Published in IVIS with the permission of the editor

Close window to return to IVIS

CÓMO TRATAR...

Adenitis sebácea en el perro
conservar la humedad y mantener una hidratación adecuada. Actúa también como barrera física y química contra posibles patógenos. Su composición difiere de unos mamíferos a otros. En los perros y los gatos, los lípidos de superficie están compuestos principalmente por colesterol libre, ésteres de esterol y diésteres de cera; además, contienen menos triglicéridos y escualeno que en la especie humana (4).

Monika Linek, DVM, Dipl. ECVD
Especialista Veterinaria, Hamburgo, Alemania
En 1983, la Dra. Linek se licenció en la Facultad de Medicina Veterinaria de Hannover, Alemania. Dirigió una clínica de Pequeños Animales con su marido durante 14 años. Desde 1996, su principal interés se ha centrado en la Dermatología Veterinaria y desde 2001 trabaja en una clínica de referencia dermatológica privada de Hamburgo. Monika Linek tras prepararse para la Diplomatura en Dermatología Veterinaria y realizar una residencia en Zurich, obtuvo el Diploma en 2005. La Dra. Linek ha publicado varios artículos y es una conferenciante nacional bien conocida.

Etiología
La adenitis sebácea, en sentido estricto, es una enfermedad cutánea idiopática poco frecuente. Se identifica con más frecuencia en el Caniche y el Akita, donde se ha propuesto un modo de herencia autosómica recesiva (3,5). Se observa también en el Vizsla, Pastor Alemán y el Hovawart, y se ha diagnosticado en otras razas así como en perros mestizos (6,7). La patogenia exacta, sin embargo, sigue sin conocerse. Las primeras explicaciones fueron: • un defecto estructural primario de las glándulas sebáceas (y su conducto) responsable de un derrame y posterior reacción de cuerpo extraño • una anomalía en el metabolismo lipídico que afectaba también a la producción de sebo • un defecto de cornificación primario que inducía una inflamación de la glándula sebácea y el conducto con atrofia (4).

L

a adenitis sebácea (AS) es una enfermedad cutánea poco frecuente que se ha descrito sobre todo en perros, pero también en otros animales como los gatos y los conejos (1,2,3). Las referencias sobre una enfermedad similar en humanos son escasas. La característica fundamental de la enfermedad es un infiltrado inflamatorio combinado con la destrucción de las glándulas sebáceas. Las glándulas sebáceas son glándulas alveolares, holocrinas (Figura 1), que comunican con cada folículo piloso a lo largo de toda la piel de los mamíferos. Las glándulas drenan a través de un conducto en el infundíbulo del canal piloso (unidad pilosebácea). La secreción oleosa (sebo) forma una emulsión junto con el sudor y los lípidos epidérmicos y se extiende sobre la superficie del estrato córneo. Las principales funciones de esta emulsión son mantener la piel suave y flexible,

Figura 1. Glándula sebácea, histopatología con tinción HE. (Ampliación x 400)

12 / / Veterinary Focus / / Vol 18 No 1 / / 2008

En los perros de pelo largo. la distribución y la intensidad de la adenitis sebácea a Figura 4a y 4b. la enfermedad comienza con mayor frecuencia en la parte dorsal del hocico y en la región temporal. que como se sabe. el Akita y el Samoyedo son los ejemplos más ampliamente estudiados. Se caracteriza por la presencia de pelos rotos y asociados a Signos clínicos Se ven afectados con más frecuencia perros jóvenes o de edad media y no se ha descrito predisposición por ningún sexo (2. b Vol 18 No 1 / / 2008 / / Veterinary Focus / / 13 . son las poblaciones celulares implicadas en las enfermedades autoinmunes mediadas por células (7. leishmaniosis. Los estudios con técnicas inmunohistoquímicas han demostrado que la principal población celular en la adenitis sebácea son las células dendríticas positivas al CMH tipo II y las células T CD4+CD8+. Sin embargo. a. Hovawart con adenitis sebácea. después del tratamiento con ciclosporina. granulomatosis intensa.5). constituyen el criterio fundamental unificador de la adenitis sebácea. los denominados cilindros foliculares (Figura 3). Es muy probable que los cilindros foliculares sean consecuencia de la falta de sebo en la parte infundibular del folículo piloso donde tiene lugar la queratinización epitelial de la vaina externa de la raíz. No se han detectado células B ni autoanticuerpos frente a las glándulas sebáceas. b. aparece una alopecia más extensa y multifocal (Figura 4) (3. foliculitis histiocítica y otras dolencias puede producirse también destrucción secundaria de las glándulas sebáceas con hiperqueratosis clínicamente similar a la de la adenitis sebácea (Figura 2) (9). La hipótesis de que la adenitis sebácea sea una enfermedad autoinmune mediada por células es respaldada además por la reducción de células T y de macrófagos durante la terapia inmunomoduladora con ciclosporina (8). extendiéndose a la zona dorsal del cuello y al tórax. Hiperqueratosis epidérmica e infundibular intensa. antes del tratamiento con ciclosporina.like”) que protruye del folículo piloso y envuelve el tallo del pelo con restos de queratina persistentes (3.5). (Ampliación x 400) Figura 3.ADENITIS SEBÁCEA EN EL PERRO Figura 2. entre los cuales el Caniche. el primer signo de enfermedad es un cilindro queratinoso similar a una hoja (“frond. Las características clínicas. En los Akitas y los Hovawarts. En los casos de demodicosis. la descamación y las escamas de color blanco plateado que se adhieren al pelo. Cuando se depilan. los cilindros foliculares rodean normalmente la raíz del pelo.8).8). Cilindros foliculares: queratina adherida a los tallos pilosos. varían de unas razas de perros a otras. En el Caniche.

los antecedentes y la exploración física. si se puede evitar una pioderma secundaria. Sin embargo. un aspecto general de pelaje deslustrado y de pelo quebradizo. el tratamiento debe equilibrar aspectos individuales de facilidad de manejo. A medida que la enfermedad progresa. El curso clínico puede sufrir altibajos sin estacionalidad aparente. Las lesiones empiezan en la cabeza. la presentación más frecuente es una reacción inflamatoria nodular. el pabellón auditivo externo.. En la fase inicial. así como un taponamiento folicular. seguridad. linfocitos y neutrófilos (7. En esta etapa hay poco prurito. requisitos de seguimiento y costes. una dermatitis que responde a vitamina A y una ictiosis. tienen una presentación clínica notablemente diferente. Los diagnósticos diferenciales abarcan una seborrea primaria y una dermatitis seborreica. El infiltrado inflamatorio consiste en histiocitos.. 14 / / Veterinary Focus / / Vol 18 No 1 / / 2008 . Escamas secas en la cara cóncava del pabellón auricular y el canal auditivo externo. se observará una foliculitis supurativa o forunculosis. se aprecia una hiperqueratosis ortoqueratótica notable. La denominada "cola de ratón" con escamas adheridas y alopecia en el Hovawart de la Figura 4. La adenitis sebácea felina se presenta con alopecia anular multifocal y escamas adheridas. la zona dorsal del cuello y la cola (Figura 5) y se extienden a la línea media dorsal. dentro del infundíbulo folicular. mientras que en las razas de pelo corto. Los perros de pelo corto. Se ha comunicado un caso de la enfermedad en conejos domésticos (2). Las anomalías histopatológicas en los perros con adenitis sebácea son variables y su carácter cambia en asociación con la cronicidad de la enfermedad. alrededor de las glándulas sebáceas. Esto incluye la retirada del exceso de escamas. Más adelante. las glándulas sebáceas están completamente destruidas y la reacción inflamatoria se dispersa. Para un diagnóstico definitivo. como el Vizsla.CÓMO TRATAR.9) (Figura 7). En las razas de pelo largo. El Pastor Belga. se necesita una biopsia cutánea. Figura 6. El objetivo del tratamiento es restaurar la función protectora de la barrera de la piel. así como el Hovawart (observaciones de la autora) presentan normalmente una otitis externa simultánea (Figura 6) con escamas adheridas secas en el canal auditivo. se observan células inflamatorias perifoliculares discretas a nivel del istmo de los folículos pilosos (2. algunos autores sugieren que esta forma de adenitis sebácea es una entidad distinta (2).8). Además aparecen hinchazones faciales eritematosas cíclicas.6). pero también una demodicosis generalizada y una dermatofitosis. Tratamiento Teniendo en cuenta que la adenitis sebácea es una enfermedad cutánea que no tiene impacto en la salud general. En las formas más nodulares debe considerarse una foliculitis bacteriana y una forunculosis. puede generalizarse y es frecuente una foliculitis bacteriana secundaria con prurito y mal olor. En los estadíos avanzados de la enfermedad. los propios folículos pilosos y las glándulas sebáceas apocrinas no se ven afectadas por la inflamación. Puede producirse telogenización de los folículos pilosos o atrofia folicular. la prevención de infecciones Diagnóstico El diagnóstico de adenitis sebácea puede sospecharse en función de los signos. Las lesiones tienden a ser nodulares con zonas de alopecia en forma de arco y coalescentes que proporcionan al pelaje un aspecto apolillado y descamación no adherida y fina sobre todo en el tronco (2. los cambios hiperqueratóticos son notablemente menores (9). Figura 5. Si se presenta una infección secundaria por estafilococo. de granulomatosa a piogranulomatosa.

sus efectos sobre la diferenciación de los queratinocitos y su efecto inhibidor sobre las glándulas sebáceas (6. en particular si son sólo parcialmente eficaces. que actúa como hidratante. • En un informe en el que se observó mejoría clínica en tres meses. • La administración por vía oral de aceite de pescado a dosis elevadas parece mejorar los signos clínicos (13). además. Se frota el pelaje con el aceite y se deja empapar durante dos horas (se les puede poner a los perros una camiseta durante este tiempo para evitar que manchen) Etapa 3: . no son el tratamiento de elección.000 UI dos veces al día (12).ADENITIS SEBÁCEA EN EL PERRO Etapa 4: . los intervalos de tratamiento son de una a dos veces por semana. En la actualidad. pero en otras razas se ha observado menos efecto.Aclarar completamente y secar con una toalla Etapa 2: . puede observarse mejoría en seis semanas. momento en el cual puede reducirse la frecuencia de administración. (Ampliación x 400) secundarias.11). por ejemplo. pero pueden espaciarse a una vez cada dos semanas después de mejoría clínica. por consiguiente.Aplicación final de un acondicionador o una mezcla de propilenglicol y agua (concentración final de propilenglicol al 50-70%). se probó la administración de vitamina A por vía oral a dosis de 10. Al principio. Se han publicado diversos protocolos de tratamiento (6. Sebomild® (Virbac) • Se ha comunicado que la administración de corticosteroides a dosis antiinflamatorias o inmunodepresoras es eficaz en algunos perros de pelo corto. El protocolo típico de tratamiento sería el procedimiento siguiente: Etapa 1: . • El tratamiento de la adenitis sebácea con ciclosporina a una dosis de 5 mg/kg una vez al día se ha comunicado como tratamiento eficaz.000 hasta 30. la mejora de la calidad del pelaje y el nuevo crecimiento del pelo. Según la experiencia de la autora. entre medias de las sesiones más trabajosas de empapado con aceite. la adenitis sebácea no puede curarse y se necesita un tratamiento a largo plazo.Remojo con aceite utilizando cualquier aceite de baño que contenga aceite mineral suave (un aceite genérico para lactantes).Enjabonado del perro con un producto combinado de azufre y ácido salicílico .Aplicar un suave masaje con un cepillo durante este tiempo. lo que ayuda a retirar una cantidad significativa de escamas . Figura 7. pero no tuvo efecto en otros (2. Infiltrado inflamatorio perifolicular que oculta la glándula sebácea. La dosis recomendada es de 1 mg/kg administrado por vía oral una o dos veces al día.Dejar el champú durante un mínimo de 10 minutos .8. Esta mezcla puede aplicarse. • Se han utilizado retinoides sintéticos por sus propiedades antiinflamatorias. Los facultativos deben observar que tanto los corticosteroides como los retinoides están asociados con efectos adversos cuando se administran a largo plazo y.10-13). bien tolerado y seguro (8).Retirada del aceite mediante un enjabonado final con un champú limpiador y antimicrobiano suave. se consigue un tratamiento satisfactorio con el uso regular de champúes antiseborreicos seguidos de aplicación de aceite por vía tópica e intercalados con pulverizaciones hidratantes.10). Se han seleccionado tratamientos sistémicos para interrumpir el proceso inflamatorio o para potenciar el proceso de diferenciación. También se ha documentado su eficacia en el Vizsla. La ciclosporina reduce de manera satisfactoria el infiltrado inflamatorio perifolicular que destruye Vol 18 No 1 / / 2008 / / Veterinary Focus / / 15 .

neutrófilos). Sebaceous adenitis: an immunohistological examination. eds. 2001. Boss C. et al. Marshall C. 2. In: Kwochka KW. 3. pp. Los resultados preliminares de un estudio todavía no publicado demuestran que la mejoría clínica se acelera mediante la aplicación de algún tratamiento tópico. Scott KV. In: Bonagura JD. Therapy for sebaceous adenitis. Rosser EJ. Después de este tiempo. Skin diseases of the dog and cat. T. In Small Animal Dermatology. 6th ed. Isotretinoin in the treatment of sebaceous adenitis in two Vizslas. 7. es importante asegurar que el programa no sea tan complicado que induzca el incumplimiento (como puede ocurrir a algunos propietarios cuando se enfrentan al programa tópico indicado antes) o bien que provoque probablemente graves efectos secundarios. In: Bonagura JD. 1990. Sebaceous adenitis in dogs and results of treatment with isotretinoin and etretinate: 30 cases (1990–1994). Bertolino A. Eisen AZ. Lavker RM. La ciclosporina puede también ayudar a mejorar el cuadro clínico mediante la inducción de crecimiento de pelo en fase de anagen (8). pp. pp. 8. Oxford: Butterworth Heinemann 1998. Rosychuk RA. histopathology and heredity. Resulta interesante comprobar que el tratamiento tópico intensivo (como se acaba de describir) parece ser capaz de inducir resultados clínicamente similares al tratamiento sistémico con ciclosporina. 6.eds. 11. New York: McGraw-Hill Book Co 2003. ed. eds. White SD. descamación. et al. Ihrke PJ. Philadelphia. Reichler IM. Rothstein E. Carpenter JL. Food allergy and nutritionally related skin diseases. et al. Ihrke PJ. The diagnosis of sebaceous adenitis in Standard Poodle dogs. J Am Anim Hosp Assoc 1991. 539–540. 13. eds. Moore PF. mejora en los cuatro primeros meses sin tratamiento tópico añadido. cuando todavía hay inflamación (Figura 8). 2nd ed. 6th ed. cuando todas las glándulas sebáceas han desaparecido ya y no persiste la inflamación. J Am Vet med Assoc 2005. Advances in Veterinary Dermatology. Tscharner VC. Advances in Veterinary Dermatology. DeManuelle T. Brenn PT. Sebaceous adenitis. 207: 197–200. pp. Advances in Veterinary Dermatology. BIBLIOGRAFÍA 1. 148-159. macrófagos. Oxford. Rosser EJ. (Ampliación x 400) Dado que es necesario un tratamiento durante toda la vida. Scott DW. Dunstan RW. Walder EL. J Am Vet Med Assoc 1995. skin pliability and apparent resistance to bacterial infection after dosing fish oil in a dog with sebaceous adenitis. Stewart LJ. pp. 186–188. 5. WB Saunders Co. London: Bailliere Tindall. Gross TL. Affolter VK.Vet Derm 2001. eds. Foil CS. Rybnicek J. Hauser B. WB Saunders Co 1995.ADENITIS SEBÁCEA EN EL PERRO las glándulas sebáceas y aumenta el porcentaje de folículos pilosos con glándulas sebáceas. Effects of cyclosporine A on clinical and histologic abnormalities in dogs with sebaceous adenitis. Sebaceous adenitis with hyperkeratosis in the Standard Poodle: a discussion of 10 cases. alopecia y calidad del pelaje. WB Saunders Co. J Am Anim Hosp Assoc 1987. Williams J. Fitzpatrick’s Dermatology in General Medicine. In: Thoday KL. Willemse T. 27: 65–71. Bond R. Philadelphia. et al. 23: 341–345. 16 / / Veterinary Focus / / Vol 18 No 1 / / 2008 . 226: 59-64. 224-230. Re-establishment of hair growth. El cuadro clínico. Vol 3. Kirk RW. Figura 8. et al. 2000. In: Gross TL. Vol 4. 12. Schiller I. Wolff K. 10. pp. Griffin CE. Haemmerling R. White SD. Mueller and Kirk´s Small Animal Dermatology. puede disminuirse la frecuencia de administración. Halliwell REW. Miller WH Jr. Blackwell Science 2002. Esto sugiere que las glándulas sebáceas sólo pueden regenerarse cuando no se han destruido por completo. pp. Sebaceous adenitis in the Akita: clinical observations. pp. Hargis AM. Kirk’s Current Veterinary Therapy XIII. Freeberg IM. 12: 243–253. Parece que el tratamiento en las fases precoces de la enfermedad. In: Tscharner VC. Sebaceous adenitis. 738–742. Biology of hair follicles In: Freedberg IM. Kirk’s Current Veterinary Therapy XII. 446–447. Fotomicrografía que ilustra un infiltrado inflamatorio denso en la glándula sebácea (linfocitos. eds. 4. Philadelphia. 619–622. Dunstan RW.UK. 9. es más eficaz que en los casos crónicos. Vol 1. Linek M. 572–573. Blackwell Science 2005. como podría ocurrir con dosis elevadas de glucocorticoides durante periodos prolongados. et al.