Está en la página 1de 3

El MisterIo de las cUevas de JuMandi

En esta nueva oportunidad de conocer nuestro hermoso Ecuador el destino es la región oriental, vamos a visitar uno de los atractivos más sobresalientes de la Provincia de Napo, para lo cual nos hemos preparado desde muy muy temprano… una vez que todos han llegado tomamos la ruta hacia Tumbaco, dado que nos espera el camino un poco largo nos han dicho que podemos ir descansando, pero no todos pueden hacerlo ya que algunos amigos han venido con mucha alegría y la han contagiado al grupo. En el camino hay varios cambios de clima, en especial al llegar al sector de Papallacta hace realmente frío, asi que esperamos avanzar rápido para luego disfrutar del clima cálido de esta región del país, si preguntamos cuanto tiempo llevamos viajando a nuestro guía de seguro la respuesta será “Dos horitas”.., mejor empezamos con la presentación de cada uno, hoy nos acompañan amigos que ya han compartido con nosotros las aventuras de nuestras excursiones, y también tenemos nuevos amigos dispuestos a disfrutar de este día especial, amigos de todas las edades y

con varias profesiones abogados, especialistas en finanzas, marketing, electricos, y no podían falta los de sistemas. Listos para el refrigerio que nos ha permitido abrigarnos un poquito, la carretera avanza y ya estamos en Baeza, Tena y en 10 minutos llegamos a nuestro destino cerca del poblado de Archidona a una altura de 623 m.s.n.m con una temperatura aproximada de 23° están las Cuevas de Jumandi, llevan este nombre en honor al cacique Jumandi – originalmente Humandi en quechua HUMA=cabeza y MANDI= sabiduría es decir hombre sabio- que dirigió una rebelión contra los españoles en 1578 y cuya leyenda cuenta que se escondió en estas cuevas para refugiarse al enterarse de que los españoles habían matado a Atahualpa y Rumiñahui. Preparamos lo necesario para empezar el recorrido por las cuevas, solo se debe llevar la ropa cómoda y dispuestos a mojarnos, una linterna para el agua, zapatos para el agua y mucho ánimo, nos acompañan personas del lugar que nos guían por los senderos, primero recibimos clases de medicina natural, las costumbres de nuestros antepasados de curarse utilizando la naturaleza aquí no se han perdido

nosotros vamos hacer un recorrido de 1 hora y media aproximadamente. ya en el interior encontramos formaciones naturales de rocas calcáreas permeables que con el paso del tiempo han permitido la formación de estalagmitas y estalactitas. pozos de 2 y 4m de profundidad los cuales tienen mucha energía los mas arriesgados han decido introducirse en ellos y se sienten renovados. la unión perfecta de estalagmita y estalactita entre otras. aquí además encontramos figuras especiales como el de una coliflor.se han transmitido de generación a generación y lo mejor se sigue cultivando y utilizando las plantas para curar sus enfermedades. además se puede encontrar vertientes subterráneas. nos hemos desviado y vamos por un brazo que conduce a caminos por donde apenas hay espacio para caminar entre las grutas y paredes que además están húmedas y de las cuales se forma lodo que es muy bueno para un tratamiento facial.900 m y el recorrido dura aproximadamente 5 horas. Avanzamos y ya estamos en la entrada a las cuevas cuya longitud total es de de 1. los menos arriesgados prefieren disfrutar de la caída del agua. Debemos continuar con el recorrido el débil haz de luz de nuestras linternas ilumina las bóvedas y el río que corre por el piso. se tomo Baeza y se presume se escondió en estas cuevas pero al final fue capturado y junto a sus compañeros los trasladaron a Quito donde se los paseó por las calles maltratándolos para que sirva de escarmiento a los que quieren sublevarse. y quien lo hizo fue el . también aprendemos que hasta finales de los 60. las cavernas no eran descubiertas. llegamos al final de este recorrido y aprovechamos para apagar nuestras linternas y nos quedamos en una obscuridad total escenario que nos sirve para que nuestro guía nos cuente historias como la que corresponde al Gran cacique Jumandi que junto con otros jefes nativos se reveló contra los españoles. El ancho de la cueva es de unos 4 a 5 m y de 6 a 7 m de alto.

menciona el guía. hay que pagar la penitencia: cruzar a nado una pequeña laguna. Visitantes. que se forman por las constantes filtraciones de agua con componentes químicos. un dinosaurio marino del Período Cretácico. yo los ayudo”. Pero hay decenas de brazos y dos salidas en el camino. es centro de investigación y turismo. regresamos renovados de este contacto con la Pachamama y alegres de haber tenido esta experiencia maravillosa en nuestro país. es la oportunidad para demostrar nuestras habilidades en el agua y relajarnos. las redescubrió en 1961.historiador Padre Pedro Porras. el único descubierto en nuestro país. padre Pedro Porras. A 30 metros de donde muere la claridad exterior. aunque por el agua helada resulta complicado hacerlo para unos más que para otros. el tratamiento completo es ingresar a esta piscina para una buena circulación. El recorrido ha terminado y nos preparamos para un bien merecido almuerzo en Archidona y luego tomar el camino de regreso. pero enseguida vuelven a quedarse inmóviles. no sin antes hacer una escala en las termas de Papallacta. Ya cae la noche y es hora de volver ha sido un día increíble hemos descubierto los misterios de la Cueva de Jumandi y el agua medicinal de Papallacta. que lleva el nombre del guerrero nativo. El acceso a las cavernas está escondido en medio de la frondosa selva y las piscinas. el sitio. especialmente extranjeros. Él conoce los secretos y los recovecos.900 metros. y seguro escucharon la noticia de que se encontró un dinosaurio en Ecuador. . Detalla la composición de las estalactitas y las estalagmitas. bares y cabañas de un complejo administrado por el Consejo Provincial de Napo. Hoy. Es como si se quisiera mantenerlas ocultas para honrar la historia. toboganes. Desde la puerta hasta donde el hombre puede acceder. a 5 km de la población de Archidona. disfrutar la naturaleza. El río forma lagunas. El historiador. “Si no sabe nadar. pues si la oyeron este fue el lugar en el que se encontraron restos de lo que era Plesiosaurio. Manuel Moreta es el guía principal desde hace una década. cascadas y es el permanente compañero en el recorrido. que relata que las cuevas fueron el refugio del cacique Jumandy. se internan en sus entrañas. Expertos estadounidenses y europeos realizaron estudios para determinar su estructura y otros detalles. Decidimos retomar la ruta y llegamos a una pequeña laguna con 12 x 5 de dimensión y 4 m de profundidad. también nos acompañan en el techo murciélagos que se alertan a la presencia de la luz de nuestras linternas. el frío del ambiente nos obliga de inmediato a sumergirnos en las piscinas de agua caliente que se alimentan de las vertientes de las aguas volcánicas que existen por el lugar. la cueva principal tiene 1. y no podía faltar la piscina polar.

Intereses relacionados