P. 1
La Cantante Calva

La Cantante Calva

3.0

|Views: 10.476|Likes:
Publicado porBoris Cullen
Es un libro que a mi parecer es bueno, lean es muy corto.
Es un libro que a mi parecer es bueno, lean es muy corto.

More info:

Published by: Boris Cullen on Jun 04, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/21/2015

pdf

text

original

Proyecto de espacio escénico de la obra teatral

“La cantante calva ” de Eugène Ionesco

Térence Pique Eleonora Lilli Martina Risi Raquel Guerrero Miñarro
Asignatura: "Dibujo: Espacio Escénico" Prof. Dr. Nicola Comunale Rizzo Curso 2007-2008 Facultad de Bellas Artes de Granada Universidad de Granada

ÍNDICE:

I. Plan Metodológico. II. Análisis de la obra. a) Introducción. b) Resumen de la obra. c) Tabla de división de escenas. d) Biografía de Eugène Ionesco. e) Teatro del absurdo. f) Eugène Ionesco, La Cantante Calva g) Análisis de la obra • Sobre el lenguaje • El caso del tiempo • Los personajes h) Clima expresivo. III. Estudio del espacio escénico a) El tiempo como elemento escénico. b) La pantalla LED. c) Un cubo como escena. d) La puerta. e) El sofá y los sillones. IV. Vestuario. a) Los Smith. b) Los Martin. c) Mary y el Bombero. V. Ficha técnica a) Iluminación. b) Medidas y proporciones. VI. Bocetos. a) Bocetos preliminares. b) Bocetos finales. VII.Bibliografía

I. Plan Metodológico
Pasos preliminares: 1. Estudio de la obra: 1Resumen de la obra, ideas principales y contexto de la obra: Leer la obra cada uno en su idioma, hablar juntos sobre lo que hemos deducido del sentido de la obra y de lo más interesante. Proponer ideas generales para la mejor representación. Buscar información sobre el autor y el periodo en que fue escrita, de manera que sea para nosotros más fácil de entender al autor y a los espectadores les resulte más interesante y completa el análisis que hemos realizado. 2Estudiar elementos dentro del texto (didascalia, época histórica…): Leer varias veces la obra, estudiando los detalles y analizando cada elemento así que podemos tener una consciencia completa a nivel literal y teatral. Por medio de este nuevo análisis será más fácil encontrar ideas y elementos para una escenografía. 3Documentación sobre otras interpretaciones de la obra, es decir, otros referentes hechos con anterioridad: Buscar a través de libros, periódicos o Internet...información sobre otras representaciones. Ver el vestuario y las escenografías, los actores y la manera de actuar. Todo puede ser útil, también conocer el trabajo de colegas escenógrafos. 2. Proyecto teórico: 1Impregnar la obra con nuestras ideas, nuestra interpretación y lo que pretendemos decir: Una vez que tenemos todos los elementos de estudio útiles para nuestro trabajo, vamos a juntar nuestras ideas, dibujar muchos bocetos para llegar a la representación final. Teniendo en cuenta los temas más importantes para representarlos. 2Cambios de construcción, adaptación escenográfica: Juntar nuestros bocetos y encontrar una idea común valida para nuestro trabajo. Poner elementos escénicos, comentar el vestuario, organizar la iluminación, decidir las escenas que tenemos que representar, decidir el lugar de la representación y llegar a una decisión única y a una escenografía definitiva. 3. Ficha visual: 1Descripción visual: vestuario, elementos mobiliarios...: poner en el trabajo todos los dibujos y los bocetos que hemos realizado: el estudio de los elementos y del vestuario. 2Técnica: iluminación, planos generales, material técnico…: describir todo lo que necesitamos para la representación, por ejemplo el estudio de la iluminación. 3Bocetos, dibujos, fotografías, maqueta…: poner todo el material que tenemos o que hemos encontrado en nuestra búsqueda. 4. Bibliografía

II. Análisis de la obra
a) Introducción Para este proyecto hemos decidido trabajar sobre el teatro contemporáneo. Vamos a analizar el teatro del absurdo con la obra de Ionesco La cantante calva. Ahondar en esta obra es porque la propuesta del dramaturgo nos parece aun muy actual: el lenguaje usado, el tiempo, los problemas de comunicación entre los personaje, además cada uno de los componentes del grupo somos de un país diferente y nos encontramos en una situación muy parecida, el aprendizaje de un idioma, así como Ionesco cuando escribió la obra. Aunque esta misma situación se repite diariamente, en una familia, en la calle, entre amigos… y queremos transmitir esa falta de comunicación y de lo absurdo del ser humano, a través de nuestra representación de la obra. Para ello nos valemos de documentación específica, es decir, críticas, contextualización de la obra, biografía del autor, imágenes, nuestra imaginación con nuestros conocimientos de espacio escénico…

b) Resumen de la obra Ionesco, La Cantante Calva, Anti-pieza (según la llamaba el propio autor) de 1950. En una vivienda muy aburguesada y muy inglesa unos muy típicos marido y mujer, los Smith, tienen una divertida conversación en la que, por ejemplo, hablan de una familia que conocen en la que varones y mujeres se llaman Bobby Smith o de un doctor que "nunca recomienda más medicamentos que los que ha experimentado él mismo" y "antes de operar a Parker se hizo operar el hígado sin estar enfermo". La criada, que acaba de tener la tarde libre (lo cual le reprochan los señores a pesar de que admiten que ellos mismo le dieron el consentimiento ya que "no lo hicimos intencionadamente") les anuncia la llegada del matrimonio Martin. Mientras esperan, el señor Martin habla con la señora Martin como si ésta fuera una desconocida y ambos se asombran de las coincidencias que arrastran: han venido en el mismo tren, tienen los mismos hijos, viven en la misma calle y la misma casa, incluso en la misma cama... pero no se recuerdan. "Entonces, estimada señora —concluye el hombre — creo que ya no cabe duda, nos hemos visto ya y usted es mi propia esposa... ¡Isabel, te he vuelto a encontrar!! En su reunión, los dos matrimonios tienen una conversación tan delirante como las anteriores. En cierto momento se asombran de haber visto por la calle a gente "extravagante" haciendo cosas tan "extrañas" como atarse el cordón del zapato o leer el periódico. Entonces llaman a la puerta y resulta ser un bombero quien, después de escucharles como un confesor los problemas que ellos le cuentan, les pregunta confidencialmente si no tendrán fuego en casa. Como le dicen que no y que le llamarán si lo tienen, se marcha, aunque antes todos empiezan a contar por turno unos sosísimos chistes que llaman anécdotas. Al despedirse, el bombero pregunta "A propósito, ¿y la cantante calva?", y mientras todos quedan en silencio, como en una situación incómoda, la señora Smith responde: "Sigue peinándose de la misma manera" (Será la única referencia que hay en la obra a su título".

Cuando vuelven a quedarse solos los dos matrimonios, la conversación continúa, pero las frases van siendo más breves e incoherentes, todo toma un ritmo más acelerado y acaban gritando y haciendo aspavientos. Finalmente, el matrimonio Martin ocupa el lugar que los Smith habían ocupado al principio de la obra y empiezan a decir los mismos diálogos con que ésta se inició.

c) Tabla de división de escenas

Escena I Comienz o de la obra.

Escena II

Escena III Escena IV Escena V Escena VI Escena VII Los mismos, menos Mary. Los Los mismos y mismos Mary. menos Mary.

Escena VIII

Escena IX

Escena X Escena XI Los mismos, menos Mary.

Telón

Los Mary y mismos y los Mary. esposos Martin.

Los Los Los mismos y mismos y mismos y los Smith. el Capitán Mary. de los Bombero s

Los Final de la mismos, obra. menos el Bombero.

d) Biografía: Eugène Ionesco

Eugène Ionesco, nace en Slatina, Rumania el 26 de noviembre de 1909. Su padre era rumano, se llamaba Eugène Ionesco y su madre Teresa Ipcar era francesa. Tiene dos

hermanos, Marilina y Mircea que murió de meningitis a los 18 meses. Él fue educado al estilo francés. Aprendió rumano y a los 17 años entra en la Universidad de Bucarest para licenciarse en francés. Estudia de forma particular la poesía simbolista y empieza a escribir sus primeros versos, unas elegías. En 1936 se casa con una estudiante de filosofía, Rudica Burileano. Obtiene en 1938 una beca del gobierno rumano para estudiar la poesía contemporánea en París. Empieza a preparar una tesis sobre Los temas del pecado y de la muerte en la poesía francesa desde Baudelaire. A partir de 1950, su vida se confunde con sus obras y con sus luchas. Hoy en día es traducido y representado en el mundo entero, pero ha tardado bastante tiempo en ser aceptado, dado que durante unos años sus obras solo se representaban más que ante un público de estudiantes y las malas críticas no ayudaban mucho a su difusión. En 1960, diez años después de sus comienzos, JL. Bonault le ofrece el teatro de Francia para crear allí sus obras, Ionesco atravesaba una nueva etapa hacia la popularidad, esperando la consagración suprema, la de la Comedia−Francesa. En 1966 crea La sed y el hombre. Pero Rinoceronte, constituye una obra importante en la carrera de Ionesco hacia el éxito. El primer drama de Ionesco, La cantante calva, fue el pionero de la actual tradición escénica de la vanguardia. Ilustra en primer lugar la técnica dramática que los vanguardistas tomaron de Artaud, pero, lo que es aún más importante es que ilustra también la premisa filosófica basada en el concepto del absurdo en las cuestiones humanas. Este concepto, que apareció por vez primera, más o menos conscientemente, en las obras de Alfred Jarry, fue recogido y sostenido de modo irreflexivo e inconsciente también por el surrealismo y el Dada; pero sólo por Camus y su obra El mito de Sísifo recibió la "filosofía del absurdo" una formulación coherente y racional. El 27 de noviembre de 1992 el Uniwersytet Slaski, Katowice, Polonia, dio a Eugène Ionesco el título del doctor honorario. La ceremonia ocurrió en París. Ionesco era un miembro del C.I.E.L. que milita para la observancia de derechos humanos en todos los países y para la libertad de científicos, de programas de escritura y de artistas. Murió el 28 de Marzo 1994 en su residencia en París. Lo enterraron en el cementerio de Montparnasse.

e) Teatro del absurdo El Teatro del Absurdo es el resultado del incesante esfuerzo de algunos artistas de nuestro tiempo por derribar la pared de la complacencia y el automatismo, para establecer un conocimiento de la situación humana enfrentada con la realidad fundamental de su condición. Como tal, este cumple un doble propósito y se presenta al público con una doble absurdidad. Tiene un aire satírico, parodístico, crítica social, etc es decir, deseo de poner en entredicho a una sociedad mezquina… Aunque el concepto de este, es mucho más extenso. El absurdo es la misma condición humana en un mundo donde la crisis de todo tipo de creencias ha privado al hombre de certidumbres. Y el teatro del absurdo es una de las expresiones de esta búsqueda. Ya no es posible aceptar por más tiempo las formas artísticas, científicas o sociales, basadas en la continuidad y conceptos sin validez, sino en la posibilidad de conocer las leyes del hombre en el universo donde es simplemente algo absurdo. El Teatro del Absurdo está vinculado a las realidades fundamentales de la condición humana, a los relativamente pocos verdaderos problemas del hombre. Lo ha despojado de sus circunstancias accidentales de posición social o contexto histórico y lo ha enfrentado exclusivamente con las situaciones básicas de la existencia: el hombre enfrentado con el tiempo, esperando entre el nacimiento y la muerte. El hombre solo, encarcelado en su subjetividad, incapaz de alcanzar a otros. Aunque el tratamiento que se le da, en el Teatro del Absurdo, parezca frívolo y grotesco, representa una vuelta al enfrentamiento del hombre con la esfera de lo mítico y lo religioso. Como la antigua tragedia griega, el Teatro del Absurdo es un intento por hacer consciente al espectador de la precaria y misteriosa situación del hombre en el universo. El Teatro del Absurdo es como un teatro de situaciones y no un teatro de sucesos. Emplea un lenguaje basado en patrones de imágenes concretas, en vez de un lenguaje discursivo y argumentador. También reflexiona de como tratar de investigar el sentido del ser. Al poner el lenguaje de la escena en contraste con la acción, al reducirlo a una charla sin significado ha abierto una nueva dimensión en la escena: el fracaso de la comunicación. La manera en que los dramaturgos del absurdo expresan su crítica sobre nuestra sociedad en desintegración, es transmitida bruscamente al público con un cuadro distorsionado y grotesco de un mundo que se ha vuelto loco. Llevan a la práctica la inhibición de la identificación del público con los personajes, como por ejemplo los escritos de Beckett, Brecht, Ionesco, Fernando Arrabal y Jean Tardieu. En el Teatro del Absurdo el público se ve enfrentado con personajes cuyos móviles y acciones son incomprensibles en su mayor parte. Con tales personajes no hay identificación posible y por esta razón son inevitablemente cómicos. Es un teatro cómico, a pesar de su tema sombrío, violento y amargo. Por esta causa trasciende las categorías de lo cómico y lo trágico, y combina la risa y el horror. El Teatro del Absurdo habla a un nivel más profundo de la mente del espectador. Activa fuerzas psicológicas, libera temores ocultos y represiones y, sobre todo, al enfrentar al público con un cuadro de desintegración, pone en movimiento un activo proceso integrador en la mente de cada espectador individual. El desafío de entender lo que parece una acción sin sentido, el reconocimiento de que el mundo ha perdido su principio unificador, es el origen de la cualidad del Teatro del Absurdo, más allá de un simple ejercicio intelectual tienen un efecto terapéutico.

La tensión dramática producida por este tipo de obras difiere fundamentalmente del suspense creado en un teatro narrativo. El telón final hace que el auditorio se marche a casa con un mensaje o una filosofía en su mente. No expone un problema intelectual ni da ninguna solución clara que sea reducible a una lección o a una norma ética. En el Teatro del Absurdo la cuestión primordial no es tanto qué es lo que va a ocurrir luego, sino qué está sucediendo. ¿Qué representa la acción de la obra? Comunica la esencia de la doctrina filosófica del absurdo en imágenes poéticas. Aunque a primera vista parezca paradójico, puede considerarse como un intento por comunicar la experiencia metafísica que subyacente en la actitud científica y, al mismo tiempo, completar la visión parcial del mundo que presenta, integrándolo en una visión más amplia del mundo y su misterio. Las situaciones transferidas son como infantiles o inmaduras, son en realidad una evasión de la realidad hacia la ilusión y el engaño. El Teatro del Absurdo expresa la ansiedad y la desesperación que surge del reconocimiento que el hombre está rodeado de áreas de oscuridad impenetrables que nunca podrá saber su verdadera naturaleza y fines, y nadie le proporcionará reglas establecidas de conducta.

f) Eugène Ionesco, La Cantante Calva La obra “La Cantante Calva” de Eugene Ionesco no se puede catalogar de pertenecer a un teatro psicológico, ni a un teatro simbolista, ni social , ni poético ni superrealista. Es un teatro que todavía no tiene etiqueta, que todavía no figura en ninguna estantería de confección. La presencia de personajes “reales” que tienen contacto con el mundo exterior, acentuá la temática absurdista y caótica de “la Cantante Calva”. La obra en

su plenitud es una parodia a la cotidianidad de la vida del hombre, en particular de 2 parejas que forman un matrimonio. Ionesco a través de su obra se propone romper con toda ley literaria y metafísica, por lo cual sus personajes y sus respectivas personalidades carecen de lógica. Dentro de el universo paralelo creado por el autor hay dos personajes que están por encima de todo. Ellos son el Jefe de Bomberos y Mary, la sirviente. El Bombero por un lado es el único que tiene concepción del tiempo, el que tiene un horizonte al cual caminar, objetivos dentro de su vida. En tanto Mary, es una mujer con sueños, que tiene intereses, deseos, también sabe lo que quiere, sin necesariamente saber como obtenerlo. En la obra hay dos cosas que requieren un esencial entendimiento. Ambos matrimonios, los Martin y los Smith representan el “universo incoherente” o incoherencia universal de la vida bajo la monotonía, lo que sucede con la rutina. Sus días son idénticos, uno después del otro. El tiempo parece no avanzar con ellos. De ahí que al final de la obra la trama se repita cambiando los personajes de los Smith por los Martin, diciendo estos las mismas cosas. La obra es un intento de satirizar la tragedia Griega, de que el destino de todas esas monotonías siempre será el colapso y que se repetirá infinitamente, lo que es bastante triste y trágico. El matrimonio de los Smith en sus infinitas conversaciones en su casa, demuestran lo mucho de nada que se puede decir. Como dos personas pueden hablar todo el día sin decirse absolutamente nada de valor. Los Smith discuten y arreglan sus problemas en la cama, lo que viene a demostrar el vacío contenido de todos sus diálogos y conversaciones que en muchos casos vienen a ser monólogos de dos personas que no se escuchan mutuamente. Por el contrario, el matrimonio Martin demuestra que el colapso comunicacional entre ellos es de tal envergadura que ya no saben ni donde viven, ni quienes son, ni quienes son sus hijos, ni de su relación como pareja. Ya ni si quiera se relacionan sexualmente. Cuando el Bombero les pregunta: “y en su casa no se esta quemando nada?” y ellos responden que “no, desafortunadamente...” demuestran que su matrimonio esta en una fase crítica, ya que ni siquiera tienen ningún tipo de vida sexual. El absurdismo es un producto de la sociedad, no es un estilo anexo inventado para ser cómico y bizarro. Nuestra sociedad cambió al nivel que creó todo el movimiento absurdista, nihilista. El hombre de hoy vive “esperando su salvación”, que algo cambie su vida radicalmente y que le lleve a un lugar mejor, donde sea feliz. La verdad es que eso nunca pasará, y es absurdo en sí. Ver a un político es un clásico ejemplo de discurso absurdista, es decir mucho sin decir nada; “la economía va mal... crear empleo... por el cambio democrático... el poder del pueblo...”, etc. Lo que el absurdismo muestra es la vida cotidiana sin contenido, como el tiempo en que vivimos puede ser cíclico, como nos movemos en un “limbo” que avanza pero no se mueve, sino que se queda estático. Y es inmovilidad en el tiempo lo que produce la angustia que mucha gente no se explica. El Bombero representa al hombre idealista, el que no ha perdido su esencia y que trata de salvar a los matrimonios Martin y Smith, pero ve que está destinado al fracaso. Un escenario que representa la caída diaria del hombre de valores, el que cree en el amor y en el honor. El Bombero choca contra la dura realidad hecha tangible a través de los Smith y los Martin. Muchas veces el individuo cotidiano no sabe porque su vida se mueve en un círculo. En el caso de esos dos matrimonios, no tienen ni la menor idea, por lo que el Bombero se da por vencido, sin antes dar un último intento de resucitarlos, preguntando: “y a propósito... ¿y la cantante calva?” Él espera que despierten y le respondan: “¿de que diablos hablas?” pero esto simplemente no sucede. Los personajes como Mary o el Bombero son incluidos en la

obra para hacer la sátira y el contraste más acentuado. Ellos son nuestro nexo, ya que es cierto que muchas personas en el público con como los matrimonios Martin y Smith, pero los que realmente entienden la obra ven en Mary y especialmente en el Bombero a ellos mismos. Esto crea un sentimiento de frustración con el universo que te rodea, porque comprendes que no funciona y que no puedes hacer absolutamente nada para cambiarlo. El Bombero en sí es un ser frustrado, es un bombero y no logra encontrar incendios (lo que impulsa su profesión) así que los anda buscando, una metáfora de andar buscando “significado a su vida.” Cosa que personas o seres medianamente racionales hacen a menudo, pero que gente como esos dos matrimonios dejaron de hacer hace mucho, cuando sus vidas cayeron en la rutina, perdieron el horizonte.

g) Análisis de la obra

Sobre el lenguaje.

El tema principal y central en La Cantante Calva es el lenguaje; no solo porque Ionesco ha escrito en reacción a su aprendizaje del inglés por el método Assimil, sino también porque, según él, hay en el lenguaje una carencia : “La experiencia profunda no tiene palabras. Más me explico, menos me comprendo“ (Ionesco, Diario en migajas). Así, esta obra que el mismo consideraba, como “tragedia del lenguaje” (Ionesco, Notas y contranotas), pone en evidencia un problema del lenguaje fuerte e inquietante que nos arrastra más allá del efecto cómico, que lo sobrepasa. Primero podemos anotar sobre el tema del lenguaje su absurdidad. Lenguaje absurdo pero no solo por su lugar estratégico en el texto sino también por su futilidad, su “sin-sentido” continua, pareciendo ambas dos, situar el discurso fuera de toda lógica discursiva. Pero esta incoherencia de las palabras de los personajes, sin embargo, no es ilógica, sino que deja entrever una lógica que se nos escapa: una lógica absurda. En efecto, aunque los diálogos nos parecen completamente estrafalarios, es evidente que los

personajes se entienden, que se sitúan en la misma absurdidad, la misma incoherencia. Esto es muy claro en el diálogo entre M. Smith y Ms. Smith en la primer escena, cuando hablan de una supuesta familia de Bobby Watson: el lector se pierde muy rápidamente en esta familia de homónimos aunque los Smith parecen entenderse perfectamente. Así la lógica que se desarrolla a lo largo del texto se sitúa fuera de una tradición retorica del raciocinio lógico de nuestra comprehensión, de nuestra inteligibilidad. Estamos, de hecho, en frente de un discurso independiente, fuera de control, que no necesita ni contexto, ni personajes: un lenguaje autónomo. “Divorcio entre el ser y el pensamiento, el pensamiento, reventado del ser, se reseca, se desmedra, no es más un pensamiento. En efecto, el pensamiento es la expresión del ser, el coincide con el ser. Se puede hablar sin pensar. Está por consiguiente a nuestra disposición los clichés, es decir los automatismos.” (Ionesco, Diario en migajas ). Así este lenguaje incoherente, descontextualizado, que coge su independencia sobre los personajes es el trivial, de los clichés. Es decir un lenguaje que representa esta separación del ser y del pensamiento en juego en un discurso enmendado de una proliferación de palabras sin sentido propio a los diálogos de esta obra. En La Cantante Calva estamos confrontando un lenguaje vació que se vuelve superficie sonora, lleno de expresiones fijadas ; “el verbo se ha vuelto "verbiage". Todo el mundo tiene su palabra a decir. La palabra no muestra más de lo que muestra. La palabra charla [...] La palabra se ha vuelto una huida. La palabra impide al silencio hablar [...]” (Ionesco, Diario en migajas ). Es este discurso está en juego al largo de la obra, una palabra para decir nada, un charloteo : un discurso del “se”, agobiado por la rutina de lo cotidiano que se estira para llenar el espacio sonoro como una nota monótona continua. Este charloteo intensivo que va increscendo poco a poco nos conduce a una ruina del lenguaje, a casi una destrucción. La escena final es el ejemplo más significativo, donde no solo la estructura literaria y semántica explotan sino también la puesta en escena. El discurso ya no es esta herramienta práctica que justifica un pensamiento, sino un utensilio que ha perdido su utilidad: “Las palabras han matado a las imágenes o las han escondido [...] Estas palabras estaban como mascaras.” (Ionesco, Diario en migajas ). Pero la risa supera claramente al drama de esta muerte, una risa amarga, llena de ironía, que revela lo que Ionesco llama la “crisis del lenguaje”.

El caso del tiempo
A primera vista, el tiempo es tratado, en esta obra, como otro elemento cómico que exagera el absurdo en la continuidad del lenguaje. Un elemento devorado de incoherencias comparables a las de un juego en el tratamiento del lenguaje. En efecto, puntuando el discurso de los personajes de manera aleatoria, el tiempo parece escapar a su propias reglas: ya no es está aguja girando en una cadencia reglada y ordenada que ritma lo cotidiano. El tiempo de La Cantante Calva, es un tiempo sin cronología, sin continuidad; un tiempo paradójico al colmo del absurdo. Así, escapando a su lógica rítmica, el tiempo se sitúa dentro la misma lógica absurda que del lenguaje . “EL BOMBERO: ¿Pero el péndulo? M. SMITH: Funciona mal. Tiene espíritu de contradicción. Indica siempre el contrario de las horas que son.” ( La Cantante Calva, escena VIII). No es sorprendente que el péndulo indica el contrario: es así, es normal. Sin embargo, el tiempo que se trata en esta obra de teatro, no es el tiempo como idea o como noción propia a cada uno, que es de hecho no mensurable; sino un tiempo precisamente reglado, que tiene una medida exacta. Un tiempo “objetalizado”, representado por el péndulo. Un tiempo que tiene sus obligaciones giratorias y repetitivas, que es cifrado y terriblemente marcado. Así, este tiempo calculado que representa el péndulo, pone en evidencia una separación entre la experiencia propia a cada uno y la normalización de la duración, una separación que tiene que ver con la separación que existe entre el ser y el pensamiento que Ionesco quiere revelar en su tratamiento del lenguaje: el tiempo representado por el péndulo es el colmo de la cotidianidad, de la repetición vacía de significación. Pero de hecho, más que una “objetalización”, el tratamiento del tiempo en La Cantante Calva tiene más que ver con una personificación. En efecto, la manera por la cual el péndulo perturba el discurso con sus repiques aleatorios revela más una libertad de acción que una lógica calculada. Esta personificación es particularmente marcada en las didascalias de la obra, por ejemplo en la escena VI Ionesco indica al principio : “El péndulo toca tanto como quiere [...]”. Es decir que el péndulo tiene su propia facultad de decidir, de improvisar, fuera de toda obligación cronológica. También su manera de tocar fuera de toda racionalidad a lo largo del texto (por ejemplo, tocar 29 veces, o tocar 7 veces y después 3 veces), hace que el péndulo actúa según su deseo, según su propia elección como si fuera un otro personaje, un otro actor, o mejor dicho un bufón perturbador.

Los personajes
Si un habitante se caracteriza por su conexión directa y activa con el espaciotiempo, es claro que los personajes de esta obra no parecen habitar este lugar, este salón, esta escena. En efecto, sus presencias son más cercanas a las de una marioneta que seria animada por un lenguaje vació de sentido y sacudido por un tiempo personalizado. De hecho estamos ante un acercamiento del ser humano como autómata, como actor sin profundidad. Sin embargo, analizando los personajes y sus relaciones podemos decir que hay diferenciación entre el tratamiento de las parejas (los Smith y los Martin) y del Bombero y Mary. En efecto, tras la lectura del texto, los Smith y los Martin son los que la cotidianidad agobia, devora, siendo el Bombero y Mary lo que poseen una concepción del tiempo más

profunda que pasa: tienen actividades, tienen obligaciones.

h) Clima expresivo El compito más importante para un escenógrafo, y para todo los que trabajan en el teatro, es el comunicar algo a los espectadores. El teatro es un mundo donde se puede reír, llorar, y al mismo tiempo criticar, denunciar… Por eso es importante saber bien lo que se quiere expresar, y encontrar la manera mejor para hacerlo. En la obra de Ionesco nos encontramos situaciones que parecen muy cómicas y que ocultan un sentido a la vez muy triste. Toda la obra tiene un matiz irónico. Es un humor que hace participar emocionalmente a los espectadores, y que provoca una reacción. La ironía es como el sin sentido de la condición humana, a través de situaciones ridículas y diálogos increíbles descritos en la obra. Nos encantaría que los espectadores al salir del teatro tuvieran algo en que pensar, intentamos provocar un pensamiento, una reflexión y después, porque no, una carcajada también. Riéndose y aburriéndose a la vez, de las situaciones absurdas que viven los personajes. El espectador tiene que identificarse, tiene que sentir vivo el problema, sentirlo actual, cotidiano. De la misma manera, tiene que reflexionar sobre si el también se encuentra en situaciones parecidas a las que esta mirando. Para conseguir una manera mejor de representación, vamos a realizar una escenografía bastante simple, con personajes anónimos. Queremos actualizar el lenguaje y traspasarlo a uno más contemporáneo, a través los elementos escénicos, el vestuario de los actores etc... Esta es una obra que fue escrita hace 50 años pero todavía puede considerarse actual. Todavía nos encontramos situaciones donde el problema más grande es la comunicación, es decir, la incomunicación. Parece que el tiempo nunca va a pasar, y a la vez se va demasiado pronto. Son problemas que las personas encuentra cotidianamente y por eso es más fácil entender el sentido que le damos a la obra.

III. Estudio del espacio escénico.

Descripción de la escena Después de analizar la obra intrínsecamente, es decir su trasfondo, el significado y lo transmitido por Ionesco, comenzamos a diseñar los elementos escénicos y representativos. A continuación, desglosaremos todos y cada uno de los elementos escénicos, la descripción escénica.

a) El tiempo como elemento escénico. En primer lugar, el tiempo es un elemento muy importante en La cantante calva. Por ello al principio decidimos que sería interesante la personificación de este, como alguien que anduviera a su aire por toda la escena. Pero tras muchas vueltas, el resultado es un inmenso péndulo que oscila de un lado de la escena hacía el otro, rompiendo incluso la pared. Metafóricamente hablando, el tiempo es un elemento muy vivo, muy presente en las aburridas vidas de los protagonistas, marcando irregularmente su paso y destruyendo todo cuanto se cruza por delante: la vida.

b) La pantalla LED. Otro tema primordial, es la comunicación. En esta obra parece que se ha olvidado, que no existe. Todos los interpretes tienen su propio mundo paralelo, los diálogo entre ellos no tiene nada de sentido, son absurdos. La pantalla LED es un artilugio que se posiciona en lo alto de la escena, donde pasan los diálogos en diferentes idiomas, a modo de subtítulos. Con esto pretendemos darle mayor énfasis a la incomunicación, dado que habrá partes no entendamos. c) Un cubo como escena. Dentro del escenario hemos posicionado una especie de cubo más pequeño, una habitación donde transcurre toda la obra. Pero no está en paralelo con la escena, sino que lo hemos girado y uno de sus vértices mira amenazante hacía el público, con el fin de incomodar aun más. Este cubo es como un mundo surrealista y absurdo, donde hay un salón poco habitual: un enorme péndulo, una puerta que no lleva a ninguna parte ni que comunica con nada... d) La puerta. La puerta no está sujeta por ninguna pared, no conduce a ningún lugar. Es un elemento donde entra los personajes absurdamente al salón. e) El sofá y los sillones. En escena hay un sofá y dos sillones. Todos se posicionan cara al público, con la finalidad de inquietarlos. Los actores interpretando para ellos sabiendo que en realidad lo único que hacen allí es interpretar. I

IV. Vestuario
El vestuario se encuentra dividido en tres grupos: el primer grupo es el de los Smith, el segundo es el de la pareja de los Martin y el tercer grupo lo forman Mary y el bombero.

Los Smith
Los Smith son una pareja sumida en la rutina. Se pasan gran parte de la obra hablando y hablando y no dicen absolutamente nada coherente. Su vestuario se caracteriza por colores tierra apastelados. El estilo es el propio de los años 50. La Sra. Smith lleva una camisa cruzada al codo con escote en pico de color marrón oscuro. La falda es en forma de “A” a rayas de color ocre. La indumentaria del Sr. Smith se caracteriza por un pantalón con pinzas marón oscuro, camisa blanca, chaleco a cuadros de color ocre y una elegante pajarita negra.

Los Smith

Los Martin
La pareja de los Martin es una pareja muy compleja. En el transcurso de la obra vamos descubriendo que no saben quien son, ni si se conocen. Los Martin van ataviados con trajes propios de los años 50 en colores grises. La Sra. Martin lleva un vestido por debajo de la rodilla gris, con cinturón y un gran botón negro. El Sr. Martin se viste con traje de chaqueta gris abotonado con doble fila de botones, una camisa blanca, unos tirantes negros y una corbata negra.

Los Martin

Mary y el Bombero. Mary y el Bombero son los únicos que tienen una finalidad e ilusiones. El Bombero es el único personaje que tiene verdadera consciencia del tiempo, por esta razón los colores de su uniforme son los más llamativos. Sus trajes son los característicos para su profesión. Mary es la sirviente y lleva un uniforme color azul con un delantal blanco. El Bombero posee un uniforme de los años 50 inglés.

Mary y el bombero

V. Ficha técnica
a) luminación En escena hay una luz general muy difuminada y otras más centradas y menos difusas para los distintos objetos escénicos. Todas ellas vendrán en dirección oblicua desde arriba hacía los interpretes, los objetos y la escena en general. El color ambiental de la luz es blanca amarillenta. Además hay una lámpara colocada en el lado derecho para crear cierta intimidad. Explicación técnica:
● ● ● ● ●

Flood Light: luz uniforme, fija y no ajustable. “Occhio di Bue”: puesto en fronte del palco, diafragma a ojal, se puede controlar la intensidad, la dirección y el radio de la luz, 500/1000 WATT. Parl Laser: cuasi perpendicolar a los actores, da luz solo quando está neceario, no ajustable, 1000 WATT “Gelatine” coloradas en todas las machinas de iluminación. Color de la luz Ambar blanco/amarillo, naranja Lámpara con bombilla clásica de 60 WATT.

b) Medidas y proporción

● ● ● ● ● ● ●

Escena: 4 metros de alto y 7 metros de ancho. Puerta: 2,10 metros de altos y 1,30 metros de ancho. Sofá: 2 plaza. 1,60 metros de ancho. Sillón: 2 sillones de 80 centímetros de ancho. Péndulo: 1,30 de diámetro. Pantalla LED: 3,30 metros de ancho. Lámpara: 1,50 de altura.

IV. BOCETOS PRELIMINARES

VII. Bibliografía
Documentación sacada de libros
OLIVA, César; TORRES MONREAL, Francisco, Historia Básica del Arte Escénico. Cátedra, Madrid, 1990. GALLEGO, Raquel, Historia del arte. Editex, Madrid, 2003. WARGNER, Fernando; Teoría y técnica teatral. Labor, Barcelona, 1970. MEYERHOLD. V. E; Teoría teatral. Fundamentos, Madrid, 2003. MARTINIS, Romano; Tadeusz Kantor- CRICOT 2. Oedipus, Inglaterra, 2003. ARROYO, Eduardo, Escenografías. Circulo de Bellas Artes, Madrid, 2004.

La Fura dels Baus 1979-2004, Diputación Barcelona; Generalitat de Cataluya. Electra, Barcelona, 2004.
ALLARCYCE Nicoll, Lo spazio scenico-storia dell'arte teatrale,bulzoni editore,1971

Internet:
www.mpinfissi.it/alluminio_20/Portoni.htmlhttp://www.archiexpo.it/cat/mobili-per-soggiornoe-sala-da-pranzo-divani-poltrone/divani-in-stile-H-686.html www.ugr.es/local/nicola/ http://shell.windows.com/fileassoc/fileassoc.asp?LangID=0c0a&Ext=swf www.redecorando.com www.littleparisantiques.com www.wildchildoriginals.com www.whartonantiques.com www.teletec.com www.elpais.com www.larepublica.com www.criticateatral.wordpress.com

www.andreaanconetani.it www.lacamarcadepuertollano.comwww.duendemad.com

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->