P. 1
Temario Desarrollo Profesiona Nivel 1 (1)

Temario Desarrollo Profesiona Nivel 1 (1)

|Views: 248|Likes:
Publicado porPacoLópezEspejo

More info:

Published by: PacoLópezEspejo on May 23, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/11/2013

pdf

text

original

I CURSO TÉCNICO DEPORTIVO ELEMENTAL NIVEL 1

Desarrollo Profesional Francisco Antonio Nicolás-Susarte Campillo Mayo de 2011

1

2

ÍNDICE
1._ OBJETIVOS GENERALES

1._ Entorno institucional, socioeconómico y legal del Frontenis…………………….…Pág. 5 2._ Legislación laboral aplicable a los Entrenadores de Nivel I………………………….Pág. 12 3._ Requisitos legales para el ejercicio de la profesión……………………………………….Pág. 32 4._ Conocer las Competencias, Tareas, Funciones y Responsabilidades del Entrenador de Nivel I en Frontenis……………………………………………………………………………………….Pág. 33

B._ CONTENIDOS DE LA FORMACIÓN

5._ Entrenador de Nivel I: Marco Legal……………………………………………………….Pág. 35 6._ Requisitos laborales y fiscales para el ejercicio de la profesión. Requisitos fiscales del trabajador por cuenta ajena…………………………………………………………………….….Pág. 38 7._ Responsabilidades del Entrenador de Nivel I en el Ejercicio Profesional. Responsabilidad Penal…………………………………………………………………………………Pág. 47 8._ Competencias Profesionales de los Entrenadores de Nivel I de Frontenis. Funciones, Tareas y Limitaciones………………………………………………………………………………….Pág. 48

C._ BIBLIOGRAFÍA

3

ÁREA DE DESARROLLO PROFESIONAL
OBJETIVOS GENERALES

4

1._ ENTORNO INSTITUCINAL, SOCIOECONÓMICO Y LEGAL
DISPOSICIONES GENERALES La Federación Española de Pelota (FEP) es la entidad, sin ánimo de lucro y con personalidad jurídica propia, que integra a federaciones autonómicas, asociaciones deportivas, pelotaris, técnicos y jueces para la práctica, fomento y desarrollo de la pelota en sus diversas especialidades. La Federación Española de Pelota está afiliada a la Unión de Federaciones Europeas de Pelota Vasca y a la Federación Internacional de Pelota Vasca. La Federación Española de Pelota no admitirá en su seno discriminación alguna por razones de raza, sexo, religión o cualquier otra circunstancia personal o social. La Federación Española de Pelota tiene su domicilio en Madrid, calle Los Madrazo, 115º. El ámbito de actuación de esta Federación Española de Pelota, en el desarrollo y ejecución de sus competencias, alcanza a todo el estado español, sin perjuicio de las que puedan corresponder a las federaciones autonómicas en el ejercicio de sus competencias. La Federación Española de Pelota se organiza territorialmente, ajustándose a la del Estado en Comunidades Autónomas. Para alcanzar y ejercer sus objetivos y funciones, la Federación Española de Pelota cuenta con las siguientes competencias propias: a) Ostentar la representación de España, en las actividades y competiciones oficiales de carácter internacional. b) Expedir las licencias federativas siguiendo lo dispuesto en los estatutos y sus reglamentos de desarrollo. c) Elaborar y aprobar sus estatutos y reglamentos. d) Confeccionar sus propios presupuestos y cuidar de su ejecución. e) Conocer y resolver los conflictos e incidentes deportivos que puedan originarse en el desarrollo de sus actividades y competiciones. f) En general cuantas actividades estén comprendidas dentro de su objeto social.

5

La Federación Española de Pelota, además de sus actividades propias de gobierno, administración, gestión, organización y reglamentación de las especialidades deportivas que corresponden a cada una de sus especialidades deportivas, ejerce bajo la coordinación y tutela del Consejo Superior de Deportes, las siguientes funciones públicas de carácter administrativo: a) Calificar y organizar en su caso, las actividades y competiciones oficiales de ámbito estatal. A estos efectos, la organización de tales competiciones se entiende referida a la regulación del marco general de las mismas, según se establezca en la normativa federativa correspondiente. b) Actuar en coordinación con las Federaciones de ámbito autonómico para la promoción general de sus modalidades deportivas en todo el territorio nacional. c) Diseñar, elaborar y ejecutar, en colaboración, en su caso, con las Federaciones de ámbito autonómico, los planes de preparación de los deportistas de alto nivel en sus respectivas modalidades deportivas, así como participar en la elaboración de las listas anuales de los mismos. d) Colaborar con la Administración del Estado y la de las Comunidades Autónomas en la formación de técnicos deportivos y en la prevención, control y represión del uso de sustancias y grupos farmacológicos prohibidos y métodos no reglamentarios en el deporte. e) Organizar o tutelar las competiciones oficiales de carácter internacional que se celebren en el territorio del Estado. f) Ejercer la potestad disciplinaria deportiva, en los términos establecidos en la Ley del Deporte, sus específicas disposiciones de desarrollo y sus Estatutos y reglamentos. g) Ejercer el control de las subvenciones que asignen a las Asociaciones y Entidades deportivas en las condiciones que fije el Consejo Superior de Deportes. h) Ejecutar en su caso, las resoluciones del Comité Español de Disciplina Deportiva. 2) La Federación Española de Pelota desempeña respecto de sus asociados, las funciones de tutela, control y supervisión que le reconoce el ordenamiento jurídico deportivo. 3) Los actos realizados por la Federación Española de Pelota en el ejercicio de las funciones públicas de carácter administrativo, son susceptibles de recurso ante el Consejo Superior de Deportes, cuyas resoluciones agotan la vía administrativa.

6

1.1._ ÓRGANOS DE GOBIERNO
1.1.1._ Asamblea General La Asamblea General es el máximo órgano rector de la Federación, correspondiéndole la adopción de los grandes acuerdos de la política federativa. En la Asamblea General estarán representadas todas las entidades y personas que integran la federación por medio de los respectivos estamentos federativos. El número exacto de componentes de la Asamblea General se concretará en el correspondiente reglamento general electoral que se confeccione en cada renovación de este órgano, que será cada cuatro años, coincidiendo con los de los Juegos Olímpicos. Todos los presidentes de las federaciones autonómicas integradas serán miembros de derecho de la asamblea general, sin que su presencia afecte a la representación proporcional de los estamentos federativos. Corresponde a la Asamblea General: La elección del presidente y su cese mediante una moción de censura. La aprobación del presupuesto anual y su liquidación. La aprobación del calendario de pruebas y actividades deportivas. La aprobación y modificación de los estatutos. Autorizar el gravamen o enajenación de los bienes inmuebles federativos cuando el importe de la operación sea igual o superior al diez por ciento del último presupuesto federativo. Acordar la extinción de la federación. Acordar el traslado del domicilio social. Los acuerdos de la asamblea se adoptarán por mayoría de votos salvo previsión estatutaria diferente.

-

1.1.2._ Comisión Delegada En el seno de la asamblea general, y de entre sus miem-bros, se constituirá una comisión delegada como organismo de asistencia a aquélla. Son funciones de la Comisión Delegada: La modificación del calendario deportivo. La modificación de los presupuestos. La aprobación y modificación de los reglamentos.

7

Le corresponde asimismo: La elaboración de un informe previo a la aprobación de los presupuestos. Redacción de un informe anual sobre la gestión deportiva y económica de la Federación Española de Pelota. El gravamen, enajenación de sus bienes e inmue-bles, cuando el importe sea inferior al 10% del último Presupuesto Federativo. Todas aquellas cuestiones que les sean encomendadas por la Asamblea General.

La designación de los integrantes de la Comisión Delegada la efectuarán los asambleístas en la misma sesión que se convoque para la elección del presidente de la federación. Las vacantes que se produzcan se sustituirán anualmente en la asamblea ordinaria anual. La duración de su mandato será el mismo que el de la asamblea general. Sus componentes serán 9 miembros y su composición será la siguiente: Un tercio corresponderá a los presidentes de las federaciones Autonómicas. Un tercio a las asociaciones deportivas. Un tercio al resto de los estamentos en proporción a su representación en la asamblea general.

Estos representantes serán elegidos por y de entre los integrantes de sus respectivos colectivos, según los criterios expresados en el Reglamento Electoral. Esta Comisión Delegada se reunirá, al menos, una vez cada cuatro meses a propuesta del Presidente, sin que sea preceptivo establecer previamente un orden del día. Sus acuerdos se adoptarán por mayoría de votos y no se permitirá la delegación de asistencia y voto en sus sesiones. 1.1.3._ El Presidente y la Junta Directiva El Presidente de la Federación Española de Pelota es el órgano ejecutivo de la misma. Ostenta su representación legal y deportiva, convoca y preside los órganos federativos, tanto rectores como técnicos, y ejecuta sus acuerdos. Será elegido cada cuatro años, coincidiendo con los Juegos Olímpicos de verano, mediante sufragio libre, igual, directo y secreto de los miembros de la asamblea general. El Presidente podrá ejercer el cargo indefinidamente durante los mandatos para los que sea elegido. No será preciso ser componente de la Asamblea General de la Federación para ser Presidente.

8

El candidato deberá ser presentado como mínimo, por un 15% de la asamblea general. El cargo de Presidente es incompatible con la presidencia de una federación autonómica, con la de otra federación española, o con la de los clubs o asociaciones deportivas. Para ser Presidente de la Federación Española de Pelota se requerirá: Ser mayor de edad. Poseer la nacionalidad española, o de alguno de los países miembros de la Comunidad Europea. No haber sido declarado incapaz por sentencia judicial firme. No haber sido condenado por sentencia judicial firme que le inhabilite para el ejercicio de cargos públicos. No estar sujeto a sanción disciplinaría de carácter deportivo.

La Junta Directiva de la Federación Española de Pelota es el órgano de gestión deportiva y económica del a misma, siguiendo las directrices emanadas de la Asamblea General y de la Comisión Delegada. Su número no podrá ser inferior a siete ni superior a veintiuno y sus componentes serán designados y revocados libremente por el Presidente. Los cargos y funciones a ejercer por los Directivos, serán adjudicados por el Presidente quien, en todo caso, podrá nombrar un máximo de tres Vicepresidentes, y designará a uno de ellos integrante de la Asamblea General, quien le sustituirá en las ausencias temporales, y un Tesorero como responsable directo de los asuntos económi-cos de la Federación. La Junta Directiva será convocada por el Presidente una vez cada cuatro meses, por lo menos, incluyendo el orden del día, y sus acuerdos se adoptarán por mayoría de votos siendo dirimente el del Presidente. Actualmente la Junta Directica queda formada de la siguiente manera: Presidente: Julián García Angulo Vicepresidente Institucional: Ramón A. Martínez Asensio Vicepresidente Deportivo: Baldomero Peralta San Martín Vicepresidente Económico: José Berbegal Alonso Tesorero: Millás Luis González Vocales: Equipo de 8 vocales.

9

1.1.4._Gerencia y Contabilidad Es el órgano de administración de la Federación Española de pelota. Despacha directamente con el Presidente. Son funciones propias de la Gerencia: Llevar la contabilidad de la Federación, en primera instancia, de proponer cobros y pagos y de informar a los diversos órganos federativos de los asuntos económicos que puedan afectarles. Ejercer la inspección económica de todos los órganos de la Federación Española de Pelota. Actuar de secretario de los Órganos de la Federación Española de Pelota, cuando así se lo indique el Presidente. Y todas aquellas que se encomienden en estos Estatutos, y normas reglamentarias de la Federación Española de Pelota.

-

1.1.5._ Órganos Técnicos. Comités y Comisiones - Comité Nacional Técnico - Comité Nacional de ámbito Profesional - Comité Económico - Comité de Competiciones - Comité de Jueces - Comité Profesional - Comité Dopping - Comité de Jurisdicción, Estatutos y Reglamentos.

10

1.2._ RÉGIMEN ECONÓMICO
La Federación Española de Pelota está sometida al régimen de presupuesto y patrimonio propios. Esta Federación carece de ánimo de lucro por lo que, en ningún caso, podrá distribuir beneficios entre sus afiliados. El patrimonio de esta federación estará integrado por los bienes cuya titularidad ostente. Son recursos federativos, entre otros, los siguientes: - Las subvenciones públicas. - Los beneficios que produzcan sus actividades o competiciones. - Las donaciones, herencias o legados que se le otorgue sin condición alguna. - Los frutos de su patrimonio. - Los préstamos o créditos que obtenga. En todo caso, y sin excepción, todos los recursos que obtenga esta federación serán destinados al mejor cumplimiento de sus fines y objetivos. No se podrán comprometer gastos de carácter plurianual sin la expresa autorización del Consejo Superior de Deportes.

11

2._ LEGISLACIÓN LABORAL APLICABLE A LOS ENTRENADORES DE NIVEL 1
2.1._ LEY DEL DEPORTE, LEY 10/1990, DE 15 DE OCTUBRE, DEL DEPORTE
Estructura básica de la Ley del Deporte: Título I. Principios Generales Título II. El Consejo Superior de Deporte Título III. Las Asociaciones Deportivas Título IV. Las Competiciones Título V. El Comité Olímpico y el Comité Paralímpico españoles Título VI. El deporte de alto nivel Título VII. Investigación y enseñanzas deportivas Título VIII. Control de sustancias y métodos prohibidos en el deporte y seguridad en la práctica deportiva Título IX. Prevención de la violencia en los espectáculos deportivos Título X. Instalaciones deportivas Título XI. La disciplina deportiva Título XII. Asamblea General del Deporte Título XIII. Conciliación extrajudicial en el deporte.

12

Algunos artículos de la Ley del Deporte: Título I. Principios Generales Artículo 1. Objeto del deporte 1. La presente Ley tiene por objeto la ordenación del deporte, de acuerdo con las competencias que corresponden a la Administración del Estado. 2. La práctica del deporte es libre y voluntaria. Como factor fundamental de la formación y del desarrollo integral de la personalidad, constituye una manifestación cultural que será tutelada y fomentada por los poderes públicos del Estado. 3. El Estado reconocerá y estimulará las acciones organizativas y de promoción desarrolladas por las Asociaciones deportivas. 4. El ejercicio de las respectivas funciones del sector público estatal y del sector privado en el deporte se ajustará a los principios de colaboración responsable entre todos los interesados. Artículo 3. Enseñanza del deporte 1. La programación general de la enseñanza incluirá la educación física y la práctica del deporte. 2. La educación física se impartirá, como materia obligatoria en todos los niveles y grados educativos previos al de la enseñanza de carácter universitario. 3. Todos los centros docentes, públicos o privados, deberán disponer de instalaciones deportivas para atender la educación física y la práctica del deporte, en las condiciones que se determinen reglamentariamente. A tal fin deberán tenerse en cuenta las necesidades de accesibilidad y adaptación de los recintos para personas con movilidad reducida. 4. Las instalaciones deportivas de los centros docentes se proyectarán de forma que se favorezca su utilización deportiva polivalente, y podrán ser puestas a disposición de la comunidad local y de las asociaciones deportivas, con respeto al normal desarrollo de las actividades docentes. 5. La Administración del Estado coordinará en la forma que reglamentariamente se determine, las actividades deportivas de las Universidades que sean de ámbito estatal y su promoción, al objeto de asegurar su proyección internacional, teniendo en cuenta las competencias de las Comunidades Autónomas y de las propias Universidades.

13

Título II. El Consejo Superior de Deportes Artículo 7. Naturaleza jurídica y composición del Consejo Superior de Deportes 1. La actuación de la Administración del Estado en el ámbito del deporte corresponde y será ejercida directamente por el Consejo Superior de Deportes, salvo los supuestos de delegación previstos en la presente Ley. 2. El Consejo Superior de Deportes es un Organismo autónomo de carácter administrativo adscrito al Ministerio de Educación y Ciencia. Reglamentariamente el Gobierno podrá modificar esta adscripción. 3. Son órganos rectores del Consejo Superior de Deportes el Presidente y la Comisión Directiva. Artículo 8. Algunas Competencias del Consejo Superior de Deportes Son competencias del Consejo Superior de Deportes las siguientes: a) Autorizar y revocar de forma motivada la constitución y aprobar los estatutos y reglamentos de las Federaciones deportivas españolas. b) Reconocer, a los efectos de esta Ley, la existencia de una modalidad deportiva. c) Acordar, con las Federaciones deportivas españolas sus objetivos, programas deportivos, en especial los del deporte de alto nivel, presupuestos y estructuras orgánicas y funcionales de aquéllas suscribiendo al efecto los correspondientes convenios. Tales convenios tendrán naturaleza jurídico-administrativa. Título III. Las Asociaciones Deportivas CAPITULO I. Disposición general Artículo 12. Clasificación de las Asociaciones Deportivas 1. A los efectos de la presente Ley, las Asociaciones deportivas se clasifican en Clubes, Agrupaciones de Clubes de ámbito estatal, Entes de Promoción deportiva de ámbito estatal, Ligas Profesionales y Federaciones deportivas españolas. 2. Las Ligas son asociaciones de Clubes que se constituirán, exclusiva y obligatoriamente, cuando existan competiciones oficiales de carácter profesional y ámbito estatal, según lo establecido en el artículo 41 de la presente Ley. 3. Se podrán reconocer Agrupaciones de Clubes de ámbito estatal con el exclusivo objeto de desarrollar actuaciones deportivas en aquellas modalidades y actividades no contempladas por las Federaciones deportivas españolas. Sólo podrá reconocerse una Agrupación por cada modalidad deportiva no contemplada por dichas Federaciones.
14

Para el desarrollo de la actividad deportiva objeto de su creación, dichas Agrupaciones coordinarán su gestión con las Federaciones deportivas de ámbito autonómico que tengan contemplada tal modalidad deportiva. El reconocimiento de estas Agrupaciones se revisará cada tres años. 4. Las denominaciones de Sociedad Anónima Deportiva, Liga Profesional y Federación deportiva española se aplicarán, a todos los efectos a las Asociaciones deportivas que se regulan en la presente Ley.

CAPITULO II. Los Clubes deportivos Artículo 13. Concepto de club deportivo A los efectos de esta Ley se consideran Clubes deportivos las asociaciones privadas, integradas por personas físicas o jurídicas que tengan por objeto la promoción de una o varias modalidades deportivas, la práctica de las mismas por sus asociados, así como la participación en actividades y competiciones deportivas. Artículo 14. Clasificación de los clubes deportivos Los Clubes deportivos, en función de las circunstancias que señalan los artículos siguientes, se clasifican en: a) Clubes deportivos elementales. b) Clubes deportivos básicos. c) Sociedades Anónimas Deportivas. Artículo 15. Registro de Asociaciones Deportivas y requisitos de la participación en competiciones oficiales del club deportivo 1. Todos los Clubes, cualquiera que sea su finalidad específica y la forma jurídica que adopten, deberán inscribirse en el correspondiente Registro de Asociaciones Deportivas. 2. El reconocimiento a efectos deportivos de un Club se acreditará mediante la certificación de la inscripción a que se refiere el apartado anterior. 3. Para participar en competiciones de carácter oficial, los Clubes deberán inscribirse previamente en la Federación respectiva. Esta inscripción deberá hacerse a través de las Federaciones autonómicas cuando éstas estén integradas en la Federación Española correspondiente.

15

4. Para participar en competiciones oficiales de ámbito estatal o de carácter internacional, los Clubes deportivos deberán adaptar sus Estatutos o reglas de funcionamiento a las condiciones establecidas en los artículos 17 y 18 de la presente Ley. Su inscripción se efectuará, además, en la Federación española correspondiente. Artículo 16. Constitución del club deportivo 1. La constitución de un Club deportivo elemental dará derecho a obtener un Certificado de Identidad Deportiva, en las condiciones y para los fines que reglamentariamente se determinen. 2. Para la constitución de estos Clubes será suficiente que sus promotores o fundadores, siempre personas físicas, suscriban un documento privado en que figure, como mínimo, lo siguiente: a) Nombre de los promotores o fundadores y del delegado o responsable, con sus datos de identificación. b) Voluntad de constituir el Club, finalidad y nombre del mismo. c) Un domicilio a efectos de notificaciones y relaciones con terceros. d) El expreso sometimiento a las normas deportivas del Estado y, en su caso, a las que rigen la modalidad de la Federación respectiva. 3. Los Clubes deportivos a los que se refiere el presente artículo podrán establecer sus normas internas de funcionamiento de acuerdo con principios democráticos y representativos. En su defecto se aplicarán subsidiariamente las de desarrollo de la presente Ley. Artículo 17. Inscripción y estatutos del club deportivo 1. Para la constitución de un Club deportivo básico, sus fundadores deberán inscribir en el Registro correspondiente previsto en el artículo 15 el acta fundacional. El acta deberá ser otorgada ante Notario al menos por cinco fundadores y recoger la voluntad de éstos de constituir un Club con exclusivo objeto deportivo. 2. Asimismo presentarán sus Estatutos en los que deberá constar, como mínimo: a) Denominación, objeto y domicilio del Club. b) Requisitos y procedimiento de adquisición y pérdida de la condición de socios. c) Derechos y deberes de los socios. d) Órganos de gobierno y de representación y régimen de elección, que deberá ajustarse a los principios democráticos.
16

e) Régimen de responsabilidad de los directivos y de los socios, en las condiciones que reglamentariamente se establezcan. En cualquier caso los directivos responderán frente a los socios, el Club o terceros, por culpa o negligencia grave. f) Régimen disciplinario. g) Régimen económico-financiero y patrimonial. h) Procedimiento de reforma de sus Estatutos. i) Régimen de disolución y destino de los bienes, que en todo caso se aplicarán a fines análogos de carácter deportivo. Artículo 18. Entidades con actividad deportiva accesoria 1. Las entidades públicas o privadas, dotadas de personalidad jurídica, o grupos existentes dentro de las mismas, que se hayan constituido de conformidad con la legislación correspondiente, podrán acceder al Registro de Asociaciones Deportivas cuando desarrollen actividades deportivas de carácter accesorio en relación con su objeto principal. 2. A los efectos previstos en el apartado anterior, la Entidad o grupo correspondiente deberá otorgar escritura pública ante Notario en la que, además de las previsiones generales, se indique expresamente la voluntad de constituir un Club deportivo, incluyendo lo siguiente: a) Estatutos o la parte de los mismos que acrediten su naturaleza jurídica o referencia de las normas legales que autoricen su constitución como grupo. b) Identificación del delegado o responsable del Club. c) Sistema de representación de los deportistas. d) Régimen del presupuesto diferenciado. Artículo 19. Forma de sociedad anónima deportiva del club deportivo 1. Los Clubes, o sus equipos profesionales, que participen en competiciones deportivas oficiales de carácter profesional y ámbito estatal, adoptarán la forma de Sociedad Anónima Deportiva a que se refiere la presente Ley. Dichas Sociedades Anónimas Deportivas quedarán sujetas al régimen general de las Sociedades Anónimas, con las particularidades que se contienen en esta Ley y en sus normas de desarrollo. 2. En la denominación social de estas Sociedades se incluirá la abreviatura «SAD». 3. Las Sociedades Anónimas Deportivas tendrán como objeto social la participación en competiciones deportivas de carácter profesional y, en su caso, la promoción y el
17

desarrollo de actividades deportivas así como otras actividades relacionadas o derivadas de dicha práctica. 4. Las Sociedades Anónimas Deportivas sólo podrán participar en competiciones oficiales profesionales de una sola modalidad deportiva.

CAPÍTULO III. Federaciones deportivas españolas Artículo 30. Naturaleza jurídica de las federaciones deportivas españolas y asunción de funciones delegadas 1. Las Federaciones deportivas españolas son Entidades privadas, con personalidad jurídica propia, cuyo ámbito de actuación se extiende al conjunto del territorio del Estado, en el desarrollo de las competencias que le son propias, integradas por Federaciones deportivas de ámbito autonómico, Clubes deportivos, deportistas, técnicos, jueces y árbitros, Ligas Profesionales, si las hubiese, y otros colectivos interesados que promueven, practican o contribuyen al desarrollo del deporte. 2. Las Federaciones deportivas españolas, además de sus propias atribuciones, ejercen, por delegación, funciones públicas de carácter administrativo, actuando en este caso como agentes colaboradores de la Administración pública. Artículo 31. Estatutos y órganos de gobierno y representación de las federaciones deportivas españolas 1. Las Federaciones deportivas españolas regularán su estructura interna y funcionamiento a través de sus Estatutos, de acuerdo con principios democráticos y representativos. Artículo 34. Inscripción de las federaciones deportivas españolas en el Registro de Asociaciones Deportivas 1. Sólo podrá existir una Federación Española por cada modalidad deportiva, salvo las polideportivas para personas con minusvalía a que se refiere el artículo 40 de la presente Ley. 2. Todas las Federaciones deportivas españolas deben estar inscritas en el Registro de Asociaciones Deportivas. La inscripción deberá ser autorizada por la Comisión Directiva del Consejo Superior de Deportes y tendrá carácter provisional durante el plazo de dos años. 3. Las Federaciones deportivas españolas se inscribirán, con autorización del Consejo Superior de Deportes, en las correspondientes Federaciones deportivas de carácter internacional.
18

4. La autorización o denegación de inscripción de una Federación deportiva española se producirá en función de criterios de interés deportivo, nacional o internacional, y de la implantación real de la modalidad deportiva. 5. La revocación del reconocimiento de las Federaciones deportivas españolas se producirá por la desaparición de los motivos que dieron lugar al mismo.

Título IV. De las competiciones Artículo 46. Clasificación de las competiciones deportivas 1. A efectos de esta Ley, las competiciones deportivas se clasifican de la forma siguiente: a) Por su naturaleza, en competiciones oficiales o no oficiales, de carácter profesional o no profesional. b) Por su ámbito, en competiciones internacionales, estatales y de ámbito territorial inferior. 2. Son competiciones oficiales de ámbito estatal aquellas que así se califiquen por la correspondiente Federación deportiva española, salvo las de carácter profesional, cuya calificación corresponderá al Consejo Superior de Deportes. Los criterios para la calificación de las competiciones oficiales de ámbito estatal podrán ser establecidos en las disposiciones de desarrollo de la presente Ley o, de acuerdo con ellas, en los Estatutos federativos correspondientes. Serán criterios para la calificación de competiciones de carácter profesional entre otros, la existencia de vínculos laborales entre Clubes y deportistas y la importancia y dimensión económica de la competición. La denominación de competición oficial de ámbito estatal queda reservada, a todos los efectos para las reguladas en el presente Título. 3. Las competiciones oficiales de ámbito estatal podrán ser organizadas por personas físicas o jurídicas, privadas o públicas, Clubes deportivos, Ligas profesionales y Federaciones deportivas. 4. Las modificaciones propuestas por la Federación española correspondiente que afecten a las competiciones oficiales de carácter profesional requerirán el informe previo y favorable de la Liga Profesional correspondiente. Artículo 47. Obligaciones de los deportistas federados respecto de las competiciones deportivas
19

1. Es obligación de los deportistas federados asistir a las convocatorias de las selecciones deportivas nacionales para la participación en competiciones de carácter internacional, o para la preparación de las mismas. 2. Cuando los deportistas a los que se refiere el párrafo anterior fuesen sujetos de una relación laboral, común o especial su empresario conservará tal carácter durante el tiempo requerido para la participación en competiciones internacionales o la preparación de las mismas, si bien se suspenderá el ejercicio de las facultades de dirección y control de la actividad laboral y las obligaciones o responsabilidades relacionadas con dicha facultad en los términos que reglamentariamente se establezcan.

Título V. El Comité Olímpico y el Comité Paralímpico Españoles Artículo 48. Naturaleza jurídica y funciones del Comité Olímpico y el Comité Paralímpico españoles 1. El Comité Olímpico Español es una asociación sin fines de lucro, dotada de personalidad jurídica cuyo objeto consiste en el desarrollo del movimiento olímpico y la difusión de los ideales olímpicos. En atención a este objeto el Comité Olímpico Español es declarado de utilidad pública. 2. El Comité Olímpico Español se rige por sus propios Estatutos y Reglamentos, en el marco de esta Ley y del ordenamiento jurídico español, y de acuerdo con los principios y normas del Comité Olímpico Internacional. 3. El Comité Olímpico Español organiza la inscripción y participación de los deportistas españoles en los Juegos Olímpicos, colabora en su preparación y estimula la práctica de las actividades representadas en dichos Juegos. 4. Las Federaciones deportivas españolas de modalidades olímpicas deberán formar parte del Comité Olímpico Español. 5. Para el ejercicio de sus funciones corresponde al Comité Olímpico Español la representación exclusiva de España ante el Comité Olímpico Internacional. 6. El Comité Paralímpico Español tiene la misma naturaleza y ejerce funciones análogas a las que se refieren los apartados anteriores respecto de los deportistas con discapacidades físicas, sensoriales, psíquicas y cerebrales. En atención a su objeto, naturaleza y funciones en el ámbito deportivo se declara de utilidad pública. 7. Las disposiciones reguladoras del régimen tributario del Comité Olímpico Español serán igualmente aplicables al Comité Paralímpico Español.

20

Artículo 49. Explotación y uso comercial de emblemas y denominaciones por el Comité Olímpico y el Comité Paralímpico españoles 1. La explotación o utilización, comercial o no comercial, del emblema de los cinco anillos entrelazados, las denominaciones «Juegos Olímpicos», «Olimpiadas» y «Comité Olímpico», y de cualquier otro signo o identificación que por similitud se preste a confusión con los mismos, queda reservada en exclusiva al Comité Olímpico Español. 2. Ninguna persona jurídica, pública o privada, puede utilizar dichos emblemas y denominaciones sin autorización expresa del Comité Olímpico Español. 3. La explotación o utilización, comercial o no comercial, del emblema o símbolos, las denominaciones «Juegos Paralímpicos». «Paralimpiadas» y «Comité Paralímpico», y de cualquier otro signo de identificación que por similitud se preste a confusión con los mismos, queda reservada en exclusiva al Comité Paralímpico Español. Ninguna persona jurídica, pública o privada, puede utilizar dichos emblemas y denominaciones sin autorización del Comité Paralímpico Español.

Título VI. El deporte de alto nivel Artículo 50. Consideración de deporte de alto nivel A los efectos de esta Ley, se considera deporte de alto nivel la práctica deportiva en la que concurran las características señaladas en el artículo 6.1 de la presente Ley y que permita una confrontación deportiva con la garantía de un máximo rendimiento y competitividad en el ámbito internacional. Artículo 51. Tutela y control del deporte de alto nivel El Consejo Superior de Deportes ejerce la tutela y el control del deporte de alto nivel, acordando con las Federaciones deportivas españolas, y, en su caso, con las Comunidades Autónomas, los programas y planes de preparación que serán ejecutados por aquéllas. Artículo 52. Consideración de deportistas de alto nivel Se consideran deportistas de alto nivel quienes figuren en las relaciones elaboradas anualmente por el Consejo Superior de Deportes, en colaboración con las Federaciones deportivas españolas, y, en su caso, con las Comunidades Autónomas, y de acuerdo con los criterios selectivos de carácter objetivo que se determinen, teniendo en cuenta entre otras, las circunstancias siguientes: a) Clasificaciones obtenidas en competiciones o pruebas deportivas internacionales.

21

b) Situación del deportista en listas oficiales de clasificación deportiva, aprobadas por las Federaciones internacionales correspondientes. c) Condiciones especiales de naturaleza técnico-deportiva, verificadas por los organismos deportivos.

Título VII. Investigación y enseñanzas deportivas Artículo 54. Impulso y coordinación de la investigación y desarrollo tecnológico en el deporte La Administración del Estado, a través de la Comisión Interministerial de Ciencia y Tecnología y del Consejo Superior de Deportes, y en colaboración, en su caso, con las Comunidades Autónomas promoverá, impulsará y coordinará la investigación y desarrollo tecnológico en el Deporte, en sus distintas aplicaciones. Artículo 55. Enseñanza de los técnicos deportivos y expedición de títulos 1. El Gobierno, a propuesta del Ministro de Educación y Ciencia, regulará las enseñanzas de los técnicos deportivos, según las exigencias marcadas por los diferentes niveles educativos, así como las condiciones de acceso, programas, directrices y planes de estudio que se establezcan.

2. La formación de los Técnicos Deportivos podrá llevarse a cabo en centros reconocidos por el Estado o, en su caso, por las Comunidades Autónomas con competencias en materia de educación, así como por los centros docentes del sistema de enseñanza militar en virtud de los convenios establecidos entre los Ministerios de Educación y Ciencia y Defensa. 3. Las condiciones para la expedición de títulos de Técnicos Deportivos serán establecidas por el Ministerio de Educación y Ciencia. 4. Las enseñanzas a que se refiere el presente artículo tendrán valor y eficacia en todo el territorio nacional. Las Federaciones deportivas españolas que impongan condiciones de titulación para el desarrollo de actividades de carácter técnico, en Clubes que participen en competiciones oficiales, deberán aceptar las titulaciones expedidas por los centros legalmente reconocidos.

22

Título VIII. Control de las sustancias y métodos prohibidos en el deporte y seguridad en la práctica deportiva Artículo 56. Competencia para la elaboración de listas de sustancias y represión de las prácticas y métodos prohibidos 1. El Consejo Superior de Deportes, de conformidad con lo dispuesto en los Convenios internacionales suscritos por España, y teniendo en cuenta otros instrumentos de este mismo ámbito, elaborará, a los efectos de esta Ley, listas de sustancias y grupos farmacológicos prohibidos, y determinará los métodos no reglamentarios, destinados a aumentar artificialmente las capacidades físicas de los deportistas o a modificar los resultados de las competiciones. 2. El Consejo Superior de Deportes, en colaboración con las Comunidades Autónomas, Federaciones deportivas españolas y Ligas Profesionales promoverá e impulsará las medidas de prevención, control y represión de las prácticas y métodos prohibidos a que se refiere el apartado anterior.

Título IX. Prevención de la violencia en los espectáculos deportivos Artículo 60. Composición, funcionamiento y funciones de la Comisión Nacional contra la Violencia en los espectáculos deportivos 1. Se crea la Comisión Nacional contra la Violencia en los espectáculos deportivos, integrada por representantes de la Administración del Estado, de las Comunidades Autónomas y Corporaciones Locales, de las Federaciones deportivas españolas o Ligas Profesionales más afectadas, Asociaciones de deportistas y por personas de reconocido prestigio en el ámbito del deporte y la seguridad. La composición y funcionamiento de dicha Comisión se establecerá reglamentariamente.

Título X. Instalaciones deportivas Artículo 70. Utilización de instalaciones deportivas de carácter público 1. La planificación y construcción de instalaciones deportivas de carácter público financiadas con fondos de la Administración del Estado, deberá realizarse en forma que se favorezca su utilización deportiva polivalente, teniendo en cuenta las diferentes modalidades deportivas, la máxima disponibilidad horaria y los distintos niveles de práctica de los ciudadanos. Estas instalaciones deberán ser puestas a disposición de la comunidad para su uso público.
23

2. Las instalaciones deportivas a que se refiere el apartado anterior deberán ser accesibles, y sin barreras ni obstáculos que imposibiliten la libre circulación de personas con minusvalía física o de edad avanzada. Asimismo, los espacios interiores de los recintos deportivos deberán estar provistos de las instalaciones necesarias para su normal utilización por estas personas, siempre que lo permita la naturaleza de los deportes a los que se destinen dichos recintos. 3. Toda instalación deportiva deberá atenerse a la normativa de la CEE sobre el uso y publicidad del alcohol y tabaco.

Título XI. La disciplina deportiva Artículo 73. Ámbito de la disciplina deportiva 1. El ámbito de la disciplina deportiva, a los efectos de la presente Ley, y cuando se trate de actividades o competiciones de ámbito estatal y, en su caso, internacional, o afecte a personas que participen en ellas, se extiende a las infracciones de reglas del juego o competición y normas generales deportivas tipificadas en esta Ley, en sus disposiciones de desarrollo y en las estatutarias o reglamentarias de Clubes deportivos, Ligas profesionales y Federaciones deportivas españolas. 2. Son infracciones de las reglas del juego o competición las acciones u omisiones que, durante el curso del juego o competición, vulneren, impidan o perturben su normal desarrollo. Son infracciones a las normas generales deportivas las demás acciones u omisiones que sean contrarias a lo dispuesto por dichas normas.

Título XII. Asamblea General del Deporte Artículo 86. Asamblea general del deporte 1. Se constituye la Asamblea General del Deporte, con el objetivo principal de asesorar al Presidente del Consejo Superior de Deportes en las materias deportivas que se le encomienden. 2. La Asamblea presidida por el Presidente del Consejo Superior de Deportes estará integrada por representantes de la Administración del Estado, de las Comunidades Autónomas, Entidades Locales, Federaciones deportivas españolas, Ligas profesionales, así como de otras Instituciones y entidades de carácter deportivo, y personas de especial cualificación.

24

3. Su composición, funcionamiento y régimen de sesiones se determinarán por vía reglamentaria. 4. La Asamblea se reunirá, como mínimo, una vez al año.

Título XIII. Conciliación extrajudicial en el deporte Artículo 87. Conciliación o arbitraje deportivo Las cuestiones litigiosas de naturaleza jurídico-deportiva, planteadas o que puedan plantearse entre los deportistas, técnicos, jueces o árbitros, Clubes deportivos, asociados, Federaciones deportivas españolas, Ligas profesionales y demás partes interesadas, podrán ser resueltos mediante la aplicación de fórmulas específicas de conciliación o arbitraje, en los términos y bajo las condiciones de la legislación del Estado sobre la materia.

25

2.2._ REAL DECRETO 594/1994, DE 8 DE ABRIL, POR EL QUE SE REGULAN LAS ENSEÑANZAS DE LOS TÉCNICOS DEPORTIVOS
La Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte, en su artículo 55 establece que el Gobierno a propuesta del Ministro de Educación y Ciencia regulará las enseñanzas de los técnicos deportivos, según las exigencias marcadas por los diferentes niveles educativos. Una primera aproximación a esta regulación tiene lugar con la puesta en marcha, con carácter experimental, del módulo denominado actividades físicas y animación deportiva dentro de la formación profesional específica incluida en el sistema educativo. La regulación se complementa mediante el presente Real Decreto que regula las enseñanzas de los técnicos deportivos en sentido estricto, es decir, aquellos que realizan funciones de iniciación, perfeccionamiento y entrenamiento en modalidades o especialidades deportivas concretas. De esta forma la normativa viene a reconocer unas enseñanzas que constituyen en todos los países uno de los pilares más importantes de su desarrollo deportivo y que, al mismo tiempo comienzan a convertirse, por el propio auge del deporte, en el soporte de numerosas actividades profesionales. Sin embargo, la formación de este tipo de técnicos deportivos ha carecido en nuestro país de una adecuada organización, así como del correspondiente reconocimiento oficial de los títulos. Por circunstancias relacionadas con el modo de organización del deporte en España, la responsabilidad de la formación de los técnicos deportivos que ejercen funciones de iniciación, entrenamiento y dirección de deportistas en una modalidad deportiva concreta, ha sido asumida tradicionalmente por las Federaciones deportivas españolas. En algunos casos éstas han creado dentro de su estructura las denominadas escuelas de entrenadores y han podido realizar de manera aceptable dicha formación. En otros casos, sin embargo, las Federaciones han carecido de estas escuelas y se han limitado a organizar de forma esporádica cursos de formación de los diferentes niveles. También han diferido sustancialmente en las enseñanzas organizadas por las Federaciones los requisitos de acceso a los cursos, la edad de los aspirantes, la carga lectiva, las condiciones de titulación y de capacitación del profesorado, así como las asignaturas, los programas y sus contenidos. Esta variedad y dispersión de los requisitos, que deberían haber sido comunes para todos los técnicos deportivos, ha ocasionado a su vez que la calidad de las formaciones haya sido muy desigual, dependiendo principalmente de las posibilidades de cada Federación o de su interés por este asunto.
26

Por otra parte, desde hace algunos años se está produciendo en nuestro país el establecimiento de centros de enseñanza, promovidos por la empresa privada, que ofrecen los más diferentes cursillos de formación, y sus correspondientes diplomas, relacionados con las actividades físicas y deportivas, lo que ha venido a complicar aún más el estado actual de las titulaciones deportivas y a crear más confusión entre los usuarios de estas actividades. La asunción de las competencias en materia deportiva por las Comunidades Autónomas ha puesto también en evidencia la necesidad de establecer un sistema de formación de técnicos deportivos estable y homogéneo para todo el Estado, con el fin de que las Comunidades puedan ejercer sus responsabilidades en la promoción y desarrollo del deporte con los expertos adecuados. Por lo expuesto se comprende la necesidad de ordenar estas enseñanzas, con la finalidad no sólo de mejorar y homogeneizar la calidad de la formación de los técnicos deportivos, sino también de acreditarlas con un título oficial. Esta ordenación redundará, consecuentemente, en la elevación del nivel deportivo de nuestro país y facilitará, mediante la elevación de las exigencias formativas, el proceso de homologación de los títulos españoles con los correspondientes de los países miembros de la Comunidad Europea. La finalidad de este Real Decreto es establecer tres niveles de formación conducentes a la obtención del correspondiente título oficial, cuyo grado de rigor científico y técnico asegure la correcta actuación de los técnicos deportivos en el desempeño de sus tareas y funciones. La disposición final primera de la Ley 10/1990, de 15 de octubre del Deporte, autoriza al gobierno para dictar, a propuesta del Ministro de Educación y Ciencia las disposiciones necesarias para el desarrollo de la misma. En su virtud, a propuesta del Ministro de Educación y Ciencia, de acuerdo con el Consejo de Estado y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 8 de abril de 1994, Artículo 1. 1. Es objeto del presente Real Decreto la regulación de las enseñanzas de los técnicos deportivos, según lo previsto en el artículo 55 de la Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte. 2. Las enseñanzas de técnicos deportivos tendrán como finalidad proporcionar a los alumnos una formación deportiva de calidad y garantizar su cualificación en la iniciación, perfeccionamiento técnico, entrenamiento y dirección de equipos y deportistas de una modalidad o especialidad deportiva determinada.
27

3. Se establecen tres niveles de enseñanza para los técnicos deportivos cuya superación dará lugar a la obtención de los correspondientes títulos oficiales, expedidos por el Ministerio de Educación y Ciencia o Comunidades Autónomas que se encuentren en el pleno ejercicio de sus competencias educativas. 4. La denominación de cada uno de los títulos será: Técnico Deportivo Elemental, Técnico Deportivo de Base y Técnico Deportivo Superior. La denominación genérica de los títulos se completará con la de la modalidad o especialidad deportiva de que se trate. En todos los casos la formación que conduce a la obtención de estos títulos se realizará sobre una modalidad deportiva concreta o alguna de sus especialidades. Artículo 2. 1. La formación del Técnico Deportivo Elemental conduce a la obtención de un título oficial que cualifica para realizar funciones de iniciación y enseñanza de los principios elementales de una modalidad deportiva determinada. 2. Los aspirantes a cursar este primer nivel deberán tener dieciocho años cumplidos y estar en posesión del certificado de Graduado Escolar o del título de Graduado en Educación Secundaria. 3. El acceso a este nivel podrá incluir pruebas de carácter específico con el fin de evaluar los conocimientos y las destrezas de los aspirantes relacionadas con la modalidad deportiva de que se trate, o bien pruebas para evaluar su condición física. El contenido de estas pruebas se adecuará a las directrices generales de los planes de estudio que se establecen en el anexo del presente Real Decreto. 4. La duración mínima de la formación de Técnico Deportivo Elemental será de ciento veinte horas lectivas teórico-prácticas, pudiendo superarse este número cuando las características de una determinada modalidad o especialidad deportiva lo hagan necesario. En este caso el número total de horas nunca podrá superar el número de horas mínimas exigido en el nivel inmediatamente superior. El aumento de la carga lectiva se hará sobre el bloque específico de la formación. Artículo 3. 1. La formación de Técnico Deportivo de Base conduce a la obtención de un título oficial que cualifica para realizar funciones de perfeccionamiento de los elementos técnicos y el entrenamiento básico de una determinada modalidad o especialidad deportiva. 2. Para acceder a cursar este segundo nivel de formación es necesario estar en posesión del título de Técnico Deportivo Elemental, así como acreditar la realización de un período mínimo de prácticas de doscientas horas o una temporada deportiva completa como Técnico Deportivo Elemental.
28

3. La realización de estas prácticas se llevará a cabo en establecimientos deportivos públicos o privados. Los directores o personas responsables de estos establecimientos acreditarán la realización de dichas prácticas. 4. Si alguna modalidad o especialidad deportiva lo hiciera aconsejable podrán establecerse pruebas de acceso a este segundo nivel. 5. La duración mínima de la formación del Técnico Deportivo de Base será de cuatrocientas horas lectivas teórico-prácticas pudiendo superarse este número cuando las características de una modalidad deportiva lo haga necesario, en las mismas condiciones que se establecen en el apartado 4 del artículo 2. 6. Las horas cursadas en el nivel de Técnico Deportivo Elemental se computarán a la hora de completar el total de horas exigidas para la formación del Técnico Deportivo de Base. Artículo 4. 1. La formación del Técnico Deportivo Superior conduce a la obtención de un título oficial que cualifica para realizar funciones relacionadas con el entrenamiento de alto nivel y dirección de equipos y deportistas. 2. Para acceder a cursar este tercer nivel es necesario estar en posesión del título de Técnico Deportivo de Base, así como acreditar la realización de un período mínimo de prácticas de doscientas horas o una temporada deportiva completa como Técnico Deportivo de Base. La realización de estas prácticas se llevará a cabo en las condiciones expresadas en el apartado 3 del artículo 3 del presente Real Decreto. 3. La duración mínima de esta formación será de ochocientas horas teórico-prácticas, en las que van incluidas las horas de formación de los dos niveles precedentes. Este número de horas podrá ser aumentado cuando las características de una determinada modalidad deportiva lo hagan necesario. El aumento de la carga lectiva se hará sobre el bloque específico de la formación. Artículo 5. 1. Las enseñanzas de cada nivel se establecen por el sistema de créditos, correspondientes cada uno de ellos a diez horas de enseñanza teórico-práctica o de sus equivalencias. 2. Los planes de estudio de cada uno de los tres niveles se estructuran en dos bloques de materias. El primer bloque será común a todas las modalidades deportivas y estará compuesto por materias de carácter científico general. El segundo bloque será específico de cada modalidad deportiva y estará compuesto por aquellas materias

29

relacionadas con los aspectos científicos, técnicos, tácticos y reglamentarios de aquéllas. 3. Las directrices generales para la elaboración de los planes de estudio del bloque común de cada uno de los niveles se establecen en el anexo del presente Real Decreto. 4. Los planes de estudio se elaborarán por el Ministerio de Educación y Ciencia o las Comunidades Autónomas que se encuentren en el pleno ejercicio de sus competencias educativas. 5. Las materias del bloque común de cada nivel serán impartidas por licenciados, ingenieros o arquitectos, o quienes posean titulaciones equivalentes a efectos de docencia. 6. Las materias del bloque específico de cada nivel serán impartidas por licenciados o equivalentes y por técnicos deportivos superiores o por expertos reconocidos por las Federaciones deportivas españolas o por las Comunidades Autónomas en colaboración, en su caso, con las Federaciones deportivas autonómicas. Artículo 6. 1. La formación de los Técnicos Deportivos, que se regula en el presente Real Decreto, podrá realizarse en aquellos centros reconocidos oficialmente por el Ministerio de Educación y Ciencia o por las Comunidades Autónomas que se encuentren en el pleno ejercicio de sus competencias educativas, así como en los centros docentes del sistema de enseñanza militar en virtud de los convenios establecidos entre los Ministerios de Educación y Ciencia y Defensa (Artículo 55.2 de la Ley 10/1990, de 15 de octubre). 2. Para el reconocimiento de los centros se tendrán en cuenta, entre otros, los siguientes requisitos: a) Titulación del profesorado para las materias del bloque común. b) Titulación del profesorado para las materias del bloque específico. c) Ratio, alumno-profesor. d) Espacios y superficies que se determinen de acuerdo con las características de las modalidades o especialidades deportivas. Artículo 7. 1. Con sujeción a los criterios y condiciones que reglamentariamente se establezcan, las materias cursadas en el seno de las enseñanzas, que se regulan en el presente Real Decreto, serán convalidables con las materias afines correspondientes de la formación profesional reglada. 2. Los técnicos deportivos a los que hace referencia este Real Decreto, que deseen completar alguno de los ciclos formativos de la formación profesional, deberán cursar las materias no convalidables y cumplir los requisitos de acceso y de los planes de
30

estudio que se consideran comunes a todas las enseñanzas de la formación profesional. 3. Para la convalidación de las materias afines, es requisito indispensable haber cursado las enseñanzas que se establecen en el presente Real Decreto en centros reconocidos por el Ministerio de Educación y Ciencia o por las Comunidades Autónomas que se encuentran en el pleno ejercicio de las competencias educativas. Artículo 8. Los deportistas de alto nivel a los que se refiere el artículo 52 de la Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte, podrán acceder a las enseñanzas del Técnico Deportivo Superior, una vez cursadas las materias del bloque común de los niveles precedentes.

31

3._ REQUISITOS LEGALES PARA EL EJERCICIO DE LA PROFESIÓN
Para poder ejercer profesionalmente presento a continuación el siguiente cuadrante. En él se describe para cada Nivel de Entrenador (I, II ó III) el determinado número de horas a superar así como las áreas de estudio. BLOQUE COMÚN Nivel I Nivel II (Horas) (Horas) Fundamentos 15 25 10 15 10 45 15 25 15 70 Nivel III (Horas) 35 10 30 10 100

Área de Biológicos Área de Comportamiento y del Aprendizaje Área de Teoría y Práctica del entrenamiento Deportivo Área de Organización y Legislación del Deporte Carga Horaria del Bloque

BLOQUE ESPECÍFICO

Nivel I Nivel II (Horas) (Horas) Áreas de Formación Técnica, 75 Táctica y Reglamentos, de Didáctica de la Especialidad Deportiva, de Seguridad e Higiene en el Deporte, y de Desarrollo Profesional Áreas de Formación Técnica, Táctica y Reglamentos, de Didáctica de la Especialidad Deportiva, de Entrenamiento Específico, y de Desarrollo Profesional Áreas de Formación Técnica, Táctica y Reglamentos, de Entrenamiento Específico, de Seguridad e Higiene en el Deporte, y de Desarrollo Profesional Carga horaria del bloque Período de prácticas. Carga horaria Carga horaria total 210

Nivel III (Horas) -

-

-

-

300

75 150 270

210 200 480

300 200 600

32

4._ COMPETENCIAS, TAREAS, FUNCIONES Y RESPONSABILIDADES DEL ENTRENADOR DE NIVEL I EN FRONTENIS
Las competencias de los entrenadores deportivos se han orientado preferentemente a la enseñanza y al entrenamiento en una modalidad o especialidad deportiva y, por tanto, han tenido su principal campo de aplicación en las actuaciones profesionales que convergen en la competición reglada. Pero en los últimos años las actividades deportivas han cobrado una gran importancia en el ámbito del mantenimiento de la salud y también en otras actividades relacionadas con el turismo deportivo. En consecuencia, la formación de los entrenadores demanda unas condiciones de calidad y exigencia que consideren como aspecto básico que el futuro técnico deportivo reúna una cultura apropiada y, particularmente, unos contenidos formativos asociados y acordes con las funciones y tareas que debe desempeñar. Por otra parte, las prácticas deportivas, en ocasiones seguidas masivamente por los aficionados, implican a menudo situaciones de riesgo o de peligrosidad objetiva que exigen, además de los necesarios conocimientos sobre las actividades y su práctica, una especial formación en materia de seguridad y de primeros auxilios. En este mismo orden, y relacionado con los deportes que se practican en la naturaleza, hay que considerar la conservación del patrimonio natural. Junto a los aspectos apuntados hay que mencionar la mejora de las infraestructuras y el equipamiento deportivo producidos en los últimos años, que ha permitido el desarrollo alcanzado por el deporte español y ha dado lugar a la expansión de un mercado de trabajo específico del sector, en el que se desenvuelve un numeroso e importante grupo de profesionales. Las unidades de competencia del entrenador de primer nivel son: - Efectuar la enseñanza de los principios elementales de la técnica y la táctica del Frontenis. - Garantizar la seguridad de los deportistas y administrar, en caso necesario, los primeros auxilios.

33

ÁREA DE DESARROLLO PROFESIONAL
OBJETIVOS GENERALES

34

5._ ENTRENADOR DE NIVEL I. MARCO LEGAL
5.1. DERECHOS Y DEBERES DEL ENTRENADOR
Son técnicos de Pelota aquellos que tras acreditar sus conocimientos en este deporte obtengan su titulación en alguno de los tres niveles en los que se estructuran las enseñanzas de técnicos deportivos en la Orden ECD 3310/2002, de 16 de diciembre, que rige el periodo transitorio hasta la implantación de las nuevas enseñanzas a las que se refiere el R.D. 1913/1997, de 19 de diciembre, o normativa que la derogue. Del mismo modo, tendrán tal consideración aquellos que obtengan su titulación conforme a los Reales Decretos que desarrollen las enseñanzas y títulos en las diferentes especialidades que componen la Pelota, en el ámbito de las Enseñanzas de Régimen Especial. También se consideran Técnicos de Pelota quienes realicen otros cursos reconocidos por la Federación Española de Pelota y aquellos que obtuvieron títulos anteriores al R.D. 1913/1997 y su desarrollo en el periodo transitorio, así mismo reconocidos por dicha Federación. La Federación Española de Pelota, atendiendo a la normativa vigente, podrá desarrollar cursos específicos de Técnicos de Pelota, para las Federaciones Autonómicas que así lo soliciten. Son deberes básicos de los entrenadores: - Someterse a la disciplina de las entidades deportivas por las que hayan suscrito licencia. - No intervenir en actividades deportivas con Club distinto del suyo, sin previa autorización de éste. - Asistir a las pruebas y cursos a los que sean convocados por la F.E.P. - Aquellos otros que les vengan impuestos por la legislación vigente, por los presentes Estatutos o por los acuerdos adoptados por los órganos de la Federación Española de Pelota. - La titulación de los entrenadores se otorgará por la F.E.P., que en cualquier caso reconocen, la titulación expedida por los centros legalmente reconocidos de conformidad con lo dispuesto en el Artículo 55-4 de la Ley 10/1.990 de 15 de Octubre, del Deporte. En el Reglamento General y de Competiciones se determinará la titulación que corresponde a cada categoría.

35

- La vinculación entre entrenador y Club o Federación finalizará por vencimiento del plazo establecido, por mutuo acuerdo o por decisión del órgano federativo o judicial competente así como por las restantes causas que establezca la normativa vigente. - La Federación Española de Pelota procurará la mejor formación a los entrenadores titulados, facilitándoles la asistencia a cursos para obtener título de mayor categoría y organizando otros cursos, seminarios y publicaciones que coadyuven a tal fin.

5.2 SEGUROS DE ACCIDENTES.
La Ley del Deporte 10/1.990, de 15 de Octubre, establece la obligatoriedad de los seguros de accidentes para los deportistas, según se especifica en los siguientes artículos: a) Art. 59 - La asistencia sanitaria derivada de la práctica deportiva general del ciudadano constituye una prestación ordinaria del régimen de aseguramiento sanitario del sector público que le corresponda, y asimismo de los seguros generales de asistencia sanitaria prestados por entidades privadas. - Con independencia de otros aseguramientos especiales que puedan establecerse, todos los deportistas federados que participen en competiciones oficiales de ámbito estatal deberán estar en posesión de un seguro obligatorio que cubra los riesgos para la salud derivados de la práctica de la modalidad deportiva correspondiente. En el caso de que la asistencia sanitaria sea prestada por una entidad distinta a la aseguradora, esta vendrá obligada al reintegro de los gastos producidos por dicha asistencia, conforme a lo establecido en el artículo 83 de la Ley General de Sanidad. Así mismo, el Real Decreto 849/1.993, de 4 de Junio, establece las prestaciones mínimas del seguro obligatorio deportivo, y lo determina en: b) Art. 1.- Es objeto del presente Real Decreto la regulación del seguro a que se refiere el artículo 59.2 de la Ley 10/1.990, de 15 de Octubre, del Deporte, y la determinación de las prestaciones que, como mínimo ha de contener. c) Art. 2.- A los efectos de lo previsto en el artículo anterior, los seguros que suscriban, en su condiciones de tomadores del seguro, las Federaciones deportivas españolas o las Federaciones de ámbito autonómico integradas en ellas para los deportistas inscritos en las mismas, que participen en competiciones oficiales de ámbito estatal, cubrirán, en el ámbito d de protección de los riesgos para la salud, los que sean derivados de la
36

práctica deportiva en que el deportista esté federado, incluido el entrenamiento para la misma, y ello en los términos de los artículos 100, 105 y 106 de la Ley 50/1.980, de 8 de Octubre, de Contrato de Seguro, y con arreglo, como mínimo, a las prestaciones que se detallan en el anexo del presente Real Decreto.

37

6._ REQUISITOS LABORALES Y FISCALES PARA EL EJERCICIO DE LA PROFESIÓN. REQUISITOS FISCALES DEL TRABAJADOR POR CUENTA AJENA
El entrenador de nivel I, por el trabajo a desempeñar está encuadrado en el Régimen General de Trabajadores por cuenta ajena, al que se le aplicará la normativa laboral que regule las diferentes relaciones entre trabajador y empresario y especialmente se tipifiquen los correspondientes derechos y deberes entre ambas figuras. Los requisitos laborales son los siguientes:

A. Existencia de contrato de trabajo. En el contrato de trabajo se manifiesta la voluntad de las partes (empresario y trabajador) y se puede definir como: “El acuerdo entre dos persona, por el que una de ellas, el trabajador se compromete a prestar determinados servicios bajo la dirección del empresario recibiendo a cambio una retribución”. Así pues los sujetos de la relación laboral son por un lado, los trabajadores y por otra los empresarios: A.1. Los trabajadores Son personas físicas que desempeñan su labor voluntariamente bajo la organización y dirección del empresario, cediendo los frutos de su trabajo a cambio de un salario. A.2. Los empresarios Pueden ser personas físicas, jurídicas o comunidades de bienes. Son personas físicas los empresarios individuales, y jurídicas las sociedades en sus diversas clases (civiles, mercantiles, asociaciones, fundaciones…).

B. Capacidad de las partes para contratar. El estatuto de los Trabajadores dice que tienen capacidad para contratar el trabajador y el empresario. B.1. El trabajador: pueden celebrar válidamente contrato de trabajo las siguientes personas: - Las personas mayores de dieciocho años.
38

- Los menores de dieciocho emancipados por ley. - Las personas mayores de dieciséis y menores de dieciocho, si viven independientemente o si tienen autorización de los padres o tutores. - Los extranjeros de acuerdo con lo dispuesto en la ley(permiso de trabajo/residencia para los no comunitarios). B.2. El empresario: el empresario puede ser persona física o jurídica. - Persona física: se adquiere por el nacimiento y la capacidad de obrar, por mayoría de edad, o por emancipación. - Persona jurídica: la condición de persona jurídica se adquiere con la inscripción en el Registro Mercantil de la escritura de constitución de la sociedad.

C. Elementos esenciales que reúne el contrato de trabajo. Según señala el Código civil, para que exista contrato de trabajo es necesario que concurran tres elementos: Consentimiento: el contrato se realiza de mutuo acuerdo, prestado libremente entre las partes que intervienen en el contrato (empresario y trabajador). Objeto: es la actividad del trabajador, siendo ésta la que se remunera a través del salario. Causa: es la cesión remunerada de los frutos que resultan del trabajo a cambio de una retribución.

D. Forma y contenido del contrato de trabajo. Un contrato puede recoger, por escrito o de palabra, todo aquello que quieran las partes implicadas, así como no existe un máximo, si existe y así lo recoge el estatuto los mínimos que debe contener: Lugar y fecha, firma de las partes. Identificación de las partes. Denominación y categoría del puesto de trabajo. Lugar del trabajo. Tiempo de trabajo. Duración, fecha de comienzo, periodo de prueba. Retribución, salario base, complementos salariales.
39

-

Vacaciones. Convenio colectivo que regula la relación laboral. Otras cláusulas contractuales: Además de las cláusulas estudiadas, los empresarios suelen recurrir a determinadas cláusulas como: Permanencia. Confidencialidad. No competencia. Plena dedicación

E. Derechos y deberes. Los principales derechos y deberes de los trabajadores están recogidos en la Constitución y en el Estatuto de los Trabajadores. Es interesante observar como a cada derecho del trabajador, le corresponde un deber del empresario y a todo deber del trabajador le corresponde un derecho del empresario. Como consecuencia del contrato de trabajo y en virtud de su poder de dirección y organización de la empresa, el empresario puede adoptar las medidas que estime oportunas para vigilar y controlar el cumplimiento de las obligaciones del trabajador, pero siempre respetando la consideración debida a la dignidad e intimidad de las personas y la legalidad vigente en cada momento.

40

Tabla de derechos y deberes laborales DERECHOS BÁSICOS Trabajo y libre elección de profesión Libre sindicación Negociación colectiva Adopción de medidas de conflicto colectivo Reunión Huelga y Participación en la empresa DERECHOS EN RELACIÓN CON EL OBLIGACIONES EN LA RELACIÓN LABORAL TRABAJO Cumplir con las obligaciones del puesto de Ocupación efectiva del puesto. Promoción y Formación profesional en trabajo (buena fe y diligencia). el trabajo. Observar las medidas de seguridad e Integridad física y adecuada política de higiene. protección en materia de seguridad e Cumplir las órdenes e instrucciones del empresario. higiene. Contribuir a la mejora de la productividad Respeto a la intimidad y dignidad en la empresa. Percepción puntual del salario Ejercicio individual de las acciones No competir con la actividad. derivadas del contrato. No discriminación. Protección frente a ofensas verbales, físicas o sexuales seguridad e higiene.

F. Jornada laboral y retribución. F.1. Duración de la jornada laboral. La jornada laboral es el tiempo diario, semanal, mensual o anual que el trabajador dedica a la ejecución de su actividad laboral. DURACIÓN DE LA JORNADA LABORAL Jornada diaria Nueve horas máximo, ocho horas menores de 18 años Jornada Semanal Cuarenta horas Jornadas especiales. Ampliación de Actividad de comercio, hostelería, jornada guardería, vigilancia Reducción de jornada Lactancia, las trabajadoras que tengan un hijo menor de nueve meses tienen derecho a una hora de ausencia de la jornada de trabajo. Guarda legal menor de seis años, o discapacitado físico, psíquico o sensorial

41

F.2. Periodos de descanso. La ley establece los siguientes periodos de descanso para los trabajadores. Periodos de descanso Entre jornadas Semanal En jornada continuada Anual Doce horas diarias Un día y medio Quince minutos Treinta días naturales

F.3. Jornada nocturna. Tienen el carácter de jornada nocturna, la realizada entre las diez de la noche y las seis de la mañana. Dichos trabajadores no podrán realizar horas extraordinarias. Tendrán una retribución específica que se determinará en negociación colectiva, salvo que el salario se haya establecido atendiendo a que el trabajo sea nocturno por su propia naturaleza, o se haya acordado la compensación de ese trabajo por descansos. F.4. Horas extraordinarias. Se considerará extraordinaria cada hora de trabajo efectivo, que se realice sobrepasando la duración máxima de la jornada ordinaria de trabajo. El número máximo de horas extraordinarias que se pueden realizar es de ochenta al año, exceptuando las realizadas para prevenir o reparar siniestros y otros daños extraordinarios y urgentes. Retribución de las horas extraordinarias. La retribución de las horas extraordinarias ha de ser pactada en los convenios colectivos o en los contratos de trabajo. Se podrá optar entre retribución o compensación por descanso: Retribución, que en ningún caso podrá ser inferior al valor de la hora ordinaria. F.5. Las vacaciones. Todos los trabajadores tienen derecho a un periodo de vacaciones anuales retribuidas. La duración mínima de las vacaciones es de 30 días naturales, si bien en el convenio colectivo se puede pactar duraciones superiores. Las vacaciones no son acumulables y deberán disfrutarse en el año natural.

42

F.6. Calendario laboral y fiestas laborales. Las empresas elaboraran un calendario laboral de los días inhábiles y será expuesto en cada centro de trabajo. Se especificará las horas de trabajo al día, año, los domingos y las fiestas a nivel nacional y local. F.7. Salario. El artículo 26.1 del Estatuto de Trabajadores dice: “Se considera salario la totalidad de las percepciones económicas de l los trabajadores en dinero o en especie, por la prestación profesional de los servicios laborales por cuenta ajena”. Lo normal es que se cobren 12 mensualidades y dos pagas extras, la de verano y Navidad. Si bien existen convenios que fijan una paga adicional (beneficios/ paga extra marzo). El salario viene recogido en el Convenio colectivo aplicable a la actividad a desarrollar, y según la categoría profesional que se desempeñe. En caso de que no exista convenio colectivo aplicable a la actividad desarrollada, nos remitiremos a lo establecido por el Estatuto de Trabajadores, en relación al salario se aplicará como base el salario mínimo interprofesional. Todo lo expuesto anteriormente tiene por objeto contratos de trabajo para entidades, empresas, ayuntamientos… lo cual difiere de lo que expondré a continuación y que se ubica en el ámbito deportivo de los clubs.

43

El contrato de entrenador. Modelo de contrato. Como futuros entrenadores debemos familiarizarnos con el modelo de contrato que podemos encontrar en cualquier club o soporte digital. A continuación adjunto un modelo ordinario:
CONTRATO DE ENTRENADOR En_________, a______de______de 20____, reunidos de una parte D.______________________, Presidente del Club de Fútbol____________________ y de otra D._____________________________________, Entrenador con Título oficial que acredita su condición, obrando D._______________________________en nombre y representación del Club de Fútbol_________________________________________, y D._____________________________de_____años de edad, con D.N.I. o pasaporte núm__________, en nombre e interés propio, convienen en el otorgamiento de un contrato de prestación de servicios, de acuerdo con los siguientes PACTOS Y CONDICIONES. 1º D._______________________________se compromete a prestar sus servicios como Entrenador del equipo(1)____________________________en calidad de (2) ______________________. 2º Será obligación del Entrenador, bajo su exclusiva autoridad, la preparación física y técnica de los Jugadores, así como la elección del sistema de juego a desarrollar en cada partido, disponer los días y horas de entrenamiento y el número de sesiones de trabajo. 3º El Entrenador D._____________________________ tendrá autoridad sobre los jugadores, siendo de su exclusiva competencia el darles las oportunas instrucciones, tanto en los vestuarios como en el terreno de juego. Iguales facultades tendrá sobre los auxiliares técnicos, ayudantes sanitarios y encargados de material. 4º Impondrá sobre los jugadores una rigurosa disciplina, para lo cual empleará los medios más adecuados a su juicio. 5º Designará para capitán del equipo al jugador que crea reúne las mejores condiciones para ello. 6º En los desplazamientos tendrá a su cargo la vigilancia y cuidado de los jugadores, y los incidentes que puedan surgir los resolverá de acuerdo con el Delegado del Club. 7º La confección de la lista de jugadores convocados para los partidos, así como la designación de los que deben alinearse, serán, también, de su competencia. 8º Por la adecuada prestación de sus servicios, el Entrenador D.________________________________________ percibirá las cantidades siguientes:

44

a) En concepto de premio de ficha, la cantidad de____________________euros, pagaderas en ________________________ b) En concepto de mensualidad, la cantidad de__________________________euros, por meses vencidos, a pagar dentro de la primera semana del mes siguiente. c) En concepto de primas cobrará por partido ganado en casa,_______________euros; fuera________________________euros; por partido empatado en casa _____________euros; fuera,_________________________________euros, pagaderas al final de cada partido o junto con la mensualidad , a elección del Club. d) _____________________________________________________________________________ _____________________________________________________________________________ _____________________________________________________________________________ _____________________________________________________ T E M P O R A D A 20__/20__ (1) Se indicará categoría y si es profesional, aficionado, juvenil. etc. (2) Profesional o aficionado. FIRMA PRESIDENTE FIRMA ENTRENADOR

9º Salvo en el caso de resolución de este contrato de común acuerdo entre el Club y el Entrenador, éste no podrá ser suspendido en sus funciones sino mediante el oportuno expediente por faltas graves cometidas por el mismo. En este supuesto, el Entrenador no tendrá más derecho a percibir que los emolumentos devengados hasta el momento, debiendo devolver los que hubiese recibido anticipadamente. Si el club, por su exclusiva conveniencia, no mantuviese al Entrenador en el ejercicio de las funciones y facultades estipuladas en el presente contrato, vendrá obligado a indemnizarle mediante el pago de todas aquellas cantidades consignadas en el mismo y por el tiempo de vigencia estipulado, sin perjuicio de que se considere el contrato anulado, quedando ambas partes en libertad. 10º Ambas partes se obligan a comunicar a su respectiva Federación y Comité Territorial todo cambio en la situación del Entrenador o de las condiciones pactadas en el presente contrato. 11º El presente contrato tendrá ____________________de 20____ vigencia desde_______________________ hasta

12º Cuantas dudas pueden surgir sobre el cumplimiento e interpretación del presente contrato, serán sometidas a la resolución conjunta de la Federación y Comité Territorial

45

correspondiente, así como lo referente al fallo de los expedientes que pudieran instruirse conforme al apartado 9º 13º Otras condiciones: ____________________________________________________________________ ____________________________________________________________________ ____________________________________________________________________ En prueba de la más completa conformidad, firman el presente contrato por cuadruplicado y a un solo efecto, en el lugar y fecha indicados. POR EL CLUB _________________________EL ENTRENADOR _____________________

Vº Bº EL PRESIDENTE,

EL SECRETARIO,

Artículo 158. Contenido del contrato de entrenador. En el contrato, de acuerdo con el modelo oficial, deberán hacerse constar, al menos, las siguientes circunstancias: a) Nombre de las partes intervinientes, representación que ostenten, lugar, fecha y sello del club. b) Cualidad –no profesional o profesional- del entrenador, y clase de titulación que posee. c) Categoría del equipo. d) Funciones y responsabilidades a desempeñar. e) Condiciones económicas. f) Período de vigencia.

46

7._ RESPONSABILIDADES DEL ENTRENADOR DE NIVEL I EN EL EJERCICIO PREOFESIONAL. RESPONSABILIDAD CIVIL. RESPONSABILIDAD PENAL.
El ejercicio profesional de las titulaciones del deporte está sujeto a la: Responsabilidad civil Responsabilidad penal Sancionadora de la administración.

En algunas ocasiones se puede llegar a la concurrencia de varias responsabilidades en un mismo sujeto. En materia de responsabilidad civil y habida cuenta del carácter de riesgo que conllevan numerosas prácticas deportivas, es aconsejable que el profesional esté amparado por un seguro de responsabilidad civil contractual y extra contractual. En relación con los delitos contra la salud pública las prácticas de dopaje comprendidas en el tipo penal, no excluyen esta responsabilidad por más que se aleguen motivos estrictamente deportivos. La mayor parte de las ocupaciones profesionales que se ejercen al amparo de una titulación del deporte, tienen la consideración de “profesionales libres” por lo que la represión de las prácticas de intrusismo profesional sólo se podrá realizar en aquellas actividades que cuenten con la configuración jurídica de una profesión titulada.

47

8._ COMPETENCIAS PROFESIONALES DE NIVEL I DE LOS ENTRENADORES DEPORTIVOS DE FRONTENIS. FUNCIONES, TAREAS Y LIMITACIONES
4.1. COMPETENCIAS
Competencias funcionales: Comprenden las competencias para el desarrollo de los procesos enseñanza y aprendizaje del futbol para que los entrenadores adquieran, desarrollen y se evalúen en las competencias básicas y complementarias de su profesión. Competencias Comportamentales: Capacidad para generar soluciones efectivas y oportunas a situaciones de conflicto entre los jugadores y su grupo o equipo de trabajo, promoviendo escenarios de concertación justos y equitativos con base en la confianza, la solidaridad y el respeto. Competencia Académica: Nivel de conocimientos actualizados en: Entrenamiento del Frontenis, Entrenamiento de la Aptitud Física, Planificación del Entrenamiento, Historia del Frontenis, Metodología del Entrenamiento, Psicología Deportiva. Medicina del Deporte y Fisiología. Competencia Didáctica: Nivel de un entrenador para utilizar métodos y medios que permitan el aprendizaje y perfeccionamiento de los fundamentos técnico- tácticos estratégicos, Condición física y Maestría Pedagógica. Competencia Perceptiva: Nivel de observación y comprensión de los errores de la ejecución técnica y cuáles son sus causas. Se logra desarrollar después de muchos años de trabajo. Si el entrenador no tiene desarrollada esta capacidad no podrá corregir debidamente acciones que son el efecto sino la causa, por lo tanto no elimina el error sino que lo agudiza. Competencia en Comunicación: Nivel del entrenador para expresar de manera clara, precisa y exacta: Las Ideas, los conocimientos, los sentimientos. Por medio del lenguaje, la mímica y los gestos. Competencia Demostrativa: Nivel que debe tener un entrenador para expresar de forma clara y precisa la imagen ideal de cada movimiento, a partir de diferentes modelos físicos, técnicos y tácticos obtenidos de jugadores de la élite internacional. Por lo general en la ejecución de la práctica de los movimientos, el jugador evoca la imagen que le demostró el jugado. Una demostración cargada de errores traerá

48

consigo que el atleta grabe en su memoria dichos errores, lo que provoca a la hora de la ejecución que se manifiesten dentro de su estructura técnica*. Competencia Organizativa: Nivel del entrenador que le permite economizar tiempo y espacio, lo que garantiza una comprensión más rápida y exacta de lo que se desea. Se necesita que el entrenador sea un ejemplo de organización (Preparación adecuada de documentos, planes de entrenamiento, clases, controles y los materiales a utilizar). Competencia Constructiva: Capacidad del entrenador que le permite diseñar y moldear la personalidad de un jugador a partir de su potencial genético y el desarrollo obtenido hasta el momento. Se debe hablar de capacidad constructiva desde el punto de vista psíquico y físico. Competencia de Autoridad: Nivel del entrenador cuando: Demuestra amplios y sólidos conocimientos de las actividades que realiza, ejerce influencia emocional en los jugadores por su demostración de amor por la profesión, muestra confianza en lo que realiza, deja percibir don de mando, tiene carisma para dirigir un colectivo y cuenta con el deseo y la confianza en el triunfo. Competencia Creadora: A partir de lo ya creado por el hombre en este campo, se manifieste en el las inquietudes científicas y el proceso que diga no a lo mecánico, lo repetido, lo no investigativo. Tiene convicciones ideológicas. Competencias para el desarrollo del Pensamiento Sistémico: Permite descubrir patrones que se repiten en los acontecimientos. La persona puede controlar, su trabajo desde todas las dimensiones del entrenador de futbol, su situación económica, sus relaciones públicas, y su salud. Es útil para realizar previsiones y prepararse hacia el futuro. Proporciona métodos eficaces y mejores estrategias para afrontar los problemas que se presentan en el entrenamiento y la competencia nivel aficionado y profesional.

49

4.2. TAREAS Y FUNCIONES
Es evidente que podemos hacer un gran listado de las funciones y tareas del entrenador pero hay una premisa clave en este trabajo, y más aún en el Nivel de técnico Deportivo Elemental I, puesto que nuestro único objetivo con los más pequeños es enseñar. Tener claro cuáles son los objetivos y contenidos de Frontenis que vamos a dar a nuestros jugadores juega un papel muy importante en el desarrollo de la técnicatáctica de los mismos, pero es aún más el saber transmitirlos para que ellos aprendan los gestos. El Frontenis es un deporte que tiene continuos cambios de ritmo y estrategias por lo que es una obligación estudiar y renovar los conocimientos acerca de este deporte, no tanto como a nivel profesional pero sí de una forma más liviana. Cuando tenemos una serie de jugadores desde jóvenes tenemos que ver más allá, es decir, debemos formar una personalidad, transmitirle valores, actitudes, comportamientos, etc. Tenemos que ayudar a nuestros jugadores a una formación completa y no solo deportiva. Es evidente que como entrenadores tenemos que transmitir conocimientos del Frontenis, desde el Reglamento, hasta el conocimiento del juego y por supuesto las normas de comportamiento. Resaltar la pedagogía a la hora de enseñar, utilizar métodos didácticos que funcionen, es un hecho que en un ambiente ameno y agradable los contenidos tienen más probabilidades de ser aprendidos por los alumnos, dejando siendo los climas hostiles fuera de nuestras sesiones. Una de las palabras clave para que se dé esto es el respeto, siendo el mayor de los pilares para la educación tanto deportiva como académica. En cuanto a lo puramente técnico debemos de tener siempre claro los conceptos y contenidos ya que el que nosotros tengamos confusiones dará lugar en el futuro a que nuestros jugadores no sepan ni ellos mismos la rutina de juego en general del Frontenis. Sumar a este punto también que entre el movimiento perfecto y el movimiento propio del jugador hay un camino, intentando siempre asimilar el jugador al movimiento perfecto, pero sin olvidar que los grandes jugadores de cualquier deporte añaden sus propios toques personales.

50

4.3. RESPONSABILIDADES
- Formar el equipo. - Buscar talentos. - Dirección en los partidos: antes, después y durante el partido. - Dirección del entrenamiento. - Dirección del equipo, como un todo, y de los jugadores, como una unidad. - Establecer los objetivos del equipo - Planificación de los entrenamientos: Duración de las sesiones, organización de los entrenamientos, objetivos específicos y generales. - Preparación de los entrenamientos: Puntualidad, charla de explicación de los entrenamientos. - Puesta en práctica del entrenamiento: Calentamiento, parte principal y vuelta a la calma - Dominar el espacio: imagen, control. - Explicar con claridad. - Saber comunicar. En el lenguaje del entrenador. Saber transmitir. - No despistarse en el entrenamiento. Realizar ejercicios a la máxima intensidad. - Cuidado del material. - Mantener la concentración primero por parte del entrenador y luego transmitirla al equipo. - Crear grupo, hacer "piña". - No consentir actitudes adversas.

51

BIBLIOGRAFÍA
Alonso, F. Técnico deportivo de grado medio de fútbol. Alonso, M. Las titulaciones deportivas en el sistema español, (2009). B.O.E. Ley 10/1990, de 15 de octubre, del Deporte, (1990). B.O.E. Real Decreto 594/1994, de 8 de abril, regulación de las enseñanzas de los técnicos deportivos, (1994). B.O.E. Real Decreto 1363/2007, de 24 de octubre, ordenación general de las enseñanzas deportivas de régimen especial, (2007). B.O.R.M. Soporte Digital. Cano, C. Módulo de Desarrollo Profesional de la Federación andaluza de Fútbol. Cordón, M.M. Tesis Procesos formativos de los técnico deportivos, que participan en las actividades físico-deportivas a nivel provincial, en Andalucía Oriental, (2008). Díaz Vélez, J. y Bojanich, R. Diazvelez-bojanich. Soporte Digital. Escuela Nacional de Entrenadores de Baloncesto. Material Didáctico Curso de Entrenador de iniciación del Baloncesto, (2010). Federación Andaluza de Baloncesto. Entrenador de baloncesto de primer nivel. Legislación, gestión y entorno profesional. Federación Andaluza de Fútbol, Comité Técnico Andaluz de entrenadores de fútbol, (2010). Federación Española de Asociaciones de Puertos Deportivos y Turísticos. Material Didáctico Puestos de Trabajo en Puertos Deportivos, Monitor, (2010). Fútbol en desarrollo. Manual para el entrenador. Federación Española de Pelota. Soporte Digital. Federación Murciana de Pelota. Soporte Digital. Lozano, J. Responsabilidades del Entrenador. Sistema de Capacitación y Certificación para entrenadores deportivos. Manual para entrenar el acondicionamiento físico.

-

52

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->