P. 1
TESISDOCTORALpdf

TESISDOCTORALpdf

|Views: 210|Likes:
Publicado porluisbc89
Agua, Baja California, Acueductos, Tijuana, red institucional, políticas públicas, actores institucionales, frontera, San Diego
Agua, Baja California, Acueductos, Tijuana, red institucional, políticas públicas, actores institucionales, frontera, San Diego

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: luisbc89 on Jun 11, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

02/13/2013

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE BAJA CALIFORNIA

FACULTAD DE ECONOMÍA Y RELACIONES INTERNACIONALES
PROGRAMA DE DOCTORADO EN ESTUDIOS DEL DESARROLLO GLOBAL

TESIS: “DECISIONES, POLITICAS PÚBLICAS Y ACTORES INSTITUCIONALES EN EL ABASTO DE AGUA A TIJUANA: EL RÍO COLORADO EN LA RELACIÓN MÉXICO-ESTADOS UNIDOS. 19801995” PARA OBTENER EL GRADO DE: DOCTOR EN ESTUDIOS DEL DESARROLLO GLOBAL PRESENTA:
LUIS CARLOS LOPEZ ULLOA

DIRECTORA DE TESIS: DRA. PATRICIA MOCTEZUMA HERNANDEZ

Tijuana, Baja California Febrero del 2011 1

A mis padres, Jesús y Elvira.

2

Agradecimientos En esta tesis se plasman muchas de mis aspiraciones profesionales, de mis creencias políticas y se cimientan muchos de mis sueños futuros. No ha sido fácil llegar a su conclusión pues implicó mucha disciplina y dedicación para llevar a buen término esta tarea. Primeramente, es innegable que una buena parte de este trabajo se construyó con la asesoría inicial del Dr. Marco Antonio Samaniego, Director del Instituto de Investigaciones Históricas de la UABC. Muchos de sus comentarios fueron vitales para ir comprendiendo la dimensión exacta que tiene el asunto público del agua en nuestra región. No podemos dejar de mencionar el valor que tuvieron todas las aportaciones y comentarios siempre entusiastas de la Dra. Patricia Moctezuma Hernández, especialmente durante mis participaciones en los coloquios de investigación. Mención especial merecen los historiadores Alberto Díaz Ramírez y Alejandro Galván Pacheco, fue muy valiosa su colaboración para la localización y clasificación de las notas periodísticas, así como en la transcripción de las entrevistas. Por supuesto, también a Paulo Sánchez, estudiante de la Licenciatura en Historia y su colaboración para localizar documentos en el archivo muerto de la CESPT. Por otra parte, no estaría aquí sin la guía y la inspiración de mis dos grandes profesores de Historia: Osvaldo Arias Avaca y Gustavo Mendoza González, gracias por la formación académica y por la amistad que me han brindado. Extiendo también un profundo agradecimiento a todos y cada uno de nuestros entrevistados por su disponibilidad y facilitarnos su tiempo para conversar amenamente y llevar a cabo cada una de las entrevista. Su contribución para este documento es invaluable. Debo agradecer finalmente a la Universidad Autónoma de Baja California por permitirme ser partícipe del programa de Doctorado en Estudios del Desarrollo Global, y en especial a la Dra. Ana Bárbara Mungaray, por su paciencia y enseñanzas a lo largo de estos tres años.
3

1. 1.1. 1.2. 1.3. 1.4. 1.5. 1.6. 1.7. 2. 2.1.

Introducción Antecedentes………………………………………..…………………………..… Planteamiento del problema…………………………………….…………….… Hipótesis…………………………………………………………….……………… Objetivos…………………………………………………………….……………… Justificación………………………………………………………………………… Nota metodológica………………………………………………………………… Alcances y limitaciones………………………………………………………….. Marco teórico. La disputa por el agua del río Colorado El río Colorado y su espacio geográfico, una carta teórico-geográfica de ruta…………………………………………………………………………..……….. Baja California y el río Colorado, apropiación y asunto público………….. Derechos y usos sobre el agua del Colorado…………………..…………… Desarrollo urbano y sustentabilidad regional……………………………….. El agua como asunto de la agenda pública en Tijuana: construir una política El oeste norteamericano y noroeste mexicano, el encuentro geográfico y la relación binacional en torno al río Colorado………………………………… El río Colorado: pactos y tratados por su caudal…………………………….. Conclusión…………………………………………………………………………. La relación binacional y las redes institucionales (1944-1972) El tratado internacional de aguas de 1944 entre México y E.U……………. La relación México-Estados Unidos y las minutas de la CILA……………. Conclusión…………………………………………………………………………

6 6 10 11 12 13 14 24 26 27

2.2. 2.2.1. 2.2.2. 2.2.3. 2.3.

31 31 38 56 60

2.3.1 2.4. 3. 3.1 3.2 3.3

66 72 74 74 82 87

4

4. 4.1 4.2 4.3 4.4

Agua para Tijuana: decisiones y políticas públicas (1972-1982) El marco legal del agua en Baja California……………………………………. Tijuana y San Diego en la relación binacional………………………………... Las entregas de emergencia de Estados Unidos a México en las Californias Abasto de agua para Tijuana: el río Colorado como solución ¿temporal o definitiva?........................................................................................................... Conclusión……………………………………………………………………………. La gestión del agua para Tijuana y el fortalecimiento institucional (19821995) La gestión pública del recurso hídrico en Baja California: el acueducto y el abasto de agua para garantizar la sustentabilidad en la zona costa, de Roberto de la Madrid a Ernesto Ruffo…………………………………………………….. La red de instituciones para la gestión y continuidad de la agenda pública en torno al tema del agua Nuevo reto: consolidar una política de administración del agua en Baja California……………………………………………………………………………. Tijuana y el suministro de agua, el horizonte de la relación binacional…… Conclusión………………………………………………………………………… Conclusiones generales………………………………………………………….. Referencias…………………………………………………………………………. Gráficas de la cuenca del río Colorado ………………………………………. Glosario……………………………………………………………………………. Anexos de indicadores de gestión……………………………………………. Anexo de concentrado de minutas de CILA………………………………… Listado de entrevistas realizadas y transcripciones………………………. Gráficas de redes instituciones federal y binacional………………………. Gráfica del ciclo hidrológico virtuoso…………………………………………

89 89 97 98 113

4.5 5.

118 120

5.1

120

5.1.1.

127

5.2

152

5.3 5.4

158 164 163 173 182 185 186 191 209 395 397

5

1. Introducción 1.1 Antecedentes. La franja norte ha representado para México siempre un desafío por su condición de lejanía respecto del resto de la capital del país, especialmente si consideramos que la historia mexicana se ha venido desarrollando desde el Centro –la Ciudad de México- y hacia el Bajío, el Occidente, y el Sureste. Y así como el país se ha construido y pensado desde el centro y hacia la periferia –la denominada provincia- por lo que toca a la perspectiva política; también esta tendencia ha afectado la historia local de las regiones del norte mexicano. En el contexto de la historia nacional –o historia de bronce- la frontera que compartimos con Estados Unidos se ha visto siempre como algo lejano y ajeno – incluso hasta como un problema- desde la Ciudad de México no solamente de la perspectiva geográfica también en lo económico, lo social; por supuesto desde la cultura en general. La historia nacional ha sido utilizada para consolidar un cuerpo de ideas homogéneas, aún a pesar de las grandes diferencias entre las regiones que integran al país. Se tiene entonces que se ha construido una relación centroperiferia muy difícil, compleja y tirante, hecho éste que afectó e impacta muchos ámbitos de la vida de la región y del país en su conjunto. Al mismo tiempo hay una historia de la frontera norte mexicana que es necesario construir y contar y que tiene un especial matiz precisamente por su condición internacional: su interrelación cotidiana con la frontera sur norteamericana. Es la condición geográfico-fronteriza que comparten México y Estados Unidos lo que les mantiene entrelazados en muy diversos temas, los cuales transitan desde lo económico, cultural, social y hasta lo político (ello sin importar el orden), entre otros aspectos. Esto es válido mencionarlo porque en distintos casos a pesar de la condición fronteriza muchas naciones, en diversos momentos a lo

6

largo de la historia han tenido una vecindad fronteriza sin tener una interrelación cultural o económica profunda1. Ahora bien, contrario a lo que podría pensarse en cuanto a que la vecindad ha generado muy fácilmente un ambiente y una agenda de temas comunes y compartidos entre México y Estados Unidos (incluso cuando política y públicamente los gobiernos de ambos países siempre manifiestan su interés en mantener y consolidar una relación de mucha cercanía y colaboración), la verdad es que la relación binacional ha pasado por distintos momentos, los cuales han sido de gran colaboración y cercanía en algunas épocas y hasta los de gran resistencia, aversión y lejanía en otras2. Podemos citar y hablar por ejemplo

desde la guerra abierta entre ambos países producto de la invasión norteamericana en 1848, la cual generó que la frontera continuara “(…) siendo una zona de tensiones continuas entre los gobiernos (…)” (Taylor, 2001, 198); hasta llegar a períodos de una relación muy cercana por ejemplo, con motivo de la Segunda Guerra Mundial o con la interacción más estrecha de los tiempos más recientes; especialmente desde la integración económica en Norteamérica 3 en los años noventa. Krauze (1997) demostró esto con gran certeza en el apartado que le dedica al Presidente Adolfo López Mateos en su obra la Presidencia Imperial. Como ya se citó, se puede decir que la relación de vecindad fue construida a partir de uno de los momentos más álgidos y violentos a fuerza de la guerra y de la política de expansión territorial de parte de Estados Unidos a costa de México, lo que originó en alguna época un sentimiento de rencor de parte de nuestro país hacia el vecino del norte4, aunque en la actualidad no exista una corriente de
1

Un ejemplo de esto sería Alemania, país que quedó dividido tras la Segunda Guerra Mundial y durante casi 50 años se mantuvieron aislados en el contexto de la Guerra Fría. 2 Tradicionalmente al iniciar un mandato presidencial en cualquiera de los dos países siempre se lleva a cabo una Visita de Estado a la nación vecina de parte del mandatario entrante para asegurar una buena relación, cualquiera cosa que ello signifique desde el discurso político. 3 No debemos dejar de mencionar que a partir de 1994, Canadá, Los Estados Unidos y México tienen firmado un Tratado de Libre Comercio, lo que los ha integrado paulatinamente como un gran mercado común para la circulación de mercancías no así, por ejemplo, para la libre circulación de personas. 4 Durante el siglo XX los gobiernos presidenciales en México tomaron siempre distancia de los Estados Unidos como parte del discurso político, para mantener una postura con cierta beligerancia en defensa de la soberanía.

7

pensamiento o de una opinión anti norteamericana que tenga fuerte arraigo como para afectar la relación. Por el contrario, Taylor (2001, 204) afirma que la presencia de Estados Unidos en la frontera con México se fortalece por “(…) el alto grado de interacción existente entre los habitantes de las ciudades mexicanas de esa área y los de las poblaciones estadunidenses (…)” En la frontera, sin duda, un elemento importante de la conexión que está

mantienen ambos países, anclada fundamentalmente en lo geográfico,

relacionado de manera directa con el tema de la distribución del agua disponible tanto en el río Colorado como en el río Bravo. Por otra parte, el agua no es un asunto simple puesto que se trata de la vida humana, tal como lo planteó Méndez (2008, 11) de forma franca: “la vida humana depende de la disponibilidad de agua que se tenga y la manera en que socialmente se haga uso de ésta”. De ahí se justifica la necesidad de hablar de la relación binacional, las negociaciones entre ambos países en los ámbitos regional y local, de los sectores sociales directamente involucrados, así como la realidad imperante a lo largo de su franja fronteriza y su impacto en el tema del agua; que para nuestro caso de estudio se enfoca en la región en torno al río Colorado. De manera que los estudios sobre el agua deben de ir más allá de tipificarlo en los lugares comunes dentro de las relaciones exteriores como un tema “urgente”, “vital”, “trascendental”, o simplemente “importante”. Para comenzar a dibujar algunos elementos contextuales sobre el tema en nuestra región, debemos comentar que durante una buena parte del siglo XIX y todo el siglo XX la discusión binacional sobre la posesión y disposición de los recursos hídricos tuvo distintas intensidades y matices para los dos países en términos de relevancia y trascendencia. Mientras que para Estados Unidos resolver el tema de la disposición del agua era vital para conquistar los nuevos territorios del oeste para México, en cambio, el tema era secundaria en tanto que se encontraba enfrascado en un proceso constante de guerra civil y de cortos períodos de estabilidad política, lo cual evidentemente dificultaba cualquier iniciativa mexicana de conquistar también su noroeste; contiguo al “nuevo” oeste
8

norteamericano surgido a partir del Tratado de 1848 y con la nueva establecida.

frontera

Total que por diversos motivos y razones, en algunas épocas la urgencia de definición en cuanto a la relación ha estado al norte, y en otros momentos –la mayoría de ellos por la dependencia sobre todo económica de México con Estados Unidos- al sur de la frontera. A ello habría que agregar que la discusión no solamente estaba en las capitales de ambos países, tanto en Washington y en la Ciudad de México (ambas por cierto muy alejadas de la región fronteriza), sino en la red de grupos locales quienes también jugaron- y juegan en la actualidad- un rol vital en la definición que hacen sus propios países en el momento de cada negociación en torno al tema del agua en lo que concierne a su distribución, conducción, aprovechamiento y tratamiento. Esta situación conduce a que el agua participa de forma activa como tema de la agenda de una relación tirante, titubeante e insegura. Especialmente para los norteamericanos, quienes están muy interesados en la conquista del desierto del oeste, la definición en cuanto a la disponibilidad del agua se vuelve un asunto de gran trascendencia y de seguridad nacional. Tras la firma del tratado de 1944 ambos países habrán de ir consolidando una red de instituciones públicogubernamentales, y es a través de ellas que los dos gobiernos van a dirimir sus diferencias y a tomar acuerdos. Los ríos Colorado y Bravo tienen un lugar preponderante reservado en la agenda política de ambas naciones dado que los dos caudales se vuelven la fuente garante de la subsistencia de los asentamientos humanos ya ubicados en la frontera. En ello el tratado de 1944 juega un papel extraordinario puesto que asegura una distribución acordada y discutida; la cual se acercó mucho a una versión compatible a las intenciones e intereses de ambos países.

9

1.2 Planteamiento del problema. Tras el acuerdo una coyuntura que causó nuevamente revuelo en la relación binacional es el problema de salinidad del agua que se distribuía a México por el río Colorado-según lo estipula el tratado de 1944- y que en la década de los años sesenta comenzó a hacer crisis. El detonante fue que el agua con gran cantidad de sales afectó seriamente las siembras y cosechas en el valle de Mexicali, en donde hasta esa época se utilizaba el agua para uso agrícola. Tras una serie de protestas, a partir de 1969 y por las presiones que esto fue ocasionando en la frontera en aquel momento, finalmente los gobiernos de Estados Unidos y México llegaron a un acuerdo y emitieron una resolución común en donde el gobierno norteamericano se compromete a realizar una serie de obras para entregar a México agua limpia y no del drenaje Wellton-Mohawk. Posteriormente, del lado mexicano, el tema de la distribución de agua comenzó a hacer crisis durante los años setenta y se comenzaron a discutir diversas propuestas y opciones para resolver el problema del suministro de agua para Tijuana, pues el tema empezó a adquirir dimensiones graves porque al mismo tiempo el organismo operador –la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana- no contaba ni con la capacidad técnica ni con la infraestructura necesaria para suministrar el líquido. Entre las diversas opciones que se discutieron estaba la construcción de un acueducto de Mexicali a Tijuana, una desaladora instalada en Rosarito; así como la explotación de pozos. Mientras que esto sucedía y se desarrollaba, en esa misma medida para el Gobierno del Estado el tema se iba transformando en uno de estabilidad política y gobernabilidad ante las manifestaciones sociales por la falta del servicio. Para los años ochenta además de la explotación de pozos, para el suministro de agua en Tijuana se contaba con la conexión de emergencia con el acueducto norteamericano desde San Diego5, sin embargo esta alternativa
5

Esta alternativa consistía básicamente en utilizar el acueducto norteamericano que suministra a la zona Los Ángeles-San Diego para conducir agua a Tijuana en una toma en la zona de Otay, cerca de la línea fronteriza. Esta opción es muestra clara de la consolidación de la cooperación en la frontera.

10

vigorizaba la dependencia con Estados Unidos también en el tema del agua. Mientras tanto, la crisis económica retrasaba continuamente la ejecución y culminación de la obra del acueducto mexicano (que se construía desde finales de los años setenta) que conduciría el agua mexicana –originada en el río Coloradodesde el valle de Mexicali hasta Tijuana. Finalmente, se inició la obra para ejecutar el acueducto, esto durante el gobierno estatal del Lic. Milton Castellanos Everardo, y en la administración del Lic. Roberto de la Madrid, (cuyo sexenio fue entre 1977 y 1983) se terminó. Esta administración inició la gestión de un crédito ante el Banco Mundial para la ejecución de obras de red de agua potable en Tijuana. Aunque el Banco Mundial había otorgado el crédito, la administración estatal del Lic. Xicoténcatl Leyva Mortera (que inició en 1983) emprendió de nuevo las gestiones cancelando dicho crédito y reiniciando el procedimiento ante el Banco Interamericano de Desarrollo, y del cual también iba a ser partícipe el Banco Nacional de Obras. A partir de 1989 el Lic. Ernesto Ruffo, ya como Gobernador, continuó la ejecución del citado crédito e incluso lo amplió, mientras que él a su vez gestionó un nuevo crédito –el denominado Crédito Japonés- para las obras del tratamiento de las aguas residuales producidas en la región. Todos estos elementos en conjunto nos permitirán encaminar la ruta histórica para realizar el análisis adecuado sobre la perspectiva institucional-administrativa, las redes y actores institucionales, así como en la geografía. 1.3 Hipótesis. Tenemos entonces en consecuencia que la relación binacional, como ya decíamos, se da por la inevitable obligación geográfica y por un principio de sentido común en cuanto a la convivencia en el contexto de las relaciones internacionales y diplomáticas. La tarea es enlistar los temas que históricamente han definido el grado de profundidad de la relación y cómo afectan o abonan al nivel de cercanía, tanto entre ambos países como entre las regiones y localidades convergentes en la frontera. Se despliega entonces un proceso necesario de
11

revisión histórica de lo macro (la historia nacional) hacia lo micro (la historia regional y local) por ser en la dimensión regional/local donde la relación es más cercana y cotidiana y que, en algunos momentos, rebasa las visiones que ambos gobiernos tienen desde sus respectivas capitales nacionales. Se desprende que las interrogantes de esta investigación se configuran como sigue: 1.-En el caso del suministro de agua a Tijuana, ¿los actores e instituciones pueden decidir sobre los temas de la agenda pública del gobierno sin importar la filiación partidista? 2.- ¿En qué medida ha influido el contexto socio-histórico binacional en la toma de decisiones, complementarias y temporales, para el suministro de agua para Tijuana? Es a nivel regional/local en donde deseamos enfocarnos y desde donde buscamos que inicie nuestra investigación; teniendo el tema del agua como eje rector y comprender el proceso de “(…) transición de lo transnacional a lo local” (Méndez, 2008, 9), para que frente a la vecindad obligada por la frontera nuestra hipótesis se construya de la siguiente forma: El tema del suministro de agua en Tijuana a través de actores e instituciones gubernamentales que generan políticas públicas, se ve influido por la relación binacional en la región de la cuenca del río Colorado, y se atiende sin que necesariamente intervenga el origen político del gobierno local vigente. 1.4 Objetivo. Precisamente es pensando en ello que se motiva esta investigación, y entonces vienen a discusión nuestras preguntas formales: ¿Qué acciones y decisiones han debido tomarse en la CESPT para que Tijuana cuente con abastecimiento de agua, sin menoscabo del gobierno estatal vigente?, y si asumimos que la cuenca del río Colorado detona la relación entre México y

12

Estados Unidos, y a sus respectivas redes institucionales, ¿cómo incide esto en las decisiones y políticas públicas de la CESPT? El objetivo general diseñado es exponer y probar que las decisiones y políticas determinadas por el gobierno local para el suministro y abasto de agua a Tijuana, se llevan a cabo sin mediar el origen político y en el contexto de la cuenca binacional del río Colorado. El primer objetivo específico consiste en analizar la génesis de la política distributiva diseñada por la red institucional local en México, configurada para atender la demanda de agua en Tijuana. El segundo objetivo específico es describir la incidencia del contexto binacional en la política redistributiva del gobierno estatal para el tema del agua. 1.5 Justificación Nuestro abordaje en el tema requiere enfocar su esfuerzo en explicar cómo el tema del agua va cobrando relevancia y urgencia de manera paulatina conforme el desarrollo urbano así lo va exigiendo en ambos lados de la frontera, así como su impacto en la agenda pública en Baja California, en el marco de la cuenca del río Colorado. Durante una parte del siglo XIX y todo el siglo XX la distribución del agua disponible en los ríos Colorado y Bravo condujo a discusiones y diferencias. Para el siglo XX dos son los momentos culminantes en las decisiones de la distribución del agua de ambos ríos: la firma de Tratados de distribución de agua entre ambos países, uno en 1906 y el otro en 1944. Si bien es cierto que el primer tratado formal firmado entre México y

Estados Unidos data de 1906, es especialmente a partir del segundo tratado, el de 1944, que las relaciones en la frontera comenzarán a ser más comunes y ser más permanentes en razón del crecimiento poblacional y urbano de la región; pero sobre todo apoyadas por la red de instituciones mexicanas que comenzaron a surgir y las cuales darán solidez a la relación binacional. Asimismo, el crecimiento poblacional y la demanda del vital líquido comenzarán a presionar la agenda
13

pública en una región caracterizada por su condición desértica (especialmente en la convergencia de California, Nevada, Arizona, Sonora y Baja California). 1.6 Nota Metodológica Una investigación al desarrollarse debe considerar un orden lo

suficientemente riguroso para no extraviarse en la búsqueda de respuestas, pero también debe ser lo suficientemente flexible para encontrar y observar la información disponible con detenimiento y procesarla según su utilidad y propósitos académicos establecidos. Dice Bloch (1996, 55) “el itinerario establecido por un explorador antes de su salida no será seguido punto por punto; de no tenerlo, se expondrá a errar eternamente a la aventura”. Es claro que emprender una investigación implica de parte del investigador precisión respecto de lo que se quiere explicar, pero también procurar que su investigación – parafraseando a Phillips y Pugh- no parta de encontrar respuestas correctas sino las preguntas adecuadas, hacer un análisis crítico de los datos disponibles y obtener generalizaciones con la suficiente validez que permita obtener resultados que se puedan sustentar en una teoría en la explicación de un hecho concreto (2003, 68-69). Procurando hacer una mejor descripción y distribución del objetivo de explicar el proceso de suministro de agua a Tijuana y las políticas del agua construidas en torno a ello, nuestro enfoque consiste fundamentalmente en hacer una investigación de tipo exploratoria, de donde “(…) se examinarán entonces qué teorías y conceptos son los más apropiados, se elaborarán nuevos conceptos, (…), y se determinarán qué metodologías corresponde utilizar” (Phillips y Pugh, 2003, 70). Sin embargo, si bien la metodología establecida se apoya en la exploración de libros, documentos oficiales, artículos, notas periodísticas y entrevistas, estamos en la búsqueda de probar el hecho de que durante el período de estudio que hemos delimitado, que sin importar el origen político del gobierno en turno, la política de administración del agua que se ha configurado en Baja California es la
14

de otorgar el servicio de agua las 24 horas a los ciudadanos, supeditada a la presencia del río Colorado. Y aquí es donde la investigación probatoria cobra gran importancia en nuestra investigación, pues nos hemos dispuesto a descubrir los límites de las generalizaciones que hemos establecido al respecto del diseño y génesis de la política pública del agua en Baja California (Phillips y Pugh, 2003, 70). Por ello, es muy prudente describir cómo es que se llevó a cabo la búsqueda y cómo se fue ordenando y procesando la información que se tuvo disponible. Aunado a ello, sostienen también Phillips y Pugh que es indispensable un ambiente que proteja al investigador y que se encamine a un aprendizaje eficaz; “comenzar por la parte más difícil es muy heroico pero tiende a provocar un fenómeno conocido como naufragio” (2003, 72). Es decir, si bien se establecieron una hipótesis y objetivos claros que guían esta investigación, también es justo reconocer que se ha trabajado a partir de la información que se tuvo disponible en la localidad, sin proponer tareas imposibles de realizar. Teniendo claridad en el punto de partida, se debe comentar que en cuanto al capítulo 1, dedicado a la Introducción, se planteó el problema de reconstruir lo acontecido en un período vital para la historia contemporánea de Baja California, en donde en virtud de la situación de sus altas tasas de crecimiento a partir de los años setenta, éstas comenzaron a presionar el desarrollo urbano y,

consecuentemente, aumentó la demanda de agua en el Estado. Ello exigió la toma de decisiones y políticas públicas con las que se enfrentaron el problema de garantizar el abasto de agua para las ciudades en el Estado. Asimismo, se establecieron la justificación para este estudio, así como la hipótesis y objetivos a perseguir. En el capítulo 2, el del Marco Teórico, la pretensión fue conjuntar una serie de ideas y propuestas que permitieron encaminar la investigación para responder las interrogantes que planteadas a resolver en torno a los actores e instituciones que actúan en el contexto de la cuenca binacional del río Colorado y los efectos de sus políticas públicas en la distribución de agua para Tijuana; así como sus
15

potenciales respuestas. Es en este capítulo donde se trabajó en la reconstrucción de lo acontecido durante el siglo XIX y la primera mitad del siglo XX en lo que toca a las ideas sobre la apropiación del agua, y en la construcción de una política de agua. El trabajo de investigación estribó sobre todo en la búsqueda de textos y documentos diversos que permitieran la reflexión sobre conceptos como la apropiación del agua en la región, la sustentabilidad ambiental, los tratados para regular la posesión del caudal del río Colorado, así como algunos aspectos teóricos de política pública. Se buscó integrar un marco teórico no solo pensando el agua como un elemento necesario para la sobrevivencia humana y la necesidad de su administración y gestión, sino iniciar el proceso de reconstrucción de la política pública para la administración del agua en el Estado y que se consolidó durante el período de estudio. Siguiendo con esta descripción, por lo que toca al capítulo 3, que va del período 1945 a 1972, se describió la institucionalización de la relación binacional en el tema del agua una vez firmado el tratado de1944, y haciendo un especial énfasis en rescatar y describir las discusiones y acuerdos que se traducen luego en las denominadas minutas de la CILA, que se convertirán en el producto tangible de la negociación y la colaboración permanentes entre ambos países. En este capítulo el trabajo fue sobre todo documental, basándonos en tratados, artículos y algunas de las opiniones de los entrevistados, especialmente la de don Milton Castellanos Everardo, actor trascendente en la negociación de la conexión de emergencia para Tijuana, muestra de una de las decisiones trascendentales para el suministro de agua a Tijuana en el contexto de la relación binacional en los años setenta. Entrando al capítulo 4, en donde se abordó el período que va de 19721982, primeramente se estableció el marco legal que regula el tema del agua en el Estado, así como el proceso de maduración y aprobación de la solución a que se llegó en el gobierno estatal de construir un acueducto que conduzca agua desde el río Colorado hasta Tijuana y la zona costa. Don Milton Castellanos Everardo, en
16

su papel de gobernador de Baja California, jugó un rol muy importante para defender ante la opinión pública que la construcción del acueducto era la única opción viable para garantizar el suministro de agua en la ciudad. Se tiene ahí los primeros indicios de una política pública orientada a resolver el problema de la escasez del agua en Tijuana. En ese mismo período, el gobierno estatal estuvo realizando las gestiones de autorización y recursos ante la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos (SARH) -entidad federal encargada del tema del agua en aquella época- para la construcción del acueducto. Asimismo, la construcción del acueducto implicó una negociación paralela con los Estados Unidos para utilizar la infraestructura del acueducto de Los Ángeles-San Diego y mediante una conexión de emergencia construida a expensas de México, con la cual Tijuana contó con agua mientras se terminaba la construcción de su propio acueducto. En el capítulo 5, y último de este trabajo, es donde se contempla el período de 1982 y hasta 1995, en él se hizo mayor énfasis en el proceso de la profesionalización del organismo operador del agua en Tijuana, puesto que una vez terminado el acueducto mexicano en los años ochenta, en aquel momento la disponibilidad de agua para la ciudad exigió también la ejecución de una serie de obras para construir la red hidráulica y que el agua potable estuviera a disposición de los ciudadanos. Este capítulo es vital para esta investigación dado que la complejidad exigió cambios profundos en el organismo de agua y en la red de instituciones que confluyen y convergen para la negociación y las actividades de conducción del agua, aunados al cambio de gobierno en 1989 cuando se da la alternancia política en Baja California. Retratar el período de estudio señalado, requirió en primera instancia de la investigación bibliográfica y documental para abordar los aspectos teóricos del problema, así también de la investigación cualitativa, que consistió principalmente en las entrevistas cara a cara con los tomadores de decisión en cada época, dentro del período de estudio señalado. Reconstruir el proceso de la toma de decisiones implica necesariamente reconstruir una historia institucional del
17

organismo CESPT, que no existe, sino solo con algunos esfuerzos aislados Con ello en mente, la recuperación de testimonios se vuelve necesaria. Con esto en conjunto tenemos que consolidamos una metodología de investigación

documental-cualitativa. Por una parte la investigación documental y bibliográfica significó encontrar las posturas de diversos autores que ayudaron a comprender el sentido de la apropiación y disposición del agua, así como su influencia en el desarrollo urbano y la sustentabilidad, así como la construcción de una política pública al respecto. Esta investigación requirió de flexibilidad para recoger en el camino –si parafraseamos a Bloch (1996, 55)los documentos que presenten diversos

aspectos, y abierto a diversas sorpresas. Otro aspecto fundamental en esta reconstrucción es la búsqueda exhaustiva de notas en los diarios El Mexicano –el cual aún se edita en el Estadoy el desaparecido El Heraldo de Baja California. Se recurrió a los archivos de El Mexicano, la Biblioteca Benito Juárez y el Archivo Municipal. Se trabajaron las ediciones disponibles buscando especialmente notas relacionadas con CESPT para reconstruir la historia del organismo; y también aquellas que tienen que ver con las minutas de CILA, para fortalecer el apartado de la relación binacional, la cual se refleja primordialmente en dichas minutas pues ahí se plasma la negociación que ambos países necesariamente deben llevar a cabo, como lo estipula el tratado de 1944. También las notas encontradas fueron utilizadas para reconstruir el contexto social en el que se tomaron las decisiones. Aún cuando El Mexicano es el diario más antiguo en el Estado, sólo conservan en una oficina los ejemplares (eso sí muy bien empastados) de la década del 2000 y hasta el presente, mientras que los anteriores sufren el deterioro de encontrarse en una bodega derruida con nulas condiciones de conservación. No existe pues una conciencia de la conservación de la historia del Estado a través de sus páginas, ni tampoco de la del diario mismo. La búsqueda en este diario se basa principalmente en su larga existencia y también en el hecho de que su condición de publicación diaria permite tener un pulso más continuo y
18

constante del tema del agua en un medio impreso en la localidad. Por otra parte, se recurrió a El Heraldo en sus ediciones disponibles tanto en el Archivo de la ciudad como en la Biblioteca Benito Juárez, también en el mismo sentido que con El Mexicano. Ahora bien, el trabajo de investigación documental también requirió la búsqueda de fuentes bibliográficas, principalmente se recurrió a los acervos disponibles en la Universidad Autónoma de Baja California, San Diego State University y el Colegio de la Frontera Norte. Además de eso, también se realizó una búsqueda de documentos en el archivo documental del organismo, y ahí se tuvo acceso a diversos oficios tales como los de la gestión realizadas por el gobierno estatal de prórrogas para el pago del crédito BID-Banobras, así como también de diversos reportes mensuales de indicadores de gestión del organismo, de ellos solo estaban disponibles de los años noventa y que han sido incluidos como anexo al final del documento. Aquí hay que destacar que se encontraron muchos documentos tales como oficios de gestiones del crédito BID-Banobras, del crédito Tijuana II e informes anuales de indicadores de gestión del organismo. Algunos de ellos fueron retomados para enriquecer esta investigación. Habría que aclarar también que el archivo documental como tal no existe, más bien es un archivo muerto en donde se resguardan documentos de distinta índole y origen generados por el organismo, desde recibos de pagos de agua sellados, oficios originales así como planos e informes; entre otros documentos. El problema es la falta de cultura de conservación de la memoria histórica de parte del Organismo con respecto a un tema tan sensible para la historia del Estado. En la búsqueda de fuentes de información, también se recurrió al Internet, especialmente localizando y consultando la página web de la Comisión Internacional de Límites y Aguas, tanto para la sección norteamericana como la sección mexicana. A través de ellas se accedió y se consultó a las Minutas y los Tratados que se han firmado entre ambos países. Fue básica la consulta de los tratados tanto de 1906, el de 1944 como el de 1970. También se localizaron algunos artículos que fueron de gran utilidad y son citados a lo largo del texto.
19

Todo en el afán de tener más datos disponibles para reconstruir la historia del organismo, pero también del contexto histórico tanto del momento de su surgimiento como de su desarrollo a lo largo de cuatro décadas. Asimismo se consultaron también los portales de la Comisión Estatal del Agua (CEA) y de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA). Por lo que toca a la recuperación de los testimonios de los tomadores de decisión, como aún sobreviven muchos de los participantes y tomadores de

decisión de nuestro período de estudio, era indispensable recurrir a la entrevista cara a cara como principal herramienta para recuperar los testimonios. Se procedió a localizarlos mediante contactos, sobre todo a aquellos quienes ya no laboran en CESPT o que ya no tienen actualmente una tan relación directa con el Organismo. En el caso de aquellos personajes que aún se encuentran en el ambiente de la administración del agua (o el mundo del agua como le llaman algunos de ellos) facilitó su localización el hecho de que el investigador labore en el organismo, de tal suerte que contactarlos y convencerlos para realizar las entrevistas fue relativamente fácil y accesible. La disponibilidad de muchos actores participantes abrió la puerta para tomar la decisión de realizar entrevistas. El proceso de convencimiento no fue tan complicado, sobre todo al hacerles saber que se trataba de elaborar un documento académico y de investigación. En todos los entrevistados se notó una avidez por comunicar lo que ha venido sucediendo en el Estado en materia de administración de agua los últimos 30 años; lo cual facilitó la indagatoria. Como afirma Bloch (1996, 52), “(…) desde el momento en que ya nos resignamos a registrar (…) los dichos de nuestros testigos, desde el momento en que nos proponemos obligarlos a hablar, (…) se impone un cuestionario”. De manera que el reto consistió en elaborar un cuestionario muy concreto para utilizar durante la entrevista y encontrar respuestas muy concretas. Y

aunque el cuestionario por escrito es una herramienta valiosa, es evidente que con una entrevista cara a cara se abre la posibilidad de indagar profundamente con el entrevistado, pues se da el espacio para indagar sobre datos adicionales y
20

la interacción así lo permite al instante (Walker, 2002, 145). El sentido de todas las entrevistas realizadas era por esencia recuperar la experiencia de los entrevistados sobre un hecho concreto: el diseño y aplicación de decisiones de gobierno para construir la política pública del agua en Baja California y en especial para Tijuana. Con ello en mente, la indagatoria con los entrevistados estaba orientada a rescatar y reconstruir una parte de su historia de vida con el propósito de descubrir un testimonio histórico concreto: la experiencia en torno al tema del agua en el Estado. Esto no es una ocurrencia pues es claro que con lo que sostiene Aceves Lozano (1998,224) las entrevistas adquieren un gran valor para esta investigación:
“(…) el testimonio histórico va a estar distribuido y vinculado más bien al ámbito personal del ser individual; son relatos de vida, experiencias autobiográficas, informaciones testificales sobre determinados momentos y períodos de tiempo en una vida humana particular, enraizada en espacios y contextos históricosocio-culturales determinados”.

Precisamente esta investigación al tener un sentido probatorio sobre el hecho concreto del diseño de decisiones y políticas públicas, la reconstrucción del contexto social de dichas decisiones necesariamente debe ir acompañada por el contexto del individuo que las piensa, las toma y las ejecuta. Es decir, esta propuesta metodológica tiene un vínculo indeleble con los objetivos de investigación, pues nos permite mediante el testimonio histórico recuperar la experiencia del individuo y cotejarla con los acontecimientos históricos del momento. No debemos pasar por alto que si bien se rescató la experiencia individual también es cierto que “(…) el testimonio puede ser parte de una experiencia colectiva compartida más amplia, pero está siempre matizado por los sentidos y experiencias personales” (Aceves Lozano, 1998, 224). En este caso, la experiencia compartida entre los entrevistados es la política de administración del agua en Baja California y en la experiencia concreta dentro la CESPT. Ahora bien, un primer bloque de entrevistados lo integraron los actores responsables de conformar los equipos para analizar las decisiones concernientes
21

al suministro de agua. En el afán de reconstruir y documentar las experiencias de dichos actores, se diseñaron cuestionarios que giraban en torno a temas como su perfil profesional, el perfil de los personajes que los acompañaron en la toma de decisiones sobre el agua, así como su opinión en el tema. Aquí sobre todo son de gran relevancia las opiniones emitidas por el Lic. Ernesto Ruffo, gobernador de Baja California entre 1989 y 1995; y el Lic. Milton Castellanos Everardo, quien fue también gobernador del Estado entre 1971 y 1977. Por supuesto, la opinión del Lic. José Guadalupe Osuna Millán, quien fue Director del organismo la primera mitad de los años noventa y tuvo a su cargo administrar y ejecutar el crédito BID-Banobras, es vital para comprender el proceso de cambio en el organismo durante dicho período. En este caso, no hubo posibilidad de realizar una entrevista cara a cara por sus responsabilidades como gobernador de Baja California, sin embargo a través de la Oficina de la Secretaría Particular se pudo enviar el cuestionario y recibir las preguntas por escrito en el plazo de una semana por vía del correo electrónico. El segundo bloque de entrevistados se conformó con personajes que estaban, y están aún en activo en algunos casos, directamente relacionados con la ejecución y puesta en marcha de las políticas públicas y las decisiones tomadas, es decir a los actores operativos. Entre los entrevistados estuvieron personas con más de 20 años de labor en CESPT, podemos mencionar a Jorge Enríquez García, quien se desempeña como Subdirector de Operación y Mantenimiento; Toribio Cueva, director del Centro de Estudios del Reuso y Conservación del Agua (CERCA) y anteriormente Subdirector de Saneamiento; Gustavo Hernández Valenzuela, quien se ha desempeñado como Subdirector de Planeación y Comercial; Manuel Becerra, quien cumplió funciones de Subdirector de Operación y Mantenimiento durante los años ochenta; el Ing. Reynaldo Ortega Cerda, quien ha laborado dentro de las subdirecciones de Planeación y Construcción; Gustavo Rivera Castillo, Subdirector Comercial, Subdirector de Planeación y titular del Programa de Desarrollo Institucional; el Ing. Fernando Aceves, gerente de la obra de la canalización del río Tijuana; así como el Ing.
22

Efraín Muñoz, quien fue gerente de la Unidad Ejecutora del Proyecto, posteriormente Subdirector de Construcción de la CESPT, y actualmente Director General de la Comisión Estatal del Agua. Cabe destacar que el Ing. Muñoz facilitó un ejemplar del Informe Final de la Ampliación y Mejoramiento del Servicio de Agua Potable y Alcantarillado Sanitario de Tijuana. 1985-1993, el cual ha sido citado a lo largo de esta investigación y es una fuente de gran utilidad. Las entrevistas con todos estos personajes permitieron conocer a fondo los aspectos y elementos que han venido perfilando la historia de la institución durante los últimos 35 años, por lo que han sido de vital importancia para desarrollar y fortalecer esta investigación, pero además para la reconstrucción de la política de administración del agua en el Estado. Al haber participado o participar aún dentro del organismo, los entrevistados facilitaron la reconstrucción del contexto tanto de las muchas decisiones tomadas como del contexto histórico e institucional en el cual se realizaron. Por supuesto, no podía quedar fuera el punto de vista norteamericano sobre el asunto, para ello se recurrió a entrevistar a Halla Razak, que se desempeña como Directora del Programa del Río Colorado en la San Diego County Water Authority, quien con su entrevista permitió tener diversos puntos de vista respecto de las gestiones de reparto de agua desde la perspectiva de un organismo regulador del agua entre varios organismos operadores de agua en el condado de San Diego, California en Estados Unidos. Para esta entrevista es menester

mencionar que se contó con la oportuna gestión del Quím. Toribio Cueva López, quien ha construido una gran red de relaciones entre los organismos de agua del Sur de California, y fue valiosa su intervención para la consecución de la entrevista con la Ing. Razak. En resumidas cuentas, las entrevistas realizadas fueron fundamentales para enriquecer los capítulos 3, 4 y 5 de esta investigación, sobre todo porque la información que se nos proporcionó se cotejaba con lo revisado en libros, artículos, informes, indicadores y notas periodísticas, etc. De tal manera que con la información documental disponible estuvimos en capacidad de, incluso,

23

corregir y precisar algunas fechas de las cuales nuestros entrevistados no tenían certeza. Con la ejecución de las entrevistas es claro que la intención es reconstruir un testimonio histórico y que “el hecho de recoger historias de vida tiene una dimensión de este orden en la medida en que implícitamente apuesta por la capacidad de recuperar la memoria y de narrarla desde los propios actores sociales” (Santamarina y Marinas, 1995, 259). Esta investigación está sustentada en una buena parte en sus opiniones y puntos de vista y, por tanto, hay una gran deuda con todos ellos. Ya con toda la información disponible que se pudo conjuntar se procedió a la lectura y análisis de la misma, así como de los distintos informes de indicadores del organismo para responder a las preguntas que provocaron esta investigación. La información documental disponible se estuvo cotejando y analizando de manera paralela con las opiniones emitidas por los entrevistados. La metodología de trabajo que hemos procurado es reconstruir la red institucional que funciona e incide en el suministro de agua a Tijuana. Por tanto, nos enfocamos en detallar el rol jugado por distintos funcionarios y las políticas que han diseñado para atender la demanda de agua de la ciudad. Esta red institucional se encuentra en el marco de la cuenca del río Colorado, situación que influye mucho en las acciones y decisiones institucionales. 1.7 Alcances y limitaciones Si bien se puso el mayor esfuerzo posible en llevar a cabo esta empresa de investigación, siempre hay espacio para cuestionar sobre la profundidad e alcance de la misma, sobre todo por las fuentes disponibles o por haber tomado en cuenta o no algún libro, artículo o sitio web. Dado que se tomó la decisión de enfocar los esfuerzos en encontrar respuestas muy concretas a las interrogantes establecidas, los alcances de esta indagatoria procuraron profundizar en el conocimiento del tema del agua en la región como una aportación adicional a la de otros investigadores que nos han antecedido en el tema; y poniendo especial énfasis en
24

el diseño de la política pública del agua. Por otra parte, se procuró reconstruir pasajes muy importantes de la CESPT como organismo vital para el desarrollo económico y social de Baja California en los últimos 30 años, así como de los tomadores de decisiones que han participado en la construcción de sus políticas públicas en el marco de la relación binacional en torno al río Colorado. Con todo ello, se puede afirmar que también se aportar a la reconstrucción de la historia de las instituciones que han contribuido al desarrollo del Estado. En todo caso, las omisiones son de la total responsabilidad del investigador.

25

2. El Marco Teórico. Una disputa por el agua del río Colorado. Antes de entrar de lleno a resolver el propósito de esta investigación, quizá sea necesario no perder de vista la pregunta más básica para iniciar esta empresa académica, ¿cómo llega el agua a las ciudades?. Para ello consideramos lo que Guerrero sostiene en cuanto al hecho de si bien el 80% del agua que se consume es para destinarse al uso agrícola, “en el campo el agua se toma y desecha de una forma muy natural” según la opinión de Guerrero (2009, p. 81), de ahí que los habitantes se abastezcan de pozos, ríos o lagos, depositando en esos mismos sitios los restos. Si no se rompe el equilibrio del número de población en el sitio, entonces la propia naturaleza se encarga de hacer la limpieza del recurso. A continuación vino la fase complicada en el equilibrio hombre-naturaleza, puesto que las primeras ciudades comenzaron a crecer a raíz del aumento poblacional y esto trastornó el equilibrio ambiental. Sin embargo, la humanidad logró avances muy importantes en la ingeniería de almacenamiento y conducción del agua para abastecer a las ciudades lo cual si bien como ya dijimos afectó el equilibrio natural, también se consiguieron avances necesarios para la subsistencia y bienestar del hombre. Mientras que para las pequeñas comunidades eran suficientes las represas y pozos, las ciudades se transformaron en demandantes de grandes cantidades de agua, tanto para la actividad industrial como para el consumo residencial. Es decir, el agua para uso urbano y residencial conlleva procesos más elaborados de ingeniería civil y química y, por supuesto, de administración y legislación. La preocupación permanente para tener fuentes de abastecimiento posibilitó que la inteligencia humana desarrolle grandes avances en obras de suministros y conducción de agua, aunque en el proceso se han generado algunas circunstancias de inequidad en la distribución. Para tener mayor claridad al respecto de estos procesos sociales de apropiación, Méndez es muy acertado cuando afirma que “los usos sociales del agua, los podemos entender ubicados en la práctica racionalizada y rutinizada de los agentes sociales (2008, 29).

26

La activación de la inteligencia humana no está ajena a lo que sucede en la frontera de México y Estados Unidos, el río Colorado cobró su trascendencia en el contexto de la relación binacional y para la frontera, en tanto que su existencia se vuelve la fuente vital para que el desarrollo urbano continúe. Para tratar de construir esta génesis sobre la historia del agua en Tijuana en el contexto de la cuenca binacional del río Colorado, es necesario establecer la discusión en torno a conceptos que nos permitan definir claramente en lo que en este marco teórico se podría denominar como carta teórico-geográfica. Para ello, se recurrió a diversas obras que nos permitieron tener una carta que esté sólidamente elaborada y se entendiera esta historia del agua desde la perspectiva geográfica, institucionaladministrativa, del desarrollo sustentable, las políticas públicas y las relaciones internacionales; criterios que en su conjunto nos ayudarán a responder nuestras preguntas. Las interrogantes giran en torno a los actores e instituciones mexicanas, especialmente las instituciones locales, que intervienen en la toma de decisiones y definir las políticas públicas que permiten la disponibilidad de agua en Tijuana. A lo largo de esta investigación, el lector encontrará los elementos que ayudaron a explicar y entender los procesos institucionales y los actores intervinientes en las decisiones y estrategias que se han tomado para suministrar agua a la ciudad. 2.1 El río Colorado y su espacio geográfico, una carta teórico-geográfica. La viabilidad y supervivencia de la zona geográfica que conforman el suroeste norteamericano y el noroeste mexicano está enlazada de manera directa con la presencia del impetuoso caudal del río Colorado. Nuestro marco teórico debe iniciar con ubicar claramente el espacio que se vuelve el motivo de investigación. Durante más de un siglo la gran tarea entre México y los Estados Unidos ha sido integrar el río a la dinámica cotidiana de las entidades que

comparten la cuenca, tanto en uno como en otro país. A partir de la expansión territorial de los Estados Unidos a costa de México, tanto el río Bravo como el Colorado toman un espacio en la nueva relación internacional que deberán construir ambos países.
27

El primer esfuerzo formal para establecer la frontera entre ambos países viene como producto inevitable y traumático de las guerras de 1836 y la 18471848; así como la posterior firma del Tratado de Guadalupe Hidalgo 6. Es vital mencionar que hasta antes de estas guerras, México tenía dentro de sus territorios los cauces de ambos ríos. Una vez consumadas las guerras y con el establecimiento de la nueva frontera, ambos ríos adquirieron la condición de frontera entre los dos países. Comparado en más de una ocasión con el río Nilo por su correr en una región desértica, el Colorado recibe sus fuentes de las altas montañas Rocallosas en el centro del Estado de Colorado y el suroeste del Estado de Wyoming, según la versión descrita por William O. Hendricks (1996, 42-43) en su obra. Para complementar esta descripción, se citó a Guerrero (2009, 68) quien afirma lo siguiente respecto de los ríos: “(...) se alimentan de la lluvia, los escurrimientos superficiales, las fuentes subterráneas y de la fusión de las nieves de las montañas”. Al continuar en esta línea descriptiva, geográficamente la cuenca del río Colorado se conformó entre los estados de Colorado, Wyoming, Utah, California, Nevada, Arizona y Nuevo México, en Estados Unidos; y Baja California y Sonora, en México. El flujo hace actualmente un recorrido de norte a sur de aproximadamente 2,700 kilómetros y su cuenca de drenaje es una vasta zona de más de medio millón de kilómetros cuadrados en Estados Unidos; y de 5,000 kilómetros cuadrados de México. Para tener una idea más cercana de la dimensión de la cuenca podemos destacar lo que opina Leslie (1926, 7) cuando afirma que “the Colorado river basin comprises an area wich approximates 262,500 square miles. This is France”. En opinión de Gómez Estrada (2000, 67), el río Colorado recibe agua de varios ríos tributarios, por ejemplo hasta el norte se encuentra el río Green en Wyoming y al sur, antes de llegar a la frontera con México se encuentra el Gila en
6

54, 371 square miles greater than the area of

Durante la guerra de 1848 México perdió frente a Estados Unidos los territorios que hoy corresponden a California, Arizona, Nuevo México, Nevada, Colorado y Utah. Ello además de Texas que se había perdido en 1836.

28

Arizona. Asimismo, tiene la particularidad de que 32 kilómetros de su extensión forman la frontera de México con Arizona y, finalmente, recorre sus últimos 160 kilómetros de extensión ya dentro de territorio mexicano para terminar su efluente en el Golfo de California, además de alimentar el valle agrícola de Mexicali (Hundley, 2000, 30); el cual se ha desarrollado y subsistido gracias a su existencia. Este último tramo dentro de territorio mexicano le dio a su caudal la condición de río binacional, además que obligó la necesaria colaboración y cooperación entre ambos países; lo cual hace evidente el grado de complejidad de la relación binacional. De aquí que el dominio sobre el flujo del Colorado se volvió un tema que detonó una relación necesaria entre los dos países, aunado ya a su condiciones territorial y fronteriza. Para darnos una idea de lo que el río Colorado comenzó a significar para los Estados Unidos tenemos el caso de la opinión de Leslie (1926, 7) quien afirmaba entre otras cosas que la presencia del río Colorado en el oeste norteamericano representaba la viabilidad de las nuevas tierras disponibles y fue el sitio donde los norteamericanos buscaron una nueva oportunidad. Ahora bien, ampliando los aspectos geográficos que se venían describiendo respecto del río, su cuenca tiene sus delimitaciones entre las Montañas Rocallosas, al noroeste y al oeste la sierra Wasatch, mientras al suroeste está limitada por las sierras peninsulares de California y Baja California. El río Colorado y sus afluentes han hecho grandes excavaciones que integran profundos cañones en la meseta. Al cruzar el límite entre Utah y Arizona, los cañones se vuelven más largos. Entonces, cerca del punto que se le denomina Lees Ferry forma un cañón que geográficamente divide la cuenca en un sector superior y otro inferior (Leslie, 1926, 29), que incluso se utiliza hasta hoy día como referencia dentro de la cuenca. Destacamos también aquí las palabras de Leslie (1926, p. 6) que la cuenca superior aporta el 85% del caudal del Colorado, mientras que la cuenca inferior el restante 15%.

29

Por otra parte, Enríquez Coyro también coincidió Leslie (1926) en la importancia geográfica de Lees Ferry como el punto que (…) “marca la

separación entre la zona superior de captación permanente y la inferior de mero escurrimiento” (1975, 36). Al finalizar el Black Canyon se encuentra ubicada la presa Boulder, la cual forma el lago artificial Mead. Más o menos 80 kilómetros debajo de Boulder se erige la garganta Bull`s Head, en donde se levantó la presa Davis, y tras ellas la presa Parker desde donde se desprende el acueducto que conduce el agua que utiliza la ciudad de Los Ángeles, California. Ya cerca de la frontera se encuentra el llamado All American, el cual se origina de la derivación de Imperial y luego Siphon Drop, en donde se devuelve al río el agua utilizada para generar energía eléctrica. Enríquez Coyro (1976) también señaló que el río Colorado va bordeando la meseta de Arizona y que un poco al norte se encuentra Pilot Knob. A 1600 metros al norte de la frontera se encuentran también las compuertas de Rockwood de donde se desprende al sur un canal de 6 kilómetros que cruza la línea divisoria internacional y va al arroyo El Álamo. Tanto la presa Imperial como el canal All American son utilizados como la infraestructura hidráulica para conducir el agua asignada a México, según lo acordado en el tratado de aguas de 1944. Agrega después que 1.8 kilómetros abajo de la esquina noroeste de la línea fronteriza, el río atraviesa la presa internacional Morelos de donde se deriva al oeste hacia el canal El Álamo, es por esta ruta que llega el agua para México. Agregado a todo ello, no se debe dejar de mencionar que la desembocadura del Colorado ya en México según palabras de Gómez Estrada (2000, 7) permite que:
El delta del río Colorado se localiza casi por completo en la esquina noreste de la península de Baja California, aunque una sección deltaica forma parte del sudeste de California y un apéndice menor se extiende en el extremo sudoeste de Arizona.

Toda esta descripción nos puede dar una idea de la certeza de que en el contexto geográfico desértico que recorre dentro de ambos países, el río Colorado se vuelve la fuente vital para la subsistencia de las actividades del oeste

30

mexicano-americano. Desde esta perspectiva se puede discutir y reflexionar en cuanto a que la disposición, conducción y suministro de las aguas del río ha sido un detonante del desarrollo en esta región. En ese sentido el manejo, distribución, aprovechamiento y uso del agua del río ha motivado en distintos momentos disputas muy álgidas y que han complicado el horizonte en la relación de México con Estados Unidos. Es necesario agregar que si bien es intención el análisis y discusión del río Colorado y la región fronteriza entre ambos países que éste ocupa, también otra parte de la relación binacional pasa por la presencia del río Bravo en el este, y en donde también ambos países conforman una frontera. Tal como lo sostiene Samaniego (2006, 73) para los casos de los ríos Bravo y Colorado: “los ríos internacionales, aunados a la acción humana por la construcción de obras hidráulicas, habían conformado una región que enlazó ambos lados de la frontera”. Es evidente que a la vecindad geográfica se agrega la vecindad promovida por la infraestructura hidráulica. 2.2 Baja California y el río Colorado, apropiación y asunto público. 2.2.1. Derechos y usos sobre el agua del Colorado. Esclarecida la importancia geográfica y la ubicación del Colorado entre México y Estados Unidos se procedió a bosquejar algunos aspectos necesarios sobre los primeros esfuerzos de apropiación del caudal del río y algunas definiciones legales y tradicionales al respecto. Se cuenta en primera instancia las afirmaciones de Norris Hundley, Jr al respecto en su obra The Great Thirst en la cual se pudo rastrear un primer origen de la opinión Harmon, la cual dominó por un buen tiempo la postura norteamericana sobre la repartición del agua. Según su investigación la conquista norteamericana del oeste se debió en buena parte a que para cuando llegaron los exploradores a California, los residentes ya establecidos no tenían un cuerpo homogéneo de creencias, por lo que la conquista fue más fácil. Aunado a ello Hundley Jr (2001) también fortaleció su explicación cuando comentó que durante el siglo XIX al construirse el cuerpo de ideas que integrarían la cultura política americana, los norteamericanos como pueblo individualista y

31

amante de la libertad compartían la idea básica de la desconfianza al gobierno lo cual se reflejó en su Constitución. De acuerdo a la versión de Hundley (2001, 67) una de las cabezas ideológicas fue Thomas Jefferson, en torno a quien se conformaría en primera instancia el grupo de “los demócratas” quienes planteaban “(...) at the national level the least government was the best government and that authority should be overwhelmingly concentrated locally”. Por otra parte, también definido por Hundley (2001) por lo que toca a la facción política denominada Whig (luego Republicana) sus posturas podrían resumirse de la siguiente manera: “(...) keeping out foreign goods and allowing domestic factories to develop, and in general intervening with large-scale and centrally designed plans encouraging development of the country”. Estos dos cuerpos ideológicos, que venían forjando la cultura política norteamericana, llegaron a California siguiendo la fiebre del oro. Cuando los nuevos colonizadores llegaron con las ideas del laissez-faire y se toparon con el oro, la aridez y los valles fértiles, “the consequences were profound for the state, the West, and the nation” (Hundley, Jr. 2001, 67-69). Ahora bien, en cuanto a fundamentar las raíces de la Opinión Harmon, Hundley, Jr. nos mostró la pista exacta y se fortaleció luego con las ideas de Samaniego (2006) a este respecto. De acuerdo a lo que afirmó sobre la posesión de los derechos de agua, Hundley es muy claro cuando manifestó que el derecho que en California prevalecía sobre la apropiación del oro consistía en que los derechos del primero en llegar o posesionar el sitio tenían especial atención. Washington se reforzó este “esquema legal” de posesión con Incluso, desde el principio de

prioridad del Preemption Act de 1841. Por ello, Hundley Jr. (2001, 74) sostuvo que para la conquista de California:
(...) tempered by the traditional emphasis on teh superior claims of the first arrivals and by the Democratic Majority”s instinctive Jeffersonian wish to resolve issues locally, produced a solution straighforward in its simplicity: the right to a gold claim went to the first person working it. And the government, out of similar considerations of necessity, tradition, and political culture, left the miners alone (...). It was only natural that the miners established the same principle of priority –“first in time, first in

32

right”- in determining rights to the water, which was aboslutely necesary to work a claim”.

Es claro que los usos y costumbres locales en California en relación al agua crearon la doctrina Prior Appropiation, la cual incluso recibió ratificación oficial por el Estado en 1851 y por el Congreso en 1866, para las tierras públicas. Ahora también fue opinión de Hundley (2001 ,74) que esta doctrina tenía una influencia de origen español, “(...) resembled Hispanic water law in its emphasis on use as the decisive consideration for developing a region; but unlike Hispanic practice, it grounded water rights on personal initiative, not on an imperial decree or administrative order”. Se recurrió a la obra de Marco Antonio Samaniego, titulada Ríos

internacionales entre México y Estados Unidos. Los tratados de 1906 y 1944 para un mejor acercamiento al tema de la disposición y posesión del recurso. En cuanto a la opinión Harmon, el autor describe su origen en lo manifestado en 1895 por el procurador general de Estados Unidos, Judson Harmon, quien opinó en el caso de la escasez en las localidades de El Paso y Ciudad Juárez, en donde los mexicanos demandaban indemnizaciones y la cancelación de obras en el Estado de Colorado (Samaniego, 2006, 90). Su postura argumentaba que las cláusulas VI y VII del tratado de Guadalupe Hidalgo eran válidas únicamente en lo que correspondía a la parte del río que era límite internacional con México, pero no en el caudal dentro de Estados Unidos es decir, cada país tiene dominio sobre el caudal dentro de su territorio, pero no decidir de forma compartida. Por otra parte, el autor construyó una descripción histórica en lo que se refiere a las muy diversas posturas, corrientes de opinión y discusiones que circularon entre los diversos grupos sociales y políticos en México y Estados Unidos-especialmente entre los estados que comparten el río del lado norteamericano, durante los siglos XIX y XX, sobre el uso y la distribución de las aguas de los ríos Bravo y Colorado. Para Samaniego California y Arizona son actores claves en todo momento que se discutiese la distribución del agua del río Colorado.
33

De entre los planteamientos más relevantes que tiene la obra y que son importantes para nuestra investigación, son las definiciones conceptuales hechas acerca de la primera apropiación y la opinión Harmon. Especialmente, dicha opinión va a influir decididamente durante mucho tiempo en las discusiones respecto de la propiedad de los derechos de agua, tanto del río Colorado como del Bravo. A lo largo de la obra, estos dos conceptos van a estar muy presente dado que influyeron fuertemente las opiniones de los negociadores y grupos de presión al momento de las conversaciones sobre la distribución de agua, tanto en el tratado de 1906 como el de 1944 y, en general, siempre que se discutió al respecto de los caudales de ambos ríos. Tanto Estados Unidos como México quisieron aplicar esta opinión en su favor, dado que les daba prioridad en el uso del agua. Estados Unidos y diversos grupos lo hicieron abiertamente en muchos momentos de negociación, mientras que México en alguna ocasión utilizó este recurso para buscar la apropiación del agua, especialmente la del río Bravo. Para lo referente a la primera apropiación cabe decir que fue un argumento muy utilizado para “reconocer” la propiedad sobre el agua. Por otra parte, la opinión Harmon –que circuló ampliamente en Estados Unidostenía

consideraciones de soberanía absoluta sobre el agua. Incluso, Samaniego sostiene que es en los campos mineros de California donde surge la primera relación entre el concepto de la primera apropiación y el uso benéfico, puesto que los mineros requerían de una gran cantidad de agua para la limpieza de los minerales. “Los primeros en tomar el agua tenían derecho a ésta, pero necesariamente debía ser utilizada y puesta en uso benéfico” (Samaniego, 2006, 192). En el fondo, aunque algunos sectores norteamericanos la impulsaron fuertemente como una postura a la hora de decidir, hay que decir también que el argumento nunca tuvo un respaldo importante. También hay que mencionar que tanto en la visión de la primera apropiación como de la Opinión Harmon, la premisa consiste en que la soberanía de cada país debía aplicarse sobre el río tomando en cuenta su origen geográfico. De ahí que desde este razonamiento
34

tanto el río Bravo como el Colorado sean propiedad norteamericana, pues se originan geográficamente dentro de su territorio. Incluso, la insistencia sobre la propiedad en cuanto al río Colorado fue más intensa, pues éste solo atraviesa unos cuantos kilómetros dentro de territorio mexicano para desembocar en el Golfo de California. Todavía hasta la década de los cuarenta del siglo XX se hablaba en diversos círculos norteamericanos de adquirir la península de Baja California para lograr el control total sobre el río. Curiosamente, hasta antes de las guerras de 1836 y 1848 ambos ríos estaban en territorio mexicano, hubiera sido interesante saber la postura norteamericana sobre los ríos bajo esas condiciones. Entendida desde la perspectiva de las relaciones internacionales y de la política exterior norteamericana, apoyados en González Uresti se pudo afirmar que la opinión Harmon bien representa el clásico ejemplo de la perspectiva aislacionista del interés nacional, de donde se considera que “(...) es posible lograr el interés nacional de una manera mejor por medio de la renuncia al mundo, es decir, rechazando cualquier actividad de vinculación internacional (...)” (en Fernández de Castro y Blackmore, 2008, 280-281). Luego entonces la opinión cobra mucho sentido desde esta perspectiva aislacionista, y desde la cual pretenden los Estados Unidos limitar cualquier espacio para la negociación multilateral. Por otro lado, recuperando apropiadamente la lectura de la obra de Samaniego encontramos que para el autor es muy importante puntualizar acerca de lo que significó para ambos países el tema del agua. Mientras que para Estados Unidos la colonización del oeste estuvo sustentada fundamentalmente en la disponibilidad de agua desde el siglo XIX y conquistar el “nuevo” oeste norteamericano, para México el asunto de la colonización adquirió relevancia sólo hasta finales del siglo XIX y la primera década del siglo XX, cuando así lo permitió de alguna manera la estabilidad política lograda por el régimen presidencial de Porfirio Díaz. No es gratuito que fue durante su régimen que se establecieran las primeras negociaciones serias sobre la frontera, territorio y ríos desde la época de los lejanos días del tratado de Guadalupe Hidalgo de 1848.
35

En este sentido, está claro que las obras de hidráulicas tuvieron mucha relevancia dado que permitieron el dominio del hombre sobre la naturaleza, además de que el agua adquirió un uso social distinto no únicamente para consumo humano, sino para ser factor determinante en el desarrollo urbano. Hay que agregar, incluso, que en los Estados Unidos surgieron opiniones de carácter casi doctrinal por “dominar el desierto para la civilización” y dieron ímpetu al espíritu colonizador. En su tesis doctoral Leslie afirma, no sin cierto matiz patriótico, que el río Colorado no debe depender de la avaricia privada o la incompetencia pública, “it stands as the surviving representative whose forces of nature in whose mastery the American spirit grown strong” (1926, 8). Al tener este matiz patriótico es claro que la opinión Harmon tiene en ello una de sus raíces, al considerar al río Colorado como una fuerza equiparable al espíritu norteamericano, el cual es conquistador por excelencia. Se da pues en el pensamiento norteamericano la unidad hombre-naturaleza. Retomada la obra de Samaniego se tiene que con respecto al capítulo dedicado a la historiografía del tema, aún cuando se recurrió de parte del autor a un sinnúmero de estudios, sobre todo de origen norteamericano; es de Ernesto Enríquez Coyro, negociador por parte de México para los tratados de 1944 y quien tiene méritos para reflexionar sobre el tema, la obra más importante sobre los dos tratados firmados. Hay que mencionar que la lectura nos indicó que sobre todo entre la firma de los dos tratados surgieron importantes obras que trataron de dar cuenta sobre las diversas opiniones surgidas en ambos países aunque en Estados Unidos el volumen de producción académica respecto al tema fue mayor. Sin embargo, en el intento de ser más descriptivos, podemos rescatar algunas aseveraciones de Samaniego (2006) en el afán de dar su justo valor a la obra de Enríquez Coyro. Por principio, este autor considera en su obra que la diplomacia mexicana cometió una serie de incongruencias y errores al negociar en 1906. De hecho, se asevera que mientras en Estados Unidos las discusiones se respaldaban con la elaboración de proyectos, en México existía desinterés y desinformación. Es en este capítulo, cuando Samaniego hace una amplia
36

exposición historiográfica en el afán de “evitar el argumento fácil de que Estados Unidos abusa y México, por alguna razón, permite tal abuso o es ineficiente” (2006, 199), idea que criticó porque influyó durante bastante tiempo las negociaciones. Sobre esto cabe mencionar que han existido opiniones que hablan de una imposición de parte de Estados Unidos a México del Tratado de 1906, mientras que el de 1944 fue lo mejor que se pudo negociar, evidentemente en contexto socio-históricos diferentes. Sin embargo, es claro que mucha de la experiencia en la negociación del tratado de 1906 influyó en el subsecuente. En el capítulo de la competencia por el agua, Samaniego procedió a describir las negociaciones entre los dos países en la década de los veinte, así como de los muy distintos casos de controversia presentados sobre todo entre los estados norteamericanos que comparten las cuencas de los ríos, especialmente California contra Arizona. Ya luego en el capítulo referente al tratado de 1944, Samaniego (2006) describe las negociaciones llevadas a cabo para la construcción de obras complementarias para la conducción del recurso hídrico. En lo que respecta a sus conclusiones, Samaniego aseveró que el tratado pretende, sobre cualquier otra interpretación, la distribución equitativa de agua para acabar con las disputas entre ambos países y acordar en un marco de abierta negociación. Asimismo, la obra reflejó una gran preocupación no únicamente por el hecho de la distribución sino también por considerar los usos sociales del agua y su impacto en los dos países. Es evidente que la orientación de su obra procura sobre todo establecer las implicaciones de los tratados firmados por ambos países a partir de la intención de resolver las disputas por la apropiación del agua. Asimismo, al establecer la discusión sobre los derechos del agua, es claro que la reconstrucción que hace en torno a la opinión Harmon es la principal idea sobre la cual parte la discusión y como en la discusión binacional para ambos tratados –tanto el de 1906 y 1944- estuvo presente.

37

2.2.2. Desarrollo urbano y sustentabilidad regional. Al acercarnos a algunos aspectos relacionados al concepto de instituciones, políticas públicas y toma de decisiones se recurrió primeramente a la lectura del libro Un testimonio de esfuerzos. 40 años de Cespt. Esta obra tiene la característica de ser un libro auspiciado por el propio organismo, por lo que es una versión “muy institucional y testimonial” respecto de lo que vino aconteciendo en su historia. Fue editado durante el año 2006, justo al cumplirse 40 años de la fundación de la Comisión. Siendo una obra de carácter conmemorativo en él encontrará el lector que se pretendió construir una obra de carácter testimonial, de lo que ha sido el organismo y en donde lo más relevante es la participación de funcionarios de la propia institución, quienes emiten opiniones diversas respecto de los temas que son cotidianos en la propia Comisión, y en su narración describen algunos hechos históricos que han marcado el acontecer histórico del organismo. Entre los temas más rescatables se encontraron las reflexiones en torno a los problemas y obstáculos para garantizar el suministro de agua a las ciudades de la zona costa de Baja California, hecho sobre el cual gira una parte sustancial de esta indagatoria y que desde la perspectiva institucional ayudó a reforzar nuestra idea central en cuanto a ubicar a los actores participantes y las decisiones que toman para abastecer y suministrar de agua a la ciudad. Es precisamente la disponibilidad del recurso en una región tan árida como la de Baja California que la capacidad de gestión de recursos es indispensable para el cumplimiento de los objetivos. Es necesario comentar que si bien esta obra es sobre todo un testimonio oficial, también tiene gran rigor técnico y descriptivo en cuanto a la labor “administrativa” que ha hecho CESPT sobre el recurso. Su aportación radica en la posibilidad de contextualizar al lector respecto de las distintas épocas que ha pasado el organismo. Tenemos por ejemplo la transición de ser un organismo testigo del desarrollo de la ciudad cuando su capacidad de acción estaba muy limitada, hasta transformarse en uno de los cinco organismos más importantes en
38

el país por distintos indicadores, como contratos, eficiencia comercial y física, capacidad de redes instalada, etc. También está la descripción respecto de cómo organismo enfrentó la necesidad de gestionar recursos para introducir las redes de agua en la ciudad a finales de los ochenta, y hasta la tarea adicional de adquirir un nuevo crédito, el denominado crédito japonés, el cual se contrató con el Banco de Cooperación Internacional del Japón (JBIC por sus siglas en inglés) para construir la infraestructura necesaria para el tratamiento de las aguas residuales. Fue necesario mencionarlo dado que se está en la ruta observar las decisiones tomadas por el organismo para atender el tema del suministro del agua. Una pregunta que podría plantearse es si la decisión tomada respecto del crédito fue la más adecuada para conseguir financiamiento para las obras, pensando especialmente en el costo-beneficio que representa esta deuda para el organismo y por las gestiones que implica. Sin mayor complicación, se puede decir que en este primer momento se procuró hacer una justificación de la existencia del organismo, pues en el capítulo referido a La Cespt en la actualidad, hay una descripción general sobre el estado que guarda la administración de la Comisión. En el segundo momento se plasman las opiniones de aquellos a quienes denominan los especialistas. Se encontraron las aportaciones de José Luis Castro, Hermila Tinoco Téllez y Gustavo Rivera Castillo. Cada uno de ellos emitió una opinión respecto de cuáles son los retos que enfrenta la comisión para suministrar agua a las ciudades de Tijuana y Rosarito. Cabe mencionar que los dos últimos colaboraron en algún momento en la CESPT como subdirectores de Planeación, lo que evidentemente los posibilitó para hablar con una perspectiva amplia sobre la situación del organismo. El profesor-investigador José Luis Castro planteó una reflexión necesaria y que debe estar presente en todo momento; las ciudades fronterizas de México con Estados Unidos crecen, y han crecido, a un ritmo acelerado sin necesariamente tomar en cuenta la garantía de la disponibilidad del recurso, lo cual es vital para garantizar la continuidad del desarrollo urbano, además de que el tema se ha venido enraizando con mayor
39

insistencia en la relación entre ambos países, generando una interdependencia que de alguna forma se regula mediante el tratado de límites y aguas que fue firmado a mediados del siglo pasado. Esta aportación sin duda fue importante por lo siguiente: si bien durante las rondas de discusión que antecedieron la firma del tratado se habló de la disponibilidad de agua y la distribución que tocaría a cada país, la disponibilidad de recurso podría sin duda cubrir la población existente en aquel momento. Ahora bien, Castro también reflexionó alrededor del reto que representa ya en el presente para esta zona del país el suministro de agua. La condición desértica de Baja California es la principal característica que debe tomarse en cuenta en las negociaciones de agua, puesto que las fuentes de abastecimiento no están “a la mano”. En este contexto, el primer gran reto para el suministro de agua es el crecimiento poblacional, la competencia cada vez más marcada por la distribución de agua proveniente del río Colorado y la sobreexplotación de los mantos acuíferos. Esto se volvió el principal reto para el trabajo de la CILA como espacio de intermediación entre los dos países. Además, en Baja California hay una idea equivocada de que el río Colorado es una fuente segura de abastecimiento de agua para la región. Si bien en cierta medida lo es, sobre todo a partir de la regulación del tratado de 1944, también es cierto que el río es un agua compartida y que está disponible en función de una buena relación entre los dos países. Para tratar en este segundo momento el asunto de la sustentabilidad del agua en la región de Tijuana, la Lic. Tinoco Téllez recurrió a una breve descripción histórica de donde se pudo rescatar principalmente su afirmación respecto de que “la vecindad con los Estados Unidos de Norteamérica ha jugado un papel fundamental en la consolidación del servicio” (Ruíz, 2006, 61). Esto lo afirmó precisamente cuando citó las diversas actas que se han redactado, como

documentos complementarios y reguladores, después del tratado de 1944. Cabría aquí retomar unas líneas del resumen y conclusiones presentado por el grupo de negociación mexicano en 1944 ante la Secretaría de Relaciones Exteriores, en
40

donde Enríquez, Fernández MacGregor y Hernández consideran que la aceptación por parte de Estados Unidos de trasladar 1,850, 000, 000 metros cúbicos para Sonora y Baja California sin duda es un gran triunfo y motivo para firmar el tratado, pues da certeza en la disponibilidad de agua para México (Enríquez Coyro, 1976, 879). Para finalizar con esto que hemos denominado “segundo momento”, nos remitimos a lo escrito por el Lic. Gustavo Rivera, quien hizo referencia a los aspectos administrativos que permiten que la comisión sea un organismo operador eficiente. Su reflexión estuvo más orientada a la discusión respecto de la planeación a largo plazo que ha venido caracterizando el quehacer cotidiano del organismo, argumentando que una vez resuelto el tema del suministro con la construcción del acueducto Río Colorado-Tijuana, las tareas y esfuerzos se enfocaron en dar prioridad a tareas como el caso de “(…) equipamiento urbano” (Ruíz, 2006, 68). Sin embargo, habría necesidad de agregar que si bien hay disposición de agua, esto no significa que haya más agua en el futuro, sino que se debe procurar que la demanda no rebase en forma tan descontrolada la oferta del recurso y se rompa el equilibrio provocando la escasez agudizada, tal como vino ocurriendo hasta los años ochenta en la región. Más adelante, para el Lic. Rivera el asunto de la planificación en el organismo pasa por tres etapas: la eficiencia de la tarifa, programas de reducción de costos; y programas de capacitación y motivación para los recursos humanos. En ellos, se afirma, se sustentó la efectividad del organismo para dar atención a la demanda de la ciudad para el suministro de agua. El tercer momento se alimentó con la opinión de diversos usuarios y ex empleados del organismo, quienes dan testimonio y conocimiento de una gran cantidad de experiencias y personajes que han sido trascendentes para el desarrollo de la Comisión. Es importante resaltar que además de la propia historia relatada en documentos de las diversas instancias que intervienen en la administración del recurso, la reconstrucción que puede surgir de las entrevistas a profundidad puede ser de gran utilidad para precisar datos, nombres o momentos importantes y circunstancias que
41

contextualizaron las decisiones sobre el agua. De ahí que la labor en las entrevistas deba ser muy cuidadosa para obtener información acertada. Será fundamental realizar entrevistas con actores y decisores que intervinieron en las diversas dependencias gubernamentales del agua en nuestro período de estudio. En la elaboración de esta carta teórico-geográfica, abordando el tema de desarrollo urbano y agua se acudió a la obra Seguridad, agua y desarrollo. El Futuro de la frontera México-Estados Unidos, coordinada por Alfonso Cortez, Scott Whiteford y Manuel Chávez, la cual permitió iniciar la discusión a este respecto. Los autores encaminaron a lo largo de su obra una explicación y análisis del agua como problema y tema principal en la relación fronteriza entre ambos países. Esta obra pretendió esbozar los aspectos más relevantes alrededor del recurso hídrico como uno que debe administrarse entre los dos países con el propósito de llegar a los acuerdos más pertinentes y convenientes para ambas partes, dadas las actuales condiciones de negociación surgidas del tratado de 1944. Evidentemente la firma del Tratado garantizó en gran medida la administración de las disponibilidades del recurso, pues entre sus diversos artículos se describen claramente las divisiones de agua, en todo caso lo relevante estribaría en discutir más ampliamente que acciones emprenden los gobiernos e instituciones de ambos lados de la frontera para aprovechar de manera más eficiente el agua disponible para la población. Ahora bien, el tema central de la obra está alrededor de la discusión respecto a que la relación fronteriza enlaza permanente a ambas regiones y que en lo particular el hecho de compartir recursos naturales estos se exponen a la escasez, por lo que a partir de dicha noción es que “(…) se entiende la conexión entre recursos naturales limitados y seguridad” (Cortez, Whiteford, y Chávez, 2005, 69). Para los autores, los problemas locales del agua en la frontera representan uno de los retos más importantes en las relaciones entre México y Estados Unidos y que, por tanto, deben trascender el ámbito de lo político-

diplomático. Esta postura coincide con la nuestra en cuanto que el tema del agua en nuestra región debe trascender la relación binacional y situarse como un
42

problema de seguridad y también de estabilidad política, de ahí su impacto en las políticas públicas. Precisamente por eso consideraron los autores, la perspectiva de los políticos desde sus capitales no ven con claridad el nivel y flujo de interacción en la región fronteriza, y la consecuente interdependencia que se genera entre ambos países y sus localidades. Para ampliar el entendimiento sobre esta interacción, Chávez (en Cortez, Whiteford y Chávez, 2005, 70) consideró que debe quedar claro que “la cooperación interestatal e interregional es ahora un mecanismo en rápido crecimiento entre estados y regiones a lo largo de la frontera” y que se vuelve irrefrenable, sin importar necesariamente lo que está sucediendo tanto en Washington como en la Ciudad de México. La realidad cotidiana empuja a los estados a pensar en términos regionales antes que nacionales, la gran tarea es cómo las aspiraciones regionales de ambos países pueden influir en las agendas públicas tanto en Ciudad de México como en Washington. Podemos apreciar claramente esto en iniciativas o modos de negociación como los comentados por el Lic. Ernesto Ruffo durante su entrevista en octubre de 2009, cuando indicó que siendo gobernador de Baja California, tuvo algunos problemas con el gobierno federal mexicano por tomar la iniciativa para negociar temas referentes al agua con su contraparte norteamericana y luego llevar a los cauces legales e institucionales que correspondieran. La capacidad de reacción de los gobiernos locales es mucho más acertada que los respectivos gobiernos federales, en tanto que la perspectiva que tienen es más clara estando presente en la realidad cotidiana; especialmente por la circunstancia fronteriza en el caso de Baja California con los Estados Unidos. No por nada, al formarse la CILA se estipulaba en el tratado la designación de un comisionado por cada país, así como la representación que hay de dicha Comisión en ambos lados de la frontera. Aquí se puede reforzar la posición del autor (Chávez, 2005) en tanto que la interdependencia fronteriza tiene mayor capacidad de decisión frente a la de los gobiernos federales. Mientras tanto, se fue

43

configurando y consolidando del lado mexicano la red que tendría a su cargo la administración y suministro del agua en Baja California. Por otra parte, a pesar de ésta condición de interdependencia en pleno crecimiento, Chávez (en Cortez, Whiteford y Chávez, 2005, 77) también lanzó una crítica a México al considerar que las instituciones surgidas del tratado de Libre Comercio, por ejemplo el Banco de Desarrollo de América del Norte, no cumplen adecuadamente sus tareas por causa de que nuestro país no modifica sus “(…) problemáticos sistemas político y federal”. Este dato puede ser relevante pues al revisar, por ejemplo, la obra de Ernesto Enríquez Coyro sobre el tratado de 1944, nos damos cuenta que a lo largo de la historia uno de los obstáculos más recurrentes para la firma de acuerdos es el cambio de partidos políticos-y por supuesto de los actores participantes- entre una negociación y otra. Sin embargo, el cambio político no necesariamente por sí mismo debe incidir en las decisiones políticas, sino más bien los que afectan las decisiones son los criterios tomados por los actores decisores. Si esta visión fuera así de simple, entonces México cambiaría radicalmente sus posturas para la negociación en función de cada cambio de sexenal en la presidencia de la república. La preocupación permanente que se ubicó a lo largo del texto es que el agua como recurso no renovable y como factor para el desarrollo económico no ha sido entendida desde la perspectiva de la sustentabilidad. De hecho, se afirma que “el crecimiento económico en sí mismo no es una garantía de que prevalecerá la sustentabilidad” (Chávez en Cortez, Whiteford y Chávez, 2005, 79), de aquí la relevancia de una administración adecuada del recurso no solo para generar desarrollo sino para que también vaya en conjunción con la factibilidad del crecimiento futuro de las ciudades. Esto es claro para los Estados Unidos desde el siglo XIX, cuando buscaban dominar el desierto del oeste, su nuevo espacio geográfico ocupado, y la

condición básica para ello era contar con el suministro de agua. Por otra parte, para México en la región californiana, esta preocupación se vuelve presente y permanente a partir del crecimiento de ciudades como Tijuana y Mexicali a partir
44

de los años setenta. Si bien el Tratado de 1944 se había negociado a partir del cálculo de hectáreas de riego (de uso agrícola), un nuevo tema a resolver lo fue ahora el del suministro de agua para uso urbano; lo cual sin duda colocó sobre todo a México en la disyuntiva de redistribuir el agua disponible según lo dispuesto por el propio Tratado. Esta situación, como según los autores lo plantean a lo largo de la obra, es el principal problema para la viabilidad de la frontera. El agua como recurso debe ser visto como el eje fundamental de la sustentabilidad y ésta a su vez la circunstancia que posibilite el desarrollo de las ciudades, no a la inversa tal como ha venido sucediendo. Tal como lo señaló el Ing. Fernando Aceves en su entrevista (comunicación personal, 4 de noviembre de 2009), si bien las obras de infraestructura como la canalización del río Tijuana y la construcción del acueducto le dieron viabilidad a Tijuana como centro urbano habitable, es justo mencionar que la sustentabilidad también tiene que ver directamente con la posibilidad de dar futuro en el corto y largo plazo a Tijuana como un punto urbano que pudo garantizar su crecimiento. También hay que hacer mención de que en el tema del agua, los autores plasmaron en su libro algunas ideas fundamentales para comprender el problema. Entre otras cosas, consideran básica la existencia de condiciones tales como el suministro de agua para una actividad, la accesibilidad financiera y la posibilidad de renovar el suministro hidráulico con el paso del tiempo. Estas tres condiciones, según plantean Witter y Whiteford (en Cortez, Whiteford y Chávez, 2005, 82) debieran integrarse a la agenda común de la región fronteriza que comparten ambas naciones. Siguiendo con esta descripción, encontramos como uno de los capítulos más importantes el de la autoría de Ingram y Levesque (en Cortez, Whiteford y Chávez, 2005), quienes hablan acerca de las instituciones creadas a raíz del Tratado de Libre Comercio y que intervienen de alguna forma en el suministro de agua y su distribución. Primeramente, se pone en la mesa el tema el Acuerdo de La Paz que data de 1982, el cual posibilitó a la Agencia de Protección al Ambiente (EPA por sus siglas en inglés) para participar en conjunto con la Secretaría de
45

Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca (SEMARNAT), y ambas, a su vez, estuvieron colaborando en conjunto con la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA) para intervenir en la toma de decisiones. Ahora bien, como parte de los temas estipulados en el Tratado de Libre Comercio, surgieron la Comisión de Cooperación Ecológica Fronteriza (COCEF) y el Banco de Desarrollo de América del Norte (BANDAN), cuyas actividades se enfocan en dar asistencia técnica y fondeo de proyectos para la infraestructura ambiental fronteriza. Entre las revelaciones más importantes se encuentran los reveses que ha sufrido la COCEF para inmiscuir a la sociedad en la fase del diseño del proyecto. Cabe aclarar que el criterio más importante de dicha institución para participar en un proyecto de infraestructura es el de la alta sustentabilidad, que de acuerdo a la opinión de Ingram y Levesque “(…) incluye un uso conservador de recursos y la minimización de la producción de desechos, distribución equitativa de costos y beneficios (…)” (En Cortez, Whiteford y Chávez, 2005, 135). Esto nos lleva a reflexionar en torno a que la participación de estas instituciones no se reduce a la asesoría técnica, sino también a pensar en el futuro del ecosistema desde la sustentabilidad. Como parte de este proyecto de investigación es necesario agregar que en el contexto de la valoración sobre las decisiones y políticas públicas aplicadas para el suministro de agua, el factor de la sustentabilidad podría ser uno de de los criterios a tomar en cuenta en el contexto de la relación binacional y para las negociaciones de ambos países sobre la distribución y usos del agua. Dentro de la obra de Cortez, Whiteford y Chávez (2005) están también los planteamientos de Mumme y Pineda en cuanto a que los problemas del agua están anclados, una buena parte, en los propios mandatos de administración, surgidos éstos del tratado de 1944. Los planteamientos rondan la discusión acerca de algunos conceptos, como el de la sequía extraordinaria la cual, afirman los autores, no está perfectamente clara dentro de los documentos, al no tener una interpretación operacional muy definida.

46

Asimismo, los autores también reflexionaron sobre la administración de las aguas subterráneas, las cuales no han sido atendidas, y a las que consideran como uno “(…) de los grandes vacíos en el actual régimen binacional de la administración del agua” (en Cortez, Whiteford y Chávez, 2005, 159). Además, también al analizar los tratados de 1944, consideran que los criterios ecológicos no están contemplados dentro de la actuación y administración de la CILA, en el entendido de que precisamente los documentos no los estipulan. Hay que detenerse y reflexionar en cuanto a que estos criterios no son considerados entre otras razones porque a mediados de siglo, al discutirse el tema del agua, las resoluciones y acuerdos contemplaron únicamente la distribución del recurso entre los dos países y porque los impactos en la ecología solo cobraron vigencia hasta finales del siglo XX. Incluso, es necesario recalcar que el Tratado es un documento de regulación administrativa y, por tanto, una extensión de las relaciones diplomáticas entre los dos países. El otro planteamiento relevante en esta obra está relacionado con la escasez y la demanda creciente, pensados como problemas básicos en el suministro de agua. Más allá de su administración y distribución, el gran error que podemos encontrar acá es que se pensó el agua como un recurso de alta disponibilidad y renovable. Ahora, considera Sánchez, el criterio debe ser la escasez, y esta guiará los cursos de acción para resolver el tema de la administración y distribución de agua en la frontera. Ante las presiones de la sociedad que exige el suministro de agua, los organismos operadores y las instituciones reguladoras del recurso “(…) solo han atinado a preguntarse cómo traer más agua, sin mayores consideradores de los factores relacionados con la escasez de fuentes y volúmenes disponibles” (en Cortez, Whiteford Chávez,

2005, 202). Precisamente es necesario discutir en cuanto a la política del agua en Baja California que si en un principio se sustentaba principalmente en conducir y suministrar agua a las ciudades también preguntarse si se está haciendo un trabajo adecuado para que, además del río Colorado, se estén estudiando otras alternativas.

47

Debemos pensar entonces que efectivamente, muchas de las decisiones tomadas para el suministro del agua no solo pudieran haber estado equivocadas desde un principio sino que, incluso, con resultados contraproducentes a los requeridos pues no se ha influido ni educado a la sociedad que habita estas regiones desérticas para concientizarla respecto de lo limitado de la disponibilidad del agua y su importancia para el impulso del desarrollo y claramente decirle a la sociedad que vivimos en una condición geográfica en donde las fuentes de agua disponibles son extremadamente limitadas. Precisamente en este enfoque fronterizo-ecológico se enmarcó la opinión de Alfie Cohen (2005), a partir su artículo El agua en la frontera México-Estados Unidos: reto político ambiental. En su opinión la demanda creciente de agua en las diversas zonas del mundo está presionando cada vez más las fuentes disponibles. Para Alfie Cohen esto sitúa a la frontera México-Estados Unidos como una de las zonas de mayor demanda de agua a partir de la interrelación economía entre ambos países surgida con el Tratado de Libre Comercio, lo que también ha provocado olas de migración del centro de México hacia su frontera norte. En sus palabras el tema de la demanda de agua en la región se está transformando en un tema de política ambiental y es también un asunto de seguridad nacional para ambos países, sin dejar de mencionar que lo es también de estabilidad política en la región. Si hasta antes de la firma del Tratado de Libre Comercio ya existía una dependencia de México con Estados Unidos, la disponibilidad de agua requerida para el creciente modelo de maquiladora en la frontera, acentuó más esta necesidad, ante la gran interacción transfronteriza. Asimismo, reafirma el entrelazamiento de ambos países en la frontera común no solo por “lazos económicos, industriales y comerciales” sino también en las cuestiones ambientales y “(…) el agua los liga de manera determinante” (Alfie, 2005, 219). Desde la postura de Alfie-Cohen (2005) el tema central del problema ecológico fronterizo está íntimamente enlazado con el modelo de maquiladora impulsado como mecanismo de industrialización, que si bien tuvo su auge
48

principalmente en las décadas de los ochentas y noventas, es preciso agregara que ahora nos conduciendo a serios problemas de contaminación del agua disponible y del ambiente. Consideró Alfie-Cohen (2005, 224) que si bien industrializar la región en cuestión de estudio trajo generación de empleos también condujo a un acelerado crecimiento poblacional y al uso indiscriminado de los recursos con la consecuente degradación ambiental, de lo cual no podía estar exenta el agua. Y el eje ambiental ya no puede estar fuera de las discusiones sobre el agua, ni sobre la ecología en general. Para el caso de la cuenca del río Colorado y la explotación que sufre de parte de México y Estados Unidos, cada vez es más evidente que se encamina hacia el concepto denominado “cuenca cerrada”, por la circunstancia de que conforme avanza el tiempo el caudal disponible es menor, pues está siendo utilizado casi en su totalidad. Es decir, cuando hablamos de cuenca ”cerrada” nos estamos refiriendo no a una circunstancia de sequía, sino a la circunstancia donde hay distribución total de agua disponible para su uso, sin posibles excedentes o sobrantes, como el caso del Colorado donde se utiliza el 90% de su flujo de acuerdo a la opinión de Chartres y Varma (2010, 36). Debemos también comprender el valor único del agua como bien social y público. La postura de Chartres y Varma (2010) es considerar que el agua puede ser un bien gratuito para todos al que se llega de fuentes libres; también propiedad común cuando se llega a acuerdos en su uso; y también bien público cuando es regulado por el Estado. Cualquiera que sea la vía en que se aprovechan las fuentes de agua, hay necesariamente implicaciones socio-políticas, económicas y técnicas. Los ciudadanos en el contexto de la legalidad deben atenerse a la mediación del Estado para aprovechar el recurso del agua, es decir, “All of the modes by which water is accessed are part of formal or informal institutions that provide rules, laws, and codes that determine how it can be use” (Chartres y Varma, 2010, 143). El punto es comprender que el agua implica integrarla a la gobernanza para regirla como bien público y gobernabilidad al ser un servicio que
49

otorga el Estado y que debe categorizarse como parte de la calidad de vida de los ciudadanos. De ahí tenemos que estos factores son fundamentales y a partir del cual se van a desplegar una serie de actores e instituciones a partir de los años setenta en Baja California: “la posesión de las fuentes de agua ha sido de extremada importancia para los asentamientos humanos” (Guerrero, 2009, 83) y Baja California, al ser una región desértica, debe asegurar una fuente de abastecimiento de agua para su subsistencia futura y ello implica pensar en fuentes adicionales al río Colorado. En la mayoría de los países, el agua y sus fuentes se clasifican por

prioridades de uso, siendo el proceso como sigue: residencial y agrícola primeramente, y seguidas por la industria y la generación de energía. Las cuencas de los ríos pueden considerarse como la escala más apropiada para el manejo del agua según la opinión de Chartres y Varma (2010, 155), aunque no necesariamente haya concordancia entre las fronteras hidrológicas y las políticas. Se tiene que si se parte desde esta perspectiva, la cuenca del río Colorado ha generado y genera grandes retos al procurar la empatía de las consideraciones y objetivos tanto de México como de Estados Unidos, a través de sus redes institucionales, las cuales tienen permanentemente una gran tarea de negociación y diálogo. Con el tratado de 1944 firmado, ambos países cuentan con CILA para la mediación, además de sus propia redes de instituciones nacionales y locales, a través de las cuales transitan sus objetivos y pretensiones. Esta circunstancia debemos reiterar, no es gratuita, para los

norteamericanos siempre ha estado presente el reto del río Colorado. Si bien durante el siglo XIX la conquista del oeste norteamericano se dio sobre todo a manos de colonizadores y exploradores y el caudal del río se convirtió en la principal preocupación para la sobrevivencia, también es cierto que la exploración no podía continuar como un ejercicio producto del esfuerzo individual sino que debía provenir de modo institucional. No por nada sostiene Leslie lo siguiente: “cities must be supplied with water, irrigation districts must be organized, and a
50

host of other projects likewise depend upon governmental action (…)” (1926, 7). Es decir, la exigencia y demanda social por agua provocada por el crecimiento demográfico forzaron la intervención gubernamental para evitar querellas y establecer un marco regulatorio con el propósito de evitar los conflictos sociales. Hasta el momento con los autores a los que hemos recurrido nos platean la complejidad que conlleva el crecimiento de los asentamientos humanos, sean urbanos o rurales, para los Estados el suministro de agua. Es evidente que en el caso que nos compete estudiar, la condición desértica complica las tareas pues para Tijuana el agua se conduce por un acueducto conectado a un río que tiene la complicación de ser binacional. Sin embargo, Méndez ofrece luz para comprender el asunto cuando argumenta que:
(…) las sociedades industrializadas y la expansión de la globalización (…), diásporas de ciudadanos a través de las fronteras nacionales, problemas de igualdad de género, expansionismo del mercado, el deterioro ambiental, entre otros, han exigido nuevas formas de organización en la toma de decisiones para la solución de estos “nuevos problemas” (2008, 34-35)

En este orden de ideas en cuanto a la administración del recurso, se procedió a la revisión de la obra de Ramón de Jesús Ramírez y Leopoldo Mendoza, Economía del agua en Baja California, reúso de aguas residuales tratadas bajo mecanismos de mercado, escrito en 2005. Para este caso, el estudio se enfoca en los aspectos técnicos que están relacionados con el recurso hídrico. Su argumento se sustentó en afirmar que las proyecciones de crecimiento y desarrollo urbano en Baja California, aunque moderados, no dejarán de presionar la oferta de agua y su disponibilidad. Si bien al firmarse el tratado se estipuló claramente la división de agua para ambos países, la economía del agua debe también incluir lo relativo al reuso de agua como parte del ciclo del agua en los centros urbanos. De esta razón se desprende que será necesaria la generación de nuevas fuentes de suministro de corto, mediano y largo plazo” (Ramírez y Mendoza, 2005, 9). Los autores hacen algunas consideraciones respecto de que la opción de la reutilización de aguas residuales, y su consecuente intercambio con el agua potable que actualmente se utiliza en usos tales como residencial, comercial, etc.,
51

pueden

generar

ahorros

importantes

y

abrir

la

posibilidad

de

utilizar

adecuadamente el recurso. Precisamente ahí radicaría un uso óptimo del recurso en las ciudades. Es importante resaltar que su planteamiento principal se enlazó a la relación entre el crecimiento económico y el medio ambiente. Sus consideraciones más importantes están conectadas con el aprovechamiento adecuado de los productos surgidos de la relación ecosistema y economía para mejorar la eficiencia. En el corazón de uno de los capítulos está también el concepto del desarrollo sustentable. Para los autores, el uso y distribución del agua están íntimamente relacionados con las posibilidades de entender que es un recurso finito no renovable y que, por tanto, los conceptos de sustentabilidad y eficiencia deben estar presentes. Por supuesto, los conceptos de sustentabilidad y eficiencia no

necesariamente están conectados en todas las situaciones. Si bien el tratado fue eficiente en cuanto a la administración y distribución carece de un apartado en donde se atienda el tema del impacto ecológico por lo que la sustentabilidad quedaría en un segundo plano y en el nivel de decisión de cada gobierno a partir del uso y distribución del recurso. Incluso, Antón sostiene que “(…) el tema del agua tiene dos aspectos: la disponibilidad de los recursos (suministro) y la demanda existente” (en Ávila, 2003, 23). Solo hasta las épocas recientes se ha buscado integrar el concepto de sustentabilidad al desarrollo urbano y algunos esfuerzos en el estado se han orientado hacia el reuso del agua y avanzar hacia una nueva cultura del agua en donde los ciudadanos reconozcan que el recurso es finito y no abundante en la región. De hecho, Antón también afirma en su artículo que el gran problema en cuanto al manejo de los recursos hídricos radica también en el modelo de desarrollo que antepone el crecimiento económico sobre la sostenibilidad, lo cual no implica necesariamente los impactos ecológicos.

52

Sin duda, el caso de Baja California como zona desértica y sin garantía de abastecimiento de agua es uno que representa un modelo de desarrollo urbano no tan acertado. Si bien Tijuana tiene un acueducto que recorre aproximadamente 160 kilómetros para llevarle agua desde el río Colorado, también es cierto que la geografía sinuosa de Baja California complica y hace costosa su conducción por ejemplo al tener que bombear el agua un kilómetro contra la gravedad en la Rumorosa y luego conducirla hacia la presa El Carrizo. Al mismo tiempo, Tijuana se ha transformado en un polo de desarrollo económico que ha atraído la migración de otras regiones del país, situación que presiona permanentemente el desarrollo urbano y dificulta a los gobiernos mantener una buena calidad de vida para los individuos. Si a ello le suma la necesidad de agua para el Distrito de Riego en Mexicali, es clara la dificultad para la decisión sobre los usos sociales del agua y ello conduce a los gobiernos a la disyuntiva de decidir a quién suministrar el agua y establecer criterios de costobeneficio en si términos de desarrollo económico, pero también político. No por nada para Ernesto Ruffo al llegar a la gubernatura, el primer gran problema que se enfrenta era la disponibilidad de agua en la zona costa, y para ello fue necesario fortalecer a las comisiones de agua como instituciones encargadas de la conducción del recurso en las ciudades y, consecuentemente, posibilitar un desarrollo económico con mayor celeridad y atender la calidad de vida de los ciudadanos. Cuando ya entran a un análisis más elaborado consideramos que para esta investigación, los capítulos 3 y 4 son los más relevantes en tanto que en ellos se describen el panorama conceptual sobre el agua y la planificación sobre el

suministro de agua para Baja california. En el capítulo 3 es valiosa la aportación que realizan sobre la administración hidráulica, en tanto que comentan la existencia de trece cuencas en México, y que cada una de ellas conforma una región administrativa-hidrológica que tiene como órganos operativos a los Consejos de Cuenca, y que su regulación está dada por la Ley de aguas nacionales.
53

Asimismo, también mencionan que estos consejos de cuenca son mediadores entre los tres niveles de gobierno y la Comisión Nacional del Agua. Para el caso de nuestra región, las cuencas reguladores son las de península de Baja California y Noroeste. Para dar mayor claridad sobre su descripción, Ramírez y Mendoza (2005, 55) consideran que en el contexto que describen:
La gestión del agua por cuenca hidrológica puede definirse como el conjunto de actividades, organizaciones, funciones, recursos e instrumentos de política y sistemas de participación aplicados en un territorio de cuenta, que se relacionan con uno o varios objetivos que definen el sentido y objeto de la planeación hidráulica.

El concepto que describen se vuelve relevante en tanto que permite constituirse sobre un espacio geográfico y que, de acuerdo a diversas opiniones emitidas por Samaniego (2006), hay que entender el problema del agua en Baja California antes que nada desde el punto de vista geográfico, como es el caso del río Colorado, su cuenca y su importancia estratégica para el desarrollo de Baja California, es decir la relación geografía y desarrollo urbano debe estar en el centro de nuestra investigación en tanto que su relación está dada por las decisiones administrativas y de políticas públicas sobre los recursos naturales disponibles; como en este caso la disponibilidad de agua y su distribución de acuerdo a los usos sociales que se requieren. Entrando en el capítulo 4, en él Ramírez y Mendoza hacen referencia permanentemente al análisis de las decisiones tomadas por los actores y organismos operadores de agua para Baja California, en el contexto de las obras realizadas mediante “el crédito japonés”, el cual posibilitó la elaboración del denominado Programa de Infraestructura Hidráulica (2005, 59) y que también obligó al fortalecimiento de las instituciones gubernamentales relacionadas con el agua en el Estado. Este fue otro punto clave para comprender el problema del agua en Baja California. Como lo veremos a lo largo de las entrevistas las ciudades del Estado adolecían de un buen servicio de agua, lo cual además de no satisfacer a los ciudadanos también era un obstáculo para la llegada de inversiones y la consecuente generación de empleos. A partir de la toma de

54

decisiones para el suministro de agua, ello también exigió un mayor nivel de profesionalización de las instancias gubernamentales encargadas del tema. Apoyándose en una serie de proyecciones de crecimiento poblacional, los autores procedieron a hacer algunos cálculos que permiten vislumbrar una demanda que rebasa la oferta de agua. Su análisis por cada municipio permite ver que en el futuro próximo ya habrá un déficit importante en la oferta, por lo que deberán tomarse medidas para subsanar el problema. Por ejemplo, consideraron con sus proyecciones que para el 2020 en habrá un déficit del 6.26m 3 en el Estado (Ramírez y Mendoza, 2005, 77). Con lo establecido dadas las proyecciones para el problema de abastecimiento, los autores ofrecieron algunas consideraciones respecto de lo que denominaron nuevas fuentes de abastecimiento para agua potable. De acuerdo a sus propuestas, primeramente habría que recurrirse a las opciones que se describen en el llamado Plan Maestro de agua potable y saneamiento para los municipios de Tijuana y Playas de Rosarito de la CESPT y que, entre otras, contempla de las opciones de la maximización del uso del río Colorado, recurrir a la desalación de agua de mar, así como el reúso, además de la mezcla de las diversas opciones de forma complementaria. En el capítulo 5 de su obra los autores plantearon, como alternativa para subsanar los problemas de oferta de agua en la región, el tratamiento y reúso de aguas residuales. Avanzan su capítulo haciendo una descripción de la normatividad actual respecto de las aguas tratadas en México. Luego vienen las diversas modalidades para el tratamiento, en el afán de justificar la posibilidad de utilizar estas aguas, una vez recicladas, en actividades industriales o comerciales para intercambiarlas por agua potable y así, de forma eficiente, orientar adecuadamente el gasto del recurso.

55

2.2.3. El agua como asunto de la agenda pública en Tijuana: construir una política. Abordando ahora el tema de las políticas públicas y de los asuntos públicos, es prudente iniciar citando a Méndez (2008, 51) quien sostiene que no necesariamente todos los “asuntos” llegan a ser tomados en cuenta para la agenda de gobierno, y más reafirmamos esta postura cuando Bardach nos comenta que “no todos los problemas, en el sentido de insatisfacción de los ciudadanos, pueden o deben ser de la incumbencia del gobierno” (Bardach en Aguilar, 2000, 228). Bien ilustra nuestro caso de estudio, pues todavía a inicios del sexenio de gobierno del Lic. Milton Castellanos si bien el crecimiento de la ciudad comenzaba a generar presiones para la inversión en infraestructura urbana, la falta de un servicio regular de agua era un asunto que se había heredado desde el sexenio anterior y es su gobierno quien debe atenderlo. En resumidas cuentas, desde la perspectiva de Méndez se tiene el hecho de que: “(…) construir un problema es una tarea de mediación simbólica, consiste en seleccionar y destacar determinados hechos de lo real concreto y sobre ellos construir realidades a través de valoraciones, juicios y representaciones (2008, 54) Al mismo tiempo, no es posible pasar por alto el hecho de que la nula regularidad del servicio de agua potable en Tijuana afectaba seriamente su crecimiento y sus potencialidades, especialmente en lo referente a la calidad de vida de sus habitantes. De manera que si nos vamos a referir a ello, necesariamente estamos implicando el bienestar social, el cual se define como “(…) una media, ponderada de una forma u otra, de las utilidades de los individuos que forman la sociedad” (Sánchez y de Santiago, s/f, 173). Ya instalado en la agenda de gobierno el problema del abasto de agua impulsó el surgimiento de alternativas y la creación de redes institucionales orientadas a atender el problema. Desde la perspectiva clásica de las concepciones del bienestar tenemos que en el ánimo de alcanzarlo es básico que “la política del gobierno debería estar orientado hacia la creación de aquellas instituciones que mejor garanticen este objetivo, de modo que cada sujeto pueda

56

perseguir libremente con la máxima intensidad su propio interés” (Sánchez y de Santiago, s/f, 176). Para el caso del suministro de agua no se trata solamente de individuos, sino de la sociedad en conjunto reclamando al Estado su obligación de proveer de un servicio público. Adicional a estas afirmaciones, es indispensable también considerar que un bien público tiene dos rasgos distintivos: el primer es que no debe ser excluyente es decir que los individuos dispongan de dicho bien y que esto no impida que otros miembros de un grupo social puedan disponerlo. El segundo rasgo es que su producción debe ser en bloque y de cierta magnitud. Para el caso que nos tiene en este estudio es evidente que no se puede producir en pequeñas cantidades para unos cuantos individuos sino que el servicio del agua al ser un servicio público se conduce en grandes cantidades a las ciudades y los ciudadanos pueden disfrutar de ella. (Sánchez y de Santiago, s/f, 227) “Toda política es una hipótesis que espera realizar ciertos objetivos mediante ciertas acciones y que en consecuencia es susceptible de error, se impone un extremo cuidado en la definición y explicación del problema público” (Aguilar Villanueva, 2003,16). Y en el caso de las políticas públicas el problema no solo radica en la intención de resolver el problema de parte del tomador de decisiones, sino que el instrumento para ello tenga los menos obstáculos posibles en su implementación, dado que la circunstancia de su hechura debe responder a la realidad que desea atacar. “La implementación se vuelve entonces un proceso muy complejo y elusivo, también conflictivo” (Aguilar Villanueva, 2003, 17) Mucho más radicalmente, tratan de saber si en definitiva el gobierno posee la capacidad (y en qué medida) de ofrecer soluciones a las cuestiones sociales (Aguilar, 2003, 19). El problema de fondo es entonces el de saber ¿Cuál es el ámbito de factibilidad de la acción gubernamental? ¿Qué puede hacer y qué no puede hacer el gobierno? Y ¿por qué no es eficaz en el terreno de lo que

razonablemente parecer serle accesible?. Para el caso que nos compete en esta investigación los distintos tomadores de decisiones han debido articular sus respuestas en función de su propio contexto y de las posibilidades reales de acción con las que cuentan.
57

Por otra parte, Aguilar cita también a Lowi para adentrarnos en la clasificación que construyó sobre las políticas, siendo éstas regulatorias, distributivas redistributivas. Para el caso de las políticas del agua en Baja California es claro que se han implementado y consolidado una política distributiva de donde se comprende que “(…) es una arena relativamente pacifica, que se caracteriza por cuestiones no rivales, susceptibles de ser tratadas con recursos públicos siempre divisibles” (2007, 32). Aunque con algunos sobresaltos en cada momento, la atención al asunto público del agua en Baja California de parte de los tomadores de decisión ha partido prácticamente de no tener una política pública de suministro hasta la consolidación de una política

eminentemente distributiva y con la que se ha buscado atender la demanda social del servicio. Precisamente en la acción de gobierno, es necesario recurrir al concepto de gobernanza para ahondar un poco en su comprensión. Sostiene Aguilar (2006, 80) que el concepto de gobernación/gobernanza es
(…) un concepto poscrisis, en tanto que la crisis y sus secuelas hicieron posible distinguir entre la acción del gobierno y la gobernación de la sociedad o dirección efectiva de la sociedad. La distinción fue posible de ser pensada y aceptada solo a raíz de la crisis vivida, en la que había sido evidente que el gobierno no bastaba para dirigir y que había sido factor de desgobierno en dimensiones importantes de la vida social, pero era algo impensable en el momento del auge del Estado social, cuando la gobernación de la sociedad estaba en manos de poderosos gobiernos soberanos, dotados de autonomía decisoria, y se trataba además de una gobernación exitosa, por cuanto que expandía ininterrumpidamente el bienestar social en los países desarrollados e industrializaba y modernizaba a las sociedades rezagadas e inconexas, como las nuestras.

Tenemos entonces que la crisis del Estado que intervenía en todos los ámbitos y asuntos públicos empuja a la sociedad a exigir un nuevo tipo de gobierno y de decisiones, pues era evidente que el Estado ya no podía proporcionar todos los bienes y servicios públicos y si lo hacía era de una calidad menor. Por supuesto el tema del agua no estaría exento de estos cambios.

58

Sostiene Aguilar (2006, 80) también que el concepto de gobernanza tiene dos dimensiones. Por una parte observa en el pasado los viejos modelos de gobierno como los caudillistas, intervencionistas, en una palabra, antiguos modelos de gestión gubernamental que se encuentran en crisis. Por otra parte, está la vista hacia enfrente, “mira (…) el futuro perfil de la sociedad, cuyo funcionamiento es modelado por la presencia de nuevos sujetos colectivos, más independientes e interdependientes en sus actividades, e indica entonces el nuevo modo de gobernar (…)”. Es decir, ante la descomposición del antiguo modelo de gobierno intervencionista, la sociedad se reconfigura hacia una participación más activa en la gobernanza. El caso del suministro de agua para Tijuana resulta entonces un claro ejemplo de la crisis citada por Aguilar, pues se dio la transición política en Baja California en 1989, arrojando los consecuentes cambios en los las acciones y diseños de políticas públicas, tal como lo explicó Ernesto Ruffo (comunicación personal, 28 de octubre de 2009). Finalmente, un aspecto por demás necesario es el relacionado con la calidad del gobierno. No podemos pasar por alto el hecho de que en nuestro período de estudio localicemos algunos rasgos de políticas gubernamentales intervencionistas o si, por el contrario, la calidad del gobierno permite la participación activa de los ciudadanos y los integra al proceso de construcción de las soluciones a las necesidades sociales; para nuestro caso el servicio público del agua. Para La Porta, Lopez-de-Silanes et al (1999) las teorías para determinar la calidad del trabajo gubernamental puede tener tres clasificaciones que a saber son: económicas, políticas y culturales. Para nuestros intereses, la clasificación de tipo económica nos ayudó a comprender nuestro tema puesto que Demsetz (1967) y North (1981) citados por Laporta et al (1999, 223) afirman lo siguiente: “economic theories hold that institutions are created when it is efficent to create them, that is, when the social benefits of building institutions exceed the transaction costos of doing so”.

59

2.3 El oeste norteamericano y el noroeste mexicano, el encuentro geográfico y la relación binacional en torno al río Colorado Si vamos a hablar de Baja California y California podemos establecer desde principio que la presencia del río Colorado les ha dado la posibilidad de no solo tener vigencia a largo plazo, sino también dar certeza a sus respectivos desarrollos. Esto ha sido un elemento adicional a la relación entre ambos países. La geografía puede ser adversa al desarrollo del Hombre en un punto específico, pero el ímpetu de colonizar nuevas tierras puede generar la suficiente astucia para que los asentamientos humanos puedan adaptarse a las condiciones imperantes. Sostiene William O. Hendricks que la región del Colorado donde convergen California y Baja California a mitad del siglo XIX no había tenido grandes avances económicos como cuando había sido descubierta tres siglos antes. Para el autor, si bien existen diversos factores para explicar su desarrollo, no debe haber duda que gran factor para ello radica principalmente en la presencia del río Colorado como fuente de abastecimiento de agua para esta región. Desde la perspectiva de Hendricks (1996, 33) el río Colorado ha sido la razón fundamental para el desarrollo de la región:
Del mismo modo que el desarrollo del conjunto de Baja California ha estado estrechamente relacionado con el de la California estadounidense, así también el desarrollo del valle de Mexicali ha estado estrechamente relacionado, geográfica e históricamente, con el del Valle Imperial de California.

A partir de la firma del Tratado de Guadalupe Hidalgo el 2 de febrero de 1848, México cedía a Estados Unidos más de la mitad de su territorio establecido en el norte, heredado de la colonia española a partir de su independencia. Con el tratado se estableció una nueva línea fronteriza y que vendría a afectar la presencia de los habitantes de origen mexicano en los nuevos territorios propiedad de Estados Unidos. La región del delta del Colorado, una vez establecida la nueva frontera, quedaría en territorio mexicano mientras que todo el espacio geográfico que ocupa el río Colorado desde sus fuentes en las Montañas Rocallosas quedaría como propiedad norteamericana. Y es precisamente el Tratado de Guadalupe Hidalgo y su consecuente establecimiento de una nueva
60

frontera entre los dos países lo que origina la colonización y poblamiento de lo que sería el nuevo suroeste norteamericano y la nueva región septentrional mexicana. Originada por una guerra, la nueva frontera entre México y Estados Unidos se convierte en el detonante de la colonización. Si bien en sus artículos iniciales el Tratado, tal como lo publica CILA (http://www.sre.gob.mx/cila/) habla de la necesidad de la “paz universal” entre ambas naciones, así como del proceso de salida de tropas norteamericanas de territorio y puertos mexicanos, lo relevante para nuestro interés comienza en el artículo V, en el cual se describe la delimitación fronteriza:
La línea divisoria entre las dos repúblicas comenzará en el Golfo de México (…) continuará después por mitad de este brazo y del río Gila hasta su confluencia con el Colorado; y desde la confluencia de ambos ríos la línea divisoria, cortando el Colorado, seguirá el límite que separa la Alta de la Baja California hasta el mar Pacífico.

Este apartado nos permite ubicar al río Colorado como un punto de relevancia geográfica entre ambos países, además del río Bravo. Por otra parte, también en el mismo Tratado en el artículo VI se hace una referencia a la navegabilidad en el río Colorado. Para tal hecho, los buques y ciudadanos de Estados Unidos podrán contar con libre navegación tanto en el río Colorado como en el Golfo de California, delimitándose su tránsito a la navegación expresamente, más no así por tierra. Sin embargo, el artículo VII para el caso del río Bravo si permite la navegación para buques y ciudadanos de ambos países por la zona meridional de Nuevo México. En todo caso, el tratado dicta la pauta para el tránsito y navegación de ciudadanos de los dos países en las distintas zonas de la nueva franja fronteriza. Lo que es primordial no perder de vista es el hecho de que la cuenca del río Colorado se va a transformar en una nueva zona vital para los Estados Unidos, pues al quedar una gran porción de su recorrido y caudal dentro de territorio norteamericano esto dará margen para lo que posteriormente se tornará en una amplia discusión sobre la disponibilidad del agua en ambos lados de la frontera.
61

Los lineamientos del tratado de 1848 quedaron mejor precisados en el Tratado de La Mesilla del cual, según la versión de Enríquez Coyro, tanto el Bravo como el Colorado “(…) quedaron confirmados como navegables y ratificadas las disposiciones del Tratado de Guadalupe sobre su navegabilidad” (1975, 48) y al mismo tiempo el río Gila, en Arizona, dejó su condición de limítrofe para cederla al Colorado. Luego vinieron diversos intentos de colonización de los territorios norteños de parte del gobierno mexicano para evitar alguna nueva incursión o invasión. Gómez Estrada comenta respecto a las leyes de colonización de terrenos baldíos que fueron promulgadas por el gobierno federal en México a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX, si bien tenían como propósito ocupar los territorios disponibles, también “tuvieron como resultado que particulares y corporaciones se apropiaran en ese tiempo de grandes extensiones” (Gómez-Estrada, 2000, 113). Las compañías colonizadoras, en el contexto de la ocupación de territorios, procuraron allegarse de los mejores territorios disponibles. Desde 1849 ya se habían contemplado planes para desarrollar el Valle Imperial, el cual es contiguo al delta del río Colorado, pero ubicado al norte de la frontera. Por su parte, el doctor Oliver M. Wozencraft viajó a la región –alrededor del año de 1859- y descubrió su potencial. Unió esfuerzos con su amigo Evebenzer Handley, quien diseñó un plan para regar el valle, y llegaron a la conclusión de que la mejor manera era utilizando El Álamo, que era una vertiente del Colorado. Wozencraft buscó apoyos en la legislatura del Estado de California. Sin embargo, los congresistas no estuvieron tan convencidos de otorgar la cesión y aunado a las presiones de la Guerra Civil, los planes se vinieron abajo, aunque inicialmente había conseguido un dictamen aprobatorio del congreso californiano para introducir agua en el desierto del Colorado. Acompañado de los estudios del inspector del condado de San Diego, Hadley, pudo demostrar que con el arroyo El Álamo, había posibilidad de llevar agua al desierto, de ahí que en 1860 Wozencarft pudo conseguir una concesión del gobierno mexicano. Aunque caducada la concesión mexicana, y teniendo en
62

contra el estudio del Cuerpo de Ingenieros Militares de Estados Unidos, el 11 de enero de 1886 se presentó ante el Congreso norteamericano la denominada iniciativa Henley para regar y colonizar el desierto, según los proyectos de Wozencraft (Enríquez Coyro, 1975, 125). Sin embargo, en palabras de Enríquez Coyro el dictamen enfrentaba dos obstáculos: el primero de ellos referente a no afectar la navegabilidad del Colorado aunque esta en los hechos ya no se daba y, el segundo, la necesaria aprobación del gobierno mexicano. En conversaciones con el ministro mexicano Matías Romero, Wozencraft no obtuvo una inicial aprobación y su muerte en 1887 puso fin a este episodio de colonización, sin conseguir la aprobación del gobierno mexicano ni tampoco una resolución definitiva en el congreso norteamericano. A partir de 1870, comenzaron a fluir las solicitudes de colonización para la zona del delta del Colorado. Hacia 1873, con la llegada de la Compañía Mexicana Agrícola, Industrial y Colonizadora de Terrenos del Colorado se dio un giro a la dinámica social hasta ese momento existente en el delta del Colorado y dominada fundamentalmente por la presencia de algunos pobladores e indígenas cucapá. Guillermo Andrade había impulsado la idea de la colonización en el Colorado con un grupo de inversionistas, principalmente mexicanos radicados en California. El plan estaba sustentado en utilizar terrenos baldíos, que a ser parte del dominio público y, en el contexto de las políticas de colonización en el ámbito nacional, no habría problema para que fueran concedidas. Según los datos de William O. Hendricks, los socios capitalistas eran A.F. Somellera, Carlos E. Gaxiola, Eduardo Gaxiola, Nicolás Gaxiola, Guillermo Andrade, Estanislao Hernández, Gregorio Almada, Wenceslao Yberri, William

Matthews, Camilo Martín y Gregorio Urriolagoitia; mientras que los socios industriales eran: Guillermo Andrade, Nicolás Gaxiola, William Matthews, Jacobo Blanco, Ignacio Foncerrada, Eduardo Bateman, Mariano Ávila y Francisco Logan (Hendricks, 1996, 56-57). La extracción de cáñamo había sido una actividad

económica que se utilizó como una palanca para el despegue del delta, sin embargo todo se suspendió a partir de la intromisión de las aguas del río. A raíz
63

de este suceso, los accionistas se desalentaron de continuar invirtiendo en la zona y muy pronto esto originó, como lo comenta Gómez Estrada (2000, 118), “(…) Guillermo Andrade y Thomas Blythe, se convirtieran poco después en los únicos propietarios de los terrenos deltaicos en la sección mexicana”. Formada la compañía en 1874 en San Francisco, la empresa la Compañía Mexicana Agrícola, Industrial y Colonizadora de Terrenos del Colorado inició el reclamo de baldíos en la zona. Amparados en la ley del 20 de julio de 1863, se adquirieron tierras que luego fueran traspasadas a la empresa. Aunque por principio la compañía había tenido cierto éxito explotando el cáñamo, una inundación en la colonia Lerdo hacia 1875 llevó a los participantes a tomar la decisión de abandonar la empresa antes de perder más dinero. Ahora bien, Andrade recibió un contrato del gobierno mexicano el 11 de enero de 1878 para colonizar las tierras de Baja California y Sonora. Al mismo tiempo, para la década de 1880 los gobiernos de ambos países vuelven a reunirse en torno al tema de la frontera. En esta ocasión es en el Tratado de 1882 en el que ratifican el papel que juegan tanto el río Colorado como el río Bravo como parámetros fronterizos. En la nota introductoria del Tratado se comenta que en algunas porciones de la línea fronteriza se sigue el centro de ambos ríos7 (http://www.sre.gob.mx/cila/) y se pretende evitar confusiones a razón de los cambios naturales que sufren en su cauce. Asimismo, en el artículo II se ratifica que aún en el caso de un cambio de cauce, la línea fronteriza no variará según lo ya establecido y delimitado por la Comisión Internacional de Límites en 1852. En ese mismo tono, en su artículo III también ratifican que tampoco los cambios artificiales derivados de nuevos canales, controles de agua, entre otros, provocarán variaciones en la línea fronteriza ya establecida. Charles R. Rockwood, según lo sostenido por Norris Hundley Jr. (2000), redescubrió el Valle Imperial en 1892. Contratado por la Arizona and Sonora Land and Irrigation Company emitió un reporte desfavorable en torno al proyecto de
7

Convención entre Los Estados Unidos de América y Los Estados Unidos de México. “Touching the international boundary line where it follows the bed of the rio Colorado.

64

apertura de tierras en Sonora, no así para el caso del Valle Imperial. Esta compañía fue iniciada por John C. Beatty, un norteamericano promotor de negocios, quien había iniciado sus movimientos en la zona con la adquisición de terrenos en Sonora en el margen izquierdo del Colorado. Con la ayuda de Martínez del Río consigue que las gestiones ante el gobierno mexicano le otorguen una concesión de colonización el 20 de enero de 1892. Aunque Rockwood estaba entusiasmado, Enríquez Coyro afirmó que la compañía cambió su nombre al de Colorado River Irrigation Company por razón de que públicamente era una empresa mexico-norteamericana, tema

contradictorio dado que su cambio de nombre tampoco ayudaba en gran medida. Además de Martínez del Río, Beatty contaba con las gestiones del diputado H. O`Neil ante el congreso norteamericano. Como parte precisamente de sus gestiones, presenta ante aquel órgano de representación la iniciativa que garantice a la Colorado River Irrigation Co. “el derecho de toma de agua y otorgarle el de paso de su acueducto por la reservación india” (Enríquez Coyro, 1975, 134). Al mismo tiempo, Martínez del Río insiste ante Fomento en la

concesión para el paso por Los Algodones, argumentando que el proyecto tendría gran utilidad para hacer fértiles y productivos muchos terrenos en Baja California. La crisis de 1893 detuvo los planes de la compañía, la cual cayó en bancarrota. Rockwood mantuvo los estudios y en 1896 los utilizó nuevamente para conseguir el apoyo de la California Development Company. Al mismo tiempo, Rockwood se había dedicado a buscar una alternativa para tener una posesión en México de una propiedad. Como el sistema legal no permitía la propiedad de extranjeros en México, entonces se conformó la Sociedad de Irrigación y Terrenos de la Baja California e invitaron a Guillermo Andrade, ya presente en el valle, a que cediera su propiedad a nombre de la compañía. Estos planteamientos de Norris Hundley Jr. nos dan clara perspectiva de cómo comienza a activarse el valle Imperial y el delta del Colorado como punto de inversión atractivo (2000, 5759) para el capital extranjero, sobre todo para Estados Unidos en su objetivo de colonizar el oeste y potenciar su desarrollo, zona geográfica adquirida de México.
65

Alrededor de estas fechas, nos relata Enríquez Coyro que se integró de parte de los gobiernos mexicano y norteamericano la convención que dio origen a una Comisión de Límites de carácter internacional para dirimir el tema de las desviaciones de los ríos Bravo y Colorado, todo ello el 1 de marzo de 1889. Sin embargo, a partir de ese momento existirían dos comisiones, una encargada de los temas fronterizos y de delimitación geográfica y la otra para el tema de las desviaciones naturales de los ríos. Hundley afirmó que con las inundaciones de 1905 y 1907 los agricultores en el Valle Imperial vieron destruidas sus siembras y su infraestructura de riego. Al mismo tiempo, la California Development Company se había ido a la bancarrota y sus bienes pasaron a manos de administradores mexicanos y norteamericanos. Dada la falta de un criterio nuevamente, las zonas agrícolas del Valle Imperial y del delta del Colorado estaban fuera de control y las antiguas instalaciones de la CDC se fueron deteriorando gradualmente. En 1911 se creó el Imperial Irrigation District (IID) que asumió el control sobre las obras hidráulicas. También muchas voces en la región comenzaron a empujar por la construcción de una instalación hidráulica que diera independencia a las tierras irrigables del lado norteamericano para la conducción del agua construyendo el Canal Todo Americano. El IID, mientras tanto, compró el interés financiero que tenía la Southern Pacific en la CDC y desarrolló nuevos proyectos como la apertura de una nueva bocatoma dentro de Estados Unidos. 2.3.1 El río Colorado: pactos y tratados por su caudal. Para inicios del siglo XX ya es evidente la urgencia de tomar un acuerdo binacional sobre el caudal del río Bravo. Especialmente en Estados Unidos, en el contexto de la opinión Harmon, se vuelve cada vez más necesario acordar con México la distribución del recurso disponible. En primera instancia la firma del tratado de 1906 estableció, según opina Samaniego (2006) un parámetro para futuras negociaciones, especialmente por la intensa competencia que se suscitaría en el futuro entre los estados norteamericanos implicados en la cuenca del río Colorado.
66

Así, durante el mes de noviembre de 1922 se firmó un documento denominado Colorado River Compact. Dicho documento comprometía a los estados norteamericanos de Arizona, California, Colorado, Nevada, Nuevo México, Utah y Wyoming en lo concerniente a la repartición de agua en la cuenca una división y porción equitativa del uso de las aguas disponibles del sistema del río Colorado. Esta conjunción de intereses correspondía a un acta emitida por el Congreso de Estados Unidos en 1921. Sin embargo, debemos resaltar el contexto de este acuerdo antes de ser firmado. Todos los estados de la cuenca del río Colorado tenían temores de que por razón de apropiación y crecimiento, especialmente de California, no tuvieran acceso a una porción del caudal del río. Estos temores se fortalecieron sobre todo porque la Suprema Corte de los Estados Unidos había dado validez interestatal a la doctrina Prior Appropiation en el caso Wyoming vs Colorado. Como sabes, dicha doctrina sustancialmente consiste en que tiene derecho al agua con el criterio “primero en tiempo, primero en derecho”, según el sitio www.http://www.justia.com del US Supreme Court Center. Entre otros aspectos, del Colorado River Compact se puede comentar que consta de once artículos en donde los mencionados estados que integran la cuenca del río Colorado, pretenden evitar controversias futuras sobre la repartición del agua disponible, así como participantes deciden acordar buscar una repartición equitativa. Los estados conceptos relacionados con la geografía de la

cuenca, los cuales también serían utilizados para el tema de la distribución del agua. Un aspecto a resaltar es el hecho de que para México, en el futuro, se pensó en asignarle la cantidad de 1.5 millones acre-pie, es decir 1850 millones de metros cúbicos. Debemos comentar que este acuerdo surge por varias razones entre otras de carácter operativo y, sobre para posibilitar el desarrollo de la zona. Según Leslie (1926, 10) también contribuyó a las negociaciones de este pacto la demanda de distintas comunidades por energía eléctrica, el interés público por la propiedad de los derechos de agua, así como prevenir tediosos litigios. También en palabras de este autor, el pacto va a estar antecedido por la
67

denominada Liga del Suroeste (League of the Southwest por su nombre en inglés). Esta unión fue convocada por el gobernador de Utah en enero de 1919 para tratar asuntos sobre la utilización de las aguas del río Colorado y sus ríos tributarios. Ahora retomando el pacto, en primer término debemos rescatar el que ya se hable del Sistema Río Colorado, con el cual se hace referencia a la porción geográfica del río Colorado y sus ríos tributarios dentro de Estados Unidos. Es decir, se hace la precisión geográfica del río y sus implicaciones para los estados que conforman su cuenca. El artículo II también hace referencia a conceptos como el de Cuenca del río Colorado, todo ello en conjunto nos permite tener una visión integral en cuanto a geografía y ocupación territorial. Asimismo, el documento permite conocer las definiciones geográficas respecto de la Estados de la división superior y del inferior. Esta aportación se debe a Herbert Hoover, quien en su papel de Secretario de Comercio, participó en las sesiones cuando más complicadas se encontraban, según lo comentó Norris Hundley, Jr (2000), por razón de que los estados participantes no lograban ponerse de acuerdo en cuanto a las asignaciones de agua, además de que en la Suprema Corte de Estados Unidos se encontraba pendiente la decisión sobre la controversia de Wyoming vs Colorado, de donde resuelve que la doctrina de apropiación se reconocía de parte de dos o más estados para ríos dentro de su territorio, entonces esto mismo aplicaba para ríos interestatales. Regresando a la división geográfica de la cuenca, es precisamente Hoover quien propone la división en dos partes y en las sesiones se tomó la decisión de hacer la división en Lee Ferry. Para el caso del norte, los estados que la integran son Colorado, Nuevo México, Utah y Wyoming, mientras en el sur la integran Arizona, California y Nevada. Esta descripción no es cosa menor, ya que será la pauta para las negociaciones futuras, y también para las disputas entre California y Arizona por el tema de la repartición del agua. De hecho, afirma Hundley (2000, 79) que “(…) este reparto liberaría a los estados de la parte alta del temor a perder

68

un futuro suministro de agua y aseguraría su apoyo al proyecto de una presa y un canal Todo Americano en la parte inferior del río”. Este acuerdo firmado por los estados cobra aún más relevancia porque precisamente en su artículo III, en su inciso a) estipula la repartición para ambas divisiones la cantidad de 7, 500,000 de acre/pies de agua por año a perpetuidad, sin menoscabo de que la división inferior pueda recibir hasta 1, 000,000 de acre/pies por año adicionales. Esta negociación entre los estados de la cuenca también tiene un elemento adicional muy importante, que consiste en considerar derechos de agua del sistema del río Colorado para México, hecho que había estado históricamente a debate entre las diversas corrientes de opinión dentro de Estados Unidos. La negociación establece que si bien reconoce los derechos de México no estipula una cantidad aunque si el procedimiento, mediante una aportación de agua en exceso en el sistema, de parte de cada división, para que pueda ser entregada a México

(http://www.usbr.gov/lc/region/pao/pdfiles/crcompct.pdf). A pesar de ello, California y Arizona emprenderán una larga historia de diferencias y desavenencias en torno a la disposición y repartición del agua disponible. Otro ejemplo de esta rivalidad volverá a surgir en el contexto de las negociaciones previas a la firma del tratado de 1944. Cuando los estados de la cuenca fueron convocados por el Departamento de Estado norteamericano para discutir el borrador de tratado que se propondría a México –y que fue elaborado por Royce Tipton y Clifford Stone de la Oficina de Reclamaciones- en abril de 1943 California se vería abandonada en sus exigencias de agua por el resto de los estados. La propuesta que les fue presentada por parte de los funcionarios federales consistía en ofrecer a México un mínimo de 1, 851,000,000 de metros cúbicos y que, incluso, podrían aumentar hasta la cantidad de 2,468,000,000 metros cúbicos. Sin embargo, según lo reconstruye Norris Hundley, Jr, los estados de la cuenca dejaron sola a California por su deseo de: (...) limitar a México antes de que sus usos invadieran su parte de la cuota del convenio, y Arizona, (...) por su hostilidad a California, se unió a ellos” (2000, 169)
69

Aún con las continuas objeciones de California, todos los estados estaban con la mira puesta en limitar a México y decidieron votar aprobatoriamente y apoyar la propuesta presentada por el Departamento de Estado. Y para dejar en claro que California estaba sola en esta aventura, Fred Wilson en representación de Nuevo México puso en la mesa de negociación una propuesta que daba al gobierno federal norteamericano jurisdicción para controlar la infraestructura e instalaciones del Imperial Irrigation District (IID), a través de la cual se suministraba de agua a México. El propósito de esta moción era impedir que California utilizara la planta eléctrica de Pilot Knob. Con su respaldo, Arizona demostró su rivalidad con California porque en el fondo la propuesta facilitaba a la Oficina de Reclamaciones a tener el control del canal Todo Americano y la principal línea de desviación, la presa Imperial de acuerdo a la opinión de Hundley, Jr. (2000, 171). Ahora bien, por lo que toca a la construcción de la relación binacional, debemos destacar la opinión de González Uresti quien afirma que a lo largo de la historia de los Estados Unidos, esta nación siempre se ha caracterizado “(…) por ser un actor internacional con un peso significativo en los asuntos mundiales” (en Fernández de Castro y Blackmore, 2008, 263). Este peso, según afirma la autora, no ha sido gratuito, los Estados Unidos han influido y determinado el rumbo de diversos asuntos de carácter mundial, sea por la vía de la aplicación del poder duro o por los de poder blando. Si estamos en la intención de figurar la relación entre México y los Estados Unidos, se requiere que entendamos cómo funciona la política exterior del vecino del norte y como se proyecta ésta en el ámbito regional e internacional. Según lo manifestó González Uresti, son diversos los valores que rigen la vida pública y privada en Norteamérica, sin embargo enlista ella entre los más representativos los siguientes: el individualismo y la moral, la libertad, la democracia, la igualdad, la ética del trabajo y la educación. Aunado a ello, también está vigente que la sociedad norteamericana está profundamente influida por la ética protestante en cuanto al desarrollo del capitalismo y la industrialización

70

alentando la movilidad social (en Fernández de Castro y Blackmore, 2008, 264265). Sumado con estas definiciones no podemos dejar pasar por alto que también González Uresti definió al interés nacional como la principal premisa que rige a la política exterior estadounidense. Incluso, aún contemplando valores tales como la paz, la democracia y la libertad; en muchos momentos y circunstancias los Estados Unidos han emprendido acciones que no necesariamente son congruentes con sus valores. Muchos son los ejemplos en donde han recurrido al intervencionismo, el unilateralismo, el uso de la fuerza y el no cumplir preceptos básicos del derecho internacional más elemental y, consecuentemente,

atropellando la integridad de otras naciones. La construcción histórica de esta política basada en el interés nacional tiene entre sus raíces, aún con las diversas variantes y adaptaciones a lo largo del tiempo, a la Doctrina Monroe. Concebida como una doctrina contra el colonialismo europeo durante el siglo XIX, se interpretó inicialmente como un marco ideológico en donde los Estados Unidos respondían a las intenciones europeas de expansión a costa del continente americano, ya fuera “(...) la restauración monárquica en Europa y los avances de la Santa Alianza” (Fernández de Castro y Blackmore, 2008, 271). Básicamente esta doctrina asumía que Estados Unidos vería como una amenaza la intervención de cualquier potencia europea en tierras del hemisferio occidental, lo que de la misma manera le daba autoridad para intervenir en los asuntos de las naciones americanas, y postularse como la naciente potencia en el continente. Hacia principios del siglo XX el Presidente Theodore Roosevelt amplió los horizontes de la Doctrina Monroe y la llevó a un nuevo estadio denominado el Corolario Roosevelt, también denominado como la política del Gran Garrote. A partir de esta postura, los Estados Unidos reafirman su preeminencia e influencia en el hemisferio occidental, lo que justificaría su intervención en los asuntos concernientes de sus vecinos en el continente americano.

71

Esta nueva postura significó el posicionamiento de Estados Unidos como una nueva potencia mundial y reafirmando a América Latina como su gran zona de influencia. El otro gran pilar de la política exterior norteamericana lo constituye El Destino Manifiesto, el cual tiene sus raíces en el puritanismo practicado por los ingleses que vinieron a colonizar las costas americanas, las cuales más tarde conformarían las Trece Colonias, y que vieron en el Nuevo Mundo una oportunidad para cumplir la encomienda de Dios, todo ello actuando en estricto apego a la ley moral. Juntos el Destino Manifiesto y la Doctrina Monroe son los pilares fundamentales y fundacionales de la política exterior norteamericana y son el marco teórico de todas las decisiones y acciones en las relaciones internacionales de los Estados Unidos, con sus muy diversas interpretaciones a lo largo del tiempo y por diferentes presidentes norteamericanos. 2.4 Conclusión A lo largo de este capítulo se estableció con claridad las pretensiones estipuladas en esta investigación en darle un sustento, apoyados en las ideas y propuestas teóricas consultadas. Queda claro que la apropiación sobre los

derechos del agua del río Colorado fue motivo de amplias discusiones entre ambos países, aunado a la condición que comparten. De esta misma forma, también fue evidente que la postura de la opinión Harmon se consolidó durante mucho tiempo como la directriz de parte de Estados Unidos para la negociación con México, según lo citado con Samaniego (2006), Hundley (2001) y Leslie Olson (1926). Por lo que toca a la geografía también se cumplió con trascender la concepción fronteriza de ambos países de forma “lineal” y establecer el tema como un tema “trascendente”. Fue evidente que la descripción tanto de Hendricks (1996), Leslie (1926), Gómez (2000) y Enríquez (1975) dieron la pauta para situar en su justa dimensión la importancia que tiene el río Colorado como elemento geográfico para las negociaciones de los tratados que se firmaron. Aunado a todo ello, Ruíz (2006), Alfie Cohen (2005) y Cortez, Whiteford y Chávez (2005) permitieron establecer de forma precisa la relevancia que han venido cobrando los
72

problemas ecológicos en la región fronteriza, y su relación directa con los recursos naturales disponibles, en especial con el agua. En cuanto a las reflexiones del agua como un asunto público las posturas de Méndez (2005), Aguilar (2006), Sánchez y de Santiago (s/f) y Aguilar (2003), (2006) permitieron una acercamiento concreto respecto a la administración pública y sus efectos sociales al momento de definir una política pública. Y al mismo tiempo, encaminaron la investigación al entendimiento de los asuntos públicos y, consecuentemente, el diseño de las políticas públicas. Finalmente, el

acercamiento al tratado de 1906, firmado por México y Estados Unidos, así como al Colorado River Compact son muestra de la relevancia que cobró el tema del agua durante el siglo XX. La apropiación del caudal del río Colorado impulsó la negociación binacional.

73

3. La relación binacional y las redes institucionales (1944-1972) En este capítulo se da cuenta de los pasos dados por México y Estados Unidos una vez que firmaron el tratado de 1944, con el cual daban por terminadas las controversias con respecto a quién y cuanta cantidad podía reclamar del caudal de los ríos Bravo y Colorado. Aquí la obra de Enríquez Coyro (1975) sobre dicho tratado permitió consolidar una perspectiva al respecto. Una vez expuesta la negociación y el contexto del tratado de los años cuarenta, las minutas negociadas a través de la CILA dieron muestra de la madurez que se fue consolidando en la relación entre ambos países. 3.1 El tratado internacional de aguas de 1944 entre México y Estados Unidos Una vez diseñada y pensada nuestra carta teórico-geográfica, contamos ya con un punto de partida y definir conceptos necesarios para nuestra investigación, no podemos dejar de decir que el tema del agua está tomando un lugar fundamental en la agenda pública de los gobiernos en los distintos niveles en ambos lados de la frontera. El agua se vuelve ya un tema básico en la propaganda gubernamental para incentivar su cuidado y uso óptimo. En zonas áridas como la región noroeste de México y suroeste norteamericano, sin duda una preocupación permanente debe ser la del uso óptimo del recurso y asegurar su disposición. Es decir, no estamos ya en el punto de discutir quien dispone del recurso, para ello ya se encuentra regulado en un tratado binacional, sino hay que avanzar en la reflexión sobre su disponibilidad, distribución, uso y reciclaje, pensando el agua en un ciclo integral de uso. Y es especialmente en estas regiones donde el agua tiene un papel preponderante para su desarrollo. Tan de vital importancia ha sido el tema del agua en la relación entre México y Estados Unidos, y la disposición de los caudales de los ríos fronterizos, que recurrimos aquí a la opinión del Lic. Milton Castellanos durante la entrevista del 21 de octubre de 2010 que consideramos retrata la indisoluble colaboración entre ambos países:
“(…) en el caso de Baja California, (…), la fuente de agua fundamental es el río Colorado, entonces, todo lo que se refiere al río Colorado, pues es materia de tratado de 1944, en donde por fortuna se refirió no solo al río Colorado, sino al río Colorado, río Bravo y al río Tijuana, porque de esta manera esa referencia a

74

todos los ríos que tiene que ver con límites con Estados Unidos, hace que no solo un río es el que se estaba definiendo en todos esos aspectos sino tres, entonces el río en donde nosotros prácticamente no tenemos cuenca era el río Colorado, la cuenca nuestra es pequeñita, el río Bravo tiene una cuenca mucho más amplia en México que en Estados Unidos y eso equilibra las cosas, (…)

Sin embargo, el Tratado por sí mismo no facilita las cosas, es por ello que hemos insistido a lo largo de la investigación respecto del papel que ha jugado la CILA, siendo el órgano de interlocución entre ambos países. Lo fundamental del trabajo de dicha comisión cobra realidad en la firma de las denominadas Minutas, Hay que hacer mención en cuanto a que en su artículo tercero el tratado define el orden de preferencia del uso que se le dará a los efluentes disponibles. Este detalle es necesario no perderlo de vista puesto que para el caso de Tijuana-San Diego, desde los años 50 el uso y disposición del recurso comenzó a originar una serie de minutas de trabajo de la Comisión que van volviendo más compleja la vecindad en tanto a qué se resuelve hacer con el agua, esto lo detallaremos más adelante. Pero el elemento fundamental es el hecho de que a partir de la firma del Tratado de Aguas, la relación binacional adquiere un tono institucional en definitiva, lo cual no había sucedido con anterioridad y el tema del agua estaba a expensas de las circunstancias prevalecientes en cada país. Retomada la descripción del artículo tercero, el orden de mayor importancia para el uso del recurso es el doméstico y municipal, lo sigue la agricultura y ganadería, la energía eléctrica, otros usos industriales, la navegación y, finalmente, la pesca y caza. Este orden se vuelve importante no perderlo de vista porque de acuerdo a Ernesto Enríquez Coyro, con las firmas del Tratado de la Mesilla-de diciembre de 1853- tanto el Colorado como el Bravo fueron considerados como navegables, además “ningún otro uso de los cauces ni el aprovechamiento de las aguas fue previsto” (1975, 49). Es decir, para el siglo XIX el agua de la que disponen ambos países no tiene como prioridad ser utilizada para el uso urbano, esto ocurrirá tiempo después.

75

Sin lugar a dudas, la obra de Enríquez Coyro (1975) sobre las gestiones realizadas por México y Estados Unidos para distribuir el agua disponible en los ríos Colorado y Bravo, fue por sí misma de un gran valor histórico por su extensión, nivel de profundidad y análisis de los documentos oficiales disponibles, así como por su complejidad en la exposición de los hechos que llevaron a la firma y ratificación del tratado. El autor a lo largo de los dos tomos de su obra acerca del tratado hace un recuento histórico de los distintos momentos de la negociación binacional, apoyándose muy fuertemente en las notas diplomáticas intercambiadas entre ambos países. Pero además da cuenta de la experiencia previa en las negociaciones entre ambos países para la disposición del agua. Para ejemplificar esto, habló del primer intento formal de discutir el reparto y distribución de agua surgió a partir de la década de 1880, cuando los gobiernos de ambos países acordaron conformar la primera Comisión de Límites, la cual se cristalizó el 1 de marzo de 1889, teniendo entre sus atribuciones la de remonumentar la frontera y negociar las desviaciones causadas por los ríos Bravo y Colorado, de acuerdo a lo manifestado por Enríquez Coyro en el tomo I de su obra El Tratado internacional entre México y Estados Unidos. Los esfuerzos

diplomáticos de ambos países, entre la voluntad de unos y la oposición de otros, hicieron largo el camino para el logro primero de la firma de un tratado en 1906 y, posteriormente, un segundo tratado definitivo en 1944 y que continua vigente hasta la actualidad. Para hablar del contexto histórico en el que finalmente se firmó el segundo tratado entre ambos países, Ernesto Enríquez Coyro, consideró básico reconocer el hecho de la Segunda Guerra Mundial. Tras la declaratoria de parte de México de la guerra contra los países del Eje, (1975, 21) describe el autor lo siguiente:
En esta situación favorable, el arreglo en 1941 de las difíciles querellas de las reclamaciones y del petróleo allanó las cosas, (…) aparecía obvio y necesario finiquitar los únicos problemas de importancia que restaban: discriminación racial, Chamizal y aguas internacionales (…)”.

76

En esta circunstancia, sostuvo el autor que a pesar del gran ambiente político binacional para llevar a buen término las negociaciones, no había buenos augurios. Mientras que en abril de 1943 se desarrollaban los debates en Santa Fe, a instancias del Departamento de Estado, con los Comités de los Catorce y los Dieciséis8, para discutir y debatir el borrador del Tratado que se quería plantear a México éste, por su parte, había intentado concluir sus negociaciones con el de los Estados Unidos. Hacia septiembre se reiniciaron las negociaciones entre ambos gobiernos, a la espera de las resoluciones de los debates en Santa Fe, tal como lo había solicitado el Secretario de Estado Hull (Hundley, Jr, 2000, 174). Es decir, su postura era la de tener una versión negociada y definitiva con los estados integrantes de la cuenca del río Colorado para estar en posibilidad de negociar en firme con México. Aunque una vez más se habían estancado las negociaciones, ambas cancillerías estaban decididas a llevar el tema hasta su negociación final. El 6 de septiembre de 1943- dice Enríquez Coyro que con signos de fracaso- se iniciaron nuevamente las pláticas para discutir la distribución del recurso entre ambos países. Después de muchas querellas, finalmente se buscaba una resolución definitiva para la distribuir el agua disponible en los ríos Colorado y Bravo. Ahora bien, el autor afirma que una buena parte de esta nueva ronda de negociaciones y la posibilidad de firmar un tratado para definir el tema de la distribución de los caudales de los ríos que compartían ambos países estaba en la capacidad del Presidente Manuel Ávila Camacho. Para Enríquez Coyro, no sin cierta indulgencia, el tratado se negoció y firmó también por la disposición de parte del gobierno norteamericano. Dicha circunstancia la define de la siguiente forma (1975, 23):
El Tratado de aguas no fue más que un eslabón de la cadena: reclamaciones, petróleo, comercio, cobeligerancia, verdadero panamericanismo. En conjunción, sin el presidente Franklin D. Roosevelt, sin su decisión de hacer verdad las palabras “Política del Buen Vecino”, sin sus miras de largo alcance (…) sobre el futuro de los dos países, tampoco existiría un Tratado que forzó hasta el

8

Grupos de representantes de los estados norteamericanos que están en la cuenca del río Colorado.

77

extremo-como la demostró la discusión en el Senado norteamericano- las posibilidades políticas internas del gobierno federal del vecino país del norte.

Si tuviéramos que atenernos a la explicación del autor respecto del contexto en el que fue negociado el tratado, entonces México tendría que solidarizarse con los Estados Unidos en cada guerra en la que dicho país estuviera implicado. Más bien, habría que pensar que la negociación se da en el contexto de la voluntad política de ambos países para, tras un largo tiempo de desavenencias y aplazamientos aunados a muchos períodos muertos y de nula negociación, resolver en definitiva las disputas respecto de los ríos Colorado y Bravo. Incluso, el autor para ratificar y afirmar su postura sostiene que el contexto de la guerra hace que los anhelos y objetivos de ambos países vayan por un mismo rumbo. Para Enríquez Coyro la consideración es que especialmente la

circunstancia imperante en la época es la que permitió que ambos países estuvieran dispuestos a la negociación que en tantas ocasiones se había postergado o empantanado. Afirma que con la llegada de Manuel Ávila Camacho a la presidencia de la república habría de encaminarse de forma distinta la política exterior mexicana y que valores como la libertad, la democracia y el respeto mutuo fueron base para la resolución de muchos temas pendientes en la agenda bilateral. En específico sostiene (1975, 602) que:
(…) la semejanza de anhelos y acciones de México y de EUA en la situación mundial de aquella época conflictiva reunió sus destinos en la lucha-según las posibilidades de cada uno- en contra de los regímenes totalitarios. (…) la estructuración de una organización mundial para la paz, hizo paladines a los dos pueblos de un ideal panamericano de solidaridad, justicia y progreso. Con esos guiones y favorecida con un ambiente político cada hora más propicio, la controversia de las aguas internacionales tenía que llegar a encontrar una transacción equitativa.

El contexto de la guerra para otros autores también parece ser que juega un papel relevante en tanto que propicia una suerte de empatía en la agenda binacional e internacional. En primera instancia tenemos la opinión conjunta de Hristoulas y Sotomayor (2008) quienes afirman que dado que Estados Unidos entró a la Segunda Guerra Mundial empujado por las circunstancias de la
78

debilidad militar de la Gran Bretaña frente a Alemania, así como la amenaza latente que representaba la presencia del Japón en el Pacífico. De tal suerte, que dichos autores sostuvieron en la obra coordinada por Fernández de Castro y Blackmore que “(...) la Segunda Guerra Mundial mostró a los tomadores de decisiones estadounidenses que no podían permanecer aislados del mundo” (en Fernández de Castro y Blackmore, 2008, 309). Así también tenemos una perspectiva similar que sostienen también David Piñera y Gabriel Rivera (2007, 97) quienes afirman que es precisamente el contexto de la Segunda Guerra Mundial lo que propicia las condiciones para las negociaciones y la posterior firma del tratado. Según en sus propias palabras, la circunstancia histórica de ese momento puede resumirse como sigue:
Las buenas relaciones existentes en esos años entre los gobiernos de México y Estados Unidos propiciaron la firma, en 1944, del Tratado sobre Distribución de Aguas Internacionales. Sus objetivos primordiales fueron establecer las bases para el aprovechamiento de dos grandes corrientes pluviales que comparten ambos países y que, inclusive, en ciertos tramos de su curso son límites fronterizos: el Río Bravo y el Río Colorado (...)

Al final de cuentas, se puede que los Estados Unidos debieron dejar su posición de alejamiento de la agenda de los temas mundiales y abandonar posturas radicales como la opinión Harmon (que ya explicamos anteriormente), por ejemplo, para resolver el tema de la distribución de agua con México. Si partimos de este contexto, el primer paso lo va a dar la cancillería mexicana al retomar la nota enviada por el gobierno norteamericano. Asimismo, nos comenta Norris Hundley la primera parte de las negociaciones entre México y Estados Unidos, representados por Lawrence Lawson, comisionado estadunidense para límites y Laurence Duggan, asesor del Departamento para Relaciones Públicas; y Rafael Fernández MacGregor, comisionado mexicano para límites, Adolfo Orive Alba, presidente ejecutivo de la Comisión Nacional de Irrigación, y Marte R. Gómez, secretario de Agricultura, respectivamente, va a centrarse en la distribución de las aguas del río Bravo. México al inicio complicó las negociaciones en virtud de que solicitaba en esta ocasión una cantidad superior a los 74 040 000
79

metros cúbicos que le otorgaba el Tratado de 1906, a lo cual Lawson se negó conceder. Aunque la petición norteamericana estipulaba 1 234 000 000 de metros cúbicos, no era tampoco una postura innegociable. En todo caso, Estados Unidos deseaba obtener “(...) una cantidad equivalente a lo que podría haber suministrado el Proyecto Gravedad del Valle” (Hundley, Jr. 2000, 175) por lo que, en todo caso, se podía negociar un volumen menor. Al mismo tiempo, México también deseaba cerrar el caso de las aguas del río Bravo y terminó por aceptar un tercio del agua de todos los afluentes mexicanos por encima de Salineño, Texas, y la mitad de toda otra agua que llegara a la corriente principal, excepto la del San Juan y la del Álamo, de acuerdo a lo que Norris Hundley (2000) describió en el capítulo El reparto de las aguas en su obra Las Aguas Divididas. Una vez resuelta la disputa sobre el Bravo, llegó la ronda para discutir las entregas sobre el río Colorado. La oferta de apertura de Estados Unidos fue de 1 542 500 000 de metros cúbicos, y México rechazó la oferta solicitando 2 097 800 000, además solicitando que toda el agua le fuera entregada a través del canal Todo Americano en Pilot Knob. Los negociadores norteamericanos al proponer esta cantidad a México partían de la consideración de que habría disponibles al menos 1 234 000 000 de metros cúbicos como caudal de retorno, por lo que en realidad el suministro para México podría ascender hasta 3 702 000 000. Curiosamente, la misma cantidad que consideraban los norteamericanos como excedente en el río Colorado para México era la misma cantidad que solicitaban a éste del río Bravo. Narró Hundley que dadas las diferencias, los negociadores mexicanos suspendieron las pláticas durante 3 semanas hasta poder explicar a sus superiores el estado de la negociación en la Ciudad de México. Una vez reanudadas las negociaciones, Lawson ofreció a México una oferta directa por 1 851 000 000. Hay que destacar aquí que antes de esta oferta México había aceptado la oferta de 1 543 500 000, sin embargo esto también se había discutido por cuestión de que un problema importante era que el caudal de retorno que recibiría México en estas condiciones tendría alto contenido de sal. Sumado a
80

la oferta de 1851 000 000 de parte de Estados Unidos, Hundley, Jr (2000, 177) afirma que también se le permitía a nuestro país que eventualmente aumentara sus usos hasta 2 097 800 000 metros cúbicos, siempre que Estados Unidos estuviera de acuerdo en que había suficiente excedente. Don Milton Castellanos (comunicación personal, 21 de octubre de 2010) cuando abordó el tema del Tratado de 1944, refiere que éste fue firmado por nuestro país buscando poner fin al grave problema de tener un marco regulatorio y que no tuviera una garantía de acceso permanente al caudal del río Colorado. En sus propias palabras, contar con el río Colorado era vital para la viabilidad de los valles agrícolas en Baja California y Sonora, al encontrarse en el delta del río citado. Asimismo, también considera que era urgente la firma en función de que los norteamericanos habían ejecutado y puesto en marcha dos obras de infraestructura: la presa Boulder, para el almacenaje de las aguas del río Colorado, y el canal Todo Americano, por lo que ya tenían control sobre el caudal del río. Frente a estas acciones, don Milton Castellanos consideró que México tiene derecho a utilizar las aguas del Colorado por una serie de razones, de entre ellas hay dos que consideramos por demás relevantes: argumentó que la base legal para la distribución de las aguas del Colorado en Estados Unidos es el convenio de Santa Fe, firmado en 1922, y en él se estipula que al firmarse un tratado con México se le asignará una cantidad; y la otra -que seguramente sirvió de pauta para la oferta que firmó México- es el hecho de que entre 1942 y 1943 México utilizó una cantidad aproximada a 1850 millones de metros cúbicos (Castellanos, 2010, 87). Don Milton Castellanos afirmó que la cantidad de 1 850 234 000 de metros cúbicos es la cantidad estipulada como Tabla A, y se estableció también la Tabla B, para un caudal de hasta 2 096 951 000 de metros cúbicos, en el caso de que si existieran excedentes disponibles en el río, como sucedía para la época de la firma del Tratado (2010, 97). Estas cantidades están contempladas en la tratado de 1944.

81

3.2 La relación México-Estados Unidos y las minutas de la CILA Para abordar el tema de la relación en frontera México-americana y para hablar del agua en esta región, no puede darse una discusión sin tomar en cuenta el Tratado firmado por ambos países. De ahí que sea necesario rescatar su idea esencial. Además de las propias instituciones que designa cada país para intervenir en el tema del agua, el Tratado otorga gran margen de maniobra a la Comisión Internacional de Límites y Aguas para que en ella se diriman, discutan y resuelvan todos los problemas y asuntos relacionados con la distribución y control de caudales de los ríos implicados, que es el caso que nos atiende en esta investigación. El Tratado (http://www.sre.gob.mx/cila/) estipula puntualmente las atribuciones de la CILA definiéndolas de esta manera:
“La aplicación del presente Tratado, la reglamentación y el ejercicio de los derechos y el cumplimiento de las obligaciones que los dos gobiernos adquieren en virtud del mismo, y la resolución de todos los conflictos que originen su observancia y ejecución, quedan confiados a la Comisión Internacional de Límites y Aguas que funcionará de conformidad con las facultades y restricciones que se fijan en este tratado.

Y es en el marco del Tratado de Aguas de 1944 en el que se fue construyendo un nuevo tipo de relación, que no estuviera sujeta nada más a lo diplomático o a caprichos, sino fundamentalmente a la colaboración técnica y a la disposición del agua cumpliendo lo estipulado. Según la opinión por correo

electrónico el viernes 19 de noviembre de 2010 de parte del Lic. Osuna Millán la “CILA es la encargada de las negociaciones internacionales para el tema del agua (…)” y es en su seno en donde las gestiones entre ambos países cobran vigencia, tanto en su sección mexicana como americana, y se vuelve el espacio de diálogo e interacción institucional. A partir de la minuta no. 185 del 25 de enero de 1947(http://www.sre.gob.mx./cila/), la primera convenida después de la firma del Tratado, se comenzará a construir una relación de cooperación fronteriza permanente en la región California-Baja California en torno al río Colorado y su caudal. Esto porque en la mencionada minuta se estipulan los primeros acuerdos de uso de infraestructura de conducción de agua de EU para México. En el marco del tratado internacional firmado en 1944, ambos países formalizan acuerdos para la conducción de agua para la época de riego en el valle de Mexicali. De esa
82

manera se inicia a un período de regulación interinstitucional sobre el tema del agua en la frontera. El asunto del agua llevó a que la relación entre los dos países elevara su complejidad al involucrar los aspectos políticos de cada país en las relaciones diplomáticas. En este contexto, durante el año de 1948 los estados de Arizona, Colorado, Nuevo México, Utah y Wyoming se reúnen a través de representantes para firmar el documento llamado Upper Colorado River Basin Compact. Este documento da grupo a una representación de cada uno de los estados integrantes de la comisión y con una representación del gobierno federal norteamericano. Entre las atribuciones que se le asignaron está la de servir como enlace institucional con el gobierno de Estados Unidos, y cumplir con las obligaciones dadas en el contexto del tratado internacional de aguas firmado con México en 1944

(http://www.usbr.gov/lc/region/pao/pdfiles/ucbsnact.pdf). Por otra parte, con el acta No. 222 de la CILA firmada en 1965, y teniendo como tema la posibilidad de la conexión de los sistemas de saneamiento de las ciudades de Tijuana y San Diego con el propósito de conducir las aguas residuales generadas en México, se da la pauta para que los temas de interacción no se circunscribieran únicamente a la protección o encauzamiento, sino que la región Tijuana-San Diego comienza a plantear nuevos problemas relacionados con el saneamiento, lo cual implicó nuevas negociaciones a través de la CILA. En la minuta a la que nos referimos se discute el informe Mancomunado de los Ingenieros Principales sobre la Conveniencia de conectar el Sistema de Alcantarillado de Tijuana al Sistema Metropolitano de Alcantarillado de San Diego, California como medida adicional de seguridad para la conducción de las aguas residuales generadas por Tijuana y las cuales, desde el punto de vista norteamericano, podrían afectar el medio ambiente. Con ello, quedó clara la necesaria colaboración en la disposición del agua residual generada del lado mexicano y que podría afectar los intereses del lado norteamericano. Hasta los días presentes, sigue siendo vital preocupación del gobierno norteamericano la disposición que se hace del lado mexicano de las
83

aguas residuales. Con esta minuta pretendemos exponer en nuestro texto que la vecindad fronteriza de México y Estados Unidos en las Californias va a empujar hacia una necesaria colaboración en la resolución de los problemas comunes en cuanto que el desarrollo urbano va generando nuevos retos, producto de que las sociedades se vuelven más complejas. Ello además comprueba que la firma del tratado no resolvía por sí mismo todos los problemas, sino que se vuelve un instrumento de regulación del tema del agua entre ambos países. Ahora bien, como anexo a la mencionada minuta, se encontró el estudio realizado por los ingenieros, el cual comprometió a ambos países a colaborar para resolver el problema de la conducción de las aguas residuales. Asimismo, si bien reconocieron la capacidad de conducción del sistema en Tijuana, las autoridades norteamericanas abogan por una medida adicional, para ello entonces se hizo el ofrecimiento de conectar el sistema de alcantarillado de Tijuana al de San Diego. Se recomiendó también que cada país construya a sus expensas las obras necesarias para la conexión intra fronteriza, sin embargo se solicita que “México pague a los Estados Unidos, cada año civil, por cada día completo en que se descarguen las aguas negras de Tijuana al Sistema Metropolitano de Alcantarillado de San Diego la cantidad de 743 dlls. por los primeros cinco días, y la cantidad de 520 dlls. por cada día adicional” (http://www.sre.gob.mx/cila/), es decir que si bien hay un interés por los problemas comunes a ambos países, eso no quiere decir que las medidas tomadas vayan a ser de cortesía entre uno y otro país. Vale la pena comentar que a lo largo de las minutas de trabajo surgidos de la CILA es característico de las resoluciones que cada país adquiría compromisos para resolver los problemas comunes, todo ello en el marco del tratado firmado. Un asunto adicional respecto de la distribución de aguas del río Colorado es el implicado con el tema de la calidad del agua entregada a México en cuanto a la salinidad. Hundley, Jr afirma que el Tratado fue una buena solución al problema de las aguas fronterizas y su distribución. Sin embargo también afirma el autor que surgió una nueva dimensión en el problema del agua, al momento de que la actividad agrícola ejerció presión sobre el caudal. El autor (2000, 223) afirmó lo
84

siguiente: “Si bien, mucha del agua que cruzaba el límite internacional era del caudal de retorno, con sales dañinas para las siembras, su mezcla con aguas más dulces bastó para eliminar el peligro de pérdidas”. El problema de la salinidad se originó con la construcción de un canal del proyecto Wellton-Mohawk en Arizona, utilizado para conducir agua del río Colorado para uso agrícola en un valle fértil en el sur del ese estado. El problema de la salinidad se había previsto durante las negociaciones preparatorias del Tratado de 1944, sin embargo los negociadores mexicanos consideraron que la mezcla con aguas dulces daría buena calidad y no era motivo para detener o postergar las negociaciones. Esta problemática tomaría un matiz trágico hacia la década de los sesenta. Según la Minuta No. 218 del 22 de marzo de 1965

(http://www.sre.gob.mx/cila/) sobre las Recomendaciones sobre el problema de salinidad en el río Colorado y con la afirmación de Hundley, Estados Unidos se hizo responsable de la construcción de un canal especial que impidiera que el agua de drenaje del Wellton-Mohawk llegara a los puntos de derivación mexicanos en la presa Morelos (Hundley, Jr. 2000, 233). Don Milton Castellanos también precisa que la minuta No. 218 facilitó las cosas para que México desechara aguas provenientes del Welton-Mohawk “(...) pues de lo contrario estaríamos regando con aguas de 2500 a 300 partes de sal por millón” (Castellanos, 2010, 89) El costo del acueducto sería de 2 500 000 dólares, y fue construido a expensas de los Estados Unidos y terminado en noviembre de ese mismo año. Con ello se pretendió solucionar el problema de la salinidad del agua que estaba afectando al valle de Mexicali. A partir de la creación de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana, se dará un nuevo grado de institucionalidad a la relación binacional en esta región. Si bien hasta los años sesenta el gobierno del Estado era la única instancia local que intervenía de alguna manera en la red de instituciones binacionales sobre el tema del agua, ahora con la creación de este organismo paraestatal, así como la posterior construcción del acueducto río Colorado85

Tijuana en la década de los setenta, comenzará a constituirse la solidez institucional necesaria dentro de todo el aparato administrativo en el gobierno estatal para atender con mejor perspectiva el tema del agua. Es decir, el surgimiento de la CESPT no es un asunto menor si observamos desde la perspectiva macro y, sobre todo, si atendemos el hecho de que hacia los años setenta se estaba construyendo la figura del Estado, es decir de un gobierno constitucionalmente establecido, en Baja California. No olvidemos que como Estado integrado a la federación, Baja California surge con tal estatus jurídico apenas hacia los años cincuenta. Ahora bien, de acuerdo al documento consultado, la H. V Legislatura Constitucional del Estado de Baja California expidió el decreto con el que se crea a la CESPT como un organismo público descentralizado, con personalidad jurídica y patrimonio propios

(http://www.cespt.gob.mx/transparencia/articulo6/articulo6_seccI.html); según el decreto emitido el 16 de diciembre de 1966 y firmado por el Ing. Raúl Sánchez Díaz, en aquel momento gobernador del Estado. De manera general el documentó posibilitó al organismo el estudiar la planeación de los sistemas de agua potable y alcantarillado y otros servicios, también la ejecución de obras relacionadas con el abastecimiento y distribución de agua potable, operar y mantener los mencionados sistemas y recaudar los ingresos que correspondan según la ley. Tenemos entonces que al crearse el organismo se le dota de las atribuciones mínimas necesarias para desempeñar las labores como el organismo responsable de conducir agua a la ciudad de Tijuana. El inicio de la década de los setenta estará marcado por un nuevo tratado, adicional a los firmados, pero también entendido en el contexto de la relación fronteriza. El 23 de noviembre de 1970 se firmó el tratado denominado tratado para resolver diferencias fronterizas pendientes y mantener el rio Grande y el Rio Colorado como frontera internacional (http://www.sre.gob.mx/cila/), y en el cual

sus artículos en II y III se refieren al caso de que aún cuando haya variantes en los lechos de ambos ríos, su centro se mantiene como la línea fronteriza para
86

ambos países. La CILA tuvo la tarea de estar realizando los levantamientos en tanto lo considere necesario, pero sin que haya un período mayor a diez años entre un estudio y otro, para mantener una supervisión permanente sobre los puntos limítrofes tanto en el río Bravo como en el Colorado. Mientras tanto, hasta ese momento el servicio del agua que ofertaba la CESPT en Tijuana comenzaba a presentar serios problemas por la falta de fuentes permanentes de abastecimiento. Ante tal situación, una vez que el Lic. Milton Castellanos Everardo llegó a la gubernatura, a partir de 1971, tuvo entre sus principales retos el de atender la demanda social de un servicio de agua eficiente para la ciudad. 3.3 Conclusión Con lo que se expuesto en este apartado, se buscó exponer la acontecido durante la segunda mitad del siglo XX y cómo a partir de la firma del tratado de 1944 se compartían vocaciones en la frontera y la relación binacional. Las obras de Enríquez (1975), Hundley (2000) así como las opiniones vertidas por el Lic. Milton Castellanos en su entrevista, demostraron que hay una consolidación importantísima en la relación binacional en virtud de que ya hay una negociación permanente en la cual ambos países deben ceder para poder ganar, en tanto que con la firma del tratado ambos países habían consolidado en él sus posturas para el reparto del agua, y daban continuidad a la relación en las minutas. Contrario a épocas anteriores, ambos países estaban dispuestos a consolidar su relación, basados en el respeto mutuo, y las minutas firmadas a instancias de la CILA son la prueba más clara de esta nueva realidad diplomática entre ambos países y que tuvo un primer resultado concreto con la firma de la minuta 218. Se puede concluir que a partir de 1944 la relación fue adquiriendo un tono si más complejo por razón del crecimiento poblacional en la región Tijuana-San Diego, pero ya con la ventaja de que las negociaciones pudieron hacerse de manera institucional y con criterios muy bien definidos precisamente a partir del

87

tratado de aguas. Atrás comenzaron a quedar las épocas donde la negociación estuvo supeditada a las iniciativas unilaterales.

88

4. Agua para Tijuana: decisiones y políticas públicas (1972-1982) Durante el período establecido para este capítulo se dará cuenta de las primeras decisiones del Gobierno del Estado para atender la impostergable demanda del servicio público del agua en Tijuana. Es durante este periodo, como en ningún otro hasta esa época, que la negociación del gobierno local con las autoridades locales de agua en Estados Unidos será estrecha y permanente, especialmente para conseguir la autorización de las denominadas entregas de emergencia para Tijuana mediante la conexión con el acueducto norteamericana, mientras que al mismo tiempo el gobierno local hacia las negociaciones de aceptación del proyecto del acueducto –el cual conduciría el agua desde Mexicali y hasta Tijuana- con las autoridades federales, concretamente con el Ing. Leandro Rovirosa de la Secretaria de Agricultura y Recursos Hidráulicos. Al mismo tiempo, se da cuenta del marco legal a nivel federal y local se fue configurando para atender el problema del agua. Finalmente, lo acontecido durante este periodo demostró que la autoridad local tiene mayor claridad que las autoridades nacionales sobre los problemas de la región. 4.1 El marco legal del agua en Baja California. Para lograr una adecuada perspectiva institucional es indispensable incluir un acercamiento al marco regulatorio respecto del servicio del agua en el Estado y para ello es vital tener un inventario de las leyes al respecto. La red institucional emprende acciones y políticas públicas, atendiendo en todo momento dicho marco vigente. De entrada debe citarse el decreto emitido por la Honorable V Legislatura del Estado, la cual le solicita al Gobernador Raúl Sánchez Díaz su promulgación, y se le da una primera forma a la institución que deberá toma a su cargo el suministro de agua a Tijuana. Con este decreto, emitido el 20 de diciembre de 1966 (http://www.cespt.gob.mx/transparencia/articulo6/articulo6_seccI.html), el

Estado va a delinear las primeras acciones para atender el tema del agua en la región.

89

Afirma el Lic. Milton Castellanos en entrevista (comunicación personal, 21 de octubre de2010) que en lo que respecta al surgimiento de la CESPT, si bien es el Ing. Raúl Sánchez Díaz es quien la promovió, también es cierto siguió el modelo de las ciudades norteamericanas, en donde los cambios emanados de una elección no afectaran a los organismos de agua, de manera que el modelo institucional que se imita es el del ingeniero de la ciudad, “con base en esa figura del ingeniero de la ciudad, él creó [el gobernador Raúl Sánchez Díaz] las comisiones estatales de servicios públicos”. Entre otras de las atribuciones que se le otorgaron a la Comisión estuvieron las de planear los sistemas de agua potable y alcantarillado para la ciudad de Tijuana. También debe operar y mantener los sistemas de agua potable, alcantarillado y otros servicios relacionados. El decreto también contempló otros aspectos como la forma de gobierno interna de la comisión, que se sustentó principalmente en un Consejo de Administración instancia en quien recayó la responsabilidad de nombrar un Gerente General, así también la de aprobar el programa y presupuesto anual de gastos y a su vez, éste fuera publicado por el gobernador en el periódico oficial del Estado. El decreto es un documento muy breve, y cuya intención es únicamente dar sustento legal a la institución encargada del servicio de agua para Tijuana. Adicionalmente al decreto también se tiene la Ley que reglamenta el servicio de agua potable en el estado de Baja California,

(http://www.ceabc.gob.mx/marcojuridico.htm), de acuerdo a la publicación en el periódico oficial el 30 de abril de 1969. Entre otros aspectos a rescatar y valorar, ésta Ley contempla para todos aquellos propietarios de predios, edificaciones y giros mercantiles la obligación de surtirse de agua del servicio público, según se detalla en el artículo tercero. Interesante resulta este hecho, en tanto que esta ley no contempla el servicio de agua como un derecho de los ciudadanos sino como una obligación, es decir el estado es responsable de suministrar el servicio e instalar las redes hidráulicas y el usuario debe conectarse a la red.

90

Asimismo el artículo catorce observa que todos los usuarios del servicio de agua potable están obligados a pagar por dicho servicio y que se regirá el cobro por lo dictado en la Ley de Ingresos del Estado. Esta obligatoriedad puede provenir del hecho de que en Baja California las fuentes de agua en la época no eran muchas ni existía agua suficiente9 para garantizar una oferta permanente, para lo cual entonces era importante que los usuarios realizaran su pago y que el organismo pudiera ejecutar las obras necesarias para tratar de ofrecer el suministro. Relacionado con ello, el artículo diecisiete estipuló que en el caso en que no se paguen las cuotas descritas en el artículo quince, el pago y los recargos respectivos se harán en las condiciones que se establezcan en la Ley de Hacienda del Estado. Aunque como atenuante, para el caso de cuentas de uso doméstico y para los edificios del Gobierno del Estado, en los que se brinde educación básica y servicios de salud, no se podría suspender el servicio. En ello es evidente que la política pública es proteger la salud pública de los habitantes y comprendiendo que en el uso residencial no hay lucro, como si sucede en el uso industrial y comercial. En los capítulos posteriores se definieron los procesos de actuación de los organismos en cuanto al pago de los derechos por servicio de agua, la instalación del servicio, verificación del consumo, sanciones; así como las disposiciones generales. Esta ley fue promulgada también en el gobierno de Raúl Sánchez Díaz. En resumidas cuentas, es atribuible a su gobierno la publicación del decreto de creación de la CESPT y la ley regulatoria en la materia. La última modificación que sufrió esta ley data del año 2003, en donde se reformó el artículo diecisiete. Este marco legal no sufrirá cambios durante del período de 1969, fecha de su publicación, si no hasta 1999, en el gobierno de Alejandro González Alcocer. Es decir, en un tema tan vital y frágil como lo es el agua en Baja California, la ley que lo regula pasa 30 años sin sufrir cambios.

9

No pasemos por alto que para 1966 las fuentes de agua en Tijuana eran locales y fundamentalmente se hacía a través de la explotación de pozos en el municipio.

91

Adicional a ello, se dispuso también de la Ley de Comisiones Estatales de Servicio Públicos del Estado de Baja California que data de 10 de febrero de 1979 (http://www.cespt.gob.mx/transparencia/articulo6/articulo6_seccI.html), la cual

surge más de diez años después del decreto de creación de las comisiones. Lo novedoso es que se volvió una ley complementaria al decreto de creación de 1966 y a la ley en la materia de 1969, además de contemplar lineamientos generales de gobernanza de las comisiones de agua del Estado, que para ese momento eran las de Mexicali, Tijuana y Ensenada, mientras que la Ley de Agua describe las condiciones y características con las que se brindará el servicio a la ciudadanía. Esta ley contempló todo lo relacionado con las atribuciones de los funcionarios que la integran, por ejemplo estipulando las atribuciones del Consejo de Administración del organismo así como las funciones del Director General, entre otros aspectos. Asimismo, adicional a lo estipulado en el Decreto de Creación, el Consejo de Administración de las comisiones también estaría integrado por una representación del Ayuntamiento correspondiente, lo cual representó un avance sustancial en términos de representatividad e inclusión para la opinión y voto de los municipios. Asimismo, el Gerente General del organismo sería desde la fecha de publicación de la ley, Director General. Esta ley ha sufrido algunos cambios desde su creación en 1969 al reformarse los artículos quinto, sexto y noveno; en 1992 al reformarse los artículos 1ero., 4to., 5to., 9no., 11vo., y 14vo. En esta reforma se debe destacar que surge la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tecate, escindiéndose de la de Tijuana; después en 2000 nuevamente el artículo 5to. Fracción III; en 2003 al reformarse el artículo 17mo. Habría que destacar el último cambio a esta ley fue en noviembre del 2004 al reformarse el artículo otra vez el artículo 17mo. Contrario a la Ley de agua, esta ley de comisiones si sufre cambios importantes, especialmente en el gobierno de Ernesto Ruffo, el cual impulsó muchas modificaciones en esta ley durante su período. En concreto, los cambios tienen que ver con el fortalecimiento institucional de cada comisión, reafirmando la presencia de un Consejo de Administración, así como quienes tendrán
92

representación en dicho órgano de gobierno interno en la búsqueda del fortalecimiento institucional. Adicional a ello, durante dicho gobierno una de las reformas más fuertes tuvo que ver con el caso concreto es la división de la CESPT, creando una comisión para los municipios de Tijuana y Rosarito, y una para el municipio de Tecate. Hasta ahí con lo que respecta al tema del agua y su marco regulatorio desde el ámbito estatal y hacia los municipios. Como vimos en la revisión tanto de la Ley de Agua Potable como en la Ley de las Comisiones Estatales, el gobierno estatal reflejó en dichas leyes su preocupación por hacer técnicamente operativos a las comisiones estatales. Es decir, en capítulos posteriores quedará claro que la gran preocupación del gobierno del Estado durante los años setenta y ochenta será que las políticas públicas en torno a la Administración del Agua se van a orientar a prestar un servicio eficiente, hasta ahí las Comisiones Estatales cumplirán su función. Sin embargo, como parte de la reingeniería institucional durante el gobierno de Ernesto Ruffo se dio vida a un organismo que tenía a su cargo la operación de los acueductos estatales. Para ello en 1991 se emitió un decreto que da carácter legal a la Comisión de Servicios de Agua del Estado, la cual estaría operando el acueducto río Colorado-Tijuana y el acueducto La Misión-Ensenada, mientras que en 1999 se creó la Comisión Estatal del Agua (http://www.cea.gob.mx/marcojuridico.htm), que tendría facultades normativas y regulatorias en cuanto a la planeación de la infraestructura para conducir el agua en bloque hacia las poblaciones del Estado. En primera instancia tenemos un organismo que a nivel estatal va a atraer funciones de conducción de agua en bloque del Estado y luego la creación de un organismo normativo de dicha actividad. Es durante el gobierno de Eugenio Elorduy que se toma la decisión de integrar estos dos organismos en un solo con la idea de conjuntar y dirigir las políticas públicas estatales respecto del suministro y conducción de agua en Baja California. Para ello en 2006 se emitió el decreto que modificó tanto el decreto de la COSAE como el de la CEA, para integrarlos en esta última. El hecho de que
93

existieran dos entidades en el ámbito estatal con “distintas” acciones pero con el mismo objetivo, da muestra de que no se había consolidado una política de administración del agua en el estado que diera rumbo a las diversas acciones gubernamentales, más allá de la construcción de infraestructura para garantizar el abasto. Al revisar el decreto modificatorio uno puede comprender que hasta el momento de su emisión (2006) la idea de abastecer permanentemente de agua a los usuarios en Baja California sigue influyendo en las políticas públicas, sin que se concrete todavía un cuerpo de ideas tendientes a crear el círculo hidrológico virtuoso que trascienda la idea de garantizar el suministro de agua y comience a hacer preguntas tales como a quien se entrega el recurso y como se usa. Es decir, falta trazar el camino hacia una política integral de administración del recurso. Por lo que respecta al marco legal en el ámbito federal está disponible la Ley de Aguas Nacionales

(http://www.conagua.gob.mx/CONAGUA07/Noticias/Ley_Aguas_Nacionales.pdf), la cual se desprende del artículo 27 constitucional en lo referente al control y manejo de las aguas nacionales, y expedida y publicada el 1 de diciembre de 1992, durante el sexenio presidencial de Carlos Salinas de Gortari. Al ser el agua un bien nacional, de acuerdo a la Constitución de la república, había venido siendo administrada por la antigua Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos. La intervención de dicha secretaría será vital las negociaciones del gobernador Milton Castellanos para la construcción del acueducto río Colorado-Tijuana durante la década de los setenta. Además de la Ley de Aguas Nacionales, no podemos pasar por alto el surgimiento de la Comisión Nacional del Agua, la cual tuvo su decreto de creación en enero de 1992, como órgano desconcentrado precisamente de la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos

(http://www.conagua.gob.mx/CONAGUA07/Noticias/Decreto_Creacion_CNA.pdf). Ahora bien, en la revisión de los artículos de la Ley de Aguas Nacionales (1989), entre otras cosas en su artículo dos se dispuso que sus lineamientos sean aplicables a todas las aguas nacionales. En función de ello, al ser una ley de
94

carácter nacional ninguna ley local puede contravenir sus disposiciones y se debe procurar recurrir a ella como guía para las reformas necesarias en el ámbito local. Ya en primera instancia, para el propósito de fortalecer esta investigación hemos de recalcar que el artículo tercero establece una serie de definiciones necesarias para el tema del agua. Entre otros podemos citar los conceptos de acuífero, aguas claras o de primer uso (que se refiere a las fuentes originales de agua que no han sido utilizadas), aprovechamiento, asignación, concesión, Consejo de Cuenca, Cuenca Hidrológica, Región Hidrológica, Distrito de Riego, Gestión del Agua, Gestión Integrada de los Recursos Hídricos, entre otros. En cuanto a la administración de las aguas nacionales, las cuencas hidrológicas jugarán un papel muy importante. Es a través de ellas que la autoridad federal comenzó a regular su manejo, y para cumplir con lo estipulado por la misma Ley, la actuación de la Comisión Nacional del Agua es vital a través del organismo de cuenca. Este organismo de cuenca comenzó a contar con un Director General, el cual sería seleccionado por el Consejo Técnico de la Comisión a propuesta del Director General de CONAGUA, según el artículo doce de la Ley. Por lo que tocó a la participación de los gobiernos locales, así como de los ciudadanos y organizaciones no gubernamentales dentro de la administración del agua, la ley contempló la figura del Consejo de Cuenca, los cuales considerarán a la pluralidad de intereses, demandas y necesidades en la cuenca o cuencas hidrológicas que correspondan. Entre las funciones del Consejo de Cuenca se tienen: contribuir a la gestión integrada de los recursos hídricos, concertar las prioridades de uso del aguateniendo prioridad el uso doméstico y público urbano-, difundir los lineamientos generales de la política hídrica nacional, participar en al definición de los objetivos generales, promover la participación de las autoridades estatales y municipales, y contribuir a la valoración económica, ambiental y social de agua. Este Consejo de Cuenca contará con al menos 4 integrantes, entre ellos: la Asamblea General de usuarios, en donde estarán representados usuarios y organizaciones de la

95

sociedad; el Comité Directivo del Consejo de Cuenca; la Comisión de Operación y Vigilancia del Consejo de Cuenca y la Gerencia Operativa. Asimismo, el Organismo de Cuenca y el Consejo de Cuenca procurará la participación de organizaciones, locales regionales o sectoriales del agua, así también de ejidos, comunidades, instituciones educativas, y personas interesadas en general. Siendo el agua un bien de interés común, puede comprenderse el hecho de que la Ley Nacional procure asegurarse la participación colectiva y que el agua tenga un carácter vital para la sociedad. Los espacios para la participación social que contempló la Ley Nacional de Aguas no se presentaron de manera tan explícita en la Ley de Agua Potable de Baja California, sobre todo si observamos que la Ley Nacional contempla al menos un 50% de representación de usuarios y organizaciones ciudadanas. La interrogante sería entonces qué tanta participación hay de parte de la sociedad bajacaliforniana a través de los espacios que establece la ley nacional y qué tanto influyen en las decisiones que toman las instituciones de gobierno para la administración y distribución de agua, así como en la discusión con el gobierno de Estados Unidos para la disposición del caudal del río Colorado. Para el caso de CESPT, si bien contempló en su Consejo de Administración la representación de un ciudadano y de dos representantes de los organismos empresariales, puede considerarse por principio que hay un déficit en la participación social más directa, por ejemplo en consultas abiertas con organizaciones de la sociedad o con participaciones de expertos en el tema o académicos. Como comentario final habría que decir que la Ley Nacional contempla la gestión integrada de los recursos hídricos, además de delinear las acciones operativas para los organismos de cuenca. De esta perspectiva integrada adolecen tanto la Ley de Agua como la Ley de Comisiones, pues no han sufrido cambios en su esencia, puesto que fueron concebidas para un contexto en donde la presencia del acueducto aseguraba el abastecimiento y las comisiones eran simples organismos operativos. No debemos pasar por alto tampoco que estas dos legislaciones locales no contemplan un glosario de conceptos que
96

permita construir un marco de referencia sobre el agua más fortalecido. Es decir, ambos documentos jurídicos contemplaron únicamente los aspectos necesarios para que los organismos se administren y sean responsables de la conducción del agua hacia Tijuana. 4.2 Tijuana y San Diego en la relación binacional Hay que decir que la relación cotidiana de ambos países a partir de su vecindad desde mediados del siglo XIX, y especialmente con la firma del tratado de 1848, provocó la construcción paulatina de una vecindad permanente y donde a fuerza de la geografía ambos países debieron colaborar, en mayor o menor medida; para construir una agenda común de temas. Sobre la marcha se fueron añadiendo otros temas además de la simple relación internacional y diplomática; ello fue únicamente el inicio. Si bien la colaboración fue complicada, es claro que el Tratado Internacional de 1944 es el punto de partida para el marco regulatorio en la distribución del agua. Hemos explicado ya cómo se llegó al acuerdo entre ambos países tras acuerdos anteriores y la construcción de una relación más duradera a partir de la segunda mitad del siglo XX. Dentro del tema del agua, un eje por demás trascendental es el que tiene que ver con la ayuda común para la conducción de agua. Hasta inicios de la década de los setenta el suministro de agua a Tijuana dependía mayormente de los pozos de aguas locales en el municipio. El caso más emblemático de este comentario lo son las entregas de emergencia de parte de EU para México por el acueducto de Los Ángeles para la ciudad de Tijuana. Como un reto siguiente a la relación binacional vendría la negociación que resultara en resolver

temporalmente la conducción de agua a Tijuana utilizando la infraestructura norteamericana disponible. Este tipo de acciones serán dependientes de la voluntad de cooperación que ambos países plasmaron precisamente en el Tratado, que en esencia tiene como objetivo la colaboración y ayuda mutua de ambas naciones en el tema de la distribución del agua. Como ya hemos afirmado a lo largo de esta investigación el asunto que catapulta la binacionalidad de la cuenca del Colorado es el establecimiento de la
97

frontera, y que esta condición irremediablemente une a los países y los empuja a la negociación permanente. Ya desde la década de los sesenta, Tijuana y San Diego tendrán una relación muy cercana principalmente por razón de la gran interactividad comercial y turística pero también por el suministro del agua. Como ya lo hicimos notar anteriormente, una primera gran colaboración para la región fronteriza Tijuana-San Diego se dará a partir de la conexión del sistema de alcantarillado de Tijuana con el de San Diego para el tratamiento de las aguas residuales generadas en este lado de la frontera y para evitar la contaminación en Estados Unidos. 4.3 Las entregas de emergencia de Estados Unidos a México en las Californias. Antes de abordar la negociación emprendida por México, especialmente por el gobierno de Baja California, para conducir agua mexicana por la infraestructura norteamericana, habremos de recordar que el acta No. 225, firmada en 1967, va a tocar un tema muy relevante en cuanto a las obras que van a contemplarse para dar viabilidad y ordenamiento urbano a Tijuana. Se estipulan en ella los primeros acuerdos respecto de los trabajos que se requieren para la canalización del río Tijuana, contemplados ya desde el tratado de 1944. Los acuerdos básicos

consisten en la planeación conjunta en las obras y que cada país las ejecuta en propio territorio, todo ello debería llevarse a cabo al momento de tener asegurado el financiamiento necesario. En opinión durante una entrevista con el autor el 4 de noviembre de 2009, el Ing. Fernando Aceves Salmón, quien participó en las obras de canalización como gerente de obra de la canalización, manifestó que la obra implicó ganar terrenos al lecho del río y urbanizarlos. La obra en conjunto permitió articular a la ciudad y se empezó a ordenar su crecimiento. Para la época ejecutar la canalización no es un asunto menor por tratarse, sin temor a equivocarnos, en conjunto con la construcción del Acueducto Río Colorado-Tijuana de obras que darán futuro a la ciudad y al asegurar tal hecho, dan viabilidad también a San Diego al evitarse la migración masiva. Luego el acta No. 236 estipuló también que los trabajos de revestimiento deberían aplicarse 400 metros aguas arriba y aguas debajo de la línea divisoria
98

internacional, renovando el compromiso de ambos países, contraído en el acta 225. El Ing. Aceves sostiene en la entrevista que los primeros trabajos comenzaron en 1972 y se terminó la primera etapa de revestimiento en la zona del río Tijuana en 1977. Al relacionar los compromisos, en la época hay una gran actividad de ordenamiento urbano en Tijuana, pues en opinión del Ing. Aceves tanto la canalización como los acuerdos para las entregas de emergencia de agua son muestra inequívoca del crecimiento y demandas de la ciudad, problemas que obligan la acción y decisión del gobierno estatal. Para el Ing. Aceves estas obras en conjunto son un detonante muy importante de inversión para la ciudad y para regular su crecimiento, el cual era sobre todo desordenado por la falta de inversión en infraestructura urbana y por ser Tijuana una ciudad de paso por motivo de la migración hacia Estados Unidos. Ahora bien, es necesario decir que aunque el río Tijuana no tiene un caudal tan importante como los del Colorado o el Bravo, al ser un río binacional fue incluido en el tratado para regular sus afluentes. Incluso, durante la entrevista del 4 de noviembre de 2009 (comunicación personal), el Ing. Aceves opinó que aunque el arroyo Alamar y el río Tijuana están regulados por la presa Abelardo L. Rodríguez, en realidad forman una cuenca binacional que puede llegar a conducir hasta 1,000 metros cúbicos por segundo en una temporada de lluvias promedio. Este, por supuesto no es un dato menor dado que nuestra fuente de agua es el río Colorado y su disponibilidad depende del acueducto río Colorado-Tijuana. A partir de todo esto, podemos comentar de todo esto que el trabajo de la CILA comenzó a cobrar gran relevancia para la región, pues los acuerdos de ambos países van a tener un impacto considerable, pues mientras las minutas de los años 50 y 60 se enfocaban en la participación conjunta en la conducción de agua y la salinidad del río Colorado, a partir de la minuta 222 respecto de la conexión del alcantarillado sanitario de Tijuana con el de San Diego y las obras de encauzamiento del río Tijuana, las discusiones transitan hacia problemas específicos del suministro, tratamiento y calidad de las aguas para México y Estados Unidos.
99

Tras la firma del tratado, ambos países pudieron comprobar que la cooperación binacional surgida de dicho documento había facilitado y organizado las actividades requeridas para el control y distribución del recurso. Aunque cabe destacar que eso no eximía de discusiones complejas o de retrasos en los resultados. Esto queda claro al revisarse el periodo que sigue a la firma del intensa respecto del agua en la región

tratado, la interacción se vuelve muy

fronteriza, pues en las minutas firmadas en dicho período los temas se enfocan en las obras de encauzamiento y protecciones necesarias para evitar daños e inundaciones, así como el uso del canal Todo Americano para conducir el agua correspondiente a México, todo ello en la región California-Baja California. Precisamente en una editorial de El Heraldo que data de 1971, se retrata de manera general el gran problema de agua que ya hacia una crisis impostergable en Tijuana, ante la ausencia de fuentes adicionales a la desaladora en Rosarito y la explotación de pozos de agua, con los cuales la CESPT ya no cubría la demanda de la ciudad. Citamos un párrafo de la Editorial publicada el 14 de diciembre ese año:
Las fuentes de abastecimiento actual, como son los pozos en distintos rumbos de la ciudad, en el Valle de La Misión y la planta desaladora de agua de mar en Rosarito serán totalmente insuficientes para abastecer las demandas dentro de los próximos cinco años, según han advertido las autoridades en la materia.

Si bien el agua es un tema permanente de la agenda pública del gobierno, es a partir de la década de los setenta que la zona costa del Estado comienza a presentar severos problemas en cuanto al suministro y la disponibilidad de fuentes de agua para el abastecimiento y para permitir la continuidad del desarrollo urbano, especialmente en los casos de Tijuana y Ensenada. Para febrero de ese mismo año el Ing. Juan Ojeda Robles, en su papel de autoridad responsable del sistema de agua en la ciudad, comenzó a aparecer en medios impresos para hacer declaraciones ante la opinión pública, de acuerdo a la nota de Raúl Organista del 8 de febrero de 1972, y tratar de atender las presiones sociales respecto del tema. Entre sus declaraciones vamos a encontrar que las opciones de la construcción del acueducto río Colorado-Tijuana es una que comienza a
100

cobrar fuerza, aunada a la ampliación de la desaladora instalada en Rosarito. Los 300 litros disponibles no son suficientes para una población de 450 mil habitantes. En opinión de El Heraldo, que lo describió de forma dramática, el panorama para Tijuana era desalentador no solo por su apariencia urbana como una “ciudad con un aspecto de aridez deprimente (...)”, sino además de que “no es posible plantar árboles”. De la editorial es particularmente importante no perder de vista que el suministro de agua que recibía la ciudad marginaba a un sinnúmero de colonias en la periferia de la ciudad, y que el acceso al agua es un lujo muy caro que pagan los habitantes, lo cual nos conduce a pensar que sólo los sectores sociales de mejor nivel económico podían tener acceso al servicio en función de que podían pagar por él al organismo del agua en la ciudad. Es decir, la deficiencia del servicio también marginaba a amplios sectores sociales. También se comentó que las diversas opciones que se están discutiendo están la ampliación de la desaladora y la de aprovechar el acueducto norteamericano que suministra de agua a la ciudad de San Diego. La editorial fue en sí un retrato de las preocupaciones sociales de la época y que daban todas las circunstancias gobernabilidad. para considerarse como un problema de estabilidad y

Hacia 1972 es evidente que entre los diversos problemas

relacionados con los servicios públicos, el de mayor prioridad lo era el abasto de agua para Tijuana, el punto relevante que no se debe perder de vista es que la presión social obligaba a que el Gobernador estuviera haciendo declaraciones continuamente. El Gobernador Milton incluso llevó a cabo una asamblea popular el lunes 24 de enero de 1972 a razón de responder a las demandas sociales. Sobre esta asamblea el Lic. Castellanos mencionó que fue con el propósito de abrir a discusión las diversas opciones disponibles y que la sociedad también aportara cualquier idea que consideraran viable, aunque él tenía el propósito de defender la opción de construir el acueducto. Durante la entrevista con el autor (comunicación personal), el Lic. Castellanos afirmó: “yo voy a escuchar todas las tesis que

101

ustedes me traigan yo sostengo que la salida es el acueducto, pero tráiganme todo y las vamos a discutir frente a la televisión y el tiempo que sea”. La mencionada asamblea transcurrió en las instalaciones del canal 12 en Tijuana y fue transmitida por televisión, según la nota de Aurelio García (El Mexicano, enero 25, 1972). El Lic. Castellanos mencionó también que durante la asamblea escuchó diversas opiniones sobre perforar más pozos, o caudales de agua en Ojos Negros, etc. Entre otras cosas, es de relevancia mencionar que entre las declaraciones del Gobernador encontramos que la solución definitiva consiste en la construcción de un acueducto que conduzca las aguas desde el río Colorado y que la obra tardaría entre 4 o 5 años y se costearía con el consumo de los usuarios. En la entrevista (comunicación personal) fue muy firme respecto de su opinión sobre el acueducto: “señores, yo defiendo la idea del río Colorado porque ahí nunca nos va a faltar el agua, porque tenemos una cuota de 1850 millones de metros cúbicos”. El Heraldo también citó declaraciones en el mismo evento del Ing. Juan Ojeda Robles, Director de CESPT, quien mencionó que hay más de 150,000 habitantes de Tijuana la mayoría cuentan con la red necesaria para recibir agua pero el problema consiste en la disponibilidad de fuentes en la ciudad. De lo más valioso entre las declaraciones del Gobernador es el hecho de que hay una preocupación por atender las demandas sociales y del diagnóstico presente y hacia el futuro de parte del gobierno estatal. En declaraciones posteriores durante el mes de abril del Gobernador Milton Castellanos, se comunicaba a la sociedad que un plazo no mayor a 90 días estaría concluida la obra del acueducto que iría de Otay a la Presa Rodríguez, lo cual está respaldado por las entregas de emergencia acordado con el gobierno de Estados Unidos a través de la CILA. Precisaba el Gobernador Milton que mientras se construyera el acueducto Mexicali-Tijuana, la ciudad tendría suministro de agua a través de la infraestructura norteamericana, en este caso el acueducto que suministra agua a las ciudades de Los Ángeles y San Diego.

102

El Ing. Juan Ojeda Robles, Director de CESPT, comienza a realizar declaraciones en torno a que el principal obstáculo para que la paraestatal ofrezca un buen servicio radica principalmente en el crecimiento irregular y constante de la población en Tijuana. Sin embargo, para febrero de 1972 también hace público que la entonces Secretaría de Recursos Hidráulicos en conjunto con personal de la propia paraestatal realizan los estudios justificatorios de una obra que consistiría en la construcción de un acueducto que conduciría agua desde el río Colorado hasta Tijuana y con derivaciones a Tecate y La Rumorosa (El Heraldo de Baja California, febrero 25, 1972, 2). Las declaraciones del Ing. Juan Ojeda Robles también continuaron en marzo y manifestaba que la disposición de agua para la ciudad no sería suficiente y que, por tanto se haría necesaria racionar a la ciudadanía la cantidad de agua durante el período de verano. Es precisamente este fenómeno de poca disponibilidad en los mantos acuíferos lo que agudizaba el problema, pues en palabras del propio Ing. Ojeda Robles el verano de 1972 sería un período difícil debido a la necesidad de racionar el agua. Al mismo tiempo, el Gobernador del Estado, Milton Castellanos Everardo consideraba que la opción más viable para resolver el problema de agua para la ciudad era la construcción de un acueducto para conducir aguas del río Colorado, ese es el primer momento donde ratifica la opción del acueducto comienza a cobrar factibilidad, que ya desde el mes anterior venía manejándose de parte de CESPT. Las declaraciones del Gobernador giraban en torno a que mientras que se concretaba la construcción del acueducto tendrían que hacer negociaciones con el gobierno norteamericano para conducir agua para Tijuana a través del acueducto que suministra el líquido a la ciudad de San Diego. Habría que agregar que la petición tendría que ser solicitada por la CILA al Departamento de Estado de Estados Unidos y de ahí se haga la solicitud al Distrito Metropolitano de Aguas de Los Ángeles para conocer su opinión y, finalmente, la opinión de la Autoridad de Aguas de San Diego, la cual congrega a 22 agencias (El Heraldo de Baja California, 1972, Marzo 1).
103

Para el 9 de marzo, las negociaciones de la CILA daban respiro al Gobierno del Estado con respecto al suministro de agua para Tijuana. Tanto la Secretaría de Relaciones Exteriores como la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos habían acordado hacer el pago por 225 mil dólares para hacer obras de ampliación del acueducto de Otay hacia la línea. Adicional a este pago, México también cubriría la cuota de 1.14 pesos por cada metro cuadrado transportado a través de la infraestructura norteamericana, así como los costos de evaporación, de acuerdo a las notas periodísticas de la época (El Heraldo de Baja California, 1972). Una nota publicada en El Heraldo comentó que el Gobernador en una reunión con la Cámara de Comercio explicaba que los principales problemas que enfrentaba Tijuana eran el abastecimiento de agua, la canalización del río Tijuana y la regularización. En esa reunión informó que dada la venia de la autoridad de Aguas de San Diego para trasladar a la ciudad agua mexicana por el acueducto de San Diego el asunto quedaba ya en manos de CILA para finalizar las

negociaciones. También comentó que si bien ya estaba autorizada la construcción del acueducto, “Se está trabajando aceleradamente en el estudio y cálculos de toda la mecánica que envuelve el acueducto, porque se trata de una obra sumamente costosa que requiere planificación correcta” (El Heraldo de Baja

California, marzo 16, 1972). Estas declaraciones se sustentan en las negociaciones llevadas a cabo ante el gobierno federal mexicano y éste, a su vez, con las instituciones norteamericanas. Precisamente en este contexto, existe la minuta que data del 13 de junio de 1972 que retrata claramente como los problemas de ambos países se vuelven comunes y tocan, incluso, contemplan en la minuta que resolver el asunto es de seguridad fronteriza. La minuta citada es la No. 240 en donde se hace referencia a las entregas de emergencia de agua del río Colorado para su uso en Tijuana. En este documento se detalla que ambos países han acordado, a solicitud de México, trabajar en un convenio para las mencionadas entregas de una parte de las aguas

104

del río Colorado que pertenecen a México para llevarse a un punto cercano a la frontera con Tijuana, vía el acueducto metropolitano de Los Ángeles. Don Milton Castellanos se refiere a detalles muy específicos de la negociación llevada a cabo para la firma de esta minuta. Según su propia versión, había mucha reticencia del Comisionado mexicano de la CILA- sostiene en la entrevista con el autor “mi principal problema era con el representante de México no con el de Estados Unidos”- para negociar con Estados Unidos la entrega de agua por el acueducto metropolitano de Los Ángeles, aún y cuando el gobernador argumentaba que sería una negociación favorable a los norteamericanos dado que habría un pago por la conducción de agua. Ante esta situación, el propio gobernador toma directamente la negociación y designa a tres personas, el Sr. Estudillo, el Sr. Solórzano y al Ing. Juan Ojeda Robles, para que vayan a los organismos de agua de Los Ángeles, San Diego y Otay y consiguieran la autorización de dichas instituciones para las entregas de emergencia y avanzar en la negociación de la Minuta No. 240. Como parte de la anécdota de la negociación que los tres enviados tenían su orden de ofrecer a los directivos norteamericanos lo que quisieran pero que no debían regresar a Tijuana sin la autorización firmada10. En el cuerpo de la citada minuta se hizo referencia al contexto de Tijuana que ya en aquel momento es una ciudad de 400,000 habitantes (lo que evidentemente vuelve complejo el tema del suministro de agua y la búsqueda de fuentes alternas para su suministro puesto que la demanda rebasó la oferta) y que la escasez de lluvias dificulta el problema del suministro. La colaboración entre ambos países lleva a que es estipule que las entregas sean por un período de 5 años a partir de 1972 puesto que México hará “(…) las obras permanentes que se requieran para satisfacer las demandas de agua de la ciudad de Tijuana” (http://www.sre.gob.mx/cila/). Es decir, aunque el acueducto que va del río Colorado a Tijuana se empezaría a construir hasta 1977, la obra ya se
10

Cabe destacar de esta parte de la entrevista con el Lic. Castellanos comenta con gran vehemencia que su instrucción fue que “hicieran lo necesario” para conseguir la autorización de los tres organismos de agua comentados.

105

contemplaba como medida de aseguramiento de abasto paralela a la vigencia de la minuta y para resolver el tema de fondo de parte de México desde 1972. Ahora bien, como parte de las resoluciones tomadas en la minuta, el

gobierno norteamericano tuvo la tarea de emprender negociaciones con el Distrito Metropolitano de Aguas del Sur de California, con la Autoridad de Aguas del Condado de San Diego, con la ciudad de San Diego y con el Distrito Municipal de Aguas de Otay para permitir la conexión mexicana con su sistema por los próximos 5 años para garantizar el suministro de agua a Tijuana. Es claro que el acuerdo binacional llevó a la tarea de que cada país trabaje con los actores locales para cumplir los compromisos adquiridos. Esto nos lleva a preguntarnos si la conducción de agua correspondiente a México y que provenía del río Colorado debía cambiar su uso de agrícola a urbano. Además, la propia negociación que se menciona y que debía realizar el gobierno de Estados Unidos con las autoridades locales de agua en California para conducir “agua mexicana”. Se debe resaltar que esta negociación ya sería más fácil y rápida por la negociación previamente emprendida por el gobierno del Lic. Milton Castellanos. Este comentario proviene porque parte de los entendidos de la propia minuta estipulan en su inciso b que México no solicitará ampliar las entregas, y que las autoridades californianas no necesariamente estarían en condiciones de llevarlas a cabo

(http://www.sre.gob.mx/cila/). Para el mes de julio se anuncia que iniciarán las obras de la canalización del río Tijuana. La inauguración correría a cargo del Lic. Horacio Flores de la Peña, Secretario de Patrimonio Nacional; en representación del Lic. Luis Echeverría Álvarez, según Acevedo Ramírez (El Heraldo de Baja California, 17 de julio 1972). Con posterioridad, se informó también que se estaban ejecutando los estudios para la perforación de 5 pozos en el arroyo Alamar, y concretar una fuente de abastecimiento adicional a la desaladora, el acueducto La Misión y la Conexión de Emergencia que en conjunto permitirían recibir hasta 150 litros por segundo. Asimismo, se pretendía también hacer perforaciones en la zona del acueducto La Misión (El Heraldo de Baja California, 25 de julio 1972).
106

Asimismo, el Ing. Ojeda Robles manifestó que se estaban realizando los trabajos de conexión bajo las vías del tren Sonora-Baja California, una vez que se habían recibido los permisos de la Secretaría de Obras Públicas, y ya terminadas estas obras se iniciarían las pruebas de resistencia para estar en posibilidad suministrar agua a la ciudad a partir del mes de agosto (El Heraldo de Baja California, 29 de julio 1972). Mientras se llevaban a cabo las negociaciones para la entrega de agua y las obras de la canalización del río Tijuana, el servicio de agua en la ciudad continuaba siendo de calidad ineficiente. Una vez más la calidad del servicio se veía comprometida en razón de una ruptura en el acueducto La MisiónTijuana debido a un asentamiento en el terreno. El organismo solicitaba a los usuarios tomar medidas preventivas en el ahorro de agua mientras se iniciaba la reparación de la línea, y el servicio no era suspendido definitivamente por la época de calor (El Heraldo de Baja California, 2 de agosto de 1972). Mientras tanto, por esas mismas fechas se ejecutaban las obras del acueducto de emergencia y directivos y técnicos de la CESPT realizaron una visita al vaso de la de Otay para constatar los avances de la obra que habría de dotar de agua a la ciudad de Tijuana por cinco años (El Heraldo de Baja California, 3 de agosto 1972). Finalmente, se anuncia el 5 de agosto que Tijuana contará con agua de la conexión de emergencia a partir del día 14 de ese mismo mes. El Ing. Juan Ojeda Robles informó que se estaba colocando el tubo de asbesto del lado norteamericano, mientras que del lado mexicano la obra se encontraba prácticamente terminada y se procedería con el inicio de las pruebas necesarias (Organista, El Heraldo de Baja California, 5 de agosto 1972). Aprovechando la baja presión del acueducto La Misión-Tijuana, se realizaron mantenimientos en uno de los módulos de la desaladora, así como la reparación correspondiente en el citado acueducto y que no se había llevado a cabo para no afectar el suministro de agua a la ciudad (Organista, El Heraldo de Baja California, 10 de agosto de 1972). Por otra parte, Tal como lo había afirmado días antes el Ing. Ojeda Robles, se publicó que el acueducto había comenzado a funcionar la noche del 13 agosto. Miguel Rabelo, Administrador de la CESPT,
107

informó que con el inicio de las operaciones de la conexión con E.U. Se cumplía el compromiso negociado entre ambos países para conducir agua a Tijuana a través de infraestructura norteamericana, además de lo convenido entre el Distrito de Agua del sur de California y la propia CESPT. En la misma portada de El Heraldo, también informa el Ing. Ojeda Robles que ha habido avances en cuanto a los estudios requeridos para la construcción del acueducto que se construiría desde Mexicali, y que hasta el momento se había realizado recorridos buscando al ruta más idónea para la instalación del acueducto y que una vez integrado el estudio se enviaría a la Secretaría de la Presidencia de la República para la probable “(...) autorización de la inversión correspondiente” (Organista, El Heraldo de Baja California, 14 de agosto 1972). Posteriormente se informaría que si bien se están realizando los estudios necesarios, aún la opción de construir un acueducto no era definitiva. Todavía se estaban contemplando otras opciones como duplicar la capacidad de la desaladora de Rosarito o ver la factibilidad de explotar más pozos en la ciudad. Citando estas declaraciones del Ing. Leandro Rovirosa, titular de la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos, se auguraba que durante los sexenios del Lic Luis Echeverría y el Lic. Milton Castellanos se ejecutarían las obras que garantizarían el abasto de agua a la ciudad. Voceros de CESPT informaron también que la respuesta definitiva se tendría hasta diciembre, una vez que se tomara la decisión y se verifique la factibilidad financiera para asignar recursos por 500 o 600 millones de pesos, costo aproximado de la obra del

acueducto (El Heraldo de Baja California, 18 de agosto de 1972). En el contexto de la negociación de las obras ante el gobierno federal, la CESPT continuaba con sus problemas financieros por la falta de pago de sus usuarios. José Luis Guerrero, tesorero de la Comisión, señaló que los usuarios adeudaban la cifra de 22 millones de pesos, con lo cual también se afectaba el proceso de expansión de las redes de agua del organismo. Comentó el hecho de que el organismo trabaja con base de créditos y que la falta de pago de los usuarios genera atrasos en los compromisos financieros del organismo con los
108

bancos y éstos, a su vez, le cobran intereses al organismo. Como ejemplo agregó que la obra de la conexión de emergencia tuvo un costo de 18.5 millones de pesos y que si hubieran estado disponibles los 22 millones de deuda la obra pudo haberse pagado de contado (El Heraldo de Baja California, 22 de agosto 1972). Para 1973, la CILA va a trabajar en la minuta No. 243

(http://www.sre.gob.mx/cila), la cual es una adición a la minuta No. 240 que se refiere a las entregas de emergencia. En esta minuta la Comisión trabajará en renovar la petición de 1972 y en especificar claramente los volúmenes de agua conducidos para la ciudad de Tijuana. Para el 15 de mayo de 1974 la minuta No. 245 trata nuevamente el tema de las entregas de emergencia. Este documento pretende regular la energía eléctrica necesaria para la conducción del “agua mexicana” por territorio norteamericano para entregarse en Tijuana. De manera que el acuerdo sería que México entregaría la energía eléctrica consumida en San Luis, Arizona para la conducción de aproximadamente 13,000 000 millones de metros cúbicos anuales. Este ejercicio de la renovación para las entregas de emergencia se prolongaría más allá de los cinco años contemplados inicialmente en 1972. Es menester decir que el Lic. Castellanos, en la entrevista del 21 de octubre de 2010 con el autor, sostuvo que la alternativa del acueducto venía discutiéndose y contemplándose desde bastante tiempo atrás, sin embargo no se había concretado pues no había prosperado la decisión del Gobernador de financiar la obra cobrando con el criterio del número de metros cuadrados de cada lote que recibiría agua en Tijuana, lo cual en sus propias palabras no era bien visto por los tijuanenses. Afirmó que es Eligio Esquivel Méndez (gobernador de Baja California entre 1959 y 1965) quien muchas veces le había dicho que la solución al problema del agua en Baja California era el río Colorado. Tomando como partida las declaraciones a los medios, es en 1974 (El Mexicano, 30 de julio 1974) cuando el Gobernador Milton Castellanos habló de manera formal de la construcción de un acueducto, al informar respecto de su reunión con el Ing. Leandro Rovirosa

Wade, de la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos; comentó que de las

109

tres opciones contempladas

para suministrar agua a Tijuana, aún no se ha

tomado una decisión definitiva11. Si bien para el Gobierno Federal aún no hay una decisión, cabe destacar que para el Gobernador la opción de la construcción de un acueducto es la más viable dado que incluso ya se había venido exponiendo ante los tijuanenses a través de los medios de información. Sin embargo, la ampliación de un módulo de la desaladora instalada en Rosarito sería indispensable y que continuaría

funcionando mientras se ejecutara la obra citada. Hay que destacar que en la entrevista, el Lic. Castellanos afirma que en un primer momento el Ing. Rovirosa se oponía a la construcción del acueducto y que en el curso de las discusiones al respecto le explicó que la tesis del acueducto originalmente no era suya sino del propio Eligio Esquivel. Al mismo tiempo, los problemas de siempre respecto del círculo vicioso de mal servicio-mala paga que ya se había arraigado en la ciudad de Tijuana, continuaban, pues nuevamente el Ing. Juan Ojeda hacia declaraciones respecto de la racionar el agua a los usuarios morosos con CESPT. Según señala, habían aproximadamente 30 mil usuarios que tenían adeudo con el organismo y de entre ellos 12 mil tenían adeudos acumulados a más de un año. La estrategia, una vez falladas diversas estrategias de convencimiento, sería la instalación de reductores. La zona norte sería el primer cuadro a atacar de parte del organismo, pues de acuerdo a las declaraciones del funcionario en “esa zona se encuentran importantes comercios que tendrán que sufrir las consecuencias de su morosidad” (El Mexicano, 13 de septiembre 1974, 6-A). Es destacable que el funcionario consistente y continuamente estaría alertando y señalando en sus declaraciones a los usuarios morosos, aún y cuando el servicio que otorgaba el organismo no era el mejor. Sin embargo, también el funcionario llegó a decir que la falta de pago de los usuarios no permitía al organismo mejorar su servicio. Por la misma época, también la canalización del río
11

Las tres opciones potenciales en aquel momento eran: la construcción del acueducto MexicaliTijuana, la construcción o ampliación de la desaladora de Rosarito y el convenio con el Distrito Metropolitano de agua del Sur de California para conducir por dicha infraestructura agua mexicana a la frontera con Tijuana.

110

Tijuana será un referente de inversión pública en infraestructura urbana. El Ing. Alonso Vera Bulle, Director de la Junta Federal de Mejoras Materiales, invitaba al sector privado a invertir en la zona del río Tijuana pues sostenía que era “el punto de partida de la nueva época de esta frontera” (Morales, El Heraldo de Baja California, 13 de agosto de 1976, 1). Mientras México avanzaba con esta obra, de parte de Estados Unidos había lentitud. Parecía que los norteamericanos no tuvieran prisa por atender la parte que les tocaba en cuanto a las obras de la canalización del río Tijuana después de la frontera. A los siguientes días el Director de Recursos Hidráulicos de California, Robin Reynolds, manifestó que los Estados Unidos también cumplirían su parte en la ejecución de obras y que sólo estaban definiendo el estilo constructivo de la misma (El Heraldo de Baja California, 14 de agosto de 1976), esto lo manifestó después de sostener una reunión con el alcalde de Tijuana, Fernando Márquez Arce. El objetivo de la visita a la ciudad era para que se constatara el avance de las obras de canalización y la importancia de que también Estados Unidos terminara la parte de la obra que le correspondía. A pesar de la importancia que revistieron las obras de canalización del río Tijuana, éstas se concretaron pero no sin algunos inconvenientes. Por ejemplo, se ocasionó un accidente que afectó las líneas de conducción de agua potable en zonas aledañas a la obra. Atendiendo la versión del Ing. Juan Ojeda Robles, gerente de la CESPT, señaló que la contratista de las obras de la canalización, Ingenieros y Arquitectos, S.A., por un descuido en la ejecución averió la red hidráulica. Consideró también que aunque son obras prioritarias para la ciudad, los contratistas avanzan lo más pronto para terminar sin tener la precaución necesaria afectando a la ciudadanía (El Heraldo de Baja California, 20 de agosto de 1976). Por otra parte, la minuta No. 252, que data de 1976

(http://www.sre.gob.mx/cila/), estipula enmiendas a las actas 240 y 245 referentes a las entregas de emergencia. A pesar de los contratiempos y los inconvenientes, tanto la obra del acueducto río Colorado-Tijuana como la canalización del río representaron un paradigma en inversión pública. Ambas obras estuvieron
111

encaminadas a dotar de infraestructura a una ciudad que tenía ya un ritmo de crecimiento importante y que no podía seguir deteniendo el desarrollo. Así lo manifestó Jesús Arteaga Aguiluz, del Banco Mexicano de Occidente. Su

consideración era sobre todo porque la inversión en infraestructura vuelve atractiva a la ciudad para la inversión industrial (El Heraldo de Baja California, 24 de agosto de 1976). La minuta surge a petición del estado de California, que solicita un pago de parte de México por el tratamiento de las aguas que conduce para la ciudad de Tijuana. Este reclamo surge basado en la información presentada por California respecto de las normas sanitarias aplicables a agua potable y el costo que conllevan. El Comisionado mexicano acordó el pago según lo estipulado. La minuta no. 256 fechada el 22 de febrero de 1977, se refiere a una nueva prórroga de las actas 240, 243, 245 y 252. En esta minuta se reconocía que México construía activamente las obras para el abastecimiento de agua para la ciudad de Tijuana, el cual consiste en un acueducto de cuatro metros cúbicos por segundo de capacidad, y de 126 kilómetros de longitud. Se contemplaba en el acta que la operación de esta infraestructura estaría mismo 1977. Un dato por demás relevante es que la Comisión ya estaba hablando en este documento de que si México no termina las obras antes del fin de la vigencia de las entregas de emergencia, habría la necesidad de racionar el agua potable en la ciudad de Tijuana. Aquí debemos hacer un espacio para reflexionar respecto de este hecho. Lo que debe ser primordial es que la posición norteamericana en posibilidad de iniciar en julio del

pareciera ser la de no ampliar ya las entregas de emergencia, lo que obligaría a racionar el agua en Tijuana, sin embargo el argumento del impacto económico y de salud pública para ambos lados de la frontera, Estados Unidos estaría en posibilidad de considerar una ampliación. El gobierno de dicho país aceptó

ampliar por un año las entregas de emergencia, a condición de que México apresure las obras de abastecimiento que construye.

112

Aceptada la prórroga, en la minuta No. 259 (http://www.sre.gob.mx/cila/), México y Estados Unidos van a negociar en función de que hubo almacenamiento de agua en Tijuana producto del período de lluvias por lo que aún cuando México solicita ampliar la vigencia de las entregas, éstas no serían permanentes sino a pedido expreso del gobierno mexicano, pues estaría maximizando el uso del agua almacenada. De modo que las entregas de emergencia se volvieron en una opción disponible permanentemente, a pedido de México y negociadas previamente con Estados Unidos. Hasta la fecha en el período de verano, cuando la demanda de agua es muy alta en la ciudad, hay bancos de agua disponibles para México a través de la conexión de emergencia. 4.4 Abasto de agua para Tijuana: el río Colorado, ¿solución temporal o definitiva? El Gobernador Milton Castellanos es un firme creyente de la presencia del Colorado como fuente vital de agua para Baja California. Durante la entrevista con el autor (comunicación personal, 21 de octubre de 2010) considera que “el río Colorado es el presente y el futuro de Tijuana, como es el presente y el futuro de todo el Estado, porque el agua es un elemento indispensable”. Esta afirmación también dio claridad sobre el hecho de la dependencia de esta región sobre el río, y este hecho es aún más complejo por la circunstancia transfronteriza del río. Ahora bien, ante la necesidad emergente de suministrar agua para la zona costa de Baja California, la sección mexicana de la ClLA inició las gestiones ante su contraparte norteamericana para trabajar en un acuerdo y que fuera suministrada “agua mexicana” por el lado norteamericano en un punto cercano a la frontera. Esta necesidad, denominada entregas de emergencia fue considerada y aprobada en la minuta no. 240. Dicho documento emitido y firmado en junio de 1972, estipula que dichas entregas se dan conforme al tratado firmado en 1944. Uno de los compromisos adquiridos por parte de la CILA americana será la de hacer los arreglos necesarios para entregar ciertos volúmenes de agua. Ya hablamos del proceso de negociación con las autoridades de agua de Los Ángeles, San Diego y Otay, donde para concretar esta Minuta fue muy vital la

113

participación directa del Gobernador Milton, según lo hemos explicado anteriormente. Por otra parte, considerando la versión del Ing. Efraín Muñoz, entrevistado el 25 de agosto de 2010, al agravarse el problema de la escasez de agua en Tijuana, a alcaldes, diputados, gobernadores y al presidente de la república se le hacía la misma petición: agua. En efecto, señala el ing. Muñoz:
(…) a todo el mundo le pedía agua a (sic) Tijuana, cuando le tocó a Luis Echeverría, ése fue el que dijo ya no hay otra más que entregarle agua, pues de Mexicali, (…), la ciudad está creciendo tanto que con lo que hay alrededor no podemos abastecerla y pues es necesario entregarles agua, hay un acta de CILA (…) donde habla de una conexión de emergencia.

El gobierno de federal, encabezado por Luis Echeverría, inició las gestiones necesarias para que se llevaran a cabo dichas entregas; las cuales se harían durante un periodo no mayor a 5 años. Se estipula entre los compromisos de México la necesidad de realizar las obras requeridas para garantizar el abasto de agua para Tijuana. Cabe notar que entre los compromisos adquiridos, Estados Unidos tendría que iniciar negociaciones con las autoridades de agua del condado de Los Ángeles, San Diego y el distrito municipal de Otay, lo cual ya hablaba de complejidad en la relación y la gestión. Es decir, la negociación pasaría por el Departamento de Estado, del Interior, el gobierno de California, la CILA, y las autoridades de agua de los Ángeles, San Diego y Otay. Por la parte mexicana, intervendría el gobierno federal, la sección mexicana de la CILA, La secretaría de Relaciones Exteriores, y el gobierno de Baja California a través de la CESPT. De todo esto podemos considerar que aunque ambos países ya había consensado la negociación del tema del agua a través de un tratado, las intenciones de ambos países, así como sus relaciones recaían directamente en una red de instituciones federales, estatales y municipales quienes eran los responsables directos de los compromisos de sus respectivos países. Como ya hemos mencionado, a la par de las negociaciones para utilizar infraestructura norteamericana para conducir agua a Tijuana, el Gobernador Milton Castellanos había iniciado también las negociaciones con el gobierno federal mexicano para construir un acueducto entre Mexicali y Tijuana.
114

Las primeras declaraciones oficiales al respecto se dieron el martes 30 de julio de 1974 de parte del Gobernador Castellanos, como parte de una gira de trabajo en la Ciudad de México. De acuerdo a sus declaraciones, se había llevado a cabo una entrevista con el secretario de Recursos Hidráulicos, Ing. Leandro Rovirosa Wade, con quien se analizaron las 3 alternativas que hasta el momento estaban en la mesa como parte de las negociaciones: la construcción de un acueducto de Mexicali a Tijuana para conducir aguas del río Colorado, construcción o ampliación de la desaladora de agua de mar en Rosarito, y un convenio con el Distrito Metropolitano de Aguas del Sur de California para conducir a través de su infraestructura agua y entregarla a la altura de la presa Otay, en el noroeste de Rosarito (El Mexicano, 30 de julio de 1974, 1). Como resultado de esta reunión se dieron muestras de que el acuerdo inicial era la construcción del acueducto, según citó el Gobernador Milton de su conversación con el Ing. Rovirosa, pero que antes debía ampliarse la desaladora de Rosarito mientras se ejecutaba la obra; la cual constaría de dos fases, con un costo de mil millones de pesos cada una. En tanto se llevaron a cabo esta serie de negociaciones, para la época son típicos los reproches y reclamos de los usuarios en Tijuana contra el servicio de la CESPT. En entrevista el 25 de agosto de 2010 (comunicación personal), el Ing. Efraín Muñoz Martín ratifica esta situación existente en la época del gobernador Milton cuando afirmó lo siguiente:
En los 70´s, muchos años antes se hicieron un montón de proyectos para traer agua de Mexicali, que es el único lugar donde tenemos agua segura, hay ante proyectos para traer agua de La Misión, para traer agua de Guadalupe, para traer agua de Santa Rosa, de un montón de lugares, funcionó el de La Misión, el de La Misión fue para 200 litros por segundo que después se amplió a 300 con el agua de la desaladora y a final de cuentas creo que quedó en 250, el de La Misión y la desaladora y se daba ahora sí que de acuerdo a la disponibilidad de agua en el acuífero y de la desaladora

Está claro que persistía una circunstancia en donde hay una gran discusión respecto de cómo resolver el problema de abasto de agua para Tijuana, y que tanto la solución del acueducto río Colorado-Tijuana, así como la conducción de
115

agua mexicana por el acueducto norteamericano implicaban profundizar aún más la colaboración con los Estados Unidos y mantener siempre buenas relaciones diplomáticas para no afectar más a la región. Aunado a toda esta compleja situación del suministro de agua, está también la situación financiera del organismo. En El Heraldo se publicó, por ejemplo, que en 1977 el organismo pasó por etapa complicada por la falta de pago de agua de parte de los usuarios. Está el caso de las declaraciones de la época en donde los usuarios tienen una deuda acumulada de 41 millones 220 mil pesos, al mismo tiempo que la CESPT tiene deudas con la Comisión Federal de Electricidad por el suministro de energía eléctrica para el funcionamiento de sus instalaciones (El Heraldo de Baja California, 23 de julio 1977). En el fondo, esta situación era contradictoria dado que el servicio que prestaba el organismo era malo y, obligada por su normatividad, debía al mismo tiempo cobrar sus servicios que no satisfacían a nadie y si generaban desencuentros entre la sociedad y el gobierno. En lo referente a los documentos, se ha comentado cómo las minutas de la CILA han venido regulando la relación binacional en esta región, sin embargo debemos entrar ahora en las complejidades propias del lado mexicano, especialmente en cómo para un organismo operador de agua local, la CESPT, el tema del suministro de agua para la ciudad comienza a exigirle una mayor

capacidad de gestión. En este contexto, el Ing. Manuel Becerra Lizardi, quien participó como superintendente de Operación y Mantenimiento en la década de los setenta en CESPT, afirmó que a partir de la firma del acta 240, Tijuana se abastecía de agua producto de pozos locales, de la desaladora construida en Rosarito y la conexión de emergencia negociada con Estados Unidos. Asimismo, en dichos años comienza a discutirse seriamente la opción de construir un acueducto que suministrara agua del río Colorado a Tijuana, y a toda la zona costa de Baja California. Sin embargo, menciona que la tarea fue complicada dado que en aquellos años la CESPT era un organismo muy pequeño con poca capacidad administrativa y socialmente muy poco confiable.
116

En la década de los ochenta para Tijuana el tema del agua se había vuelto ya de la máxima prioridad en cuanto a su disponibilidad y la calidad del servicio, por lo que los gobiernos estatal y federal se vieron forzados a analizar medidas adicionales a la construcción del acueducto el cual, tras varios años, ya se encontraba en ejecución. El problema no consistía ya en la disponibilidad de agua en Tijuana sino en su conducción al interior de la ciudad y que el usuario pudiera disponer del servicio de manera regular. Es decir, estaba resuelta la conducción de agua en bloque para la ciudad, la siguiente tarea era la de hacer que la gestión evolucionara de nuevo para ahora trabajar en la construcción de una red hidráulica capaz de abastecer las necesidades de la ciudad. Tan grave era el problema del agua que incluso en El Heraldo de Baja California se muestran los resultados de una encuesta en donde los servidores de Turismo consideran que hay una crisis económica por la falta de agua, pues la ocupación hotelera es mínima y la falta del servicio ahuyenta al turismo (Morales, El Heraldo de Baja California, 7 de febrero 1980, 1) Precisamente un tema adicional que se discutía era el de la salubridad del agua y su calidad. En declaraciones públicas el Dr. Ruy Castañeda, del sector sanitario, exponía que si bien en ocasiones el agua en Tijuana salía turbia de las tuberías también es sana. Incluso, para contrarrestar los efectos de una mala opinión entre la sociedad, se iría a las ciudades de San Diego y Los Ángeles a los medios de difusión para afirmar que el agua de la ciudad es tan potable como en dichas ciudades (Morales, El Heraldo de Baja California, 8 de marzo 1980). Es decir, aunado al problema de la escasez también se tenía el problema de la calidad del agua. Estas discusiones en los medios no son gratuitas dada la mala fama e historia tan negativa de servicio público de parte del organismo operador. Según las notas periodísticas en El Heraldo se ubicó una contradicción en cuanto al servicio de la CESPT y cómo lo percibía la sociedad. Podemos citar por ejemplo que las denuncias hechas por Víctor Montellano, representante de la Unión de Habitantes de la Colonia Obrera, quien consideraba que la escasez debe esconder alguna maniobra de los directivos de la CESPT, dado que se engañaba
117

a la ciudadanía pues la escasez de agua existe en la mayoría de las colonias populares de la ciudad, situación que ha prevalecido durante muchos años y la acusación más grave es el hecho de que se anuncian cuantiosas inversiones y el agua nunca llega (El Heraldo de Baja California, 30 de junio 1980). Esto era sintomático de lo que señaló el Ing. Manuel Becerra (comunicación personal, 29 de agosto de 2009) en su entrevista “había un círculo vicioso, no había agua porque no había redes y no había redes porque no había agua”. 4.5 Conclusión Durante este capítulo la exposición estribó principalmente en un análisis del marco legal que se originó a partir de los años setenta para el manejo del agua. Por otra parte, se transitó del plano binacional al local, haciendo un énfasis en cómo se da el funcionamiento de la red institucional del lado mexicano para suministrar el agua a Tijuana. Asimismo, durante el período que se enmarco para este capítulo tenemos además del marco legal descrito, la creación y ejecución de la primera gran acción del gobierno estatal para atacar la escasez de agua en Tijuana, a partir de la crisis del servicio. La negociación establecida de manera directa del ejecutivo estatal con los organismos de agua locales en California, demostró que la realidad local rebasa en muchas ocasiones la capacidad de gestión pública de los gobiernos nacionales. La negociación a la que nos referimos se vio reflejada en la acción concreta de la conexión de emergencia entre el acueducto norteamericano y la red hidráulica de la ciudad de Tijuana. Mientras esta conexión se utilizaba, el gobierno estatal emprendió una segunda política pública al demostrar que técnicamente la construcción de un acueducto que condujera el agua de Mexicali a Tijuana era lo más viables. Más rescatable aún es el hecho de que el Lic. Milton Castellanos, siendo gobernador, tuvo la astucia suficiente para legitimar su decisión ante la opinión pública mediante una exposición y discusión colectiva.

118

Por otra parte, es urgente su rediseño en la Ley de las Comisiones Estatales para que, además de regular los aspectos de gestión y administración del agua, este recurso sea concebido socialmente de importancia para la viabilidad del desarrollo humano y urbano. Es necesario también que los organismos operadores de agua en Baja California analicen mecanismos adicionales de participación social, más allá de la representación de dos ciudadanos en sus consejos de administración.

119

5. La gestión pública del agua para Tijuana y el fortalecimiento institucional (1982-1995) En este último capítulo se plasmaron los principales elementos para comprender el periodo de mayor transformación del organismo CESPT, una vez terminada la obra del acueducto, así como el inicio y término de las gestiones de crédito primero con el Banco Mundial y después con el Banco Interamericano de Desarrollo-crédito que estaría sumado a otro con el Banobras- con el cual el Gobierno del Estado procedió a la construcción de la red hidráulica para llevar agua a los usuarios en la ciudad de Tijuana. Es claro que este período es el del cambio profundo y profesionalización del organismo. Asimismo, se reafirmó en esta transformación que el organismo pudo concretar una política pública distributiva de un servicio que todavía a inicios de los años noventa era deficiente, y que el crédito BID-Banobras conseguido por la administración estatal del Lic. Xicoténcatl Leyva sirvió de pauta para que durante el sexenio de Ernesto Ruffo se llevaran a cabo el programa de obras

preestablecidas. Por supuesto, el contexto político de la crisis del Estado benefactor y los cambios de paradigmas en la administración pública, que se van a reflejar, principalmente, en la introducción de algunos criterios empresariales en la administración pública. 5.1 La gestión pública del recurso hídrico en Baja California: el acueducto y el abasto de agua para garantizar la sustentabilidad de la zona costa, de Roberto de la Madrid a Ernesto Ruffo Si bien es cierto que en la administración estatal del Lic. Milton Castellanos el problema del agua comenzó a tomar dimensiones muy preocupantes porque la escasez del recurso estaba frenando el desarrollo, también es verdad que durante ese sexenio surgió como alternativa la construcción de un acueducto que desde el río Colorado condujera agua hasta Tijuana, circunstancia que ya hemos explicado en el capítulo anterior. Para la época en que era gobernador de Baja California don Roberto de la Madrid Romandía (a partir de 1977 y hasta 1983), era ya por demás evidente la necesidad de establecer directrices básicas de trabajo para
120

abastecer de agua la zona costa de Baja California, más allá de la construcción del acueducto. El crecimiento demográfico de Tijuana, que implicaba suministro de agua para uso urbano, aunado al modelo de la maquiladora comenzó a exigir mayor demanda de suministro de agua, también para el uso industrial y comercial. Las primeras negociaciones se hicieron patentes en las minutas de la CILA especialmente la de 1972, la no. 240 (http://www.sre.gob.mx/cila/), en la cual se

hace evidente la tarea primordial de garantizar suministro de agua para Tijuana. Con todo ello, quedó por demás claro que era necesario construir políticas públicas orientadas a abastecer agua en el Estado a largo plazo, y no solamente para resolver de manera temporal el problema. En esta parte, fue muy reveladora la información que proporcionó el Ing. Manuel Becerra, en la entrevista del 15 de agosto de 2010 (comunicación personal), quien primeramente comentó que para Tijuana se habían iniciado ya las gestiones de un crédito con BANOBRAS para la construcción de las redes internas en la ciudad. El Banco de Obras pone a Tijuana como un potencial receptor del crédito del Banco Interamericano de Desarrollo para impedir la salida de dicha inversión, pues otro candidato en el interior del país no había cumplido con todos los requisitos, según la versión del propio Ing. Becerra. Sin embargo, la solución definitiva de la construcción del acueducto, compromiso mexicano establecido precisamente en la minuta 240 para el abasto de agua en la zona costa, no se vería cristalizado sino hasta 1982. El Ing. Manuel Becerra puso algunos antecedentes al respecto de la falta de ejecución de la obra, al comentar que en razón de una buena época de lluvias en 1978 y en 1982, se produjo un buen almacenaje de agua en la presa Abelardo L. Rodríguez y la presa El Carrizo, por lo que las autoridades mexicanas estuvieron en posibilidad de retrasar un poco la obra. En ello, precisamente el Ing. Reynaldo Ortega comentó que la operación del acueducto inició hasta el 15 de septiembre de 1982, aunque la ciudad de Tijuana aún no contaba con la infraestructura necesaria en tanques, plantas de bombeo así como las redes hidráulicas
121

necesarias para abastecer de agua a la ciudad las 24 horas del día. Todavía siendo Ernesto Ruffo Gobernador de Baja California en la década de los noventa, tuvo que hacer trabajos adicionales para terminar varios tramos del acueducto para que pudiera trabajar a su máxima capacidad. Precisamente la falta de infraestructura interna en la ciudad, condujo luego a nueva ventana de oportunidad para la toma de decisiones con el objetivo de suministrar de agua. La gestión venía acompañada ya del abasto garantizado de agua para Tijuana, faltaba ahora avanzar en la construcción de redes internas. Para complementar esto, podemos agregar las definiciones del Ing. Efraín Muñoz respecto de las gestiones de créditos para las obras. En sus propias palabras, siendo aún Gobernador Roberto de la Madrid, con la obra del acueducto ya se contaba con agua y faltaba la infraestructura para distribuirla en la ciudad. Para ello, sostiene que se iniciaron las gestiones para obtener un crédito FIFAPA (Fondo de Inversiones Financieras para Agua Potable y Alcantarillado) el cual lo otorgaba el Banco Mundial como crédito puente por 500 millones de pesos. Si bien se había iniciado la gestión de este crédito, el Ing. Muñoz en la entrevista sostuvo que la administración estatal del Lic. Xicotencátl Leyva rechazó el esquema ya negociado y, retomando el mismo proyecto de obras, se reinició la gestión con el Banco Interamericano de Desarrollo. En consonancia con estas acciones, en febrero de 1985 se llevó a cabo una reunión de alta prioridad entre autoridades norteamericanas y mexicanas para discutir respecto del sistema de agua potable y alcantarillado que estaba requiriendo Tijuana para atender sus demandas (El Mexicano, 5 de febrero de 1985, 1 y 4-A). En la reunión se contó con presencia de parte de Estados Unidos, de directivos del Banco Interamericano de Desarrollo, el Departamento de Estado, el Departamento del Tesoro, la CILA, de congresistas de California; mientras que por el lado de México asistió personal de Secretaría de Hacienda, Relaciones Exteriores, Gobierno del Estado, Ayuntamiento de Tijuana, entre otros.

122

El Lic. José Luis Flores, de Asuntos Financieros de la Secretaría de Hacienda comentó que México no requería de ningún convenio adicional con Estados Unidos para atender la problemática relacionada con las aguas negras. En la reunión se demostró que México contaba con un plan integral para atender el problema, además de un proyecto integral para agua y saneamiento en su conjunto. En otras declaraciones, el Ing. Carlos Oviedo Patterson, quien en aquel momento fungía como el Director de CESPT, comentó también que esta reunión se llevó a cabo para aclararles a las autoridades norteamericanas una serie de malentendidos porque incluso congresistas norteamericanos se oponían

inicialmente que el Banco Interamericano de Desarrollo le otorgara el crédito a México para atender y resolver el problema del agua en la localidad. El Ing. Oviedo señala que a partir de la reunión se ratifica la gestión del crédito del BID por 46.4 millones de dólares. Un dato muy revelador de entre las opiniones del Director de la paraestatal es que a ese momento ya se habían ejercido 525 millones de pesos, de un total de 660 millones, para todo el programa de agua potable y alcantarillado. La gestión del crédito BID sería complementaria a esta inversión ya en marcha, sin embargo sufriría retrasos en su aplicación y ejecución tal como explicaremos más adelante. Asimismo, en la reunión se explicó a las autoridades norteamericanas que en cuanto al tema del tratamiento de aguas, las cuales contaminan las playas de Imperial Beach con al desembocadura del río Tijuana ya dentro de Estados Unidos, se construye ya una planta de bombeo para conducir las aguas, posterior a ello la construcción de lagunas de oxidación y, finalmente, la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales en la zona del arroyo Alamar. El propio alcalde de Tijuana, René Treviño Arredondo, también hizo declaraciones para afirmar la postura mexicana respecto a los avances en la ejecución de obras del proyecto integral de agua potable y saneamiento. Entre sus declaraciones lo más rescatable es el hecho de que en 13 meses se terminaría la planta de tratamiento de aguas para evitar la contaminación del lado
123

norteamericano (El Mexicano, 7 de febrero de 1985, 1 y 4-A). Esta reunión tuvo entre sus motivaciones las críticas y preocupaciones que se habían suscitado de parte de Estados Unidos por la contaminación de las playas en Imperial Beach, lugar donde desemboca el río Tijuana. El hecho de que se llevara a cabo esta reunión da muestras que es urgente resolver para las autoridades mexicanas resolver no solo el problema del abasto para Tijuana, sino también atender la disposición de las aguas residuales, razones estas por las que la negociación del crédito es fundamental. Al mismo tiempo, el Gobernador Leyva Mortera manifestaba que mientras se llevaban a cabo estas reuniones de alta prioridad, al mismo tiempo el organismo mantenía sus objetivos de llevar más agua a la ciudad. En declaraciones públicas el Ing. Carlos Oviedo manifestaba que se estaba ampliando la red de agua potable en colonias populares atendiendo la instrucción del Gobernador. Las colonias que pudieron conectarse a la red de distribución del agua fueron: Lomas Burócratas Hipódromo y Villa Lomas. Sobre este caso es necesario mencionar que los vecinos de Colinas de Agua Caliente habían interpuesto un amparo para que los trabajos de conexión no afectaran el suministro, sin embargo el Ing. Oviedo manifestó que lo habían perdido y así la CESPT procedió con las obras necesarias. Asimismo, agregó que estas acciones no afectarían a las colonias que ya contaran con el servicio de agua y que, por el contrario, la intención era aumentar el número de la población beneficiada (El Mexicano, 2 de abril 1985). Tan grave era el escenario respecto del problema de agua en Tijuana, que hay diversas manifestaciones sociales reclamando el servicio. El presidente de la junta de colonos del Infonavit Capistrano manifestó a El Mexicano que era

urgente que la CESPT atendiera el gran problema de falta de agua en la comunidad, especialmente por la llegada de la temporada de calor. Acusaba el vicepresidente de dicha junta de vecinos, Silvano Dino, que el problema de la falta de agua radicada en la descompostura del equipo que controlaba un tanque localizado en la calle Amazonas. Ambos vecinos manifestaban también que la
124

falta de agua ocasionaba problemas de salud pública por falta de aseo así como enfermedades gastrointestinales (El Mexicano, 9 de abril 1985). Esta

manifestación es muestra clara de la gran preocupación social respecto de la calidad en el servicio de agua en la ciudad. Para el viernes 12 de abril los vecinos de Capistrano manifestarán públicamente que confían en las autoridades

competentes para resolver el problema de la falta de agua en su comunidad. Hacia 1987, según informe elaborado por CESPT a propósito de la visita que realizaría el Presidente Miguel de la Madrid al Estado el 6 y 7 de julio, el organismo estaba avanzando sustancialmente pues se manifiesta que entre 1984 y 1987 la atención a la demanda de agua pasó del 59 al 66%. Esta cobertura se traducía en la producción de 4 millones 800 mil metros cúbicos de agua que atienden a 92626 usuarios. Otro apartado del informe sostiene que la industria utiliza el 55% de la producción de agua, lo cual vuelve la vuelve el gran demandante del servicio de agua en la ciudad, y nos permite tener una idea de la necesidad del servicio. La atención de la demanda de agua ha evitado que un 60% de la inversión destinada a Tijuana “no se desplace a otros puntos de la región” (El Mexicano, 3 de julio 1987, Portada y 4-A). Una de las razones, sino es que la principal, que dan la pauta para iniciar la gestión crediticia ante el BID-Banobras y que facilita su obtención es la ejecución y término de la obra del acueducto río Colorado-Tijuana, lo cual pone a la CESPT en posibilidad de gestión de recursos, al ser un organismo sujeto a crédito según lo sostiene el Ing. Manuel Becerra, pues a partir de ahí se iniciaron los contactos con BANOBRAS y el Banco Interamericano de Desarrollo, todo ello siendo Director General de la CESPT el Ing. Carlos Oviedo quien, como vimos en la reunión cumbre entre las autoridades de ambos lados de la frontera defendió la necesidad del otorgamiento del crédito para Tijuana. Aunque el Lic. Gustavo Rivera afirma que el crédito BID-BANOBRAS fue asignado al organismo en 198812, la verdad es que para la llegada de Ernesto Ruffo el crédito estaba
12

Como se verá más adelante, el crédito BID-Banobras se otorgará realmente desde 1985, el problema fue el desfasamiento para disponer de él, y la posterior petición de prórroga, precisamente en 1988.

125

autorizado y había comenzado a ejercerse de forma lenta en función de la disposición de recursos, dado que era en un esquema compartido por lo que para disponer de los recursos del BID era necesario que Banobras pusiera la misma cantidad a ejercer. Tanto el Ing. Becerra como el Lic. Rivera coincidieron –en sus respectivas entrevistas con el autor- en señalar que una condición básica impuesta por el Banobras para gestionar y autorizar el crédito a la CESPT fue la aplicación de un diagnóstico interno en rubros como operación y mantenimiento, administración, atención al público y tarifas, los cuales debían mejorar sustancialmente para que la Comisión pudiera recuperar en tiempos establecidos la inversión autorizada. El Lic. Gustavo Hernández (según la información de la entrevista con el autor el 16 de abril de 2010) también ratifica esto al señalar que una de las condiciones impuestas por el Banco Interamericano de Desarrollo consistía en que el Organismo no ejerciera directamente los recursos-entre otras cosas precisamente por carecer de la estructura organizacional necesaria. Con el afán de subsanar eso una parte del crédito se orientó a realizar un diagnóstico de mejoramiento del Organismo, el Programa de Desarrollo Institucional. A razón de la falta de estructura organizacional, surgió también la Unidad Ejecutora del Proyecto, la cual tendría la encomienda de supervisar la ejecución de las obras programadas para la red de agua potable y alcantarillado. Asimismo, para el Lic. Gustavo Rivera esta coyuntura provocó que la CESPT se transformara con el tiempo en un organismo que comenzó a impulsar temas como el de la cultura del pago del agua, pues hasta los años ochenta al proporcionar a la ciudad un servicio deficiente, el pago de los ciudadanos era nulo. Por su parte, para el Ing. Becerra el asunto de fondo era que BANOBRAS quería garantizar que el organismo pudiera tener recursos para mantener y operar la infraestructura hidráulica que estaba en proceso de construcción. Ahora bien, para precisar algunos de los datos respecto de esta gestión crediticia, tendremos que recurrir al Informe final elaborado por la CESPT y la Unidad Ejecutora del Proyecto BID-Banobras. De acuerdo a lo descrito en este
126

documento, el Crédito fue otorgado a la CESPT el 15 de noviembre de 1985 –con lo cual se corrige la fecha que nos dio el Lic. Gustavo Rivera (comunicación personal, 16 de julio de 2009)- cuando se había iniciado la gestión en febrero del año anterior. Tras una serie de análisis de parte del Banco Interamericano de Desarrollo el crédito fue autorizado y contemplaba “la ampliación y el mejoramiento de los servicios de agua potable y alcantarillado sanitario de la ciudad de Tijuana” (CESPT-UEP, 1993, 1). El costo autorizado era de 91 millones de dólares, integrado de la siguiente manera: el 51% del Banco Interamericano de Desarrollo mediante dos préstamos, uno por 36.4 millones de dólares y que estuvo integrado por el crédito 156-IC-ME156, y el 769-SF-ME por 10 millones de dólares. Estos dos créditos juntos serían denominados “crédito Tijuana I”. Por otra parte, el 49% restante provendría por el gobierno federal, en este crédito el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos fungiría como agente financiero. Originalmente, se había planteado la ejecución de las obras en un

período de 4 años, sin embargo por razones de la indisponibilidad de recursos financieros para cubrir el aporte local, hubo necesidad de solicitar 2 prórrogas para concluir el proyecto. En este contexto, el proyecto inició su ejecución corrió desde el 15 de noviembre de 1985 hasta el 15 de noviembre de 199313. En la revisión del informe donde se desglosan los ejes de agua potable y de alcantarillado sanitario, mediante gráficas y tablas se desglosan las metas logradas entre 1985 y 1993. En todas ellas el mayor trabajo en ejecución de obras se realizará a partir sobre todo de 1990 y hasta 1993. Por lo que toca a la disposición y aplicación de recursos, en total se ejerció un monto de 94, 197,574.98 millones de dólares. 5.1.1 La red de instituciones para la gestión y continuidad de la agenda pública en torno al tema del agua. Surgida en los años sesenta, la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana inició como el organismo público encargado del suministro de agua en la

13

Las metas que se presentan en el informe final se dividen en dos ejes: agua potable y alcantarillado sanitario. En cuanto a agua potable los conceptos son líneas de interconexión, rehabilitación del acueducto La Misión-Tijuana, construcción de tanques, redes de distribución, etc.

127

ciudad. A partir de este momento la dependencia se integró a una red de instituciones gubernamentales encargadas de establecer las políticas públicas pertinentes para la administración del agua. Como ya hemos mencionado, es a partir de la década de los setenta cuando el tema del agua cobra un espacio en la agenda pública. El tema se hace presente cuando las fuentes de abastecimiento de agua para la zona costa de Baja California empezaron a ser rebasadas por la creciente demanda en la ciudad. Comienzan a construirse en la sociedad las

condiciones para el establecimiento de un problema sobre la calidad de los servicios públicos en la localidad. Tal como lo afirmó Sánchez (en Barkin, 2006, 266):
Las presiones a partir de la demanda de agua en Tijuana no son nuevas. Más bien, han sido constantes desde hace varias décadas, dados los ritmos de crecimiento de la población y el crecimiento económico impulsado por la inversión extranjera directa. En esta forma ambos procesos se han retroalimentado y han dado lugar a una acelerada y caótica urbanización con una creciente demanda de los servicios de agua y drenaje.

La CESPT se integró más decididamente a la red de instituciones mexicanas como el Gobierno del Estado de Baja California, la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos, la Secretaría de Relaciones Exteriores, el Gobierno federal mexicano y la sección mexicana de la Comisión Internacional de Límites y Aguas, que ya participaban en las negociaciones y gestiones sobre el río Colorado con su contraparte en Estados Unidos. El problema público del agua cobrará mayor relevancia durante los años que corren entre 1970 y hasta mediados de los años noventa. Durante ese período habrán de transcurrir 4 administraciones estatales. Si bien el tema del abastecimiento de agua en Tijuana es claramente el más urgente e importante por atender, durante este período fuimos testigos de la elaboración de políticas y soluciones gubernamentales. Hubo un convencimiento de parte del Gobernador Milton Castellanos de la necesidad de construir un acueducto que conduzca agua del río Colorado hasta Tijuana, para aprovechar las aguas mexicanas, según lo estipulado en el Tratado de Aguas. Dicho solución se cristaliza sólo a partir de 1974 cuando comienzó a
128

ejecutarse su construcción. Al Gobernador Roberto de la Madrid le tocará administrar la construcción de dicha obra hasta 1982. El Ing. Reynaldo Ortega consideró en su entrevista que esta obra era muy importante para la ciudad, pues dice “(…) creo que si es un impacto que…que siente Tijuana, que lo necesitaba pero a gritos abiertos, (…) había tandeos, (…), colonias donde no les llegaba el agua”. Una vez terminada su ejecución, hubo una transición necesaria para resolver un elemento importante en todo esto, ya se contaba con un sistema hidráulico de conducción del agua en bloque hasta Tijuana, el nuevo problema era ahora tener la capacidad hidráulica instalada para suministrar una red al interior de la ciudad y perfilar de manera óptima la solución. Para ello, la administración estatal logró la aprobación de un crédito que permitiera resolver de fondo el problema. Entró entonces en escena la gestión del crédito BID-Banobras –a partir de 1985- para la construcción de obras, pero con una serie de condiciones impuestas al organismo operador para mejorar una gama de indicadores de

operación y de atender una serie de recomendaciones para mejorar su servicio. El crédito BID-Banobras no tendría mayor relevancia en nuestra tarea si no fuera porque trascendió a dos gobiernos estatales de distinto origen político. Al ampliarse el tiempo de ejecución por razón de falta de recursos, esta gestión crediticia hecha política pública sobre el agua le fue heredada a la administración estatal que inició en 1989, el punto relevante es que ésta sería asumida por un gobierno surgido de la oposición. Tenemos entonces que las políticas públicas relacionadas con el abastecimiento del agua para Tijuana iniciadas desde finales de los años setenta, todavía influían sobre un gobierno de oposición, por lo que las políticas públicas que se iban a generar desde este nuevo gobierno estarían muy modeladas por la gestión realizada con anterioridad, por razón de que hay un número determinado de obras a ejecutar. Está claro que hay temas de la agenda pública que requieren de una gestión a largo plazo y que aún en gobierno de distintos signos políticos deben permanecer y tener seguimiento. Esta afirmación se fortalece cuando Ernesto
129

Ruffo afirma –durante la entrevista con el autor el 28 de octubre de 2009- que siendo candidato a gobernador de Baja California, en el año de 1989, el principal problema a resolver en Tijuana es el relacionado con el agua, por lo que gran parte de sus tareas como administrador de la gestión estatal tendría el tema del suministro de agua en muy alta prioridad. La llegada de Ernesto Ruffo al gobierno de Baja California no será de la manera más tradicional dentro del sistema político mexicano. Siendo el candidato de la oposición, generó entre la sociedad que su candidatura sirviera como conducto para que se expresaran una serie de inconformidades contra el gobierno central, además de una serie de agravios que habían venido sucediendo en Baja California. A resultas de ello, el panista pudo conseguir la victoria electoral e iniciar su gestión como gobernador, no sin enfrentar diversas presiones principalmente de sindicatos, la burocracia, así como su propia lucha contra el gobierno federal por el tema de la distribución de las participaciones federales. Sin embargo, los problemas más importantes que enfrentó son los que están relacionados con proporcionar servicios públicos a la ciudadanía, y en Tijuana especialmente fue el suministro de agua. Bien señala Víctor Alejandro Espinoza en su obra Alternancia política y gestión pública:
La gestión de Ruffo Appel ha debido sortear presiones de distinta naturaleza: desde las limitaciones presupuestales para hacer frente a los problemas urbanos y sociales de una entidad que, (...), presenta altos índices de crecimiento demográfico, hasta las presiones de naturaleza política (...) (Espinoza Valle, 1998, 100).

La circunstancia en la que Ernesto Ruffo fue Gobernador de Baja California es inédita entre otras razones; primero, por su origen político desde un partido de oposición y, dos, porque sus criterios son primordialmente empresariales y dominaron sus esquemas de decisión a lo largo de su sexenio. A estas

circunstancias habría que agregarle que la presión que ejerce socialmente el crecimiento demográfico se traduce en los problemas del desarrollo urbano: las invasiones, asentamientos irregulares, líderes sociales, etc., por lo que para

atender el problema del agua se rodeó de hombres y mujeres que tienen como características principales en su perfil profesional, la búsqueda de la eficiencia, el
130

orden, con tendencia a competir, a buscar la organización; lo que en sus palabras lo habilitó para tener gobernabilidad. Aquí estuvo una muestra de que los criterios empresariales comenzaron a insertarse en la administración pública en el Gobierno de Baja California, si lo comprendemos en el contexto de la crisis del Estado de bienestar y el rechazo a los viejos paradigmas administrativos. Es en este contexto, en donde Ruffo comenzó a interactuar con la sociedad argumentando que el rumbo que estaba imprimiendo a su gobierno era ciudadano, aunque en realidad a pesar de “compartir” el poder con la ciudadanía lo que estaba en el fondo era la búsqueda de la legitimación de la decisión tomada por el gobernador. Es decir, Ruffo entiende que a la inercia de la dinámica cultural –y política- del Estado benefactor no era posible cambiarla tan rápido, por lo que tuvo que ir ajustando en el camino con su equipo y la ciudadanía la toma de decisiones, en donde al organizar a la sociedad en grupos, el gobierno del estado inducía de alguna manera la decisión final14. Y estas concepciones en las formas de gobierno del Lic. Ruffo no son gratuitas, sino más bien están inscritas en las reformas de gobiernos de los años ochenta y noventa, en donde la gestión pública, una vez fracasado el Estado benefactor, procura constituir un gobierno que se concibiera un “(…) ´Estados supermercado´, que destaca el rol del Estado y del gobierno de prestadores de servicios, con eficiencia y calidad, y que considera a los ciudadanos consumidores, usuarios y clientes de productos públicos” (Aguilar, 2006, 155).

14

Aunque no es el objetivo de esta investigación sí se debe decir que Baja California es sin duda,

para la historia política contemporánea de México, uno de los parteaguas más importantes al gestarse en ella la transición democrática producto de las luchas políticas y movimientos civiles surgidos en el norte del país en la década de los ochenta. Si en la elección presidencial de 1988 el Ing. Cuauhtémoc Cárdenas, encabezando un gran frente de partidos de izquierda, había logrado la victoria en el estado, para la elección de gobernador del siguiente año, en la de 1989, Ernesto Ruffo, el candidato del PAN, había logrado la victoria y además que el régimen presidencial priista, encabezado por Carlos Salinas, reconociera por primera vez en más de 70 años una victoria de la oposición en un gobierno estatal.

131

De entre los problemas vitales para el desarrollo del Estado que tuvo que enfrentar el Gobernador Ruffo, fue precisamente el que implicaba el

abastecimiento de agua para Tijuana el que tenía mayor prioridad. Ya construido y en operación parcial el acueducto del río Colorado-Tijuana, tocaba ahora enfrentar el problema de la construcción de la gran red hidráulica y sanitaria que Tijuana, que en ese momento era una de las ciudades del país con crecimiento demográfico por encima del promedio, lo que exigía obras de servicios públicos a marchas forzadas a instancias de su vertiginoso crecimiento. Esta presión era un elemento que ponía en riesgo la gobernabilidad, ante la presión de los partidos de oposición de exigirle al nuevo gobierno que “funcionara y diera resultados”. Tomando con punto de partida criterios empresariales en muchas de las decisiones de gobierno, Ernesto Ruffo se avocó a dar continuidad a la ejecución de las obras del crédito BID-Banobras, gestionado por sus antecesores en el gobierno estatal, para la construcción e introducción de la red hidráulico-sanitaria para la ciudad. Para ello, precisamente él consideró que la tarea primordial era consolidar una tarifa que pudiera cubrir los costos y la recuperación del crédito contraído. Tenemos entonces que la administración del recurso hídrico para el desarrollo urbano exigía capacidad de gestión y decisión, pues no bastaba con tener garantizada la conducción del agua desde el río Colorado, sino que la construcción de las redes en la ciudad exigía también capacidad política para comunicar a la sociedad la nueva realidad de que se garantizaría el servicio de agua teniendo un costo considerable. En ello, las primeras decisiones que toma el gobierno estatal es armar un equipo con un perfil profesional que estuviera en posibilidad de tomar decisiones que no necesariamente concordaban con las ideas del Estado benefactor. Se designó entonces como Director General de la CESPT al Ing. Rafael Balderrábano Zayas durante el período de 1989-1990. La tarea que le fue encomendada era la de llevar a cabo los trabajos necesarios para establecer el costo real del servicio de agua, el cual había sido duramente criticado largo tiempo pues la ciudad sufría de escasez de agua y de
132

cualquier manera el ciudadano pagaba un servicio que no tenía. Para el Lic. Ruffo una buena parte de los problemas de la relación gobierno-sociedad, radica en lo que él ha denominado durante la entrevista como “la dinámica cultural del nacionalismo benefactor”. De acuerdo a su experiencia, él tuvo que medir el pulso de la sociedad para, aprovechando su gran capital político logrado en la

contundencia de su elección como gobernador, aumentar la tarifa del costo del servicio de agua, lo que evidentemente iba en contra del bienestar social; la gran diferencia radicó en que siendo él el gobernador, ofreció garantizar el abasto de agua para la ciudad pero con el costo real; lo cual a largo plazo benefició a la sra. Beatriz Cecilia frase que utilizaría para referirse a una señora común tijuanense en quien se personifica Baja California15. Aunque Ruffo también habló en la entrevista de que los tres años posteriores a su decisión la sociedad mantuvo el silencio y sólo con el tiempo vinieron el reconocimiento y aceptación social de los resultados de dicha decisión, lo cual podría resumirse en que se hizo un buen cálculo político para tomar decisiones controvertidas como el aumento en el precio de un servicio público. Ya terminada la revisión tarifaria, se anunció en julio de 1990 que se había autorizado, a través de la Ley de Ingresos, un aumento del 22%. El Ing.

Balderrábano justificó el aumento argumentando que se atenderían el rezago de obras en beneficio de la comunidad (Ochoa, El Mexicano, 5 de julio 1990, 1) y adicional a ello afirmó que había ejecución de obras en marcha por un valor de 14 mil millones de pesos. Días posteriores, el diputado local Javier Moctezuma y Coronado emitió algunas declaraciones a la prensa tratando de explicar el reciente aumento en la tarifa. Para sustentarlo el diputado afirmó que el aumento era “normal” si se considera que los aumentos a los salarios de los trabajadores y del fluido eléctrico, incidieron en el precio (…) (El Mexicano, 9 de julio 1990). Una vez resuelto el tema del aumento de la tarifa del agua, dirían unos o actualización, dirían otros, el Gobernador Ruffo nombró como Director del Organismo al Lic. José Guadalupe Osuna Millán para emprender una serie de
15

El Lic. Ruffo utiliza esta frase a lo largo de la entrevista para referirse al ama de casa promedio quien, desde su punto de vista, era quien tenía más presente el tema de la escasez de agua.

133

tareas orientadas principalmente a mejorar el servicio que se proporcionaba al usuario, además de dar continuidad a la administración del crédito BID-Banobras y su correspondiente ejecución de obras. El Lic. Osuna Millán llegaba a la dirección del organismo con una amplia experiencia en el tema del agua, pues ya se había desempeñado como Subdirector de Planeación de la CESPEM, Director de Inversión Pública de SAHOPE, y Coordinador Administrativa del Acueducto Guadalupe-Ensenada y Director del Proyecto BID-Banobras-CESPT16, todo ello demuestra que contaba con la experiencia necesaria para comprender el tema de la administración del agua en su justa dimensión, pues su experiencia técnica se había desarrollado en el área de infraestructura. Mientras sucedían esta serie de cambio, para 1991 la CESPT contabilizaba 150, 705 conexiones de agua potable con una población de 969,863 entre los municipios de Tijuana, Tecate y Rosarito17. El Ing. Manuel Becerra, quien laboró en la CESPT hasta 1992, comentó durante la entrevista (comunicación personal) que uno de los grandes aciertos de la administración de Ruffo fue lo que él denominó como la política de administración del agua, la cual se tradujo en la elevación de los niveles de eficiencia de los organismos operadores de agua en el Estado a partir de la coyuntura del crédito BID-BANOBRAS18, el cual posicionó en un período corto al organismo operador de Tijuana como uno de los más eficientes del país, lo que al mismo tiempo combatió el centralismo tan característico en México, y obligó al gobierno federal a revisar su relación con el norte del país en temas como el del agua, esto cuando menos en el caso de Tijuana que demostró una capacidad de gestión y adaptación en muy corto tiempo.

16

También se desempeñó como Subsecretario de Administración en SAHOPE y Director de la Inmobiliaria del Estado en Tijuana. 17 Originalmente la CESPT daba servicio a estos tres municipios hasta la creación de la CESPTE Tecate el 20 de mayo de 1992, según el Decreto No. 234, publicado Periódico Oficial del Estado. Mientras que Rosarito se consolidó como municipio independiente de Tijuana en 1995, aún cuando a la fecha continúa teniendo servicio del sistema CESPT. 18 Para dimensionar estas mejoras en los indicadores del organismo, véase los anexos de indicadores.

134

La coyuntura del crédito BID-BANOBRAS posicionó en un período corto al organismo operador de Tijuana como uno de los más eficientes del país, lo que de alguna manera combatió el centralismo tan característico en México, y obligó al gobierno federal a revisar su relación con el norte del país en temas como el del agua, esto cuando menos en el caso de Tijuana que demostró una capacidad de gestión y adaptación en muy corto tiempo. Ahora bien, relacionado con este proceso de inicio y consolidación de una política de Administración del Agua mucho tiene que ver con el perfil requerido de los actores decisores para tener una perspectiva adecuada del tema. Por ejemplo, el Lic. Osuna Millán –en su comunicación vía correo electrónico con el autor- sostiene que los perfiles profesionales de quienes participaron en su administración cumplían con ciertos requerimientos “(…) se tenía personal mínimamente con licenciatura y dependiendo del tipo de función abarcaba desde ingenieros civiles, contadores públicos, economistas, químicos, administradores, abogados”. Esta descripción en cuanto a los mandos gerenciales, pero también en los mandos operativos se contaba con personal de gran experiencia y especializado en las funciones de un organismo operador de agua. Por otra parte, en lo que respecta al papel de Ernesto Ruffo como Gobernador y actor decisor sobre el agua para el estado, en el contexto de negociaciones de la CILA, él sostiene que en varias ocasiones trascendía y antecedía las negociaciones de dicha instancia pues hablaba directamente con el gobernador de California, así como senadores y diputados norteamericanos para distintas gestiones. Sostiene que al ser nuevo en política, su método generalmente lo llevaba a hablar primero con el interlocutor correspondiente y una vez resuelto el problema entonces buscaba el canal institucional para formalizarlo. Evidentemente, esto se explicaba en función de su déficit de conocimiento de las instituciones públicas que servían como conducto. Queda claro que su falta de experiencia política la sustituía más con el instinto de

135

lo que “debía hacerse” sobre todo desde su experiencia empresarial, esto quizá mientras pudiera tener mayor experiencia en la administración pública19. La adquisición de experiencia en la toma de decisiones en los asuntos públicos es un elemento indispensable. Su experiencia le permitió a Ruffo, en el contexto de las negociaciones de la CILA, colaborar en las decisiones que condujeron luego a la construcción de la denominada Planta Internacional de Tratamiento de Aguas Residuales, la cual se ubica en San Ysidro, Ca. y en la cual México pagaba los costos de su operación pues en ella se tratan aguas residuales producidas por Tijuana. La resolución de un problema añejo de tratamiento y conducción de aguas residuales tendrá el sello de la negociación ruffista. En este contexto de la adquisición de experiencia para la toma de decisiones, Ernesto Ruffo en la entrevista nos remitió a otro ejemplo de cómo siendo Gobernador inició la promoción económica de Baja California en China y Japón. Ya con las oficinas y el personal instalado en dichos países recibió la llamada de atención de la Secretaría de Relaciones Exteriores por extralimitarse en sus funciones. Es en uno de estos viajes de promoción que inicia las gestiones del Crédito Japonés20 a través de contactos y recomendaciones, y el cual fue aprobado para que Baja California contara con recursos para la construcción de infraestructura de redes de saneamiento en sus ciudades principales. Para mediados de los años noventa es claro que se está dando un proceso de reorganización y consolidación organizacional de la Comisión y de políticas públicas orientadas a garantizar el abasto de agua las 24 horas a las ciudades de Tijuana y Rosarito. Esta consolidación le permite a CESPT participar más activamente en las negociaciones dentro de la red de instituciones del agua del lado mexicano. Para afirmar aún más nuestra postura respecto de la construcción
19

No podemos dejar de mencionar que Ernesto Ruffo antes de llegar al gobierno de Baja California había sido únicamente alcalde del municipio de Ensenada, de donde salió para luego ser candidato a gobernador. 20 Cabe destacar que el Lic. Ruffo menciona que los contactos para comenzar las gestiones del Crédito Japonés se los dio el Lic. Manuel Camacho Solís, quien en aquel momento se desempeñaba como Jefe del Departamento del Distrito Federal, el cual era una dependencia del orden federal.

136

de la red de instituciones que irán surgiendo y colaborando en la administración el agua en Baja California, el Quím. Toribio Cueva López, en la entrevista con el autor (comunicación personal, 6 de enero de 2010) nos refiere que en 1997 surge la Comisión Estatal de Servicio de Agua del Estado (COSAE), la cual

posteriormente se transformará en la Comisión Estatal del Agua. Si bien quedó claro que la construcción del acueducto Río Colorado-Tijuana permitió garantizar el suministro de agua al sistema Tijuana-Rosarito21, el

otorgamiento a la CESPT del crédito BID-BANOBRAS permitió al organismo una segunda etapa de crecimiento en tanto que dichos recursos fueron utilizados para la introducción de la infraestructura hidráulica requerida por las ciudades de Tijuana y Rosarito para el abastecimiento de agua en los sectores residencial, comercial e industrial, dando viabilidad de crecimiento a esta zona. Aún cuando CESPT tenía como su principal tarea el suministro de agua para la ciudad, hacia finales de los años ochenta no contaba con la estructura organizacional necesaria para el manejo del sistema, ya no digamos para la atención a los usuarios. Aún cuando los créditos BID-Banobras se están ejerciendo, el organismo comienza desde 1991 a hacer las gestiones ante Banobras para mejorar las condiciones de pago de los créditos 156 y 769, tanto para ampliar el plazo como conseguir una mejor tasa porcentual. En oficio del 19 de julio de 1991 dirigido al Lic. Enrique Álvarez del Castillo, director general de Banobras, el Lic. José Guadalupe Osuna Millán le planteó la situación de que en materia de agua potable y alcantarillado sanitario en Tijuana existe un rezago y hay la firme intención del organismo de atenderlo, no solo por resolver el problema sino también porque Tijuana al ser ciudad fronteriza sería tomada en cuenta por los inversionistas en el contexto del Tratado de Libre Comercio. El propósito del oficio fue solicitar una baja en las tasas de

financiamiento dado que el costo del dinero era más accesible que en 1985, año original de la firma del contrato por los créditos firmado por el organismo de agua.
21

Hay que decir que la infraestructura instalada para la conducción del agua a Tijuana también beneficia al municipio de Tecate. Una vez recibida el agua en la presa El Carrizo, de ahí se bombea el agua para el mencionado municipio.

137

Hacia septiembre de ese mismo 1991, el Lic. Ernesto Ruffo envió un oficio al Dr. Pedro Aspe Armella, quien se desempeñaba como Secretario de Hacienda y Crédito Público de México, la solicitud para un nuevo crédito el denominado Tijuana II por un valor de 50 millones de dólares, siguiendo la experiencia del primer crédito para obras de los años ochenta, es decir el crédito que se firmó con el Banco Interamericano de Desarrollo y con el Banobras como agente financiero. En respuesta, el Secretario de Hacienda le hizo saber al Gobernador Ruffo– con fecha 31 de enero de 1992-que para esa fecha ya se habían comprometido la totalidad de los recursos del programa de préstamos para 1992 con el BID por lo que la solicitud del gobierno estatal de Baja California podría contemplarse para 1993. Informa también que el procesamiento de este tipo de créditos requiere de un tiempo de 18 meses para su gestión. Sin embargo, ofrece como opción adherirse a los préstamos de carácter sectorial con el Banco Mundial y el BID – que en total ofrecen 500 millones de dólares. En este contexto, es en El Mexicano el lunes 2 de noviembre de 1992 que se anunció de parte del Director General del Organismo, el Lic. Osuna, el surgimiento del Sistema Integral de Prestación de Servicios y Atención al Público, con el cual se pretende integrar la atención al público, servicios de campo y comerciales, con el objetivo de elevar la eficiencia del organismo, así como “(...) reducir al mínimo el tiempo que transcurre entre el surgimiento de una fuga o solicitud de servicio, y su eliminación o atención”. Tenemos entonces que el crecimiento del organismo en cuando a su infraestructura comienza a repercutir y exigir mejorar la calidad de su servicio, lo cual es el espacio para que el círculo del servicio del agua comience a ser más óptimo. En entrevista el 16 de abril de 2010, el Lic. Gustavo Hernández (comunicación personal) parte de las condicionantes para el otorgamiento del crédito era que la CESPT no ejecutara directamente las obras necesarias. Ahí surge entonces la Unidad Ejecutora del Proyecto (UEP) con el propósito de supervisar y ejecutar las obras de infraestructura. Hacia 1993 se terminan las
138

obras del crédito y entonces la UEP se integró al organigrama de la comisión como la Subdirección de Construcción, lo cual obligaba a una nueva reingeniería en su estructura operativa. Con la llegada de la UEP se desarrolló una etapa de profesionalización en el diseño de las obras que va requiriendo la ciudad. Uno de los comentarios que mejor dibujan los cambios que va a tener el servicio de la CESPT durante la primera mitad de los años noventa fue el relato de una experiencia personal en sus primeros años de vida de parte del Lic. Hernández:
(…) la parte personal, en los años 70´s, bueno esperábamos a don Felipe que era el pipero, con ansiedad para que pasara y gritarle que llenara las pilas de los vecinos, todos teníamos pila, teníamos bomba, porque no había de otra, no, agua de mala calidad de algunos pozos donde surtían las pipas, era Garzas en el Alamar, en la zona Río.

Él mismo también da pista que como parte de las condiciones del crédito se tendrá acceso a diversas asesorías para comenzar a integrar una serie de manuales de operación y de funciones de las distintas áreas de la CESPT. Cita por ejemplo a Marcelo Dutil, de origen chileno, quien supervisó el diseño de manuales de funciones. Las asesorías también intervinieron en la conformación del Módulo de Atención Personalizada, el Módulo de Atención Telefónica y la sectorización de la ciudad por distritos de servicios. Nuestra consideración en torno a estos aspectos de conformación de manuales y sistemas de atención al usuario son una fase nueva en el organismo y sus formas de trabajo. A ello le abonó la exposición del Lic. Hernández también describe otros aspectos como la reingeniería del organismo producto de las cláusulas y condicionantes del BID-BANOBRAS, lo que cambiará organismo dejando de ser “una institución testigo” en la política de Administración del Agua para involucrarse a fondo y transitar a ser un organismo que comienza a elevar sus indicadores de eficiencia y cobertura y a cambiar y consolidar un nuevo paradigma de administración centrado principalmente en abastecer de agua a Tijuana. Además, es menester agregar que en el marco de la reingeniería institucional, la atención al usuario también implicaba mejorar la medición del consumo para aumentar los indicadores. Una de las estrategias para ello consiste en la sustitución gradual de los medidores. El Lic. Osuna Millán anuncia la
139

instalación de 40 mil medidores, lo que permitirá tomar lectura de consumo para sustituir el cobro de cuota fija, lo que conducirá a mejorar la eficiencia comercial del organismo. En declaraciones del citado funcionario, para 1993 ya no habría rezago en la instalación de medidores y se tenían proyectadas 50 mil cuentas más, dado que la ciudad ya cuenta con la red de agua potable y alcantarillado para atenderlas e integrarlas al sistema, según lo manifestó a El Mexicano el 4 de noviembre de 1992. Por otra parte, en opinión del Ing. Jorge Enríquez García (comunicación personal, 12 de abril de 2010), quien se desempeña actualmente como Subdirector de Operación y Mantenimiento del organismo, nos afirmó que hacia 1990 existía una Subdirección Técnica dentro del organismo y la Unidad Ejecutora de Proyectos (UEP), ésta última se creó como uno de los requisitos del crédito BID-BANOBRAS para ejercer las obras, pues una de las condiciones del crédito estipulaba que dado que el organismo no contaba con la infraestructura suficiente, se debería integrar un ente ejecutor. En este esquema, comenta el Ing. Enríquez, la UEP ejecutaba obras que luego, una vez terminadas, pasarían a formar parte del patrimonio de la CESPT. Como parte de la reingeniería organizacional que sufre el organismo tras el término del crédito otorgado, la UEP se integra al organismo como la Subdirección de Construcción (que hasta entonces no existía como tal en el organigrama del organismo) y algunas funciones menores de la UEP se integran a la Subdirección Técnica para dar origen a la actual Subdirección de Operación y Mantenimiento, todo ello a partir de 1992 según opinión del entrevistado. Precisamente, nos comentó el Ing. Enríquez, la Subdirección de Operación y Mantenimiento al surgir trajo como tarea la implementación de distritos (lo cual permitía sectorizar la ciudad) lo cual daba la pauta para segmentar los servicios y atención brindados a los usuarios en cada zona de la ciudad. Se inició con 5 distritos de servicio con el propósito de acortar los tiempos de respuesta en reparación de fugas. A la par de su crecimiento el organismo también fue

140

adquiriendo compromisos más complejos como el de la reducción de pérdidas de agua, que en aquellos años oscilaban entre el 30 y el 40 %. Dada su experiencia en la CESPT y a partir de dicha experiencia, el Ing. Enríquez nos describió también la ruta de cómo la Subdirección Técnica se

transforma en la Subdirección de Operación y Mantenimiento, una vez que el organismo fue adquiriendo compromisos más fuertes en cuanto a la atención al público y mejorar sus indicadores de medición y operación. Para el Ing. Enríquez la integración de la UEP a la CESPT fue el detonante de la complejidad del organismo y sus atribuciones, ya que no se podía continuar trabajando “con dos o tres oficinas”, según sus propias consideraciones. Es en este rubro donde el Lic. Gustavo Hernández, durante su entrevista, también hizo aportaciones muy importantes sobre el cambio organizacional del organismo cuando habla de que como parte también de los trabajos a realizar, además de la construcción de obras, la del fortalecimiento institucional. Para ello, se integró el denominado Programa de Desarrollo Institucional (PDI). Con la asesoría de Marcelo Dutil, dice el entrevistado:
(…) nos pone a trabajar a todas las áreas en aquellos documentos en donde se empieza a plasmar los manuales, formatos, procedimientos, todo lo que no había en aquel tiempo, puesto que los formatos que utilizábamos para el caso que yo conocía que era compras, eran a mano, eran a máquina de escribir, eran muy rudimentarios.

No puede dejar de destacarse que de manera complementaria a la entrevista, también de acuerdo al Informe Final de la Unidad Ejecutora del Proyecto el Programa de Fortalecimiento Institucional, que dio origen al PDI, se contó con la asesoría de la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud y con el propósito de “fortalecer la capacidad gerencial operacional y técnica en la prestación de los servicios de agua potable y alcantarillado”, se trabajó en un total de 49 rubros-informes para profesionalizar el servicio. Entre otros podemos destacar el Seminario de Planificación y Desarrollo Gerencial de empresas de agua potable y alcantarillado, términos de referencia para subprograma de control de pérdidas.
141

También está el diagnóstico y análisis del sistema comercial, de operación y mantenimiento, planificación, suministros y almacén, recursos humanos. No debemos dejar pasar el análisis de tarifas de agua potable y alcantarillado, el modelo de análisis de sensibilidad de tarifas, el diseño de tratamiento de agua potable, taller sobre políticas institucionales del organismo, así como el diagnóstico y diseño de sistema de proyectos y obras, entre otros. Lo que queremos demostrar con esto es que las obras programadas a ejecutarse con el crédito BID-Banobras no es únicamente construir la infraestructura de conducción de agua potable de la que adolece la ciudad, si no también preparar y

profesionalizar las actividades que deberá realizar el organismo para controlar y supervisar la infraestructura construida. Esta decisión nos habla de que ya existía un modelo de toma de

decisiones con amplia perspectiva y de largo alcance. Esto afirma lo dicho por el Ing. Enríquez en su entrevista respecto de que el organismo no podía continuar funcionando con unas cuantas oficinas. Este programa de reorganización estructural significa una segunda fase de modernización y profesionalización a partir del crédito. Todos estos cambios internos se corresponden directamente con el perfil de quienes acompañaron al Lic. Osuna Millán durante los años noventa en la Dirección del organismo. Como respuesta a una de las interrogantes planteadas, el Lic. Osuna (comunicación personal, vía correo electrónico) se refirió al perfil profesional de sus colaboradores, y citamos por ejemplo que el subdirector de Construcción era ingeniero civil con maestría en administración y 20 años de experiencia; el titular del Programa de Desarrollo Institucional era titulado en ingeniería industrial, así como perito consultor del Banco Interamericano de Desarrollo en materia de fortalecimiento institucional; el subdirector de Planeación ostentaba el título de ingeniero industrial con maestrías en sistemas y en administración. La experiencia acumulada por los mandos gerenciales hizo evidente que además del cambio estructural en el organigrama de la CESPT, en esa misma medida había un alto grado de profesionalismo que incidía en la calidad de los procesos.
142

Para describir más ampliamente la condición imperante, que tanto el Lic. Hernández como el Ing. Enríquez aportaron a la discusión, nos remitimos a un ejemplo del propio Ing. Enríquez que consideramos retrata -de forma parcial si se quiere- el nivel de cambio que comenzó a percibirse en la estructura organizacional del organismo, tanto en sus funciones como en capacidad de respuesta:
(...) la implementación de los distritos de mantenimiento, se sectoriza la ciudad, también por parte de las sugerencias de los consultores del BID BANOBRAS, para acortar los tiempos de respuesta, la reparación de fugas, de la atención a los usuarios, se crea el SIPSAP, que era, lo que es un sistema para hacer expedita la información desde que el usuario solicita un servicio que todo se haga de forma automática y que llegue casi en forma instantánea a las áreas que lo van a ejecutar, este, el control operacional.

El Ing. Jorge Enríquez también comentó en la entrevista de forma general cómo funciona el sistema de conducción de agua al sistema Tijuana Rosarito, de donde obtenemos que el 90% del abasto de agua para la zona costa provenga del río Colorado como fuente principal. También hizo algunas descripciones generales sobre el funcionamiento del sistema de conducción y su complejidad. Al ampliar su explicación nos remite a que el sistema de conducción de agua en bloque desde el río Colorado cuenta con seis instalaciones de plantas de bombeo (PB`s), las cuales son utilizadas para impulsar el agua de Mexicali a Tijuana y vencer la gravedad, especialmente en la Rumorosa donde la altura asciende a más o menos mil metros. Una vez en Tijuana, en la PB No. 6, que se encuentra en la Presa Abelardo L. Rodríguez, es utilizada para conducir el agua hacia la planta potabilizadora El Florido. Esta infraestructura va a integrarse a la que se anuncia de parte del Ing. Rubén Roa Quiñónez, de la Comisión Nacional del Agua, al referirse que ya se tiene garantizado el abasto del agua para Tijuana hasta el año 2002, dado que el acueducto del Río Colorado-Tijuana se encuentra funcionando a su total capacidad. Con una inversión de 35 mil millones de pesos, se garantiza el abasto de agua a los municipios de Tecate, Tijuana, Ensenada. En todos los casos, el
143

mayor abasto provendrá del agua conducida desde el río Colorado y apoyándose también en el agua disponible en pozos locales, los cuales inicialmente eran la fuente principal para cada localidad. Para el caso de Tecate el acueducto aportaría 30 de los 185 litros por segundo requeridos, y el resto de pozos locales. Para Ensenada y Rosarito el agua se conducirá por el acueducto La Misión-Ensenada, de acuerdo a la nota de Samuel Barajas en El Mexicano del 7 de noviembre de 1992. El proceso de transformación de las instituciones que administran el agua, que se vuelven complejas conforme crecen en capacidades y en número de usuarios, implicó necesariamente la construcción de redes y actores sociales que participan en su resolución, de manera que la red se amplió y fortaleció en términos del número de instituciones conforme el problema crece y requiere de una solución más integral. En este profundo proceso de cambio que sufría estructural y organizacionalmente la comisión, hay un elemento muy importante que el organismo debía enfrentar: la calidad del servicio ofrecido a la sociedad. Por ejemplo, el domingo 1 de noviembre de 1992 se publica en El Mexicano una nota haciendo referencia a obras que ejecuta la Comisión a la altura de la Central Camionera en Tijuana, y en la nota se afirma que “no es la primera vez que la CESPT realiza trabajos, cerrando tramos de calles, sin notificar antes a las autoridades de tránsito (...)”, según el reporte de Sergio Anzures a El Mexicano el 1 de noviembre de 1992. El problema no era la realización de obras, sino la forma en cómo se ejecutaban y entorpecían la vida de la ciudad. Situaciones de este tipo se encontraron a lo largo del sexenio ruffista en tanto que en la ciudad se van a ejecutar obras para la introducción y ampliación de redes de agua potable y alcantarillado, y las molestias para los ciudadanos serán comunes. Sin embargo, no hay que perder de vista que las tareas surgidas del crédito van a exigir a la CESPT aumentar la cobertura del servicio de agua en muy poco tiempo y también le exigirá la reducción de pérdidas de agua, tanto en lo físico como en lo comercial, es decir el agua que se pierde por fugas en tuberías así como el agua perdida por clandestinaje.
144

Al mismo tiempo, en nota publicada a instancias de CESPT, el organismo solicita una nota aclaratoria a través de la Unidad de Relaciones Públicas acotando que las obras a las que se hace mención no fueron ejecutadas por el Organismo, pero tampoco se aclara que autoridad entonces las tenía a su cargo (El Mexicano, 4 de noviembre 1992, 9-A). Podemos comentar que dado el reordenamiento institucional el organismo mantenía muchos “frentes de acción” abiertos ante la sociedad. La capacidad de abasto y disponibilidad de agua desde el río Colorado posibilitó que la CESPT pudiera atender la creciente demanda de agua de la ciudad, tanto de la demanda rezagada, y no atendida, hasta la demanda reciente dado el continuo crecimiento de Tijuana. Esto viene a mención por la solicitud de obra de red de agua potable de los vecinos del fraccionamiento Internacional. La respuesta del Lic. Osuna Millán, director del organismo, declara que se hará un estudio de factibilidad para atender la solicitud vecinal y programar la reunión para 1993, de acuerdo a información publicada por El Mexicano el 1 de noviembre de 1992. De este caso podemos rescatar la disposición del organismo para atender a la sociedad, pero además que ya hay capacidad técnica para resolver los rezagos, contrario a la situación que el organismo enfrentaba todavía en los años ochenta por su falta de solidez financiera y capacidad técnica. Si bien el crédito BID-Banobras resolvió el problema de conducir el agua del sistema macro al sistema hidráulico de la ciudad, un nuevo problema surgió, pues aunque ahora la ciudad contaba con agua, hacia 1995 debía resolver el problema del tratamiento y disposición. Es decir, tenemos un problema macro que tiene que ver con el otorgamiento de un servicio público inexistente en el sistema TijuanaRosarito que se resuelve con la construcción de un acueducto que conduce el agua del río Colorado a Tijuana, de ahí un segundo nivel el problema de introducir el agua en la ciudad lo cual se resolvió con el crédito BID-BANOBRAS para la construcción de la red hidráulica y el tercer nivel, el tratamiento y disposición del agua que circulaba en la ciudad y que se convertía en agua residual, esto se

145

atendió posteriormente con el crédito japonés, dedicado a la construcción de infraestructura de saneamiento. En cuanto a este tema, uno aspecto en especial tiene relación directa con la conducción de aguas residuales a lo largo del canal del río Tijuana y en el cual, según declaraciones de directivos del organismo en noviembre de 1992, conducía a ese momento 60 litros, los cuales se trasladaban y se trataban en la planta de Point Loma (en San Diego, California), mientras que en 1990 por el canal corrían 650 litros. Esta reducción se debía, según el organismo, al entubamiento de las aguas residuales. Al mismo tiempo, esta reducción está ligada al abatimiento del rezago de conexiones de drenaje en la ciudad (El Mexicano, 7 de noviembre 1992, 5-A). Esta declaración es relevante en tanto que al conducirse y tratarse en plantas las aguas residuales se estaba contribuyendo con la calidad del medio ambiente y con la conservación en el estuario del río Tijuana, recordando que este río cruzaba hacia Estados Unidos y desembocada en el océano Pacífico. El trabajo aquí con la CILA era por demás trascendental, pues era necesaria una relación muy estrecha de trabajo y de gran colaboración, pues en palabras del Lic. Osuna Millán durante la entrevista manifiesta:
(...) ellos –la CILA- como responsables de los efectos de nuestro manejo de agua potable y aguas residuales con impactos en USA, requerían que nuestro actuar fuera eficiente y decidido para evitar dichos impactos.

Siguiendo con nuestro relato, debemos destacar que la introducción del servicio de agua potable y alcantarillado representa una fase de avance en el mejoramiento urbano de la ciudad, en tanto se va reduciendo el rezago en este servicio. En opinión del Lic. Osuna Millán la ejecución de las obras tiene como objetivo aumentar la cobertura en la ciudad, y al mismo tiempo este aumento traerá consigo nuevas obligaciones para el organismo:
elevar la eficiencia del organismo dotándolo de procedimientos y sistemas que abatieran las pérdidas de agua por lo que se requería sustituir líneas e infraestructura en los límites de su operatividad eficiente, además de mejorar los niveles de recaudación y administración de los activos y bienes de la institución.

146

Con las obras en marcha, la CESPT estuvo encaminada a transformarse en un organismo que proporciona un servicio eficiente a la ciudadanía. La mayor capacidad de abastecimiento y la ampliación en la cobertura del servicio de agua requerirán mayor profesionalismo de parte del organismo. En El Mexicano se da cuenta de la ampliación de la red de agua potable especialmente hacia el este de la ciudad. Colonias como Buenos Aires Norte y Sur, Loma Bonita, Chilpancingo, Francisco Villa serán testigos de la ampliación de la red. Es evidente que el servicio de agua cambiaría paulatinamente ciertas dinámicas cotidianas como por ejemplo la compra de pipas de agua, tal como Ruffo lo señala en su entrevista, pues se estaba atacando un problema añejo en la ciudad. Incluso, en declaraciones del Lic. Osuna Millán afirma que estas obras corresponden al programa de obras y recursos autorizados por el crédito BIDBanobras, que para 1993 tenía contemplada una inversión por 90 mil millones de pesos, mientras que para 1993 lo autorizado serían 70 mil millones de pesos, que se traducirían en 25 mil conexiones de agua y 30 mil de drenaje (El Mexicano, 8 de noviembre 1992, 1-D). Aún cuando CESPT se vio beneficiado por un crédito de combinación nacional e internacional para atender el rezago en obras de agua potable, también subsistían quejas contra la paraestatal, especialmente en aquello que tiene que ver con la tarifa. Si bien hay un ritmo considerable en el crecimiento de obras, también es cierto que el financiamiento de las obras tenía que afectar la tarifa. El propio Lic. Osuna Millán anunció a finales de noviembre de 1992 que habría un incremento del 6.87%, “(...) como consecuencia de los aumentos acumulados desde diciembre de 1991 a la fecha de la energía eléctrica, sueldos y salarios, combustibles y pagos por derechos” (El Mexicano, 14 de noviembre 1992, 1-D). Al mismo tiempo, el funcionario aseguró que el aumento está por debajo de la inflación (poco menos de la mitad), la cual fue del 12%. En cambio del aumento, el funcionario también ofrece un incentivo a la sociedad al explicar que se había

147

creado un sistema de atención a usuarios para mejorar la calidad del servicio, el SIPSAP. Precisamente en este tema de las tarifas, en noviembre de ese año, mientras el Director hablaba y comunicaba a la sociedad sobre el aumento de sueldo, iniciativas de investigación surgía en el Congreso Local de parte del diputado panista Francisco Javier Zepeda y de parte también del Diputado Federal panista Jesús González en torno al tema del costo del agua. En cuanto al Diputado Zepeda hace el señalamiento que en Baja California el organismo de agua de Tijuana ofertaba el servicio más caro. Asimismo, también señala el diputado local no podía el congreso estatal permanecer ausente e insensible ante el reclamo de los tijuanenses. En cuanto al diputado federal González, fue aún más a fondo cuando habló sobre el caso y afirmó que solicitaría la intervención del Gobernador Ernesto Ruffo para que investigue el comportamiento y cobros exagerados del organismo. No podemos dejar pasar que estas dos opiniones emitidas por legisladores panistas aparecen en la misma edición de El Mexicano y en la misma página (El Mexicano, 19 de noviembre 1992, 3-A) lo cual da pauta para interpretar varias cosas. La primera de ellas iría en considerar que a pesar de pertenecer al PAN los dos legisladores y el Director de CESPT ese hecho no obstaba para emitir críticas, lo cual sería bastante saludable, y la segunda podría interpretarse como una ola de críticas orquestadas contra el Director de la paraestatal, en función de la influencia y prestigio que el organismo iba construyendo socialmente 22. En este contexto, podemos interpretar también las declaraciones del Lic. Osuna, quien señaló posteriormente que “no se brinca las trancas” en el tema de las tarifas, cuando comentó que la tarifa la autoriza el Consejo de Administración del Organismo, presidido por el Gobernador Ruffo, y además de que así lo contemplaba la ley de ingresos de 1992, la cual por cierto está autorizada por el

22

No debemos pasar por alto que el Lic. Osuna Millán deja la Dirección general de la CESPTT para participar como precandidato en la elección interna del PAN y, una vez ganado, participar como el candidato a alcalde de Tijuana por dicho partido en la elección estatal de 1995.

148

congreso local. Sin embargo, agregó que estaba dispuesto a comparecer ante el Congreso Local y aclarar las dudas que plantearan los diputados (Ochoa, El Mexicano, 23 de noviembre 1992, 2-A). Por esos días también con una gira del Presidente Carlos Salinas de Gortari se anunció que por diversas inversiones realizadas en infraestructura hidráulica en Baja California ya se garantizaría la disponibilidad de agua, mientras que 1993 se tendrían terminados los estudios para la construcción de la hidroeléctrica, en la misma gira el Lic. Osuna Millán hizo declaraciones respecto de la inversión realizada en el acueducto La Misión-Ensenada y con esta obra los habitantes de la zona costa tendrían garantizada la distribución de agua hasta el año 2000 (El Mexicano, 19 de noviembre 1992, 4-A). En tanto que nuevamente el diputado federal Jesús González retomó en declaraciones el tema de las quejas contra la CESPT quien manifestó que procuraría entrevistarse con el Gobernador Ernesto Ruffo para exponerle las quejas sobre la actitud del organismo en cuanto a seguir cobrando recibos altos. Incluso, manifestó que estaría dispuesto a encabezar una demanda popular contra el organismo para que el tema de los altos cobros sea atendido por la autoridad. Aunque también afirmó que estas demandas no son contra José Guadalupe Osuna Millán, director del organismo, sino contra la CESPT, lo cual es un diálogo engañoso, en tanto que Osuna Millán era responsable en ese momento de las decisiones y acciones tomadas por parte del organismo (El Mexicano, 24 de noviembre 1992). El eufemismo puede servirnos para afirmar que quizá aún siendo miembros del mismo partido Jesús González no pertenecía al mismo grupo político de Ruffo al interior del PAN. Por otra parte, el 30 de noviembre se anunciaría que la Comisión Nacional del Agua (institución que había heredado el organismo de la SARH) entregará el acueducto Río Colorado-Tijuana al Gobierno del Estado para su administración, operación y mantenimiento, de acuerdo a declaraciones de Víctor Hermosillo Celada, secretario de SAHOPE en el estado. Esto implicaría que tras más de 30

149

años de ser la federación la responsable de la administración del agua en bloque en el Estado, finalmente el gobierno estatal se iba a hacer responsable. Aunado a ello, también declaró que habría una reducción del 14% del personal que opera el acueducto una vez que se hayan terminado las reuniones de capacitación y se mejoren los sistemas eléctricos (El Mexicano, 30 de noviembre 1992, 1-D). Para el 1 de diciembre, se anuncia que oficialmente entre en vigor el aumento a las tarifas del servicio de agua, a pesar de la gran polémica suscitada durante el mes de noviembre por los diputados panistas, y que el Lic. Osuna Millán había defendido públicamente, los cuales eran autorizados por el propio Congreso Estatal a través de la Ley de Ingresos. A la par de la entrega de la operación del acueducto al Gobierno del Estado, a la vez se conformó al iniciar el mes de diciembre la Comisión de Servicios de Agua del Estado, de la cual estaría a cargo el Ing. José Alberto Estrada Castañeda. Si bien esta Comisión se había diseñado desde 1991, no fue sino hasta ahora que se nombró un titular y que su Consejo de Administración le delimitó sus facultades en cuanto a la conducción del agua en bloque en el Estado, de acuerdo a las declaraciones del Arq. Víctor Hermosillo Celada, titular en el Estado de la Secretaría de Asentamientos Humanos y Obras Públicas del Estado (Dávila, El Mexicano, 12 de diciembre 1992). Precisamente, una vez que el Gobierno del Estado recibió para su operación el acueducto, fue necesario realizar las adecuaciones institucionales necesarias para supervisar y operar el mismo. De tal forma, se anunció también de parte del Lic. José Guadalupe Osuna Millán que se conformaría la Comisión Estatal y Saneamiento de Agua, y adicional a lo declarado por el Arq. Víctor Hermosillo, estaría integrada por las Comisiones Estatales de cada uno de los municipios. Destacó el funcionario que los procesos de operación del acueducto no representarían ningún problema en tanto que la CESPT ya estuvo participando con anticipación en las acciones de mantenimiento del acueducto, así como en el sistema de tratamiento y alejamiento de aguas residuales. Esta transición significó que la conducción de agua en bloque en el

150

estado, la cual la llevaba a cabo la Comisión Nacional del Agua, ahora la realizará este nuevo organismo (El Mexicano, 16 de diciembre). Para finalizar el año, el Director de CESPT hizo declaraciones respecto a que el suministro de agua está garantizado hasta el año 2000. Estas afirmaciones las hace el Lic. Osuna en tanto que se aumentó la oferta de agua de 2.2 a 4.2 metros cúbicos por segundo, mientras la demanda real es de 2.4. Es necesario agregar aquí el comentario del Lic. Rivera quien sostiene también que la decisión de construir el acueducto contemplaba su funcionamiento originalmente hasta 1994, sin embargo, el Gobernador Ruffo afirma que durante su administración también se realizaron trabajos adicionales para llevar el acueducto a su máxima capacidad. De hecho, la opción del acueducto aún cuando en la actualidad se construye una ampliación adicional a la infraestructura disponible, sostiene el Lic. Rivera que solo tendrá viabilidad hasta los años 2017 o 2018, por lo que antes de esa fecha se debe pensar en opciones alternativas como la desalación. Al mismo tiempo, también agregó que durante 1992 se introdujeron 196 líneas de agua potable y para 1993 la meta es de 235 kilómetros (El Mexicano, 31 de diciembre 1992). También se construyeron tanques que en conjunto logran una capacidad de almacenamiento de 29 mil metros cúbicos. Durante el año que finalizaba, el organismo conectó 19 mil tomas de agua potable, lo cual permitía abatir el rezago en este indicador y llegar a 188 mil conexiones. Es evidente que las obras están encaminadas a mejorar el servicio de agua potable. Con el avance de las obras en 1992, era la intención del organismo llevar adelante la ejecución de las obras del crédito BID-Banobras, las que se habrían de terminar durante 1993. Todas estas obras dan cuenta del gran esfuerzo institucional por atender y satisfacer una demanda social legítima de un servicio público, pero que también estaban siendo acompañadas de una política de precios que contemplaban los costos relacionados con la conducción, suministro, distribución y tratamiento del recurso.

151

5.2 Nuevo reto: consolidar una política de administración del agua en Baja California. A mitad del gobierno estatal de Ernesto Ruffo (1992) y recién renovados los ayuntamientos de los cuatro municipios del Estado, sucedió que entre enero y marzo de 1993 se presentaron en la región una serie de tormentas inusuales para la temporada, poniendo a prueba la capacidad de gestión de los gobiernos estatal y municipales ante una emergencia sin precedentes, además habrá serias afectaciones en la infraestructura hidráulica existente y que se venía construyendo y consolidando con las obras programadas por el crédito BID-Banobras. Tijuana en especial sufrirá muchísimos estragos y daños de una falta de infraestructura pluvial mínima con el consecuente resultado de damnificados. Se hará evidente con la contingencia que si bien había habido una gran inversión en infraestructura hidráulica, la ciudad había venido creciendo sin que en infraestructura urbana hubiera habido cambios sustanciales quizá desde la canalización del río Tijuana a finales de los años setenta. Ante la emergencia se constituyó el Convenio Único de Desarrollo (Ochoa, El Mexicano, 29 enero 1993, 1 y 4-A), el cual estará integrado por el gobierno federal, a través del Programa Nacional de Solidaridad, el estatal con el Lic. Ruffo y los promotores de gubernamentales de vivienda; Fonhapo, Fovi, Fovisste e Infonavit. Las instituciones federales estaban en Baja California por instrucciones del Presidente Carlos Salinas, quien había estado el pasado mes de noviembre para la inauguración de una serie de obras relacionadas con la infraestructura de conducción y suministro de agua y que, ante la emergencia, envió a sus funcionarios para ayudar a los damnificados y apoyar en la asignación de viviendas. Aunque es necesario aclarar que en este programa solo podrían

participar ciudadanos que fueran derechohabientes del Infonavit, por lo que estaría restringido. Un poco ya saliendo de la contingencia, a principios de marzo se dieron a conocer una serie de hechos muy relevantes para la operación cotidiana del organismo y que darían continuidad a la construcción de infraestructura para la
152

conducción del agua y la operación del sistema. En ese contexto, el Lic. Ernesto Ruffo, Gobernador del Estado y Presidente del Consejo de Administración de la CESPT, hace el anuncio de que dicho órgano autorizó que el organismo construya una planta hidroeléctrica, con la intención de producir energía y vendérsela a CFE para reducir los costos para la Comisión. La viabilidad de la planta, según agregó el Gobernador, sería óptima en tanto que su tiempo de duración y utilidad sería de entre 30 y 40 años, de acuerdo a sus declaraciones el jueves 4 de marzo de 1993 a El Mexicano. En ese mismo mes, el Lic. Osuna Millán sostendría que no habría reducción de las tarifas de agua, aún cuando las presas Rodríguez y el Carrizo tenían suficiente agua para abastecer a la ciudad, producto de la intensa temporada de lluvias del invierno pasado. Sin embargo, la tarifa será utilizada para financiar la construcción de la hidroeléctrica en Tecate, cuyo costo asciende a 95 millones de dólares. El proyecto representó un avance potencial en el óptimo

aprovechamiento de los recursos del organismo como se estableció en nota en El Mexicano el viernes 5 de marzo de 1993: “(...) con la construcción de la planta hidroeléctrica se eficientizará la operación del acueducto río Colorado, en cuanto al costo de la energía, (...) beneficiándose (...) la comunidad tijuanense”. Para reafirmar su postura, el funcionario declarará posteriormente en nota el domingo 21 de marzo de 1993 “que reducir las tarifas del servicio de agua sería una medida populista y que sólo beneficiaría momentáneamente”. Afirmó que la propuesta de construir la hidroeléctrica vendría a bajar en un 32% las tarifas de energía eléctrica, las cuales al aumentar inciden en el costo del servicio de agua. Tenemos entonces que un organismo público, más allá de la visión simplista de la administración pública respecto a mantener alto el costo de los servicios públicos, pretende tener recursos disponibles para el financiamiento de obras al utilizar de forma maximizada sus insumos disponibles. A la par de esto, la Unidad Ejecutora del Proyecto continúa con obras diversas, como es el caso de la introducción del colector de aguas en Rosarito, en aquel momento localidad perteneciente a Tijuana como una delegación política. La CESPT las ejecuta en
153

coordinación con la UEP, con el propósito de erradicar el derramamiento de aguas negras, problema aún presente en un 40% de la zona urbana. Esta obra había presentado un retraso importante dada la contingencia de lluvias de la temporada pasada, según reportó personal del Organismo a El Mexicano el 4 de marzo de 1993. Para reafirmar nuestra postura de que la disponibilidad de agua posibilitó el desarrollo urbano, la CESPT participó de manera conjunta con el Fideicomiso de Reservas Territoriales para iniciar los estudios y proyectos relativos a la introducción de la red de agua potable y drenaje sanitario en hectáreas localizadas en el ex ejido Mariano Matamoros. El nuevo desarrollo urbano tenía por objeto satisfacer la demanda de vivienda, además de ser un proyecto de vivienda del gobierno federal, en total 10 mil casas recibirían agua a través del acueducto Florido-Mesa de Otay. Por lo que toca al destino final de las aguas residuales, el Lic. Osuna Millán sostuvo que los desarrolladores de vivienda tendrían que realizar los estudios para la construcción de una planta tratadora negras, según se publicó el 6 de marzo de 1993. Con el objetivo de apuntalar ante la opinión pública las bondades de la construcción de la planta hidroeléctrica, el 11 de marzo también se dieron algunas declaraciones del Ing. Hugo Martín Solorio, quien se desempeñaba como Director de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tecate. Sus declaraciones ratificaban el tema del ahorro en los costos de energía eléctrica, la cual tendrá sitio de construcción en su municipio. La obra tendría participación de las comisiones de agua de Tijuana y Tecate. Acotó también que actualmente se invierte un 23% del costo del fluido eléctrico en los gastos de operación. Queda claro en este conjunto de declaraciones que al estar en proceso de consolidación la infraestructura de conducción de agua en el estado, uno de los pasos necesarios era optimizar los costos de operación de conducción, y en este contexto es donde se inserta perfectamente la justificación de la construcción de una planta hidroeléctrica de acuerdo a la nota de José Jiménez en El Mexicano del 11 de marzo de 1993.
154

de aguas

Incluso, desde el mismo 3 de marzo, el Lic. Ruffo había enviado un oficio al entonces Secretario de Hacienda de México, el Dr. Pedro Aspe Armella, solicitando el aval del gobierno federal para un crédito de hasta por N$ 120, 900, 000.00, lo cual tenía “(...) el propósito de llevar a cabo la construcción de la planta hidroeléctrica de Tecate”, con la cual se buscaba producir hasta 60 mega watts por año. Nuevamente, ante la experiencia del crédito de las obras de la red de agua, se procuraba contar con Banobras como agente financiero. En el mismo documento, el Lic. Ruffo informa también que tanto la Comisión Federal de Electricidad como la Comisión Nacional del Agua habían aprobado ya el proyecto. Para el 23 de marzo de 1993 el Lic. Osuna Millán solicita mediante oficio al Lic. Eugenio Elorduy Walter, responsable del comité de financiamiento del gobierno del Estado, autorizar el pasivo por 33, 904,000.00 millones de nuevos pesos para integrar la bolsa de obra de 1993, que asciende a un total de 70 millones de nuevos pesos, integrados de recursos federales y estatales del Programa de Agua Potable en Zonas Urbanas. El propósito de este crédito es parte de las obras de la primera etapa del proyecto integral Tijuana II. Por lo que toca al proyecto de la hidroeléctrica, el Lic. Osuna Millán (comunicación personal vía del correo electrónico), sostuvo que el proyecto no se pudo concretar por razón de que, si bien se hizo lo necesario de parte del organismo para la gestión y planeación del proyecto, no se pudo llevar a cabo. El Lic. Osuna considera que el principal motivo de que no se consiguiera la aprobación final de parte de la federación fue que la idea inicial proponía 100mW y con una operación de 6 horas diarias implicando una gran inversión en equipo y tanque de almacenamiento23.
Fue fuertemente impulsada por nosotros pues representaba una disminución importante a los costos de operación del ARCT (que paga la CESPT), sin embargo no estuvo en el ámbito decisorio de nosotros.

23

Sostuvo también que el proyecto ha sido retomado recientemente por la Comisión Estatal del Agua replanteándolo, de tal forma que se quieren producir 20mW con una operación de 24 horas al día y con una menor inversión.

155

Todavía en junio de 1993 Alejandro Monraz, como diputado presidente del Congreso del Estado, hacía declaraciones en El Mexicano en cuanto a que la CESPT estaba impulsando la construcción de la Hidroeléctrica “para estabilizar el costo de la tarifas del servicio de agua potable”, el contexto de estas declaraciones se da en virtud de que el Congreso Local había otorgado su aval al organismo para que continuaran todas las gestiones necesarias para ejecutar este proyecto. Incluso, el proyecto de la hidroeléctrica es promovido en julio cuando el Lic. Osuna Millán afirmó que para fines de ese mes se sería lanzada la convocatoria para el concurso de la obra correspondiente. Manifestó que todavía se estaban llevando a cabo negociaciones con la Secretaría de Hacienda para que fungiera como aval ante el Banobras para la obtención del crédito de 120 millones de nuevos pesos, a través del Fondo de Apoyo a Estados y Municipios (El Mexicano, 5 de julio 1993). Por otra parte, a pesar de este escenario que podríamos catalogar como optimista, subsistían algunos problemas añejos como el del manejo y explotación de los pozos de agua. Si bien la Comisión Nacional del Agua era la responsable de la administración de las aguas nacionales, la explotación de pozos como fuente primaria, durante mucho tiempo en esta región del país daba la pauta para las disputas por su control, sobre todo para el momento de decidir si utilizar el agua para lo agrícola o urbano. La Intención de CNA fuecrear un marco normativo para que las comisiones tengan entre sus atribuciones la de supervisar la explotación de los pozos. Para ello, la paraestatal tendría a su cargo los costos de mantenimiento de los pozos para suministrar agua en las zonas rurales y urbanas. El control gubernamental sobre los pozos pretendía decidir mejor sobre la explotación del recurso y atender las demandas en la ciudad de Tecate. Adicionalmente, se pretendía eliminar paulatinamente cacicazgos locales sobre su control, y que las instituciones sean los entes rectores (El Mexicano, 16 de marzo 1993.

156

En mayo de 1993 declaraciones del Lic. Osuna Millán se orientaron a trabajar en instalar en la agenda pública el tema de la reducción de pérdidas. Si durante muchos años uno de los problemas primarios del organismo en el suministro de agua era las pérdidas de agua a través de infraestructura, una vez con una red hidráulica nueva, pues la tarea al frente era abatir el problema y utilizar de manera más óptima el recurso disponible para el abastecimiento (El Mexicano, 9 de mayo de 1993, es evidente que el fortalecimiento institucional necesariamente debía abarcar este tema y atacarlo, todo ello como parte del mejoramiento de los indicadores de gestión del organismo. A principios de junio la CESPT comunicará que vencerá el plazo para que se inscriban las empresas que deseen participar en las obras de introducción de agua potable en diversas colonias, todo ello a concursarse según lo marca la Ley de Obra Pública. Las colonias que se verán beneficiadas con estas obras son: San Ángel Montes Olímpicos, Rampa El Árabe, Las Cruces, Agraristas, La Esperanza, Ejido Matamoros, Carmen Castillo. También se realizarán trabajos en las colonias Caño Primavera, Anexa Solidaridad, Panamericana, Emperadores, Lomas de la Amistad, Ampliación Sánchez Taboada y en el poblado Rosarito. La inversión total consta de 32 millones de nuevos pesos, y provendría de recursos del crédito BIDBanobras y se proyectaba para un total de 32 mil tomas domiciliarias (El Mexicano, 4 de junio 1993). En estos concursos es evidente que el organismo está totalmente concentrado en instalar la red de agua potable lo que consecuentemente la consolidación de una infraestructura hidráulica. En el contexto de la relación internacional, el Lic. Osuna Millán en declaraciones públicas sostuvo que el problema de escurrimientos de aguas negras hacia Estados Unidos era un tema a resolver de parte de la sección norteamericana de la CILA. Afirmó que según un acuerdo binacional, ambas

secciones de CILA iban a ejecutar obras para atender el rezago en esta materia. De parte de México el compromiso consistía en obras de introducción del colector de la vía rápida poniente y de alcantarillado, mientras que de parte de Estados Unidos las obras a realizar eran una planta de tratamiento en el río Tijuana y un
157

colectar desde la planta de Point Loma hasta la playa (El Mexicano, 10 de septiembre 1993). Durante el mes de octubre volvió a surgir la polémica histórica del aumento a las tarifas del servicio de agua, pero ahora en la ciudad de Mexicali. En una sesión muy acalorada en el Congreso del Estado, y antecedida por el anuncio de aumento a la tarifa del agua de parte de Evaristo Villa, Director de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Mexicali; la mayoría panista aprobó un aumento del 11%, con el voto en contra de los diputados del PRI y del PRD. El Diputado panista Carlos Flores Reyes manifestó que el aumento se justificaba por la necesidad de “ampliar la introducción de agua, drenaje pluvial y sanitario a la población” (Dávila, El Mexicano, 1 de octubre 1993, 1). Mientras tanto, la bancada priísta solicitó una auditoría y un diagnóstico financiero la CESPM, así como lanzar a consulta pública las políticas tarifarias del servicio de agua. 5.3 Tijuana y el suministro de agua, el horizonte de la relación binacional. Para 1995 se perfilaba en la agenda política del Estado la elección para renovar la gubernatura, las alcaldías –en aquel momento 4 ayuntamientos solamente- y la totalidad del congreso local. Durante el sexenio ruffista se consolidan y cristalizan una serie de obras de infraestructura para la conducción de agua potable, y se inician las gestiones para un crédito que permita construir la infraestructura de tratamiento de agua residual. No pasemos por alto que la administración de Ernesto Ruffo va a dar continuidad a la ejecución de estas obras, a partir de las gestiones crediticias realizadas por la anterior administración estatal. Está claro que dentro de la agenda de gobierno a largo plazo hay temas que requieren la atención y seguimiento permanente de parte del gobierno, sin que necesariamente importe el origen político del mismo. Como lo dijo en la entrevista, para Ernesto Ruffo desde los recorridos de su campaña para Gobernador le quedaba claro que el gran tema para atender en Tijuana era el agua, por lo que hubiera sido un grave error de cálculo político priorizar otro tema. Ello aún incluso en el contexto de su déficit de experiencia de gobierno. Es evidente pues que muchas decisiones de gobierno si bien tienen
158

fundamentalmente un cálculo político y una expresión tangible en una política pública, mucho tiene que ver también el sentido común de parte del tomador de decisiones para entender el contexto y las necesidades sociales. Si bien las decisiones y políticas públicas responden a un tema de la agenda pública, es decir desde que un sector social plantee la preocupación y el gobierno lo entiende, lo integre a la agenda y lo atienda, hay un espacio para el factor humano en la toma de decisiones. Por otra parte, en lo concerniente al tratamiento de agua, el tema cobra especial vigencia porque históricamente el agua generada en Tijuana cruzaba la frontera a través del río Tijuana y contaminaba las costas norteamericanas24, ocasionando disputas y fuertes avisos de parte de las autoridades locales norteamericanas en California a través de la CILA. Tras la experiencia acumulada durante todo el sexenio, para la CESPT las tareas próximas consistían en consolidar los cambios organizacionales y de infraestructura generados a partir del término de las obras programadas del crédito BID-Banobras. En este orden de ideas, el Arq. Víctor Hermosillo, secretaria de infraestructura de Baja California, dirige un oficio al Lic. Jaques Rogozinsky, quien es Director General de Banobras, para solicitarle el estado que guarda la solicitud del gobierno de Baja California de renegociar las condiciones. Es importante resaltar que el principal argumento que se ofreció era que al aceptarse la propuesta del gobierno bajacaliforniano es porque una buena parte de las obras ejecutadas consiste en tanques reguladores, emisores de aguas negras, entre otras. Estas obras –al ser obras de infraestructura- no son posibles cobrar a la comunidad beneficiada, mientras que las condiciones para los proyectos de redes de agua potable si eran recuperables, y se estaba en disposición de respetar las condiciones originales pactadas toda vez que la venta de agua está garantizada. De acuerdo al testimonio del Lic. Gustavo Hernández tras la ejecución total de las obras de parte de la UEP, y su posterior incorporación como Subdirección de Comercial al organismo, surgió la necesidad de dar
24

No olvidemos que el río Tijuana surge del lado mexicano y desemboca en el mar en las costas de Estados Unidos.

159

tratamiento a las aguas residuales generadas en la red hidráulica y como producto de su uso. Para ello, se iniciaron las gestiones del denominado Crédito Japonés; el cual contemplaba una serie de obras de infraestructura para el tratamiento de las aguas residuales. El Lic. Hernández expone que además de llevar el servicio de agua las 24 horas del día, surgió la preocupación ecológica con respecto al destino de las aguas tratadas, pero no únicamente por el cuidado del medio ambiente, sino también por lo que implicaba en el contexto de la relación con Estados Unidos. Como medida última de su gobierno, el Lic. Ruffo envió una solicitud al Congreso del Estado de un aumento del 25% a las tarifas del servicio de agua potable en el Estado, según la nota de Ismael Dávila en El Mexicano del 3 de noviembre de 1995. De acuerdo al oficio enviado por el Gobernador, las razones para solicitar este aumento eran consolidar las finanzas de los organismos operadores de agua en el Estado, sobre todo a partir de la crisis de 1994 25 y por el encarecimiento de las tasas de interés los créditos contratados por los organismos. Especialmente los créditos obtenidos con BANOBRAS, al cual el Lic. Ruffo acusó de actuar como banca comercial y no como de desarrollo social. Si bien nuestro estudio llega hasta 1995, y aunque las diversas instituciones gubernamentales establecen estrategias para garantizar el abasto de agua, estas estrategias no son permanentes o perennes por la falta de seguimiento y supervisión más puntual. Para Ernesto Ruffo en el futuro cercano el problema será transformar la manera de pensar sobre el suministro de agua, pues las asignaciones del río Colorado ya están llegando al límite, por lo que Baja California, Arizona, Nevada tendrán que recurrir a nuevas formas de garantizar el suministro del agua, como por ejemplo la desalación. En este contexto, habría que mencionarse primeramente que en el tratado de 1944 se acordó la distribución del agua disponible en el río Colorado para ambos países, pero no se discutieron las
25

Al inicio del sexenio del Presidente Ernesto Zedillo, durante el mes de diciembre tuvo lugar una devaluación del peso, conocida como “el error de diciembre”.

160

alternativas futuras, sólo se negoció una distribución del recurso disponible. Sin embargo, la CILA ha venido incorporando el tema del suministro del agua hacia el futuro y una de las opciones que se discute ampliamente es la desalación. Ernesto Ruffo sugirió que muy pronto ambos países tendrán que entrar más constantemente en la discusión del tema. Muy pronto, considera el ex gobernador de Baja California, tendremos que pensar por ejemplo, en el almacenamiento de agua mexicana en presas norteamericanas, o en la desalación de agua en golfo de California para entregarla a Estados Unidos, precisamente ésta última es una de las sugerencias de los Estados Unidos, tal como lo mencionó en su testimonio la Ing. Halla Razak (comunicación personal, 5 de octubre de 2010). Por tales motivos, dice Ruffo, tendremos los mexicanos que trabajar en reacomodar la dinámica cultural del Estado benefactor y entrar más bien en la dinámica de la colaboración permanente y la ayuda mutua, pues cuando se ha requerido “en acuerdos como las entregas de emergencia ellos nos han ayudado”. Esta perspectiva del Lic. Ruffo no debiera implicar intrincadas negociaciones, puesto que la dinámica local fronteriza facilita la comprensión mutua, aún en el contexto de los propios intereses regionales y nacionales. Desde su perspectiva, el Lic. Osuna Millán afirma que el principal cambio en la CESPT durante su administración consistió en transitar de un organismo ineficiente a uno que satisfacía las necesidades de agua para uso residencial e industrial. Agrega también que la disponibilidad del crédito permitió que Tijuana transitara de una cobertura de agua potable del 30% a inicios de los noventa a un porcentaje del 95% al terminar la administración estatal de Ernesto Ruffo. Ahora bien, si tomamos en cuenta también su opinión respecto de que la demanda de Tijuana requerirá garantizar más agua disponible en el futuro, será necesario buscar nuevas fuentes de abastecimiento pero también consolidar una cultura del uso eficiente del agua. Estos dos objetivos no son tareas menores, especialmente el primero de ellos pues la única fuente segura de agua es el río Colorado. Habrá necesidad de maximizar el uso del agua disponible y aquí es

161

donde puede entrar con mayor vitalidad el Proyecto Morado en conjunto con una Cultura ecológica integral del agua. Por otra parte, Halla Razak, también considera que “estaremos aquí por mucho, mucho tiempo” por razón de la vecindada fronteriza hay que buscar la oportunidad de ganar-ganar, “buscar oportunidades para cooperar”. Esta opinión pone en claro que su perspectiva coincide con la del Lic. Ruffo respecto de la necesaria voluntad de cooperación permanente. Estas posturas nos parece que refuerzan a largo plazo la relación diplomática, la cual no debe estar supeditada a lo político o los cambios de gobierno en uno y otro país, sino que la relación debe transitar por el proceso de análisis orientado por la perspectiva de viabilidad para desarrollo humano a largo plazo en la frontera. El gran reto es para los próximos años seguir manteniendo los puntos de coincidencia porque la cooperación fronteriza está sellada por la binacionalidad del río y la firma del Tratado de 1944. 5.4 Conclusión En este apartado se pretendió llevar al lector al período de estudio que se estableció para la investigación. En primera instancia a partir de los años ochenta con la construcción del acueducto del río Colorado a Tijuana se consolidó una política pública diseñada desde el gobierno estatal y para la cual se gestionaron los recursos necesarios ante la federación. Siendo una obra de infraestructura de tal magnitud, se puede catalogar como exitosa la gestión del gobierno encabezado por el Lic. Milton Castellanos. A los gobiernos de Roberto de la Madrid y Xicoténcatl Leyva les toca lidiar con la continuidad de la obra del acueducto y resolver como nuevas acciones la falta de red hidráulica en la ciudad para llevar el servicio del agua a los ciudadanos. Durante la década de los ochenta ambos gobiernos hicieron las gestiones para conseguir créditos gubernamentales (Banobras) e internacionales (primero con el Banco Mundial y luego con el Banco Interamericano de Desarrollo).

162

Para la llegada de Ernesto Ruffo, una primera conclusión sería señalar que no incide necesariamente el origen político del gobierno en turno para dejar de dar continuidad a políticas públicas ya establecidas, especialmente las que tienen que ver con el otorgamiento de los servicios públicos. En todo caso, el cambio

importante es que en el contexto de la crisis del Estado de bienestar es durante el sexenio ruffista que hay ajustes en cuanto al alcance de las gestiones gubernamentales y cómo impactan en la sociedad. También la llegada de algunos criterios de corte gerencial o empresarial y que le dieron un nuevo matiz al quehacer cotidiano del organismo. En cuanto al organismo, quedó claro que hay un proceso de cambio de paradigma administrativo, pues se transitó de un organismo ineficiente en el otorgamiento de un servicio público a inicios de los años setenta, a uno con altos indicadores de gestión para la primera mitad de los años noventa. Asimismo, fue evidente que se dio el diseño y consolidación de una política redistributiva del servicio público del agua para los usuarios.

163

Conclusiones generales. A lo largo de esta investigación pretendimos hacer evidente el hecho de que partir de la crisis de abastecimiento de agua a Tijuana en los años setenta, se activaron una serie de organismos en Baja California, unidas en una red institucional regida por un marco legal, para atender el problema del agua como uno de carácter primordialmente público. Habría que rescatarse el hecho de que siendo el río Colorado la única fuente segura de agua para la región, los primeros pasos se orientaron en definir una solución técnica viable que permitiera atender el grave problema social de la escasez del agua en Tijuana y que frenaba su desarrollo. Es claro que las decisiones sobre el agua han sido de manera conjunta con los Estados Unidos y en ello va la relación binacional de por medio. Es decir, éstas tareas no se realizaron de forma unilateral, sino que la condición fronteriza del río Colorado empujó tanto a México como a Estados Unidos a fortalecer sus vínculos diplomáticos pero, sobre todo, técnicos por la propia esencia del caso. Como parte de todas estas tareas según lo afirmó Don Milton Castellanos, desde la década de los años sesenta la construcción de un acueducto se fue afirmando gradualmente como la solución técnica más viable. Hacia el sexenio de Ruffo –en los años noventa- el abastecimiento estaba asegurado mediante esta obra y la tarea para su gobierno consistió en hacer las obras necesarias para el suministro en la red de la ciudad. Es claro que el período que va desde la construcción del acueducto en los años setenta y hasta la construcción de las redes de conducción de agua hasta mediados de los noventa, consolidó una política distributiva para garantizar el suministro eficiente del recurso, con ello podemos afirmar que se comprueba la hipótesis establecida en esta investigación; en Baja California en el tema del suministro de agua no incide el origen político del gobierno en turno. Los gobiernos locales han atendido el problema de la escasez del agua como un tema prioritario y de estabilidad política, todo ello en el contexto de una relación binacional regulada por el tratado de aguas de 1944.

164

Si bien es a partir de los años noventa es claro que la CESPT se transformó de ser un organismo operador con una imagen pública descuidada por su mal servicio, hasta volverse una verdadera institución gubernamental que garantizaba un servicio público eficiente, también es verdad que la política de administración del agua respondía a la necesidad de atender una demanda urgente e

inaplazable. Este cambio se da en el contexto de los profundos cambios en los paradigmas administrativos y de una profunda y amplia profesionalización de las actividades cotidianas del organismo. Como lo argumentamos, el gobierno de Ruffo tuvo como contexto la crisis del Estado de bienestar y la consecuente reconfiguración de la administración pública. La transición de las formas arcaicas de gobierno hacia uno más apegado a la nueva realidad, así como los sustanciales cambios nos permiten comprender, como lo afirma Aguilar (2006, 143) que:
En su primer sentido de redimensionamiento y eficiencia de la administración pública, la reforma administrativa representó una sacudida a la arraigada creencia y expectativa que ciudadanos y personal público compartían acerca de la acción gubernativa y administrativa del Estado.

Si seguimos la idea de Méndez (2008) tenemos el hecho de que construir un problema es una tarea de mediación simbólica. En el caso de Baja California, y Tijuana en particular, el problema del agua surge en función de que limita el crecimiento y el desarrollo de la ciudad. En ese momento es cuando el ciudadano común considera que existe un problema que podemos calificar de calidad de vida, aún y cuando el ciudadano común no lo categoriza de esa manera, sino simplemente como la ausencia de un servicio público porque el Estado no lo provee. Si esto lo enlazamos a la propuesta de Méndez en cuanto a que la creación de un problema significa “la identificación de una situación en la que se afecta a un conjunto de actores y sobre el cual se puede o se debe hacer algo”, la consideración entonces al afectarse la calidad de vida, al volverse la ausencia del servicio de agua un problema de estabilidad política hay una reacción de parte de los actores políticos implicados.

165

Para el Lic. Osuna Millán es el hecho de poner al usuario en el centro de las acciones del organismo el principal cambio de paradigma en la política de administración del agua, elemento que fue la principal política pública impulsada y que reafirma nuestra idea de la consolidación de una política pública distributiva, ahora centrada en el ciudadano. Ahora, casi veinte años después de ello, viene la emergencia de un nuevo problema público, el cual consiste fundamentalmente en cómo utilizamos el agua disponible en la frontera para atender la demanda pero también como reutilizamos el recurso. Es decir, el problema no es la disponibilidad de agua, sino cómo la utilizamos y que hacemos con ella, una vez que es agua residual. Falta ahora transitar hacia una política sustentable de administración del agua basada en el uso y su reuso. Como sostiene Guerrero (2009): “El problema del agua para la satisfacción de las necesidades del ser humano debe entenderse en el contexto del ciclo hidrológico completo” (Guerrero, 2009, 151). Para nuestro objeto de estudio esta afirmación adquiere gran relevancia en tanto que toca ahora a las instituciones educar nuevamente a la sociedad en una cultura sustentable del agua, en donde el recurso disponible sea utilizado óptimamente y que se cumpla el ciclo hidrológico. Para ello, el concepto de control de demanda, el cual consiste en

proponerle soluciones sencillas al usuario final para que las ponga en práctica y ello tenga un alto impacto puede ser una medida eficaz. Aunque suene obvio, la disposición de agua para Tijuana continuará dependiendo del río Colorado y mientras se mantenga esta dependencia, estamos limitados por el contexto de la relación entre ambos países pero también por la ventaja que representa la vecindad regional. Al mismo tiempo, es urgente cambiar la creencia social de que hay agua suficiente, la región fronteriza California-Arizona-Sonora-Baja California es desértica y semidesértica, por lo que si bien existe una fuente de agua relativamente segura en tanto que está física y geográficamente ahí, eso no obsta para que la red de instituciones de gobierno no emprenda campañas permanentes
166

para cambiar la cultura del uso del uso, la cual debe tener su principal sustento en que el agua es un recurso que debe tener un uso y disposición óptimos. No estamos sugiriendo únicamente una campaña en la cual se le diga a la gente “no gastes agua porque se acaba”, si no cuales son las profundas implicaciones y costos para el desarrollo humano, económico, social y urbano de la escasez permanente del recurso. Por otra parte, en un contexto local, la gran oportunidad que sigue vigente es la negociación previa que siempre pueden hacer los estados entre sí y esa negociación llevarla a la mesa final de negociación que representa la CILA para ambos países. Es decir, encaminar la negociación en dos vías: mientras el tema corre por las vías institucionales de un país al otro, al mismo tiempo los gobiernos locales y las comisiones pueden trabajar “en corto” la negociación y validar su negociación ante las dos secciones de CILA y los gobiernos nacionales. Los casos muy concretos de negociación planteados tanto por el Gobernador Milton como por el Gobernador Ruffo nos permiten reafirmar esta postura. Además de ello, en estas negociaciones previas es evidente y claro el papel negociador que pueden asumir los gobernadores desde el contexto de las necesidades de cada estado y con una agenda conjunta con las ciudades que los integran. Por otra parte, es evidente que si no se atiende pronto el tema del diseño, implementación y consolidación de una política pública del agua orientada al

reuso del agua residual que se genera en el sistema hidráulico de Tijuana, se continuará con una administración incompleta del recurso. Esto en términos de la administración pública representa un reto. Si bien actualmente la administración impulsa el Proyecto Morado con el propósito de reutilizar el agua que se recicla en la infraestructura de tratamiento con la que cuenta el organismo, es claro que faltan redes para su conducción y utilizarla en áreas verdes así como políticas que incentiven que la industria sustituya agua potable por agua reciclada para sus procesos de producción. Sin embargo, no debe diseñarse una política pública que únicamente pretenda distribuir agua reciclada porque está disponible en este momento, sino
167

en una perspectiva amplia y de largo plazo-que actualmente está faltando- debe diseñar toda una serie de obras para construir y consolidar una infraestructura morada (al momento ya se cuenta con la infraestructura de tratamiento de aguas residuales producto del Crédito Japonés) y que también permita completar el ciclo hidrológico virtuoso, aunado a una cultura del uso óptimo del agua entre los ciudadanos (véase anexo del ciclo hidrológico). Las políticas públicas que se diseñen deben atacar la ausencia de una cultura en la sociedad de valoración del agua como un recurso necesario para garantizar el crecimiento urbano, de seguridad y estabilidad política. Es

fundamental entonces que al Proyecto Morado se le dé un cuerpo teórico que lo sustente y que pueda formar una cultura ecológica de la sociedad. Ernesto Ruffo lo planteó incluso como la necesidad de pensar en una nueva economía del agua, la cual parte hasta desde los tubos morados para conducir el agua tratada. Ello pues pensando en el ciclo hidrológico virtuoso que citábamos anteriormente. Esta cultura del agua debe contemplar la simplicidad en su diseño. “(…) la interdependencia entre el diseño y la implementación de la política y, (…) la búsqueda de la simplicidad en el diseño, (…)” (Aguilar, 2003, 59) Un rol fundamental en esto lo juega el marco legal que regula el agua en Baja California, y aquí nos referimos tanto a la Ley de Aguas Nacionales, la ley de agua potable del Estado, así como la ley de las Comisiones Estatales de Servicios Públicos para el Estado de Baja California. Debemos resaltar que tanto la Ley de Comisiones como la Ley de Agua en el Estado sus más recientes datan de 2003. Es decir, ha pasado ya prácticamente un sexenio gubernamental sin que haya habido cambios en el marco legal. Fundamental debe ser la adecuación permanente de la ley para el tema del agua en todos sus ejes, tanto en la concepción del Ciclo Hidrológico Virtuoso como en la gestión y administración de las instituciones responsables del tema, por razón de su alta importancia para la permanencia y viabilidad del desarrollo humano en una región como la nuestra, donde la única fuente segura es un río muy controlado en su caudal, lejos de donde se le requiere y del cual se necesita conducir el agua, con el ingrediente de

168

ser binacional y necesariamente conllevar una negociación permanente dentro de las relaciones internacionales entre México y Estados Unidos. Y tocando el tema de la estabilidad política y la seguridad, es indispensable también repensar el tamaño de las instituciones y la infraestructura que administran. Si bien el “sistema CESPT” creció como producto de la gran inversión ejecutada por el crédito BID-Banobras, también creció la estructura organizacional para atender a un mayor número de usuarios. Sin embargo, se requiere trabajar en dos vías: una la concerniente con el tamaño de la empresa, y, la otra, todo aquello que tiene que ver con el marco regulatorio para la toma de decisiones. La CESPT no puede tomar opciones pensando en los paradigmas de hace 15 o 20 años, por lo que se vuelve necesario una revisión de atribuciones, obligaciones, el marco legal pero, sobre todo, la necesidad de una revisión minuciosa de los manuales de operación y atribuciones con los que cuenta. Al crecer el sistema que se administra se pensaría que necesariamente debe crecer el aparato administrativo, habría que hacer una revisión desde la perspectiva de la eficiencia y la efectividad, o resignarnos a perdernos en el laberinto de las responsabilidades (Chartres y Varma, 2010, 121). Y esto podemos sostenerlo con un ejemplo muy sencillo: la cuestión ya no es seguir pensando en que se dispone de agua y que debemos distribuirla como un servicio público, la pregunta ahora en el contexto de una cuenca “cerrada” es de cuanta agua disponemos, a quien se le entregaremos y cómo la van a utilizar. Otro aspecto muy importante y que debe ser tomado en cuenta es que la infraestructura construida para conducir agua en la ciudad, es decir la red de agua potable, ya está por cumplir un período de 20 años o más, hecho que en los años próximos exigirá del organismo la programación de obras de reposición, hecho que podría convertirse una carga adicional a su situación financiera en la actualidad. Como bien lo señaló el Ing. Jorge Enríquez en su entrevista, hay redes de agua potable y alcantarillado que están llegando a su límite de vida útil, lo cual representará en los próximos años inversiones adicionales a las que se tienen contempladas, para realizar la sustitución de líneas. El reto estriba en ir
169

visualizando esto que en el futuro se presentará para el organismo como un problema y ya se debería trabajar en un cuerpo de políticas públicas que deberán atenderlo. Con estos dos elementos en conjunto, tanto la reposición de redes de agua potable de las obras realizadas con el crédito BID-Banobras, durante los años ochenta y noventa, así como la red de infraestructura morada necesarias para la conducción y reutilización del agua tratada, bien podrían ser motivo de un nuevo detonante de cambio organizacional y rediseño institucional para el organismo es decir, un cambio en el paradigma administrativo del Organismo y transitar hacia el cierre del círculo virtuoso del agua: suministro, conducción, uso, tratamiento y reciclaje (véase anexo del círculo hidrológico virtuoso). Es decir, si el crédito facilitó el camino hacia la profesionalización del servicio de agua de parte del organismo, ahora debe transitar hacia la revisión y transformación de sus paradigmas administrativos, pues en la actualidad lo hace con los modelos diseñados durante los años noventa. Y si bien el crédito y sus obras fueron detonantes de la profesionalización y crecimiento del organismo quizá es momento de revisar su vigencia y, en todo caso, proceder a nuevos diseños instrumentales, de lo contrario, se corre el riesgo de que el organismo se vea rebasado por la realidad; de suyo pues es importante “(…) procurar la articulación entre el diseño y la implementación de las políticas públicas (Aguilar, 2003, 56) para que impacten en la sociedad. Por lo que toca a la relación binacional, creo que la circunstancia que seguirá prevaleciendo entre los dos países será negociar en función de las necesidades de ambos países, según lo estipulado en el tratado de aguas firmado en 1944. El reto es y seguirá siendo que dichas necesidades no choquen y que el tratado pueda seguir siendo un documento flexible en su interpretación para seguir siendo el punto de partida para la negociación. Tomando como base dicho documento jurídico, la relación binacional en torno al agua continuará siendo complicada y como no se vislumbran grandes cambios en el futuro sobre una nueva discusión sobre el tratado, podemos afirmar que con aunado a la propia
170

vecindad Geográfica México y Estados Unidos deberán continuar con la voluntad para negociar y discutir lo concerniente a los ríos Colorado y Bravo. Todo ello es muestra clara del gran impacto que ha tenido la relación binacional en la gestión pública del agua en Baja California. Ahora bien, contrario al contexto en el que se negoció entre ambos países en los años cuarenta, en la actualidad la negociación en la distribución debe tomar en cuenta la transición hacia una cuenca “cerrada”, lo cual debe impulsar cambios en los paradigmas de negociación. No se puede continuar pensando que el recurso es ilimitado, y ello urge a ambos gobiernos a repensar sus paradigmas de negociación y abrir las posibilidades a otras fuentes de abastecimiento como la desalación. Un último tema que está aún por dirimirse es el relacionado con la municipalización de las comisiones, es decir que se transfieran del régimen jurídico como organismos descentralizados del gobierno estatal –como

actualmente se encuentran las comisiones- a la jurisdicción de los ayuntamientos. No debemos pasar por alto que la última acción de gobierno del Lic. Ernesto Ruffo fue firmar el decreto que transfería las comisiones a los ayuntamientos siguiendo los dictados del artículo 115 constitucional, sin que hasta la fecha esto se haya llevado a cabo. Se ha argumentado en diversas ocasiones que las administraciones municipales en Baja California no estarían en posibilidad de tomar la responsabilidad de dar el servicio de agua, dado que implicaría más obligaciones a las que ya de por sí tienen, además de la carga fiscal que implica. Un elemento sobre el que habría que reflexionar es el hecho de que al estar dentro de la estructura de la administración municipal qué grado de prioridad tendría el tema del agua, eso sin contar también que habrían de crearse normatividades –como leyes municipales de agua- para empatar las normatividades municipales y estatal para seguir abasteciendo de agua a las ciudades del Estado. No es únicamente la transferencia de las comisiones a los ayuntamientos, sino considerar quien operaría el acueducto del río Colorado-Tijuana. Este proceso de fragmentación
171

respecto de las políticas estatales del agua ocasionaría un caos y en nuestra circunstancia –donde la única fuente segura es el río Colorado- no resultaría tan sencillo el cambio. Es destacar la construcción y consolidación de una red institucional que administra las políticas del agua en el Estado, especialmente entre el gobierno federal y el estatal (ver anexo de gráficas de red institucionales), tanto para la planeación y ejecución a nivel local, como para la negociación con los Estados Unidos. Nuestra investigación también ha probado que siendo el agua un servicio público éste ha sido atendido con la misma prioridad sin importar el origen político del tomador de decisiones, especialmente porque la fuente de abastecimiento no está disponible geográficamente para Tijuana y ha exigido gran capacidad administrativa y técnica. Las diferencias han radicado en los criterios administrativos utilizados para cumplir los objetivos. Aun cuando ha sido una tarea muy complicada, es claro que el problema del servicio de agua en Baja California y en Tijuana, en particular, ha requerido de la construcción de una política pública del agua de parte del Estado y de los actores directamente involucrados de quienes se ha requerido una participación activa y de permanente interacción a escala regional, nacional y binacional. El gran reto ahora es transitar de una política distributiva a una de mayor alcance con una visión más integral- para administrar más óptimamente el recurso disponible.

172

Referencias Acevedo, R. (1972, 17 de Julio). Empezarán mañana la canalización del Río. El Heraldo. Aceves, J. (1998). La historia oral y de vida: del recurso técnico a la experiencia de investigación. En Técnicas de investigación en sociedad, cultura y comunicación. Cáceres, José G., coord. Primera reimpresión, (pp. 207-276). México, D.F: Pearson. Acosta, A. (1992, 19 de Noviembre). Asegurado el abasto de agua en BC. Inauguró CSG el acueducto Las Auras. El Mexicano, Portada y 3-A. Agua a colonias populares. (1985, 2 de Abril). El Mexicano, 2-A. Agua en 10 colonias al terminar 1992. (1992, 8 de Noviembre). El Mexicano, 1-D. Agua y drenaje en el ex ejido Matamoros. (1993, 6 de Marzo). El Mexicano. Aguilar, Luis F. (2003). Estudio introductorio. En La implementación de las políticas públicas. (pp. 14-94). México, D.F.: Miguel Ángel Porrúa Grupo Editorial. Aguilar, Luis F. (2006). El concepto de gobernanza. En Gobernanza y gestión pública. (pp. 80-136). México, D.F.: Fondo de Cultura Económica. Aguilar, Luis F. (2006). 1. La nueva gestión pública. En Gobernanza y gestión pública. (pp.137-158). México, D.F.: Fondo de Cultura Económica. Ahorrará la CESPT N$ 20 millones al año. (1993, 5 de Marzo). El Mexicano. Alfie-Cohen, M. (2005). El agua en la frontera México-Estados Unidos. Reto político ambiental. En Espacio abierto. Cuaderno Venezolano de Sociología. Abril-Junio. Vol. 14, N. 2. Recuperado el 5 de septiembre de 2010.http://redalyc.uaemex.mx/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=12214202 American Psycological Association (2002). Manual de Estilo de Publicaciones de la American Psychological Association (traducción). México, D.F.: El Manual Moderno. Anzures, S. (1992, 1 de Noviembre). Miles de autos atrapados. El Mexicano, p. 1 y 2-A. Anzures, S. (1992, 1 de Noviembre). Caos vial en Tijuana. El Mexicano, noviembre 1. Año XXXIII, No. 11,876 Asegurado el suministro de agua hasta el año 2 mil. (1992, 31 de Diciembre). El Mexicano.
173

Atención prioritaria de la CESPTT para las industrias. (1987, 3 de Julio). El Mexicano, Portada y 4-A. Aumento del 6.87% a las tarifas de agua. (1992, 14 de Noviembre). El Mexicano, 1-D. Ávila-García, P. (2003). Agua, medio ambiente y desarrollo en el siglo XXI. 1ª. Ed., Morelia, Michoacán: El Colegio de México. Baja California. Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana-Unidad Ejecutora del Proyecto BID-Banobras. 1993. Ampliación y mejoramiento del servicio de agua potable y alcantarillado sanitario de Tijuana. 1985-1993. Informe Final. Tijuana, B.C. Baja el abastecimiento de agua para la población. (1972, 2 de Agosto). El Heraldo de Baja California. Portada. Barajas, S. (1992, 7 de Noviembre). Garantizado el abasto de agua potable. Acueducto de La Misión a Ensenada. El Mexicano, 1-A y 4-A. Baumann, D. y Boland, J. The case for managing urban water. Urban water demand management and planning. (pp. 1-29). New York: Mc Graw-Hill, I Bloch, M. (1996). La observación histórica. En Introducción a la Historia. (pp. 4263). (segunda reimpresión). México, D.F.: Fondo de Cultura Económica. (Trabajo original publicado en 1949). Bureau of Reclamation. 1922. Colorado River Compact. (http://www.usbr.gov/lc/region/pao/pdfiles/crcompct.pdf). (Recuperado el 15 de julio de 2010). Bureau of Reclamation. Upper Colorado River Basin Compac. 1948. Upper Colorado River Basin Compact. (http://www.usbr.gov/lc/region/pao/pdfiles/ucbsnact.pdf). (Recuperado el 15 de julio de 2010). Buscará estabilizar el costo de tarifas de agua potable. Construirá una hidroeléctrica la CESPT. (1993, 28 de Junio). El Mexicano. Campuzano, I.(1995). Baja California en tiempos del PAN. México, D.F.: Ediciones La Jornada. Chartres, C. y Varma, S. (2010). Out of water. From abundance to scarcity and how to solve the world’s water problems. New Jersey: Financial Times.

174

Canalización, ICSA y el agua, problemas tratados por Milton. (1972, 16 de Marzo). El Heraldo de Baja California, Portada. Canalización y acueducto de Mexicali-Tijuana, atractivos para inversiones. (1976, 24 de Agosto). El Heraldo de Baja california, agosto, Portada. Castellanos, M. (2010). La salinidad de las aguas del río Colorado. En Columnas, estampas...y algo más de lo que nos espera en el siglo XXI. (pp. 86-91). Mexicali, B.C.: Universidad Autónoma de Baja California-Universidad Intercultural de Chiapas. Castellanos, M. (2010). Batallas en el desierto: tierra y aguas para Baja California. En Columnas, estampas...y algo más de lo que nos espera en el siglo XXI. (pp. 92-108). Mexicali, B.C.: Universidad Autónoma de Baja CaliforniaUniversidad Intercultural de Chiapas. Comisión Estatal del Agua de Baja California. 1979. Ley de las comisiones estatales de agua de Baja California http://www.cespt.gob.mx/transparencia/articulo6/articulo6_seccI.html (Recuperado el 15 de julio de 2010). Comisión Estatal del Agua de Baja California. 1969. Ley que reglamenta el servicio de agua potable en el Estado de Baja California http://www.ceabc.gob.mx/marcojuridico.htm (Recuperado el 15 de julio de 2010). Comisión Internacional de Límites y Aguas. México. Tratados entre México y Estados Unidos. http://www.sre.gob.mx/cila/ (Recuperado el 25 de mayo de 2010). Construirán el acueducto bajo el Puente. (1972, 29 de Julio). El Heraldo. Portada. Construirán en Tecate la planta hidroeléctrica. (1993, 4 de Marzo). El Mexicano, Portada y 2-A. Cortez, A., Whiteford, S. y Chávez, M. (2005). Seguridad, agua y desarrollo. El futuro de la frontera México-Estados Unidos. Tijuana, B.C.: El colegio de la Frontera Norte. Critican a directivos de la CESPT. (1980, 30 de Junio). El Heraldo de Baja California. Dávila, I. (1992, 12 de Diciembre). Consejo Administrador de la Comisión de Agua.. El Mexicano, Portada. Dávila, I. Los panistas justifican el incremento al vital líquido. (1993, 1 de Octubre). El Mexicano, Portada.
175

Dávila, I. (1995, 3 de Noviembre). Como despedida, Ruffo solicitó un alza al agua. El Mexicano. Decreto de creación de la CESPT. http://www.cespt.gob.mx/transparencia/articulo6/articulo6_seccI.html (Recuperado el 1 de octubre de 2010) Decreto de creación de la Comisión Estatal del Agua de Baja California. http://www.cea.gob.mx/marcojuridico.htm (Recuperado el 5 de octubre de 2010) Diario Oficial de la federación. Decreto de Creación de la CONAGUA http://www.conagua.gob.mx/CONAGUA07/Noticias/Decreto_Creacion_CNA.pdf (Recuperado el 1 diciembre de 2010) Diario Oficial de la Federación, 16 de enero de 1989, Ley de Aguas Nacionales http://www.conagua.gob.mx/CONAGUA07/Noticias/Ley_Aguas_Nacionales.pdf (Recuperado el 25 de noviembre de 2010) Editorial. (1971, 14 de Diciembre). El Heraldo de Baja California. Editorial. Precaria situación. (1972, 1 de Marzo). El Heraldo de Baja California, p. 2 Eficientizarán servicios en la CESPT. (1992, 2 de Noviembre). El Mexicano, p. 13A El alto costo del bombeo encarece el agua en Tijuana. (1990, 9 de Julio). El Mexicano. El Congreso investigará a la CESPT. En respuesta a los continuos reclamos de la ciudadanía por los altos cobros al consumidor. (1992, 19 de Noviembre). El Mexicano, 4-A. El CILA no ha cumplido el convenio con México. (1993, 10 de Septiembre). El Mexicano. En trece meses estará lista la planta para tratar aguas negras. (1985, 7 de Febrero). El Mexicano, Portada y 4-A Enríquez C., E. (1975). El tratado entre México y los Estados Unidos de América sobre los ríos internacionales. Una lucha nacional de noventa años. Tomo I. México, D.F.: Universidad Nacional Autónoma de México-Facultad de Ciencias Políticas y Sociales. Enríquez C., E. (1975). El tratado entre México y los Estados Unidos de América sobre los ríos internacionales. Una lucha nacional de noventa años. Tomo

176

II. México, D.F.: Universidad Nacional Autónoma de México-Facultad de Ciencias Políticas y Sociales. Entregó CONAGUA el acueducto Rio Colorado al Gobierno del Estado. (1992, 30 de Noviembre). El Mexicano, 1-D. Erradicar el problema, objetivo de la CESPT. Avanzan los trabajos del colector de aguas negras de Rosarito. (1993, 4 de Marzo). El Mexicano. Espinoza, V. (1998). Alternancia política y gestión pública. El Partido Acción Nacional en el gobierno de Baja California. Tijuana, B.C.: El Colegio de la Frontera Norte. Es menor el flujo de aguas negras. (1992, 7 de Noviembre). El Mexicano, p. 5-A. Fernández de Castro, R. y Blackmore, H. (2008). ¿Qué es Estados Unidos?. 1ª. Ed. México, D.F.: Fondo de Cultura Económica. García II, Aurelio.(1972, 25 de Enero). Agua del Colorado solución segura. El Heraldo de Baja California, Portada. Gómez, J. (2000). La gente del delta del Río Colorado. Indígenas, colonizadores y ejidatarios. Mexicali, B.C.: Universidad Autónoma de Baja California. Gómez Silva, Sergio. (1974, 30 de Julio). El acueducto parecer la mejor solución. El Mexicano. Guerrero, M. (2009). El agua. Primera reimpresión. México: FCE Hendricks, W. (1996). Guillermo Andrade y el desarrollo del delta mexicano del río Colorado. 1874-1905. (Segovia, T. Trd.). Mexicali, B.C.: Universidad Autónoma de Baja California. Hernández, Víctor Manuel. (1985, 5 de Febrero). No arredra el reto a XLM. El Mexicano, Portada y 4-A Hundley, Jr., N. (2000). Las aguas dividas. Un siglo de controversia entre México y Estados Unidos. (Segovia, T. Trd.). Mexicali, B.C.: Universidad Autónoma de Baja California. Hundley, Jr. N. (2001). The great thirst. Californias and water a History. London: University of California Press. International Border Water Comission. Treaties. http://www.ibwc.gov/Treaties_Minutes/treaties.html (Recuperado el 15 de julio de 201)
177

Inspección del acueducto Otay en el lado americano. (1972, 3 de Agosto). El Heraldo de Baja California. Invertirá la CESPT N$ 32 millones en obras de introducción de agua para varias colonias. (1993, 4 de Junio). El Mexicano. Jiménez, J. (1993, 16 de Marzo). Explotación de pozos en Tecate. Facultades para la CESPT. El Mexicano. Jiménez, J. (1993, 11 de Marzo). Reducirá gastos la CESPT. La termoeléctrica significará un importante ahorro. El Mexicano. Justifican la construcción de un acueducto de Mexicali a Tijuana. (1972, 25 de Febrero). El Heraldo de Baja California, Portada. Krauze, E. (1997). Adolfo López Mateos el orador. En La Presidencia Imperial. Ascenso y caída del sistema político mexicano (1940-1996). (pp.217-274). México,D.F.: Tusquets Editores La IASA es culpable de daños en tuberías. (1976, 20 de Agosto). El Heraldo de Baja California. La Porta, R, Lopez-de-Silanes, F., Schleifer, A. y Vishny, R. (1999). The quality of government. En Journal of Law Economics Organization. 15:1, pp. 22-274. Lee C., Eugene, y Dunning, Harrison. (1982). Chapter X. Political dynamics and decision making. En Competition for California Water. (pp.83-98). London: University of California Press. Leslie, R. (1926). Introduction. En The Colorado River Compact. (pp. 1-14). Cambridge, Massachusetts. Leslie, R. (1926). Chapter II. Analysis of Compact. En The Colorado River Compact. (pp. 15-44). Cambridge, Massachusetts. Más agua a Tijuana en breve. (1972, 25 de Julio). El Heraldo de Baja California, portada. Méndez, H. (2008). Agentes locales, comunicación mediática y redes de políticas globales en la construcción simbólica del problema público del agua. Tesis doctoral no publicada, Universidad Autónoma de Baja California. Tijuana. Minutas de la Comisión Internacional de Límites http://www.sre.gob.mx/cila/ (Recuperado mayo 25 de 2010). y Aguas.

178

Morales Ortiz, Felipe. (1976, 13 de Agosto). El río Tijuana es el punto de partida de la nueva época de esta población. El Heraldo de Baja California, Portada. Morales, F. (1980, 7 de Febrero). Crisis económica por falta de agua. El Heraldo de Baja California, Portada. Morales, F. (8 de Marzo) No está contaminada el agua en esta ciudad. El Heraldo de Baja California. No cesan las quejas en contra de la CESPT. (1992, 24 de Noviembre). El Mexicano, 6-A No es definitivo el acueducto Mexicali-Tijuana. (1972, 18 de Agosto). El Heraldo de Baja California. N$ 200 millones de nuevos pesos a la hidroeléctrica. (1993, 5 de Julio). El Mexicano. Ochoa, H. (1990, 5 de Julio). Aumentó 22.8% las tarifas de agua. El Mexicano. Ochoa, H. (1993, 29 de Enero). Sahope presentará la negociación del CUD a la federación. El Mexicano, Portada y 4-A. Ochoa, H. (1992, 23 de Noviembre) Las trancas no me las brinco: Osuna Millán. 1992. El Mexicano, 2-A. Organista, R. (1972, 8 de Febrero). Ampliación de la desaladora y acueducto, obras urgentes. El Heraldo de Baja California. Organista, R. (1972, 5 de Agosto). Definitivo: agua de Otay el 14. El Heraldo de Baja California. Organista, R. (1972, 10 de Agosto). Normalizaron el servicio de abastecimiento de agua. El Heraldo de Baja California. Organista, R. (1972, 14 de Agosto). Tijuana recibe ya agua procedente del Colorado. El Heraldo de Baja California. Organisation for Economic Cooperation and Development. (1977). Objectives of water policy. En Water management policies and instruments. Paris: Organisation for economic Co-operation and Development. Piden a CESPT resuelva un añejo problema de sequía. (1985, 9 de Abril). El Mexicano.

179

Planea la CESPT abatir el rezago de 40 mil medidores. Habrá una inversión anual de 4 mil millones de pesos. (1992, 4 de Noviembre). El Mexicano, noviembre, 9-A. Pretende la CESPT reducir sus pérdidas hasta en un 6 por ciento. (1993, 9 de Mayo). El Mexicano, 3-A. Que hubo arreglo para ello entre México y los E.U. (1972, 9 de Marzo). El Heraldo de Baja California, Portada. Racionarán el agua a los que no pagan oportunamente el servicio. (1974, 13 de Septiembre). El Mexicano, 6-A. Ramírez, R. y Mendoza, L. (2005). Economía del agua en Baja California. Reúso de aguas residuales tratadas bajo mecanismos de mercado. Mexicali, B.C: Universidad Autónoma de Baja California. Reducir tarifas sería una medida populista: CESPT. (1993, 21 de Marzo). El Mexicano. Ruíz, B. (2005). Un testimonio de esfuerzos. 40 años de Cespt. 1ª. Edición. Tijuana, B.C. Samaniego, M. (2006). Ríos internacionales entre México y Estados Unidos. Los tratados de 1906 y 1944. México, D.F.: El Colegio de México-Universidad Autónoma de Baja California. Sánchez, E. Planta de aguas negras. (1985, 5 de Febrero). El Mexicano, Portada y 4-A. Sánchez, V. (2006). La gestión del agua en Tijuana. En Barkin, D. (coord.). La gestión del agua urbana en México. Retos, debates y bienestar. (pp. 265285). México: Universidad de Guadalajara. Sánchez, J. y De Santiago, R. s/f. Significado y razón de ser de la Teoría del Bienestar. En Utilidad y bienestar. Una historia de las ideas sobre utilidad y bienestar social. Madrid: Editorial Síntesis, S.A. 171-200. Sánchez, J. y De Santiago, R. s/f. Externalidades y bienes públicos. En Utilidad y bienestar. Una historia de las ideas sobre utilidad y bienestar social. (pp. 221-238). Madrid: Editorial Síntesis, S.A..

180

Santamarina, C. y Marinas, J. (1995). Historias de vida e historia oral. En Delgado, J. y Gutiérrez, J. (coords.). Métodos y técnicas cualitativas de investigación en ciencias sociales. Primera reimpresión. (pp. 259-287). Madrid: Editorial Síntesis. Schmelkes, C. (1998). Manual para la presentación de anteproyectos e informes de investigación (tesis). Segunda edición. México, D.F.: Oxford University Press México. Se conformó la Comisión Estatal y Saneamiento de agua. (1992, 16 de Diciembre). El Mexicano, Portada. Taylor, L. (2001). V. México y su frontera norte. En El nuevo norteamericano: integración continental, cultura e identidad nacional. (pp. 187-223). México: Universidad Nacional Autónoma de México- El Colegio de la Frontera NorteCentro de Investigaciones Sobre América del Norte. Tendrá agua potable “el Internacional”. (1992, 1 de Noviembre). El Mexicano. US Supreme Court Center. 1963. Arizona v. California, 373 U.S. 546 (1963). http://supreme.justia.com/us/373/546/case.html, (Recuperado el 15 de julio de 2010). Organisation for Economic Cooperation and Development. (1977). Objectives of water policy. En Water management policies and instruments. Paris: Organisation for economic Co-operation and Development. Phillips, M. y Pugh, S. (2003). Cómo obtener un doctorado. Manual para estudiantes y tutores. (Ventureira, G. Trd.). 1ra.reimpresion. Barcelona: Gedisa Editorial Piñera, D. y Rivera, G. (2007). Efectos de la Segunda Guerra Mundial en Tijuana. En Tijuana en la Historia. De los sucesos de 1911 a la Segunda Guerra Mundial. Walker, M. (2002). Cómo escribir trabajos de investigación. (Álvarez, J. Trd.). Primera reimpresión. Barcelona: Gedisa Editorial. 22 millones de adeudo a la CESPT. Con ese motivo se crean serios problemas. (1972, 22 de Agosto). El Heraldo de Baja California, Portada.

181

Gráficas de la cuenca del río Colorado

Fuente: http://www.schoelles.com/Water/waterco.htm

Fuente: http://scrippsnews.ucsd.edu/Releases/?releaseID=876

182

Cuenca alta y baja del río Colorado, así como las subregiones

Fuente: http://waterplan.state.wy.us/plan/green/finalrept/fig1-03.html

183

Fuente: http://www.gcdamp.gov/aboutamp/crb.html

184

Glosario BANDAN: Banco del Desarrollo de América del Norte. BID-Banobras: Crédito conjunto del Banco Interamericano de Desarrollo-Banco Nacional de Obras. CEA: Comisión Estatal del Agua de Baja California. CERCA: Centro de Estudios del Reuso y Conservación del Agua. CESPT: Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana. CILA: Comisión Internacional de Límites y Aguas. COCEF: Comisión de Cooperación Ecológica Fronteriza. CONAGUA: Comisión Nacional del Agua. EPA: Environmental Protection Agency. IBWC: International Border Water Comission. IID: Imperial Irrigitation District. SARH: Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos. SDCWA: San Diego County Water Authority (Autoridad de Agua del Condado de San Diego). SEMARNAT: Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca. SRE: Secretaría de Relaciones Exteriores. UEP: Unidad Ejecutora del Proyecto BID-Banobras.

185

Anexo 1
Distribución de las aguas del río Colorado, según el pacto de 1922 Estado Agua distribuida (millones de acre/pie por año) Porcentaje

Cuenca Alta Colorado Utah Wyoming Nuevo México Arizona Cuenca Baja California Arizona Nevada 4.40 2.80 0.30 58.70 37.30 4.00 3.88 1.73 1.05 0.84 0.05 51.75 23.00 14.00 11.25 0.70

Tabla reproducida de Chartres y Varma (2010).

186

Anexo 2
Resumen anual de indicadores y datos básicos de gestión.

CONCEPTO

1991

1992

1993

1994

1995

POBLACION CONEXIONES NO. DE CONEXIONES DE AGUA POTABLE CUENTAS DE AGUA POTABLE COBERTURA DE AGUA POTABLE (%) NO. DE CONEXIONES DE ALCANTARILLADO COBERTURA DE ALCANTARILLADO (%) MEDIDORES NO. DE MEDIDORES INSTALADOS PORCENTAJE DE COBERTURA NO. DE MEDIDORES FUNCIONANDO PORCENTAJE EN FUNCIONAMIENTO PORC DE CONEX. CON CONSUMO MEDIO PRODUCCION PRODUCCION (MILES M3) FACTURACION (MILES M3) VOLUMEN MEDIO PORCENRAJE VOLUMEN MEDIO AGUA NO CONTABILIZADA (MILES M3) PORCENTAJE DE AGUA CONTABILIZADA PORCENTAJE DE AGUA NO CONTABILIZADA

969,863

1,019,281

1,071,216

943,402

992,261

150,705 130,550 85.5 85,458 49.0

168,546 143,343 90.9 92,514 49.9

187,316 158,116 96.2 101,097 51.9

204,849 178,026 93.1 131,871 64.3

233,096 206,398 97.7 151,407 67.9

99,039 75.9 89,792 68.8 90.7

124,233 86.7 117,633 82.1 94.7

145,551 92.1 140,885 89.1 96.8

155,487 87.3 140,696 90.5 90.5

163,309 79.1 137,877 66.8 84.4

65,675 40,563 30,248 75 25,112 61.8 38.2

63,915 43,753 35,175 80 20,162 68.5 31.5

58,769 38,650 31,918 83 20,119 65.8 34.2

65,805 48,661 40,920 84 17,144 73.9 26.1

72,073 54,071 47,097 87 18,002 75.0 25.0

187

Anexo 3 Gráficas de indicadores de Gestión de CESPT, 1990-1995

Relación de conexiones de agua instaladas por la CESPT durante 1990

Conexiones de agua Mes Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Alcantarillado 73,714 73,757 73,829 73,883 73,943 74,006 74,074 74,146 74,214 0 0 0 Agua potable 109,557 110,077 111,898 112,707 113,843 115,627 116,260 117,326 118,219 0 0 0 Residenciales 101,148 101,687 103,352 104,092 105,131 106,699 107,237 108,092 108,944 0 0 0 Comerciales 7,442 7,408 7,387 7,443 7,478 7,650 7,756 7,920 7,916 0 0 0 Industriales 629 629 787 799 867 897 892 935 974 0 0 0 Gobierno 338 353 372 373 367 375 375 379 385 0 0 0

Nota: los datos que aparecen en cero, no fueron encontrados. Recuperados del archivo muerto del organismo.

188

Relación de conexiones de agua instaladas por la CESPT durante 1991

Conexiones de agua Mes Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Alcantarillado 76,949 77,673 78,225 78,858 79,883 80,649 81,673 82,488 83,093 83,846 84,561 85,458 Agua potable 133,993 135,713 136,657 137,885 140,004 141,319 143,280 145,408 146,646 148,626 149,810 150,705 Residenciales 124,108 125,759 126,933 127,939 129,788 131,024 132,834 134,924 135,682 137,534 138,678 139,491 Comerciales 8,492 8,554 8,318 8,534 8,631 8,673 8,807 8,845 8,953 9,066 9,095 9,166 Industriales 993 997 998 1,000 993 994 1,002 1,001 998 1,011 1,016 1,025 Gobierno 400 403 408 412 592 628 637 638 1,013 1,015 1,021 1,023

189

Relación de conexiones de agua instaladas por la CESPT durante 1992

Conexiones de agua Mes Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Alcantarillado 86,082 86,540 87,249 88,162 88,761 89,394 90,090 90,599 91,088 91,753 92,458 92,514 Agua potable 151,436 151,912 152,597 153,813 154,999 158,380 160,314 162,887 165,452 166,921 168,025 168,546 Residenciales 140,102 140,546 141,133 142,169 143,312 146,584 148,406 150,880 153,419 154,832 155,892 156,400 Comerciales 9,281 9,293 9,366 9,535 9,574 9,666 9,764 9,862 9,871 9,913 9,959 9,968 Industriales 1,029 1,047 1,069 1,075 1,077 1,092 1,098 1,098 1,111 1,121 1,117 1,121 Gobierno 1,024 1,026 1,029 1,034 1,036 1,038 1,046 1,047 1,051 1,055 1,057 1,057

190

Relación de conexiones de agua instaladas por la CESPT durante 1993

Conexiones de agua Mes Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Alcantarillado 92,867 93,317 94,141 94,753 95,345 96,464 0 98,138 98,718 99,189 100,003 101,097 Agua potable 170,161 170,786 171,834 173,103 173,979 174,567 0 180,060 180,321 182,290 185,187 187,316 Residenciales 157,828 158,354 159,298 160,535 161,332 161,926 0 167,169 167,302 169,082 171,912 174,006 Comerciales 10,141 10,234 10,317 10,339 10,415 10,409 0 10,621 10,738 10,921 10,976 11,002 Industriales 1,128 1,134 1,153 1,156 1,157 1,157 0 1,173 1,183 1,187 1,190 1,193 Gobierno 1,064 1,064 1,066 1,073 1,075 1,075 0 1,097 1,098 1,100 1,109 1,115

Los datos que aparecen en cero no fueron encontrados.

191

Relación de conexiones de agua instaladas por la CESPT durante 1994

Conexiones de agua Mes Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Alcantarillado 102,215 103,095 104,365 105,454 106,440 107,726 108,819 109,200 110,607 111,494 113,067 115,289 Agua potable 188,709 189,304 191,062 192,894 193,857 196,414 199,692 201,226 203,193 201,790 203,141 204,849 Residenciales 175,346 175,860 177,523 179,277 180,216 182,734 186,022 187,494 187,499 188,073 189,362 190,995 Comerciales 11,044 11,112 11,156 11,198 11,224 11,285 11,277 11,343 11,301 11,308 11,363 11,423 Industriales 1,204 1,212 1,255 1,290 1,286 1,285 1,286 1,283 1,287 1,299 1,303 1,311 Gobierno 1,115 1,120 1,128 1,129 1,131 1,110 1,107 1,106 1,108 1,110 1,113 1,120

192

Relación de conexiones de agua instaladas por la CESPT durante 1995

Conexiones de agua
Mes Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Alcantarillado 132,495 134,466 134,626 136,176 138,075 146,900 150,357 150,450 150,665 151,305 151,358 151,407 Agua potable 206,537 208,272 211,107 212,104 214,313 217,490 220,820 225,933 228,079 230,525 232,095 233,096 Residenciales 192,632 194,333 196,395 197,511 199,669 202,795 206,070 211,022 213,124 215,458 216,939 217,890 Comerciales 11,443 11,471 11,539 11,402 11,449 11,493 11,544 11,684 11,706 11,809 11,877 11,911 Industriales 1,338 1,342 1,355 1,373 1,374 1,376 1,380 1,397 1,414 1,420 1,432 1,441 Gobierno 1,124 1,126 1,818 1,818 1,821 1,826 1,826 1,830 1,835 1,838 1,847 1,854

193

Anexo 4
Concentrado de Minutas de CILA referentes a los ríos Colorado, Nuevo y Tijuana
(Elaboración propia)

No. de Fecha Minuta
182 23 de septiembre de 1946

Tema
Aprobación del informe de ingeniería mixta relativo a las obras requeridas por el tratado de 1944

Acuerdos tomados
La comisión acepta las diversas conclusiones emitidas por el informe La comisión adopta cada una de las resoluciones del informe. La comisión instruye a los ingenieros de las dos secciones para que continúen los trabajos para someterlos a ambos gobiernos. Portar tarjeta que lo identifique como miembro de la Comisión. Cada sección es responsable de expedir las tarjetas de identificación. Se conviene que el uso del Todo Americano es temporal y se limita a 1947. El uso temporal del Todo Americano no genera un precedente ni afecta o cambia las condiciones del tratado de 1947, es solo una cortesía. Se usará el Todo Americano para entregar agua a México siempre que no afecte los beneficios propios de Estados Unidos. No se requerirán descargas de agua de la Presa Boulder, Imperial ni de otras de conservación en el río Colorado México pagará un cargo por operación y mantenimiento México compensará a Estados Unidos por cualquier daño causado por la sobrecarga del Todo Americano México pagará si se afecta la carga de la planta Siphon Drop. La sección mexicana informará a la sección americana, cada miércoles, de las solicitudes de entrega Aunque E.U. hará todo el esfuerzo por entregar las solicitudes de agua a México, en caso de no suceder esto no dará pauta para reclamaciones EU no tiene control de las obras debajo de Pilot Knob. Utilizar el Todo Americano para entregar agua a México en Pilot

184

21 de enero de 1947

185

25 de enero de 1947

Adopción de medios oficiales y de identificación del personal de ambas secciones de la CILA Convenio relativo al uso de emergencia del Todo Americano para hacer entregas de agua México durante la estación de riego de 1947

188

12 marzo

de

Uso del canal todo americano para entrega de agua a

194

de1948

México durante la estación de riego de 1948.

191

8 de marzo de 1949

194

3 de marzo de 1950

Convenio para uso del Todo Americano para entregas de emergencia a México durante la estación de riego de 1949 Convenio para el uso del Todo Americano para entregas de emergencia a México para 1950 anterior a la aplicación de los artículos 10, 11 y 15 del tratado de 1944

Knob. Esta acción no debe considerarse precedente ni modifica el artículo 27 del tratado de 1944 E.U. entregará agua a México por e Todo Americano siempre que no afecte la propia operación en beneficio de E.U. El uso del Todo Americano no requerirá aguas almacenadas en la presa Hoover México pagará los costos de las entregas y operación del sistema americano México compensará a E.U. por daños resultados del uso del Todo Americano México pagará la reducción de la carga de la planta eléctrica Siphon Drop La CILA mexicana informará a la CILA americana las demandas anticipadas E.U. hará todo esfuerzo para tener almacenadas las aguas para México en la presa Imperial EU no tiene control de las obras debajo de Pilot Knob. Se conviene el uso del Todo Americano en las mismas condiciones del acta No. 188 de 1948 Se conviene el uso del Todo Americano por el Bureau of Reclamation, quedando sujeto a las asignaciones del Congreso de E.U. para la conservación de las obras El uso del Todo Americano no establece precedente que cambie o afecte lo estipulado en el tratado de 1944 Se utilizará el canal siempre que no interfiera con los usos propios de E.U. No se requerirán extracciones de la presa Hoover o de otras obras de almacenamiento México pagará razonablemente por la utilización de las instalaciones México pagará a E.U. de daños o pérdidas ocasionados por el uso del Todo Americano México pagará a E.U. si las cantidades de agua entregadas afectan la carga requerida para la generación de energía en la planta

195

195

6 de mayo de 1950

Obras requeridas aguas arriba de la presa de derivación Morelos para proteger terrenos dentro de los Estados Unidos

197

30 de junio de 1951

Adopción del reglamento para la operación y mantenimiento de la presa de derivación Morelos en el río Colorado

208

14 de noviembre de 1958

Liquidación final de los costos correspondientes a México por las obras requeridas aguas arriba en la presa de derivación Morelos en los bordos del grupo I, para proteger los terrenos de los EU contra los daños que

Siphon Drop La sección mexicana comunicará antes del miércoles de cada semana a la sección americana los requerimientos de entregas de agua E.U. hará esfuerzo por tener agua almacenada en la presa Imperial pero los atrasos o falta de entrega no originará reclamos por daños de parte de México E.U. no es propietario no controla las obra debajo del desagüe Pilot Knob El informe común se aprueba sujeto a las interpretaciones siguientes Con el crédito mexicano, EU iniciará obras de protección dentro de su territorio aguas arriba de la presa Morelos 60 días después de la aprobación del acta, México hará el pago correspondiente a las obras de protección a favor de la sección americana de la CILA Al terminarse las obras de protección dentro de EU, dicho país hará el pago correspondiente a México Con la liquidación del crédito se entiende que México ha cumplido el artículo 12 del tratado de 1944 México realizará obras de protección, a sus expensas, dentro de EU aguas arriba de la presa Morelos México conservará a sus expensas dichas obras México hará el pago proporcional a las obras de protección Las dos secciones de CILA harán los estudios necesarios adicionales. La comisión adopta, sujeto a la aprobación de los dos gobiernos, el reglamento para la operación y mantenimiento de la presa de derivación Morelos en el río Colorado, según el informe mancomunado de los ingenieros principales de fecha 29 de mayo de 1951 Se aprueba el informe mancomunado presentado por los ingenieros principales para la liquidación final de los costos correspondientes a México por las obras de protección. Como se indica en el informe mancomunado, el costo para México

196

pudieran producirse a causa de la sobre elevación en las avenidas del río Colorado y como resultado de la construcción, operación mantenimiento de esa estructura.

209

21 de noviembre de 1958

Parte asignable a México de los costos de operación y mantenimiento de los bordos del grupo I del río Colorado, aguas arriba de la presa de derivación Morelos

211

12 de mayo de 1961

217

30 de noviembre de 1964

Forma de pago de la parte correspondiente a México de la construcción de los bordos del grupo II del río Colorado, aguas arriba de la presa de derivación Morelos Desmonte del cauce del río Colorado aguas debajo de la presa Morelos

218

22 marzo 1965

de de

Recomendaciones sobre el problema de salinidad en el río Colorado.

asciende a 725,400 dlls. Con este pago, se considerará que México ha cumplido con lo estipulado en el artículo 12 del tratado de aguas respecto de las obras de los bordos de Yuma, aguas arriba de la presa Morelos Se entiende que este pago solo cubre las obras aguas arriba de la presa Morelos, y que habrá nuevos costos para México cuando se realicen las obras en los bordos Gila Norte y Gila Sur Se apruebe al informe mancomunado presentado por los ingenieros principales acerca de la parte asignable a México de los costos de los bordos del grupo I del río Colorado La parte asignable a México de los costos de operación y mantenimiento de los bordos del grupo I del río Colorado aguas arriba de la presa Morelos serán calculados anualmente por la Comisión y México emitirá un cheque a favor del Tesorero de los EU para sufragar los gastos Se recomienda a los dos gobiernos revisar la forma de pago, según el acta 195, de los costos atribuibles a México de la construcción de los bordos del grupo II del río Colorado (Gila Norte y Gila Sur) Se aprueba el informe mancomunado de los ingenieros principales sobre la necesidad de desmontar el cauce del río Colorado aguas debajo de la presa Morelos Que se lleva a cabo el desmonte inicial de 64 kms. aguas debajo de la presa Morelos. EU desmontará 32 kms. desde la presa Morelos hasta el Lindero Internacional Sur, México desmontará 32 kms. aguas abajo del Lindero Internacional Sur Que se lleven a cabo periódicamente en el futuro los desmontes programados en el informe Los trabajos indicados forman parte de un proyecto general de control de las avenidas en el bajo río Colorado EU construye a sus expensas una prolongación del canal de conducción de las aguas del drenaje Wellton-Mohawk en la margen

197

221

29 de noviembre de 1965

Liquidación final de la parte correspondiente a México del costo de construcción del borde del Gila sur y determinación de la parte asignable al mismo país de sus costos de operación y mantenimiento

222

30

de

Conexión de emergencia del

izquierda del río Colorado hasta un lugar debajo de la presa Morelos La Comisión permite ejecutar las obras para la prolongación al cruce de la presa Morelos La prolongación se opera por EU para descargar las aguas del drenaje del distrito Wellton-Mohawk Durante la vigencia del acta EU contabilizará el agua como parte de las descritas en el artículo 10 del tratado de 1944 Durante la vigencia de la presente acta México haga sus pedidos con el gasto mínimo de 25.5 metros cúbicos por segundo Las aguas drenadas del WelltonMohawk entregada a México aguas arriba de la presa Morelos se coordine con las aguas tabuladas a México en el lindero norte. EU termine las obras para entregar las aguas a México en cerca de San Luis, Sonora y suspender las descargas en los desagües de Yuma al lecho del río Colorado. La presente acta está vigente a partir de la operación de la prolongación del canal de conducción de aguas del drenaje Wellton-Mohawk EU debe terminar las obras a más tardar en 1965 Ambos países aprueben la presente acta Lo estipulado en esta acta no afecta los derechos definidos por el tratado de 1944 Se aprueba el informe mancomunado presentado por los ingenieros principales México pagará 203900 dlls. como su parte asignable dadas las obras de protección del bordo Gila Sur aguas arriba de la presa Morelos Con este pago México habrá cumplido lo estipulado en el artículo 12 del tratado de 1944 El pago corresponde al bordo sur, cuando se construya el bordo norte México debería cubrir también su parte asignable en las obras de protección Corresponde a México pagar el 16% de la operación del bordo del Gila sur La Comisión aprueba, como medida

198

noviembre de 1965

sistema de alcantarillado de Tijuana, B.C. al sistema de alcantarillado de San Diego, Ca.

225

19 de junio de 1967

Encauzamiento del río Tijuana

236

2 de julio de 1970

Obras de construcción de encauzamiento del río Tijuana

240

13 de junio de 1972

Entregas de emergencia del río Colorado para Tijuana

de seguridad, conectar el sistema de alcantarillado de Tijuana, B.C. al de San Diego, Ca. Se recomienda que ambos gobiernos aprueben el informe mancomunado para construir y operar la conexión de ambos sistemas. Que ambos gobiernos aprueben la construcción del encauzamiento del río Tijuana Se aprueba el informe mancomunado para las obras de encauzamiento Que ambos gobiernos convengan en las especificaciones y diseño y que cada gobierno se encargue de preparar y terminar los planos de las obras en cada país. Los trabajos no se podrán emprender sino hasta que se tenga resuelto el financiamiento necesario Esta acta requiere la aprobación de ambos gobiernos. El punto 4 del acta 225 se aplicará 400 metros arriba y debajo de la línea divisoria internacional El resto de las obras de encauzamiento podrá ser iniciado por cada gobierno cuando lo estime conveniente A fin de evitar daños, se requerirá la aprobación de la Comisión de los planos en cada país El gobierno de EU inicie negociaciones con la autoridad de aguas de SD, con el Distrito Metropolitano del sur de California, con la ciudad de San Diego y con el Distrito Municipal de Aguas de Otay para que, en un periodo no mayor a 5 años, se hagan entregas de emergencia en un punto cerca del Aeropuerto de Tijuana Que las dependencias de agua de California empiecen las entregas tan pronto sea posible y según lo permita su capacidad de conducción. Que las entregas realizadas se carguen a las aguas del rio Colorado más el 12% por las pérdidas de conducción. Los pedidos de entregas de agua se presenten a la sección americana como parte de las tablas de entregas mensuales a México

199

241

14 de julio de 1972

Recomendaciones para mejorar inmediatamente la calidad de las aguas del río Colorado que llegan a México

242

30 agosto 1972

de de

Solución permanente y definitiva al problema internacional de salinidad del río Colorado

México pague los costos de las obras de conexión para las entregas de emergencia México pague los cargos de las entregas de emergencia Al terminar la vigencia del acta se remuevan obras, materiales y equipos que comprendan las obras de conexión de emergencia Las entregas terminan en el periodo de vigencia estipulado, que México no puede solicitar una ampliación La obligación de EU no será fundamento de responsabilidad económica La vigencia del acta termine y no tenga efecto para ningún propósito México adquiere la responsabilidad de la salinidad ocasionada por la conducción de agua entrega en el río Colorado Que dado el aumento de agua para Tijuana, México atiende el problema de descarga de agua negra en el océano y evitar la contaminación. EU toman las medidas descritas en los apartados 2 y 3 EU sigue operando la prolongación del canal de conducción de las aguas del distrito Wellton-Mohawk EU descarguen aguas del río Colorado abajo del de la Presa Morelos volúmenes del distrito Wellton-Mohawk Que los pedidos de agua de México no sean menores a 25.5 metros cúbicos EU descarga debajo de la presa Morelos volúmenes restantes del distrito Wellton-Mohawk Que la Comisión contabilice las aguas del distrito Wellton-Mohawk La presente acta se mantenga en vigor hasta el 31 de diciembre de 1972 La presente acta debe ser aprobada por ambos gobiernos Las estipulaciones del acta no generan precedente ni afectan los artículos del tratado de 1944 El acta 218 termina su vigencia al entrar en vigor la presente No antes del 1 de enero de 1974 y no después del 1 de julio de 1974 que las aguas que se entregan a México arriba de la presa Morelos

200

243

25 de septiembre de 1973

Adición al acta 240 relativa a las entregas de emergencia de aguas del río Colorado a Tijuana

245

15 de mayo de 1974

Adición y modificaciones al acta 240 relativa a las entregas de emergencia de aguas del río Colorado a Tijuana

tengan una salinidad que no sobrepase los 121 p.p.m. El acta 241 se dará por terminada con la presente acta. Los Estados Unidos descargarán al río Colorado, aguas debajo de la presa Morelos, volúmenes de las aguas del drenaje del Wellton-Mohawk y los sustituirán con volúmenes iguales de otras aguas descargadas al río Colorado. EU prolongarán el dren de desvío del Wellton-Mohawk desde la presa Morelos hasta la línea internacional México, a expensas de EU, operará una prolongación revestida de concreto desde la línea internacional y hasta el golfo de Santa Clara y se permitirá a EU conducir salmuera producto de la desalación requerida para cumplir con lo estipulado en esta acta Mientras se llega a un convenio sobre las aguas subterráneas, cada país limitará dentro de los 8 kms. En torno a la línea divisoria los bombeos de aguas subterráneas dentro de su propio territorio. México y EU se consultarán sobre futuros desarrollo de aguas superficiales EU apoyará las gestiones crediticias de México para rehabilitar el valle de Mexicali México y EU reconocen estas medidas como definitivas sobre el problema de salinidad, según el comunicado del Presidente Echeverría al Presidente Nixon. Las medidas tomadas se buscará terminarlas en la fecha más próxima posible La presente acta requiere la aprobación de ambos países. Los pedidos de agua de México que se entregan en un punto cerca de la línea internacional no sean menores a 25.5 m3 por segundo, excluyendo los gastos por las entregas de emergencia que se hagan a la ciudad de Tijuana EU establece las negociaciones necesarias con el distrito Metropolitano del sur de California, con el Bureau of Reclamation y con la Asociación de usuarios del condado de Yuma para que se

201

252

31 agosto 1976

de de

Enmiendas a las actas 240 y 245 referentes a las entregas de emergencia a la ciudad de Tijuana, B.C.

256

22 febrero 1977

de de

Prórrogas a las acta 240, 243, 245 y 252 referentes a las entregas de emergencia de agua del río Colorado a la

realicen las entregas de agua a México y en cambio éste entregue al Bureau of Reclamation la energía eléctrica necesaria para las entregas de agua a México México dispondrá a favor de la autoridad de Aguas de San Diego para la instalación de los dispositivos necesarios para transferir la energía eléctrica que requiere la entrega de agua a México Al retirarse los dispositivos, la autoridad de aguas de San Diego realizará los finiquitos necesarios Lo estipulado en el acta 240 permanezca tal cual, siempre que no sea afectado por lo establecido en esta acta A partir de los cinco días después de la notificación hecha por EU a las instancias gubernamentales dentro de su territorio, México realice las transferencias, en un punto cercano a San Luis Rio Colorado, de la energía eléctrica requerida para las entregas México entregará 2, 000,000 kwh mensualmente en un punto cercano a la línea divisoria internacional en San Luis Río Colorado, Son. Las cantidades mensuales entregadas se determinan por los medidores supervisados por representes de la Comisión Cualquiera de los dos países podrá solicitar la suspensión temporal de transferencia de energía por emergencias, avisando a su contraparte, siempre que sea posible. Además de los pagos que realiza México por las entregas de emergencia en la ciudad de Tijuana, se pague un costo adicional por el tratamiento de la misma México ajuste sus pedidos de entregas de agua para que el crédito establecido para los pagos de entregas para 1976 incluya los costos de tratamiento del agua Que la presente minuta sea aprobada por ambos países Que las entregas que realiza EU a México según las actas 240, 243, 245 y 252 se prorroguen hasta el 14 de agosto de 1978

202

ciudad de Tijuana, B.C.

258

27 de mayo de 1977

Modificación de parte de EU del plan de encauzamiento del río Tijuana

259

27 de julio de 1979

Prórroga de la vigencia del acta 256, referente a las entregas de emergencia de aguas del río Colorado a Tijuana, B.C.

260

11 agosto 1979

de de

Prórroga del acta 259 referente a la entrega de emergencia de agua del río Colorado para su uso en Tijuana

263

6 de agosto de 1980

Prórroga de la vigencia del acta 260 referente a las entregas de emergencia de agua del río Colorado para su

México debe proseguir activamente la construcción de las obras necesarias para abastecer de agua a la ciudad de Tijuana permanentemente La presente acta requiere la aprobación de ambos gobiernos. Se apruebe el informe mancomunado Se apruebe la modificación de parte de EU en el encauzamiento del río Tijuana, según se estipula en el informe mencionado Tan pronto sea posible se construyan las obras provistas en la modificación de la parte de EU del proyecto internacional Que la construcción de cercas y otras obras en el cauce del río Tijuana y sus cauces tributarios que forman parte del proyecto, están sujetas a aprobación. La vigencia del acta 256 se prorrogue hasta el 14 de agosto de 1979 Que México prosiga activamente la construcción del acueducto Durante el año de vigencia México avisará con 10 días de anticipación los requerimientos de entregas de agua para cada suspensión y reanudación Que al solicitar México la primera suspensión se hagan los cargos por la energía eléctrica requerida para bombear las aguas del río Colorado La presente acta requiere la aprobación de ambos países La vigencia del acta 259 se prorrogue hasta el 14 de agosto de 1980 Que las entregas puedan reanudarse temporalmente con una anticipación de parte de México de tres días. México restablezca el crédito por 4,000 dlls. Para pagar las entregas, en caso de que el costo exceda dicha cantidad México acepta pagar a EU los costos adicionales Que esta acta requiere la aprobación de ambos países. La vigencia del acta 260 se prorrogue hasta el 14 de agosto de 1981 Que México haga sus solicitudes con

203

uso en Tijuana

266

3 de agosto de 1981

Prórroga de la vigencia del acta 263 referente a las entregas de emergencia de agua del río Colorado para su uso en Tijuana

267

13 agosto 1982

de de

Prórroga de la vigencia del acta 266 referente a las entregas de emergencia de agua del río Colorado para su uso en Tijuana

270

30 de abril de 1985

Recomendaciones para la primera etapa de las obras de alejamiento y tratamiento para la solución del problema fronterizo de saneamiento en Tijuana, B.C.-San Diego, Ca.

tres días de anticipación y que no se excedan los volúmenes estipulados en las tablas anexas al acta 240 Que al inicio del año de prórroga para la vigencia del acta 260 México restablezca su carta de crédito por 500,000 dlls. Para cubrir los costos de tales entregas. La vigencia del acta 263 se prorrogue hasta el 6 de agosto de 1980 Las entregas no excedan las descripciones de la tabla No. 1 del anexo No. 2 del acta No. 240 Que al inicio del año de prórroga para la vigencia del acta 260 México restablezca su carta de crédito por 500,000 dlls. Para cubrir los costos de tales entregas. Que la vigencia del acta 266 se prorrogue hasta el 14 de agosto de 1983 Las entregas no excedan las descripciones de la tabla No. 1 del anexo No. 2 del acta No. 240 y que México haga la solicitud con tres días de anticipación para la reanudación o suspensión de las entregas. Que al inicio del año de prórroga para la vigencia del acta 260 México restablezca su carta de crédito por 500,000 dlls. Para cubrir los costos de tales entregas. México procederá a construir, operar y mantener las obras de alejamiento y tratamiento de aguas residuales que forman parte de la primera etapa del Plan Integral de Agua Potable y Alcantarillado preparado por México para la ciudad de Tijuana, B.C. México construye, opera y mantiene las obras de alejamiento y tratamiento de aguas residuales para evitar descargas a través de la línea divisoria internacional México y EU participan de manera conjunta, a través de sus secciones en la comisión, aportando cantidades iguales en la cantidad de 1, 200,000 dlls. para apoyar un proyecto que permitan mejorar la calidad de las aguas del río Nuevo que cruzan la línea internacional En caso de que las obras excedan la

274

15 de abril de 1987

Proyecto conjunto para el mejoramiento de la calidad de las aguas del río Nuevo en Mexicali, B.C.-Calexico, Ca.

204

280

6 de marzo de 1990

Disposición de los equipos instalados a expensas de México en territorio de los EU para poder efectuar las entregas de emergencia de aguas del río Colorado para su uso en Tijuana, B.C.

283

2 de julio de 1990

Plan conceptual para la solución internacional del problema fronterizo de saneamiento en Tijuana, B.C.-San Diego, Ca.

cantidad mencionada, México realiza a su costo las obras Al finalizar las obras, México operará a través del gobierno del Estado de Baja California las obras construidas. El gobierno de Baja California entrega a la Comisión, a través de la sección mexicana, informes mensuales de los avances en la ejecución de las obras. Los representantes de ambas secciones llevan a cabo inspecciones conjuntas El monitoreo realizado a las aguas del río Nuevo es adecuado según el acta No. 264 Las obras en mención no confieren propiedad sobre territorio a ningún país sobre el otro Esta acta requiere la aprobación de ambos países La compañía Texas Diesel Parts Supply adquiere de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana por 39,500 dlls. los equipos de las obras de conexión requeridas en el acta 240. Que el resto de los materiales que comprenden tubería permanezcan instalados Esta acta requiere la aprobación de ambos países. México participa en la construcción de una planta de tratamiento internacional México termina el sistema de alcantarillado de la ciudad de Tijuana, según lo indica el acta 270. La construcción a cargo de México y EU de las obras de alcantarillado para la conducción de las aguas residuales de Tijuana hacia la planta internacional de tratamiento que hubieran sido tratadas en la planta de tratamiento de río El Alamar Diseño final y la construcción conjunta entre México y EU de una planta de tratamiento internacional que se ubicará dentro del territorio de EU La construcción de líneas de conducción de las aguas tratadas en la planta internacional hacia aguas superficiales costeras La construcción, operación y mantenimiento de un emisor

205

submarino a expensas de EU para la conducción de las aguas tratadas en la planta internacional El costo de la construcción, operación y mantenimiento de la planta internacional será cubierto por ambos países. México pagará una cantidad calculada por la comisión igual a lo que costaría haberla construido en el río Alamar El diseño, la división específica de los costos de construcción, operación y mantenimiento, la división del trabajo a efectuarse por cada país y el programa de obras para la planta internacional será establecido por la Comisión. México podrá pagar su parte correspondiente en la operación y mantenimiento de la planta mediante el suministro de energía eléctrica El gobierno de México deberá disponer a sus expensas de los lodos resultantes del tratamiento de la planta internacional Ambos gobiernos se reservan el derecho de disponer en su territorio de una parte o de la totalidad de de sus aguas residuales. Cada país podrá utilizar el agua tratada resultante de la planta internacional. México exigirá a las industrias instaladas en Tijuana suministren en pre tratamiento a sus aguas residuales. Cualquier obra adicional que se construya en valle del río Tijuana adicional a las que aquí se contemplan deberán observar las leyes vigentes en cada país para evitar un impacto negativo en las zonas urbanas adyacentes. Conforme a los artículos 2, 20 y 23, la construcción, operación y mantenimiento de la planta internacional de tratamiento quedará bajo la supervisión de la Comisión. Al aprobarse esta acta por ambos gobiernos, los ingenieros principales de ambas secciones elaborarán y llevarán a cabo un programa de muestreo y análisis de la calidad del agua descargada al río Tijuana El gobierno de México asegurará que no existen descargas residuales domesticas o industriales, tratadas o

206

287

6 de octubre de 1992

Entregas de emergencia de aguas del río Colorado para su uso en Tijuana, B.C.

288

30 de octubre de 1992

Plan conceptual para la solución a largo plazo del problema fronterizo de saneamiento del río Nuevo en Mexicali, B.C.-Calexico, Ca.

no tratadas, en el río Tijuana que cruzan la frontera. Esta acta requiere la aprobación de ambos países y entrará en vigor al momento en que tanto México como EU tengan autorizada la inversión. EU, previa solicitud de México, tendrá disponibles volúmenes de agua del río Colorado de entre 150 y 200 millares de metros cúbicos asignados a México por el tratado de aguas para el período del 7 de octubre al 10 de octubre de 1992 Los volúmenes entregados a México serán proporcionados en cantidades que no excedan la capacidad instalada sin afectar el suministro de agua a las dependencias de los EU México deberá proporcionar, en un período máximo de 30 días, un cheque cobrable en dólares que cubra los costos de reales de las entregas hechas a México El costo del mantenimiento requerido para la conexión de emergencia en EU asciende a 3,500 dlls., el cual será reembolsado por México Las entregas de emergencia tendrán un costo igual al de la entrega de aguas a México desde su derivación en la presa Parker hasta la línea internacional, siendo la cantidad de 424 dlls. El plan conceptual contenido en el acta deberá ser aceptado como la solución definitiva al problema fronterizo de saneamiento entre Mexicali, BC y Caléxico, Ca. En un periodo aproximado a seis meses después de ser aprobada esta acta ambos gobiernos presenten a la Comisión los proyectos que integrarán la solución definitiva, de manera que las obras sean diseñadas, operadas, operadas y mantenidas aseguren que no haya descarga de aguas domésticas e industriales sin tratamiento Una vez aprobados los planes por ambos comisionados, se suscriba una nueva acta recomendando a ambos gobiernos los proyectos específicos, calendarización de las obras y acciones contempladas en el plan conceptual, incluyendo la fuente de financiamiento

207

291

16 de julio de 1994

Mejoras en la capacidad de conducción del tramo internacional del río Colorado

De acuerdo a los artículos, 2, 20,24 y 25 del tratado las plantas de tratamiento y colectores sean considerados como obras construidas y utilizadas en cumplimiento de las estipulaciones de dicho tratado. México y EU trabajarán a sus expensas en remover los azolves arriba de las compuertas de control de la presa Morelos y aguas debajo de las compuertas de control de derivación al Canal Alimentador Central. EU a través del Bureau of Reclamation removerá los sedimentos dentro de la parte mexicana del cauce del río Colorado desde el sitio de la Presa Morelos al Lindero Internacional Norte EU, en un plazo no mayor a 90 días, presentará a la sección mexicana las alternativas que desarrolle con las correspondientes autoridades de EU para mejorar la capacidad de conducción del cauce del río Colorado desde su confluencia con el río Gila hasta el sitio de la presa Morelos En caso de ser necesario la CILA coordinará los trabajos requeridos en un país y que deban ser ejecutados por una dependencia del país vecino, en el entendido de que el país para el que se realiza el trabajo deberá reembolsar el costo a la dependencia del otro país que lo efectúe La CILA deberá dar celeridad a los estudios en el tramo del río Colorado entre la Presa Imperial y el Golfo de California a fin de definir las condiciones de conducción del flujo que necesiten corrección especialmente en el control de azolves, antes de que finalice 1994. Esta acta requiere la aprobación de ambos países

208

Anexo 5 Listado de entrevistas realizadas y sus transcripciones

Entrevistado 1. Lic. Gustavo Rivera Castillo 2. Ing. Manuel Becerra Lizardi 3. Ing. Reynaldo Ortega 4. Lic. Ernesto Ruffo Appel 5. Ing. Fernando Aceves Salmón 6. Quím. Toribio Cueva López 7. Ing. Jorge Enríquez García 8. Lic. Gustavo Hernández Valenzuela 9. Ing. Efraín Muñoz Martin 10. Lic. Milton Castellanos Everardo 11. Lic. José Guadalupe Osuna Millán 12. Ing. Halla Razak

209

Entrevista con el Lic. Gustavo Rivera Jueves 16 de julio de 2009 Sala de Juntas de Dirección General de CESPT Luis Carlos López Ulloa (LC):_ Hoy estamos con el Lic. Gustavo Rivera, quien laboró en la CESPT durante más de 25 años. Hoy día se desempeña como asesor externo en el Programa de Recuperación de Pérdidas. Quisiera pedirle que nos platicara un poco sobre el contexto de cómo la CESPT ha venido administrando el recurso para Tijuana. Gustavo Rivera:_ Empezaron a organizar [voz de tercera persona y entrevistador] entonces así fue el asunto como se resolvieron dos cosas, en el ochenta y ochenta y siete. Esta es plática así LC:_ lo que quiero es que me contextualices así. GR:_ Son dos cosas, yo a ti te he separado dos cosas, lo que es falta de agua, de suministro en la ciudad, no, de que pueda tener la ciudad la disponibilidad del agua y otra cosa es la falta de agua de la comunidad, de los usuarios, como organismo tú debes de saberlo, bueno, tengo agua para distribuir sí o no, para mí es una necesidad que se resolvió en aquel entonces con el acueducto que hasta ahorita… [Enfatiza] el agua del acueducto te sigue dando hasta ahorita, te sigue alcanzando el agua del acueducto de aquel entonces, entonces para mí este era el problema como para decir bueno, yo al agua para la gente como va creciendo y todo tenga agua hasta tal tiempo, pero el problema es la escasez de agua entre los usuarios es un problema de infraestructura interna, de acueductos, de redes y de cuestiones; son dos cosas diferentes, una la hizo la federación en su tiempo y la otra tienes que hacerlo tú o concluir [,,,] con seis, para eso se consiguió el primer crédito, BID-BANOBRAS, resolviste el problema de costos y problema de todo de bombeo haciendo tanques porque es una obra interna, grande, hiciste redes, hiciste todo y ya desde aquel entonces para acá pues nomás está

creciendo lo que va creciendo la ciudad, pero resolviste los dos problemas, no al mismo tiempo porque si hubo un desfase en lo que se creó el acueducto y en lo
210

que se empezó a perder el crédito y en ese inter pues teníamos el agua ahí, pero no tenia agua la ciudad que era lo importante y se creó en esas dos formas y en esas dos formas ya así se fue y el otro parte aguas de la ciudad de lo que vino hacer esta parte del BID BANOBRAS es ahora el crédito para la… cómo se llama…para la infraestructura, no, de Baja California, el crédito japonés, si te das cuenta esos créditos son para infraestructura… hidráulica. LC:_ espérame poquito… [Silencio momentáneo] GR:_ Una gran parte del crédito japonés también se metió ahora a saneamiento y a… redes ahora de recolección de agua que está rescatando la comunidad. El BID BANOBRAS al principio básicamente, no sé si recuerdo el sesenta o setenta o más por ciento, era sobre agua, sobre tanques, agua, redes, acueductos internos y hubo un desfasamiento entre eso y lo que es la… el alcantarillado sanitario de la recolección de agua y ya cuando entra el crédito japonés esto se te estaba, se te estaba ya desviando demasiado no saneabas agua, no tenias y casi no recolectabas, no. Cuando entra el crédito japonés te dice bueno, yo te doy el crédito barato nosotros queremos el equilibrio, no, que el agua que entra, no, sea agua que se pueda recolectar, tratarían el agua, sino, no, no le entró, esto fue una bronca para conseguir el dinero federal porque el crédito quienes te lo daban era siempre y cuando pusieras plantas de tratamiento y las plantas de tratamiento como te las quiere hacer la federación para poderte dar dinero del fondo muerto, te aplican lo que… te sacan lo que es un coeficiente costo-beneficio, lo cual ninguna planta de tratamiento del mundo te va a dar, por qué, porque de hecho es dinero perdido ese, no perdido sino una necesidad que tienes que tratar como un costo y ellos lo ven como si tú vendes el agua que haces, no, ¡pues no!, nunca te va a dar… se hizo. Por eso si te das cuenta el crédito japonés mucho se metió a lo que fue alcantarillado y lo que fue plantas de tratamiento, ahora es el segundo parte aguas que te digo en aquello fue en agua e infraestructura. En esto fue modificar también tus-coberturas, no, de alcantarillado que es recolección, no, de agua residuales y el tratamiento, o sea los dos tuvieron… tienen un peso específico dentro de la… dentro del desarrollo de la CESPT […] uno te suministra
211

el agua y otro te lo sigue manteniendo el crédito pero también te lo complementa con la recolección y el tratamiento y de ahí vienen todas las plantas estas, pues, unos recolectores y todo eso. Imagínate que no existieran todas estas plantas que se están haciendo, estás en un rezago bárbaro, no, estás dando agua pero no la estas ni recolectando ni tratando entonces no estás cumpliendo como dicen los japoneses con el ciclo del agua [sonidos de teléfono] para ellos el ciclo del agua es: la dotación de agua, la recolección, el tratamiento, no, saneamiento y alejamiento y si tu fallas de alguna de esas, estás rompiendo el equilibrio, es cierto, entonces te digo que los dos … los créditos para nosotros los llamamos como los parte aguas, no, dentro de la CESPT, porque ahorita si te das cuenta en cuestiones ya de saneamiento, tratamiento y recolección no han tapado al organismo, no, o se está haciendo…pero ¡ahí te va!... cuando llegó Hernando hace dos años... LC:_ hace dos años casi GR:_ no existían todavía esas plantas de tratamiento ni mucho menos de ese tipo, no, habían…ya estaban, pues dentro en un proyecto pero no… no operaba. Hace tres años o cuatro años, pues no operaban para nada, no, seguían estando ahí en el [balbucea] […] mismo cochinero que se hacía en la línea internacional. LC:_ si [sonido de teclado] GR:_ Pero es lo que te digo, de ahí para adelante la escasez de agua se puede medir que después de la aplicación del crédito de BIT BANOBRAS para adelante la ciudad no tiene escasez de agua. Ahora se puede decir bueno y porque le compramos agua a los gringos...no, alguien te va a decir oye si te alcanza el agua para que le compras agua… ¿por qué le compras el agua a los gringos? LC:_ ah… lo de la conexiones de emergencia… de las arcas, estas

mentadas… GR:_ Con los gringos hay un acuerdo y hay un convenio de que ellos nos van a vender agua en ciertas fechas del año, esto como se llama… agua para conexión
212

de emergencia. Nada más que ellos te implican una cosa, ocupes o no ocupes el agua tú tienes que comprarles en el año para poder operar ellos su sistema… su sistema de emergencia. Por eso se les pide aunque se vaya ocupar o no se vaya a ocupar, no quiere decir que nosotros le compramos cinco millones de metros cúbicos ahorita al año, por decir algo a los gringos, no tengamos los cinco millones de metros cúbicos, si los tenemos. Lo que sucede es que después nos conviene a nosotros… nos convino por cuestión de… lana también, porque ellos nos vendes a cincuenta y tantos centavos de dólar el […] aunque ya ahorita ya se subió, no, pero aun así, bueno, lo que pasa que esos... bueno es más caro que el agua como nos la vende la COSAE o casi igual, pero espérame si nosotros ocupáramos esos cinco millones de metros cúbicos, les los pidiéramos a la COSAE, la COSAE tiene que bombear en hora pico y el gobierno en hora pico… [Interrupción del entrevistador… COSAE es la SEA ahorita] si, perdón la SEA, si tu les pides aquellos que nos bombeen, te viene saliendo casi a veinte pesos el metro cúbico. LC:_ ¿Más caro que acá? GR:_ Por qué, porque si bombeas en hora pico en estas fechas la CFE les aumenta la tarifa a morir a aquellos [chiflido onomatopéyico] y a nosotros nos conviene hasta por… cómo se llama… a nosotros nos conviene estarle comprando a ellos, pero seguir almacenando agua y no usar toda el agua de la… del carrizo y que el carrizo esté grande y en épocas así de calor no tengan tanto que bombear ellos en época ehh… esa es como una negociación y los gringos no, los gringos te dicen ya en tal fecha tienes que comprar algo pero me tienes que comprar, si, porque sino dicen ellos para que mantenemos una conexión allí , no, hay que darle mantenimiento y todo. Así es, pero el agua del acueducto te alcanza ahorita, en cualquier momento te alcanza, la ampliación de la … tú tendrías problemas de escasez de agua a partir del 2011 en adelante, se suponía que era del 2010… perdón del 2009. Supuestamente las primeras proyecciones hallan que en el 2008-2009 ya no nos iba alcanzar el agua del acueducto, esas eran las proyecciones, como son proyecciones, no, después medio se corrigió y se supone que iba entre el curso del 2010, es cuando ya no te iba alcanzar aquello y
213

para 2011 significa que ya no ibas a tener agua, bueno vas a tener el agua pero ya no te va alcanzar más, no. Y la ampliación del acueducto te dice que es que es para el 2017 te va alcanzar ese punto tres, según los pronósticos que, pero como se está recorriendo a lo mejor te alcanza hasta el 2018, lo que pasa es que desde ahí se tiene que pensar esta ahorita tu problema hasta el 2010 lo resuelves con lo que empezaste en el ochenta y dos, con tu acueducto, del 2010 en adelante tienes que empezar a pensarle ya como le vas a suministrar, porque vas a tener una escasez de agua en los suministros, lo cual más lo que viene con todas las broncas que hay está resuelto porque se está construyendo la ampliación del acueducto. Ahí vas a quitar tu problema del 2010 hacia el 2017, ponle 2018, ahí no vas a tener ningún problema de abasto de agua para la ciudad, vas a tener problemas de redes lo que tú quieras como ir ampliando, eso es otra cosa… LC:_ si…eso es lo operativo interno, no… GR:_ del 2010 en adelante con la ampliación, tú no debes de preocuparte por la escasez de agua hasta el 2017, 2018, ahora ese tiempo que vas hacer…ahí el asunto es que ya se debe de cambiar completamente la tirada en lugar del acueducto tiene que ser desalación y de aquí del 2010 al 2017 se tiene que empezar las desalaciones. LC:_ pregunta… Esta agua que vas a meter por el tubo que está por la ampliación, por la ampliación del acueducto de agua [sonidos guturales] estamos comprando derechos de agua a agricultores… GR:_ ese es otro problema, el problema es que en esta ampliación del acueducto, se previó esa compra y no se hizo, en las corridas originales había sesenta millones de pesos dentro de los dos mil y feria que costaba la ampliación del acueducto más las obras complementarias y todo están incluidos los sesenta millones para la compra de derechos, nunca se vio ese dinero porque ese dinero iba a salir de aquí. En aquel tiempo no había bronca, creo que ahorita andan rancheando y comprando unos derechitos por aquí y por allá y todo, pero ocupas millones…ese es otro problema más fuerte, mira…eh… el problema es de que
214

ahorita actualmente existe, que es extraoficial eso, pero se llama BANCO DEL AGUA, es ahí entre Efraín y todos ellos y cosas de ese tipo con los agricultores. El asunto es este… es que los agricultores, te dicen no espérame por aquí nos está pasando tanta agua que lleva tanto a Tijuana, lleva tanto y ustedes Mexicali no tiene bronca, no, con los derechos, pero el agua que está ahí, lleva viento millones de rio y nosotros tenemos como 69 o 70 millones de metros cúbicos y nosotros jalamos como 90, noventa y tantos… LC:_ ahorita nosotros… GR:_ ¡sí!... entonces esos veinte millones no tenemos derechos LC:_ entonces como le estamos haciendo GR:_entonces llega lo que se llama BANCO DE AGUA LC:_ aja… GR:_ qué es el BANCO DE AGUA… eh…está muy complicado, no muy complicado así. El agua que pasa del Rio Colorado llega… llega del Rio Colorado y pasa por una zona que es agrícola que le llaman la Mesa Arenosa y por… ahí te cobran… dicen los agricultores, te cobran el derecho de paso los agricultores, entonces ellos aparte de los derechos que te cobran por el agua, la CNA ellos te cobran una cantidad de derechos “x” por cada mil metros, no sé… esta información la tiene Meli, entonces…ellos no tienen bronca, ellos marcan todo lo que te están dejando pasar pa´ Tijuana. El último trimestre o cuando se les acaba los 69 o 70 millones que tenemos, ellos ganan…oye hermano no ´perame tu ya cumpliste con lo que tú tienes vente pa´ acá y entra Efraín, no, pero [enfatiza] es la CEA la que entra… la CEA…es la CEA entra por allá, entra le habla al organismo, no, [balbuceo][…] y lo que pelea es nada más que…no te ampara, no. Ok si yo te cobro un peso por cada mil metros por decir algo de aquí para adelante los metros que te faltan te los voy a cobrar a dos pesos, por ejemplo, dos pesos, todos estamos de acuerdo en eso, ah…ok, entonces el último trimestre más o menos que es cuando se… te acaban los sesenta millones te
215

cobran más caro, pero no en exceso, me explico… no, no decirte te cobro un peso por cada mil metros, ahora te voy a cobrar veinte pesos, no, no… te lo dobletean casi, de un peso a dos pesos, no más LC:_ eso es ya con ejidatarios GR:_ ya con ejidatarios, pero hay un acuerdo, por eso le llaman ellos BANCO DE AGUA, pero tienes agua, no,… ¡si o no!, pasa el agua nada más que no te lo van a dejar pasar igual , entonces pelean un precio, no, y el precio lo están manejando en derechos, no, en lugar de que me pagues un peso por decir un numero, no sé cuánto, ahora te voy a cobrar 2.50, pero por los metros excedentes, nada más…el problema que es político a la larga, qué sucede si un día los agricultores te dicen que no te dejan pasar o les creas este nuevo acueducto que ahora en vez de pasar veinte les vas a pasar cuarenta … cuarenta millones de metros cúbicos y es que ahí va haber otra bronca el día que empiece operar la ampliación que van a decir los agricultores LC:_ y ya saben los agricultores me imagino… GR:_ ¡sí!, ya saben, lo que sucede que ahorita lo que bombeen por la parte del uno tres la van a dejar de bombear por el grande [sonidos nasales del entrevistador] por qué, porque todavía te alcanzan los cuatro metros cúbicos, que si sigue el rio por aquí, no, entonces dejó de bombearlo por acá, entonces dicen que los primeros años a lo mejor no hay tanto problema pero en la medida que se te vaya acercando el mil quince, mil catorce, el 2014, 2015 que ya estés ocupando los cinco metros, va a recibir … ¡esperate papá!... LC:_ ¡ ´perame hermano ¡ GR:_ ¡´perame, no! antes estábamos hablando de veinte millones y ya estaban cobrados, ahora estamos hablando de cuarenta o cincuenta… ese es el problema, no, que hay. Por eso con el acueducto que es lo último que se le debe sacar al acueducto ya… y empezar la desalación. El problema del suministro del agua lo resuelves… [Interrupción del entrevistador]
216

LC:_

pero… el… el… el acueducto digo…nunca lo vas ah… o sea no va a

llegar ningún momento en que digas, todo lo vas a desalar ya y ya el acueducto voy a hacer la…, […][interrupción del entrevistado] GR:_ ah…no, no, es para lo nuevo… LC:_ ya… GR:_ es…la… la… la complementaria… LC:_ agua complementaria, ¡no!… GR:_ complementaria, si, vamos a suponer, tú que el 2017 se te va acabar o 2018, no, entonces vas andar pensando ah… pues que empiecen con una desaladora con 250 litros por segundo, no… al agua que vayas ocupando, no… ya la…para el nuevo crecimiento por allá, es la que vas a modular, sin necesidad de meter una, no…estructura grande. No, el acueducto siempre lo vas a usar la otra agua va hacer la complementaria y la debes empezar a usar en el momento ya la vayas a requerir punto, un año antes por ejemplo para operarla y todo… como la conexión de emergencia usar la sin la necesidad de que tengas la necesidad real del agua, si, por eso la desalación es esa la bronca, la desalación ya no es ahorita, la desalación puede ser ahorita o 2014, 2015, lo que si dicen es que tiene que ser antes del 2017 LC:_ entonces ahorita con la ampliación tienes un margen para… GR:_ lo mínimo te alcanza para el 2017, entonces ahí resuelves el problema del agua en el ´82 y con esta ampliación hasta el 2017, del ´82, pues hasta el 2010 y con la ampliación hasta el 2017, 2018 y en cualquier situación de necesidad tienes que agarrarla por complemento de desalación porque quiero que dejen ya lo otro LC:_ no sé si tu sepas o me puedas platicar también un poco en qué momento o circunstancia, quiénes actores, quiénes participan en una decisión de este tipo de construir un acueducto [silencio momentáneo]

217

GR:_ ahí, te lo voy a decir rápido debería de ser parte importante el organismo, sin embargo, parece que las decisiones son del gobierno del estado, la CEA, la Federación lo que es la…esta cómo se llama, todo el tramite se hace por el estado y se maneja a través de CONAGUA, con CONAGUA… LC:_ si… GR:_ y CONAGUA es la que maneja los recursos LC:_ por ejemplo en aquel momento en el ´82, porque yo mira… yo la parte que quiero finalmente imaginar es en los ´70s Baja California estaba desconectada del país totalmente, totalmente allá, nosotros éramos, si aun todavía hoy con el centralismo que es tan vigente, en aquellos años… hoy porque… tenemos cierta relevancia económica, no… pero me quiero imaginar aquellos años donde GR:_[ sonidos guturales] menos…[reafirmar el argumento del entrevistador] LC:_ que te gusta que habitaran en Baja California unos 500 mil personas en los ´70s, por decirte una cifra, 500 mil ó 600 mil personas, estamos en la esquina del país, GR:_ que ni te pelan LC:_ ni te hacen caso GR:_ menos en aquel entonces… LC:_ menos en aquel entonces, entonces que se mueve o quién vislumbra por ejemplo a partir o quien ve ciertos indicadores de que sabes qué, pues Tijuana y Mexicali están son seres que están empujando, están teniendo…eh… sino es explosión demográfica, si crece por encima de la media nacional GR:_ polo de desarrollo

218

LC:_

igual puede ser un polo de desarrollo, entonces sabes que, el

problema es que no hay agua, cómo, cómo se, cómo se… toma la decisión o a quién se le ocurre, sabes que, hay derechos de agua que se pueden extraer de aquí llevarlos en un tubo y por qué no la momento de la desalación de agua GR:_ ¡sí!, en aquel entonces porque la desalación, no, cómo se llama , no tenía mucha aceptación, todavía hace, antes de la ampliación del acueducto, eh, uno de los problemas muy graves es que nadie aceptaba mucho la desalación. El problema cuando se vislumbra, qué es lo que sucede maestro, ese, que ese gobierno del estado junto con, el, el municipio ahí se inicia todo el asunto, desde el ´82, es el municipio el que está viendo que está creciendo que no hay agua, tiene problemas, no, y se habla con el estado y el estado empiezan hacer los trámites ante la Federación y ahí es donde ellos…agarran, LC:_ echan andar el asunto… porque me imagino por ejemplo una acción de ese tipo, si el acueducto te lo terminan ´82, ´81, inician en el ´82, lo construyeron en que tiempo… GR:_ no sé… LC:_ tres años GR:_ no más… LC:_ entonces esa decisión de tomó desde los años de Echeverría alternativa desde aquel

prácticamente, no, GR:_ antes yo creó… o no sé, no, no, ese… LC:_ porque no dijeron este tipos de gueyes… [Chasquido de dedos] ya pones el tubo y empiézalo, no, sino… empieza GR:_ no, no… [Interrupción por parte del entrevistador y entrevistado][…]

219

LC:_ hay un buen periodo… eh[…] GR:_ hay mucho tramitología y todo LC:_ exactamente GR:_ ahora el suministro de agua en esos entonces, por ejemplo ahorita nosotros […] desde la Punta de Coronado nos trae el agua y lo opera la CEA, que es el estado, ah… pero la CEA operando lo tiene poco tiempo, no tiene muchos años y el acueducto ese lo operó siempre la Federación, o sea, el agua te lo daba la Federación, no el estado, o sea la Federación te traía el agua hasta el Carrizo y ellos le cobran al organismo, le cobraban al estado la operación, o sea y después ya esa función se le traspasaron, no, al gobierno del estado, eh… pero ahí te va, empieza con el municipio y estado, eh, son los que empiezan a ver que se les está…, por ejemplo si tú fueras presidente municipal, oye pues me está creciendo esta madre y no tengo agua, no LC:_ ja, ja [risa cómica] GR:_ pues tienes que ir, cómo se llama, con el estado a estar viendo, oye cómo nos arreglamos… ya el estado es el que empieza hacer los trámites con la Federación y si cuajan los trámites a pues ya se viene, no, y te autorizan la construcción, pero en ese tiempo ni pesar que la CESPT les podía sacar un cinco, no, eran rejegos entonces y aparte no era CESPT, en esos entonces era Junta de Obras, no sé cómo se llamaba, era Junta de Aguas no sé qué rollo, pertenecía no sé a qué rollo del Estado, no era Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana, la Comisión…aunque la Comisión Estatal de Servicios Públicos fue antes del ´82 [sonidos extraños][…][Entrevistado hace memoria] ignóralo… por ahí, pero no recuerdo bien con exactitud, no, LC:_ [sonidos guturales] GR:_ cuando, cuando se convirtió, que dejó de ser Junta no sé de qué rollo, Juntas y pasó a hacer Comisión Estatal, porque las leyes de las comisiones estatales no sé de cuando es… que es la que está vigente todavía
220

LC:_ desde los setenta y tantos GR:_ si… entonces ya existían las comisiones estatales [hace una pausa] si pero todo se da a través de aquí, eso fue en aquel entonces, ahora, cómo se inicio la obra para la ampliación del acueducto LC:_ a ver… ok GR:_ para la ampliación del acueducto, la comisión estatal tiene sus propias, no, proyecciones probablemente las inició la CEA, la CEA a través de analizar […] todos los organismos estaba…[sonidos de celular, entrevistado hace un pausa para contestar su celular] LC:_ contesta, contesta [ pausa momentánea] GR:_ ah… entonces empezó con la sociedad del agua en cada una de las partes, empieza la CEA, no, y ya la CEA a través de acá, pues, ya nos empezamos a reunir, no, con ellos nos empezamos a reunir y empiezan a ver qué proyecciones tenemos, que hay que se va hacer, no, hasta hace se empiezan hacer, no, proyectos, porque el agua será un problema siempre, pero bueno, de ahí por el agua fue cuando se hicieron las primeras estimaciones con lo que había hasta donde se llegó, pues esta caón, porque el agua se te acaba en el 2009, 2010, no, y ahí que hay que hacer, ya se plantea el asunto allá con ellos, no, con el estado [sonidos onomatopéyicos] y vamos a empezar hacer ya los trámites y la CEA nada más la ocupan para información, no, por radio, pero realmente el bosquejo lo plantea la CEA, no, junto con el estado, ahí estaba Efra… en ese tiempo, yo estaba aquí y andaban buscando las alternativas porque Espinoza Jaramillo

decía que se le hacía muy fuerte para el organismo, no, que tuviera que absorber parte, no, del acueducto, entonces hicieron unos análisis y sacó lo de la desalación, entonces con lo de la desalación todavía tenían dudas y sobre todo quien no la quería mucho era este… cómo se llama. Vizcarra y otras gentes [sonido de teléfono][pausa momentánea]. Entonces eh… se planteo que era mejor y más rápido crear este agua desalada, agua desalada a través de este desaladoras modulares, que todavía se sigue haciendo, pero no, no quisieron, no,
221

total no quiso y para eso porque este cómo se llama, Campos, que era del CONAGUA hace tiempo, él como que quería desviar por ahí el asunto, porque no tenía dudas, porque quería ver como quedaban los carros de las desaladoras, entonces para hacerlo Vizcarra se aventó, que ahí salió de pleito ya con Campos, rasuró, pues, el proyecto, le quito los derechos de conexión y lo quito de las obras complementarias y todo y se aventó no más el tubo y le pidió la lana, entonces cuando le llegó con Campos y Campos le dice –no… – fue muy gacho, yo estaba en esa parte, estaba oyendo –no , no, entonces que chingados– [voz baja ] pero… era muy mal hablando, es muy mal hablado Campos –de que chingados estás hablando cabron– LC:_ ja, ja [risa cómica] GR:_ –Campos : a ver ese tubo que está ahí y qué va hacer ese chingado tubo, vaya, cómo te va a dar agua, cómo lo vas a meter a la ciudad, cómo lo vas a potabilizar, cómo vas a sacar de ahí el 1.3 metros cúbicos por segundo, cómo lo vas a llevar a los usuarios, cómo lo vas a trasladar, qué vas hacer, dónde vas agarrar derechos, no, no, a mi hazme un proyecto bien, serio, a mi no me vengas con estos chingados cuentos que eso yo ya lo sé– LC:_ ja, ja [risa cómica] GR:_ – a ver dime cómo vas a construir lo otro, cómo le vas hacer, tienes de dónde empezarlo sí o no, no, hazme un proyecto integral, dijo que sí –, es que como chingados te hago un parte y el resto que vas hacer con eso ahí, no, a ver yo le entro ahí porque esta barato, que vas hacer con el tubo, no… LC:_ [sonidos guturales] GR:_ no caón, ya cuando le empezó a sacar el interior le salió 2200 millones de pesos, ¡ande cabrón!

222

LC:_ serio… GR:_ si, ese que al principio se lo llevó con pura tubería y todo lo que era ya, ese… en el proyecto integral eso costo 2200 millones de pesos, cuando ya llegó, le dijo Campos, – ahora si sabes de lo estamos hablando verdad– si, le entramos con tanto búsquenle con FIMPRE, búsquenle por acá y allá, no, se rajo FIMPRES, casi, casi y es lo que le está tocando a la CESPT LC:_ entrarle con esa lana, no, GR:_ eh… pero dos mil y feria millones le salió, no más que muchas cosas ya se hicieron, eh, por ejemplo la ampliación de la potabilizadora, las líneas que están haciendo ahorita, cómo se llama, buscando el envuelto para todo Valle de las Palmas, no, todo eso se está haciendo, todo eso entra dentro del paquete […] [sonidos de teclado] y unas cosas las hicieron los contratistas, no, le metieron lanío, pero el proyecto integral esto te sale, una parte para unos, otra parte para otros, y todo, que es lo que quería ver Campos, no, que me digan a ver, esto es lo que hay y cómo le van a entrar, no, para saber cómo le entramos nosotros, pues, así se los pedí, así está hecho. Por eso la otra vez que el Ingeniero […]bueno estamos haciendo Valle de las Palmas adelantar antes lo que haya, porque es parte de lo tu decías ahorita, para que haga una expansión del acueducto sino tengo para donde llevar el agua, ahorita, ahorita lo que está sucediendo sabes que es que se atrasó la construcción del acueducto, se atrasó, la construcción de acueducto debió haber terminado ahora en diciembre del año pasado, no, ya estuviera dando agua con esas bajas, pero eso fue por cuestiones, pues, de contrato, no, pero si se estuvo haciendo, cómo se llama, con un interventor [sonidos guturales]bien, pero, el… realmente la ampliación de acueducto, con todo y lo complementario que te digo son dos mil y feria millones de pesos LC:_ o sea, entonces con lo que me platicas, corrígeme si me equivoco, yo veo como varias etapas, no; la primera hacia los ´70s donde Baja California comienza a registrar un crecimiento demográfico relevante o excepcional
223

digamos y que eso genera la necesidad de un abastecimiento más fuerte de agua que el que se contaba con pozos, bla, bla, bla [sonidos

onomatopéyicos] GR:_ así es, y lo poco que te caía de agua LC:_ lo que te llovía, eso implica tomar una decisión como la de un acueducto [sonidos de celular][pausa momentánea]… eso te implica tomar una acción como la del acueducto y esa te lleva a la de la red interna de la ciudad, pues, son como dos grandes obras entonces GR:_ son dos grandes obras, una está el agua y que vas hacer con el agua LC:_ que vas hacer con el agua GR:_ esa es interna LC:_ eso es digamos ´80 y noventa y ´90 y luego lo que va dentro del ´90 y el 2005 es la administración de este, este recurso, de esta infraestructura, si, municipal-estatal y que hacia el 2005 digamos está llegando a sus límites según las proyecciones y que te está llevando a buscar una nueva fuente de abastecimiento GR:_ fuente de abastecimiento LC:_ complementaria, que digamos, como una tercera fase, no GR:_ una tercera fase, así es…exactamente LC:_ ahora ya, lo que hace treinta años, digamos, con la desalación era una opción muy lejana ahora es la más visible, digamos GR:_ es una de las opciones más, cómo se llama, más aceptables que pueda ver ya, sobre todo por el punto de inversión LC:_ si

224

GR:_ lo diluyes, pues, porque en el otro es un chingadazo, cabrón, te imaginas otro acueducto LC:_ y eso… y eso es la parte que yo quisiera que pudiéramos platicarlo en otra ocasión,[pausa intermedia] primero ve y cámbiame de un…del uso del agua, o sea, es agua agrícola que está cambiando a ser agua urbana GR:_ así es… LC:_ y en el contexto de que pues estás teniendo la misma cantidad de agua según el convenio internacional también con Estados Unidos GR:_ ¡sí!, el convenio internacional ese no se ha modificado, no es que te dé… LC:_ ni se va a mover GR:_ no, todo es, como todo tiene dueño, si tu aumentas y porque alguien se lo estás LC:_ se lo estás tumbando GR:_ o se lo estás intercambiando y realmente el agua de la están quitando al Valle de Mexicali, porque… Tijuana nunca ha tenido agua para uso rural y si la tiene el valle [voces de terceros] pero tienen agua de más [interrupción voces de terceros] GR:_ a dónde vas… LC:_ no… el diré… mañana se los doy GR:_ pero así es, eh, es un cambio, LC:_ ok eso que te acabo, bueno que tú me acabas de aclarar eso es mi tema de tesis GR:_ a ok…

225

LC:_ en eso me quiero… GR:_Tu resolvías –está es la ciudad– y resolvías el problema de suministrarle agua a la ciudad, no por pozos, por d[…], ya sé que la ciudad a un crecimiento “x” que va a tener, aquí tiene la suficiente agua para hacerlo, el problema es donde distribuirlo en este lugar, no…ok. Seguía la inexistencia el problema eran tubos. Se hizo el aguaje de la tuna, el aguaje… el acueducto de [balbuceó] aguaje de la tuna que se distribuía [disminuyó la voz] en el aquel entonces casi en el cien por ciento de la ciudad. ¿Qué sucedió entonces? [Ruido de radiotransmisor]Bueno, una cosa es que yo ya tenga agua ahí, pero ahora tengo un montón de gente que no tiene agua, por qué, porque no hay redes… no hay redes de agua, o sea…pues esta… el agua que pasa aquí y tienes a trescientos metros donde empieza una colonia, pero no tengo redes, entonces tengo que meter las redes, entonces en el año, en los años de mil nueve cientos ochenta y tantos, más o menos [ruido de radiotransmisor] ochenta y siente, no sé cuando fue… ahí tengo los datos…eh en ese tiempo [voz del entrevistador] se empezó a tramitar un crédito con el BID BANOBRAS, esos grandes parte aguas de la ciudad, que ha tenido la ciudad en el organismo. Ese crédito en el aquel tiempo fueron noventa y tantos millones dólares que era un montón de lana en aquel tiempo con el BID BANOBRAS…el BID BANOBRAS dijo ok, se te va autorizar nada más que te vamos hacer un diagnostico de la ciudad, vino a la ciudad el organismo y vio todo y dijo –no…´perame tú tienes muchos problemas–… es lo que te digo, en ese tiempo el organismo sin redes, sin nada no cobraba el agua, casi nadie le pagaba, no tenía dinero, le salían carísimo los bombeos porque toda el agua que entraba era por bombeo y/o rebombeos, carísimos, la CFE le soltaba el agua cada quince días, le cortaba la electricidad cada quince o veinte días y los dejaba sin agua, entonces no había agua en la ciudad. Entonces era un caos, mira yo estudié aquí en el setenta y tantos y no había agua porque la Comisión Federal te había cortado ya los…la electricidad para los bombeos y todo eso. El estado tenía que venir a darles lana a arreglar con la Comisión Federal para darles una lana para que te conectaran…

226

LC:_ para que te abrieran la llavecita GR:_ Total que ellos vinieron a hacer un diagnostico y dijeron no, ni madres, te damos el crédito para obra hidráulica, no, para estructura, estructura hidráulica le llamaban ellos, te la vas a gastar en eso, no. Entonces ahí hicieron un acuerdo, ok, nada más que el crédito no lo vas a manejar tu, va tener que ser alguien especial por se creó la UEP, aquí fue la UEP en un tiempo, LC:_ qué es… GR:_ La Unidad Ejecutora del Proyecto BID BANOBRAS LC:_ eso fue en los ´80s, GR:_ ¡sí!, que dependía la CESPT, pero ella no más y las administraciones y todo eran contra obra , no, de crédito LC:_ hiciste el tratado, hiciste el tratado GR:_ vinieron e hicieron todo un diagnostico y sacaron el fabuloso PDI, ahí se creó el PDI, giraron y todo, aquello era para infraestructura y lo otro era para mejoramiento de la CESPT, no, para el principio LC:_ ok GR:_ fundamental, entonces sí, pues ya empezaron y ya empezaron a quitarse los bombeos y rebombeos ya empezaron a marcar los tanques, no, de

almacenamiento avanzados, con cierto tipo, abrieron otros acueductos, otras líneas, no, de conducción y construcción de redes a morir, no, ahora sí, el agua que te dieron en el ochenta y tantos con el acueducto, ahora sí la vas a usar para lo que era LC:_ para eso pasaron cinco años, mínimo GR:_ es que el crédito se empezó a… en el ochenta y tantos, se empezó a, cómo se llama, a promover y realmente el crédito te lo empezaron a asignar por ahí en el ´88, ´88,´88, nada más que estado viendo yo presente y traían un rollo ahí, no,
227

entra Ruffo en el ´89 [achinga] y el crédito se usa y se usa y órale, cabrón, o sea va a cambiar y ahí empezó la obra, que empezó a desvi…[:::] se trajeron a Osuna Millán y ahí al BIT BANOBRAS en el año, no, se lo acabaron, o sea lo hicieron, ahí crearon todas las redes, los tanques de almacenamiento, los acueductos internos, el acueducto A que viene interno del Florido-Otay, o sea, la infraestructura interna la hicieron, ahí fue donde ya no tienes problema de agua, no, desde entonces para acá, si a ti en tu casa se te va un día, por alguna cosa andas enojado, antes cuando tenias agua un día andabas contento, o sea, son las cosas diferentes, no, es que verdaderamente aquí la CESPT proporciona agua desde ese entonces por cada 24 horas del día y cada día del año que algún día por alguna reparación estés un día, dos días sin agua, bueno es, es normal, si o no… LC:_ sí, sí, claro GR:_ en la forma normal tú tienes agua, tú tienes precisión y tienes todo en tu casa y todos…desde ahí la crecieron….esa fue la primera parte fuerte que fue el BIT BANOBRAS, es que es lo que te digo yo, cuando se dice que hay escasez de agua son dos formas de verlo: una es cuando tu usas el acueducto con tus derechos y con todo lo que te dan y tienes el agua ahí, tu para la ciudad no debes de tener problema de agua, porque tienes las dos oficinas y si tienes problema de agua, es problema de infraestructura interna de tu…dónde vas a llevar el agua, las vas a conducir, qué vas a hacer, potabilización, todo, esa es la parte que no fue al mismo tiempo, fue la cuestión del acueducto y luego entró a operar lo del crédito de BIT BANOBRAS como que se… en unos años en que se desfasaron LC:_ se desfasaron… GR:_ si, se desfasaron, por ejemplo ahora en este caso, no LC:_ qué fue la solución enton… , o sea, a ver si te entiendo… que hace la federa… ¿la federación hizo el acueducto? GR:_ la federación eh…[balbuceó]
228

LC:_ la federación hizo el acueducto y dijo ahí está el tubo con el agua a la puerta a la ciudad GR:_ si, si… LC:_ ahí está, ya la bronca es tuya porque tú no tienes redes internas, pero finalmente al estado no lo dejan solo, entonces empieza la gestión de este crédito que evidentemente, no sé pasan cuatro o cinco años que se desfasa y entonces es casi, casi un sexenio después hasta que llega Ruffo, entonces ya con la mesa puesta y del crédito este GR:_ ¡ya, ya!... el contrato no tenía bronca LC:_ pues órale no, GR:_ ya no tenía bronca, el problema era resolver el problema interno… entonces ahí fue cuando midieron y dijeron, bueno… cuando recién se inició el acueducto, el acueducto no pasó a manos del estado luego, luego, se creó el acueducto y se aventó el agua y lo… lo operó la Federación, eh… la secretaria en aquel tiempo era Recueros Hidráulicos, la Secretaria de Recursos Hidráulicos, la SAPS, la Secretaria de Recursos Hidráulicos, ellos lo manejaban, ellos lo operaron mucho tiempo LC:_ [murmullo del entrevistador][sonidos guturales] GR:_ hasta después se le entregó al estado y ya. Ellos te ponían el agua en el Carrizo, no, no miento lo ponían en una potabilizadora a la que se ocupaba, no, entonces te digo así fue como se fue lo del agua. Fueron dos cosas diferentes, no: una cosa era que en el ´82 con la… puesto de operación del acueducto Rio Colorado resolviste el problema abasto de agua a la ciudad, más, sin embargo tu problema de escasez por problemas…ya es por cuestiones de redes de infraestructura interna de la ciudad, no LC:_ era otra cosa

229

GR:_ ya era otra cosa, el agua tú la tienes pero no la puedes distribuir, entonces ahí fue cuando entró a operar el crédito del BIT BANOBRAS, qué fue el que creó ese asunto a parte ellos crearon y cinco años después estuvieron monitoreando que tuvieras eficiencias en el organismo [pausa pequeña] [entrevistador está haciendo memoria]… ni perdida de agua, de…de este, cómo se llama, de…controles internos todo eso… LC:_ y ahí es donde empieza en la CESPT esta…también esta cultura, no GR:_ cultura…cuando entra esta cultura LC:_ de que ya hay una agua que administrar GR:_ si, ah…[balbucea], si, Osuna se amarra de eso y empieza a crear el PDI y todas esas cuestiones para crear la estructura y empieza la planeación estratégica, el primer día, eso fue cuando se inició en el ´90 LC:_ porque ya había… finalmente había insumos GR:_ ya tenias insumos, ya tenias que controlar, ya tenias que… y aparte ya habías regularizado las tarifas también…una de las cosas fuertes ahí para que te diera dinero fue volver a crear la cultura del pago, no, por como fuera y otra uno… que todo el tiempo lo sabía, no, pero que todo el tiempo se manejaba, que el organismo no podía ser eficiente, sino podía generar sus propios recursos, no, bien, sus recursos financieros porque se iban acabar los subsidios, ya…ya no le dan subsidios [enfatiza], en aquel entonces. Entonces cual fue…el problema era la tarifa y quiera que no, fíjate esa se la aventó Salinas, eh, De Gortari. Salinas en una declaración nacional y todo, el maneja lo que es una tarifa eficiente, no se les debe quitar lo del agua y todo, por declaración de presidencia de la república, porque no era el caso de Tijuana, era casi de toda la república, entones aquí agarraron el toro por los cuernos [sonidos de radiotransmisor], Ruffo, entonces Ruffo cuando entró metió a... de director de aquí de la CESPT al Ingeniero Valderrama, no sé si te acuerdas de el… LC:_ no la verdad
230

GR:_ él entró en el ´89. Ruffo, ah… noviembre del ´89, 1989, luego, luego nombró de director a Valderrama, Valderrama era muy antisocial […] estaba acá…que fue de la COPARMEX en sus tiempos y todo- Ese vato llegó a la dirección traía a otro subdirector Viterio Lanz, que no sé que, ningún empleado casi, ni jefes ni los subdirectores lo veía no, difícilmente que te recibiera, no para eso tenía a su subdirector general ahí y todo, él se dedicó con un grupo de cuates, no, no sé de donde los agarró, junto por acá, se la vivía encerrado LC:_ como asesores, no… GR:_ los trajo exclusivamente para un trabajo especifico… de costos, todo eso era costos y la tarifa ideal que debía ser, así se engranó el vato como seis meses, eh, con unos cuates, con despachos y con toda la bola, cuando la agarró se fue al Congreso, no LC:_ y dijo señores… GR:_ lo planteó, el Congreso se le puso de… pelos LC:_ ja, ja… [Risa cómica] GR:_ de que no, porque era un costo social, también lo obligaron a ciertas cosas y tácale que se la aceptan y con Ruffo y todos estos sacaron este cómo se llama, comunicados, […]ya no iba a ver falta de agua, ese es el primer problema por qué me incrementas la tarifa si no tengo agua, pues, LC:_ estaban haciendo la estructura… GR:_ pero ya estaba la estructura interna como siempre, no, fue cuando se incremento las tarifas trescientos y feria por ciento de un mes a otro LC:_ si me acuerdo [sonidos de teléfono] GR:_ este vato se la aventó y se la jugó, no, viendo por otro lado, dicen que… se había dicho aquí que el que hizo el trabajo sucio fue él, no, LC:_ [sonidos guturales]
231

GR:_ él vino exclusivamente a eso, no, terminó y se fue, y cuando llegó Osuna ya tenía una tarifa buena, o sea, ya fue cómo se llama… diferente, no LC:_ diferente… GR:_ cuando llegó Osuna, Osuna ya no batalló con la tarifa [sonidos del messenger] Osuna ya no fue a pelear una tarifa al Congreso, ni cosa por el estilo, él ya la encontró echa en el primer año aquí […] [sonidos de teléfono] LC:_ ´perame poquito…[llamada personal al entrevistador][ aquí concluye la

entrevista]

232

Entrevista con el Ing. Reynaldo Ortega Lugar: Oficina de Dirección General Luis Carlos López Ulloa (LCLU):_ OK, bueno, eh, pues bueno tardes estamos con el ingeniero Reynaldo Ortega, él trabaja, eh… usted trabaja en la subdirección de planeación ¿podría hablarnos un poco…? [Interrupción y balbuceo del entrevistador] Reynaldo Ortega (RO): _ en la oficina, en la oficina de análisis y evaluación de los sistemas hidráulicos LC:_ mm, ok, ingeniero ¿pues empiezo con la primer pregunta? RO:_ !si! LC:_ A ver ingeniero ¿usted desde hace cuánto tiempo trabaja en CESPT o ha tenido que ver con la CESPT? RO:_ Yo empecé, yo di mi servicio social aquí en Comisión Estatal de Servicios Públicos, este, fue allá de los años del cincue… setenta y cuatro, setenta y cinco LC:_ ¿usted tenía cuantos años? RO:_ yo tenía, todavía no terminaba la carrera LCLU:_ a ha… RO:_ y debe haber tenido aproximadamente como unos veinticinco, veintiséis años, por ahí, LCLU:_ mm [sonidos guturales] RO:_ entonces vine yo, hice mi solicitud para hacer mi servicio social en CESPT y me entreviste con el ingeniero Juan Ojeda Robles, directamente me ofreció que si me daba oportunidad de realizar mi servicio social, entonces me dice que, quería él que le dijera que fuera franco con él, si mi intervención en CESPT era para aprender o nada más para pasar,
233

LCLU:_ para cumplir… RO:_ para cumplir con un requisito de la escuela, yo le manifesté que me interesaba conocer y que posteriormente me podía quedar a trabajar dentro de la comisión, entonces me dice cómo no… como yo quiero que atiendas [balbucea], que estuviera al pendiente de la subdirección técnica que en aquel tiempo se dividía en un departamento eléctrico, en un departamento mecánico en el emisor de aguas negras y en el acueducto la Misión Tijuana y que posteriormente

estuviera en el departamento de medidores y así estuve trabajando por un espacio de un semestre, seis meses más o menos fue mi participación y recorrí todo los departamentos que tiene CESPT, al terminar mi periodo de servicio social me pidió que me regresara a la escuela, terminara la escuela y me regresara a trabajar en comisión estatal, eh, así lo hice, nada más de que antes de terminar la escuela me ofrecieron trabajo para el acueducto Río Colorado-Tijuana, estuve trabajando en el acueducto Río Colorado-Tijuana y venía comisionado hacer trabajos a Comisión, estuve en aquel tiempo, me dieron…, tengo una anécdota media buena, este, me pidieron que construyéramos junto con un ingeniero civil que es Francisco Beltrán, nos pidieron que construyéramos una planta de bombeo y esa planta actualmente se encuentra trabajando y es la planta de la colonia obrera, está en el fraccionamiento Tepeyac rumbo a la salida a Rosarito, pero lo curioso de esto es que nos pidieron que lo hiciéramos sin existir proyecto, el proyecto lo íbamos ejecutando conforme se iba avanzando la obra, estuvimos como un año y medio haciéndole ese trabajo a CESPT, este, llega un momento en que cuando terminamos el acueducto Río Colorado-Tijuana, entonces las oficinas centrales que estaban en aquel tiempo en Tecate se pasaban a Mexicali, entonces la invitación fue abierta para que todo aquel que se quisiera integrarse a las oficinas en Mexicali, pues cambiara de residencia, haciendo una evaluación familiar vimos que si el clima no era muy agradable para ir a trabajar a Mexicali [sonidos de radiotransmisor] cuando ya teníamos un poquito más de tiempo entonces llegó el momento en que yo decidí retirarme de la Secretaria de Agricultura y Recursos Hidráulicos que era la que hizo el acueducto, entonces yo vine a despedirme de CESPT, cuando en aquel tiempo cuando estaba el ingeniero
234

Carlos Oviedo, entonces me dice que no me iba a dejar que me fuera, me hizo una invitación a que formara parte del equipo de la unidad ejecutora del proyecto BID BANOBRAS, me comenta ya nos ayudaste atraer el agua de Mexicali a Tijuana, ahora ayúdanos a repartirla, entonces me integré… LC:_ ¿eso fue en qué año? RO:_ eso fue en el ochenta y seis, ochenta y cinco, ochenta y seis, entonces formé parte del equipo de la unidad ejecutora del BID BANOBRAS, fue por un espacio de cuatro años, a los cuatro años tuvimos que retirarnos, este, podemos decirlo después, lo borras [enfatiza], este… estando trabajando nos informan que las elecciones, que cuando el licenciado Ruffo se lanzó para gobernador y que ganó a todos nosotros nos dio mucho gusto porque pues era novedad buena y si formábamos parte por decirlo del PAN y resulta de que aparecemos en una lista donde nos corrieron, nos corrieron, llegó un…memorándum donde nos dijo que nos daba las gracias por haber participado, pero no quería que ningún priísta entrara en su administración, esto, pues por más de que tratamos de demostrar que pues no éramos priístas, sino que, pues, comulgábamos con el PAN, de todos modos no nos la valieron y nos retiraron y duré diez años trabajando en tres diferentes empresas, esas tres diferentes empresas fueron: Aranda de Equipos y controles de Baja California, Aranda de Equipos Industriales, Bombas y materiales industriales, en las tres empresas hicimos, me tocó realizar obras dentro de…para CESPT y fue plantas de bombeo del cañón Zapata, la planta de bombeo del Matadero, la planta de bombero del Reforma, la planta de bombeo los laureles y estuvimos como proveedores de suministros donde me tocó personalmente vender los primeras, las primeras desasolvadoras que eran Aquatech para

Comisión y desde entonces siempre he estado en comunicación con CESPT, eh, posteriormente allá por el 15 de diciembre, como el 15 de mayo del año 99, me invitaron a vender asesoría, estando el director Ismael Grijalva y me pidieron que me integrara como asesor externo, hicimos un contrato por seis meses, a ver cómo funcionaba, después de ese tiempo, este, el 15 de diciembre del mismo año del 99, me integre a Comisión ya como parte de la familia CESPT, entonces de allí
235

a la fecha, pues, prácticamente ya tengo otros diez años, entonces recapitulando, pues yo desde el 74, 75 a la fecha siempre he estado muy cerca a los trabajos de CESPT LC:_ ok, y ahorita ¿ cuál es su puesto y que funciones desempeña? RO:_ eh…el puesto que yo tengo me han encargado la oficina de análisis y evaluación de proyectos de los sistemas hidráulicos, este, también me han pedido que continúe asesorando a todos los departamentos de todas las subdirecciones, periódicamente tengo visitas de proyectos en, de la subdirección de construcción, en proyectos en este, los electromecánicos, manteamiento de electromecánicos, eh, saneamiento, eh, los equipo electromecánicos de saneamiento, el suministros y yo sigo asesorando a suministros, esto yo creo que es una de las funciones que yo creo que ha dado mejor resultado, porque la mayor parte de la gente que utiliza equipo y materiales los ha bautizado de acuerdo a lo que ha oído, resulta de que hay algunas piezas con un nombre técnico que en el mercado se conoce como es; piezas juntas de acoplamiento o coplees de reparación y aquí las han bautizado de tal manera que es un error porque cuando te solicitan ese tipo de materiales se puede confundir el proveedor y puede entregar una cosa por otra, entonces mi participación ha sido creo que buena, porque le hemos dado el nombre técnico que se merece cada uno de los equipos y además otros de los puntos muy importantes es de que cuando tengamos que solicitar algo, un equipo o un material, reunirlo con todas sus especificaciones para que en un momento que todos los proveedores tengas las mismas…el mismo conocimiento de igual manera todos, yo creo que ha sido un avance muy bueno el poder establecer ciertos lineamientos para la compra de materiales, entonces he estado asesorando y otra cosa mientras de que va uno, hay lapsos de tiempo que tengo tiempo de que no tengo una asesoría, pero, sin embargo, este, me he dado a la tarea en crear una herramienta personal, una herramienta muy necesaria que es el análisis que hago en cada recibo de Comisión Federal de Electricidad, cada recibo de energía eléctrica para los… las instalaciones consideradas de autoconsumo, así como uno cuando va con el doctor le hacen un análisis de
236

sangre y establecen todos los parámetros que tiene que cuidarse uno, así con el análisis que hago del consumo de la energía eléctrica, sé en qué condiciones se encuentra el equipo de bombeo cuando bajan la eficiencia, cuando aquel equipo está consumiendo más energía de lo que debería, cuando aquel equipo estamos detectando que le falta una re barnizada para volver a tener la resistencia que se requiere, cuando aquel equipo este, no está siendo eficiente y está gastando la misma energía, pero, sin embargo, el resultado ha sido menor, toda esa…ese análisis que hago del consumo de energía eléctrica de las principales instalaciones ha servido para detectar antes de que se quemen los equipos, repararlos cuesta, vamos a decirlo, un 30% menos que si fuéramos a comprar uno nuevo, algo que también, pues, te comento de que cuando yo estuve de asesor externo, pedí todos los consumos de energía eléctrica y empecé yo a revisar todas las instalaciones, yo tengo el conocimiento desde que hice mi servicio social de dónde está las principales instalaciones, cuando reviso los recibos de energía eléctrica de allá del 77, 78, me encuentro con unas instalaciones que yo conocía cuando di mi servicio social pero que en la actualidad ya no existían, cuando me doy cuenta de esto yo pido que me lleven la gente que operaba el sistema, yo quiero ir a esta instalación, fuimos, la buscamos y no la encontramos, llegó un momento en que pedí a Comisión Federal de Electricidad que cancelara el servicio de esta instalación porque no la conozco, Comisión Federal de Electricidad me dice eso no podemos hacer porque este servicio de energía eléctrica corresponde a un pozo y ese pozo esta concesionado a albercas del vergel, entonces dije, bueno, desde cuando le di un seguimiento, desde cuando estábamos pagando la energía eléctrica de una instalación que no es de CESPT, el monto debe ser alrededor de treinta años de mi sueldo, se lo entregue a la gente que corresponde, a operación y mantenimiento, ellos hicieron toda la solicitud, porque yo no tenía ninguna… LCLU:_ facultad RO:_ facultad para hacer todo esto y regresaron ese, bonificaron ese dinero, entonces yo les decía a, en aquel tiempo al director, a los subdirectores de
237

operación y mantenimiento y financiero, aquí está mi primer trabajo que es treinta años de mi sueldo y apenas llevo diez, entonces creo que esas son mis funciones hasta ahorita… LC:_ ok, eh, ingeniero ¿me gustaría hablar un poco eh… quizá [Balbuceó]… eh, más especifico quizá, para pedirle… eh, en lo que se refiere propiamente al suministro, me interesa mucho saber especialmente al momento que el tubo se echa andar, el acueducto se echa andar, cómo…me gustaría que me platicara, si usted fue testigo cómo cambió por ejemplo la forma de funcionar de la propia CESPT, porque me imagino que no era lo mismo administrar no sé diez o veinte pozos de agua que tenía esta ciudad, no sé cuantos haya tenido contra la capacidad que tenía el acueducto, ¿no?, me gustaría su opinión al respecto de esto RO:_ mira, este, el acueducto Río Colorado-Tijuana, inicialmente, iniciaba en PB Cero o en el canal central, del canal central del distrito de riego número catorce, veintiséis kilómetros de canal y ahí empieza la PB Cero y llega hasta la presa el Carrizo, esa era la distancia PB Cero a la presa del Carrizo y ahí terminaba el acueducto, posteriormente dice el gobierno del Estado, esto lo hacia el gobierno federal, le dice el gobierno del estado que bueno que ya terminaste el acueducto, va a llegar a la presa El Carrizo, pero yo allí no tengo gente como para empezar a darles agua, quiero por favor si lo puedes acercar más a la ciudad en el Florido, que son trece kilómetros más cerca de la ciudad, hicieron un convenio, el acueducto crece trece kilómetros más y ahora termina en la planta potabilizadora del Florido, la misma inquietud del gobierno del Estado dice oye tampoco tengo aquí gente para empezar a darles agua porque no abrimos dos brazos y ponemos un tanque en el Aguaje de la Tuna y el otro en el Cerro Colorado y el gobierno federal dice, yo te voy hacer un tanque nada más es el Aguaje de la Tuna, un tanque de treinta mil metros cuadrados, treinta mil metros cúbicos y se construyó hasta ahí, dice el gobierno federal ahora si aquí tienes tu agua, pero el gobierno del estado dice tampoco tengo gente que darle, no puedo darle agua a la gente porque no tengo infraestructura…
238

LCLU:_ en la ciudad RO:_ en la ciudad, porque no lo hacemos cuatro kilómetros más, ahora sí, tenemos un tanque denominado el tanque SARS que está arriba del obrera, pero esto implicó hacer una planta de bombeo, entonces el 15 de septiembre del 82,Tijuana empieza a recibir agua del acueducto Rio Colorado-Tijuana LCLU:_ que es el tanque de La Obrera RO:_ que es el tanque de La Obrera, entonces empieza a faltarle infraestructura, ya teníamos tanques llenos de agua, pero no había forma de repartirlo a la gente LCLU:_ las líneas ya propias de la CESPT RO:_ las líneas no podían con, pues, toda esa agua, resulta que fue la raíz de donde CESPT solicita un préstamo a BID, al Banco Interamericano de Desarrollo y el banco dice si cómo no, pero yo quiero que se establezca una dependencia de CESPT que maneje ese préstamo y fue cuando nace la Unidad Ejecutora del Proyecto BID BANOBRAS y se tiende a hacer proyectos de distribución y fue allá por el ochenta y seis, ochenta y siete donde empieza a repartir, a hacer la obra de toda la, los colectores de la CESPT LC:_ los colectores de la CESPT, entonces quiere decir, a ver si estoy, si ando bien, en el 82 cuando empieza a funcionar el acueducto me imagino que no funciona a su máxima capacidad RO:_ ¡no, no! LCLU:_ sólo suministra el agua que requería RO:_ que se requería, ¡sí! LCLU:_ la ciudad RO:_ ¡sí! LCLU:_ que no sé tendríamos que ver cuanta gente había en ese momento

239

RO:_ ¡sí! LC:_ eh, quiere decirme entonces que la construcción o bueno la capacidad del acueducto se piensa pero hacia el futuro RO:_ así es… LCLU:_ términos del crecimiento de la ciudad RO:_ ¡sí! LC:_ es decir, esta ciudad en diez años va a ocupar no sé diez unidades digamos RO:_ ¡sí! LC:_ y para eso se construye el acueducto en esa cantidad, aunque en un inicio sólo administraba una o dos unidades RO:_ ¡sí! LCLU:_ por poner una fracción RO:_ en aquel tiempo cuando se hizo el proyecto del acueducto, era un proyecto para veinte años y terminaba en el 94, en el 94 se terminan los veinte años LCLU:_ a ha... RO:_ que ese es el acueducto y tenía considerado una población de un millón doscientos mil habitantes, allá por el ochenta y dos, que llevaba la mitad del tiempo, solamente estaban operando un equipo, eh, que tenía capacidad para entregar dos mil litros por segundo y solamente consumían, 150, 180, llenábamos los tanques LC:_ ¿y el resto del agua? RO:_ y el resto del agua, pues tenía capacidad, el sistema de proporcionar… LC:_ ¿o sea, que no siempre estaba prendido el acueducto?
240

RO:_ no estaba prendido el acueducto LC:_ como hoy en día que está las veinticuatro horas RO:_ ahorita está las veinticuatro horas, en fin, pero anteriormente

bombeábamos, llenábamos los tanques del Aguaje de la Tuna y a lo mejor se tardaba una semana para volverlo a bombear LC:_ ¿entonces no se pensaron las dos cosas al mismo tiempo…? O sea, Tijuana le hace falta agua que decisión tomamos, una construcción del acueducto de tal dimensión RO:_ ¡sí! LCLU:_ pero luego la misma realidad te empujo a que un poco, no sé si aquí y a lo mejor usted puede saber más, nunca nadie se acordó de que pues la ciudad finalmente no tenía redes internas RO:_ así es… LC:_ entonces era cómo, no sé cómo llevar alimento a una casa, pero la casa no tiene cocina, ¿no? RO:_ ¡sí!, es lo que muchas veces dice uno para que hago una red si no tengo agua, para que te llevo el agua si no tienes red, alguna debe empezar, como el caso muy particular ahorita del Valle de las Palmas LC:_ a ha… RO:_ oye, para que hago una obra si no hay gente, no, pero cuando llegue la gente va a necesitar la obra, cualquier cosa es buena LCLU:_ ¡sí! RO:_ pero una jalo a la otra, el acueducto [interrupción por parte del entrevistador] LC:_ no se vio de manera

241

RO:_ no se vio… LCLU:_ a lo que me refiero, de verse de forma integral RO:_ ¡no! LC:_ ponles el tubo y llévales el agua, pero llevarles el agua implicaba redes internas que no existían RO:_ este, yo tengo entendido que hubo una propuesta, que se pidió un préstamo LCLU:_ mm [sonidos guturales] RO:_ pero el banco, el banco del BID BANOBRAS, dijo bueno para que quieres si no tienes que repartir, primero pon el agua LCLU:_ pon el agua RO:_ y después te lo presto para que la repartas, entonces por eso hubo [tosió el entrevistador] LCLU:_ [voces al mismo tiempo] […]esto que diríamos que fue un RO:_ un desfasamiento LCLU:_ un desfasamiento RO:_ muy poquito, así es LC:_ muy bien ah… y una pregunta que tal vez es muy obvia pero que se la tengo que hacer ¿Cómo considera que la construcción del acueducto haya influido en el desarrollo de Tijuana? Potencializa a la ciudad o el impacto no es tan fuerte… RO:_ yo creo que si es un impacto que…que siente Tijuana, que lo necesitaba pero a gritos abiertos, eh, antes de esa fecha, pos, Tijuana les faltaba mucho, había tandeos, había lugares, colonias donde no les llegaba el agua, había lugares donde eh, llevaban con pipas y la gente desesperada con baldecitos

242

esperando que llegara la pipa para llevar un baldecito a su casa. No había ni esperanzas de que algún día iban a tener agua potable, la ciudad, el centro de la ciudad y todo así, pasaba lo mismo, había días, un par de días por semana que nos les llegaba el agua y cuando llegaba trataban de acabarse de llenar todos los recipientes que había, pero la gente se aprovechaba y ya la demás ya no alcanzaba, entonces si había mucha necesidad de agua. Me acuerdo que, me acuerdo haber visto en algún tiempo de mi vida de un plano donde estaban consideradas, estaban estampados todos los ciclos lluviosos y había periodos de cada cinco años que se repetía el ciclo lluvioso, pero después de veinticinco años existían también una venida muy fuerte agua, entonces cuando se hizo este, el acueducto allá por el 82, ochenta más o menos, en el 80, fue cuando se llenó la presa y fueron ciclos, un… una temporada de tiempo muy lluvioso y esto se repitió a…cinco años y luego otros cinco, entonces, pero, el único almacenamiento que tenía era la presa Rodríguez y la presa Rodríguez, este, nada más tenía una potabilizadora donde podía potabilizar trescientos litros por segundo, cuando se llena la presa, a mí también me mandaron del gobierno federal a rehabilitar la planta potabilizadora de la presa Rodríguez y se duplico el gasto a seiscientos litros por segundo, pero ya cuando entregaron los seiscientos litros por segundo, pues tampoco alcanzaba, hasta que llegó el acueducto y el impacto yo creo fue algo que detonó tan fuerte que de ahí se despegó tanto la ciudad LC:_ mm [sonidos guturales] muy bien ahh… a ver si me puede ayudar con esta, ahh…¿cómo se decide y quienes determinan la cantidad de agua necesaria para la ciudad? RO:_ El agua, todo depende de la demanda, eh, la subdirección de planeación y mantenimiento que el encargado de allí es Antonino, lleva un control de toda la demanda de agua, hay una demanda que hay que ver como la vamos a cumplir y esa demanda lleva mucho, la base es el historial de los años anteriores LC:_ acumulado, ¿no?

243

RO:_ esos años anteriores dicen la demanda que nosotros consideramos para este año son 110 millones de metros cúbicos para este año, ¿por qué 110?, es que el año pasado fueron 105, resulta de que ahora últimamente esas demandas nos hemos ido un poquito más grandes, por ejemplo ahora la demanda para Tijuana son 110 millones de metros cúbicos, pero, el consumo de agua, el tiempo, el calor, son muchos factores que han intervenido y en lugar de crecer han estado reduciéndose las demandas, ahorita en la actualidad, estamos, eh, por debajo de lo que, lo que establecimos cuando se hizo el programa nuevo, entonces yo creo que los que determinan que demanda, que cantidad de agua vamos a traer para ese año, pues es operación y mantenimiento, en base al historial y a… LCLU:_ y los por mayores especulados, RO:_ ¡sí! LC:_ ok, de aquí me gustaría también que habláramos usted y yo, […]evidente, a ver si usted quizá ha estado también en esto, en esto de la distribución de agua, es decir el agua que viene a Tijuana es agua que viene para uso urbano RO:_ ¡sí! LC:_ que según entiendo, eh, por el tratado sufre un cambio, porque para uso agrícola, de hecho, cuando se firma el

originalmente es agua

tratado del 44, pues el cálculo se hace para un número determinado de hectáreas, ¿no?, del distrito de riego de Mexicali, que luego ésas de alguna forma, este, se han ido transformando en… en agua para uso urbano RO:_ ¡sí! LC:_ aquí no se si usted me puede ayudar…¿Por qué está, esta relación precisamente no, no, la entiendo, es decir, si ah… Tijuana trae más agua que fue agrícola, que es para uso agrícola y que pasa a ser de uso urbano, quiere decir que hay un campesino o hay campesinos que no están sembrando, porque se, de alguna forma hacen una sesión de derechos
244

RO:_ ¡sí! LCLU:_ quiero que… ¿Cómo es esto, cómo funciona esto? RO:_ Resulta de que hasta donde yo estoy enterado de esto. El tratado de 44 fue donde se estableció que a México le van a proporcionar, le van a proporcionar, este, 850 millones de metros cúbicos al año, LCLU:_ ¿ah…? mil ochocientos ¿cuánto…? RO:_ mil ochocientos cincuenta …eh. 1 850 millones de metros cúbicos al año LCLU:_ mm[sonidos guturales] RO:_ Pero, hubo un tiempo allá por el 72, 74, por ahí… donde Estados Unidos empezó a lavar tierras, mencionaban, el periódico decía, que han seguido lavando tierras y cuando llega el agua a México está contaminada han utilizado esa agua y los sembradíos del Valle de Mexicali se han contaminado y se han echado a perder. En ese mismo tiempo, este, autorizan la perforación de muchos pozos en la mesa arenosa que está de San Luis Río Colorado a…rumbo a Sonoyta y son bastantes pozos, cuatrocientos y tantos pozos, para completar los mil ochocientos cincuenta millones de metros cúbicos al año, cuándo, para esto, pues ya hubo la perforación y empezaron a sacar el agua. Pasaron un par de años y el agua que entregaron a Tijuana, o sea, a través del Río Colorado ya se había saneado, entonces llega toda esa agua al Valle de Mexicali, al Valle de Mexicali de San Luis Río Colorado, como siempre, pero los pozos de la mesa arenosa, dice el gobierno federal, bueno… toda esta agua va a ser destinada para las ciudades fronterizas, le vamos a dar agua a San Luis Río Colorado, a Mexicali, a Tecate y a Tijuana y ese reparto, hicieron cuentas y dicen a Tijuana le corresponde 80 millones de metros cúbicos de agua de la mesa arenosa. Pero, como la mesa arenosa está en Sonora y está lejos allá, entonces el traer el agua desde allá hasta Tijuana, pues mejor se hizo un intercambio, mis 80 millones de metros cúbicos allá que se queden en Sonora, pero, lo demás, lo que le corresponde a esos ochenta del

245

intercambio que se queden en el Valle de Mexicali y nosotros agarramos el agua, los ochenta millones de metros cúbicos lo más cercas… LC:_ el acueducto RO:_ al acueducto, pero resulta que no son 80 millones, siempre andamos peleando que necesitamos 110 millones de metros cúbicos y los otros 30 millones de metros cúbicos, de dónde…es cuando hay que comprar el derecho de agua, a través de algunos agricultores que no han sembrado o que ya pasaron las tierras a…otros hijos y dicen ya no queremos sembrar. Entonces el que sabe todo esto como anda es la CNA y la CNA le dice a CESPT, oye ahí hay tantos metros cúbicos de agua y hay que comprar el derecho de agua, entonces ese complemento son los que hemos estado adquiriendo. Cuánto más vamos a necesitar pues no sabemos, como dice ahorita los agricultores lo primero es la gente y después el campo. En igual de circunstancias, de necesidades primero vamos a llevar el agua a la gente y se paga el derecho de agua y además del derecho de…pues, la tierra, entonces yo creo que…que esos la mayor parte de esa agua es del convenio de la mesa arenosa… LC:_ y qué piensa usted de esto que hemos platicado, a partir de lo que hemos platicado, bueno, lo que usted me ha platicado, cómo juzgaría usted las decisiones, es decir, la construcción de un acueducto, eh, trae agua a la ciudad, pero la ciudad no tiene redes internas que esto luego, cuatro, tres, cuatro años después les implica la adquisición de un crédito para redes internas, las mismas negociaciones que recién usted me acaba de platicar con los agricultores, ¿no?, los intercambios de agua RO:_ ¡sí! LC:_ que le parece, o sea, se han tomando las decisiones con la información completa, es decir, un director de CEA, un director de CESPT toman decisiones o han tomado decisiones en el pasado con la información completa o cómo lo juzgaría usted….

246

RO:_ mira… es muy difícil, mm, juzgar actividades o toma de decisiones de diferentes gentes, eh, inclusive muchas veces me han tocado escuchar y me han preguntado tu qué opinas de esto… entonces creo que nadie es perfecto, toda la gente tiene sus virtudes y sus debilidades, el tomar una decisión de este tamaño, de este organismo yo creo que debe ser en base a un equipo, a veces no es posible tomar una decisión o manifestar algún deseo de cambiar ciertas cosas, si no que es un equipo de trabajo donde hay que darles, pues crédito a la misma gente que en un momento son los que, pues siempre se han puesto la camiseta, los directores desgraciadamente pues todos llegan por un periodo corto y la toma de decisiones es que llevan o que hacen, pues salen en, yo creo que lo hacen desde el, su forma de ser y que no lo hacen de mala fe, sino que es en base a la información que reciben y muchas veces son decisiones de más arriba donde dicen, tú dile que esto y esto y esto. Pero, a veces no obedecemos y en esa obediencia que tenemos que tener, pues resulta que no era la correcta y todos los jefes siempre han sido que cuando salen bien las cosas se ponen la camiseta y cuando no salen bien fulano de tal lo hizo y siempre ha pasado eso; eh, inclusive el otro día mencionaba, no que el director, [disminuye la voz] ahorita, cada que…pues que anda desubicado, se dice… ´perate, ´perate… por qué, por qué anda desubicado, yo creo que en primer lugar, yo creo que no es mala leche como dicen, ¿no?, es una persona que tiene su preparación, tiene su capacidad y el que lo ponga o el que le pida que esté a cargo de eso, ¿qué está pasando con todos los subdirectores?, yo creo que se deberían reunir y apoyar para que todo salga adelante, yo creo que es ahorita que él, eh, está cumpliendo con una petición que le hicieron, te encargas de CESPT, si, si cómo no, lo que pasa es que muchas veces a uno no le gusta que le estén diciendo que debe hacer, yo les dije a ver, vamos a una cosa, tú estás criticando mucho cierta gente, dime qué harías ahorita tú traes el gafete de… ¿qué haces?, -no, pues es que- no, no, dime qué haces…? es muy bonito criticar, es muy bonito decir esto y esto, pero no critiques, presenta soluciones, -no pues es que, no pues- si no sabes y no tienes una idea como son las cosas, yo creo que no es conveniente hablar mal de la gente y no sea de él o de otro, de cualquiera, entonces son cosas que la vida le enseña a uno de que hay
247

que respetar hasta el más humilde y muchas veces ellos son los que tienen más experiencia que uno, entonces les digo a veces mira el día que tu vayas a hablar de una gente, si es positivo adelante, si lo que vas a decir va a dañar algo mejor no digas nada, yo creo que hay que ponernos las pilas si ahorita estamos en Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana, hay que ponernos las pilas y entre todos hay que seguir adelante, que cuando vengas a trabajar te sientas contento y saludes a la gente, pues, sea quien sea. En cambio he visto muchos, vamos a tener junta y andan nerviosos, y andan voy a ver qué me dicen… LCLU:_ je, je, je [risa burlesca] RO:_ [exclamación de miedo] si te sientes así , es que no has hecho tu tarea, yo pienso que si tú te sientes así, medio incomodo, es que te falta ponerte las pilas, yo creo que hay que ponernos las pilas y hay que seguir adelante, porque no es conveniente andar criticando a la gente [silencio momentáneo], entonces a veces veo grupitos y oye tu qué opinas y lo mismo que estamos comentando, yo se los dije, se los he dicho, -no es que Toribio es así y así y así, ´perate, ¿tú qué harías en vez de él?, -no pues, yo creo lo mismo- ¡entonces!, fulano y fulano que se junten y que echen la mano y hay que levantar todo esto, Jorge le tiraba mucho a Reyes,- es que Reyes es así y todo-, no, espérate, él está ahí, ¿si tú fueras el jefe qué harías?, -no pues, pues no sé- lo que tú estás manifestando es algo que te ha dolido, pero es con que te han estado midiendo en tu trabajo, haz tu tarea y veras que, que fácil, yo estoy aquí y hay veces que, pues me toca, me dan o me piden una opinión, -oye fíjate que esto y empezamos, empezamos a platicar y al rato llegamos a este tipo de conversación y dicen fíjate que tienes mucha razón, el Tamayo, - ¡no, que no! [Sonidos onomatopéyicos]-, no, no, échale ganas, no, ahorita no me digas nada, hasta que termines y el otro día, fíjese que vengo a decirle que muchas gracias porque si seguí su consejo y ya lo terminé y ahora si me siento a gusto, esas tipo de actividades son las que hay que hacer, yo creo que las decisiones que han tomado muchas gente aquí en CESPT, han sido de buena utilidad, que a veces para ciertas gentes no son buenas, pero de ahí en fuera yo creo que las decisiones ahorita en CESPT, recuerdo en esta situación,
248

porque cada uno en su momento ha tomado una decisión, ahorita le toca al director, muchos aplausos de muchas gentes que hicieron su tarea, eran, va a llegar el momento que el que siga va aplaudir también, pero gracias a las decisiones que han tomado ahorita, yo creo que esto ya no se detiene y va a seguir adelante y hay que echarle muchas ganas, pues todos los que nos encontremos aquí y pues yo creo que para que esto siga adelante hay que poner un granito de arena que nos corresponda… LC:_ Le voy hacer una última pregunta, a ver qué opina, ahh… he visto o según leo conforme avanzó el tiempo, pues el tema de la administración del agua evidentemente se fue haciendo más complejo RO:_ ¡sí! LC:_ eh, veo por ejemplo yéndonos hacia atrás, la Comisión Estatal de Servicios Públicos, ¿no?, pues una entidad más del gobierno del estado, una paraestatal, la presencia de la CILA, por ejemplo que regula el reparto de agua, las relaciones entre los dos países, el surgimiento de la unidad ejecutora del crédito, este, luego la COSAE y luego la CEA y le parece suficiente la estructura administrativa para lo que es, o es, o le parece a veces o le puede parece en unos casos excesiva, eh, ¿cómo lo ve? RO:_ mira, yo estoy viendo, ahora te voy a decir mi punto de vista muy personal LCLU:_ ¡sí!, sí, sí RO:_ eh, cuando, yo tengo una amistad muy grande y muy amplia con Guadalupe Osuna, trabajamos juntos mucho tiempo en la unidad ejecutora, él estaba en otro proyecto Valle de Guadalupe-Ensenada y yo fui a echarle la mano a ellos y hemos tenido una amistad grande. Cuando termina su administración de presidente municipal nos juntamos y estuvimos platicando, entonces dice, fíjate que estamos creando una nueva dependencia y es la CEA, la CEA vamos a dar el inicio a un crédito japonés y el crédito japonés lo va administrar así como lo hizo la UECU, la unidad ejecutora para el préstamo BID BANOBRAS, la CEA va a manejar el
249

crédito japonés a través del gobierno del estado; para el crédito japonés, para eso se creó, cuando se creó la unidad ejecutora se terminó el préstamo japonés, este, la unidad ejecutora del BID BANOBRAS, se terminó el crédito y se cerró y siguió… CESPT, ahora que se crea la CEA para administrar el préstamo japonés , ya se terminó, ya está, pues hay que cerrarla, no, no, espérate, aquí vamos a dejarles como una normatividad para todas las comisiones, pero una normatividad se supone que aquel que tenga una normatividad es porque tiene experiencia y le va a transmitir esa experiencia a las demás comisiones y yo creo que pues que aquí ya no es experiencia que hay que transmitir, sino que como que están transmitiendo un miedo, porque en la CEA cuando estaba el ingeniero Vizcarra, cuando estaba Cervantes, cuando estaba ahorita Efraín Muñoz se sienten con poder mas no apoyar a la administración, en vez de ayudar, de tener la experiencia, mira esto se hace así, que les parece si modificamos estas cosas, no, ahora sabe qué, qué van a decir uno , te dice uno algo y ya lo están regañando y así como que yo creo que la CEA no debería existir LC:_ o, o quizás existir pero como un ente de apoyo RO:_ ¡sí! LC:_ no por encima de todas las comisiones RO:_ ¡no!, no por encima de las comisiones, se supone que está es una dependencia donde da muchos conocimientos, yo la mayor parte de mi experiencia en conocimientos técnicos, administrativos y todo, pues lo he recibido de CESPT y he tenido la, pues la oportunidad de poder desarrollar ciertas actividades dentro de CESPT, donde lo administrativo y lo técnico y, me gusta y aquí lo he aprendido, yo creo que la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana, es una dependencia con un alto conocimiento y todo aquel que está trabajando aquí yo creo que a, aprendido mucho, pero sin la CEA. La CILA, él está en su papel y él está al pendiente de todo lo que pase por que cuida la frontera y todo así, pero la CEA no más anda a ver a quien regaña y se siente con que es el jefe de todas las comisiones y yo creo que…
250

LCLU:_ no necesariamente es así RO:_ no es necesario, hay gente que así se porta, pero como dicen uno, me dio la regañada pero salí bien contento, porque me dijo todo lo que estaba haciendo y me dio la solución para hacer las cosas, me regañó pero me sentí contento, va, vamos a seguir adelante, no que me regañó pero por esto, esto y esto y yo ni dije nada y de todo me regaña y estoy amenazado y que si no cumplo me van a correr y todo y eh, pues llega un momento que mejor justificamos el no asistir a las reuniones, yo creo que volviendo a la pregunta original desde el punto de vista la administración, yo creo que está un poquito disfrazada respecto a la CEA, vamos a la CEA, me da, o a la CONAGUA y es otro ambiente, yo llegó, yo nunca he trabajado con defeños, pero cuando he llegado me siento incomodo, una vez fui cuando él era director de CESPT en Mexicali, eh, me invitaron a una reunión y estuve allí y cuando aparece hasta, dice uno que lastima tan a gusto que estaba pero ya llegó este, en cambio llega uno a la CNA, llega y es otro ambiente, los jefes son distintos, son más amables, pero Efraín Muñoz como que siempre ha tendido a ser, pues, muy enérgico y como jefe yo creo que es muy difícil, una vez estando aquí, este, Guadalupe Osuna me invito a trabajar cuando era director y mira yo creo que no te voy a aceptar porque ahí tienes a Efraín Muñoz LC:_ ja, ja, [risa del entrevistador] RO:_ y no quiero yo perjudicarte, el día que yo no esté y quieras que te ayude con mucho gusto, pero así mejor, así la dejamos, me dice -es que es el mero espión, a quién pongo-, pero todo depende desde que punto de vista se vea LC:_ bueno, algo que quiera agregar RO:_ pues yo creo que, pues aquí estamos y le vamos a echar ganas hasta donde nos corresponda y por muchas gracias por todo LC:_ muchas gracias a usted, muchas gracias… [Fin de la entrevista]

251

Entrevista con el Ing. Manuel Becerra Lizardi Lugar: Restaurante Casa Plascencia 15 de agosto de 2009 Bueno, hoy es 15 de agosto, eh, estoy con el ingeniero Becerra, él actualmente es contratista en la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana y hoy día nos va a platicar un poco de su experiencia, de cómo ingresó y lo que le tocó vivir en la propia CESPT en algún momento cuando él laboraba. Actualmente está en la Cámara Nacional de la Industrial y la Construcción, es vicepresidente del sector de aguas y medio ambiente, su nombre completo Manuel Becerra Lizardi. Luis Carlos López (LCLU):_ Ah… ingeniero pues empecemos por que nos platique su profesión, su edad [sonidos de terceros, voz de una mesera, tercera persona ordena un café y al parecer contesta una llamada telefónica, entrevistador ríe, hay ruido ambiente y continúan las voces. [Algún día le va a hacer a caer, ¿no?, voz del entrevistador] LC:_ a ver ingeniero entonces … Manuel Becerra (MB):_ este, bueno mi nombre completo es Manuel Becerra Lizardi soy ingeniero mecánico electricista por la Universidad Autónoma de Guadalajara y con un posgrado de administración por el TEC de aquí de Tijuana, tengo 56 años y desde que egresé de la universidad en el 75 he trabajado en el tema del agua. Entré a trabajar en la CESPT en el 75 y ahí estuve 17 años y después de eso hemos estado en el mismo tema como consultores, como ahora como constructores en, siempre en temas del agua, o sea ya son 34 años en eso. LC:_ Bueno, a ver ingeniero entonces…¿cómo empezó usted en CESPT, cómo empezó su relación con CESPT? Manuel Becerra (MB):_ Bueno mi relación, ahora sí que caí como muchos, ¿no?, eh…empezamos de manera circunstancial, nunca pensé trabajar en la CESPT y ni siquiera sabía que hacia exactamente la CESPT , cuando, cuando terminé la

252

universidad y por necesidad, estaba casado y ahora sí que fue donde me dieron chamba por primera vez y ahí caí y la verdad que… eh, como que te envenenas con el tema, es apasionante, ¿no? Es un servicio público de primera necesidad que desafortunadamente la mayor parte de la gente no sabe todo lo que implica que abras la llave y tengas agua en tu casa, ¿no?, LC:_ ¿Cuál fue su primer puesto en CESPT y que actividad desempeñaba? MB:_ Yo entré al departamento de… a la subdirección de operación y

mantenimiento, en aquel tiempo se llamaba, era una superintendencia, eh, en el departamento de maquinaria y equipo, maquinaria pesada. En aquellos años la CESPT tenía mucha maquinaria, construían la CESPT, era un…hacia sus obras, tenían tractores y mucha maquinaria pesada, ahí es donde entré y estuve poco tiempo como seis meses, seis meses más o menos y de ahí se presentó la oportunidad de irme de superintendente del acueducto la Misión Tijuana, que en aquel tiempo era el principal suministro que tenía la ciudad junto con la desaladora de Rosarito, se mezclaba el agua de la misión con el agua de la desaladora y se enviaba para la ciudad, ahí estuve dos años y en el 78 entré ya como superintendente de, general de operación y mantenimiento. LC:_ ¿que es como el equivalente hoy de la subdirección de operación? MB:_ correcto LC:_ muy bien, entonces…ah, a ver otra pregunta [disminuye la voz el

entrevistador] si bien había suministros de agua para la ciudad, eso no estaba bien tipificado que la propia CESPT tuviera abastecimiento de agua las 24 horas, ¿no?, por la falta de infraestructura MB:_ correcto LC:_ eh, ese es el punto principal, lo que me interesaría saber, cómo es… me imagino que usted conoce por ahí un acta la 240 donde México le pide a Estados Unidos que les entregue agua de emergencia, ¿no?,

253

MB:_ correcto LC:_ ya la población, la demanda es superior al abasto que se estaba dando, eh, no sé si usted conozca en el momento cuando se empieza a manejar la idea de construir un acueducto, el Río Colorado- Tijuana y cómo se da ese contexto, quiénes intervienen, quién es el director de la CESPT en ese momento… ¿sí? MB:_ el… si el… la construcción del acueducto Río Colorado, se da desde el… desde principios de los 70´s, se veía…[entrevistado está pensando] eh, se veía que era la única forma confiable, segura de asegurar el suministro, pero la inversión que se requería pues era muy fuerte y bueno en aquel tiempo, eran, digo, pues obviamente otros tiempos que no había tarifas, el gobierno prácticamente tenía que construir todo y prácticamente una inversión de este tamaño ni siquiera el estado la podía, eh…efectuar, tenía que ser todo federal. En aquel tiempo había, estaba el ingeniero Juan Ojeda Robles que fue el primer director de la CESPT, pero antes de ser el primer director de la CESPT fue el presidente de la junta federal de agua potable, o sea, antes de ser CESPT, fue…eran juntas federales, ¿no?, de agua potable. Era… era todo un personaje que con mucho conocimiento, con mucha visión de cómo solucionar el problema y era un funcionario muy reconocido. Incluso internacionalmente, eh, tenía muy buenos contactos en Estados Unidos, en el Sistema Metropolitano de Los Ángeles, en la ciudad de San Diego y ellos veían que la única forma era que… Tijuana resolviera, era construyendo su acueducto y traer agua del Río Colorado, eh, pero mientras eso sucedía, la ciudad seguía creciendo, requería el servicio y fue que se toma la decisión de construir la planta desaladora como una planta digamos de emergencia, con una condición de emergencia para probarse nuevas tecnologías en desalación LC:_ y no era muy costosa, ¿no?, para la tecnología MB:_ si era… era una operación costosa, pero resolvió y operó casi siete, quince años la desaladora y resolvió el problema que se mezcló, como si ya sin
254

construirse el acueducto, tuvo que acudir a lo que mencionabas ahorita de la conexión de emergencia de Estados Unidos, entonces teníamos agua de la desaladora y teníamos la conexión de emergencia, mientras se construía de nuevo el acueducto, ¿no?, LC:_ que el acueducto se retrasa, ¿no?, y luego se reinicia MB:_ el acueducto se retrasó por cuestiones de dinero principalmente y después porque, a fines de los 70´s, este, se vino una época de lluvia fuerte, se llenaron las presas, se recargaron los acuíferos, entonces como que ya no era tan urgente, ¿no?, pero este seguía, estaba empezada la obra, estaba empezada, incluso el acueducto empieza a operar sin traer el agua del Río Colorado lo traía afines de los 70´s, principios de los 80´s con agua de la presa del Carrizo, o sea el agua del Carrizo, la presa el Carrizo se llenó con agua de lluvia inicialmente y empieza a operar de la presa el Carrizo hacia la ciudad con agua de lluvias sin necesidad de bombear pero ahí es donde se ve la necesidad de que, pues había que concluir la obra LC:_ Para la negociación de las entregas de agua, o sea era tomada en cuenta en términos de establecer demandas , ¿no?, o que en el año que entra, no sé […] ubiquemos en el 78 a la hora de que la CILA va a negociar, la CILA mexicana va a negociar con la CILA norteamericana los metros, los millones de metros cúbicos, se toma en cuenta información de CESPT o es simplemente la propia CILA la quien hace el proyecto MB:_ no, si definitivamente la…como decía el ingeniero Ojeda que era el director en aquel tiempo, era un personaje muy reconocido, su voz se hacía oír y no solamente localmente, sino en la Ciudad de México y en Estados Unidos, entonces era, realmente el funcionario que más sabia del tema junto con otros, ¿no?, en aquellos años, fue cuando también se empieza la canali.., la

urbanización de Río Tijuana, la canalización del Río Tijuana con el arquitecto Chávez Carrillo, con el ingeniero López Moctezuma, el ingeniero Amaya Brondo, o

255

sea, eran unos señores, este, con mucha capacidad técnica y muy reconocidos que fueron los que empujaron realmente esas grandes obras LC:_ muy bien, eh… ya en el 82 por ahí estuve en una, ahí en CESPT, tuve una entrevista con el ingeniero Reynaldo Ortega y entre las tareas que ahí me cuenta fue la de, le tocó subir el [… ] para que empezara a funcionar todo el acueducto, de hecho me dijo la fecha el 15 de septiembre de 1980. La existencia, bueno la, se garantice el abasto de agua para Tijuana cómo cambia a la CESPT a partir de la existencia ya del acueducto, cómo la cambia, es decir, vamos la CESPT transita de no tener agua que administrar a tener agua en abundancia que administrar, cómo cambia la CESPT, cómo cambia la CESPT este la, en garantizar el suministro MB:_ Pues me parece que fue ahí donde realmente la CESPT empezó a, donde dio el cambio fuerte, ¿no?, este había un circulo vicioso ahí que existía en que pues no había redes porque no había agua y no había agua porque no había redes, verdad, entonces el gobierno local con el gobierno federal pues ahí se peloteaban nada más. En el momento que se concluye el acueducto del Río Colorado, que se pone a operar ya había agua, entonces le dio un alivio muy grande a la ciudad y no solamente en términos de que iba a ver servicios, sino también en poder negociar ya la infraestructura interna que empieza a darse, empieza a, se empieza a hacer las primeras gestiones con el BANOBRAS y ahí es donde los conectan con el Banco Interamericano de Desarrollo para ese, digamos primer gran proyecto de CESPT BID BANOBRAS para la construcción de las redes internas o la infraestructura que le hacía falta a la ciudad, porque ya estábamos en posibilidades de negociar y decir, pues ya tengo agua, soy sujeto de crédito, soy sujeto de… incluso la CESPT ya con acceso a más facilidades de inversiones LC:_ y estas inversiones comienzan a hacerse en qué momento, en qué año MB:_ eh, realmente nunca dejaron de hacerse inversiones, pero este en particular el del BID empezó en el 86, 87, 85, 86, una cosa así
256

LC:_ y cuáles son las obras […] que se llevaron a cabo MB:_ eh, bueno el crédito BID BANOBRAS tenías varios componentes, incluso, este hay una parte que a lo mejor a la gente se le olvida pero había una serie de inversiones en donde el mismo BID apoyaba la CESPT para mejorar administrativamente, independientemente de la infraestructura física entre lo importante pues estaba la construcción de colectores, de redes y alcantarillado, la cobertura en aquellos era bajísima, dentro no llegaba ni al 40%, la rehabilitación del acueducto de la Misión-Tijuana que estaba muy deteriorado, construcción de estaciones de bombeo, rehabilitaciones, estaciones de bombeo y en la parte de la infraestructura física nueva e infraestructura física de reposición, pero había un componente muy importante para equipamientos para la CESPT, comprarle Vactors, comprarle grúas, comprarle… que, que no lo tenía, nunca los tuvo y pues realmente para asegurar, eh, el Banco decía, ahora vas a tener agua, vas a tener redes pues también vas a mejorar la atención y el mantenimiento. Operación y mantenimiento se tenía que mejorar, entonces había que apoyar también en ese sentido y se apoyó, pero, además de eso había un componente muy importante que era fortalecer institucionalmente a la CESPT, o sea, ahora tienes agua, tienes redes, cómo aseguramos que el servicio se mejore, la atención, los procesos administrativos, en la tarifa, cómo garantizamos que la CESPT tenga recursos para operar y mantener y administrar adecuadamente esta gran infraestructura que tenía ahora, ¿no?, o que iba a tener al momento que se terminara de construir. Uno de los conceptos básicos de aquel tiempo era que hubiera una tarifa que reflejara los costos, verdad y eso se da con el apoyo del banco dentro de ese mismo crédito, pues eran 91 millones de dólares y…una cantidad digamos muy pequeña respecto al monto de la infraestructura fortalecimiento y se logró, se logró, se vio bien LC:_ que también me imagino [sonidos guturales] debió a ver sido muy evidente, ¿no?, porque me parece que aquí el tema central es que la CESPT era un organismo que prácticamente no administraba nada a ser unos de los organismos que ahora tenía un impulso, por así decirlo exagerado, pero si
257

era para la parte esta de

autosuficiencia

y

eso

evidentemente

pues

genera,

quiero

pensar,

crecimiento del mismo aparato burocrático de la CESPT, ¿no? MB:_ si, correcto, definitivo, ahora la cosa era de que el…, la, la parte de la tarifa, antes era como hasta tabú hablar de establecer tarifas que reflejaran costos, era… en algunos momentos era como hasta… pecado decir eso, ¿no?, que hubiera de haber tarifas que reflejaran costos, o sea la gente pensaba y muchos funcionarios pensaban que el agua tenía que ser como gratis y lo mismo sucedía con la medición, la medición de los consumos […] también había ese concepto, también estaba considerado esto del crédito del BID y no solamente considerado, sino que había compromisos que si la CESPT no, no los hacía, no los cumplía, se retenían las inversiones, entonces era, tienes que hacer esto para yo te lo renueve, o sea, tenía que demostrar la CESPT que podía mejorar y no nada más, este te iba a venir el dinero y…esa me parece que fue una, una situación que favoreció mucho a la CESPT LC:_ entonces después del ingeniero Ojeda Robles, ¿quién fue el director? El que… propiamente al que le toca el periodo de ejecución del acueducto MB:_ el ingeniero Luis Ramírez Ochoa LC:_ ok, y el sale en qué año… MB:_ él salió en el 83, en el… él estuvo en el periodo 78-83 LC:_ y en 83-84, bueno a partir del 83 quién es el director MB:_ en el 83- 89 fue el ingeniero Carlos Oviedo, que fue en la administración del Gobernador Xicoténcatl Leyva y en ese periodo fue, me parece que de lo bueno de esa administración, eh, fue cuando se gestionó el crédito BID BANOBRAS LC:_ o sea todo ese periodo es la gestión MB:_ exacto LC:_ y finalmente la lana, el recurso está disponible en qué año, 86, 87

258

MB:_ por ahí, en el 87-88 se empieza a ejercer con muchas dificultades porque realmente, eh…era complejo, era un compromiso muy grande para el tamaño de la CESPT, en aquellos años no existían todavía las contralorías, la ley de obra pública y todo eso, entonces tuvo muchas trabas, tuvo muchas dificultades y realmente se desatora cuando se viene el cambio de gobierno en el 89, cambio de gobierno, cambio de colores, el gobierno, por primera vez en todo el país, incluso y ahí es donde realmente dio en el despegue de la CESPT, en la inversión y en la cuestión administrativa y es cuando el Gobernador Ruffo entra es cuando toma la decisión de establecer las tarifas que reflejaran los costos, realmente me parece que fue muy valiente haber hecho eso y eso se le debe a él en que la CESPT pues haya alcanzado los niveles LC:_ y eso evidentemente esa decisión, es una decisión de tipo empresarial, ¿no?, no tiene un matiz político MB:_ correcto LC:_ no se si pudiera hablarnos de esta parte MB:_ si LC:_ en esto que dice usted que hay un cambio de paradigma político, digamos, no sé si en la propia administración pública se nota, o sea se cambian los criterios de decisión MB:_ totalmente LC:_ a ver… MB:_ totalmente, incluso si hubiese tenido el matiz político yo creo que no se hubiera dado la situación del…la tarifa estaba muy rezagada, o sea no cubría si a caso lo más básico, la energía y la nómina posiblemente y a veces ni eso. Entonces los incrementos que se tenía que dar para que realmente hubiera una tarifa que pudiera cubrir los costos de la CESPT y más ya con los del acueducto en operación que era lo más costoso, era el compromiso más fuerte, este, requirió

259

de aumento del trescientos por ciento, de…y era una medicina muy amarga que no cualquiera lo hubiera tomado, ¿no?, políticamente no se hubiera tomado, entonces se vio totalmente con ese, con ese sentido de que la CESPT debía de manejarse como, con criterios privados, sin dejar su función de servicio público, ¿no? LC:_ y este crédito BID BANOBRAS se ejecuta, se empieza a pagar cuándo o cómo, cómo compromete al organismo MB:_ fue un crédito realmente con unas condiciones muy buenas para la CESPT era en total 91 millones de dólares, el 50% me parece, o el 51% era para fondo perdido, lo demás se fue a un crédito con, donde el agente financiero era BANOBRAS, tenia me parece que cuatro o cinco años de gracia con unos intereses muy grandes a pagar en 15 años, me parece que incluso la CESPT lo pago antes fue… y ya con la tarifa establecida no tuvo ningún problema para, incluso con la tarifa obviamente tenía que pagar el servicio de la deuda LC:_ claro MB:_ esa era la preocupación de la…de la BID LC:_ a eso es a donde iba, ¿no?, este ajuste de la tarifa pues evidentemente estaba el hecho de pagar este crédito del BID BANOBRAS, ¿no?, en la hora en que se toma la decisión y la gente lo ve reflejado en su recibo, la CESPT hace un trabajo, digamos de tierra de explicarles a la gente, sabes que el agua va a tener ese nuevo precio por razones de… no sé de tesitura, de pagos de crédito, la gente se entera de esto o simplemente la gente…¿cómo lo recibe?, ¿cómo lo percibe? MB:_ bueno realmente si fueron unos meses muy, muy difíciles este, incluso a mí me tocó ya como, ya no estaba en la subdirección de planeación, estaba en la subdirección comercial que fue la que le tocó, este implementar la nueva tarifa, ¿no?, incluso nosotros, o sea, le hicimos algunos comentarios al Gobernador Ruffo de que el aumento fuera gradual, algo que se viera en unos dos o tres años,
260

¿no?, darlo de un sólo brinco, y el dijo –no, de una vez si vamos a, si queremos mejorar esto de una vez- y bueno realmente tuvo sus ventajas porque fue tomar la medicina de un solo trago, pero si hubo mucho, pues hubo resistencia, la gente, lo que pasa es que la tarifa puede subir de un día para el otro, ¿no?, de la noche a la mañana tu puedes subir la tarifa y sin ningún problema, pero mejorar el servicio no lo puedes hacer en un día, había un trabajo grande que hacer, entonces eso era lo que la CESPT, ese era el compromiso de la CESPT, demostrarle a la gente de que ahora iba a tener, eh, su servicio se iba a mejorar, pero que tenía que, que tenía que costar, o sea, algo similar como lo que nos sucede con la energía eléctrica, que tú dices, que bueno que aparece como que está cara, pero ahí está el servicio siempre, ¿no?, entonces pues la gente mientras se le proporcione el servicio, este… no le importa, ¿no?, pagarlo, el problema que teníamos anteriormente era de que, pues ellos, nosotros hacíamos como que le dábamos el servicio y pues ellos hacia como que pagaban, ¿no?, entonces ahí fue donde se tuvo que trabajar bastante en la administración esa del Gobernador Ruffo que es cuando entra el licenciado Osuna, el actual gobernador a la dirección de la CESPT, también con una mentalidad de la administración pública nueva, ¿no?, profesional digamos LC:_ eh… vamos, regresando un poco y hablemos a lo mejor

hipotéticamente a ver que sale ¿usted cree que la ciudad hubiera sobrevivido más tiempo o más allá de haberse tomado la decisión o más bien de no haberte tomado la decisión de construir un acueducto o cómo hubiera visto, cómo se hubiese visualizado la ciudad o simplemente hubiera, hubiera llegado el momento en que ya no pudiera crecer más, o sea que ya no hubiera habido crecimiento urbano, por ejemplo MB:_ pues a lo mejor, no tanto, no tan, no tan drástico, pero definitivamente con muy poca factibilidad sustentable de realmente poder atraer inversiones este, formales, de tanto industriales como de desarrollo de vivienda. La ciudad seguramente que hubiera seguido creciendo, porque buena la situación de Tijuana es muy especial, verdad, pero hubiera seguido creciendo desordenadamente sin
261

infraestructura, con invasiones, sin forma de poder ordenar y, hubiera perdido viabilidad, verdad, me parece, el crecimiento hubiese sido difícil pararlo, pero… LC:_ cuando se otorga el crédito BID BANOBRAS, tienen, me imagino que hay asistentes o directivos que bueno, que están revisando si otorgan el crédito o no, vienen hacer alguna evaluación a la ciudad, a la infraestructura existente o es un…, o es simplemente una decisión de tipo escritorio a escritorio MB:_ no realmente es una negociación muy este, eh, muy seria, muy a detalle muy a fondo, fueron varias misiones de funcionarios del Banco Interamericano de Desarrollo que venían de Washington, donde está la sede el Banco con funcionarios del BANOBRAS, con funcionarios de la Secretaria de Hacienda, de muy alto nivel a ver todos los aspectos del, todas las áreas de la CESPT, el área financiera, el área administrativa, el área técnica, ingenieros muy reconocidos por parte del Banco, te decían, se metían a detalle de que el tubo no puede ser de 20 pulgadas tiene que ser de 22 o así detalles, o sea, se hizo un diagnóstico muy profundo de la situación, de la situación de la CESPT, en aquel momento tanto de la infraestructura física como de la administración en general de la CESPT y ahí es donde sale todo el plan de inversiones de lo que era necesario hacer en base a ese diagnostico tanto para parte de la infraestructura como de la administración y de lo que se tenía que mejor en CESPT para mejorar su gestión LC:_ y ahí es dónde, quisiera ir un poco más a fondo, ¿cómo cambian las decisiones, que el tipo de decisiones que toman los directivos de CESPT, por ejemplo entre ochenta y…, en los setentas por ejemplo y finales de los ochenta, cómo son las decisiones, es decir, se sentaba el director con los subdirectores o el director decidía por sí mismo o lo hacía más un poco a […], pedimentos, cómo funcionaba, digamos, el corazón de la CESPT, ¿cómo lo hacía en término de decisiones…? MB:_ realmente la CESPT no estaba como está actualmente estructurada, ahora es mucho más formal la parte de la administración y la gestión más transparente
262

etc., ¿no? En aquel tiempo sí era informal, digamos, era muy informal, pero el compromiso de este crédito en particular venía a…, incluso había compromisos del gobierno federal muy serios que empujaban a la CESPT a que se pusiera la pila, digamos, ¿no? Incluso este crédito del BID nos llevó a nosotros de, por accidente, o sea, había recursos del Banco Interamericano, o sea, era una bolsa de dinero para todo el país, cuando estaban identificadas ciudades, verdad, que…candidatas a recibir recursos del Banco Interamericano de Desarrollo y por ahí hubo algunas ciudades en el país, no recuerdo si Morelia o Querétaro, una ciudad de por ahí en el centro que no cumplió con unos requisitos, así básicos, ¿no? , que el Banco pedía, entonces la Secretaria de Hacienda y lo que era la contraparte del Banco Interamericano, eh, para no perder esos recursos, porque nos íbamos a ver mal como país, ¿no?, este, pues se dieron a la tarea en localizar un candidato que fuera factible de colocar inversión, digamos en una forma más o menos rápida y ahí surgió Tijuana, por la necesidad del agua, ya tenía el acueducto, entonces, éste cayó, digamos como de rebote y los mismos funcionarios del gobierno federal como que empujaban a la CESPT, para que…teníamos que cumplir, no era de que si queríamos, ¿no?, no fue totalmente la decisión de quién y obviamente pues el gobierno del estado tenía un papel importante LC:_ que era el que fungía como el postor ante la federación, me imagino MB:_ correcto, correcto MB:_ iba a ser el aval de la CESPT, ¿no?, el gobierno del estado iba hacer el aval de la CESPT a la parte del crédito, que iba ser el crédito, este y eso empujó a la CESPT, digamos a… profesionalizarse en muchas áreas que en aquel tiempo no estaban profesionalizadas LC:_ ¿Usted sale de CESPT cuándo? MB:_ yo salgo de CESPT en el 92, después de diecisiete años y bueno yo tuve la suerte de, tuve un lapso ahí de…entre la subdirección de planeación y la subdirección comercial, de…que me tocó ser el coordinador del programa este
263

con el BID, el fortalecimiento institucional y me tocó tuve la suerte de ir a Washington varias veces en las sesiones de negociación, me tocó ver muy de cerca la negociación y realmente fue una experiencia muy… LC:_ Usted cree que precisamente este tema de agua, el país o nuestro país está más bien en el paradigma del centralismo, ¿no?, en muchos aspectos, usted cree que esta gestión del BID BANOBRAS, por ejemplo, la misma construcción de infraestructura como acueducto y la canalización del Río Colorado, digo del Río Tijuana, ponen a Baja California en el mapa del país, es decir, la federación, ¿no?, el centro político del país voltea a decir, ¡ah caray!, también allá en la esquina hay gente, ¿no? y tienen una serie de necesidades, usted cree que estos elementos son detonantes… de que el gobierno federal voltea allá en la esquina en el norte, ¿no?, junto a la frontera con Estados Unidos hay, este, un estado y municipios, hay gente, pues, que están de este lado, ¿no?, qué opina sobre esto MB:_ en definitivo, en definitivo que si, digo, de que fue el detonante, fue el detonante, o sea, nos puso ahora sí que de, a los ojos, ¿no? del gobierno central que tú dices LC:_ a eso voy MB:_ que realmente estábamos como alejados de la, digo, de la mano de Dios, ¿no? y nos pone en una posición bien importante, yo recuerdo que a nosotros el Banco, nos ponía de ejemplo Monterrey, cuando en Tijuana se empezó con el crédito del BID BANOBRAS, Monterrey ya llevaba tres créditos, con el BID BANOBRAS, entonces era el ejemplo y era la, el servicio de agua y drenaje de Monterrey era el organismo de agua número dos o tres de Latinoamérica, era el numero uno de México, pero el dos o tres de Latinoamérica, impresionante como lo transformó, o sea, el, toda la parte del manejo de créditos, de mejoras administrativas, tarifas, de todo eso, entonces a nosotros nos lo ponían de ejemplo e íbamos a Monterrey, venían los de Monterrey, nos ayudaron mucho la gente de Monterrey, nos ayudó, ¿no?, y después nos sucedió a nosotros lo mismo en
264

Tijuana, ya nos ponían de ejemplo a los pocos años ya con la… en esa administración del gobernador Ruffo empezaron a subir los niveles de eficiencia de los organismos de Tijuana y también de Mexicali, Tecate, Ensenada, ellos no tuvieron un crédito BID, pero la política de la administración del agua se estableció para todo el Estado, la política de establecimiento de tarifas que reflejaran costos, fue para todo el Estado y no solamente para Tijuana, entonces eso nos puso en una posición muy buena a nivel nacional, que nos usaban de ejemplo y en pocos años, en seis, ocho años los cuatro municipios del Estado estaban dentro de los diez primeros del país en eficiencia de cobranza, en eficiencia de medición, en la eficiencia en la cuestión de niveles de pérdidas de agua y realmente si, si la pregunta es esa que si fue el detonante. LC:_ ¡sí! MB:_ fue el detonante y de ahí bueno ya fue mucho más fácil los otros créditos, el crédito japonés, ya se tenía una experiencia con, este, con tratar negociaciones con organizaciones financieras internacionales, ¿no?, este, el crédito japonés, después con los créditos con el Banco de Desarrollo de América del Norte, etc., ¿no? verdad, me parece que nosotros como organismos tienen la experiencia, digamos, de negociación, con excepción de Monterrey obviamente, ¿no?, para conseguir créditos, conseguir apoyos, conseguir este inversión para infraestructura para agua LC:_ algo que desee agregar que no le haya preguntado MB:_ Pues únicamente resaltar esa parte de la cuestión de las tarifas, me parece que se nos olvida, ¿no?, a muchos, o sea, de que no era solamente, tenía su razón, verdad en que si no tuviéramos tarifas pues no podríamos estar sosteniendo este monstro, ¿no?, si así tenemos problemas, ¿no?, es muy costoso, muy costoso, actualmente el problema de CESPT por ejemplo que ni siquiera se visualizaba en aquel tiempo era lo del saneamiento, el saneamiento es un, toda una situación igual o más compleja posiblemente que el agua potable y no pensamos en eso, ¿no? tiene un costo importante, tal vez no se esté reflejando
265

totalmente en la tarifa y más ahora que entran en operación las nuevas plantas de tratamiento que requieren de gente, requieren de rehabilitaciones, de mucho de especialistas, ¿no?, mecánicos, entonces va a ver que dar una revisada LC:_ y completar ese equipo, ¿no?, MB:_ si, incluso la ciudad de San Diego tiene un organismo de agua y un organismo de alcantarillado completamente separados, a lo mejor nos falta mucho para llegar a eso pero si se debe de dar, de crear conciencia de que el próspero alcantarillado, el tratamiento, el saneamiento de las aguas, no lo tenemos totalmente reflejado en la tarifa, me parece, está todavía como relegado, como que es el patito feo todavía las aguas negras y a veces como que nos escondemos atrás del patio y escondemos la cara, entonces requiere mucho dinero esa parte y bueno se le está dando ahorita una, el programa este cero descargas, el proyecto morado, todo va en este tema, pero requiere recursos, ¿no?, LC:_ pues muchas gracias MB:_ de nada [fin de la entrevista]

266

Entrevista con el Lic. Ernesto Ruffo Appel 28 de octubre de 2009 9 horas, oficinas de Consultoría de Baja California Luis Carlos López Ulloa (LC):_Bueno, este, pues hoy día 28 de octubre estamos con el Licenciado Ernesto Ruffo Appel quien fue gobernador de Baja California entre 1989 y 1995, este [sonidos guturales] y pues hoy nos hace el favor de responder algunas preguntas LC:_ eh… la primera de ellas, ah, pues tendría que ver sobre todo cuando usted llega a la gubernatura, no sé si pudiera hablarnos en qué circunstancias encuentra el tema del agua en Tijuana, el suministro, abasto… Ernesto Ruffo Appel (ERA): _ bueno yo lo encuentro mal desde que llego a

Tijuana de candidato, porque me doy cuenta [sonidos guturales] cuando ando allá en las partes altas donde, pues, no hay servicios públicos y es un desorden urbano, ah, muchas invasiones y muchas familias, pues de muy escasos recursos instaladas de una forma precaria y comprando agua por, eh, pues botes de 200 litros y me acuerdo que en aquél entonces, pues estaban pagando ochos pesos por esos 200 litros, así que estaban pagando, pues 40 pesos por el metro cúbico, precio que no pagaba nadie de los que tenían agua entubada, entonces era pues un asunto así como chocante el ver que los que tenían una tarifa de agua entubada subsidiada, eh, pues no permitieran que hubiese inversión para que se le pudiese llevar agua a las personas que estaban allá en lo alto en otras circunstancias, entonces ahí se confirma claramente que la falta de infraestructura a quien más perjudica es a las familias de escasos recursos, así que para mí fue muy claro que de llegar a representar al gobierno del estado, pues una tarea clara era resolver ese asunto del agua, así que cuando yo llego de gobernador para mí no fue ninguna duda el tener que primero resolver el asunto de las tarifas que medio lo resolví, porque de forma macro logré que el ingreso del organismo del agua se nivelara con sus egresos porque hubo un incremento que, pues incluyó
267

también la parte del gasto en inversión a parte de administración y operación y eso pues permitió ya sea programas de inversión y también pensar en que se podía pagar los créditos LC:_ claro ERA: _ y por eso es que se pudo continuar la obra de infraestructura que desde el punto de vista político, a lo mejor no tenía mucho efecto, porque es una obra enterrada [risas] así se le llamó: la obra enterrada de Ruffo y yo sabía que la consecuencia de hacer esa infraestructura iba hacer muy positiva y todavía hay personas que me paran en la calle y me agradecen que pudieron contar con el servicio de agua y de drenaje y contar con agua, porque ves que tenían ya incluso sus regaderas y sus baños y no podían usarlos porque pues no había la suficiente agua, yo hace rato dije que medio arreglé porque hay una tarifa cruzada, o sea, que el sistema de tarifas cobra muy por encima del costo a los usuarios comerciales e industriales y cobra por debajo del costo a los usuarios domésticos y eso se debe de corregir, porque está causando una distorsión en los costos de producción y si bien es entendible que se quiere beneficiar a las familias, pero de una forma indirecta se le está perjudicando en sus oportunidades de trabajo porque estamos haciendo a los comercios y a las empresas menos competitivas en la proporción que signifique el costo del agua, pero resulta que también así sucede con la Comisión Federal de Electricidad, con la electricidad y otros servicios, entonces este concepto de cargarle a las empresas y subsidiarle a lo doméstico no va con lo que está sucediendo en el mundo acerca de la competitividad, entonces eso está presionando a las reformas estructurales en el país, así que el modelo que tuvimos de nacionalismo benefactor tiene que cambiar a uno de ciudadano competitivo. LC:_ muy bien LC:_ la siguiente pregunta sería, este y en este mismo contexto pensando en 89, 90 que me imagino para usted debió haber sido, pues un shock, llegar y toparse con un, pues con un sistema de gobierno, un régimen, este, que me
268

doy cuenta, ¿no?, no necesariamente coincidía mucho con lo que usted piensa, ¿no?, cuando me habla usted de competitividad, me refiero a que usted llega con otra mentalidad, ¿no?, y sobre todo esto porque me imagino que en esto de decidir por ejemplo que pasa con la CESPT Tijuana o con el resto de las comisiones, este, pues evidentemente el aparato burocrático tiene ciertas formas de hacer, de pensar, ¿no?, y que, este, no sé los actores principales que participan en esas instituciones, pues no necesariamente coincidían con las ideas con las que usted, con las que usted llega, ¿no? ERA: _ Bueno si, obviamente, hay una dinámica cultural, natural en el país, no nada más Baja California, es más debo de decir esta más a arraigada en el resto del país que en Baja California, la cultura del nacionalismo benefactor y no es más que la consecuencia de aquella institución que en la época de la colonia se le llamó la encomienda en donde a los hacendados se les encargaban los indígenas y ellos pues eran dueños de vidas y obras y responsables de sacar adelante a todo mundo, así que pues aquél que pertenecía a una hacienda era como miembro de una gran familia, pero había un papá, protector, que era el hacendado, era el encomendado, este, así que ese modelo económico se transfirió a la Revolución al llamarle nacionalismo revolucionario, quitamos al hacendado, pero pusimos al Estado mexicano como el gran hacendado, entonces podemos decir que una proporción importante se democratizó al hacendado al hacerlo ahora el poder público, pero el modelo no cambió. LC:_ no cambió ERA:_ y bueno eso es lo que vivimos, pues, todo lo que se refiere prácticamente al siglo XX, pero a finales del siglo XX la globalización provoca una gran competitividad que choca directamente con el modelo del nacionalismo benefactor y eso está provocando a que la base real de las cosas sea el individuo que sea productivo, que sea competitivo en su manera de ser, que esté preparado para eso y bueno un desarrollo de modelo de gobierno que esté preparado a garantizar los niveles de vida de aquellos que se encuentran en desventaja y promover a los que pueden hacer lo mejor, pero eso es un cisma, desde el punto de vista de
269

actitud, de mentalidad, pues es un asunto que debemos asimilar y no es fácil, ahí está un ejemplo, por ejemplo cuando Moisés se llevó a los israelitas a la libertad los dejó en el desierto treinta años ¿para qué los dejó ahí?, para que cambiaran de mentalidad, para que se les quitara la mente de esclavos y tomaran la mente de autocontroladores de su destino, bueno, eso es una anécdota que quién sabe si sea cierto [risas], pero yo la tiendo a interpretar así, así que cuando yo llego al gobierno me encuentro contra esa mentalidad y léase bien lo que acabo de decir, contra esa mentalidad, entonces se vuelve una lucha que yo pensé en aquél entonces cuando recién llegó al gobierno que era la consecuencia de la opresión del PRI, en el tiempo me di cuenta que era una asunto cultural, porque yo cuando llego al gobierno pienso que con el sólo hecho me iban arrollar los ciudadanos, porque me iban a tomar el gobierno, porque yo se los iba a dar para que ellos con participación lo manejaran todo, pero no llegaron, nunca aparecieron, yo me quede parado en la puerta esperándolos, porque la cultura era del nacionalismo benefactor. LC:_ la dependencia del estado ERA:_ la dependencia del estado y entonces la realidad mundial nos está obligando a cambiar, así que querámoslo o no y muy a regañadientes parece que lo estamos haciendo, pero todavía nos falta LC:_ si… LC:_ y, este, quienes son los actores, digamos que lo acompañan en tratar de cambiar esta dinámica cultura de la que habla usted en la administración del tema del agua ERA:_ bueno primero en general lo debo de decir, este, el perfil de las personas que me acompañaron y con los que me entendía, pues puedo este [sonidos guturales] a grandes rasgos decir que son personas profesionistas, o sea, todos fueron egresados de la Universidad, del Tecnológico, pues individuos, hombres y mujeres preparados con una capacitación y yo veo claramente que por lo tanto proclives a competir, a buscar la eficiencia, a buscar el orden, a buscar la
270

organización y pues claro, éramos los menos, pero no se ocupan muchos para poner rumbo y orden a las cosas, así que en lo general eso fue lo que me ayudó a mí a tener gobernabilidad y luego, entonces con estos digamos rumbos profesionistas que yo los encubría diciendo que eran rumbos ciudadanos, pero en el fondo eran decisiones nuestras, entonces nos lanzamos al tema con la gente organizando grupos ciudadanos, pero que no eran más que grupos de personas necesitadas que con nuestro rumbo y con nuestra guía, pues seguían lo que estábamos buscando y se resolvían los problemas, pero ese modelo aplícaselo al agua, entonces en los temas de introducir el agua y de que el drenaje y fin, lo que se te ocurra hasta el pluvial y esas cosas, pues tuvo que ver con profesionistas y a mí me tocó la suerte de encontrarme ya con individuos que además tenían la vocación por el agua y como era un asunto muy relacionado con las necesidades de la población y léase bien que estoy diciendo población no de la ciudadanía, muy relacionados con las necesidades de la población hubo individuos que lo hicieron tan bien que después destacaron en la política y por eso es que ha habido mucha gente en Tijuana que pasan a la presidencia municipal desde la CESPT, porque es un asunto muy sentido, muy necesario y de mucho contacto con el público. LC:_ muy bien LC:_ Quisiera también preguntarle si usted era partícipe, siendo

gobernador, en las negociaciones de la Comisión Internacional de Limites y Aguas a través de la sección mexicana con la contraparte norteamericana, este, pensando quizás en esto que mencionaba usted al inicio de… quizás en el norte no tenemos tan a arraigada esta cultura de depender del Estado y no sé si de repente usted tenía a partir de las necesidades que usted observaba en Baja California, si usted tuvo alguna iniciativa o tuvo iniciativas adicionales a las propias negociaciones de las minutas de la CILA, ¿no?, este… ERA:_ Bueno, este naturalmente que sí participé porque el gobierno del Estado tiene incluso un lugar en la CILA más sin embargo, claro la mayor parte de las
271

gestiones eran hechas por los funcionarios en el tema, en este caso era la Secretaria de Asentamientos Humanos y Obras Públicas (SAHOPE), que así se llamaba entonces o es la SIDUE todavía no existía la Comisión Estatal del Agua, la CEA, existían nada más los organismos del agua como la CESPT y si me metí en problemas porque yo trascendía a la CILA, yo me iba hablar con el gobernador vecino y lo hacía con senadores y diputados norteamericanos también en otros temas de promoción por ejemplo me fui a China y a Japón, instalaba yo allá representaciones pero luego me empezó a llegar el reclamo de la Secretaria de Relaciones Exteriores porque me estaba extralimitando en mis funciones territoriales, o sea, yo nomás podía actuar dentro del territorio de Baja California y en la Federación de los Estados Unidos Mexicanos, pero no fuera del territorio nacional, entonces tuve que recoger todas mis representaciones [risas], pero eso no me privo de seguir platicando y de que los extranjeros me siguieran hablando, preguntando, etcétera, etcétera y después conducía yo todo a través de los canales adecuados, así que sirvió haber salido, porque vamos a decir que en los distintos temas platicabas el tema pero lo acordabas a través del CILA, así qué así ya llegaban las cosas planchadas LC:_ si, [risas] ERA:_ como se dice, ¿no?, o sea, tú te ponías a calcular pros y contras de un tema y ya cuando ambas partes lo teníamos listo decíamos ahora si vamos al CILA o los americanos decía al IBWC que es el equivalente al CILA LC:_ por las siglas en inglés, ¿no? ERA:_ entonces, pues, eso provocó una dinámica que por ejemplo en el caso de Tijuana aterrizó en la planta internacional de saneamiento la que está de lado de San Isidro, pero esa se logró en un acuerdo. LC:_ si ER:_ cuando yo estaba de gobernador LC:_ muy bien
272

LC:_ también otro asunto es me imagino que a lo largo de su sexenio, usted se vio… [Interrupción del entrevistado] ERA:_ ah… también se me olvido otra de la pregunta anterior, me fui a Japón y fue cuando conseguí el inicio del crédito japonés a todo el sistema de agua e infraestructura del Estado de Baja California, LC:_ si, y que eso entonces surge por iniciativa por este tipo de… por esta dinámicas de las representaciones, igual ERA:_ si, si, exactamente por eso pasó, fui por asuntos de la política LC:_ claro, claro ER:_ porque, ah… no me acuerdo pero el regente de la Ciudad de México en aquel entonces Camacho Solís, quería algo de ayuda en la política de parte mía y él me dijo que si como me podía pagar y le dije pues no sé, no tengo ni idea y me dice bueno, me dice, yo estoy tramitando un crédito japonés para la Ciudad de México y te puedo contactar con las personas de lado japonés y lo hizo y ahí fue donde agarré la punta del hilo, que después vino la devaluación del 94 y tuvo que suspender la tramitación, pero ya después en el gobierno de Don Héctor Terán, continúo y ya se realizó el crédito, perdón por la capsula LC:_ no… no se preocupe LC:_ el otro asunto que le decía, me imagino que el tema del agua, este, se fue volviendo cada vez más complejo, ¿no?, me imagino que fueron interviniendo pues nuevos grupos sociales, nuevos actores, ¿no?, o no es así, o simplemente en la propia estructura de las comisiones estatales se toman las decisiones y nada más ER:_ Bueno ha sucedido que por razón de esta dinámica se, que quiero decir de superación del organismo de agua, pues empezó a suceder que tuvo una posibilidad de crecimiento la ciudad de Tijuana, en lo urbano en lo general, en lo particular en la calidad de vida de la población y este en la capacidad de los

273

parques industriales, porque ahora si empezaron a funcionar con mayor posibilidad, esto entonces vino a fortalecer la relación y el trabajo, los alcances de la Cámara Nacional de la Industria y la Construcción, porque ahí todos los agremiados empezaron a tener más trabajo y lo mismo sucedió con la Asociación de Industriales y este también fue un rol mucho más activo el de la Cámara de Comercio porque a ellos les afecta mucho el asunto de las tarifas cruzadas, por ejemplo hubo rubros de negocio que prácticamente han desaparecido, como es el caso por ejemplo de las lavanderías públicas, ¿no?, porque su principal insumo es el agua y para ellos están pagando un sobre precio, de manera de que su costo de operación es por encima de la norteamericana, así que la gente se va a lavar la ropa a los Estados Unidos, ¿no?, cosas así paradójicas verdad, pero es porque les está afectando este tema del subsidio cruzado, así que yo lo que puedo decir que las consecuencias de haber podido proveer el agua, hacerlo de forma real, o sea, con los costos y precios, ser competitivos, también fortaleció a los organismos privados, usuarios de agua o instaladores de servicios de agua, en fin y ahora por ejemplo yo puedo decir que hay una última ola que son los de reusadores de agua, el saneamiento y todo eso ahí viene, o sea, ya es una situación, el tubo morado, esas cosas LC:_ el proyecto morado ERA:_ o sea, antes ni idea alguien que fuera a poner un tubo morado LC:_ claro ERA:_ ahora ya hay razón de ir a poner un tubo de ese color, entonces pues ya se venden tubos morados, ¿no?, así que ya hay una nueva economía en ese rollo LC:_ si, por supuesto ERA:_ si LC:_ y una cosa que quería preguntarle también es, tuve una entrevista con el ingeniero Manuel Becerra

274

ERA:_ [ sonidos guturales] LC:_ y él me platicó a grandes rasgos el asunto de la tarifa que si mal no recuerdo, este, pues fue una decisión en su sexenio de aumentarla algo así como cuatrocientos por ciento o no sé si sea la cifra adecuada y él me comentaba que una frase suya fue, porque varios como en el momento de la decisión o en los momentos de la decisión le decían que mejor hay que hacer el aumento paulatino y que usted dijo, no, de una vez ¿no? para el asunto de, bueno vamos a proveerle a los ciudadanos el agua pero ahora si va costarles en serio, ¿no?, ERA:_ si, si recuerdo ese momento, porque, bueno hay que ver el contexto de esa decisión, o sea, en lo político yo llego electo en una manera muy clara y quiero decir, este, que con una Tijuana particularmente apasionada, o sea, yo conozco las ciudades del estado y puedo decir que Tijuana es así, apasionada y yo creo porque está muy lastimada, porque aquí las personas que la mayoría son inmigrantes llegan muy lastimados, muy ninguneados o los americanos cuando los devuelven los ningunean y total es un asunto así como de dignidad de manera de que cuando me vieron como candidato me abrazaron con una ilusión y me defendieron y me promovieron, así que aquí en Tijuana ganamos y feo, o sea, de una manera muy clara, así que yo sabía que el capital político con el que yo contaba en Tijuana era enorme y la decisión, pues a la que principalmente iba a afectar era a Tijuana y mi razón de tomar la decisión así fue que yo sabía que tenía ese apasionado apoyo y esta decisión, pues dentro de la mentalidad del nacionalismo benefactor, pues los iba a confundir, o sea, cobrarles más, [risas sarcásticas], ¿no? nuestro rufito, ¿cómo es posible? Si nosotros lo queremos tanto, cómo es que él nos va a golpear, yo sabía que esa actitud si se iba a dar en la cabeza, pero como me querían tanto se iban a confundir y mientras entendían que había pasado, la decisión ya estaba tomada, [risas] y después de la atolondrada que les di con eso como a los tres años fue cuando me empezaron a decir, hasta a los tres años fue cuando me empezaron a felicitar, antes no, fue un silencio total, pero bueno ahí lo que sucedió es de [sonido de teléfono] que yo
275

calculé ahora veo que bien esos sentimientos, esa realidad y bueno se resolvió el problema del agua de Tijuana, pero en una coyuntura muy especial LC:_ si, si, si ERA:_ y bueno la entendí y la gente después me la aceptó LC:_ cuando vieron finalmente el resultado ERA:_ bueno cuando la señora que está allá arriba en el cerro dejó de pagar los cuarenta pesos por metro cubico, ahorita está pagando creo que veinte pesos y ya han pasado veinte años de esa decisión, o sea, esta la inflación de por medio y todo eso LC:_ claro, por supuesto ERA:_ así que a ella le fue muy bien y yo a ella le llamó Beatriz Cecilia, porque quiere decir Baja California, ¿no? B.C. [risas] LC:_ ah… [risas] LC:_ y fíjese que en esto que esta mencionando a lo largo de esta entrevista es como finalmente reflexionar sobre como una decisión en el escritorio del gobernador afecta a Beatriz Cecilia, ¿no? ERA:_ si LC:_ es decir, esto que habla usted de la realidad, a las sensaciones, ¿no? los sentimientos de la gente, el cálculo político de hasta donde poder golpear a alguien, ¿no? ERA:_ si LC:_ porque finalmente, pues a nadie nos gusta que las cosas nos cuesten más, ¿no?, pero aquí la diferencia es que me va a costar más algo que me va a proveer las 24 horas del día

276

ERA:_ y que finalmente está costando menos a la mayoría porque yo me voy siempre partiendo del punto de análisis de la señora, de Beatriz Cecilia allá arriba del cerro pagando el bote de 200 litros a ocho pesos en 1989, ella ahorita está pagando menos, todavía después de veinte años a pesar de las inflaciones y las devaluaciones y toda esa bola de cosas, entonces le benefició, al que no se le ha podido ayudar es al de la competitividad LC:_ que es la nueva tarea ERA:_ si, por el subsidio cruzado y les va a costar mucho trabajo, este, ir tomando esa decisión, a lo mejor ésa si se debe de tomar poco a poquito, por ejemplo midiendo contra el ingreso per cápita, ¿no?, por ejemplo ahorita se dice que estamos alrededor de siete mil dólares y está el subsidio cruzado de cierta manera, entonces sí, digamos estamos en un momento dado de 10 mil dólares hay que descruzarlo un poquito, no, porque la persona ya tiene un poquito más de dinero para pagar, LC:_ de ingreso ER:_ si, y ahí te la vas llevando pero ese modelo quien sabe si puede esperar a la competitividad LC:_ si… ERA:_ ya les tocará a los que estén ahí decidir [risas] LC:_ y el último, la última pregunta sería respecto de, hay una minuta de CILA que coincide con su sexenio que tiene que ver con las entregas de emergencia en Tijuana, no sé si en esa también usted tuvo participación? ERA:_ Si, porque, bueno, está esto relacionado con el tema de aquellas lluvias intensísimas que hubo en el año 93 me parece, en enero y capacidades operativas de la presa y el acueducto, cuando yo también llego al gobierno solo la mitad del acueducto estaba operando o mejor dicho, nada más la mitad estaba terminada

277

LC:_ ¿Cómo? Se supone que lo terminaron en los 80´s, ¿no? ERA:_ no… ERA:_ O sea, se construyó el acueducto en el derecho de vía y tenía la posibilidad de llegar a tres metros cúbicos por segundo, pero no más estaba trabajando a ½, porque le faltaban tramos LC:_ ah… ok ERA:_ yo los terminé, entonces yo dejé operando el acueducto a tres metros y fracción [sonidos guturales] y luego los demás gobernadores lo fueron empujando hasta 4.2 me parece y ahorita se está construyendo el nuevo que le va agregar otro 1.2, bueno, este, en aquel entonces esa conexión de emergencia se le llamaba energía porque empezó con el tema de las lluvias y el desorden, pero yo ya sabía también que no íbamos a tener suficiente suministro porque el acueducto no estaba completo LC:_ claro ERA:_ entonces los americanos jalaron y nos permitieron recibir agua mexicana a través del sistema de transportación americana LC:_ fíjese que, este, precisamente este es un tema muy recurrente el de las entregas de emergencia, porque desde el sexenio de Don Roberto, cuando ya el tema del agua, está donde me doy cuenta, hace como crisis el tema del suministro y empieza las gestiones, de hecho, a lo largo de los setenta y… la primer gestión se hacen en el 72 y luego empiezan las entregas y a lo largo de la construcción del acueducto, finales de los 70´s, inicios de los 80´s está renovación cada año de la minuta de la CILA y me llama la atención que todavía hasta la época de su sexenio, este, incluso hoy día ERA:_ está operando LC:_ está operando y hay entregas de emergencia, ¿no?

278

ERA:_ si, ERA:_ eso yo creo que es un antecedente muy importante porque ahora, bueno desde siempre ha habido una situación de escases natural en la región, pues tenemos que andar moviendo el agua a distancia y altitud, pero como Baja California desde el punto de vista relativo, hemos tenido menos población, para la asignación de agua que nos toca del Río Colorado, pues ahí no la llevamos a todo dar, pero ya estamos llegando al límite, al igual que California, Arizona y Nevada y creo que van a empezar a darse asuntos de, ideas como la desalación, este, el intercambio de agua, el almacenar agua de los derechos mexicanos en presas americanas, el desalar en lugares como por ejemplo tal vez en el golfo de California para entregar en Estados Unidos, en fin, o sea, el paradigma va ver que ampliarlo, pero yo subrayo este tema o esta pregunta tuya con atención porque, hace rato hablé del nacionalismo benefactor, bueno a veces nos vuelve nacionalismo, nacionalismo y no queremos entender razones y más cuando se trata de los norteamericanos [risas] y hay que acordarnos, que ha habido por ejemplo acuerdos como esas emergencias y ellos son los que nos han ayudado, ahora me parece que nos toca a nosotros ayudarlos a ellos LC:_ o corresponder ERA:_ o corresponder LC:_ como dicen ellos… ERA:_ si… ERA:_ y pues esa actitud de nacionalismo, nacionalismo tenemos que, pues

acomodarla de otra forma, de una forma mucho más global y competitiva, no dejamos de ser mexicanos pero tampoco podemos ser ayatolas [risas] LC:_ pues no sé si quiera agregar algo más ERA:_ no, no, no

279

ERA:_ pues yo no más agradecerte el tema, nadie me había preguntado esto del agua LC:_ bueno, pues muchas gracias por su tiempo ERA:_ con mucho gusto [fin de la entrevista]

280

Entrevista con el Ing. Fernando Aceves Salmón Oficinas de Dirección General de CESPT 4 de noviembre, 16:30 horas. Luis Carlos López Ulloa (LC):_Bueno, entonces, pues estamos hoy día con el ingeniero Fernando Aceves Salmón y hoy día miércoles 4 de noviembre, siendo las 4:30, pues vamos hacerle a Don Fernando algunas preguntas un poco ya en el contexto de lo que usted nos platicaba fuera de grabación, entonces me decía usted que llega a Baja California en 1964 con el Programa Nacional Fronterizo y le toca participar en la obras de construcción e instalación de la Puerta México y eso luego lo lleva, entonces a la propia obra de la Canalización del Río Tijuana Fernando Aceves (FA): _ canalización del Río Tijuana y la urbanización de los terrenos LC: _ entonces Don Fernando y teniendo en mano lo de la minuta, quisiera que nos ampliara entonces su participación en términos de decisión, de actor participante en lo que tiene que ver la obra, ¿no?, por favor… FA: _ Yo fui el gerente de la obra del Río de Tijuana bajo la presidencia del arquitecto Rodolfo Chávez Carrillo, que era el Presidente de la Junta Federal de Mejoras Materiales que es una dependencia de la Secretaria del Patrimonio Nacional, esto es importante también señalar, el subsecretario de esa… era el arquitecto Pedro Moctezuma Díaz Infante, él fue el jefe, digamos, máximo de la obra, esta, de la canalización del Río Tijuana, bueno dicho esto, a mí me tocó ser el gerente de la obra del rio Tijuana y tuve que ver, pues, con la canalización del rio y la urbanización de los terrenos ganados al rio, este, esta obra se inició en julio de 1972 y se terminó la primera etapa, del revestimiento, o sea de la línea internacional hasta el puente del ferrocarril prácticamente en 1976-77, este iniciados los, terminado el periodo del presidente Echeverría y entrando el presidente López Portillo, ahí se inició, ahí se terminó la primera etapa de la canalización y la urbanización de los terrenos del Río, esa fue de mi participación
281

ahí, la obra estuvo, la canalización del Río fue proyecto de la Secretaria de Recursos Hidráulicos bajo los acuerdos que dice la Comisión Internacional de Límites y Aguas y la construcción estuvo a cargo de una empresa la IASO, que era una filial de empresa ICA, entonces esa obra, yo creo fue la obra más importante de la, de desarrollo urbano que se ha hecho, que se hizo en mi juicio, se ha hecho en toda la república durante todo, este… con la canalización Luis Carlos y la urbanización de los terrenos ganados al Río, pues se articuló y se unió la ciudad de Tijuana y se empezó a ordenar el crecimiento de la ciudad, esa fue pues mi participación LC: _ Oiga Don Fernando y quería con lo que le pregunto ahorita también,

dónde esta sección que me comenta usted […] donde se hace la “Y” griega, pero hay una sección donde, hay un tramo donde ya termina el concreto, ¿no?, y esto que me dice usted que es el arroyo Alamar que es una afluente dentro de la cuenca del Río Tijuana, le pregunto porque bueno, obviamente no soy ingeniero, cómo funciona esto, o sea, finalmente no hay una corriente permanente de agua, ¿no?, o cómo funciona… FA: _ no, no hay una corriente, son ríos intermitentes, no hay una corriente

permanente de agua, en ninguno de los dos ni en el Alamar ni en el Tijuana y Tijuana está controlada ahorita prácticamente por la presa Rodríguez,

[entrevistado tose] el Alamar viene, su cuenca abarca desde el otro lado, desde Estadios Unidos y allá está controlado por un par de presa la Barlett y la Morena, entonces, pero cuando llueve, el Alamar trae una cantidad de agua del orden del mil y pico de metros cúbicos por segundo, entonces ese es un afluente del Río Tijuana, esa zona que tú me dices, no está… LC: _ revestida FA: _ revestida, eso es lo que está pendiente de revestirse o de arreglarlo o de encausarlo en alguna forma, lo que no puede ser Luis Carlos es que esté la gente asentada ahí, como estuvo la primera etapa, como estuvo la primera etapa LCLU: _ que luego sería aquello de la gente que desalojaron. ¿no?...
282

FA: _ la primera etapa, se habla mucho de cartolandia, fue lo que se veía más, la cartolandia era un asentamiento irregular que estaba pegado entre la línea internacional y el puente México viejo y por ahí pasaban todo el turismo que iba a Rosarito y a Ensenada y se veía ese asentamiento irregular, pero ese asentamiento era alrededor de trescientos y pico de familias, pero todo lo que se movió, todo lo que se reubicó de la primera etapa fueron cuatro mil setecientas familias más las trescientas de la cartolandia, fueron cinco mil familias [sonidos guturales] eso fue lo que, esa reubicación fue lo que permitió, pues el encausamiento y el desarrollo de la primera etapa del Río Tijuana, entonces, esto además de esta obra la primera etapa, además de salvaguardar la vida de todos los asentamientos irregulares que ahí había, pues ayudó, propició y retomó el crecimiento de aquí de la, ordenado de la ciudad Tijuana y esto que me estas preguntado del arroyo del Alamar, se ha intentado ahorita de encausarlo, pero ahorita está atorado ahí porque está invadido también el cauce del Río Tijuana, entonces no se puede dar LC: _ Muy bien Don Fernando y también en esto de la minuta la leí y me llamaba mucho la atención que hablan los, el compromiso principal es el revestimiento del Río Tijuana sobre la línea internacional, fue cuatrocientos metros agua arriba y cuatrocientos metros aguas abajo y que se menciona ahí, no, que ninguno de los dos países podrá iniciar las obras de forma o como propia iniciativa, sino hasta que los dos estén de acuerdo y que incluso que los dos tengan el financiamiento asegurado y se puedan iniciar las obras como en conjunto, ¿no?, eso implicaba una supervisión, este, o tanto o como participar ambos países en la supervisión de la construcción FA: _ en la supervisión construcción, en el proyecto de lo que es propiamente la canalización si, si se presentó, pues, la CILA de México en los acuerdos hechos y en los proyectos que se hicieron, porque aquí dice que cada país en base a sus proyectos, se hizo de acuerdo con el tratad… pues con la carta, esta LC: _ con la minuta de trabajo

283

FA: _ con la minuta de trabajo, pues, pero propiamente la construcción de la obra a lo largo no lo […] venía con visitas como lo hacen periódicamente la CILA y este pero no lo revisaban la obra que estuviera, este, pero no veíamos una supervisión así permanente LC: _ una supervisión permanente día a día de la obra, con bitácora en mano, no, no existía FA: _ no, no LC: _ Don Fernando y también otro asunto era el de… ¡ay caray! se me van las ideas. Tijuana en esos años me imagino, pues que es una ciudad, pues una entre cien en México, ¿no? y me llama la atención el caso del Río Tijuana, porque el tratado del 44 de los dos países habla, bueno del Río Bravo, del Río Colorado que son, pues sus afluentes son, [sonidos onomatopéyicos], ¿no?, son

caudalosos pues, son ríos caudalosos y se incluye como tercer rio al Rio Tijuana, pero el Río Tijuana frente a los otros dos, pues es pues muy pequeño, incluso una de las minutas habla ahí de un volumen y de controles y más, pero [enfatiza] más bien la obra tiene que con el ordenamiento urbano de la ciudad, ¿no? FA: _ Bueno [balbucea] el Río Tijuana, yo no sé si te ha tocado a ti ver ahora que ya está encausado el río y antes que se hiciera la presa, te digo, el canal está diseñado para conducir tres mil setecientos metros cúbicos por segundo, hay gente vieja que lo vio correr, este, que el agua corría desde la calle, dicen desde la calle Ocampo hasta a la avenida, hasta la colonia libertad y con un tirante más o menos considerable, entonces es por eso que lo incluyen en esto, la cuenca del Río Tijuana es una cuenca mucho muy grande entonces como son ríos con corrientes internacionales se tienen que, los tiene que tratar la Comisión Internacional de Límites y Aguas LC: _Ok y el otro asunto es lo que platicábamos también que esta, tanto la obra de encauzamiento del Río Tijuana como luego vendría la construcción del acueducto, que también he leído las minutas y ha sido, México le pide a Estados Unidos, no, las entregas de emergencia por el acueducto que viene
284

de San Diego, no, ¿por qué?, porque en Tijuana en los años setenta parece que su demanda ya rebasó su límite de los pozos y entonces, bueno se va a detonar luego la construcción del acueducto, ¿no?, y eso, bueno no sé ahí quisiera saber su opinión de alguna forma estas dos obras, que pues me imagino en aquellos tiempos eran de no sé cuantos millones, no, pues evidentemente son detonantes de infraestructura en la región, ¿no? FA: _ definitivamente LC: _ y el otro asunto es, a mi me da la sensación aunque mi tutor de tesis no lo ve tanto así, que estás dos obras ponen a Tijuana en el mapa, no, del país FA: _ yo creo que si Luis Carlos definitivamente, mira, este, la inversión de la obra de la primera etapa del Río Tijuana, la canalización a nivel de terracería hasta la segunda y parte del Alamar, no te confirmo el dato, te lo tengo… fue de ciento cuenta millones dólares una cosa, a los dólares de 250 […] fue la canalización del rio, la urbanización de los terrenos, obras adicionales con el centro urbano 70-76, los campos deportivos de la Mesa de Otay y el reacomodo en la Colonia Reforma, en el Guaycura y parte del Sánchez Taboada, entonces fueron 150 millones de dólares más o menos, en la administración de esos cuatro años que te digo, más la obra, esta obra de planeación del Río Tijuana, este, y la canalización, en esa época también fue cuando se inició […]Bueno esta obra, es la obra más grande, yo creo de infraestructura urbana que se ha hecho en toda la república porque, y te voy a traer un libro para que veas desde donde a donde abarca comparado con la Ciudad de México, desde donde a donde abarca, este la obra esta del Río Tijuana, sobrepuesta esta obra del rio, es primera y segunda etapa, en un mapa de la ciudad de México va desde el bosque de Chapultepec hasta cerca allá, pegado a la villa de Guadalupe una cosa así, te lo voy a traer Luis Carlos, este, entonces, definitivamente y el acueducto, el acueducto una cosa, yo creo que fue el primer acueducto donde de trasladaba agua de una cuenca del Río Colorado a esta zona del Río Tijuana en donde había que elevar, se eleva el agua a más de mil y pico de metros para descargarla acá en la presa del carrizo y ahí a la potabilizadora, pues la potabilizadora grande, son las obras de ingeniería
285

hidráulicas más importantes yo creo que ha habido al menos en esa época, en ese periodo LC: _ Oiga Don Fernando y la otra parte dejando un poco de lado lo técnico, lo que tiene que ver y aquí por supuesto también su opinión personal, qué pasa con el tema político, no, porque por ejemplo la construcción del acueducto y de la canalización pues trasciende sexenios estatales y sexenios federales, ¿no?, y yo lo que pienso es de que como que hay temas, como este pues el del agua que trascienden los partidos, ¿no? en el

gobierno porque, pues finalmente por ejemplo Ruffo, no, llega y tema que se encuentra más candente en el escritorio del gobernador pues es el de un crédito que está medio aplicándose para la construcción de redes hidráulicas, no, pero luego ya ve pues que incluso entre los mismos colores hay rivalidades, ¿no? Don Milton Castellanos con Don Roberto De la Madrid, ¿no?, por ahí había algunas diferencias, ¿esto no intervenía…? FA: _ Yo creo que no deja de intervenir Luis Carlos, afortunadamente fueron políticas de estado y digo de necesidad también, vaya pues era obvio que esas obras se tenían que continuar, el acueducto se tenía que terminar, no se terminó en el sexenio de, en los 70´s se tuvo que terminar ya en el siguiente sexenio, este, se echo a operar yo creo que ya hasta… ¿en qué año entró Ruffo? LC: _ en el 89 FA: _en el 89, yo creo que hasta entonces fue cuando se echó LC: _ de hecho él me platicó que le tocó terminarlo, porque ya había secciones que no… FA: _se inició con Echeverría y se continúo con… LC: _ este López Portillo, entró De la Madrid FA: _y cuando entró el licenciado Ruffo le tocó terminar y que se iniciara ya la conducción del agua a través del acueducto, si mal no recuerdo

286

LC: _ si, si, si, si porque él habla incluso de que cuando él llega no está en toda su capacidad el acueducto creo que funcionaba a un tercio, ¿no?, por esto de que había tramos que no estaba terminados, entonces y ese es como la pregunta, ¿no?, finalmente hay un periodo de 25 años prácticamente, 20 años que lo anteceden a él de gestión administrativa, ¿no? y políticas del estado como dice usted FA: _ ya viste… no sé si te acuerdas tu que hubo las crisis esas económicas, las inversiones se frenaron, pero afortunadamente estas obras se terminaron, este y aquí están funcionado y gracias a esas obras Tijuana ha crecido como ha crecido LC: _ que ese es el otro asunto el de la viabilidad pues porque finalmente y es lo que, es qué es lo que le digo, ¿no?, o sea, como que estas dos obras la hacen ciudad, ¿no? FA: _ la hacen viable, viable, si, definitivamente, si no hubiese sido por esas obras no seria Tijuana o lo que es ahora, definitivamente Luis Carlos, eso hay que reconocerlo, [sonidos de teléfono] eso hay que reconocerlo, ya ves que pues ahora se ha tenido que ampliar el acueducto porque antes del acueducto se trato y ya eso yo no sé, yo creo que fue la primer planta desaladora que hubo aquí LC: _ la de Rosarito FA: _ la de Rosarito que era de dos múltiplos entre Comisión Federal, era para crear energía para Comisión Federal de Electricidad y el agua se utilizaba acá para la ciudad de Tijuana, pero ya cuando se agotó, cuando ya fue insuficiente la de la desalación de la planta de la Comisión Federal y fueron insuficientes el agua subterránea, fue cuando ya hubo que pensar, bueno hubo ya que plasmar en proyecto la construcción del acueducto, ya estaba pensado, yo creo que ya la habían pensando mucho, lo estuvieron pensando LC: _ si de hecho hay una minuta de 1972 la 220 creo, la 240 FA: _1962 de estas

287

LC: _ 1972, cuando México le pide por primera vez las entregas de emergencia para Tijuana, ¿no?, y entonces en las subsecuentes como se va renovando, los Estados Unidos se ponen muy insistentes, bueno pero termina el tubo, no, o sea, termina la obra que tienes que hacer y fíjese desde 1972, yo tengo el dato que se inicia la operación o la primer fase de operación del acueducto hasta 1982, ¿no? y que tiene que ver con esto que dice usted, ¿no?, cuando se frenan las inversiones, porque resulta que hay una devaluación, ¿no? FA: _ y luego resulta también Luis Carlos que tuvo suerte Tijuana, porque se llenó la presa Rodríguez en un par de ocasiones antes de que estuviera en funcionamiento el acueducto y eso le ayudó pues al abastecimiento de agua a Tijuana, a mi me ha tocado verla llena en 64 para acá en tres ocasiones me parece en 78, 79, en ochenta y tantos LC: _ aha… en el 82, 83 que creo que hubo una lluvia fuerte FA: _ en el noventa y tantos LC: _ en el 93 que ha sido la última más FA: _ pues en una de ellas que se llenó la presa y que se atoraron las compuertas después, fue cuando se llevó los bordos de la segunda etapa porque no estaba revestidos, entonces tuvo suerte Tijuana en ese sentido de que se llenó la presa […], ahí suficientes millones de metros cúbicos los que le ayudaron para el abastecimiento de agua de la ciudad y dio un margen a que el acueducto se terminara, hasta que ya se tuvo que terminar LC: _ y Don Fernando la última pregunta en el sexenio del licenciado Ruffo según me lo platico él en la semana pasada y hasta donde yo he visto pues su apuesta es el tema del agua, ¿no? FA: _ Pues es un tema importante, es que el crecimiento de la ciudad era

explosivo, digo al señor Ruffo le tocó, pues, cuando estaba… ahora ya se ha

288

frenado un poco el crecimiento de la ciudad, pero todo antes fue explosivo y la infraestructura, no existía la infraestructura, si existía muy LC: _ en algunas zonas FA: _ en algunas zonas no del tamaño de la demanda y eso se consiguió con un crédito del BID, que se llama BID BANOBRAS, que era precisamente para eso para la construcción de las redes de la ciudad de Tijuana tanto de agua como de alcantarillado y eso ya le tocó al gobierno del licenciado Ruffo, este ejercer ese crédito a través de la Comisión Estatal de Servicios Públicos, mediante una unidad ejecutora de obra del BID BANOBRAS LC: _ Usted cree que esta apuesta de Ruffo le da legitimidad política, ¿no? Desde luego Luis Carlos, este […], tuvo la visión de apostarle a esa

infraestructura, pues yo fui colaborador del gobierno del licenciado Ruffo, cuando se hizo la apuesta a la obra que se llama obra enterrada, que no se ve, que no tiene relumbrón, pero que tiene una efectividad y una eficiencia extraordinaria, como tú y bien lo señalas esto le dio viabilidad a la ciudad, sino hubiera

infraestructura Luis Carlos las ciudades no son factibles, o viables o tiene una calidad de vida pésima y eso definitivamente, la puesta esa que hizo el licenciado Ruffo de ejercer bien el más, no es nada más tener el crédito, sino que lo ejercieron muy bien, lo ejercieron muy bien con mucha honradez, con mucha efectividad y con mucha, pues estuvo muy bien ejercido tanto técnica como financieramente y aquí estamos sentados LC: _ bueno, algo más que quiera agregar usted FA: _ no, no, Luis Carlos, al contrario, muchas gracias, este toma los datos que te di de las inversiones y eso, luego te los preciso, pero en ese orden mándalos, los de la primera etapa y los del acueducto si yo no los tengo pero el licenciado Ruffo de lo ha de… [Interrupción de terceros] LC: _ bueno, perfecto [fin de la entrevista]

289

Entrevista con el Quím. Toribio Cueva López Oficina de la Subdirección de Saneamiento CESPT 6 de enero de 2010 [Vamos a empezar a grabar…] Luis Carlos López Ulloa (LC):_ Bueno, pues estamos en la oficina de la subdirección y saneamiento con el químico Toribio Cuevas López, él es el responsable de la propia subdirección de saneamiento aquí en la Comisión de Servicios Públicos. Hoy día 6 de enero del 2010 y como lo platicábamos antes de iniciar la conversación el químico, este, hay un cuestionario, una serie de preguntas aquí que quisiera plantearle y la primera de ellas tiene que ver con los pormenores biográficos en términos profesionales y su estancia, así es, su estancia en la CESPT, cómo ingresa, qué

responsabilidades tenía hasta hoy día, de forma muy general Toribio Cueva (TC):_ Muy general, muy bien. TC:_ Bueno, yo ingreso el 15 de agosto del ´79, ingreso al laboratorio a hacer análisis químicos de agua potable y aguas residuales, ahí estoy hasta el año del ´90, ´90-91, cuando me piden en la administración del Lic. Osuna que me

empiece a prepara e irme a la planta de tratamiento, una planta potabilizadora del Florido, estaba reciente la planta tenía pocos años operando, la operaba la federación y querían que la operar el estado y me pidieron que me fuera para allá. Finalmente me dejan la planta a partir de enero del 92, del 93, perdón, y me quedo a cargo de ella hasta el ´97, cuando se crea en el estado la Comisión Estatal de Servicio de Agua del Estado, que era la COSAE, por alguna razón la potabilizadora pasó a ser del Estado, dejó de ser de la CESPT y yo tuve una situación patronal y me fui a la COSAE, en ese inter, la estancia del Lic. Ruffo en el gobierno, pide que toda la gente que estaba en la COSAE, en el acueducto, no querían que tuvieran antigüedad, entonces por lo tanto, nos dejan sin antigüedad a
290

todo mundo, este nos pagan la antigüedad por decir algo, inicio de cero otra vez en marzo del ´93, en el ´97 se regresa la potabilizadora a la CESPT, otra situación patronal, pero ahora con la antigüedad del ´93, se crea el departamento de agua potable para mí, no existía, independiente de la subdirección de operación y mantenimiento. En diciembre del ´98, el Lic. Grijalva, me pide que la atienda el departamento de saneamiento, en aquel tiempo lo manejaba el químico Meléndez que renuncia y se va al gobierno del Estado a la Dirección de Ecología, entonces de diciembre del ´98 a mayo del 2001, como jefe del departamento de saneamiento y a partir de mayo del 2001 se crea la subdirección de saneamiento en la cual estoy ahorita, así que desde diciembre del ´98 como jefe del departamento a mayo del 2001 como subdirector de saneamiento a la fecha. LC:_ a ver entonces, lo que hacía o bueno lo que hace actualmente la subdirección de saneamiento estaba distribuidos en que aéreas, en que subdirección antes de que se creara en el 2001 la propia subdirección de saneamiento TC:_ a ver lo que pasa es que en la CESPT no existía el departamento de agua potable y tampoco existía el departamento de saneamiento todo lo maneja el departamento de control operacional, en aquel tiempo control operacional, maneja lo que era agua potable y lo que era alcantarillado, las plantas de tratamiento principales prácticamente la única que existía en aquel tiempo la manejaba la federación, o sea, o lo que es la planta de tratamiento de San Antonio de los Buenos la manejaba este la SEDUE, antes recursos hidráulicos y después la SEDUE, este, recursos hidráulicos se convierte en CONAGUA, pero en la parte de saneamiento se convierte en SEDUE, la secretaria eh…, no recuerdo exactamente las siglas, pero era de ecología pero del gobierno federal y la SEDUE opera entonces lo que es actualmente la PB1, la P de Playas y Punta Bandera, así se manejaba antes, la federación manejaba esas plantas y la ciudad de Tijuana manejaba todas los demás carcamitos chicos, hablando de saneamiento, el Estado y la CESPT manejaban también, pues la limpieza del alcantarillado y todo ese tipo de cosas y todo eso lo manejábamos en la subdirección de operación y
291

mantenimiento en una área de aguas residuales, estaban divididas como ahorita, como aguas residuales y agua potable, pero todo lo manejaban de ahí, cuando el Estado, cuando nace la COSAE, la COSAE como bien te dije en un principio, la COSAE toma el acueducto bajo su supervisión y operación y absorbe la potabilizadora y por esa razón yo me voy a la COSAE, pero la COSAE también absorbe lo que es el SATAR, sistema de tratamiento de aguas residuales, así se le conoció por muchos años, al SATAR, que era: PB1, P de playas, era este Punta Bandera la planta de tratamiento, eso fue con la creación de la COSAE que fue en el ´92 y a partir de enero del ´93, la COSAE se hace cargo de esa parte. Me regreso otra vez, en el ´97 en los tiempos cuando la SATAR se estaba ya construyendo, la federación, así como le entrega recursos hidráulicos el acueducto en el ´92, pues también le entrega, insisto a la COSAE, el SATAR a través de la SIDUE, en el ´96 si mal no recuerdo, en el ´96, en los meses de agosto y septiembre, octubre la CESPT recoge al sistema del SATAR, se lo quita de alguna manera a la COSAE y lo absorbe, entonces el químico Meléndez que estaba como encargado en aquella parte por parte de la COSAE también es absorbido y se crea el departamento de Saneamiento, entonces, ya no iba a depender, dependía de la subdirección de operación y mantenimiento todavía saneamiento, pero ya no dependía de control operacional, le quitaron a control operacional, la necesidad esa que tenía, no, se lo quitaron a control operacional. Control operacional deja de manejar lo que era el SATAR, más bien, este lo absorbe la subdirección y lo que era la PB1, si ya lo maneja operación y

mantenimiento ya lo empieza a manejar el departamento de saneamiento, lo que es la limpieza del alcantarillado, lo sigue trabajando operación y mantenimiento, haciendo recuerdos para el ´93 es cuando el agua potable se crea en enero del ´93, cuando un servidor se viene a la CESPT de Tijuana otra vez de regreso y crea el departamento, en esos dos años, en el 96-97 se crea el departamento de saneamiento y se crea el departamento de agua potable, los dos dependiente de operación y mantenimiento, se quitan algunas funciones que tenía control operacional y se dejan, y se crean los distritos y todo ese tiempo se crean en los ´90s y ya el mantenimiento de redes se dedica únicamente a las redes, entonces
292

se crea saneamiento para manejar el alejamiento principalmente no tanto del drenaje propio y el agua potable macro, manejar los acueductos y manejar las potabilizadoras, en, ah, como te decía entonces, eso fue en… ya la manera de cómo fue, en el ´97 agua potable, en el ´96 saneamiento hasta el 2001 que se crea la subdirección de saneamiento, ¿porqué se creó la subdirección de saneamiento? La visión del Lic. Grijalva fue, la relación con los Estados Unidos ya estaba tan fuerte, la contaminación, la planta de bombeo número uno en un problema, la conexión de emergencia con los Estados Unidos, este con constantes derrames y problemas, mucha problemática, ya los Estados Unidos no nos creían que lo que estaban invirtiendo en México, se estuviera invirtiendo, entonces el Lic. Grijalva ve esa necesidad o ve esa posibilidad de levantar de nivel lo que es el saneamiento darle más fuerza al saneamiento, entonces propone la creación de la subdirección, se propone en marzo y se autorizó en…, se propone en abril y se autorizo en mayo, hubo un mes por ahí de presentación de todo lo que los consejeros pidieron y finalmente se autoriza en mayo, entonces se crea la subdirección de saneamiento y de alguna manera [sonido de teléfono] también pensando en… [Sonidos de teléfono por segunda vez] como se llamara, el programa de pre-tratamiento que los Estados Unidos estaban muy insistentes, para ellos un programa de pre-tratamiento es controlar a la industria y de comercio, en México le llamamos control de descargas industriales, en Estados Unidos el control del pre-tratamiento, o sea que la gente que vaya a descargar al drenaje, descargue dentro de la normatividad [Interrupción de terceros, entrevistador contesta una llamada, pausa momentánea de la entrevista] [Silencio] TC:_ en que me quede… LC:_ en la…el programa, en lo que eh…[balbuceó] control de descargas TC:_ porque se crea la subdirección, principalmente por eso, por todos los apoyos que empezaban a darse de Estados Unidos a México, en ese tiempo ya se estaba

293

trabajando con la Línea Paralela, fue el primer gran apoyo que hubo, fueron 18 mil dólares que vinieron de los Estados Unidos LC:_ ¿ quién es la línea paralela, la línea paralela es la, mira existe una línea de conducción de la PB1, bueno, ya actualmente de la PB1 a Punta Bandera, los Estados Unidos, México con esa planta de bombeo, con esa línea de conducción, cualquier bronca que tuviera esa línea o esa planta de bombeo, todo se iba a Estados Unidos, tu dejas de bombear en la PB1 y ¡vámonos para Estados Unidos!, tienes una fuga allá arriba en la línea de conducción y dejas de bombear, porque vas a reparar, todo a Estados Unidos, pero Estados Unidos dicen, vamos a hacer más versátil el sistema de México, entonces proponen que se haga un estudio y que se vea y se propone una línea paralela, una planta de bombeo nueva y una línea nueva, para qué, para que si se daña una línea que la otra este de sustento LC:_ a ok TC:_ estas trabajando con una, y tiene otra más, pero se llama la obra paralela, no es reemplazo, es no funciona esta, opero con la otra, que pasa…[masculló y balbuceo], lo que pasa es que la historia, si quieres, nos estamos adelantando, pero la historia, tengo dos edificios en la PB1, porque nace en el ´61 la planta de bombeo, que es la PB1 LC:_ que es la conexión del ´65, ¿no? TC:_ pero la conexión de los Estados Unidos, es otra cosa, nace la PB1, para llevar el agua a Punta Bandera, pero no a la planta de tratamiento, a tirarla al mar LC:_ nada más que ahí donde esta Punta Bandera era la línea de salida, digamos TC:_ o sea, nace PB1 [sonidos de teléfono], nace PB2 y nace PB3, o sea PB1, PB2 Y PB3 [Interrupción de la entrevista por parte de entrevistado, contestó el teléfono]

294

TC:_ a lo mejor me voy a la historia, ¿no? en un principio porque si no ando revolviendo las cosas, ¿no? En el sesenta y… aún no recuerdo bien la fecha, en el ´65 puede ser o en el ´66, ahí está la placa en la PB1, por si quiere ir a ver la fecha, nace entonces el sistema de alejamiento sin la P de tratamiento, sistema de alejamiento de aguas residuales, nace bombeando el agua de la PB1 a lo que es la Alemán ahorita, donde están ahorita los electromecánicos, esa era la segunda planta de bombeo, agarraba el agua que le bombeaba la PB1, la agarraban ellos y la bombeaba a la PB3, que es la que está en el Matadero y la PB3 agarraba el agua y la bombeaba y la mandaba por un canal a cielo abierto hasta San Antonio del Mar, agua negra cruda, no había tratamiento, así PB1, PB2 y PB3, a esa PB3 se le unían las famosas línea cuatas, porque nace PB1, PB2 y PB3 y de PB3 hacia Punta Bandera, pues se hace una línea de conducción que se lleva el agua y finalmente donde está actualmente la cúspide ahí se unen y se van en un solo tubo, se van a un canal de cielo abierto, después y se van a San Antonio del Mar, pero existía una línea también de conducción de la altura donde están ahorita el Soler, agua que por alguna razón ni se iba para el lado del centro de la ciudad, que es la Independencia más o menos para que te ubiques o la otra que se vendría para acá por el cañón de las Palmeras, donde está el cañón, donde está la PB3, agua que vendría por arriba desde la Pancho Villa y que llega al Soler, esa para evitar bombeos, pues se agarró y se metió a otra línea y se metió para que se lo llevara, este, también a San Antonio del Mar por gravedad esa no ocupa bombeo, viene desde la Pancho Villa baja hasta el Soler, se va por los cañoncitos, luego el cañón de los Laureles y se va hasta Punta Bandera y esa es por gravedad. A esas líneas, eran dos líneas se le llaman las líneas cuatas; una de veinte y de veinticuatro pulgadas esas son las famosas líneas cuatas, son las viejas de la ciudad, las que alejaban el agua hasta Punta Bandera, bueno, las líneas cuatas llegan únicamente hasta lo que es la cúspide y de ahí se van a un tubo grande, se une todo y por ahí se van hasta San Antonio, entonces por un lado el agua que viene desde la Pancho Villa llegaba y se unía en lo que es la cúspide ahorita, por

295

el otro lado PB1, PB2 y PB3, unían en ese mismo punto todas las aguas y se iban hasta San Antonio del Mar, agua negra completamente La 270, la acta 270 es la que ya de alguna manera menciona, pues, el acta 270 que México deberá de resolver el problema porque en esos años, el excedente de agua antes de los años 80´s, hablando de los 60´s y 70´s, el excedente de agua se tenía que ir algún lugar. La planta de bombeo número uno tenía cierta capacidad, entonces el excedente de agua para que no estuviera por encima se conectó, no recuerdo el año exacto en que se conectó, pero se conectó al sistema de San Diego, entonces hay una línea,[sonido de teléfono, esa si es la línea de emergencia, ¿no?. [Interrupción de la entrevista, sonidos de teléfono y ruidos varios] TC:_ Al sistema conectado con San Diego, te digo no recuerdo yo los años en que haya nacido, pues, pero en los años 60´s-70´s, después de arrancar este sistema nuevo para México, porque antes de eso México no tenía como sacar el agua, antes de eso el agua se iba por una línea a Estados Unidos, estamos hablando de antes de los años 60´s México cómo sacaba las aguas negras sino tenía bombeo, lo único que existía eran las cuatas que salían de allá de la Pancho Villa y esas si se iban para allá, pero el agua que tenía México, por ahí existe un documento que Lupe, estaba buscando, existía una línea de conducción hacia Estados Unidos. LC:_ pero conducir, cuando se habla de conducir implica el tratamiento o nomas llévate el agua [ balbuceo e interrupción por parte del entrevistado y entrevistador] TC:_ que hacia Estados Unidos, ahí te van las aguas negras, Estados unidos pues no la podían tirar al mar, verdad, Estados Unidos es Estados Unidos, estos habían tenido un sistema que lo agarraba no en San Ysidro, sino un poquito más hacia el norte y lo bombeaba hacia la planta que fuiste a ver de Point Loma, o sea, lo mandaba a donde, te acuerdas a la PB2 que ellos le llamaron, a la zona más baja que, este… a la zona del aeropuerto por la bahía y pues lo bombean ellos hacia
296

arriba, entonces Estados Unidos se encargaba de eso, entonces fue cuando, entonces en los 70´s, en los 60´s, pues que ya nace esto, en los 60´s ya nace la PB1 y pues ya se deja de utilizar esa línea que iba hacia los Estados Unidos LC:_O sea, esa, esa… porque según la minuta que es de 1965, era… lo que dicen ahí, bueno, que están preocupados [sonidos onomatopéyicos] por el ambiente, las aguas negras, entonces, bueno a ver, pues si ustedes no

pueden solitos, venga, bueno, conéctenlos y se conectan y era una línea que se lleva toda el agua de Tijuana o un excedente… TC:_ toda el agua de Tijuana con excepción de la que está en la zona costa, con excepción de la que te digo, de las cuatas, es que si no había bombeo en la PB1 no había manera de que se fuera, todo se va por gravedad hacía los Estados Unidos, entonces ya nace la PB1, pero fíjate todavía no nace precisamente en esos tiempos, la PB1, te digo no recuerdo el año cuando nace, pero la PB1, PB2 y PB3 es el sistema viejo de Tijuana, ya de bombeo, ya de sacar, sin embargo, ese sistema viejo de Tijuana, Tijuana tiene un crecimiento explosivo, un crecimiento muy grande, constante, constante, contante, constante, entonces llega el momento en que la planta de bombeo también es insuficiente y se hace la nueva conexión de emergencia, porque la línea de conducción llega por la avenida Internacional hasta la PB1, de ahí se toma a una base y se conecta a una válvula hacia los Estados Unidos y así Estados Unidos se lleva las excedencias, todo lo que yo no podía bombear, en los años 70´s todavía, Estados Unidos, Estados Unidos, Estados Unidos. Nace la 270, oye México, ¡no chinges!, ponte a trabajar, haz otra cosa, entonces en los años 70´s, este, México hace la otra planta de bombeo, inicia con la obra de la otra planta de bombeo, entonces aquí tienes la PB1, pero aun ladito hacen la otra planta de bombeo, pero ya después de los 70´s. ya entrados los 80´s cuando empieza toda la obra, a todo lo que da y se hace una planta de bombeo nueva, pero conectada a la misma línea de conducción, miento, perdón [enfatiza], se hace una nueva línea de conducción, ya no usas la PB2 ni la PB3, haces una línea de conducción directamente hasta San Antonio de los Buenos, entonces qué desaparece , desaparece la PB2, o sea, ya en los 80´s,
297

cuando ya arranca la PB1 nueva, le voy hablar, [...] tu ahorita las conoces como a la A y B, no sé si sepas cuál es cual, no, la PB1-B fue la original, la PB1-A, nace en los 80´s, ya con la acta 270. LC:_ la que rehabilitaron… la que rehabilitaron el año pasado TC:_ Por eso nace la PB1-A y nace con una línea nueva de conducción que cruza por el Soler, la torrecita esa bonita que se ve allá arriba es parte de la línea de conducción, atraviesa por en medio del soler y se va hacia la orilla y luego ya al fondo donde están los soldados se sube a la cúspide y por ahí se va hacia el mar, pero ya nace esa PB1 con la planta de tratamiento en los 80´s LC:_ que no es Punta Bandera TC:_ que es Punta Bandera, ya nace el SATAR ahora si en 80´s, esa planta de tratamiento se arranca en los 80´s, entonces ya existe la PB1-B y la PB1-A LC:_ o sea, entonces hasta los años 80´s comienza a tratarse el agua en… TC:_ exactamente, en Tijuana LC:_ digo en Tijuana, específicamente a tratar el agua en Tijuana TC:_ específicamente en Tijuana TC:_ se hace una plante de tratamiento de 750 litros por segundo, que es Punta Bandera, LC:_ que es punta Bandera TC:_ que son las lagunas de oxidación, las construyen con la SEDUE, pues, la secretaría de desarrollo quien sabe que, urbano y ecología, la Secretaria de de Desarrollo Urbano y Ecología, entonces, este, se construye ahora si esa línea, qué existe entonces para el año ´85, existe la PB1 viejita, que actualmente es la PB1-B y existe la PB1-A nueva y existe la conexión hacia los Estados Unidos, entonces en ese mismo momento

298

LC:_ Esa misma conexión es la de los años 60´s TC:_ Esa misma conexión, ahorita todavía… LC:_ bueno, lo agilizamos TC:_ No, vamos a hablar del origen, me voy a poner en mi mente, en el rio Tijuana y se abre y se va a los Estados unidos de este lado que era la como se llama… , a mi derecha si voy hacia el norte quedaría nueva Tijuana y a mi izquierda quedaría, este, los bomberos, si, por algún lugar de ahí esa parte, toda la zona ahí llegaba ese punto y ahí cruzaba a los Estados Unidos, se iba por una línea hacia los Estados Unidos en un origen, estoy hablando de los 40´s, 50´s, 60´s ya cuando nace la PB1 en los finales de los 60´s, entonces ya se hace una línea que se va a la PB1, PB2 y PB3, ya se va por la línea internacional, viaja por México la línea, entonces ya en ese momento para una conexión de emergencia ya se conecta con ese tubo hacia allá y se olvida del de acá, desaparece el otro tubo que iba a los Estados Unidos y queda el tubo nuevo conectado hacia una planta de bombeo de Estados Unidos que lo llevaba a la planta de Point Loma, te queda claro. LC:_ [sonidos onomatopéyicos] TC:_ Llega PB1-B, que actualmente es la viejita, la número uno, la original, este y es otra vez PB1, PB2 y PB3, en los 80´s llega la PB1-A, estamos al revés, verdad, primero a la PB1 –A, nueva la planta, esa conexión hacia Estados Unidos pues deja de utilizarse, la planta nace, pues, con equipos de bombeo nuevos, con una planta de tratamiento allá arriba de 750 litros por segundo de capacidad. ´85, llegan los años, sigue creciendo Tijuana, el ejemplo que te puedo dar muy fácil, es el temblor del ´85 en México y hay un boom, sale la gente del D.F. y nos llegan mucha gente a Tijuana, trabajadores, me acuerdo que yo recibí gente donde estaba trabajando después en el Florido que venían de allá, precisamente porque se salieron de la ciudad de México se vinieron a trabajar para acá, trabajadores de la federación y todo lo que tú quieras, bueno creció mucho Tijuana, sin mentirte otra vez pero a principios de los 90´s ya había otro problemota, [sonidos
299

onomatopéyicos] la PB1-B, pues ya no funcionaba, ya no tenía equipos, ya estaba fuera y la PB1-A es la que estaba operando y empezaba a tener todos los problemas del mundo, en el ´85 se arrancó y ya para los 90´s , pues ya no se la acaba con la cantidad de agua, entonces se empezó a volver a abrir la conexión de emergencia en horas pico, en días problemáticos y en todo ese tipo de cosas, eso ya fue en la 270, ya construido todo el sistema SATAR con 750 litros por segundo, entonces para los años 90´s se empieza la problemática que es demasiada el agua, que Punta Bandera se construye únicamente el primer modulo de 750 y la promesa de México es hacer el segundo de 750 allá arriba LC:_ Otro adicional LC:_ Otro adicional TC:_ Para llegar a la planta 1500 litros por segundo, incrementar la capacidad de tratamiento, con 750 se saturan pronto, no tengo ahorita el numero en que años se satura, se satura pronto, en los años 90´s empieza el problema otra vez, o sea, lo que se iba solucionado por cinco años, a los seis, siete, ocho años era otra vez, otro problema, entonces ya para los 90´s vuelve haber otro problema, qué

hacemos con el agua otra vez, ya es demasiada. Estados Unidos sigue recibiendo agua por la conexión de emergencia y nosotros bombeando todo lo que podemos por la PB1 y Punta Bandera con una capacidad de 750 litros, donde yo podía bombear hasta 1500 litros, pues Punta Bandera estaba, empieza estar excedida en cantidad y a tirar agua negra al mar otra vez, entonces otra vez, todo el esfuerzo que se había hecho en pocos años, se vuelve a hacer un problema, entonces viene el acta 283, donde se estipula que, bueno, México ponte a trabajar, nace la PBCILA y la PBCILA lo que hace es tomar el agua del rio para que ya no esté cruzando el agua hacia Estados Unidos y que se meta al sistema de aguas negras. La PBCILA se construye en el ´91 para agarrar todas las aguas, es más se estipula en la minuta que no pueden cruzar ya ni aguas crudas ni tratadas para los Estados Unidos, todo se tiene que recoger con esa planta. Estados Unidos pone una buena cantidad o toda la cantidad y se hace esa línea, toma el agua del rio y la mete al sistema de agua negra para que todas las fugas
300

que tu tuvieras acá arriba, una vez que está todo el rio canalizado no fuera a Estados Unidos y se estuviera metiendo al sistema, entonces se vuelve ya crucial que la PBCILA no deje de operar todo el año, excepto cuando llueva y de alguna manera, verbal se queda de acuerdo que no pase, cuando pase los 500 litros, porque venga las lluvias, pues, entonces estar perdonado para el bombeo aparte de que baja tierra, baja lado, baja arena, baja mucha basura, pues se mete al sistema de bombeo y nos daña los equipos, entonces en ese punto si estás perdonado, así quedan las reglas. Nace la PBCILA, entonces se reúnen las autoridades, los niveles y dicen; vamos a hacer el segundo modulo de Punta Bandera, fue cuando nace, entonces la idea de internacional, porque México dice, oye yo estoy bombeando 150, 120 metros de altura alejándola 5 kilómetros, tratándola allá lejos, yo me prefiero hacer la planta en el Alamar, es la historia que yo les he contado, no, entonces México dice yo voy hacer mi segundo modulo en el Alamar, yo prefiero hacer la acá, LC:_ Ya, o sea hacer una planta de tratamiento igual a la de Punta Bandera, ¿no? un modulo igual TC:_ Un modulo pero en el Alamar, LC:_ Pero eso cómo, o sea, en pleno lecho del rio, era… TC:_ claro, cuando hablamos del Alamar, hablamos de un arrollo que obviamente lo podemos hacer en el lecho del rio, tenemos que buscar un terreno adecuado, lo que pasó ahorita en el Tecolote, la Gloria, por ejemplo, o sea, se buscó el sitio más adecuado y resulta que el sitio está peligroso, los ingenieros hacen las adecuaciones para que el arroyo de alguna manera se desvíe y no dañe las partes, lo mismo era ahí, el concepto de hacer la planta de tratamiento en el arrollo Alamar era evitar bombear hacia Punta Bandera y México de alguna manera la soberanía nacional, pues, dice yo lo hago en mi México y el afluente lo pierde el arrollo, pero el arrollo, es un decir, tirar el arrollo, por que se va al río Tijuana y después está la PBCILA y ahí está todo y pues finalmente llegan al acuerdo, de que ok, no, no hacemos la planta en Punta Bandera, pero la hacemos en Estados
301

Unidos, entonces nace el proyecto de la PITAR, entonces en los años 90´s entonces nace el proyecto de hacer la planta en los Estados Unidos, nace y se construye en los Estados Unidos, en ese inter también desde, de estar haciendo la planta de tratamiento, también nace, porque la 283 habla de la Planta internacional, la 296, creó ya, por ahí, ya habla de la operación y mantenimiento de la planta internacional, pero también habla de las líneas paralelas, una de ellas ya habla de las líneas paralelas, entonces en ese momento ya reunidos los dos países, se decide construir la planta en Estados Unidos, se tarda, todo lo que tú quieras, pero en todos esos años del ´91, ´92.´93,´94,´95,´96,´97, vaya, es un mundo de agua que México no pude manejar porque tiene una planta de bombeo, de que aparte, estamos hablando de la PB1-A, ya habían pasado 10 años del inicio de su operación, ya se convierte en otra planta vieja LC:_ Estratégicamente se vuelve obsoleta, no obsoleta… TC:_ pues se estaba dañando, los equipos están batallando mucho, que hubo muchos problemas con los equipos, somos una de las pocas ciudades que bombeamos aguas negras arriba de cien metros, es un problema, pregúntale a los mecánicos que se dedican a eso, es un problema siempre los equipos, PB1-B y PB1-A, ahora, esta ya no existía, PB1-A, ya se empieza hacer obsoleta, no poder bombear el agua, tenias que bombear 1500, nada más vas a poder bombear 1300, 1200 máximo, el excedente hacia Estados Unidos, otra vez, obviamente nace la idea de hacer la planta internacional, bueno, en eso que están construyendo, qué va a suceder en el futuro cuando tenga que pasar algún problema, en tu línea de conducción, qué va a suceder y qué va a suceder si una planta ya está muy mala, la PB1-A, entonces, México le pide a Estados Unidos, otra vez, pues, lo meten a la solicitud de dinero de Estados Unidos y se aprueban 18 millones de dólares, 16 millones de dólares para las líneas paralelas, qué son las líneas paralelas, rehabilitar la PB1-B, o sea, la original de los 60´s , hacer la nueva la PB1-B, hacer una línea nueva de conducción completa que llegara hasta la planta, que se metiera al sistema y que una línea nueva que fuera a descargar al mar, porque la planta está a tres kilómetros de distancia de la descarga,
302

entonces hay otra línea de conducción más allá, entonces, esa es la línea paralela, construir, rehabilitar la PB1, la PB1 vieja que en este caso era la B, para eso ya llevábamos la PB1-B, PB1-A y vamos con la PB1-B prima, vamos a hablar así, no, cuando, pues en el año ´95, ´96 se pretende todo eso y se inician las obras de todo esto como en el ´98, más o menos, ´98, ´99 se arranca ya todo, para esto la planta internacional, pues tenía construyéndose desde el ´95, la planta internacional arranca con sus pruebas en el 97, entonces, empieza a dejar de usarse la línea de emergencia, hace sus, pruebas, hace sus pruebas y oficialmente, empieza operar la planta de tratamiento en diciembre del ´98, casualmente cuando yo me vine, cuando se crea, cuando yo me vine a saneamiento, en esos momentos, estábamos este arrancando oficialmente la planta internacional, se arranca la planta internacional, qué hace la planta internacional, pues mete agua, deja de meter agua hacia Point Loma y alivia la PB1-A, entonces estamos hablando del ´98, pues, bueno ahí hay 1100 litros por segundo acá, acá hay un ejercicio del cincuenta con más una tranquilidad donde bombeábamos poco agua ya se solucionó el problema por lo pronto, pero estamos construyendo una planta de bombeo nueva también, estamos en los estudios y todo ese rollo, finalmente se termina esta obra paralela, en lugar de, estamos hablando de 16 millones de dólares, la obra costo 20, 22 millones, México pone el resto, que lo derechos de los terrenos, lo que siempre sucede, que salen más caras las obras, bueno, lo que haya costado, se rehabilita la PB1-B, se hace una línea de conducción y tienes una planta de tratamiento nueva que en Estados Unidos, Estados Unidos dijo ok, te doy 16 millones de dólares con el compromiso que tú rehabilites Punta Bandera y que tú rehabilites la PB1-A y que tu revises la línea de conducción, la vieja, no, porque yo te voy hacer una nueva, entonces de regreso, ´98, ´99, 2000, en el 2000 ya tengo una planta de tratamiento nueva en Estados Unidos, tengo una nueva planta PB1-B, yo la arrancó en el 2001, lo recuerdo muy bien, la arrancó en el 2001 la planta, la echamos a volar, entonces, si habló del 2001 ya terminada de construida, PB1-B rehabilitada, habló de una PITAR que tiene ya tres años operando, habló de una línea de conducción nueva hasta Punta Bandera con una planta de Punta Bandera de 750 litros por segundo,
303

compromiso de la CESPT de rehabilitarla a 1100 litros por segundo, entonces la CESPT hace el proyecto ejecutivo, lo paga, alguien viene, lo contratamos y se inicia con la obra de de tratamiento su rehabilitación, la planta se termina en el 2003, aproximadamente, o sea para el 2003 entonces que tengo; PB1-B rehabilitada, ya llevo tres plantas, no, tengo PITAR con cinco años de antigüedad y tengo una planta recientemente rehabilitada para 1100 litros por segundo donde hay tres, llega, en este momento no hay problemas, tengo una planta nueva, tengo esto y tengo esta rehabilitada, la PB1 nueva y a la fecha no tengo ya problema de la cantidad de agua, bueno si tengo el problema de la cantidad del agua, miento, pero como otra vez vuelve a empezar a crecer la ciudad y la ciudad, ya se queda la planta internacional al máximo, pero la PB1, empieza a sacar agua que excede la capacidad de Punta Bandera, lo que llega a Punta Bandera es PB1, el Matadero, los Laureles, Playas de Tijuana, empieza a exceder paulatinamente la capacidad de agua, la capacidad de tratamiento de Punta Bandera, se empieza a exceder, exceder y exceder, ok, entonces, qué tiene que hacer México ya tiene más de 1100 litros por segundo Punta Bandera, ya tiene 1000 litros acá, pues empiezan las construcciones de otras plantas de tratamiento en la ciudad que debió de haber estado en el año 2000, perdón, miento en el 2000 se habían empezado, se habían pretendido con el paquete siete del crédito japonés y mira estamos en el 2009 y no se ha terminado, casi, casi 10 años después, si se hubiera estado antes, le hubiera no existe, pero si hubiera estado antes, pues no hubiera el problema de tanto tiempo excedido en Punta Bandera. Bueno vámonos a la actualidad tengo una excedida en Punta Bandera, nos vamos al 2009, si quieres, tengo una excedencia en Punta Bandera todavía tengo al máximo la Internacional, tengo una línea, una planta de bombeo – A prima que rehabilito este año con qué objetivo lo rehabilito. Todo lo que va por el rio Tijuana y todas las plantas de tratamiento que van a descargar al rio para que no crucen a Estados Unidos habría que separarlas, se construye el sistema de alejamiento de aguas superficiales, el famoso SAS, se separan las aguas antes de llegar a la PB1, ahora ya no voy a tener esta utilidad en la PB1, ese es el problema, los Estados Unidos nos dieron dinero para crear una versatilidad, tener dos plantas de bombeo donde
304

yo nada más ocupara una y que la otra estuviera de respaldo, pero ahora porque hacemos esto, porque vamos a utilizar las dos al mismo tiempo, si se puede, siempre y cuando las dos estén completamente separadas, esta me va llevar el agua tratada, que está tratándose en Monte de los Olivos, en la Morita y el agua que viene de Tecate que también es agua tratada, toda esa agua separarla ya de las aguas negras, estamos haciendo un trabajo doble ahorita antes de esto, mandándolo a Punta Bandera o ensuciándola con aguas negras, también por qué, porque de esa manera le quito carga a Punta Bandera, Punta Bandera ya no va a tener los 1400 que ahorita tiene, le voy a quitar 500, me voy a quedar con 900, me voy a quedar con 1000, entonces Punta Bandera es probable que solita empiece a dar su calidad, no lo voy a probar hasta que arranquemos esto y esto no lo hemos podido arrancar lamentablemente por cuestiones eléctricas, después porque el PIRE llegó y nos destapó la parte del tubo y hasta este fin de semana me lo termina y el lunes debo de estar arrancado esta línea, qué tengo ahorita entonces, PB1-B, de alguna manera nueva, puedo decir, rehabilitada desde el 2001, operando, ya está cumpliendo 10 años, 9 años, ya va a suceder lo mismo que antes, o sea, a los 10 años, las plantas empiezan a batallar, ya se me han quemado varios motores, ya me hemos estado batallando mucho con estos motores que eran los nuevos en el 2001, bueno, pues yo se que en 5 años más va estar con muchos problemas esta planta, vamos a tener que cambiar equipos o algo, pero, bueno, nace esta también nuevecita, ésta también ya se rehabilitó, entonces esta todavía no arranca, estamos, que va a suceder en un futuro Luis Carlos, mira, yo voy a tener dos sistemas separados; uno se va a meter a Punta Bandera el otro no, pero en un futuro, en un problema que yo tenga en cualquiera de las dos parte del bombeo, no va a importar de alguna manera dicha, que tu revuelvas las aguas negras con las aguas limpias, siempre y cuando las metas a Punta Bandera allá arriba, o sea, en un futuro yo tengo algún un problema aquí en la PB1, A o B pues toda el agua, la cambio y la llevo a una sola planta, porque cuando me decían qué voy hacer con el agua cuando crezca, lo que pasa que es la misma agua yo les decía a mi primo espero que lo comprendas, el agua que se está generando en Tijuana ahorita toda la manejamos entre la PITAR y la PB1 y
305

es la PB1-B, que va a suceder cuando arranque la PB1-A, pues se van a repartir en tres, cuando ya tenga todos los tubos de allá de la zona Este y que ya no pase el agua por el suelo y se infiltre toda el agua va estar en tubos, a lo mejor crece un poquito más porque ya no se va estar infiltrando y evaporando, pero es la misma agua, si ahorita manejamos en la PB1- PITAR, la suma de los dos 2200 litros por segundo, pues el año que entra manejaremos 2300, pero en tres plantas de bombeo, qué ventaja tiene, pues que van a estar estas más tranquilas, nos conviene por costo que los Estados Unidos nos sigan tratando toda el agua que puedan porque aquella nada mas, aunque me cuestan, de alguna manera allá me subieran el costo, pero no más me prestan cincuenta y cinco, cincuenta y cuatro, cuenta y tantos centavos americanos, setenta y tantos centavos mexicanos, acá en México si lo la llevo a Punta Bandera, ponle que me cueste lo mismo setenta centavos mexicanos el recaudamiento u ochenta centavos, pues está barato en Estados Unidos, pero la tengo que bombear un costo más, otros cincuenta centavos, ya subió del precio, entonces, las instrucciones son de que el máximo de la internacional, porque es más barato, aunque finalmente paguemos más a Estados Unidos sale más barato que bombearla y tratarla allá arriba, entre más agua yo le mande a ellos para acá, fíjate bien, de ahorita de los 2200 litros por segundo que se bombean de ahí más otros 300 que salen de allá, 2500 litros por segundo total, hablando de ese número que llega Punta Bandera-PITAR, 1400 allá, 1100 acá, qué va a suceder, 1100 acá, 500 por fuera y 900 a Punta Bandera, entonces, el bombeo va a seguir siendo el mismo, señores, el costo de bombeo sigue siendo el mismo pero con dos plantas de bombeo, si, es lo mismo, el costo de bombeo va a seguir siendo el mismo, pero el costo de tratamiento va a disminuir, voy a dejar de meter agua a Punta Bandera, va a pasar por ahí nada más por ahí el agua y se va a ir al mar, así a grandes rasgos con historia, es como nos hemos ido, de cómo ha ido naciendo cada cosa, no sé si me falte algo, este, pero hemos manejado todo esto, ¿no? LC:_ tengo una pregunta, en las obras estas de los 80´s, el BIT BANOBRAS hay obras para saneamiento, hay obras para plantas de tratamiento o hasta los 90´s se empieza a dar
306

TC:_ Hasta los 90´s de habla de saneamiento, realmente el BIT BANOBRAS que vino hacer, el BIT BANOBRAS vino a meter tuberías dentro de la ciudad para darle agua a la ciudad, para darle agua a la sociedad, antes de los 90´s la cobertura de agua, estaba, de los 70´s estaba 80 por ciento o más abajo, el 50, 60 por ciento de la sociedad tenia agua en los 80´s, llega el Programa del BIT, que se nace como en el ´90, algo así, entonces empiezan los acueductos principales, empiezan las zonas internas de la ciudad, las venas, no tanto la vena principal, porque la vena principal es el acueducto, la red hidráulica de la ciudad en agua potable se crea y los colectores principales para que vayan a bajar, entonces, por eso tenías mucho escurrimiento en el rio, que fue cuando nace la PBCILA, tenías cuando sale el BIT BANOBRAS, pues, obviamente metes mucha agua a los tubos, tienes mucha más agua en la PB1 y no existía la PITAR, tenias un excedente de agua así muy rápido, pues, porque cuando meten los tubos, pues, conduces toda, ¿no? así es, si porque en el BIT BANOBRAS LC:_ Si porque empiezas a genera más agua a la ciudad a partir de que hay agua disponible TC:_ Así es TC:_ Que pasa en la colonia x de la periferia de la ciudad que no tenia agua ni drenaje, le llevas con el agua y no le llevas el drenaje, sino le llevas el drenaje, qué tiene, fosa séptica, sino tiene fosa séptica, la tira en el arroyito y mucha de esa se infiltra y mucha de esa de va, entonces esas aguas no pueden ser igual, pero que pasa cuando ya también le pones el drenaje, o sea, llega el BIT BANOBRAS, mete mucha agua, mucha agua, mete drenaje pero no igual y viene el crédito japonés a remediar y sabes que ahí te va el agua que te faltaba, ahí te va todo el drenaje que te faltaba y las plantas de tratamiento LC:_ entonces está más orientado a la cuestión alcantarillado y saneamiento TC:_ traen un paquete cinco que es el del agua, pero no era tanta la necesidad de agua

307

LC:_ ya el BID-BANOBRAS había echó esa parte TC:_ así, es, pero, sin embargo, sucede lo de siempre, primero se hace el paquete cinco de agua y después lo de drenaje y después lo de tratamiento, entonces lamentablemente en México así es, el crédito japonés empezó en el 2002, 2003 y estamos en el 2009 y apenas estamos terminado una planta, o sea, les das agua a la sociedad, la sociedad te genera más agua negra, no tienes como conducirla, la conduces ya, pones los tubos, los están poniendo y todo y hasta ahora empiezas a termina la planta de tratamiento que faltaba, o sea, afortunadamente creo yo que en el 2010, vamos a tener capacidad para tratar el agua que podamos nosotros meter a los tubos que va a ser casi toda. LC:_ Entones esta complejidad, es la que de alguna forma también es otro factor que genera, el que el saneamiento de agua que estaba dentro de una subdirección, un departamento subdirección propiamente TC:_ Esa es la visión que se tuvo, que visión se tenía, yo también la tenia así en un principio, o sea, como Estados Unidos, ahorita que fuimos departamento de agua, departamento de wastewater, así de mal de llaman y el en wastewater están recolección, esta tratamiento [sonidos onomatopéyicos] yo debería de tener todo el sistema de aguas residuales desde que sale el agua del drenaje de la casa, la debería tener saneamiento, de alguna manera el departamento de aguas negras como tú le quieras llamar y que agua potable se dedique y especialice en agua potable y que el otro se especialice, el problema de nosotros es que todo lo estamos haciendo por etapas, no lo podemos hacer todo al mismo tiempo, así como hemos ido dando agua potable, despues drenaje, y ahora plantas de tratamiento, bueno, hablando de esto rubro, después sigue el re-uso, verdad, bueno en el otro caso, en el otro caso, si yo separo ahorita el drenaje del agua, tengo la ciudad dividida en distritos, como le hago en los distritos LC:_ O sea tendrías que tener que hacer como, distritos este… dúplex adquiera otra dimensión ya como

308

TC:_ Duplex, exacto, como le hago, ahorita como le hago, como que ahorita todavía no estamos LC:_ Cuando se generan los distritos en los 90´s TC:_ en los 90´s LC:_ ahorita tiene que casi, 10, 15 años, digamos en que el distrito funciona de tal manera que atiende los dos casos TC:_Y ahora cámbiale la onda, a batallar en un principio LC:_ precisamente va generar un problema TC:_ va a batallar al principio, exactamente, entonces operativamente no funciona, debo decirte que en 2007, cuando estaba Zamorano y José Díaz, José Díaz, dijo oye Carrillo, tienes razón, pero como le vamos hacer, no que, José decía, el subdirector de construcción en ese tiempo decía, decía, cómo no, que el jefe de distrito se encargue de los dos, es inoperante, cómo, cuál va hacer, este, si el mismo jefe de distrito iba depender de operación y mantenimiento y de mi LC:_ evidentemente te iba a decir a quien le hago caso TC:_ ¿Cuál es la prioridad?, me explico LC:_ Si, si, si TC:_ Es inoperante, lo quiso hacer, yo creo que eso tenían en mente de alguna manera se puede manejar algo así, más bien tenemos que buscarle cómo hacerlo, la verdad, que si tenemos que buscarle cómo hacerlo, para que haya las cuadrillas especializadas dependiendo de alguien y las cuadrillas especiales dependiendo de otro lado LC:_ que están juntas en una operación de saneamiento, entonces, digamos hasta donde veo, están atendiendo la parte macro del sistema, digamos, en términos de tú lleva agua a las plantas y lo que tiene que ver por supuesto con Estados Unidos, en términos de la PITAR, ¿no?
309

TC:_ así, es, ¡aha!…, así es y ya te queda claro LC:_ si, TC:_ yo me encargo, por eso mi departamento es alejamiento, que es alejamiento, dame el agua Jorge en los tubotes y yo la alejo, yo me la llevo, yo la dispongo, por llamarle alejamiento, o sea, puede haberse llamado disposición, puedo haberse llamado de otra manera o departamento de aguas negras y punto, ¿no?, cómo sea, pero aquí hasta ahorita ese fue el nombre que le dimos, puede cambiarse, puede pensarse diferente, se llama alejamiento porque todo lo que es, porque fíjate como están en los procesos de CESPT, viene el agua cruda, hablando de agua potable de agua que venga y luego pasa a potabilización, después pasa a la distribución, sí, eso lo debería hacer agua potable, pero después viene la recolección y de alguna manera de alejamiento y finalmente la disposición [ interrupción de terceros, pequeño lapso de silencio] LC:_ A ver entonces, este bueno, entonces la cosa acá es que está claro que conforme se vuelve más complejo los 80´s, 90´s el asunto de la distribución de agua o de la disponibilidad de agua a la ciudad, luego viene este ciclo que usted decía, no, de disponer del agua, tratarla y ahora esto del reuso, ¿no?, sería como una cuarta fase TC:_ si, obviamente, lo primero que el gobierno se ha preocupado primero es que al menos la gente tenga agua y si nos vamos a las 80´s, pues era, fue el objetivo el del BIT BANOBRAS, no, pues es que dale agua a la gente, después vino, viene el crédito japonés, sabes qué ya le diste el agua a la gente ahora recoge el agua y trátala y como una siguiente etapa, insisto, viene el reuso, ahora, mira, en el momento, en tiempo y lo recuerdo así, en tiempo del agua potable era lo fuerte, no, en el tiempo del drenaje, qué era drenaje, planta de tratamiento la que quieras, o sea, no, en los 80´s, 90´s, a principios de los 90´s no hubo una revisión efectiva en la república, estoy hablando no nomas aquí, de que planta de tratamiento estás haciendo, que tamaño, digo había sus excepciones, hay gente que con años Monterrey es un ejemplo, ha tenido tratamiento desde hace muchos años, pero
310

en la república en general, no, tráele agua a la gente, recoge el agua y tírala donde puedas, de alguna manera dicha, después viene el tratamiento, lo más barato posible, pero lo más barato posible no era la solución y vienen las plantas obsoletas, los elefantes blancos, se construyen y ya no se operan, entonces llegó el momento en que decidimos que es la planta de tratamiento que debemos de tener hablando de Tijuana, entonces decidimos que proceso es el qué más funciona aquí en la ciudad, el cual nos funciona y llegó un momento en que dijimos, este proceso y este proceso empezamos a modificarlo, era aquí en la subdirección con apoyo de los contratistas y todo el mundo y empezamos a meter equipo nuevo y todo eso y nos dimos cuenta que las partes eran muy nobles con la calidad del agua, el siguiente paso fue, de qué manera tengo esta misma calidad del agua con menos dinero, entonces el objetivo después fue buscar los mejores equipos, ya que habíamos probado: A, B. C, pues escoger el que tenía el mismo resultado con el menor costo y ya que revisamos y tenemos esto, ahora sí ya decidimos cuál y cómo y todo, bueno insisto tenemos años haciendo, pero vamos al re-uso, entonces es donde nace el proyecto morado y del proyecto de llevar agua a la ciudad y a empezar a reusar poquita agua, el ejemplo del Real de Mar, del ejemplo del Campestre, el ejemplo de Punta Bandera. Bueno vamos haciéndolo, el problema, te soy sincero, el problema es que el reuso, por un lado reusar agua y sustituirla para agua potable, como agua potable, pues es muy bueno, el problema es llevarla al sitio, al final no es tan redituable o no es redituable el reuso, al final el reuso para la empresa o la CESPT, vaya no le conviene hacer el reuso, porque están metiendo millones de pesos para líneas de conducción para tratar 2200 litros por segundo le meten millones de pesos, pues al final sacas el costo por metro cúbico, pues oye, como que no se justifica, no, al menos de que tengas manera de cómo regresar esa agua para agua potable, eh, proyectos macros, proyectos grandes como esta ahorita el gobierno del Estado llevando al Valle de Guadalupe, pues es, este, la verdad es, es que para serte sincero se me hace carísimo llevar una agua al Valle de Guadalupe y que te cueste 10, 15 pesos por metro cúbico con toda y la obra y todo, operación y mantenimiento, a lo mejor y estoy equivocado, no, pero te lo van a pagar, van a
311

ser de millones de pesos lo recibos de los agricultores, cuando ahorita no les cuesta un cinco el agua para el vino, o sea, hablando de ese proyecto, o sea, la verdad es, es que, es algo que el gobierno tiene que pensarla muy bien, yo creo que no se hacen las cosas por hacerse, ¿no? pero que se van a revisar bien y se van hacer, este pero, ese es el macro, a lo mejor no es conveniente hacer un reuso, no es que no sea conveniente, o sea, redituable yo creo que no lo es LC:_ no lo es ahorita TC:_ no lo es ahorita y si hubiera dinero que sobrara o que hubiera y que al país le conviniera, pues hay que hacerlo, porque eso te resuelve y sobre todo en una zona donde no hay agua, se vuelve redituable porque aquí cuesta 35 pesos el metro cubico y aunque pagues 15 por el de agua tratada, es menos de la mitad, por eso, para industriales es muy bueno, yo le entro, pero no somos una ciudad industrial, si promoviéramos el reuso del agua tratada a zonas industriales que usen mucha agua pues sería mucho más redituable que en lugar de llevarte la 75 kilómetros de distancia, ahora si se llega a tener el permiso para volverla a potabilizar, pues ahí está la ganancia completa aunque te cueste 10 pesos el metro cúbico o seis o siete pesos meterlo a la presa y volverlo a usar, es lo mismo que traerla de Mexicali o es más barato que traerla de Mexicali, entonces ya empiezas a ver ese tipo de cosas. LC:_ Muy bien […[ perfecto

[ fin de la entrevista]

312

Entrevista Jorge Enríquez 12 de abril del 2010 Oficina de la Subdirección de Operación y Mantenimiento, CESPT Luis Carlos López Ulloa (LCLU):_ Ok, entonces, hoy día 12 de abril del 2010 estamos en la oficina de operación y mantenimiento con el ingeniero Jorge Enríquez, titular de la oficina, entonces, Jorge, si pudieras platicarnos algunos aspectos de tu biografía, ¿no?, tu preparación, de donde eres originario, etc., etc., ¿no? Jorge Enríquez García (JEG):_ Ok, yo nací en Guadalajara, Jalisco, pero realmente llegue a la ciudad de, dos, tres años de edad, entonces soy hijo adoptivo de Tijuana, no, todos mis estudios los hice aquí desde la primaria hasta terminar la carrera de ingeniería civil en el tecnológico de Tijuana, prácticamente saliendo de la escuela, antes tuve unos trabajos donde trabaje por mi cuenta, cuando estaba estudiando, hice trabajos de medio tiempo fuera, pero ya formalmente una vez que egrese de la carrera de ingeniería, prácticamente al poco tiempo entré a trabajar a la CESPT en 1990, en agosto de 1990. LC:_ ¿Tu cuántos años tienes ahorita? JE:_ ¿cuántos años de edad? LC:_ de edad… JE:_ 44 años LC:_ o sea, que en la CESPT tienes como 19 años de vida, prácticamente. JE:_ casi, LC:_ ok, ok Jorge y ahora que mencionas a la CESPT, ¿cómo llegas a la CESPT?, ¿en qué puesto inicias?, ¿qué papel desempeñabas? o si pudieras hacer un especie de recuento de tu vida en la CESPT?

313

JE:_ entro por casualidad a la Comisión Estatal, un maestro que me dio una clase trabajaba, un ingeniero, trabajaba en la CESPT y nos comentó, les comentó a otros compañeros que estaban requiriendo supervisores de obra en la CESPT, entonces estuve yendo dos o tres días a la CESPT y se dio la casualidad de que por ahí sí requerían, el otro compañero, había otro compañero interesado en entrar, este, yo traía la idea de entrar a trabajar en la iniciativa privada no en el gobierno, pero en lo que nos resolvían en otros trabajos, me llamaron y me tocó entrar, el otro compañero se quedó fuera y ya entré a trabajar como supervisor de obra, en ese año, en el ´90, estuve trabajando más o menos un año en lo que fue supervisión de obra y después hubo unos movimientos internos en la CESPT y se desarrolló, se pretendió desarrollar una área de macro medición, había un técnico en ese tiempo a cargo del área, se le quería dar más apoyo a esa área que estaba un poco descuidada, entonces me lo encargaron, estuve como unos seis meses coordinando un programa de instalación de macro-medidores en la ciudad, posteriormente llegó a Comisión una asesoría, un asesor brasileño, el ingeniero Sampaio, que venía por parte de OPS, con el crédito que te dan del BID BANOBRAS, se dieron una serie de recomendaciones para mejorar las deficiencias del organismo y este ingeniero, este consultor, propuso que se creara el departamento de control operacional que no existía en ese tiempo, ese encargo se lo dieron al ingeniero Leonardo Caloca que estaba como asesor contratado, como un asesor directo del organismo, tenía unos meses trabajando; él estuvo coordinando las asesorías, la asesoría del ingeniero Sampaio y recomendaron que se creara el departamento y que el ingeniero Caloca se quedara a cargo de él, dentro de ese departamento una área nueva era planeación de la operación que pretendía hacer un análisis de los problemas de operación y mantenimiento, detectar los problemas de raíz y hacer propuestas de solución, me tocó trabajar, el ingeniero Caloca por ahí nos eligió, me eligió entre otros compañeros para empezar a formar esa área, estuvimos ahí sin jefe, no había, estábamos varios en la oficina más tres ingenieros y al paso de dos o tres meses me nombró como encargado de la oficina de planeación de la operación dentro del recién creado departamento de control operacional ahí estuve trabajando hasta… fue del ´92
314

más o menos al ´95, este, en la oficina del cargo de ingeniero, se vinieron cambios eso fue a la subdirección de planeación y me tocó quedarme a cargo del departamento en el ´95 más o menos, estuve ahí desde bastantes años, desde el ´95 hasta hace aproximadamente ya van a ser dos años que se quedó vacante la subdirección de operación y mantenimiento y me ofrecieron el puesto, ¿no?, la oportunidad de hacerme cargo de la subdirección y aquí estoy a la fecha, no, casi con 20 años, no, en el organismo. LC:_ eh!... digo evidentemente en todas las organizaciones las áreas que son creadas tienen una justificación especifica por eso existen, yo quisiera Jorge que me platicaras por qué razón se desarrolla la subdirección de operación, te lo digo por lo siguiente, yo hice una entrevista con el ingeniero Manuel Becerra y él me platicaba que en los 70´s, 80´s, la subdirección no existía no sé si cuando tu llegas ya la subdirección existía como tal. JE:_ es cierto, cuando yo estuve trabajando, cuando entré a trabajar era, existía la subdirección técnica y estaba por otro lado la UEP que era la unidad ejecutora del proyecto, se creó específicamente para ejercer el crédito del BID BANOBRAS, esa obra de cabecera en la ciudad, entonces eran dos entes separados, no, la UEP hacia obra para las que después iba recibir la CESPT; obra hidráulica, este, pero, estaba separado, en el 92´s se da esa integración junto con la llegada o prácticamente coincidía con la llegada de Sampaio, hubo un ingeniero Rutilio que fue el que propuso la creación de los distritos, entonces se dio una revolución, se estaba terminado de ejercer el crédito japonés y se integra a la UEP a lo que era la Comisión Estatal de servicios públicos, a la CESPT, con esa integración, que con un grupo muy grande de gente supervisora, de proyectistas se genera, se integra prácticamente como la subdirección de construcción y la técnica que traía algunas funciones de proyectos de obra pequeña se fusionan a esta nueva subdirección, entonces se le da un giro a lo que era la técnica y de ahí surge la subdirección de operación y mantenimiento, este, con algunas cosas nuevas; la implementación de los distritos de mantenimiento, se sectoriza la ciudad, también por parte de las sugerencias de los consultores del BID BANOBRAS, para acortar
315

los tiempos de respuesta, la reparación de fugas, de la atención a los usuarios, se crea el SIPSAP, que era, lo que es un sistema para hacer expedita la información desde que el usuario solicita un servicio que todo se haga de forma automática y que llegue casi en forma instantánea a las aéreas que lo van a ejecutar, este, el control operacional, que incluía algunos temas que estaban o algunas aéreas que estaban un poco rezagadas como el catastro de redes, instalaciones que existían pero le hacía falta más empuje, se genera la hidrometría que no existía, dentro de ella la macro-medición se crean áreas o se le da atención a las áreas operativas tanto de agua potable como de alcantarillado, al tratamiento, se genera una revolución para mejorar las deficiencias, el BID BANOBRAS marcaba, eran 5, quince perdón, creo que 15 subproyectos que venía a reforzar las eficiencias físicas y eran: la macro-medición, micro-medición, la sectorización de las redes, los distritos de mantenimiento, este, eran bastantes temas, el catastro de redes que juntos se encaminaban o pretendían encaminar al organismo a mejorar sus eficiencias físicas, entonces básicamente esas recomendaciones, esas asesorías y la integración de la UEP genera la revolución y se crea entre ellas la subdirección de operación y mantenimiento…[…] LC:_ entonces es cuando ahí, digamos, producto de esta serie de obras que se construyen a partir del crédito que ahora van a ser propiedad de CESPT, viene la reorganización administrativa, no, y es donde la CESPT se vuelve, pues, en un organismo demasiado grande para seguir controlándose con una, dos o tres oficinas, como que la parte de administrar ya el recursos se vuelve más compleja, no, JE:_ así es crece el organismo, pero además contrae compromisos de eficiencia, el mismo crédito japonés, perdón, el BID BANOBRAS, generaba el compromiso de reducir las pérdidas, en ese tiempo era un poco incierto como andaban, se hablaba del 35, 40 por ciento de pérdidas y el BID BANOBRAS hacía un compromiso de bajar las pérdidas a un 25 por ciento, entonces eso a su vez también, todas estas adecuaciones y que iban enfocadas a eso, a reducir pérdidas

316

y mejorar eficiencia física y comercial por otro lado, en mi caso me toco trabajar con la eficiencia, LC:_ y ahí es donde… te digo, ahí es donde, cómo que este asunto de la CESPT, la CESPT en sí misma se vuelve compleja como organización porque, digo no sé si tengas el dato, porque en 1990 cuantas tomas administraba. JE:_ en 1990, no traigo el dato pero hemos estado creciendo en los últimos años entre 20, 25 mil cuentas por cada uno, si nos regresamos a esas fecha debemos de haber tenido unas 300 mil, en ese tiempo eran, se inició con cuatro distritos y Rosarito con cinco distritos y estos andaban entre 35, 40 mil cuentas, estamos hablando de que andábamos en 200, 250 mil cuentas, creo, ahorita tenemos 530 mil cuentas, no, entonces era la mitad de lo que es ahorita el organismo en cuanto a cuentas. LC:_ Ok, Jorge, entonces ahora a ver si nos explicaras cómo funciona el sistema de conducción de agua en la ciudad, JE:_, eh…, bueno el abastecimiento de la ciudad actualmente depende de un 90 por ciento del río Colorado, Tijuana es una zona con poca agua, tenemos escasas lluvias, entonces dependemos de mayor medida del agua que viene desde el río Colorado, se bombea desde una distancia de 160 kilómetros del suelo a la Rumorosa que tiene casi 1100 metros de altura y así nos llega el agua, este, cuando tenemos, cuando llueve, tenemos agua en la presa Rodríguez, la aprovechamos es una agua económica para nosotros, el río Colorado tiene seis bombeos incluyendo la PB-0, que es una carga pequeña y las otras cinco plantas desde la PB-1 y la PB-5, que son importantes, para vencer los… alrededor de 200 metros cada una de los bombeos. Entonces en la presa Rodríguez tenemos la PB-6 que se le dio continuidad al número de la bomba porque es semejante a estos cinco bombeos, no, entonces de la PB-6 bombeamos agua de la presa Rodríguez a la potabilizadora el Florido para aprovechar la capacidad instalada que tenemos ya de potabilización, de
317

forma de gravedad prácticamente podemos utilizar alrededor de 300, 350 litros por segundo a través de la misma potabilizadora Rodríguez, esa agua básicamente es la más económica, es un bombeo muy pequeño nada más para darle un poco de descarga de salida a la planta, teniendo agua la presa podemos aprovechar hasta 2300 metros por segundo, este, con dos equipos que tenemos ahí instalados pero normalmente damos un uso para abajo para aprovechar en forma eficiente el agua de la presa y abatir los costos del pago de energía eléctrica del acueducto rio Colorado que en el verano las tarifas se incrementan al 2 y medios casi tres veces el costo en el resto del año, además tenemos una batería de costos en la ciudad que no dan un gasto muy grande, estamos sustrayendo alrededor de 100 litros por segundo y corren a lo largo del Río Tijuana, en algunas temporadas hemos tenido algo de agua de Rosarito, hay un par de pozos, nos dan un gasto pequeño, pero en una zona desértica cualquier gota es… bueno esos pozos nos llegaron a dar hasta 10, 15 litros por segundo. En los últimos años no había habido lluvias y se abatieron y no los estamos aprovechando, además tenemos un apoyo extra de los pozos de La Misión, esos pozos están prácticamente en el límite territorial de Rosarito y de Ensenada, por muchos años esos pozos pertenecieron a Tijuana o al sistema Tijuana-Rosarito, este y los aprovechábamos para acá, le mandábamos algo a parte de Bajamar, lo que era el territorio de Ensenada, ya hace algunos años, alrededor de ocho, diez años que se revisó el territorio y se determinó que estaba esta planta en el territorio de Ensenada y lo reclamaron ellos, entonces se hizo un convenio donde se les entregó esas instalaciones y ellos lo aprovechan dentro del mismo convenio se acordó que el agua excedente nos lo proporcionaran y nos dan gasto pequeño prácticamente para el sur de Rosarito que anda en promedio de 10 litros por segundo que son suficientes para esa área, no, de esa manera se conforma el abastecimiento, además tenemos un conexión de emergencia con los Estados Unidos, allá hace varios años se creó un convenio para que se apoyara Tijuana en caso de emergencias con una conexión que el último convenio creó que quedó en 500, 550 litros por segundo y se puede aprovechar en caso de emergencia y por disponibilidad de Estados Unidos o del organismo de Otay, que es quien lo maneja, si tiene la posibilidad nos lo
318

proporcionan y nosotros definimos en qué cantidad, no, que no exceda eso, normalmente es fuera del verano a ellos también les aprieta las condiciones de escasez de agua y sí se ha utilizado varias veces esas emergencias por paros en el acueducto por reparaciones como por forma práctica de aprovechar esa agua para bajar también el agua que bombeamos en el verano, este, del río Colorado y que nos genera un costo excesivo, entonces, a pesar de que no es un agua muy barata puede salir más económica que lo que nos genera los costos de bombeo en el verano del río Colorado y está conformada la… LC:_ esa es la parte macro, no, JE:_ así es… LC:_ qué sucede o cuál es el proceso para que yo abra la llave del agua de mi casa y salga agua JE:_ Ok, esas son las entradas de agua que tenemos en la ciudad, en cada una de esas entradas debe de haber el tratamiento, el tratamiento adecuado prácticamente el agua que viene del río Colorado la tratamos en la potabilizadora el Florido que tiene una capacidad de 5.3 metros cúbicos por segundo, la acabamos de ampliar, teníamos dos módulos de dos metros cada uno, eran cuatro metros y la ampliamos a un tercer módulo de 1.3 que está prácticamente preparado para cuando se termine la ampliación de acueducto que nos va a traer esa cantidad de agua, no, pero bien, ya está lista la potabilización, el acueducto está en proceso, no, la potabilizadora Rodríguez tratamos el agua básicamente de la presa Rodríguez para la zona baja de Tijuana a través del acueducto Rodríguez-Morelos, llega hasta el tanque Morelos, cerca de la zona Centro hasta prácticamente la zona Rio, la zona Mesa y la zona Centro hasta la zona norte, el Florido tiene una capacidad regularmente de 4 metros cúbicos, era lo que teníamos antes de la ampliación y de ahí mandábamos dos acueductos principales, uno el más antiguo que tenemos que es el Florido- Aguaje va desde la potabilizadora el Florido que está al este de la ciudad hasta el Aguaje de la Tuna, están ahorita en una zona más o menos cargada hacia el oeste llega hasta el
319

Aguaje de la Tuna, de ahí tenemos un rebombeo que le llamamos Obrera-El RubíSARH, eso se construyó desde que se hizo el acueducto río Colorado, llegaba el agua hasta el Rubí-SARH, por eso le pusieron las siglas de la Secretaria de Recursos Hidráulicos, este, y de ahí ya baja por gravedad hacia la zona oeste de la ciudad hasta llegar a playas de Tijuana, ese mismo sistema puede abastecer o abastece en buena medida a través del acueducto Herrera, digamos el tanque Herrera del Aguaje de la Tuna al Herrera y del Herrera sale al acueducto HerreraLa Misión que prácticamente nos permite llevarle agua a Rosarito y a toda la zona sur del corredor turístico. Rosarito casi hasta llegar a la Misión, nos queda una parte del sur que abastecemos de los pozos de la Misión. En estas dos potabilizadoras se trata el agua superficial, agua superficial porque viene de Presa, no, el Carrizo LC:_ esta la distingue del agua subterránea, me imagino JE:_ así es… JE:_ esas son aguas superficiales que normalmente tienen mejor calidad que las subterráneas, las aguas subterráneas entre más profundas viene más cargadas de minerales o sólidos disueltos que le llamamos nosotros, que es la de los pozos, ahí también tenemos los pozos del Rio Tijuana, los mandamos a la potabilizadora Monte de los Olivos, es una potabilizadora pequeña le da un pre-tratamiento, le quita básicamente la cantidad fuerte adicional que trae de sólidos disueltos y luego los mezclamos con agua que viene de la potabilizadora el Florido en el acueducto Florido-Aguaje y ahí la portamos alrededor de 100 litros por segundo, el agua la Misión se trata ahí también en una plantita que ahora la opera la CESPE, el organismo de Ensenada y ya nos la mandan tratada a la zona sur de Rosarito, el agua que nos mandan los norteamericanos cuando es necesario por la conexión de emergencia tiene un tratamiento diferente, ya nos la dan también tratado, pero el sistema de desinfección es diferente al nuestro ahí nos crea una mezcla de aguas, pero que no afecta lo que ocurre nada más es que tenemos que re-clorar un poco más en el tanque Otay, esta agua se conecta en la zona norte,
320

obviamente de la ciudad de Tijuana, la frontera con Estados Unidos, con Otay Mesa y es el agua que viene también del Florido, la mandamos por el acueducto Florido, el que te mencionaba y del Otay sale un acueducto que baña toda la zona de Otay, la zona hasta el aeropuerto, la libertad, la zona norte de Tijuana, ahí se mezcla en el acueducto en un punto medio entre el tanque Otay y la glorieta Centenario o tanque aeropuerto, entonces en esa zona se inyecta y no tiene mayor problema más que reclorar un poco, subimos ahí la cloración para tener cloro residual, aunque el agua viene tratada la Secretaria de Salubridad y Existencia nos monitoreo y nos pide que tengamos un cloro residual mínimo de punto uno por parte, punto uno por ciento de cloro, este, nuestro sistema como mencionabas ya es antiguo tenemos sobre todo en las redes de distribución están cumpliendo tanto con sus capacidades algunos sistemas como el Florido-Aguaje que se construyeron o se pusieron a operar entre 1982, 1985, ya están llegando a su capacidad, puede conducir hasta dos metros por segundo ese acueducto y en las temporadas de calor en verano ya andamos por esos gastos, además ese acueducto es de tubería de 54 pulgadas de acero reforzado y también tienen una vida útil que anda alrededor de los treinta, cuarenta años, se han hecho estudios para monitorearlo, hemos tenido por ahí fugas no hemos tenido un tubo que se colapse, pero sí fugas en las uniones, este, es una tubería que ya tenemos que empezar a buscar su reposición y posiblemente su reubicación por trazos más altos que nos permitan eliminar algunos bombeos. La ciudad ya sabes es muy accidentada tenemos muchas instalaciones dentro del sistema para controlar presiones que es uno de los retos más grandes que tiene el sistema, tenemos los tanques, estamos alrededor de 140 tanques en operación, que además de regular gasto para amortiguar las demandas por aéreas, en el día se consume mucha agua en la noche el consumo es mínimo, entonces los tanques de regulación hacen esa función como un gasto continúo de entrada y un gasto variable en la salida, este, el volumen de regulación que tenemos nos ayuda a absorber eso, en el día que se incrementa la demanda el tanque tiende a bajar y en la noche que baja la demanda el tanque con un gasto continúo tiende a agarrar su nivel máximo esa función la hace además de regular presión, llegas con una cierta carga a un
321

tanque y ahí se borra, se libera la presión queda en ceros y empieza a contar ahí la carga hacia las zonas más bajas, no, entonces nos hace esa doble función para lidiar con la topografía y las presiones, además de los tanques tenemos alrededor de 250 instalaciones entre cajas rompedoras y estaciones reductoras de presión que hacen la misma función pero en forma diferente, una son unos tanquecitos pequeños, que romper carga a cero igual que un tanque y la otra que son válvulas reductoras que son válvulas automáticas que te bajan a una presión de entrada alta normalmente a una muy pequeña que es la mínima que debemos aportar a la ciudad, que hablando de este tema, el compromiso es darle una presión a la ciudadanía de entre 20 libras por centímetro cuadrado, psi, a 70 libras ese es el rango que se debe dar y está establecido en las normas, adicionalmente tenemos el problema de la misma topografía, los mismo cerros nos obligan a tener que bombear en algunos sitios, habíamos tendido en la época de los 90´s, 95, 98 eliminar muchos bombeos con la obra que se hizo [sonidos de radiotransmisor] de cabecera con el BID BANOBRAS, se tendieron acueductos por las partes altas y eliminamos los bombeos de las partes bajas, a la fecha tenemos otra vez alrededor de cien bombeos [sonidos de transmisor] que nos obligan a llegar a los puntos más altos, ahorita el punto de ingreso de agua más alto es la potabilizadora el Florido [sonido de transmisor] que está en la planta 244, prácticamente de ahí hacia abajo nos permite llegar de gravedad pero ya tenemos asentamientos arriba de la [sonidos de transmisor] 350, 400, esas obligadamente nos requiere que bombeemos, del sistema actual de gravedad llevarlo a esos puntos. En general creo que esa es la forma en que la llevamos ya de los tanques de regulación que he mencionado, de las cajas reductoras o rompedoras de presión, salen las redes de distribución que son líneas más pequeñas estamos hablando de 4 a 8, 10 pulgadas cuando mucho, esas corren por las calles de las colonias, los fraccionamientos y ya de ahí se dan las derivaciones, las tomas domiciliarias que llegan al límite de propiedad del usuario, se les instala un medidor para registrar los consumos que tienen y ya es cuestión como tú decías, que abra la llave el usuario y ya tenemos servicio, no.

322

El servicio debe de ser con… la calidad que le demos, debe ser la calidad física del agua que venga libre de impurezas, que este tratada, que este desinfectada, debe de tener la calidad en cuanto a la presión como te decía de 40, 70 pseis [sonidos de radiotransmisor] y además debe de ser continuo el servicio, que es un logro a la ciudad a pesar de ser una zona con escases de agua con un sistema complicado por la topografía prácticamente el agua es un servicio de 24 horas, no hay cambio en la ciudad como ocurre en muchas de nuestro país, tenemos un indicador ahí que es más estricto donde medimos exactamente el tiempo que dejamos a los usuarios sin de agua que normalmente es poco por reparaciones programas y las de emergencia que se presentan y traemos un indicador de ligeramente arriba de 23.8 horas por día que damos a toda la población, muchos organismo no llevan este indicador consideran que es 24 horas, que es 100 por ciento de servicio con otros, no exageramos el punto y medimos cuanto dejamos de darle en realidad a los usuarios, no, no es un tandeo, nada más para reparaciones. LC:_ ok, Jorge, y aquí, cómo, [balbuceó] tu perspectiva desde la subdirección operación cómo participa la CILA en todo esto. JE:_ desde el momento en que estamos en la frontera pues no te puedes desligar del impacto que tiene lo que ocurre en ambos lados de la frontera y en el caso de los servicios de agua y de alcantarillado tienen mucho que ver y además los problemas que tenemos, pues, son muy parecidos, ¿no?, porque compartimos muchas características semejantes. En el caso del agua potable afortunadamente es más de colaboración, no nos afectamos mucho más bien nos podemos apoyar, te comentaba, tenemos la conexión de emergencia que se hizo ya hace varios años donde estuvo sufriendo de escases de agua la ciudad en lo que se echaba a volar el acueducto del río Colorado y en periodos de temporada difícil pues eso nos ha ayudado, las autoridades norteamericanas han considerado también, que se trabaje esa conexión en forma inversa ellos también tiene los problemas y se hablaba de una posible ampliación del acueducto río Colorado y que se les diera agua por esa conexión a cambio de agua tratada que ellos nos dieran, entonces
323

nos ofrece oportunidades, estar en agua potable y esas oportunidades y apoyarnos mutuamente, creo que lo más importante, en este caso son las aguas negras, que todo lo que ocurra por, lo que ocurra en nuestra ciudad impacta a Estados Unidos porque las aguas al correr por gravedad recorrer las zonas más bajas y en nuestro caso van a dar al Río Tijuana y el Río Tijuana desemboca en el océano pacífico pero del lado norteamericano, entonces cruzamos la frontera y este hecho genera que cualquier problema que tengamos nosotros que tiremos, derramemos aguas negras al Rio Tijuana, incluso aguas tratadas que no tengan la calidad que ellos requieren tiene un impacto en lo que ocurre en sus costas. En ese sentido, a ellos les interesa mucho, les preocupa lo que este ocurriendo y eso nos ha generado ventajas porque hay mucho apoyo, les interesa mucho que solucionemos los problema; ya existe por ahí la planta de tratamiento binacional que se hizo, llamase en ese orden de ideas, se realizó con la finalidad que nos apoyaran, propusieron, se propuso en su tiempo una planta que se construyó con recursos de ambos países y que nos da ventajas, un tratamiento relativamente económico, la inversión fue una parte pequeña la que puso el gobierno mexicano y trata prácticamente aguas mexicanas y más con la situación del regreso de los lodos que se deben de disponer en territorio nacional, pero a ellos les ayuda mantener más limpias sus costas, no, el aspecto ecológico es muy importante para ellos, ahí creo que radica la mayor interacción entre los dos países. LC:_ Pero este tipo de asistencias, no son propiamente de la CILA, sino de los organismos de agua de Estados Unidos, no JE:_ así es, el mismo gobierno de los Estados Unidos, CILA viene a ser un facilitador entre las ciudades de ambos lados de la frontera y si efectivamente está mediados, pero son los gobiernos de los dos países quienes toman las decisiones y la CILA es la que ayuda a facilitar estas negociaciones y están vigilando la situación que se da en la frontera [interrupción de terceros} LC:_ Ok, Jorge, pues no sé si quisieras agregar algo más…

324

JE:_ en cuanto al… puedo agregar algo en cuanto a la situación del sistema que te comentaba que está llegando al límite en cuanto a sus capacidades, pero también tenemos necesidades importantes en cuanto a la reposiciones de red, muchas, están llegando a su vida útil no nada más en la red matriz y en las redes secundarias, tenemos alrededor de un 40 por ciento de tuberías que son antiguas y en caso de agua potable y abastecimiento que maneja una vida útil de 50 años y en alcantarillado sanitario de concreto simple, que esa tienen una vida útil entre 20, 30 años dependiendo de la calidad con que se hicieron las tuberías que estaban muy sueltas en ese tiempo, uno de los retos importantes para el organismo también es eso, el reponer esas tuberías antiguas, algunas que se están haciendo ya obsoletas por tuberías nuevas y por materiales más resistentes a la corrosión, en el caso de alcantarillado a las presiones, a los transistores en caso del agua potable, creo que eso es importante y lo que tiene identificado el problema, en el organismo tenemos diagnósticos de una parte de esas redes que ya requieren reposición, estamos trabajando en forma con lo que son los proyectos ejecutivos para buscar fondos y que se atienda, cabe mencionar que hace un par de meses me tocó estar en Japón en un curso de operación y mantenimiento y veíamos que el problema es común, a pesar de que Japón es un organismo, es un país súper desarrollado en el aspecto de los servicios públicos de agua y alcantarillado, también han logrado muchos avances, pero el problema de las reparaciones es común, se requiere mucho recursos para reponerlo y están trabajando en ello, entonces a pesar de las diferencias como fuerzas económicas que son, de los países exactamente, los problemas son los mismo y creo que es uno de los retos más grandes que tenemos, no: LC:_ bueno, muchas gracias JE:_ gracias a ti… [Fin de la entrevista]

325

Entrevista Gustavo Hernández 16 de abril de 2010 Oficina de la Subdirección Comercial-CESPT Luis Carlos López Ulloa (LC):_Bueno, entonces, eh, hoy 16 de abril, estamos con el Licenciado Gustavo Hernández actual titular de la subdirección comercial de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana y le vamos a plantear algunas preguntas que tienen que ver sobre todo con el asunto de los años 90´s, de la aplicación de los créditos y sobre todo de las cosas que tienen que ver con el organigrama de la CESPT en su funcionamiento, ¿no? LC:_ Bueno, a ver Gustavo, entonces, para empezar quisiera que nos comentaras algunos datos biográficos breves de tu preparación, este, y cómo es que, en qué momento tu llegas a la CESPT, que funciones desempeñabas… GH:_ muy buenas tardes, básicamente entramos el 11 de febrero de 1991, a la oficina de compras, había un puesto que se llamaba subjefe de compras y trámites aduanales que básicamente lo que hacía era apoyar al jefe de la oficina de compras y se encargaba de todo lo que tenía que ver, como su nombre lo dice con los trámites aduanales, importaciones, básicamente del gas-cloro, maquinaría, equipo porque en aquel tiempo se compraban válvulas y algunas cosas en los Estados Unidos, tenemos algunos proveedores en los Estados Unidos, aunque después se fueron eliminando, lo que puedo comentar es que a partir de esa fecha se obtiene el crédito BID BANOBRAS, que sí mal no recuerdo era por 94 millones de pesos y este crédito era para elevar los niveles de cobertura de agua y alcantarillado pero más de agua que otra cosa que habían tenido un proceso desde los 80´s para poderse llevar a cabo y se obtiene a través del Banco Interamericano de Desarrollo. El Banco Inter-americano de Desarrollo pone una cláusula o una objeción a que estos recursos de ejerzan por parte del organismo, porque el organismo no contaba con una estructura que hiciera proyectos que ejecutara proyectos, que
326

supervisara proyectos y obras de agua y alcantarillado, se dedicaba básicamente a la operación del sistema, entonces, ese condicionante hace que se forme la UEP, que es la Unidad Ejecutora del Proyecto, por sus siglas, que se hace cargo de todo esto, al paso de los años, en 1992 cuando se terminan de ejecutar todas las obras que venía en el paquete del BID BANOBRAS, se absorbe a toda esta gente de la UEP y pasa a formarse la subdirección de construcción, eso es por la parte de las obras pero dentro de este crédito del BID BANOBRAS como condicionante, pide de manera adicional que se forme el programa de desarrollo institucional al que actualmente le llamamos el PDI, pero como una estructura, vienen las eficiencias del organismo, este, el primer encargado fue el señor…, un chileno Marcelo Dutil, Marcelo Dutil nos pone a trabajar a todas las áreas en aquellos documentos en donde se empieza a plasmar los manuales, formatos, procedimientos, todo lo que no había en aquel tiempo, puesto que los formatos que utilizábamos para el caso que yo conocía que era compras, eran a mano, eran a máquina de escribir, eran muy rudimentarios, la única computadora que había en la oficina, usábamos Bolsta y Lotus para hacer cálculos y oficios y era todo lo que se hacía, entonces hay un cambio tecnológico que se va dando, ahora sí de manera paralela y tiene que ver ya en el ´93 y ´94, cuando se forman los distritos que fue el primer avance, empiezan a venir consultores, este chilenos, brasileños y ellos nos empiezan a dar como que normatividad, los lineamientos más bien para formar los distritos, para formar el SIPSAP, el MAP, el MAP y todo eso tiene que ver primordial, se empiezan a crear los sistemas de informática, las bases de datos, empieza a entrar en ambiente Windows, se da un paso gigantesco en inversión de servidores, de redes, todos teníamos acceso a la información en computadoras, en impresoras , en Hardware, en Software y eso fue lo que hizo que se llegara a otro nivel para esto estamos hablando más o menos del ´96 aproximadamente, ahí ya estaba el licenciado Ismael Grijalva como director de la CESPT y él lo único que hace es darle seguimiento a todos estos proyectos, a todos estos programas que ya se venían dando pero lo formaliza a través de ya una oficina a nivel de coordinación que se llama, pues, el PDI y este PDI es quien junto con planeación le empiezan a dar un rumbo a la CESPT, básicamente lo que
327

se hace es un programa de desarrollo institucional, es un plan de negocios que le llamamos los economistas a mediano, largo plazo, que no es otra cosa que los estados preformas del organismo, se empieza a hacer el presupuesto por programas por primera vez en el organismo y cambia la dinámica de la CESPT, a qué nivel , a que se empieza a pensar en la reducción de las pérdidas de agua, en elevar el índice de recuperación comercial, se empieza a crear un ambiente, no solamente de que se va traer dinero, de que se va a traer seguridad sino que la gente te compre la idea, la gente empieza a sentir que es parte del organismo, se empieza a ver la parte de la familia CESPT, se empieza a que somos de sudar la camiseta y cambia mucho la dinámica de la gente y hay una estabilidad política y social en esos años que no tenían nada que ver con los vaivenes de hoy en día, no, era muy técnico el organismo, muy autónomo sobre todo y era otra la situación, qué es lo que es más rescatable de esta época es primero, que fue el detonante del porque llevar el organismo a esas eficiencias; segundo se normaliza el servicio a 24 horas al día; tercero se empieza a pensar en la parte ecológica de tratamiento, de saneamiento, se crea la subdirección de saneamiento propiamente dicha en el 2001, más o menos y se le empieza a ver el carácter ambiental con Estados Unidos, entonces este conjunto de acciones llevan al organismo hacer el primer lugar en el país en cuento a eficiencias globales y de alguna manera se transforma la mentalidad de la gente, después a fines de los 90´s , empieza a ver un crecimiento desmesurado más del 5% de la población de Tijuana y Rosarito; era de 5 en Tijuana y 10 en Rosarito y se ve la necesidad de buscar otra vez otro crédito, este crédito se logra a través de la embajada de Japón, con la primer institución que iba a financiar esto era la OCE, la OCE, Overcity Economic Corporation, si mal no recuerdo, después se convirtió en Lexing Banc y al último se le llamo el…, hay no recuerdo, el último nombre del banco…eh, Japan, eh, no me lo recuerdo, pero fue cambiando de nombre de quien financió este crédito, se da un crédito importantísimo a 25 años con 7 años de gracia, una tasa preferencial y se empiezan a plantear una serie de proyectos más que de agua, de

alcantarillado y de plantas de tratamiento, este crédito se autoriza en el 2000.

328

En el 2001 se concursa la consultoría que gana la NJS a consultar como consultora el crédito para supervisar las obras y empieza a ver otra nueva dinámica volver a caer no solo la consolidación del organismo, sino en el crecimiento otra vez del organismo, este crédito le vino a dar coberturas de agua a más del 90% de agua a la CESPT y más del 80% en alcantarillado y actualmente se está terminando de ejercer con la planta Morita y con la Planta Tecolote-La Gloria que quedaría en el 2011, le creemos, donde se llegaría al 100% del tratamiento de las aguas residuales, este crédito no llevaba tan especifico la parte de las eficiencias, la parte de las mejoras más bien era un crédito de crecimiento como ya lo comente y sin embargo en la ciudad, ha llegado a las ciudades por son Tijuana y Rosarito han llegado alguna partes donde ya llegas a meter el servicio y hay mucho lote baldío, ya no está tan poblado, ya no es tan grande la demanda, como que estamos siendo un poco preventivos, no, estamos metiendo redes donde no hay tanta gente esa es la nueva política pero por la parte interna hay un plan de desarrollo institucional, prueba estratégica perdón hasta el 2011 que los tiene la subdirección de planeación que a lo mejor hace falta darle seguimiento, hay una estructura cambiante, se crea la subdirección de gestión social la cual da un nuevo giro, separando una parte de la subdirección comercial , con un nuevo enfoque, social, político y se crea el departamento del cultura del agua quien de alguna manera ha sido sino no muy importante es un área que se debe apoyar, que se debe desarrollar lo demás en términos generales el organismo sigue siendo el mismo con el mismo personal de hace 3 años, se sigue atacando los problemas de una población que ha crecido un 15% en cuanto a tomas a cambiado la visión del organismo, dependemos mucho a los desarrolladores de vivienda, dependemos mucho de la parte política, dependemos mucho de los perfiles del consejo de administración, un tema que no he comentado, antes eran como que muy técnicos ahora como que se velan algunos intereses de algunas partes y que sin embargo sigue siendo el segundo mejor del país según el consejo consultivo del agua con su pros y sus contras y los personajes importantes aquí, el primero pues el licenciado Osuna Millán, quien era el director en aquellos tiempos del organismo, el licenciado Ismael Grijalva como ya lo comente quien
329

actualmente es el director de la CONAGUA, quien indirecta o directamente apoya al organismo, el ingeniero Efraín Muñoz quien es el director de la Comisión Estatal del Agua, esta Comisión Estatal del Agua hay que comentar, que el ingeniero Efraín fue subdirector de construcción de aquí mismo en los 90´s, el conoce perfectamente lo que es la UEP, la subdirección de construcción y quisiera detenerme para comentar como nace esta Comisión Estatal del Agua. En 1998 el licenciado Osuna Millán al terminar su gestión como presidente municipal, se le nombra el director del proyecto de infraestructura hidráulica de Baja California, que no es otra cosa que echar a volar el crédito japonés no hay mucha vuelta de hoja, no, entonces cuando estuvo haciendo las gestiones con el gobierno de Japón, ellos mandan misiones, el equipo SAPROS, ellos vienen dos, tres veces al año para ver números, para checar instalaciones, para hacer estudios y cuando ellos autorizan se sube al tema de BANOBRAS y viene lo que se llama el equipo CEPEP, este equipo CEPEP era validar porque el componente tenía una parte del recurso federal, validar lo que hacían los japoneses, igual sacar números, estadísticas, hacer proyectos mucho de análisis del organismo y por fin se conforma ya una decisión de si aceptar el crédito pero paralelo a esto existía por parte del gobierno del Estado, la COSAE que era la Comisión de Servicios de Agua del Estado quien era la que operaba el acueducto TijuanaRosarito [sonidos de teléfono]perdón, Mexicali - Tijuana, Rio Colorado- Tijuana, de ahí que venía desde Mexicali y como es quien dotaba de agua a la zona costa se opta por fusionar a la gente del crédito japonés quien iba de todas formas a

coordinar los esfuerzos de los indicadores y estrategias de los demás organismos operadores más absorber la parte técnica de operación del acueducto, así es como nace la CEA, la Comisión Estatal del Agua tiene varias este, subdirecciones, la subdirección técnica, la subdirección administrativa y la otra no recuerdo como se llama donde está el Instituto Estatal del Agua, ellos son los normativos de nosotros de las comisiones, más sin embargo son también juez y parte, porque son operativos en el acueducto, esta comisión tiene poco tiempo unos diez años cuando mucho, más sin embargo ha ido creciendo, los tres, cuatro directores que he tenido; es el licenciado Osuna, el ingeniero Ramón Guerrero quien titular en
330

CEDUE hace un año, el ingeniero Leonel Vizcarra que estuvo en la época del gobernador Elorduy y a finales de la administración pasada el ingeniero Efraín Muñoz quien hasta la fecha es el director de la Comisión Estatal del Agua, en términos generales eso es lo que podemos platicar lo que me gustaría comentar es hacia dónde vamos, es la parte cuando ya tiene muchos años en este negocio y que ha entrado y salido del organismo que tiene la visión de afuera y de adentro, la experiencia que obtuvimos de manera personal en la CONAGUA, en la CESPT en estos años que estuvimos afuera como contratistas del crédito japonés lo que falta es consolidar el organismo, segundo planear las inversiones del organismo, tercero aterrizar los proyectos estratégicos, cuarto tener un saneamiento financiero adecuado para el organismo y quinto y lo más importante la capacitación del personal; esos son los ejes por donde se debe mover el organismo porque todos ellos van a mejorar las eficiencias físicas, comerciales, globales y que requieren de un liderazgo importante que al final de cuentas la CESPT no tiene, no, es lo que me gustaría comentar, si hay, Luis Carlos alguna otra pregunta con toda confianza LC:_ ok, respecto a la Unidad Ejecutora del Proyecto mencionabas, que eran una de las condicionantes para el otorgamiento y para la ejecución del

crédito BID BANOBRAS, no, quiénes eran responsables de esta unidad ejecutora, eran personal de México, personal de banco de desarrollo… GH:_ este personal era una sucursal de la CESPT, dentro del organigrama de la CESPT, existía la UEP, no estaba ni siquiera físicamente dentro del edificio del centro de gobierno, sino tenía unas casetas móviles atrás de la prepa federal donde ahorita está el hotel Fiesta Inn, ahí estaban las casetas de la UEP, allí había un área de proyectos, había un área de supervisión y había una como coordinación pero era completamente independiente porque su presupuesto dependía del crédito, tenía su propio almacén de materiales, tenían su propio equipo, eran independientes en cuanto a su operación y eran ingenieros comunes y corrientes a los cuales les pagaba la CESPT, no era un personal ajeno, no, LC:_ y esta unidad existe, porque se fueron porque se da el crédito y…
331

GH:_ nada más dura lo que dura el crédito, nada más, se crea para el crédito y su durabilidad es en cuanto se acaba el crédito ya se incorpora a… LC:_ y el crédito termina en… GH:_ en el ´93 LC:_ en 1993, e inició en el ochenta y tantos… GH:_ en el ´89 LC:_ yo en los datos por algunas entrevistas que he hecho y en algunos documentos, yo lo que veo es que en la administración estatal de Ruffo, cuando el licenciado Osuna Millán es director de la CESPT, a ellos de alguna manera les toca aplicar una gestión que ya venía, que ya les había antecedido, él tenía cuando menos 5 o 6 años GH:_ ya la había agarrado encausada, ya la había agarrado encausada, definitivamente, quiero comentar que el licenciado Osuna antes de venirse a la CESPT fue el director de la UEP, él traía todas las tablas, no, y creo que después fue Efraín Muñoz él que siguió después de él, pero esta unidad ejecutora del proyecto era un caso como raro, porque no era ni de aquí ni de allá y sin embargo tenía una función muy específica aquí lo mejor de esto es que se rescató toda esa parte de la gente de proyectos, dibujantes, supervisores, residentes, esa fue la parte que funcionó, LC:_A ver entonces, acláramelo, quiere decir que la CESPT antes de la existencia de la Unidad Ejecutora no hacia obra o no tenía… GH:_ desconozco, desconozco como era antes, como yo llegue en el 91, a mí me tocó, yo soy de la UEP para acá, desconozco fíjate, sería una pregunta importante para los más viejos, cómo era esa parte LC:_ entonces, para tenerlo claro, para no decir alguna barbaridad, el otorgamiento del crédito BID BANOBRAS le exige entonces al organismo una reingeniería más o menos organizacional básicamente, o sea, y eso es
332

como lo que yo he venido encontrando de alguna forma de manera empírica que la CESPT se vuelve, realmente se transforma en organismo operador de agua y el otro es, el acueducto es propiedad de la CESPT o ¿no?, GH:_ el acueducto lo hizo Recursos Hidráulicos de aquel tiempo, si tiene algún dueño por decirlo de alguna manera es el Estado, es el Estado LC:_ o sea la CESPT nunca ha tenido propiedad sobre el acueducto GH:_ porque se lo concesiona a la COSAE y tu lo operas, tú eres el responsable y es tu bronca, no, en realidad lo único que nosotros hacemos es pagar la operación, el tubo por decirlo de alguna manera no es de nosotros, yo tengo esa inferencia LC: También, y esto a partir de notas periodísticas que he estado leyendo de los años 70´s, 80´s, por ejemplo me llamó mucho la atención hay una nota en el Heraldo de 1972 que en aquel momento el gobernador era Don Milton Castellanos, 71, 72, no recuerdo bien y hay una nota que incluso hable que él tuvo una aparición en el canal de televisión, en el canal 12 explicando no, que se está pensando en el acueducto y hay una serie de negociaciones con las autoridades de agua de San Diego que veían con mucha reticencia el hecho de que utilizáramos su infraestructura que finalmente es lo qué es hoy la conexión de emergencia, no, la minuta que se firma en 1972,pero lo que me llama la atención es que incluso el gobernador aparece en televisión en aquel momento explicándole a la gente el que estamos trabajando en las gestiones, no, que incluso parece que ya no hallaron problema, pero eso de alguna forma retrata la gravedad del asunto en términos de escasez de agua y muchas notas periodísticas, por ejemplo me encontré el grupo feminista del ´80, grupo feminista contra los excesos del cobro de la CESPT y en este periodo entre el crédito del BID BANOBRAS y entre el surgimiento del crédito japonés me parece que allí es el periodo más importante de reingeniería del organismo

333

GH:_ así es y qué bueno que comentas el tema de los cobros, no sólo por la época de la que estás hablando sino que cuando Ruffo llega al poder, lo primero que se da cuenta es que tiene un organismos deficitario, tiene un organismo subsidiario, tiene un organismo que no es autosuficiente y lo primero que hace el director de aquel tiempo que era Oviedo Paterson, es incrementar las tarifas en un 400%, eso causa una revuelta, no, en el ´90, cambia la ley de ingresos, llega a la tarifa como la conocemos hoy, escalonada, subsidiada rangos residenciales por parte de los comerciales industriales y se crea una tarifa que permanece hasta nuestros días, eso es por una parte, la otra como tú bien dices, la parte de la reingeniería se da en esa época, e impulsada por…, el que mandaba los reportes, el ingeniero Dutil al BANOBRAS y al BID, a los dos, sino estabas cumpliendo con esas eficiencias de hacer manuales, procedimientos y demás, no te soltaban la lana, entonces era de a fuerzas, habíamos dedica un tiempo al final de la jornada laboral sólo y exclusivamente para hacer la parte del PDI, efectivamente es donde se le cambia la cara al organismo y donde nos convertimos en lo que llamamos primer mundo, que no teníamos en principios de los 90´s, tenias que hacer cola una parte para que te hicieran un contrato, cola en otra para que te hicieran un ajuste, cola en otra para que pusieras una queja, no, cola en otra para pagar, entonces es donde nace el verdadero SIPSAP, pero el SIPSAP no se queda solamente en la atención al público, los primeros manuales se incluye a las áreas de operación, a la áreas de los distritos, a las áreas de servicio, a el área de control patrimonial, al área de control presupuestal, yo creo en lo que me toco vivir que en la época entre el ´96 y el ´98 es donde entra la parte de los sistemas donde brincamos a la parte informática y ahí es donde se ve ya los frutos de todo el trabajo anterior LC:_ si por que te digo en las notas del periódico, yo lo que veo es que hay una… como que la ciudad obliga a esto, no, en los años 80´s empuja, como que la ciudad crece, crece y crece y demanda agua pero el organismo no tenía la capacidad de respuesta para la alta demanda que había de agua y eso además hay que agregarle el tema de la credibilidad porque hay unas notas que vi que se critica mucho a Luis Ramírez que fue director de la
334

CESPT en la época de Roberto de la Madrid y que sale a los medios diciendo, estamos reparando etc., esperen nos unos digas, tengan nos paciencia, pero la queja generalizada es que no hay agua en la llave, no, y mucha gente dice, cómo me cobras agua si lo que sale es aire de la llave, no, y este periodo entre un crédito y otro es como el de, yo desde donde lo veo es casi, casi la creación de un organismo, ¿no? GH:_ la creación de cómo lo conocemos hoy en día, porque en resto del país créeme estamos años luz de lo que es un organismo, no, el promedio del organismo en México es de 40% de pérdidas, el 60% de recuperaciones y eficiencia, este, ocho horas promedio de agua al día, estamos a años luz de lo que es un organismo a nivel nacional promedio, es la creación del organismo como lo conocemos o como lo conceptualizamos el día de hoy, la otra parte que bien dices es la parte personal , en los años 70´s, bueno esperábamos a don Felipe que era el pipero, con ansiedad para que pasara y gritarle que llenara las pilas de los vecinos, todos teníamos pila, teníamos bomba, porque no había de otra, no, agua de mala calidad de algunos pozos donde surtían las pipas, era Garzas en el Alamar, en la zona Río, esa es la parte, la otra parte era que las inversiones que se hacían, era la junta de organización en aquellos días, eran subsidiadas, la gente te daba una cuota pero no paga la obra como la damos ahora, no, no había la confianza de las instituciones bancarias internacionales como para dotar un crédito al Estado, no, aquí lo que vale la pena mencionar es la valor de gestión que se hizo antes de Ruffo y que de alguna manera convenció a las instituciones bancarias para que nos otorgaran el crédito. LC:_ Muchas gracias por sus respuestas.

335

Entrevista con el Ing. Efraín Muñoz Martín Miércoles 25 de agosto de 2010 Oficinas de la Comisión Estatal del Agua, Tijuana Luis Carlos López Ulloa (LC):_ Estamos hoy con el Ing. Efraín Muñoz, Director de Comisión Estatal del Agua en BC, quien nos hará un recuento sobre la administración del agua en el estado y su experiencia en la Unidad Ejecutora del Proyecto, ¿Ing. Muñoz? Efraín Muñoz (EM): _ El agua, del ochenta para atrás la manejaba la federación a través de una, tenía residencias de operación de sistemas de agua potable en todo el país, en la sección de Baja California, algunos lugares de Nuevo León, no todos y Guadalajara, el área metropolitana, había una que manejaban los estados, muy poquitas entre ellas Baja California, Baja California nunca tuvo operación de sistemas por parte del gobierno federal antes de que se hiciera la Comisión Estatal de Servicios Públicos aquí en Tijuana, había una junta de agua potable, esa junta de agua potable medio se decía federal, cuando el estado quería entrar a ver lo que estaba haciendo y cuando la federación quería entrar a ver lo que estaba haciendo, decía que era estatal, o sea, había una indefinición ahí como los

comités de aguas que hay ahorita en otros municipios en lo que es Rosarito, Tijuana, no hay ninguno ya, pero en los otros municipios tienes comités que alguna dependencia federal hizo la obra, se la entregó a la comunidad y ellos hicieron su propio comité, entonces hacen lo que se les antoja, no tienen ningún arreglo, simplemente cobran lo que quieren y a quien quieren, así había muchos lugares en el país. A partir de 1980 se empieza a cambiar, es el 5 de diciembre del ´81, del ´80 o del ´81. Sale un decreto en el que el gobierno federal empieza a entregar los sistemas de agua potable a los estados, en Baja California no había ningún sistema que entregar pero si había una residencia que se encargaba –federal- que se encargaba de entregar los sistemas de agua potable y los que estaban haciendo en ese momento se los entrego al estado y el estado a su vez se los
336

entregó a algunos, a las comunidades, después se modifica el 115 y dice por ahí con el concurso del estado o de los estados, los municipios son quienes deben manejar el sistema de agua potable o el servicio de agua potable después se vuelve a modificar el 115 y ya no lo ponen con el concurso sino que ya es de a fuerzas ahora el servicio de agua potable es obligadamente lo tiene que prestar el municipio; hay unas pequeñas excepciones ahí que si no se ponen de acuerdo, el congreso decidirá ¿verdad? pero prácticamente es de a fuerza del ayuntamiento, entonces eso, vamos a decir, es la gestión legal ahorita, el servicio como se da ahorita, pues, es medio ilegal, pensando ya en los años de los 80´s, antes de los ´80 cuando ya se crea la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana, lo primero que piden es agua, se firma un contrato con Rosarito, con la termoeléctrica, Comisión Federal de Electricidad para entregarle 250 litros por segundo, que nunca se los entregó, nunca hubo 250, siempre hubo menos y hasta que el acueducto funcionó se terminó ese contrato por ahí de los set… LC: _ Esa agua era de la desaladora que venía de Rosarito… EM: _ de la desaladora de Rosarito, así es, que sigue estando no más que es otra desaladora, la ha ido modificando la Comisión Federal de acuerdo a sus necesidades, ya no tiene el contrato con el estado, para abastecer de agua potable. LC:_ si… EM:_ En los 70´s, muchos años antes se hicieron un montón de proyectos para traer agua de Mexicali, que es el único lugar donde tenemos agua segura, hay ante proyectos para traer agua de La Misión, para traer agua de Guadalupe, para traer agua de Santa Rosa, de un montón de lugares, funcionó el de La Misión, el de La Misión fue para 200 litros por segundo que después se amplió a 300 con el agua de la desaladora y a final de cuentas creo que quedo en 250 el de La Misión y la desaladora y se daba ahora sí que de acuerdo a la disponibilidad de agua en el acuífero y de la desaladora. No era suficiente, siempre Tijuana tuvo los problemas de agua increíbles que cada que venía un presidente de la república a
337

nivel de candidato, lo primero que le pedía era agua, venían los diputados y también agua, venían los presidentes municipales, gobernadores, a todo el mundo le pedía agua a Tijuana, cuando le tocó a Luis Echeverría, ése fue el que dijo ya no hay otra más que entregarle agua, pues de Mexicali, verdad, la ciudad está creciendo tanto que con lo que hay alrededor no podemos abastecerla y pues es necesario entregarles agua, hay un acta de CILA que a lo mejor la has visto donde habla de una conexión de emergencia LC: _ ah sí, sí, sí, claro, claro EM: _ por ahí, Echeverría se compromete en cierto tiempo hacer el acueducto. LC: _ Hacer el acueducto y mientras estamos conectados por un tubo… EM: _ entonces los gringos dicen mientras se hace el acueducto nosotros les damos hasta 600 litros, ahí vienen las unidades, pero en términos así muy generales era un bloque de 300 litros y otro de 600 litros por segundo, entonces con esa agua ya Tijuana más o menos se calmó, se hizo el proyecto por allá en los 70´s, se empezó a construir en el ´75, a fines del ´74, se empieza la obra por ahí a finales de los 70´s, llueve mucho se llena la presa y en lugar de seguir el acueducto como estaba, la lana que tenían para el acueducto la usaron para otra cosa y usaron un poco para la potabilizadora de la Rodríguez, se amplió la potabilizadora a 600 litros porque era de 300 litros nada más, se amplió a 600 por ahí del ´78, ´79 y con eso otra vez fue como una aspirina para Tijuana, con el agua que siguió cayendo porque siguió lloviendo, en el ´82, ´81, todavía, el ´80 debió haber sido la peor, ahí fue cuando se derramó e hizo no sé qué tantas cosas, se arregló la segunda etapa del río que está aquí abajo y más o menos por esos años ya se iba terminado el acueducto, se empezó a probar el acueducto y en las pruebas de las tuberías entre los tramos de la PB1 y la PB, en todos los tramos tronaron los tubos, hubo problemas de corrosión, la PB0 hasta la PB3, entonces esos tramos de tubería, hasta la PB2, esos tramos de tubería tuvieron que cambiarse había un solo tubo que traía los cuatro metros, como no había lana para reponer un solo tubo se dividió ese en tres en lugar de traer los cuatro metros
338

que no se ocupaban ahorita en aquel tiempo, se puso un sólo tubo que traía más o menos, la tercera parte de los cuatro metros, un solo equipo LC: _ ¿se averió?, entonces volvimos hacer toda la obra… EM: _ No nada más el tubo LC: _ ah el tubo… EM: _ el tubo de la PB0 y la PB2, de la tres en adelante ya está igual, entonces de la PB2 atrás hicieron un tubo de 48 pulgadas, con ese ya se podía pasar, con los indicadores de la, hay una minuta de indicadores que les mandamos, ¿los has visto? LC: _ si, si, si EM: _ ahí aparece desde cuando empezó a bombear, [a ver donde los tiene aquí esta mujer] [el entrevistado hace una pausa para buscar unos indicadores] [pausa momentánea], entonces se empezó a trabajar con un equipo, después, hicieron el segundo tubo, ya se podía traer agua con dos equipos y en aquel tiempo, el problema no era el agua, era la energía eléctrica, no había disponibilidad de energía eléctrica, entonces Comisión Federal de Electricidad, de acuerdo a la disponibilidad de luz, era como le daba chance al acueducto que bombeara, a veces en la noche nada más bombeaba [pásale, pásale] [ruidos ambientales y de hojas] y así fue como Tijuana empezó a resolver su problema de abastecimiento, gracias al acueducto, tiene agua, pero ahora la bronca no era el agua sino como distribuirla, en 1982, empezó a funcionar, no el acueducto, sino la presa, Mexicali no mandó agua sino hasta el ´85, se empezó a cambiar la tubería vieja, se fueron tramo por tramo pero con las lluvias del ´77, ´78, ´79 y ´80 la presa del Carrizo casi se llenó, era pura agua de lluvia el acueducto todavía no funcionaba, aprovechando eso se hizo la línea que viene de la presa al Florido y luego se hizo otra del Florido al Aguaje de la Tuna, en el camino esa línea entregaba agua por muchos lados y después el Aguaje de la Tuna, pues, le llevaba agua también a muchos lados, pero no llegaba a Playas, ahí era que llegara al Rubí, ni siquiera
339

llegaba ahí, no había lana para llegar, no había nada más hasta lo que es planetario, bajando ahí del Aguaje de la Tuna hasta ahí llegaba el acueducto, esa agua fue única y exclusivamente de la presa del Carrizo sin que funcionara el acueducto, ya cuando empezó a funcionar el acueducto que fue en el ´85 fue porque le ganaron el agua a la presa del Carrizo, se hizo la potabilizadora del Florido, luego las demás líneas se empezaron a usar. Cuando la ciudad se da cuenta que tiene agua y ahora cómo le hago para distribuirla en aquel tiempo se buscó un crédito FIFAPA, todavía con Roberto De la Madrid, el gobierno federal lo consiguió, en la campaña incluso de, en la campaña de Xico [Xicotencatl] todavía estaba de gobernador Roberto De la Madrid, se le entregó un crédito puente por 500 millones de pesos para darle agua a Tecate, Tijuana y Ensenada, para redes de distribución LC: _ ya en la ciudad propiamente EM:_ era un crédito FIFAPA, van, este, a Mexicali, bueno a Tijuana LC: _ ¿Este crédito es como el equivalente al FINFRA que le dicen ahora…? EM:- no, no, era un FIFAPA, igual que el japonés, igual que el BID BANOBRAS, era la misma cosa no más que quien lo daba era el Banco Mundial y el programa que tenía BANOBRAS con el Banco Mundial le llamaba FIFAPA, Fondo de

Inversiones Financiares para Agua Potable y Alcantarillado, en aquel tiempo se hizo el acueducto que viene del Insurgentes, bajaba la línea hacia el Aguaje de la Tuna, pero no había un tubo para traer agua más para acá, entonces traía agua hasta el Parque Morelos más o menos, luego se hizo otra línea del Rubí-Herrera que era de donde terminaba la línea que había hecho el acueducto hasta la Herrera y así fue como empezaron a distribuir, pero llega la siguiente administración y dice la siguiente administración, yo no quiero, yo no quiero ese crédito está muy feo, así en esas palabras, en ese tiempo me tocó estar en la residencia donde se gestionó el crédito y era una dependencia federal, no lo aceptó el gobierno del estado y con ese mismo proyecto se empezó a gestionar un crédito BID, tampoco quisieron el de Ensenada ni el de Tecate, lo que se manejó
340

como crédito puente, pues se quedó como puente, se pagó esa parte, cada quien le correspondía una parte, la mayor la tenía Tijuana obviamente, después de esta se tramita el BID BANOBRAS y empieza el famoso BID BANOBRAS, el proyecto del BID era darle servicio a una población (X) que no tenía redes en ese momento, estamos hablando de los años ´82, ´83, pasa el tiempo llega Xico, se hace el famoso relajo, que no quisieron una, no quisieron otra para cuando se autoriza el BID, las condiciones ya había cambiado entonces tuvo que hacerse la modificación y después de que se autoriza el BID, empieza el gobierno del estado a ejercer, lo que no quería el gobierno del estado es que interviniera una dependencia federal como ahora interviene la CNA en aquellos tiempos la normativa era la Secretaría de Asentamientos Humanos y Obras Públicas, federal, ellos eran los ejecutores del crédito, incluso y el que lo pagaba era el organismo, entonces, el estado decía no, porque voy a dejar que tu ejerzas algo que tengo que pagar yo, ¡espérate!, la federación pone la mitad tu pones la otra mitad del crédito, la federación entra con la intención de vigilar que los recursos se ejerzan como deben de ser, como tenía muy mala fama el estado y más Tijuana, a la hora que cancelan el del Banco Mundial y se van al BID, Banco Mundial y BID, de alguna manera se comunican, se pasan chismes uno al otro, entonces en el contrato del crédito se estableció bien claro que el organismo operador no iba a ser el otorgador del crédito, él nada más lo iba a pagar que tenía que dar una residencia especial, que le llamaron Unidad Ejecutora del Proyecto, separada del CESPT, que nada tenga que ver con la CESPT y así empezó. Empezaron entonces como en el ´84, este librito por aquí tiene todo, verás [ruidos: cambio de hojas] y por ahí en el ´89-´90, se supone que debieron haber ejercido en cuatro años, llevaron creo que cinco años ya y apenas llevaban ejercido el 30%, ahí fue cuando me tocó entrar a mí como coordinador de la UEP. LC: _ entonces usted en la residencia donde estaba se movía la UEP o dentro del mismo EM:_ yo estaba en la…, estaba en una dependencia federal, que era la que se encargaba de ejecutar esos créditos, en ese entonces era la Secretaría de
341

Asentamientos Humanos y Obras Públicas,

haz de cuenta la CNA ahorita,

entonces manejábamos toda la cuestión del crédito, la aportación de recursos federales y era quien ejecutaba la obra, no los estados, era una residencia especial, el Estado participaba también, no era unilateral la cosa pero lo que el estado quería era que la federación se aventara. LC: _ toda la jugada EM:_ y así fue y así se la dieron, la federación dijo: “ok”, si así lo quieres adelante, no más que con el Banco Mundial no se puede, Banco Mundial no acepta ese tipo de cosas, entonces tenemos que ir con el BID y se fueron con el BID y luego lo autorizó y en el ´85 empezó la inversión y se terminó en el ´93, ocho años, entonces, aquí hay un informe completo de lo que se hizo, si quieres después lo revisas… LC:_ Gracias EM:_ entonces ahí puedes ver qué fue lo que pasó en la ciudad, hay indicadores del organismo antes de que entrara el BID y como estaban después de que entrara el BID, indicadores muy interesantes como el que, en el ´90, llevaban ´85, ´86. ´87. ´88, ´89. ´90, cinco años llevaban y llevaban el 30% ejercido, ahí está año por año cuanto crecieron y en que lo ejercieron, a mí me tocó entrar en el ´90, a finales del ´90, en el ´91, ´92 prácticamente terminamos la obra, en el ´93 seguimos ejecutando pero más del crédito, la CESPT, consiguió lana, recursos propios, adicional, ahí les va lana para que completen la obra. LC:_ ok EM:_ no para hacer lo que les había dicho el BID, sino otras cosas. LC:_ Que me imagino que se identificaron en la misma ejecución de las obras. EM:_ Al tiempo que se iba ejecutando la obra pues iba creciendo un montón de… LC:_ Claro.

342

EM:_ el programa era a cuatro años, y se hizo en el doble, entonces en esos cuatro años, después de los cuatro años que dijeron que lo iban hacer, salieron muchas cosas nuevas, a muchos de ellos se les hizo obra, no a todos obviamente, pero además al final del periodo del crédito, la CESPT, desapareció todo el área de construcción, todo lo que tenía en proyectos y construcción la CESPT, lo desapareció y lo mandó a la UEP, con la idea de que se fuera armando precisamente la Subdirección de Construcción y ellos se encargaron de la operación nada más, se termina el crédito, se entrega, desaparece la UEP y toda la gente que estaba en la UEP se integra… LC:_ Era como una subdirección de construcción EM:_ una subdirección de construcción LC:- y en el proceso que se están ejecutando las obras, la UEP que tipo de relación tiene con la CESPT, nada más de, hicimos esto o había EM:_ había relación completita, por ejemplo cuando haces una obra en la que tienes agua potable tienes que conectar al sistema existente, te tienes que poner de acuerdo con los de operación, para ver cómo le hacen para conectarse, cuando tienen que cerrar alguna línea, pues también hay que ponerse de acuerdo para que la cierren, en la cuestión financiera también hay un acuerdo de que: “Oye yo ocupo tanta lana”, el que pagaba era la CESPT, todos los recursos, el crédito incluso lo pagó la CESPT también. LC:_ fíjese que, de lo que he estado viendo en notas de las lluvias en 1993 por lo que usted me comenta más en ese año estaban terminando el crédito inicial, la programación inicial y me estoy encontrando en los meses de marzo, abril, subsecuentes, pues que una, el gobierno y la CESPT están hablando de hacer unas obras adicionales, esas obras, por el tema de la contingencia de que la ciudad se inundó, etc., etc., esas obras las ejecuta la misma UEP todavía o ya lo hace como subdirección de construcción. EM:_ ya era subdirección de construcción
343

LC:_ muy bien EM:_ fue más o menos en el inter, yo creo, porque físicamente nunca nos movimos, físicamente quedamos donde mismo LC:_ era una cuestión de papeleo e integrarlos nada más. EM_ lo que se hizo fue, al estar la presa llena, la Rodríguez, la capacidad que tiene es tanta que sí quisiéramos acabárnosla con la pura potabilizadora de la Rodríguez, pues se nos iba a evaporar más agua que la que íbamos a usar, entonces lo que se hizo fue una línea de conducción de ahí de la presa Rodríguez al Florido para que en lugar de que viniera agua de Mexicali, usaran la de la presa Rodríguez y nada más con lo que había de evaporación se pagaba la obra, la obra se hizo con personal de aquí de la CESPT, ya fue CESPT, el proyecto se hizo también en la CESPT, no se tuvo que contratar a nadie, se hizo en la subdirección de construcción todo y al final de cuentas esa línea sigue funcionando ahorita y la están usando, en aquel tiempo se pagó y todo lo que está ahorita ya es ganancia, además de que también puede funcionar al revés, cuando tengamos mucha agua en el Río Colorado, podemos traer agua de Mexicali, llenar el Carrizo y si tenemos más agua todavía podemos pasarla por ese mismo tubo a la Rodríguez y darle agua a la potabilizadora Rodríguez LC:_ ok, otro asunto que le quería preguntar es el tema del surgimiento de la Comisión de Agua y Saneamiento del Estado que no sé a lo mejor y aquí me va a corregir, ¿esta luego se transforma en la Comisión Estatal del Agua? EM:_ no mira cuando el gobierno federal empieza a hacer el acueducto, el gobierno del estado tenía que hacer un organismo para coordinar la operación de ese acueducto que luego le iba a entregar al estado esa era su intención, entonces el estado hizo una Comisión de Servicios de Agua del Estado que desaparece por ahí en…, nunca funcionó, desaparece en el ´92 me parece

344

LC:_ Si porque a lo mejor, yo vi una nota de periódico, que en el…, finales de noviembre del ´92, les entregaron, le entregaron al gobierno del estado la presa del acueducto, EM:_ uno de los libritos de ahí de la CEA, está toda esa historia, no me traigo las fechas al dedillo, pero ahí está, si quieres luego te mando un correo con esa información, entonces se crea ese organismo que nunca funciona porque nunca les entregan el acueducto y cuando empieza la administración de Ruffo se dice que nos quieren entregar otra vez el acueducto, se nombra a una persona que empieza a revisarlos y ahí poco a poco se va armando y creo que en el ´92 se forma la Comisión de Servicios de Agua del Estado, la famosa COSAE, encargada únicamente de operar el acueducto, además les dieron otras funciones por ahí medio raras que nunca las ejerció más bien, siempre las intentó pero nunca las sobre el acueducto, después por solicitud del gobierno federal se crea la Comisión Estatal del Agua, la Comisión Estatal del agua se hizo con la idea de recibir las funciones que el gobierno federal está ejecutando en materia de agua y que quiere pasarle a los Estados, que hasta ahorita no te ha pasado nada, pero bueno ahí anda, después de eso, en alguna ocasión, ¿cuando fue?, 2007, 2006 yo creo, la COSAE, la absorbe la Comisión Estatal del Agua y se hace únicamente Comisión Estatal del Agua y es como estamos ahorita LC:_ ok, muy bien a lo mejor esta pregunta, no sé que le parezca, cual es su opinión personal sobre la decisión de construir el acueducto del Rio Colorado, en función de lo que me platico al inicio, de la lluvia, de lo que se disponía en los pozos de la ciudad, etc, etc, a largo plazo, pues por ejemplo ahorita EM:_ es que la única fuente segura para Tijuana es el Colorado, entonces hay que traerle agua del Río Colorado, no hay otra LC:_ muy bien y la viabilidad alternativa a unos próximos diez o veinte años, digo, pensando en que los norteamericanos luego alegan sequía y por los mismos…

345

EM:_ ni que fuera brujo, ¿no? lo que te puedo decir es que hay un tratado donde están obligado a entregarnos un volumen y mientras haya ese volumen, nosotros tenemos el agua asegurada LC:_ muy bien y la alternativa de la desalación en estos tiempos es… EM:_ la desalación es más cara LC:_ ¿sigue siendo cara? EM:_ si, si, es más cara, no sigue siendo, es más cara que el acueducto, con la desventaja todavía de que el costo del agua es puesto a nivel del mar y el acueducto te pone el agua allá arriba, ya no tienes que levantarla, en cambio el agua desalada de mar, tienes que incluir el precio de levantarla de ahí a donde la quieras entregar. LC muy bien y la última pregunta es, en estos detalles y datos e historias de que usted me platica, usted considera que se construyó una política de administración del agua o fue más bien como soluciones parciales, ¿no? luego de repente están comprometidos en un crédito y decir: ” no, no queremos ese” y nos vamos a otro, la misma construcción de infraestructura y de redes [voz de terceros] en la construcción de redes en la ciudad, en que el tema de vuelve prioritario, usted considera ahorita que ya hemos construido una política administrativa del agua, eficiente por ejemplo. EM:_ no, no hay LC:_ ¿así de plano no existe? EM:_ no y para muestra aquí tienes la CESPT de Tijuana LC:_ ¿a ver cómo sería eso? EM:_ revísala y tu dime que políticas tiene LC:_ ah ok, bueno

346

EM:_ una cosa es que les preguntes eso y te den una respuesta pero compruébamelo, porque te puede decir muchas cosas, pero en realidad que es lo que están haciendo ahí, en papel hay muchas cosas, pero en la práctica no tenemos nada, hacemos nada más lo urgente, nada más, donde gritan ahí los callamos LC:_ ¿y en este sentido su escenario digamos ideal sería o como lo visualiza usted? EM:_ ¿ideal para qué? LC:_ en términos de una política eficiente de administración del agua EM:_ mira aquí la situación es de que tenemos una gran ventaja contra los demás organismos del país, esta tan amolados en el resto de país que con cualquier tontería que hacemos aquí interesante, suena mejor que allá y hasta nos lucimos y salimos en el periódico, pero no tenemos una política clara, no hay en principio de cuentas ni siquiera tenemos el servicio completo, quién atiende los tubos de los pluviales, por ejemplo, eso es parte, eso debería estar dentro de la política del agua porque es el agua, como no hay quien pague los tubos del pluvial, pues mejor no nos metemos, mejor no lo mencionamos y se oye rebonito LC:_ pues si… LC:_ pues bueno, no sé si usted quisiera agregar algo más… EM:_ por mi es todo, tienes alguna duda adelante, ese libro te va a servir un montón, es un resumen muy técnico de lo que se hizo, la obra que se hizo, te va a servir mucho, te muestra los indicadores del organismo, no se haya alguien allí que tenga de años antes de ahí, sino en la oficina en Mexicali, tenemos, ahí en la CEA, échale un grito ahí a Don Marco Zambrano LC:_ ahí se lo regreso este EM:_ ´ta bueno, salúdame ahí al ingeniero Gutiérrez

347

LC:_ a esta bueno, bueno muchas gracias eh EM:_ ándale por nada, hasta luego [ruido ambientales]

[Fin de la entrevista]

348

Entrevista Halla Razak 5 de octubre de 2010. Oficinas de San Diego County Water Authority HR:_ So, you doing this for what reason? LC:_ I´m actually doing a PhD, in Global Development, you can… you allow me to do the translation to Spanish to English? HR:_ sometimes if you feel get stuck, fell the…tell me the Spanish word LC:_ you speak Spanish? HR_ a little bit LC:_ well, I think… HR:_ your English is way better than my Spanish, so LC:_ ah!, thank you…alright, well, today it´s October 5th. ,we are here with Miss Halla Razak, she is in charge of the Colorado River Program here in San Diego Water Authority HR:_ correct. Yes LC:_ First question, can you opinion be use for research purposes? HR:_ Yes LC:_ alright, well, now, can you please talk about your résumé, please HR:_ ok, I´m a civil engineer, I´m graduated from Ohio and I got the master´s degree from San Diego State, here, I´ve been in government all of my career, really, I´ve worked in public projects, in the work initially not water projects, I did a lot of designs constructions of parks, roadways, buildings then I moved into the water arena looking a pipelines, and bathwater and wastewater treatment plants and so on, from there I, in the I´ve becoming working in the Colorado River and it´s
349

because I´m really in charge in implementing projects, The Coachella Canal lines project, All American Canal lines launch project, a big, big projects with many agencies involved so my work is not that much, much engineering, even do, it´s important for me to know engineering but it´s more looking at the agreements and how to implement and how to manage things to make sure that certain things happened LC:_ put to everyone in the table to know and sharing and talk? HR:_ Yes LC:_ alright please, what are all the things that the Colorado River problems, exact? HR: in 2003, the Californian agencies and different users of the Colorado River water in California had entered into a very complex set all the agreements call “The quantification sediments of the agreements”. I can speak for probable five hours just to explain what those are, but the bottom-line, before this agreements brought the Colorado River use, when then California to what it´s allowed under de law, 1992 when the federal government decided what state it´s going to be getting what piece of the Colorado River water, they decided that and then places like Colorado, Utah, New Mexico, were using a lot or less of the water that allow to use, because they don’t have many, many people, they don’t have many more agriculture so California is a state growing so much and using more, the others states got very, very nervous and the said: “ if California is keep using more that means we can we use what is ours and we are afraid and not be to able to grow and develop because California are using our water, so they want to the federal government, and they said ok federal government you better do something and stop California for doing that, by that time is was very difficult for California using less a lot of house´s got bill, people. You know all of that, so all of the people in California were using the water started negotiating and discussing they came up with several things quite of few things need it to happened, so use strings for point for point which is what are we allow to use by law. San Diego it´s a part of that and what we
350

got out of that it´s we built canal lines projects, we lined the canals, whatever water that’s was sapping into the ground that water now is catchers and comes to San Diego that it´s the first thing and the other things it´s was get water transfer from agricultures users in Imperial valley coming to San Diego LC:_ For urban users and domestic user? HR:_ Urban users, domestic, industrial we have so many agriculture here as well La premisa de la transferencia de agua de Imperial Irrigation District fue que estuvieron usando agua para irrigación e irrigación por inundación y esa es una mejor manera de usar el agua, la idea es que paguemos dinero para dichos proyectos para que sean más eficientes en el uso del agua y llevarla a San Diego. Eso ha sido un poco la administración de este programa. Adicionalmente yo los he representando en todas las negociaciones del Río Colorado incluyendo las negociaciones con la Republica mexicana y el gobierno de los Estados Unidos y en proyectos de cooperación con México y Estados Unidos. [desde este punto la entrevista se acordó llevarla en español con la entrevistada] LC:_ Muy bien y ahora que lo menciona ¿Cómo es la relación entre San Diego Water Authority y la CILA? HR:_ realmente es muy buena, diría que San Diego no tiene muchas negociaciones directas, únicamente con Water Authority y CILA, pero trabajamos en conjunto con los otros organismos del agua en California y con los siete estados suscritos, además ayudamos a la CILA para hacer las negociaciones y en diferentes cosas, pero solo en ciertos momentos. Aproximadamente hace tres años, en el 2007 cuando las negociaciones empezaron, tuvieron un cambio, un cambio en el tiempo, es decir, las personas que estaban involucradas eran muchas, muchas personas estuvieron involucradas especialmente en el lado de los Estados Unidos, por el control local del agua, cualquier persona que recibiera agua por el Río Colorado, meritaba una participación importante en el tipo de acuerdo entre México y Estados Unidos. En México CONAGUA, tomó las riendas,
351

y permitió que los organismos locales supieran que estaba pasando pero cualquier cosa que pasaba CONAGUA siempre estuvo al pendiente, pero aquí todos quieren estar a cargo. LC:_ Porque son siete estados, eso pienso: California, Arizona, Nevada y del lado mexicano es solo, prácticamente Baja California. HR:_ y Sonora. HR:_ muchas de las cosas de las que estamos hablando no han impactado a Nuevo México o a Utah, pero tendrán en el futuro muchos abogados involucrados, todos están de acuerdo en que necesitan estar involucrados y necesitan estar seguros de lo que está pasando. LC:_ y la siguiente pregunta, ¿San Diego Water Authority trabaja con el Departamento de Estado o con CILA en las negociaciones con México? HR:_ La CILA no, el Departamento de Estado desde hace mucho tiempo, después de que hacemos gran parte del trabajo, CILA presenta los documentos al Departamento de Estado y en los documentos en los que están de acuerdo, nos lo hacen saber y obtenemos la retroalimentación, pero el Departamento de Estado solo se encuentra en la parte de atrás, directamente desde Washington, algunas veces vienen a visitarnos desde hace mucho tiempo pero no es frecuente, pero estamos bajo su control, como en México, es decir, no están siempre involucrados, pero de vez en cuando acuden a las reuniones solo para saber cómo van las cosas, son discusiones muy difíciles y técnicas en las negociaciones, pero toman muchos años para que sucedan… LC:_ Ha visto las minutas que firmamos HR:_ si LC:_ no son esas las razones por las cuales tenemos minutas año tras año, es decir dos años y otros tres años, etc.

352

LC:_ desde que aconteció el terremoto en abril, el acueducto y los canales en México se dañaron, así que México, Estados Unidos ofreció a México, sabemos que tienes muchos daños y quizás nos seas capaz de llevar toda el agua, te permitimos y te ofrecemos almacenar una parte de esa agua. México no respondió enseguida y dijo, déjenos pensar en ello, cómo es que se va a almacenar, eso ocurrió en abril, ahora estamos en octubre, seis meses y aún seguimos negociando sobre cuánta agua va a ser almacenada, de qué forma y cómo es que México la va a recuperar y estamos viendo si estamos de acuerdo o no, espero que no tengamos una verdadera emergencia porque no sabremos cómo reaccionar. LC:_ ¿Cuál ha sido la participación de San Diego Water Authority en la conexión de emergencia con Tijuana? HR:_ desde hace seis años cuando fue aprobado que San Diego ayudaría a la CILA hacer toda la planeación de si hubiera un corte mayor en el acueducto el agua se entregaría o se repartiría a las diferentes partes desde San Diego hasta Otay y creo que México tendría un poco de agua pero no mucha, inicialmente pensamos que México y los Estados Unidos han asumido que México utilizaría más agua, pero que tenga una conexión de emergencia no significa que dependa de ella todos los días, hubo una renovación el año pasado donde se acordó trabajar muy de cerca con Otay Water District, la Ciudad San Diego y CILA para asegúranos que todos estén de felices con los términos del acuerdo y sea finalizado; eso realmente ayudará a que exista un mayor involucramiento entre dichas partes LC:_ este año o el año pasado, estuvimos cerca de la conexión, hicimos una medición del agua con el personal de Otay Water District y el personal de la CESPT y supe que el acueducto y control […] es como un ritual HR:_ ¿pero qué tan frecuente hacen eso, lo hacen cada mes? LC:_ una vez al año

353

HR:_ si por eso, no es el gran uso del agua, creo que es muy bueno tener conexión de emergencia de agua, porque nunca sabes cuándo o en qué momento la vas a necesitar. LC:_ ¿Cómo en un terremoto? HR:_ si, exactamente o alguna ruptura en las tuberías, etc., sería catastrófico, necesitamos pensar y planear para emergencias, cualquier tipo de emergencia, es bueno tenerlas. LC:_ oh, la siguiente pregunta, ahora que estamos hablando del gobierno, el gobierno de Estados Unidos escucha las opiniones de San Diego Water District cuando hacen una negociación con México, usted ya había respondido a eso HR:_ si, San Diego tiene un asiento en la mesa de negociaciones entre los Estados Unidos y México y de hecho, no sé si estén al tanto de ello o no, pero estamos trabajando en la planta de desalación en Playas de Rosarito, es una asociación entre San Diego Metropolitan Water District, South Nevada Water Authority y Arizona Water District y la idea es construir en cooperación con la República de México una planta desaladora, para que México sea capaz de obtener agua desalada y abrir de algún modo la puerta, para que lugares como Nevada vean si México está interesado en hacer intercambio de agua, donde se puede dirigir algo de agua del Río Colorado a algunas reservas y que México utilice más agua de la desaladora, eso sería una posibilidad que estamos observando. LC:_ eso dos asuntos son a largo plazo… HR:_ si, sabes, desafortunadamente México necesita agua en menos de dos años y estos proyectos toman muchos años en concretarse, por eso es necesario observarlos, estudiarlos y tomar en cuenta los cambios de gobierno, ya que algunos gobiernos están de acuerdo, los presidentes cambian, los gobiernos cambian, y son muy diferentes, necesitan convencer a los nuevos funcionarios y
354

los gobiernos tienen diferente prioridades, este presidencia no va con la otra presidencia etc., los gobernadores o los alcaldes, así que no es un proceso fácil pero debemos contemplarlo. LC:_ ok, gracias LC:_ y la relación entre la San Diego Water Authority y CESPT tiene éxito? HR:_ bueno si, no diría que es una relación cercana, sé que la relación entre Otay Water District es más cercana con CESPT, porque son realmente vecinos. CESPT es más una agencia vendedora al menudo, es decir, tiene sus propios clientes y San Diego Water District es una vendedora al mayoreo, nosotros no conectamos agua a las casa de las personas o granjas, nosotros solo la conectamos a la ciudad y la ciudad es la que la conecta a la gente y así sucesivamente, LC:_ la Comisión Estatal del Agua es como la State Water Comission HR:_ si, muy parecida a ella, probablemente…,sabes, no sabría decir sobre la relación, probablemente tenemos una relación similar con CILA. CONAGUA, Comisión Estatal del Agua y CESPT, todas al mismo tiempo, porque no hay de hecho un intercambio de agua o acuerdos como esos o trabajos en proyectos como la planta desaladora, realmente necesito estar trabajando con todos los involucrados, haciendo y obteniendo retroalimentación, sería más bien una relación sencilla; sería una muy buena forma de describirla. LC:_ ok, gracias, bien, viendo un poco en la historia reciente en la región, que piensa usted con respecto a la coordinación entre el gobierno de los Estados Unidos y México en la región de California y Baja California en los últimos veinte años HR:_ pertenezco a la Cámara de Comercio de San Diego y ellos tienen muy fuertes y activas reuniones binacionales en la búsqueda de oportunidades y proyectos y supongo que he leído mucho acerca de otras relaciones fronterizas en otros países entre Alemania y Rusia entre Pakistán e Irán o Pakistán e India, esas son relaciones muy difíciles pero aun entre países que son amigables entre ellos,
355

de alguna manera nos guste o no cuando hay una frontera, la gente piensa en muros, no sé porque, es una línea que la mayoría del tiempo no se ve en ambos lados de la frontera, creo que ha habido bastante cooperación en ambos países pero también pienso que puede hacerse mucho más y es desafortunado que haya ocurrido el 11 de septiembre porque antes del 11 de septiembre, realmente pensé que con NAFTA habría más apertura y oportunidades y después fue en dirección contraria en materia de seguridad y ahora con la economía en el estado en el que está en Estados Unidos y en México, cuando tienen problemas económicos la gente empieza a cerrarse, a ser más proteccionista entre ellos sin sentido, los desafíos que México ha tenido como cuando ocurrió la gripe H1N1 y ahora con la situación de la violencia, ha creado todas estas barreras una tras otra, así que espero que en un futuro, soy muy optimista y creo que algo bueno saldrá del trabajo entre Estados Unidos y México y que California y Baja California pueden construir algo bueno. Soy optimista. HR:_ Ya empezó Tijuana Innovadora LC:_ no, empezará está semana, este jueves HR:_ está yendo bien, espero que les vaya bien y salga muy bien LC:_ La CESPT participará con la presentación del proyecto de la planta de los Montes de los Olivos, ¿lo conoce? HR:_ si Toribio me ha informado de ello. HR: ¿Trabajas para CESPT? LC:_ si HR:_ ¡ah! trabajas en el área de desarrollo, LC:_ no, de hecho estoy en el departamento de suministros, antes de estar en la CESPT, fui profesor de Universidad de Baja California y en 2007, me uní a la CESPT y al mismo tiempo entré al programa de Doctorado en la Facultad de Economía y estoy en la última parte de mi tesis y una de las cosas que le pregunté
356

a Toribio era que necesitaba entrevistas para conocer el punto de vista desde la visión estadounidense sobre el Río Colorado, la CILA y algunas otras cosas HR:_ y él te recomendó conmigo? LC:_ si HR:_ cuál será el objetivo de tu disertación; de la investigación que estás llevando a cabo, a caso es la relación entre Estados Unidos – México LC:_ es algo de eso, pero a lo que me estoy enfocando es la historia de la CESPT en los 80´s y 90´s HR:_ Ok LC:_ así que estoy muy relacionado con los temas o puntos de vista que usted me ha hablado acerca de Estados Unidos HR:_ tiene sentido, no me había dado cuenta que trabajas para la CESPT, pero es muy bueno saberlo LC:_ si, ahí conocí a Toribio, somos amigos muy cercanos HR:_ Toribio tiene millones de amigos, eso creo. LC:_ Lo sé, todo saben su historia en los Estados Unidos HR:_ bueno, es imposible no conocer a Toribio, tiene una voz hermosa, pero es una muy buena persona LC:_ muy bien la última pregunta para finalizar, y permitirle que continúe con todas sus cosas, de de hecho ha hablado sobre algo referente a…, que futuro busca San Diego Water Authority en el compartimiento de agua entre México y los Estados Unidos aquí en esta región. HR:_ sabes, tengo un muy específico punto de vista, el cual considero critico, creo que todos estamos en una situación difícil y ambos tanto Estados Unidos como México, creemos que estamos bien pero tenemos cierto tipo de cosas que
357

debemos atender como el cambio climático, aspectos económicos y muchas cosas que debemos preocuparnos y creo que la mejor manera de alcanzar es aprender lo más que podamos los unos de los otros y ver y buscar oportunidades para poder cooperar, verdaderas oportunidades para cooperar y que nos den beneficios, algo parecido a lo que decimos en los Estados Unidos, ver oportunidades que nos permitan ganar, nada de que tú ganas yo pierdo, yo pierdo, tú ganas, es decir ambos poder ganar en ciertos momentos, buscar proyectos que si existe una prioridad que no es tomada en los Estados Unidos o en México que esto nos aleje sino buscar los acuerdos, ayudas de financiamientos y los recursos a compartir, porque si México lo hace mejor con la mayor cantidad de agua que tienen, cuando los problemas ocurran, no vendrán a decir, esperen un segundo, necesito agua y lo mismo para Estados Unidos, todos ganamos y obtenemos beneficios, estar involucrados desde el 2007 en el proceso del tratar de cooperar en los proyectos, es como mirar el césped crecer, así le decimos aquí, cuando está creciendo el césped y estas sentado viendo cómo crece es muy lento y doloroso, mucha gente está involucrada y el reto de las relaciones entre Estados Unidos y México no es siempre sobre el tema del agua, es sobre aspectos como inmigración y económicos y muchos más, y en cualquier tiempo hay algún problema fuera del tema del agua y se convierte en un tema más importante en la agenda de las discusiones y negociaciones y así que pienso en que pasamos mucho tiempo en tratar de construir una confianza entre los diferentes pueblos y cuando perdemos el rumbo y cuando CILA realiza un paso hacia atrás en las discusiones, porque ella es quien ha tratado los temas de la frontera por muchos años y ha desarrollado muchas relaciones y la gente sabía que cuando decía algo CILA era cierto, así que tiene la barrera de lo que cada gobierno quiere o lo que cada país quiere y después tiene la barrera de la cultura. En los Estados Unidos si tú me preguntas algo y yo no lo quiero, te diré, es una buena idea Luis, pero no va a funcionar así, lo que descubrí al estar sentada en las negociaciones con México y cuando hacía una pregunta, movían su cabeza y no decían nada y cuando no lo hacia asumía que estaba de acuerdo con eso y regresaban y entendí que no estaban en lo absoluto totalmente de acuerdo, había
358

problemas en los tipos de comunicaciones y en todas esas cosas y con el tiempo tu aprendes todo esto y necesitas tiempo para desarrollar relaciones personales, confianza, entendimiento, estilos, antes de que puedas realmente estrechar la mano y decir está bien desarrollemos este proyecto, es un proceso muy largo y se necesitamos paciencia pero no podemos rendirnos, porque somos vecinos, así que ustedes nunca se moverán como tampoco nosotros nunca nos moveremos, así que estaremos aquí por mucho, mucho tiempo. LC:_ hay algo más que desee agregar o comentar HR:_ no solo que me parece muy interesante lo que estás haciendo, no sé en algún momento lo traducirás al inglés, así que mucha suerte, cuando vas a defender tu tesis. LC:_ en este enero HR:_ ok, así que no tiene mucho tiempo LC: _ estoy en la fase final HR:_ quiere decir que ya enviaste tu tesis con fecha en enero LC:_ si, lo verán, y lo revisaran y dirán si pasa o no HR:_ así que eres profesor de universidad, pero no tienes el Phd aún, verdad, LC:_ no, sólo la maestría HR:_ o la maestría y es en economía también LC:_ no, es en educación, de hecho HR:_ educación, así que te moviste de educación a economía y sobretodo en aspectos macroeconómicos, estoy en lo correcto. LC: si, de hecho, cuando me uní a la CESPT, necesitaba dar algún tema de investigación y dije, bueno, estoy aquí, así que decidí este tema y creo que un muy buen tema.
359

HR:_ has aprendido mucho, estoy segura, no… el agua y estando en la CESPT, tú lo sabes…, cuánto tiempo has estado en la CESPT LC:_ tres años HR:_ el agua es un campo impresionante, es decir, me imagino que en México es algo complicado, pero aquí la mayoría de la gente no lo reconoce, abren la llave y ven el agua salir y dicen ya está y se ponen felices, pero en la realidad es un tema muy complejo y aprehensivo, la gente que trabaja en el agua, nunca deja el agua, es un tema muy interesante LC:_ si de hecho en México la gente que trabaja en CESPT, CEA y CONAGUA, siempre son los mismos, trabajan ahí para toda la vida HR:_ si nadie se va, lo mismo en Estados Unidos, se mueren en el trabajo, ni si quiera se retiran porque saben de la importancia y sienten que les pertenece y piensan que si se van y llega alguien nuevo lo va hacer mal LC:_ lo mismo pasa en la CESPT, he hablado con mucha gente y siente lo mismo y piensa lo mismo HR:_ pasa en todas partes no nada más en California, lo mismo en Arizona, Nevada, la misma gente dirigiendo, en verdad no conozco ningún otro campo donde la gente permanezca tanto tiempo y no tiene interés en irse a ningún otro lado, quien sabe a lo mejor te pasa a ti también LC;_ muchísimas gracias HR:_ de nada.

[Fin de la entrevista]

360

Entrevista con el Lic. Milton Castellanos Everardo 21 de octubre de 2010 Domicilio particular del entrevistado en Mexicali, B.C. LC:_ Entonces, pues, estamos con el licenciado Milton Castellanos que fue el gobernador de Baja California entre 1971 y 1977 y nos va a ser el favor de responde algunas preguntas. Don Milton, eh, bueno si quiere aprovechando su libro me cruzó su biografía MC:_ si, LC:_ ¿o nos vamos directo? Bueno, mire la intención es rescatar algo de su experiencia como señor gobernador en el tema del agua, en el asunto del abasto y del suministro, entonces yo quisiera empezar a preguntarle sobre el perfil que tenía los colaboradores en su administración respecto al tema del agua y en especial en la Comisión Estatal de Servicios Públicos. MC:_ Bueno, mire el tema del agua como usted sabe, es federal, en el caso del estado de Baja California, pues, la fuente de agua fundamental es el río Colorado, entonces, todo lo que se refiere al río Colorado, pues es materia de tratado de 1944, en donde por fortuna se refirió no sólo al río Colorado, sino al río Colorado, al río Bravo y al río Tijuana, porque de esta manera esa referencia a todos los ríos que tiene que ver con límites con Estados Unidos, hace que no solo un río es el que se estaba definiendo en todos esos aspectos sino tres, entonces el río en donde nosotros prácticamente no tenemos cuenca era el río Colorado, la cuenca nuestra es pequeñita, el río Bravo tiene una cuenca mucho más amplia en México que en Estados Unidos y eso equilibraba las cosas, porque ahorita es muy fácil decir a Estados Unidos, -oye estamos perdiendo agua del río Colorado, pero también estamos perdido agua del Bravo-, entonces el tratado es de los tres ríos, vamos, porque si no nos llevaban mucha ventaja, si hubiera sido una tratado solo para un río y después un tratado para otro río y otro tratado para el río Tijuana,
361

realmente es una pérdida de tiempo, entonces si nos tendrían muy agobiados, en cambio, el hecho de que el tratado se refería a todos los ríos la cosa sea más compleja para tratar de hacer cosas mal hechas porque el tratado no es de un solo rió, sino de todos los ríos que limitan con los Estados Unidos, entonces la autoridad local en relación con el agua pues es una autoridad que tiene que ser una autoridad gestora ante el gobierno federal y participativa en los problemas, porque la falta del agua provoca agitación en el campo y la ciudad y usted sabe que las cosas preferentes son en el orden de que primero uso horas pico y después industrial y al final puso agrícola, no, tanto en la ley como en el tratado, bueno, entonces, la ley en lo que respecta al agua del río Colorado, está en manos de un organismo que es la Comisión Internacional de Límites y Aguas, no hay ninguna ley por encima, ningún presidente le puede ordenar, en el único caso que se ha atrevido a tomar una decisión fuera de orden ha sido el presidente Fox que le regaló a los americanos un volumen de agua que no tenía por qué haberle dado, digo, pero la realidad es que la Comisión está integrada por representantes de Estados Unidos y de México y esos son los que estudian las cosas y después dictan una resolución y naturalmente tiene que dar parte a las secretaria de relaciones de cada país del por qué están tomando una determinación en determinado sentido y los países a través de su órgano también de relaciones exteriores, les puede decir, oigan tenemos este problema, esturdiéndolo, dennos su opinión y pueden decirle, no, este, estás mal, no estás siendo justo hay que hacerlo así, pero es una cosa donde la autoridad que ejecuta las cosas es una Comisión y parece que la gente no le da la importancia que debe a la Comisión y como que creen que es cosa de hacer manifestaciones y de hablarle al gobernador, de hablarle a los diputados y senadores y no, a los únicos que tiene que hablarle es a los miembros de la Comisión de Límites y Aguas, entonces por eso a veces, este se crean más problemas porque algunas gentes apoyan que se cometan infracciones a los términos del tratado y eso trae muchos problemas, pero la situación positiva que tiene Baja California es que tiene la garantía de una cuota mínima que le tiene que entregar, ahora si hay alguna cosa relacionada con determinado río, tenga problemas por sequia o cualquier cosa, pues se tiene que
362

ver, en todos los ríos, porque si viene como le digo las sequias, entonces usted están pagando los volúmenes en el río Colorado, bueno hay que estudiarlos también, porque la misma obligación que tenemos nosotros de cuidar el agua la tiene los Estados Unidos y si el agua está siendo afectada por fenómenos, calentamientos, con todo lo que viene , entonces hay que ver si el otro río no tiene los mismos problemas, entonces no es no más de que ahorita el río Colorado, sino río Bravo cómo está; esa es una bendición para México porque eso nos ha evitado que nos circunscriban a la cosa del río Colorado y el río Colorado ellos lo han aprovechado exhaustivamente y lo han manejado a su antojo, han trabajado y desperdiciado mucha agua y a la hora de mover los motores hidráulicos para producir electricidad no nos han dado ni un kilovatio, entonces, este, es una cosa que le da a México una defensa el que esté todo vinculado no sólo al río Colorado LC:_ sino que tenga que ser sobre los tres ríos, sino de forma integral MC:_ si porque, prácticamente no funciona, pero en alguna parte sí, porque ahí si tenemos cuenca parecida, casi, casi, tenemos la misma cantidad de cuenca nosotros y los americanos, pero es una cosa mínima, por ejemplo el río Tijuana, pero, entonces la situación nuestra, este, usted habla mucho de la CESPT, el Ingeniero Sánchez Díaz, mi antecesor se preocupó mucho por imitar a las ciudades americanas que tenía una fórmula para que los cambios por elección en las ciudades no significaran que despareciera todo el personal que se dedicaba a actividades ajenas completamente a la política, entonces los americanos tiene al ingeniero de la ciudad, el ingeniero de la ciudad nunca cambia, le ingeniero de la ciudad se puede morir en el cargo mientras la cosa marché bien, mientras no tenga problema ningún presidente municipal puede quitarlo a su antojo, el pueblo es el único que lo puede quitar por ahí que le encuentre alguna metida de pata y con base en esa figura del ingeniero de la ciudad, él creó las comisiones estatales de servicios públicos, es decir, sacarles a luz a las autoridades la cosa de que cambien los técnicos y entonces creó esas comisiones y yo ya me encontré con esa situación que me pareció extraordinaria, porque al frente de la primera comisión se puso a un técnico muy conocedor y cuando yo entré y ese técnico,
363

pues, tuvo que salir porque él quiso salir para irse de rector de la universidad, yo inclusive le dije como vas a dejar esta cosa que tu echaste a andar y que la tienes muy bien para irte a la universidad, porque en esa época era un grillero espantoso, realmente no existía era puro membrete, no tenía más que unas preparatorias y una escuela profesional, la de oceanología, bueno, entonces, yo de todas maneras al primero que le dije, bueno a quién ponemos en tu lugar, pues al que sigue al subdirector, ingeniero, y dije le vamos a dar un concurso administrativo aquí que va a haber en Sonora para que se adapte mejor a la cosa de administrar la comisión y ya con eso es una gente que puede hacer lo mismo y entró este muchacho y lo hizo muy pero ya cuando empezó a transcurrir el tiempo y se venía la cercanía, empezaba la política del cambio y entonces un día se fue y me dijo, oye, este, yo quisiera renunciar a la comisión, - pero por qué, cómo, por…mandamos especializar la cosa y otra vez me quede y me dijo si yo supiera que el que va a entrar va a ser como usted, pues me quedaba porque yo estoy muy a gusto, pero yo sé que el que venga va a querer sacar, y le dije, nombre, estás loco como vas a estar pensando que va a venir un pendejo a cambiar todo esto y me dijo, no, ahorita me están ofreciendo entrar en una compañía de medidores y yo si quisiera amarrar mi futuro y bueno, ni modo ante eso… LC;_ ¿Estamos hablando de Juan Ojeda Robles? MC:_ ¿De quién? [voz interrogativa] LC:_ ¿De quién hablamos? MC:_ De Leonel Lizcarra, primero entró Luis López Moctezuma y el segundo era Leonel, entonces entró Leonel, cuando ya entró Leonel, entró Carlos Rubio Parra que se hizo cargo de la CESPT, técnico hidráulico que estuvo en la comisión del ingeniero Valenzuela, tenía una gran carrera, ¿no?, entonces ahí se me abrió la puerta y le invite a Carlos Rubio a que fuera, pero a ninguno se le ocurría quitar a un técnico para meter a un político que no sabía nada de nada, hasta que mi sucesor Ruiz invitó al hombre que más sabía de agua en el Estado, que era Juan Ojeda Robles, Juan Ojeda Robles desde que llegó aquí de chamaco empezó a
364

trabajar en las cosas del agua y ése se sabía la marca de la bomba de cualquier aparato, en qué lugar de la calle, a qué distancia, metros estaba, sabia todas las cosas LC:_ ¿Sabía todas las arterias? MC_ bueno lo sacan y ponen a un tipo que no sabía absolutamente nada y cuando se vino un problemón y por poco teníamos una tragedia aquí, pusimos a nadar a los caballos de San Ysidro, a la hora que quisieron abrir las cortinas de la presa Abelardo, nadie sabía cómo abrir las cortinas y no sé había revisado permanentemente cada mes, cada mes se revisaba los motores que levantaban, se levantaban tantito y se dejaba correr tantita agua y se volvían a cerrar, se levantaba el acta y yo personalmente nunca deje de ir a las juntas de la Comisión Estatal de Servicios, pero ningún otro Gobernador ha ido, son muy molestas, hay que ir a ver las cosas, eran toda una mañana, estar escuchando y trabajando cosas e ir afinando, entonces eso vino a perturbar el asunto porque desgraciadamente porque ya se hizo un cargo político el de las juntas de planeación en la Comisión Estatal de Servicios Públicos y así estamos todavía, los nombran los partidos, cada poco tiempo los cambia y ahí viene otro que no sabe de las cosas pero lo mandaron ahí, era dueño de mueblerías y toda la cosa, entonces por eso tenemos tantos problemas, porque las gentes[sic] [personas] que llegan no saben de que se trata y pasa mucho tiempo para que aprendan LC:_ ok, de lo que yo he estado investigando y leyendo sobre todo en notas del periódico y corríjame si estoy mal, en su época es cuando de alguna forma hace crisis el problema de que hubiera agua en la ciudad, bueno MC:_ un poco antes hizo crisis y principalmente en Tijuana donde las famosas señoras hacían escándalo y manifestaciones estaban a la orden del día, cuando viene el ex gobernador de Tabasco Carlos Madrazo como presidente del PRI, en una gira para ver quién iba a ser el próximo gobernador, entonces me invita a que yo lo acompañara a Tijuana, éramos amigos, desayunábamos juntos en México y nos tratábamos, él con gran cordialidad, el papá de Roberto, Carlos, entonces,
365

estando en Tijuana, un montonón, ahí en el partido, se le amontonaron la gente a decirle y que el agua, el agua y que el agua y entonces volteó a verme y me dice¿cómo la ves? y sin pensarlo mucho, porque eso yo lo había platicado con Eligio Esquivel cuando él era gobernador y yo presidente superior de Justicia y Esquivel mucha veces me dijo la solución del problema del agua de todos los pueblos de Baja California, es el río Colorado y a Tijuana se la tenemos que poner el agua ya mediante bombeo, no tiene otra fuente segura más que ésta y le dice, oye pero…, y le digo matemáticamente el problema es el costo, pero la solución, así recibe agua Los Ángeles y así recibe agua San Diego, nosotros tenemos que hacer un acueducto de menos cantidad que la que llevan ellos, ellos ahorita tienen acueducto a sobra, pero la solución a Tijuana es el que pase por Mexicali, siempre platicábamos estás cosas, entonces pasa de ser gerente de Distrito a ser gobernador y me invita a mí a ser el presidente del Tribunal y siempre platicábamos, entonces un día platicando me dijo que un día que había que entrarle al problema del acueducto y le dije por donde, me parece… esta es tu idea, tu tesis, este, cómo le vas a ser y ya estuve platicando y me dijo mira eso tiene que ser en base con que paguen el agua cada propietario por metro de superficie y le dije Eligio, así no la vas a ser nunca, Tijuana nunca te va aceptar que tu le graves su propiedad para llevar el agua porque no lo va a creer, el tijuanense es muy desconfiando con toda razón, van a pasar muchas cosas y para mí que eso no…, tu no más lo puedes lograr si es por metro cúbico que les des, pasando el litro puesto al tubo en tu casa y me lo empiezas a pagar cuando lo empieces a recibir, sino, no se puede hacer, no pero que así no se puede financiar y total se empeñó en hacerlo así y no se pudo hacer, porque la gente no admitió de ninguna manera gravar su propiedad antes de ver que el agua había llegado y tenían razón, entonces cuando pasa el tiempo y me llega a mí la cosa yo les hice la promesa, pero el pueblo no la creía, porque el pueblo tiene un montón de teorías y pendejada y media y entonces te empiezan a decir, no que mire usted que por aquí, que por acá y les dije bueno, miren vamos a hacer las cosas, yo voy a escuchar todas las tesis que ustedes me traigan y yo sostengo que la salida es el acueducto, pero tráiganme todo y la vamos a discutir frente a la televisión y el
366

tiempo que sea, yo ya había hablado con los de la televisora, en ese tiempo había muy poca gente, entonces así lo hicimos, nombre que perforando, a ver ingeniero que usted es geólogo, háganos el favor de explicarnos como está la cosa del agua en Tijuana para bombear, tinacos de granito que se llenan en la época de agua, toda la cosa y si pasa mucho tiempo sin llover pues el agua se agota y no se vuelven a llenar. Tijuana no tiene agua en el subsuelo, cuando llueve viene el río Colorado, almacena tantito y cubre y llena las tinajas de granito que hay abajo, pero a la hora que viene la sequía y ahorita ya llevamos muchos años de sequía, bombeamos y se acaba y ya no hay y eso ocurre con frecuencia, entonces eso del bombeo, no es la solución, Tijuana ha crecido mucho, ya no es un pueblito, cuando era un pueblito con el agua que llenaba con esa tenía para dos o tres años, ahora en seis meses se agota, entonces necesitamos un caudal secundario seguro y ése no lo es, no es que hay un canal que pasa por abajo, que las ballenas cruzan de un lado a otro, pero bueno el día que me pregunten dónde está ese caudal va a ser una maravilla, quién, que me diga dónde está cómo vamos a hacer la obra, dice usted que hay un caudal, dónde queda, no que mire usted que en Ojos Negros que por acá hay agua, les dije miren, la de Ojos Negros no nos alcanza ni para Ensenada porque bombear el agua es para agricultura, es mediante descanso, hay épocas de bombear y hay épocas en que se descansa porque la mata ya dio sus frutos y está descansando y el manto se va llenando, entonces eso aquí no, no lo es lo mismo bombear para regar que esperar que se reponga para volver a regar el año entrante a meterle una bomba todos los días, todos los días funcionando , sacando y sacando agua y no inyectándole nada, no da eso ni para la decima parte, total que discutimos todas, pasamos diez o doce horas en la televisión LC:_ ¿Entonces esa fue una transmisión que se hizo? MC:_ fue una transmisión el que traiga una y nos este viendo que traiga otra idea que venga ahorita y que aquí que la exponga hasta que llegamos a la conclusión, señores yo defiendo la idea del río Colorado porque ahí nunca nos va a faltar el agua, porque tenemos una cuota de 1850 millones de metros cuadrados
367

LC:_ Básicamente se usaba para el valle de Mexicali MC:_ si, por eso, pero este hay una falta completa de conocimiento de que significa el agua para beber y el agua para beber y sembrar, entonces aquí por ejemplo en cuento dijimos vamos a bombear para Tijuana protestan, oye espérame tantito tenemos 1850 234 mil de metros cúbicos de agua segura, tenemos 700 de las perforaciones, tenemos otros 100 de pozo de San Luis Río Colorado, entonces estamos hablando de 2500 millones de metros cúbicos de agua, ¿sabe usted cuánto significa para mandar agua a Tijuana ahorita, 94 metros? para 2500 cuánto es, mire no más que ahorremos un poquito, no sean tan cochinos para regar aquí y duplicamos esos 94 metros, no pinta lo que tenemos para beber, no pinta con el caudal que tenemos, pera gente no encuentra, mira tenemos 2500 millones y vamos a mandar 94, ¿que chingados significa eso hombre?, entonces se convenció la gente ya pero en última instancia si tanto nos urge pues la compramos, se las pagamos, les compramos su terreno y les compramos su permiso, Tijuana da para pagar eso, total que la cosa se aprobó, hicimos el proyecto y se inició el programa, desgraciadamente cuando nosotros empezamos a tener ingenieros civiles, de hidráulica capacitados y con experiencia y todo la cosa e hicieron todo correctamente, adquirió la Secretaria de Recurso Hidráulicos una perforadora horizontal que le puso el ingeniero Ruborosa, le puso “el cachanilla” que era perforadora que cuando se puso con el granito de la rumorosa el avance era fatal, no sirvió y tuvimos que hacer dos túneles, uno de dos kilómetros y uno de siete kilómetros al estilo antiguo con pura pólvora, puro cuete y cuete y cuete, se hicieron los nueve kilómetros de túneles y las bombas y las estaciones de bombeo, pero antes tuvimos que hacer un acueducto de doce kilómetros, seis en México y seis para llegar a Otay para que mientras hacíamos la obra, pues tuviera Tijuana agua para tomar. LC:_ ¿Que era la conexión de emergencia? MC:_ si, entonces, cuando presentamos el proyecto a la CILA aquí mi problema era con el representante de México no con el de Estados Unidos, porque son tres autoridades de agua de Estados Unidos, la de Otay, la de San Diego y la de Los
368

Ángeles y no vamos a poder convencerlos, bueno pero porque, ¿porque no…?, bueno pues, no se puede, no se puede, eso no se puede, pues entonces que podemos hacer, pues tenemos que hacer la obra, pero antes de hacer la obra necesitamos darle agua a Tijuana, pues total que no dije nada, terminamos la planta y yo me fui a Tijuana y en la reunión con la Comisión les dije, oigan quiero que hagamos está cosa, voy a nombrar tres comisiones, una para que vaya a Otay, otra para que vaya a San Diego y otra para que vaya a Los Ángeles y miren el gobierno les va a dar los gastos para que vayan ustedes, emborrachen a los gringos y se vayan de parranda con ellos, pero me traen la autorización para hacer el acueducto de doce kilómetros para que nos den durante cinco años, de todas maneras hay capacidad de conducción, ellos le van a ganar dinero, entonces no tiene porque negárnosla, nada más convénzalos, vamos a pagarles el agua, van a tener negocio, les sobra ahorita capacidad de conducción, total, era representante de los comerciantes el suegro del famoso ricachón de Tijuana, Roberto Estudillo, pero Roberto Estudillo era de lo más negativo que había, yo lo conocía muy bien y me llevaba muy bien, almorzaba yo con él y toda la cosa, mira tú te vas allá, emborráchalos, haz lo que quieras cabrón, pero ve a Los Ángeles […] [risas] entonces tú sabrás lo que haces, habla con Martin, ahí con cueros o con la chingada pero tú me traes el acta y si fue el cabrón y los tres me trajeron, Solórzano y otra persona fueron a San Diego y Ojeda ahí cerquitas de Otay, los tres me trajeron las autorizaciones, sin ningún problemas, si les convenía, de todas maneras estábamos utilizando sus bombas aprovechar la cosa para un acueducto de medio metro para la cosa del mismo, no era problema, entonces, de un metro creo que era el diámetro y ahí está enterrado todavía, bueno total ya pedí una nueva reunión con CILA y la chingada y les dije ahí bueno ingeniero, yo le suplico que por favor nos permita, pues, continuar esta cosa, necesitamos la cosa del acueducto, no pero no se puede, bueno cuál es realmente el límite, por qué no se puede, por lo que yo siempre le he dicho las autorizaciones, no hay ningún otro problema más, no, bueno aquí están las autorizaciones, pero cómo, ahí están las autorizaciones, pero les crees a las autorizaciones, claro que si cómo no, si esto les sale bien ganan dinero, de todas maneras, total que ahí ya no pudo
369

decir que había obstáculo e hicimos el acueducto con compañía americana en Estados Unidos, con compañía mexicana en México, o sea, se hizo el acueducto comprometiéndonos nosotros en cinco años se terminó la obra, que terminó antes de los cinco años, entonces esta cosa es la solución definitiva, nada más que desgraciadamente tenemos una educación de desperdicio del agua, entonces, ¡carajo!, estamos tirando al mar un montón de agua negra , quedó hecho inclusive el túnel, el tubo, digo el tubo para traernos el agua negra desde la costa hasta el ejido Matamoros y ahí quedó hecho, todavía está la obra debajo de la

canalización del río y nunca se hizo, traen una cruda de riego ahí en el Matamoros y para riego ahí no más era un tratamiento de agua gris, el ejido Matamoros la hubiera utilizado, pero no estamos…, mire si algún lugar está geográficamente hecho para aprovechar el agua negra es Tijuana, pero está la ciudad, y luego es una serie de montículos y valles, montículos y valles hasta Ensenada, entonces ahí se pueden conectar pequeñas superficies, cerrar un lugar, hacer un pequeño túnel en otro y hacer una serie de vasos comunicantes y almacenar toda el agua que queda ahí y poner plantas de tratamiento y en lugar de estar tirando el agua cruda al mar, tener toda esa agua, entonces no necesitamos más de lo que mandamos que sirva como base porque vamos a mandar y vamos a seguirla mandando y el agua va a seguir tratándose y si la aprovechamos al doble, pues, digo yo en Tijuana lo único de problema que veo es que no sabemos aprovechar el agua, es una cosa criminal la forma en que se están bañando la costa ahí enfrente, yo he llegado alguna vez y dije cómo voy a entrar sí ahí está entrando el agua cruda, digo con pedazos de materias fecales ahí, es una cosa independientemente de todas las cosas que el cloro etc., realmente son peligrosas, pero no aprendemos a rehusar el agua ya en el mundo eso es una riqueza antes nos protestaban porque se la mandábamos aquí por el canal del río Nuevo, ahora mándenme más porque ahorita ya no es un problema tratarla, ya no es problema tratar el agua negra que el agua del mar, es mucho más complicado tratar el agua de mar, es mucho más caro y el agua negra convertida simplemente en agua gris es una gran riqueza para la agricultura; son los misterios que algunos a veces no encuentra cómo explicarse, ¿cómo es posible que una riqueza que
370

viene de agua negra no la aprovechen?, pero la solución de la costa es el agua negra , pero mire hay un gran sobrante de agua de la planta de Rosarito hay una cosa de que tienen que refrigerar y eso produce un vapor y ese vapor es agua pura, no más que en lugar de que se vaya para arriba se vaya entubadita, es una agua a toda madre, nomás hay que inyectarle tantitas sales a la cosa para que sea pura, digo para que sea potable, pero no sé, se embóbela uno y resuelve el problema, hombre, el problema del agua en Baja California no existe, tenemos el agua suficiente para regarla agrícolamente toda, claro vamos a utilizar los nuevos sistemas, regar por riego, ya es un delito, mire nosotros tenemos 200 mil aéreas que quedan de cultivo, San Quintín, tiene como nueve, produce más que nosotros en las doscientos mil no producimos lo que produce San Quintín, ahí están sembrando romeríos que nunca pensaron que se iba a sembrar y lo están sembrando con pura agua, digo por goteo, aquí no podemos hacer lo mismo que en San Quintín, el clima no es el mismo, tenemos que imitar a San Quintín en Mexicali, pero exclusivamente en cuanto al ahorro del agua, pero en cuanto a que produzcamos lo mismo ni en la forma, nosotros a veces tenemos temperaturas de más de 50 grados en donde no podemos tener diez hectáreas cubiertas por que es un horno, hijo de la chingada y en invierno pues se congela, entonces no podemos hacer la siembras que hacen ellos, en la forma en que las hacen, las tenemos que hacer de una forma distinta, pero mire por ejemplo aquí en el valle de Mexicali, siembran trigo, claro es tirar el dinero a lo pendejo como vamos a sembrar trigo cuando lo podemos comprar a la tercera parte de lo que nos cuesta, entonces, carajo, esa es cosa de economistas, es una aberración, como vamos a sembrar algo que podemos comprar o conseguir comprado por la tercera parte de su valor, puede ser que lo sembremos en un momento dado para limpiar o descansar un cultivo que desgaste mucho la tierra como el algodón, porque el algodón tiene la gran ventaja que todo se industrializa y da mucha mano de obra, se vende la fibra, se vende la semilla, se vende lo que sobra de las semilla, vedad para alimento del ganado, digo da mucha mano de obra y produce mucho industrializándola, pero sembrar trigo o cebada, avena, aquí que podemos comprar a la tercera parte de lo que queremos que nos paguen para salir bien
371

librados, pues eso es una aberración económica, no, sin embargo seguimos sembrando cien mil toneladas de trigo, cien mil hectáreas de trigo, si tiramos el agua tirando por riego y sembrando lo que no produce, digo el trigo es cultivo de flojos, cómo vas a competir nosotros con Estados Unidos en donde siembran a veces con avión los romeríos, entonces entra y le dan una riscas como cinco, treinta máquinas que van kilómetros y kilómetros, aprovechando toda la energía para la que fueron construidas esas máquinas, ¿no?, entonces una vez que le tiran la semilla o con batería de máquinas con sembradoras o inclusive con avión y ya la dejan entonces entran otra vez las maquinas cruzando, tapando la semilla y se esperan a que venga la nieve y viene la nieve y les mete un metro de nieve ahí y esa nieve le alcanza perfectamente bien a la humedad hasta donde llega la raíz del trigo, entonces no tiene nunca un problema de sequía, de nada, porque la nieve no corre, se sume y se sume más debajo de lo que llega la raíz de trigo, de la cebada, de la avena , como vamos a poder competir nosotros con ese sistema , después vuelven ya no las enriscas, sino las trilladoras también las baterías que no las detienen nadie, kilómetros y kilómetros de frente, no, LC:_ Oiga Don Milton y ahorita que precisamente mencionaba la discusión pública que hizo para el tema de la negociación de cómo iba a llevar agua a Tijuana, mencionaba lo de la desaladora o lo de desalar agua del mar, ¿en aquel momento no se contempló? MC:_ costaba mucho dinero, esto ha venido prosperando porque mire, en Israel, uno de sus problemas ha sido la falta de agua a donde la ubicaron, entonces ahí tenía que venir la inventiva judía que son un pueblo acostumbrado a trabajar y que tienen idea, digo es un pueblo que realmente si vive muy bien es porque trabaja mucho también y entonces se han dedicado a encontrar sistemas que abaraten la desalación, mire nosotros por ejemplo aquí en Mexicali, no hemos hecho nada con la energía más a favor que tenemos que es el sol, Mexicali, carajo, no deberías tener ningún problema con Mexicali si aprovecháramos la energía solar, porque carajo, hombre, un sol que viene de enfrente a cincuenta grados, mire en España ahorita no hay servicio de construcción sino está prevista la utilización de la
372

azotea con paneles para recibir energía y aprovecharla para cuando llegue la cosa fuerte del calor, regresa el marcador al revés, todos los edificios y allá tienen cultura de vivir en conjuntos, los pisitos famosos, no, pero en todos los pisitos y en todos los edificios, tiene que tener energía solar y nosotros que tenemos aquí un pinche sol que no más lo padecemos, no lo utilizamos, pero nosotros tenemos que meternos a aprovechar toda la energía renovable, es decir, aquí tenemos energía geotérmica, claro es una energía mal aprovechada , contaminante, dicen que no contamina, re-que-te-contamina, como no va a contaminar, este, en cuanto empezó la cosa de esto, vinieron los de FERTIMEX y le pidieron al gobierno que les permitiera una planta para aprovechar todos los minerales que produce la geotérmica y les dijeron que, si, empezaron, primero hicieron sus análisis y los análisis riquísimos en ácido sulfhídrico, ácido sulfúrico, bario, bueno un montón, todas las cosas, amoniaco, entonces digo, todas las cosas que se convierten en fertilizantes, entonces hicieron una gran inversión, una laguna que está pavimentada y toda la cosa y le metieron y empezaron a hacer experimentos también si los pescados, no al pez que vive en esa agua, entonces cuando entran uno de tantos gobiernos de esta época y dice no, desaparece FERTIMEX, ya nadie se acuerda de que ahí iban a sacar amoniaco, amonio, un montón de sustancias que son buenas como fertilizantes y cosas industriales y entonces, mire por ejemplo, el amonio se convierte en nitrato de amonio y es un fertilizante fabuloso para las plantas, para provocar la cosa de la soja y sale también el fosforo que te sirve para los granos, pero su usted por ejemplo tiene su cosa química, por ejemplo sulfato de amonio y le tira una cantidad inadecuada mata su planta, por qué, porque es veneno, yo por ejemplo llegué a ver a un amigo mío que le estaba poniéndole a su jardín un fertilizante y le dije oye para mañana ya no tienes jardín. Le estas poniendo diez veces más de lo que necesita, se va a matar tu planta y se la mataba, porque se convierte en veneno, porque mira por ejemplo el agua es H2O y se le agrega algo más ya es H2O2 agua oxigena pero si le agregan otra cosita ya se convierte en ozono y es un veneno tremendo y si le ponen H2 SO4, es sulfúrico, entonces toda esa cosa la tienen las aguas venenosas de ahí y dicen que no contaminan, como no van a contaminar.
373

LC:_ Muy bien , ok, tomando esto de lo que estaba pasando en Tijuana lo del suministro del agua, usted cree entonces que durante su período, las preocupaciones importantes son, construir una política de suministrar el agua a corto plazo o la visión del rio Colorado es una visión que se pensó como… MC:_ El río Colorado es el presente y el futuro de Tijuana, como es el presente y el futuro de todo el Estado, porque el agua es un elemento indispensable, pero conforme está avanzando la ciencia ya no va a ser necesario mandar mucha agua porque si se aprende a reutilizarla ya la van a tener allá, la cosa es no arrojarla al mar, el mar no necesita que la arrojen, el mar tiene lluvia, el mar tiene los fenómenos que tenemos también, llueve en el mar y va lloviendo en el mar y no sólo lo que les llega a los ríos, claro que le seguirán llegando y desembocando los ríos, porque no podemos dejar de serlo, pero lo que le digo lo que yo veo en la costa es que en el momento en que nos dediquemos a aprovechar el agua que enviamos y el agua que cae, tenemos muchas presas que construir, mire ahí viene en ese libro, hay un señor, este Modesto C. Roland, Modesto C. Roland, ¿usted ha oído hablar de él? LC:_ no MC:_ ¿Si le digo que es nativo de Baja California? LC:_ no había escuchado su nombre MC:_ Bueno, pues ese señor en 1916 hizo un folleto en donde recomendaba la construcción de seis o siete presas en Baja California, entre ellas la Rodríguez, que él no le llamaba Rodríguez, porque la familia que vivía ahí era de otro nombre y el apellido Rodríguez le vino porque cuando se construyó era gobernador don Abelardo, entonces ese señor en 1916 hizo ese folleto y mencionaba la presa Rodríguez, la presa de Cancio, la presa de Santo Domingo, y eran siete presas que nunca se han construido, entonces, mire hay épocas que llueve en cantidad y se llevaba las carreteras y se las sigue llevando todavía en algunas ocasiones ¿por qué?, porque no hemos hecho las obras de captación de agua, tenemos
374

cuando llueve toda la tiramos al mar, entonces si se hacen las obras, mire por ejemplo Cancio, Cancio es una presa que directamente a la misma cuenca que la Rodríguez, entonces, se llena la Rodríguez y que hace usted con el agua, la tira, pero si usted llena la presa Rodríguez y sigue lloviendo y tiene usted la de Cancio, entonces se empieza a llenar la de Cancio y ya no llega más agua a la Rodríguez, entonces cuando se llena Cancio ya tiene usted un montonal de agua para el año siguiente y la presa de Santo Domingo puede ir directamente y de ahí se manda a San Quintín y puede servir para inyectar a los mantos de San Quintín o buscar algún lugar en donde depositarla y hay un chingo de lugares donde hay que hacer presas, mire usted nomás vuela de aquí por ejemplo donde están los limites y usted va por los Estados Unidos y cada ratito usted ve un reserved water, nosotros hicimos muchos y ya no existen en el lado mexicano, hicimos bastantes. LC:_ ¿En su época? MC:_ si, en esos que se hicieron bastantes, en cualquier lugar que veíamos, le poníamos plástico y piedra bien tejidita y se llenaba y ahí tenía agua para el ganado, pero toda esa zona que va de Tijuana abajo, se pueden hacer un montón de reserved water como dicen los gringos, no los hacemos, no, no, falta la cultura del aprovechamiento y del cuidado del agua y así vamos a seguirle desgraciadamente, este libro aparentemente es un libro pesimista, pero yo nunca he sido pesimista, yo soy un tipo desesperado de ver que no hacemos lo que tenemos que hacer, estamos desperdiciando el tiempo y lo digo por, carajo, y tomamos unas decisiones que parece que somos enemigos del progreso y del cuidado de nuestra riqueza, yo le llamo a la situación del país anomia, porque anomia quiere decir falta total de respeto al orden, se le falta totalmente respeto al orden, entonces vivimos en un perpetuo imperializado desorden y si seguimos así nos va a llevar el camarón [risas], usted sabe, ya no podemos resistir mucho, yo vengo viendo esta cosa de México desde la época en que yo estaba de

gobernador y Echeverría era el señor, ya no va aguantar mucho, ya no puede aguantar tantas pendejadas, chingados a mí me caían una bola de cabrones, gerentes, digo interventores, vamos hacer esta obra y la chingada y los veía yo,
375

pues aquí no se va a poder, pero cómo es una inversión de 900 millones de pesos y si fuera de cinco mil, menos, ¿por qué?, porque son una pendejada, esto no puede ser, pero hay muchos estados donde esa pendejada se hicieron y fueron un desastre, aquí querían que pusiéramos en la mejor zona del valle, un ingenio azucarero a base de remolacha y dicen que al presidente no se le dice que no, y yo le dije varias veces que no, con todo respeto señor presidente, esto no se puede, por qué no se puede, porque aquí en frente tenemos un ingenio de los americanos, un ingenio remolachero que está prácticamente cerrado, cómo

chingados vamos a ser eso, está quebrado el ingenio remolachero aquí y me dice que vamos hacer uno en lo mejor del valle de Mexicali, eso no se puede, porque vamos a tener que quitarles el terreno casi, casi con los rifles y con los rifles entonces obligarlos a sembrar remolacha, porque como van a sembrar remolacha donde pueden sembrar legumbre y no se hizo el ingenio y me criticaban como una inversión de 900, estamos metidos en una cosa, un día en un meeting, señor presidente decía Alfonso Garzón, necesitamos que usted nos autorice quince mil hectáreas de permiso de riego para campesinos que se están muriendo de hambre y de momento decían si como no y cuando llegábamos a la casa de gobierno señor presidente eso que dijo usted no se puede, ah cómo que no se puede, no se puede, por qué no se puede, porque yo no puedo obligar a un pequeño agricultor que me venda su propiedad, como lo voy a obligar con base en qué, no, ya usted autorizo dos mil hace dos años, no hemos conseguido más que setecientas y el precio de derecho de riego se subió hasta las nubes, cómo vamos a conseguir quince mil, ni con rifles, no es posible, lo están engañando y digo afortunadamente yo no estaba buscando ninguna cosa futura ni mucho menos, yo le decía lo que pensaba y como que me dio se… pero ya veía que las cosas como yo se las estaba dando a conocer, si señor presidente, cómo no, pero ha habido mucha cosa que el sí señor, sí señor, nos han mandado al carajo. El presidente Echeverría tenía como característica su desesperación por querer hacer en seis años, lo que necesitaban treinta, tenía embotelladas todas sus ideas, sus discursos y toda la cosa porque nunca había tenido un cargo de elección popular, entonces el primero que le llega es la presidencia de la
376

república, no tenía idea que nada más iba a estar seis años, quería hacer en seis años lo de treinta y eso era una cosa, yo llegue un día a estar veintiséis horas seguidas pegado a él. LC:_ ¿Veintiséis horas? MC:_ Veintiséis horas sin entrar a ninguna parte más que a la chamba, una meada no más por ahí por necesidad y él ni siquiera eso, porque él no tomaba nada de líquido, se servía café y no más los labios se los humedecía , no tomaba nada de líquido, hasta que llegaba al hotel y entonces tomaba cualquier cosa y ya descansaba, pero mientras estaba trabajando, no tomaba nada LC:_ ¿Y cómo fue la negociación cuando se toma la decisión de acueducto, cuando, porque yo he visto en periódicos que usted va a la Ciudad de México con el ingeniero, Leandro Rubirosa?. MC:_ Leandro Rubirosa en principio no quería el acueducto porque le tenía cierto temor, él es también de Tabasco como Madrazo, la sierra más alta es Teapa , 130 metros y todo lo demás es agua, cuando yo le dije a Madrazo, levanta mil metros y a 150 kilómetros de distancia un acueducto y con túneles, me dijo eso no es posible, pues si fue posible y la hizo otro tabasqueño , pero en principio le dije mira a Leandro Rubirosa, esta era una tesis que a mí me la mostró el ingeniero, pero yo fui representante de jurídico en el distrito de riego, siendo gerente de Esquivel y le dije y Esquivel me platicó siempre su idea y Esquivel era un chingón, ingeniero civil y técnico en hidráulica, entonces no creas que soy un audaz que te está diciendo, es la tesis de Esquivel y tú conociste a Esquivel, porque juntos fuimos a ver la presa que tú estabas construyendo en Chiapas, entonces le dije no me creas a mí, esta es una tesis de Esquivel, vela con detenimiento y la vio y le dije mira no hay ninguna otra solución para Baja California, para Tijuana, para la costa y esa es tesis del Ing. Esquivel, entonces ya se entusiasmó y además el subsecretario era de Ensenada, entonces ya se hizo un equipo nuevo y se entusiasmó Leandro y le entregó toda su pasión, es muy buen hombre conmigo, muy afectuoso, nos conocimos desde estudiantes, entonces la solución del agua
377

en Baja California, fue el río Colorado y el tratado que se firmó sigue siendo la base para que no nos falte agua, porque no hay nada de que Estados Unidos nos va a reducir nada, no, ya lo hicimos, había tres cuotas, la primera era lo que necesites mientras nosotros no te digamos que tenemos necesidad, digan lo que quieran y se regaba lo que uno quisiera en el valle, la segunda fue una cuota de 2 092 millones de metros cúbicos y la tercera la mínima, 1850 284 mil, entonces esa tenemos ahorita, para reducirla tenemos que rehacer el tratado, pero de los tres ríos no nada más del Colorado LC:_Si, ¿si le quitamos aquí, le movemos en otro lado? MC:_ si le movemos aquí, no decimos, ¡ah! bueno se lo vamos a quitar del Bravo, no les conviene, nos les conviene, entonces es nuestra defensa, entonces la solución de Baja California es el tratado, es el río Colorado, pero ya no va a ser 100% en cuanto a la cuota porque ya vienen muchos alegatos, muchos alegatos en materia de tratamiento de aguas, ya hay infinidad de países que utilizan agua desalada y agua procedente de las aguas negras, es mucho más fácil y más barato, hacer control de las aguas negras que las aguas saladas del mar LC:_ y el otro asunto que le quería preguntar, en algún momento esta crisis del agua, usted vio que el presidente se volviera un problema de gobernabilidad en el Estado o en Tijuana, en particular, le digo porque yo en las notas que he mirado, que he mirado notas del periodo, este, me he encontrado que un día u otro en la colonia no se cual, había mucha queja que no había agua nunca MC:_ mire porque hemos vivido mucho la anarquía, todavía, yo la eliminé durante seis años de gobierno y tuve que defenderme de eso ante el presidente Echeverría porque así como hablamos del agua hay que hablar de otras cosas, mire que pasaba en Baja California, era un negocio como sigue siendo ahorita, no tuvimos más que un respiro, un señor Ceferino Sánchez en Tijuana, era un fregón muy trabajador, compraba grandes extensiones de cerros y entonces buscaba un grupo y les regalaba terrenos, compraba seiscientas hectáreas y dejaba diez
378

hectáreas vengan les voy a repartir, les voy a regalar unos lotes, porque los veo muy fregados, llegaba les pinta las cosas y sí, los ubicaba y la chingada, les hacía sus desarrollos y les regalaba y titulaba y les daba un nombre de un héroe o de un político al fraccionamiento y después les decía corran vayan a ver al gobierno que les ponga la luz, ¡ah!¡pues era yo, y llegaba la compañía de luz y les decía la compañía de luz necesito que vayas y que te firme el gobernador y llegaban con el gobernador y que la chingada y se los cachacheaba como le dicen, compañía de luz dale a este grupo la electricidad, les ponían los focos y ya se iba a vivir allí, les decía vayan y pídanle el agua y vayan y pídanle esto, entonces las manifestaciones y los grupos y las campañas políticas llegaron y les voy a dar esto, entonces yo les dije, desde el primer, la luz no, no te doy la carta para la comisión, pero oiga usted pero, no te doy la carta para la comisión, porque no te puedo poner drenaje porque el manto freático ahí tiene cinco centímetros, no, no me interesa el drenaje, pero a mi si, si no te pongo el drenaje no te doy permiso de que no debe ser fraccionamiento y ahí empezaron y cuando venía le presidente, para eso ya sabía yo, lo rodeaban, le jalaban la chamarra, con el líder, Portugal se llamaba, no que mire señor presidente, le vamos a suplicar que le diga al señor gobernador que nos haga el favor de que nos dé la autorización para la cosa eléctrica porque no nos las ha querido dar, que fue por acá que la chingada, pues ya el presidente se volteaba ,no, ¿cómo está eso?, efectivamente señor presidente, no se las he dado ni se las puedo dar , aunque yo quiera no se las puedo dar, porque no les puedo poner el drenaje, porque el agua negra está a cinco centímetros, entonces desde que ponga el primer poste van a estar en el agua negra, entonces como les voy a dar electricidad para que la compañía eléctrica le ponga la luz si nunca va a poder ser un fraccionamiento correcto, no se las puedo dar señor presidente, ni modo, pero eso fue durante mi mandato, en cuanto yo dejé, inmediatamente al día siguiente, llegó Portugal de los líderes del sector popular y le pidió a Roberto para trescientas hectáreas una orden para que le pusiera la luz, ahí se acabó todo, esa anarquía que vivimos y entraron los del PAN y fueron peores, ésos, los andaban buscando para que les permitieran poner los colores azules y una vez que les daban todo lo que quieran, hay un montón de
379

fraccionamiento que nacieron con panistas en donde no se puede poner el servicio, aquí debajo del río y nosotros los sacamos a todos y les hicimos un fraccionamiento con todos los servicios y les volvieron a dar, vino el presidente Salinas y les pusieron fraccionamiento aguas leguas y ¡cómo no!, somos un país de locos. LC:_ ok, muy bien, entonces en aquella época la CESPT era un organismo relativamente, eh… MC:_ ¿quién? LC:_ ¿la CESPT, de Tijuana, es un organismo relativamente pequeño, ¿no? MC:_ pues, no debe ser pequeño, mire, pero ahí había un gerente que se llamaba Juan Ojeda Robles, pero Juan Ojeda Robles tenía cuarenta años sirviéndole al gobierno, cuarenta años sirviéndole al gobierno, Juan Ojeda sabía la marca de bomba que estaba en la esquina de tal calle, tal calle y en dónde está y sabía todo, todo y entonces cualquier falla del agua, mira vete a tal esquina para que cierres la bomba y ya se acaba esta cosa y para que ya en dos horas podamos trabajar, era el más conocedor que podía haber en todo el mundo de lo que era Tijuana, Mexicali y Ensenada, porque había trabajado en todo el estado en la época del Coronel Sánchez Taboada, pues, entra Roberto, el estuvo con Milton para fuera y pone en el agua, un químico que no sabía ni madres ni nada, entonces esas son las fallas que es exactamente no quería que ocurrieran, el ingeniero Sánchez Díaz, que yo lo respeté, porque sería un pendejo para no respetar eso, el problema es que volvimos a la anarquía y todo se arregla, todo se arregla, no hay nada que no se pueda arreglar, mira ahorita aquí crece el alumbrado pero a pasos agigantados pero donde no había nada puro monte y les meten postes y poste, postes de luz para que vaya la gente a vivir ahí y en cambio tenemos aquí en el pueblo, tenemos en todas partes lotes baldíos, pero miles de lotes baldíos que les pasan todos los servicios hacia enfrente, yo puse un impuesto progresivo de 25% a los lotes baldíos que aumentaría cada año a veinticinco el millar cada año de impuesto, si, hubo un montón de protestas, de
380

manifestaciones y llegaron, ahí pasan todos los servicios, pero si usted no los utiliza, el estado está pagando todo el recurso para que pase ahí para que usted pueda utilizarlo, si usted no los utiliza es su problema, pero usted tiene que pagar esos servicios que pasan enfrente, no que mire que yo no puedo, mire primero tiene un lote de 45 metros cuadrados, de 900 metros cuadrados, veinte por cuarenta y cinco, usted no tiene derecho a excluir toda esa superficie de que esté habitada, entonces usted venda ese lote y con lo que venda ese lote usted se puede comprar una casita chica en otro lugar y le queda dinero para mantenerse, entonces mucha gente empezó a moverse, pero no más salimos nosotros y se canceló, ya había una gran presión para que vendieran, ahorita aquí en Mexicali, hay un montón de lotes en el puro centro neurálgico donde valen mucho los terrenos, lotes baldíos, sino hubieran quitado eso, 25% el millar, 25% el millar, carajo, no habría un lote baldío, pero usted sabe que un lote con un alambrado en la avenida Madero, en la avenida Reforma, en las principales avenidas, estas los lotes con una casota, carajo, no es posible. LC:_ ok, muy bien y ya para terminar, esta sería la última pregunta, cuando va a terminar sus administración y está encaminado el tema del acueducto, de la obra y demás, ¿cuáles considera, además del acueducto que fueron en aquel momento las tareas pendientes respecto al agua que usted heredaría a la siguiente administración?. MC:_ bueno es lo que ya le dije, pues que se continuara con la misma política, pero desgraciadamente…mire, es lo que le digo, mire cuando yo terminó aquí en Mexicali, en el primer mes me llega la cosa de que uno de mis diputados locales entrantes se estaba metiendo en una parcela ejidal cuadriculada y era líder de la CTM y le valía madre, estás haciendo una cosa que está en contra de la política desde inició de la campaña y que va a ser fundamental para el gobierno de Baja California, eso no se pude hacer, que cómo no, que la chingada, pues no se puede hacer, así que tú dices o la vendes o ves que le haces pero esa parcela no la vas a poder convertir en fraccionamiento y me eché a un diputado local líder en todo el trienio, pero no se hizo, no se hizo y durante todo el sexenio se calmó de
381

hacer cosas, pero nomás salí yo, luego, luego les empezaron a dar permisos y toda la cosas, lo mismo pasa con las placas de taxis, a mi no me venga con eso, aquí yo les doy placas de un taxi a quien se haya sobado el lomo en un carro, pero no una preventa para que este ganando dinero a lo malo, pero fue el único que lo hizo, ahorita una placa de taxi cuesta dineral y las acapara un líder que en mi época ya era líder, yo inclusive al salir le dije que se dieran placas de manera normal, pero se la voy a dar por orden a quien más se haya fregado el lomo manejando en un taxi y no tenga placa y empezamos con gente que tenía veintitrés años de taxista y nunca había podido conseguir una placa y sabe cuánto terminaron las trescientas de darse a uno de catorce años y todavía quedaron un chingo, pero al día siguiente a repartir placas y un porcentaje de ellas a tercero, bueno a mi no me gustar dar detalles de pureza, pero es que si uno no entra a un cargo para resolver los problemas , pues entonces yo no sé cuál es el objetivo, digo, este, pero desgraciadamente veo la situación del país realmente muy grave, porque en todos los partidos no veo yo a nadie que realmente me convenza de que va hacer lo que se necesita, poner orden y si desgraciadamente sino hay orden vamos para el precipicio, el orden, es este, mire no puede haber una entidad llámese ciudad, pueblo, estado, republica, imperio, lo que fuera o cómo quiera llamarle que no necesite tres elementos fundamentales sin los cuales no pueden existir, 1) territorio, los judíos tuvieron países que tuvieron tierra, el día que pierdan la tierra ya no tiene país, entonces: territorio, 2) pueblo y 3) el orden, que es sinónimo en este caso de ley que diga cómo pueden convivir juntos para que no se estorben los derechos de uno y los derechos de otro , es decir, libertad de tránsito, por la derecha o si te vas por la izquierda cómo en Inglaterra y mira si vez un círculo rojo, párate o la luz roja y sino a la amarilla detente, entonces no que soy libre, sí pero tiene que dar oportunidad que el otro también lo sea y por de estilo, no hay libertad que no deba tener grados para que la compartan todos y eso es lo que da el orden, entonces a nosotros lo que nos está fallando es todo, mira ahorita se pasan los altos con una tranquilidad, pero todos los días, yo ni con la luz verde paso sin hacer alto, en Mexicali ni con la luz verde, porque ya sé que puede venir un cabrón por el otro lado que me atropelle, entonces se vino la cosa
382

de Salinas, la libertad de mercado si a correr, si libertad de mercado pero acuérdate de que tenemos que proteger que no haya monopolios, si no tienes libertad irrestricta para proteger a la globalización, pues entonces les están dando a la madre a todo, por qué, porque entonces cuando tu pongas un negocio vas acabar con los demás, vas a proteger al monopolio, vas hacer que todos los pescados grandes se coman a todos los pescaditos chiquititos que quieran, entonces que paso con los… mire cuando yo era joven en cada pueblo de mil habitantes de México había una fabriquita de aguas gaseosas y una paletería para encerar, era un signo, fábrica de aguas gaseosas de fulanito y de eso vivía una familia y una vez todos creciditos todos tenía una situación económica, cuando llegaron las Coca´s y las Pepsi´s y todas las cosa, acabaron con la chingada, por qué, porque se ponían en frente y le decían o me vendes o me truenas, no pues le sigo, le daban todo el refresco que quisieran a la tercera parte del valor del otro, aunque perdiera y claro acabaron por quedarse con los negocios y ahorita ya no hay ninguna persona en México creo yo que pueda poner una fábrica de aguas gaseosas, por qué, porque ya es un monopolio y mire los albañiles carajo cuando iban a su trabajo llevaban sus taquitos y se llevaban un refresco de limón o lo que fuera y ahora llevan unas botellas de coca que no saben que chingados está tomando uno, pero ahora nadie sabe lo que toma cuando toma coca cola y sin embargo, somos el país que consume más coca cola del mundo, per cápita, entonces eso nos está matando y eso es una abuso de la libertad de comercio y todos los pequeños negocitos quebraron, cómo va a competir con eso, digo, cada día estamos peor, nadie puede negar la globalización, pero ahorita hay libertad para que le pez grande se pueda comer a todos los pescaditos que quiera , yo estoy preocupado porque este país podría estar mejor de lo que está y no veo una luz en el túnel, desgraciadamente no la veo , pero tengo le deseo y la esperanza, pues pronto alguien o algo haga que abramos los ojos, pero lo que yo veo no me da optimismo, aunque yo diga que soy optimista, mire un presidente con los huevo bien puestos salva este país porque la gente está queriendo eso, un dictador, mire no hemos analizado mucho este país, nosotros hemos sido monarquía muchos años, tuvimos monarquía indígena por muchos años y una
383

monarquía

cabrona,

reyes

y

emperadores

de

todo

tipo,

tuvimos

un

Netzahualcóyotl que era una belleza, extraordinario rey, positivo, culto y toda la cosa y tuvimos otros cabrones que fueron unos asesinos, creo que tenemos de los héroes más queridos por el pueblo, ¿quién cree? LC:_ ¡ah! Recientes, Cárdenas MC: el héroe popular más importante fue, Cuauhtémoc MC:_ ¡ah no!, Cuauhtémoc fue un emperador fue un héroe, mire en la cervecería en Monterrey todos se llaman Cuauhtémoc, su héroe es Cuauhtémoc y fue un emperador pero ese fue un emperador luchador que se murió luchando por su país, pero usted tiene a un Netzahualcóyotl que fue un extraordinario… [Considera apropiado volver a la monarquía mexicana, nos da una disertación histórica (aunque muy idealizada y muy mal informado), además habla de idiosincrasia del mexicano, en aspectos religiosos], pero ya no estamos yendo a cosas LC:_ pues bueno yo le quiero agradecer muchísimo el tiempo, lo de atrás es una nota de lo que se trata MC:_ quien sabe si le va a servir LC:_ créame que lo que me sorprendió mucho fue lo que me platicó de cómo se negoció la conexión de emergencia con Estados Unidos, su participación directa a pesar de la posición de CILA por ejemplo, no, MC:_ más que oposición no quería que se fueran a molestar los pinches gringos, el cuidaba tener tranquilidad, que el representante gringo estuviera contento, que no fuera a molestarlo y Brinkley, no sentía ninguna molestia LC: _ si incluso lo que después menciona, no, la alternativa del acueducto, cuando menos la idea un tanto circulando desde bastante tiempo. usted cree que le lleguen a

384

MC:_ mire [ entrevistado hace una pausa para mostrarle un libro al entrevistador][…]aquí está la salinidad de las aguas, yo estoy sobre eso desde hace mucho tiempo. LC:_ si incluso vi alguna nota por ahí con una de las minutas, cuando acepta los Estados Unidos corregir ese problema de la salinidad MC:_ “síntesis de la ponencia presentada por el Licenciado Milton Castellanos el día 26 de diciembre de 1969, en la asamblea de programación de la campaña de Echeverría Álvarez”, esto no lo puede leer, no puede leer esta síntesis de la ponencia porque dijeron que como un abogado iba a decir esto, entonces yo se la entregue al presidente Echeverría, si usted lee esta ponencia, esta síntesis de la ponencia y lee el acta 242, está basada en el acta, esta es mi ponencia de 1969, tiene 38 años, no 39 años LC:_ No, tiene 41 años MC:_ 41 años tiene, esta sigue siendo… LC:_ yo por ejemplo vi desplegados cuando entra en vigencia al siguiente día, incluso hubo un evento que los campesinos organizaron con el ingeniero Rubirosa MC:_ la ponencia que yo le presente fue anterior a eso, porque yo se la presente como candidato y no me permitieron leerla, me la medio copiaron unas cosas y le agregaron otras y se la dieron a campesinos, entonces yo les dije esta ponencia no me la permitieron leer porque consideraron que este tema lo debía tratar un campesinos, pero quiero que por favor la leas cuando vayas en el avión y esta es el acta 242, porque se aclara perfectamente porque no hay ninguna duda ni nada de que nosotros tenemos derecho al agua de la misma calidad que ellos, sin embargo lo tuvo que aceptar porque Nixon, un abogado se dio cuenta que era una pendejada, porque por una cosa natural, cuando Nixon mandó a su representante lo atendimos muy bien, como debía de ser y le demostramos las cosas como estaban y lo llevamos a ver las situaciones y le dijimos no es posible que aquí dice
385

que no tenemos derecho a la calidad del agua, tenemos derecho al agua cualesquiera que sean sus fuentes y fuentes en inglés como en español quieren decir exactamente lo mismo, manantial, origen, entonces como me van a decir a mí que de ese manantial de origen una agua que está depositada allá y que no puede salir nunca, la tiene que bombear, puede ser fuente del río Colorado, ese fue el asunto que nunca lo había dicho la secretaria de relaciones ni la CILA, entonces este es el primer proyecto, y esto es de mil novecientos… ya ni me acuerdo cuando fue este, Mexicali, julio 20 del ´84, yo escribí este libro en julio 20 de 1984, se lo estoy dedicando a Salvador Gómez Sánchez LC:_ bueno muy bien, pues no le voy a quitar más su tiempo y agradecerle de veras MC:_ nombre, ojala y haya sido de utilidad LC: si hay algunas cosas créame que vamos a rescatar, que nos van a servir para darle ahí el último empujón al tema de la tesis agradecerle deveras por su tiempo. MC:_ nombre, gracias, me dio mucho gusto LC:_ gracias por su cordialidad. MC:_ en todas estas cosas yo jamás me niego a dar una opinión sobre las cosas que yo conozco y en los que yo he participado, cuantas veces usted quiera, en cualquier aspecto sobre estos o cualquier cosa si yo fui testigo presencial o si yo fui protagonista, por eso le digo yo ahí son puras vivencias si son veneradas o no, las vivía y como las viví las trasplantó y estoy borrando muchas burradas que dicen a nivel nacional y digo yo eso lo viví y fue así, LC:_ bueno de veras muchas gracias y…[termina de forma abrupta] y salir de esto y

[Fin de la entrevista]

386

Comunicación vía correo electrónico con el Lic. José Guadalupe Osuna Millán Viernes 19 de noviembre de 2010 1.- Pormenores biográficos (lugar de origen, edad, etc.) y preparación Académica  Nacido en Agua Caliente de Garate sindicatura del Municipio de concordia Sinaloa, un 10 de diciembre de 1955.  Estudio la Secundaria y preparatoria en el munipio del Rosario Sinaloa y la licenciatura en economia en la Facultad de Economia de la UABC en el periodo 1973 -1978; curso la maestria en Economia Industrial en la Seccion de Graduados de la Escuela Superior de Economia del IPN. 2.- Trayectoria laboral (desde sus inicios hasta la actualidad).  Electronica de B.C., encargado del area de control de calidad.  Subdirector Academico de la Facultad de Economia UABC.  Director del Instituto de Investigaciones Economicas de la UABC  Subdirector de Planeacion de la CESPM  Director de Inversion Publica de la SAHOPE  Coordinador Administrativo del Acueducto Guadalupe Ensenada.  Director del Proyecto BID-BANOBRAS CESPT.  Subsecretario de Administracion SAHOPE  Director de Inmobiliaria del Estado en Tijuana.  Director de CESPT.  Alcalde de Tijuana.  Director de la Comision Estatal del Agua.  Consultor fundador de Osuna Millán Consultores S.C.  Diputado Federal.

387

3.- Perfil de sus colaboradores durante su administración en CESPT (preparación académica y trayectoria en la administración pública). En el nivel gerencial, por norma (al ser autorizados por el Consejo de Administración), se tenía personal mínimamente con licenciatura y dependiendo del tipo de función abarcaba desde ingenieros civiles, contadores públicos, economistas, químicos, administradores, abogados. Además se ostentaban posgrados (maestrías), diplomados y especialidades en el 30% de la plantilla gerencial. En un 60% existía una amplia experiencia y trayectoria en la Administración Pública. En el nivel operativo existía personal muy especializado en las funciones de un organismo operador (son únicos en un municipio) con amplia trayectoria en el organismo y que su campo de desarrollo estaba ahí mismo pues era difícil ubicarse en otras instituciones que fueran semejantes.  Sudrirector de Construccion, Ingeniero Civil con maestria en administracion, con 20 años de experiencia.  Subdirector Comercial, Ingeniero Electromecanico, con maestria en administracion y mas de 20 años de experiencia.  Subdirector de operación y Mantenimiento, Ingeniero Civil con mas de 15 años de experiencia.  Programa de Desarrollo Institucional, Ingeniero Industrial, perito de OPS y consultor del Banco Interamericano de Desarrollo en materia de fortalecimiento institucional de empresas de agua, con mas de 25 años de experiencia.  Ademas, el titular un Licenciado en economia con maestria en administracion publica del CIDE y con 6 años de experiencia.  Subdirector de Planeacion, ingeniero industrial egresado del tecnologico de Monterrey y con dos maestrias, una en sistemas y la otra en administracion.  La Subdireccion de administracion a cargo de una Contadora Publica, con perfil de administracion publica y auditoria gubernamental, con 10 años de experiencia.  Asimismo, un esstaff de ingenieros quimicos, electromecanicos y civiles para la integracion de los sistemas de acueductos, potabilizadoras, plantas de tratamiento de aguas residuales, etc.

388

4.- ¿Cuáles criterios definieron las decisiones tomadas en cuanto a las obras, proyectos e infraestructura para el abasto de agua en Tijuana durante su administración? Primero es la cobertura del servicio, que se incrementa de un 30% de finales de los 80s a un 95% de la poblacion de Tijuana. Luego se establecen los esquemas de consolidacion, es decir reduccion de perdidas de agua tanto fisicas como las comerciales, la modernizacion en la atencion al publico y la planeacion de obras para el corto, mediano y largo plazo. Fundamentalmente aquella infraestructura que se requería para

incrementar la cobertura del servicio a aquellas zonas sin él, tanto de agua potable como alcantarillado, pues siempre fue el objetivo último llegar a dar el servicio al 100% de la población en ambos servicios. Asimismo aquella infraestructura de tratamiento de aguas residuales que permitiera mantener sin contaminación cauces y el mar, sitio de descarga natural por los niveles topográficos. Además al tratarse de aguas residuales que si no se controlaban descargaban en gran parte a territorio de USA, se debían cumplir acuerdos internacionales de no contaminación. Otro criterio básico era el de elevar la eficiencia del organismo dotándolo de procedimientos y sistemas que abatieran las pérdidas de agua por lo que se requería sustituir líneas e infraestructura en los límites de su operatividad eficiente, además de mejorar los niveles de recaudación y administración de los activos y bienes de la institución.   Primero es la cobertura del servicio, que se incrementa de un 30% de finales de los 80s a un 95% de la poblacion de Tijuana. Luego se establecen los esquemas de consolidación, es decir reducción de perdidas de agua tanto físicas como las comerciales, la modernización en la atención al público y la planeación de obras para el corto, mediano y largo plazo.

5.- Describa la relación entre CESPT y la CILA, con el Gobierno Federal Mexicano y con las autoridades locales de Estados Unidos en cuanto a la negociación en el tema del agua del río Colorado.
389

La relación con la CILA era por demás estrecha y en amplio sentido de colaboración, pues ellos como resposables de los efectos de nuestro manejo de agua potable y aguas residuales con impactos en USA, requerían que nuestro actuar fuera eficiente y decidido para evitar dichos impactos. Fue una notable relación en esa época pues a través de ellos fue posible acceder a un sinnúmero de recursos que aportaba aquel país para apoyarnos en resolver nuestras problemáticas, con requisito previo el de que se tuviera la voluntad política de hacer lo necesario por nuestra parte. Puede decirse que fue muy satisfactorio el trabajo conjunto que se realizó a través de nuestras buenas relaciones con CILA. CILA es la encargada de las negociaciones internacionales para el tema del agua, ellos participan junto con la CONAGUA en los cumplimientos de los tratados y las actas firmadas entre los dos paises, CESPT solo ejecuta los trabajos que se deberan realizar en el territorio mexicano, ya sea en recepcion del agua para consumo en tijuana en coordinacion con la CONAGUA en base a los derechos que esta ultima le ha conferido a la propia CESPT; en cuanto al taratamiento se cuida que los cuerpos receptiores como los mantos freaticos y el mar no se contaminen y de ello se encarga CONAGUA, mientras que el caso de la lanta binacional de Tijuana-San Diego, CILA acordo entregar el agua tratada por esta planta ubicada en estados unidos, toda vez que Mexico les paga 3.4 centavos de dólar por m3 tratado. 6.- Las experiencias más relevantes como Director de la CESPT. Durante esa época destacan dos cuestiones: primero haber gestionado y logrado la autorización de un crédito millonario con el BID para apuntalar la

infraestructura necesaria que lanzaría a la CESPT como uno de los organismos con mayor cobertura. Aunado esto a la gestión para lograr que el ARCT y la potabilizadora El Florido empezaran a funcionar con su máxima capacidad, lo que permitió acabar con aquellos días de un suministro intermitente y de mala calidad a los pobladores de Tijuana.

390

Segundo aparejado con el crédito, haber instrumentado un Programa de Desarrollo Institucional con asesoría de la OPS que impulsó a la CESPT a ser el organismo más eficiente de México. Con esta plataforma de infraestructura y eficiencia se logró tener coberturas de servicios de calidad a un número importante de pobladores con un impacto social trascendente para Tijuana.  Ejercer el Credito BID-BANOBRAS al 100% para redes de agua potable y drenaje santitario.  Automatizar procesos de los sistemas de atencion al publico, contratacion y lectura de consumos.  Proporcionar atencion telefonica en promedio de dos minutos por usuario y personalizada en promedio de siete minutos por ususario.  Proporcionar los servicios en tiempo y forma, es decir, mediante plazos y tiempos de atencion por el Sistema Integral de Prestacion de Servicios y Atencion al Publico.  Reducir los pagos por m3 cubico consumido en las familias de Tijuana de $80 pesos a $5 pesos, lo cual les libera recursos para mejorar su calidad de vida.  Proporcionar cobertura de medicion de agua del 20% a un 70%, disminuyendo las perdidas de agua en red de un 40% a un 25%.

7.- El papel de la CESPT en contingencia de 1993 en Baja California y en Tijuana.  La CESPT participo en apoyo a las familias afectadas por inundaciones la contribuir en sus traslados a los albergues, contribuyo con su maquinaria a desasolvar los pluviales y las vialidades principales, ademas de las avenidas viales que se conformaban como arroyos.  A partir de ese momento, CESPT participa con un programa de desasolve de pluviales en la ciudad conjuntamente con el ayuntamiento y en un programa de bacheo conjunto.  También se mantuvieron brigadas de guardia para restablecer los servicios de agua y drenaje donde se azolvaron por los arrastres de la lluvia. 8.- ¿Cuáles cambios impulsó en el organismo a partir de cómo lo recibió y como lo entregó al terminar su administración?

391

 

Orientacion a cuatro ejes fundamentales de planeacio estrategica para el organismo operador que son: Crecimiento, tanto en cobertura de servicios (numero de usuarios de agua y drenaje), asi como en la cobertura de fuentes de abastecimiento de agua y sistemas de saneamiento.

Consolidacion, que representa mantener la calidad de servicio y la continuidad del mismo por casi 24 horas al dia los 365 dias de la semana, asi como la reduccion al maximo de las perdidads de agua y la recueracion de los costos de operación y mantenimiento del los sistemas.

 

Planeacion y administracion, continuar con el enfoque sistemico, para enfocar las baterias a la satisfaccion del usuario como prioridad. Normatividad, mantener la actualización y operatividad de las leyes y demás normas que rigen a los organismos operadores de agua.

9.- Políticas públicas que se hayan construido/ continuado durante su administración con relación a administraciones anteriores. Durante esta administración se consideró como política pública fundamental la de poner en primer término al usuario en cuanto al servicio que prestaba el organismo, buscando llevarle un servicio de calidad a un precio justo, e inculcar la cultura del pago del mismo. Asimismo se buscó el actuar eficientemente como institución pública, dentro de mecanismos de transparencia. 10.- ¿Cómo influyó el crédito y las obras del BID-Banobras en la estructura de CESPT? Fue fundamental porque no solo se entrego el dinero para obras que representaron una solución integral a os problemas de agua en la ciudad, sino que se entrego un financiamiento para el Programa de Desarrollo Institucional donde se da mucho énfasis al manejo optimo de los recursos humanos, materiales y financieros del organismo operador que a su vez garantizan la fuente de repago del crédito, considerando una optima operación del sistema de agua de la ciudad.

392

11.- CESPT solicitó prórroga para los pagos del crédito BID-Banobras y al mismo tiempo tramitó el “crédito Tijuana II”, si este segundo crédito fue aceptado ¿en qué obras se utilizó? Este crédito no correspondió a nuestra administración, pues en la nuestra gestionamos y ejercimos el crédito del BID-BANOBRAS. La prorroga de pagos para el crédito BID-BANOBRAS se solicito porque había un retrazo desde el otorgamiento de crédito hasta el inicio de las obras, de tal suerte que con la prorroga se reprograman los costos financieros y los abonos a capital, hasta que se logra el avanzar con obras y venta de agua. 12.- ¿Por qué razones no se ejecutó el proyecto de la hidroeléctrica de Tecate? El proyecto de la hidroeléctrica correspondió al ámbito Estatal, aunque la concesión dada por la CONAGUA para utilizar el agua está a nombre de la CESPT, sin embargo fue fuertemente impulsada por nosotros pues

representaba una disminución importante a los costos de operación del ARCT (que paga la CESPT), sin embargo no estuvo en el ámbito decisorio de nosotros. La principal razón fue el mal planteamiento inicial del proyecto que proponían una de 100 mw y para operar solamente seis horas al día con una fuerte inversión en equipo y tanque de almacenamiento; este se ha cambiado por uno de producción 20 mw con las 24 horas del día y a mucho más baja inversión. Se terminó mi gestión y no dieron continuidad. Ahora lo retoma la Comisión Estatal del Agua. 13.- ¿Considera que se construyó una política eficiente de la administración del agua durante su período?. Definitivamente consideramos que nuestra administración fue un

parteaguas en la CESPT pues de recibir un organismo insuficiente, ineficaz para dar el servicio a la pujante ciudad de Tijuana, lo convertimos en una institución que satisfació las necesidades de servicio a la población y las industrias.

393

Por otro lado se sentaron las bases para que existiera la posibilidad de una continuidad en las condiciones de administración del organismo, pues durante las administraciones siguientes se siguieron impulsando los mismos objetivos y ampliando tanto la infraestructura como la eficiencia del organismo. Se puso el mejor de los esfuerzos por parte de todo el equipo de trabajo y la administración siguiente que dio continuidad al proceso. Se logro obtener el premio a la eficiencia que otorga la ANEAS y BANOBRAS retoma el Programa de Desarrollo Institucional como modelo nacional y a su vez las empresas de agua de los otros municipios en el estado también adoptan técnicas e indicadores de CESPT y aun llegan empresas de agua del país a consultar a CESPT. 14.- Tareas pendientes al salir de la CESPT Sin duda, ante el crecimiento tan dinámico de la ciudad de Tijuana, se requiere seguir avanzando en la satisfacción de esa demanda creciente de los servicios. El garantizarle agua para el futuro crecimiento de la ciudad requerirá la búsqueda de nuevas fuentes de abastecimiento que permitan dar certidumbre a su desarrollo y crecimiento, pero sobre todo lograr la cultura del uso eficiente del agua y el pago de la misma, todo esto con un sentido sustentable en el largo plazo. Se debe garantizar a las generaciones futuras el abasto de agua en cantidad y calidad requeridas.    Adquisiscion de los Derechos de agua para incrementar fuentes de abasto. Incrementar la cobertura de drenaje y saneamiento hasta emparejar con la cobertura de agua. Incrementar los sistemas de conducción de agua para el Acueducto Río Colorado, para garantizar el abasto a las ciudades.

394

Red institucional para la administración del agua en el ámbito federal y en la cuenca del río Colorado

CNA del Agua
Ámbito federal Consejo Técnico Director General

Ámbito local Consejo de Cuenca
Asamblea de Usuario Comité Directivo del Consejo
Comisión de Operación Gerencia Operativa

Organismo de Cuenca
Consejo Consultivo

Director general de Cuenca

y de Cuenca Vigilanc Participación Social ia

Acción gubernamental

Política Nacional Hídrica

395

Ruta de la negociación desde el espacio local y hasta la relación binacional

Ámbito Federal

CILA, espacio de negociación entre E.U. y MEX

Secretaría de Relaciones Exteriores CILA secc. México

CONAGUA

Gobierno del Estado de Baja California CEA
Ámbito local

CESPT

396

Círculo Hidrológico Virtuoso
Política de Administración del Agua
Administración Integrada del Recurso

Organismos con
Red institucional Necesaria, óptima

finanzas sanas

Reuso

y suficiente

Tratamiento

Conducción y Abastecimiento

Politicas Publicas Estatales Usuario responsible del uso y del pago del servicio
397

Uso

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->