Está en la página 1de 1

Hola, Te voy a ir copiando el material que la guía de Cachalote tiene sobre los

piratas: Comienzo por una adaptación de Peter Pan. Muy fácil de representar. No sé
cómo se escriben aquí las cursivas. Las acotaciones irían en cursiva.:

- Dramatización. Haremos una representación inspiradas en el cuento, procurando


que participen el mayor número posible de alumnos.

Narrador Era de noche. Wendy y sus hermanos, Juan y Miguel jugaban en su


habitación. La ventana estaba abierta y vieron una sombra.
Juan y Miguel: ¡Peter Pan! ¡Es Peter Pan!
Peter Pan: Hola, amigos. ¿Queréis venir conmigo al país de Nunca Jamás?
Wendy: ¡Sí, sí, sí! Pero… ¿Cómo podemos ir?
Peter Pan: Campanilla nos ayudará. (Peter Pan llama a Campanilla). ¡Campanilla!
(Aparece Campanilla).
Campanilla: ¿Me llamabas, Peter?
Peter Pan: Sí, Campanilla. Necesitamos tus polvos mágicos para poder volar.
Campanilla: De acuerdo. Aquí están. (Campanilla saca un puñado de polvos y los
sopla sobre los niños que comienzan a volar).
Peter Pan: (Señalando al fondo) Mirad, allí están los piratas: el capitán Garfio y su
tripulación
Garfio y los piratas: (Cantando). La vida del pirata es la vida mejor, se vive sin
trabajar…
(Garfio ve a Pete Pan y sus acompañantes).
Garfio: (A su tripulación) ¡Disparad los cañones!
Peter Pan: Campanilla, lleva a los niños a mi casa. Yo pelearé con Garfio.
(Peter Pan se dirige hacia donde están los piratas)
Narrador: Pero Campanilla estaba celosa porque pensaba que Peter hacía
demasiado caso a Wendy, echó a volar y dejó solos a los niños. Los niños
comenzaron a andar hasta que llegaron a un campamento indio.
Gran Jefe: (Dirigiéndose a los niños) Vaya, vaya…Mi hija ha desaparecido, así que
me quedaré con vosotros hasta que vuelva. (Los indios detienen a los niños).
Peter: (Aparece con la india) Aquí está vuestra hija. La había secuestrado Garfio
pero yo la he liberado. ¡Soltad a los niños! (Liberan a los niños. El Gran Jefe y su
hija se abrazan y aparece Campanilla).
Campanilla: (Mirando a los niños) Perdonadme, no tenía que haberos dejado
solos.
Juan y Miguel: Te perdonamos.
Wendy: Ahora ya es hora de regresar a casa. (Campanilla sopla sus polvos
mágicos y los niños comienzan a volar mientras se despiden).
Juan, Miguel, Wendy ¡Adiós, adiós, adiós…!