P. 1
Trabajo de Penitenciario

Trabajo de Penitenciario

|Views: 2.252|Likes:
Publicado porgarzar2702

More info:

Published by: garzar2702 on Jun 09, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/25/2015

pdf

text

original

0NIvERSIBAB FRANCISC0 uAvIBIA

FAC0LTAB BE CIENCIAS I0RIBICAS
TENATICA
DzSituacion Actual uel Sistema Penitenciaiio
Salvauoieñodz
CATEBRA
BERECB0 PENITENCIARI0
CATEBRATIC0
LICǤ I0SE ARNANB0 PEREZ B0R0CA
AL0NN0S
uR0P0 Ͳͳ AN0 ʹͲͳͳ A0LA Bͳͷ
SAN SALvAB0R I0NI0ͳͳ BE ʹͲͳͳ

Contenido
Introducción .......................................................................................................................5
Objetivos ............................................................................................................................7
Objetivo General ................................................................................................................7
Objetivos Específicos .........................................................................................................7
Marco Conceptual...............................................................................................................8
Marco Teórico ....................................................................................................................8
Teorías Aplicables al Sistema Penitenciario Salvadoreño ................................................8
Teorías absolutas ............................................................................................................8
La retribución .................................................................................................................8
Teorías Relativas ............................................................................................................9
Las Teorías Mixtas o Eclécticas .................................................................................... 10
Algunos Conceptos que se Utilizan ............................................................................... 10
Principios Aplicables al Sistema Penitenciario Salvadoreño .......................................... 11
Principio de Legalidad .............................................................................................. 11
Principio de Judicialización ....................................................................................... 12
Principio de Humanidad ............................................................................................ 12
Principio de Afectación Mínima ................................................................................ 13
Principio de Participación Comunitaria ..................................................................... 13
Principio de No Discriminación ................................................................................ 14
El Sistema de Penas en el Nuevo Código Penal ......................................................... 14
Clases de pena........................................................................................................... 15
Administración Penitenciaria ........................................................................................ 22
Órganos centrales ...................................................................................................... 22
La Dirección General de Centros Penales .................................................................. 22
El Consejo Criminológico Nacional .......................................................................... 22
La Escuela Penitenciaria ........................................................................................... 23
Órganos periféricos ................................................................................................... 24
Los Consejos Criminológicos Regionales .................................................................. 24
Los Centros Penitenciarios ........................................................................................ 24
Clasificación de los Centros Penitenciarios. .............................................................. 25
Personal Penitenciario ............................................................................................... 28
El Ingreso (Al Sistema Penitenciario)............................................................................ 29
Ubicación .................................................................................................................. 29
Régimen Penitenciario .............................................................................................. 30
El Modelo de La Ley Penitenciaria De El Salvador ....................................................... 30
Fases Regimentales ................................................................................................... 30
Tratamiento Penitenciario ............................................................................................. 31
Situación Actual Del Sistema Penitenciario Salvadoreño .................................................. 31
Psicología Penitenciaria ................................................................................................ 32
El Gobierno Del Presidente Mauricio Funes .................................................................. 33
Desarrollo Del Sistema Penitenciario Actual ................................................................. 34
Al Analizar La Crisis Penitenciaria Previa Al Año Dos Mil Nueve Se Hace Ciertas
Críticas Al Gobierno Anterior: .................................................................................. 38
Antecedentes Constitucionales Del Sistema Penitenciario De El Salvador Desde Los
Años De 1824 A 1983 ................................................................................................... 40
Constitución de 1824 (Decretada el 12 de Junio de 1824) .......................................... 40
Constitución de 1841 (Decretada el 18 de Febrero de 1841) ...................................... 40
Constitución de 1864 (Decretada el 19 de Marzo de 1864) ........................................ 41
Constitución de 1871 (Decretada el 16 de Octubre de 1871) ...................................... 41
Constitución de 1872 (Decretada el 9 de Noviembre de 1872) ................................... 41
Constitución de 1880 (Decretada el 16 de Febrero de 1880) ...................................... 41
Constitución de 1883 (Decretada el 4 de Diciembre de 1883) .................................... 42
Constitución de 1886 (Decretada el 13 de Agosto de 1886) ....................................... 42
Constitución de 1939 (Decretada el 20 de Enero de 1939) ......................................... 42
Constitución de 1962 (Decretada el 8 de Enero de 1962) ........................................... 43
Constitución de 1983 (Decretada el 15 de Diciembre de 1983) .................................. 43
Comisión Interamericana De Derechos Humanos .......................................................... 44
Funciones.................................................................................................................. 44
Conclusiones .................................................................................................................... 48
Recomendaciones Al Sistema Penitenciario De El Salvador ............................................. 49
Bibliografía ...................................................................................................................... 50
Anexos ............................................................................................................................. 51
Encuesta Realizada A La Esposa De Un Interno ............................................................... 51
Encuesta Realizada A Una Persona Que Estuvo Interna .................................................... 53
Según La Página Web El Faro, Rodrigo Escobar, Relator del CIDH ............................. 54
Gráfias Comparativas Actuales De Internos En El Sistema Penitenciario .......................... 57
Gráficas Comparativas Existencia De Internos Años 2005 A 2010 .................................... 58
Entrevista Realizada A Magistrada De La Corte Suprema De Justicia: Licda. Mirna Perla
(Entrevista En Video) ................................................................................................... 59
Entrevista Realizada A Sub Director De Centros Penales: Lic. Nelson Rauda Portillo
(Entrevista En Video) ................................................................................................... 59
Entrevista Realizada A Experta En Derecho Penitenciario: Licda. Rebeca Molina
Echegoyen (Entrevista En Video) ..................................................................................... 59


INTRODUCCIÓN
El sistema penitenciario en El Salvador y la crisis de este, es un tema que se
remonta a muchos años atrás, se ha visto que el régimen penitenciario ha quedado
estancado en el tiempo o quizás no ha venido evolucionando como lo ha hecho en gran
manera la delincuencia y la forma en la que estos proceden. En el presente trabajo haremos
un balance de lo que ha venido siendo nuestro sistema penitenciario y las crisis que se han
venido presentando a raíz de la poca importancia que las autoridades le ha dado alas
continuas manifestaciones que por poco llevan a un colapso de los centros penitenciarios en
el país.
La crisis penitenciarias se remontan a los años de la guerra en 1990, desde ese
entonces se observaban amotinamientos en las cárceles por la sobrepoblación de estas, las
administraciones prevén que la construcción de más centros penales llevaran a un mejor
equilibrio. ¿Pero esto contribuirá a la paz que tanto se busca o mejor aun a la socialización
y reeducación de los reos? si hasta este entonces se ha observado que dentro de los mismos
centros penales hay corrupción al igual que desde ahí se dan las ordenes para extorsionar a
comerciantes, cometer actos ilícitos, matanzas, etc. creo que la solución viable no sería esa
mas bien, sentar nuevas bases del sistema penitenciario llegando a evolucionarlo
implementando nuevos métodos siguiendo con la esencia misma del régimen penitenciario
que es educar al reo e introducirlo a la sociedad como una persona que contribuya a la
economía de el país y su familia, pero para llegar a esto no solo bastan las manos duras o
reformar nuestras leyes más bien sentar dichas bases desde la familia, la iglesia y la escuela
previniendo el delito ya que no podemos erradicarlo por completo pero si podemos buscar
soluciones para disminuirlo.
Se han visto que la falta de interés de la autoridades ha sido un gran detonante de
dicha crisis la mala paga del personal que labora en dichos centros penales a conllevado a
un aumento de ¨negocios ¨ dentro de estos, como ventas de celulares por montos excesivos
claro bajo la oscuridad de la clandestinidad, esto lo detonaron las restricciones para entrar
objetos, la implementación del cuidado de los centros penales por parte de los soldados fue
otro balde de agua fría para dicha comercialización ilícita dentro de los centros, en los
titulares de los diarios y en centros noticiosos se mostraba el desacuerdo por parte de
familiares de los reclusos, argumentando violaciones por parte de los soldados, pero gracias
a que la seguridad paso a manos de estos se realizan menos acciones ilícitas que se
perpetraban dentro de los centros de afinamientos.
La ley establece idoneidad e ilustración en ciencia penitenciaria par a cargos de
dirección en los centros penales, no existe en el país una carrera de administración
penitenciaria ni siquiera de criminología en la practica la mayoría de los directores de los
centros de reclusión, así como el director de centros penales son ex-militares es claro que
administrar un centro penal cuyo fin es la readaptación de los privados no puede hacerse
con los mismos criterios con los que se administra un cuartel militar, la presencia al frente
de los penales de ex-militares trae consigo una serie de riesgos. Ya que es del conocimiento
de las fuerzas armadas del país fueron las más tenaces violadoras de los derechos humanos
en la historia del país y en el transcurso del conflicto armado. El uso de la violencia es
práctica normal en el ámbito castrense como medida disciplinaria, lo que resulta totalmente
incoherente para el fin de la rehabilitación.
Hay muchos factores que contribuyen a la crisis penitenciaria en el país el
hacinamiento, las reformas al régimen penitenciario, los planes anti-maras y las dirección
de las prisiones en manos de ex-militares han profundizado una crisis penitenciaria nunca
resuelta y esta abonando a la creciente inseguridad, delincuencia y criminalidad. Lo que
menos se logra tras las rejas es la rehabilitación de los penados.

OBJETIVOS
OBJETIVO GENERAL
* Determinar la situación actual del Sistema Penitenciario Salvadoreño
OBJETIVOS ESPECÍFICOS
* Analizar y comparar la situación actual del Sistema Penitenciario en relación a la
situación previa al año 2009
* Analizar los cambios introducidos por la Administración Penitenciaria al Sistema
Penitenciario después del año 2009
* Determinar los aspectos favorables o desfavorables de los cambios de la
Administración Penitenciaria actual



MARCO CONCEPTUAL
MARCO TEÓRICO
TEORÍAS APLICABLES AL SISTEMA PENITENCIARIO SALVADOREÑO
TEORÍAS ABSOLUTAS
LA RETRIBUCIÓN

Esta teoría nos menciona que rechaza la búsqueda de fines fuera de la propia pena.
Para ellas la pena se agota en sí misma, en cuanto mal impuesto a un sujeto por la comisión
de un delito. La pena es retribución, castigo del mal cometido con el delito. O lo que es lo
mismo, a su tenor es una exigencia de Justicia que el delito, como mal que es se castigue
con otro mal; esto es, con el mal que siempre implica la imposición de una pena. Finalidad
esencial de la pena se agota, por tanto, en el castigo del hecho cometido. Estamos, en
definitiva, ante un fiel reflejo de la ley del Talión y su (ojo por ojo y diente por diente).
Para sus defensores, desde un prisma jurídico, el pretender buscar otro fin ajeno a la
mera retribución del delito cometido conllevaría el instrumentalizar al hombre en la
búsqueda de fines que le son ajenos ej.: Intimidar a los demás, con lo que se estaría
equiparando a una cosa, lo cual es contrario a su dignidad humana. La justicia, a su juicio,
no puede hacerse depender de conveniencias utilitarias instrumentales de cada momento,
sino que se impone con carácter absoluto; de ahí su nombre de teorías absolutas.
Estas teorías donde confluyen la tradición filosófica del idealismo y la tradición
cristiana, también son conocidas como clásicas por las formulaciones que de ella hicieron
Kant y Hegel si bien antes fueron teorizadas por autor como Kohler, Sthal, Campanella,
Selden, Leibniz Genovesi. Kant sostiene la tesis de la pena como retribución ética
justificada por el valor moral de la ley infringida por el culpable. Luego, para él, la ley
penal se presenta como un Imperativo categórico. Como una exigencia incondicionada de
la Justicia, y, por tanto, libre de toda consideración utilitarista. Hegel, de su lado, habla de
retribución jurídica y, en base a ella, justifica la pena en la necesidad de reparar el Derecho
con una violencia contraria que restablezca el orden violado. O lo que es lo mismo, para
este autor la esencia de la pena estaría en la negación del Derecho. La voluntad (voluntad
especial) del delincuente el cual con su delito niega la (la voluntad general) del
Ordenamiento jurídico es a su vez, negada por la pena, (anulada).
Estas composiciones doctrinales, si bien muestra una clara lógica en el momento en
que surgieron, son, sin embargo, inconcebibles en un modelo de Estado social y
democrático de Derecho como el nuestro. Para comenzar solo aportan una explicación al
porque se castiga, es decir, al fundamento de la pena el castigo del culpable proporcionado
al delito cometido, pero no aclaran el contenido de sus fines: para ellas la pena no persigue
fin alguno. Además, y en todo casos, si la retribución parte de una base ética y nuestro
actual modelo de Estado social y democrático de Derecho arranca de situar en el pueblo el
origen de todo poder, ¿puede asignarse a la pena otro fundamento y otra finalidad que la de
hacer posible la convivencia a través de la lucha contra el delito?. En un Estado
democrático como el nuestro las sentencias se pronuncian en nombre del pueblo y no en el
de Dios, luego el Derecho solo puede justificarse como medio de asegurar la convivencia.
Esto es, como medio sujeto a fines ajenos al mal que la pena siempre comporta.

TEORÍAS RELATIVAS
Con ellas se busca precisamente, el alcanzar fines externos a la propia pena: evitar
la comisión de nuevos hechos delictivos. En ellas la pena se orienta al futuro con la
prevención de futuros delitos y no al pasado, como la retribución, que se limita a castigar
por el hecho cometido sin buscarle ninguna finalidad posterior a la pena. Pretenden
prevenir determinadas conductas para así mantener la convivencia social como algo
históricamente determinado y, por ello, relativo; de ahí su denominación como teoría
relativa. Porque mientras la justicia es absoluta las necesidades de prevención son relativas
y circunstanciales.
Su denominación también como teorías utilitarias se debe a su consideración de la
pena como necesaria para mantener ciertos bienes sociales. La pena no es un castigo del
mal, sino un instrumento dirigido a prevenir futuros delitos; es algo útil.

LAS TEORÍAS MIXTAS O ECLÉCTICAS
Estas teorías nacen, sobre todo a partir de Merkel y Von Hippel, con la idea de unir
los fines preventivos a los retributivos buscando la limitación entre ellos. Es decir,
consideran que la retribución, la prevención general y la prevención especial son distintos
aspectos del mismo fenómeno complejo pena.
En donde se señala que no se puede adoptar una solo tendencia, surgiendo así
teorías plurimencionales de la pena une los fines preventivos con los fines retributivos.

ALGUNOS CONCEPTOS QUE SE UTILIZAN
Derecho Penitenciario: conjunto de normas jurídicas que regulan la ejecución de la
pena y medidas privativas de libertad
1
.
Tratamiento penitenciario: es el conjunto de actividades directamente dirigidas a la
consecución de la reeducación y reinserción social de los penados
2
.
Privación de libertad: Delito que, como su nombre indica, consiste en reducir a una
persona a servidumbre o a otra condición análoga, o en privarla de su libertad en cualquier
forma.
Centros hospitalarios: serán tanto como exijan las distintas especialidades. Tiene
como finalidad acoger a los internos que necesitan someterse a intervenciones quirúrgicas y
aquellos otros afectados por dolencia graves que exijan tratamiento hospitalario.
Además deben exigir centros o departamentos para toxicómanos para aquellos
internos que presentan problemas de drogadicción. La administración penitenciaria podrá
autorizar su asistencia a una institución extra penitenciaria, públicas o privadas, siempre
que el interno de su consentimiento y se dé cuenta de ello al Juez de Vigilancia
Penitenciaria. El interno tiene que comprometerse a observar el régimen vida de dichas
instituciones y acoger los controles que se establezcan en el centro directivo. Aunque
existen centros de toxicómanos gratuitos, no son suficientes, por lo que depende en
ocasiones de la capacidad económica de los internos, si puede pagarlo o no, para ser
acogido. Por ello, los centros deberían ser creados por el estado con el mismo régimen de

1
García Valdés.
2
Manual de Derecho Penitenciario Fernández García, Julio.
vida que los extra penitenciarios, pero que dependerán de la Dirección General de
Instituciones Penitenciarias.
Centros Psiquiátricos: son aquellos centros destinados al cumplimiento de las
medidas de seguridad privativas de libertad aplicadas por los tribunales correspondientes.
Penado: Delincuente condenado por sentencia firme a una pena; recluso o internado
en un establecimiento penitenciario.
Sistema penitenciario: Es la organización creada por el Estado para la ejecución de
las sanciones penales, penas o medidas de seguridad, que privan o restringen la libertad
individual, sin la cual no es posible su efectividad.
Régimen penitenciario: según E. Queman: lo define ³Es el conjunto de condiciones
e influencias que se reúnen en una institución para procurar la obtención de la finalidad
particular que le asigne a la sanción penal con relación a una serie de delincuentes
criminológicamente integrada´

PRINCIPIOS APLICABLES AL SISTEMA PENITENCIARIO SALVADOREÑO
PRINCIPIO DE LEGALIDAD
Este es uno de los principios más importantes que exige un Estado de Derecho,
debido a que este cumple con una doble faceta, en torno al deber de velar por el
cumplimiento de una división de poderes, la cual asegura una supremacía del legislativo el
cual demuestra la soberanía popular, y otorga un mecanismo garantizador de los derechos y
libertades fundamentales de la persona, los cuales solamente podrán ser limitados en la
medida en que las leyes así lo establezcan.
Debido a la importancia histórica del Principio de Legalidad otorga a la vez una
certeza del Derecho y constituye una base de Principios que otorgan Seguridad Jurídica y
seguridad Política a los ciudadanos.
Al cual denominaremos como: Un principio rector del Derecho Penal moderno,
cuya función de garantía en este ámbito se desdobla en cuatro tradicionales garantías:
Garantía Criminal: Ningún hecho puede ser considerado como delito sin que una
ley anterior lo haya calificado como tal.
Garantía Penal: No podrá imponerse una pena que no haya sido establecida
previamente por la Ley.
Garantía Jurisdiccional: Nadie podrá ser condenado sino en virtud firme
pronunciada por Tribunal competente.
Garantía Ejecutiva: No podrá ejecutarse pena alguna en forma distinta de la
prescrita por la ley y reglamentos.
Vemos en el Art. 4 L. Pnt.: que ³La actividad penitenciaria se deberá fundamentar
en la Constitución de la República, en esta ley, en los reglamentos dictados conforme a ella
y en las sentencias judiciales. Ningún interno podrá ser obligado a realizar una actividad
penitenciaria, a omitir el ejercicio de un derecho, o a cumplir una medida disciplinaria, si
esta restricción, mandato o medida no han sido previstos en aquéllos´.

PRINCIPIO DE JUDICIALIZACIÓN
El Sistema Penitenciario le otorga al Juez de Vigilancia Penitenciaria la Jurisdicción para
analizar y llevar un control adecuado de este Principio, el cual según las Ley Penitenciaria
(Arts. 9 y 12 L- Pnt.) otorga una asistencia jurídica Universal, ratificándole el uso del
Derecho de Defensa, el cual queda a elección del interno asistirse de un defensor particular
o de un defensor público (otorgado por el Estado, por si no tiene medios).

PRINCIPIO DE HUMANIDAD
Este Principio va encaminado a la protección de la integridad de las personas a fin
de que no llegue a emplearse alguna tortura y de actos o procedimientos denigrantes a la
persona humana. Este principio va entrelazado con:
La Declaración Universal de Derechos Humanos y Libertades
Fundamentales (1950); del cual va entorno a salvaguardar los Derechos Humanos y
libertades Fundamentales.
El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1966)
Normas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos, de las Naciones
Unidas (1955)
Consejo de Europa (1973)
Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre (1948)
Convención Americana sobre Derechos Humanos (1969)
Carta Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos (1981)
Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o
Degradantes (1984)

PRINCIPIO DE AFECTACIÓN MÍNIMA
Este es uno de los Principios que va relacionado más a resguardar de manera directa
el régimen disciplinario del interno. Con el Fin de preservar y asegurar la seguridad y el
orden del Centro Penitenciario. Ya que no busca resguardar o privar algún otro derecho del
interno, sino más bien busca la interacción de este al Centro Penitenciario, siempre y
cuando vaya conforme a las normas y estatutos ya establecidos.

PRINCIPIO DE PARTICIPACIÓN COMUNITARIA
Este Principio está relacionado en establecer sistema de comunicación entre los
internos, a fin de que estos obtengan una socialización interna en el Centro Penitenciario;
rompiendo barreras y clases u extractos sociales.
A lo que otorga de manera General, una relación de participación entre los modos y
medios de ejecución de las Penas y las Medidas de Seguridad aplicables a los Internos, a fin
de que estos retomen la confianza y se adecuen a la conducta social. Por lo que le da la
Pauta a la Sociedad para que intervenga también en el proceso de resocialización de los
internos, a través de Asociaciones, Patronatos, etc.
Vemos que en la Ley Penitenciaria en los Arts. 15 a 17. Le otorga la atribución al
Ministerio del Interior y a la Dirección General de Centros Penales, la facilidad y
oportunidad de diseñar programas de reinserción social de diferente índole, los cuales
pueden ser: Social, Educativa, Económica, Moral o Religiosos, todos estos aplicables a los
Internos, a fin que estos interactúen con la sociedad. Todo bajo el marco de lo Legal y por
medio del Estado.
PRINCIPIO DE NO DISCRIMINACIÓN
La No Discriminación va relacionada con la Ley Penitenciaria al hecho de que
otorga una igualdad entre los internos a fin de no encontrar diversidad alguna que afecte la
convivencia de los internos. Mayormente la discriminación va relacionada a:
1) Sexo
2) Raza
3) Tendencia
4) Opinión
5) Política
6) Condición Económica
7) Condición Social, u
8) Cualquier Otra.

Por lo que El Sistema Penitenciario le otorga el control y observancia de este Principio
al Juez de Vigilancia Penitencia y Ejecución de la Pena.
El núcleo esencial de este Principio se proyecta en un doble plano:
a) Positivo: Va relacionada al hecho de que ningún interno será objeto de privilegios,
solo por el simple hecho que por tener ciertas costumbres o condiciones reciba un
mejor trato o tenga mejores beneficios que los demás internos.
b) Negativo: Se relaciona con el Hecho de no crear una situación concreta que cause
un perjuicio a las condiciones de vida y relacionamiento del interno en el centro
penitenciario.
EL SISTEMA DE PENAS EN EL NUEVO CÓDIGO PENAL
El nuevo código penal diseña el sistema de penas en el título tercero del libro
primero que integra cuatro capítulos dedicado a la pena, su clase y efecto a las penas en
particular a la adecuación de las penas; y a la forma sustitutiva de la ejecución de las penas
privativas de libertad. El sistema se completó en el titulo quinto, dedicada a las medidas de
seguridad. La ejecución de las penas se reúne a la ley penitenciaria, tanto las privativas de
libertad cono las privativas de derecho. Los órganos de aplicación son conforme al artículo
36 de dicha ley:
a) La cámara de vigilancia penitenciaria y de ejecución de la pena;
b) Los jueces de vigilancia penitenciaria y de ejecución de la pena; y el
departamento de prueba y libertad vigilada.

CLASES DE PENA
El nuevo código introduce importantes diferencias en relación con el hasta ahora
vigente, tanto la enunciación de las penas como en su ejecución, suspensión y sustitución.
El art. 18 distingue los hechos punibles dividiéndolo en delitos y faltas. Los delitos
pueden ser, a su vez, grabes y menos grabes, atendiendo a la pena impuesta, lo que permite
hablar de penas grabes y menos grabes. Son delitos grabes los sancionados con pena de
prisión cuyo límite máximo exceda de 3 años y multa cuyo límite exceda de 200 días multa.
Son delitos menos grabes aquellos cuyas penas no excedan dichos límites.
Es de advertid que las penas menos grabes pueden también imponerse en los casos
que los hechos sean constitutivos de falta, pues el código recoge penas comunes a ambas
clases de infracciones, así, por ejemplo, el artículo. 210 sanciona el hurto de uso de
vehiculó con pena de arresto de 15 a 30 fines de semana y la falta de hurto de art.379 se
castiga con arresto de 10 a 20 fines de semana.
El capítulo primero del título tercero del nuevo código clasifica las penas
distinguiendo entre penas principales y penas accesorias (art. 44) si bien las penas previstas
como accesorias de inhabilitación podrán imponerse como principales en los casos
especialmente previstos.
Las penas principales que enumera el art. 45 son:
1) Pena de prisión cuya duración será de 6 meses a 30 años.
2) Pena de arresto fin de semana, cuya duración será de entre 4 y 150 fines de semana.
3) Arresto domiciliario cuya duración será de 1 a 30 días.
4) Pena de multa de 5 a 360 días multa.
5) Prestación de trabajo de utilidad pública, cuya duración será de 4 a 150 jornadas
semanales.

LA PENA DE PRISIÓN
La pena de prisión se define en el art. 43 como una limitación de la libertad
ambulatoria, definición que trata de ser más concreta que la contenida en el art. 60 del
anterior código (privación temporal de libertad del reo), pero que, en mi opinión, es
inexacta pues la prisión implica algo más que la privación del derecho a la libertad
ambulatoria pues, obviamente, también se ven restringido o limitados otros derechos.
La pena de prisión es en el código salvadoreño la pieza central del sistema punitivo,
al igual que la mayoría de sistemas penales contemporáneos. Nacida la pena de prisión en
el siglo XVIII como alternativa a las penas corporales, la pena privativa de libertad pese a
las críticas y a la búsqueda de otras alternativas ha mantenido su hegemonía en el sistema
sancionador penal, posición que no es fácil que pierda en un futuro inmediato.
La duración mínima de la pena de prisión en la legislación de El Salvador es de 6
meses, duración mínima que obedece a la creencia generalizada de la ineficacia de las
penas cortas de prisión. Como recuerda el jurista Alemán Hassemer, las penas privativas de
libertad de hasta seis meses de duración no son, por lo general, lo suficientemente largas
para permitir un tratamiento con éxito del penado, y si, en cambio para introducir al recluso
en la subcultura de la prisión, e iniciarle en actitudes y técnicas criminales o confirmarlo en
ella. El código penal en realidad da la regla de conversión, del artículo 74, limita el ingreso
en prisión a los supuestos de pena inferiores al año ya que dicho artículo impone al juez
reemplazar las penas de prisión mayores de 6 meses y que no excedan de un año por igual
tiempo de arresto de fin de semana o de trabajo de utilidad pública.
El límite máximo de la pena de prisión es de treinta años plazo máximo que en
ningún caso podrá sobrepasarse según expresamente recoge el artículo 62 del código penal.

EL ARRESTO DE FIN DE SEMANA
La pena de arresto de fin de semana una de las novedades más destacadas de
sistema de penas introducido por el nuevo código, puesto que cubre como pena principal el
hueco dejado por la desaparición de las penas de prisión inferiores al año y como pena
sustitutiva comprendidas entre los seis meses a un año y, en determinados supuestos, las
penas de hasta tres años de prisión. Su origen se encuentra en la búsqueda de alternativas a
las penas de prisión en sentido clásico, en privaciones interrumpidas de libertad. El arresto
de fin de semana es también una privación de libertad, menos al sistema de vida del
penado.
Corresponderá al juez de vigilancia señalarla el lugar de cumplimiento y aunque el
código no establezca la localidad en que debe efectuarse, habrá de ser el más cercano al
domicilio del penado, lo que responde a la finalidad y espíritu de la pena que es que el
condenado pueda seguir desarrollando su vida habitual.
Si el condenado incurriere en tres ausencias no justificadas, el juez de vigilancia
correspondiente ordenara que la sentencia se ejecute interrumpidamente hasta el
cumplimiento de la condena. En este caso dos días de privación de libertad se computaran
por cada fin de semana de arresto.

EL ARRESTO DOMICILIARIO
La pena de arresto domiciliario ah sido también introducida en el nuevo código. Su
duración es de uno a 30 días. Conforme al art. 50 del código obliga al condenado a
permanecer en su residencia y no salir de la casa, por el tiempo de su duración. En España
dicha pena permaneció vigente hasta la publicación del código de 1995, en el que fue
suprimida.
Si el condenado incurriere en tres ausencias no justificadas, el juez de vigilancia
correspondiente ordenara que la sentencia se ejecute interrumpidamente hasta el
cumplimiento de la condena. En este caso dos días de privación de libertad se computaran
por cada fin de semana de arresto.

LA PENA DE MULTA
La pena de multa se define en el art. 51 del código penal como aquella pena por la
que se obliga al penado a pagar al estado una suma de dinero. Como cualquier otra pena se
encuentras sujetas al principio de legalidad y los fines de imposición son los comunes a
todas las demás penas. Por lo tanto junto a la finalidad de prevención general, tanto en la
individualización de la multa como en su ejecución, deberá tenerse en cuenta la finalidad
rehabilitadora y de prevención especial presente también en la pena. El código al fijarse la
multa conforme a las condiciones personales y a la capacidad económica del penado.
La pena de multa sigue como único sistema el de días multa ya presente en el
anterior código penal. El sistema de días multa es de origen escandinavo y ofrece
numerosas ventajas sobre la multa fija e incluso la proporcional, lo que determina vaya
imponiéndose paulatinamente en los ordenamientos jurídicos penales.
Existen distintas variedades, que pueden reducirse a dos grandes grupos:
a) El sistema escandinavo propiamente dicho, conforme al cual se determinan el
número de días-multa y la cuantía de la cuota, imponiéndose el importe de la multa
de una sola vez, aunque se acepten, atendiendo a la situación económica del penado,
la posibilidad de pagos aplazados.
b) El denominado sistema del proyecto alternativo de código alemán que se diferencia
del anterior en que no se admite el pago realizado de una sola vez, si no que ha de
ser forzosamente realizado en los días, semanas o meses que se señalen, sujetando
de esta manera al penado al pago de una multa ³temporal´.
El código de El Salvador sigue el primero de los sistemas, pues aunque el art. 52
permite el juez de vigilancia fraccionar el pago en cuotas semanales o mensuales no
aparecen obstáculos que impidan cancelar la pena de una vez, no existiendo por lo tanto
una forzosa sujeción temporal del penado, aunque quepa la posibilidad de solicitar el
aplazamiento de pagos.

PRESTACIÓN DE TRABAJO DE UTILIDAD PÚBLICA
La prestación de trabajo de utilidad pública se introduce por primera vez en el
código de 1998. En cuanto la comisión de un delito supone una lesión al conjunto de los
ciudadanos la pena también se justifica como una reparación también pública del daño
causado y en cuanto a la ejecución implica la acepción del penado se le considera como una
pena con una gran proyección rehabilitadora.
Conforme al art.18 del código penal los trabajadores de utilidad pública deben de
considerarse pena menos grave. Se definen en el art.55 como aquella pena que obliga a
prestar jornadas semanales de trabajo, en periodos entre 8 y 16 horas semanales. La pena
puede imponerse como pena principal, como es el ejemplo el art.388 del código que
sanciona la falta de no devolución de objetos cuando se supiese su puede imponerse como
sustitutivas de otras.
La pena se impone por el juez de sentenciador pero corresponde al juez de
vigilancia. Determinar lugar y horario de cumplimiento así como los establecimientos en el
que se ejecutara la prestación que habrán de ser públicos o privados de utilidad social. La
prestación no podrá ser infamante para el condenado, lesionar su propia estima ni perturbar
la actividad laboral, y deberá ser adecuada a la capacidad del penado, pudiendo este, en
caso contrario solicitar la reconsideración de la medida al juez de vigilancia (Art.57 de la
LP).
La ejecución de la pena exige la colaboración activa del penado si este no colabora e
incurre en tres ausencias ininterrumpidas al trabajo la pena se sustituye por la de prisión.
Computándose en tal caso dos días de privación de libertad por cada jornada semanal de
trabajo cumplida.

LAS PENAS PRIVATIVAS DE DERECHO
El código penal no utiliza la expresión de penas privativas de derecho. En realidad
todas las penas suponen la privación de algún derecho, pero doctrinalmente suele reservarse
esta denominación para aquellas penas que no privan de libertad, o que no son penas
pecuniarias.
En los ordenamientos jurídicos este tipo de pena suelen aparecer bien como penas
principales, como accesorios a otras, o como consecuencia del delito de ahí que no se hayan
discutido si no se trata de verdaderas penas, sino medidas de seguridad.
El código penal de El Salvador establece como penas privativas de derecho las
penas de inhabilitación absoluta, la inhabilitación especial, la expulsión del territorio
nacional para extranjeros y la privación del derecho de conducir vehículos de motor.

INHABILITACIÓN ABSOLUTA
El fundamento y la razón de ser de las penas de inhabilitación se encuentran en la
voluntad de excluir de ciertos derechos y honores a personas que por su actuación delictiva
se han hecho acreedores de la pérdida que de la especial condición que tuviera en la vida
social o profesional, o incluso los que pudiera alcanzar en el futuro. Su finalidad es también
impedir que mediante el uso de sus derechos u honores que se les excluye puedan cometer
nuevos delitos.
La pena de inhabilitación absoluta frente a la inhabilitación especial tiene un
carácter universal.
La duración de la pena es de seis meses a treinta años cuando la pena se impone
como accesoria su duración es igual que el de la principal.

INHABILITACIÓN ESPECIAL
A diferencia de la inhabilitación absoluta, la inhabilitación especial viene referido a
la privación de derechos específicos, por ello, el Art.59 regulador de la pena, dispone que la
inhabilitaciones especiales que se impongan deberán especificarse claramente en la
sentencia. Puede comprender la privación de los siguientes derechos:
a) La suspensión del ejercicio de una profesión arte, oficio o actividad estén o no
reglamentadas.
b) La suspensión definitiva de cargos públicos ad honorem que estuviera desempeñando el
condenado.
c) La privación de la autoridad parental o tutela en los delitos relativos a la libertad sexual y a
las relaciones familiares, cuando sean cometidos por ascendientes contra descendientes o
tutores contra sus pupilos.

OTRAS PRIVACIONES DE DERECHO
Por último, los art. 60 y 61 del código regulan la expulsión del territorio nacional
para los extranjeros y la privación del derecho de conducir. La pena de expulsión del
territorio nacional para extranjeros tendrá una duración máxima de 5 años a criterio del juez
sentenciador. Según se desprende del art.60 es accesoria y se cumple una vez cumplida la
principal.
Para el mejor funcionamiento del sistema penitenciario, vemos que debe de existir
una especial relación entre la Jurisdicción y la Administración a fin de que estos
establezcan los parámetros necesarios y aplicables al sistema penitenciario.
Debe existir una "colaboración institucional" sobre la base de la lealtad recíproca.
Esta colaboración, desde luego, debe ser exigida en todos los ámbitos de la Administración
Pública, más aún en este sector que tiene como destinatarios a ciudadanos privados de
libertad en unos centros que constituyen el modelo más complejo de "instituciones totales",
aquéllas que regulan, en su integridad temporal y espacial, al ser humano.
En el ámbito de "lo penitenciario" inciden de forma directa, dos poderes del Estado:
a) El Ejecutivo, a través del aparato organizativo que es la Administración Pública y,
en concreto, a través de una de las Administraciones que la conforman, la Peniten-
ciaria.
b) El Judicial, a través, esencialmente, de la tantas veces citada Jurisdicción de
Vigilancia Penitenciaria y de Ejecución de la Pena.

Y cada uno de ellos con competencias exclusivas y excluyentes. Por ello no puede
decirse, que la Administración Penitenciaria actúe por delegación de Juzgados y
Tribunales: Si retiene competencias propias no cabe hablar de delegación.
Esta dualidad competencial, de muy difícil práctica porque recae sobre un mismo objeto
-el sistema penitenciario en su conjunto- y sobre unos mismos sujetos -los ciudadanos
privados de libertad-, exige, como queda dicho, una leal colaboración institucional, que
todos los intervinientes en el ciclo penitenciario asuman sus respectivas competencias
desde esa colaboración. Unas relaciones entre ambos poderes que se basen en la
desconfianza mutua, en el enfrentamiento, en la pugna en suma, dará al traste, sin la menor
duda, con todo un sistema pensado para la protección de aquéllos que, precisamente por su
privación de libertad en el seno de instituciones totales y cerradas, son los más despro-
tegidos. Todo el conjunto, administrativo y judicial, no es un fin en si mismo sino que se
justifica exclusivamente por la misión que tiene y por las personas a las que sirve.

ADMINISTRACIÓN PENITENCIARIA
ÓRGANOS CENTRALES
LA DIRECCIÓN GENERAL DE CENTROS PENALES
Dependiente o incardinada en el Ministerio de Justicia, constituye la cúspide del
sistema en su ámbito. Sus funciones fundamentales son las de llevar a cabo la política
penitenciaria que le marque el Ministro de a-cuerdo con los principios de la C.S y de la LP,
y de la organización funcionamiento y control de los Centros Penitenciarios. Y además,
preparar y proponer al Ministro los proyectos y programas de trabajo, los reglamentos, el
presupuesto y la relación de personal.
A su frente se encuentra el Director General y los Subdirectores Generales
necesarios -cuyos requerimientos personales se definen en el art. 20 LP- y se organiza en
Departamentos y Secciones que el reglamento de ejecución determinará (cfr. art 26 LP).

EL CONSEJO CRIMINOLÓGICO NACIONAL
Tiene competencia sobre dos grandes grupos de materias (art. 29 LP):
GENERALES
proponer a la DGCP los proyectos de trabajo y de reglamentos.
realización de estudios sobre materias penitenciarias que le sean solicitados por la DGCP o
por el Ministerio de Justicia.
determinar las pautas o directrices generales que deberán ser ejecutadas por los Consejos
Crimino-lógicos regionales sobre tratamiento, régimen, traslados y asignación de fase
regimental a los internos en Centro penitenciario.
Preferimos emplear el término "asignación de fase regimental" en lugar del de
"clasificación" -que es el que emplea el art. 29.3 LP- porque tal concepto es ajeno a la
legislación penitenciaria salvadoreña y no se encuentra en la ley ninguna referencia o
regulación sistemática (definición, requisitos, objeto, sujetos, categorías, etc.) de tal
"clasificación". (Como concepto autónomo si está definida en el Derecho español y
constituye un concepto capital del mismo).
Elaborar en colaboración con la escuela penitenciaria los planes de estudio de ésta.
Informar a la DGCP sobre sus actividades cada seis meses obligatoriamente.
ESPECÍFICAS
Conocer en vía de recurso de las decisiones de los Consejos Regionales (ubicación,
traslados, tratamiento, asignación de fase regimental, etc.).
Su actividad es, pues, primordialmente trata-mental (cfr. art. 29 LP). Y de ahí su
composición por profesionales de la Abogacía, Criminología, Sociología, Psiquiatría,
Psicología, Medicina, Trabajo Social y Ciencias de la Educación. Entre ellos, eligen al
Director del Consejo.
El CCN depende también del Ministerio de justicia, pero solo funcionalmente porque es
del todo independiente en sus decisiones técnico-científicas.
LA ESCUELA PENITENCIARIA
Dependiente de la DGCP, tiene a su cargo la formación y capacitación del personal
penitenciario.
Su estructura y funcionamiento se determinará reglamentariamente.
Este es, en mi opinión, uno de los grandes retos que deberá asumir la reforma si pretende
crear un sistema penitenciario homologable a los parámetros vigentes en el albor del siglo
XXI: la creación de una "Carrera Profesional", de unos funcionarios de prisiones que
tengan su propio Estatuto -formación, selección e ingreso, régimen disciplinario,
retribuciones, etc.-. En definitiva, de un cuerpo de "profesionales" con el adiestramiento
específico necesario.

ÓRGANOS PERIFÉRICOS
LOS CONSEJOS CRIMINOLÓGICOS REGIONALES
Tienen las siguientes competencias:
La ubicación (destino) de los internos en un Centro concreto, tanto la inicial -que ha de
ponerse en conocimiento del JVPEP, ex art. 104 LP-, una vez superado el período de
estancia en un Centro de admisión, como a lo largo de la condena.
La determinación del tratamiento de cada penado. Determinar la fase regimental de los
internos, dando cuenta, igualmente, ha dicho Órgano Judicial de la fase asignada así
como su traslado al Centro que. Corresponda.
Proponer al Juez de Vigilancia Penitenciaria y de Ejecución de la Pena la concesión de
la libertad condicional anticipada, es decir, al cumplir la mitad de la condena.
Las demás que establezca la Ley y el reglamento.
Su composición se establece en el art. 30 LP (Abogado, Psicólogo, Licenciado en
trabajo social y en Ciencias de la Educación) y deberá existir un CCR por región,
previamente determinado por el Ministerio de Justicia -lo que parece indicar una específica
"regionalización penitenciaria" diferente a cualquier otra división del territorio nacional- o
uno por cada Centro si fuere necesario.

LOS CENTROS PENITENCIARIOS
No se contiene en la LP una definición del modelo de Centro Penitenciario que se
quiere para el sistema penitenciario. Partiendo, pues, del principio organizativo marcado
por el art. 27 de la C.S., que ya ha sido objeto de análisis, la Ley se limita a señalar algunas
directrices:
Pueden ser polivalentes, es decir, servir a las distintas funciones que veremos a
continuación en un único conjunto arquitectónico.
Deberán contar necesariamente con determinados servicios e instalaciones (dormitorios,
escuela, enfermería, instalaciones deportivas y recreativas, locales para visitas, etc. Cfr. art.
69 LP)
Los criterios de separación y agrupamiento de los internos serán los siguientes:
Hombres y Mujeres
a) Mayores de 18 años y menores de 21.
b) Mayores de 21 años.
c) Penados por delitos dolosos y culposos.
d) Internos que corran riesgo por el cargo que ostentan o la actividad que hayan
desempeñado (por ejemplo, miembros de las fuerzas de seguridad).
e) Primarios y reincidentes.
f) Los que padezcan deficiencias físicas o mentales, que habrán de ser destinados a
Centros especiales.
CLASIFICACIÓN DE LOS CENTROS PENITENCIARIOS.
Se hace en virtud de las funciones que, respecto de las diferentes clases de internos,
han de cumplir. Y así, pueden ser:
1) Centros de admisión. En los que se realiza la observación y diagnóstico inicial de
los internos que acaban de ingresar en el sistema penitenciario. La permanencia en
tales Centros no puede superar los treinta días, en cuyo plazo el CCR deberá decidir
el Centro de destino del interno.
2) Centros preventivos. Dedicados exclusivamente a la retención y custodia de los
detenidos provisionales. A estos internos, que deberán estar absolutamente
separados de los penados, no se les somete a la observación y diagnóstico que
acabamos de citar. Deberá haber uno por región, de hombres y de mujeres, y
tendrán los siguientes Sectores:
a) De jóvenes (de 18 a 21 años de edad).
b) De adultos mayores de 21 años).
c) De seguridad (para internos con problemas con vivenciales).
d) De atención médica (para aquéllos que presenten enfermedades
infectocontagiosas)

3) Centros de cumplimiento de penas. Los destinados a tal fin. Pueden ser, a su vez,
de distintas clases:
a) Ordinarios, para los penados que cumplen la pena privativa de libertad con arreglo
al sistema progresivo de cumplimiento.
b) Abiertos, basados en la confianza y autogobierno de los internos
c) De detención menor, para cumplimiento de penas de hasta un año de duración, para
quienes les ha sido revocada la suspensión de la pena, para los casos en que se
convierta la pena no privativa de libertad en pena de prisión y, si el CCR así lo
decide, para aquellos penados que han accedido a la fase regimental de semi
libertad.
d) De seguridad, a los que se destinará a los penados con problemas graves de
inadaptación a los Centros Ordinarios y Abiertos.
e) Especiales, para la atención y tratamiento de la salud física y mental de los penados.

De cumplimiento de la pena de Arresto de Fin de semana. No se incluyen en el listado
de Centros que acabamos de comentar. A ellos se refiere el CP (art. 49) limitándose a
señalar que la pena de Arresto habrá de cumplirse "en establecimientos diferentes a ¡os
destinados al cumplimiento de la pena de prisión". Ello indica que los Centros que se
destinen a tal fin habrán de ser distintos a los enumerados hasta ahora. Y la norma los ha
querido tan diferentes a los del sistema penitenciario común -es decir, los dependientes de
la DGCP-que los ha extraído del mismo. En efecto, estos Centros, que podrán pertenecer a
entidades públicas o privadas, serán gestionados por el DPLA (art. 60 LP) quien, además,
podrá contar con entidades de toda clase afines a ella misma -es decir, vinculadas a la
reinserción social de los penados- para el desarrollo de los cursos, charlas, conferencias,
talleres y demás actividades educativas que deberán ser impartidos a los penados a esta
pena.
En todo caso, y sea cual fuere el Centro, los penados de hasta 21 años -prorrogables
hasta los 25 por decisión del CCR- estarán separados de los mayores de esa edad.
Centros de mujeres, específicamente destinados a ellas, con absoluta separación de los
varones. Deberán tener instalaciones adecuadas para las internas embarazadas o que acaben
de dar a luz, y guarderías infantiles. Podrán tener en su compañía a los hijos menores de
cinco años.
Sin que respondan ahora a la tipología descrita, los CP existentes en la actualidad en la
República de El Salvador son los siguientes:
1) Metapan
2) Apanteos
3) Occidental
4) Atiquizaya
5) Sonsonate
6) Quezaltepeque
7) Ilobasco
8) Cojutepeque
9) La Esperanza (Mariona)
10) De Mujeres
11) Oriental (San Vicente)
12) Usulután
13) Jucuapa
14) San Miguel
15) La Unión
16) San Francisco Gotera
17) Chalatenango
18) Sensuntepeque
Dos últimas cuestiones hay que tratar respecto de los Centros penitenciarios, que son:
1. La declaración de situaciones de emergencia en los mismos o en algunos de sus
sectores, por razones de caso fortuito o fuerza mayor. Tal declaración tiene como
consecuencias que el Director del establecimiento pueda suspender o restringir
algunos de los derechos de los internos -los que se especifican en el art. 23 LP-.
El régimen jurídico de esta medida excepcional es el siguiente:
Su adopción corresponde al Director, que la pondrá en conocimiento del Director
General para su aprobación o revocación, en el plazo máximo de tres horas.
Declarado el estado de emergencia, se pondrá en conocimiento del Fiscal General
de la República y del Procurador General de los Derechos Humanos. Asimismo, debe
notificarse al Juez de Vigilancia Penitenciaria y de Ejecución de la Pena quien podrá con-
firmar la medida, revocarla o modificar su extensión.
La duración máxima de la declaración de emergencia es de 15 días.
2. La reubicación (traslado) de internos para mantener el orden v la seguridad en el
establecimiento (art. 25 LPV Es una medida preventiva y temporal cuya
competencia corresponde al Director del centro o al Director General, debiendo
notificarse al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria y de Ejecución de la Pena, si se
trata de penados, o al competente, si de detenidos provisionales. El traslado
permanecerá en vigor hasta el pronunciamiento del CCR, que deberá resolver en el
plazo de tres días. Es evidente, pues, que viene el Director del CP o el propio
Director General deberán poner en conocimiento de dicho órgano la medida
adoptada.
PERSONAL PENITENCIARIO
Ya se ha hecho referencia antes a la Escuela Penitenciaria y a la necesidad de crear
un Cuerpo funcionarial profesional y específico de las Instituciones Penitenciarias. Baste,
pues, ahora, la descripción de las disposiciones legales referidas al personal penitenciario.
REQUISITOS Y NATURALEZA DE LA FUNCIÓN
En cuanto a los primeros, por disposición de la Ley, habrá de tenerse en cuenta para
su selección la integridad y capacidad personal, ser estable emocionalmente y saber tomar
decisiones, capacidad para las relaciones humanas, tener conocimientos de administración
de prisiones y ser de una notoria moralidad y honradez. Además de estos requisitos que,
preciso es advertirlo, son demasiado subjetivos y poco objetivables, deberá superar los
exámenes selectivos y seguir los cursos de formación y actualización que determine la
Escuela Penitenciaria.
Y en cuanto a la segunda, es la transposición de la misión primordial de las IIPP: la
función de los empleados penitenciarios es eminentemente social por cuanto su objetivo es
velar por la readaptación social de los internos.
.
CLASES DE FUNCIONARIOS
a) Profesionales y especialistas.
b) Personal auxiliar y administrativo.
c) Personal de seguridad
Salvo esta clasificación, todo lo relativo a la carrera profesional de los funcionarios de
prisiones se remite al reglamento, incluida la del personal de seguridad que tendrá un
régimen especial basado en una organización jerárquica.
PROHIBICIONES A LA ADMINISTRACIÓN PENITENCIARIA
Para concluir el análisis del Estatuto de esta Administración, la LP establece una
especie de negativo de sus obligaciones, regulando expresamente las prohibiciones que le
afectan. No se trata, pues, solamente de la vinculación positiva que señalamos al principio
de estas páginas, sino que, además, hay actividades penitenciarias proscritas, las contenidas
en el art. 22 LP, que hacen referencia a:
Supresión o menoscabo de derechos.
EL INGRESO (AL SISTEMA PENITENCIARIO)
El título de ingreso no es otro que una orden escrita emanada de autoridad judicial
competente.
El interno es sometido a un examen médico.
UBICACIÓN
Transcurrida la estancia en el centro de admisión (cuando haya pasado los treinta
días) se le destinara al centro según corresponda los siguientes criterios de separación:
Hombres y mujeres.
De 18 años a 21 años de edad y mayores de 21 años.
Los que presenten deficiencias físicas o mentales.
Los condenados por delito culposo.
Primarios o reincidentes.
RÉGIMEN PENITENCIARIO
Es el conjunto de normas y medidas que persiguen una convivencia ordenada y
pacífica que permita alcanzar el ambiente adecuado para el éxito del tratamiento de los
reclusos.
La ley penal solo se ocupa de aspectos regimentales concretos como los siguientes:
a) Traslados.
b) Permisos especiales de salida.
c) Registros y requisas.
d) Trabajo.
e) Educación.
f) Salud.
g) Régimen disciplinario.
EL MODELO DE LA LEY PENITENCIARIA DE EL SALVADOR
FASES REGIMENTALES
FASE DE ADAPTACIÓN
Tiene un contenido esencialmente informativo para el interno y de conocimiento de
este por parte de los profesionales penitenciarios.
FASE ORDINARIA
Esta fase está caracterizada por la existencia de actividades educacionales, laborales,
recreativas, culturales y deportivas.
El interno debe colaborar con las labores de limpieza que se realizan en el centro.
FASE DE CONFIANZA
Es la flexibilización de la disciplina, otorgando mayores facultades al recluso como
por ejemplo disfrutar permisos de salida.
FASE DE SEMI - LIBERTAD
Es la previa a la libertad y por tanto el interno tiene permisos de salidas más
amplios.
LIBERTAD CONDICIONAL
Esta fase es considerada una más del régimen penitenciario.
TRATAMIENTO PENITENCIARIO
Es el conjunto de actividades terapéuticos-asistenciales. Dirigidas a la reinserción de
los condenados, incluyendo la asistencia post-penitenciaria. (Manual De Derecho
Penitenciario Fernández García, Julio)
SITUACIÓN ACTUAL DEL SISTEMA PENITENCIARIO SALVADOREÑO
El sistema penitenciario actualmente es preocupante ya que desde décadas se
encuentra en un estado de crisis, por las deficiencias que nuestro sistema tiene ya que el
sistema penitenciario esta creado para la resocializar y readaptación social de los internos
que entran al sistema, tal como lo establece en el artículo 3 de la ley penitenciaria, en la
actualidad no se cumple dichos fines por falta de nuevas políticas ,falta de programas de
reeducación y de formación de los internos que están sometidos a este régimen
penitenciario.
La gravedad de la crisis penitenciaria salvadoreña se ha manifestado en los últimos
años a través de varios incidentes, hechos de violencia ocurridos al interior de las diferentes
cárceles. Estos hechos d violencia que se da en las cárceles son los reflejos de los
problemas estructurales que existen en el sistema penitenciario , el cual presenta una falta
en la toma de medidas efectivas tendientes a tender de manera integral la problemática
entre internos pertenecientes a maras y la población en común. Además en las cárceles los
privados de libertad viven en condiciones infrahumanas, desagradables condiciones, y de
hacinamiento, hay una escasa asignación presupuestaria del Estado para los centros de
penales.
La comisión interamericana de los derechos humanos solicito que recomiende al
Estado Salvadoreño que adopte medidas preventivas para hacer frente a la criminalidad, en
lugar de seguir con las medidas represivas, como las que actualmente se implementan en
nuestro país, además pidió que emitan recomendaciones para que el Estado establezca más
programas de capacitaciones para los funcionarios ya que consta de una Escuela
penitenciaria de acuerdo al art. 32 del reglamento de la ley penitenciaria, con el fin de
erradicar los abusos de autoridad y maltrato para los internos por parte de los custodios.
PSICOLOGÍA PENITENCIARIA
Debemos tomar en cuenta la psicología penitenciaria ya que es muy importante es un área
de especialización de la psicología jurídica que se encarga de la evaluación y cianóticos de
las personas privadas de libertad, así como la intervención psicoterapéutica orientad a la
readaptación y reeducación de la misma. Las principales funciones del psicólogo
penitenciario son lo que establece el art. 291 del reglamento general de la ley penitenciaria.
Estas funciones son importantes para el sistema penitenciario ya que si se cumple todo lo
que establece la ley penitenciaria y el estado formulara nuevas ideas, programas para evitar
tanta crisis que tiene el sistema penitenciario, no estaría tan deficiente como se encuentra
hasta hora.

EL GOBIERNO DEL PRESIDENTE MAURICIO FUNES
El día 12 de abril del presente año el presidente Mauricio fuñes ratifico que su
gobierno se propone dar un gran cambio radical, al sistema penitenciario para que sirva a
los fines de reinserción de los reos a la sociedad, además abordo el tema de la escuela
penitenciaria la cual aseguro que ha sido recuperada como una institución transcendente
para la política de seguridad, además afirmo que la nueva promoción de custodios esta
llamada a demostrar día a día que el respeto a los derechos humanos no es contradictorio
con la deficiencia en el sistema penitenciario y que su gobierno puso en marcha desde el
primer año de gobierno un plan para reforzar los controles en los 19 centros penitenciarios
del país, de los cuales 11 se encuentran bajo la responsabilidad compartida vigilada por las
fuerzas armadas, a demás planteo otras mediadas es la colocación de bloqueadores de
señales de teléfonos celulares para impedir que los jefes de las pandillas o maras continúen
dirigiendo al crimen organizado desde las diferentes cárceles del país, además estableció
una política de depuración de personal, administrativo cómplice de en los centros penales.
Día 01 de junio del presente año cumplió dos años de gobierno el presidente fuñes
lo cual presento su balance de sus dos primeros años de gobierno el cual estableció que aun
admite que hay temas importantes sin resolver tal como el caso de la inseguridad, además
estableció la propuesta servicio militar obligatorio, programa que servirá para 5,000
jóvenes en riesgo de ingresar a las pandillas estarán sometidos a un proceso de
adiestramiento militar durante seis meses. Para generar un cambio de conducta y facilitar su
inserción social, a la vida productiva del país. Además anuncio que ha propuesto la
creación de dos granjas penitenciarias para los privados de libertad, para la rehabilitación y
reinserción en los centros de internamiento ubicados en santa Ana y en la zona de Izalco, el
primero para hombre y el segundo para mujeres privadas de libertad en particulares que
viven con sus hijos en las cárceles.
Estas son algunas de las propuestas del presidente en cuanto al sistema
penitenciario. Esperamos se cumplan para evitar tanta crisis que hay en el sistema
penitenciario actualmente además esperamos que el Estado y demás funcionarios
establezcan nuevas propuestas para no saturar el sistema penitenciario.


DESARROLLO DEL SISTEMA PENITENCIARIO ACTUAL
Ya sabemos de dónde se inicia el hacimiento de los centros penales, más que todo
por el conflicto bélico, esto dio pautas en que ciertas zonas, los centros fueran cerrados, y
trasladar a los reos a otros centros penitenciarios con capacidad limita, y eso hizo que se
redujera los centros penitenciarios. Hay que hacer referencia que también la falta de trabajo
ha sido uno de los factores, de que prolifere la delincuencia. El estado salvadoreño, tiene
herramientas como para mejorar el sistema, como solo el hecho de crear leyes, tiene la
intención de mejorarlo, pero no es suficiente realizar, pactos leyes, un política criminal más
fuerte, sino que se requiere que se comience desde las raíces un nuevo sistema en donde de
verdad, se crea un tratamiento más adecuado para el interno respecto a su reinserción,
porque como ya apuntamos el sistema ha tenido un colapso.
Según estudio realizado por el señor Oscar René Castillo Monge: dice en base a una
noticia que actualmente en El Salvador existen 23 recintos penitenciarios de los cuales tiene
una capacidad para albergar a 8,110 personas y tiene un rebase de 15,730 internos(as),
viendo un colapso del sistema, que en totalidad hay 23, 840 personas internas. Los penales
de Llapango y la Esperanza en Mariona son de los que están más saturados
3
.
Pero aparte de hacer una comparación dice que se necesita psicólogos
penitenciarios; y que dentro de sus funciones principales se consideran estas:
Evaluar a las personas privadas de libertad ubicadas en las diferentes fases de
internamiento (Inteligencia, personalidad, procesos psicológicos básicos, habilidades,
destrezas, etc.).
Redactar informes psicológicos (Con enfoque criminológico) a las autoridades
competentes que lo soliciten.
Diseñar planes de tratamiento para cada privado/a de libertad.
Ejecutar programas de intervención psicoterapéutica a nivel individual y de grupo.
Proporcionar adiestramiento a los/as nuevos profesionales de la psicología en el sistema
penitenciario.
Diagnosticar alteraciones mentales, trastornos de la conducta sexual, peligrosidad.

3
http://www.laprensagrafica.com/el-salvador/judicial/134819-23840-internos-sobrepoblacion-carcelaria.html.

Responder a toda solicitud y dudas de la autoridad competente.
Elaborar programas de convivencia social y salud mental.
Organizar grupos de apoyo con las personas privadas de libertad (Ej.: comité de salud
mental, disciplina, limpieza, deportes, etc.).
Capacitar al personal administrativo y de vigilancia. Entre otras.
Podemos hablar de noticas casi en todo el desarrollo, pero el objetivo general es de
mayor importancia desarrollarlo de la siguiente manera:
Determinar la situación actual de sistema penitenciario:
Actualmente se habla de cifras exageran té y alarmante donde se habla de un
colapso del sistema que no hay mejoras en ningún sentido, que la infraestructura no se ha
creado otro centro, que lo destinado para el centro se ocupada para gastos administrativos,
comida de los internos, pero que en realidad no están cumpliendo con lo encomendado
como apunto el señor Castillo Monge, donde la psicología penitenciaria es una de las
importante para interno, así estos de cierta manera ayudar a estos a una reinserción social
integral, este es la finalidad que Estado buscas, pero no ha buscando el mejor sistema.
Justo ayer fue el cumplimiento de dos años del gobierno actual y el presidente en un
comiscado que realizo puntualizo que hay mucho que resolver en relación a la inseguridad
que se vive, pero resalta que ha habido avances en seguridad.
Una de las cosas que de interés mencionarlo es la propuesta del Servicio militar
obligatoria de protección civil que consistirá en integrarlo por 5,000 jóvenes, con la
finalidad de prevención de ingresos a pandillas, los que estén más propenso al ingresar a
este tipo de asociación ilícita; Esto ³para generar un cambio de conducta y facilitar su
inserción a la vida productiva del país´, dijo ante los parlamentarios y magistrados del
Órgano Judicial que asistieron a la sesión solemne celebrada en la Asamblea Legislativa.
Otros de los anuncios que realizo fue: ³la incorporación de 1,000 efectivos
policiales y la ampliación de la presencia territorial de las fuerzas combinadas: PNC y
Fuerza Armada.
³Paralelamente, el Gabinete de Seguridad ha propuesto la creación de una comisión
evaluadora para darle seguimiento a los casos que lleva la Fiscalía´, agregó al destapar otra
de las medidas a impulsar a partir de los próximos meses, con la intención de mejorar la
efectividad en el combate de la criminalidad y la judicialización de algunos casos´.
Además, el gobernante reveló, antes de agregar una de las propuestas que se
esperaban: la creación de granjas para privados de libertad.
El anuncio del jefe de Estado es la pronta creación de dos granjas penitenciarias
para la rehabilitación y reinserción en los centros de internamiento ubicados en Santa Ana y
en la ciudad de Ízalo, departamento de Sonsonate. El primero para hombres, y el segundo
para ³mujeres privadas de libertad, en particular madres que viven con sus hijos en
prisión´.
Junto al espaldarazo que dio al Gabinete de Seguridad Pública, a cuyos funcionarios
seguirá confiando sus programas de gobierno
4
.
También un cambio significativo que se vio fue ingresar a la fuerza armada a los
centros penitenciarios, que se supone que hay más seguridad al respecto de ingresos
prohibidos con este anuncio significativo que el presidente Fuñes, ya podemos en los mese
próximos mejoras, porque la comisión Interamericana de Derechos Humanos ( CIDH),
denuncio expresamente recientemente en octubre 20 del recién año pasado las deficiencias
estructurales del sistema penitenciario de El Salvador, porque el índice supera el 300 por
ciento de su capacidad; es decir; que el presidente tomo cartas en el asunto al decir que se
tiene previsto la construcción de grajas para los privados de libertad, esperando con
optimismo que se cumplan con estas promesa.
La Relatoría para los Derechos de las Personas Privadas de Libertad de la CIDH,
dirigida por Rodrigo Escobar Gil, constató esas deficiencias en una visita que efectuó del 5
al 9 de octubre a El Salvador
5
.
"Esta situación es el resultado de la ausencia, durante décadas, de políticas públicas
para lograr que el sistema penitenciario cumpla con los fines que establece la Convención
Americana sobre Derechos Humanos: la reforma y la readaptación social de los
condenados", esta afirmación da pauta para constar que la política ni antes ni después ha
habido mucho avances en relación al sistema, pero quizás vengan nuevos cambios
significativos, acá se puede visualizar que no ha sido muy favorable las políticas aplicados
en todo de esto se trata esta investigación darles a conocer o mejor dicho hacer un análisis
exhaustivo de los cambios favorables o desfavorables.

4
http://especiales.laprensagrafica.com/2011/funes2doaniversario/2011/06/mas-seguridad-promete-funes/
5
http://www.todanoticia.com/19588/cidh-denuncia-deficiencias-estructurales-siste.

Y sigue señalando la CIDH, su preocupación por la falta de acceso a programas de
reeducación y de formación, por el registro corporal por parte de militares a familiares de
internos y a las mujeres en ciertos centros penales, la falta de instalaciones adecuadas para
atender a las visitas de los internos y la deficiente alimentación. Nuevamente podemos
visualizar que en realidad hay un colapso del sistema penitenciario.
Realizando una comparación imagínense según la noticia del uno de agosto de
2010, señalaba que la capacidad de los centros son para 8,110, y habían datos actualizados
de 23,840 personas, con el estudio que realizo la CIDH recientemente; es decir; dos meses
de después ha habido un aumento exagerado diría yo, porque hubo un aumento de 160
personas internas en dos meses. Se considera que con la construcción de nuevas cárceles y
la adecuación de las ya existentes "pueden ser medidas importantes que contribuyan a la
solución de este problema.
Uno de los factores que agrava la situación actual es la política de represión en
relación a la seguridad pública, pero vemos que el actual gobierno tomara las medidas
necesarias. Se habla también de denuncias realizadas ante el CIDH, de las revisiones que se
realizan de una no muy adecuada o apropiada; pero esto tiene pro y contra, si en realidad.
Pese a las críticas, la CIDH también afirma que valora los esfuerzos del Gobierno
salvadoreño por corregir las deficiencias, como el fortalecimiento de la Escuela
Penitenciaria, los esfuerzos por depurar al personal de las cárceles, la creación de las mesas
de diálogo nacional y medidas para reducir la superpoblación.

AL ANALIZAR LA CRISIS PENITENCIARIA PREVIA AL AÑO DOS MIL NUEVE SE
HACE CIERTAS CRÍTICAS AL GOBIERNO ANTERIOR:
El Estado y los gobiernos de derechas nunca se han preocupado realmente, ni han dado
propuesta de solución para la crisis del sistema penitenciario. En ver los factores tanto
interno como externo.
El Estado siempre ha mantenido oculto el problema carcelario. Ante la opinión pública
se corre la cortina y sólo se abre cuando ocurren casos de extrema gravedad, como los de
estos últimos años que involucran, asesinatos, motines y dirección de muchos crímenes
desde su interior. Nadie se atreve, salvo uno que otro político propagandista con más ganas
de protagonismo que de otra cosa, a opinar sobre tan escabroso tema, con la finalidad de
ganar votos acusar a los funcionarios hacer perder el tiempo ala ente con los comentarios,
mas los políticos hacen las cosas como verdaderos políticos, siguiendo un color, pero no
piensan como los representantes del pueblo.
Muchos se han llenado los bolsillos comerciando inescrupulosamente con la comida de
los internos, porque la comida que reciben no es la más adecuada. No importa, esos son
criminales. No hay más espacio físico para reclusos. No importa, esos son ³basura
humana´. No hay medicinas ni personal médico adecuado para los reclusos. No importa,
esos son ³lo peor´.
¿La crisis carcelaria es un problema insoluble? ¿La solución está en construir más
cárceles? Preguntémosle a Robert Ganga: ³No, porque construir más prisiones para detener
el delito es como construir más cementerios para detener las enfermedades mortales´. Yo
comparto esta idea, pero con la construcción de nuevos centros se podrá ayudar a disminuir
la sobre población, y con la ayuda judicial muchos pasara a otras fases, quizás sea factible a
los que estén en una fase de confianza, sean traslados a estos centros para culminar su
reinserción integral a la vida social.
El personal administrativo y técnico carcelario las más de las veces carece de una
verdadera preparación académica y profesional. Muchos son verdaderos verdugos y otros
trabajan en condiciones de lipidia y usualmente se encuentran involucrados en delitos, y
esto debería de reduciendo, pero ahora con la nueva tecnología reduzca un porcentaje de tal
importancia.
Es hasta hoy con el nuevo gobierno del cambio, que se ha empezado a discutir y
proponer en serio, medidas que ayuden a corregir el problema que nos preocupa, así como
lo señalo el presidente Funes.
En las cárceles se ejerce una violencia de Estado, directa e indirectamente. En los
últimos años han muerto muchísimas personas, mientras la mayoría sufren tortura y
maltrato a diario.

ANTECEDENTES CONSTITUCIONALES DEL SISTEMA PENITENCIARIO DE EL
SALVADOR DESDE LOS AÑOS DE 1824 A 1983
CONSTITUCIÓN DE 1824 (DECRETADA EL 12 DE JUNIO DE 1824)
Fue la primera Constitución de la vida independiente del país, antes de la primera
Constitución Federal de Centroamérica.
En su Capítulo IX, "Del Crimen" contenía disposiciones de la Administración de
justicia penal y establecía algunos derechos individuales.
El castigo por la comisión de un delito consistía en prisión, previo proceso y orden
de juez. (Art. 62)
Esta constitución no establecía que la prisión tenía por objeto la readaptación del
reo; pero que en caso se resistiera a cumplir la orden de prisión se podía emplear la fuerza
para someterlo (Art. 64).
CONSTITUCIÓN DE 1841 (DECRETADA EL 18 DE FEBRERO DE 1841)
En esta segunda Constitución se dan valiosas innovaciones:
a) Respeto al debido proceso y a las penas (Art. 76); habla que ninguna persona puede
ser privada de su vida, de su propiedad, de su honor« sin ser oída y vencida en
juicio. Tal disposición resulta influida por el Art. 7 de la declaración de los derechos
del hombre y del ciudadano de 1789.
b) Respeto al principio de Legalidad (Art. 80).
Esta constitución consideraba que los castigos, entre estos la prisión, debían ser
proporcionales de acuerdo con la naturaleza y gravedad del delito; establecía también que
estos tenían por objeto la corrección de las personas. (Art. 79)

CONSTITUCIÓN DE 1864 (DECRETADA EL 19 DE MARZO DE 1864)
Esta Constitución regula que las penas deben ser proporcionales a la naturaleza y a
la gravedad del delito« (Art. 82). De esta disposición cabe destacar:
a) Excluye el apremio y la tortura. (Lo permite en ciertos casos)
b) Se percibe la aceptación del principio de proporcionalidad de la pena y el delito
(César Beccaria 1738-1794).
Tal Constitución disponía que la prisión y otros castigos por la comisión de un delito
tuvieran por objeto la corrección de las personas y no su erradicación. (Art.84)
CONSTITUCIÓN DE 1871 (DECRETADA EL 16 DE OCTUBRE DE 1871)
Esta Constitución tiene unos puntos que resaltar:
a) Mantiene el principio de proporcionalidad de la pena.
b) Suprime la pena de muerte en materia política.
Recoge también los aspectos y principios de la Constitución anterior.
CONSTITUCIÓN DE 1872 (DECRETADA EL 9 DE NOVIEMBRE DE 1872)
Contenía esta constitución, la privación de la libertad y el objeto de tal privación.
Determinaba que las penas debían ser proporcionales a la naturaleza y gravedad del delito;
siendo el verdadero objeto de estas corregir a los reos. (Art. 30) "Las penas deben ser
proporcionales a la naturaleza y gravedad del delito, su verdadero objeto es corregir y no
exterminar a los hombres; en consecuencia, el apremio que no sea necesario o, para
mantener en seguridad a la persona, es cruel y no debe consentirse («)"
CONSTITUCIÓN DE 1880 (DECRETADA EL 16 DE FEBRERO DE 1880)
Esta Constitución, igual a la de 1841, 1864 y 1872 fijaba que las penas debían ser
proporcionales a la naturaleza y gravedad del delito, teniendo como fin último el de
corregir y no exterminar a la persona; prohibiendo así toda pena infamante o de duración
perpetua. (Art. 26).
CONSTITUCIÓN DE 1883 (DECRETADA EL 4 DE DICIEMBRE DE 1883)
En 1883 además de establecerse que el fin de las penas era corregir a las personas
condenadas por un delito (Art. 22), se estableció en la Constitución, que las cárceles eran
lugares de corrección y no de castigo, prohibiéndose toda severidad que no fuera necesaria
para la custodia de los presos (Art. 25 inc. 2 ).
El Art. 22, modifico algunas variantes del Art. 26 en cuanto a la pena de muerte, la
cual sólo se podrá aplicar en casos de traición, asesinato, asalto e incendio si se siguiere de
muerte y nunca por delitos políticos.
CONSTITUCIÓN DE 1886 (DECRETADA EL 13 DE AGOSTO DE 1886)
Las anteriores disposiciones acerca del objetivo de las penas y de la prisión como un
medio de corregir al condenado desaparecen en la Constitución de 1886. Los reos solo
tenían el derecho de no ser condenados a cadenas perpetuas, ni ser sometidos a torturas
(Art. 19).
CONSTITUCIÓN DE 1939 (DECRETADA EL 20 DE ENERO DE 1939)
La constitución del 39 no disponía nada respecto del objeto de las penas más que los
ya conocidos criterios de que éstas no debían de ser perpetuas, infamantes o tormentosas.
Lo nuevo que agregaba es que nadie podía ser detenido o preso en otros lugares que no
sean los destinados por la ley; también establecía que el Estado podía poner a los presos en
trabajos de utilidad pública fuera de dichos lugares. (Art. 44)
En esta época el presidente era el General Maximiliano Hernández Martínez.
CONSTITUCIÓN DE 1945 (DECRETADA EL 29 DE NOVIEMBRE DE 1945)
Aparece el parricidio dentro de la pena de muerte. Es una Constitución que contiene
disposiciones de 1939.
CONSTITUCIÓN DE 1950 (DECRETADA EL 17 DE SEPTIEMBRE DE 1950)
Esta constitución fue la que introdujo el derecho a la reinserción social como lo
conocemos ahora, en su artículo 166 inciso 3 establecía que por razones de defensa social,
podían ser sometidos a medidas de seguridad reeducativas o de readaptación, los sujetos
que por su actividad antisocial, inmoral o dañosa, revelaban un estado peligroso o de riesgo
para la sociedad o para los individuos.
También en su artículo 168 inciso 3 disponía que el Estado debiera organizar los
centros penales, con el objeto de corregir a los delincuentes, educarlos y formarles hábitos
de trabajo, procurando su readaptación y la prevención de los delitos. "El Estado
Organizará los Centros Penitenciarios, con el objeto de corregir a los delincuentes,
educarlos y formarles hábitos de trabajo, procurando su readaptación y la prevención de los
delitos".
Cabe mencionar que a pesar de que dicha disposición constitucional necesitaba su
desarrollo por medio de una ley secundaria, dicha ley nunca fue dictada durante la vigencia
de ésta Constitución.
CONSTITUCIÓN DE 1962 (DECRETADA EL 8 DE ENERO DE 1962)
Prácticamente, en lo que respecta a los aspectos relacionados con el sistema
penitenciario salvadoreño, no hay diferencia con la Constitución de 1950. Al igual que ésta
última, la disposición constitucional no tuvo para su adecuado desarrollo, la imprescindible
ley secundaria, hasta que la Asamblea Legislativa, mediante el Decreto 427, del 11 de
Septiembre de 1973, aprobó la Ley de Régimen de Centros Penales y de Readaptación.
Reconocía el derecho a la reinserción social en los mismos términos que la
constitución de mil novecientos cincuenta, dentro de los artículos 166 inc. 3 y 168 inc. 3.
CONSTITUCIÓN DE 1983 (DECRETADA EL 15 DE DICIEMBRE DE 1983)
Esta Constitución, se refiere en su Art. 27 a la organización de los centros
penitenciarios, conservando la redacción de las dos Constituciones anteriores y
modificando lo relativo a la aplicación de la pena de muerte. Dicha disposición expresa:
"« El Estado organizará los centros penitenciarios con objeto de corregir a los
delincuentes, educarlos y formarles hábitos de trabajo, procurando su readaptación y la
prevención de los delitos"

COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (o CIDH) es una de las dos
entidades del sistema interamericano de protección de derechos humanos. Tiene su sede en
Washington, DC. El otro organismo del sistema es la Corte Interamericana de Derechos
Humanos. La Comisión esta integrada por 7 personas de reconocida trayectoria en
Derechos Humanos; electos a título personal y no como representantes de ningún gobierno.
Es un órgano autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA) creado para
promover la observancia y la defensa de los derechos humanos además de servir como
órgano consultivo de la OEA en esta materia. La CIDH, subraya que las deficiencias
"alcanzan hoy niveles realmente son críticos".
FUNCIONES
La Comisión, respecto a los Estados miembros de la Organización de los Estados
Americanos (OEA), tiene las siguientes atribuciones:
a) Estimular la conciencia de los derechos humanos en los pueblos de América;
b) Formular recomendaciones, cuando lo estime conveniente, a los gobiernos de los Estados
miembros para que adopten medidas progresivas en favor de los derechos humanos dentro
del marco de sus leyes internas y sus preceptos constitucionales, al igual que disposiciones
apropiadas para fomentar el debido respeto a esos derechos;
c) Preparar los estudios e informes que considere convenientes para el desempeño de sus
funciones;
d) Solicitar de los gobiernos de los Estados miembros que le proporcionen informes sobre las
medidas que adopten en materia de derechos humanos;
e) Atender las consultas que, por medio de la Secretaría General de la Organización de los
Estados Americanos, le formulen los Estados miembros en cuestiones relacionadas con los
derechos humanos y, dentro de sus posibilidades, les prestará el asesoramiento que éstos le
soliciten;
f) Rendir un informe anual a la Asamblea General de la Organización, en el cual se tenga
debida cuenta del régimen jurídico aplicable a los Estados partes en la Convención
Americana sobre Derechos Humanos y de los Estados que no son partes;
g) Practicar observaciones in loco en un Estado, con la anuencia o a invitación del gobierno
respectivo, y
h) Presentar al Secretario General el programa-presupuesto de la Comisión para que éste lo
someta a la Asamblea General de la OEA.
En relación con los Estados partes en la Convención Americana sobre Derechos
Humanos, la Comisión tiene las siguientes atribuciones:
1) Diligenciar las peticiones y otras comunicaciones, de conformidad con lo dispuesto en los
artículos 44 al 51 de la Convención;
2) Comparecer ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos en los casos previstos en
la Convención;
3) Solicitar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos que tome las medidas
provisionales que considere pertinentes en asuntos graves y urgentes que aún no estén
sometidos a su conocimiento, cuando se haga necesario para evitar daños irreparables a las
personas;
4) Consultar a la Corte acerca de la interpretación de la Convención Americana sobre
Derechos Humanos o de otros tratados sobre la protección de los derechos humanos en los
Estados americanos;
5) Someter a la consideración de la Asamblea General de la OEA proyectos de protocolos
adicionales a la Convención Americana sobre Derechos Humanos, con el fin de incluir
progresivamente en el régimen de protección de la misma otros derechos y libertades, y
6) Someter a la Asamblea General de la OEA, para lo que estime conveniente, por conducto
del Secretario General, propuestas de enmienda a la Convención Americana sobre
Derechos Humanos.

En relación con los Estados miembros de la OEA que no son partes de la
Convención Americana sobre Derechos Humanos, la Comisión tendrá, además, las
siguientes atribuciones:
a) Prestar particular atención a la tarea de la observancia de los derechos humanos
mencionados en los artículos I, II, III, IV, XVIII, XXV y XXVI de la Declaración
Americana de los Derechos y Deberes del Hombre;
b) Examinar las comunicaciones que le sean dirigidas y cualquier información disponible;
dirigirse al gobierno de cualquiera de los Estados miembros no partes en la Convención
con el fin de obtener las informaciones que considere pertinentes y formularles
recomendaciones, cuando lo considere apropiado, para hacer más efectiva la observancia
de los derechos humanos fundamentales;
c) Verificar, como medida previa al ejercicio de la atribución anterior, si los procesos y
recursos internos de cada Estado miembro no parte en la Convención fueron debidamente
aplicados y agotados.
Rodrigo Escobar Gil, es colombiano, país en el que llego a presidir la Corte
Constitucional. Es la máxima autoridad del sistema interamericano de derechos humanos
cuando se habla de las personas privadas de libertad. Desde enero de 2010 es uno de los
siete comisionados que integran la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
(CIDH), y en marzo asumió la Relatoría sobre los Derechos de las Personas Privadas de
Libertad. En octubre encabezó una delegación que visitó durante cinco días El Salvador:
ingresó en tres centros penales, conoció la fetidez del hacinamiento, se entrevistó con
burócratas de distintas instituciones y elaboró un informe preliminar que recoge un puñado
de deficiencias del sistema penitenciario., y que se pueden resumir en que el sistema
penitenciario salvadoreño está tan saturado que atenta contra los derechos humanos de los
reclusos y de sus familiares.
La Relatoría para los Derechos de las Personas Privadas de Libertad de la CIDH,
dirigida por Rodrigo Escobar Gil, constató esas deficiencias en una visita que efectuó del 5
al 9 de octubre del año 2010 a El Salvador.
"Esta situación es el resultado de la ausencia, durante décadas, de políticas públicas
para lograr que el sistema penitenciario cumpla con los fines que establece la Convención
Americana sobre Derechos Humanos: la reforma y la readaptación social de los
condenados", afirma en un comunicado.
En este sentido, expresa su preocupación por la falta de acceso a programas de
reeducación y de formación, por el registro corporal por parte de militares a familiares de
internos y a las mujeres en ciertos centros penales, la falta de instalaciones adecuadas para
atender a las visitas de los internos y la deficiente alimentación.

CONCLUSIONES
Al analizar la circunstancias que suceden en el diario vivir, en nuestro sistema
penitenciario desde una perspectiva jurídica, y bajo un regimiento de nuestro Estado
Salvadoreño se puede decir que en el país se habían descubierto hechos que realmente
la Dirección de Centros penitenciarios había estado descuidando; pero ahora en día
estos mismos han creado varios tipos de medidas de seguridad para que los internos
puedan cumplir sus penas sin ningún tipo de anomalías.
También cabe mencionar que Existen muchos factores que contribuyen a la crisis
penitenciaria en el país el hacinamiento, las reformas al régimen penitenciario, los
planes anti-maras y las dirección de las prisiones en manos de ex militares han
profundizado una crisis penitenciaria nunca resuelta y esta abonando a la creciente
inseguridad.
Con el presente trabajo, los estudiantes de la cátedra de Derecho Penitenciario de la
Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Francisco Gavidia, queremos
contribuir tanto con compañeros de ciclos actuales o ciclos futuros, con dejarles un
trabajo relacionado con el Régimen penitenciario de nuestro país, de los cuales se
puedan conocer y profundizar de los Centro Penitenciarios y sus Regímenes.
El sistema penitenciario salvadoreño debe ser abordado de forma integral haciendo una
convocatoria general hacia la población profesional que ha recibido conocimientos y ha
tenido la oportunidad de conocer los centros penitenciarios, los funcionarios de planta y
los venideros deben permitir la lluvia de ideas y escoger la más viable y ejecutable para
la solución del problema.
Como alumnos de las ciencias jurídicas nos sentimos comprometidos al habernos
permitido departe de nuestra universidad y en especial del docente el conocer la parte
doctrinal y la realidad por medio del acercamiento a los funcionarios responsables del
sistema penitenciario salvadoreño.
Que si bien es cierto el problema carcelario tiene deficiencias, y que estas han sido
cuantificables en el tiempo y que la mayoría persisten, es necesario partir de el proyecto
piloto ³EL GÉNESIS´ el primer centro que cumpla con los principios y garantías que la
ley exige para el interno y para el aplicador de justicia.

RECOMENDACIONES AL SISTEMA PENITENCIARIO DE EL SALVADOR
Proporcionar una ayuda post-penitenciaria al reo que queda en libertad.
Se debe agilizar la Justicia Penal de nuestro país, pues es inconcebible que más de la mitad
de los reos no tengan condena.
Se tiene que erradicar la corrupción que tienen los Centros Penales de El Salvador tanto de
los internos como de los administradores de dichos centros.
La finalidad de los Centros Penales debe de reorientarse, debe tratar de readaptar al reo, no
torturarlo, ni marginarlo ni excluirlo de la sociedad.
Es necesario dejar de seguir mandando personas no juzgadas a prisión, cuando éstas no
representen un peligro para la sociedad.
Es necesario que los pocos recursos que tiene los Penales de nuestro país, se destinen en
una medida proporcional a los internos, para procurar así su reinserción social.
Mantener o aumentar la formación, creación o conservación de hábitos laborales del
interno, para favorecer sus posibilidades al momento de regresar a la vida en libertad
El sistema penal debiera prestar atención a la ayuda post-penitenciaria. En este sentido es
conveniente contar con un organismo que canalice y centralice los recursos de ayuda y
asistencia social que se destinen a tal fin, como la participación de la comunidad y la
formación de patronatos y asociaciones civiles de asistencia a internos y liberados (Arts.
15, 16, y 17 de la Ley Penitenciaria).


BIBLIOGRAFÍA
Constitución de La Republica
Recopilación de Leyes Penales De El Salvador
García Valdés
Manual De Derecho Penitenciario Fernández García, Julio
http://www.laprensagrafica.com/el-salvador/judicial/134819-23840-internos-
sobrepoblacion-carcelaria.html
http://especiales.laprensagrafica.com/2011/funes2doaniversario/2011/06/mas-
seguridad-promete-funes/
http://www.todanoticia.com/19588/cidh-denuncia-deficiencias-estructurales-siste
La Pagina Web El Faro
Entrevista Realizada a Magistrada Corte Suprema De Justicia. Lic. Mirna Perla
(Entrevista En Video)
Entrevista Realizada a Sub-Director Centros Penales Lic. Nelson Rauda Portillo
(Entrevista En Video)
Entrevista Realizada A Experta Derecho Penitenciario. Licda. Rebeca Molina
Echegoyén (Entrevista En Video)


ANEXOS
ENCUESTA REALIZADA A LA ESPOSA DE UN INTERNO
1) Nombre: R/ Sonia Linares
2) ¿tiene usted un familiar o amigo en el centro penal? R/ Sí
3) ¿Está de acuerdo con las condiciones que actualmente cuenta el centro
pena? R/ No, porque son sumamente deplorables.
4) Su familiar, ¿ha aprendido algún oficio en el centro penal? R/ Sí, según lo
que él me comento.
5) ¿Qué oficio ha aprendido? R/ Artesanía, o sea, realiza adornos con madera,
como cuadros con mensajes cristianos.
6) considera que con el oficio que el interno a aprendido se ¿podrá ganar la
vida cuando salga? R/ No, para poder mantener a sus hijos.
7) ¿Le gustaría que los internos trabajaran más en la producción de artículos
o productos con el fin de tener ingresos económicos? R/ Sí, ya que desde que
el está preso me ha tocado a mí sola mantener a nuestros hijos.
8) ¿considera que los internos podrían salir rehabilitados al cumplir la pena?
R/ Algunos sí, otros ya no tienen remedio.
9) ¿Cuál es la razón por la que su familiar o amigo está en prisión? R/ Por
homicidio.
10) ¿Qué actividad realiza en el centro penal su familiar? R/ Pues él trabaja
haciendo artesanías y además dice que estudia y asiste a los cultos de la Iglesia
del penal.
11) Considera usted que, ¿la infraestructura del penal es la adecuada? R/ No,
porque en casos de cualquier emergencia los pobres ahí morirían, ya ni caben
ahí adentro.
12) ¿Qué piensa sobre la situación que viven los internos? R/ La verdad me dan
lastima ya que cuando mi marido llego paso como 6 meses durmiendo en el
suelo, las condiciones son totalmente inhumanas.
13) Considera usted que el personal de centro penal ¿está capacitado para
tratar con los internos? R/ No, sí ahí son unos grandes corruptos.
14) Considera usted que el personal de centro penal ¿está capacitado para
atender una emergencia?: R/ Para nada, si un día dios no quiera llega a pasar
algo no están preparados para ayudarlos.
15) ¿Apoyaría usted las medidas necesarias para poder mejorar la calidad de
vida dentro de los centros penales? R/ claro que si con tal que mi marido este
mejor ahí adentro.
16) ¿Estaría de acuerdo si tuviera que dar usted algún tipo de colaboración
monetaria para proyectos de reinserción de su familiar o amigo así facilitar
el cumplimiento de la pena? R/ si esta dentro de mis posibilidades con mucho
gusto.
17) ¿Estaría de acuerdo con medidas alternativas para sustituir la privación de
libertad de los internos que demuestren que pueden convivir en la sociedad
con armonía? R/ Sí, pero media vez se compruebe que de verdad ya están
regenerados.
18) ¿Cuánto gasta usted promedio para poder venir a visitar a su familiar o
amigo en el centro penal? R/ Alrededor de 5 dólares, en pasajes y en comida,
mas que le doy algo a mi hermana para que cuide a los bichos.
19) ¿Alguna vez a traído alimentos al centro penal para su familiar? R/ Sí
20) ¿Cuánto gasta promedio? R/ Unos 10 dólares porque hay que comprar algo
para los que están en la celda con él, para que no vaya a tener problemas.
21) ¿Estaría de acuerdo que se estableciera una jornada de trabajo para
mantener ocupados a los internos? R/ Claro, para que no estén solo de
haraganes ahí adentro.
22) ¿Estaría de acuerdo con recibir algún tipo de ayuda económica de su
familiar que se encuentra en el centro penal? R/ Es lo que más quisiera si
viera como me toca a mi sola.
23) ¿Ayudaría usted con proyectos de divulgación para la venta de productos
elaborados en los centros penales? R/ Yo sí, si algunas cosas que hacen son
bien bonitas.
24) Considera usted, que el tiempo de visita ¿es suficiente para fomentar la
convivencia familiar? R/ No, para nada, deberían dar más tiempo.
ENCUESTA REALIZADA A UNA PERSONA QUE ESTUVO INTERNA
1) Nombre: R/ Edgardo Rivas
2) ¿Ha estado detenido? R/ Sí
3) ¿En qué centro penitenciario? R/ En el de "Mariona" La Esperanza
4) ¿Por cuánto tiempo estuvo detenido? R/ Por 5 años y 6 meses
5) ¿Usted sabia que en el art 9 de la ley penitenciaria se regulan los derechos de
los internos? R/ No, eso nunca me los hicieron saber en el penal. Bien dentro de
estos derechos se regulan que el centro penitenciario debe contar con instalaciones
sanitarias y medidas mínimas para garantizar la preservación de su vida, salud, e
integridad física.
6) ¿Esto se cumplía en el penal donde usted estaba? R/ La verdad no, sobre todo lo
que es la preservación de la vida, porque ahí siempre habían muertos dentro, la
integridad física menos, porque, siempre habían peleas entre los internos, o a veces
hasta los custodios nos golpeaba, y lo que es la salud tampoco, porque había una
media clínica que apenas y tenía lo necesario.
7) La ley penitenciaria nos dice en su art 2 que los centros penales son para la
reinserción, el tiempo que usted estuvo ahí. ¿Le ayudó a la reinserción? R/ La
verdad sí, más que todo para aprender un oficio. Yo aprendí la carpintería, había
talleres incluso de albañilería, pero así como unos nos regeneramos hay otros que
para nada, y la gran mayoría si les funciona la reinserción pero para hacer más
delitos, porque a los días ya estaban dentro del penal por delitos más graves.
8) ¿Cuáles son las condiciones actuales del centro penal? R/ Bueno, ahí habían
muertes, golpizas, incluso habían violaciones, robos, y hay un interno que le llaman
líder. A él, se le debe obedecer en lo que dice, es un lugar donde hay mucha
inseguridad.
9) ¿Considera usted que el personal está capacitado para tratar a los internos? R/
No, porque entre ellos mismos esta la delincuencia, entran droga, celulares, chips,
armas de todo, y esos son los custodios los q permiten ingresar esas cosas.
10) ¿Estaría de acuerdo con jornadas de trabajo para mantener ocupados a los
internos? R/ Sí porque así uno mantiene la mente ocupada en cosas productivas, y
así se aprenden los oficios q imparten, porque muchos no se involucran en los
talleres y ellos muchas veces son los que se les llama reincidentes.

SEGÚN LA PÁGINA WEB EL FARO, RODRIGO ESCOBAR, RELATOR DEL CIDH
Se le realizo una entrevista en la cual se le hicieron varias preguntas sobre cual sería
actualmente la crisis y su opinión evaluación con respecto al sistema penitenciario en la
cual contesto lo siguiente según la entrevista hecha por el periódico web el faro.
¿Por qué la CIDH ha querido conocer de primera mano el sistema
penitenciario salvadoreño?
La idea inicial es visitar los 35 países del continente, pero para la elección de uno u
otro país se tienen en cuenta distintos criterios. En el caso de El Salvador pesó un elemento
muy concreto, como lo es el hecho de que el anterior relator era salvadoreño (Florentín
Meléndez, relator entre 2004 y 2009, actual magistrado de la Corte Suprema de Justicia);
por evitar que él elaborara un informe sobre su propio país, la Comisión llevaba años sin
visitar El Salvador por este tema.
Ya conoció las cárceles salvadoreñas. ¿Presentan especificidades respecto a las
del resto de la región?
Desafortunadamente, los problemas de los sistemas penitenciarios en América
Latina son los mismos. Todos presentan situaciones similares con las personas privadas de
libertad, con problemas graves, dramáticos incluso, como son el hacinamiento, una
infraestructura física obsoleta, inadecuada e insuficiente, y carencias muy serias en temas
de reeducación, de higiene y de alimentación. Son problemas comunes en toda América
Latina, como también es común la ausencia de políticas públicas encaminadas a
solucionarlos.
¿Se da en el resto de América el fenómeno de que desde las cárceles se
planifican un alto porcentaje de delitos?
En mayor o en menor medida, en las cárceles de todo el continente se planifican, se
ordenan o se ejecutan delitos, por eso es legítimo que un Estado, dentro de su política
penitenciaria, adopte medidas para minimizar esa situación«

Medidas que pueden vulnerar algunos derechos, pero, ¿cree que, en materia de
derechos humanos, se puede aplicar la misma receta en Noruega y en El Salvador?
Para eso se fijaron unos estándares internacionales de respeto a la dignidad humana,
y son de obligado cumplimiento para todos los Estados que los suscribieron. Las políticas
penitenciarias de cada país tendrán sus variaciones en función de cuestiones culturales, pero
los derechos humanos de los privados de libertad en El Salvador son exactamente los
mismos que los de Alemania. Es una obligación garantizar el acceso a servicios de salud, a
una alimentación adecuada, etcétera.
¿Qué cifra de hacinamiento la CIDH considera que ya es problemática?
La sobrepoblación es un denominador común en Latinoamérica, pero el porcentaje
en El Salvador supera ampliamente el de los otros países. Las cárceles, como cualquier otro
edificio, se diseñan para albergar un número máximo de reclusos. Cuando sus habitantes
superan ese número, comienzan a generarse conflictos, que se traducen muchas veces en
desórdenes, descontentos, motines, etcétera. Cualquier cifra que yo te dijera de límite
tolerable de sobrepoblación sería totalmente caprichosa, porque el hacinamiento, cuando
hablamos de seres humanos, no se debe tolerar a ningún nivel.
¿Es muy aventurado inferir que estas condiciones fomentan la reincidencia
tras el cumplimiento de la pena?
En la actualidad las cárceles no están cumpliendo la finalidad de la pena, que es la
rehabilitación y la resocialización. En las condiciones actuales, los daños físicos,
sicológicos y emocionales al proyecto de vida de una persona son tan grandes que, al salir,
es muy probable que sigan delinquiendo.
Mejorar condiciones de los privados, ¿debe ser visto como gasto o como
inversión social?
Como inversión social, obvio, porque sirve para mejorar las condiciones de la
sociedad entera, no solo las de los privados. Indudablemente que una sociedad mejor pasa
por invertir en rehabilitar, educar y resocializar a la población carcelaria, aunque los
resultados no se vean de forma inmediata.
Por las entrevistas que mantuvo acá, ¿cree que la sociedad salvadoreña es
consciente del riesgo que supone no modificar su modelo penitenciario? Yo creo que es
muy importante que, en materia de derechos humanos, toda la sociedad, y en particular las
fuerzas sociales y políticas, se comprometan en el mejoramiento de las condiciones de la
población carcelaria; en la visita encontré sectores y personas comprometidas, pero también
hallé a personas e instituciones que conciben el tema como algo secundario, y que siguen
viendo la seguridad solo desde la perspectiva de la represión.
¿Qué nos puede indicar la relación que una sociedad establece con sus propios
reos?
Cuando una sociedad está comprometida con el respeto de los derechos humanos de
todos sus miembros, incluidos sus reclusos, es señal inequívoca de que esa sociedad ha
avanzado en la construcción de un modelo humanista, donde la dignidad humana y el
respeto a los derechos humanos son valores firmes. Pero hoy en día, ese sigue siendo uno
de los grandes retos que tienen nuestras sociedades.
¿Se atreve a especular sobre lo que sucedería a medio y largo plazo si no se
solventan los problemas detectados por la CIDH?
Desde el punto de vista social, las repercusiones serían muy graves, como el
estancamiento del desarrollo democrático de la sociedad y el aumento de los problemas de
seguridad pública. Pero desde el punto de vista jurídico y político, no cambiar sería una
irresponsabilidad internacional del Estado salvadoreño muy grave, con las consecuencias
que ello supone.
Con esta entrevista que realizaron con Escobar Gil, se observa que la CIDH puede
solicitar y brindarle al Estado Salvadoreño, recomendaciones positivas para mejorar con
medidas preventivas el sistema penitenciario.
La comisión interamericana de los derechos humanos solicito una recomendaciones
al Estado Salvadoreño que adopte medidas preventivas para hacer frente a la criminalidad,
en lugar de seguir con las medidas represivas, como las que actualmente se implementan en
nuestro país, además pidió que emitan recomendaciones para que el Estado establezca más
programas de capacitaciones para los funcionarios ya que consta de una Escuela
penitenciaria de acuerdo al art. 32 del reglamento de la ley penitenciaria, con el fin de
erradicar los abusos de autoridad y maltrato para los internos por parte de los custodios.


GRÁFIAS COMPARATIVAS ACTUALES DE INTERNOS EN EL SISTEMA
PENITENCIARIO

GRÁFICAS COMPARATIVAS EXISTENCIA DE INTERNOS AÑOS 2005 A
2010



ENTREVISTA REALIZADA A MAGISTRADA DE LA CORTE SUPREMA DE
JUSTICIA: LICDA. MIRNA PERLA (ENTREVISTA EN VIDEO)
ENTREVISTA REALIZADA A SUB DIRECTOR DE CENTROS PENALES: LIC.
NELSON RAUDA PORTILLO (ENTREVISTA EN VIDEO)
ENTREVISTA REALIZADA A EXPERTA EN DERECHO PENITENCIARIO:
LICDA. REBECA MOLINA ECHEGOYEN (ENTREVISTA EN VIDEO)

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->