Está en la página 1de 31

BOLIVAR ESTADISTA EN LOS

ASPECTOS RELACIONADOS CON LAS


ACTIVIDADAES ECONOMICAS Y LOS
RECURSOS NATURALES.
ESQUEMA

I.- Introducción.
1.- Causas que justifican la preocupación del Libertador de
conservar los recursos naturales.
2.- Acciones a favor de su causa.
Decretos
2.1.- En Ecuador
2.1.1.- Causas
2. 1.2.- Contenido
2.2.- En Perú
2.2.1.- Causas
2.2. 2.- Contenido
2.3.- En Venezuela
2.3.1.- Causas
2.3.2.- Contenido
2.4.- En Bolivia. Decreto de Chuquisaca 1825.
2.4.1.- Causas
2. 4.2.- Contenido
2.5.- En Colombia
2.5.1.- Causas
2.5.2.- Contenido
2.6.- Decreto de Minas
2.6.1.- Importancia del Decreto.
2.7.- Transcendencia e importancia de la obra conservacionista
del Libertador.
II.- Conclusiones.
III.-
IV.- Anexos
V.- Bibliografía.
INTRODUCCIÓN

El siguiente trabajo es realizado con el propósito de saber un poco más


sobre los aspectos que influyeron en la formación de la personalidad de Bolívar,
ya que este fue el máximo conductor de la revolución que culminó con la
independencia de Sudamérica respecto del domino colonial español, por lo que es
conocido como el Libertador.

Nacido en Caracas el 24 de julio de 1813, en esta misma ciudad inició su


conspiración contra el dominio español. Contribuyó de manera decisiva a la
independencia de las actuales Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.
Le fue concedido el título honorífico de Libertador por el Cabildo de Mérida en
Venezuela que, tras serle ratificado en Caracas, quedó asociado a su nombre.
Falleció el 17 de diciembre de 1830 en las cercanías de Santa Marta, tras haber
renunciado ocho meses antes a la presidencia de la Gran Colombia.

Analizaremos su familia, desde su origen hasta el grupo social al cual


pertenecían dentro de la sociedad venezolana en el siglo XVIII, así como las
actividades económicas que desarrollaban.

Estudiaremos su formación intelectual y cultural, sus maestros, su afición


por la lectura, sus amistades y algo muy importante que influyó en la formación del
Libertador, los diferentes viajes que realizó desde la edad de 14 años por Europa
y otras partes del mundo.
1.- CAUSAS QUE JUSTIFICAN LA PREOCUPACION DEL
LIBERTADOR DE CONSERVAR LOS RECURSOS NATURALES.

Simón Bolívar fue pionero en lo que se refiere a la conservación del


ambiente. Durante el periodo colonial la mayor parte de territorio Venezolano
permaneció casi despoblado e inexplorado. Extensas áreas de bosques y llanuras
en el sur y en el oriente del país se conservaron intactas fuera de la actividad
humana.

Su personalidad, la educación que le dieron sus maestros y las ideas que lo


influyeron en su adultez, tenían que hacer del Libertador un hombre sensible ante
el medio natural y particularmente comprometido con la suerte ambiental del
hombre. Por consecuencia, la necesidad de la independencia convirtió a Bolívar
en protagonista de una guerra particularmente feroz, que victimó, no solamente a
los hombres, sino también a los animales, a la flora, a la agricultura y a la cría.

La guerra de independencia extendió la acción humana sobre el territorio y


aceleró la explotación de los recursos naturales, provocando daños ambientales
en Bosques, Suelos, Fauna y Fuentes de Agua que fueron agredidas pero con
poca intensidad. Aunque el problema ambiental de Venezuela no era grave ni
especialmente preocupante, el Libertador tuvo el cuidado y el interés de legislar
para cuidar y preservar los recursos naturales.

Tan pronto terminó la guerra, Bolívar inició la tarea de reconstrucción,


tomando medidas que lo destacaron como el hombre que inició el movimiento
conservacionista en América, atendiendo a una mejor coordinación y planificación
y de acuerdo con los intereses de los pueblos americanos. Por algo se ha llamado
a Bolívar, el padre del conservacionismo en América. Hasta donde se tienen
noticias, no se conoce otra figura de la independencia americana que haya
prestado tanta atención al conservacionismo como el Libertador, quien "tenía
disposición natural e inclinación innata hacia el conservacionismo".

En las zonas Costeras, Andinas y de los Llanos Centrales, la actividad


económica de los colonizadores era poco intensiva debido al uso de tecnologías
agrícolas muy sencillas de escaso poder destructivo.

Por esta razón, la relación del hombre con la naturaleza permaneció en un


estado de equilibrio y de armonía que preservo los recursos naturales del país.
2.- ACCIONES A FAVOR DE SU CAUSA.
DECRETOS.

2.1.- EN ECUADOR

La política forestal de Bolívar, está íntimamente relacionada con el


Decreto sobre las reglas que se han de observar para extraer maderas preciosas
y de construcción de los bosques, firmado en Guayaquil el 31 de Julio de 1829.

Este Decreto conservacionista de 1.829, pone de manifiesto las


diferentes facetas de la genialidad del Libertador que hicieron de él un hombre
excepcional; para el año en el cual surge esta disposición la situación política del
país y la paz social atravesaban la peor crisis sufrida hasta el momento, la cual no
es óbice para que su Presidente se nos presente como el primer defensor de los
Recursos Naturales Renovables, en virtud a que para el momento se estaba
extrayendo material (maderas, tintes, quinas y demás sustancias) de manera
indiscriminada y causando graves perjuicios. (Ver anexo 1 para situación actual)
Bosque Nublado

Con este Decreto se anticipa a la solución del mayor problema de


Suramérica que es su acelerada desertización, dictando doctrina sobre los
deberes de un magistrado en función de la protección y resguardo de la naturaleza
como base de sustentación de la vida humana.

2.1.1.- CAUSAS.

El Libertador, en el Ecuador, quedo admirado de la naturaleza


exuberante, de frutos dorados y montes verdes, de todos los matices, los cuales
eran explotados por particulares sin autorización previa, especialmente en los
bosques pertenecientes al Estado, causándoles graves perjuicios y sin ningún
beneficio al erario público. Para evitarlo era necesario dictar reglas que protejan
eficazmente las propiedades públicas y las privadas contra cualquier violación.

2.1.2.- CONTENIDO

Contiene principios, objetivos y disposiciones legales y


administrativas en relación a los bosques. El Decreto ordena la delimitación del
patrimonio forestal, el uso integral de los recursos naturales renovables, el
mejoramiento de los productos forestales y su aprovechamiento.

Su objetivo principal era evitar por varios medios la


extracción irracional y proteger eficazmente los recursos forestales públicos y
privados, para ello dispuso de varias medidas de control, ejemplo: que los
gobernadores de las provincias demarcaran la tierras baldías de propiedad estatal
y elaboraran un inventario de sus producciones peculiares (maderas preciosas,
plantas medicinales, u otras sustancias útiles).

El decreto establece la prohibición de extraer maderas de los


bosques sin autorización del estado:
Cualquiera que extraiga de los Bosques del estado, quinas, maderas preciosas y
de construcción sin la debida licencia, o que traspase los límites que se le hayan
fijado, incurrirá en la multa de veinticinco hasta cien pesos.

Los Gobernantes tenían la obligación de conservación de los


bosques y tomar las medidas necesarias para mejorar la calidad de las especies:

• Que demarcaran las tierras baldías de propiedad estatal y elaboraran


un inventario de sus producciones peculiares (maderas preciosas,
plantas medicinales, u otras sustancias útiles).
• Que informasen a la ciudadanía la prohibición de sacar de los
bosques baldíos, públicos o privados, maderas preciosas o de
construcción de buques para el comercio, sin que preceda licencia
por escrito del Gobernador.
• Que las licencias fuesen concedidas previo el pago de derechos a
favor del Estado y que toda extracción clandestina o desmesurada
causase una fuerte multa, además del pago de los objetos extraídos
o deteriorados.

Donde existiera quina y otras plantas medicinales, se constituiría


una junta inspectora, de tres personas, una de las cuales debería ser
preferentemente médico, encargado de vigilar la racionalidad de la explotación, y
de cuidar del cumplimiento de las recomendaciones de las Facultades de Medicina
de Caracas, Bogotá y Quito, para impedir la destrucción de las plantas. También
en los puertos, habría juntas de inspección, sin cuya autorización no podrían
hacerse embarques de substancias extraídas de los bosques.

Por último, ordena la preparación de un sistema legislativo para


crear, mantener y aprovechar los bosques en el territorio de la República.

El contenido de este acto gubernamental no sólo es de trascendencia


sentimental, sino que es materia de interés universal ante la creciente presión
demográfica que amenaza las bases de la supervivencia.

2.2.- EN PERU
Recién después de la independencia de Perú en 1825, Simón Bolívar
introdujo medidas para prevenir la caza de vicuñas.

2.2.1.- CAUSAS

El Libertador se preocupo al conocer, en Perú, la forma poco


razonable como allí se sacrificaba la vicuña. Es un mamífero sudamericano que se
encuentra en las altas mesetas, se estima mucho su lana fina y suave, color
canela pálido, pertenece a la familia de los camellos y alcanza una alzada de
unos 85 centímetros, es equivoco y rápido. Como su lana es muy fina, cada
animal solo proporciona medio kilo de lana muy estimada: para la época en que
Bolívar dicto el Decreto, cazaban anualmente unas 80.000 vicuñas.

2.2.2.- CONTENIDO.
El decreto de Bolívar establece la necesidad de favorecer el
aumento de las vicuñas, ya que estaban amenazadas de extinción por la matanza
de los cazadores, que vendían la lana a los industriales y exportadores. La cacería
de la vicuña, y su matanza, quedaron totalmente prohibidas. No se admitiría,
contra esa prohibición, ninguna excusa. Se fijo un subsidio del Estado, de un peso
por cabeza, para los criadores que domesticasen la vicuña e hiciesen rebaños. Se
les permitiría esquilmarlas en el lapso de abril a julio, por ser época sin frio. Se
establecen penas de multas por cada vicuña muerta, y a los Prefectos,
Intendentes y Gobernadores fueron constituidos en vigilantes celosos de esta
protección al preciado animal.

Contenido del Decreto:

1. Se prohíbe, de hoy en adelante la matanza de vicuñas en cualquier


número que sea.
2. A nadie le será permitida, ni aun con el pretexto de caza.
3. Los que quieran aprovechar de la lana para comerciarla u otros
cualesquiera usos o beneficios, podrán verificarlo trasquilándolas en los meses de
abril, mayo, junio y julio, para que la benignidad de la estación supla este abrigo
de que se las priva.

2.3.- EN VENEZUELA.
2.3.1.- CAUSAS
2.3.2.- CONTENIDO
2.4.- EN BOLIVIA. DECRETO DE CHUQUISACA 1825.

El Decreto de Chuquisaca del 19 de diciembre de 1825, Medidas de


Conservación y Buen Uso de las Aguas, sobre reforestación en gran escala en
las cabeceras de los ríos, es una muestra de la importancia que concedió el
Libertador a la defensa de los Recursos Naturales Renovables.

2.4.1.- CAUSAS.

El problema general era, la escasez de agua, que producía


pobreza de los suelos y por ende falta de vegetación para el consumo, impidiendo
todo intento de incrementar del crecimiento poblacional; por falta de combustible
no pueden hacerse o se hacen inexactamente o con imperfección la extracción de
metales y la confección de muchos productos minerales que por ahora hacían casi
la sola riqueza del suelo.

Ante la situación planteada Bolívar emite el “Decreto de


Chuquisaca” como respuesta de solución el 17 y 19 de Diciembre de 1825.
2.4.2.- CONTENIDO

El conocido Decreto de Chuquisaca, (El más célebre decreto del


Libertador en materia de conservación) era la solución de los problemas con
relación a los recursos naturales de manera integral, púes sus disposiciones no
estaban dirigidas al buen uso y aprovechamiento de las aguas sino que se
extendían a la vegetación y los suelos por la relación que tienen estos tres
recursos, con el ciclo hidrológico.

Por esto, la acción previsora, conservacionista y promotora de Simón


Bolívar, ordena que las autoridades visitasen las vertientes de los ríos, que se
observe el curso de ellos, y se determinen los lugares hacia donde las obras de
ingeniería deberían conducir las aguas a los terrenos que estén privados de ellas.

• Que en todos los sitios del territorio donde fuese posible hacer
prosperar un complejo arbóreo de plantas mayores de cualquier especie, se
procediese a realizar una plantación por cuenta del Estado, hasta sembrar
un millón de arboles, con preferencia para los lugares donde hubiere mayor
necesidad de los mismos. Finalmente, que el Director General de
Agricultura proponga al gobierno las Ordenanzas que juzgue conveniente a
la creación, prosperidad y destino de los bosques en el territorio de la
República. (ver anexo 2 para situación actual)
Contenido del Decreto:
• Dice que al visitar las vertientes de los ríos y seguir el curso de los mismo
se determinan lugares donde puedan conducir agua a los terrenos que
estén en ellas.

• El estado emprende una plantación a su costo de cualquier especie de


planta, ya sea hasta el número de un millón de árboles, ya sea en los
lugares que más se necesiten de éstos
Rio Orinoco
• Que el Director General de agricultura proponga al gobierno las ordenanzas
que juzgue convenientes a la creación, prosperidad y destino de los
bosques en el territorio de la República (ver anexo 2 para situación actual)

“Éste decreto es el más conocido de todos los decretos conservacionistas


bolivarianos y también es aquel que tiene más carácter de tal. Abarca la
problemática del ambiente en un sentido más integral, porque sus disposiciones,
aunque dirigidas al buen uso y aprovechamiento del agua, se extiende también a
la vegetación y a los suelos, por la estrecha relación que existe entre todos estos
recursos naturales dentro del ciclo hidrológico, que es aquél en el que se basa
cualquier programa de uso racional de las hoyas o cuencas hidrográficas”5

2.5.- EN COLOMBIA.
A fin fomentar el desarrollo económico, el Libertador decreta, en Rosario de Cúcuta, la creación de juntas
provisionales de agricultura y comercio. Rosario de Cúcuta, 21 de mayo de 1820.
11. Para fomentar el laboreo de minas se exceptúa a los mineros del servicio militar. Bogotá, 24 de diciembre
de 1828.

2.5.1.- CAUSAS
En cuanto a los beneficios que se generaron de la minería de metales –oro, plata,
cobre, hierro y plomo– y piedras preciosas, Bolívar fue conciente que las mismas
una vez abandonadas por los saqueadores después de la independencia de 1811,
estas seguían representando una fuente de riqueza nacional. En consecuencia,
generó un decreto en Bogotá el 24 de diciembre de 1828, según Bolinaga (op.
cit.), para fomentar el laboreo de minas en el cual exceptuaba a los mineros del
servicio militar, esto con un sentido riguroso de la gerencia, pues en cada mina se
debió solo emplear el número de personas necesarias, lo contrario, colocar en
nómina personas que no trabaj aran en las minas, fue considerado fraude y
perdían la exención del servicio militar y se penaba con una multa de 50 pesos, los
cuales eran utilizados para los gastos de Policía del Cantón. Esto constituye un
buen ejemplo de lo que fue nuestra cultura hacia el trabajo y la organización
laboral, sin embargo, los españoles se encargaron de engendrar la corrupción en
esta nación para mantener la pobreza y la dependencia.

2.5.2.- CONTENIDO
2.6.- DECRETO DE MINAS.

El 24 de octubre de 1829, el Libertador firma en Quito un decreto que


se refiere a que las minas de cualquier clase corresponden a la República y
constituyen, la base del actual derecho minero y de hidrocarburos en Venezuela.

Entre las medidas asumidas por el Libertador en materia de minas


tenemos:

• Establece por departamento una dirección de minería bajo cuya


dependencia estarán las diputaciones territoriales.
• Las direcciones departamentales recibirán en la capital de la República.

• Se organizarán estas direcciones según la necesidad de cada


Extracción Del Oro departamento.

• Las minas abandonas, aguadas o derrumbadas por sus antiguos dueños


pueden ser denunciables y pasan a ser propiedad del estado.

• Las minas se arrienden o se venden en público, remate de venta del


gobierno adjudicándosele su valor a los acreedores del estado del pago de
sus créditos calificados.

• Exonera del servicio militar a toda persona que trabaje en la construcción


de casas, molinos e ingenios, para las minas de cualquier metal y piedras
preciosas y trabajo en minas.

• Las minas de cualquier clase corresponden a la República, cuyo gobierno


las concede en propiedad y posesión a los ciudadanos que la pidan, bajo
las condiciones de las leyes y ordenanzas de minas y con las que contiene
este decreto.
“También la minería, como generadora de riqueza, fue objeto de gran
atención por parte de Bolívar, quien concibió en torno a ella una política
auspiciadora de grandes cambios, todos ellos de gran importancia en un
continente que producía únicamente materias primas”3

El contenido del decreto dice asi:

En la Gran Colombia la Legislación Minera se rigió por la Ordenanza de


Nueva España, por declaración expresa del Decreto de El Libertador dado
en Quito el 24 de octubre de 1829, con las modificaciones que el
establezca. El Artículo 1° de este Decreto dispone:

"Conforme a las leyes, las minas de cualquiera clase, corresponden a la


República, cuyo Gobierno las concede en propiedad y posesión a los
ciudadanos que las pidan, bajo las condiciones expresadas en las Leyes y
Ordenanzas de Minas, y con las demás que contiene este Decreto"
(MINISTERIO DE FOMENTO en AMORER, 1991).

Respecto a la aplicación de este Decreto a la Gran Colombia, de la cual


Venezuela formaba parte, el Artículo 138° previó:

"Mientras se forma una Ordenanza propia para las minas y mineros de


Colombia, se observará provisionalmente la Ordenanza de Minas de Nueva
España, dada en mayo de 1783..." (REVISTA DE FOMENTO en AMORER,
1991)

Mediante este Decreto todas estas minas, pasaron del dominio de la Real
Corona de España, al dominio de la República, no como una simple
consecuencia del cambio del régimen político, sino en virtud de una
declaración expresa emanada de la correspondiente autoridad legítima
(GONZÁLEZ en AMORER, 1991).

Una vez proclamada la Cosiata y así, separada Venezuela de la Gran


Colombia, el Senado y la Cámara de Representantes de la República
resuelven el 27 de abril de 1832 "Que con arreglo al Decreto de 24 de
octubre de 1829 la ordenanza que debe servir de regla al Gobierno en lo
relativo a minas es la de Nueva España de 22 de mayo de 1783, en los
términos que el mismo decreto expresa", el cual derogó "…todo lo relativo
al Tribunal de minería y Jueces Diputados de Minas" (AYALA en AMORER,
1991). Esta determinación jurídica constituyó un acto propio e importante de
la nueva República, incorporando a su patrimonio, por adquisición a título
originario, bienes territoriales que eran del anterior soberano, asegurando al
propio tiempo la continuidad de un principio jurídico de fundamental
importancia histórica y actual (AMORER op. cit.).

Con respecto a la figura de descubrimiento, el referido Decreto contempla


en su Artículo 4°, "A los descubridores de un cerro mineral absolutamente
nuevo, en que no haya ninguna mina ni cata abierta, se les concederán…
hasta tres pertenencias…", y en el Artículo 5°, se establece que "El
descubridor de veta nueva en cerro conocido… podrá obtener en ellas dos
pertenencias continuas o ininterrumpidas…". Estas retribuciones que
ordenan los citados artículos al descubridor constituyen un estímulo a la
exploración, la mal, a pesar de no estar contemplada de manera específica,
continuo estando en forma implícita, en la figura del descubridor (AMORER
op. cit.).

Entre los aspectos educativos que destacan en este decreto y que se pueden
corresponder con la identidad nacional se mencionan: que de los fondos obtenidos
por la concesión para explotar minas en Colombia se consignarán treinta pesos en
la tesorería del pueblo para formar un fondo que pagará la cátedra de minería y
mecánica, que se hará en cada provincia minera. De igual forma las muestras de
los nuevos descubrimientos se colocarán en el Museo Nacional. Esto último
resulta importante desde el punto de vista educativo, pues permite a las
comunidades conocer lo que se explota y da sentido de pertenencia a las
provincias involucradas en el aprovechamiento de minas. Hoy día son muchos los
daños ambientales provocados por empresas petroleras, papeleras, mineras, etc.,
en su gran mayoría de capitales extranjeros y con un marcado desprecio por el
ambiente y por las condiciones de salud de las poblaciones que las rodean. Esta
actitud depredadora ha hecho que se provoquen movilizaciones nacionales en
países latinoamericanos, entre los que se pueden mencionar: Argentina, por la
explotación minera orientada por empresas canadienses y norteamericanas;
Brasil, con la deforestación del Amazonía y la muerte de su líder Chico Méndez;
Chile manifiesta contra los nefastos daños ambientales; los indígenas waorani de
Ecuador realizan marcha de protesta en Quito por petroleras que operan en su
territorio. Poblaciones afectadas por petroleras como Repsol YPF, Petrobras que
operan en la Amazonía ecuatoriana y que devastan los ecosistemas en que los
pueblos originarios vivieron miles de años sin dañarlos, expulsando a las
comunidades o pauperizándolas y enfermándolas; Colombia por sus fumigaciones
con agrotóxicos con el propósito de acabar las plantaciones de coca y amapola
promovido por los Estados Unidos de Norteamérica en su Plan Colom Años 1825-
1975. bia.

2.6.1.- IMPORTANCIA DEL DECRETO.

A Bolívar le debemos la nacionalización de los recursos naturales no


renovables: el 1° de febrero de 1825 ordenó la creación de la Dirección de Minas
en cada capital de la República y el 24 de octubre de 1829, decretó la propiedad
del Estado en todas las minas, estableciendo que las riquezas del subsuelo no
pertenecían a los particulares, sino a todos los ciudadanos… Esta innovadora
disposición, era contraria a la costumbres de la época, fundamentada en la Leyes
de Indias, en cuanto a que las minas de piedras preciosas pertenecían al dueño
de los terrenos donde éstas estuviesen ubicadas: “Conforme a las leyes, las minas
de cualquier clase corresponden a la República, cuyo gobierno las concede en
propiedad y posesión a los ciudadanos que las piden, bajo las condiciones
expresadas en las leyes u ordenanzas de las minas, y con las demás que contiene
este decreto”

La historia señala un momento clave para Venezuela, parte entonces de


la Gran Colombia. Veamos: el 24 de octubre de 1829, Bolívar decretó que las
Ordenanzas de Minería de 1783 continuarían en vigor. “El Libertador declaró, y es
este el mayor mérito de su trascendental decreto, escribió el tratadista Rufino
González Miranda, que la propiedad de las minas corresponde a la República, con
lo cual las minas de petróleo y demás combustibles, como todas las otras minas,
pasaron del dominio de la Real Corona al dominio de la República…”

Último decreto de Bolívar:

El libertador decreto la riqueza minera en Quito el 24 de octubre del


año 1829, en el cual siguiendo los principios regalistas de Carlos III y el
Despotismo ilustrado, asigna las minas de cualquier clase a la República, cuyo
gobierno las concede en propiedad y posesión a los
Ciudadanos que las pidan bajo las condiciones expresadas en
Leyes u ordenanzas de minas.

Este decreto totalizador es una especie de síntesis de toda la


legislación que en cuanto a minas había puesto en vigencia.

Esta Comprende dos capítulos:

El primero de los descubrimientos, títulos y deserción de minas, y el


segundo de los jueces y juicios de minas y en treinta y ocho artículos engloba la
multifacética opinión de Bolívar sobre este particular.

Se pagará un arancel por el título de propiedad de cada mina, de


metales y piedras preciosas. Este arancel pasará a formar parte de un fondo con
que se sostendrá una cátedra de minería y mecánica que, en lo posible, se
fundará en cada provincia minera.

El que se introdujera en mina ajena deberá satisfacer los perjuicios


que cause, y pagará multa entre diez y doscientos pesos. Cualquiera que
denuncie una mina nueva deberá hacerlo a través del gobernador de la provincia,
precisando las señales de sitio, seno o veta, y presentando muestra de los
metales o piedras preciosas de la misma.

Por otro lado, en relación con los jueces y juicios de mina, los
gobernadores serán los jueces en todas sus provincias y en cada cantón o circuito
los jueces políticos o corregidores o los que hagan sus veces. Los gobernadores
no conocerán en primera instancia de las causas de menor cuantía. Los jueces
de minas actuarán exclusivamente en los juicios que se promuevan.
2.3.- CONCLUSIONES.

Lo sorprendente de estos Decretos es que surgieron en una región y una época, donde no existían estudios
conservacionistas e instituciones científicas dedicadas a preservar el medio ambiente.

Está marcado en estos tres Decretos un hermoso cuadro de labor conservacionista: al crear condiciones para que las tierras
se recuperen, mantener las cuencas hidrográficas, formar bosques, regular su explotación procurar su mantenimiento: es
en esquema, todo cuanto el moderno Estado de hoy debe hacer.

Como puede verse, es a partir del siglo XX, cuando el mundo se preocupa por una
legislación de los recursos naturales no renovables: impedir los derrames petroleros; la
protección a las especies en peligro de extinción; evitar la tala y la quema, y prohibir los
clorofluorocarbonos (CFC) que atacan la capa de ozono de la atmósfera ¡¡¡Lo increíeble, es
que en el siglo XIX no existían una conciencia conservacionista, y sin embargo Bolívar con
una visión clarividente!!! pudo adelantarse a su tiempo, para iniciar campañas a favor de la
madre naturaleza… Sus decretos constituyen una Política Ambiental que sentó pautas hacia
el futuro.
De lo antes analizado observamos como la sociedad venezolana a finales
del siglo XVIII y principios del XIX, los habitantes de la sociedad de ese momento
dependían de la condición étnica antes señalada, determinada por el color de la
piel, pero se agregaban otros elementos fundamentales como lo era el nacimiento
(linaje), la actividad o profesión y el status jurídico o privilegios.

La familia del Libertador pertenecía al grupo de personas principales


nacidas en los predios coloniales, que se ubican en el nivel más elevado de la
escala social, llamadas familias mantuanas; como toda familia mantuana, los
Bolívar Palacios eran propietarios de tierras y minas, las cuales en su mayoría
fueron heredadas de sus antepasados, quienes a su vez las habían adquirido a
través de las vía usuales que se utilizaron durante los tres siglos de la época
colonial.
.7.- CONCLUSIONES

el libertador a pesar de quedar huérfano a los 9 años mostró una fuerza de


empuje que lo llevo a obtener tales logros, el Libertador poseía un amplio
conocimiento de si mismo. En su vida tenemos que recalcar la su formación
moral(la nobleza de espíritu y la constancia), su estupendo trato con sus
semejantes(tenia el don de la persuasión, y sabia inspirar confianza), su
objetividad para consigo mismo (esa capacidad para mirar la verda sin
apasionamiento), estupendo pensante y meditador(excelente autocritico).
Lo investigado sobre el Libertador Simón Bolívar nos sirve para aprender que
debemos luchar por lo que queremos. Todos los venezolanos esencialmente los
gobernantes deberían tomar como un digno ejemplo a Bolívar para luchar por la
democracia y un gobierno digno de un ser humano... Como se sabe los viajes y
las amistades que uno tiene o realiza, son positivas y formativas para una
persona, pues esta recibe una perspectiva ilimitada de lo que es otra cosa
diferente a lo común, por ello además de ser una persona adinerada, Bolívar fue
enviado varias veces a Europa tanto para relacionarse con gente de otras culturas,
como para perfeccionar su formación educativa, bien dada por cierto por Simón
Rodríguez.
9. Bibliografía
Todo lo que hemos investigado sobre el Libertador Simón Bolívar nos sirve para
aprender que todo debemos luchar por lo que queremos. Todos los venezolanos
esencialmente los gobernantes que llegan a tomar el país deberían tomar como
ejemplo a Bolívar para luchar por la democracia y un gobierno digno de un ser
humano...

Como se sabe los viajes y las amistades que uno tiene o realiza, son
positivas y formativas para una persona, pues esta recibe una perspectiva
ilimitada de lo que es otra cosa diferente a lo común, por ello además de ser una
persona adinerada, Bolívar fue enviado varias veces a Europa tanto para
relacionarse con gente de otras culturas, como para perfeccionar su formación
educativa, bien dada por cierto por Simón Rodríguez.
10.- Bibliografía

1 PONTE Andrés F.: "Arbol Genealógico del Libertador Simón Bolívar",


Caracas, 1911. En Vida del Libertador Simón Bolívar, de Felipe
LARRAZABAL, Ed. América. Madrid, S. A., tomo 1, p. 4 3 8.

2 Consulta de diferentes paginas de Google

También podría gustarte