MAGISTRADO PONENTE DOCTOR HÉCTOR MANUEL CORONADO FLORES La Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Estado

Táchira, integrada por los jueces GERSON ALEXANDER NIÑO, IKER ZAMBRANO CONTRERAS y ELISEO JOSÉ PADRÓN HIDALGO (ponente), en fecha 15 de julio de 2009, declaró sin lugar el recurso de apelación propuesto por la defensa en contra de la sentencia dictada por el Juzgado Primero de Primera Instancia en Funciones de Juicio del mismo Circuito Judicial, que el 25 de marzo de 2009, condenó al acusado WILLIAM GERARDO ROJAS GAMBOA, venezolano y con cédula de identidad N° 10.171.646, a cumplir la pena de OCHO (8) AÑOS DE PRISIÓN, por la comisión del delito de Homicidio Culposo, previsto en el artículo 411 del Código Penal vigente para el momento de los hechos. Contra la decisión dictada por la Corte de Apelaciones interpuso recurso de casación el abogado CÉSAR AUGUSTO HINESTROSA MONCADA, inscrito en el Instituto de Previsión Social del Abogado bajo el N° 77.446, en su carácter de defensor privado del acusado. Transcurrido el lapso legal para la contestación del recurso, sin que se llevara a cabo la realización de tal acto, fueron remitidas las actuaciones al Tribunal Supremo de Justicia. Recibido el expediente, el día 23 de octubre de 2009, se dio cuenta en Sala de Casación Penal y se designó ponente a la Magistrada Doctora

debido a shock neurogénico por . la Sala pasa a decidir en los términos siguientes: DE LOS HECHOS El Juzgado Primero de Primera Instancia en lo Penal en funciones de Juicio del Circuito Judicial Penal del Estado Táchira. por la avenida Libertador en la vía que conduce de Táriba hacía las Lomas y al cruzar hacia la izquierda en la intersección para tomar la vía hacía Santa Teresa fue embestido el vehículo Fiat por una camioneta Blazer. año 1974. la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia. los niños JESÚS EDUARDO Y DANIELA ALEXANDRA VANEGAS COLMENARES. marca Fiat. quien con tal carácter suscribe el presente fallo. a bordo de un vehículo tipo automóvil. modelo 132-Especial. impactó al vehículo Fiat que iba cruzando e incorporándose para tomar la ruta hacía Santa Teresa. se produjo una colisión de vehículos en la avenida Libertador con semáforo de las Lomas. de conformidad con lo dispuesto en el artículo 20 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia. con la asistencia de las partes. lugar por donde se desplazaba conduciendo el ciudadano HÉCTOR ALEXANDER VANEGAS QUINTERO junto a su esposa FRANCY YANETH COLMENARES VANEGAS. primo. estableció los siguientes hechos: ³«el día 13 de diciembre de 2003. color rojo. las cuales expusieron sus alegatos en forma oral. sus hijos. color gris. conducida por el ciudadano WILLIAM GERARDO ROJAS GAMBOA. Este acto tuvo lugar el día 11 de febrero de 2010. El 4 de diciembre de 2009.MIRIAM DEL VALLE MORANDY MIJARES. que se desplazaba a exceso de velocidad. Cumplidos los trámites procedimentales del caso. año 95. se reasignó la ponencia al Magistrado Doctor HÉCTOR MANUEL CORONADO FLORES. Posteriormente. minutos después de las doce de la noche. su cuñada LUZMAR YUCEL COLMENARES DEPABLOS y HORACIO DEPABLOS. en línea recta sentido San Cristóbal hacia Táriba y al llegar al área de la intersección. vehículo éste que a causa del fuerte impacto se fragmentó en partes y salieron expelidos sus ocupantes. declaró admisible la segunda denuncia del recurso de casación propuesto por la defensa y convocó a las partes para la audiencia oral y pública. falleciendo por los traumatismos recibidos debido a fractura de cráneo FRANCY YANETH COLMENARES VANEGAS y los niños JESÚS EDUARDO y DANIELA ALEXANDRA y.

administrando Justicia en nombre de la República y por autoridad de la ley. Anula la sentencia dictada por la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Estado Táchira. en fecha 25 de marzo de 2009 y ordena la remisión de las actuaciones al Presidente del citado Circuito Judicial Penal. DECISIÓN Por las razones antes expuestas. a los catorce (14) días del mes de julio de 2010. en virtud de que cada uno se atribuyó el derecho preferente determinado por la luz verde siendo excluyente en el lugar el paso de un conductor respecto del otro«´. en Sala de Casación Penal. no se probó con certeza cuál de los dos conductores involucrados en el hecho de tránsito tenía el derecho de paso en el momento en que se origina el mismo. quienes ameritaron doce a diez días respectivamente de asistencia médica. resultando heridos los ciudadanos HÉCTOR ALEXANDER VANEGAS QUINTERO y HORACIO JOSÉ DEPABLOS ANTELÍZ. Publíquese. se encontraba en mal estado físico debido a que se encontraba gran parte de su estructura con corrosión por la antigüedad del mismo en un aproximado del ochenta por ciento (80%) del compacto del mencionado vehículo y no obstante que el hecho se produjo en un área de intersección controlada por semáforos alternos y que los semáforos funcionaban correctamente.desarticulación atlooccipital. hipovolemia secundaria YECEL LUZMAR COLMENARES DEPABLOS. conozca el recurso de apelación interpuesto y dicte una nueva decisión conforme a lo aquí decidido. Años 200° de la Independencia y 151° de la Federación. Quedó acreditado que el vehículo modelo Fiat 132-Especial. declara con lugar el recurso de casación propuesto por la defensa del acusado WILLIAM GERARDO ROJAS GAMBOA. conducido por el ciudadano HÉCTOR ALEXANDER QUINTERO. en Sala de Casación Penal. firmada y sellada en el Salón de Audiencias del Tribunal Supremo de Justicia. regístrese y remítase el expediente. para que en Sala Accidental la citada Corte de Apelaciones. . año 1974. Dada. antes mencionado. este Tribunal Supremo de Justicia. en Caracas.

sobre la base de las consideraciones que a continuación expongo: . Héctor Manuel Coronado Flores Miriam Morandy Mijares La Secretaria. La Magistrada. Nº 2009-0385 VOTO SALVADO Quien suscribe. Magistrada de la Sala de Casación Penal del Tribunal Supremo de Justicia. manifiesta su inconformidad en relación con la decisión que antecede. Eladio Aponte Aponte La Magistrada Vicepresidenta. La Magistrada.El Magistrado Presidente. Deyanira Nieves Bastidas Blanca Rosa Mármol de León El Magistrado Ponente. MIRIAM MORANDY MIJARES. HMCF/cc Exp. Gladys Hernández González Nota: El Magistrado Doctor ELADIO RAMÓN APONTE APONTE no firmó la sentencia ni el voto por motivo justificado.

revisó y compartió la apreciación dada por el tribunal de juicio al informe de inspección y avalúo de los vehículos involucrados en la colisión. el tribunal de juicio graduó como grave la culpa del acusado. presentara desprendimiento de sus partes fue el sobrado exceso de velocidad con el que se desplazaba la camioneta conducida por el acusado. circulaba con un vehículo cuyo compacto fue reconstruido en forma artesanal. Expresa la mayoría de la Sala. el cual fue realizado por los expertos FRANYER ANTONIO GARCÍA MORENO y JUAN ALEJANDRO ROMERO MORA. En este caso. Quien aquí disiente considera que dicha instancia judicial. como los relacionados con que no quedó demostrado cuál de los dos conductores involucrados en el accidente infringió la luz del semáforo. que la Corte de Apelaciones no se percató de que el juez de juicio dejó de considerar aspectos importantísimos para graduar la culpa del ciudadano WILLIAMS GERARDO ROJAS GAMBOA. resultó vaga e imprecisa.La sentencia aprobada por la mayoría de esta Sala Penal. cuando la velocidad máxima permitida en una intersección es de 15 kilómetros por hora. al observar que la causa determinante de que el vehículo conducido por la víctima y ocupado por su familia. lo que lo hacía intransitable. quedó asentado que tal situación contribuyó ³«más no fue causa determinante para que el automóvil Fiat presentara desprendimiento de partes«´. basándose en que la resolución dada por la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Estado Táchira respecto al alegato planteado en la segunda denuncia de apelación. Tal exceso quedó demostrado en juicio con las pruebas técnicas que se practicaron. en una intersección controlada por semáforos. relacionado con la supuesta falta de establecimiento de las razones que tuvo el tribunal de juicio para establecer el grado de culpabilidad del acusado y aplicar la pena. según . observando que efectivamente el vehículo marca Fiat presentaba corrosión. atendiendo justamente el alegato de la defensa. declaró con lugar el recurso de casación interpuesto por la defensa del ciudadano acusado WILLIAM GERARDO ROJAS GAMBOA. bajo ponencia del Magistrado Doctor HÉCTOR MANUEL CORONADO FLORES. las cuales arrojaron que circulaba a una velocidad de 94. así como reparaciones o reconstrucciones hechas a su estructura. sin embargo.09 kilómetro por hora. puesto que ambos se atribuyeron el paso y que la víctima ciudadano HÉCTOR ALEXANDER VANEGAS QUINTERO.

debe respetar la Ley y prever que un exceso de velocidad puede ocasionar una fatal colisión. también es obvia la inobservancia de las más elementales normas que dicta el sentido común. disposición que es de obligatorio conocimiento y cumplimiento por parte de todos los ciudadanos. no se habría producido el resultado de cuatro personas fallecidas. expresó lo siguiente: ³«Así mismo estima la Sala que es un deber de las cortes de apelaciones.lo establecido en el artículo 254 de la Ley de Tránsito Terrestre. explicar motivadamente lo que se desprende de la sentencia recurrida. sobre los hechos. la Corte de Apelaciones compartió válidamente el criterio del tribunal de juicio e insistió en que la colisión. La disidente hace un alto para destacar que en este caso. donde cualquier conductor prudente. tal como ocurrió. lo cual resultó contundente desde el punto de vista probatorio. con el resultado fatal de cuatro personas muertas ³«se produjo por el exceso de velocidad en que se desplazaba la camioneta Blazer«´. además de que es obvia la infracción a la Ley de Tránsito Terrestre. pues el acusado circulaba en una intersección. independientemente del estado de corrosión del vehículo conducido por la víctima. la Sala de Casación Penal en sentencia número 456 del 24 de septiembre de 2009. con mucha más razón en horas de la noche o de la madrugada. con la consecuente desintegración de todo un núcleo familiar. que hubieren sido alegados en el Recurso de Apelación«´. pues el acusado de haber observado las normas establecidas por la Ley de Tránsito Terrestre que establecen como velocidad máxima permitida en una intersección 15 kilómetros por hora. sobre la determinación de la responsabilidad. En cuanto al deber de las Cortes de Apelaciones. sobre aspectos de la valoración de las pruebas o errores en el procedimiento. puesto que ambos se atribuyeron tener derecho al paso por señalamiento de la luz. controlada por semáforos. sucedió exactamente lo mismo. Así que resulta absolutamente ajustado a derecho la apreciación del tribunal de juicio y de la Corte de Apelaciones. En lo que respecta a que no se logró probar cuál de los conductores infringió la luz del semáforo. .

debió hacer lo propio y declarar sin lugar el recurso de casación. El Magistrado Presidente ELADIO RAMÓN APONTE APONTE La Magistrada Vicepresidenta. Lo contrario traerá como consecuencia una reposición inútil que va en detrimento de la celeridad procesal y la justicia. al resolver la totalidad de los alegatos planteados en la apelación mediante el establecimiento de las razones de hecho y de Derecho en virtud de las cuales resolvió declarar sin lugar dicho recurso. Quedan en estos términos expresadas las razones de mi voto salvado.Lo anterior fue cumplido por la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Estado Táchira. Es por ello. Fecha "ut-supra". que la Sala de Casación Penal. DEYANIRA NIEVES BASTIDAS .

2009-385 MMM. MIRIAM MORANDY MIJARES Disidente La Secretaria. HÉCTOR MANUEL CORONADO FLORES La Magistrada. . BLANCA ROSA MÁRMOL DE LEÓN El Magistrado. GLADYS HERNÁNDEZ GONZÁLEZ Exp.La Magistrada.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful