Está en la página 1de 2

Complejo Educacional

Monseñor Guillermo Hartl


Pitrufquén Secuencias argumentativas

La argumentación se presenta en diversas situaciones comunicativas, tales como: entrevistas, conversaciones,


alocuciones, críticas literarias o cinematográficas, publicidad, etc. Su propósito es convencer, persuadir o hacer cambiar
de opinión a determinadas personas.

Un texto será argumentativo según la secuencia utilizada. Se dice que su secuencia será envolvente, cuando una
secuencia determinada prime y determine el texto en su forma global; mientras que la secuencia será incrustada,
cuando éstas aparecen como segmentos al interior de la secuencia envolvente. Pueden manifestarse a través de
descripciones, explicaciones, narraciones, diálogos, etc.

Jean Michel Adam propone 5 secuencias (que se pueden dar en forma envolvente o incrustada):

Argumentativa Descriptiva

En ella se exponen puntos de vista Permite representar con palabras


y se rebaten con el fin de el mundo real, dando
convencer o persuadir. Los características del objeto.
elementos estructurales Estructuralmente se caracteriza
son: punto de vista y argumentos. por presentar las propiedades de
las cosas y sus partes.

Explicativa Narrativa Dialógica-conversacional

Consiste en hacer comprender Cuenta cómo se van encadenando En este tipo de secuencia la
al interlocutor una idea o hechos para constituir una finalidad es preguntar, prometer,
concepto que resulta confuso historia. Lo característico de su agradecer,
para él (a juicio del emisor). estructura es que presenta una excusarse, etc. En ella se
Implica un contexto común situación inicial, una manifiesta una serie de
sobre el cual es necesario hacer intervenciones de dos o
complicación o quiebre y un
alguna aclaración. más interlocutores.
desenlace.

Los géneros argumentativos


El Reportaje

Se trata de un texto periodístico, cuya característica principal es exponer un tema de interés, que parte de un hecho que
puede o no ser actual. En el reportaje, a diferencia de la noticia, el tema se enfrenta con mayor profundidad en la
investigación. Exige una búsqueda de antecedentes y, muchas veces, un seguimiento de lo que ha ocurrido con las
personas o instituciones involucradas; también se pueden buscar leyes o sentencias judiciales relacionadas.

El propósito es entregar al lector un resumen completo del estado en que se encuentra el tema, para que pueda formarse
una opinión más fundamentada sobre el mismo.

En el reportaje, generalmente prima la secuencia explicativa, pues se busca informar al receptor respecto de un
determinado tema. Sin embargo, cuando se trata de un reportaje interpretativo, la secuencia envolvente, generalmente,
es la argumentativa, pues el autor entrega su propio punto de vista sobre los hechos y busca que toda la información esté
encaminada a respaldarlo. En el reportaje, además podemos encontrar, como secuencias incrustadas: la narración, en
cuanto se relatan acontecimientos; la descripción, como recurso enriquecedor de caracterizaciones; y la dialógico-
conversacional, cuando se incluyen entrevistas.

Para redactar el reportaje hay que tener en cuenta una serie de técnicas:

• Conocer claramente los hechos o el tema que sirve de base al reportaje.


• Buscar información para dominar el tema totalmente.
• Hacer un esquema de las principales ideas que se quieren exponer.
• Escribir los primeros párrafos intentando llamar la atención del lector, de forma que el relato resulte atractivo y
sugerente.
• Desarrollar el tema con absoluta objetividad, procurando que no decaiga el tono del relato.
• Adoptar las cualidades propias del buen reportaje: exactitud, precisión, sencillez, naturalidad, ritmo, color,
corrección y propiedad.

El artículo de crítica
Consiste en el análisis y comentario de cualquier clase de tópico, inclusive las actuaciones del gobierno; pero de
ordinario sus temas favoritos son artísticos, literarios y deportivos. Es fruto de la cultura y conocimientos del periodista
y responde al examen concienzudo que se haga de una obra o de un suceso. La crítica debe ser escrita con objetividad y
sin apasionamiento.

La crítica cumple una labor de interpretación de diversos acontecimientos culturales y La crítica periodística cumple
tres funciones simultáneas: informa, orienta y educa a los lectores.

Resulta imprescindible, para el periodista que se dedica a la crítica, una gran especialización en aquella temática que
trata. El crítico es un especialista, o al menos debería serlo, en la materia que analiza. Debe fundamentar y probar
aquello que afirma, sin caer en el dogmatismo ni en la opinión totalitaria.

Existen distintos tipos de críticas en función de la temática que abordan: crítica literaria, crítica cinematográfica, crítica
teatral, crítica musical, crítica de arte (pintura, escultura y arquitectura). En último lugar debemos destacar la crítica de
radio y televisión, que se encarga de valorar sus respectivos programas.

Estructura

• Título. Siempre breve y valorativo y es mejor que de una pista sobre el asunto principal de la obra.
• Ficha técnica. Después del título y antes del texto. Aporta el título de la obra, datos principales de los que han
intervenido en la creación y puesta en escena de esa obra. Debe recoger el género de la obra. Tiene un
tratamiento tipográfico diferente al del texto del cuerpo para diferenciarlo de este.
• Cuerpo de la crítica. Texto expositivo que plantea la tesis de la opinión que merece la obra al crítico.

El ensayo

Según el Diccionario de la Real Academia Española(2001) es un escrito en el cual un autor desarrolla sus ideas.
En la literatura es una composición escrita en prosa, generalmente breve y en el cual se expone la interpretación
personal sobre un tema.
El ensayo es un escrito argumentativo en prosa ( estructura o forma que toma naturalmente el lenguaje para expresar los
conceptos, y no está sujeta, como el verso, a medida y cadencia determinadas), generalmente breve o de mediana
extensión, de carácter didáctico e interpretativo, en el que el ensayista aborda, desde un punto de vista personal y
subjetivo, temas diversos, con gran flexibilidad de métodos y clara voluntad de estilo, marcado por las vivencias y el
modo singular del pensar del autor. El ensayista intenta persuadir al lector de algo, mediante la propuesta y fundamento
de una tesis. Lo que diferencia al ensayo de otros textos argumentativos es que el autor, más que buscar el asentimiento
del lector, busca justificar su pensamiento, invitando al lector a reflexionar por su cuenta. El ensayo, además, no sólo
argumenta a favor de la posición del autor, sino que expone diversas ideas relacionadas con lo mismo. Las
características generales del ensayo son:

• Brevedad: aunque la extensión es variable, el género no pretende ser exhaustivo en el tratamiento de los temas.

• Carácter sugerente e interpretativo: el valor del ensayo no depende del número de datos que aporte, sino del número de
intuiciones que se vislumbren y de las sugerencias que pueda despertar en el lector.

• Carácter subjetivo: en el ensayo prima muchas veces la función emotiva del lenguaje, la que se manifiesta a través de
la información entregada desde la propia óptica del autor (sentimientos, impresiones, etc.).

• Intención dialógica: el ensayista necesita y exige del lector, con el cual estará continuamente dialogando.

• Carencia de estructura prefijada: el ensayo no se ajusta a un orden sistemático en el tratamiento de las materias, sino
que la comunicación progresa a través de asociaciones.

• Variedad temática: el ensayista se mueve a sus anchas a través de distintos temas.

• Voluntad de estilo: el ensayista buscará conscientemente un efecto estético: el ensayo busca ser una obra de arte, antes
de un tratado científico.

En Latinoamérica, el ensayo se ha remitido fundamentalmente a las cuestiones de identidad del continente. En general,
en el ensayo latinoamericano se denuncian situaciones de injusticia social (indigenismo), además de la interpretación de
la realidad universal a partir de la visión continental. Ensayistas: Andrés Bello, Domingo Faustino Sarmiento, José
Enrique Rodó, Octavio Paz, Jorge Luis Borges y José Lezama Lima.

También podría gustarte