P. 1
El libro de texto selección y explotación

El libro de texto selección y explotación

|Views: 563|Likes:
Publicado porAraĿhe Vargas

More info:

Published by: AraĿhe Vargas on Jun 09, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/04/2013

pdf

text

original

El libro de texto: selección y explotación S. Salaberri Ramiro Introducción. Principios a tener en cuenta para seleccionar el material.

Criterios de selección. Distintas explotaciones del material. Conclusiones. Bibliografía. Introducción Tradicionalmente se ha considerado el libro de texto como algo perfecto, como la clave para resolver muchos de los problemas que se plantean dentro del aula. Sin embargo, muchos profesores han considerado necesario elaborar sus propios materiales porque, al ir dirigidos a un mercado más o menos amplio, ningún libro de texto se adapta totalmente a una situación de aprendizaje concreta. Si tenemos en cuenta que el profesor no tiene por qué convertirse en un experto diseñador de material, ni sobrecargar su tiempo de trabajo, lo ideal sería buscar un punto de equilibrio. El objetivo consistiría en que el profesor o equipo de profesores utilizara unos criterios para seleccionar el libro de texto y otros materiales que se acercasen más a sus necesidades y a las de los alumnos, facilitando así la tarea de adaptar el material, reorganizándolo, suprimiendo determinados aspectos y complementándolo. Es decir, transformar el material que proporcionan los libros de texto en material curricular adaptado. A continuación se presentan unos principios básicos a tener en cuenta para seleccionar el libro de texto y unos criterios de valoración del mismo. Esto viene acompañado de una guía con preguntas concretas que el profesor se puede formular antes de optar por un libro. Finalmente, dentro de la concepción del libro de texto como un recurso más, no exclusivo ni único, para el proceso enseñanza-aprendizaje, se dan unos ejemplos concretos de adaptación y explotaciones diversas de un material. Principios a tener en cuenta Antes de fijar unos criterios que nos puedan ayudar a seleccionar el libro de texto o materiales más adecuados a nuestras necesidades, vamos a revisar algunos principios generales en los que deben apoyarse esos criterios, siguiendo el enfoque de enseñanza centrada en el alumno. Análisis de necesidades de los alumnos En primer lugar es importante hacer un análisis de las necesidades o intereses de los alumnos con respecto al aprendizaje de una segunda lengua. Este análisis nos dará información acerca de los temas o centros de interés para el alumno, de sus perspectivas con respecto al uso de la L2 en el futuro de sus intereses inmediatos, y de las situaciones de comunicación que se puedan derivar de ellos.

y. establecer relaciones sociales en el aula. para investigar el medio. investigar. que el aula es un espacio social y el consiguiente valor del idioma en ese espacio. Propuesta de objetivos Después de haber fijado las necesidades de los alumnos en el aprendizaje de la lengua. tales como: adivinar. por una parte. hay que poner énfasis no sólo en la metodología. En los niveles de iniciación esto supondría que se tuviese en cuenta la experiencia previa del alumno. considerando. se pasa a formular unos objetivos realistas. por otra. es decir. anticipar. etc. formular hipótesis. Se trata de estrategias de tipo cognitivo. Este hecho nos lleva a la conclusión de que para conseguir fines comunicativos también es necesario adoptar una metodología que tenga en cuenta la interacción lingüística para llegar a un verdadero aprendizaje comunicativo.. en un espacio abierto. cuando en la práctica no siempre se da esa coincidencia y hay situaciones en que se usan materiales basados en diseños funcionales de forma estructural y viceversa. Diseño de «syllabus» A continuación se podría llegar a un diseño de syllabus en el que se incluyeran funciones y estructuras que no sean ajenas a las situaciones del alumno y se integren dentro de su discurso y entorno habituales. ya que ambos van a determinar en gran medida la organización de los contenidos de aprendizaje. sino en las estrategias que se utilizan en el proceso enseñanza-aprendizaje.Habría que distinguir entre necesidades e intereses según el nivel en que se encuentren los alumnos. teniendo en cuenta para qué va a usar el alumno lo que ha aprendido cuando esté fuera del aula. En los niveles de enseñanza primaria no podemos hablar de necesidades de los alumnos con respecto al aprendizaje de idiomas. deducir. Si el modelo adoptado está centrado en el alumno. las funciones lingüísticas que ha ¡do adquiriendo: el lenguaje para satisfacer sus necesidades habituales. que el alumno puede haber manejado anteriormente en su lengua materna. . etc. expresar situaciones afectivas. inferir. sino más bien de intereses inmediatos. Hay que precisar que con mucha frecuencia hablamos de syllabus nocionalfuncional e inmediatamente pensamos en enfoque comunicativo. y otras que desarrollará adicionalmente trabajando en L2.

). estrategias (de qué forma vamos a conseguir los objetivos propuestos) y syllabus (relación de contenidos). las fuentes de información son diversas: entorno socionatural. otros materiales. se producen cambios y reestructuraciones que varían según la información preexistente en el alumno (ideas previas. destrezas. profesores. experiencias. estamos en situación de analizar con más profundidad hasta qué punto el diseño de syllabus que el profesor adopta se refleja en determinados libros de texto. • Una aproximación comunicativa menos radical.Enseñanza centrada en el alumno Es indudable que todos estos supuestos conducen a un replanteamiento del papel del profesor y del alumno en el aula. Pero una vez que la información entra en el sistema del aula. Actualmente existe una tendencia hacia el diseño de syllabus funcional. habrá que hacer una selección de las mismas y ver en qué medida coinciden las del libro de texto con las que el profesor ha propuesto según el grupo de alumnos. Contenido lingüístico Una vez que se ha intentado clarificar las diferencias existentes entre lo que es un enfoque metodológico (cómo enseñar la materia). etc. hábitos. componentes lingüísticos o puntos . • Una aproximación comunicativa pura. libros de texto. Si el funcionamiento del aula se concibe como una interacción de las partes que la integran. Criterios de selección Haremos una revisión en este apartado de aquellos aspectos más concretos que pueden ayudar a fijar algunos criterios mínimos de selección de libros de texto u otros materiales. actitudes. sociológicos y psicológicos que nos llevan a un desarrollo curricular centrado en el alumno y no en la materia. Dentro de la primera. etc. hay que tener en cuenta las características del flujo de información que se crea en ella (dinámica de comunicación) y también la dinámica psicosocial. Considerando que una función se puede expresar de formas diferentes. Para hacer dicha selección resultan de mucha utilidad los cuadros que vienen en los libros de texto en los que se especifican los elementos de la programación: centros de interés. exponentes. y a nuevos modelos didácticos basados en fundamentos epistemológicos. sin olvidar los principios generales mencionados anteriormente. funciones. El profesor puede optar por: • Una aproximación estructural.

sino dentro de un contexto significativo y mostrando relación con otros elementos. También en la forma de presentar el contenido lingüístico es importante considerar qué tipo de proceso se sigue: o bien se presentan muchos ejemplos contextualizados que contienen una regla y. Es imprescindible que no se presente de modo aislado. formando un sistema. no lingüístico. o bien se da inicialmente una explicación de la regla que después el alumno tiene que aplicar. acento. hay que considerar si el lenguaje es apropiado al contenido social que necesitamos y a su función. Desafortunadamente. En materiales en que se enseña la lengua para fines específicos. siendo el aula el contexto más auténtico. con lo cual el profesor tiene grandes dificultades para ver si el libro le sería o no de utilidad. . ambos están muy relacionados. Este concepto lo expresó por primera vez Hymes (1971) al decir que existen reglas de uso de una lengua. El tratamiento del léxico es fundamental y vendrá condicionado por los centros de interés de los alumnos. como parte integrante de un comportamiento social y si este comportamiento social es el que vemos adecuado a nuestra clase. es decir. También hay que tener en cuenta si el material se basa en teorías psicológicas de tipo conductista o cognitivo. sin embargo. y en EGB. mediante la identificación de similitudes. sin las cuales las reglas gramaticales no tienen sentido. El primer aspecto es social. puede ser fundamental la situación en que el niño se encuentra para conseguir éxito. El segundo aspecto es el puramente lingüístico. En otros niveles superiores de enseñanza es importante valorar si se presenta un tipo de lengua estándar o se tienen en cuenta variaciones dialectales o estilísticas. por ejemplo.gramaticales. Por lo que se refiere al tratamiento de las formas gramaticales. el alumno hace hipótesis sobre las reglas que después confirma o no. tendríamos que considerar: • Gramática (morfología y sintaxis) y especificación de exponentes. ritmo y entonación). habrá que valorar si el lenguaje se presenta en un contexto de uso. sobre todo. Además. de tipo profesional o académico. • Análisis del discurso. léxico. hay que analizar si se muestran ejemplos de registros concretos. etc. en algunos de ellos ni siquiera aparecen estos datos o están incompletos. • Fonética (sonidos. • Léxico. Siempre que usamos una lengua tenemos que captar la situación social en la que estamos para seleccionar el lenguaje apropiado. Ahondando más en los elementos de la forma lingüística.

también se incluye en este término la cantidad de material que se introduce en un tiempo determinado y que se proporciona para la práctica después de hacer una presentación.En algunas investigaciones se ha demostrado que los errores de tipo léxico pueden afectar más a la comunicación que los errores de tipo gramatical. por lo que resulta conveniente que desde el principio el vocabulario sea amplio para poder proporcionar una mejor competencia comunicativa en combinación con un número más reducido de estructuras. la forma en que se unen las frases dentro del discurso o escrito. ya que los primeros tienen algo en cuenta las situaciones de uso de la lengua y los segundos no pueden olvidar la complejidad estructural del lenguaje. En el campo de la fonética es muy difícil encontrar un libro de texto que se preocupe de tocar todos los aspectos de forma graduada. datos que hay que tener en cuenta sobre todo a la hora de valorar los errores. uno de los aspectos más olvidados en los libros de texto son los elementos de análisis del discurso. En los materiales de tipo funcional. hasta que se introduce el siguiente contenido. sino también los de coherencia. ritmo y entonación. Desde este punto de vista hay que tener en cuenta. Por otra parte. a la hora de seleccionar el libro de texto. Además de entender por gradación la velocidad con que el alumno progresa. Nos debe preocupar si el libro ayuda al alumno a comprender y producir unidades completas de lengua y si se tienen en cuenta no sólo los elementos de cohesión en el discurso (que es lo que habitualmente se practica). ya que no han tenido prácticamente contacto con la lengua segunda y presentarán más problemas de transferencia o interferencia con la lengua materna. Finalmente. Gradación del lenguaje Los libros de texto actuales no suelen seguir una tendencia exclusivamente estructural o funcional. Pero en cualquiera de los casos hay que plantearse cómo se efectúa la gradación del lenguaje teniendo en cuenta las aportaciones de los estudios experimentales hechos sobre el orden natural de adquisición del lenguaje. dándose normalmente más importancia a la discriminación de sonidos y olvidándose del acento de palabra y frase. Aquí casi siempre es aconsejable utilizar material complementario para que los alumnos se vayan familiarizando con los distintos elementos fonéticos de forma sistemática. a menos que quieran ser simples libros de frases. si nuestros alumnos son principiantes o no. a pesar de la selección gradual de estructuras en los materiales . es decir. a pesar de que existen varios exponentes estructurales para realizar una misma función. Los primeros necesitarán mucho más input para reconocer sólo algunos aspectos (input comprensible). la gradación de la lengua parece muchas veces arbitraria. lo que permite seleccionar de entre ellos el que nos parezca más oportuno.

se corre el peligro de seguir una progresión estructural que no se adapte a las etapas naturales de adquisición de la lengua. no podemos olvidar que éstas han de practicarse de forma integrada tal y como aparecen en la vida real. el paso de un . descontextualización. En una misma unidad o lección puede tener lugar más de una presentación y la consiguiente práctica. si se utiliza la Respuesta Física Total (RFT) en los niveles de iniciación. que hacen hincapié sólo en el lenguaje oral. Lo que resulta verdaderamente importante es que exista una adecuada progresión desde la práctica controlada a la práctica libre. etc. pero tiene la gran desventaja de que ha de pasar mucho tiempo para que el alumno adquiera alguna competencia comunicativa. Tampoco hay que olvidar el nivel de los alumnos y el método adoptado.. Tampoco hay que olvidar el tiempo real del que disponemos y si el material ofrecido por el libro de texto es factible de ser explotado en ese tiempo. etc. En la práctica controlada se incluyen: diálogos que siguen un modelo. Para valorar este aspecto hay que analizar si el libro de texto sigue una progresión lineal o cíclica. drills. después leer y escribir palabras y órdenes. práctica controlada y práctica libre. además de otros riesgos ya mencionados (no presentación del uso de la lengua. podemos dar más importancia a unas destrezas que a otras. juegos. actividades controladas en las que hay que intercambiarse información.). En la progresión cíclica.. Fases dentro de una unidad y destrezas básicas entrenadas Las fases a tener en cuenta básicamente serían: presentación. La lectura ayuda a desarrollar habilidades de tipo cognitivo que juegan un papel interdisciplinar con la lengua materna y que serán de gran utilidad para alumnos que no van a utilizar la lengua segunda para comunicarse con hablantes nativos. y así el alumno teóricamente no aprende nada nuevo hasta que ha afianzado lo anterior. En la fase de presentación se introduce el lenguaje nuevo utilizando técnicas variadas: diálogos. Por lo que se refiere a las destrezas. los alumnos sólo van a tener contacto con la L2 dentro del aula normalmente. entrevistas. bastante relegada últimamente en los materiales comunicativos.estructurales. Por ejemplo. ya que. sino con fines académicos o profesionales. Hay que recuperar el papel que tiene la lectura en el aprendizaje de lenguas segundas. ejercicios de tipo comunicativo. en nuestra situación real. encuestas. La progresión lineal exige que cualquier cosa que se vaya a aprender se trabaje de forma exhaustiva antes de pasar a la siguiente. Repaso Siempre resulta de utilidad la consolidación del conocimiento adquirido con anterioridad. En la práctica libre se hacen otras actividades de simulación. etc. seguiríamos el siguiente proceso: primero escuchar y hacer. diálogos abiertos. lecturas visuales.

etc. El libro del profesor A pesar de que el libro del alumno puede ser lo suficientemente claro como para que no sea imprescindible consultar el libro del profesor. ampliar determinados aspectos o afianzar el dominio de algunos conocimientos.. éste puede resultar de gran ayuda. el alumno va adquiriendo mayor competencia comunicativa desde el principio. etc. pero hay que comprobar si las actividades presentadas para repaso están incluidas dentro de una trama que presuponga haber hecho todo lo que antes ha ofrecido el libro de texto. y se van repasando continuamente los elementos anteriores. etc. funciones. que en muchas ocasiones sólo tienen poder motivador por su variedad. material visual. a pesar de que cometa más errores. los textos de las grabaciones. . vocabulario. En los libros de texto suelen aparecer unidades de repaso con el fin de revisar lo estudiado. evaluación. filminas. en cada unidad. carteles. ya que esta restricción no permite un uso flexible del material (alterar el orden de las unidades. etc. También se incluyen las claves de los ejercicios. el libro del profesor puede ser la guía para explotar cada actividad de diversas formas. Lo que no podemos hacer es caer en el error de que la enseñanza tenga forzosamente que seguir todas las instrucciones con detalle y paso a paso. dando información para que éste cuente con muchas alternativas entre las que seleccionar las más adecuadas para su contexto de clase. Después. así como instrucciones generales para la puesta en práctica de actividades. de esta forma.). El libro del profesor debe ser considerado como una guía que ofrece sugerencias y no como un compendio de instrucciones rígidas a seguir.elemento de aprendizaje a otro es más dinámico. apéndices de gramática. saltar un capítulo. pero que en muchas otras son imprescindibles para la adquisición de nuevos conceptos y ayudan a la contextualización. Material de apoyo El libro de texto suele venir acompañado de distintos materiales de apoyo: libro del profesor. una serie de páginas con actividades extra que permitan seleccionar al profesor las más adecuadas para complementar los vacíos que haya observado en el aprendizaje. cuantas menos mejor. ofreciendo secciones generales explicativas de las bases teóricas y principios en los que se sustenta el material. Material visual Aquí entra una amplia gama de ilustraciones. Otra posibilidad con la que nos podemos encontrar es que el libro ofrezca cada cierto número de unidades. grabaciones.

para lo cual serán de gran utilidad las hojas de autoevaluación. pausas. Modelo de guía para seleccionar librar libros de texto u otros materiales 1. y si resulta atractivo para la edad e intereses de los alumnos. Hay que analizar si nos resultan de utilidad o no. puede contener canciones demasiado infantiles. Apéndices La existencia de índices o apéndices. Si el objetivo de la evaluación es la valoración de todo el proceso de enseñanza-aprendizaje y no sólo medir el rendimiento del alumno. Material para la evaluación En algunos libros de texto se incluyen materiales que sirven para la evaluación. es necesario que él mismo sea consciente de la fase en que se encuentra dentro del proceso. si el contexto es artificial y no reproduce elementos que se dan en la vida real: ruidos. Aun considerando el valor de la prueba.. bien sea en el libro del profesor. Puesto que el alumno es el verdadero protagonista del proceso de aprendizaje. ya que no existirá un único instrumento. por ejemplo. ya que todo depende de lo que entendamos por evaluar. interrupciones. pero también necesita ser revisado teniendo en cuenta si el lenguaje que se presenta es natural y auténtico. etc. Necesidades de los alumnos • ¿Se han sondeado previamente mediante observación las necesidades de los alumnos? encuesta. entrevista u . o en ambos.Material grabado Éste normalmente acompaña al libro de texto. en el del alumno. difícilmente encontraremos el tipo de prueba adecuado. por ejemplo. en las que los propios alumnos pueden ir tomando datos que luego se contrastarán con los del profesor para llegar a una valoración final dentro de un proceso de evaluación continua. repaso y material complementario. puede no resultar idónea. cuando utilizamos pruebas de elementos discretos en vez de pruebas globales. facilita la búsqueda rápida de los elementos que necesitamos para el aprendizaje.

Metodología • ¿Se corresponden las orientaciones metodológicas (ver libro del profesor) con el material del libro del alumno para explotarlo adecuadamente? • ¿Se desarrollan estrategias cognitivas? 5. que el alumno responda ante situaciones imprevisibles. acento. Contenido lingüístico ¿Son los centros de interés relevantes para nuestros alumnos? ¿Qué proceso de enseñanza se sigue? ¿Es el lenguaje apropiado? ¿Hay suficiente léxico? ¿Se presenta el léxico en un contexto? ¿Se consideran todos los aspectos fonéticos: discriminación de sonidos. entonación? • ¿Se tratan elementos de análisis del discurso? Por ejemplo.2. «Syllabus» • ¿Existe equilibrio entre formas y funciones? • ¿Cuántas se adecuan a nuestra situación real en el aula y a los intereses de los alumnos? 4. ritmo. Objetivos • ¿Se han contrastado los objetivos que se proponen en el libro (leyendo la introducción o tabla de objetivos) con los que nosotros nos hemos planteado? • ¿Cuáles coinciden? • ¿Cuáles tenemos que complementar? 3. 6. Gradación del lenguaje • ¿Se expone al alumno a suficiente incomprensible? • ¿Se introduce mucho material nuevo de una vez? • ¿Se pide al alumno que produzca la mayor parte de lo que recibe? 7. Repaso • ¿Existe una progresión lineal o cíclica? • ¿Hay unidades de repaso? • ¿Ofrecen estas unidades la posibilidad de seleccionar lo que nos interesa? • • • • • • . que se considere cómo se organizan las frases entre sí con fines comunicativos.

diseño y tamaño? • ¿Se observa un lenguaje y actitudes sexistas? • ¿Resulta fácil de conseguir en el mercado? . Otros • ¿Es fácil de usar este material para un profesor no nativo? • ¿Pertenece el libro a una serie y coinciden las mismas características en los otros libros de la serie? • ¿Hay en cada libro una tabla con la programación de los restantes libros de la serie? • ¿Se ha experimentado previamente el libro o parte del mismo en situaciones reales? • ¿Es de fácil manejo por su aspecto. Fases dentro de una unidad y destrezas • • • • • ¿Se hacen las presentaciones en un contexto interesante para el alumno? ¿Hay actividades de práctica variadas entre las que se pueda seleccionar? ¿Hay progresión desde la práctica controlada a la práctica libre? ¿Hay integración de destrezas? ¿Ofrece posibilidades al profesor de seleccionar las partes que le interesan? 9. • ¿Existen hojas de autoevaluación para el alumno? 10.8. Material de apoyo • ¿Se dan en el libro del profesor ideas para explotar el material de forma variada? • ¿Tiene el material visual finalidad pedagógica o es un simple adorno? • ¿Existe equilibrio entre el material visual y el texto escrito de forma que uno sirva de apoyo al otro? • ¿Son las grabaciones auténticas y de utilidad? • ¿Existen apéndices que ayuden verdaderamente para el repaso o búsqueda de material complementario? • ¿Es realmente útil el cuaderno de trabajo? • ¿Se incluyen materiales para la evaluación? • ¿Se corresponden éstos con la idea que tenemos de evaluación? Ejemplo: pruebas de elementos discretos o globales.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->