P. 1
La Construccion en La Antigua Roma

La Construccion en La Antigua Roma

|Views: 20.456|Likes:
Publicado porCristian Morales

More info:

Published by: Cristian Morales on Jun 13, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/16/2015

pdf

text

original

Los romanos realizaron muchos experimentos con formas circulares con el
fin de introducir este elemento geométrico en el diseño de sus edificios. Esta investi-
gación formal tuvo lugar tanto en el ámbito civil como en el religioso y fruto de ello
sería la definición de los modelos de templos circulares. Vitruvio, al referirse a esta ti-
po de templos en el capítulo 8 de su libro IV, hace una diferenciación en dos tipos dis-
tintos. En primer lugar, define los templos monópteros que son aquellos que carecen
de cella presentando simplemente un pórtico perimetral elevado sobre un podium. El
otro ejemplo es el denominado períptero, que él define de manera similar al anterior,

Esquema en planta y en perspec-
tiva de un templo circular singu-
lar, conocido como templo de
Venus, en Baalbeck

La Construcción en la Antigua Roma

55

aunque en este caso, sí presenta una cella circular en el interior, cubierta unas veces
con cúpula y otras mediante una sencilla techumbre de madera.

La forma del tholos griego fue inicialmente imitada por los romanos en Pales-
tina, probablemente para la construcción de templos dedicados a la diosa Vesta en Tí-
voli y en otros lugares. Sin embargo, las primeras innovaciones de tipo estructural y
espacial realizadas a partir de estos precedentes tuvieron lugar en la sala octogonal de

recepciones de la Domus Áurea de Nerón, donde el uso del espacio y la iluminación
sofisticada ocuparon un lugar prominente. Esta sala fue cubierta con una cúpula de
ocho paños con óculo central y un anillo de nichos iluminados oblicuamente, circuns-
tancias que, unidas a las anteriores, hacen del edificio un importante predecesor del
Panteón.

Esquemas en planta y alzado de dos templos circulares romanos, el primero de ellos cu-
bierto con cúpula y el segundo con techumbre de madera, según B. Fletcher

Sin lugar a dudas el Panteón es la estructura que recoge todas estas tendencias
de forma más coherente. Este edificio fue construido por Adriano entre el 118 y 128
d. C. en el solar de un panteón anterior erigido por Agripa, cuya inscripción de de-

Historia de la Construcción

56

dicación fue usada en la fachada, resultando ser una fuente de confusión histórica en
épocas posteriores.

El edificio consta de tres partes: una inmensa cella cubierta con una cúpula;
un profundo pórtico octástilo corintio y una estructura intermedia. Con su amplia cella
y profundo pronaos, el Panteón se ajusta aparentemente al templo romano tradicional,
incluso la rotonda, que en la antigüedad quedaba oculta entre otros edificios hoy de-
molidos, no era una visión totalmente desconocida.

Perspectiva seccionada del Panteón de Adriano

La fachada exterior no prepara al visitante para lo que ha de encontrarse en el
interior. Al atravesar el pórtico de 26 metros de altura, el visitante llega hasta la gigan-
tesca puerta de entrada de unos 6 metros de anchura y 12 metros de altura. Finalmen-
te, al acceder a la cella, se encuentra en uno de los espacios interiores más imponentes
que existen. Sobre una base cilíndrica de 43 metros de diámetro se eleva una cúpula
hemisférica, que alcanza los mismos 43 metros por encima del pavimento. Como la
altura del tambor es igual a su radio, si la cúpula hemisférica fuera ampliada a una es-
fera, tocaría el suelo.

El protagonismo del cilindro y la cúpula es absoluto, pero estas dos formas no
se ven como superficies lisas. El número de niveles que se perciben ene el interior no
son dos, sino al menos tres, o incluso cinco, ya que el cilindro está dividido en dos
hileras de huecos y la cúpula en tres zonas diferenciadas. Aunque geométricamente el
edificio solamente tiene un axis vertical, se establece un axis secundario e incluso ter-
ciario por las características de la hilera inferior. Aquí el muro consiste en ocho enor-
mes pilares muy separados, dejando entre ellos ocho grandes nichos, de los cuales,
uno sirve como entrada y los siete restantes para estatuas de dioses.

La Construcción en la Antigua Roma

57

Formalmente, los nichos sirven para introducir la imagen de un octógono en
el cilindro. Los efectos axiales asociados son muy sutiles; en la entrada, y en el punto
directamente opuesto a ella, los huecos penetran en la segunda zona, con la forma de
una bóveda de cañón y una media cúpula. Estos dos vacíos crean un importante axis
horizontal al pie del edificio, con el que intersectan otros tres axis cruzados menores
establecidos por los restantes seis nichos, que alternan las plantas curvas y rectangula-
res para formar tres pares opuestos. Un orden corintio recorre la zona inferior, unifor-
me en sus detalles excepto por su lógica alternancia de pilastras y columnas. La articu-
lación del segundo nivel fue alterada desde el Renacimiento hasta el siglo XVIII, pero
se conserva su forma original en dibujos y pinturas y se ha reconstruido una sección
de ella a la derecha del ábside.

Los detalles de la cúpula no son menos brillantes. Cinco hileras de artesones,
disminuyendo en tamaño y profundidad, suben hasta dos tercios de su altura, dejando
un anillo de superficie lisa de un ancho aproximado al diámetro del óculo, que mide
8,5 metros. Este modelo de artesonado, disipa los límites de la cúpula y genera sun-
tuosos efectos de luz y sombra con las distintas condiciones de iluminación a lo largo
de todo el día, gracias a la presencia del enorme rayo de sol que penetra por el óculo y
que va desplazándose por el interior a lo largo del día.

Esquema compositivo y de cimbrado de la cúpula del Panteón, según J. P. Adam

Originalmente estos efectos estaban ricamente reforzados por las molduras de
estuco y el brillo de los rosetones de bronce que había en el centro de cada artesón, ac-
tualmente desaparecidas, y también por el reflejo de la luz en la reluciente policromía
geométrica del pavimento de mármol.

Historia de la Construcción

58

La Construcción en la Antigua Roma

59

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->