P. 1
Carta a La Leopoldo Aguerrevere

Carta a La Leopoldo Aguerrevere

|Views: 412|Likes:
A propósito de la Semana del parto respetado "Por el derecho a parir y nacer como quieras, donde quieras y con quien quieras" publico esta carta dirigida a la Maternidad Leopoldo Agerrevere sobre la petición de respetar lo más posible el derecho de la madre de estar junto a su bebé los más posible después del parto. Es solo un ejemplo de las cosas que podemos empezar a hacer para rescatar la humanización del parto.
A propósito de la Semana del parto respetado "Por el derecho a parir y nacer como quieras, donde quieras y con quien quieras" publico esta carta dirigida a la Maternidad Leopoldo Agerrevere sobre la petición de respetar lo más posible el derecho de la madre de estar junto a su bebé los más posible después del parto. Es solo un ejemplo de las cosas que podemos empezar a hacer para rescatar la humanización del parto.

More info:

Published by: Albin Adrian Rosales Rondón on Jun 01, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

10/28/2014

pdf

text

original

Carta a la Leopoldo Aguerrevere Les doy un saludo cordial y de antemano me disculpo si esto es un poco largo y quita algún tiempo

leerlo, pero la circunstancia lo amerita. Desde el lunes le he estado dando vueltas a la manera para superar la inquietud y asumir alguna acción que pueda prevenir cualquier disgusto innecesario, una vez que dé a luz a mi bebé próximamente en la clínica Leopoldo Aguerrevere. Comencé a buscar información que le diera argumentos científicos y legales a mi simple lógica intuitiva, basada en el amor de madre: ¿por qué debo aceptar que me separen tantas horas de mi bebé suponiendo que todo esté bien con su salud una vez nacida?, y mi razón ha permanecido junto a mi intuición, simplemente no debe ser y tengo fe en haber encontrado la tranquilidad para recibir a mi bebita, y sobre todo, la mente positiva de que todo estará bien con ella y conmigo. Después de haber escuchado diversas opiniones (que nunca faltan) que lograron calentarme las orejas y alejarme del buen sentido común, decidí acercarme ayer por la tarde al Instituto Nacional de la Mujer INAM, buscando algún tipo de asesoría sobre mi planteamiento. Era un poco tarde para que me atendieran y me recomendaron volver hoy a primera hora para anotarme en lista y ser atendida gratuitamente por una abogado de la defensoría de los derechos de la mujer. Volví hoy a primera hora e hice mi larga espera pero valió la pena, afortunadamente me atendió una abogada joven, sensible y con 4 meses de embarazo que se conectó completamente con el caso, me puso completa atención y disposición, y se dedicó toda la mañana a elaborar en conjunto conmigo el documento de 4 páginas que les anexo. Pasamos primero por una revisión del caso, yo le pude explicar con detalle que por información obtenida de manera personal, directa y verbal en la clínica durante la mañana del día lunes 23 de mayo del presente, que una vez dado el alumbramiento por parto normal (e incluso por cesárea) no se le permite a la madre tener contacto directo con su bebé, y que por el contrario éste es llevado a una sala de observación (retén) con una estadía promedio de 6 a 8 horas, independientemente de que éste se encuentre en un estado de salud y condiciones médicas normales; también me dijeron que no hay garantía de que la dejen en la habitación conmigo, si no que la puedo ver cada 6 horas por un lapso de tiempo no mayor de 2 horas. Ambas coincidimos en opinión que debe haber un respeto por los conocimientos médicos de todo el personal profesional que labora en la clínica, condición que no se pone en duda tratándose de una larga experiencia en el tema de la natalidad. Se trata más bien de un asunto de estandarización de la neonatología moderna que ha impuesto un patrón de separación, en algunos casos, innecesaria de madre y bebé. La intención es solicitar ante cualquier instancia de este centro clínico que, siempre y cuando las condiciones médicas de mi bebé sean normales, ésta sea separada de mí sólo el tiempo mínimo y estrictamente necesario para su revisión neonatal. Actualmente cumplo con todas las condiciones de embarazo para que mi bebé nazca a término, y no hay señales obstétricas que indiquen alguna complicación previa al parto o algún problema con mi bebé. Suponiendo que su estado de salud cumpla con las condiciones óptimas, me siento en pleno derecho a que su observación se desarrolle mientras se encuentra conmigo en la habitación. La lógica humana que me ha guiado es muy simple, la norma biológica de nuestra especie es la que determina el contacto estrecho entre la madre y su bebé recién nacido, quienes formamos parte de Buennacer sabemos que la relación madre lactante aporta protección, calor, estimulación social y nutrición al bebé. Durante los 9 meses del embarazo ha oído mi voz y ha estado en contacto con mi olor que seguramente reconocerá y facilitará el establecimiento de nuestro vínculo y su adaptación al ambiente postnatal. Además, como madre me siento con el pleno derecho a compartir con mi bebé esas primeras horas después de una larga espera para tenerla en mis brazos. Más de una madre me ha dicho que estaré tan agotada que de todos modos no podré estar despierta ni alerta para estar con mi bebé, pero no quisiera dar eso por sentado y experimentarlo en carne propia, y por muy cansada que me pueda encontrar, quiero estar cerca de mi bebita. Todo lo que interrumpa el contacto piel con piel entre una mujer y su hijo recién nacido es separación, y esa separación está prohibida por ley en Venezuela. Me he dedicado a revisar la guía esencial para el cuidado antenatal, perinatal y postparto de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y claramente dice que deberían ser abandonadas las siguientes prácticas (entre otras que no me quiero detener a mencionar por no ser pertinentes en mi caso particular): 1. Separar a las madres de sus hijos cuando estos se encuentran en buen estado de salud 2. Administración de agua/glucosa en forma rutinaria a los niños amamantados 3. Lactancia con restricciones

Además recomienda: 1. Contacto madre-hijo irrestricto 2. Incentivar el cuidado materno piel a piel con su bebé durante al menos las primeras dos horas después del parto, así como todo lo que sea posible durante el postparto inmediato y posteriormente 3. No separar al bebé de su madre en las primeras horas después del parto. Intentar realizar todos los exámenes necesarios para el recién nacido normal en la cama de la madre, en lugar de utilizar una mesa examinadora apartada 4. Retrasar la realización de los exámenes que no sean necesarios. Realizar los exámenes con la madre y el niño juntos; demorar la hora del baño por 6 horas o más 5. Demorar la profilaxis de la conjuntivitis gonocócica, para evitar que el contacto visual madre – hijo se vea alterado. Luego del nacimiento buscar los momentos apropiados, para dar la vitamina K, BCG y realizar la profilaxis de la conjuntivitis gonocócica contra la gonorrea. (En aquellas instituciones donde esté indicado) 6. Incentivar la exclusividad del amamantamiento a demanda desde el nacimiento y evite cualquier suplemento para el bebé que contenga agua, glucosa, o sustitutos de leche materna

De toda esta discusión surgió un documento que no sé cómo hacer para anexarlo porque lo tengo escaneado por página en pdf, algunos argumentos no los tomamos en cuenta para no hacerlo muy pesado. Para que esto procediera legal e institucionalmente me abrieron un expediente y quedaron completamente a la orden de cualquier eventualidad con mi caso, asumiendo toda la responsabilidad pertinente a este asunto. El resultado es el documento que ya fue entregado en la clínica. Ahora falta esperar que llegue el momento de dar a luz y recibir un servicio postnatal más humanizado. Pienso que esta acción ha sido la más correcta y no llega a ser amenaza ni intimidación. Espero que toda esta experiencia sirva de algo y se establezca como un precedente necesario y positivo en función de hacer valer nuestros derechos.

Gracias por toda su atención. Afectuosamente, Francia Medina

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->