INTRODUCCIÓN En las últimas décadas existe un claro aumento de la incidencia de lesiones durante la práctica deportiva.

Las exigencias físicas, psíquicas, comerciales, etc., del deporte y más concretamente en el de alto nivel, han supuesto un incremento desmedido de los requerimientos físicos durante la competición. Además, con el objetivo de adaptar a los deportistas a las exigencias competitivas, resulta necesario realizar sesiones preparatorias donde se incluyen esfuerzos que en ocasiones no resultan familiares y pueden sobrepasar el umbral de la competición. No obstante, la competición resulta mucho más lesiva como lo demuestran estudios donde se observan entre 12 y 35 lesiones cada 1000 horas de competición, mientras que durante el entrenamiento la incidencia es más baja observándose entre 1,5 y 7,6 lesiones cada 1000 horas. Entre los factores de riesgo asociados a esta incidencia de lesiones, revisados por destacamos:
• • • • • • • • • • • • •

la inestabilidad articular, la falta de fuerza muscular, la disminución del rango de movimiento articular, la falta de flexibilidad muscular, alteraciones biomecánicas corporales, aspectos psicológicos como la ansiedad competitiva, lesiones previas con recuperación insuficiente, un mayor nivel de rendimiento deportivo, la cantidad y el tipo de entrenamiento realizado, la no utilización de elementos de protección, el tipo y el estado del terreno de competición y entrenamiento, la alternancia del tipo de superficie, la existencia de contacto directo durante la práctica deportiva, en algunos deportes colectivos un 75% de las lesiones producidas son consecuencia de traumatismos entre jugadores.

Con mucha frecuencia las lesiones ocurridas, tanto las traumáticas como las provocadas por sobrecarga, involucran a alguna articulación. Si recopilamos estadísticas recientes sobre los motivos que impiden a un deportista seguir con su proceso habitual de entrenamiento y de competición, observamos que los esguinces del tobillo y de la rodilla se encuentran a la cabeza de todas ellas. Si analizamos la relación de causas citadas anteriormente no resulta complicado elaborar estrategias preventivas. Con frecuencia, los deportistas no disponen del tiempo necesario para incidir en todas ellas y, junto a los profesionales que colaboran en el cuidado de su salud, persiguen la búsqueda de actuaciones que resulten muy eficaces.

compromiso neurológico. LUMBALGIA Es un dolor localizado en la espalda a nivel de la zona lumbar. Músculos espinales posteriores profundos: intertransversos. que es el que sostiene y une los segmentos raquídeos. que involucra marcha y carrera. presentar una combinación. tendones. cuádriceps. En el hockey sobre césped. la cual puede ser ligamentosa. Es por esta razón que el deportista debe estar bien alimentado tanto en los períodos de entrenamiento. suelen darse golpes entre un jugador y otro. ligamentos. Esta estructura se ve sometida por irritación mecánica. o bien. . muchas de esas estructuras salen de lo estrictamente osteoarticular. músculo. iliopsoas.LESIONES DEPORTIVAS De acuerdo con las estadísticas. epiespinoso) Factores externos: En el hockey. las probabilidades de lesión son menores. LESIONES FRECUENTES EN EL HOCKEY 1. rotatorios. las complejas estructuras que componen anatómicamente la columna lumbar. Literalmente indicaría dolor del lomo. deporte de contacto. se trata por tanto de una neuralgia (dolor de naturaleza nerviosa). que invariablemente está implicado en el dolor. lo hace altamente dificultosa su determinación. interespinosos. y está involucrado el sistema mioaponeurótico. Si existen las adecuadas reservas de energía en el músculo (glucógeno). iliocostal lumbar. deberá enfocarse en la preparación de los músculos de los miembros inferiores (glúteos. inflamación. isquiotibiales. es decir. iliocostal dorsal. gemelos. fascias circundantes. entre un 25 y un 30 por ciento de los deportistas se lesionan. su estado nutricional antes y durante de la práctica deportiva. FISIOPATOLOGIA Son diversas las causas del dolor. ya sea músculo-ligamentosa o ligamento-articular. o congestión venosa. entre un jugador y el terreno o con algún objeto propio del área de juego (stick. Rara vez la causa del dolor logra identificarse. carillas articulares. como en los de competencia. semiespinoso dorsal. En un deportista. Existen múltiples causas de lesión. sóleos y tibial anterior) y los posturales (Erectores de la Columna: dorsal largo. entre un 30-40% de su peso corporal corresponde a tejido muscular. los músculos de los miembros inferiores se afectan con mayor frecuencia que los de los miembros superiores Existen varios factores por los que un deportista puede lesionarse: • • Factores internos: Están relacionados con el deportista en sí. Recordamos que este complejo sistema se compone de: vértebra. muscular o articular. Otro factor importante para prevenir una lesión es el precalentamiento y la elongación adecuada de la musculatura que tenga mayor participación de acuerdo al tipo de deporte. Además. así como el equilibrio adecuado de electrolitos y sales. bocha). Como vemos.

Además está claramente limitada la flexión y extensión de la columna pero con claro dolor para espinal. El glúteo medio produce dolor en la nalga y en la cara posterior del muslo. Debiéramos destacar movimientos anormales de dorso comprendiendo espalda y cadera. perfectamente podríamos hacer diagnóstico de “ciatalgia”. que en muchos casos puede remedar un dolor de origen neurológico. con un tratamiento adecuado. Rotura de ligamentos en la rodilla 4. los esguinces de tobillo en la mayoría de los casos curan rápidamente y no se convierten en un problema crónico. Síndrome de los músculos glúteos . El dolor de un esguince de tobillo es intenso y con frecuencia impide que el individuo pueda practicar su deporte durante un periodo variable de tiempo. La marcha se realiza con flexión y rotación externa de la cadera. Como vemos. la cadera. Vamos a referirnos a hechos que habitualmente los médicos no reparamos en detalle. El dolor se percibe en la cresta iliaca. Esguince de tobillo Es la lesión traumática de los tendones. La tos y los estornudos exacerban el dolor. . A veces el dolor se irradia a la ingle y región sacroilíaca y en planos profundos de la nalga. Clínicamente hay un aplanamiento de la lordosis lumbar y existe una limitante en la extensión del muslo por el acortamiento contractural del psoasilíaco. cóccix. El dolor se presenta en región lumbar y parte anterior de muslo. músculos o ligamentos que rodean las articulaciones mediotarsiana. Desgarro de cuadriceps 3. la parte medio del sacro y cresta iliaca lateral. como así también de las piernas. síndrome del psoasilíaco. debido a un movimiento forzado de la articulación. Al caminar. involucra la nalga. fatiga muscular y dolor. sacroilíaco. Sin embargo. Los esguinces del tobillo resultan del desplazamiento hacia dentro o hacia fuera del pie. que produce dolor lumbar. Y el glúteo menor. por lo tanto no implican que esté implicado ningún sistema radicular. pierna así como la cara lateral de los mismos hasta el tobillo. El glúteo mayor produce dolor en nalga. Estos síntomas se hacen más ostensibles al caminar. 2.Cuesta mucho el reconocimiento unánime de este hecho. disfunción mecánica. en la región profunda de la nalga. dolor que se inicia cuando el cuerpo está girado en inclinación. con limitación de la movilidad de estos sectores. la parte posterior del muslo así como la ciática. pero razones experimentales lo implican. levantarse de una silla o darse vuelta en la cama. sentarse. Se desencadena dolor con la abducción y rotación externa de la cadera. síndrome del músculo piramidal de la pelvis. síndrome del cuadrado lumbar o de los lomos. inclinarse. Estos compromisos pueden hace mantener tensión muscular continua. pararse aparece defensa antálgica. Fundamentalmente por el bajo porcentaje de hechos neurológicos positivos que encontramos. distendiendo o rompiendo los ligamentos de la cara interna o externa del tobillo. en el área del trocánter mayor o sector inferior del abdomen. está vinculado al anterior. astragalocalcánea o subastragalina y tibiotarsiana por solicitación más allá de sus límites de elasticidad. así como también lo responsabilizan de las “ciatalgias”. la cara posterior de muslo.

Generalmente precisan de un periodo de reposo de tres a seis semanas antes de volver a la actividad normal. El más frecuente es una torsión del tobillo en inversión y flexión plantar que tensa el ligamento lateral externo. con períodos variables de incapacitación deportiva. con disminución de la altura articular por degeneración del cartílago y con un proceso artrósico en marcha que dejará secuelas irreversibles una vez abandonada la práctica deportiva. Se precisan ocho semanas o más para que los ligamentos cicatricen. según datos de las diferentes publicaciones. Es el más frecuente en jugadores de hockey. A esto se suman los efectos sobre el interior de la articulación. Repercusión en el rendimiento deportivo: Además de suponer un número de bajas importante. La hinchazón es mínima y el paciente puede comenzar la actividad deportiva en dos o tres semanas. de todas las atenciones por lesión deportiva y es la más frecuente en las urgencias de Traumatología. Esguinces de tercer grado: Son los más graves y suponen la rotura completa de uno o más ligamentos pero rara vez precisan cirugía. desprendimiento de fragmentos de cartílago y degeneración articular. Generalmente se produce por pisar la bocha. Son datos de importancia saber si se trata de un primer episodio o existen . Clínica El paciente refiere un antecedente traumático con torsión del tobillo en inversión y flexión plantar. fibrosis. o bien. Los esguinses suponen entre un 15 y un 20%. los esguinces de tobillo producen secuelas inmediatas y tardías que influyen en el rendimiento deportivo. Mecanismo de producción * Esguince externo. Cada vez es más fácil un nuevo episodio porque cada vez son más débiles las estructuras de contención. por caídas. Esguinces de segundo grado: Los ligamentos se rompen parcialmente. • • Generalidades • Frecuencia. Si la tracción es muy fuerte puede afectar a otros ligamentos y romper la cápsula anterior y la sindesmosis. • • Trascendencia futura de la lesión: Los esguinces de repetición son causa de lesiones progresivas y degenerativas en el tobillo. Es frecuente ver imágenes radiológicas llenas de osteofitos. por un mal apoyo del pie durante la carrera. el palo.Tipos de esguince de tobillo • Esguinces de primer grado: Son el resultado de la distensión de los ligamentos que unen los huesos del tobillo. con hinchazón inmediata. otro jugador. como formación de tejidos de cicatrización.

Las lesiones cartilaginosas pueden ocasionar futuros daños degenerativos . si en el momento del accidente notó un chasquido audible. La inflamación se acompaña de dolor e impotencia funcional para la marcha. etc. Si se trata de un primer episodio. si el fenómeno se ha hecho tolerable. la clínica es más evidente que cuando se trata de esguinces de repetición en los que ya no se rompe prácticamente nada. rigidez y edema intermitentes.antecedentes múltiples de torsiones repetidas. Síntomas residuales que persisten a lo largo de meses y años: inestabilidad mecánica. si consigue o no posar el pie.