¿Cuál es la diferencia y la relación entre imagen y esquema corporal?

El esquema corporal está referido al conocimiento que tenemos de nuestro cuerpo, que proviene de informaciones propioceptivas, interoceptivas y exteroceptivas; es de origen evolutivo porque el cuerpo cambia de tamaño, peso, medida; por lo tanto cambian las posibilidades y coordinaciones funcionales. Es lo que uno puede decir o representar acerca de su propio cuerpo. El esquema corporal implica una representación, porque el niño puede hablar de esas partes, de las funciones, de las relaciones espaciales y de la dimensión temporal del cuerpo. Se refiere centralmente a ese cuerpo que podemos medir, pesar, comparar. El esquema corporal es esta noción, este concepto que el niño hace de su cuerpo. La imagen corporal es constituyente del sujeto deseante, y como tal es un misterio, no es en absoluto del orden de lo evolutivo, se va constituyendo en el devenir histórico de la experiencia subjetiva. Por eso se relaciona con la inscripción, con la demarcación mnémica. ¿Dónde se inscribe la memoria? En el cuerpo, constituyendo una discontinuidad, un corte, una alteridad, una marca, producto del lenguaje que da la posibilidad de generar imágenes que recubren la falta sin agotarla. Por eso la imagen corporal es un misterio, una incógnita, y es inconsciente. La diferencia fundamental no radica en el esquema corporal, sino en que cada uno ha sido marcado, tatuado, mapeado, en forma distinta. La imagen corporal es singular, propia de cada sujeto, es incomparable e inmedible, y en este sentido torna singular y propio al esquema. El esquema corporal se interrelaciona de tal modo con la imagen del cuerpo que también él está íntimamente ligado a la constitución subjetiva e histórica de este sujeto y que como tal es efecto del lenguaje que a su vez lo atraviesa hasta darle existencia. El esquema corporal posee su lado generalizable y al mismo tiempo su escritura – Representacional que lo constituye como único. La construcción de la imagen corporal se funda no sólo en la historia individual del sujeto, sino también en sus relaciones con los otros. Construimos la imagen corporal sobre la base de contactos sociales; la actitud referida a distintas partes del cuerpo, puede obedecer al interés dispensado a nuestro cuerpo por las otras personas que nos rodean. Elaboramos nuestra imagen corporal de acuerdo con las experiencias que obtenemos a través de los actos y actitudes de otros. Las acciones de las personas pueden provocarnos sensaciones cuando nos tocan y manipulan, también pueden influenciarnos con palabras y acciones que dirijan nuestra atención sobre partes determinadas de su cuerpo y del nuestro. El interés que muestren los otros por sus cuerpos y sus acciones, incide en el interés del sujeto por las partes respectivas de su propio cuerpo. La imagen del cuerpo es un fenómeno estático. La imagen corporal se adquiere, se construye, y recibe su estructura por el continuo contacto con el mundo. No es una estructura, es una estructuración en la cual tiene 1

Descubre que el otro del espejo no es otro real. también tienen su paralelo en la arquitectura del campo libidinal y emocional. etc. La imagen corporal. El esquema corporal sería lo real de lo imaginario. pero puede pasar al plano consciente cuando por ejemplo tenemos un aro en la oreja que nos incomoda. Sin imagen del cuerpo no hay esquema. Esa imagen exterior de él le da la sensación de unicidad. en la intersección entre lo imaginario y lo simbólico. El esquema corporal es pre-consciente. pero también se correlacionan. El niño consigue desdoblar el espacio. mientras que la imagen corporal. en el cual él está. no puede ser medida o cuantificada. solicitando de él conquistas. por ser la imagen del cuerpo de un sujeto que tiene su propia historia. Lacan explica como se construye la imagen del cuerpo: el niño reconoce como propia esa imagen en el espejo. constitutiva de un sujeto. La conciencia del cuerpo es fugaz y nunca totalizante. no estamos permanentemente pensando en el cuerpo. En el escrito “El estadio del espejo”. porque lo que unifica es el deseo materno. hablar. es otro semejante.lugar permanentes cambios. Esta imagen es una unidad ideal lo que produce una “anticipación funcional” (como lo denomina Lacan).. ponerse de pie. el real. Esto quiere decir que la madre coloca al hijo en la mirada de sus deseos. La imagen del cuerpo es por lo tanto estructurante para la identidad del sujeto. es una imagen de sí mismo. lo imaginario y lo real: El esquema corporal estaría representado en la intersección entre lo imaginario y lo real y la imagen corporal. que es aquél de la imagen. como quedarse parado. Podríamos articular los conceptos de esquema e imagen corporal con los registros de lo simbólico. 2 . dar los primeros pasos. perfección en la imagen que contrasta con la descoordinación motora y con las sensaciones interoceptivas todavía no integradas”. esa alienación estructurante de la mirada materna. El espejo funciona como una metáfora. y el virtual. antes de que el niño esté realmente listo efectivamente para desarrollar esas posibilidades funcionales. Es singular e inconsciente. La etapa del espejo es una experiencia que se organiza antes del advenimiento del esquema corporal. La imagen corporal se da “a ver” en el esquema corporal. lo simbólico de lo imaginario. Los procesos que construyen la imagen corporal no sólo se desarrollan en el campo de la percepción. El cuerpo como imagen es fundamental para a posteriori reconocer las partes del cuerpo como un todo. es decir que ambos conceptos se diferencian.

Formación en Psicomotricidad Carolina Alessi 3 .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful