Está en la página 1de 3

No es tan fácil andar por la lluvia

La humedad resulta agradable


Y a la vez innecesaria

Esta noche llueve al revés


La lluvia emerge del asfalto
Las nubes bajaron hasta el suelo
El agua cae hacia el cielo
Mojando pantalones y faldas

Será q hoy no interesa


Será q se secan los cielos y a los mares poco incumbe

Hoy la noche llueve al revés


Y poco le importa los papeles de los suelos
Las piedras en la acera
Los individuos sin pieles
Los azules músculos

El tiempo corre lento


El agua agita el paso
La mujer mira con ansias
Y el poeta se queda sentado
Mojando sus faldas y pantalones

A el no le importa sus papeles mojados


A ella no le interesa la el frío de sus manos

Hoy la lluvia cae al revés


Y se lleva la tinta al cielo
Las palabras caen de pie
Ella observa parada
El sólo siente la lluvia caer

Hoy mojare primero el silencio


Y las azules tinieblas al volver
Respira profundo
Suspira de pronto
Contrae el deseo
Reten la pasión

Puedes matenerte despierto


Coger tu reloj
Avanzar a la puerta
Y unirte a la constancia

No lo intentes
No trates
No excedas
No te atrevas

Consérvate en pie
Toma una taza
Alza tu mano
Y piensa en lo pequeño q es

Y es q a pesar de los dilemas


A pesar de los sueños
Sigues siendo parte
Estando donde estas
Sin realmente pensar
Muere la puerta despierta la boca
Abre los labios sin emitir sonido
Prueba si la sabana aun es la piel
Del hijo que Morfeo hoy ha parido

Respiran las pieles volátiles


Se escapan las sedientas fieras
Zarpan, corroen, devoran
Se enredan en las aguas saladas

Se detiene el sol y la pared se marcha


La caótica escena se desarma
Maullidos felinos, azar de quejidos
Trinan cuan pájaros los robles con pena

Regresa la calma de desiertos de carne


Vuelve la brisa del suspiro impalpable
Se esfuma lo último de sudor
El tiempo camina al latir del corazón

No deje morir al viento por ser parte de la pena


No deje parir a la pena el hijo del sufrimiento