento " Por qu a verte volv, Silvia querida? Ay triste! para qu? Para trocarse mi dolor en ms triste despedida! Quiere en mi mal mi suerte deleitarse; me presenta ms dulce el bien que pierdo: Ay! Bien que va tan pronto a disiparse! Oh, memoria infeliz! Triste recuerdo! Te vi... qu gloria! pero dura pena! Ya sufro el dao de que no hice acuerdo. Mi amor ansioso, mi fatal cadena, a ti me trajo con influjo fuerte. Dije: Ya soy feliz, mi dicha es plena. Pero ay! de ti me arranca cruda suerte; este es mi gran dolor, este es mi duelo; en verte busqu vida y hallo muerte. Mejor hubiera sido que este cielo no volviera a mirar y slo el llanto fuese en mi ausencia todo mi consuelo.