P. 1
Libro de Justicia Indigena en El Ecuador- Carlos Perez Guartambel

Libro de Justicia Indigena en El Ecuador- Carlos Perez Guartambel

|Views: 21.012|Likes:
Publicado poradmin8774

More info:

Published by: admin8774 on May 24, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/21/2014

pdf

text

original

El resguardo es una institución jurídica conocida actualmente como la

comuna. La comuna constituye un rasgo característico originario de la
forma colectiva que poseían las tierras y producían en comunidad los
pueblos indígenas a través de la minga milenaria en los pueblos andinos y
el tequio entre los aztecas, cultivaban y cosechaban para luego redistribuir

entre sus integrantes. Por lo tanto el resguardo fue apenas un cambio

de nombre, en esencia continúa siendo una institución indígena con las

mismas características pre colonial.
Las tierras que constituían el resguardo casi fueron eliminadas durante

la colonia por las razones ya señaladas anteriormente, no era concebible

desde la visión conquistadora mantener tierras reservadas para los
indígenas que trabajasen en forma autónoma o independiente de la corona

española o sus encomenderos y con el agravante que no pagan tributos,

entonces lo menos que podía hacerse era eliminarse, desalojando de estos

Carlos Pérez Guartambel

73

predios generalmente por la vía de la invasión. Invasión que fue violenta,
la resistencia indígena sucumbió ante los usurpadores por estar menos
preparados para la guerra, no contaban con armas superiores, sumado
la división interna del Tawantinsuyo: Atahualpa versus Huáscar, más

el apetito de voracidad española en apropiarse suelos fértiles muy bien

cultivados por los originarios, terminó imponiendo su voluntad a fuego

y sangre, asesinando a los hombres, luego de horrendas torturas, posibles
solo en mentes desquiciadas y patológicas provocaban su muerte al cortar
la lengua, sus testículos, introducir tizones incandescentes en sus ojos y

otras formas terribles como escarmiento para que otros pueblos decidan:
hacer resistencia o correr la misma suerte, prendieron fuego sus chozas

y fnalmente se apoderaron de todas sus pertenencias incluidas las
mujeres jóvenes para poseerlas de facto y saciar sus bajos instintos
sexuales.
Ante estas formas abominables de infnita bestialidad humana

cometidas por seres de la misma especie “humana”, los comuneros

indios tuvieron que huir a recónditos lugares y asentarse con sus
familias en forma clandestina, establecidos ahí empezar a cultivar y

rehacer su vida en plena montaña, lugares inhóspitos, empero su porfía
de supervivencia pudo más que las inclemencias de la naturaleza.
En la actualidad las tierras de las comunas indígenas son cuantitativamente

ínfmas y cualitativamente estériles, ya no constituyen montañas
vírgenes, sino chaparros, pajonales que sirven para pastoreo y otro

porcentaje de tierra se destina para agricultura de autoconsumo como

se puede evidenciar en la mayoría de las 730 comunas que registra el
Ministerio de Agricultura y Ganadería en el Ecuador.

Los pocos resguardos que se mantuvieron fueron reconocidos por los

encomenderos designados por el rey de España en tierras de América
y fueron sometidos al pago de los asquerosos tributos y con este
gravamen sobre las tierras comunales se persiguió a los indios y para

rematar se dictó la pena de prisión por deudas para quienes no pagan

a tiempo los impuestos y solo por acción de fuerza y lucha social fue
eliminándose paulatinamente y a regañadientes de los encomenderos.

Justicia Indígena

74

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->