B) Ejercidos de discriminación auditiva de fonemas

1. Decir al niño/a dos silabas que no constituyan una palabra y con .sonidos muy distintos (perre). Previamente, el reeducador se habrá tapado los labios para que su reconocimiento sea tan sólo mediante la percepción auditiva. El alumno/a debe repetir las sílabas pronunciadas.

2. Juego del veo-veo con cosas que haya dentro de la clase.

3. Se le enseñarán al niño láminas con imágenes representativas del fonema o sinfón que se esté trabajando. El alumno/a, junto con el reeducador debe pronunciar las palabras existentes en la lámina. El niño/a deberá señalar el dibujo cuya pronunciación incluya el fonema o sinfón indicado, Para trabajar este tipo de ejercicios se puede utilizar el libro Imágenes para el entrenamiento fonético.

Ejercicios de fonación Antes de realizar algunos ejercicios es conveniente si los niños no conocen los sonidos, poder escucharlos con los objetos concretos o de visita a una granja, si no se puede realizar esta experiencia directa se pueden presentar en una cinta grabada, o escucharlos de los sonidos especiales de un órgano o piano electrónico.
y y y y y

Imitación de voces de animales (piar, maullar, ladrar, balar, etc) Imitación de fenómenos de la naturaleza (lluvia, viento, granizo, etc) Imitación de ruidos mecánicos (reloj, serrucho, martillo, auto, etc) Imitación de juegos (chapoteando en el agua, el picado de la pelota, palmotear, etc) Imitación de instrumentos musicales (chin chin, platillos, cascabeles, etc)

Entre los ejercicios de fonación se incluyen los de vocalización que los niños ejecutan con placer. Por ejemplo: emitir una sílaba que puede ser: be, tu, mu, cuac, u otro cualquiera de fácil pronunciación y sostener el sonido de la vocal el mayor tiempo posible, al mismo tiempo que se marca ón con una línea de color, en el pizarrón.

.Las ejercitaciones pueden ser individuales o colectivas: y Apagar una vela. y y y y y y y y Hacer volar una pluma. que pueden graduarse en intensidad y duración. Ejercicios de seseo. variando objetos y distancias. no se cansa fácilmente. Hacer volar un papel de seda. Ofrecen la ventaja de que el niño los ejecute con placer. Hacer pompas de jabón. Hacer caer una torre de naipes. Hacer rodar una bolita liviana. Todos estos. Hacer girar molinetes de papel. Emisión de aire ligeramente sonoro. son excelentes ejercicios respiratorios. porque adquiere inconscientemente el control de la economía del aire que aspira y que va adaptando a las exigencias del objeto que persigue.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful