P. 1
ETAPA 6-9 años

ETAPA 6-9 años

|Views: 1.413|Likes:
Publicado pormtador_jc25

More info:

Published by: mtador_jc25 on Jun 16, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/12/2012

pdf

text

original

ETAPA: DE 6 A 9 AÑOS

Desarrollo emocional
La vida emocional de los niños entre 6 y 9 años está llena de subidas y bajadas, risas y lágrimas. El reto para los padres en esta etapa es entender y respetar los cambios por los que pasan para ayudarlos en los momentos difíciles y guiarlos en las caídas. Los niños todavía necesitan mucho amor y afecto, pero sin que los demás vean. Necesitan ayudan para reconocer el enojo y lidiar con él antes de que se salga de control. También necesitan aliento para superar el periodo de sentirse ridiculizados por sus compañeros. Aquellos padres que puedan realizar estas acciones ayudarán a sus hijos a superar esta etapa del desarrollo con seguridad y confianza. Amor y afecto Los niños a la edad de 6 a 9 años luchan por su independencia, al mismo tiempo que necesitan mucho apoyo emocional. El trabajo de los padres es hacerles saber que siempre serán amados. Hay que darles amor incondicional: amor que no se gana por las calificaciones, la buena conducta o los goles. Debe ser amor libre y sin ataduras, que resulta difícil dar en esta época competitiva en la que se vuelve como una recompensa por los logros obtenidos. Los niños deben saber que se les ama por lo que son y no por lo que hacen para así hacerlos sentir seguros y buenos. A veces será necesario hacer un esfuerzo consciente para dar este amor incondicional dentro de la rutina diaria. Es importante tener un tiempo cada día para hacerles saber que son especiales para ti: al manejar, en la cena, al acostarse. También se les pueden dar
1

mensajes inesperados de amor: al pasar darles un beso en la cabeza, mandar una nota con el lunch, traerles su dulce favorito o unas flores sin razón alguna. Es posible que a esta edad los niños y niñas se enamoren de algún compañero o compañera, maestro(a). Aunque son muy pequeños sus sentimientos son genuinos y hay que respetarlos.

Dar amor y afecto
Dar amor libremente sin condiciones. Amarlos por lo que son, no por lo que hacen. Darles una señal de amor cada día y hacerlo un hábito. Dedicarles un tiempo especial. Respetar su enamoramiento por alguien.

Evitar
Dar señales de amor sólo cuando logran algo. Hacer comentarios que aten el amor a cierta conducta (“Te quiero porque eres tan inteligente”.) Dejar pasar el día sin darle a tu hijo un mensaje claro de amor y afecto. Ridiculizar sus primeras experiencias con el amor. Alegría y enojo Una buena fuente de alegría para los niños en esta edad es un buen chiste. Sus habilidades verbales están tan bien desarrolladas que pueden manipular el significado de las palabras. Es una buena época para aprender adivinanzas y chistes. El humor es una herramienta excelente para suavizar los momentos difíciles y ayudarlos en el manejo de su enojo.

2

En esta edad los niños aún luchan para controlar su enojo. Tienen una mejor habilidad para poner los sentimientos en palabras pero tienden a ser físicamente impulsivos, pegar o empujar, cuando las palabras no les salen. Es una tarea muy importante aprender a expresar constructivamente el enojo. Se les puede ayudar a los niños a reconocer los sentimientos de enojo y lidiar con ellos antes de que se salgan de control. Cuando se empieza a ver que la furia crece, se debe identificar el sentimiento “Veo que te sientes enojado.” Y luego ofrecerle una manera positiva de sacarlo, en lugar de negarlo o guardarlo: Pídele que cuente hasta 10 antes de hacer cualquier cosa. Esto le dará tiempo de pensar antes de actuar impulsivamente. Practiquen la expresión del enojo en palabras: “Veo que eso te pone furioso; dime lo que sientes; dilo con palabras y no con golpes”. Guíalo en las diferentes maneras de expresar el enojo: dibujarlo o rayarlo en hojas de papel, romper tiras de periódico, salir a caminar o correr al jardín, pegarle a una almohada de puñetazos. Esto hace que el enojo salga, sin lastimar a nadie. Es importante enseñarles a los niños la manera de responder al enojo con nuestro ejemplo. Hay que procurar no enojarse cuando ellos estén enojados. Es conveniente mantener el control de tus emociones cuando ellos están furiosos.

3

Manejar la alegría y el enojo
Compra libros de adivinanzas y usa las bromas para propiciar su crecimiento mental. Usa el humor para suavizar los malos momentos antes de que exploten. Identifica el sentimiento de enojo y ofrece formas positivas para sacarlo. Ensénale a través de tu ejemplo.

Evita
Siempre saber la respuesta a sus chistes y adivinanzas para echar a perder sus bromas. Usar el mismo enojo para sacarlo de su enojo, usa mejor el humor. Gritar enojado cuando el enojado es él. Castigarlos por expresar su enojo. Miedo Al salir de sus miedos de más pequeños como monstruos y duendes, los niños de 6 a 9 años desarrollan miedos sociales. Ahora temen no ser aceptados por el grupo, cometer errores, parecer tontos, o sentirse avergonzados.

Ayuda a manejar el miedo
Observa si el niño presenta signos de inhibiciones Respeta sus sentimientos de vergüenza y busca cómo ayudarlo.

4

Enséñale que tú también cometes errores. Usa los errores como enseñanza.

Evita
Castigarlo por cometer errores. Presionarlo a situaciones que le causen vergüenza. Criticarlo cuando fracasa en hacer algo nuevo. Forzarlo a enfrentar algún miedo (oscuridad o nadar).

Desarrollo cognoscitivo
A esta edad los niños aprenden conceptos complejos. Pueden seguir instrucciones de varias partes, pensar en el futuro, resolver problemas abstractos. Ya pueden pensar en las consecuencias de sus actos, juegan con situaciones reales, ya leen y escriben. Solución de problemas Los niños necesitan aprender a compartir, jugar por turnos, ser paciente, considerar las necesidades de los otros y también logar lo que quieren. Hay que enseñarles habilidades del pensamiento que les ayuden a resolver problemas, prevenir problemas interpersonales y anticipar consecuencias. Siempre hay otra forma de resolver el problema y es importante detenerse a pensar en las consecuencias de sus actos.

Ayuda a construir habilidades
Enséñale al niño que la primera idea que se le ocurra para resolver algún problema no es necesariamente la mejor.
5

Dar aliento para que el niño piense soluciones alternas. Pídele que piense las consecuencias de sus actos. Enséñale cómo pensar, no qué pensar.

Evita
Dejar que tu hijo tome el hábito de gritar, arrebatar y pegar para resolver los problemas. Pensar que el niño sabe resolver sus problemas. Pedirle una buena solución cuando está en medio de un berrinche. Resolverle todos sus problemas. Juego e imaginación El juego imaginario todavía es muy importante en esta edad; pero es diferente. En lugar de disfrazarse de pirata, ahora él maneja a los piratas, manipula sus acciones, crea una historia y escenario. Los disfraces van siendo menos frecuentes, pero siguen siendo importantes. Cuando los niños se transforman en personajes con poder y fuerza, sus egos reciben una buena inyección de ánimo. Cuando actúan como los monstruos de sus miedos adquieren maestría y valor contra ellos. Asimismo les sirve para establecer y diferenciar su identidad. A los 8 años, su imaginación se vuelve más interna y privada; empiezan a abandonar el jugar a como si y disfrutan de los juegos de mesa con reglas, de los deportes.

Alienta el juego
Recuerda que el juego es todavía importante para los niños de 6 a 9.

6

Conforme crecen, cambia sus juguetes por otros más realistas de acción y aventuras. Acepta su juego agresivo con figuras pues les dan una oportunidad de ventilar sus sentimientos violentos. Alienta que jueguen a disfrazarse; pretender ser otros es importante para su desarrollo psicológico.

Evita
Prohibir las formas violentas del juego imaginario. Tirar los disfraces, todavía los podrían usar. Que jueguen video juegos violentos que muestren asesinatos de figuras humanas reales. Esas conductas no debe considerarse graciosas. Amigos Las relaciones con los amigos se vuelven más importantes que las familiares. Sus habilidades sociales y la capacidad de entender los sentimientos de los demás los ayudan a construir amistades en pequeños grupos. Es una etapa en la que los niños se van apartando lentamente de la familia, al mismo tiempo que la rutina en casa les da seguridad. Es la etapa de los mejores amigos, aunque se hacen y se rompen en cuestión de horas. Los niños se concentran más en la forma que en el contenido de la amistad y así practican cómo funciona. Comparten secretos y chismes, traicionan y de este modo exploran las similitudes de cada miembro del grupo, las actitudes y las creencias; reafirman sus valores. Los niños entre 6 y 9 años hacen y deshacen amistades mientras definen lo que buscan en un amigo.

7

Escogen a un amigo por los intereses compartidos o por diversión o por compartir o no compartir. Ayuda al entender que a esta edad forman pequeños grupos de amigos. Recuerda que es normal que cambien de amigos frecuentemente y chismeen. Enséñale a los niños conductas sociales como compartir, cooperar, mostrar simpatía. Evita que los niños sean agresivos y demandantes con otros niños. Evita ignorar los problemas sociales de los niños o su aislamiento de los compañeros.

Resumen y traducción de Mari Carmen García Mulsa. Tomado de: Charles E. Schaefer y Theresa Foy DiGeronimo. Ages and Stages. Tips and techniques for building your child’s social, emotional, interpersonal and cognitive skills. John Wiley and Sons, Inc., USA, 2000.

8

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->