Está en la página 1de 3

UNIVERSIDAD PEDAGOGICA NACIONAL

La aventura de ser
maestro
Mi confrontación con la Docencia
María de Lourdes Martínez Rosales
07/09/2010

En este escrito presento la reflexión a la que me ha llevado la lectura del texto “La
aventura de ser maestro de José M Esteves, la cual me ha enriquecido en su relato
y me ha llevado a reflexionar sobre mí actuar diario en el aula con mis alumnos.
Mi confrontación con la docencia.
Al leer el texto de José M. Esteve “La aventura de ser maestro”, encontré
similitudes con mis compañeros profesores en la parte donde iniciamos como
profesores, ese miedo a los alumnos, en donde sentimos “que nos van a comer
vivos” y esto me hace pensar que por muy preparado que este uno o cualquier
persona esa sensación nadie la puede reprimir. Es cierto que todos y cada uno de
nosotros a aprendido por ensayo y error a ser profesor, ya que al empezar a impartir
clases aún el más bueno de cada generación ha tenido la experiencia de
confrontarse a un grupo de alumnos y dentro de nuestras cualidades de seres
humanos esta él no ser seres extraordinarios con todo el conocimiento ya cargado
en nuestro “disco duro”, ya que bien dice un dicho “la práctica hace al maestro “ y
eso lo vemos en cualquier ámbito del quehacer humano, desde el albañil hasta el
mejor corredor de bolsa de el mundo financiero por ejemplo.
Es cierto los conocimientos podemos manejarlos pero el enfrentarse a seres
humanos con una diversidad de formas de pensar y ver la vida, de valores y
conocimientos, nos obliga a refrescar nuestras estrategias de enseñanza –
aprendizaje a cada omento, con cada grupo, cada alumno y todos los días.
Ahora entiendo, aunque ya lo había supuesto, el conocimiento que yo expongo ante
mis alumnos ya está ahí, listo para ser presentado, pero para ellos es nuevo, aunque
alguno de ellos ya lo tenga previamente visto a veces no lo ha asimilado como se
debe y tienen dudas.
Creo que la pregunta que me hecho todo el tiempo sobre si los contenidos que se
manejan en los programas tienen algo que ver con la vida diaria los respondo al
ejemplificar estos conocimientos con lo que ellos viven, como maneja el autor
Esteves “los engancho” con el quehacer cotidiano.
En mi clase trato de ser un “maestro de humanidad” como lo trabaja José M.
Esteves, dándole sentido al conocimiento, pero no solo de las materias que imparto
sino del contexto en el que ellos se mueven en donde viven, donde realizan sus
actividades diarias, nuevamente “enganchando” los conocimientos teóricos con la
práctica y no solo la del laboratorio escolar, sino la del laboratorio de la vida.
A lo largo de estos años a pesar de saber que tengo deficiencias pedagógicas, por
intuición he podido saber qué lugar físico debo ocupar en el aula de clases, y
también he podido percibir que si no tengo malicia mis queridos alumnos me pueden
“llevar al huerto” como lo menciona el autor de la lectura “La aventura de ser
maestro”.
Coincido que puede resultar doloroso el darse cuenta de que lo que en la carrera y
en nuestra tesis fue de relevante importancia para nuestra formación para los
programas de nivel medio ni siquiera son relevantes o sólo ocupan dos renglones,
pero entiendo que la formación de un bachiller es general si se está en ese
subsistema, y será importante si se trabaja en un bachillerato tecnológico.
Con esto alcanzo a entender que mi trabajo lo estoy haciendo bien, pero que cada
día me enfrento al reto de hacerlo mejor. Que lo que en la actualidad se manejan
como competencias docentes, las he manejado y éstas han permitido a mis
alumnos tener las herramientas necesarias para enfrentar lo que viene en un futuro
cercano en su vida cotidiana, y espero les hayan permitido repensar su futuro a largo
plazo.
Lo que puedo mencionar en la actualidad respecto al avance de los dos módulos
que hemos trabajado, es que el conocer los contenidos de las competencias, las
formas de aplicarlos, evaluarlos y transmitirlos, en lo personal para mí ha ido
enriqueciendo la forma de plantear ante los estudiantes a mi cargo los contenidos
programáticos del curso de química I.
Me ha permitido dar un enfoque más real a lo que ya venía haciendo, y reconocer
que la evaluación es una parte muy importante en la educación por competencias,
ya que puede traspasar de la banca de escuela a la realidad que viven los alumnos
cuando se aplica de manera correcta una ”evaluación autentica”, así como el uso de
las TIC en la actualidad en nuestro país empiezan a tener importancia relevante, no
solo como medio de socialización, también es indispensable usarla como una
herramienta de aprendizaje .