P. 1
Mario Bunge-La Investigacion Cientifica

Mario Bunge-La Investigacion Cientifica

4.5

|Views: 21.835|Likes:
Publicado porcirojmed

More info:

Published by: cirojmed on Jun 24, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/07/2015

pdf

text

original

MATHODOS

lristotia,sociologfa polftica y lrtLr¡ulla, r le ll t icrtciay dc la técni c a I )ttrct ltr: MARIO BUNGE lirtrlrrlutit¡ns Philosophy Science & of Unit, Mr ( iill tlnivcrsity (,itmlefo Asesor ReyrnondBoudon, Sorbonne,París lirwin Hiebe¡t, Ha¡vard University, Cambridge, Ma. lirlwin Layton, University of Minnesota, Minneapolis llobert K. Merton, Columbia University, New York Mario H. Otero, Universidad Nacional Autónoma de México Miguel A. Quintanilla, Universidad de Salamanca PaoloRossi,Universiti degli Studi, Firenze William R. Shea,McGill University, Montreal Raimo Tuomela, Universidad de Helsinki

MARIO BUNGL.

I-A INVESTIGACION CIENTÍT'ICN
Y SU ESTRATEGIA SU FILOSOFIA
de Traducción MANUEL SACRISTÁN

Segunda edición corregida

A, ll-ff. lfofb - 3Ü ARIEL, S. A. EDITORIAL
BARCELONA

a a

l'

PRÓL@O A LA PRESENTE EDICION

LA INVESTIGAC¡ON CIENTIFICA la. cdición en ColccciónMethodos:junio 1983 la. reimpresión(Mé:rico):diciembre 1983 4a. reimpresión(México):junio de l98Z O 1969y t983: Mario Bunge Derechosorclusivos de edición en castellano rescrvadospara todo el mundo y propiedad de la traducción: O 1969y l9E3: Editorial Arie¡, S.A. Grupo Editorial plan€ta ISBN: 843¡14-E0lG,7 ISBN: 968{ódG.l0,X Impreso cn México

*il'ffi :.:T#;ffi Tilltr*tü":rffil&$rrfuF,"t*"r ffi*. s ü
sea eléctr¡co, qulmico, mccánico, óptico, dc grebación o de fotocopia, sin pcáiso prcvio dcl cditor.

-S\

La teoría y metodología de la ciencia se ba puesto de moda e'n la comunidad hiipanoameric-ana en el curso de Ia ütima decada. Se ha multiplicado los cursos obligatorios u optativos sobre la materia en numerosas fácultades universitariaJ, han nacido varias sociedades de epistemologí4 y en Oviedo se celeb¡ó en 1982 el I Congreso de Teoría y Msoqglogia de ias Ciencias, que contó con uua asistencia extraordinaria de fflósofos y cientlffcos. No parece tratarse de una moda zuperffcial y por tanto Pasaiera. Las personai que prducen, enseñan o planean ciencia están comprenüendo que la teoiía y metodología de la ciencia no es sóIo una rama importante iie la fflosofía, sino tam6ién una herramienta útil para la investigación, la enseñanza y el üseño de políticas científfcas. de Por cierto que el investigádor, el profesor y el decisor en -materia a-dministración científfca pueden desinteresarse de la teorfa planeación o i, metodología de la cie¡rcia.Sin embargq no pueden deiar de tener algu' ias ideas a"-etcade la naturalezay el alcancede la investigacióncientíffca. Ahora bien, los principios tácitos suelen ser imprecisos, asistemáticos e in' oorectos, y por ésto péügrosos.Es preferible tornar expllcitos los principios por los qúe-guia:noi nuestra conducta, a ffn de refinarlos, controlarlos y iistematiiarloi. De esta manera perfeccionaremos nuestra propia conducta. tratadq aparecida en 1967, La primera edición en castállano de e_ste fue reiripresa siete veces. En la presente edición se ban introducido Dume,oras coñe"ciones y se ha actualizadola bibliografía. Para-una dilucidación de alErnos problemas semánticos, gnoseológicos y ontológicos concomitantes-remitó al lector a mi Tteatise on Bcsic Philosophg, en curso de publicación. Y aprovecho esta oportunidad para agradecer a mis ex'alum'nos, asl como a-numerosos prOfésoreseuropeos y americanos, el haber¡ne ¡eñalado ineorrecciones y mgerido meioras. M. Bu¡cc¡ ¿ Foundattons and Philosoplry of Science Urü, M cGill Unioersitg, M ont¡éol

r

PRÓLOGO A LA PRIMERA EDICION

¡

Este tratado es fruto de los cursosy seminariossobre metodologíay de filosofíade la ciencia,destinadosa estudiantes filosofíay de ciencias de y dictadospor el autor en las Universidades Buenos Aires, La Plata, Texas, Delaware y Freiburg i' Br. de 1957 ivlontevideolPennsylvania, notas y borradores sucesivosfueron primero ensayadoscon a 1966. Las recogida, y dichos estudiantes luego corregidosconformea la experiencia por haber-actuado como estoy agradecidoa todos esosestudiantes Les grupo experimental,y particularmente a aquellos que me formularon prequntas embarazosas. y También deseo agradecera las siguientesPersonasobservaciones críticas, si bien ninguna de ellas vio el manuscrito completo: los Profesores Texas),Haskell B. Curry (lógica,AmsRichard N. AdamJ (antropología, terdam), Charles Hartshorne (metafísica,Texas), John P. Harrison (histoMario matemática,Pennsylvania), ria, Texas),R. Duncan Luce (psicología Osvaldo A. Reig (zoología,Caracas), H, Otero (filosofía,Montevideo), Víctor Sanz (historia, Montevideo), George Gaylord Simpson (zoología, Harvard), y JosephH. Woodger (biología,Londres),el Dr. Carlos Bunge Dartmouth), Carlos (química,ináiana), el Dr. JamesN. Hullett (fflosofía, (psicoanálisis, Buenos Aires), Rubén Ramírez Mitchell ,(biología, lraldi Rockefeller), Guillermo Sarmiento br. RobertA. Schwartz(fflosofía, Texas), los (ecología, caracas) y mis ex-asistentes Licenciado¡ Juljg c. colacilli BuenosAires),Héctor Pozzi (ídem),Dra. Marta Santi de de Mriro (fflosofía, Foschi (sociología,Stanford) y la Dra, Marta C. Bunge (maiemáticas, McGill). de Ha sido un alto privilegio el que los ilustradosdirectores Ariel, S. A., libro al Profesor Manuel Sacristán. encomendaranla tiaducción de este la No escapará al lector que el traductor ha debido su^perar- diffcultad que presenta la pobrezi de nuestro vocabulario filosóffco, diffcultad que tio hitbiera podido encarar siquiera de no poseerund sólida versacióny rica experiencia. Dedico esta obra a mi mujer, Marta, quien me ha estimulado a escricriticándolasin merced. birla y ha vigilado su gestación, M. Br¡¡¡cr

?' I
I

INDICE
Un cuento para empezru . Cómo debe usarse este libro

13 15

PARTE I ENFOQT'E E INSIRUMENTOS Cerfruro 1. El enfoquecientífico 19 I9 24 3l 38 43 il d¡

r .1. Conocimiento: Ordinario r.2. El Método Científfco
1.3. L.4. 1.5, 1.6.

v Científfco

La táctica científfca Las ramas de la ciencia Objetivo y alcance de la ciencia Pseudociencia

Bibüografla Crpírwo 2. Corcepto 2.L. 22. 2.3. 2.4. 2.5. 2.8.
Lenguajes cientlffcos Término y concepto Intensión y referencia División, ordenación y sistemática De la sistemáticapreteórica a la teórica . Sistemática de conceptos Bibliografía . 3. DilucüIación

u
65
ID

84 94 L02 109 116 118

CepÍr¡¡.o

3.1. Vaguedad casos limítrofes y 3.2. Precisión

tr9 129

I)efinici(rn oProblemas la definición de Interpretación Procedimientosinterpretativos 3.7. La "validez" de los conceptos Bibliografía .

3.3, 3,4. 3.5, 3,6.

l íl1l

t5l t0t l6tt
Lt I

0,5. B.B. 8.7. 6.8,

lBl

Fórmulas y pautas . Requisitos sleyes de leyes La regla de la ley . Bibliografía Teoría: estática
sistema nervioso de la ciencia

ú to

386 395 408 4r2 413 4t4 425 4s5 448 459 472 483 485 486 503 5r9 531 544
DDO

( l¡pÍru¡.o 7.

7.r . El
PARTE II LAS IDEAS CIENTÍFICAS CepÍrur,o 4. 4.L 4.2. 4.3. 4.4. 4.5. 4.6. 4.7. Problema

7.2.
/.J.

La unidad conceptual .

Deducibilidad

7.4. Teoría abstracta e interpretación

r89
189 195 208

*Probabilidad: cálculo. modelos. interpretaciones erróneas *Desiderataformales 7.6.
J .D .

La fuente de la ciencia *Lógica de problemas Problemascientíffcos Un paradigma, un marco y una comparación Heurística El ffn de los problemascientiffcos Problemasfflosóffcos bliografía Hipótesis

Bibliografía

C¡píru¡.o 8.

Teoría: dinámica

217 224 230 240 246 248 249
zD o za4

8.1. 8,2. 8.3. 8.4. 8.5.

Construcción de teorías Matematización oReconstrucción (formalización) Referenciay evidencia Profundidad Bibliografía

C¡,rírur-o 5. 5.f. 5,2. 5.3. 5.4. 5.5. 5.6, 5.7. 5.8.

'\

Significaciones "hipótesis" de Formulación "Clases: forma y contenido Clases: punto de vista gnoseológico Fundamento Contrastabilidad Requisitos Funciones 5.e. Hipótesis filosóficasen la ciencia Bibliografía L"y

PARTE III APLICACIÓN DE LAS tr)EAS CIENTfFICAS: DE LA EXPLICACIÓN A LA ACCIÓN Cepirur"o 9, 9.1. 9.2. 9.3. 9.4. 9.5. Explicación . 56f 561 5G7 576 584 Sg2 603 6tg 623

27I 280 289 30r 308 319
.J.JÓ

C¿,pirur.o 6.

334 334 344
.'JD

6,t. Variables e invariantes 6.2. La búsquedade la ley . 6.3. Clases

e.4. Forma y

contenido

365

Contestación los porqués . a Explicación no científfca Subsunción cientlfica Explicación interpretativa *Explicación interpretativay r.educción leyes . a 9.6. Poder explicativo 9.7. Funciones y alcance Bibliografía .

Ceriru¡.o 10. Predicción

a25 625 034 645 857 069 68r 683 684 694 702 7t2

10. l. 10.2. 10.3. 10.4. r0.5.

Proyección . Proyección estocóstica Proyección histórica Potencia proyectiva Diffcultades y paradoias Bibliografla 11. fución

14.3. Proyecto t4.4. Slgni8cación

r4.5. Pruoba

de la contrastación 14.8. Funciones Bibliografía

837 842 849 852 858 859 860 867 876 886 899 90E 919 933

Crpíru¡-o 15. In ífiermcia cíerttífíct

Crplrulo

15.r. Inferencia L52. Contrastación de
15.3. 15.4. r5.5. 15.6.
151,

11.1. Verdad y acción 11.2. La regla tecnolégica 11.3. La previsión tecnolégica Bibliografía

. proposiciones observacionales . Contrastación de hipétesis . Confrmació¡¡ y refutación ' Una historia eienrplar: Torricelli Contrastación de teorías Examen de teorías Bibliografia

F

PARTE IV LA CONTBASTACIÓN DE LAS IDEAS CIEI{ITIFICAS: DE LI\ OBSEAVACIóN A LII INFEBENCIA
Cepirvr.o 12. Obse¡oación

1r7 7L7 727 736 742 752 78
7@ 7ffi 773 780 787

19.r. t2.2. 12.3. 12.4. 12.5.

Hecho Observabiüdad Obietivación Datos v evidencia Funciones Bibliografía Medicién

C,rphu¡.o 13.

13.1. L3.2. 13.3. 13.4. 13.5. r3.6.

Cuantiffcación numérica

Valsr medido . Cómputo Escalay unidad
Técnicas Resultado Bibliografía

800 8r0 8r7
8fg

CepÍruro 14. Erperimcnto 14.1. C¿rmbioplaniftcado I4.2. Control

819 828

UN CUENTO PARA EMPEZAR
*, de vuelta de una larga estanciaen Los cinco Sabiosdel Reino de ante su soberanala la República de oo, se estabanquietos y temerosos informando a h fleina acerca de la Cosa Rara que existe R;;: !t"U"" en aquella rePública. "Dinos, o sabio Prótos,¿qué aspectotiene la Cosa Rara?"' preguntó la Reina al sabio más anciano. "La Cosa Rara a la que llaman Ciencia, oh Majestad'puede registrar es un enorme v comprimir todos los Lechos. En realidad, la Ciencia hegistio." Así habló Prótos. ^*q:;ü; podei""""t."" r"-cabezal", gritó.la Reina roja de.ira"'¿Cóm-o p3tlliento',11ando hasta *o, ti*, qo" la CosaRura .,ná Táq"iT :i" ", dirigió D"út"tot, el más viejo de Nos tenemosideas?"ir"r a" lo cual se^ "^ los sabiosque quedaban' "Dinos,'on táUio Deúteros,¿qué aspectotiene la Cosa Rara?" "La CosaRara, Majestad,no !s un iegistrador pasivo' sino un atareado y los elabora molino de informaciónl absorbe toneladai de datoi en bruto Calculay pi"*"a" en orden. Mi decisiónes que la Ciencia es un enorme dor." Así habló Deúteros' -- :',q,re la cabeza!",gritó la Reina verde de ira' "¿Cómopodei" "ort"r, trl", que la CosaRara es uñ autómatasi hastaNos tenemos_caprichos 'no, edad' v flaqueras?"Tras de lo cual se dirigió a Trítos, el de medi-a ' l'óirror, o sabio Trítos, ¿qué aspóctotiene la Cosa,Rara?" Los La 'Ño h"y tal Cosanat", Ñ'1"¡ettaá' ciencia es un Juegoesotérico' las cambiande vez en cuandode ur' sus que lo ¡ueganestablecen réglas,y .ni con qué ffn'- Admitamos, ;r;il iiisie.ioso. Nadie sabe á q,ré ¡,t"gatt un el-leirgu1j9,-es Juego"' Así habló Trítos' q;; Ñ;; ..ie"" la Ciencia, como "¿Cómo ' le corten la cabezal",giitó-tu Reina-amárilla de ira, cuand<¡ podemis creer qlue la Cosa Rara no se toma las cosasen setio' de hasta I'{os somoJcaPaces hacerlo?" de lo cual ie dirigió a Tétartos,sabio maduro' Tras iDinor, oh sabio Tétarios, ¿qué aspectotiene la Cosa Rara?" y un-hombreque med-ita ayuna' Tiene "La CosaRara, oh Majestad,-es cuando no lo tJ enorgullece intenta p.obu, q,i" ,o,, erradasy no visiones,

14

llN (:t,l':N'ro t'AllA l':Ml'l¡zAll

Yo consique. creo t¡tre la Cienoia-y reto a todos a que me refutcn- es un VísionarioFlagiiante." Así habló Tétartos. - .leoe le cortün la cabeza!", gritó la Reina roia de ira. "Bste inforrne ur *¿i sutil que los otros, pero ¿cómo podemos creer que la Cosa Rara d" ¡ustiffóaiión ni gratiffcación cuando hasta Nos pode; ; p-*"ri" mos hacerlo?" Tras de lo cual se dirigió a Pentós,el ioven sabio' Pero Pentós, temiendo Por su vida, había huido ya' Huyó sin p--arar cruzó la frontera del Reino de_ü y llegó que_ aur*t" días y noches,hast^a ha * uri J{"i"*,'en la que ha eitado trabajando desde entonces.Pentós lnfórme sobre h Cosa Rara, su Anade escribii su voluminoso l"r-i"ill" g ;;r"ü:-;" F:tsnología su Comportam[ento,que yo-he traducido al inglés. de Aún acosadopor-sus-dolorosos-recuerdos las rudas costumbresvigentes o, Pentós deseapennanecer en el anonimato. Teme, acaso en el Reino di con razón, que esta exposicióndlela COsaRara será poco gustada,Puesto que la eentá preffere óncillos credos en blanco y negro en los que pueda de Pentóssobre ia Cosa Rara es, en efecto, Ér*,. "J" ""ttiza.Laimpresión los modelos del Registro, el, Calculador, el i""rrr *¿" ámplicada^ que su deuda Para con sus fuego o el Visionario Flagelante, aunque reconoce y t,t"[to desgraciados difuntos colegas' al lector poi qué el quinto informe,acerca de la io¿o "io "*pli""rá un títul; distinto- y bajo otro de autor' Cosa Rara aparéce con .nompre salve a Pentós-de la ira de los celosos Esperemosque este expediente rufuidot"s di credos sencillos (").

CÓMO DEBE USARSE ESTE LIBRO Este tratado de metodologíay fflosofíade la ciencia se divide en cuatro Dartes. La Parte I, lntroducllón, ofrece un primer consPecto del esquema áe b ciencia (capítulo 1) y algunos instrumentos lógicos y -sernánticos más adelante. La exposición de la lcapltulos 2 v 3) it" t" nécesit-arán propiamente dicha empieza,en la Parte II, sobre ilvisUeación'cientíhca Científicas. E'n ei principio fue el hoblema, tema estudiado en t^ tñ^ el Capltulo 4. Luego se coniidera-el iptento de solución a un problema cientfñco, o sea, Ia-hipótesis (CapítuV$. A continuación se considera Ia hipótesis en cuanto rJh *opotr"ieproducción de una estructura ob¡etiva, la ley cientlffca (Capltulo 6). La construccióny el reaiustede siste"r^to"r, hipóiesis y leyei -i sea, de teorías- se examinan en los Capítumas d; i", Z t*Ui"yando el aspecto formal) y 8_(subrayandoel_aspectode contenido). Luigo viene la-Parte lll, Lo-Apkcación de lns ldeas Cientlficas' de la aplicación de las teorías a la explicación, y el t fiC"iift"fo"9 "t" l0 de su aplicación-a la predicción y a la retrodicción. El capícapltülo racional, ptrtenece a-la fflosofía de la tecnología' toti ff, sobre la ""&ótt Por lrltimq la Parte IY, La contrastación de lns ldeas Científicas, empieza urt"ai*¿o la observación(Capítulo l2), y luego Pasa a estudiar la medición (Capltulo 13) v et experimento(Capítulo 14). La Parte IV termina con de o-btenidas los datos a las hipótesis *ü¿i'., del paó'de las^conclusiones "i vicwersa (Capítulo l5). y ser de Un vistazo i las reláciones lógicas entre los capítulos P_uede del tiñrg r para la complensión de la ftlosofía utilidad al lector para el uso en de la ciencia quá se ProPone en el mísmo (oü, esquema- pág' sig)' *Los párrafós entre^ast?riscos pueden omitirse-en una primera lecturan' Lo aue, án cambio, no debe omitiise son los problemas formulados al ffnal de clda secci6n. La ffnalidad de éstos es triple: comProbar la comPrensión del texto por el lector, resquebrajar su fe- en éI y moverle a -sEuir oensandopor ,'i mismo en el tei¡a. Hiy más de mil Preguntaso diffcultipo. Cada coniunto de proLlemasha sido ordenadoa grandes es^ie ilüá; de rasgospor ordeincrecientede diffcultád: los.primero,s cada.coniuntoson que algunos de los últimos son ya eiercicios, mientras "oriiuniu,,,"nte investigación. distribuir esosproblemasel director del Al problemasde previo que requieistudio debe precisar-yt"ner presenteel conocimiento ran en cada caso.

t siguen vivos' Prótos v (o) Noto añ(tdida en ptueb4s. Los cuat¡o Sabios del Reino úo encontró en ellos cabeza que cortat. Trítos, Deúte¡os sobrevivieron porq,ru Tétar"i'verdugo i. ui""rr"i¿r, consiguió que É creciera un nuevo cráneo por convención' ;";;;-;t.t cuanto le refuta¡on el que tenía' n,,"uo ior,-po"q.,t se inventó ,rn "tt "ur"Érn

l0
I

( t i N t o lr l' llll, tr liAllsl' l t' :S' ll' : L llll( )

El enfoque cientfflco Problema Hipótesis Luy 4 5 6

2

Concepto Diluciclación

I

Intr'<ltlucciórt

II

Las Ideas Científfcas

7 Teoría: Folma Teoría: Contenido 8 I Explicación Acción Observación Medición Experimento Co¡lclrrsi(ln l1 12 13 14 15

10 Predicción

III

Aplicación IcleasCient.

PARTE I

IV

Contlastación IcleasCient.

ENFOQUEE II\STRUMEI\TOS
L Er. ENroqu¡ CmNtlnco 2. Co¡.¡crPto 3' Dr¡.ucro.rcróx

Lasdis cusionesconcolegasteóricosdelacienciaoestudiososdecuesen el texto y se harr tiones metacientíficas; hai evitado po¡ lo común se han releprobt"*"r. iambién las ieferenciasbibliográffcas ;t,iü;i;, como cada c-apítulo. qado a los problem"r-f hs listas dadas al ftnal de de una lectura " r"""ión ofrece la posibilidad 3ñ;;á-1" "ito,'""da sin interruPciones. sequida """;ijfu;; cuanto Para ;; ri$ preparadotanto para lectura individual y Filosofía de la Ciencia.Como eI usarlo en cursosd" Mé-ód; CientíffcJ entre un nível de introducción y otro ya más texto oscila puede "onrt"nt"*-"rrü bastantediversos'Por eiemplo';i;;;il, ;;"a" "a"pt"r,g-n3t" "t* lecciones"magistrales",las cuales,realmente' usarse como sustituto de será más intereSeguramente desde Gutenber:g. ;;;"r-;i¿o problemas, así alg,,rnos "n""rór,i"as de_ i""i" v rr"?tífera una-iibre disc,rsióndel táxto i la bibliografía aconsejada. como de los resultados;; ;;" exploraciónde tema tiende a Una última advertencia,todo'libro gue trate nuestio se pide que navegueconsa diriqir molestasexigencias su lector, aloue de ü Escila de la ciencia^y la Óaribdlis- la-fflosofía' ;¿;;;""L" ío tiene mucho que ofrecerle El autor simpatiza con el- nlv-egante, ,p"'o el in"omodidad;"lo mái que puede h:T: ": enunciar para evitarle o "sa p.ruduevitárseno navegando adquiriendo ír2r""." ir"ismo: el;;;il;;i; el presente libro pueda ser un i" fr"¡ifia"J J""rr"i"g"t. Que #, ñt,;

visión panorámicade los medios Será convenienteempezar con -una se enfoque científico' Esa visión previa v ffnes que son p"";ii'"";-;ltofri"l""rr="J exposiciónbreve de ó"pfiJá l. Como le oc,lrre a cualquier de que presentarse un ésta tendrá un tema rico de contJniJo, también que el tÉstod"l libro la justiffmodo bastantedogmático;pero esperamos. entri la ciencia y la fflosofía: lo cará. Luego necesitarlmá""-t' pu'ente discuten la semánticade los en encontraremos los Capítulos 2 y -3'que -í"'l¿!r* 'de' aig"nas operaQiones conceptuales V conceptoscientíficos, ;"' fr"u"g"aus' como la clasiffcación que no por seuu-'uá'"'* d;¡;ñ" v la definición.

#ir.ffiñ

contemplar más de cerca u ,ri',a modeit"- i"f" f"t" tot que desean reórdar que no se pide a ningún guía "tno, iltÜ"í""fr;r;:'"p;"ñrmítiseme que haga el camino.Pornosotros' con algún vocablo fflosóffco Un rlltimo conse¡o'cuando el lector se tope hará bien en consultar el Diccionatio á.r.orro""", o nombre de ffIósofo'qu-e M;;; á" + tomos (Madrid' Alianza Editorial' il,e fitosofíode JoséF:;;"* ' en cualquier lengua' 1979),et mejor que se haya publicado

ñ"q*

; *"i""o""nt" i" *ut"^ideade tenerqueaprender

90

ünNlfl¡Ico ENIToQUII

(:()N (x j l l \l l ¡:N ' l ' (): ()ttD l N A l tttl y < :tnr' ¡'ll¡' ttx ¡

2l

tfllt'¡r de uyt.r'. L,a cícncia, cn resolr¡ción,crece a partil dcl ct¡¡roci¡rlicnto y t'¡rrrrún lt.rtbasa con su crecimiento: de hecho, la investigación cientlfica t.rrrpicrzu cl lugar mismo en que Ia experiencia y el conocimiento ordicn rrrrrios clt*jarrde resolver problemas o hasta de plantearlos. l,u cicnt'i¡r no es una mera prolongación ni un simple afinamiento del rrnrt¡cimiento ordinario, en el sentido en que el microscopio, por ejemplo, ¡rnpll¿r el rtrrbito de la visión. La ciencia es un conocimiento de naturaL,zrr especiul: trata primariamente, aunque no exclusivamente, de acaecirnicntos inobservables e Insospechadospor el lego no educado; tales son, ¡ror ejemplo, la evolución de las estrellas y la duplicación de los cromosr)rnas:la cit:ncia inventa y arriesga conieturas que van más allá del conot'i¡niento cornún, tales como las leyes de la mecánica cuántica o las de los llfl'ejos condicionados; y somete esos suPuestosa contrastación con la experir'¡rcia con ayuda de técnicas especiales, como la espectroscopia o el control del jugo gástrico, técnicas que, a su vez, requieren teorías espec:i¿rles. Consiguientemente, el sentido común no puede ser juez autorizado de lt ciencia, y el íntento de estimar las ideas y los procedimientos científfcos t la luz del conocimiento común u ordinario exclusivamente es descabellado: la ciencia elabora sus propios cánones de validez y, en muchos t('mas, se encuentra muy lejos del conocimiento común, el cual va convirtid'ndoseprogresivamente en ciencia fósil. Imaginémonos a la muier de un físico rechazando una nueva teoría de su marido sobre las partículas elernentales porque esa teoría no es intuitiva, o a un biólogo que se aferrara a la hipótesis de la naturaleza hereditaria de los caracteres adquiridos simplemente porque esa hipótesis coincide con la experiencia común por lo <¡ue hace a la evolución cultural. Parece estar clara la conclusión que deben inferir de todo eso los fflósofos: no intentemos reducir la ciencia a conocimiento común, sino aprendamos algo de ciencia antes de fflosofar sobre ella. La discontinuidad radícal entre la ciencia y el conocimiento común en numerosos respectos y, particularmente por lo que hace al método, no debe, de todos modos, hacernos ignorar su continuidad en otros respectos, por lo menos si se limita el concepto de conocimiento cornún a las opiniones sostenidas por lo que se suele llamar sano sentido común o, en otras ler-tguas, brren sentido. Efectivamente, tanto el sano sentido común cuanto la ciencia aspiran a ser racionales y obietüsos: son críticos y aspiran a coherencia (racionalidad), e intentan adaptarse a los hechos en vez de permitirse cspeculaciones sin control (objetividad). Pero el ideal de racionalidad, a saber, la sistematización coherente de enunciados fundados y contrastables, se consigue mediante teorías, y éstas son el núcleo de la ciencia, más que del conocimiento común, acumulación de piezas de información laxamente vinculadas. Y el ideal de la objetividad -f saber, la constrt¡cción de imágenes de la realidad que sean verdaderas

e impersonales- no prrede realizarse más que rebasando los estrephos límités de la vida cotidiana y de la experienóia privada, abandonando el punto de vista antropocéntrico, formulañdo la hipétesis de la existencia de ob¡"tor físicos más állá de nuestras pobres y caóticas.impresiones, y con(tran-strÁtando tales supuestos por medio áe la experiencia intersubjetiva áyuda de_ teorías. El sentido con la f"tron"t¡ planeada e intLrpretada está io*,i" .ro p,+"d" conseguir'*ár qn" una objetividad limitada,porque a la percepción y a la acción, y cuando demasiadolrtre"h"m"rrie vinculaáo las rebasa lo hace a menudo en la forma del mito: sólo la ciencía inventa pueteorías que, aunque no se limitan a condensar nue-strasexperiencias, con ésta para ser verificadas o falsadas' den contrastarse en común el buen sentido y U; aspecto de la objetividad que -tienen no la ciencii es el naturoíir*o, o sá", la negativa a admitir entidades y fuentes o modos naturales (por ejemplo, Lrn Pensamiento desencarnado) el de conocimiento no ,r"i.rr"lo (por ejemplo, la intuició,n metafísica). Pero ha tenido a veces ante-lo inobservable, sentido común, reticente "o*o^ "t un efecto paralizador de la imaginación científica' l'a ciencia, Por su-Parte' siempre oo t"tn" a'las entidades inobservables que supone hipotéticamente, pueda.mantenerse baio su control: la ciencia, ;;r J conjunto hipotético ni infaübles) en efecto, tiene medior *o/ peculiares (pero nada esotéricos o prueba dichos supuestos' para someter a contraste una consecuencia de la vigilancia crítica y d9 ]u recusación naturalista cle los modos de conocimientol esotéricos es el falibilismo, o sea, el reconoe incierto cimiento de que nuestro conocimiento del mundo es provisional el progreso científico,- sino que más .bien lo exige' to'"*"l.,y" -to "rrul que los de la experiencia .común' son Los enunciados científicot, [""] en vez de opiniones, pero opinion", ilrrítr"das' (fundadas y contrastables) o-prueba' Lo únidicta arbitrarios o charlas insusceptibles de contrastación son ;; q"; puede probarse hasta queidar más allá de toda duda razonable o bien enunciados fácticos o bien teoremas de la lógica ! la matemática' "este volumen es pesado". triuiul", (particulares y d"e observación) corno a la experiencia inmediata no son esencial,J Los eriunciados reíerentes son mente incorregibles, pero rata yez rei*ltan dignos de duda: aunque en la práctica los maneiamos como si fueran certezas. también conjeluras, precisamente por ,.uiór, son científfcámente irrelevantes: si- puede "ro suffciente el sentido común, ¿por qué apelar a la m"n"¡"rlo, ile Ln modo ciencia? Esta es la raz6n por la cual no existe unb ciencia de la mecanografía ni de la conducción de automóviles. En cambio, los enunciados que y, por i" ,"fi"r"r, a algo más que la experiencia inmediata son dudosos a contrastación y darles un tanto, vale la p"ena somtterlos várias veces paralifundamento. Pero en la ciencia la duda es mucho mái'breadora que la búsqueda,de ideas que den zadarat la duda estímula la investigación, ,razón de los hechos de un modo r", más adecuado. Así se_-produce "ld^ científfcas de desigual Peso: unas de ellas están de opiniones .* "b"rrico

99,

ENroQüE clsNrfrlco

\

(i()N(XltMl!lN'l():

oltDlNAltlo

y t:rtiN'¡'írtc<l

2:J

¡ncjor fundadas y más detalladamente contrastadas que otras. Por eso el cscéptico tiene razón cuando duda de cualquier cosa en particular, y yerra cr¡undo duda de todo en Ia misma medida. Dicho brevemente: las opiniones científfcas son racionales y objetivas r,o¡no las del sano sentido común: pero mucho más que ellas. ¿Y qué es r,ntonces -si algo hay- lo que da a la ciencia su superioridad sobre r,l conocimiento común? No, ciertamente, la sustancia o tema, puesto que rrn mismo obieto puede ser considerado de modo no científtco, o hasta r¡nticientíffco, y según el espíritu de la ciencia. La hipnosis, por eiemplo, ltuede estudiarse de un modo acientíffco, como ocurre cuando se describen cusos sin la ayuda de la teoría ni del experimento. También puede consirlerarse como un hecho super-normal o hasta sobrenatural, que no implica ni a los órganos de los sentidos ni al sistema nervioso, o sea, como resultado de una acción directa de mente a mente. Por último, puede plantearse el estudio cie la hipnosis científfcamente, esto es, construyindo conietrrras acerca del mecanismo ffsiológico subyacente al comportamiento hipnótico y controlando o contrastando dichas hipótesis en el laboratorio. En principio, pues, el obieto o tema no es lo que distingue a la ciencia de la no-ciencia, aunque algunos problemas determinados -por ejemplo, cl de la estructura de la materia- difícilmente puedan formularse fuera de trn contexto científfco, Si la "sustancia" (objeto) no puede ser lo distintivo de toda ciencia, entonces tienen que serlo la "forma" (el procedimiento) y el objetivo: la peculiaridad de la ciencia tiene que consistir en el modo como opera para alcanzar algún obietivo determinado, o sea, en el método científfco v en la finalidad para la cual se aplica dicho método. (Prevención: 'método científfco' no debe construirse como nombre de un conjunto de instrucciones mecánicas e infalibles que capacitaran al científtco para prescindir de la imaginación; no debe interpretarse tamPoco como uha técnica especial para el maneio de problemas de cierto tipo). El enfoque científico, pues, está constituido por el rnétodo científico y Por el obietioo de la ciencia. Bchemos un vistazo al enfoque científfpo, Pero no sin aplicar antes nuestras capacidades a alguno de los siguientes problemas. PROBLEMAS Ll.l. Escritoresy humanistasse Iamentan con cierta frecuencia de que la ciencia está deshumanizadaPorque ha eliminado los elerncntos llamados huma¡ros, Examínese esta opinión. 1.1.2. ¿Es la cienóia objetiva hasta él punto de excluir puntos de vista? ¿O más bien se limita a no autorizar sino la consideración de puntos de vista que estén fundados de alguna manera y sean contrastables,sometibles a prue6a? Puede verse una reciente crítica del "mito" según el cual la ciencia es

New York, Macmillan, obietiva en H. C¡Ntnu., ll.te."Why" of Man's Experi'ence, clara la distinción entre la psicología de chap. 1. Indicaciónt téngase 1S'SO, la investiglción -que r" o",tpi de los motivos, las tendencias, etc., de cada investigaior- y la metodología de la_investigación. Cfr., K. R., Poppnn, The Open Society ánit üs Enemiás, 4th ed., London, Routledge and Kegan Paul, 1962, chap. 23. -Examínese Ia difundida opinión, sostenida por fflósofos como Karl 1.1.3. de que las eonclusionesde la investigación-científfca son-conclusiones Jasper.s, esto es, últimas y ciertas. Problema estuüoble en oez de propi"Á""t"'di"h"r, la historia de la opinión de que la ciencia genuina es infalible' ?,e¿iesbócese 1.1.4. Dilucidar los conceptos de opinión, creenciQ, conoiccün y conocimiento. Probbma en 7)ez del anteúor: ¿Existe alguna relación lógica entre una naturqli.smo (que es una doctrina ontológica) y c_ontrostabíIidad -(que _es *"todológi"u de ciertos enunciados, la..propiedad. de poder ser propiedad ro-"tidor a pruebaf En particular: ¿es el naturalismo condición necesaria, cosaspara-la.contrastabilisuffciente,necesariay suffcienteo ninguna d9 es,as_ contrastabilidad de principio (contrastaeión dad? Indicaciones: óistíngase entre concebible) y contrastabilidad efectiva (la propiedad que tiene_un enunciado de ser susceptible de contrastación con los medios existentes); búsquense con"N+C,'y "N<+C"' "C*N", traejemplos ia.a las primerastres tesis,o s€a: la importante distinción estai.l.S. l" fflosofía tradicional ha conservado blecida por Platón (Merwn, 97; Repúblico, V, 477, 478; Timeo, 29, etc') entre opinión'o creencia (üxa) y conocimiento cierto o-ciencia- (epistéme). Segin datón, la opinión es caracierística del vulgo, por lo que h.ace.a todo tema, pero es, adeimás,lo único que puede conseguirse respecto de las cosas fugaies (los obietos físicos), que no so/¿en un sentido c-ompleto,puesto qu-e nacen, cambian y perecen; sólo los ob¡etos eternos (las ideas) pueden -ser objeto de conocimiátá perfecto. Discútasé esta opinión, precisando su relevancia, si la tiene, para la óiencia formal y la ciencia factual. l.l-.6. Explicitar las semeianzasy_las diferencias entre el conocimiento coque el penmún y el coriocimiento científfco. Piobl,ema en lugar d.;eése: ^Dado con diffcultad y sólo por samiento científfco es innatural, o sea, se consigue ciensería de la inve_stigación una parte de Ia humanidad, imagínese lo -que tíffca^después de que .rn" g,t"tt"- nuclear hubiera destruido todos los centros

científfcos. 1.1.7. Discútase la opinión según la cual la ciencia no es más que una ^del ordinario. Para información sobre cono--cimiento continuacirSn sistemática dicho punto de vista véase,por eiemplo, R. CenNar, "Logical Foundatios of the Chicagg' Urity ^"f Science", in Inteitatioáol nncgclapedia of IJnified S_cience, Press, 1938, I, Pág. 45, y A' J' AYnn, Language, Truth' UniJersity of Chicago and Logíc,2nd. ed., London, Gollancz, 1953-,pág' 49' f.t.5. filOsofos de varias corrientes, desde ciertos escolásticosmedievales del sontido común, hasta el fflósofo del lenoasando por los reaüstas escoceses Moore, han reivindicado para el sentido común el derecho a. estii"*j", C.'E. mar las teorías científfcas. Análogaminte, algunos científfcos han combatido "las teorías iuánticas p-orque chocan con el la genética, la física relativista y Discútase este flnómeno. Probl,ema en lugar ilel anterior:' la ,""?iü" ""árfn.

24

cIEN'tIFIco ENIToQUE

t;tt,:N't'í¡'t<xr lrí;'r'otlrr

2i¡

libortad de opinión inclrryo ol derecho de cada cual a criticar y hasta ridiculizar lo que sea.Pero la libertad de la investigación-que está asociadaa la de opinión- puede ser obstaculizadapor una opinión pública que le sea hostil. este problema? ¿Puederesolverse 1.L9, Ludwig Wittgenstein y los fflósofosdel Círculo de Viena han sostenido que el criterio de distinción entre ciencia y no'ciencia (especialmentela metafísica) es el tener-sentido de los enunciados que constituyen la ciencia' Según esto, un análisis del sentido bastaría para decidir si una disciplina es científfca o nO. Examínese esa opinión y véase si no asciende a ciencia el arte de la encuadernaciónde libros o la contabilidad. Propóngansecriterios propios de distinción entre ciencia y no-ciencia. 1.1.10. G. W. F, Hegel y otros fflósofoshan sostenidoque toda ciencia, excepto la fflosofía, tiene la ventaja de poder Presuponero bien su objeto o bien la marcha ulterior de la investigación.¿Es verdad que estén dados por anticipado el obieto y el método especial de toda ciencia? Indicación: búsquense contraejemplos.

1.2. El Método Científico Un método es un procedimiento Para tratar un conjunto de problemas' Cada clase de problemas requiere un coniunto de métodos o técnicas especiales.Los problemas del conocimiento, a diferencia de los del lenguade pro-cediie o los de la ácción, requieren la invención o la aplicación los varios estadios del tratamiento de los miento;; especialesadecuados para problemas, desde el mero enunciado de éstos hasta el control de las soluóiones propuestas. Eiemplos de tales métodos especiales(o técnicas especiales) dela óiencia son la triangulación (para la medición de grandes distancias) o el registro y análisis de radiaciones cerebrales (para la objetivación de estados del cerebro). Cada método especial de la ciencia es, pues' relevante para algún estrrdio particular de la investigación científica de problemas- de cierto tipo. En óambio, el m,étodo general de la ciencia es un procedimiento que se aplica al ciclo entero de la investigación en el marco de cada problema de conocimiento. Lo mejor para darse cuenta de cómo funciona el método científtco consiste en emprender, con actitud inquisitiva, alguna investigaeión científica lo suffcientemente amplia como Para que los métodos o las técnicas especialesno oscurezcan la estructura general, (El convertirse en especialista de algún estadio del trabajo científfco, como la medición, p-or ejémplo, no basta, ni mucho menos, Para conseguir_una visión clara del método científfco; aún más, eso puede sugerir la idea de que hay una pluralidad de métodos inConexosmás que una sola estructura metódica subyacente a todas las técnicas). Otro buen camino, inmediatamente después del anterior, consiste en familiarizarse con algún sector o pieza de la investigación, no precisa y solamente con su resultado, más o menos caduco,

sino cr¡n cl proccso cntoro, a partir de las cuestionesclue desencadenaron inicialmcnte la investigación. Supongamosq.te nós planteamos la pregunta siguiente:-"¿Por qu^é-.div_ersos giupoi h.rmános utilizan lenguajes más o menos diferentes?" Una r"rp.i"rtu sencilla a esa pregunta -esto es, una explicación de la generalizáción empírica según la cual diversos grupos humanos tiend_ena hablar se encuentra en mitos como, pol ejemplo, el de la de modos diu"ttotdiversidad originaria de lenguas ya cristalizadas desde el-principio. Un inyestigador cieñtífico de ese problema no prestaría gran fe a explicaciones ,"n"iilu, de ese tipo, y empézaría por examinar críticamente el problema rnismo. De hecho, aquella pregunta presupone una generalización_empírica que puede necesitar afi.racióni ¿Qué grupos son los que hablan. de modos di,ueisos?¿Grupos étnicos, grupos sociales, grupos profesionales? Sólo una investigación preliminar de esta cuestión previa- puede permitirnos una foimulación más precisa de nuestro primer problema. una vez hallado eie enunciado más preciso del problema, se ofrecer'á una serie de conjeturas: algunas referentes a la determinación geográfica de las diferenciai lingüísticás, otras" a los factores biológicos, otras a los factores sociales, etc. Esos varios supuestos serán entonces contrastados examinando sus consecuenciasobservábles. Así, por ejemplo, si el tipo de trabajo es efectivamente un determinante principal de las diferencias lincompuestos por- indi güísticas (hipótesis), entonces los grupos profesionalesiidnor que^ en todo Io demás son semejantes deben hablar dialectos distintivoi (consecuencia sometible a contrastación con la experiencia). Entonces hay que reunir cierto número de datos para poder averiguar cuál de las conjeturas es verdadera. -si es que alguna de ellas lo es. Y, si es posible, ios datos tendrán que ser científicamente certiffcables, esto es, obteiidos y controlados si es necesario por medios científfcos. Por ejemde plo: habrá que estudiar muestras casuales_ grupos profesionales, con de miirimizar los efectos de una posible tendencia en Ia elecciórl de ob¡"to los sujetos. Entonces se estimarán los méritos de las varias hipótesis propuestas, y en ese proceso de estimación surgirán acaso nuevas.conjeturas. Por último, si lá investigación ha sido cuidadosa e imaginativa, la solución del problema inicial ñará surgir un nuevo conjunto de otros proble-hecho, las piezas de investigación más irnportantes, al igual que mas. De los mejores libros, son las más capaces de desencadenar nuevo pensamiento, y no precisamente las tendentes a llevar el pensamiento al reposo. Én el anterior ejemplo podemos distinguir los estadios principales del camino de la investigaóión-científica, esto es, los pasos principales de la aplicación del método científfco. Distinguimos, efectivamente, la siguiente serie ordenada de operaciones: L Enunciar preguntas bien formulad.as y oerosímilmer'te fecunda* 2. Arbitrar conieturas, fundadas y contrastables con la experiencia, para cotttestar a las preguntas.

2g

crurrfrrco E¡r¡toQUE lóglcas de las confeturas. 3. Derloar consecuencias 4. Arbitrar técnicaspafi someter lns conietutasa contrast'ación' 5, Someter a su oez a contrustación esastécnicas Wra cornProbar su releoancia y b fe que merecefl. 8, Lleoar a aibo la contrastacióne interpretar ws tesultados' 7. Estimar la pretensión de oerdail ile las conieturas y la fidelidad de Lastécnicas. las dominios en los cuales oal.en conietutasy I'astécni8, Determhwr Los cas,y formular los rureoosproblemas originados por La'inoestigacíón' en Este ciclo se representaesquemáticamente la Fig. 1.I'
CU E R ,o 0E f

1 n

uÉr'opo c¡u¡rfrlco

27

MIE coNocl NTO NIBLE orsPo

t.g

CONIRASTABLES :STtMACrOl OE HIPOTESIS T E C N IC A D E ÉVIDENCIA

N U EVOC U ER PO DE CONOCIMIENTO

lNUEvo PR oB LE MAI

F¡c. l.l. Un ciclo de investigación.La importancia de Ia investigación científfca se mide v/o por los nuevos por los cambios que acarrea "" n:J;rrif"rl::norord"L"lo"o"t-ientos

que ¿Existenreglas que guíen la eiecuciónadecuadade las operacio_nes O seai ¿hay instruccionesconcretaspara tratar los prohernos indicadó? hay algunas,aunque nadie ha establecido blemas científfcos?Seguramente una lista que las agote y aunque todo el mundo deba resistirse a nunca poi el fracaso de los filósofos-que, desde Bacon hacerlo, "s"at-eitudo y Descartes,han pretetidido cono"er las reglas infalibles de la dirección de la investigación.Pero, a título de mera ilustración, vamos a enunciar y eiemnlificarálenn"t reglas muy obvias del método científfco;otras reglas dirpertát pot !l resto del volumen. ,á "i"orrtr"rárr" R7 Formulnr el problema con precisión y, al principio, específicamente. "¿Q,uées-el aprendiz?i9?", Por ejemplo, no Preguntar genéricamente sino plaitea, .ri" óuestióñ bien determinada, tal como: "¿Cómo los ratones albinos a solucionar problemas de laberintos? "prent"t ¿eradualmente o Por pequeñossaltos?" R2 Proponer conieturasbien definidas y fundadas de algún ntodo, g no en que no cÓmprometan concreto,ni tampoco ocufrensuposiciones cias sinfundamento oisible: hay que arriesgar hipótesisque affrmen la existencia de relaciones bien deffnidas y entre variables neta-

sin mente determinadas, que esashipótesisestén en conflicto con lo principal cle nuestra lierencia científfca. Por eiemplo: no hay con sólo que conténtarseeon suponer que es posible el aprendizaie. o intento; meior un único ensayo fropon". al animal experimental es suponer con precisfun, Por ejemplo, que el ap.rendizaiePlr un solo íntento, traiándose dé orientaóión én un laberinto en forma de T, tiene tal o cual determinada probabilidad' . R3 Someter tas hipótesisa contrastacióndara, na lara. Por ejemplq al someter a contrastacionIa hipótesis sobre el aprendizaie con un solo intento, no se debe propo'neral animal sujeto alguna tarea Para ni la cual ya esté previamente prepa-rado, tampoco se deben pasar alto los resültadosnegatlvoi hay que proponer al suieto expepor iimental tareas completarñentenuevasfy hay que aceptar toda la evidencia negativa. confirmada; R4 No d.eclararoerdaderauna hipótesissatisfaetoriamente parcialmenteoerdaderu' como en consi.derail,a, eI meior de los casos, empírica relativa Por ejemplo, si se ha obtenido_unage-neralizaeión de una determinada tarea con a las probabilidades de aprendizaie or, ,oib ensayo, con otro ensayo, y así sucesivamente,lray que seguir considerandola aürmación como corregible por la investigación posterior. R5 PreguntarsePar qué la resryesta es como es, g no de otra manera: que se adecuena los datos, ,ro li*it"rr"-a hatlar geneializaciones explicarlas a base de leyes más fuertes. Por eiemsino intentar nerviososque plo, plantearsee-lproblema rie hallar los mecanismos la a del apr-endizaje la primera presentación.de tarea al áe' iarón suieto: esto sup'ondrá óomplementar la investi'"-".úl conductista , q,i" t" estabarializando coñ ,tna investigaciónbiológica' It Esas y otras reglas del método científfco están muy lejos de ser infalibles y dé no n""uiíta, ulterior perfeccionamiento:han ido cristalizando a lo laiso de la investigación ciátífica y son -esPerémoslo- -aún perf-ecti¡t"r."na"*ás, no dóemos esperarque las reglás del método científico puedan sustituir a la inteligenóia por un- mero paciente adiestramiento. La capacidad de formular preguntas sutiles y fecundas, la de construir empíricas ffnas i*rí"r''f,r"rtes y profundas f la"de arbitrar contrastaciones,ro s-ooactividades orientadas Por reglasr si lo fueran, como v oriqinales algunosfilósofos,todo el mundo-podría.llevar,a cabo con ír"n s",rp,resto y éxito ilivestigaciJnescientíffcas, las máquinasde calcular podrían convertirse en invÁtigadores' en vez de limitarse a ser lo {lgq so.n,instrumentos La de la investigac"ión. metodología científfca es caPazde dar indicaciones y ,rr*irrirtr""¿e hecho mediospará evitar errores,Pero no puede suplantar a ia creaeiónoriginal, ni siquiera ahorrarnostodos los errores'

28

clltNrfrlco l¿Nlroeun

r'lúr<¡uo crr,Nrfrucc¡

2t)

Las reglasdcl correlcto comportamiento la mesason más o mcnos e¡r e:onvencionales locales; consecuentemente, y sería difícil confirmarlaso rclutarlas de un modo objetivo, aunque sin duda son explicables por causassociales históricas. e Pero, ¿quédecir del comportamiento investigador, csto es, de las reglas de la investigación científtca? Esas reglas son clararnente universales:no hay efectivamentenada tan universal como la cicncia, ni siquiera Ia fflosofía.Pero ¿son ademásjustiffcables? Sin duda tienen una iustificación pragmótica: aunqueno son infalibles, no conocemos otras reglasque seanmás adecuadas para conseguir meta de Ia ciencia, la la construcción los modelosconceptuales las estructuras las cosas de de de con Ia mayor verdad posible. Pero ésaes sin duda una justiffcación bastantepobre. En primer lugar, polque la aplicacióndel método científfcono da, en el mejor de los casos, sino aproximaciones la verdad. En segundolugar, porque una regla que a está justificad¿así por su éxito, pero no está integrada en el cuerpo del conocimiento científico,queda como colgadaen el aire, y no puede deshacer concluyentemente pretensiónde los procedimientos la no-científfcos -como la adivinación,por ejemplo- para el progresodel conocimiento. Dicho de otro modo: nos gustaría contar con una justiffcación teórica del método cientlffco,ademásde con su justiffcacíón pragmática. Entenderemos por iustificación teórico de una regla (o norrna, prescripción o instrucción): (i) la convalidaciónde los presupuestos la regla, o sea, la de confirmación de que lo que la regla toma como dado es coherente con las leyesconocidas; (ii) la comprobación que la regla dada es compay de tible con los demásmiembrosdel conjunto de reglas,en este caso,con el método científtco.Dicho brevemente:considerarernos una regla está que iustiffcadateóricamentesi y sólo si es a la vez fundada y sistemótica(sistemática - miembro de un sistema consistentede reglas). En el caso de las reglas del método científfcodeseamos que integren un sistemade normasbasadoen, o, al menos,compatible con, las léves de la lógica y las leyesde la ciencia,no sólo con los desiderata Ia invesde tigación, Así, la regla que manda "formular el problema con precisión" presuponeclaramenteque no hay que buscar más que respuesias únicas (aunquep-u9d1n_ser complejas, tener varios miembros):si fuera aceptable una plural'dad de supuestos recíprocamente incompatibles, se ñabria no estipuladola condiciónde precisióndel problema.Por su parte, el desiderátum de la soluciónúnica estáexigidopor el principio lógico de no-contradicción. En este punto puede detenerie la larea de juitiffcación de esa regla, porque investigacióncientífica presLrpone principios de la los -la lógica,no los discute.(Cfr. Secc.5.9.) T,ajustificación otras reglas del método científfcoserá más difícil y de puede suponercomplicados problemas fflosóficos -corno el de si el análisis científicode un todo lo disr.relve aclararlo-, pero, de un modo u otro, sin

hay que suministraresa justiffcación, el trabaio al respectopromete ser y de interés.Desgraciadamente, se ha intentado aún dar una Justiffcación no teorética d_e reglas del método científfco.La metodologíacientíffcasigue las encontrándose un estadiodescriptivo,preteorético. en Mry responsable-de estedescuidopareceser el tácito supuesto que todo lo que da ¡esultado de es bueno, curiosa suposición en el caso del método científfco, del que empiezapor admitirse que no da resultadosperfectos.En cualquier caso, éste es un problema interesantísimo para los fflósofosque se Dreocupan por la ciencia viva, Los científfcosno se han preocupadomucho por la fundamentación ni por la sistematicidadde las reglas del procedimiento científico¡ ni siquiera se preocupan por enunciar explícitamentetodas las reglas que usan. De hecho, las discusiones nretodologíacientíffcano parecen ser de animadas más que en los comienzos cada ciencia: por Io menos,tal fue de el caso de la astronomía en tiempos de Ptolomeo, de la física en los de Galileo, y hoy de la psicologíay Ia sociología. la mayoría de los casos En I_os científtcosadoptan una actitud de ensayoy error respectode las reglas de la investigación, las que les resultaneffcaces incluyen sin más eñ la y se rutina cotidiana de la investigación,tan implícitamente que la mayoría de los científfcosni las registran conscientemente. Nadie, por lo visto, llega a ser consciente cuestiones en metodológicas hasta que el método dominante en el momento resulta fracasar. El método científfcoy la ffnalidad a la cual se aplica (conocimiento objetivo del mundo) constituyenla entera diferencia que existe entre la ciencia y la no-ciencia. Además,tanto el método como el objetivo son de interés fflosóffco:por tanto, resulta iniustiffcableel pasarlospor alto. Con estono se trata de ignorar que una metodología tácita, pero sana,es mejor que una metodologíaexplícita y mala. Hay que subrayar esto en unos tiemposcomo los nuestros, los que las revistasde psicología de socioen y logía dedican muchísimo espacioa discusiones metodológicas que en el fondo se proponenhallar el mejor procedimientopara paralizarla investigación prohibiendo el uso de conceptos que no se apliquen directamente a rasgosobservables. Frente a prescripciones metodológicas tan dogmáti cas y estériles(y teóricamenteinjustiftcadas), mejor es tener presente lo la que acaso sea la única regla de oro del trabajo científfco: Audscia en el conieturar, rigurosa prudencia en el someter a contrastación lns corvieturas, Resumamos. método científfcoes un rasgo característico la cienEl de cia, tanto de la pura corno de la aplicada: donde no hay método científico no hay ciencia. Pero no es ni infalible ni autosuffciente. método El científfco es falible: puede perfeccionarsemediante la estimación de los resultados los que lleva y medianteel análisisdirecto. Tampocoes autoa suffciente:no puede operar en un vacío de conocimiento,sino que requiere algún conocimientoprevio que pueda luego reajustarse elaborarse;y tiene y

30

Er.¡roQUEcrnrvrfrrco

rf,srrc,r

cIE¡¡TfrIca

31

mediante métodos espe_cialesadaptados a las pecugue -colnplgmentarse liaridades de cada tema. Ahora vamos a ate-ndera esasiécnicas.

PROBLEMAS 1.2.1. comentar la _iiguiente"caracterizacióndel método (en general) dada d9 (1662), in Grammaire gd"i*,L por h fy9t" \gq" [de port _P-9rtRoyal rarís,,Delalain, 1830, pág sz4: 'En generar podemZs ilamar método 1oya.ll, al arte de disponer la sucesión_de pensamientosya para descubrir la verdad los que ignoramos, ya para probarla a otros cuando Ia cbndcemos". El arte del descubrimiento de la verdad se describía co¡¡¡o análisis, o método de resolución; y el arte de mostra¡_la verdad a los demás se describia como síntesis, o método de composiciún, Probb¡na, en lagu d¿ ése: ¿por qué a comienzos de la era moderna se buscó tan insistenteménte un nuevo método para el descubrimiento de la verdad? ¿Tuvieron éxito las nuevas propuestas (ciomo Ia recolección de dato3.aconsejadapor Bacon y la deduccióri, p-ropuestapor Descartes, a partir de principios a prioñ claros y distintos)? 1.2.2. Examinar la-caracterización general del método dada por H. Mrrrr.wnc, university of rbronto pr-ess,lgsg, pá^!he--!eoch .of -science,'Toronto, gina 67: "un método es Ia enunciación de un conjunto de enunciador'{o" describen una secuencia rep-etible de operccíone,g taÍ que toda secuencia p-articular de operacioaes,.asídescrita puéde permitir a t-odo individuo o grupo humano producir, infaliblemente o en una Lpreciable proporción de casos, un hecho repetible llamado el obietioo del métoáo t...1 si el'objetivo del méíodo essiempre,unhecho que ocurre en algún objeto individual, sé dice que el método es_aplicodo a-ese obieto. Así, pará clavar un clavo en un trozo de madera, se puede golpear Ia cabeza del clavo con un martillo varias veces sucesivas.El pues, en una secuencia repetible de golpes eiecutados con 'nétodo --con_siste, el martillo de un modo que se especiffca;el ob¡etivo ¿el ñr¿todo és h introduc-objeto ción de un clavo en un trozo de madera; el del método es cualquier sistema compuesto por un clavo y un trozo de madera". ¿puede decirse iodo eso del método de la ciencia? 1.2.3. comentar la caracterización -por J. Dewey- del método científfco como para alterar las creencias de los hombres por medio de la -"un .método inve$igación contrastada y por medio de la consecución de cróencias". cfr. "A Common Faith", in D. BnoNsrnw, Y. H. Kn¡xon¡ex and p. WrrNnn, eds., Bastc Probleflts of Philosoph4, Englewood Cliffb, N. J., prentice Hall, Inc., 1g55, pág. 447. .. 1.2.4. ¿Es propiamente un método el procedimiento que suere lramarse de "ensayo y error"? Distíhgase c_laramente éntre la ,clasedi procedimientos por ensayoy error, planteamientosde sí o no respecto de la presincia de un hecio, y el examen metódico de posibilidades (por ó¡emplo, de hipótesis). 1.2.5. Determinar cuál de las actividades siguientes y disciplinas utilizan el método de la ciencia (si lo emplea alguna): Ia espeleólogh (exploración y descripción de simas), Ia observacién y descripción dá astros] Ia anitomía descriptiva, la observación y descripción de aves, Ia organización de colecciones de plantas y animales, su distribución en iaulas, el diagnóstico de la personalidad

modiante técnfcas que carezcan de justiffcación pragmática y/o teorética, la nroqramación y la operación de las calculadoras. ' "I.2.6. Anaiizar y ejempliffcar los varios estadios del procedimiento de un médico de medicina general ante un paciente. 1.2.?. ¿Está teoréiicamente iustiffcado el sacriffcio como método Para Producir lluvia o para aprobar los exómenes? 1.2.8. Exaniinar ei método empleado pof A. M. Ampére para establecer su l"y du acción mutua de las corrientes eléctricas. Cfr. su memoria del l0 de ¡unio de 1822 in Mémoi¡es sar léIectromagnétiffiv et tél,ecüod.Enannlque,-Patís, 'Gauthier-Villars, s. a., especialmente págs-.7&77. Problena at luggr d'e ése: estudiar la posibilidad di hallar una metodologla general--(praxeología) que se aplicara a- todo tipo de trabalo, ya fuera intelectual, ya flsico. Cfr. Kotln"De la notioi de méthoáe", ín Aetue ile mútaphysique et de morcle, "r*rir,187. 1957. 62, I.9.9. Hasta hace .muy poco, todo el mundo consideraba como indiscutible -método cientlffco era la siguiente:- "Las variables que la regla principal dll rlbvantes-debin módiffcarse una I la vez". Se suponía que sólo de este modo era posible un control efecüvo de los diversos factores que intervienen en un proÉI"ur". Pero en la cuarta década de este siglo quedó claro ffnalmente que nunca tenemos un conocimiento completo de todas las variables relevantgs,_y qu€, aunque lo tuyiéramos, no podrl-amos alterar una en un momento dado, congelandó al mismo tiempo, poi asl decirlo, tod¿s las demás: pues hay entre planearon, consiguientemente, a[ulnas de ellas relacioneJ coristantes (l"ye$. Se_ eferimentos que suponlan cambios simultáneos de los valores de cierto n{rmero dá variables (posiblémente, en interacción), y a esto- se llamó esquema factorial. cfr. R. A.- Fsnnn, Tlw Destgn of Experinrztrúc, 6th. edition, London, oliver and Boyd, 1951. Inferir alguna consesuencia acerca de la mutabilidad del método cientlffco. 1.2.10. Examinar si los siguientes procedimientos se utilizan en la ciencia caso aftrmativo, en qué med'4a: l.o Los. varios métodos de deducción. /, 2,.. ta inducción. 3." El-método hipotético-deductivo, o sea, el procedimiento que consiste en establecer hipótesis y explicitar sus consecuencias _lógicas. i." L, duda metódica de Desóartes ({ue debe distinguirse de la duda sistemática de los escépticos).5.' El método fenomenológico de Husserl. 6.' El método dialéctico do-Hegel.7.o La comprensión empática o vivencial (Vetstehen) de Dilthey.

1.3. La Táctlca' Cientlftc¡ El método cientlffco es la estrate$a de la investigación científfca: afecta a todo ciclo completo de investigación y es independiente del tema en estudio (cfr. 1.2.). Pirq por otro lado, la eiecución concrete de cada una de esasoperacionesestrité$cas dependerá-del tema en estudio y del estado de nue'stroconocimientolespectó de dicho tema. Así, por eiemplo, la determinación de la solubilidad de una determinada sustancia en el agua exige una técnica esencialmentediversa de la que se necesita para

32

ENroeuE crumfflco

rÁcllrce cn:n'l'lr,'¡c,r

33

sefrrndo dependerá ;;il;*'"ú"1ii'5""""'f,1?",i; ,,1""':iüil"rT#i'Hffi:ff*rh":f
V

d"escubrir,el grado de afinidad entre dos especies biorógicas.y ra resorución efectiva del primer probrema dependerá á"i se errcuentre la teoríade l-as r:tTi'"*r;-ig""r1;; "rr"¿""il;;" resorución der Cada rama de h clencia ,"

elparsión)deprobrema;q";-r;il;"r:"*#';";lj,"T,:";3t",Agr"o """o"t,
técnicas. Estastécnicarcañbian riucho *á;lápid""r#ü* er método general de Ia ciencia..Ad-emás, no luecen a campos:así, por ejempro,los instrumlntos siempretrasradarse ohos que ,rtii"" para contrastarla autenticidadde un documento "illto¡"¿or no tienen para eI ftsico. pero ambos,el historiajor y 'iifi"d;ó;; ;i frrt"";;iin iersiguiendo Ia ¡e de ér*¡ri.ruocon se 19rdady buscándola acuerd" ;;; una sola estrate$a: el método cien-

,.u.1. Las técnicascientíffcaspueden crasiffcarse en conceptuar.es empíricas. y Ent¡e las primeras podemds 1"" úñüdíiJ#."" enunciar de un modo preciso_gr.oJlelas y conleruras -"n"ioo", de cierto ti¡ro, asl como Ios procedimieñtos (argóritmos)p"í". a"á,r"ir consecuencias partir de Ias ahipótesis y para compr-obar iaiipot"ris ri prop_uesta resuelve los probremas correspondientes.(I,u matemática,^.orrro i, óuuiq ,,r*inirtr" el conjunto más rico de tácticas-potentes para enunciar probremas e hipótesis de un modo preciso, dáducir para someter Ias solucionesa-prueba o contrastación.p"ro i"r"r"fr,*,os y para "oir""u"iJ". " pi;tl-d" á"""y"aa arguna en Ia tarea de hallar probiemas o ae imalioar ", el núcláo d"lüt".i, nuevas para las ciencias faciuares. atrasadas .Apale do e.'sqen las -sei nuestras ideas no son aún ro suffcientemente "i"""*r"ír¿s susceptibres p"r" de t¡aducción matemárica. por b ¡;;á", "t"r""lrtiii""iá" no_hay de principo a Ia aplicación de los conceptos,Ias teorías y ras técnicasde Ia matemática en Ia ciencia factual; cfr. stcc.'gB.l l"i b'q,ru rr""" a*"icas empí_ ricas' podemos reco¡dar las,que rit"u" pará arbitra, "l* para llevar a cabo mediciglesr y r"'"oort*c"ién ""l"ri*"otos, ¿" irrrtrÁ;;;;" registrar v elaborar tos datos. Er dominio du ra *ayo, es una cuestiónde adiestramiento:er tarento hace ñ;;;;iár"", faf;p;;Al#;"ricas cono_

tíffco. Dicho de otro modo: no hay diferencia de estrategiaentre Ias ciencias; las ciencias especiares differen ior" pr'-i"r a;q;;ff;;; p"r" Ia resolución de sus-nrf_le1as pero todas comparten eI método úi""L;, científfco. Esto, más ser ,rrr" sigue de Ia siguiente Definición: _que ciencia "o-pr^obación ffi;til; üna ó; dr"ip'ri; ilñrirza er método científfco con la ffnalidad de hallar ", estructurasleour"i"s (leyes). Las discipünasque no pueden ;i;8rrdr;üñt"r -po, plo, por ümitarse á Ia co-nsecución "tiür;; datosde "p*_ ;; ,""'"i"r"*s, aunque puedan suministrar a Ia ciencia tn"t"¡"t en bruto; tar es el caso de- ra geografía. Ni tampoco son ciencias ras doctrin.¿s pril";s que, como i el psicoanálisis, se

cidas a problemas de tipo nuevo, para criticar las técnicasconocidasy, particularmente, para inventar otras meiores. Algunas técnicas,aunque no son tan universales como el método general de la ciencia, son aplicables a cierto número de camposdiversos.Consideremosahora tres de esastécnicascasi-universalesr cuestionario el ramificado, la iteración y el muestreo. Todas ellas tienen antecedentesen la vida ordinaria y son, por ello, fácilmente comprensibles. El cuestionar ramificado consisteen contemplar el conjunto de posibilidades (lógicaso físicas,según el caso)y dividirlas paso a paso en subconjuntos recíprocamentedisyuntos hasta que el subconiunto (o el elemento) deseadose alcanza en algrin paso, Supongamosque el problema consiste en averiguar cuál de ocho objetos tiene una propiedad determinada -por ejemplo, cuál de las ocho primeras cifras es aquella en la que está pensando nuestro compañero de juego, o cuál es más probable de entre ocho hipótesisrsi procedemos un modo errático, o sea, por ensayoy error, de

F¡c.1.2. Aplicación de un cuestio¡ario ¡amiffcado, a la manera del á,rbol de Por. ffrio, para un conjunto inicial de 8 objetosl subdivisión ordenada en alternativas reclprocamente excluyentes.

nÍe-gan a utiriza; Jljt*il;"írffffdill

necesitaremosun máximo de siete operaciones(preguntas). Si utilizamos un cuestionarioramiffcadopodemos,en cambio, proceder del modo siguiente. Dividimos el campo de posibílidades (8 objetos) en dos partes iguales, y preguntamossi el objeto buscado se encuentia en el primei subcoñjunto. Como se trata de un problema de decisión (un problema de sí o no), la contestacióna esta sola pregunta bastará para reducir a la mitad nuestra incertidumbre inicial. Repetimosentoncesla operación hasta eliminar totalmente la incertidumbre inicial. Tres preguntas bastaránpara resolver nuestro problema, como se muestra en la ffg. 1.2. El cuestionar ramiffcado es pues la metodizacióndel yocedimiento por ensa7oA effor, que lo diferencia ya bastantedel ciego procedimiento del sí-o-noaplicado sin sistema.rEn general, para un conjunto de N objetos, un euestionarioal azar requiere un máximo de N-l preguntas y necesitaun promedio de N/2 preguntas. El cuestionario ramiffcado, en cambio, requiere un máximo de H - logzN elementosde información.En nuestro caso,Iogz8: Iogz23:3.o Proceümientos iterüioos. Estos son ensayosreaüzadospaso a paso con los que se obtiene un progresivo perfeccionamientode una solución aproximada: cada solución se basa en (es una función de) la solución precedente y es meior (más precisa) que ella. Muchas veces el punto de partida tiene que ser meramenteconjeturadq con objeto de poder empezar.Cuando

34

tsNFoeuE ctnN'rfnlco

r.,(cllc,r crunrlrrcr

35

19 h"y método.disponible para hallar una tal primera y grosera solución f_altaexperiencia,perseveranciay penetra(de aproximación _cero),harÁn ción -sin que sobre un poco de buena suerte. ün ejemplo corriente de procedimiento iterativo es el tiro al blanco. La información acerca cle la desviación cometida se retrotrasmito al tirador, y ella le permite corregir la punterfa en pasos sucesivos, hasta alcanzar el blanco. Én este proceso, los errores, en vez de acumularse,se utilizan para mejorar el rendimiento. Así pues,los procedimientositerativos c¿ perfecciorun-a sl mismos.. pueden apliearsehasta cualquier g:ado de preciiión gue se desee, esto eí, hasta que sea despreciableIa diferencia entre dos sólucionessucesivas. f La matem6tica cuenta con procedimientos iterativos eractos,esto es, con técnicasque-garantizanun aumento unlfortne dela precisión; ejemplos famososson el Método de Newton para el cálculo de hi raíces cuádra-das y el método de Picard para obtenef solucionesaproximadasde ecuaciones diferenciales.En todos esoscasosse construye,rña secuenciade aproximaciones basándoseen una relación ffia entre dos o más miembrós de la secuencia,y ésta tiene un llmite deffnido. o sea: Ios procedimientositera. tivos matemáticos son convergentes.Ejemplo: hallar una solución de ta ecuaciónl(t):0. Datos: f( ) es continua y sus valores en los puntos a y b son de signo contrario. (Cfr. ffg. r.s.) Técnica: el¡nétodo ilicotómico. Primera conjetura: la función dada tiene valor cero a mitad de camino entre a y b, o sear 4: (a + b)/2, Contrastaciónr calcular l(r¡). Hay dos pos!

Frc. 1.3. Construcción de proposiciones progresivamente verdaderas mediante el método dicotómico. La soiuclón exacts es el limite de la secuencia de soluciones aproximadas.

bilidades_: bien f(rr) es cero, en cuyo caso el problema está resuelto, o o bien es diferente de cero. En este último caso virelve a haber dos posibi Iidades: o bien l(r¡) tiene el mismo signo que f(a), o bien tiene el 'mismo signo supongamosque la verdad-es el primer caso; entonceser -que l(b). cero de la función se encontrará entre xt y b. Tlmese Ia conietura más simple: x2-_(\!bl!?. problema está resuelto.'Si no, l(r2) Si_f(rr):9, "l tendrá el signo de f(b).o el signo de l(q). supongamosque ocurre ro'primero. Entoncesse pruebs Gonf,s: (rr + x2)/2, sé calculi f(r") y se proce-

cada término de do como antes.De este modo se construyeuna secuencia la cual es la media de los dos anteriores,O bien uno de los miembros de la se secuenciaresuelve el problema, o bien la secuenCia aproxima a Ia solución exacta, esto es, la solución es el límite de la secuencia.En el primer caso se obtiene una solución exacta; en el segundo se obtienen solueiones aproximadascon cualquier grado deseadode aproximación.Obsérvqg gue lós procedimientositerativos suponenel conceptode oerdad,patcial. Volverernos a tropezar con este concepto en las Seccs.10.4 y 15.2.1 Un tercer eiemplo de método especialpero casi-universalde la ciencia es el muestteo al azar, esto es, la extracción de un pequeño subconiunto a partir de un cbnjunto inicial, o población (que puede ser inffnita), de tal -modo que la selebciónextraída no dependa de las propiedadesde los indi-que la comPonen,sino que no los tenga en cuenta y sea, por viduos -lo tanto, ü6re de preiuicios o tendencias.Muestreo al azar es' Por ejem-plo, cualquiera de al-guhacer cuando tomamosuna mu_estra lo que suponemós -*"t""-n"ía, de un producto manufaco cuando controlamosla calidad rr" turado sin examinar todas las unidades producidas. El muestreo se utiiiza también cuando se somete una hipótesi3 a contrastaciónempírica: sometemos la hipótesis a prueba respecto de un reducido número de datos relevantes fara ella f elegidos slin tendencia ni criterio alguno a partir de una inffnitud potencial de datos. El cuestionar-ramiffcado,los proéedimientos iterativos y el muestreo al azar son otras tantas especializaciones del méndo d.e aptoximaciones el sucesioas, cual es caractérístico db la ciencia, aunque no exclusivo de ella. En la ló$ca pura no puede admitirse ese método, qorque en ella exactasde la ausenciade se buscan solnciottósexactas(o demostraciones tales soluciones),Pero en la ciencia factual y en considerablesregiones de la matemáticanuméricatodo lo que podemosconseguirson precisamente sucesivas aproximnilas,por Io que el método de aproximaciones solueiones es indispensable. para la teoría El gian interés del método de aproximacionessucesivas del coñocimiento (epistemología)estriba en que constituye un claro recordatorio de los siguientespuntos. En primer lugar, la investigacióncientíffca tal procede gra&mlrnenüe,y precisamentede_ modo.que incluso las comconsiguenPor Pura suerte prensionesacertadasque de vez en cuando s_e ion resultado de anterio¡ investigacióny quedan tiempre suietasa corrección. En segundo lugar, la investigación científfca, por lo menos_resPecto del mundo áe los hechos,da oerdades parciales, más que verdades completas y, por lo tanto, ffnales.En tercer I'rgar, el método científfco, a difeiencia dá los azarosostanteos del sentido común y de la especulación sin control, se corrige a sí mi.smo:puede identiftcar sus errores y puede más de intentar obtener aproximaciones orden superior, es decir, respuestas verdaderas. Otras tácticas de la ciencia son menos universales:hay que discutirlas

36

rcNrfoeun crrNrlrrco

' r' A (i t' t(;A c l uN ' l l Il (i A

r') pl

reffriéndose específico,s a problemas-yte_orías.científicas. por ejempro, Así, la. técnica..de riro¡ X iara ra idániifi"*"ió; á;-;;-ñ:¿, químicos exige la aplicación de la óptica ondulatoria a la difracció;á;-i;, ondaspor retículoscristalinos:sólo una teoría así nos permite interpretar los anillos observados los roentgendiagramas, en aniilos ^q,r" ;;;;il"rían signos sin sentido, puesto que no tienen parecido "r, 1"" "ft.rno "o" atómicasrespectod9 las cuales,ros irrfor*un. "onnguru"iErr", Fn general,los métodos de Ia ciencia estánfundados de un .especiares modo u otro en teoríascientíficis,las cualesse someten su a vez a contras_ tación con Ia ayuda de dichas técnicas.Tal es er caso hasta para una técnica tan elementalcomo Ia de la pesadacon una b;1";;"'platillos: Ia estáticay, -en particutar, Ia Iey de ta ^palanca. ;t: ::::l:M::"q*." instrumentos Las recnrcas los y científfcos estánnunca consagraios no sólo por el éxito: están pr^oyectados justiffcadoscon la y teorías. La-posibilidadde juslifióarteoréticamente "y"a"-a" cualquier*¿to'¿o especialutili_ zado en la ciencia hace a ésta netamentedive'rsa-d; h. ;;dociencias, Ias cualesempleanprocedimientos fundados, no i"*"_ "o-o diante.la inspección un hígado de cordero,o de manchas "áirrirr""ion de de tinta, o ra au{ción de la narraciónde srieños. y,la justiffcación á" ur técnicas especialesde ra ciencia ^^i1-1-::oo correspo'den a Ias ciencias especiales. Aunque toda técnica científfca suscita- problemas fflosóffcosrefelentes a la iiferen"i", lu d" discutirse el contexto "ro, en -*voií" *t:3^t:"l,Trtt^queestascuestionessuelen a" f", í"qp""ti7^lOir.iptin"r. L,'esgracndamente, ser despreciádaso tratadiassin com_petencia fflosóffca,a causa de ro cuar está aún^suj"t* *,r"hos malentendidos la naturaleza de ras técnicas científfcas y á" i"; ,"r"it"a", " q"" obtienen. Por ejemplq si la cuesüón de ra t"¿ri"" de ras "orr,,ráüd""ió" empíricas de Ia ciencia se encontrara en un estado más maduro, :11"1,r mundo todo el se daría cuenta de que ra información empírica no se estima nunca en un vacío teórico, iino que toda pieza d'e evidencia -"1 empírica-üen9 qo" iuzgarse a la luz de ra'teoría utijizada diseña" ., Ia lleyar a Ia prác_tica técnica con la cual se ha obtenido esa informacióí. Del mismo modo que ninguna teoría factuar se sostiene poi si-misma, así tampoco hay dato que constituyapor sí mismo evidenciaen favor o en contra de una teoría, a menos de qr¡e haya sido conseguidoe interpretado 1".ayuda de alguna teoría cientlffca.Én particular, iing,rrr" irrfor*a"iór, ::T obtenicta por medios ext_racientíffcos ejemplo,las dec-laraciones un (por de médium espiritista) puede considerari'e t"ári", científicas o en tavor de teoríasno-científtcas. hay contrastaciónde Ia ciencia No "rrid"rrli"'contra que seaindependiente la ciencia.y esto no implica que Ios resultados de de la ciencia esténsustraídos la crítica, sino sólo-queli única crítica legítima a de la ciencia es Ia crítica interna. consecudncia para los críticos fflosóffcosde la ciencia: Primero estudiar, discutir luego-^ Exploremos ahora algunas consecuencias ri tesis según la cual de ra

una t'irrnciucs metodológicamente a Pesarde la pluralidad de sus objetos correspondientes. rlc'lasté'cnicas y N
PROBLEMAS 1.3.1. Indicar las diferencías entre las técnicas y la metodología general de r¡n¡ determinada disciplina científfca, Cfr. P. L¡z¡nsrr¡-p and M. RoseNnrnc, Eds,, The Language ó¡ Soclal Research, Glencoe, III, The Free Press, 1955, págs. 9-I0. 1.3.2. Comentar e ilustrar los catorce principios de investigación propuestos 'WtlsoN, An lntroduction to Scientific Research, Nerv York, por E. Bnrcnr McGraw-Hill, 1952, págs. 140 y ss. 1.3.3. ¿Necésitalá biología'métodos propios especialesademás de los de la física y la química? En caso affrmativo, ¿por qué? 1.3.4. Examinar los pasos de una secuencia de operacionestípicamente farmacológica, tal como está descrita por c. D. Lrexn, "The scientiffc Status of Pharmacology",Science,134, 2069, 1961' 1.3.5. L; geología ha utilizado siempre conceptos físicos-("deformación", "presión", "tránspoite", "acarreo", "calor", "fusión", "solidiffcacién", etc.). pero el uso de teirías (mecánica, hidrodinámica, termodinámica, etc.) no llegó hasta bastante más tarde, y la aplicaciín de mé¡odos físicos no se ha intentado hasta nuestro siglo. La geólogía experimental particularmente (o, sea, la simulación de ptocesoJgeológicosen el laboratorio) es un recién nacido. Utilizar este ejemplo,-y otros ii es posible, para ilustrar y a_mpliarla tesis d-e 9-ue una disy gr_adualmente, suele hacerlo mecípliña nó Uega a un status científfco sirro_ diante la adopción de algunas ideas y métodos especiales de otra ciencia ya madura y emparentada con ella. 1.3.6. ¿En qué consiste el método comparativo, qué ciencias Io usan y por qué? Probbma-en lagar de ése: Examinar Ios métodos iterativos y_ discutir su rólevancia para la teoría del conocimiento. cfr., por ejemplor E. w¡rrrr¡rsn and G. RonrnsoN,The Cabulus of Obsercüion, 4th ed., London and Glasgorv' Blackie & Son, 1944, Seccs.42-45. 1.3.7. Bacon creyó que había inventado procedimientos rutinarios pafa la en investigación científfóa: Ñwunt Organum, 1620, reimpreso_ Tke Philnsop,hical Wgús- of Francis Bacon, ed. por J. M. Robertson, London,, Routledge, 19O5, el descubliAphorism LXI, pág. 270: "el procedimiento que propongo -Para miento del sabei eJ tal que deja muy poco a la agudeza y el ingenio, y pong todo in$enio y todo entendimiento más o menos al mismo nivel". ¿En qué pensabi Baconj en el método científfco,o en un conjunto de técnicaspara la recolección de los datos y su comparación? 1.3.8. Examinar la teiis de que la psicologíano puede utilizar los métodos obietivos de la ciencia porque el sujeto (el investigador) y el objeto (el objeto de la investigación) son uno y el mismo (o porque el objeto de la investigación es parte del sujeto conocedor). -1.3.9. El esiudio por sentido común de la personalidad de un individuo lleva al que la estudia a intentar meterse en el pelleio del otro, que es,lo mejor-para errtender su comportamiento. Este proeedimiento ha sido llamado flútodo de

38

EN¡TOQUE CrENrIr¡co

nAMAr¡ LA crrrvcra DE

g9

co'nprcnsión stmpaÍéttca (empatra, verctehen),.yfue defendicro w. Dirthey por y R. c' collinswood méiodoadecu?dJ p"r" l;-;-r-ü;gí; y h historia. -pretensión, "i "omo Examinaresa .Verstehen, r. ,rrü-. rr," ,,, d;;"u#"¿;il8j -Cfr. Itna|. of l"yy:" r¡úrod,uction .loctoto_gy, zrr:t9as; Wl H. ü;ü; -s4, to Philosophyof History_, tl"aon, Huichirrsor,,rg5g, especiá¡orente pág. "pi"ii""_u"lr, 5g; M: Burcr, rntuüion m¿ scterwe,n"gbwooJ óüff"-ñ l:, rnc., 1962,págs.10-12. r'3.10. En el curso de ta historia de Ia frosofía se han presentado si_ ros guientes principiosrerativosal uso de Ia ciencia por er ffrósofo (i) La ffrosofía : no puededar aplicación.argunaIo. *Jtodo, .ri'" lo" ,"*rt"Jár'¿" ra ciencia; (id) la fflosoría " duedeutirizir d; r"-";;;;;liro ,,ing,rnode sus métodos; "rg;;;;r-;it"d", (iü l"j,:r:tq";""4;;;;ru métodogeneratde^ta ciencia,más que sus resurtados; (:t)]" fflósofíapuede usar tanto-er métodocuanto Ios re_ sultadosde la ciencia.Exponer t" ;t"p* opinión y argüir en favor de elra. I.4. Las Damas de la Ciencia Diferencianoo generarde Ia ciencia "l:r:-"t.3étodo ciales de las ciencias particuraresi"*;;-"pr;;ü;I'rtg""rJl*, y los métodosespeprimero, que el método científfóo es un modo de tratar probremaJinterectuares, no cosas' ni instrumentos,-ni hombres; consecuenteme'te, puede utirizarse en todos t's campos der conocimi;nto. sú;nd;-q;;'htr"iurareza der objeto en esttrdioii"ta ro, p"ribú;;¿;doJespeciaies del tema o campo de investigación correspond'iente: (sistema de probiemas) y ra técnica van de la mano'.La diversidaá-á" "i "üJ9t". U, cienciasestá de maniffesto en cuanto que atendemosa susobjetos y sus técnic"r, y ," ¿irü" en cuanto que se llega al método generalq,;";"úy"* La diferencia pr$era y más -notabrJ " "q,r"fiár-ie;;r. e¡rtre las' r"¡* es Ia que se presenta entre ci'encias "i"""ls formales y ci,encíasf.óctica.s,o sea, entre las que estudian ideas las que estudiai v h*h";. ül-¿d;; | ü"'matemáuca son ciencias forrrales: no sá refferen a nada que se encuentre en ra rearidad /' por tanto, no pueden utilizar nuestros contactos con la ,"afia"A-p"ri convalidar sus fórinulas. La física y r" p-tugía se encuentran en cambio entre las ciencias fácticas: se ,efferer, á he"ho, que se supone ocurren en

azul,,, o, para_abreviar, es verdaderade ciertas cosas, sea' se convierte irr" o determinadaproposición verdadera si se da como valor a Ia variabl" "r, ;";-br";";ü;"ü:;"'"tivamente sea azul, como el Mar Egeo; y es falra " "i áe muchas itr"', o sea, se convierte en una orogosición fársa para "or"r, ra mayoría de otros u"lor", asigna_ bles a la variabte^d"'objJ; ;:;; ilr" i"¿", '¡ es azur y r, no es azuro,o abrevi-, ;l;;-para todo n ú, ¿" :A@)':,para por es decír, ^1(:1,* en toda circunstancia. tanto, su o"g""iórr, ..No;";; ", q; ; azuly ",

u""i para :1"?::,*'*,1g;flil::tu*u"t"' ;"; ó"i;; " r"-5ap*"ncia Asi, la tórmula'r es *A(x)_,

r no es azul", es verdadera, y su verdad es indepenüente de los hechos; on particular, no depende de la experiencia(la región fáctica de la que participa el hombre). Dicho brevemente: *A(r)" es el esqueleto o forma de una idea fácüca (si mantenemosla interpretación ilel-predicado 'A' c.omo predicado que designa la propiedad de ser azul). por otro ladq "-tA(r) & -A(r)1" (léase: "No ocuire que f es A y r no es A") es la estructura de una idea formal, una verdail lógica en este caso: su valor veritativo no depende de los valores particulares que pueda tomar r; aún má* es .independientede la interpretición que podamos dar al signo 'á,. La_lógica se interesa, entre otias cosas,por h estructura de lai ideas factuales y formales; pero mientras que en el primer caso la lógica es insuffcientepara haüar valores veritativos, en el último caso la l6$ca y/o la matemática se bastan para convalidar o invalidar cualquier idea de este lpo ptrto. En resolución: la ciencia formal es antosuficiente pm lo que hace al contenido y al método de prueba, mientras que la cieñcia fácüca $epende del hecho por lo que hace al contenido o signiffcación,y del hecho experiencial para la convaüdación. Esto explica por qué puede conseguirse verdad formal completa, mientras que Ia ve¡dad fáctica resulta tan huidiza. Puede decirse que el tema propio de,la ciencia formal es la forma de las ideas. otra caracterizaciónequivalente de la ciencia formal consiste en decir que _s9reffere a las fórmuW analíticas, esto es, a fórmulas que pgede.nconvalidarse por medio del mcro análisisracional. considérer", iot eier.nflO- el enu_nciadosegún el cual, si A y B son coniuntos, entonces, si A está incluido propiamente en B, B no está incluido en A. r,a verdad de este enunciado no depende del tipo de conjunto considerado,ni se establecemediante el estudio de conjüntos de oLjetos ¡eales: la fórmula pertenece a la teoría de coniuntos abitractos (no descritos): es puramente formal y, consiguientemente,universal, esto es, aplicable siempre que se t_rate coniuntos,üpos, especies,ya sean de números o de plantaL H"y de diversosgénórosde férmulai analíticas.Para nuestro actual interés las más importantesson las que resultan verdaderas(o falsas)en virtud de su forma lógica, y de las que son verdaderas(o falsas) a causade las signiffcaciones los símbolospresentesen ellas. El primer conjunto -el dJh analiticidad sintáctica- puede ejempliffcarsepor: *Si r, E, a son números, entonces, t1 g^,r * z: A 2". El segundo ---analiticidad semántica- puede ! " = ejempliffcarse por la frase "Fórmulas sintéticasson todas y sólo las fórmulas que no son analíticas". La ciencia formai no contiene más que fórmulas analíticas,mientras que Ia ciencia factual contieni, ademásde-esas, fórmulns sintéticas, o sea, fórmulas que no pueden ser convalidadas sólo por la nuda razón. La clara ücotomía entre ciencia formal y ciencia fáctica no debe ocr¡ltarnos el hecho de que el nonocimiento conceptual de cualquier género (a diferencia de los hábitos, las habilidades y olros tipos de cinocimiento

40

II,NITOQU¡SCIEN'r'f }'ICO

ITA MA S l )l t L^

(:tttN (l l ^

4l

no-conceptual) consiste. ideas: Ia lógica es un coniunto de ideas en igual que lo es la física teórica. Todas ras iáL.s, por concreta que sea su refe_ tienen alguna forma determinada.Ásí, la forma i" .."-es azul,, I:":i", es Ia misma que Ia de 'r es primo',, o sea,un esquema sujeto_predicado: 'P(r.).".Análolamente, "r es irr¿, gle U,,'y .." que y,, "á"¡i" un predicado binario o diádico: "r'*"yor Ia forma roi de :gTti"y ', *r? ",i,b"t L\x, v) o, más precisamente, "rq.ru-". y". Además,toda f3rmula dada, cual_ quiera que sea su contenidq prrede-transformars" on" r¿r*,ru íogi""mente equivalente: así, el simpre enunciadop puede convertiise, "r, sin ganar ni perder nada, en - - p (doBle-negación), Ln^p t ¿ y si.ú, es una tautologíacualquiera(una ideniidad iagi"á¡. r"'""*úr, ""7"_ú,Ios contenioos,.cuando los h_ay,.s,on rjgidos. En particular, ninguna fórmula sintética se sigue nunca de fórmural .anaríticás,ni ninguna"fórmura anarítica se sigue nunca de fórmulas sintéticas: el maternát"ic" inferir nada "o t;"d; partiendo de su mero conocimientoriatemático, y, aná_ ,:"t:"^j."] ::{: tampoco el físico puede 119*:",:, -establecerningún teorema matemático soDre la Dasecle su conocimiento fáctico. como toda fórmula tiene una u otra forma lógica -y a veces no es nada mrísÍlue una forma lógica- podemosesperarnos que en todo el cueraparecerái ffbrai de ciencia^ formar, ;;"d;;" resurten ti *_--I1:t_"ncia at principio muy visibles. La rigidez.que en .r' mo*"nio dado pueda del conocimiento"se debÉa las estructuras lógcas y mate_ :::1"].:l:tpo matrcasincorporadasa é1,más que a ros hechosque estudie o"a la evidencia pol cuyo medio se estimen sirs pretensiones verdad. pues, dé en deffnitiva, el conocimientocientíffco de los hechoses siempre parcial, indirecto, incierto y corregible, mientras que- ras formas están^ hecias for nosotros mismos,y podemoscongelarlas. Dicho brevemente:toda Ia dura resistencia qu_e encuentre en Ia ciencia arraiga en su estructura formall se los datos y las hipótesis son maleables, es deár, corregibles. De. esfo no se sigue qrre los hechos objetiios sean brandos y deforma,, bles,alterables voluntad:para bien o para mal, Ia mayoríade'Ios a hechos no so¡ cambiablesa g.ustor que se siüue es que Ia ciéncia factual Lo presupon! y contiene ciertas teorías fo¡males qu€ no somete a discusión ni puede someter a duda, porque los hechos slonirrelevantes respecto de las ideas puras. (Pero tampoco le sigue de esta situación que las tárí", formales incorregibles, se perflccionan constanteménte eh sus propios .sean contextosformales -pero no como resurtadode argún esfuerzopor intentar que concuerden con ros hechos; por tanlto, no con ros mismos lnejo_r métodos especiales- la ciencia factual.f En resólución: lágicamente de' no psicológicamente- la ciencia fáctica presupone ia ciencia tormal. ('l?ataremos esto más-despacio las Seccs. y'18,6.) en E,g Dentro de la ciencia formal puéden intentarsevarias oiden""ion"r; p"ro -unque como nuestro tema es Ia ciencia factual, no nos interesaremospor esta cuestión.Respectode Ia ciencia factual adoptaremosla ordénaciór'"*p.r"r-

Iu <.ncl sigrricrrtctliagrama. El diagrama parece metodológicamenteconsisteutc, cn él senticlo áe q,r" sugiere las disciplinas presuPuestas por cualr¡rricl. c:iencia. Per<¡ son-posibies otras ordenaciones, y los trazados de y linritcs entre disciplinas cóntiguas son siempre algo nebulosos- de escasa utiliclacl. Además, sería insensato insistir mucho en el problema de la rlusificación de las ciencias, que en otro tiernpo fue pasatiempo favorito rlc los fflósofos y hoy no pasa áe ser pejiguera para la administración de la ¡rctividad científfca y para los bibliotecarios. Nos espera otro tema más interesante: el objetivo de la investigación. Loatc^ // / 'o^"o' atra^\ / I \ "or r "or '. o
Fí s i q a Ouímica

*"'^'\,,,,,^
Bio{ogía Psicología individua¡ Psicología social

,^ r r "^ r /N ATU R AL \

S ociología E c o n o mí a

Cicncia potítica H i s t o ri a ma t . ri a l

\

H i s t o ri a d e t a s ¡d c a s

F¡c. 1.4, Una clasiffcación de las ciencias. Se invita al lecto¡ a reordenarlas y a rellenar las numerosas lagunas.

PROBLEMAS 1.4.1. Dar dos ejemplos de ideas factuales y de ideas formales. Mostrar, además,que son efectivamente factuales Ias unas y-formales las otras. I.4.2.- Numerosas affrmacionesde la ciencia factual pueden demostrarse rigurosamente por deducción a partir de premisas (por ejemplo^,a partir de Ioi axiomas do- una teoría física). ¿Se sigue de ello que esas affrmaciones no tienen contenido factual? 1.4.3. Si una fórmula es a priori, es decir, independientede la-gxperiencia, entonces es analítica, esto es, si convalidación es cósa puramente lógica. ¿Vale la afirmación recíproca, es decir, es toda fórmula analítica una fórmula a prio-ri? ¿o es posible ten^erfórmulas analíticas a posteríori, o sea, fórmulas que pueden pero que derivarie por medios puramente lógicos en base a previos supuestos,

{g

ENFOQUE CrD'ItrTfrIco

V
oBIETIVO Y AI¡ANCE DA LA CTENCIA

43

,1t'#:.11t'I#",0""":',: t'""J;;:"

no pueden convaridarse,en cuanto a su varor_veritativo, aparte de ra experiencia? Cfr. M. Bu¡vcr, n*^uilirf s;;W, Englewood citiffs, N. J., prentice. --'-'r'ry' Hall, ' 1963, Chap. 2. " fn9.,1'4'4' Numerosasieorras matemáticas se han construido en gran parte respuestas necesidades como a de Ia uid" cotid¡"n" . d;--t";;r,ii"?"tr"l, pura o que ta

1.ü. ObJetlvo y Alcance de la Clencla Los métodos son medios arbitrados para alcanzar ciertos ffnes. ¿Para qué ftnes se emplean el métodoeientlffco y las varias técnicas do la ciencla? En primer lugar, para incrementar nuestro co¡rocimiento (obietivo intrfnseco, o cognitivo); en sentido derivativor pora aumentar nuestro bienestar y nuestro poder (o;bietivosextrlnsecos o utilitarios). Si se persigue un ffn puramente cognitivq se obtiene ciencfu pura. La ciencia aplbadt y la témica utilizan el mismo método general de la ciencia pura y varios métodos especiales ella, pero los aplican a ffnes que son en última iusde tancia práeticos. Si estos ffnes utilitarios no @ncuerd¿n ctn el interés públicq la ciencia aplicada puede degenerar en ciencia impura, tema que se of¡ece a la sociologlade la ciencia para su estudio. Por lo que hace a los obietivos, tenemos,pues, la siguiente división; z\-r--^-. f Pune (p. e., biologla) ti¡ENcrA I e""¡"^i^ 1p. e., f"totogla) y TÉcr.nca(p. e., medicina) Las principales ramas de la tecnologla contemporáneason: 'ibcxo¡-ocfesrfs¡ces (P. e., ingenieríaeléctrica) Tncno¡.ocl.ls sror.óc¡cAs(p. e., medicina) (P. e., ope,rativa) socIALEs-(P. investigación TbcNor-ocf¡s Tpcno¡.ocl,rsMENTaLET¡ e., inteligencia artiffcial) Se dice a veces que no hay tal división de las ciencias en puras y aplicadas, porque toda la ciencia apunta en últim¿ instancia a la satisfacción de necesidadesde una u otra naturaleza; pero esta opinión pasa l¡or alto los obietivos de unas y otras ciencias, y no consigue explicar las diferencias de actitud y motivación entre el investigador que busca una nueva ley natural y el investigador que busc¿ una nueve cc,sa:el primero deseaentender las cosasmeior, el segundodeseameiorar nuestro dominio de ellas. Otras vecesse admite la diferencia,pero se sostieneque la ciencia aplicada es la fuente de la ciencia pura, ea vez de a la inversa. Esta opinión es emónea:tiene que haber conocimientoantes de poder aplicarlo, a menos qu€ se trate de una mera habilidad o capacidad de operar, en vez de conocimiento conceptual,en cuyo caso se tr€ta de algo práctico desde el primer momento. (Cfr. f1.1 para más detalles.) Lo que sí es verdad es que la acción -la industria, el gobierno, la educación, etc.- planteo problnmas frecuentemente, problemas que sólo la ciencia pura puede resolver. Y si esos problemas se elaboran con el esplritu libre y desinteresado de la ciencia pura, las so[uciones a dichos problemas pueden resultar aplicables a ffnes prácticos. Dicho brevemente: la práctica, iunto con la mera er¡riosidad intelectual, es una fuente de problemas científfcos.Pero dar a luz no es criar. Hay que cubrir un ciclo

u.s.a más frecuentemente que Ia ex_ presióncierwiafictual 11y^?pr:":.:g en nuestratradiciónlingüística. ¿por qué? ¿se trata de n<¡mbres incompatibres, apuntan a aspectos o diferentesde'ra ciencia: a su t¡,.l*ü}|:*:,$; ú' r'"ár'"'i-v ;;ñ; como convaridasu pretensiónde ;3J::".

;,"i;;i*,,,iánr serenere ;;r^;;;;". árpt",1""i",-du," ".puzarpor o ;'$1",":li:J;,,ilt"':t Éiu., -¿, 1.4.8. La etieueta,

para probar teoremas matemáticos. ;ü;;". baiarse Tg q.e l" *"t".¿t¡"a puede tracomouna cie,_Lcla f.""ü;i-".";;J"ü, i"a,""ü", ;;;;;; matemáticas absoruto, en sino más uiá"- pr.""¿iriiuiiártr*"rrrir"""rr eran pruebas 1.4.6.Si Ia lósicay Ia matemáti""-rrir".ocupan de la realidad, qué se debe el que sean"aprú"¡r"r ¿a examinarsi Ia ciencia formal se apricai Ia rearidahr ;; bi";';'#;"* "-Jüi"iil""*, ideassobrera reaüdad. 1.4.7.Algunasfórmulas, p,, p)(q->p))' v "paratodo"omo_..Si-p,ent3nce¡.sig, entonces (o sea: r, o bieni'es p o bien;;-;;(o sea:(r) [P(r)v-i'(")J)'ron .,ne.a"aur"s: unioersa]mm¿e ra primera vare para todos ros valoresasignables las-variabtes a pr"p"rLi*"r * p para todos tos valoresde Ia variabre i;:;'¡-;ü,fr" individuarr', Ju i" variabre predicatiia p. se ha infe_ rido de estoque ," tuÍ,:".:1il p"*.;J,ñl yq genirates Y !¡ue, por tanto. sería una especiede Jntotogiao;g;;;i de todoslos obietos ":"i),plryüu¿ rcbia quetconque" c;ú;{J.l#;#;" dp (F'

, 4. A ím 5 rqu ;

ly Tup"dehechlsr p*ub"q,,"

o"i^..i ::,:;:'lX?ff:j:Tf,l?,,,,,"" ;,,r",",mecánicos

Ios límites entre crenc¡asson artiffciales y arbitrarior, o""o.*lpo^nden esos límites a diferencias objetivas en cuanto a t-ema y metoao Ia clasiffcación de tas cienciasalguna relevanciapal "rpáp ta ¿riene ,:. discip-tina que estudia las categorías básica.s, ¡ú.ü;í; como objetó, espacio,tieripá,'can¡bio?

t !Y:-T ya^r* poco anacrónico, i!,;:rffi;ma_ deracrasifcación cien_ deras clas es un ^"' .:y:!!: ¿se sigue de elro que todos

pr¡",r";;;;;'iüi:iiü:'il,3,l#i"':U:t*""*":,:*l_X*-

,t"Tlfi i:*:

l'4'9' Anarizarlas reraciones que ¡nedianentre dos ramascontiguas cieaeia;por ejempro, de la entre Ia Il"g'"orogi" y t" rrsrca, entre la zooloeial "ri*li"r"gi-"-r'r" g""fíJ";,;;* y-Ia arqueolo_ gía' entreIa historia"vla 11p"]""lrotolia,intre Ia antropología soc-ioJogía, v t'4'10. perfeccionar crasiffciciá;;; ü economía ta óciórogía. ";,* Ia ciencias ofrecidaen el texto. Ase_

i"u no fiull l l*:do.'" ",ii".i-o cr",in"""i¿;-"r*":;áicación:

44

[NroQuE crtrNlfr,¡co

onlurrvo

Y ALCANcE DE LA cI¡jNc¡A

45

;'li"::T:#:"J::i:1"^*"T.llr;*i:1,,:r,iF;;ái"eáir";;;,ñ; como et
por ejemplo, der envejecimientode las estrelt"r, o i"-ior l;;;r"r. tivo central de ra investigaciónen Ia ciencia r"át.r"i il;; ;;;", mejorar nuestro conocim-iento muná" del il br;;ü;;;'5

EI blanco primario de ra investigación científtca es pues er progreso der conocimiento. Tar es er casoincrus8a" u iru"rirs""i¿i ;hada, como Ia investigación efecto rasmediciii der de p"íáiog,""r, que Io pasa es que en estos casosno se :l ryaiir"r,* busca c_onocimiento más cariffcación, sii

ñt:ül?"fi:: :"iflt""t'"?

a" r" *"yoii" a" r", píJuiil%'lrir,,in"os, empe_ zandq desdeluego,por todos roí -irnp*¡1nte^s; Ia t""noro!i" ha seguido frecuentemente la-estLla.de r"""riig""rá; a'rr*J"i,"r.o constan_ ñ; temente desfase -ra er entrelas dos.si ," L*.g"r"o los objetivoi externos la de ciencia, debilitanra curiosidad Ia se y riu¿".,J á"-r"ii,rffi""ión, estoes, Ia libertad de dudar de rasii"* 'rJ¡ia", y r" liil";J di intentar establecer otras nueva-s' aunqueno parezcan socialmente útires.EI resurtado inmediatoes ra debiritaci6n r"'"i"""i" de p,rr", ro iü "u"r La porítica p'a"ii"";;;;ü por úrtimo ar *á en

esquema más f¡ecuentehaita Ia mitad det sigro xri;';;:";*""os, cuando la física dio nacimientoa ra ingeniería eréctrica: a partir de entonces Ia tecnología propiamente dicha av n? sóro Ia fi"¡iiia"¿ profesional precientíffca- quedó ff¡mementee'rtÁie"i¿a. "g f i" ;r;g" ialuriosidad inte_ Iectual sido fuente ha L

;il'ff ,fl""$"i::f,["1fl #ff H::',ft "ihgÍ"[::;#:H;1,:;

nopone.

conocimieñto en mismo: sí "t "l"3ltJlJ",_X,""Tt1ffi;?iil:: Er
científfca apricada *"¡*.' "'
obiedeffnición, de Ia inves_

;:rffi::

"i;"ilñ;"rá-ir"

sobre los

uno "on^rtituyen "r"oi" descriición a" yerraría Ios rasgosesenciares .1p"r1"r"1as del sistema'pero una vez conocidrs -"'á "r? las reyei, ,;id;"" descripción detallada tiene va poco interés. En tercer í"gil;"rqrl",io'io, 'actuares, interesan sólo los existenies rirro á*li* ros posibres-las semilrasdel ' futuro-, y sóro rasJeyes,tárn¡i7n';;';;;" caso,pueden darnos un conoci_ miento de posibilidaáes.En cua¡to iu!"a porque ninguna descripción

l"'ffi:.T-;[X$::"'#"i?l,liülüf; T_"ll:"rp";á;;;;#,:ffi ra de ese sistema, puestoque {:ffi Ias reyes J" to¿o ro rlue existe:

posible *-*?l"i:.H' ":'-- a¡'i"p"iá"-r""'4 "" iÑ;:,Tñfl:;

¿signiftca eso que Ia investigación cie¡tíffca aspira a trazar mapas de los hechos, trazai,por así¿u"fio, a gigantescaior_og-;;fruque contu_ viera la descripciónde todo "i" ¿-" Ia naturalez" ! a" la curtura? Evidentemente """"""i no.lly_:l t"rq; .;";e_scripción comptetaya de nuestro dedo.meñiquesería_prácticámente im,posible, causa áel número de a sus constituyentes de Ia variedad de y hecicrsque ocurren en él r

puede servirnosni para explicar lo que ocurre ni para predecir lo que_pueie ocurrir: la expiicación y la pr-edicción científfcas se basan en leyes del (lue, a su vez, entielazanteorías.I]a cornprensión mundo, en resolución, la con la ayuda de teorías,no de catálogos-Consecuentemente, se consigue reprodurción exhanitiva de cada porción de la realidad -o de cada eleminto de la experienciahumana- carece de interés, no sólo Por-ser un racimo de uvas verdes, sino, además,porque no se trata en absoluto de un racimo de uvas. Lo que busca la ciencia fáctica es establecermaPas de las estruciuras (l"yuO d'elos varios dominios fácticos. La reconstrucciónconceptual de una esiructura obietiva es una ley'cientlffca (como la ley de^inercia);un sistema de tales enunciados legaliformes es una teoría científfca (como la teoría newtoniana del movimlento). Más que una cosmografía,pue!, la ciencia factual es una cosmología:una reconstrucciónconceptual de las estructuras objetivas de los acóntecimientos,tanto de los actuales cuanto de los posiblés,con lo que se posibilita la comprensióny la precisión de los mismos y, con ello, su control tecnológico. 1e aplican a la consecuciónde datos Clando las técnicas científfcas sin hallar estructuras generales se consigue ciencia embrionaria, protociencia.Y cuando el objetivo perseguidoes el de la cienciamadura, pero ni en cambio no se utilizanl su mé-todo sus técnicas,se trata de especulación de filosofía de la naturaleza,ya en la de la metaacientíffca,ya en la forma física tradióional (la cual es la ontología no inspirada ni controlada por la ciencia). La especulaciónacientíffcavive del atraso de la ciencia propiase la mente dicha; as1, psicologíafflosóficay la antropologíafflosóffca mantienen vivas porque las correlpondientesdisciplinas-científicasse €ncuentran aún en uñ esladio protociéntíffco; aquella vitalidad no puede sorprenresultan más fáciles y más der; pues es claro que ambas especulaciones ^colección -datos de información aislados, aún sin de interásantesque la objetivo teórico. Bn resolución: no existe ciencia propiamente dicha a *"ttor que el nétodo científico se utilice para alcanzar ob¡etivo de la -elciencia,ia construcción de imágenesteoréticas de la realidad, y esencialmente de su tejido de leyes. La investigación científica es, dicho brevemente, la búsquedade estructuras' (,{lgunos fflósofos evitan los términos 'mundo' y 'realidad' basándose en que denotan conceptosmetafísicos: esosfilósofos sostienenque todo lo que el cogñoscible es nuestrá propia experiencia, y, consecuentemente, único objetivo legítimo di la ciencia consisteen dar razón de la suma total de la experiencii humana. Esta opinión -el e,mpirismoradical- no da a su vez rázón de la mera existenciade la mayoría de las ciencias,a saber,y de señaladamente, las que tratan con objetos empíricamente inaccesibles, como los átomos de nueitro cerebro. La ciencia intenta explicar hechos de experienciales cualquier clase, incluidos los relativamente pocos hechos_ se encuentra el hombre' En realidad, la expecon q,re efectivamente

48

ENFoeuE crnNTi¡¡¡co

oBJETIvo Y ALCANcE DE LA clENclA

47

oo proPonenhipótesisni procedimientosfundamentadosy *i"ri"ülJr, ,ino qu" otrecen tesis sin fundamer¡to )'. .generarmenteincontrastabres,asr como medios incontrolabres(inescrut;bÉ;i;;; averiguar ,,, n*á"á (p. e., ra Revelación);(iii) no trazan contrastaciónes objeti"vasd;#;; y de sus

sus propias deficiencias,.y (dr:) que es capaz de corregb ciencias, o sea, de construir rup''rur"nt""iines _suspropias defiparciares de las estructuras det mundo que sean cad,a vez#;;d;;;;a¡. N^o_hay ;r;;;;rpecuración extracientíffcaque searan modesta que, sin / ¿" ,f. Lo.que.put*itu "#ü;;?'*irio h;;n;;;-"i"árlii'r" objetivo -ra construcción de reconstrucciones " parciare¡ cada vez más verdaderas ), de ra rearidad_ es su método' En cambiq l"r no-científfcasacerca de Ia rea"rpu".rrail; Iidad (d) no suelen p.opia y rimpiamenre formuradas, *i:"lt sino más bien probilmas que ya contieiren "irurtion", presupuestosfarsos o insostenibles, talescoino.¿Cóyo

como, eir i"";'il;1ffi,üÍa. Lo que ""*¡io, ur',*¡*-lriaoh;;:"q;:;'""r0"$", modero -que no-eientíffcodel mundo, (rr.)ql: de probar, sometiéndolaa con_ trastación ", ""p", empírica, preten-siónvérdad,i,*iq*fiffi;':i" esa de descubrir afirmara ciericiaLs,(i)

riencia no es er único ni.stuiera er principar objeto de Ia investigación, yr po] tanto, tampoco es er ímico rerntim dJhs t"ári", Ia expe_ riencia, si es cientrffca,es un meüo de contrastacddn "iunirÁ""r, impres"rraúrJaTÍ", teorlas, pero no suminist¡a todo el o;ü;rd;ffii" -ir"rn"oa to¿", uil"r. Además, para exnlicar Ia experienJ" "ootunido -er objeto de ras ciencias del hombie- neLsitarnos der *,rriao nalrar der que f_ormamos "ig.ing;;;;i;"nte "o*"i*iento no parte, y visto ni tocado, se repro_ ":lu,T"Td?, duce gradualmente meüante t"Jtí", contrastabre, ailá de Io ñ-J"i;á" que puede ser objeto de experiencia.) La ciencia' puejs,tiende a construir reprod:*cciones conceptualesde las . estntcturas de los hechos,o sea,teorías fácticas. pe¡o tambiéi, r" *it"r"ii, ofrece modelos del mundo, par" unt"rrJerlo y p"r" aornirr*io mu¡o". ¿fo, qué vamos a preferir las iJorías ;iuoiíff;, a Ias especuraciones míticas? La primera teitac¡ón invita a porque las teorras científfcasson recorxtruccionesverdaderasde"".t";ü;; ra rearüaá. piro ui u]Jü I las inffnitas convulsiones la ciencia, en las de ü mayorra de las teoiías aparecen inffcionadasarsún otro;;;;l1'ilffiiJl1'li"',"".n por que ";"i; vordaderas,á,rtrq,rJ n.roi" ¿Lirr,i""*"1,u, "o,no d"b" convencerios de que Ia investigacióncientíffca'o derecho "onrigu"--i""iára"J-;ñüiliüé tenemos'entonces, ra ciencia saremejor ri¡"*áa r¡i" r" mitoro". :ru"I -gu"gla, especialmente tambiél u si ..campo,,, "neutrino" y "serecciónnatural',"ü"ü"inventa conceptoscomo a- i;; q"" no puede asociarseunívoca_ mente ninguna experienciasensiblep . .eDelelos llegár a -ra conclusiónde que ra mitorogía y ra ciencia suministran imáqenes de Ia rearidad difereiites, p€ro iguarmente legítimas? Es evidente-qu" no,l,:-::;r^":{:"1r","ra" ,i, u"rd-"dur., ni por tanto, ffnale incorréqibre. cierta,

y á"¿iá"'r""L9a.a brr"Lrr"f,,"qr,,¡

rupuestas fuentes de conocirniento, sino que apelan a alguna autoridad; no (lo) consiguientomente, tienen ocasión¡1g"": de contrastar sus coniecon y pr"ocedimientos resultadosempíricosfrescos,y se contentan con i,rí", á" ,rx concepcionespara meros ffnes de -P"f"ll1ón: i;;ii;r'ri""r""i*"r muestra la facilidad ,"e, q", fo, b.rr"", realmente óontrastación,_como negativa; (o) no suscon oue esas concepcioneseliminan toda evidencia pues todo su interés es más bién terminar con la ;;;"';;";;;p;;;iá;, respuestas investigación,'suministr"rido, lirto para llevar, un coniunto de a toda-cuestiónposible o permitida. de la La ciencia, en cambio^,no consigue más que reconst-rucciones y no demostrables.En realidad, y por eso realidad que son problemáticas en cuanto mismo, nó suministra nunca un modelo único de la realidad de modelos parciales, tantos cuantas teorías tratan iodo, ,ino ,rn coniunto depende sólo con diferentes aspectos de la realiáad; y esa variedad no ¿" i" realidad, sino también d,ela heterogeneidady la pro' á;il;d;;" no arranca fundidad de nuestro instrumental conceptual. La investigaciónque,llega a ellas de tales visiones sintJticas de pedazos áe realidad, sino mediante el anólisisracional g empírico' de El nrimer paro d"l-arr¿litit, t"á cientlfico o no, es la discriminación aislinción entre algún nivel determinado,poreiemplS, \ bt;tñ;;nti. descubren " órg"nor^o funciones Er, .* organismo.En uñ estadio-ulterior, se y esto suministra ya un-a Primera las relaciones entre esos cotriponentes, sinóptica.que había que á;i todo, o sea, la e^stampa-conceptual ;ilñ mddeb del tistema (cónjunto de entidades tal buscar. Una vez más "onruluiao tt"ttát""io"adas), puelcleusarse como instrumento .Para un .análisis más adecuada. Drofundo, cuyo resultado se espera que sea una slitesisdecir, partiendo de grandesvisioé;;;á; É""de "rpu"rrlativairenteies y ananes sintéticasen vez d! trabaiar por esteprocedimiento fragmentario lltico, se está haciendo algo iípióamente acientíffco' científfca no termina en un ffnal único, en Así pues, la investiga"ción una Ír siquiera bu_sca- fórmula única capaz de abar;;;rá;ll"-pilt"' üf i"""fa"a" de la investigación es un coniunto de el mundo car interconec"rrt"ro. y ánntt"i"dot (fórmulas) más o menos verdaderos. P"l:i"lP":te de la riaüdad. En este sentido tados. que se refiereí a üferentes aspectos pluralista. Pero en otro sentido es monista: la ciencia se "r-i"'"=i"""ia tódos los campos del conocimiento con un solo método y un con única que "nfr"ot" solo ob¡etivo. La unidad d6 la ciencia no estriba en una teorla en un lenguaje uniffcado apto para todos los lo abrace todo, ni ;q;i; ffnes, sino en la unidad de su planteamiento' --de contrasñ pr*áro de reconstru""ióir d"l mundo mediante ideas y a pesar de la tación de toda reconstrucciónparcial es un Procesoinffnito, a p"ro fru*"nte, esieran"a de- que. la teoría deffnitiva esté i;i;;á"d", lagunas punto de presentarse.La invéstigación dertubre constantemente del mundo. Por tairto, la ciencia no puede ProPonerseun io t", .ui"t

{8

rrNroeu¡D crsNTfF¡co

()BJrll'rvo Y AIrANoE DE L

clENcIá

49

objetivo definido clmo a]go-último, algo asr como la construcción una de com'pretav siñ failas. Ét ot¡etivo de Ia ciencia es más bien el :::TTgr" perreccionamiento continuo d,e sus prin_cipar", p.ra-".t"] ]i", t"o.i""¡ y medios (las técnicas), como r" ru¡á"iór así de territorios cada vez mayores a su poder. ¿Tiene límites esta expansióndel objeto de Ia cienciap Esto es: ¿hay problemasde conocimienioque puuá"r, ,u, *"aJor""L, a método y "o según el objetivo de Ia ciericia? La^s Ínevitabres li*it""i*", temporales determinadas por nuestra ignorancia no son, na,turalmente,Ia cuestión planteada pot ^"r", preguntas; ni tam¡roco Io son las Iimitaciones extrínsecas' como las irnnuestá:.nor el podir ra"dJsi"", p;ffi;'; económico. Lo que t" p."gunt" es si h^ay ot¡"i* á" conocimientoque sean intrínsecamente recarcitrantesante er plánteamiento científf"o. i-l' opti-irt" p"rrt"rí*. puesto la hisioria d" l" 9,t".,, -que _"i"n"r" *""ra*'eiraumento del

demostrativa, po' pr;r"td;Jüt"*"r, 'llfj:l:" qu" ,ó", pueden que sabemos, ¡esut^ten " ¡u"_ imp^ermeabl"" {,re ii-pi*teamiento ffi;rfr::.t"
La concrusión

:119:1"*p;;";;#¡tü"1T,Íil#'.""H:#,:T:,::#"9,.'ilT,"l'_*';

*T:"il.-i1l?rcublerto

porta ciencia, Ft;**

;;

q;'"la e*pansió,,

pocs,raciencüil"1?:Ípl";;p;;d{;"11:,":l:,Tfi:l;,t;lXli:,j'r"_"".;
a saber,porque muchos,la máyorá de los hechos,están más ará de Ia experiencia consiguientementé, y, tienen que ser ob¡etode hipótesis, de no intuición directa. Eñ tercer lugar, er Á?to'áo y i"r",tái"", ciales que lo cornplementannó son nada "i"*ir{"" "rp"_ concruso:han ido evorucionando a partir de precedentes más t"¿i-"ni^rio, y t"rrararr-qr" p"rü"ronarse si queremosobtener resurtados mejores-. cuarto lugar, como Io pecuriar En a Ia ciencia no es un obieto determinado (o conjunto-á1, püúr"li, determi_ nado)' sino más bien un pranteamienio'prJ"iro (un método y un objetivo), cualquier cosase convierü en tema Ju científfca,en cuanto que se trata con ur "i"rriin-"o,,"rr_objeto ú irru"suga"io' alcan_ ;ü* zar el objetivo de ést'a,aunque ese tratamiento -¿toio-i;H;i";t" no tenga éxito. En resolu-

rearistapodría ser Ia "ltt: "l siguiente'En primer lugar] podemor urf"t"r-q"" ftüili"i;a cognoscitivo resultará ser parcialmént" ,erol,rLle o irresoluble con los medios (métodos especiales), datosd" q""-á;;one Ia Ios ciencia en cada momento determinado.En segundolugar, no t" hl hailado nunca un método más poderoso que el de la ciencii y ,"a" un tal sentido que se haya visto coronado por el éxito ha resultado "Jrr"r"o un ser perfeccionamiento del método científfcó; en particurar, to, irri"r,to, d" i; *"iiá"a direotamente, sin elaboración ""pá; alguna (o sea,por percepcia' dire"ta,-¡lor simpatía o por pura especulación), fracasaáo hao si

ultima no tiene por qué sumirnos en el pesirnismorespectodet arcance enroque del er realismo "i"itin"ál-r;t;ñ;;;;;# pesimismoy,el opümi-smo. una estimación

clón¡ no podemos ni deseamosgarantizar el éxito del enfoque cientl8cb una do nrobleinas de conocimiento dé cualquier géneror la cie¡cia no es és que el enfoque científfco nuestra affrmación, más modésta, ;;r'";";, iosulta ser el meior de que disponemos' Pero hay al mlnos un-objeto--podría uno estar dispuestoa reconocerla ciencia fáctica, á saber, la ciencia misma. Sin embargo, oue no y "rtrdi" el estudio de la ciencia puede plantearse científfca¡nente, que J, "laro ,áh""" de hecho de vez en cuando: tenemos,en efecto, unas cuanque así una tls inmaduras ciencias de la ciencia. Si se considera la ciencia como individuos y equipos, entoncespodemos apelar a la ;;;"1i", actividad de estudiará, ántre otras cosas, el áe h ciencia; esta dicipliñ ir*"irnf" los procesospsicdlógicosde la producción de hipótesis, iÁo"lr| cognitivo, su Ia la iigidez rñental entre-loscientlffcos,etc. Si considerarnos ciencia en o sea' contExto social, nos encontramoscon la sociología de la ciencia, y de con el estudio de los factores socialesque facili[an la investigación -la en el planeamientoy el los que la inhiben, estudio del papel de ciencia la contiol de la acción humana,etó. Í si estudiamos ciencia como un asPgc' de la ciencia' o sea' el estudio to de la evolución cultural, surge la histoúa camá" ior o.ig"nes y el desariollo-de una línea de invesügación,de los erter¡ws Todas ésasson consideraciones bios de pátrp""iiu" cientlffca, etc. en el sentido d" qo" no anaüzan ni critican el método ni el áe la "iJo"ia^, investigación,siio que los toman como dados' Además' la resultado de la prl"oloei", la ro"iologí? y ú nistoria de la ciencia son ciencias factuales ;" h ;i;"iai manejan y elaboran una gran cantidad de datos f*pirr|*l emqríricos. tema tl estudio interno de la ciencia ha sido desde sus comienzosun vacaciones- los I veces, científfcos de fflosóffco.Han sido fflósofos {, general áe la investigación.científtca,la ñ;-h;; "i-Lrq.r"-" y la"simpücacionesfrlosótcas de su método discurso lósica del"ri"¿i^¿o "i""tlÉ"" Este estudio inteino de la ciencia se interesa por el ;ti;Jr";;il;;. de conocimiento científico independientementede su origen psicológico, histórica, mientras que eI estudio sus bases crrlturales f .f" rü evolución externo se ocuPa sotre todo de las actividades humanas t"p":t"t-Tf:: -i."f"ia"t enf la producción, el consumo,el desperdicio¡ 11 corrupeiÓn i" otras iantas ramas de de la ciencia: las cienciasexternasde la ciencia so--n cambio, se la ciencia de la cultura. El estudio interno de la ciencia, en de ser un disencuentrapo, encima á; ; objeto, en el sentido semántico acerca crrrro ,obÉ un discurso. Y dél mismo modo que un. enunciado el estudio interde un enunciado se llama un metaenunciado,asitambién parte de la no de la ciencia puede llamarse metaciencia,/ es a su vez teoría del conocimiento (epistemología)' y La metacienciapuede-dividirse en tres partesr la lógico (sintaxis como el de la estructura semántica)de la cieicia, ocupada por problemas los conceP' de las teorías fácticas y la reievanc'iaempírica, si la tienen, de

60

w
r¡{roeun crE¡{rfFrco
oBJrnvo Y AI¡ANCp DE LA cun{aA

5l

o-tio'ü;;,"d;iüi; y Ia ffrosofía de la ciencia sigrren-rimit"¿"r'"**i"1r"""," "n ;il;r"¿üción y ar análisis la cienci"Iy de d" ;;";;indo consiguen estabrácer teorras "il^" propias, comoIa de ra probabüdadde É tñ¿ñ;;"r,';l"T'li'lr,os casos, tales teorlassueren *"¿"i"r rupersimpritcados Ia ciencia, de "pfrcarse" másque a la cienciaña[ En r"ror.r"iór* I-ametaciencia siguesiendoesen_ cialmenteuna ptotocienci,, y * plliár"urr?J"ü"oou"¿", adoptael plantéamient:r "o"-"lur"i" cienirffco, dro,lasta er momentqha producido pocosresultados cienüffcos. todo caso,.podemos affrmarque además Ia eienci türt de a court, ^^-ll contamos Ia cienciade Ia cienciai con
/ ExrrnNe Crp¡r¡c¡r ot | "^ f crENcrA I ( h.rrenne
( Psrcor.ocÍe DE LA crENcrA { Socror"ocÍe DE LA crENcrA ( Hrsronre DE LA crENcrA Lóc¡ce DE L.{ crENcrA Mprooor-ocíA DE LA crENcrA F¡r.oso¡Í¿ DE LA crENcrA

ontotópr"üir*a,r.os tienen sus raíces en eI nasadó,pero no "*ifo, se han planteado cientlffcamentehasta ,t"Tpg:ia"-á,] ;; ñá;; is hasta I::.ry" queta lógica formal É eiencia, "h;-;;y udesiguar: ai T",lr_'ir sintaxis d;;;;"ri; de I¿rs teorías, una cierrcia es exacta, gicos éticos la investigación y de cientrffc". rrio"

tos empfricos; metodorogh ra ciencia, la de .quetrata del métodogenerar de ta cienciay de las técnfcas q* ü;.;$_","d ;;;;;* ejempro, la obtención muestras de ¡ú";1r¡* d" t"."i;;;;,rque estudia lossupu.estos "l """iiyiá y resultados lo, h""i-iJfi;üüsieinffi"*, -si

ulrrmo, porque circ'nstancias externas, como eI prejuicio -foie¡empro, ra idea de ludciertas experiencias h,r-"o", oo pueden ser objeto de pranteamiento científfco, sino- que tienen que mantenerse siempre en ra esfe¡a privada- han impedidoiu consider"lio" T;i;;'it*s'i pre¡,ricios tienen en su favoi no sóloel p"r; á;i;alüción, "¡9rtm;. sino también úna enónea concelrción de la ciencia, la irayor p"rt" d" las veces su incorrecta identiffcación con Ia frsica. Esios p""l'i¡"rál ,""-"tgurro, de fos rúrtimosbastiones del obscu¡antismo; se están c9n rapidez: empeza^Luiilñ";";tamente, mos a tener estudios científfcos de la experiencia estética y hasta de las sutiles maniputacionesde que ouj"to'ü ;;;"-á;i;ríd; por obra "r

rEn concrusión:por limitado que pueda ser el resurtadoder enfoque cientí'ffco,no conocemos que tlnga rimitaciones--ilin^"* y, además, esaslimitaciones puuaáo-"rti-**r*" no corectamente sino desde dentro de Ia cienciamisyra-: bajo er dorniniode ra ciencia ñgd" *üfu toda la naturareza toda r"'*rtu;l;;ilida v la cienciamisma.sin duda hay temasg3e sido abordados lasL "t científfcamente eiemplq el amor-,-o*Lnto-;;'i;; ya sea porque oadi" li";ü;; Tpor nohan airaído dñrq;i";";;ü;o¡es, "'.t'r,, existenü y, por :ill::l_!:iq"."

oPon€ el ostu¡lo anacrónicasideologlas oomo es, precisamente,la que se dlo ctentlffco del obieto hombre. su indepeldencia respec' Los éxitos del enfoque científtco, así como d"tt razón de la poteucia -expansiva urtraiJl; ," J.i-,"*--"r, ""d; "uro, ;""p" ahora territorios antes cubiertos.pr ilisci-plinas i* ;í"ü'"i;;;;", "*f e¡emilo, la antropología y la psicologla espeorlativas l¡umanlsticas-por exilorando territorios nuevos. Los misy eitá cdntir,luamente_ ¡iü;¿ff;;;de li creciente importancia de la ciencia mos factores dan también raz6n Desde el Renacimientq el centro de la cultura ha ui U el arte y las ""ft"ra.rnoderna. más visiblemente desde la iáo- p"orrao cada vez .religión, clásicash".i" t" ciencia, la formal y la fdctiea, l'a pura y !a ñH;iúd"s Y no se trata sófo de que los resultadosintelechralesde la ciencia "pUcaaa. y para ffnes b,rlenos malos hayan sido reco¡ocidos hasta v sus aDlicaciones formado culturalmente: hay un cambio aún más impor' ir, Jf"* "l -unoi lr" .oo'i't" en la difusión de .''a' acttfiid cientlfica ffi;;;;J;tl;; f; iár ptá¡L-"s del conoc¡mientoy respecto de problemas cuya ;;;"í. no soluci3n requiera algún conocimiento, aunque.en sí mismos "áÉ*"¿" decir que fa ciencia está absorsean problemas teoréticos.Estü no quiere toda la e*perieici" humana I que vayamos a termiilr*ai' ó"á""m"otu y matar n", por""*"t y odiar cientlGcanünte,igual.q":,Pod"To:-y?-:"1*t No: salvo la investigaciónciJntldca misma, las exp-eriencias científtcamente. del conocihumanas no Son científfcas,ni siqüiera cuando se beneftcian es el estudio de toda miento científfco; b;;; ñ"¡e y iebe ser cientlffco esa experiencia, que en sl no lo es' poüemos op"i", de una amplia difusión de la actitud cientlffea -pero oo á" una divülgacién de algoios meros resultados de la investigaci.ón; colectiy comportami:nto cambios importantes áu "oocüp"ión actituá.científtca,puede hacernos más "dY,tt1"ly f," adopción universal de-una en "o. t"Uiott nosiaría más cautos,sin duda, en la recepción de información' formulación de pievisiones; nos harla más t y la admisión ¿" con las "i de "r""o"i"r y exiqentesen la contrastación nuestrasopinioneis, más tolerantes ;r h";á más dispuestos a inquirii libremente acerca de nuevas d;?i;;;, mitos; robusteque sólo oosibilidades,v a elimin", irit* consagrados -son guiada por la áorrff"n"" en la experienóia,"experieicia; raznn' y nuestra i"ri" nos estimulatia a """ttt" la ,a"on cootrastaáa por la en conñanza ^aseleccioiar rruestrosffnes y a buscar olanear v controlar meior la acción, con esos6nes y con el con-ocimiento.dispo á"-;;J;;t" i;;; "o'h"r"rrt", el hábito y por'la autoridad; darla más vida vez dedo-i*¿"r por JUi", a buscar Jl*ot "" de la uerdaá, a h disposicióna tl"-ono""t el propio error, inevitable; nos daría una b imperfección la nerfección y a "ó-pr"trd& en vez ;iL;A;i;;rráo ioven, 6asadaen teorías contrastadas, "t"*i*ente qné tuhúye tenazmente todo contraste con los de estarlo un l" traii"¡óo, vida humahechos; y nos anim afia a ixtener una visión realista de la ni optimista ni pesimista' Todos esos efectos ,r",.rtá niriéo equilibrada,

62

rcN!.oeu¡: cu!:N.r.frrr(:0

V
OIIJI':TIVO Y ALCANCII DE LA CIENI;IA 53

es dig,,á;j lili: i .i"r.ii-¿,"-a a""ot o, liTJi*i#",rjiffi,";"*** er¡ cuenta eI éxito *.r1r_es"aro
está $pida en medid_a creciente parciares^ ,oío¿o extórno aur del mundointe¡no,alr,"-ur",-i"r ;;;;"", y ;:L ello por no habrar If. rt"rr"-i""a"l!r" soi. cada,";-;;;;"rdaderas; y o,a suministrando eI domi_ Í" para nio de dicho mundo.(si algui;;;;;;;r" que er pranteamiénto tiene limitaciones científfco intrinsecis,i; que fündamentara afirma_ üil;;os ción-¿Cómop su Ltevando; ;;il;t;rr; ca aceiEn virtud ¿u ,,r'-111ltl::119.""'.óncientíffca .de";-;;;t""'a.) secas intrínconocidas; encuentra un proceso ú;"; t"drüciones se "o en de expansión y consiguiendo
progr*, pa¡arerminar: prant"il";i";"itrn1o er ya ensayados.

-ya ha,<Iado J" ri urgunorrt"t* ffi;:

"ffi:ffi""1ÍHfr en eI cue{po ,?'";"';'"lgr::á:¡:q1;;:ñ1'"rd",","orro ,5:"fl enterode la cultura

puedon parecerremotosy hasta im,nrob1bl1s, en,todo c&soj,nunca ¡ producirros los científfco; p;;;i"tÍr;: poüón una actitud cientrhca supone adiestramiento científico; un á""rárc y posibre s¿ro en fii;t una sociedad

o;n:!l;"t.#H:t rl ü,"" .rn" ciencia ocupa en Ia curtur" "ur.ui"' ?r3r"rt contemporáneáuna posic.ión ñórr "iu"*á queocupa r" lJf,urt,rra superior. ::,*gi: entretenido echar "i"r"i" la Resultará rvo y instrucun vistazo a todo qü, se pasa de contrabandobaio Ia etiqueta "ro carece ¿" "-.;;;;; der método y del objetivo de Ia ciencia. pár"r"'o"r;;;;? "i""*,'aunque ese tema, Ia ciencia popurar.
PROBLEMAS I'5'1' Estabrecer una distinciónentre los objetivos de ra ciencia y los de

¿"r"-"iL,J ,,,,",r,J, d" :H:il, *:;^,:¿T*:icentro |fr,\"lfi :: rulrir," tura superio,,

ma i" ;;;;"' r,,ir" J"Jil;,[ T":":',1;.'j:r"ffi teriares, g" 1" nt*::

nffi"i:jÍ:: l"Xi"r:: __ di'ñ,;"i,í",: lq:l :ri1.lifr?q.:t H,il: 'ü,f,,fr"xnowbd.ge, ':fi *t,üi:?X1J"C'lr"&;.:¿1lf
*,,',13;vuno'o*f
con I" de "¡u"tin""-"n',u, ", conocimiento cien-tínál;udl;lil?"liilo"l,"",il,il'i.r':.ff.nff "u"r"^-Pltt:1tu:t: ciencias tales actividadesp lI"nT:: -quJ-il óaso ," or quéP caso
tiva, ¿qué "t ¡o r"t"p "lnr."t]r". -^ de respuesta nega-

'*niIT.;,:"Xt*"::i*.;ii;"".Í;'d,Ji¿:fr Ia objetividad l" investigaciJír de científfca * ,i¿l í;$i,$#,iTI" inrerir que Ia investigacion cómplca-;l;;;;""" enrera, inctusci li cuindo," ,""lll'ltlil

ü:i,tHiL:i,,r*:::"g:j:;i"r;":l,ts:::_tl-",p"a",i'iii.*"a.n*ph#fi'""uc8oístasp.,éde',p,u,t",

cioñal) o

i:"lllt*it: *:lf i"tr ;:::'T: decir,

empresas, i"io"""i".ae ra p'hr¡s¡¿.¿,
(del r¡iodo trad¡l

1.5.4. ¿Es el conocimionto cientlffco un medio o un fin? Empezar Por completar esta pregunta: medio y ffn son miembros de una relación triádica -que rtrponu también"un suieto. Próblema en lugar d¿I mte¡ior: los medios y los ftnes se presentan a pares. si se cambia el obietivo, hay que cambiar los medios. Aplicar esto a li idea de investigar proble-as teológicos con el método cientlffco. 1.5.5. Desarrollar e ilustrar Ia tesis de que la ciencia se corrige a sí misma, o sea, de que se critica y mejora desde denho, flgblqw en h8w- de ése: un tal cáráctei de la ciencía, ¿hace que la crítica fflosóffca sea inadecuada y/o ineffcaz? 1.5.6. Describir y ejempliffcar análisis científfcos de los dos géneros,frclla' y corcepAnles o teoréticos (por eiemplo, el análisis les (químicos, por d" firetár en componentes imaginarias a lo largo de eies de'scomposi"iót "i"*ploi o coordenados). 1.5.7. ¿En qué sentidos es analítica la ciencia: lógicamente, metodológica' mente u ontológicamente? (Analtticünd, L6g!ca: la propiedad que _tieneun enunciado de. ser dóterminable como verdadero o falso sin más ayuda que el aná' lisis de su estructura lógica o de las signiffcaciones de sus términos. fuwlitictd.ad maodnlóglca: la caractérísticade un procedimiento que consiste en descompoo"r, In"téri"l o mentalmentg el objéto at que se aplica, ea vez de deiarlo entero; un tal análisis puede buscar Partes, piopiedadés o relaciones. Anal¡tici' dad. ontológica o ri'ataflsi'ct: la doctrina según la cual el mundo es una acumu-hechos atómicos, es decir, inéducibles e independientes unos de lación de otros.) 1.5.8. Desarrollar la tesis de que una síntesis conceptual científfca no es independiente del análisis, sino más bien un resultado de éste. ?roblema en tugó ile Cse: ¿Es la historia una ciencia o una protociencia? 1.5.9. Examinar las siguientes tesis relaüvas a la unidad de la ciencia: su obieto, la realidad. (?) l.a unidad de (,i) La unidad de la ciencia-estriba en ia ciencia estriba en su objetivo, a saber, narrar la historia de lo que existe' (ü La unidad de la ciencia consiste en tener -o aspirar a- un únieo. lenya guaie, ya sea un lenguaje de datos sensibles (sensismoo sensacjonalismo), ienlua¡e de h oñservación (empirismo), ya el lenguaje de Ia. matemática ü" (pitagoieísmo). (ü:) La unidad de la ciencia consiste en la reducción última de iod""cieo"i" iactual a la flsica (ffsicalismo).(o) La unidad de la ciencia estriba IogY en su unicidad de planteamiento (método y obietivos). loblqw-* * Discutir las sifrrientes affrmaciones (en conficto) sobre el objetivo de la i¡e: ciencia factual: (l) Él ob¡etivo de la ciencia es la adaptación completa de nues(el tro pensamiento a nuestias experiencias_ físico E. Mach). (i'í) El -objetivo de de urri visión del mundo completamente independiente la ciencia es la creación comentar la del investigador (el flsieo M. Planck). Probbna T wy 4n !t": de la Interdepe¡der-r"DeclaratiJn of Interdependence in Science" lDeclaración cia de las Ciencias], Siiatce, III, 500 (1950), texto en el cual se formulan la unidad de método y de objetivo de todas las ciencias' a la am1.5.10. Discutir cada uno de los textos (preliminares) referen-tes reservados a las hua temas traüóionalmente pliación del enfoque -ft-Ñ]-R^ñ;*, "i"ntiA"o Mathematical 3rd' Biophysics, ed', New York'

it""iJ"i"r.

U

ENroeuE crnNrlflco

I¡SI:UDOCIENCIA

Dover Publications, 1960,vor. II, chap' rvl, sobrera estética, Mdhematicar y Blology of Socül B"py, Znd. ed., Chi""go, University oÍ ,Chi""go presr, ". 1959,Appendixrv, sqbrghjsloria.(¿¿).' ¡"i"L, ;Et u. il;á, sllnce',, pl¡¡rb_ sophgand phenonenolo-gtcat-R"n*"ú,ZZ, lSg, tóOt, ..e" y .f"+rr, of Value_, MühemottcaeNotu, rá, 95, Lsoz.'p¡oilat;;.7;e.; ;"'i#L*pu"ar qué se sigu,en enseñando, r¡ismo üempo que Ias correspondientes por ar ciencias (puraso apücadas), ra,antroporogía ri" .ffrosóffia, pri""r"!r"-ffí"-;;;;, b ffrosofía política y Ia fflosofíade h éduc"ación. 1.6. Pseudociencia EI conocimiento ordinario puede desarrollarseen arguna de las tres (i) conicirniento iécnico: es er co-nocimiento espeLTi:::l"r_siguientes: cra[zado' pero no-cientiffco, que caracteriza las artes y u, rr"uiii¿"áo protociencia, o ciencia profesionales.(ii) nJ" *"u" eJ trabaio "¡.*pupero sin"".qrrái"r",obieto teorétüo, áe observación _cuidadoso, lcarse gor y experime.ntación. Pseudocienciaton.",tl.po du (iii) y prácticas cuyos culüvadores desean,.ingelua-o "r"urr"i", ciencia, _maücioám;";á;;mo con.fsta-ni el planteamiento, ni Ias técnicas, ni ei T:11"j" oe conocimientos. pseudociencias ::Tq*:" cue'I*, aún influyentes so,-n, ejempro, por Ia de los zahoríes,la investigaciónespiritista y er'pri*"o¿lirií.' No careceIa ciencia de re-laciones el con*rrir"ri" ion iZ""i"o, ra proto_ ciencia y la paeudociencia.En primer lugar, la ciencia ir, rrabüdades artesanas, las orales, a su vez, "iili" entiquecen frecuentemeoie gracias al le conocimiento cientrffco. segunde lugú b eiencia utiliza de los .En datos en bruto cr¡nseguidosp"or Ia pritoáiencia, aunque "tg"ño. *,r"flo, de ellos son inútiles porirrelevantes. Én tercér hgar, a veoesuna ciencia ha nacido una pseudociencia, en ocasiones y una teorla científfcaha cristalizado en :e dogma hasta el punto de- dejar de corregirse a sr misma y cunvertirse en una pseudocienciatDic\ breve y esqu-emáticarnente, fuJde.r, considerarse las siguientes llneas de entre la ciéúa y- esas veci"o*uii"""ión nas suyas: C¡sucre

Coxoc¡M¡sr¡o rÉc¡nco

No sólo ni precisamenteel que ¿Quó es lo malo de la pseudociencia? "lisicamente falsa, p,reito que todas nuestras teorlas factuales son' a rtru Lo kr sumo, parcialmente V:erdaderÁs. malo de la pseudocienciaes,-enpri,un, log"r', que se niega a fundnrnentar sus doctrinas y llrre no puede, ade,r,Á*, h"tcárü porqo"" to*p" totalmente con nuestra herencia cientlffca *"ór" qrr", poi durto, ,ro^*orr" en las revoluclonescientíffcas,todas las estirnarsop-or puesto que toda nueya idea tiene q_ue cr¡{rlessón p*arciales, ^otras en discusión en eI contexto dado. qou^to."'pon"tt medio de En segundolugar, que la pseudocienciase niega a somfT-a contiaste strs cloct¡ias medlantd b efoerimentación propiamente dicha; además, la pseudocienciaes en gran parte incontrastable,Borque tiende a interpretar ocurra lo que iJor tor datos de ttioao i"" sus tesis queden-conffrmadas y ocurra; el pseudocientl'ficq igual que el pescador, exagera sus -Presas la pseudociencia todos sus ftáct"ot] En tercer lugar, Í1ue dis^,:ulpa nada ni de una """it"'" de meíanismo autocoflectot: ¡o puede aprender_ carece (pues se la tlaga sin digerirla), ni de nuevos nueva información empírica descubrimientbs cientíñcos (pies los desprecia), ni de la crítiga cientlffca lnues la rechaza con indignición). La pieudociencia no puede Progresar fracaso como una conffrmación, ü";qJrc las arregla paralnterprét^t ""¿" t^i fuera uñ ataque. Las diferencias de opinión entre cútica i "otño lugar 1 11 frag""t" cuando tales diferenciis se producen, dan_ í"r-r*t"ii*, de la secta, y no a su progresó. En cuarto lugar, el o;bietivo mentación crimario de la pseudociencia no es establecer, con;trastary corre$r_sistemas á" fripOt"rir (táorías) que reproduzca¡ la realida{ sino in'fluir en las cosas h ma$a y como la tecnología, la pseudocien' io, seres'hurnanor', u "otttó "o ob¡"tiuo erlrrrarlarrre"íe púabo, no -cognitivo, P9to, " dtfg' árr1i."" "" ma[{a, se presentaella misma como cienóil Y, a diferencia de i"""i" de la la tecnología, oó gora-del fundamentg que da a ésta la ciencia. Nuestró primei eiemplo de- p-seldoc-ienciapue{" :"1 "1, arte de los gJo"til, la rlúbdomnncia. I-a tesis de la rhabdomancia zahoríes q ;á" "o que ciertos ind¡vitluos partianlarrrente sensiblespueden percibir inconses o cienie y directamente lai heterogeneidades subterráneas, como minas cpnsiste yacimientos de agua o petróleo. La técnica de la rhabdomancia áo ,rr* una varilá de aiellano, castañq etc., o un péndulo como indicador á; ;q""U" ruoriUiUa"A. Esquemáticamente,la r,structura serla: Accidendel ü éááfOgi"o + Recepción Ilnconsciente+ Movimientos Involuntarios de las-Oscilaciones.AlguCuerpo i Oscilacionósdel Péndulo + Percepción nos iahorles modernos sosüenen que el primer eslabón de la cadena de p""a" tái t"-Uién un tumor canc€roso d "na averla de un motor automóvil. --;a;t; lo malo de la rhabdomancia? En primer \gar, ni la tesis ni la técJiü de h rhaMomancia est6nfuniln:ntenUilas en el cueryo del conocidirecta Jento ciendffco, seggn el cual, más bien, es imposible una ac'ción un se-nocesitan agenteflsico ff.icd en los estados.mentales: ¡;l;;rp"s

;fnr-..-

V

60

r,Nroeuu c¡nNrfmco

r'gEUDocrBNcrA

57

," puede üscuür la rhabdonancia, o ui"" üi/ q""-á;"id;-; ; ;;#" mefuante una argumentación metacientfff"", r,osÉanoo que sus tesis y su técnica no son ni fundadas ni contrastabres,dos requisitos de las ideas y ros procedimientos cientlffcos. Nrlestro segundo ejgmplo puede ser la parapsicología, , o investigación psÍquica, que son nombres m-odernosdel espiriuso,q i" actividad de los media, la cartomancia y otras arcaicas ou"o&r" y prá"u""r. Esta doctrina sostiene la existencia de ciertos fenómenos como Ia telepatía (transmisión del pensamiento), Ia videncia a d-¡tancia, i";;;;";;Iffi"-; y h telequlnesis (la causaciónmental de fenómenosfrrr;+ i";*ü" atribuye esossupuestoshechos a una.percepción extrasensoriar (ESpz extrasercory perception)

rn{s "* il;;;"*á, *",trñ-,;:#g, qi,e }"T,,fl"$"$:J:: tl,rT"l* suffciente conocimiento de la locahcLá.'p"" i""t",; í#;;

bien conocidas: mecanismo er de su operaciónes conocidq t""oí por-t" *"r r"-u" áñii",a aignasde En segundo lugar,-Jatesis'dela rhabdomanc¡aá'i*'' 1nffyza. *toot", o casi,por cada una de [as dos razonessiguientes: ,l *" ,"r¡ ni un mecanismo detenninadoni una detérminadal"y. a" l""oF ú;;; que es averiguar es lo que p'uáo üscutírse, o refutarse, i{:lqué experimentos .qué y "oorráúarrr" podrran-fabürb tesis;áj ;i'"i-"rh""r I"l" .rrr" previ_ sión correcta, e¡empro, por flescubriendo una'venasubterránea agua,se oe considera conñrmaáa- ierir; f"io ,i a"""r" ;i;;;;;l-"-!"o"o"i" i, d" aguq defenderá fe dicienddque hav agua,Io su que pasa es que está másabajodel alcance,de perfoiad*,'o fi; ra que ha sido vlctima.do un irror subietiv"iil;;d;r"d","i* "d*iláoál-[".i]¿emente indicadoresmeros síntomas¿u ooraiJl o ne¡viosismo. rvá hay "p-ptq geórogo que pueda aloanzarnunca tar conf¡rracl¿n de s"s ürir'J;;" por cien. obsérveseque Ia experienciaes irrerevantug""" 1" *ñi""oo ¿" r" rhabdomancia' prim; ilñ; p.tq";'esa fe bn es empfricamente inconEn segunáo lugar,porque ú P"tt' descriptivo del terreno puedi sei superi -r,"ir-q*,"üá""ft.rocimiento

corientes geoló4ca (p-;"iJJrpu, üJ"""ron de ondas i" sfsmicas 99'pt*q".*9" en-leyeJfísicas artiffciales) basan se

y su acciónsobroun-mecanismo bioró$co,por la simple_razón que ras de funcionesmentares propias de siftLas son nervÍosos artamente desarro_ llados,los cuares a su vez sistemas son frsicos.-por;;r"d" rastécnicas

anomallas,desde el primer rnlontosno percibidos: al llamar a las supuestas el parapsicóIggose oomProin,n,,,rotn,cisos de percepción extrasenJorial, o nrtrf yn a ¡trlori a ñstenir un determinado supüesto-que\egg intentará e tocli costa ilustrar en vez de estimar. En segundo lugar, las tesis de la y laxamBñte tienenpoco contenidot it,"rriig""iO" pslquica est6nformalad'as de la existencia de ciertos acontecimientos ,,rn *ár", affi-i"ioour acerca la pro;,,;; ;i; precisión aoercad9l posible mecanismode la-pr.oducción, psfquicos.Desde luego, el p3rapsi de los-mensaies ,uqación i la recepción mecanismo f?sió alguno, pues_esto colocaúa üñ;;-nj ;";d"'aceptar tema en el campo de investigaóiónde la flsica y de fenómenos -"i"""11*tfi""ttto¿ob se ofrecen expligiciongs de 1o¡ h;;ñl;gi;, -supuestos "rraodo sub-liminar& rlmbral consciente) debap deJ u ü"r" dü sugesüones _fuor desenfoo de nuevas üdas especialesque hublera que descubrir, se está rüturaleza de la parapsicologla' cando con la meior iniención la'verdadera .interpretación' de las anomallas que pulde admitir un La única -supuestas heóhosno-flsicosy no-normalss:en cuanto ó narapsicóloqo que se trata de ,iát preciso, arriesga la refutación inmeüata' á.ru ttu"t"".", * paraps.ico.pgla son,no-rurturalistas la^s vagas tesis áe E" ,;;;"i"Si -la "lit" más: están en abierta culisión oon el conocimiento V twfm¿lndns. ái"otfh*. Este último, en efecto, su$ere hasta hoy las siguientes geyrali (¿0 el esplÁJá""r, (i) no hay acontecimiento q¡y cate*.@de base flsica; *muy sutíl' que pueda rih¡ no es una sustancia *.""*"*-el -cuerpo' sim,Plemente -o oro*n"rru en el espacio y obrár en b rñateúa; 'esplrihr" es il-pfé¡o sistema de funciones estados del sistema á;; ;i"írffi;

ild;;idr4

-nue serfancontrastables un ñodñ preciso- ac€rcade de mecaoismos acción de precis,ámente h""u .á*l*"-IG--sospechosa Ia T:ry,l*d:des; -p€rof para el metacientlffco €rfdco. Aclaremosesa sospecha Eo,pger lugar, los parapsicórog$ no fo"iJa" nr tratan sus tesis ,cotno hiÚtesis, esto es, como sulxrestos corre$bl"" ,"t"Ur* ; ;;";

"*pri;:lJiSii:,H:i'":*L:*Hf,"*ffi T%il*:"lü:'H_ffi L.",":*: la telepatía),sino tambie; p*q"" ;'oírJ"" affrrraciones J"t"ui¿",

y a otras^cspirg:d:" iopt"-oomr;^G

lo-pt"lá"a"

preexistea su causa,¡ en partiorl"t' "T4o "i"S,l" "f""d" de que seaemitido,comoexigela profecla' ,&birtu antei lJciencia lo sustraeto{o apoygemplrico, á" to nSp con -""t"i"'pi"h" i.'i#r"ir"-""cia porque la informaciónernpíricasola no constituyeevidenciade ninguna sdconviertaen evidenciaen favor o en contra de ;l"r:;;;;"-q"" "-¿"t" tiene que ser interyretado a la luz de algún con;;; hñ¿i;rÉ-á""tm"", oe carececomPletamente junto áe teorías.Y Puestoque la paraps.icol-ogp propuesta I" dJlos hechos P.gT la'in-ter¡rietaóiótt teoúa,tiene que esta """ft", la ESPimpugnala competencia-de última oor*"i, *",lo*o ciencia aceptar no jlato qlu anomalías átt" estudia, p-ued9 Daratratar la, srrprrestas la En resolución, ESP no l9s que ella miima recoge. Íg"";;;i,iq"iu'r" algun3 en su favor' pri"au'pr"."tt1"t evidenóia que ^ E' numerosas.veces las observaciones iuarto lugar,se ha proÉado son¡netodnl'ógicamente parapsicólogos pot realizadás los v Iosexperimentos llanad! ir*"";r;b¡;; ¿t ¡r muchos e[os'te É *ottt"do que eranlisa y p-resencia pot eltosesrepetibte, lg menos,en ningunode ;;;É ñá"r)i¡0 bastanto la de personasqn" oo Sompartan fe del parapsicólogoy hay quJhace al enunciado mis,nos-1nr-loparaisicólogos l"; ;ri#td."J;; evidentor de los meros"hechosf; (¿¿i¡ pit"pticólogo3 tiendá a ignorar la y favorecidas series selóccionando contra; lo h""é", fá;;; "i".ptq

Ftrrs*'.

. :

68

w
E¡{roeun c¡E¡\rrfnco
trsl,:uDoc¡üNcIA

dotonfendo el experimento en ouanto c

ilT:"tilffi

a contrastatión, oora: simprem€nte' es ftro prometeno una teorra"prtu, tas pocas tesis áe ," doctrina son ambiguas se usanp*" y nn", a?¿tuie'or",ui,iproo no para derivar lóeicam^e¡te-;;;;"" *o;; i", crÍücas, co¡trastabres. Dicho de otro

pt-!ry*li:$;:Xf n:uák"'r];.a'7e,tv,,a"i'2^i,*^pr*ró *^ugúido"ñJii^,:,h;h#;il.#,?jff i,üffi"Tfi:"9;-,-;h" que seauna joven teoría aún oo io."tid"
je[T"*l"t'**::"::.t?#rTeguidonu¡rcaarcanzarerob

,*J::l*; '$Í}fi:i"ft ,f"",:3",:S:l¿"i,"iJtJT;::,"modose if :lg,ffi:lrf I;"ilHi*:üemr¡o,-quer*t¿*rü,*:,&ff :ffil"t En sexto*n*' -,:¡ür";l1f t1^n-T.*icología es cur¡rabregu
.o: haber conseguido,

orencial ";'"" "r oí,"Ji,{r,s: ¡"J;" ñ*."::i:m" ;i*::lj" r:"t* "i; trrt"J"#lfiil:T'-.":t:n* ñ lJl*"1p'f,"a su cpmo ;-á*,il"'ii"ii;"lry-*,'hTiliffi vez uncraro

d" va '";+""1idüff;'"i,;I""dira i::iitJ"ü?ff;':l"T1T':i Ia earta o mensaieqúe debla leer segrin eI parapsicólágq ,r"r'i"

meramente po""aebajode Io probabre,utruguid" roou"ouo --"y Joi¡eío"'e¡ta cansadq o que se resiste creer,.o a háta -13" Ia cual' por cierro, úurr']"r"#;q"" h"fd,á;J;;i:il"i p*"**,"' ;L** con ouaJcapacidades, modoque sórosemaniúesta "o. de tal de ro pro_ "r";e;;"-d:n q¡r]qaos poi5iil,"

surja mentjdereiouentro eqpo"tao""%",ü; ;;;;,"H: :: ;15ffio a'nque turi,all" parapsicologra r"r son, tomadas una ".rffSH::¿T,l' y' porrotantqinmuneiualquier'*il:: a en cuantoque unarse¡ie de a"i" rl" raLase ¡'r*"u*-"3rulta caer "*p""iencia:

ji#nn*r'."'fr ;Ta*'Í;'lr:1lí FI";T"ffi;:i"lu;*i

'LHoqTlJ"::lcssuales('iil;ü*enciaiseiec"i'""á"-a"T'uil,l"ffi

cuancl-o aplicana muestras Ia o""í"-"1- :::^l^

(ru)ros.p","p'i,itg;'"';"r""";'ilJ"l:i"ifl bucióncasuar; :::"5,,t:f por ejemplq 7],tl"ttY;

ffi L"ilffi*::Jffi

ü:,:H:':H" que "l'ni';;;;ffi :¡," "HT':* ,uJ"'*"."iüffi;:il1;?Í".J"X|L."!,:** -L,,"'" es menteefr caz.peropara-pod;iil¿iü;,n"i",T#o"i:Ti"?Hu"lilrn*ri_
sión de efciencia, itn ".i"tpo a" lá""'r'yi*cticas üene que someterse éI

Uffii";#,m'"Ég

::ü{lT:,*m¿nrú"T,*X#'l*lxi,':.:1.r,:::a,úti,is,"lqy"

Xll ft

,nlsrnoa los chnonesde desarrollode la ciencia Pura y aplicada,por Io no si r¡t(.!lo$ deseaser tomado por una ciencia.Ahora bien, el psicoanálisis de cientiffcidad. rrrnsigrrepasar las pruebas nñ pri*er lugar, las tesis del psicoanálisisson-aienas a _la psicologí'a, Por lu untripología V la biología, y a menudo incompatiblescon e-ll.as. ejem-psicóanálisis es ajeno a la teoría de1 aprendizaie, el capítulo más el ¡rlo: irdelantado de la psicología. La hipótesis de una memoria racial inconsciente no tiene apoyo alguno en genética; la aftrmació1 d9 lu9 la agresivldad es instintiva y universal se contradice con la etología y la _antropo-logfa; la hipótesis de que todo hombre acarreaun compleio de Edipo está eri contradicción con los datos de la antropologla. Esto no sería grave si se tratara de puntos secundariosde la doctrina; Pero son puntos importantes y, sobre lodo, el psicoanálisisno puede apelar a la ciencia para eüminar esaspartes de su doctrina, porque se Presentacomo una ciencia rival e independiente. En seguñdolugar, algunas hipótesis psieoanallticasson incontrastables; por ejemflO hs dé b seiualidadinfantil, Ia existenciade entidades de-.erriarnadas-dentro de la personalidad(el id, el ego, el superego),y del sueño como signiffeativo de la vuelta al seno materno. En tércer lugar, las tesis psicoanalíticasque son contrastableshan sido con Ia por los psicoanalistas ilustradas, pero irunca realménte contrastadas ayuda de lis técnicascorrientesde contrastacién;en particular, la estadísti"" tro desempeñapapel alguno en el psicoanálisis.Y cuando han sido psicólogos científfcoJ lós quC han sometido esas tesis A contrastación,el iesultado ha sido un fracaso.Ejernplos: (i) la conietura de que todo sueño es la satisfacción de un deseo ha sido contrastadapreguntando a suietos urgentesy objetivamenteconocidas,como la sed, el contecon necesidades correlación entre las necesinido de sus sueñosfresultado¡hay muy escasa dades y los sueños.(ii) Segun la hipótesis de la catarsis,la contemplación violentos debería tener como resulde fflms que exponencomportamientos tado una-descaiga de agiesividad; la experimentacióncientíffca ha mostrado el resultadó contralio (R. H. Walters y otros ciehtíficos, 1962). (ii4 Estudios muy sistemáticosy tenaces(W. H. Sewell, 1962,y M. A. Strauss, 1957) han destruido la tesis psicoanalítica de que existe una correlación relevante entre las primeras costumbresde alimentación y excreción, por un lado, y rasgosde la personalidad por otro. (io) Formando grupos para estimar la influencia de la terapéutica psicoanalíticaen la neurosis,no se ha encontrado infuencia favorable alguna, pues el porcentaje de curaeio' nes estaba algo por debajo del porcentaje de curaciones espo,ntáneas (resultadosde H. H. W. Miles y otros experimentadores,1951, de H. J. Eysenck, 1952,y de E. E. [,evitt, 1957);en cambio, la técnica científfca de recondicionamientotiene éxito en la mayoría de los casos(J. Wolpe, 1958). En cuarto lugar, aunque algunasconjeturaspsicoanalíticasson, tomadas aisladamente, contrastables,y lo han sido, como acabamos de ver, en

60

ENroeur cruN.r-lrrrco

l¡s||ttDO(it t1N(:lA

BI

cambio, no son contrastablestomad.as conxocuerpo total, por ejemplol si el análisis del contenido de un sueño no muestra que ese sueño es Ia imaginaria de un deseo, el psicoanalista'sostendrá que eso :?P?::111 sóto prueba que el sujeto_hareprimido enérgicamente deseo,'er su cual está por tanto más allá del conttbl del terapeita; análogamente, ante una persona que no presente complejo de Edip-o, el psicoañaüstadirá que lo tiene.muyreprimidq y vez por el temor a-la casúación. de estamanera _tal las diversastesis,los diversosmiembrosde la banda, se protegen los unos a los otros, y la doctrina en su conjunto-resurta inatacabi";;; fl;;xperiencia. En quinto.lugar,-elpsicoanálisis, ademásde eriminar pL absorciónindis. criminada toda evidencia que normarmente(en Ia cienáa) sería considerada desfavorable,sa resistá a Ia crítica. y hasta la elimina mediante el argumentoad hominem según el cual el crítico está manifestando el fenomeno de resistencia, conff,rmando Ia hipótesÍspsicoanalíticasobre y así ese fenómeno.Ahora biin:.si ni Ia argumentaiión ni'ra e"pe.iárrci. p,r"d"r, resquebrajar una_doctrina, entoncei esa doctrina u, ,rrr' iog.n", no una ciencia. Las teorías científfcas,Iejos de ser perfectas, son, o Ei"n fracasos que se olvidan, o bien construcciones perfe&ibres, y por tanto corregidas en el curso del tienrpo. Eso.puede compietar nuestra esquemática exposiciónde ras mancins que-quieren ser tomadas como ciencias.por varia-srazonesson de desear análisis metacientíffcosmás detallados de la pseudociencia. En primer lugar, para ayudar a las crencias ióvenes-espécialmente a ia psic^orogía, Ia antropologia y la sociologíaeliminar creencias pseudo-científfás. -a En segundo lug3r, par_a ayudar a Ia gente a tomar una áctitud crítica en rugar de ra crecruridadaún corriente. En tercer Iugar, porque la pseudociencia es un buen terreno de prueba para Ia metac"ienciá y,'"r, p"iti",rlar, para los criterios que caractórizan i Ia ciencia distineuiéndola de la no-ciencia: Ias doctrinas metacientíffcasdeberían estima"rse, entre otras cosas, por la cantidad de sin-sentido que autorizan. Por lo demás,-la pseudociencia ofreie muy poca cosaa ra ciencia con. temporánea. ?uede valer Ia pena poner-l prue6a alguna de sus eonjeturas no contrastadas,si es son contrastabrú; argrrnaide ellas pueden, des-qu.e pués de todo, tener algún elemento de verdad] y hasta ut ur^i"ut"""i q,r" son_falsas_signiffcará clerta adquisición de conocimiento. Pero el p_roblema más importante pranteadoa ra ciencia por la pseudo. ciencia es el sig_uiente: ¿cuáles son los mecanismospsíquilos y iociales que han perm-itidosobrevivir hasta la edad atómica a ^suptrsticiones arcaicas' como la fe en Ia profecía y la fe en que los sueñoi dicen la verdad oculta?,¿Por qué no- Je desvanecenlas sulersticiones y sus exuberantes q€sarrollos'Ias pseudociencias, cuanto en se demuestrala falsedad de su lógica' de su metodología demasiadoggenua o maliciosa, y de sus tesis, incompatibles con los mejores datos y ris meiores teorlas'aá q"" disponé la ciencia?

PROBLEMAS 1.6.1. Los pseudocientíffcossuelen hacer la pro-Pag¿nda-dey saber indir.nrrdoque tal o cual cientlffco o fflósofo cree -en é1. ¿Qué tigo d9 argumentar.lórr es^ésta?¿Constihrye eso una prueba de la pseudociencia asl presentada, rr mós bien es una indicación acerda de la actitud científfca del pensador que ¡o clte? 1.6,2. ¿Por qué no aparecen nunca fantasmas en Piccadilly- circus ni en y.visiona'l'irnes Square?¿tor qué lscasean cada vez más los media sensiblesrloslr ¿poi qné ios aslrólogos no repasan nunca sus anteriores profecías para sus intuiciones son por_de pronto cnlculir el iorcenthje de a'ciertos?¿P,or ^es decir, tales que puede -qué hacerlas cualquier Persona bien inforrnzonables, de control rnacla? ¿Por qué no utilizan los piicoanalistas las técnicas estadísticas no las dominan? ¿Por qué no anundo las üipóteiis cualitativas? ¿Sólo porque r,ír¡n los i rr"nduros la frecuencia áe *r srrpuestascuraciones, en vez de dar srr número total? ¿Por qué los parapsicólogosy los psicoanalistasno enuncian ¡rrediccionesprecisas? 1.6.3. Presentar una reseña de cada una de las obras siguientes sobre psicoMyth or Science?",lnquiry,I, l, 1961' nnálisis:H. J. Eisnxcx, "Psychoanalysis: H, J. Evsrntx, ed., Han¿b:ookof Afuiormal fsycholog!,-London, Pitman Medi"publishing in co,, 1960, chap. i8. E, )\iecrr-;_';Methodological-Issues fsy9h3cal S. Hood ed., Psychoanalys*,^!c^te2!-c-!I?hod atd' Philoanalytic The8ry",'in "Infant ,ryív, Ne* íoÁ, New York Univeriity Presi, 1959. w. H' SEweLr, personality of the Child-, American of Socioygy_, rJ"i"í"g and the l*ryql LVIII,lSO, tgSZ. J. Wor.rni Psychotherqy by Reciprocal lnhibüion, Stanford, Aggressimt, New York' Stanford University Press, lóS8,"passim. i. ¡i"xo*itz, McGraw-Hill, 196'2. Problema en lugar d.el anterior: reseñar los escritos aludidos en el texto, localizándolos en los Prycholagical Abstrrc"ts. 1.6.4. Presentar un informe acerca de cada uno de los siguientes artículos of Parasobre parapsicología.W. Frr-r,rn, "statistieal Aspects of. E!P", I?ryl ¿, últ, 1940. R. Ronwsou, "Is Psychical Research Relevant to o*"|*toei, bÉitoropñyt',, proceedings of the Aristoteliar¡ Society, Suppl. vol.-XXIV, 189, 1950. i. L. KrNNror, "An Evaluation of ESP", Proceedings -try Americon "f Society,96, 513, 1952. G. R. Pmcu, "scierice and-the SupernaPhltoSophlcat 'S6nnr", lZá, g6g, 1g35, y la subsiguiente discusión publicada en la tural';, '125, A g,1956. C. E. 'M. Hssei, ESP and Parapsgcholo_gy:.Cri' *ir*á revista, Bufialo, New York, Prometheus Books, 1980.,J._Ar,cocr, tical Re-Eoaluation, 'eáiap-ty gy chcto : Sáence or M agicP, Odord, Pergamon,Pt"tt:, l98l' Problema ,n iuio, del-ánterior: RedáctesJ una reseña crítióa de los artículos aparecidos Á fF" Skeptical lnquirer acerca de alguna de las pseudociencias_. 1.6.5. ¿iueden perfeccionarse la parapsicología y el psicoanálisis mediante una formu-lación mis precisa de sus-hipótesis, una organización.Iógica meior frecuentemente sostienen sus partidarios menos datos empíri"ot', y "otno -ás fanáticos?

IPp4.

g2

FF
ENFOQUE c¡ENTfrrco

r¡¡r-¡oon¡,rfe BIBLIOGRAFÍA

63

New

l'6'6' La astronomra nació de ra astrología,Ia química de Ia alquimia y ra medicina del chamanrsmo. ¿podemosi'ferir"áé ;J;;;;;d" plu'ao"i"n"i" a" nacimiento o, go1 Io, menos' se convierte en una ciencia, y, y el psicoanátisis "árrr"".r"ntemente, pueden d ;¿;'á";"il;", a nuevas "11i.,,ÍrrP*"psicología l'6'7' comentar algrrn-ode los enunciad-os siguientes: (d) s. Fnnuo, lnfroductory Lec'tures on s.á. Lo;do;, hüí [ ünwin, 1999, .r-sgchoana¿yro, pág. 16: et psicoanáiisii "tiene qué "¿., irevia, anatómica, química o ffsiológic1, t¡e"e que trabajar "b"naonárl"d";;;;üói siempre con concepcionesde ¡ orden puramente psicoúgicor'. ¡lr'¡ n.'H. i¡roulrss, citado por s. G. so¡r, and F. Bernv¿N, uoabn_nxlterinenís

(comola..sugestiin, p* pr"j'itiuó íi de casos -posibtes desfavorables su conversión casos'rauoi"bltr-m"ür;; ñ;;ffi" "¡".t o én ;ffiiltd" de hipóhoc (por ejemplo, explicandoel fracasopor j:tr1 sortilegioso por falta 1.6.9.¿Quéhay que examinar para averiguar una determinada si doctrina es científfca no ló er?¿So o a" in" ¡Jrg-" urp""iA?¿Suuso de procedimien_ tos empíricos "* (comora.observación)? ii" cantidad y calidadde sus seguidores? rls ¿sü "i.rlít" J-i,"'f.ail;, que usa,su conti'uidad con el ¿o cuerpode la ciencia-ysu ob¡eiivo? -zt"á"r 1'6'10'La homeopatía aff¡maque cura conciertos productos naturares arta_ mente diluidos.AI cárcura.Ia una riedicina homeopática se halla una cifra del orden de *""on^centi""i¿r"¿" ;;¿;ñ por centímetro cúbico. ¿Basta esto para dejar de lado Ia homeopatí", ;;;;i;;ü ;;;;:r,;""tación? En cualquier " "r-n""á.i" caso,¿quétipi, de'*gr-;rt""ion sería probrema el usado? en lugar de is¿r estudíar psilcorogia r" la¿E ñ"qp";;l"" I"'a"r.r,ro a" Iugar de ése: Anarizar opiniin a" p. "t"árrrd"¡.ra r. e"yERaBEND, contra el métod,o, en Madrid' Tecnos,rgzg, de q:oe .r"r;i";'un mito comocuarguierotro, y de b que no se diferenciade h fseudociencia

por-Ibs resurtados [...] tene_ mos que estar dispuestos discutir-todasn ,estra-s "*p"ri-"ii"üs a viejas'concepciones a des_ y conffar de todos n-uestros probrema'"nffi"i)"dse; hábitos *" ¿En qué diffe.ren^tas ps-eudociencias las-"ntur"r';. ú;;,r;;';;lñ:;i " de normal", I'6'8. Realizar un anárisismetacientíffco d"'l"r;ü;;;ü doctrinas: freno_ Iogía, grafologla, homeopatía, osteopatía,-Rassenkun^de [la teoría aremana del racismol..Averiguarsi todas eilas comp"rien er método i;;;;;r; de Ia cien_ cia' Probbma en lugar :r¿ ése: Rearizir un estudio a" ú. lur"áion"", *ir"gror", (por Ia fe, la confeiión, la logoterapi., r* r"-"dios de y de su especiallógica. Mostrar,,en,-particil"r, ,i ,uponun ""r;;i";-;c.) (, h f;i;;;'iel post hoc, etgo propter hoc (despuésde-, luego po, de¡;'iA¡ U igi*"n"i" de otras hipótesis "".r'r"

poneren-tera ¡Liciot"o,i", talll,;,ñ" de :l:::l_"^L:ry::u" ¡mponen expectativas contradichas

que el descubrimiento-de fenóménos 'Iaven, los pi'o,

n letqaty; i;;¡;;, ñ;;";'*d F"bur,y -;b,i"*fa Conn.,yale University presd xíla, p'g. áS?, indicar
ha llevado a un punto [...] en

11. f ,. Ar;xr¡rr, sctantlflc Mahod: opttmtztng Apptied. Research Declsiorw, New york nurl l,on<Iorr, ]ohn Wiley & Sons, Inc., 1g62, Chap. l. Lf . flrrrucx,Metascíentlfic Queries, springfield, ilI., charles c. Thomas publisher, lg5g, ( ilrnps,l-3. Model, and, Matter, Dordrecht, Reidel, 1973. -,Mothod, :,Olencla g d,esanollo, Buenos Aires, Siglo Veinte, 1980. -,Tho Strategy of lnquhy, Dordrecht and Boston, D. Reidel, 1983. f , fl. CoN.rNr, On Understanding Science, New Haven, Conn., Yale University Press, ( l, W. Cnu¡rcrrurN, R. L. Acxorr and E. L. AnNonr, l¡úrod,uction to Operotions Re,, x'arch, New York, London, John Wiley & Sons, Inc,, 1957, Chap. l. P, K, Fsy¡n.r¡nNo, eonira el método, Madrid, Tecnos, lg7g. M. GrnoNnn, Fads and, Fallacies, New York, Dover publications, lg57. f f . Mpru,¡¡nc,The Reach of scierce, Toronto, Toronto university press, lgs8, part. IL f ,. K. N,sn, The Nafine of the Natural Sciences,Boston, Little, Brown and Co., lg60. E, Necna, The Structure oi Science, ñew york, Harcourt, Brace & World, lggl.

v)47.

elrasnos

ctentlftca, Madrfd,Tecnor,lgg2. I. l. tglrr*, La lógicade la-tnoesügactón l'1.B-..wrrsoN, An rntroductionloscienüli Research, !r., ñ"*-i"rt, uccraw-Hilr, 1952, Chap. 3.

Clpfou.o I CIENTIFICO EL ENFOQUE
1,1. 1.2. 1.3' 1.4. 1.5. 1.6. Conoci¡niento: Ordjnario y CientíÉco El Método CientíSco La Táctica Científfca Las Ramas de la Ciencia Obietivo y Alcance de la Ciencia Pseudociencia

más reciente, el más universal-y el más provechosode todos los estilos' Como ante toda creación humána, tenemos que distinguir en la ciencia entre el trabajo -investigación- y zu producto ftnal, el conocimiento. generalesde Ia invesEn este Capítúlo consideriremostanto los-esquemas tigación cie]rtíffca-el método científfco- clranto su obietivo' 1.1. Conocimiento: Ordinario y Cierntífico

La ciencia

es un estilo

de pensamiento

y de acción:

Plecisamente

el

La investigacién científfca arranca con la percepciónd: q": el acervo de conocimieñtodisponible es insuficientepará manejar determinadosproun blemas.No empieza^con borrón y cuenta nueva, Porque Ia investigación se ocupa de pioblemas, y no es posible formular LrnaPregunta -por no de conocir¡riento hablar^ya de'darle respuesta- fuera de algún -cuerpo sólo quíenesven puedeir darse cuenta de que faltq algo' -. Pirte del conoóimientoprevio de que alranca toda investigaciénes conoy, cimiento ordinario, esto es] conocimientono especializado, parte de él es mediante el método de Ia conocimiento cieniíffcO,o sea, se ha obtenido y, a y puede volver a someterse prueba, enriquecerse llegado el caso "i"n"i" A medidi que Progresa"la investi,,ro"r"rrJ *ediante el mismo métodb. g"iiO" corrige o hasta rechaza porciones del acervo del conocimiento órdinario. Al se enriquece este último con los resultados de la ciencia: cle hoy día es resultado de la investigacióncieri' p"il" áA sentido "o-tn

r,üNc(r^lrs oxNf¡t,t(]os

85

CapÍTUro 2

¡|lr¡ l¡r sirtrxis y l¡r sem¿tntica los conceptosse interpenehan,aunque de r¡r¡r('r rrús q e por cl hecüode que el dominio al que legitimamente puede ¡tltllrrrsr un conceptoestá determinadopor su connotación, Por rlltimo, la rllrr¡t,rr{)logía los conceptos ocupade estu¿liar función en el procede se su ¡o rl,l cono¡imierto,y es muchasvecesdifícil de distinguir de la semántica ¡l¡ l,s concepms.En estc cstudio usaremos moderadamente los elemen|rx tl, )a lógica formal y la semánticamodemas,pero sin suponer en el l¡r'l0r ninguna familiaddad con esasdisciplinas. Ll. Lcnsuaj€s Ci€ntlffcos A diferencia de los mlsticos y de los ocultrstas, los cientlfcos obietivizan ¡llr j¿leas por medio de signosque pueden ser percibidosy eÍtendidos por trxll) el que lo desee. Iacilitan su propio trabajoy lo prcsent¿n cont¡ol Así ¡l t rl uso públicos. Dicho de otro modo: la conversión del conocimiento por la represeütación lrrrsonal en conoclniento cientlffcova acompañada rht pdnero co¡ la altda de un conjunto d€ s€ñalesmat€dales convenrl(males(signos)que peten€cen a uno o más lengüaies, Nuestro ¿cceso al corlocimiento cientiñcoüene, po¡ tanto, lugar a través de conjuntosde sigos arti0cialesarbitrados para transpodar ideas, ¡¡ás que sentimientos, como es el caso del lenguaje a ístico. Po¡ eso será convenientercpasar nlgunas ¡'rocionesde semiótica, la ciencia de los signos. Algunos lenguajesson creaciones Listóricasmás o menosespontáneas: los llamaremos lengrales naturalest ejemplot €l inglés. Un len$aje Datur¿l sirye primariamente a Güesde elaboración, almacenamieDtoy comunicación del conocimie¡to común. Ningún secto¡ de la ciencia puede prescind del longuajeordinadq pero ninguno puede tampocose8¡¡iradelantesin constNirs€ uno propio, Toda ciencia constmye un ¿enguo.ie añiÍicial [troplo qne contiene sig¡os tomados del lenguaje ordinario, pero se caracte za por otros signos y combinaciones de signos que se int¡oducen iunto con ideas pecuüaresde esa ciencia,Ambos lenguajes,el natuml y el artificial, son no sólo insttumentosde comunicación,sino también instrumentospara Pensar. En €sqüema, üna pdmera división del lenguajepuede ser:
I,ENCUAIE(

.

CONCEPTO
2.1. Leneüajes Cientifcos 2.2. Tétuj¡o y Concepto 2,3. Iúte¡sjó! y rcf€¡e¡.i¿ : . 4. Dr \ r . ión, O r d " n " c i o n y \ n l , m " u c a , I i. D. , L Sr . . , , . t i . c p r F , - o . r a ! , a t r v r . 1 9,6. Sisteoátjc¡ de Coneptos

"#i'r"$i.i,'.*:tiit.ilüili:f# f",:"'"'"'il'nil*,:r**lf
;':: ;r jtl?#,:';fj[]Th,H*i ]:ll:iT15:¡'i:,r
rrencun pelo atómicomayor que el del nobelio.. ¿tempro \rstemd (onceptual ordensuperior: ieoría oc de ta dé la e.raticd.l

A dilereDciade las esrructlrrasjnnah5 de comporramienro v de ]as

f::T:fl""i::'1i"*i,ir "ili.:tj; Ít:r,i:';".iffi i:: :ffi::iütT':]Ti: ;."::*'1F"Hr::ff ¡:::.i.[.n!:Tiil,";fl

ilnÉ"TifTf#r"ll:H"i!l ;.;gi:""",""'*trrr¿rrrri;rfu jiTt.'11ii

fl'¡g:t.,-:,1q:.,;;,',,,'3gtrll.i":i#i,"rhi,k1hhi:i;
dil;,Tl'rffi *f: r*il,lii hlr x lb Hil{:
hl{.4 i!.

lNarr'¡al (p. €., i¡glé$ ¡ Lo\( rprv¡L lD. e.. ld not¿cio¡dritmetica) No-cor.E"rual /p e. Ia nota.iónmDsic¿I,

::lT,'Jff ;J,;tTffilJ J ;:ff::Ti"; l:';?H*l::;l;i ":ff::,:f

(Algunos 6lósofos opinan que uüa ciencia no es má.s que un l€nguaie a¡Mcial, lo que explica titúos como El Lenguaie de la Física, El Lenguaia da la Sociologíi, puestos ¿ libros de la correspoúdiente rietaciencia. Pero eso es coger el rábano por las hojas. La ciencia elabora sistemas de signos

00

(x)Ncu,1u

rr

t.xN(:u^lrls iNrt"(x,s c

87

y tr¡baia con ellos,pero sólo en Ia medida en que esossignosm¡t¿rializan nuestras ide6s acercad€ objetosno-lingüisticos, como los enlaces químicos, por ejemplo.Además,Ia cienciaes comudcable,perc no es ¡lgo construido para el mero 6n de la comu¡icación.La ci€ncia, en rcsolución,tiene un lenguaje,perc no es un lenguaje: es un cuerpo de ideas y proc€dimientos expresado unos cuantoslenguajes. en Por eso, un examenñlosó6code Ia ciencia que se limite a ánalizar sus leúguajespederá de vista lo que es peculiar de la ciencia: la búsquedade verdad objetiva). Cuando hablamoso escribimos acercade un cuerpo de signos(un lengrraje),nos colocamos más á11á fúera del obieto de nuesüa investigaciónl o utilizaúos un lenguaje d€ nivel superior, d€sde cuya altura, Ilo¡ asi decirlo, contemplamos el antedor, que está abajo. El lenguaje del cual bablamos se llama lenguaie-obieto; y hablamos de él en ur rnetalenguaie. Asi, c\an o decimos que una determinada proposición (enunciado) p es verdadera, p¡onunciamos rn ñetaenunciado acerca del enunci¿do p, Si p está exprcsado por una sentenciaque perten€cea ün determinadole¡guaje-obj;to, entonces conespondiente el metaenunciado expresarÁ una sentencia se po¡ del metalenguaje. Esta diferencia de nivel puede expresarse poniendo al slmbolo objeto entrc comillas, asir La sentencia3 exp¡esa proposición Ia p La p¡oposición'p" es verdadera La senterrcia'[2.9]'pertenece un metalenguaie s a de IS.rl 12,21 t2.31

y Por Iól')go, d sociólogo cl historiadorinteresados el lengüsj€como {enóirrr,rrocrrltu'al. TsI plmteamiento, impo¡tant€ en sí mismo, no es, en ¡rlcvante para nuestrosffnes: lo que nos interesano son tanto r,¡¡rrlrfir, dc tos sig¡os en la vida social real (objetod€ la Yagm.itica, qie lr'¡ Í,Ír.r r* l¡r r¡¡ió¡ de lai cienciasempíricasrecién aludidas) cuanto la ¿strtcllrl4 con ideasA .osas,obie' ¡fr |,tr {i,jn'^ Lobiero la sin/a¡is)y sus/P¡¿riones de r" (l( l randnli¡d). La razón por ta cual nos quedamosmn la siniaxis pa¡a el estudiode los lenguaadecuados como jnstrumeDtos v h somántica es kr clentlffcos como sique: Lo quc nos interesaeo ullima instan(ia sun de lr,. k[¿s I los procedim¡á¡ros li ciencia.más quc los modo", hislórjc¿esasideas y {omulados como han sido €xpresadas rr¡u*c condicionados, cientificasrPor l¿nlo. por las di\ersas comuntdades .r(" procédjmientos loco de nueslraatenciónlo que se mantienein\aque poner en et r.'r(.moc -Paso de un lenguaje rlunte a tiavés de cambiosculturales tales como el y hastabajo cambiostal€s como los d€ ¡otación en los lenrt¡rLDral otro, a $rojes a¡tiGciales. Tomemos,por ejemplo, la s€nte¡cia Cuarlto nlagor es el oohtrn¿n de foú)c.ción, del prcú)cto totil tanlo nngot eI coste

Obsérvese que al mencionar objetos lingiilsticos, como las seDtencias, los ponemos entre comillas simples, mientras que los objetos conceptuales, coúo las proposiciones expresadas por sentencias, aparccen, cuando son posiblesotras conmencionadas, entre comillas dobles.Son, naturalmente, vencionesal respecto:lo que jmporla es adoptar una convenciónconsistente y sencilla,y afena$€ ffelmentea ella -cosa que se dic€ más fácilmente de lo que se hac€. No hay, en principio, límite para el número de metal€nguajes, como lo indica 12.31, que perteneceaI metametalenguaje s; por otro lado, €l de lenguaje-objeto qre perteneces puede muy bien se¡ un metalengraje, al La üstinción entre niveles lingtiisticos evita confusiones y paradojas. (Recuérdese paradojasemántica embusteroque dice 'Estoy mintienla del do'.) La distinción se pres€nta y debe mostrarse en Ia cie¡cia cada vez que hallamos metateoremas (teoremas acerca de teoremas), metaleges lleyes acerca de leyes), y meturrcgh.s (reglas de regla$, por no hablar ya de los meros comentados acerca de t€oremas, leyes y reglas, comentsrios que pert€nec€n a ün nivel lingüístíco superior a aquel al que pertenece eI objeIgual que cualquier otra c¡eación hunana, el lenguaje puede estudiarse tanto en si mismo (estlldio interno), cuanto como objeto social (estudio externo). Este último planteamiento €s el popio del psicólogo, el antro-

Ilquivalent€s de €sa sentencia son sus t¡aduccio¡es a otros l€nguaies natur¡[es; de €ste modo se p¡oduc€ un conjunto d.€ entidades lingüísticas (sentencias en este caso), cada una de las cuales eryresa la úisma idea, qu€ ús. en este caso,cierla proposiciónpertenecienlea la economia.La idea -rrrodo puede erpr"iut"]ed. un desnudo.exacto) universal consiilerada -át en lenguaje matemático, €scdbi€ndo Po¡ e,€fnplo: {órmula en la oue 'z desisúa en este caso el cosle del producto lolal. 'm el mste de pioducciónpár unidad. y el volumende producción¡ n los desde luego, que [2.5] es demagastosgenera)i" determ¡¡ados. Sabemos. es iiado séncillapara ser verdadera: 12.51 sólo una apro\imación prjmera (lineal) a una ¡elación más coqPlej¿ eDtre E y z, Perc esto no es asunto Puede darse toda una sede ilimitada de otras lectums Posibles (interp¡etaciones) de esos mismos signos 'y', '¡', 'm', y 'n: de hecho, la misma ¡órmula t2.51 puede usarse para exprcsar relacjone( fisica" biológicas una gran variedad de psicolósicas, En Laforma iZ.s¡ pr"a" moldearse et¿. i.'t."idos esoeciffcos. Cada i¡temritación de u¡a forma m¿temalicaestÁ tales determjnada;or u-o coniunto dÉ reglas de sentido ) desigDación. como-'q de'igna |represi'nta el volumende producción-.Si no se adopla I ninsuna intcrprelacióndeterminadade Ios signos-o !ea. si úo se formu' \aclo que no affrma nada lan"reglasde designación- queda ,n "'qo.*u acercJdel rn rndol es, por tánto, asuntomatemático si €n [95] sólo'='

I
{ i¡J ¡ r ,Nr I l1 ( ,

I r i N ( xr ^ Jr i s( i |l ]N r i r r ( i ,s

(J9

.i{ritr,.r, i,{, l,..l,jr,r.rt rtidrLl/. ,nr,r,tr,r\,¡,r,.lu5 Ll(m.i\ Int, qr i¡r,.\ ¡t,,¡ar:'|| i¡rr,.r¡,¡r,rr \ir .n(.rh-, l2.Sl ps ,,,rJ t,trj;r tr,/br,//,1,r. ,r,JprcrJ¡r ,1,mo!iriJbh\ nümóri.a\ . . romu tá Jdn i/,1 ) i,,,¡'n,trr,r. ¡nlonc.j lt.sl rccihc un" inrFrprpracion aritm;li.aj t:r n,,,.. ,'"lli," una rorm,rL formar. t"", 5rs,r' siFndo e,ro e,, ,,I¡ r,;in¡,rta J,. \f¡ Üo,,purdme¡]É mrremárico. , 'rrJio inrr-rn^ uDaFrpr.5ón Iingür\ri.acom,r d, t2.4i ó f!.51 sf ^Ji' : \l tormJ l.udnto 5u conlFniJo: fonn¿e\t; dcrcrmin;d" á la p^r .l p.c,rJi¿r modo romo re combi,rJn los,ignos,y .t .onl.nido;;;i; ,1,,¡ Llicpnlor rignos +i Fs que dicen rtgo: porqu" p,"d," n-¿Llr comoocrrrrp r!¿ndo no se atribuypningb jFnrict;pcdjcuta¡¿ Io, ""';;J s,g,r( c^mFne¡tF\. I-as corúbjnacione, a(eplalrlesdc sig¡os sc establece¡ m/dil',r, rFglasde iormación 1o reglasgramrticales, cn un s.ntiao amniio í, gramrl¡ca'r ) su5 5ignificacionFs e\tablecen se medianteregtas'dc l,,rm,ula ¡mcr¡ quF la conespondientF J2.51 senrencia .runquemis - ,ilt ijsüe siendoun aDáti.is i¡comprero ésra.pues costed. de ]:l:l' ]:"t voturnFn p¡oo4c.ron. d. producción.érc.. no ron cosa\, sjno propiedadcs oe , oy\ .Jc cierra ctasctrDercancidt.Consisuienremente. se de¡e.; c¡ ¡ugrr de la exprcsión'vo)umen produición.. ".,., de ta "\Trpsión \otum;n de proou.cro¡de n. derigúando.r'una cntiJadárbjhariddp una dererminadd cr$e. (omo_Fl coniu¡rode las máquinds éscribir, .rup pertenece dc !t Ia mra.As¡ podfia compterar\e tórmutaJ2.s'haciéndota ta r;mar'ct siguipnre ásPectol

g{rff lrll¡trr¡slcxprcsr una lunciórt ProPosicional, más compleja {lue "f es de que [2.6] c¿rezca sentidopara áí't" (( lr. 1.4),Il,,cdo scr pcrfect.rmcnic otrosvalores o ¡r,r.hrr,$, (¡re v¡lg¡ para máquin¿sde csüibir, Pero no par¿L valoresdel volumen de producción y, y rh, L, ,, r¡rrcvalga para pequeños indegrandes, etc. En c alquier casq [9.6] es una {ó¡mu1a rr" ¡ulr vrrJores c¡nseguircierto In'lrfiü,h, un csquem¡o matriz a palth del cual Podemos IrbrÚrr (lo se¡toncias,cada una de las cuales designaráuna proPosición que expresan verdadera(o falsa).Los esqúernas Ér|r,t¡ri, aproxim¿d¿rnente sentencfutles sentencias o se ¡rlrrl('rl(:s proposicionales llaman lunciones lJl¡r función sertencialcomo ?(r) puede serlo o bien porque el carnpo ,l¡' l,r variable individual ¡ se dej¡ sin deffnir o bier porque (lo cual ¡rrmrlroctrrrir ademásde lo anterior)no se ha ffjado la oatiabl¿ prcdicatiI'), ffjación quc puede hacerse,por ejenplo, medi¿nte una regla de '!r ¡lhr¡g'nciótrt¿l como: 'EI predicado'P( )' designa el concepto'númeio predicativa,y no una variable predit'¡l¡no"'. Si'P designauna constante flrtlvlr, o s€a,si el valor de P está ffiado, entorcest es l¿ única va able rtr¡ rlueda en la Iunción sente¡cialP(r). Si r toma un valor determinado. ¿, ln, cjelnplo la constante que designeun determinadoindividuo, como P(¿),o sea,3 es un número la obtenemos sentencia r'l t¡úmero3, entonces se una función seDtencial convierte en una Dicho brevemente: ',ri¡ri. denotadase con' y, consiguientemente, función proPosicional la ror¡tcncia en una proposición, si todas las vadables indiYiduales y predic¡tivl{xtc por rúa especilicación vrl$ toman valores específfcos,o sea, ¿letermina¿los Hay otra manera de conseguir que una función pmposicional se conmediante vt$ta en u¡a idea verdaderao {alsa,es deci¡, en una p¡oposición: a tn Esta se lleva a cabo anteponiendo cuanti'Íica(|or la l^ercIizúción. es DroDosición. misió¡ del cuantiffcador iüdicar los vdloresde la vadaLa l)le. Así, la Iunción proposicional"t es azul" puede convertiise en la verdadera'algrín r es azul" o en la proposiciónfalss 'todo proposición t cs azul'. El preffjo para atgún r'(o'para un r al fllenoí) es un c¿¡¿n¿ilicadar eiisten¿i'i; 'paia todo r' (o 'para cad¡ c) es rn cuantificddot uni' indicadosen la ljsta siguiente o¿8d¿. Utiliarcmos los cuantiffcadores r¡sr¡ 2.1.- ¿¡s¡¿,i.e.uantifica.lorcs símbalo
Cuantilcador existencial in¿eff. CuaDtitcadoresexisten.ialesde Cuaniiff cadór ex¡teD.i¡1 limitado Cuantincadorú¡iversal libre Cuantiffcádoi r¡iversal limitado

zlt = m(r)..!t(x) n(r) +

t2.61

Aqui i-de,ignd la- r¿¡ridhtp indiDiduat.o de objeto. variabtc (!yo c¿mDo Lre.ro\oüipro\ rpor eimpto. uia ::,:1 :*ry"'" .r¡divldmtmcorside¡¡do .orcc.,ón mdluiDa.dé esc-ribir,. de B".rrnré,progrFsos cienri6ósúa¡ con_ s,\tr.hen Ft.des¡uhrimi"n,o qu-e dr atgo"ra una profledad. ¡ o L¡n¡.reuc'un. no una propjcdadintnnsFca. y Recuérdpce de,tjtución Ia de' calor ! omo co\r el calórieo_ y su con\er{iótren una propiedad: o el dcscl¡bnm|nnrñ que lJ tong*ud er und profiedad rclacio¡iJ dc á" tas co"as. y no In¿ propiFctad i¡rrinsFca ahsoluta las m¡mrs; o el descubri o dé miéntode rtuFel c,phitu a un sisr.made funcioñes. nü ünr su\rancid. y t-n (odos (so5 cdsos.el análisistogico más protundo ha sido un aspecto o?r anarArs cienlrb.o más profuúdo: cn genprdt. ánjli,is tógico una y. cl dé ronocimienrolusrántivo. raán por ja óar nu hry ll1T:lj,l:-q,|I"... totatFs an¿rtr¡. tog¡cos "., de lormuh\ que tengán co¡r;nidofácruaj. un presenta ha\rd abora.) aunque Ie añadamos reelasde oesrgnacron..Jr.bl. desig¡r unr propo5ición no propianentcdich;, e,ro F. un enuocracto derc¡minado puedaser verdadero talsoen atellna que o mpcroa.ue hFcho. mienrfas vrlorcs de td variabh iDdj\iduatr; tos tos valores numéricos ,, :, n¿y n esrén sin újar, la fórmrt^ f*j;;;;";;,i;;

Lectuta
H.y al nenos un r tal que n Hay exactamente :t t¡les que Elister r en U tales que Todo ¡ del conju¡to U es tal que

(sr)
(Er;,, (Et1,

G)

#.

70
Pxr¿¡r¡=I, cl ouantincadorexistencialdofmido es (S r)r, que puede leerse: Hay ex¡ct¿me¡te un , tal que'i los matemáticossuelen deiignar eslc \ingularizadormédiante El . La expresiónruscrfta que apareccen el simbolodFl cuá¡tificador universal límirado,¡. U, pui'de lier"e r eslá en U. o .r f'ertenecFa U de(ignando Lt'eluniaeteo dct d*curso. o sea, cl dominiode individuos aludidopor cl e¡unciadoentero. Pueden foma¡se p¡oposicion€s con una sola variable individual r y una soh va¡iable predicat¡vaPl ) ¿signando valores a ambaso preÉjando cudntiffcadores. rabla sigu;entcpreienta las clasesde prcpo'icionei que La ' resultaDiestán ordenadas Ñr la eitensión o generalidadi 'fñL^ 2.2. - Cbses d.e yopotiaíones elenetúabs Shcr{trs P{.). con P } . ¡onst¡ntcs (sr) PG) I Panrr.caFEs 13x),P(rr. cons > t I -" LEsTAD^s,r)--P{rr , uñrEmres ' I Lr¡rus üri,it,

cuiNlit r ( r ) s ¡ , 1: N( N^lr r s

7l

PnoposrcroñEs( INDETTNTD^S | ^

Las proposicjoncs soD los obietosde inter¿smás jmDorLantes. Dero no los unnós. i¡ue se e¡cuenlra¡ en el conocimiento cientiÉco,o, en'ee¡cral. en cualquier cuerpo de ideas.Pero tanbién enoontramos propr""íos ¡po, ejemplo."Supongamos p")- problemat (por eiemplo. ¿esc ur P?'). regtar (por ejemplo. 'HágaseA par¡ .onsegüir B J y otrds ideas que no son Di vedad€ms ni falsas. (Dicho sea de pasq la lógica de las piopuestas, los problemas, las reglas,las promesas,li amenazas"yonos obje'tos'conceptuales que no tienen valor veritativo, está aún prácticam€nte por eñp¿zar.) Io que no hallamos en el cuerpo del conocimiento cientíEco es córueJbr l"Es convenieDte para ¡ l:Écc¡g")- pcticioneso negos ( Por lavor, x, haga de cD v\ Li órdenesfH¿ga x"). Estasclases objetosse encuentran et curio de la investigación, como en el de cualquier otla acción, pero no en el resultádoDicho brevemente:las clases e\presiones (bien lormadasy autoconde lenida\) que encontramos los lenguajescie¡tificos en l¿s liguienles: "on T$LA 2.3.- Lirt¿ de eqnesionesbbn fonúnat y al'tocontenidas
Sígrc (objeto Xngüstico)

Eieñplo Funcjdnproposicion¡l Proposició¡

Sínbolo Pk) P(¿) (s)Pk)

Sentenci¿ propositiva P¡egut¡ Sentencia regulaüva

Regla

¿Esc pímo? HágaseA pda consegui¡B

B petA

0Pk)

lólnulús bien lo¡nutlas: obcdecena reglas de 'l]f(lns l¡s rntcrn)rcs "'n o r'r,rrDosición form¡ción más o menos e¡plícitas Tales reglas prohiben h lirrr¡rr¡ciónde monstruos lingüísticos como'r es' (por incompleto) y es ¡.lación diádícade d"s 'r ., r¡r.i"pc'ado tporqu. -mai pesado'rna ur¿'r,u rrr.-,s, no un¿ p.opiedad inlrinseca' ¡demá' de l^c rcglús dP lor' I ¡,n,,o rcxla. d. con.rituciónde fórmul¡, bien toÍnad¿s Lfbl. Ia sinla\ís r¡r,u o A¡tll¡fii l¿, ;cks de lran,lornLorionde lo\ diver5oslenguajes. sea. lat de unas fórmul¿sen admisibles hrlhrtcionesque rigen.lastrans{ormaciones -como -Sj ¡ e y son números' r¡r$, Po¡ riemplo, toda cqui\¿lencia una puéJé utilizar'é y si ) solo-si ¡ y-0',Itorccs ¡j 'omo lpor cimplo. peÍnite surliluir un miembrod( la eqoi\alencia ||(l,r rrle .l rni.mbrb r- - 9) por el orro miembro in I y-0 ). (Pero las ,rrrlvtrlenciasmísmasno son reglas) lir¡ los lenquaie( cieDtifcos, las reglai de tormdcion ) transformación cuanhay formul"das erpliciramente: que e\?licitarla< s,rclen apaiecer 'u, sc rnalizao lormalta alsúnse¿tor di'curso En el c¿.od'Ia for¡nad.l tlo d. l¿.rrron que coniisleen po;er bdd" las (¡rlas cncirna Ia me,ar'se d¿ reglasde formacióny I¿stegldsdé trdnslorm¿ción ómplera de 1as rurrrIisLa en rl-n formalización leorr;s se estudiará la secc.8l.J Una tal I'il¿ de irs la culminación del análisis sintáctico del fragmento de discu¡so d€ que se trflte. L¿ lógica eleúe¡tal es una sintaxis universal que estudi¡ las reglas un tlc fornación y transformaciónde todos los lenguajesconceptuales; más profundo requiere ya ün conocimientosustantivo ¡¡rálhis sintáctico material d€l camDode q1le se t¡ate Toda fórmula-comphjabien formada contiencpor lu meno. un L¿rmino cl (\)nAsf."¡ e( un número un que represenl¿ concePto Primo.cunlicne .ioto c':ncretode númFroprimo y el conceprogenéri(o dF tcner una fropiádad. o pertenece¡a u; coniunto de elemeniosrodo' lo' cudlés Fsrán un Conli8úientemenre. ¿nilisisde Ia\ por una propiedad. ia'ac¡erizaios en bidn fo¡madas supondrá su descomposición términos y exoresiones sinláctico) asi (omo un" d\erigüación relacionesentre términos (aDál'i\i, que design¿nlanálisissFfn'iDenlre ellos y los conceptos de las relacjones jnterno de un lenguaiee' a la \ez rintác(ico tico). En resolución:el análisis lingrjrslica y semánlico.y aPunla a los conceP(os sus répreientacioncs ) de re sisuiente ocupan prccisamenle algunosratgos Ésle caDitulov;l en de eseánálisi" dúplice". la ned;da en que puede a¡ udarnos:r cnten'ler -dett[e debemos aludir a ciertos lá ciencia. Pero an'tesde entrar en mavo¡ problemas genemles ¡eferentes, al lenguaje de la ciencia Desde el Dunto de vista de la sociologíade la ciencia, ün len$raje un si€ntiffcoes simplemente dialectoproleslonal Desde un Punto de vista metacientGco, un lenguaje cientlÉco no se encu€nua al mismo nivel que leyendoÍovel¿s costumo un ¿/go¿ ierga subuÁana,que Puedeapr€nderse bñstas;la difefencia se debe a que los lenguajesde la ciencia se construyen para €xPresar un conocimiento exhaordinaiiq y no p¡imadamente €l

t.) (rli'iiIir) l(xl¡r( i( l(iir Ililiz.r, l(li)lnirs t()rgtr¡rj(. dil ontin¿rnJ, cxprosi('¡a y lrirrsl(rr,¡.i(¡rfr (lc l¡s rnismrs rtrrcno ricncnso lnl.)sinocn ct-contcrt,, 111 ,rkL,n¡ L(t¡rír.nsí, 1¿ cxprcsiónLas p¿rtícut¡s atfa desncdid¡s l:r dc |,i,r[da niDi.,r ri ¡cc]er¿ron¿n et cicloüó; hasta t00 MeV'- ;i *,,,,,, "-* s(rx.ilh scntcncia descliptiv¿, no tiene senrido lDera del conr;xto de 1,, fisi.¿ atómicajpara entenderla frase hay que conocerciertasteorías.v n,, s¡npl{rncrte echarmano del Dicnionariodtla Acadeñia. EI análisisinán,, .i,ndeto Giniácticoy semántim) de un l¡asmento de disculso cientifco. ,',,¡t,,¡ s.1 \Fncillucomol¡ hasc,rnr..io., .irs., n¡ comprFnsj,sn .dec,,a ,l:r ,1nrrn, básico conocimieDru dé espe.iatizado. '.rpo En l¡ ciencia,a di{ercnciade lo quc ocu¡re en et a¡te, et detemi¡¡nrc p¡jncipal del p¿r idea-signo la idea. Es verdad que los símbolos es infuyen, ói Ll..Dln.en cl p?n.amienro. po,que,or a.Gfacio,ya preparado. I'i 1 ¡Jqa'i/anpcnsamrenro á \eccs.soú cap¿c.s rnáni y. de 'n er. L^ndiciun. péroen últiná ihtd¡ci3 l' .r ,r u1r ! xl¡nsiñninso.pF.had¿ ciFrts,idpas. dc fl poder de los signosestribaen su capacidadde representar ideas por las las cuaies nos interesa usarlos.Ninquna rcvolución cienti6ca ha tenldo nur,," l,rgarfor .ámbtospJ,amentcliDgüi,ricos. mientr¡, que un3 i¡lFa inl \,n,. pnF,l" Jdr lugJr cambios importaúrc, et hnguaic,je un¡ cn " , ,(n.,a.¡ ambru5 q,re r¿r\ez se propagan cipn,ia\ contiguas. i Eiempto dc ello son ln. c.mbio, lingüisticoi pioducidos en ta bioto!ía rcoria nor'la c\olucionirlrdp Drrq in ). má\ reciFntémcn,c. l¡ adopcünpor partc por dp lo. gene,r.r"s alguno,conceprns de clavFd; ta r,-ori¿-dF inforúrta cioD. como "inlormJ.ión y códrgo . asi coro por l¿s discusione\dc to\ s^,i{5'oeo5 ¡cpha dc la reoriad¡ hs decisionei. por \i'iud dc ta cual ,zLlauno d¡ nñ..lro5ha sidoJ5ceúdido raneodelormulador decisioal dc n¡s. L., dilusiónd. I, rm¡nos ert)resionps y cipnriffco, q,re cn susorigcnes era¡-espccíffcos tie¡e lugar en la medida en la cual se lei reconoce óapa, h cidad de suscitaruna nuevacompmnsión -€sto es, e¡ Ia medida en la cir¿l la difusión lingiistica es co¡cómitante de una elportación de conocimienio. nn resoluciónrlos len$rajescientiÁcos crean,modiffcany ditun, se den ¡¡nto con teorías y procedimientos cientíÉcos; consiguientementel su eshidio ¡o pücde realizarse independienrement€ de esasteorlasy esos del Del mismo rnodo que el conocimiento cicnrifco differ€ del conocimiento coniD (cf¡. Secc.1.1),así también di€e¡o su lensuaie dot ordinaiio. y del mi'mo moL¡o común nn puede esrimarel conocimjenro 1ue el conoci'niento cientifico, así taÍibién el lensuaie ordinario es rn i¡strumento demasiado n,dimenl..rio p¡,a Atudiar lo-s d;ticados lensü¿iés especiates Ia ciencia, de .o'no .l dé la mec¿¡ric.¡ cufn¡ic¿,Dor ei.m;lo. \4á; oup un in5trumenro inaliri.". ,l lcngudje ordinarioe.;n un obi;to de atrátisis, un 'eltid:d Jnálj'anJum v aúr mi" rcsuFllaménte obiploque hav que deourarr.or nn la r) udr dF lcnqu"i, m;s Énñ., por r empe?dúJo l;tóeic" ei"menr;t. tal Un anil\i, en n,,so de'de principio.de y ha"Dos,rado por un yr. '+. "iglo.

os r ¡ xr : N lr r r ( '. r N( : r^Jr is

7rl

'$s::*Hi=fl'i'i l,íri:] lrr*l "[iti1l[il"j";",1*r, J
rji|il*,,,ü,*ffi
,,,,,,,i". ¡i*¿*".*

:l;-' i,, r,,; ***t*":ffi5¡i*ü
ahoxa ¿ otros rasgos¡le esosinstrumentos' PROBLEMAS

l-li ;,,u*,tr¡i+l¡-**:st *" h'J:r:#lft h11+"rr"T#:?,H**l;il

ili:l*ffiiiiiliÉl:i, iktt*il1'*lid*
'*; i.*lf'"i:,': dirercn'iáó cjeóüÉcos dF u, pecur¡¿ridadesrosrenglaie'

,;l:""1::i":';T:ii":i:,":-"T'':""1*;':" ,,i;,1;';".""";1.:"ff

:41i*;;¿:*'*u$ix'i#rit

*4friü:Éir:*it*1k+*
Tl*#dfr {'ff ;,i:i''; '¿1ir,"Ti"j*f{,ffu

;;*1.H:1¡#,11t,i";kin:F;r*;

fr::u",',jtl$fl**r#,q,¡.**.

71
llllcos; (ll) sj, (r$ dc cxistir lal lcnguüjc, pücd¿ scr púl,li@, ¡lo mer¡mcnt0 pdvD¡lj y (iit) si un tal leDgu¡je podrí¿ expresar enünci¡dos objetiaos. csli) (s, prcposiciones qtre fueran Dás allá de to que es o püede s€¡ objeto de exPe ricoci¡ de uD deteminado suieto. 2.1.7. Los términos iojd,'áspe¡d y 'doloroso'inte¡aieDenen l¿ descdPciú, se d¡¡ ciertos hechos epe¡imentales: consigüientemente, les puede llama¡ tl¡ n,tuos f,nñ ¿ni.or. Por otra fdrte. 'cosa'. 'longitud y \ivicntF intérvienen e,' L LI+oip"ión j Ia exphcacion de behos o6¡eti"oi. independienleInPnrc 'l' que puedan ser o no objeto do *periencia di¡€cra: podemos llaúarles t¿m¿or ¿e obleto |tsí{'o. 'Veo rojo' es entonces una se¡rteDcia fe¡omenista, mientras que 'Aquí encima hay una bade¡a ¡oid es u¡a sentencia de objeto Iísico. Atgunos ffk;ofos, especialmente los primeros positivistas, sostuvieron (t) que existe ün L nluo¡r fnonais+a ¡r ro sólo un rocabuldio tmomenistá. coq¿ que nddie pu;de nega¡) y /iir quc ese iengüaje tenomenistaes o deberid ser el h¿g¿¿t. ¿,ásl¿ode ta ciencia, en el sentido de que todos los téminos de objeto flsico, pa¡ticül¡rmeDte los teoréticos (cono 'temperatura'), soD o d€berl¡n sór cons' por bediüs Pu¡úente logico5 Dis r,uillos ¡ parbr de tc'mi¡os fenomeDis{as (ul¡r esrs teris. InlenLar constmir un t¡rm¡no cientiGco, tomo diitancia o 'm¿sa, a pa¡tir de téminos fenonentutas Y determinar qué ventajás tendría osofí¿ subjetivista (centrada en el suieto), cono esa reconstrucción para úa el €npirisno, si el vocabuldio, aü¡que no Ia sintaxis, de Ia cienci¿ lue'a ¡sí reducible a la experiencia subietiva. 2.1.8. Co¡siderar el siguienie texto, ton¿do de J Z \ou!c, The LiÍe ol Marmnls, OyJotd, clarendon Press, 1957, p^9. 57L "La esenci¿ de ü¡a hornona, habl¡¡do co¡ prccisión, consiste en constiiuir una señal quimica espe' clffca. Henos visto que el co¡cepto de señalización i¡nplica un conjunto de inslrucciones para obrar de una determinada nanera. Las señales asegur¡n la conección de 1¡ acció¡ po¡que se envian a p¡rtir de una estructura o código .onlrolado, se traDsmitena distancia y son "descif¡adas" segin aquel código por los reeptores, m€diante l¿ selección de algu¡as e¡tre las acciones posibles de estos úlümos. Las glándulas de sececió¡ j¡te¡na son capaces de actuar de ese nodo g¡acias a que lss instrucciones he¡editarias contenidas en los genes asegura¡ que 1¿ emisión de süs prodüctos está controlada de tal modo que tiene lug¿. e! condiciones adecu¿d¡s. Las señ¡les só¡ descif¡adas por deterninados teiidos que son sensibles ¡ ellas, razón por la cual se con l¿ denonlnación de órgaws-bLaro". Buscar en l¿ lit€ratura cientiffca lnás €iemDlos de re¡ovación de ur dialecto cientiffco ¡ caus¿ de la influencia de ;uev;s teorias. ProbldM .11 h'ear dd mtetior: Hace nucho tiempo que se obs€rvó que ciertos táÍinos qüedsn sobre-determin¡dos, Por asl deci¡lo, por teo¡í¿s científfcas, como consecüencia de 1o cual se produen numerosas controve¡sias acerca del nonbre "correcto" de una cos¿, coDtrove¡sias que supon€n e¡ realidad una pol¿r¡ica sobre teo¡ías dvales. Tal tue, sin dud¿, €l caso por '. lo que ha'" ¡l aj¡e dc,6 ogisLicsdo descubiérlopor Priestley. pc'o no iden(i6c;do corp.tdmcDre h.sr; Latoishr. I rbauuzádo .Dtonds óor él con el rcnbre de 'oxígeno'. üscutir e ilustrar el alcance teorético de la ternimlogis Orgtuutu Renondúñ, 3rd. ed., Lo¡don, cienti$ca. Cfr. W. WSEWELL,No,,j1t'n

rlrrrutxo x ct:rtrl¡'¡tr

'ts

:*lifi'[it***#¡s't¡l*
¡.f. Término Y Concepto

llllt*+*fi;',1';¡,"'f#*;ifu '**t'*"*iÉ':i: il¿*:id;;;¿:¿-:Htr*il''ii'i"

***ff **ffi
;;:1! fiil;' d" individios ral es' ciertamente'

7(J ¡.ltrD¡,,s tur¡,nx^ dc ,l.sc. eonro, gn,r,. agr.rdabtc,, pero t¡n !,, cjemplo.. Ll( tüd,r {lg,,n.¡s cl:r- , - o. puL-lo atgun¡, cotec¡iones so¡l que nom¡'Écn.rs dtg,rno,rp\ppctos -;no.. pobtrciones cn lcornolar biolósicair_ y. conrder¿n reatesin¡tusocu¡ndo se han exringuido.como ocurien el caso de ciertosconceptos clases de usados por los biót"gór. fíri", q",l,^bf" J" cücrpol sólido(. el bióJogo qle e,r,dra tx, , o.úm5.e" de li nrarsopas, . que tr¿ta de c¿pdssociales ¿doptanünd actitud nomJna_ tro ) cr sonlologo ljrta. sino que creen en Ia exislcncjade géneroi naturales,y, por tánto, de agrupacjones objclivas basadar en analogi¿sobjelivas. comr¡nidddd" antcpasados o(ros u Además.los cienlfuco"no restrjneenel término 'asgos. ieálid"d de tdl modo que no ,e apügue más que a lo q,". e*;r. monenlopre:enle rcspecto marcode rctFrencia sujeló, al det Hemos "o "l apren_ drdo a llam¿r real a lo que exíste en ¿lgrjn lugar del cootinuo er¡".io temporál de cuat¡o dimensiores.ó La anteriordjscu\iónsuponelres oiveles enridades: tinsüislico. de ej .l,conr.ptualy el fisico: represenran esquemáticamenrela fiUta f.¿. en _se (JD\erveieque. de acuercto con la convención adopradáen la Secc.2.t. dis_ tingüimos entrc entidades lingiji\licas y enridades conceptualesoá¡ el pro.édimicúto de dar Iasprimeras.ruando son mencionrdasl ue córn las en simples.como e¡ el casode la cifrr '3. mienfrasqüe lás enridades concep_ tuales (como, po¡ ejemplq el núnero "3"), apar""in ent comiüas dobbl. "
'lABt ^ 2.4. Nioek", li"güística, conceFtusl g ¡isbo

ír\NflNo r (xlN(xil'r()

77

I

1,'iir,i$rr*,;' ir,tr;" i:{{"i"t,r;{:iiiil{-:}ff:
']ABL^ 2.5 Desilna.ión g rctÜencia

ffitffitrj*rgm mi*nt*-*,ro**

Nos interesanahora dos clasesde relacionesenue los ues nivelesindi,adosi la\ relacionesde desigDacjón referencia.La relacion de ¿lesisDa_ y ion,r¿lc enlr/ mjembrosdel ni'el ljngüisricoy sus corretatos, exi.ien, ' si .n er :lrvFt( oncepluat.A5rdpcimoj que .c-designaa ..Darwin-. llamamo5 \ al clx.cpto D.N in el desigratun del té¡mi¡o.c. La relació; de desjs_ relacion asjmet'ica signo_idea; geDcr¿1. es biuqtvoc;. en no 1"""1 "..,"., (c L tetartonoe reler?ncr? e5tablpce entre miembro. del ¡i\el Lbsütrico o concepLu¿l miembru..si lo5hay. del nivel fisjco que son cone)a"r,cs tos y de primcros-Por ejemplo.decimosque et hombre Darwiú es t^ rclercnda de (' y oe . ¡ o bren.coo el mismo vator. que .c'y '.c reprerenlan a Darwin en \u' rc.pectivosn;velp.. t¡ rdación dÁ referenciaes-unarel¿ciónasjmé_

r**n$t*+*+f *+t**:::,: ** 'ru'.+*;**#,'u #**-h#',1'ruj,'"T'"",

/al

( : r ) N(lx , ¡ r

rf
I {

'rr!¡ur¡roY coNcrur¡ de T^Ér.^ 2a - Clases concePtos
( ii'N,x,r'ros NüvIDU,lLEs Ct",'Í) (¡'N(xx'ros DB c'-^s ("cobre", viviente ) I nELrc'oNEs PsoPr^t ¡c¡r¿ otcn* (i lNo. ovPa8Ar lvos ( _- - ¡ - "'

79

mn**+t*$r**fiffi il:,,l:#rrTi"ffiúif;;;;#
¡

r r,'r,rrrrosrer.r-)
( l{)N.E¡ros

:Tli+;[ t"ili?::#ilx-fFe,[1'*1i,
*'H.::r*Ír'i;i:dlx,':f "t*'"rasr-,""'" ti",iil "iia"i"' ,:;

*$:frni{üliiiiii*idtti$ '*J*+:i**,,1*:fl j*+i{:T{#':iff r.1"il*x'.,:""'il:';ni:ii:l;:';¿,,i",* [ü:t *;,'gl1É*"ql'm-:**,m*hin:¡fffi
;; i"-;iiil; á" ¿

frr;ffi rH;:tr$rn:":irx.í#ll*'*+.*t**E*;¡

¡ lcou¡*^r¡uos \ :

I t

'-L"l r"& oPFu{DonEs que ) , má! adapt¿do

-*'

ü[*.,#[i;tdql*ffi frq$*:H+i:*ffi
j;-;;Ñ;;

*fr¡*ffi*ü*intn*$l;'d+:#;..,'
(i¡ uituo"aoa'Áa'

mientrasque '¡ es un concePtoindi\idual iDde6nido, rurl,r o especlffco, (es ¡r,k.t"rminado o geDérico decir. un concePtoque denota un rndrvlouo oe Irr¡l¡¡uiera). La cuestión de qué es un individuo dePendedel- nrver nivel Puede ser un ¡rÁtlils adoptado: un inüviduo de un determinado de indivíduosde Divel inferior' tui Por ejemii*r"lnu o "irn..o Éoesla mecÁlica racional se considerara como un rno"g'.gado DLr.oara algu¡os 'vl'lll; enüe-otras teolas i¡diüduales' y otras veces se t¡alará como un ronlunto de fórmulas,por tanto, como un concePtode clase eE Lo" ro*"pto, d" ciasesse aplican a coniuntos -inüviduos como -de muesÜas que se aPlica al conjuntode todaslas posrbles rl casode "cobre', r'1ue¡É ' rlc cobrero bien a coniuntosde coniuntos,como en el casode biológicas La estructurade los concePtos las'especies ,t"" "tr"'r-.4¿* de un prádicado noi'ádico ide un solo argumento)' ,l"iü'"t .?(r)' ""r" se rclac-lo¡wles aPlican a relacionesentre objetos (¡ndl' Lñs conceptos géneró¡ad. "multiplicado por dos" se aplica ¿" ó"ií'i*l "lgrln son un "r¿'* " ¡r variables ;uméricas y a sus valores concrelos Los operac¡ores que dan-ouo mremÚo.de oéne¡oespecialde relacjones a saber' aquellas 'A C ts simbol¿a la relacron rro conir-io dete¡minado:asi mientrasque

Ia que la s. 'A n B' represe;ta oPeración produce "o B. Las relacioDes comparativas son aquerhs que' pa e común de A'y

como é, nos pemiten ordenar conlunros -" tiene la estmeturade Lrnpredicadopoüádico' i:.¿o'"""""oio '"l""ional si es diádico. P(x y' z) sj es tr¡ad¡co, etc y) o múhiple-vari;bl€. P(r. u¡ argünentos o variables]-d€ Predrcáoose El númiro de huecos(lugares. relacionesmás imPorlantesson las cliádlcas(logrcallama su eúdo. Las por. !a j":;;;á""d"; áe,.guodo graáo¡ Pueden cáracterizarse ;;i", < es conexa en €r iunto, ent;nces vale P(x,y) o P(y,r): Por ejemPlo' coDexaen €l co$lunlo áonirmto de trosnlmeros r€ales, nüentras que C no es

;:ili:,:Íjil,l1ui*:lTur,ffi ft:; d"il"ll""'xii#

"":;1"il3":::ff;: "fi:tTii'#1"iffi::'J:H''"f.$"":iiil:'1""'ni ;""ffi;"

( formales conexit'ídad ¿" tu, sigfiient"" ['opiidaaes de "i'iJi.á""í"ir"" cualesquieraeseconrñiembros i""'" ó.i'"i" ¿"¿., si r e"ssonrlós t elemento está¡elaclon¡¿lo

uno-a'uno' coo-u" *1" o¡i"io ,i; si vaie t¡mbié¡ la reclProca' la relatión -es "el cuaüado de es untvoca' o biudrocq "'n do¡t" ¿e" e3 biunívoca;

¡:r'rt' , ¡ur,¡or <rrnt pero no lo es ¿ s¿bcr, "ralz cr¡udnda dc", la ! rl Drl)vc.r,l ¡odo nrimero pu5itivo sobreun fJr,t,.númc,os. 1 * y _1 1ti¡ ii,r, ". ttú. st rtr,V). enlun.es P(y,.r): fral.middd.s una rclacióq la simeLiLr . djlerc¡cja de L rel¿cionde progenitu a. (iDl Rplt"riaütadt prr,r,. comu ,.,, cf (asode C. Y \D) TtansitiDidad: p\.r, y pru,¿,.enlonces p,.r.!). si v Un¿ ¡elación que relaciona los etenieniosdc do\ conjunto\ (o s,.r a con y) de un modo üni'oco se llama una ftncirín. Una fuÁción no tie¡r. po¡ que ser biuni\ocr: bast¿ con que sca univo{-¿.El coDiunrode ta\ \ (er conjun¡o que es campo de v¿ri¿b;tidadde x) se liaoa doninio de j.l rehciún lo de la función¡ el onjunto sobre et cual raría y se Uama "l domínio tonue¡¡o Lle In rel¡tción.\nd tonciór-rcll?ja gu dominio en n do minio conDerco, t_al dc modo que c¿da elementode su dominio tjene una en 5u dominio con\erso o codomi¡io (condiciónde univoci dad\ pero_ función puede ser tal que varios individdos de su domi¡io la quedenreucjaclos el mismo elemenlodel dominio converso. por Las funcio_ n€s se escribenfreürentementeen {orrna de ecuaciones, saber: y:flr), a que se leé'el ralor de l-en ¡ es iguat a y'. En ta 6g. 2.r se encuJtra una representación inruitjva de una {u;ción. P¡mera adve¡tencia:los miemb¡os del dominio y del codominiode un¿ funcion no henen oor que ser obieto\ matemáticos. Segundaadvertencia:en parücular. et doriiniJpuede coinci dú con el @dominio,como ocu¡re cuando se refleja un conjuato de nrirne_ ros sobre sí mismo mediante una. funcíón mnréríca como'-r¡ = ax,',

lJl

j 12.7

+*+*t*i+$ i'*'rffi ¡r ii'r,. -"lü+*

$r;ffifr$$''5$,:
''"tiTiliii". se coDcePtos resDme uu"*.,u' de la estuctüa lósicadelos

r+**'*'s*ffi$

F¡c. !,1, U¡o fuDció¡ / ¡e{eja ñ donnrio D bbr¿ s códominio n, y pued€, rb. ta¡to, €scribj$ei '1. D+ R,, o ,a=l1rf,

fr$,g*rd*;"f

_ Las funciones son la estructura de conceptos cuanütativos, o magnirü_ dA. también llamadoq cantidades.por ejeipto, t" ,"-o.*i*" .i función T que reflrja el conjunrode tos cuÉrpoi ""_ ,.p,"i.,r,. ig*e,i"#*r" oo-por or. sobreet coDju¡rode los mimerosreales(gené¡icamente ieoresen_ tadospo'r f). La vtuiable independiente I es ta iariabte indioidü;t o ¿e de oblelo. a- mientras que la variable depe¡diente es en este caso la aa¡inble nüm¿¡¡.¿¡ por-trdtarse una función,las dos variablesque se presentan de en ra rera-c¡ón temper¿tüa puedeo separarse de del modo amsrumbrado: ¡t',:r. que se tee la temperatura de, es igüal a ir. La va¡iable numérica-l que re presentaen la fu¡cón temperaturaes igual.al n,imero oe ünrdadesde lempemtuIa e¡ una escaladetermiDada, eiemplola de poi Kelvjn. Cuando la iscala y eI sisremade unidades ;;lá; fi;;:;;;; conlerto. no necesitamos escribirlose,cplicitamente; otro óaso oidrian en tDd¡canemediantealgún simbolo e<pecial. por ejemplo.s. O sea: '

u*lil*g*1g$*,ffi ir';''mt[q4ltlt$h

iltrr¡¡5s.;l*g*

b--T:-._n:-r--

_

u2

coNcEPro 't^uL^ 2.7. * Estruc.tufa lógtca de bs co aepros

rT

rlrl¡¡rr.¡ov corcutro

83

Consrantes individut€s (d, b. ...) y va¡i¡bles jndj_

P^¡edicad¡s monád¡c?sp (coosta¡res varjables)o o las crasescor¡espoodientes: cr : p(r)} {r I

/2'4\' /3'9\' !) Con esta hrlhlro rL l,x naresorrlonatlos: l\1.I , de comoclases pares'triplos etc -v no ,",",r,,",..'¡. ic las ,elacione" ala reorra s€ ;,'1'",,I,f,* J, i".liv¡d"os- Ia teodade las relaciones reduce rh l¡r¡ r lnscs-¡l menosen €I aspectoformal eliminaLx rrDr(s"ntdciónde las rehliones como clasesno suPonesu de dcsplazarnlcnto Lt ateflciónque silúa en Pnmer ter,l/,,' \i".1 sólo u^ lo que es Precisameote qrte se fo¡maiesde las relacjones, 1," la crencra ',u",, h ioeica v ta matemáticay lo que hay que evitar en ,1,*r.r , rr -'e*

"'i#il:,*" I:::;lll, $Í::í,n: il';::",'""i:"''i::";:il'.T':."n i:r
-más pesadoque" v -más calient€que ocurrren,r'i r ,¡rrcios relacioóes: closrelacrones ,t', .l'.már o,re lo más pesadoes Io más caliente Aunqrc-las teor'a de conluttos es la por ¡¡, ,li.r¡nta!, su represenlación medio de la

Predicados poüldicos tpredicadosd. g¡¡do sup* nor: ¡1x,y), Flr,g,z), ..,. o las clasescon*pondrentes: (¡, y c3: 1F(x.01,cs: lx,q,z F

tr.v.z)\.

Functores Duméricos; F(x):!,

FG-g):2.

...

e""¿"" "'i"",'"üi i:'i'::":"iit"gry'":::,1fl ii'i'"#jr'9'el i'i a"" ecrad , enaños iguar y") {-¡a de es a
este ultimo ("5.000miltonel¡. Oictrá 'Urevemente: " "JT;*'i"T,T*j."jT::'j,:":: fue¡los conceptos más e.sposible bacer lo conhario. es decir, prescindir de los *,'Tampoco ma! tuertes.e¡ favor de los má¡ débiles,to qoe st pued! lac.r"e., esübtecerretacio¡esdenDidas enbe ellos.En D

tasde nu€sbo sist€ota sola¡es de r¡nos 5.000 mtl¡"r* a" *"í"ü'i. que¡uede formularse al: "pa¡a todo r, si ¡ es un¡ pf"r*"'a" ,r"iJá "¡*;, s'stema sotar,. entonces edadde ¡ en añoses de *i," S,OOO la fni¡ü""".

:::illxJ;i::":,'.:"1"T,""'*."'""T".:Tl' **'di*rll*-r,h},i***ip**kií:'ffi lH:il:,',: "#,":,1,:"T3"::1,"",;tri**' ::lTfffi ftT*T*n"",

:il:"ff$, T::'i'i; tti*i:,:tTIil':fi ":i""ffii":' ii iiilitnÍ: "*i:TI iT 5: lltÍ1'iil:'"'"J,ri:,:*;::"'"' ;;ff]:r:.':ilil; i:H; :ii: rlur*::i-::: ;:}::ld?":,i,$:""ifl1#:Íf ":ill{::l
",',-i" "". l" fo¡ma de las dos relacioneses la misma ll reduccron er exren1,,Ln"" u * ace;túe Ia abstracciónPero eÚ cambio Predimr imProPiopor la misma razon.a saDer: ¡l')nalism; en b cienciafactual seria PNOBLEMAS

"il*i:'¿':li{:

?'|i:T;',ilu: ,,, l;?,'",11"-'",'dT"l"¿,"i,1trii".Hl'ñ,"1*'l
3*f#;i 4'n' :l:Tlfiü'AT.F:4";ii1,'i:$":' ;i;ilni""a";' !"'"a"
n""rr"i1"-0.u,", oestev :o de latitud r estásifu¡iloa vÓ de toús¡tud
tun¡ que arqum€ntos, subsunalas siguientes

;ff':: H:iTü:';fJp¡e

der"' aaut"''¡i p""J"' Prescindir ma"

ül'titm5i+'*l**,iEüri üi;;:u"":,:'*"i4*},1*:1":::l':#Pres, rs52, Pigs l2&7' i,,g". t"-¡,r¿e" Universit!

"o'"-

ciones derateoria *,i,.,""i.T,fn;""1il:?1ii".ffij.fi a base o"
conjuntode los eDteros positivos'puldeco¡side¡arse -_" a _"tir"i"

li.Trrf:"i¿;T"=,.,"'#,1','ffi :ij"j"#tT"::fl fflliff:'ifr ::".x},}J*{: il"$':1#*:-"1rr"i';;'"; :Tii"##J'1":"""1

t:'.Ttur,'ilTr*",t"*iix?:iillft"fu ^"i:li "Í;,:";

84
9.2.5. Avdisuar Iá esrructú,a tógica d"t concepto de fucra en la mecÁnn.¡ y que dependcn_ mtrco de refe¡e-ncia en ge¡crat, del tie;po. det. y. RecuÉ¡d;! adem¡s que. matem¡tic¡menre.un¡ fue.za es ú vecrof en M esp¿cio rridimr¡, sional. y .t@ un rál obieto rripto orden¡do. .ea. F ;, i?r, F3), siendo las 4 cor¡po¡ent$ de I¿ fuqz¿. " .10ü62.28.-(i) DFffnir el oncepto de cláse a bse del conceDto r,: . ,ac¡on¡rde -.comp¡omiso. tn) Fom et co¡cepro de ctase,.ror¡ción..a D.n t¡r d€r concepto cuantitativo rotación" /.iotacjón de r alrededor de u ¿;..r (robtena en.tuge der a¡¡aiorj E¡pücira. Ia est ucru¡a )ó6ca de los corc.eotor

lNrriNstóN Y nll'.

ltiNcr^

I

r[ ri'::,lii¡'ii**u**
Ii|iftttfi'l1li,i$'*::Í
I(C)=IP'' tz' ' P'' \' [28]

:::;x'""1T1.",ir'*

y ¡erauva.consbuir y psd¡endo e oser .onc;pro de

2.2.7. De aoerdo con el uso rradicionat.tos conceptosson desisn¡la de los nomD¡es ros ádjet¡vos, tos réminos no pueden erprsa¡se sino e; tahs cáLe y y gori¿s $ámaticahs. ¿Es adFN¿da ma regta ganiucal pa¡a idenriÉcar lo" 2.18. A¡¿üza¡ h sent€Ecia-Juancarcía etá en ¡tguna p¡rre.y decidir ! .. pda una discusióa de nomargD¿ p,¡rre des¡gan concepLos. ores mDfgüos. crr. r. süppFs. t¡troductiñ t, ¿ogü. princ.ton. I\.J.. \b Nostrand, 1957, pág. 8r, Discuti la a.0r¡nación Frege segrt¡ la cuat td prespnci¡det art;cuto de , .2.2.9. q{emrnaoo sbgurar es.sempre _s€turse8üá de reterencia a u objeto. mien ú¡s que er aftrcuto úd€terminado acompañasiFmp¡e a una palab¡a oue er p¡esa ú conceplo. Clr. C. FnlcE, The Fü'ndltton; of Arrhnát" ¡c",i¿t"."" dzr A¡ h,wt*. 18841.New Yo¡k. Harper, 1060. seaa.5r. ptobbrna en t¡aa¡ dzt Mteio¡: Examj\ar el -cosisno" ("No existeDmás quo .osas indit¡duab:.,, co¡no posible iusüúcación docbinal d€l extensi@álisn; (¡nti-inrensionatismo): 2.2.10. La fógica de los ñncq)ros se lla4a a vees ¡lqha d2 témúug. )Oté iu{ifieció¡ t¡ene csta exp¡esión?¿Sjgue eslá¡do just¡nc;dá si sc esiabte;e'b di,t'h.ión clara entre categort¡s ).ingiilsticas y caregoríac lógjcas? EI témjno 'concepto. por otra parre, está en desuso. ¿Es ést¡ una se¿1t de decadenciá del pens¿mienro conceptu¡]. (omo h¿ sido dicho? probtenú er luea¡ itpt mte. riorj Supongúos qtre S uñ signo y /q e\ un operador ral qu-" nS _ -S... ". o spa.que pl etecto de R robr. s es el por S. Vostrar oue. "oncepto deiisnado si S dejg¡ a un ( o n .e p to s ,n c o n h a p a i d a ,e " t. enronces = l , .¡" " ¿" I A "j op"rado¡ idenlidad. ¿Quéocure si S tiene un refer"nre rerl? 2.3. Inleüsión y referencia

,tt:itrrü:*tqÉ¡rt*l fi i:i::"'r"'x Tt*r':' i"r*""ill
.ffi* r**H"ffi

'[l]T l-""-i Iili1]11;:ri :;:iiltj'J""""ij*]""::" ^i*::r

l*tl****t;"lll:: 'i,lffi
I(G) e i(E)' si (r)(nt + Gs) e¡tonces

Todo concepto tiene urta intensión o connotación, una /¿f¿ rcncia o denotación, y irna artensión o dominio de aplcab iáad. Lr' i"t".rió;;; ''vida es el coijunto de hs propiedddes qué caracleriza¡ a lor seres vi\05, o se ¿ . €r m er abot É m o . ' . a u to rre g u ta c i ó nl.a rd aptabi ti dad, l ¿ reD roducri _ bilidacl. etc. La reFeren.i. de üda cs Ir coteccián de los ,.r". uluo. pr"_ senles. pasados y fuiuros: e.rr cotección coincide en esie crso co; Ia extensió]¡ del concepto. La int€nsión de ..almr,, está compüesta Do¡ los

i#"..",

queun c dado "e""". "f como complesto Por. ras ustivanente
que pod¿mos esc¡ibü Ia equiva:

ión in€q'rívoeá de la int€nsión descripaón o análisis co$Pleto

86
todo r, r es un C si y sólo si ¡ es un p,¡ y .t es un pr. y .... -Para

rNlDNsróN v nlx trnliNcl^

87

o más brcvement€, (x) lCr + PL, & p,r & ... & p,xl
Es claro, cnlonces,que.la;ntensión de C es el coDiuntode todas las p.. La ex¡siencra uDa desc¡ipcióncompleta es la única garantía de que de hemos cleterminado totalmente ta intensión de un concepto, pero no'e, absolutamente neccsarioque rodo conceptotenga una in-rensi;nprecjsamente oeterminada. descripcióncompleta de los seres individuales exiltente!, ,Aunqle,Ja y hasla la de ciertas entidadescoustmidas(señaladamente. coniutrtos los inffnitos)€stámás aUá de las capacidades ¡rir,**. .""¡*,"""" bre rln¿ clelermiDacion ".'p"ri_ cuidadosa coojuDtode l^s .atuctprlstiús o ptodel prcoaoer pecut¡¿res (no necetariamente erencialer).por lo menos en la mcdida sulicientepara aseguraruna aplicaciónro anibtg"a del oooceDto. 5upongamos que. parrieDdode rodas las propiedadesque corsrituven ta intensiónde C. se encuenrra sólo un reducido núrnero,rir. ae propiádades pe^culiares C. O sea,supo¡gamosque p,, p,. ..., p_ son iecásarias de v suhcrenres para una distinción inequivocaentre C y cuatquier otro c.oncepto.Lra¡nemos ¡o1¿rJnegüfoocrs C a esaspeculiares de piopiedades que son eseacialerp?ra ¡uestro manejo de C, ion in.sen"iates al cotfel¡to de.C. Diremos que et conjunto"uoquenatas in.lquíaocat C de tás """ro de constituyeel nncl¿o¡nfensiowl¿e Cl

'[x"J"'t""T:::'f i"'ff l,'il'l'.il;ff'ilw: xilltff "H:;.,":fi

I2.r1l

esenciade la rererenciadel concePro' ;t;';,;, i.;;;;. 'umjnistrila ', """ instrumentoclasiGcatorio Pero desdeluego cuanto ;;',,; ,',;. .. irn símDle not33 escogidas.como son las propiedades denvadas "'.^,i "'t.t¡"¡"f"t'.

i:"":::;':llx"T:*fiá'Jñ*lT':i Jil llil'üI"i ;J'":,fl:'ii:,?

i,n*'',r,l;l,let***""{* "H:":{';¡:":lTj ij:',Tu,:1",""''$m 1:,fi i',,l]::j.'Ti::: iJ
m:;H' "l'?r";$.e: ix:*'jr:*"#1*il',:lii *;j;Ti$f :ffi ;:lÍ;
E( c ) =d{r l c ( ,) }
o .ie¡fad C. Dichó de oLro modo: la extensiÓn denotaclon

#:"''i':il':'"""i" f :j:"THfl $.'[J,5:-Tü']Ji."11f"1',: '-*Jr,'i i.o"n* lili"H'iilál,,nil*i *" '"",-*,.","1"":lll,:"&üi1?,if
f2.t41

r,,:"hJc) t&, P,, ..., Pñ]r :

12.r2l

d"r:. núcleo iDtensionat está incluido eD la inren\ión total. Pt ¡.n,rcr.o l.:^:t tur L r-((/)._pueroque rn es menor que ¡ (/ or, que cs el numero (rnoete¡m¡nado) tas pmpiedades de o+ectivamente poseidaipor el rnrrelato de u. .Asl. por ejemplo, |a mayoria de los zootogos están de acuerdo en que el cooc€pto de mamlero ¡o tiené már q-ue tres o cuarro notas in€qulvocqs, todas las cual€s son de ca¡áaer oséobgico y ,"n*"" compleio maxilar-oldo m€dio. Esto les lnce conside¡a?está" "" ,";; ;;; "i vocascomodeffnidoras coDcepro clasé"mu-ifero".., ,unqu" otnEln" det de oe ellas,seret¡erede un modo obvio a Ia polesiónde glánduta, rn"mirirr, por_no hablar ya de identidad con dicba propiedad. La jnlensión ruclea¡ de r¡n ü"iiruiau por sus notas iDequi, "onc.pro, vocas. es s¡n duda insuffciente pala caracleri¿arlocompletamente, pero f9 gue podriamosllamar uoa d4intción dc trub:a¡o concipro, det :lm'n',stra ra cual puede tener et siguienteaspe(to:

j"""J?J"#ff::1",i" i¿r'¿ü:.j"i3j:i,x4" x:",fJ"j; ":":fl caracterizanc Ttl[ a o' Po¡lo que iil'ii J.íJ. ii¡"'-""ü laspropiedades ;"*"J',:ff"";5,:il'::,': I'l'l"; ]",".1nli:i:;n::'li:"$"f
""".i de c. v .¡án """üi"

lffifi .""$,i::k'ái"l"Y'Í$l"l"l1'"m;iu lincr"i<ro' actoar nu""'
total se llarnagene' p.;k,¡dn. mient'asque la extensión ;i;;:;á;";;l; escuestiones aún vecilante "pero la terml¡otogla estag oe c¡¿t?i ralmente '-ffi';;Ñ;:t¡,introducirla noción van a Permitirnos tonc:Pl:,í;i"ffrfílffi: Diremos de";"ideraciones que.un corrcePtos degeneraridad
ouaotro conc€ptoC, o que C está sl]'sIJrn esta incluidJ en ta inteDsiór d€ c' o ta extenqiónde c lü" i" i; o$imbóücamente: de la incluida en ""i extensión C'.

P(c)' el coniunto a. |os"ui"".t:0.lPj"il""-lH,¿Tls;:;;i i:

en.la exten' comPrendidos actuales ¡tCl, áe bs obietos

i:":'n ;'r:f Jli :,:m*:l *t*:"ff" Hffi fi,ü!TiT#
I' I5l

\x) lox= & Pjr & P,r & ... & p.rl

[2.rs]

R€cuéd€se que las rn propiedades def¡itorias pueden ser una pequeña

E(c')l c'> c é-+ tr(c')c{(c)l v IE(c)G

IJ¡]

i
l

l

l

(xJNc,'rt'l1)
INILNSIóN Y NII üIN()^

v

ifitfl i**ltl *r;1r1"",,.m*+*1*ffi
¿,(c)=k (sy)c(x,ül; E,(c)=I!)@t) c(t, s)j l2.r8l

:l;.; {rl;# ;Hx"^ü; ifi friüiTildi;;*i:,j:;:.lii

l¡(c.)c (c)l + t¡(c) q ¿(c,)l I(c,): ¡(c)l __, IE(c)= E(c,)l

t2.l0l 12.\7 )

para conjuntode convenciones la atribuciónde i,ii, ,,,, "*'p"" y un la {orm¿ el conteni¿lo "t';i'l:1,., v mi, conride,ar dcrenidamcnte deuncueF ""u"In., v;olo' ¡" t""","n ,r"i"' ,,,,i',i,¿".. "" !, Puecle lil:.',i"':il'ratura an po o, r,xp'is.dr en una e5cal¿ ri6' s) = I

I

i,q#üd*H*¡':'ffi r,ftlritüffi
¿ (c):& {<r,y) c(r ,y) }
1 :.-y, .:u" conjunto d€ par_es o¡denados puede anatizarse

de redr' I un ,r¡¡¡do número Dicho "1" ll'iií"li,J,i"JT',:J"r*,tJT:
',1i,','"*l "on'"pro I:CXS+R

1'.i.'"n';,-#1. ""i"¿" vt ¿""'i r"' :'".." I ffi:$ :l"iffi;ff d.t "::'il:'".: de remPe'atura ser: resulta ge;cral *"1"" tJ to'*a
l2.2rl

f'"J:Tffi [xf,'tr'"3¿,lX'"9:*: ifi.';1¡r;=.***iiir,j{{i:*xdfi
I¡resde [2.21]:

i;:':r":T::l Liiriii";;,J'.T:"i? i',fif Fitr .il;;; Tl];:* #;*i;ffi:""tif}* particu. c,sos
"o.l,*,""
i2.r9l
<.',"K>+0, <0, oK>'-'o, <c, 'K>F O, D <¿' oK> 100 <b, 'K> É 100 <¿,'K) F) 100

un":''""'"0u"" porejempro. ImaBinemos. i""-Jff,3i"*:i:::";ilT;

iifi:.Tf:

reduciéndolo cartesiano (oproducto üuzadoi u' *t""'r"'"' l*.i,i", a"

E (c)=E r@)xE ,(c)

Í2.n}

:: f ¿:":iTlff }ffi:ff""z,".'8iil1ff l"1l'J::'"''#::'J:¡fr
t"f"tt;i::i. der como unamasnirud puede-,roariza*e 'na tunción -v
¿r R. o sea,e¡ eenerarse tendú M:AXBX...XN+no h"r"ü;;; i; *"..

.Í',Ll;íjili':l':1.",,,,::':#";Iiü#:.,'J'r:l::jf : ;iill;

.,ry,ff :1".'::"JíJ'"'ff \:'r,:#;;n:"T:"'^mposderas,",i"ur""i"ii.*l;ilt'',",11".1; P'j:":#'";, :::flil"il.:l i":".f fl, :;Xjii,'j iT qu" *;;;:: ;;;;:; ."i.n,aJ "r'ro ffiJ,l iili'J*"::1.;iii:::í"¿#"ff m"::"'l; "i''. iH:l.ll,Lii;"7 li#iü?i"i"i;'r";ff

rB tLr¡.t...]l y ras dcoas erteD5iones pdrciales. o: los mnceptos ruantiratj\o(. magnjr,rdes. úrjt ,tr\rin_ o c, _.:l:,",r*

íi:!:iJ,Jt""TTliit"#:l:',1x,:,rXiL:"H"HHffi ::':"l.;lli,t,"i' i:,1"J:::Ti:l: ::",i:'f"Ff,'fa*J .,I ¿fi j,$x":r,ul*:' :::tli ilix"it;;"t i:,!ü:xli li;

"mj*;l.i:

p,nl

e. s"i::lll".': brever¡en Íffi i,x'::':':'il:,""'"'#t1'T t2231 qx M"tc xux+n', u.,ci"*o u"-n''

Y rNlDNsróN nr¡EnENcl

9I

lil
rl

ffiffi;l,r'ir*rr?frfl"*:*l'i,
R ( M)=A U B u...u N U R , nl/f4c R( M ) , lz.2al
D¡¿X ¡X FX S ,_,R.,

nu**rn-#i,{**g*ffi ¡;ü;tflry*pA::t*lt*fl"d Y!^a*'",,r**:':#:ikt, ¡1i¡tr"::i,'"ffi
sie(c)= ü<(c),n(c)>.
12jsl
la C' entonces sigúlícación al ¡ si 8l ¡o proEere: el signo ¿lesigna concepto de ,to. át iguatal signiicado C O, már brevemente: 12'271 Sigt¡il (s): d <¡(C)' R(C)> Si e D¿r C' entonces llamarse!a lo se En les ciencias maneiafrecuenteme¡te que puede rnequF susnotas deteminacto Por I^(CI de uD concePto, lntenslóÍnuclear

illi¡-:['i+liülnm:i+1" 4j,*ttr'';H$"'fit#n,ni:;.'","".*'i*#'ü¡* iilili#il'H:.;l:':':',:il'::i"}*pri"l"';

$*ü,r*nlfl*r***u*iat,rffi
<L(Q,n"(c)> sl6 (c)= ar

Jutura Erg ti^gj:'," i"i¿"¿*e el ¡estoParajnvestisación oe subconcePto[¿z¡]l: "" ".ri"*á", coniepto slgnilicadD como flucleat de el introducir

vmas. lafórmula Aná]oeamente, ffiffffi:J: seoin [213l I ffiHt:, R"(c) de la rderencia R(C) de Nbconiu;to

12,31

#{Ti :,nlJ"iJ;xl n_lth;",. 1.j3*"iftj;!:,1:"r

üt*iiii":"'"'i#fi{üiü} .'; :::..i{i::'::":iili:'::,írr

12. j

son idénticos si y sólo si los miembros co' Como ilos pa¡es orde¡rados lo rresDon¿hentes son, dos signos' 6 y s', ten¿bánla misma signilicaciÓn en un cóntexto dado si y sólo si designan concePtos -"árán "irÁrrl^otmisma inteDsión y la misma réle¡encial de la 2s] d Sln I = c! [¡ Des C & I Des C' -+I(C) = I(C') a n(q = R(C')] [2 jntensiones referenciascomy {Obviamente,sólo un conocim;entode lss decidir si se trata de signoscon sigtricacionesiclénticas ;htas Dermitirá o simpiementeparecldas.) de Pero inten' Sitos s;gno. design¡n conc€Ptos la misma re¡'erencia' distinlas sionescliferótes, o a-la inveffa,-mtoncestienen signiEcaciones equ¡angurc triángulo Por eiemplo,en geometía euclÍdea,las expresiones ex' v ldánsulo eouilátero'tienen la misma ¡efere¡¡ciae incluso la m$üa y eI segundo viceversa í""tiún,'o t"",io qo" t"le para el primero vale para se.$gue de En efecto. Ia iqu;Had extensional los conceptosen cuestion son equ ater:-s' equián€ulos del teoremaseiún el cual todos los triángulos _(¡)(Ax€ LjüJ lorma ' v recíprocameite Esta es una equivalenciade la

nfüil*r$**fi*tr,mffi l*i+;**ftifiht¡*;*iru,$

( { ) N( I r r o f)q

rrrr¡:srór v tu¡ tlt¡;¡tr¡

r)3

I

con.eptn noagota <igniccado. .u i,l.li;l!i'lillfi,i¿" dc.Ln

"L ro son id, ntico< y. lor lo tlnto, cl lcorcmi rrr -A'y ,...,.,....r,.,,,t,,+ ¿., sino n,r. ri,.n. un ¡nrtcnido gcomÉtrico preciso. r45nFn

ilrilili*lu.'":l'f ilH:itT{liH*:itd"i:f

;r;1¡¡:¡¡,;t:i+l;ffiffi'.}:*"il1ui'"li',ntr"flfs'¿ki
,::"yj::,'-:1".T,:iT"Ai,:f:"T''"i iH:[:il*"j","T'¿Hi:; "f íl''il:":".| Iilrlii:l*::::xlil'J1l"':f ;t:T't',"JT:';:r*,:rj ;xliil':"Tltiil""#,Tl*::l: :J ii:i::i*:gllli":j"::i"'#i
itii-l' que iác'",1,'jJ';'iil"1'::'¿',',i*'a ¡ raunidad direrencia

;ifd"lffi*;#*+5*t ::i[i r]',r+tfuli:--i r*ii:.",*.ryi;,t+**:[qh***ffir l:,::xff"r*l',# :l:,i':,""ii"."'*'ali:1'Í:i?,::9;i':l*:;:
i:,lffi :.*:":h",:"',"",i'ri,: .i'á"':ilP,?:i:: no sólo es ;'lT'::,,t;:,"::";,i: puedenpermilnseignorarI¿s intensiones: no
, i_^,i i."l-t '::'"; manejen cara( teri/aciones extensionalesdenotaLivas o -:l::;- due siempierspirdna caracLpriTar ctase por susprouna !:":,^':^*"",1: o=ue "I ilTll'i"ll"--int*sionalmpnte, y a hallaralguna muerraobjeriv;de

*',***s*l'l#$:ffi
: d/p.p') llr - r)' ! Q-ú'l /z'

',lrih:i'Tí;#ly,:H;ffi,','ra'ererenci¡¿re"estadome¡t

!i,11"$ii;',á?,r"*
siempre juntas'

y cienti6co,. t".

'.r"'"'"L'

y lasintens;ánes van

ahora,lo,quehemosaprendidoacercade la lógica de V,mos a aplicar m€Iooorogra los mismos.Lo haremosexaminindo la dc ; los con(eDros la mas el.rDenlal que se realizden la ciencia, saber, a operactón'concePtuar ti clasiffcació¡, PROBLEMAS

**+**i,,;. [¿**r

:H$$iflH'*i#ffi$#

" ",.,.".' ",:.,j:#';:;:x

t" teo,í" de conju¡tos' .A-

r,#:iiij;i#'##?ii.;i*r"",i.."i*:'Jr:wfi;".; il-Y.''".i""i"^:'"'";ai;.:r;l ',f "t,",*i:;ti#lf.**jtl'*ru'::'?"';$'* ""91¡ :¡:'á,1',:;#i" ^!: ;:"r*iÍ:
B: Añ8. Cálcula¡ ruma boot"ana r{r Ia de

:::l: l'illiü;lli*':::""';;.x"" i:t!i"""i"",:"ffi l::* r::"^*""ilf

;,f.:f""*"**.-

pr'mo reniendo cuFnr' en

*ffiT+i'Hrtirgf,ffiT';t*

**s*''Er+ifilffi

84
* téT im r I J -elle a l o n d e c o n .F p ro s F n ri ffc os ¡i con,¡reren.r¿exrFn,rri ,,,,r,

( r n\ r s, ¡ iN. nnr , r ^( ) ( iN r sr sI |t r r Á1l( : ^

1)1,

iilüf :r'*u*;::i:i{1ii:fi ¡,;ili $"^x'"$ih."ffi
University Chic¡goPress, of 1956;W. V. d. qu^", wo,ü *ra oUi"¿ ñZ* pressof ttte ¡ Yo¡k and London,T€chnolosv a¡dson,, re60j

2.3.10. Exal¡¡¡nd Ia sjru¡ción actual d€l probÉm¡ de Ia sinonimia t\o :.,s;iJr""d€ja¡ de di¡ti¡güü enrrc sent¡dop¡agDárico y'senrido *-a,tr"" ¿" cron. Lrr. L. LD,Exr, ed.. se''@¡¿s d!4 rhc phtbeophy oÍ La¡euaec. irba¡a.

caso, y en es9. ros .sóro i:i-1".3:.:i q¡oma es scnciat pá¡a er teo¡í¡ qe sue rensan m¡mosmiem. Dros- ¿sle :.1 :r . ta de conjunros.

H n "l €l almnce d€l pri¡cipjo de qt€nsjon¡üdad. segjn et ;dt si do, p¡Fdi.adu. e-xtcnsión sor idéntics : o. l¡ablodo de ctaseq,"Do. cld,e.

2.3.9. Da¡ una jij il[l5[;::il: ,",;;;¿""d; explicación ";::1tHil'"1"r;l::':,J ilr;5i;;; ext€nsionat de :]: r¡ intensjóÍ como una cl¡se de clases. p¡obtma en Ise¿r dpl a\t;iot:

M. B'NGE, andhererence.o".*ht; sense k,lrl"lürlirev

2.4. Divtsirón, O¡den¡ción y Sistemáttcs Hasta el momentohemostratado los conceptos desdeun punro de vhta lógico: ahora vamos a considerarlos teniend'oen **r" i* t"*i."." metodológjcas. Desde €ste puuro de vista metodoldgico, conceptos los son ¡nstrumeDtos utilizados para üstinguir entidadesv aenroarlas,e'Ior.n" permiten reaüzaranálkis y stntesis coEcepruales ern-ptias. Eo partku_ y lár. los coDcepros individualesnos sirven para diiLingu-ir entre individuos, y ros.conceptos de-ctases para establecer clasiGcacioner. Algünos conc\eptos reracronates posrbrt¡tan_ta comparacióny Ja ordenación.y los conceptos cL¡antitativosson el aúcl€o de la medición. Los conc_eptos inüviduales determinadostienen una gyan capacidad resolutoria,óscrimiDAtoria. pero no rienen Dingüna¿";ri".ir. ii,ürnr_ tización. Los co¡cepto-s iDdividualesgenéricostlas variables indivictuale5) no nenen poder resotutorio.puesto que denoran iDdividuos, no oescritos.-n¡ngln génerc,pem! por otro lado, son la ¡azón de la sene¡¿_ de álgün lüación o lntesisj la susütuciónde constantes específfcas oor v"t.bl". señala precisameote comienzode la generalización. el L.. :,rr"";i;; ;; crasespernrteD a la vez la slntesisy la discriminac,ión entre co;iuntos. ¡.os conceptos rolac¡onales permiten hacer distincionesaún ná! finas nor y es(abkcervLncutos por riltirno, los conceptos enbe conceptos. cuantildti_ vos nos !ev&n a tas discriminaciones más suliles y exactai. v. cuando .e

¡I¡rl,|n.rrr,,,t¡ ,ll,ttr¡cnun(iaJo\tcgaliiorme\.Pertnit"nobrcnPrldJi'le jdprs \o puedé lues aiombrff el.quc r¡r HrHrr,.¡, ¡,,iFlirrn, y rl¡ra de In' y con vari¿bles (lase' la(rual empjece (i,n,1Ft,r'tl la ciencia dc Fl lril,,,,, r , Ilrrrfir. cou l¡s magnitudes l,[ ,hsific¡ción es el modo más simPtede ¡iiscliminar simultáneamente de un conjunto y de agtupaúos en subconju¡tos,o s€a' el I', ,:i,,", 'nr" se y r"l', r",lcsimple.le analizar sintettar' Lo cla5i6r'ado tlamaü"it'P^o puede del Fl o U. por abrevíar' universo discurso ,, ¡.r i¡-^.. ', "',"", conjunto-si ¡r¡r rr,¡rftruierconiunto: una cüse de individuos o una clasede dc compuesto numerab'ér' o ¿i'"'"ti' rnumerableJ continuo 'no "','.1" "1, rpor ei.mplo' hechos dé de i'nu, ,¡,' .r"*plo, una población organi5mos de longitudes onda\'o dP ¡deas de propiedides r., tPor-ejemPlo. ",'iinro,i. dependerádel objetÑo el tip; de la clasific¿¡ión rrrr , irmplo, ',ii".ó. enrrerosmremDros eristenlei rur¡",i¡Oei,oo prácticoj de las relacioncs v Pero algunosprincipiosde claific' dado 'U i¿."'¡unio i'',r^"ri'""r* y oeL del ,+ir¡ son de natur¿lezi lógica. esto es. indePenclientes oDlenvo por tanlo los que debemosesludiar en Pr¡mer lugar' t¡rr'. Eltos son, Uno de los p'rincipios de la clasiffcación correcta dice que- los caracdebeÚmanter,u,* o oropi"dab"..l.sidos para lle\ar a cabo la agruPación de to¡o el-trabaio' Por ejemplo' el Paso de cáracteres l".eo u.*" dF "'lo en r r¡u.lélicos u-"*s"t"t"" É"iológicos la clasiGcación los \eftebraclos dé sis(emas rlares sóloclas.sdis¡intÁ sino inclusodistintos ". '*]ir"tr otr¿s clasiEcaciones rcrre(ta es que Otrd regla de l¿ clasiGcación l* decl¡, bioló8iconiuntosde un mi."no rango jerá;quico rPor eiemPlo csPecics l,rs cubrü iunrosc'rv tleLenseveüaustiro( y dj.yuntos do' a dos o sea,debcn (omúnr esla regl¿ r.l campo entero,y no deú.n re". ningúo miembro en {cfr' moáiffcaciónen el caso áe la t¿roúomia evolucionisra ;;,rh¿ "; U* terce'a regla no es lógica sino m€todológicáa sabcr' qu€ i'i.. i.lt. debenco'ncrorr del d¡scurso de clasiGcacionFsun mismounivcr"o I¡r\v¿rias naturalés' que debcnser agrup¿ciones si tirot lo.ru" hr"" a extensión) es se üolan con much¿ rrecuencia va a causa E'las tres reglas ii. a'ri6óiales. "causa diEcultades realescomo son Ias plande ¿" á""*iao. lósicos,va a limítrofes. tradas Dor los casos disU Lt*, tta' elcmeúlalde clariffc"cionec la d¡Dhion: consisleen del universo del discurso entr€ cierto nÚmem de tribuir los elementos dispDtos dos a do.. y que no se encuenlranen relacron (la.!ero casilleros, la enhe eua;. La di'hión más 'imPle e-c naluralménle d¡'orstem;tjca es tan sencjllaque por regla generalte pre5enlaen el primer eraoro romíar Asl de un análisis Rasta un conceptopara sugerir una drcoromra .Por m¡smo.un¿orvrsron et eiemp¡o, con.Ppto comeqlible sugerirapor sr ul rlimtómica de todos los seresvivos (univer'o clel cl¡scutuo en comeslrde i4 en U): (no-A, o Á, el complemento üi""'talv ".*-*tltles

A: tr l A( f) ];Á={r l - A( r ) }i u=Au At A r ]Á:é

96 ó designa conjunro d vacio. Tdt tue frobdbtcm¡Dr¡ prin,.fr ,t.,ri6,.,, ti ,,,1 dc ros orgánismo<. c'.5i6(¡(ión atend¡.ndo, sr¡ ,r<ómá\ ]lna Drimjri\¡, Luego sc desarollarcnclasiGcacjoncs má< sutite._.;, dlgo n"l. , ., m'rmo (iempo. menos anI roporéntricrs_ como la divj"i,;n par h"t.jr,. a salrer. ld,divjsión organi.mos en ,cuáti.o,. .nffhios.térrcltr;sI n,,,, se trataba d€ üna tetramtomíá:

, , , ", , , - . , , ""\ ^, \

s, s, , ', ( , ¡ : ¡

97

Atn A!= +, corli+i En €sa primitiva ctasiffcación ecológicapuede verseun co¡nienzo ord. d€ nacronr pero. en rustan(ia. Ios gruposson copre\enres relaciones sin tóIicr\ tos:oTcspondjenrésco¡cepros.1 ef orden es .xrrmseco tgeográ"Í, o :1,ne mas que mtrrúseco(bioróqjco). Despté,s de la división viene inmediatame¡te, en or¿len de comolejidarl oeciente, la ortleración del úniveno dado por medio de a.iméhica y Lr"n(itiva qLe e\isra enlre d;s miembros "ls;;;il;; ¿"1 mnrunto. tomemos.por éjemplo.la ordenaciónde los elemento, """%"q"¡,, ouimicos cra ordenaciónsF redlizé reniandoen cuenráel nrlmero atómim que cara,leri/a a cadaplernento. probtema ta ordenación JosI03;t.meni;. Et de dé (onocidospueclereslmirse del modo ricuiente: U¡ñeno del di(c,,rso ronjunrode tos elFmeqtos quimicor. fiespectoo propiedádelegidgs_ d númeroatómko. nctic on ordena.tnra é, tl¡n.tor aritm;lico ..i-", : La solucióndel probtemaes Ie.odenación linea¿ estrictamente simplcl HHe -LiBe - B -... Cf -EsFm-Md_No_Lw /Er¿ secucnciade simbolos.de aspecto tc¡ sencilJo, resulta¿lo un es d€ rraDsio éxpcr¡mFntatreor, tico in¡reibfémente ñmpticado,porqueto. ¡L¡) .''"ro, rtómn os Do sonpreci\dmente propjeddde"1""1,rrl*¡,"' .",l..e"i¡..., La anterior orLlcnación to. etem¡nro. dp quimicos ¡r iu. rr.,o no nos ilusha aún de¡¡asiado "o,r", ace¡cade su univeri" d"t dir""r;;a;;;i; ;";; ace-rcd l¡s ¿grupaciones dp naturatesde lo, etemenlos. dpsiderátumde Et ra rorm-cio¡ de-grupos la chDci¿pura - d diÍérencia lo qu¿ e¡ de oc,rrre en ra cF ncia acs ta orden¿cióo dirisión mis sencilldv mds o .apl¡crd .Do dr\( r¡minatoria has ¡n¿lilica'.sino,rnadisposLión 1ue combinea Í; rez un gran poder te\oluto¡io con )a mayo. cone,iOno ,j.l.,7¡r¡.;¿a oo"i¡1". tenüFntea_represen(ar cone\ión objeriva¡sj Ia hay) de tos rniembros ta del conjun(o.t\te dc\iderátum sp coosigue. el ¡a,o de Do en lo, elemenLos (ni q.urmr(oc lJmporo.por lo demás. ci de las cspcc;e. en biofoeicas. con pr mc¡ó enca{ amienlode t¿ divj.ión Di con ta ;rdénación;n cadenQineal).En el caso de la química se obtiene una soluciónm€dianre una

Ar UA, UA3 U Aa:U,

¡l número l,i'1,,n(¡,'i"rrr,l l¡ 'rrrrl el or''hn lrr'rl l"s:r'1 "n dt¡tr,{1,1i',, ;'"'.*,,n:r,livisr¿'nr''l){'tuLlcr'¡\'l'ncirr}orrasproPie'rr 'ii,l"',,,',,."'1, del ,'r',, ' ¡lrriunrdr\ co' "11¿i" tr'r" nrturrlmFnt( "¡/P'M 'r,,'i'. r¡run'i'r''n;ri¡adé¡specn' 'iÓmic's tl ,,,.',n¡,'i,,i ".r,l"l",.un:rr'l'siff' mas amplirs rl¡ l¿ c'ral son cl"'A 'on'rirL;dasen cla5es l',, ' ', ',r"". ;;"' .r. ¿nárosa'de tar modo que quimicas ¡.opi.drd ' ;;; ;:;'' ,; r" rsr' ¿¿l¡¡¡¿r' ¡or clem¡lo todoslos g¡es inertéi' .' Urrl ,rn ' ' ",1., oe 'léneru columna grupo) y-grupos.dFcrcmenros Frl,l, 'ir',"(ln\ c" "n¿ 'ola de un Periodo ocho .ém,ianl.. recurren r'r"r'r''l:,'l¡s 'egún ' i,,. ,.r'up..:on". cien'i6crs már protundas ¡ Por-l¡nlo mA rccun r¡¿rrI¡ sino lo qtré lld-narcmo5 ni r"' .."i ni divisio'es orden¡c:ones 'l', por una o eslánvbculadas las clases e1 ,,,ttl,r,\ s^tPl¡.,llhn\, las cuales síslemálica realcs tna chsifcación ,, i*;"r"" q* d, nolanrelacjone' "'.,. de una merdasignacion lugrr.l nombre ni ;r¡asillamieDto de (omo la mrlica agruP¿ciól lo" Hnimdle' Por \oe: e< el irr ,,rll'loeol, l" cu'1 se r'la(iondircoaccptos v sus á" i'"."1',,¡o una operatiór por con otros, de tal modo que resulte una si r,,1,r,,¡rcias, las tienen- u;os e' sistemitjc¿ r"".,ión o,n si.lemade Jgun iiN Y la nejor cldsiGca(ión má' naturol mFnL'\arhilrar'a me"05 i,¡ ,¡,'" .on.igue L agrupición ' 'lri'l:. * ciasincación es mejorcor-ociJu cl de la Liolosra si'remarica (c¿tesoriaó jer"rquia raroromi'' 'e dir;de .i;:i;,I;;;" srande "de '., se cubdÑidc a su \ez " 1o' cada uno ."¡"rí.1¿":. ''¡¡lei por "', "*t"' llegaa un coniunro no con\rituido que )a h"*" ;;|ilñ;;";i; 'e (oncreas o por ind¡\'duo{ L¡ ler'rrqurl sino arl,coniunlo\. por poblacione5 cnmo'i8Lc: esencialmenre lr'u'."ia ".,.o -oiog,á. T" Reino (p. e, Animalia) To Phylum (p. e, Chordata) T6 Clase (p. e, Mammalia) T4 ordd (P. €, Pril¡ate$ T3 Farnili¡ (P. e., Honinidae) T: Género (p. ej., Ilomo) TI Especie (P e, H Saqiens) más Énas' már recientescontienensubdivisiones t¿xonómicos Sistemas o nivdese5 la inclución l.r"i".l¿" q* m.dia entrelos \xrio' r¡ngos roenn' ,ntre clates. . rr're connolainclusión lroPiaménled¡'ha {Ll o jnclu'ión de rl¡d r -1. Entr. la mayorjad' los ni!elPsha) un¿ rcld¡ión o c"os, un genero algúnorro tdxoosc i,'"oirn*" ¿i.¡" Pcio..n "lgu'o' carPgorra (o por una sola esPecie l¿ corretponcl¡Fnle ionirdcra constrruido de idenlidad' EsP'cie- ueoero .¿5ls vale I¿ relación iderior); en grupos "'¡¡, los fp*.liL o""t" ¿iscutido) Dicho brevemente: pri4cipales "' ""

ss
I

/ colyCi.Pro

! tarcnómicosde la clasiÉcación linneana están retaciona¿los ¡nodo $ del 8!r€nte:

D r !r s¡ i N , o r r r :N Á( r r ',NY stsr ¡ ^ l i r ( :a

Tt 9'fz 9 Tz c Tc c Tr 16 g 11 _c
Lá ¡elación ordenado¡ac tiene las sigüientes p¡opiedades, que vnrr,. er la Secc, 2.2: (4 Es no-sinétrica, o sea: si AcB,entoces_(B c,.ll (ii\ Es rellzxiaa: AcÁ. mienrrasqu" ta ¡eLció; de inclusionpro|',. meniedicha.c. es irreflexiva:_tA( A). Si C; \ \ií4 Es ,r.r,llifr,rd: B c C. cnronces c C. Relaciones A como c. qué 5onno_lirnélrjcas, ^ r;R:r; vás,yr¡ansiuvas. producen unaordenación parc;¿¿. ,ni, er,o del di*"..,, del oaoo. l-a-raobGner una ordenacióncomplcu, o simple. gue de de .i ur,., cadena.hace ialta una relación asimehica. irrefexiia ) rran.irivd. com., la de inclusión propiamentedicha. 'Muchas categoiiasson compuestas: asj. r¡n ph)¡um dado puede cuntener sub-pbyta. corrientemente y conüenevaxia< clase<; su rei, una clas a dacl¿re divide en variosó¡denes. etc. Esro signiffcaque un i\el laxoDómi co T, se divide en casiUa"o taxa ..horizonr;les. 7.,: T,.. .... r.,.. .r.i, "i una categoríadel orden género.I:. consta de tres especier, desienaremos a eslaspor T,,. I,3 y ?,& qu€ seránconiunros subordinados con'iunto?,. al t,n gener¡r. para ra categorta(t_ jIésinra: q*': J f, (suma lógica de tos conjuntoscon I de r a n).

*ti ii:li' l'.:rilriilii:;[ir::r"','ffiil*:jr li,r;iirl,i
un no de EuleFvenn rePreicnra ,,,"r,"'r.1 fr,ri(ulltr un diagrama árbolrepresenta "i ni cú Pate ¿"todoentr€cosas' un ,,,"i , i,, ¿, '"1i""¡*" gencalógico' i,r, ."", un árbol "'
Gr
G2 Frc. 2.2. Di.grd¡ de Eur* venn p3rá €l ej.bPlo d€l G3

con la condición de qrre ninguno de esos g¡upos ho¡izontales t€nga miemoros en comun con otros, o sea: I,r: + b.od""to lógico de los conjuntoscon de t a n). I ,!, La primerá Iórmula di(e que la división es exh¿usliva, la sesundadjce I que l¿s parles son dis)unlds dos a dos, o reclprocamenteeic)uyenres. rrraDraremos casos de l¡mitrotese¡ 1a Se(c.J.l.) por ejemp]o.un universodel discursoU de Ia cateqoria .Considerem_os. orden, subüvjdido en dos famjlias. F- y F" uo" de las fl¡ales tiene-tres genérosy olra dos (C¡. cada uno de los cuafesconliene a su vez dos o tres.€sp€cies (¿r. Una-clasiffcación tinn€anadet conjunroinicial consiste e¡ el siguiente coniunto de ocho enunciados: F,,FZ C U Ct,cz,ca c Fú Ct,Gs c Fz EL -Ep Gj Es,h c Gz: Ea,Eo, c G* Es,Es c c1; E1o,811, C Gó. c E¡ tr Hay útiles epedieEtes para €xponer gr¿ficdmenteuna ieruryuía de ese npo, como los diágramasde Luler-Vcnn, mu] conocidospor i¿ téoria de conjuntos.y los drbol?s conienlementeusadoseo Ia teo¡i'ade re)¿c;ones.

tr n'#i.f üftit":r#,l;[ü i{;! :L','#,; ;xffi
F' L E E' Ei c € 1 Eq Ero €l 1 El 2

hrtr::;Ti1#:::rll,i*:x';"ry1*'.ii5
Frc, 2.3, Didslaña de ¡I¡* sé püs el éi@¡lo del t€do I;áse de ¡bajo a ú¡¡bs.

.1Td;+r*#:f; -"r*iii#$*p¡-:.:".=,';=*:ifi
nómicasson ¿b¿sr (o) ExcePtolos coniuntossistemáticos 'lt"l'::,1:"P::

ái:l ;:inJjm::":"*li;;:i""'i'.T"Í;'::!":i*::"Tl'T

_100 (¡i) Sdo los conccptos espccie (como"Homo s¿pnrs ) Licn(I rclfr.,r | dc ', re¿les inmediatas,a saber,poblaciones. Todos los .onccptos t xon¿r,,i,,1 suporiores reGercna categorías se iDferiores, s€a,a otros .onceptos,,r, i o (organismos): eniida¿esextraconceptu¿les so\ pves con¿eptos co rttl ¿e to.e.No son conceptospuros, sino conceptosquc aluden modiatameíl,. i obietos concretos, sabe¡, a organismos a individu¿les. (I-a vieja controve¡siafflosóffcasobre la realidad o írrealidad de lr clases ¿eberenovarse la luz del conceptode jerarquia.Es posible adopt,,, a una posiciónconceptüalista lo que hace a clasesdel nivel de la espc,.t,, por y, ¡l )¡ismo tiempo, una posición seminomin¡lista por lo que hace a 1,,, ¿e clases to¿ásl¡s caiegorias supe oresj uÍa posiciónseminominalista m,i, ¡lue plenarlentc nominalisia, porque una clasiffcaciónnatural re€l:j¿,,| conexioncs rcalcs,biológicaspor ejel¡plq cntre t¿lescat€gorias superior.s. eü la secciónsienie¡te.)' Asl, pues,una clasiffc¡ción sistemática consiste la organización urr en ile haz de conceptos, eje¡nplo, por tala biológicos, una jemrquia. Una jerar en quia es mucho más que un catálogq poque se basa en l¿ subordinación o sul¡sumción de conceptos: una jerarquía establece un sir¿¿n¡¿, Ío de proposiciones (no una teo¡ía), sino de conceptos. En cada nivel dc un¿ ierarquí¿, los símbolosieprcsentanproposiciones; así, por ejenplo, 'F1,ts: c U'representa 1a conjunción "Fr está irclüida €n U y F, esrií incluida en U'. Pero los símbolos¿el nivel siguientede l¿ jer¿rquía-por ejemplo, 'q, C,. G,rc ¡1'- rcpresentan proposiciones que no son lógica (deducibles) las antedores:pues nüestlo conocimiento de mente dcrivables no nos gafantizaqoe sólo pueda haber tre6 gérerosen esa f¿milia, €n vez de cuatro o cinco. En una jerarquia son ¿onú¿p¿os, no proposiciones (por y eienplo, e¡unciadoslegali{ome$ lo que queda ensamblado un modo de ]ógicameniedeler¡ninado,¿ saber, a travás de la relación de inchrsió¡ t¿üonómico es un¿ teoria (un sistemade propo no Asi, pues,un sistema sicionet, sino un sis¿¿ma concaptos y \n co\jmto de hipótesis asociado de al mismo. Estas últimas se utilizan pam ef¿blecer l¿ clasiffcación, perc no se presentanen esta misma. Ejemplo de tales hipótesisesi "Cüanto l¡ás los caractercs morfológicos comunes a dos especiesJtanto más próximas son éstas". Puede ocuÍir que una teoría dé apoyo a un ¿etermnrado sistemática sistemataxonómico,o se¿,que una clasiffc¿ción de se consttuyacon la ayrrday la justiÉcación una teoría biológic¿,como ocurre eü el c¿sode la sistemática evolücionista fflosenótica. o Esto tiene y ae taxoq,ré vrr con el c'tarutocpi,Lemológicométodológico un sj5lpma coDsidemndD este tema nómico, y no con su estatutológico. Segunemos en l¿ secciónsiguiente. Las jer¡rquias suponen agrup¿ciones, igual que la división. ?erc, a diferenciade ósta,supcrponen una ordenaciónparcial a l¿s unidades(conjuntot que result¿nde las divisiones, tal modo que dioh¿sunidadesse de

I rl, rri" :lli*i¡=ülti:#*i*';; fi:I:i :il
lol

j-t+t¡'*l'"ffi *r*'* |;ll:t "*iil ; I'ti:il
TROBLEMAS

'i,filft'.'"* ;,,-ffi,ffii.'.',.;

**ffi

t0¿
dilerentes so ll,giumo,re posibles?I¡dicación: el núme¡o dc o.g¿Disox,s ¡, tiene ¡inguna impo.t¡ncia. 2.4.7. Comffta, r¿ op,nion según cual el snrema pe¡iódico de LA ,.t, m f nt or no. es m á s q u e " u n a c o l F c c i ó o e h e(hoshfbi tm' e¡r, reuni dos.,. 'ad ,i ,. dpt Etectuar párr¡c:onesde xn coniuDro dddo .t( , I -onteriat: cte Frcs por diw,sas relaciones equivatencia. rstes como ls de conremporá t.,, ncr. o ra do poseer antecesores e¡ comu. 2.4.8. ¿Requierela clasilic¿ción con@imiento de Ias cualidadesese¡ci,, u¡r les de Ios mienbros del univeBo def ¿is.útso? pñbbn@ en bgr dzl anretí), descubie¡tas invent¡das?Cfr. E. MayR, ..C;nceprs of ct,,,, ¿Sor las especies o sirication¡nd \oñencl¿ruF in Higher O¡g¡niqms ánd Vi.roorgánk;r... ADHI, ol t h" Na y ot k A.a d p ñ y o t 5 .1 4 .p t.3 6 .3 9 t , 1952. rndi ¿.i ón: dnri nr,,,, enr,e P\pe.ie ) 'cspecie". 2. 49. P F s r o q u e n o h r¡ d o s i n d i v rd u o s . Ia mi smr espe.i ebi ,otóe¡.a,r,! d sean rdcnu(G desdc rodos los puntos de vjsra. ¿cómo deben dercmi;a^e t,, cajlc,ck\ ¡ragnu.licos (¡ol¡s inequivocas) la esppcie:(¡) ,maern.ndo de a D,n!, u t'po idc¿r farquetipo). del cu¿l los ejemptüei existenres;on coDias m^ o menos impertfrtá! como ¡ffrmaron tos ptáronisks y los cutriradorer itrm¡n, de utphiLolophi?.o,(i,t por ettrció; at azár. oi¡ü) aterigu¡ndo taq cJ,a, ,ta.Not IerÉlicis (o valors más fMucnlesr de le ,nayor población cJnsidocda. o rir Duscando|rs dilprcn.i¿s cspeiG.¡q nás constántes? 2. 4. 10. ¿ P ñrq u é c s h ;tá s i $ c a .i ó n e rd n r¿mdl or rmporranci pn d d bi ol ós,1

L pn r,,r srs¡r'M,Lrc,{ rn ruómc^ ^

rÍÓn¡cr

103

I

mi-+¡y'$$*$
l;,liffi ü'i$**;*}:tilFq-

miénto sistemati.^. perjuicio l¡ b,isquÉda telFsy de la.;r,siruc (oú "r de de cronde leor'¿srAdvértencia: clasiffc.ción de e*cas,,-porr¡".ü.. Ia es ,i"ncns aúDhenos progresad¡s l¡s biotógicás, ejenpto,e; histoLi¡. que por

queén rÁi.a? hú ;por qué tosbiólogos *U*y"a.i i"a.sla".""r"

,r"ii:

il-*f'gq;g{**tffi$ il*n##Ét-.*#**?

2.5. De la Sistemática p¡€teó¡ica a la T€úrica clasiffcación la ordenaciónpueden ser super0ciates y .La o profundas. ánrr^pocénrricas obierivas. u c;enriffc;c¡r" *r¿,ir"l , t.*,¿^.'u,. c¡.i¡_ tca.ion u or¡tendciónpuede rener reat valor prácrico y;;;;;p;;";;;"; anfropocenfrica. en tá djvisióE de'tas tr.,úas y no-medhinah\i o bien puedesor sLrperúcirl ", "iJ;i;;i": y sión de lo,, hombrcr cn bñocos y de ütor. La "t"""¿"1rt,.":;;;;i;;t;t: arenciona un únjco ca¡ácr€r uara n,gara una agnrpaciónprotunda v objetiva, a menosql¡e eJ crrác_ 'o terescogido

ul¡x$¡:a$$***

******q*tt***qt*

er caracrerde\ ñipdro en et casode tasespccies z¡otógic€s., D¡rho dF oho modo: un haz de propredades intcrríI¿cionattas ,. dará vna dkporició-nmár naturat u objeriva|*'"* a* ,;,," t".q,;;.:; il prophdadescsen.iahso tron;ah( d;án tuqar " a ura comprension más oro. iunda que I¡, nor¡s ténnmÁnic¡\ tob*naÉes¡. p,"., r;;;; ",,,tii_,

resutte ei"^;"r.'o sei ,ní p,Jp;¿;¿. ,.iJ#"," i,l,i" ""u. a;¡;¿,. como,honm un gr'po de ca¡acreres rodo aromrmen tá sistemárica las.species de -*.1"1,L," "",.," quimicas, con o

*its*n*r*******

;iffiffi l.*qi'.}il:t}#{i:e#it :li:'::. ['**lj¡;ifsi*:;;;t6:;r"#i':,}Hft";*-f '"ffi:* ::",::i::*t**-'ll"' ;: :I'l"j:l

r04
r c s ur lx Ll, , f.u i c n tc , \rn u c t ,l u F v a l g a cn ran dc ¡l tl prupori ntn Ju r.,\r, r r r éof ld r e rJ e v o tu c i ó n e \p ti c a ¡s ti h ..to ¿.¡ fn" O si r-ui enre:t¡ ..,,. lr nT a dc r or m a p s u n a m n s F c u e n ( d d F d nrepasados i o ¿" o,,...,,. ( unt er gc ¡ r e\ d c a d a p rd c j o nI u n me d i o co;ún. L" " otnun' " , ' ;;.,, ,,.," bbú" , métora ld rnligua, sino que e9üca además fos éütos ) tos tr¿.á;s ,le *,.,

D [ L ^ sr sr r ,N Al r "r

,r r r r '.¡ {r k^

^

l "^ j i l 'l l l ( ^

105

\v
Y

dp ta los caracter.s prtcmo\ no son c.r.,. morfológi.os leres dirgnJsfi.ñ indi"ador,s. de .ucha coEÉva"z., ,,f,;;;; ;;;"d"j, más prnruúda\. pérl' no Ia, gdra¡rr¿n, """ ''""rf."r;;r';\',i;,;t'";";, o.:,u: un punro.de.vis¡amerudot,igico. ¿Snidadeq.n d. ..111" een..,t rmpercppribhs. dcdrcibt(' dé (ipo 6togén;ri,o. p¡ro fi.ioldqico, biooiin,i-, e.orogr.o cr.. rs.bré jqdicddor,s indicio.objLri\¡Jores-.tr. o scc;..t2..r. El. grado de larentesco cs, en la reoria ¿" t.'*,rr""i¿",' á"t.,_rllalli, prin,ipJl de tJ prorímidal jjrrpmrri.á de t", "i s."p". bi.lósj,."", I; ;";;. coúsec,¡cn(ia. por rJ¡ro un indicddor_ áet y t""?.: narontes.,, "* ue5Jc.un punlo dc \i,t" r, toLlológico. ,i{u".ion puede Id exoonefu. ¡ asr: ra prm,ra oper¿cnrn sj.(emjtjco(ta,jco y d/t del :i,temáUco.evolu cionistL es ls. i¿entificacjón de los individuos, esto is, el establecimientoác relacjo¡es de ls tbÍna ..¡.E,,. p€ro mient¡as que el antieuo sistemrti;; sp.fjab.¿c¡ Dotd: e\tFrnár.er sistemi¡i(oel"g1.*,irr" tr";" ." ..,.i"" ad.más.ofros ca,acreré\. Fn(ro lo. cu,lc, e.r¡ü.ce i.*.",rii. rr'a. idenrj fi¡ac.ión jnd,üduo, cqLirdre ", ".J;" dé a "e,"p",1^,;;;.r..r1. " L¿",. p.crF( snDr( ir h"5c d. Ja rFhcion jjmFtrjc¡ .lo vmejaü.n aleuno, respecro\. PcroL icmcjan/a en et senlido,n .lr. i., ¡","r.¡* .i,i._," "; a lnas prorundd que er mF,opar.¡ido e\rernoJ q,r. ll:: T",l.ry,"":g arénniJpl sr.lrmari¡u.ta\ico.tLa segunda operaoién l:t odpna.¡ón'dc es cn s,l':' T' rornados un arbol genedLjgiro d,, ir, t:rorden¡. c. l: -*' cron mFd¡o de tJ rrL.'on ¡o lóBicaque D;rqjn thmu pro\imjdJrl ¡por pnr oFs(Fndencr:r.5. trHl. Ll/ Ina rpLciJn a\im.trnr, no-rc8.,'ir¿ r.r,^. ri¡i\d. No A ,,¡a me¡arelacjo¡tdgi¡¡. (omo IJ Jc ínctusi¿n, ",¡.ril" ""r" Innednr. clr. Sp.. 2.4. \ino uDaretr¡ionbiutosic;dc prlñnoadlempordl d. pcrcnre\(o. y p:tablF(e L_dJ reldciJn ,"" ot¿í¡uc¡o"

porque.conriFúe tFnria,dmpliaj. (spFci"rmenrc r^,,r.. ta f- ql"i. i"T' oe la e!otucjunpor selección Datural,(ll .t."tin* .",, , "*pti"ui;¿n Capjruro e. e" 1.1..9".: :l F\otucio¡ serealiza "r ;"" d; r.o*".1 o",_".¿" ..,, ra reo ¿

I

é¡tre fflosé¡€sis y taxononla. E¡ (i) se repres€.t. nn ,irbol tlog€¡ét¡o l,r¡ , L rcl.cioner hiFot¿tió. E¡ (ii) se ha llev¡ilo ¿ cabo un¿ üvisr5n ircórecta E¡ (iii) Ée r'!rrl'!'!'rn,a) (sesú¡ G. C. sinpsó¡,) .oreta tiene una cla:iicgció¡

r,,,:1:".";I""

de ro( sfupns biordsico. to rargo .jé rpmporJr. a de,

Estenuqo modode ordenación grupos de biológn.os. ba,"do en ta rela croú d^ de\ceúden, rjcnp v.rios etccros. primFr i¡. En luqar. los arbotes scn.rlosi, os que repre5enrdn JeccionFs r" ¡ú,.i, dc r,r,i"r* iJ.,;,i nismossc inrroduceúá-lo Lrgo de ierarquia, raronnmicasl f" roma como nuctpode tr 5iitémáLiLa un pro!e\o narural,""", " no meramente es "_"? un. subordinació¡lógica_ que puede ser ¡.b[rari¿. En segundoluear. cada r¡mr¡.ic,on en ct árbotdé des¡pndencia , nrresporde ma dive¡i6cación a que ha alcanz¿do punto de especiación et (foriación d" """*, ";;;;i;J,

li r,1,,lu bjoloqicaexplic. la producciónde diversidadcon la a¡rudade la de selección combinacione! rr'" rf,' tle mutacíone"réH* t l, subs¡guiente (adaPtación)En tercer lug¿r,_se grr¿licas por interaccióncon el medio de i,l'r¡,"," uio conexión más í¡tima, o sisteú¡atización los datos y las puesto qu' adema. de la rcldcióDs¡métricade senclanza (qué l,lrl¿,r, rs, y ."r." lo' mienbros dp un grupo y enlre grupos rclacionados) de la ",1, c. de refléxi\ay transitiva inclu"ión. que médi¡ enlrc || ||r(i¿n asiméLrica, v rlos taxa, ahora se tiene la relación asiméliica, iüeflexiva y transiliva es. Ls r[ tlr.cpndencia.que media enlre espPciPs nueva sistematización tantq mucho hás densa o sistemátic¿ qüe la antigua. Pero no hav ¡r ya promete una in¿l,n oaraoensar oue var¡ a ser lo últimarla bioquimica mencionadas mi. densa. complem"ntandol¿s ielacionir 'r"r.lniLi"o'uúo c(,n otras ¿le affnidad enü€ las proteínas que caiacterian a l¡s va as y rÍp¿cies. ('Complementando' no sustituyendo,porque los organisnos de organización) trl ¡vi¡s¿ndiversosnive)es La sifematic¿ qü"t¡¡.o ha recorrido ura evuluciónparecida.desdeun preLeóricohasla olro teórico Los varios elementos químicos '\l.rdio di'poners" de diver'os moLlos: segi-nel co)or.eLsabor,el pesoespe' den rru' por cl i1¡..', "' p,nro de eb,,llición. p(so 3lómico(determjnado el número del r!, constituyentes ¡úcleo ató;nico),el número atómico (igüal al númer'o de electronet, etc. Las propiedades sensibles no se tien€n en cüenta anlropocentticds tr.ür ffne' sistemrticosporquc dan lugar d agrupaciones Do aunquea \ece, úliles Y. ya entre las propiedadFs sensi v nrp"rficiales, el peso e"pecf6coo el punto de como i,l*. Ios c.r,"tercs macroscoPicos. micmscópicos, que los caract€res fl¡rllición, son menosadecuados Porque toncales, como el númem atómico Plopiedades de ron consecuencias éstos. preiente en la última capa del átomo, so¡ las v el número de electrones que cluimicas, la más pró{unda de todas las sistemáticas r¡re se ellgen en , s el sistemaDeriódico. Es impo¡tante darse cu€nta de que el sistemaperiédico Presüporela l@ría dt¿mica, ex¿ctamente lgual que la sistemática fiJoge¡ética presulabl¿Pcriódica a Ba.raun vistazo cualquiqr D')n(ld l'ñ.ra de I¿ erolución. ,.,rrbl.ci.l" rnod.rnament( par¡ conffmar es¿ leris: cad¿ casilh se c¿rac'

r0(,
Dr L

L ^ l r ó n l c^ d r sr ,!M .{r r t IR r 'r L r r r r L A ^ ^

I07

Hfifriü*lffi*ffi :nñJ:,ri.*rxi¡;#ffig:"fffi
i',,r' r"r."¿i

$r*,::ffi iilt*#",*,:.:**+,mi,;ffi'T"i::'ig"lill;" "lÍ,I;"ilTJx;liil*i:"liL*"J'1X*?lÍ-**'i,iil=# jii l$iff i":: ffi lil.ii'.'l'iiillLl: 1"" :rir"'
PROBLEMAS

,*fi*Eg#l*gnigffi
g6rló'¡ de la ñodernainvstig¡ciór biológica'
Dibisi,in seg'ún los obielos ruLdivisioles: briologra m¡cologi¿ A¡ñtñmlá

;::1"" {ulr "x;;'r,:üt ür no.es ,* :::ll :"lT:l';¿,ill"Hlü iilü;ji:f:xlrr':nruflltll*. il .,i,i,,i,i"i, pue(.
i"","'"'ir i"Hfu;Xlii; trt'¿ ffiil:H:':?il;1lJ."iüá.i" :.liiillii,'J:,liil a).rda a orienta! a ambas' r.or¿tica Por eso

':í l;*.1'"";';;4gt¿¿3;ir¡7'p lr"**::1ft ; ;:qi,',:'J:r[ i:itr li*'.¡*1.*;t:tr;n*1i',ff$,1':','u:i':
;l"i; ;'il:li:'"*T::'.H*",'J¿':Í:l-J" ,",i::,1",;y:;:*"*:,lT
DiDi¡lrin seeún los Probl'ena'' (foma Y estructu¡¡) r. Morfologla

d1lii,'ffii*t$+l*il-ri+ffi

jl#'i?l:H** rnffi ,n*ü::.Wl,
,

*;;n"3*$fu;g*-,t,r,*.*;:á,.*:ryir
etc. sir"icurñÉ ¡r;;drorosra. :iTi,[t;" etc omi,óbsii. !r". r'*p"t.togr".
Tiologia . súbdiiisiones, entomologfa icuolog Fisiologia rfunción\ Fisiologi¿estrictá

¿lill':t'a
3 Ecologia (habitat) 4 Erología (conduct¡) S Filogénesis (evolución)

*****n*xr*$'ruffi
;i:'ü. ;;;. fil"ri*u.'i,

respectos en los cü¿" hoblena en I'gü dzl aíteriat ¿C6mo decidinos los ls deben compuarse ¡os organbrnosi puede breri;e d€l daró de que dos esP.cies son $mpFntes :!.á. ;o'i morfolósica ( ariis'ial ) t ¡ül en el 'ae de h ,,, * J 'l"mática "li*¿""i" an.rcnrra en una situa.ión de peryrelroao ¡

Érosenérica,: sisremáricá yl:'-,1-t:13T"T,lft*,i ;Ii":T":i".;; ff

or bv cr"J'ini"tio' rrlusk¡ted the Problem virus ;;''""r";;r v' 446 1e62 asd uedí¡i¡" i,,pt ¡a* t" Biolosv

Lrñ

l0, l

i **qnff*l--*t.l**q[*i,il,;*ffi
T ¡ E M

lalB lc I o I o to

/'--7--7-_--

D\ o,/

o
DI V€RSI O AD Frc. 2,5. ,&bol s€¡edósióo det !,roblend ¿.D'.4.

\:_t_:_/
F¡c, 2,6. Diacrmá¡ de Eut€rve¡n cones pondje es ¿ Ia Ag, ,,5.

,/----r---\

jnT''¡¡**-*ü*-*li*ft *, :r¿r#iii::
j::,yi*;,H$":'; :""",Hi:"i1,","fi ",".::,'J":':ril:;*"ff :,,"#"",:"

*t*r*rut***'rm**ffi ***tffi,*.g$fr filg*h:L**:fixlti:r:n:l¿T

i::,,'1,"'* *tl'lTffi -*'**ir:,,{,ry;;*li{d,u,"r
2.{i. Sistemática d€ Conceptos

ilrn$f.:t:f**s;**+**1,';ffi

***ffi

1 10
'IAEL^ 2.8, -

coNc|lr¡,ro Funa,trmes de los conc¿ptos B,t$cos: los que suministrantas fund¡. mentaciones racionales, .omo ..v,'. ''todos", "coniunto",'!aiz cm¡l'¡,i d a " , " d isrmci a" ,' g¡upo" . M¡ralocrcos: los que se nresertan err análisisy teoria;de teo¡-Ías formales. p. e., fómula bien fom¡da", ..de_ m o s t¡a bl e, sxj oma, ..teorem¿,.. Dff(Blrrvos: Ios que nos De¡mten ¿tey cibir m¡terial f;cuco d; expe¡iencia. c ¡E ' o ¡¡cueLpoD ,' i oj o,' ,-..cera" . '-acontecimiento", "enrre",,.líquido',. INTERp¡¡rar¡vos: los que se oresentan en l¡ interprctació¡ ¡e desc;ipciones, como "especie", "átoDo',, .,t¡sa de n a c i mi e ¡tos, mori vaci ón,, .i nhi bi P¡¡scnrprrvos: los que se presenrán ese¡oarm€¡re en nomas, ¡eglas v convenciones, p. e., los desi¿nadú po¡ verbos eD impe¡arivo.

$s11: ^"( 1( : ^Dr rr r oN( ) xr cs

ltl

I

El uso amplio de los conceptos formalesno lteva sótoa un¿ sistemdriz"cion mas,ruefle ) a una m¿yor p¡ecisión en caü campo de Ia ciencia, sino ttur¡brcna una ulterior inregrációnconcepruatde ioda la ciencia. Conc€p(or no lormales son. naturalmüle. Jos que nos permilen dar cuenta del mundo y ptaúear nuestrainvesrigación áA *¡.1, i"i",-""^_ ceptos.por asi decirto, nos dan Ia ca¡ne del conocimienlo, permitirnos al r,eF:rir.osa becbos conceptosdescriplitos e interprerátivo, .{ oecrsrones.y "'";i;r;;; actos (conceptorprescrjprivos). {Esa reterenci" es. en cierr¿ meoroa,drrec¡a.enel casode conceptos descriptnosy prescriptivos. pero es bastanteindirecta en el caso de los conceptos inte¡pretaiiuos.c'omo -campo eléctrico".)En Esremono esrátrisre. i:o hav nl!i. .""";;;;, "Esre mono éstá rrirte porquetr"* *i¡gr" "r" descriprivos. 1"""ii""J,, y concepro¡nt€rpretativo. Los monos tristes de nostalgiadeben cntrete_ nersecon ¡a televjsión contieneun conceptoprescrjptivo.Conceptosde+ cr'puvos presentan. se comoes natu¡al. cortextos en derc,íptivos: conlos ceptos interpretativos domin¿n en contextos teoréticos, y lo" corr"eoto" presciiptivos son frcmentes en el discu¡so metodológico. páo concepto; de Ias lres clasespue.den prc,entarscjunros en una misma proposicióD'. como rara regrsüar úierenciasjsotópic¿s masahay que utjlizar un espec_ de trometro de masa'.

en su ¿h¿nr¿ N,11\ile!(m,^trmhi¿n l,t ,li\i\i/'n d¡ ("nrclto\ b¿sadr uesdc én (l p¿f,l 'luc dc'cmpFn"n la sistcmalizacibn ¡r rl||drx¡iri,r. \(¡. .n Pn pJclÉmo. .l;uiJ,. los conceptos p rasisl"mdtieos ,,"'u,, ¡. ui*r. "solubil¡dac¡ y ",,. ,,ui',' '",¡"¡1._ y conduclor"-, si'lemáti'ot -como los ¡nás ',,""i,.ti"i¿"li;. dntre Ios conceptoiordinarioso er1¡asistemáticos -';; dir€ctament€a individuos qi," Ios os¿¿nsit¡os, ,"."É""" ;,,,;';; ,,i;; obs'rvablesco¡no propiedadcs ,¡-'",,f'f," 1 '"lacionesdir€ctamente ::'',,"i,,,", " de no -'i',.i*'o ba¡o'. La cicncia Puede Prescindü concePtos eolrelos con(epto( vlnculos transición de mrticos:si no existieran "rtr',rsr, y las rht¡r¡rúticos los ext¡asistemáticos, teorlas ci€ntí6casseríanincontrasno extrasist€máticos son tipicos l,r|ll,s (j ininleüqibles Pero €sosconceptos la ciencia pero^esra :on presupueros v diucidados Por i,, 'ii irÉlruye con conceptósesPeci6cos. ";"",.", lecnnos quc no pucden dehnrrse ¡| 'n lnrscde conceptosextrasistemáticÚs. cientiEcapuede consirtir en una siste,T1,o..bi"o' ia sistemalizáción pxeden los o una teoria Consi8uientemente concePlos.sislemáticos 'rl't¡c¡ mmo.los de ¡fr taxonómicos v/o teoréiicm Los concePlosloxonómi'oe' mi;mo y ¡erarquia.puedendilucid¿rsecon la ayuda cle connrDrcie.ta{on .,f i,' d"""r¡or*os v áeia )ógicaeiemental No ocune asi con los ronceptos Ios;onceplos innodwiÁos o dilu(idados Pot lna i",',¿¡"r", *'¿*i', ".'electrico' ri;rroducido Por la teoria erectro-masné-c"-;" ;;;;:-;;;; de la evorutlc.r). selecciónnalurat' (inrroducidopot la teoria da¡vinida (introdu¡ido Por la teoria de la utilidad) ,ii,'i. á-:"uúJ (srgDos que '"¡ietiv¿" del l,u esDeciffcación signi6cadode ios términos teorel¡cos la espeoal requiere. ademásde la rlcsisán conceptosteorÁicoq -lógica ra taoria de que !e trate y la experienciacientiticar la lÓgrcamostrara y Ia exPeriencia teoria mostrarásu sonnolación ,'""t.*.. ü"1 concepto,'ta suminkrrará su medición ¡/o experünentaciónr .i""lii." r"t"""".i¿" (xlensión. Ademár, a vecesno será fácil deeidir si un concepto dado €s del pues puede haberseconvertidoeo elemenLo ,ri"i"á'¿,i"" . ,*'ato: teorético Pero indeal cab'ode'algún tiemPo de uso "i"J"i.i."i" -'r*d€ Dendientemente las vicjsitudeshistóricasde un concePto adoptaremos ia síÉnienteDetíniciot Un concePto se llamaú teoútico en un momento a ii eD esemomeútopertenece algu-na-teoria' d"dJsl v '¿roconceptosteoréticosson el núcleo de la ciencla y Prantean Comó ]os anaÜzarmár inieresantesserá convenienrP epistimolósicos b' ;;i;;" técnjca simp-*á;t"i*Lo áe apelar ie nuevo a la clasiffcación' i". i"..f Úsaremos la clasiÉcación expuesta en la Ta"J" Liil* "át""ptual '1" 2.9. bla son aquellosquc permean la totali" gPn¿¡icos ü"s cooceptosleorericos ningüna ciencia..ladualoetermF dad de la ciincia: no son leculiare' a _acontccimiento nada. Los conceplosontológboe.como 'sublacen a'roda teoria {acrual aunqu€ no los con' ;;;*" ;. fra a \eces oror' te'igu de ,no forma explicila Elos conceptosse consider¿n

i 1:l 'l:^nL^ 2.9. Sixteruitica d¿ los canceptastcot¿ti.os fuctúte, i | ( Oñrolócrcos: rema propio de 1¡ oDto. " ñ;Le;" ... \:.rFma" , to g ;. r¡ ., ..¿cor.re.:n:cr ro., -proLpso.....pvotrts

lt3
ür t oot í ¡ ¿ conlr ¿st ¿ci( in' r Drl i l ¡)f ¡tr. tcrr gr lr d, no ob¡ t ivo s( ' ct cr r m r

IJEM Fro. ^

I
I co^, t ' "ros rlouÉr.os r a, ¡ ' I " r Ls I I r* ,;,,.o ,

I
'

,ió 1 .. es p rr' ru..1.1 " . -, , rr. .

Vr " rc rc \n r, ,os: remápropi odp b né I' iFncia L-q : 'hip"t".i" , "enrn ciadu legáljlome . ionlrs,|Jr io1", ¡o n fi rm Jc:ón -si rteD i ti .a' . ,

I oBsERvrcroN.Lns¡ que ¡ereren a en üdJdFs o p,opirdddpq obse^¡btes. I E J s ., n l e rpo' . ..posi ci ól. ..yu\ra / ., p o s ,c j ó n ..e,tj muJo,. ..,esoueste,. I ¡i m 4 o d e .onffrm¿(i u1es... | \ No-ous¡¡vacroNAr,Es:que no denoran entid¡des o p¡opiedades experien_ de cia. Ejs.: ..ce¡rro de q¡¿v;d¿d". ..apre¡qlz¡je,,, ..vatenciaa ..pode; poljuco .

narios /presjs¡.m i ricor , o bien ercF5ivaménrp me{r,kicos, lo rual é\ dc

:,.:"'""

ca<er¡: r. reat¡dad que no oosFn.ontramos Ja posibilidad ¡( ) en de con_ trae¡ compromisos metafísicoso evitarlos, sino sólo ei la de contraerlos m.,lo( o buenos lctr. 5.9r. Los canc"ptosnpta.i?ntíli.oc, desiqnados nor rarm,Doc como e\:den,ia y .probtema. pr.sentcncn las oñcrvacio;es e omp¿ñ"n-a enuncj¿do un ciFntjffco. ta Llis¡ujion ru convali en dc -.1,.c_¡, o..crl'n y-de su dominiode vdlide¿y en murha, olra\ o|a\ionFs. Comoen e¡ dp los mnceptos onrolÁgicos. neior modo dc ¡rdbajar en una t.aso de -el nFDUtos. contu\diidearmelaciFnt:Éca5 e .oú impré\cindibles - q D¿ra todo c:cntifim- consi\re no an¡rizarlas sisrematilartas en ni T l)5 ,.nccpros l¡oréticos p{p?ri/i/o,. a diie¡encia de loq qcnéricos.\on propios dc leorias especiales grupo, de elta5.Concepto,, o otseroarionates sotr ro\.qu/.dcnoianobjéros di'ectampnre ob.cnablcs.cñmo ..cucrpo y ''estimulo. La5 tpori¿.rcferéDies rj\tcmr\ a que son eD parte rccesibtes a la obse ación di¡ect¿ -como la mecánica c.lá'sica, ej;-pl"_ p* p;;¡;; (onceplorobservacionalp( conlpner pFro nn es nece,drio q* lo. i.nenn. estotcon(eptoisé toman írecueDrcmentp conocimiento dét ordinarjo. ta i teo¡ia 'oJ dilucida.. Péro las teorias que rnanejan ob;etos inob,ervatles -como ra,reor¡actel campo elecb-oma ico en el vacio. o una teoía de gnét ra rorm¡cron(|e conceptos- puedenno contetrerningrin conceptoobserva. cronar.l1i(os conceptos presentarán se siempre.sj¡ embargo,en los enun.

su desprccjo aurorizr malor vaguedad t¿ onrotóska. !-:,1 de.taontatogra una prorección cüalquier es para merafisica

oh' r\r' i"nJ'" i", , 'uu, ,"',., ',;, '' ",' 1't^ '.,'r,'"r', i''i,'r'r' i,,,.i/' :ol ir¡r'r"tr'ti(os J' h' s"Prrésro' ' |.,-,,;'.';'',' ',,', t' orclicoslh8¡n ,',''..1," ..'""1,,., ¡, u',.'on,:,lgun"' J'''o' c"n^ Pros nF$l0n¡and Punro 1,\ l,,,rPmcr'A'r. enlr me'dni'r l,i,r,,,t riPicos :;. .d ',i\,IJ¡ indr6ntdos. ;,,',;;"',i". ) rurr/a -lo' tre' concPproc cn 5e PrFs'nlrne\-abruplo ro\ sxro.un noob{nariunale' ,l¡,l.rr,r¡rr 1o(ion"' primitivJi o indFffnidalv no rrtierenA nrngun d. rp.ri¡¡cia L" rPla(iónPs de olro lipo: hay und ,,1^e¡r..ble '""'', ma\ intere,'l ll.,. ¡. i" 1'|refuede Ll^cnbine ) 'o'a "-p.'ii'"i" aluda d/ lalcs cunceptGnu obrrurcronares i,,¡'r, rnr.rpreL.r- ,on '* vel des'rrlrr\ose 1.,^,"r'.ptá' básico\dé la mécdnic'son puPs I l¿ hethu' JduarP5 srno ,',rIrrrrl,'rivo'.pero ¡u de'rriben c r'tl"do''mcnt' Je ) o menu ide.',zadas hecho(a'1"drés Posibrer' : ;1-',;', r;".';;' newroniana Jp á" l" ,on(-pros no obser\¡cio¡¿les la mPcinica i',',.',,'' :.,:;;;";;,; inr.tiore. J" r" t'oria en ro' 1ue sóroJr ¿. i".''¡*r* rpue',es i.orérca punro m¿reridl ap 'rece lr'(ucn¡cmcnre : ' -i;;;; lrl qué se r"¡eñn Inde ésamecánicdr' luoro con ros , l ,,l,r"ro 'nun';alos ,,,'*iotos de dlstancl.I de dur¿ció¡ inlcrrnéhan d:viJidoen \ariablPs i-,j' -'',...tr.1.¡*t no "b'.n.c¡"n¡rle, 'e ";r."","' hipotcti.d' Ldr tniúbtP\ int' m"¿ia\ con conceplos ,r' '. de ob.erracinnal' rale' son cPntro srd\e,;';, ;J;; "lprcndizdie- "impnr' "nr'" "on".pro' enrrlpia 'n termodinámn.., r ,1.,i";;;;";;i;" ronJu'hs'a \o v Argn¡ ¿ ras hábiro en la PsicoroBid ui o fuerz¿.le' ni,rle propi"dai ni "mptrname¡ieacce'ible Á"¿:.. 'lng"na ru\rIad" ellds:son \rmPrés ","l.rrl*-l"i por tdnto )e pueJe pre'eindtr lipo, ], 'rlro de r¡n sisrcma ,,'"",1'."l'1ilü. q,e "nla,in las propi'd'd's ubsenable' -ñ".-'1.2,. pot su parre 'P nfférFn.a hiroú'ias Lal ron*trurcione¡ ,il !JL.ñpro no-observablec PPro inlerrhres ror ,,,ti¡.i.', o propicdadés en co\rPde proL|rcciÓn ''ritomo en lá te;rid alómica) en 5e pero no fanr¿smalFs PUes Prc\enldn cn'rn , ioobservables ^nccplos con a conrrasración la a\ ud¡ dF orro' Pnuncü.'.á"1"," 0,"¡* *-.iei'c referencias se ,,i"á"' i'1" p.¿-;-* , t¿ eryeriencia;además ¿dmitequ€ sus hipot¿ticasy variables intermedias entre constrücciones t¿n ambaspuedenicnFf una e\trur1ura nr epi"temológr'a: xo e. loeica ".mb^ pucdenrer invenriJr' no isamcnte Pre' ,"-rf"i,',"'"" 'e'quieraI n¿ni¡'¿' a. i" o¡."rvaci¿n La dilártn'ir enfreunas) orr" "s s' ,"-"iJ"i rlue¿ l¿'vqrr¿bré' Nfienlrds quc Ic' asiEn¿ er con'isle cl cunPlalo u sc¿. 'c algrno distinlodFl \¡\lPmdconcrero jnlermcdi".no lcs "'igna correl¿lo '. se rcner" un cen'o d"-g''er'a ;;;;:r;;¡ ip" "rcrpnr' aunqu¡ re¿rcs' "¡"^-pr". se le\ rtribuyencorrelalos hipol;licd' a l¿s conrrrucciones o i lacione9 A\i Por ?jemPro en lJ inob5ervab'e. rco.¿,,propiedade' intermedr¿" son lo' (oniFntclcoriaclect'ómagnét'ro potcnciale' 'a'idblés '-'-i"-¿li**"r"

ll4

s¡ s!r , r M¡,t{r r a Dl: ( r ) Nr xx'lt ) s

It5

PROBLEMAS

tii) F,c. 2.7. vet'b¡er ,¡teñeüá! r cón+ru.don* h

ffi'"::ti:T'*.ii?"¿ #*.n"L:i:t¿: tr;."'""":: *:lli*-:,: "%:'"li*";:;
láto ó6j€tivo, qué ., t, !,o¡i.d"d ¿,

**#*'*f,rqt*Jft* "t
iili:li:';'ii:ilr::""i;t*;¿:';;',:''
,

:+,t5ft,s$ t$;üt*+,,':l
a mi cas'rrase carc 'uerp'

diferencia enr¡e varübtes intermedias y consrruceiones hipotéticas no es absoluta, sino /¿l¿fio¿ a la teo¡ía €n qüe se presenten, así como a Ia posición fflosóffca adoptade. Un ;*qari;-J;; coDstrucción hipotética en determinado"oicepto'pr"a" y como variable -isrno planteamiento. pranteamiento. Asr. por ejempto. ..hábito.....tmpuko.. -TT:1" y esmoomeDtat -."1r"" a Io sumo variab¡esintermcdiaspara Ia psiólogia .son ejenpto. la de c. Hu ). mientras que en otroi plantáa_ :,li:*':l? (el Íp.: mrenros de rorfnan,por ejemplo)pueden ser coosrruccioDes hooréUca. rererentes prop¡edades a reateso sistemas propiedades de del sisrima ner. vioso. En geneml, ta actitud extemalista o fenomen¡sta no at¡ibujrá realidad q,ue a los conelatos de conccprosobser\acion ates, v considerará¿ lT rooos ¡osconceptos Do-obscrvacionales expedientes como au{iliares_v sos_ pecnoros- que mecliano intenienen eDrreco;ceptosobservacionatei. po¡ oho lado..el planteamiento jntemo o represcntacional. que es et que aspi¡a a o€s(.rrorrel mecanismo los sistemas. de más que a discribir sus rro,oie_ .i*'*.. ¡econoceráambos séneros de conceptos.y i",.a" :1::: aceprar ns vanabres.intermedias ", como meros simbolos útiles, inrenta¡á exp¡rcararqunas. elas ¿ base dc consrrucciones de hiporéhcas.Un eicm_ plo de esre anÁlisismás profundo es la 6 neurofisioló8ica una dilcusión má, deraD¿d¡de los co¡cepros no-observacionates en particular, del terna de y. las variables ras mastruccjones bipotéticas.con las discusioner su rcsa pecro. Ahora vamos a atender al problema del aÉnamiento de conceptos.

r* a iJii,iTJ";[il,'",1i ff:ffin:,"l :[:fl;.,:l""uoi-'"nt'a,"onLa

mteDtras que |a\ inrensidades campo son (onstrucciones de hiDotéticasjo sea: ros potenc¡ales.no tés arribuye ninguna significación se iilica inde_ !a

rH'##¡¿",'ii'"gffi¿trü ilbJifl
'*'#'?::#:: fl il"gi::'"1:::r"::"1"'""ir"$ff ,-?,{r""/"':iffi,";^ff der
""t?r:;:"ll::t-". en co.t€nidos er texto netacientrricos tos con€eptos Pro-

{
*

, ix:¡i*;4fi rT:i'".¡h-i$t#$4h
i"li*i1,xll**reaias

de si8liente 'u"i:u.?ib*,*, "uáres ros(iDsumo ¡on n-ob'e.vacl"ales: "¡npui-

t:X''*ií;:¡ m ''*l++"t f","':,u":*iT"T":"
::'"'':l"iiil':'ff !:::':;,ff lli l":#li[iü* *:l'i.$l':J",,i:,]L*l *"iá

*:i:':it*l*"ryiiLru:iT"'#'*",?#*j"i"a"' LiPo'ié'iic¿s? o cons'f¡úccio¡es $*r

s'::tiii#i:::ritlf":*rü'$': Íi:"'t*"j':'"'"n"rrj:ff

de ta psicotogJa ta coiducta d" L , nffi"ntu"tón -de Remitimosa los Capitulos3. S y S

"Ii::i:, i1T:l+,};,.i:, i;i'H:H":' $üi{:;l, 1:;:T:ir':. i{"*r* :': **:,1iil"r'jl*-*jtrTi::rl55 iik*.i::r

.t

l 16

Il7
Q, 6lsr¡oN,Wl¡y o¡d Ho@ Oxtod PdgMo¡.P¡ss ol980d, ts5?. Cbps. 9 y ¡0. N J !¡¡ hr'¡¡f¡, ¡¡trdt¿.tl¿n ro Logl' t¡inceto¡, ol 8'l¿'¡r'u sroclh'ln {lñsist u L"ei.l A;d/vq úl-t,h¡ rheÓ 1,;" ' " si. ¡r V rt-l l ', l q ^ '' cr iul' r ó ze v 'L c''r'''¿*" iv"'nr) é. . rer2 Pr"' ur . , . p, t 952. ii,i."i. ^

¡ rl ü'l','il.'1.'i;"i'Ji'",i
BIBLIOCRA¡.IA

,-]
of chicaso P¡e$. 1958.

:J N ¿n&pd{

b 6d6 '{wqkn{b

PobdyfBddetd€16arc{'6dq ú re ; , , -L-ú. . - ú ;d; i Fbba h " ;,@ e -;re @.e!d é F. d &{ ñb; !

; *-dr

*-ohi,L

, E hrd"

d.*-i

.iod¡is -¿& ¡* . r u;

& trrs id

iDó"-,d

h,n*
hind¡b B; ¡h

p4d,¡¡

.ú.

Y @rb{.16L

fr

&'oü!ru

d.l]l4o+

E4dr

,¡o="i

adh6¡oPja¿sgddjPu6bqw¡i

:@
d ó M { q n f t q 4 i k4 ú ¡¿ L .r& d ¡!e,$noL.uú¿iú¿

¡BrsFrlnFd.Pdifuút¡4a

,erntu.¿¡ ¿ sg¡r¡dd¡ (,)=v(.)=<¡1cr v¡ü, 13,

oúr.]edrid @¡ @ú F údiiú¡ bl¡b¿& o .!@ ú odc rqr.o€ (dr 54 ü) e

*L;,..

¿ +. 1'. ñ; ñ;i ;-; r di .h"L h, ü'- .,::14!1.--l:,:' .^4" P,:::¿il::i::!\ ;;;:;;;;L s¡*-. "

t;-J;;""J; :i*ñ;;;:ii;d
;l;' ;;;;;
! úa 44ro4 4Frhrtr. b 1.4¡h. I i@ ItÉo d¿ ú¡

ts.¿ "-h, dr* í.'. s búródar *¡ re **:1. & .i,i. -*+hd v b 9,-,1::
-

d.", j_-9a9:._9),"1r

"T'jH*,",.*-*

Í;i*r¡ sfr ittriiÜ"ffi,i'Htf ffi *i#'nt:n mrHipi*.*ffi #'il
ú {b 6i.qbedu¿.,ññ 14,E, } ¡ 16 rcPhú h L Frei. d ñ'fl¡h t6, 1 @P ] q { f 1 d q t h 6 omóN: b .q.

".*.d"

,kqf iÉ"rffi i,,Tru;'ilrffir*r

ffi+'d-##*ll$'tr*

rq

!o¡

e a¡. rd

+ñ¡rq

L @4d{

s!

4d.

'o;

l

rñ\
\-/

e
d-.üc
¿ ¿i. $ !dáFP¡( ^d.r

FF

Mo

L n4 .d4 !¡Lü

ú jsd¡ LHú dE.i

I .: kib¡¡!fu\

nr ú

'@'ú

d roMr4tr

h.uda

!d

1il L dúú

rccúB¡ +¡ !¡ 4i!¿+¡¡.ooJ

L ü E l4 G 6 L F J ¡ ¿ ú d L hr,¿¡, t¡ d¡d¿ ) e¡,dr! ¿G -Éds d! dNs..Nüo \¡Bi! F;'ú ú. 4ubr!¡!e h &c!d¡ + d¡*

1'rs, L iórañ;
(os h Erhr¡
.hi LfoiFd* FdL'¡É !á é !

L rdtu¡r
E ! F!ñid¡

(1)rh!
trr, ?¡.4¡úü ! ¡ddú!¡

h.

h$

I o¡*

. I

¡ir

ú

dhiú

r¡ rqúú

ddie

9.

!d@<n.a¡ ,búú61 ,..,- qL,r.*1",,-.

,

I ir! Árr do I a¡.¿

.

ñÉdo @ tsdr fd dqú, ¡ b etu, h ;üd úsr o.h.qFúd¡ cñciino p1¡dq ,

bi¡r"ik*

i!_,

u@ o!i('d.

ft@

derú:

@h

d!ft

&¡ ñFdü

Ee

ó L 4i!d¡¡

@íu¡d

Éh b q4-4;

+ ó L ¡ & L < l d ¡ (ú

q lb ! . ry ] n { ú @d ' ;odú o 6r @!úú

Ú Pd{¡ ,ó'd|jÚ.re[P h e b o tu 12df q ú r16dd6¡!r

rl e hni !.Ú úa' !0qn!fu|e h \!|F¡F¡adhoó

F,6

prd!rc4 dd6

p!fl4d6p.r

hsPi¡6

@@rqk¡

o

tsñ d ú p ¡ o^,Fd¡¿.

ñdrrd

e,¡r

¡r.ñd,ú

nÉ hr. u d oq @\ ñ ¡ . ñ ú ¡ & ' q ¡ ;" o

p , , " d " , , , i" ^ I " , t " -, , !

ú ;ñ h ¡ ¡ ¡ .r

.
"

d,.¡ ri !h@ e d;é I ÉL i!ú,&

dh'h¡@"td!trfud'qcg@¡ rr.!d {dq4 e 6ryc

r! Me b ' . s ¡h i¡'

dq. únú

e

d,lN¡

Er v oi úd@
& ñrb, 0 bNpL@(¿rubpú. ¡ ohfb r a¡ 6r! d d BFdo

d; I Lrú¡úr

& !r
¿

siiúr¡!';,4

o ;!iÑ

@¡d!tuo i d¡ñd¿ ú h;tu

,

¡|q6

w,

D¡ Ú'A;úi

ffi*lüiln+¡¡*rt'lF{qi !6j eT'6io Fñúu..o¡fuuP ¡ñ c]ú !¡ i D &¡ &dé[lh d ¡& hkFl$ .1 ! h ld s ¡ig d e ! . ¡b ! ¡dllb¿ed.dJtl

¿@

ñ¡dh6

dd.d.

rsk;d

ú¡

.d¡

ePbddPldñÚt¡Ú4

ffi
*

& !,siib

F¿é

. f¡6

tu hiú

bd

ü.

rñb

(;s¡6d¡

,,¡ed@

ai, Fr reFú:

de

rGo hlh

hr¡np4dd4kl+'@úP¡.*¿fu hc t l @ t r f u f t¡¿ ;Ú dú Ú F n !,¡

$N$mtü
l r ] n r ¡ d k ¡ [ d ¡¡n Iq ¿ qd ..¡¡
4Ú úi .eP ]]aFúl j '

ffiryff

mffiffi*lü

*N's$*;***;u,

¡iñ a o h6 ¿rdrid, 4 F.J

iili

rF ú . _

,

b+.hnqGúh r; -_ , . ..

i]:+"-'i-q{:l{i-' l-,::','.
r?=^"; "ffii'if :"ry# r.mfu q'=r'j ¡: iÉT *lii ""'=',,;ül'?..i:r,"'liiT-xrll: i: I i;ii"iii ;!,iií¿llhi:i":Ff irr"T#
1*¿.;É.q.b- , ú ¿ ,6- " +

. ehh ú h 4

i**'th¡4,::::'mi,.p j"
::rFr #mitrrí";4n ffii*iÍ -t-,. ri,*',j,1;"ii *i lun,*Ér:#;,ilfr l;.1"1i "*r lil ;:T;:^::f:l
:[:f",":iÍ':]i. :ii:'"J;rk'l h.F". úÉ. i. htun,-lo *, i
-

ú@uF-,@.l¡;¡o\

il:";h "'ln'iÍT: l¿*r*'1.#:";süt llfr

*¡,::.t*t i*r ,",*:'il',iJi :n:.* :i:;:

l,lx}.'ruJv;;:;1'Lu'.*.";Hfi",l'"tll ';"
;illü: ,'*j'l,lf :,l.:rrs"ff ,l':: i:' i'"lÍ.iiili.iL.": J:-"'"5 ;llli: :í:':."-1i:."Jili.i:-l: -;lii"i:;"

g$r;l;***u¡l+rs:m;i

ffirolffi-$H**,ffi¿

,wffiffiiffi

ffiÉ*ffiNffiffi
ffi nH;ff{{ffi'[lT,rF;ffi irtril"f.€{l$
d . b rd o e h h * D g r t . d - d ! c a . . @ k ú "

ffi ffi

<

'hts

dd-e

hq

jryo dtsb dEsr

Ú

(o 4ú4t & 16 n{dtu&! d6 iDtus d L30lio drs! rh¡ Ftu

,--:.. D;- d; n .l.'fu o --.: Jés!Ñ¡ Le.ú¿ q@ &Ldeb@ .@ b!do| ús
@qLd6gj&Le¡ ddF ú&l rb ltsl F ldú¡d ¡*

i;-d,

d r4bkdo

! uúBq

L Erd &q¡Iot¡bl3fud

l¡jñáq¡dd¡¡e* d<;óo@@Dsh'@L&¿re'

h {dn

d 4;b!ddd

e ñúeJo b'm'6

t@ Pdd

6

d

frffi.#d-ffi;:yffi'jffifffi+#r, ffi ,i,.t.
txT,tr"Hili¡frH.1lr.*'

ü:T",:fj: trlllsr.j*""_.f_,H**1,i3,f* fl

E:HiTffi srs1lHy,flH,*t1l: ú Ehdh h d @;

fu ' - ú h ú h ¡ g úd ¡I''¡l qd

j^"**^. sdE,Tffi &-i:,#"1f#ís¿ tH.,Hj':"

r!
qr-

.qd

¡ñd6

bk

b ¿tu6

&Íits¡

4 ¡@ a¡;Ltru

6
¡d. 'od¡@ttu:r@, @Múoboi,! É¡@do ü!d! dñúdq{ il¡l¡led'ddd, d

qDtu;b

ú;!¡ú

¡ I

&Áo d 4".e Ldd,ho rib¿dú

ú 60 Esd.,''.ü o0!dr @#

crodq, ü6F e ¡d¡ú
n@ 1 jÚJfu ]@ r' ¿ q d { o ¡ñ d 6 ]

ds'6

Füb¡

r€l

iltifl ""f r,i*lns,,;fgt,ltrl#i *sr"i*i
ud c! D ede.r L¡d <J @ ú i¡ro d46 e 34|q bi¡bdi d &¡\Di ¡.@, ' ú q4 bdógé¡n @ e@ ldq fu úiúú

"lr #--iiP#iLtF#ri:{#f"j,m *r.

c

p$l#$#"Sm'ÉH##:tffi^i

üfilI+*H:fiffi;iffi ifil:it $ñ#i"s*':Éi,H;"ftffi-"'#
r'***;.#i'*.fr *"'$li,g$; ffiH *#
*,|l-*5i"*."1iffi fiü*. ?fi ,jf t"f t"f i;¿":¡-

ft'-ff-ffi#ftT##s:l#,{, :r H#,tr;i"É{.-#i"3s#Hffi
i..ur 60 .É;pd e eúúd) -;i--

F;fiffirliil:r$#¡;ffi, mi¡.üfuillroffi.*,:l-*i, *¿'rffi¿ff""ffi.ru*ii¡,
lfu 4."* - ''e'

iü.,Í'ffi ftkff 4:giil:,1-Tdbffi i-r'I,x

l';:h s;rH'i$"H:l :.1;.t';:::l'; lilh,ll,::;lr

;',iil"lli rl'l)l'irii.il H;xÍ11íiill."ü.rü¡i: ,l't'ff

t#j*t+*r'***ff*i;

#s#ü=:F+"ffifrrn :Hr: nTff*tH.,*;¿igr

ffiN+ffi ffiÉ*fiT#f
*;'rj-h'j';'#lTrlsf *Tli\""' I$*\l --*.

ffi*tjffitrffi

[;*#g+#l*gl-=t+

¡p;l'':}:"'; ilj;li'S"#:Y1:#rv,:ii:r,ri

er€d f ¡(!,, & ¡rrtj
di,ub & ri! Ps & .!ryc 4h rd lp!á bd¡nrD oi!ú ü hhúd ffiqdel FdP4.Fdo& dúe'd

ffiltffiff tr-"-*ffi
€i o,0b

h, f f i ! & E E i F +L & h ¡'e B bh. üp! pq b dq¡o h Fdqlr tr{I. ¡tuq J * L, ¿¡ & n d;o¡

¡{ dh;b

$#+p*mw

I!!J*

@r

úFrcrni

f u . o b ¿ a ! ¿ o b +!Ú P $ e l !ñ!fr

¡d,¡ft!

q4

¡p

#Hd+#,'ffi;L

' LPb+tulP@dlL P r¡o ¡'h d d n !,¡

I ;'!.i,i! flir^r.ul;il*.1"';*;:; li'.1ül: ::**'-1*r*¡.'¡;¡,lrt f,ii;;' 1;¡91¡;;'
r¡is i

irr.;;Ilddt":1i.r:t f.i,'iff lr,it'j.l ":.tr:'..1..1

iii,i#q*'ii';:"'*iHlTg*\-

ótro 3Jq,!io¡ dFiF;q P4c c¡ óF6¡

r,,[f,i*,*l"j"1-;'g"lTti!]l

¡!!

!ñi

ú r.:úPd¡

P¡¡d I

n¡ r@d-

q* a B*qu¡ ebi@m E¡ ir l.i +

"

J ñoúr4b

o nÉ.

s.¡r

4!! ¡á ,q¡h. &e &h¿Á. ¿ d;.. s eloi ooeit! ¡i;

\

¡ &;&

Eh¿ddo@

¡{4r
d Ú ) r d.dPúlo n h o & L sdñú ÉdlD

aderLo¡

ú

rr¡ q.ei¡

!dÉ

ns hodib,

ñ6@ ¡br(b

d4' @n 6.%es{tr

;

r@ ;ú s. q sd d diee¡;¡@.

ffi **;ffi

*hT:.J,ffi1ff#,"*1rH:[i:jl.i.

'l

t
ü

I

¿is,m*ffi+,:lr#ir*"#,ü;

i,

ffi ffiruffiitrilffiJ
¡d! d s =ú¡ 4F díw { 6r e t

rd¡ ¡ Ddd ¡@a!.;d'

]¡.d

4 PNrq4. ú. n Fe ¡ eóeF ¡ ú.¡ !o| 9

i;.,.tsñ-e'.n-tr
'J¡.|.6PjdÚÚ¡,ü¡&dd¡!!&

h ¿ú-- *"

idh¡ ¡-

p-,u b e"fuebtu

d

fffif###*ffi-ffi,ffi"::?# rilff¡ifm#i,*Tm fl *r.f;S{*f:rffi
doilrnbb) ú¡ú ¡- súü o sf!

;,',o d" dr'ü

sru

do, ¡o i-bd-

ie{

ú ¡ ¡ ú L t ! . ¡ ¡ &h ü ¡ sú ¡ !d
¡!fu.¡!¡A@bgqc¡Jqlh&b6

le | i *
ihcd

d q &- - ,r n ,J@4
d @od iotd, L d€lq-ú..

odú&o4igúohor

*"ffi¿'itr:¿

. . i- . ú b " d ü .

r !-

,d d

*r

r* fl ffii"H"ifi-fl"*tr

'

b3!o!ñ!dqú@

.o; ¡ú ¡¡;i¡ ¡qñq
' L lFi¡@

r Fr ú¡{tu
o,-

l¡ ¡ @ ! ¡ E 6 d 1 fu 4 4 'ydrfr!l 4d fu d [!r

a @'-br

g,*mw,'.n*f*ilil ffiwm w
Dd@r,ú. ;. ¿u; kr I ¡ Nibc ¿.d*b !j!EPb,'r € Iú¡ld ú ! .eúo¡b -'h;*E edd. L.r;. 4q pqú r @

-ffi ffi,ffi¡*ffig{*ffi':#
noqdpi.dod ..uúo'l oe9od h, dpq,;ñ¡ e d-, ; 'ts@ i.s';-rd ú; [!o" *bb @ q -; -" --* ¡6.oFda¡újqutl rp,@h ".Fo ¡é iq iF q. F.!" or 4É¿ ¡ dtuh'r oú&1 pb.!j'dle'6óFi{@db.rb

& n

t 6 h & r. ¡h!ú, d6g¡ m dq( Ú oo

rj!iúútrdl{j.q]4ihJGed!

( r iGh- ir !,;,.
¡|¡¡J]h .ú4dn' J i¡' . ' '

& .., rbs

¡! r h

¡E " d

¡ r

ili,

dorG

ohat;

¡,r

"Xillii.Xi5"-*-- ' ¡ ""* irI:"i:iit-,;"IJl /hú--r,'ffit-"*-" ,.ñ$liñ:Tl-J"l Trj}H, _-" e ,, :,á'"-,-n -, ";:i'"*",llrr: ii ;,TiÍÍfi t;'#*l:[i,T-^';::iiffi

r y iq s ! : r - e , " . .
L. hi.¡ ! ú ¡ñño Ld¡lF¡fu&e,\ú!l & ob!ñ@; rud! dnLi¡,i, d!¡ñ.¡. ddrto ib G.ñú¡

t[gffiaffüftm'ü
'
i;!ú

rs eoú.ddrG

*-ttffism****

ü¡ ¿ful bh@nF ioF4 L !¡ff!

¡d.ñhr64ldrffir ¡¡¡Prd @üdlq

(&

3súoriq e< i ñ!@ hr ptu o Prc G@ 'F

. Pó6!L''¡ ¡ dúl¿¡6hFÚúi

ffiffi il,j'i,l"l*l¡i*i$: r+1i,*+fi

@ ob!.¿;.,

q,n4L:,

t+*ss#'#i;mry

i'frdJ+:ffiqffi":.*$¡;1 $,,r

ffi

ffiffi ffi
;:::x;' ffi.*h-.ff':.*l*i
!;ji;,f,ü];i.i; '

iu*f,frhÉ#.:++h"tuf-hj

'd*'l.f¡+#''-*fi '*gr¡,:q:*

:,iü ;,,,ül' l"Í"''i[;:],,i1fl li!::-',,..l1 #r;1;,'l:

iil'*t'rJ"ff;":I*li*:fl"',""ii:: H'*"":H.'J,* ;.;s c",;ii ; p:;'-;d*- d-i' F q* *'¡ ? :-*11:-T;l';;. ";?J-::ijgl ¡j..li.;6;dir;.:,:}yr".*:tf ,ti*J Eii':T: i I:ii"l:r':;,r';
J,i'üIilJ,"i;*-*-"r-,m"''¿'"'e",'""" i; ;'F^ r'ú" r¡'"e i:i;;;e
'

rrm E,frúú rd 4ár@d , ,E<4o¡.!@;¿.ór rlÉlll!¡ q¡6ÚéF@4

¡a.o!¡ ú hr6 L rdF

q4 iod e6É..

r,"

¿ 4 ; ! ú ó ñ rd ¡

ebú¡q!dúi!ot¡ o¿qMrbú¡

d* :,Hi"Ílt,:itf"-:itfl "*i"?t

!ú lri

r :*:i ffi$;,ffi'lF:*rii*.**i* ^*i.: 'r?u'*i##'*,qn*'tft
r ,@pbi oú r@ Gúñh NñiF ñ ¿ d 4¡" r ü x{bi Dq q ; q & h u d e fl ¡ú. hr;.. d, t, r l

gFc úol ú.ñbl s &dr üi ej dúo4l c i .l &35)

& d lg ii¡f u il+ , b q 4 | . ¡ 6 1 4 6 b iNr. e ú o rt t u s o L úúiú;e¿4hd@ ¿h

l3H:r fiiHtrE$ tl, tr f Hy*-t "11,

r úG¡ @ ,ú,&qñF ne rFF-..r @.o;e,N. d¡ y ntdd4 e@ PfuEl b| h.s fu

í"ü1i1|i:"r"n:: r #Hrs':dffiTi¡;i ;':'H.1i.'t;lr" "
* Ti',J":ltr H,ili*;io._.fr : "i:1,

d¡ oE nFq o dE @iqt6)

ffi *;ri*,-ilS#H:'dl:,'ht

#ftíjlH,# i#iJ,lr,ffi ffi $l'ili

;r, ili+l¡:*',.#-ill*iü:*-f'ffi
d¡-"-,-

*iti:r# #*,c;ff*di*. nT#i.r*.

¿.,F

J ;d¡d, .dh!,

/d,

J .fu4Effi.d ,;, (-or;. ¡ k;!

";^dr

Pr-r !¡-.,"i;

b ,p.?r,;\
1¡. L ú

h pd*ú e odi;& é a p ú ' q ñ s ¡éd G ¡ Á &

@;ufu

jFoobid!Úhb¡lF6'ta'f'nme¡d

6dc.!*¡hDún

ffi

tiH¿r*np*a**s

*m;',*,m

mswf ffi,ffiff

##ffiqxp"lffi'H'"

6É¡ hnú!& úEPn( 6Ed!l 1r qúoP4d

i¡¡¡¡sr

¡ ! E;ú

ñnhe

d! bd

d6

v@

É8is dr

i-* k 4;
dFÉ É d@ E e;oG!ú!¡]@

& ra tu
s! r rb

$

qryh
ú.L d -b

L tudq.19ed qe ¡@b
r@u

4ú¡

qó !6 e s¡
!!ú¡ @

s d idloi
r4

ffi

ffiffi*ffi
en4r
L?am L ¡M&ü

tob ¡ 6 b Éi stu

d! ú

& r"! Fa: ¡ ituE1!

¡ry¡.oa@¡

G Ú' . * h 4 * ¡h h Ú i 0 ú d d d ! $ ú d ! h j ( r ¡ l_ Ú ' r

ú. dbo¿ &u,¡td '.btu

¡ E¡L & tuieb¡ M

r'd4d q

o c@o@ odhd 'dd ise.*a

@fd"'Ñ

Id&d!M r iÉ ¡ ú| ddl @ ,h
¡¡¡@!úd¡@hE¡éeófl!gúd.h'. Nh¡qd¡ru¿dcd.nñ.qfu*

fodheÚdÚ66¡@0iil:¡ie1 ¡.i !tu d qú F6 dú.sú6d -, @ú¡ &dl¡ É F &J o4F dú ó;b qú d ¡d¡h trfu) '.d k! Pdia rkú b¡;r ld br d¡!l4 d.$r' 6!B¡ ]e&6úÑ ú{qBEc bl fuo9d {i i" F;!d€ eD ¿ñ 1¡' i. ^6rq!dh* '-

& brryd e iFjllú

I

ffi

l¿¿fuúb ú¡ bn&| !41!!oú'

e r bed3¡!i6, ¡rc tu6 qú rtu ¡!úr E¡ u d!l¡¡@ .ú.+@ M dPññ

c@ |@l l ú ¡ F F o ¡he j 4ú /¿ trc

;ir.h,

¡"& ry"" N.!@q;¡h

J, Fd L rtu-,

-N ' -

Pur

a ded ú

Ld...;a;
d6 @itM

ú!4bqÉPb'l@Fboo

q@ebÉú ¡fu i!ú t ! @d ú p h e ld e ü b E d ú

adb_

ú

r q¡ bb@do&;
de¡'fuddqú¡13!@G

ñi

. , ; h b b d d @- d o ú & * , q 'L! ñcpb

tu rd'd

hbfu

)

.l1es

&du ¡;
tu_ 4s vh qf &É q@ q d F¡ ldn dú rs ;@cpb.

&+ & oLr&! qá+ry,ü

Eu sb

d4ob

o ú ¡Ú6 d id f f i q s i o d & @

, q8!d@rs q ( h @ s EI l o b k& ú d
¡E@¡ñ6brgLM d|14¡lFÉjü

d@D kb& ñ q ó
b{b& ' !¡l ¡úi ' G

b .üÉ;.

. ñ¡A

"','46eI .l'¡l!.úei*.drúd.@a' q;e úp¡@ F ¿ah É kcb ur:
fuéqld¡ ¡ Bb 4s doLF ,Lf q! d bF @lÑ Pr ü-@

tus&úd_

Forg]e..*¡mfu
ü¡ oble! 4 r do

. . q b ' e b ú b i l o D Ifu@u '¡ñ@ü . , ú @d d @@i q ú < eer oitu

EbF .ft

d d nl:@

-ú-. clq6?fu- kqhF 'bl l M qG.o+ dj ¡.

1c6lu,qdt

g l!E ! a 4 4 ! , Éd @q ,i E ú

b blfu rst &L s@ a ; ;nmi!

éE re¡]¡ 4d!

itu¡

o6d.

rq4e -. -;!h@ ,L*cl¡¡,,;fuh!!l'l¡,hr{@ L DEtoÑ sffi¡ úo6, ¡sJh eide

9{.@

I

'1

ckrEr b útrI&r€ÉddPL4

¿6 qú'dr,3¡ d¡ry. ¡ú h¡ c qd¡, y rñh¡(

d.úturv e 'U;@epb @tur pdü dho d ! !h n d6dL @,e¡ eqbd, d! ¡k tub ¿,oi0!¡r

6 dd@ME !ú dn/ is6 4E & rF d @ aryb "Er

! @wqo

rdF;¡ r3úaE

L ¡n'i¡.ú;

d¡ r;.¡,,

",..

,
iúD4É.gs@úcl@

i,k+¡m¡;i
l hlú4r édoht ¡ & @ | q !d d 6

_dD4d *¡

r-q

&:r"i"kúi
fo ¡i@e

¡ q lr ú . ¡ u

nd;o6

r¡ hfi@@ G !@ú qú---h¡ -.d;

b @bt dn¡ -.@" -¡d

r- + r¡,@ r q
d

-L!6 ddrJ

ú 6

fcó!tu

¡ffi

e

;r

; F*;,b].-""

.Lg.'

"*,h

"

k ,oeDb! rÁ6 F d Érho Eu' dee¡ ¡ h l i ú@ Pbhdqj

hpo

vP

| 'iPbtu

¡

j.ff::T :*1 h'r:';.i:Htr, ntr 1ffi'trf
i*-;do di{&L
hE6d-e;¡dd,
¡-i úN ' úñúdo! . EN! eqÚ{Ú

qr 1,.Úr d.tu

"--¡t.k" !¿ño¡ & a4n,rtu

d 6 q

rb-aE

a@

¡ELF&l&iF1¡'
É i @ j !.hi . _hdú; j ;6 ú . d. r b

súd

d i1 b! & úr

G qd¡hi¡

6u¡htu.

hk.-;#,;

.;

kd

- ^

o,brd'

h*L ¡f

c¡'

ffi
," *i:* ;#:T;i]ffi ,lt*; flf;lHTt -^,ff

ffiffi

" Y;fiffi; j,j,*re,:ár.*ifi" i;,mi.3;ii:? iÍy*i f,:

r,A¡i IDEASCIENI¡F¡CAS

Ú'h@ob&bgdgú.*dfu

üiae';ñ. F F are a q ^

r q ap{ a! dlq @d o @1tu b Púhf r ¡oúrÉ r4ú t¡6 .ffie.n-i-

¡ ü Éd. $q@ oñ 4úü

6eq@¡ $epLfu¡ ¡ ¡ 4¡ Ps b

ri :rlli$r*:t:ilL{rkr¿rl'--;Lr'::i
&ú d ...e .'.r'geÑ tr.-&,

,,Éif .'i"Tidd*t';li|#::;l¡

iT',H":,;:.{,t ¡Tii #. ijñ.ft :riii"1"r#

N***mr

.*i#i:'"#.t,t,i;, lii'$ilT¡'$ffi
inl.otffi*.n}:iimff *' ,t#'hfr:fl
É¡rq@oúúlLiuhñ4|b¡ú,@&iuFl,¡.elddl

t'r;'r r"'##f k:* tr #:ir iÉ;:.{::.* r.] --r ;--liüh*.Jr,t:tY t-#i-_*lj:t;:.; l..: .1: r*ltir#i#Jih*ji:#m"Jr : ilj

Jl, ii"i,,.titrt ú ¡. ¡¡r-". o..!i,".: !l: i'" "-;i;. *; J"i-,'],""úq ':rlÁ|.T ;; .i.-;"6 "l;,ü ül;.*]l,;;*J;;e--* - " -"11¡ t:Y'tji:.:

-s.T.'r1H;1trr#H*:##.:;i:¿r:il:: üTri: 1;'i:sii:[i"uj;¿t";t^";,#iÍ;]:
t:5.:lü;,Tiif itff ,r aü11ij",iai*.-fi

Wffi

ffi i*fi*;4!'l,r.3tr##;i+ffi{d ü'[',tri;"€n#f*"]"i$"ff ifh,j^:rt: trElÍ:,":,
; ;tli"'r,ff; itÍ,ti*?T;flftf,:l:^l1liiH5 ",
@q É n 4 ; o . q ir!

ffi

* i5"':'l¡' nf"*l:ñ;i:- -- ú" üd"'g11"" d'*sd" *r*,mr,:;nff "& r-.. g*"igi x.n"fi il,f¡; ñ;s d.as-"- 'qtr=gr"lt&"#l HlT Lii#;JíüiÉ tu*.:*,:1i-:l **.*:.tr1'11* :t * iiiñ¡,li?lñ*f if"5JT1i*-fr;;;;;n:"'^'i4i:.1.1*."1"1 -"'*; ¡" *' üifiil¿ii "iüñ"::;; s;us **'" &* fT.il,fi;ittr-;;*

SS:#[i#:#*ls"tr*; ffi -*mFft

fuFPr ¡ úah,JJú J.¡]4 f& Úh

!dl !!¡Ñ rG!]'

i@¡o d & b ' úb¡ !Flq,!qÚd ú ú ¿6pj4 ¡¡

j

ú

ffi
ffi**uw

' L r ¡ d E"- .&r ,
!rhió&a. tu¡ Fo ¡bú6; ¡,¿¡ d

F¿¡4

Fbtu

d[Eh&+é' 6n

r d tu;o

nEúhdq 6i¡+!

lri o rq¡ d@É

eoú¿

;b {. eú ( bbl [ou6

4d¡ <]

h r . d Ñ o ( ¿ ] ^ P Iki fuc{i o @|ro¡¿ d 6 i qGv q¡fu i llF!¡ *ü ¡ qh, ts df

ji##;r,f Itr¡li'**"'rs'il$'ir,uili gllij:.:1,.,:i I r *f:füf;-ti::,1:i:ijfi
jti:.];; !J,;.; J:.t:"fi.";,*;f,:T:i:"t,:i,t r.'

; ;*r+uidqSff*¡i*;,**,l

ff¡:*#"+,;i*¡:**{#¡*¡',':"

mu,:l#fi'r¡*ru#$:e,

6$ ¡$.*,;;'S;$: i,,¡ry.

ff#flFft-Hi'iffi,,' ;-iil',

;g*t*t*m:i*l'l;t**':

nf'tif:i,*.'*#'**1'{*iTl"ül{úl¡,Si

¡ &r 4 ¡ ¡ { r r ir ,,
Bóe+en¡!eúF6¡leündiF (ñ) I\1r=,1 ,tr, r úc fodlLd¡ q, ! .ar ! ry¡ e,¡¡q ,.s!d d ;t;i qú ri ;- , k ol¡Á{ , . ¡ .,iL

# fril',

lii,iil';,'ri:li'lH:"'I"#*:'{# ñG:,T-t i:::l;,Hrrl;:t' i?ü¡::",ü,S;
ir "i'x;

,.""' I;[. 1]il:'',i,,'1". * "1:",j -1 i::-t .*-::t: -."

'H*.**rffi*"#t.#

:'TTH *^Í:'fl:r f ;*;';':

F d q G r "e d [ . fu 1 e P ttu

dtuk

d;¡,k

¡úqhúú

Ei L lry4:

,aúh j,

, L

one{úHofulde|EP@]|hwl

(/4tur u! rFdú

qú e rtu

40

da úñih

¡ ;É

o ¡ b tih

¿J ,sGi¡e ¡¡ú,,

4 ¡,

ffiffi*ff
""ir-* * . " ,-" ls::-lll*: '"**"", "" a - . , " " * l' a F' "^ *"' q .- "^ ,t.' @."- * o'*
ll#:" i;.f;; :Hfi *r a: *.::,*',: il',i".ijlliii'l;*.; ¡+;' """ '-P,"*"111":l*i j: -.";"". i:;iüñ1";;".;:,'61';i*,_-:,11 ;' y¡1-T-:d.i fr'1iiü"i;-i:e; ;¡'; 1,$';4tr 1i115.Y ;; ;É¡'*- ¡r t-' :-91'" l.ii,l[ lü.'liilq,: ; :l5"l l#:*ñ:1 Iffl?i .Tí','ilñi; ¡;¡ ,,+ +rat. "1 hq¿ *';..,. ñ'i . fFd. 'y*-"11¡i,l " F.d' ;fi,:L:,i.ü;;,t;;

# *,:x* qül;* l*.ü.Í;,**:trfl a'u.,""*'"-r'.u' ffllll,"iiifií;;';i ¡".

$qú¡ ¡! .ú's uod6¡'o;oib E .!FHÚuBLJ <Úo@ a q ¡;'d

. üiiL

o;dd

¡

tu Lú, ri, 6

r^

t_

,lfl1':ü

;;;¡. :".. :l9f*",:1*;;" fili -;L,i;:"i-:;;; l; i . ílll,li'ü;ü,;i" ;" *1;":-l:;f.':f'.:if;:l'j "5; ;';;;* ü'lli,ili: -"11*,Í: l"'#A; ;'i;' : "--",; p'-""'-""p* üi="]i"l.T'i; a".,";q "-.iT.*'".':.fs,l li'-ii"-" "il¡;.",,¡u Llilltil "ü:;-";;i"^;e"i;i-.ilrrT:1: 1':'1": *..

liii i".ll.'i¡-'..;iri;;:i ¡ ¿" "¡*'-'",* : ill,ll",11;. ;;; "o--",,"¡tr¡Ír:Ít* lJ i:.T,'! "¿" d+..r- !;;

'rl:h...",.'.""---.,^',.,'...""
ii e;,;;. a"--r'.u-" m"r'-r" tr'".t'" J " i; ó.¿^-q.... -" " ' r' ilix;i:fi-:;i;.;

f * **.r-

*", fl:sliil{i1"***i:rriñ* -*"

,$,#-.'i***+* *!, **'.ij

ffi#sffiffi,-ff"#'ii:ffi1 '$*r¡tff*.Fp'¡fir

*É*r*rru# ffi,H.:*g*Tffi,.t:ffiffi

*iiili,r'illti:,'li'i:lü'l';l.lJ:líi'i':"ü i'-it!., ry"{i: j: ],#j"p',:i'.1,i llliji:"# Jr[rJ:i,rJ:ir ij lilr:t,il
, ""il ry¡.,, ú ¡ñpqi! d "q".p::.1: lliill" "¡r-i,ii.i;;'" "ri" o".-:q,tg,tTI/f B¿id' qdndd :i;:; ¿;i..
;,.1,;.ii ii

*lllo:llli '-di6.o i',ii il i- il ^p"- ¡ ¡-s-- u,.'ry141:i il.'"¡l,ii.,i]li;i .1 *:l!ll

ll"[ i",iiiri,i;;i,; e- ¿:,:,:trf &;"* q ;i:;:;i;; 6,i*. deár +. ij ""]$Ti; ilL iii.-i.i s;i; ; 'u ¡' --li1 " 11"Ir"* 'e" " ."d*i' ;";:to;.; s; ¡*H'i. .. ry'.'* ""',{*i:-:-t:y: ,l::':;; fi; ;;i¿;; -'1
; B.d;;;;," . -- -; r' ¡:!91,,::r::1]:: dú&- Fqr"-+! filli.:;:. i"L;:,;' r.--t* ;;;

to¡q.ñpr¡,6 rbh6

úv¡r@! ¡d É 1T::.'{ l:T:itT. u ra"r:]'-!:.:i:-L:

*--*,

iiii::.;"; ;"i;; ,* r -- ' ;""" + dl.!-:1trt!-1

*#****

* ff?tr,H:J:",üiH,ü;q ;"h:i.,.,1 :i"iLfl ili.l.:t: J$":ffii:.ili r -dif*-..,:,ii ...I fllft ;fl.tri'Jl,llji*ñi,.,f jl--,tjj r ".1trffi;.:"fL r:]: o!; dini,¡c q
ú¡¡id4 bi bú!i! d eú¡ú b{ tÚq j¡¡6bdú16¡ h ú @; , . r6dr ,- , ".

iiuü^;:t¿x,Ir l;.,Eá"tr trir5!;,*l-,ffd;, ,l
¡dF!@6Ék{ ts& q,úffio. N d ar i,h 6ñ-

iffirrtr,;,,. H:j+:1#iiiüÉ+:T"rtr"i'r'
-. " i."D- - ¡ ,.

;ril ";f-$,;-il#: iil*",*,itlji.r.H;xlr lr ú d a.t* !"d_t

ru+m;ru*+wx

- Lú!h
Ed@d!ü|@taddqlbqb'*Jhp.-breLGh... l*!Ík.

hi.m¡

a.

ffiffi

#*X*i.f:m*-t**l*'*W

ffiN*$-*ffi':;
! ,¡. rF. ¡ 6éo¡ I ü @ elqk¡ {dc@"b&- hq !dpódd"ntrf ¡.

liil':tr s*.i!lr *l*lfr:gE#,trr¿#Filf

m,pWN#iql,ffl**

ilri*r*¡rsi,:":.r"*|1,1l"hjtlq¿"í*s]-,,. l

ffi
" "fi:*","
in hd,h
' ¡!A o @PJEhot M ddd

:"'t" _'-¡ rf1 .- -d-i*-r

4*b

{ . & ¡bdtu &r¡ ¡"

s r oLnb& r;
yú@.4r¡ M rG. r5) ri tue{q

.

' l¡t'#ffffi9:,+g*;t**t" "' "-",
,"" .'- ",'"".." -,"'', 'e rip&,t & .'r b' q-É -Ú " ¡''

,,'if,j,,lx'l*,^."","".,"" -'*,'

d _ ú; hú ¡d4 L ;!!

@!6w¡¡ d. abs ¡¡q iPou@ v !ú

J ¡ doÉ d. h Ddo6 edo bq . L;, Frr" ¡ñ L o&@M t h ddN

li. d¡ @du[ & óÉ 6 } tl h ¿ ¿

frlli ll,lii,"'iliil. ;iÉ- rd; *1I1i"'-'fi,""ii iffJ;;;;'^ Y-:".a1 $;iiid':i":i;;;;;-.;¿,.,ú* 1ry: 1ig: lT'li)iiEi,il," ¡;¿;¡"u; ."rty:f * : H"..i* ;;i:";',:;i!.i;jl-r4": * *,T':: *,lS* i;;i l"a l l"iá i'-T;';;e;-*"c "-'i a:4:T::1 ",i

r!, h FlL!o

b ¡!e'Il-r,"'.*i 1cÑl¡!' ¿ dq;'.,*ij:9"9:Yl,i*:. *.f] ii iii.i;ñ",*

!j

.d'¡'M

r!d¡@i¿

¿!ño

e b

oEdú

6ho

¡tur

ú¡ke

o,hdo.

er

dh

dۖ s.

ñd..,:-*,.

h ¡tur¿..di¿;!4\ ¡ú! ¡ntrLa, ¡tu. ¡ ¡ &; bh?! ¡1 idhotr ¡ húfu& riglo ¡4¿¡¡ e¡¡¡]d úd É t u d rt u a q iir .@d.i @¿d;d¡it ic ¡

ffi

ñúdu
n @

;-¡,.,,

qi 4dd6úl ;

ffiffiff

.. ,tii:li]:t+;: j.f,ffi j,-É"f,H il*ütfi

m*$ü*ffitr*ffi
***

;¡r'pefl.:f

*-t*,ptaff*;+'lw l,:.*,1'!: li*'*";r;l:ru"11*::ltH1"i :,,*;i

$H$fr{ffi

ffi

W¡tÍ*tq$ff

4&¡Dú

o d¡i dn .!¡n¡0

.o &ditibd6

iú,.

i¡qÑ@"odLj¡{ú¡úo&úñEld¡

& !r*,é

ü,1! lli J

ffi

dbd,&FF!Ú¡tr@¡fu¡66úq;

"ffitr+*tffii"s*f

:,".J:¡ lli. ",,ÍÍ il l'"llil#*"'i i:'.*l'l'Jl¿I"i'u:
id .i hc¡s.ai,ü ¿!ni" ,-.. i¡é d qú 1,, r,

¿ñIi¡á'¡i''¡

*\&..-.
D¡; Jú

" ".dih d L üÚ[¡

.

"i;qu**i¡ryru" ilffi'ffi#fi*$'''*

¡TlF¡ú

!

hLi

y oúbh

d prD"

d -.¡,""ii¡

,8"*r.,i,

'#Ilffiffi

!rfu& ú e ú ¡4¡@ókG' bl- ¡

t] F\rb@ h.4drtú 4rú e thkbú ¡fu! ñbiñon{r 4w hrc*.nnbiúr) t , Q , ¿ k ,kr, n r eL e p .

e ttu? a \ \ @eD. L 4r \,

F ú ¿ ttuú ) c¡ 4

,r!cr ¿rr¡" sr

&Éú.L ¿Er

id.;¡!

/Er.,LiI

"*i*l4mÉfr E *'*"fi; i..,*-,. *'.*".*'.^.* "i***':¡'Y

$;s.mffim

, .;.-¡"*' "¡' iliii.;.Ii"i:,:':ii"::üI'. 1,1, ".,."-.*1-"r1",:*ijlj':1"

ill:"] l;:'i';i u;:11Í lx,':;" r " i*;"Í,.'1":1i:iii :: "#.i; lü*'::,"ii,: ü;,-;; ; ;i*L-i*f;.Hl:l i""lH'r:i-ll1i;* v,::.:",i:Jl rfr J:lli':;ll,üil¡r1i{t -,¡$'JaJl* jÍ:":ifi**¡Si":.*'üi1 n:# Ti"T5iii,{':;1ffi *"i;';;ú tr' ";'5¡,*,: l!'Hff

;#;-;.*:'-.' *'-*& ".--' iifl*T"l"lx{l:';;i' ¡r q" -'.*"' ;;i;i^ :;lY;'"[Íil"
""'¡i

"iffi*gg:-ry" "#'hff::ra*,'lgru l:*'lr: tr*;l; "
* i'*Xl! '- '*.*'

''#ffiq:fg+,iqs#' *** r.*sr'* ;:jhtrli'i:."#:l'i 1",,.*"':l riffii#i ; il.
$ ier':fffi¿L, nfl '"1';y*: st'i#,..'r
B )ú¡& 4d? (LÚF)

*F5:*"f$b"*tsn'*''"" t"*'-' **

li*]$trP*i**,ffi#* ii--*"ilr**1r,¡-ggryYgg fl
,j' ¿.ho [úd? (tri.6jqo) 40 ¡ Ei FÁ u¡B h .;L k@ d t 5r ,¡ jn6ddo h ¡d!d e & h sfu .bfillhir)

"g#ffi**l#x'r Uii+iq#,*ry'*ifi

5r ¿aú dr@.á

-r

h oroe

jere

h !úú¡

Fú 'r

ffiffi,

tñüc r!ra).b k Pñi4r.nsüs
uaD¡ & úEqd¡¿¡, ¡¡ +ñtu. & rei! &i Bi! 6k ¡ eliolF¡ ¡o I h, ";"* b; k-i'

J ryrrtq lúorúFLb'4

ffiffi

:'""'H ##ift *i"rdf '#Súhtr-q#l'fl

ih ib

e n ¡4 J it rd

¡*;m--**t* ,ffi mgffi

r"; r#ri;.;r fr1.:r"lir¿ii.m_r -'fr

i,'iii jln l .:..*,:; ¡llp:ij'#'i-*iiÍ*;Ni,,l,il*

***¡l*,;m*m#:: : *l"l;f;iii#x.$ll "*#"*ji:ffi;r,i"ír,.
in{i#*ll,;: ;¡j¿ffigdgg,i;:

s í q l& h ' P ¡N I B ú ó g i h ! y

dnr oo..,É;qb

ú

'

r¡E

mx"y$,.$:mtt"#r,irpí'*:

#r*srr+H.trffi$i|
rknltffi #-s,ts).THü.t[#Fir; ffi
EFrdqodédiolqiisgú(qú

p'1ffiJffi-*rum:+s**,;li
jl;#fr .',F"j$'$#ht#Wi "Yr*r, ffi;ffis1;6*''.*--* **

t'l*i'r* l"#*'w:','r.'i,.1¿:':**r#fl ;i iír¡ l r.r,rri, *fff:lli+f,f,.+,ilm**H

*[HY::11ff1T",]:t".- -" "

*#¿'F liüirtTr is"r.'k#'$#rü{"illiq'

ffi'trfffiffi

ffi

ffi trffi

i rilll ifl'ümXti:+1ígd,,,l¡*iut*

ffiiffi

ffiffirffiffif*-;l m ffi

üfl;$.*rpfr ffi[#r- ffi

*' ,ffirox m

trffiffi

n*¿*lrl:'o:i l.iiffi.'ru,r:.:"¡:"*'¡l;:,*e

r*i'-i'¡tlilf;:l:lS*r.:+',

f'"'rf+;iri i;i:.,i if **rft .,,i

fr{##*+**u*". . :#;rr;m*Elltt"+:: *u ##ll'**,J r#ffSffidfu$*;ii#ffiffi,*1 .q:. lffiN$ffii+u#*s-***ll
x#d:l"nxtrffi ri*^: ff,lf:h{;#

ffi

:'i"llili i ",lui lil 't, ;,,tittlu."t,';"i::1:í i;r.;i i: ,.: :::r. t:

:l"i:r ;:fffi :,#ffi j*f *"#-iri#*#r;r I j:.yi
..J.JÍi:':.ff ,,il 'tr, sl"f f
(@úqÉ di 6 úde rgu&

r, I ¿*ffjit#S f"#iT;i.sr'".,n ;i:
I it;, :l
ru,. já ddd & ,

;r""Jt: lí;;t,tltt;"'. lt i:t,itil,il:,;ltijui"ui t.: .^"1 l;,..:,il#*,U".ji:r,i rf Í]""".r"'.f :tt . "iff

., úri6i ll!&

rf,H#,il'&ff ;x*,,:#:fiili::H,n:"st fl 1,
+! F{d@bbn p.6.q ¡ ü ñd@,¿ L

"ffiiffiffi

ffiffiüff

ñ ¡¡dar dñoú' jgl oFnü¡3 ¡!

r ii:H'_ü";r *p-*tr :ll*,flfi ú lT.:itfd.:.:,tr &'
ffi;;.;fi.'j."*fr:

Tf; ¡.4J3 t'ijit?;,,Ltrt;.?:.úiJiT:'fr *

-"htr^

fftrtr,ilffi,#:q$#-d*:,ffi{

ffi

I

'.eL r6d !rú6iE
ú¿h,c@4e ;dco &s!¿ d¿ !d@( ¡ letuú ! 6;n!ü¡¡i Dd.i¡ ej ns

d.4d!

¿i¡5, ¡hhñ, ;6s ";" Dd;'

ffi

I

q.d;- @

tod.

i¡r6

F

intubrdü

i3ikli*,''"ffi!{igt*,.::'"*,, $,,s*'+*rwmr*t,

ffi#-'"ffi-ffis,lffi
if
_,-=-----

ru*;+E¡';ü.ry

#

ffi

jtrt "",H*"ii rlffiT**j: -"f
@do.c¡F'édfu(lc.,delqdq;yd(¡fud'

ffit::ii,¡ L fii

ffiffi

i.,-flxt';,Tf i*J_ani? L";";-.::Ítíi ""ilHit.j,

njriJi'JHJ"r"#;,*,;".ffi ,ge*-".r.

ffi

ñ;,ú6¡roqdi
b d Ú' L ! ú ! d ú . Ú

deú

h nb¡e

dE +N¿¡

0¡ É¿in.._iqo.;k"

d*,

@¡ eh¡ .116Éh b Jd!ú !,e 'd r & l4d¡

I ¡!

F@

r

ri{dñ

d¡ ¡fud¡

okd;

L

¿d

'ffif

b ! ;u¡

d! fr FD¡br

i¡^ b & t u 4 |F r6

f ubl ¿l ¡ ¡ ¡ 1@h!h ó ..d i|e .F[h¡fubi@ .!!i8i dN -F .jd!o "¿a@ + 4 dú L rd! Ñ; d;.!d

.i@Pt 5t F ¡td dt!:M

d6

ñ eÉ ¿ . ú!;, ¡;

o ¡;

@P( l ul:l ¡ EpM@ oJ|6P ó¡b fudry4lo ¿6 !úbl

bd!6

!.d.

#ffitrffi

iüTilr';'i::[iü]fij Íril:: ilit;."T,1:1t.1, ::
¡o¡d@ar@9Ñn4r¡|Fi6ú¡6rydnido.Ji-

liiü,:f,5.ÍJtT $.lt: ¿ff illj"T1j,,il1 ti,.;fr i

r".li;i? stHJ,p,ffi i iJ*ii.ftisffi : r:i .*:r:. ;f.;f; ,g'ff1'jf.i-#fi.,i"-IH::l.*;rj ::

ffigffi g*lffi fr*'-n :.YJ:,*i: tri;,:,11;ll.
¡d qG tu ú 4tu@h ügo! 6 qG io !d¡ u&, úd.

"{;eJ"1Hi1L-*.,-"Jtg.ff fiüiffi 5_-i"f tiit,}",
, o e d 4 { ü d & t , i, @Ú&Últdtrded6 Efqtr. 4 @ qle dküh\ ¡,

#ffr-%T&yf ,r.r#*1.ff',gggggggi; ft-ffi i,.i1"trI¿;L'ffi;s
#[J] i

H#rffi i**i[,*Jffii .*."i,',j;i:t ;i, s:* i affTHr"Í;Ii,iigfitrgidi*:^ "*. "'i'

ffi ffi

ffiffi#ffi :tlil-;*r**",'*;''#:tliii

+ft;¿':ffi ür''**',;'#i{fi nq,l*:,:,rut

1trq'dr;*tl 'l;¡ *¡.1.,':+Íl*l**+¡i:*lt{i"S "i#;t

ffi n:;"iT*lir,i il+J*.**'¡"ti"i+iy,xi

i ¡ ó¡l¡t r¡.Éor'lddh

¡óHd¡

dbd

llisfi,i$ffi{isffiffi5##ffitr rffimlffi'ffiin#:sx*"om tr "fl^ l ",fu.ff 6,;rt*i-l ri,l **,fr#'
: hx*ii" *,lx *:,H""1*,*"ll:y""*:::**-.

*;v:r",**x,r-lm;* ""#,rÍ:#'*ffi
* *ffi 3$:'$ffiioik#slsrun* ,"
" il.i:lTi ú d,*- *. -@ '.-*

r áhi 4, r+d

ú

' i - or E¡ '

¡ .,i

@ i6

td

4d hdd

&(

¡;s'

f4'

.]

:ffit"kqr:*;r,:#*irl **.'."* .l:tr* f;l"s"Y
* "a
-1!']ff;" ,-". e " *'"". -"ú '" ¡"

,:ffi'"ffiffidl

.q d dlb.¡ iñotr ,

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->