Está en la página 1de 5

ÁREA DE EDUCACIÓN, PREVENCIÓN Y SERVICIOS ASISTENCIALES

Alcohol y accidentes de tráfico: #revenir qué?


Alcohol ana road accidents: \Nhat to preved?
ALVAREZ, F. J. y DEL RfO, M. C.

Departamento de Farmacología y Terapéutica, Facultad de Medicina, Universidad de Valladolid, Valladolid.

RESUMEN: Objetivo: los accidentes de trafico dentalidad por tráfico relacionada con el consumo
constituyen una de las principales causas de morbi- de alcohol son conocidas, si bien es necesario que
lidad y mortalidad en los países desarrollados. El se instauren de una manera coordinada y desde
conducir bajo los efectos del alcohol es una de las una perspectiva interdisciplinar.
principales causas de accidentalidad por tráfico. PALABRAS CLAVE: Alcohol. Accidentes de trafico.
En el presente artículo se pretende analizar la rela- Prevención.
ción entre alcohol y la accidentalidad de tráfico, y
lo que se puede y debe hacer para evitar la acci- ABSTRACT: Objective: traffrc accidents account
dentalidad de trafico relacionada con el alcohol. for one the principal causes of morbidity and mor-
Material y métodos: se analizan los efectos del tality in developed countries. Driving under the ef-
alcohol sobre la capacidad para conducir, la rela- fects of alcohol is one of the principal causes of
ción entre el alcohol y los accidentes de tráficos, traffic accidentality. This article ahns to analyze
los aspectos normativos, la magnitud de los acci- the relationship between alcohol and traffic acci-
dentes de tráfico relacionados con el alcohol, así dentality, and what can an should be done to avoid
como las estrategias de intervención para reducir alcohol related traffrc accidentality.
la accidentalidad por tráfico relacionada con el Material and methods: the effects of alcohol on
alcohol. driving capacity, relationship between alcohol and
Resultados: entre las intervenciones dirigidas a traffrc accidents, normative features, magnitude of
reducir la accidentalidad por tráfico relacionada alcohol related traffic accidents as well as interven-
con el alcohol es preciso mencionar las medidas ad- tion strategies to reduce traffrc accidentality rela-
ministrativas, las intervenciones divulgativas y ted with alcohol are analyzed.
educativas, las medidas judiciales, la instauración ResuZts: among the interventions aimed at redu-
y mejora de los sistemas de transporte público al- cing alcohol related traffic accidentality, adminis-
ternativos, la instauración de dispositivos pasivos trative measures, educational and public informa-
en el vehículo (interlock), la reducción de la dispo- tion interventions, legal measures, establishment
nibilidad de alcohol en las zonas próximas a las and improvement of alternative public transporta-
vías de comunicación, así como la detección, reha- tion systems, establishment of passive devises in
bilitación y reinserción del conductor reincidente the vehicle (interlock), the reduction of the availa-
en conducir bajo los efectos del alcohol. bility of alcohol in areas close to communications
Conclusiones: la gran mayoría de los accidentes routes, as well as detection, rehabilitation and rein-
de trafico son evitables (prevenibles). Las interven- sertion of the driver who reoffends in drivmg un-
ciones necesarias para conseguir reducir la acci- der the effects of alcohol must be mentioned.
Conclusions: most traffrc accidents can be avoi-
ded (prevented). The interventions necessary to ob-
Correspondencia: tain a reduction in traffic accidentality related with
F. JAVIER ALVAREZ. alcohol consumption are known, although it is ne-
Alcohol y Drogas.
Departamento de Farmacologfa y TerapButica. cessary to establish them in a coordinated way and
Facultad de Medicina. from an interdisciplinary perspective.
Universidad de Valladolid.
47005 Valladolid. KEY WORDS: Alcohol. Traffic accidents. Prevention.
e-mail: alvarez@med.uva.es

Trastornos Adictivos 2001;3(3): 172-180


26
Alvarez. F. J., et al -Alcohol y accidentes de tráfico: LPrevenir qub? 173

Introducción fueron en un servicio de urgencias; se produjeron un


total de 102.000 ingresos, falleciendo 5.600 personas.
Dentro del complejo mundo de las drogodependen- En la figura 2 se presenta la evolución de la acci-
cias, tal como señalábamos recientemente’, el del al- dentalidad de tráfico entre 1981 y 1998. Tras un perío-
cohol - drogas ilegales y la accidentalidad por trafico do de fuerte incremento en los años 80, se produjo un
es un área muy especifica, aunque no por ello irrele- descenso entre 1990 y 1994, para en la actualidad es-
vante. De hecho, a diferencia de otros países indus- tar de nuevo incrementándose*.
trializados en los que los profesionales en drogode- Situándonos en el contexto europeo, las cifras de
pendencias se encuentran implicados con este Area siniestralidad de trafico son excesivamente elevadas
(prevenir la accidentalidad de trafico relacionada con (Fig. 3), siendo sólo superadas con claridad por Gre-
el alcohol y las drogas; rehabilitación y reinserción de cia y Portugal *s4. Sin entrar en detalle, en otros países
las personas que conducen bajo el efecto de alcohol y de nuestro entorno también se ha producido un incre-
drogas; etc.), en nuestro país, hasta muy recientemen- mento en el parque de automóviles, de movilidad (km
te la percepción por parte de estos profesionales era conducidos), etc, sin que ello se haya acompañado de
que «ese tema no iba con ellos». un incremento de la accidentalidad por trafico.
Dentro de este curso de la Universidad de Verano Solo si somos conscientes de que la gran mayolía
de Laredo «Las drogas: futuro de un fenómeno en el de las lesiones de tráfico son evitables, entonces po-
siglo XXI», la organización ha considerado oportuno dremos reconocer que «algo no funciona bien», y que
incluir una ponencia relacionada con el alcohol y acci- quizá nos encontremos ante una «situación de crisis
dentes de trafico. Lo que nos proponemos aquí es ana- nacional». Quizá podría pensarse que un país tiene los
lizar la relación entre alcohol y la accidentalidad de accidentes de trafico que se merece y que es capaz de
trafico, y lo que se puede y debe hacer para evitar la tolerar, y quedarnos ahí. Esta no es desde luego nues-
accidentalidad de tráfico relacionada con el alcohol. tra opinión: ipodemos y debemos intervenir para redu-
cir la accidentalidad de tráfico! 5.

La magnitud de los accidentes de tráfico


Efectos del alcohol sobre
Si algo hay que dejar claro desde el principio, es la capacidad de conducción
que la magnitud de la accidentalidad por trafico (más
precisamente habría que hablar de lesiones y lesiona- El alcohol deteriora la función psicomotora, la per-
dos de trafico) en nuestro país alcanza unos niveles cepción sensorial (vista y oído), modifica el comporta-
inaceptables. En la figura 1 se presentan algunas cifras miento de la persona, etc. En la tabla 1 se presenta los
clarificadoras2*3. En 1997 hubo 696.600 lesionados de efectos del alcohol en la conducción según la alcohole-
trafico, de los cuales 565.000 precisaron asistencia sa- mia1*6g. En general, los efectos del alcohol son directa-
nitaria (el 81,8%), de los cuales el 82%, 464.600, lo mente proporcionales a su concentración en sangre: a
mayor concentración mayor deterioro’*6-g. Los efectos
del alcohol pueden agruparse en tres grandes grupos:

Ingresos hospitalarios

atendidos en urgencias

Lesionados
565.000 atendidos sanitariamente
/ \
696.600 Lesionados + Vktimeepar5Omillanasheb. -m- TotslvkWas
/ \ -e- AccidentesConvíctimas -+--VicthwporlOmilbhsb.
/ \
Figura 1. Pirhnide del impacto de las lesionesde tráfico so- Figura 2. Evolución de la accidentalidadde tráfico en Espa-
bre la saluden España1997.TomadadePlasencia,12000~. ña, 1981-1991.Tomadade Plasencia,20002.

Trastornos Adictivos 200 1;3(3): 172- 180 27


. .._.--, _., -. JI -Alcohol y accidentes de tráfico: ¿Prevenir qub? 175

La relación entre alcohol y Tabla II. Grado de alcoholemia y riesgo de implicación en un


accidente de tráfico
los accidentes de tráfico
EstudioTRL, ReinoUnido,Maycok, 1997’O
Los efectos del alcohol sobre las distintas funciones
relacionadas con el rendimiento psicomotor y la capa- BAC (g/l) rango RiesgoRelativo RiesgoRelativo
cidad para conducir, así como el riesgo de accidentali- lesionados - fallecidos
dad, varían principalmente según la edad, expectativas 0,4 2,4 397
creadas sobre su consumo, forma de consumo de alco- 098 596 12,4
hol (habitual, esporádico), la experiencia en la con- 196 31 154
ducción de vehículos e incluso según el tipo de coli-
sión (~610 un vehículo o colisión múltiple). EstudiorealizadoenCanadá,Zador, 1991II
En la figura 4 se presenta la relación entre concen- RiesgoRelativo
tración de alcohol en sangre y riesgo de accidente de Fallecidosen accidentesimplicandoun
) trafico6. En los conductores inexpertos y en los que solovehículo
beben con poco frecuencia, el aumento del riesgo de 0 1
accidente comienza con unos niveles mucho más ba- 0,2-0,4 194
jos de alcohol en sangre, mientras que para los con- 0,5-0,9 ll,1
ductores más experimentados, y aquellos que beben l-1,4 48
de manera habitual, son necesarios niveles más eleva- > 1,5 380
dos. Este incremento del riesgo es aplicable a cada
grupo etario. Sin embargo, los jóvenes, por distintas
circunstancias (conductores inexpertos, consumos ele- Asimismo, conducir bajo los efectos del alcohol incre-
vados los fines de semana, conducta desinhibida, etc.) menta la «lesividad» del accidente. Tras un accidente de
son particularmente vulnerables: se estima que el ries- tráfico, el ocupante de un vehículo que se encuentre bajo
go relativo de sufrir un accidente mortal en los con- los efectos del alcohol tiene tres veces más posibilidades
ductores con niveles de alcohol en sangre de 80 de padecer lesiones mortales que quien este libre de alco-
mg/100 ml es máximo entre los jóvenes de 16-17 años hol, a igual severidad y circunstancias del accidente9.
(165 veces) y entre los de 18-19 años (70 veces)6*8.
En la tabla II se presentan la relación entre alcoho-
lemia y el riesgo de implicación en un accidente de Aspectos normativos en relación al
trafico según el estudio realizado en el Reino Unido’O alcohol-drogas ilegales y
y Canadá”. Estos datos muestran con claridad el ma- la conducción de vehículos
yor riesgo de implicación en accidente de aquellas
personas que conducen bajo los efectos del alcohol. Es preciso señalar que dentro de nuestro país existen
normas que establecen el «ilícito administrativo» y el
«ilícito penal»; es decir, que la transgresión de la norma
sQ 15 I puede acampanarse de sanción administrativa o pena17-9.
-0 veces I
En la gran mayoría de circunstancias la norma legal
t
iii I
hace referencia o va dirigida hacia los efectos agudos:
,
5 10 I
5 veces I «conducir bajo los efectos del alcohol», lo cual tradu-
c ,

% ,
,
ce al ámbito normativo lo que-la investigación ha evi-
z.
8 5 denciado: mayor riesgo de accidentalidad si se condu-
.e veces ce bajo los efectos del alcohol. No obstante la norma
?i también tiene en cuenta los efectos del consumo cró-
0,
IU nico del alcohol en los aspectos normativos dirigidos
E a valorar la aptitud para conducir’.
Nivelde concentración del alcohol en sangre (mg/100 ml)

- Jóvenes y bebedores esporádcos


Conducir bajo los efectos de alcohol
----- Mayores y bebedorewexcesivosw
Las normas8 sobre bebidas alcohólicas en relación
Figura 4. Concertación de alcohol en sangre y riesgo de con la conducción de vehículos y la circulación se en-
accidentede tráfico. cuentran contenidas en los artículos 20 a 26 [arts. 27

Trastornos Adictivos 2001;3(3): 172- 180 29


176 Alvarez, F. J., et al - Alcohol y accidentes de tráfico: ¿Prevenir que’?

Sustancias psicoactivas detectadas


N =2.877 50,1%

60
.s 50

f;o
IL
20 Alcohol Drogas Fármacos
N = 2.517 N=504 N=269
10
43,8% 8,8% 4,7%
0
Alcohol Drogas
Figura 6. Presencia de alcohol, drogas y medicamentos en con-
Figura 5. Aptitud para conducir y problemas relacionados ductores implicados en accidentes mortales entre 1991 y 2000.
con el consumo de alcohol y drogas.

Las pruebas utilizadas para conocer la concentra-


y 28 en lo referente a drogas ilegales] del Reglamento ción alcohólica de los usuarios normalmente consisten
General de Conductores (Real Decreto 13/1992). Por en la recogida de muestras de aire alveolar mediante
otra parte, en el Real Decreto 22820998 se estable- etilómetros homologados a tal efecto. Asimismo se
cen las tasas de alcohol en sangre y la práctica de las contempla la posibilidad de efectuar la determinación
pruebas en conductores de vehfculos: como norma en centros sanitarios a partir de fluidos orgánicos, ha-
general se establece en 0,5 g de alcohol por litro de bitualmente sangre.
sangre (6 0,25 mg de alcohol por litro de aire espira-
do); para los vehículos destinados a transporte de Alcohol y aptitud para conducir
mercancías de más de 3.500 kg, para los vehículos
destinados al transporte de viajeros, servicio público, La normativa8 Española (Real Decreto 772/1997 y
transporte de menores y escolar, de mercancías peli- el Real Decreto 2272/1985) así como la normativa Eu-
grosas 0 transportes especiales, así como para cual- ropea (CD 91/439/EEC) establece que aquellas perso-
quier conductor durante los 2 años siguientes a la ob- nas-conductores que posean problemas relacionados
tención del permiso o licencia que les habilita para con el consumo de alcohol ylo drogas ilegales (abuso,
conducir, el nivel máximo establecido es de 0,3 g por dependencia, trastorno inducido -demencia, delirium y
litro de sangre (0,15 mg de alcohol por litro de aire trastornos psícóticos, etc.-) no se les puede otorgar o
espirado). prorrogar su permiso de circulación ya que no poseen
Todos los conductores de vehículos (y cualquier una adecuada aptitud para conducir con seguridad.
otro usuario que esté implicado en un accidente) tiene En el caso de las drogas ilegales la norma incluye
obligación de someterse a las pruebas correspondien- en la misma categoría a los medicamentos. Asimismo
tes (en caso contrario, además de la sanción corres-
pondiente, puede ser inmovilizado su vehículo). Los + Accidente.+ Infrati 6 Premtiva -Total
agentes encargados de la vigilancia del trafico pueden
9
someter a dichas pruebas a cualquier usuario implica-
do en un accidente, a los conductores denunciados por 8.
infracción, en caso de existencia de control preventivo 7
de alcoholemia y en aquellos supuestos en los que los 6.
.%
agentes observen comportamientos en los conductores ss 5.
que permitan razonablemente presumir que conducen e 4.
bajo la influencia de alcohol. å
3.
La sanción por la conducción con tasas mayores de
2-
las arriba descritas constituye una infracción adminis-
trativa grave que, además de la multa correspondiente, 1
puede acarrear una suspensión del permiso o licencia 01
1979 1983 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000
de conducción hasta de tres meses. Independientemen-
te, la autoridad judicial puede considerar el hecho cons- Figura 7. Resultados de los controles de alcohol en aire
titutivo de falta o delito, conforme al Código Penal. espirado realizados en España entre 1979 y 2000.

Trastornos Adictivos 2001;3(3):172-180 30


Álvarez, F. J., et al -Alcohol y accidentes de tráfico: ¿Prevenir qué? 177

destacar que se incluye la categoría de «consumo habi- torno inducido). Los conductores con problemas rela-
tual de drogas y medicamentos», en la cual se especifi- cionados con el alcohol o con el consumo br drogas, se
ca que «no se admite el consumo habitual de sustancias vieron implicados en accidentes de tráfico y habían in-
que comprometan la aptitud para conducir sin peli- fringido las normas de circulación, mas frecuentemente
gro...». Esta norma legal es de especial relevancia para que aquellos conductores que no tenían problemas rela-
los profesionales que trabajan en drogodependencias, cionados con el alcohol o las drogas. Asimismo, en el
ya que estos deben informar a sus pacientes (con abuso, resultado final del Reconocimiento fueron considerados
dependencia, etc.), de que su enfermedad no les permite «Aptos» el 72,2% de aquellos con Problemas Relacio-
conducir con seguridad. No obstante, es en los Centros nados con el Alcohol y el 70,8% de los que tenían Pro-
de Reconocimiento donde debe realizarse la valoración blemas relacionados con las drogas (Fig. 5).
médico-psicol6gica-oftalmol6gica de estos pacientes.
Presencia de alcohol en conductores implicados en
accidentes mortales
La magnitud de los accidentes de tráfico
relacionados con el alcohol En este sentido, hemos seguido analizado la informa-
ción procedente del Instituto Nacional de Toxicología du-
Los estudios epidemiológicos realizados en Espaíia en rante el período 1991-2000 en relación con la presencia
los últimos años muestran la frecuencia del consumo de. de sustancias (alcohol, drogas ilegales y medicamentos)
alcohol en la población general así como los cambios en en conductores implicados en accidentes mortales, tratan-
las pautas de consumo. Asimismo, la información dispo- do de caracterizar la evolución a lo largo de estos aíío~‘~.
nible nos indica que uno de los principales problemas re- De las 5745 muestras analizadas, se detectó alcohol en
lacionados con el alcohol son los accidentes de tr#ii~o~+~, el 43,8%, drogas ilegales en el 8,8% y medicinas en el
y esta problemática es más grave en un país como el 4,7%, tal como puede observarse en la figura 6. Entre
nuestro donde existe una gran permisividad y tolerancia 1991 y 2000, se ha observando un ligero descenso de la
hacia el alcohol y hacia los problemas que este genera. presencia de alcohol en conductores implicados en acci-
dentes mortales (lO,l%). Asimismo, en el 35,8% de las
muestras analizadas se detectó un nivel de alcohol por
Pautas del consumo de alcohol entre los encima del límite legal permitido en el período conside-
conductores españoles
rado (0,8 g/l entre los años 1991-1998 y 0,5 g/l a partir
Un estudió’* llevado a cabo por nuestro grupo para de 1999), observándose también un ligero descenso por-
la Dirección General de Tráfico a nivel nacional puso centaje de casos a lo largo del período 1991- 1998
de manifiesto que el 62,9% de los conductores eran (14,2%). Desde la instauración del límite en 0,5% el por-
bebedores regulares (consumian alcohol una vez a la centaje de casos por encima de este nivel ha sido del
semana) con una media de 46,9 g de alcohol absoluto 29,8% en 1999 y del 32,6 % en el 2000 [Universidad de
por día. De ellos, el 26,8% bebían a un nivel peligroso Valladolid y Instituto Nacional e Toxicología, en prensa].
(mayor de 35 unidades en las mujeres y 50 en los
hombres, considerando que cada unidad contiene 8 g Resultados de los controles de alcoholemia
de alcohol). En este mismo estudio se determinó que realizado a los conductores
ha medida que los conductores conducen más fre-
cuentemente también eran consumidores de mayor Por otra parte, hemos analizado los resultados de
cantidad de alcohol. Finalmente cuando se les pregun- los tests de alcoholemia realizados por los agentes en-
tó si en el último año habían conducido después de cargados de la vigilancia del tráfico (Dirección Gene-
haber consumido algún tipo de bebida alcohólica, sólo ral de Tráfico). Habitualmente, la determinación de al-
el 26,7% contestó que no, en mayor proporción entre cohol en aire expirado se realiza en tres situaciones en
las mujeres (38,6%) que entre los hombres (22,9%). nuestro país: conductores implicados en accidentes de
Más recientemente13*14, en el estudio multicéntico circulación, conductores que han cometido alguna in-
realizado en 8.043 conductores que acudieron a 25 fracción y en controles de tipo preventivo.
Centros de Reconocimiento de conductores, el 2,0% de En la figura 7, se puede observar la evolución desde
los conductores presentan problemas relacionados con 1979 hasta el 2000. Desde 1983 (1,4%) hasta 2000
el consumo de alcohol (abuso, dependencia o trastorno (5,0%) del porcentaje de tests de alcoholemia positivos
inducido), y el 0,3% problemas relacionados con el en conductores, muestra una tendencia creciente. La
consumo de drogas ilegales (abuso, dependencia o tras- tendencia observada es un aumento de casos positivos

Trastornos Adictivos 2001;3(3): 172- f 80 31

Intereses relacionados