P. 1
Diferencia de Caducidad y Prescripcion

Diferencia de Caducidad y Prescripcion

|Views: 1.877|Likes:
Publicado porderekvas2

More info:

Published by: derekvas2 on May 26, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/15/2013

pdf

text

original

Partiendo de la base que ambas figuras, ya que las comparas, las refieres al ámbito procedimental (pues como ya se ha dicho

, la prescripción también es un término aplicado al ámbito sustantivo: usucapión). Te voy a dar una respuesta desde mi experiencia diaria como abogado. La diferencia entre tener pendiente un plazo de prescripción o de caducidad, para un abogado es básicamente una: el plazo de prescripción se puede interrumpir, por actos procesales (conciliación) o extrajudiciales (requerimientos), y luego el plazo se vuelve empezar a contar de cero. La caducidad, solo puede interrumpirse en los casos expresamente indicados por ley, y luego de su interrupción el cómputo se reanuda donde quedó. La mayoría de los plazos procesales son preclusivos y de caducidad. Ha sostenido la Corte Suprema de Justicia de la Nación que la caducidad, aunque guarde ciertas semejanzas con la prescripción, es una institución diferente, es un modo de extinción de ciertos derechos en razón de la omisión de su ejercicio durante el plazo prefijado por la ley o la voluntad de los particulares.

La prescripción se encuentra comprendida entre las excepciones en tanto extingue la acción pero no el derecho (art. 515 inc. 2 del Código Civil). La Corte Suprema de Justicia de la Nación ha sostenido que la prescripción es una institución de orden público que responde a la necesidad social de no mantener pendientes las relaciones jurídicas indefinidamente, poner fin a la indecisión de los derechos y consolidar las situaciones creadas por el transcurso del tiempo, disipando las incertidumbres. Ha sostenido la Corte Suprema de Justicia de la Nación que la caducidad, aunque guarde ciertas semejanzas con la prescripción, es una institución diferente, es un modo de extinción de ciertos derechos en razón de la omisión de su ejercicio durante el plazo prefijado por la ley o la voluntad de los particulares. Tiene la caducidad un fundamento jurídico distinto al de la prescripción, ya que si bien ambas instituciones tienen como objetivo asegurar la estabilidad y certeza de las relaciones, la primera persigue esa certidumbre de una forma mucho más enérgica y acentuada, buscando eliminar toda duda acerca de la existencia del derecho respectivo, para lo cual se considera esencial que los mismos se ejerciten indefectiblemente dentro de los plazos establecidos. Se prescinde en principio del hecho subjetivo de la inercia del titular, e incluso, encontrándose interesado el orden público se admite su declaración de oficio. La prescripción extintiva en cambio preserva directamente el interés privado del deudor y con ello indirectamente el orden público, pues afianza la paz social. Es que, la caducidad opera en un ámbito mucho más amplio que la prescripción, comprendiendo sin excepción a cierta clase de derechos reseñados en la el, mientras que la prescripción afecta solo ciertos derechos dotados de acción. Con relación a aquellos derechos en los que opera la caducidad, la oportunidad de su ejercicio constituye una circunstancia esencial. En efecto, existen ciertos derechos que no otorgan opción a su titular respecto del tiempo, sino al contrario, caducan cuando no se ejercen en un término fijo. Nacen con una limitación en el tiempo, de modo que no se pueden hacer valer después de transcurrido el plazo espectivo. No podía ser de otra forma ya que la ratio iuris de este instituto es la necesidad de consolidar decisiones, en autos de carácter administrativo, otorgándoles firmeza, atento a la seguridad jurídica y al interés público en juego. Como consecuencia de ello, contrariamente a lo que ocurre con la prescripción, la caducidad puede ser declarada de oficio de modo tal que puede ser dictada aún cuando no hubiera sido solicitada por ninguna de las partes. Resulta ilustrativa, a los efectos de demarcar con contundencia este instituto, la regulación prevista en el Código Civil de Perú que establece en su art. 2003 que "La caducidad extingue el derecho y la acción correspondiente" y en su art. 2006 que "La caducidad puede ser declarada de oficio o a petición de parte". Llambías sistematiza las analogías y diferencias existentes entre la caducidad y la prescripción, que clasificamos del siguiente modo: a) En cuanto a los efectos: la caducidad extingue el derecho, mientras que la prescripción no extingue el derecho sino la acción judicial correspondiente. b) En cuanto a su naturaleza jurídica: la prescripción es una institución general que afecta a toda clase derechos, de modo que para que ella no funcione se requiere la norma excepcional que exima de la prescripción a tal o cual acción determinada; en sentido inverso, la caducidad no es una institución general sino particular de ciertos derechos, los que nacen con una vida limitada en el tiempo. c) En cuanto a las contingencias de su curso: la prescripción puede ser suspendida o interrumpida en su plazo, la caducidad no. d)En cuanto al origen o fundamento: la prescripción proviene exclusivamente de la ley, interesada en liquidar las situaciones pendientes en un tiempo razonable, para que la inacción o el abandono de los titulares de derechos no incida desfavorablemente en las relaciones sociales trabadas en una época ulterior, en la que las personas pueden ya haber destruido la documentación referente a los pagos u otros medios de extinción del pretendido derecho; mientras que la caducidad no se origina solamente en la ley, pues puede resultar de la convención de los particulares y se funda en la peculiar índole del derecho sujeto al término prefijado el que no se puede concebir más allá de ese mismo término.

Por ejemplo: El plazo de 5 días para apelar una sentencia es de caducidad. Por tanto es de prescripción. como el plazo para el ejercicio de la acción de la competencia desleal que la ley establece como de un año máximo de tres. Es de caducidad el plazo para la presentación de la declaración de renta. Recurrido. se extinguen. desde el último acto cometido. Pero lo precluido no se recupera. La caducidad es la fecha cierta en la que finaliza un plazo para el ejercicio de un derecho. Si la acción pudo ejercerse hasta los cinco años después de que se conociera el hecho. que la jurisprudencia en base a la doctrina de los actos continuados establece que será de prescripción. Prescripción. formalizando una nueva notificación se renueva el plazo de cinco años. que será otorgado de nuevo cuando se resuelva. con prescripción adquisitiva como modo de adquirir la propiedad de lo que posees de buena fe. El caso es distinto. Por ejemplo: El plazo de ejercicio de una acción civil es de "caducidad". La caducidad es un modo de extinguir derechos por su no uso. En general. que le permite al comprador recuperar la cosa vendida. Una vez transcurre es IMPOSIBLE justificar nada. es una facultad de su titular. Algunos derechos son excepciones a esa regla general y si no se usan en el plazo que la ley establece (por ejemplo en la compraventa con pacto de retroventa. Pero cualquier documento que se incorpore en el procedimiento. renueva la fecha. pero no siempre. usar o no un derecho. los cinco años transcurridos impiden que se inicie la acción. ya sea para adquirir un derecho (prescripción adquisitiva) o para extinguir una acción (prescripción liberatoria). se interrumpe el plazo de prescripción. Otro ejemplo. Otro ejemplo: La inactividad procesal durante dos años produce la caducidad de la instancia. argentino es el de tres años desde la fecha del contrato) o impuesto por la voluntad de las partes (por ejemplo plazo prefijado en un contrato de seguros para denunciar un siniestro). En la prescripción también interviene el tiempo. no desde el primero. Y hay casos.C. . el plazo para hacerlo según el artículo 1381 del C.e) En cuanto a los plazos: ambas instituciones se diferencias porque los plazos de prescripción son generalmente prolongados mientras que los de la caducidad son muy Veamos. O se presentó o no se presentó. Es de prescripción la fecha dada para el pago de una multa que permite recurso. La prescripción del cobro de una deuda es de cinco años desde la "ultima notificación". Pues en este caso. ¿OK? Y por favor no confundas de nuevo te lo digo.

Los términos de caducidad. y no son susceptibles de ser suspendidos o interrumpidos como sucede en la prescripción.Una diferencia sustancial entre prescripción extintiva y caducidad es que la prescripción es lo normal y corriente en cualquier derecho. Yo. la oposición de excepciones dilatorias. Sin embargo. cuyo cómputo se reanuda después del motivo de suspensión. contabilizándose los días transcurridos antes de ésta. no cuenta el tiempo pasado y comienza. La diferencia entre caducidad y prescripción radica fundamentalmente en que la prescripción es susceptible de interrupción. pues se acabó. cuyos plazos están solo fijados por ley y no por voluntad de las partes. los períodos de prueba. puede retener el acreedor lo pagado. pues casi todos son susceptibles de prescribir en sus acciones. que significa que el derecho existe. . lo sigue poseyendo aunque no puede reclamar su cumplimiento por vía judicial. a través de una acción. Quien sufrió la caducidad de su derecho ya no lo posee. sino solamente suspensión del mismo. En Derecho Procesal existen muchos términos de caducidad que pueden referirse al tiempo en que debe hacerse la contestación de la demanda. Sin embargo es titular de un derecho creditorio natural. no estoy de acuerdo en que interrumpida la prescripción luego se compute un nuevo plazo y tenía entendido de que caducado un plazo se debían de archivar las actuaciones pero que si la acción no había prescrito se podía iniciar un nuevo procedimiento tutelador. y que si el deudor paga. la caducidad no admite interrupción del plazo señalado. en cambio quien posee un derecho prescripto. la interposición de recursos. etcétera. en cambio la caducidad afecta a muy pocos derechos determinados legal o convencionalmente. como hemos visto por varias causas y. personalmente. La prescripción extingue la acción y no el derecho. como ocurre en la caducidad. a partir de ella. una vez interrumpida. en general son más cortos que los de prescripción. a contar un nuevo plazo íntegro de prescripción.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->