Está en la página 1de 2

DIEZ PAUTAS PARA DINAMIZAR UNA REUNIÓN

1. PREPAR TODA REUNIÓN DE ANTEMANO. Un equipo pequeño siempre debe reunirse antes para fijar el objetivo de la reunión y preparar por escrito su Agenda y los métodos a usar. La reunión sin preparación no solo tiende a andar a la deriva; suele ser larga, aburrida y poco productiva. 2. CREA UN AMBIENTE RELAJADO. Sobre todo en los grupos nuevos es de gran importancia ´romper el hieloµ, porque los participantes suelen sentirse tímidos y cohibidos. Para esto es útil tener preparado algún ejercicio de comunicación o dinámica de grupo. En el caso de los niños, los juegos muy activos y bulliciosos son una gran herramienta para vencer la timidez y crear un ambiente de soltura y de comunicación abierta. 3. FORMAR GRUPOS PEQUEÑOS. Uno de los errores más frecuentes que cometen los organizadores de reuniones es tratar de trabajar en grupos demasiados grandes. En cualquier reunión que no sea muy pequeña, hay que dividir el grupo en subgrupos de 5 a 8 personas para poder trabajar ´cara a caraµ. Los grupos grandes cohíben y por su mismo tamaño permiten muy poca participación activa. En muchas ocasiones resulta necesario tratar las cosas también en plenarios, pero estas conversaciones normalmente deben ocurrir sólo después de discusiones en grupos chicos. 4. EVITAR LAS PONENCIAS Y LAS CHARLAS. Cuando queremos que un grupo aprenda algo, pensamos casi por instinto en invitar a algún experto para ofrecer una ´ponenciaµ sobre el punto. Cuando sea posible, hay que evitar este método. La gente no aprende lo que se le dice, aprende lo que descubre examinando junto con otros su propia experiencia de vida. Cuando realmente se hace necesaria la ponencia de algún experto, es de suma importancia que el contenido de la charla sea examinada luego en pequeños grupos, y que los presentes expongan sus propias conclusiones. 5. PARTIR DE LA EXPERIENCIA. Todos tenemos una experiencia de vida. y lo que aprendemos bien, lo aprendemos a partir de la reflexión crítica sobre esa

su ambiente.experiencia. En la medida de lo posible es importante que los catequistas del grupo traten de conocer a los catequizandos. 10. sus problemas. del quehacer diario. los ´alumnosµ en fila frente al profesor. es importante no sólo hablar entre todos. Cuando sea posible se debe comprometer al dicen. sino también recoger las ideas en una pizarra o en papelografos (PROYECTOR!!!). 7. DESARROLLAR RELACIONES PERSONALES CON EL GRUPO. Y de vez en cuando hacer evaluaciones con todos los catequistas. . conversar antes y después de las reuniones e ir creando relaciones de amistad y confianza. los métodos que se han empleado. como personas. de la vida día a día 6. En grupos pequeños. En vez de partir de teorías o de ejemplos muy lejanos hay que ofrecer al catequizando la oportunidad de sacar conclusiones a partir de sus propias vivencias. Visitar cuando sea posible sus casas. Normalmente hay que trabajar en círculos. 8. Es muy importante que los que han planificado la reunión se sienten después a evaluar su marcha. El grupo no sólo debe reflexionar. Es casi un instinto arreglar la sala para la charla. los que hablan sienten que se está tomando en serio lo que de la reflexión. el ´profesorµ adelante. sino también debe practicar su reflexión. EVALUAR LA REUNIÓN. ARREGLAR BIEN LA SALA DE REUNION (salón). Sólo así es posible avanzar en el grupo. Pueden ser cosas sencillas. 9. Este arreglo suele crear actitudes de autoritarismo de parte de los catequistas y sumisión de parte de los catequizandos. Y lo que está escrito enfoca la atención del grupo y permite a todos tener una buena visión grupo en alguna acción concreta fuera de la reunión. NO SÓLO REUNIRSE. sus preocupaciones y proyectos. Además no permite la conversación libre entre los participantes. su situación familiar. USAR MEDIOS VISUALES. suelen participar más activamente. en forma de aula de clase. y más todavía en grupos grandes. Cuando las ideas de grupo se resumen de esta forma.