P. 1
Guia de Atencion Educativa para la Discapacidad Motriz

Guia de Atencion Educativa para la Discapacidad Motriz

|Views: 15.379|Likes:
Publicado poran_mari45

More info:

Published by: an_mari45 on Jun 24, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/18/2015

pdf

text

original

Muchos padres de familia con hijos con discapacidad motriz, se preguntan
¿Por qué su hijo nación así?, ¿Qué lo provoco?, ante estos cuestionamiento,
las posibles causas que generen la discapacidad motriz, se clasifican en:
prenatales, perinatales y postnatales.

Las causas prenatales se generan durante el embarazo, donde la madre
puede adquirir enfermedades infecciosas, tales como: rubéola, sarampión,
sífilis. Además de intoxicaciones de oxido de carbono; anoxias de la madre
como insuficiencia cardiaca, anemia, hipertensión, incompatibilidad Rh.

Causas perinatales se dan durante la labor del parto como: obstrucción de vías
respiratoria del bebe; anomalías placentarias; saturación de oxígeno,
estrechamiento del canal de parto; anestesia excesiva.

En las causas postnatales se origina después del embarazo, donde el niño
puede tener traumatismo en la cabeza por accidentes, deshidratación,
infecciones de meningitis, intoxicaciones con venenos.

2.5 Características de alumnos con discapacidad motriz en las distintas
áreas de desarrollo

Conocer las implicaciones que puede tener la discapacidad motriz en el
desarrollo físico, psicomotor, de lenguaje, cognitivo, afectivo y social, permitirá
identificar el desarrollo como un proceso integral que no está determinado sólo
por la alteración motriz, y comprende aspectos a considerar al brindar atención
a estos alumnos. Los siguientes puntos retoman las características generales
de los alumnos con discapacidad motriz (Lewis, 1991):

1.- Desarrollo motriz. Por medio del movimiento se adquiere información
acerca de sí mismo y del mundo que nos rodea. En el caso de alumnos con
discapacidad motriz a menudo presentan una actividad motriz reducida, el ritmo
y regularidad con que trabajan es normalmente diferente a la de los demás. La
simple acción de tomar un lápiz o cualquier otro elemento escolar puede
resultar muy dispendiosa, y así mismo todas las habilidades que impliquen
movimientos motrices gruesos o finos conllevarán consecuencias de la falta de
coordinación.

Por tanto, es vital que se atienda y se estimule de forma constante esta área,
inicialmente mejorando al máximo el control postural, el equilibrio, el
desplazamiento y la manipulación, de acuerdo a las particularidades de cada
estudiante; lo cual favorece el desarrollo psicomotor y producirá esquemas
reales y funcionales de actitud y de movimiento.

2.-Desarrollo cognitivo. Un déficit físico en ocasiones lleva consigo un daño
cerebral, el cual puede afectar el funcionamiento cognitivo, pero no siempre se
afecta la capacidad intelectual. Sin embargo, aproximadamente un tercio de las
personas con discapacidad motora tiene una limitación intelectual leve, y los
otros dos tercios presentan capacidad intelectual normal.

9

Por lo tanto, las personas con discapacidad motora, tienen un proceso de
desarrollo intelectual igual al de cualquier otra persona sin ningún tipo de
discapacidad; sin embargo, la alteración motora implica características
asociadas que se manifiestan en el desarrollo sensoperceptivo, de
pensamiento, de lenguaje y socio-emocional, las cuales intervienen en el
proceso de aprendizaje.

3.-Desarrollo de lenguaje. El desarrollo del lenguaje del alumno con
discapacidad motora depende del proceso de interacción social y la intención
comunicativa del mismo. Es fundamental que estos estudiantes tengan
modelos y oportunidades de comunicación funcionales, que les permitan
construir su propia competencia comunicativa durante el aprendizaje
académico y el desarrollo social.

4.- Desarrollo socio-emocional. El desarrollo emocional y social de una
persona con discapacidad motora, se caracteriza por presentar experiencias
limitadas, por lo que pierden la oportunidad de adquirir experiencia natural y
conocimientos de base ya que permanecen la mayor parte del tiempo en
entornos protegidos; esto como es natural les priva de la exploración
espontánea de su cuerpo, en entorno social y físico. Por lo general crecen en
una condición vital distinta a la de los demás.

En la mayoría de los casos desde el comienzo de su vida se encuentran ya
limitados en la exploración de su entorno, la comunicación y la interacción con
la familia y los demás, y les es difícil desarrollar el sentido de la competencia y
la confianza en sí mismos.

Esta situación en ocasiones genera dificultades en el comportamiento, lo que
puede deberse principalmente a que este tipo de discapacidad con frecuencia
limita la capacidad para aprender de la experiencia, resolver problemas y
superar obstáculos de la vida cotidiana, lo que deteriora su estado de ánimo y
su auto-confianza, mostrando una excesiva ansiedad frente al fracaso y
abandonando rápidamente la tarea.

3. EVALUACIÓN DEL ALUMNO CON DISCAPACIDAD MOTORA

Cuando un niño o una niña con problemas motores se escolariza en un centro
educativo, lo más habitual es que haya sido ya valorado y evaluado por
distintos servicios hospitalarios cuyas aportaciones conviene conocer antes de
proceder a la evaluación psicopedagógica.

La evaluación psicopedagógica que realice el docente o el especialista de cada
alumno o alumna con necesidades educativas especiales y el dictamen de
escolarización, servirá para orientar sobre la modalidad de escolarización más
adecuada para cada caso.

10

3.1 ¿Qué es evaluación psicopedagógica?

Es un proceso de recogida, análisis y valoración de información relevante,
sobre los distintos elementos que intervienen en el proceso de enseñanza y
aprendizaje, para identifica las necesidades educativas de determinados
alumnos, que presentan o pueden presentar desajustes en su desarrollo
personal y/o académico por diferentes causas y fundamentar las decisiones
respecto a la propuesta curricular y el tipo de ayudas que precisan para
progresar en el desarrollo de las distintas capacidades del alumno.(Giné i Giné)

Esta evaluación abarca tanto información escolar, personal y familiar, con el fin
de determinar, a partir de tale datos, las necesidades educativas especiales.
Esto ha de servir para orientar el proceso educativo en su conjunto, facilitando
la tarea del profesorado que trabaja cotidianamente con el alumno.

Por lo tanto, dicha evaluación debe contemplar, la interacción entre el profesor
y los contenidos de aprendizaje, es decir las prácticas educativa en el aula; la
naturaleza de la propuesta curricular, o sea las programaciones del aula; el
equilibrio entre las distintas capacidades y los distintos tipos de contenido; la
secuenciación, la metodología; y los criterios de evaluación.

En cuanto a la información personal del alumno se pude contemplar dos
aspectos; el primero referido al grado de desarrollo alcanzado (en relación a
todas las capacidades cognitivas, motrices, de equilibrio personal y en todas
las áreas); y el segundo a condiciones personales de discapacidad (se
incluyen aspectos físicos, biológicos y de salud).
En el primer aspecto se encuentran los niveles de competencia curricular; que
son los puntos fuertes y débiles del alumno en cada una de las áreas del
currículo. Los ritmo y estilo de aprendizaje ya que es importante saber cómo
aprende y cómo se maneja; las características individuales que definen la
forma en que se enfrenta a las tareas escolares, sus preferencias, intereses.
Con el segunda aspecto, lo que interesa conocer son las condiciones
personales de discapacidad y cómo pueden afectar el aprendizaje haciendo
hincapié en la naturaleza de la discapacidad motora, sensorial y/o mental y su
incidencia en el aprendizaje, aspectos etiológicos y, en su caso, neurológicos,
aspectos de salud condiciones de salud / enfermedad; higiene: hábitos
alimenticios.

La interacción familiar es un factor decisivo en el desarrollo de todas las
personas, dado que se configura como el contexto básico en el que tiene lugar
la interacción de los niños y niñas con sus padres y hermanos a través de la
relación afectiva y de las actividades y experiencias que éstos les
proporcionan. Por tanto, la importancia de contemplar este factor en la
evaluación psicopedagógica del alumno, para conocer hasta donde sea
posible, en qué medida las condiciones de vida en el hogar y las prácticas
educativas familiares influyen en la dirección que toma el desarrollo del alumno.
Lo que se debe evaluar son: expectativas de la familia, grado de autonomía
que se le otorga al alumno, responsabilidades que se le otorgan; participación
en tareas domésticas, hábitos de higiene y salud; hábitos alimenticios; horarios

11

(dormir), condiciones y hábitos de trabajo en casa, estructura familiar, valores,
actitudes ante el déficit (aceptación), nivel y calidad de la comunicación.

Los factores mencionados anteriormente permitirán hacer una evaluación, y a
partir de los resultados, se podrá hacer una intervención educativa, ya que se
harán las adecuaciones necesarias para los alumnos de acuerdo a sus
necesidades educativas detectadas en la evaluación.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->