Está en la página 1de 47

Todo el Poder para el Pueblo

LA REVOLUCIÓN ES CULTURAL
www.alcaldiamayor.gov.ve
Juan A. Barreto
Alcalde Metropolitano de Caracas

Robert Galbán
Secretario General de Cultura

Mariano Rosas
Presidente Fondo Editorial Metropolitano

Oscar Battaglini Suniga


Director General
Museo Histórico del Poder Popular

Moisés González
Coordinación General

María Luisa Gallardo


Coordinación de Investigación

Se permite:
Copiar, Distribuir, Exhibir e Interpretar este texto.
Siempre que se cumplan las siguientes condiciones:

Autoría - Atribución: Deberá respetarse la autoría del texto y de su traducción. El nombre del autor/a
y del traductor/a deberá aparecer reflejado en todo caso.

No Comercial: No puede usarse este trabajo con fines comerciales.

No Derivados: No se puede alterar, transformar, modificar o reconstruir este texto.

Impresa en la República Bolivariana de Venezuela por la Alcaldía Metropolitana de Caracas. 15/02/2006.

PROHIBIDA SU VENTA
LOS QUE MUEREN POR LA VIDA
Ali Primera
A manera de
PREsentación
Un vocablo surgido en Venezuela que, sin embargo, por las atrocidades posteriores de los regímenes militares
vividos después en nuestro Continente (en especial en Chile y Argentina), muchos todavía creemos no proviene de
aquí, es el de desaparecido.

No se trata de la vieja acepción militar clasificatoria que los ejércitos hacen para los combatientes de sus filas que,
por la sencilla razón de no «aparecer» tras un combate, se les cataloga con dicho adjetivo, ahora y desde mucho
tiempo atrás. Nos referimos, por el contrario, a ese perverso eufemismo en donde «asesinado» se convierte en
sinónimo de «desaparecido», como si las almas que alguna vez fueron inquilinas de unos cuerpos se volatizaron con
ellos sin el beneficio del reclamo natural correspondiente.

Muchos seres humanos ostentan hoy en Venezuela el título de «desaparecidos» y lo que exponemos ahora aquí no es
sino una muestra parcial, aunque algunos de sus cuerpos aparecieran después, como el de Alberto Lovera. El
pretexto favorito de los regímenes de aquellos años brutales fue decir que muchos de estos venezolanos murieron
«porque se resistieron al arresto», «infartos» oportunos al momento de su interrogatorio o ¿quién lo podría decir
mejor?, por alguna explicación contenida en el verso incomparable de Alí Primera: «Contesta la policía: no se
preocupen por eso: era un vago y delincuente, y armado hasta los dientes, se enfrentó a nuestros muchachos. Y por
eso peló gajo». Ese era uno de los «derechitos» (secuestro, tortura y muerte) de los «desaparecidos», cuando por
algún trabajo «mal hecho» por los esbirros de turno, el candidato a desaparecido aparecía. ¿Explicaciones? Ninguna.

Es probable que la intención fuese que los familiares del «aparecido» se sintieran agradecidos con los verdugos, por
haber podido reconocer y después enterrar un cuerpo mutilado, en el mejor de los casos.

Fue ahí cuando no hubo más necesidad de sofismas, dada la recurrencia de desaparecidos que aparecían. Entonces
se les ocurrió algo por este estilo: Bueno, la gente se muere, aunque no se hubiese tenido la intención.

1
Ese fue el argumento de los tres asesinos de Jorge Rodríguez: 'Sí, lo golpeamos, pero no con la intención de matarlo'.
Veredicto de la «justicia»: 11 años a cada uno por «homicidio involuntario». Ya no existía exigencia de apelar al concepto
de desaparición. ¿Dónde están estos asesinos? Y, lo que es más importante: ¿Dónde estaba por aquel entonces la
indignación de la OEA? ¿Dónde los Estados Unidos defendiendo la democracia y los derechos humanos? ¿Dónde las
ONG's? El Imperio es consecuente: tanto ayer como hoy es selectivo en su caracterización particular de humanidad y
justicia.

Antes de toda esta «sofisticación», sin embargo, se mataba a nombre de nada, por mera convicción defensiva contra
«la amenaza comunista», o ni siquiera eso. En aquella «democracia» se podía expresar el descontento, claro, pero a
cuenta y riesgo: ejemplos: Livia Gouverner (1961), asesinada en una manifestación contra el imperialismo, o Aquiles
José Bellorín, igualmente ultimado por milicias armadas de AD, para sólo mencionar dos compatriotas reflejados aquí
como merecido homenaje en estas paredes. Nombres de una lista parcial, pues ¿quién puede contabilizar hoy a los
caídos el 27 y 28 de febrero de 1989, o tantos otros nombres velados por el manto del anonimato y la desaparición
forzada?

Hoy también los revolucionarios líderes campesinos y funcionarios públicos engrosan con sus nombres listas tan
macabras como la que dejó esa dictadura disfrazada de democracia que se alternaba en el poder cada cinco años. Y
sus perpetradores, albaceas y herederos del crimen, aunque no estén afortunadamente ahora en el poder, siguen
siendo los mismos, material e ideológicamente. Lo único que ha cambiado, paradójicamente, es el hecho de que
muchos de los que defendieron fervorosamente en el pasado los derechos atropellados de aquellas víctimas que un
sistema opresivo se empeñaba en olvidar a conveniencia, ahora se muestren defensores de los antiguos victimarios.
Se podría hacer una lista de ellos también, pero no empañaremos con sus nombres la digna memoria de los hombres y
mujeres cuyo recuerdo y obras nunca olvidaremos nosotros, los que hemos sido consecuentes con la idea de una
revolución que en un tiempo soñamos y ahora construimos.

Oscar Battaglini Suniaga

2
Al Desaparecido no debe llamársele
muerto
El uso frecuente de desaparecido como sinónimo de fallecido, hace que se borre la crueldad del delito especifico de la
desaparición. La “Desaparición forzada” es un delito imprescriptible de lesa humanidad que encierra el más
profundo desprecio por el ser humano. Si tomamos conciencia de que la familia del fallecido, por la causa que sea,
siempre conoce su destino, no podríamos hablar de que está desaparecido.

Es necesario darnos cuenta de la habilidad que tiene el imperio en usar eufemismos para sus atrocidades. Por
ejemplo, en los manuales de la Escuela de las Américas el término usado es “neutralizar”.
Algunos revolucionarios no logran ver la diferencia “porque al fin y al cabo el desaparecido fue asesinado”. Como
doliente quiero decirles que al desaparecido no lo tenemos ni vivo ni muerto. La última vez que lo vimos estaba vivo y
esa imagen persiste en nuestra memoria.

No lo hemos acompañado a su última morada ni los familiares y amigos nos han acompañado a nosotros en ese
momento que no ha existido. Por el contrario, la soledad ha hecho más cruel nuestro dolor. El tormento en el
desaparecido se prolonga en los familiares toda la vida. Tomar conciencia de la enorme crueldad que encierra este
delito, que en realidad es un secuestro sin posibilidad de retorno, por parte del poder omnipotente del Estado
Representativo, que aspiraba de esta forma lograr total impunidad de su delito y a la familia someterla a la mayor
incertidumbre y desesperación, es conveniente porque esa práctica de la Desaparición Forzada fue enseñada en la
Escuela de las Américas a militares latinoamericanos. Venezuela, la adoptó como política de Estado bajo el gobierno
de Raúl Leoni y sus asesinos están muy interesados en negarlo.

Aunque nos duelan igual nuestros mártires asesinados, al no comprender diferencia entre asesinato y
desaparecido favorecemos a los criminales que llegaron a esos límites.

María Teresa Tejero


Asociación Bolivariana Contra el Silencio y el Olvido
(ABCONSOL)

3
Mucha gente ha sido asesinada impunemente sobre el haz de la tierra, muchos huesos han
sido calcinados por el sol, lavados por la lluvia, devorados por el salitre y los años. Hay
brazos, antrebrazos, omoplatos y tibias hallados al azar, perdidos de toda carne y de toda
vinculación con la vida, sin pista de sus victimarios y sin nexo con quienes lo sintieron como
amigos, como hermanos, como compañía. Hay huesos huérfanos e inútiles, hay crímenes
perfectos, hay asesinos ocultos y “honorables”.

Extracto del Prólogo escrito por


Orlando Araujo
Para el libro Expediente negro escrito por José Vicente Rangel

“Los métodos represivos que se utilizaban torturas, desapariciones, fusilamientos,


mutilaciones, corresponden a una etapa degenerada de la democracia y el Estado de
derecho, el cual formalmente nació bajo el signo del respeto de los derechos humanos. La
tortura se ha tornado así en un comportamiento normal del poder. No sólo forma parte de
una doctrina militar de seguridad para enfrentar el llamado “enemigo interior”, es decir, a la
disidencia; sino que se ha convertido en rutina institucional. La eficacia para organizar a las
fuerzas del pueblo y proyectar todo el esfuerzo hacia el cambio del sistema actual es la única
salida. No hay otra”.

José Vicente Rangel


Agosto 1972.

4
“…si un hombre ha sabido dar sentido heroico a su vida, puede y debe proyectar esa muerte, siempre viva, como
ejemplo y guía de otras vidas, como valor permanente, como referencia de todo luchador, como testimonio de todo
revolucionario, como símbolo de que el autentico respalda con la muerte el acto de vivir en rebeldía”.

Orlando Araujo
Prologo “La muerte creadora” del libro “Expediente Negro”
escrito por José Vicente Rangel

“Los verdugos se pasean sin acoso ni remordimiento; el olvido, cultivando con devoción por las clases dominantes
interesadas en que prospere esta planta, sustituye el recuerdo. El tratamiento de ciertos temas que repugnan a
las “buenas conciencias” ha sido relegado. Se afirma con frecuencia que para qué volver la mirada hacia el pasado.
Con esto, desde luego, no se desea perdonar a un verdugo, sino a todo el sistema al cual, en una u otra forma, hay
intereses en defender y apuntalar.”

José Vicente Rangel


Caracas, marzo de 1969
Texto extraído del libro “Expediente Negro”.

5
Los
DESAparecidos
La figura de desaparecido surge en Venezuela a finales de 1964. En realidad, el término quizás no es correcto, ya que
de lo que se trata es del secuestro de ciudadanos por parte de organismos policiales y de seguridad del Estado.
Ocurrida la detención, ésta no es reconocida por las autoridades, provocando en consecuencia una intensa búsqueda
del detenido por sus familiares con la consiguiente desesperación a medida que las gestiones resultan negativas.

Este método despiadado ni siquiera fue empleado por Rómulo Betancourt justo es reconocerlo- , quien se prodigó en el
ensayo de una gama de recursos represivos dirigidos a eliminar al adversario político, a segregar ideológicamente y a
quebrantar la estructura de las organizaciones revolucionarias. La desaparición de personas detenidas por los
organismos de seguridad correspondiente, realmente, al gobierno del presidente Raúl Leoni. La gestación de la
novísima figura represiva hay que buscarla en el progresivo debilitamiento del poder civil y en el exagerado
protagonismo que como contrapartida cobra de la actividad militar durante esta etapa.

El vacío que se crea en la conducción de la política interior durante el ejercicio ministerial de Gonzalo Barrios, fue llenado
por una actividad oscura y marginal, al comienzo reñida con toda norma civilizada, consagrada luego por semejante
practica como expresión regular. Muchas de las personas que aquí se mencionan como desaparecidas se las “tragó la
tierra”, como se dice en lenguaje popular. Sus familiares perdieron la esperanza de encontrarlas. Otras muy pocas-
aparecieron en dependencias de la inteligencia militar, en campos antiguerrilleros o en diferentes organismos policiales
donde con anterioridad fueron solicitadas.

Aparecieron luego de prolongadas gestiones, después de múltiples presiones públicas o cuando el azar, o un simple
descuido de los carceleros, puso en evidencia la detención e imposibilitaba seguirla negando. En otras ocasiones las
autoridades han aceptado la detención sólo cuando consideraban que el tiempo transcurrido había borrado en el
cuerpo del prisionero las huellas de tortura. Hoy se puede sostener, sin riesgo a falsear la verdad, que si alguna de esas
personas halladas hubiesen muerto durante el suplicio a que fueron sometidas. Ejemplo: Héctor Jiménez, Anselmo
Natale, Rafael Guerra Ramos, Domingo Sánchez, Valery Rodríguez, jamás se habría conocido su suerte final.

Este proceso de las desapariciones de personas se acentuó durante 1965, en especial a finales de año, cuando
desaparecen a Lovera su cadáver que no llegó a hundirse en el mar, fue descubierto en una playa e identificado cuatro
meses después , Rojas Mollejas ahorcado en Cachito, Humberto Arrieta, Carlos Arturo Pardo, Aquiles Hernández y
otros más. Pese a las protestas públicas, a las numerosas denuncias recogidas a diario por los medios y luego
formalizadas ante el Congreso y la Fiscalía General de la República, los hechos se siguen sucediendo con regularidad.

6
El año 1966 consolida el proceso de desapariciones en ciudades y zonas campesinas. Para fines de ese año
desaparecen, luego de haber sido detenidos en una alcabala móvil cerda de Barinas, Andrés Pasquier y Felipe
Malaver. Personas detenidas en el Campo Antiguerrillero de Urica, Estado Lara, han manifestado en cartas
dirigidas a parlamentarios y al fiscal general haber visto en el lugar a los “desaparecidos” y expresan su
determinación de rendir declaraciones al respecto.

En 1967 la situación sigue en los mismos términos. Nuevos nombres se suman a la extensa lista de desaparecidos.
Para el momento de escribir esta nota, el número de personas afectadas por este procedimiento inicuo se pueden
estimar en varios centenares. Venezolanos de los cuales nada se sabe.

Tan solo que en un momento dado y bajo ciertas circunstancias, fueron apresados por algún organismo de seguridad
del Estado. Desde entonces sus familiares no han hecho otra cosa que recorrer despachos oficiales y redacciones
de medios indagando, implorando, en un drama sin precedentes en el país. Hecho que se inicia con la detención de la
persona y que continúa por meses y años por no saber los familiares si deben o no vestir de luto.

José Vicente Rangel


Expediente Negro, Junio de 1967

s Perez 19
dr e 89
An
os

-1
Carl

9 92

Carlos Andrés Pérez 1989-1992


1989.- MASACRES DE CARACAS, VALENCIA Y MARACAY (27-de Febrero) más de milasesinados.
El 28 y 29 de febrero de 1989: continuó la masacre, elevándose a más de tres mil asesinados
por orden del gobierno nacional.

7
El Calvario de
un hombre
Alberto Lovera fue detenido el 18 de octubre y se le mantuvo en la Digepol desde ese día hasta el 22 de octubre; pese a
las gestiones que se hicieron salvo algunas llamadas, como se verá más adelante y así lo establece el informe- , su
presencia en la Digepol fue reiteradamente negada. Negativa que no era nada nuevo en el comportamiento de este
cuerpo policial y de otros organismos de represión del Estado. El 23 de octubre Alberto Lovera fue llevado al Retén
“Planchart” y allí se le continuó aplicando tormento. En horas de la madrugada fue sacado del referido lugar y traslado
por efectivos de la Dirección General de Policía a la zona oriental del país, con destino al Campo Antiguerrillero de
Cachipo, en Monagas. Una carta anónima, procedente de la población de Clarines, que llegó a Caracas en el mes de
marzo cuya copia reposa en el expediente respectivo que instruye el Tribunal de la causa- , decía que a finales de
octubre se detuvo un vehículo a la salida de esa población, en el que viajaban tres hombres armados. En el asiento
trasero del vehículo iba un hombre semidormido o inconsciente, con una herida en la frente y otra en la mandíbula. Decía
luego el informante anónimo que cuando aparecieron las fotografías de Alberto Lovera en la prensa, esa persona pudo
identificar a la que estaba inconsciente como Alberto Lovera. El vehículo siguió su marcha y llegó a Cachipo. Allí Lovera

no fue recibido por los vigilantes del Campo Antiguerrillero. Un testigo que no tenía porqué saber el nombre de un oficial
del Ejército, de guardia para esa fecha, declaro que un Subteniente, de apellido rocas Ramírez, le manifestó cuando fue
a averiguar si su hijo estaba allí y si estaba siendo torturado- que en el lugar no se torturaba, tanto así que había el
antecedente de una persona que fue llevada a Caracas muy golpeada y fue rechazada, por lo que la Comisión de la
Digepol que lo trasladaba debió regresar con el detenido. Tengo también la información de que esta misma Comisión fue
vista en El Tejero, y que ya para ese momento, Alberto Lovera había muerto y su cadáver llevado a Barcelona. No he
podido determinar si la Comisión de la Digepol recibió órdenes de deshacerse del cadáver o procedió por su propia
cuenta, mas lo cierto es que en Barcelona, en el Morro de Lechería, fue lanzado al mar, aproximadamente el día 25 de
octubre, en la forma como lo reseña el informe: rodeado con una cadena y con un pico como lastre, a objeto de que no
flotara.

Romulo Betancurt 1959-1964


Principal promotor del Pacto de Punto Fijo, autor del
famoso: “Disparen primero, averigüen después...”

8
no fue recibido por los vigilantes del Campo Antiguerrillero. Un
testigo que no tenía porqué saber el nombre de un oficial del
Ejército, de guardia para esa fecha, declaro que un Subteniente,
de apellido rocas Ramírez, le manifestó cuando fue a averiguar
si su hijo estaba allí y si estaba siendo torturado- que en el lugar
no se torturaba, tanto así que había el antecedente de una
persona que fue llevada a Caracas muy golpeada y fue
rechazada, por lo que la Comisión de la Digepol que lo trasladaba
debió regresar con el detenido. Tengo también la información de
que esta misma Comisión fue vista en El Tejero, y que ya para
ese momento, Alberto Lovera había muerto y su cadáver
llevado a Barcelona. No he podido determinar si la Comisión de
la Digepol recibió órdenes de deshacerse del cadáver o procedió
por su propia cuenta, mas lo cierto es que en Barcelona, en el
Morro de Lechería, fue lanzado al mar, aproximadamente el día
25 de octubre, en la forma como lo reseña el informe: rodeado
con una cadena y con un pico como lastre, a objeto de que no
flotara.

Se considera que Lovera murió el día 25 de octubre. Tal es la


opinión del forense de Barcelona expuesta en su declaración a la
Comisión Investigadora: “Es posible que la persona tuviese
aproximadamente dos días de haber fallecido, porque no podía
tener más tiempo en el agua, ya que la acción corrosiva del mar
y el efecto de las mordeduras de los peces, especialmente por
los orificios naturales de salida del cuerpo humano, no
evidenciaba que estuviese mayor tiempo inmerso en el agua”.

José Vicente Rangel


“Expediente Negro”, Noviembre 23, 1966

9
El Asesinato de
LOVERA
Ahora vamos al caso emblemático, sin que pretenda restarle importancia a los demás. Hay una desaparición que
denuncié el 24 de noviembre, de 1965 en esta misma Cámara. Un desaparecido que ya apareció. Se trata del
ciudadano Alberto Lovera, miembro del Buró Político del Partido Comunista. Según mi denuncia del 24 de noviembre,
Lovera fue detenido por efectivos de la Dirección General de Policía el 18 de octubre de ese año en horas de la tarde,
en la Plaza de las Tres Gracias, cuando conducía un vehículo marca Mercedez Benz, color azul claro. De esa detención
dan fe las informaciones de prensa aparecidas en los diarios “Hoy” de Valencia y “El Nacional” de Caracas, con fecha
22 de octubre del 65. El corresponsal de “Hoy” señala que fuentes oficiales dieron la información de que Alberto
Lovera había sido detenido que su carro había sido revisado y que, según la versión oficial, le hallaron armas y
propaganda subversiva. “El Nacional” de la misma fecha dice en su información: “Dos profesores detuvo la Digepol.
Alberto
Belén Sanjuán fue puesta luego en libertad y su casa la allanaron”. Luego de referirse a la información sobre Belén Lovera
Sanjuán, dice el diario: “También se informó que la Digepol detuvo frente a la Plaza de las tres Gracias, en los
Chaguaramos, al Profesor Alberto Lovera”. La información de “Hoy” de Valencia es más amplia. Esto constituye la
información de prensa sobre el caso.

Pero hay algo más. Alberto Lovera salió de su casa de habitación el día 18 de octubre, a las 2 y 30 de la tarde, y fue
visto por última vez en la Avenida San Martín, conduciendo su vehículo, a las 5 y 30 p.m., por un hombre que ya no
puede hablar, porque se trata del pintor Juan Pedro Rojas Mollejas, quien fue hallado ahorcado en el Campo
Antiguerrillero de Cachipo. Lovera fue visto por un testigo que declaró oportunamente, cuando era trasladado a la
sala de interrogatorios de la Dirección General de Policía. La información de prensa sobre la prisión de Alberto Lovera
y hay periodistas dispuestos a rendir testimonio-, fue suministrada por el “Capitán” Vegas, Jefe de la División de Orden
Público de la Dirección General de Policía. El vehículo de Alberto Lovera, un “Mercedes-Benz” como ya he dicho-,
estuvo varios días en el estacionamiento del Edificio “las Brisas”, sede central de la Digepol. La esposa de Alberto
Lovera, en conocimiento a través de una fuente confidencial de que el vehículo del dirigente detenido estaba allí, lo hizo
del conocimiento del Fiscal General de la República. Un Fiscal auxiliar se iba a trasladar inmediatamente al sitio para
averiguar la denuncia,pero el Doctor Lozada, en gesto que no deseo calificar en este momento, se opuso a que el
funcionario lo hiciera y manifestó que antes debía oficiar a la Dirección General de Policía.

Raul Leoni 1964-1969


Durante su gobierno ocurrieron bajo su consentimiento
las masacres de El Carupanazo y El Porteñazo

10
Dije el 24 de noviembre que Alberto Lovera, luego de ser brutalmente torturado, fue
enviado al campo antiguerrillero de Cachipo, en Monagas lo cual no tiene nada de particular
que ocurriese porque casi todos los detenidos en Caracas y zonas del centro del país,
acusados de actividades guerrilleras, son trasladados a ese lugar que las autoridades del
campo, quizás por escrúpulos profesionales, se negaron a admitir al detenido dadas las
condiciones físicas en que se hallaba, y que entonces la comisión de la Digepol decidió
regresar Caracas con el detenido, pero éste, dado su grave estado físico, falleció en el
camino. El cadáver de Alberto Lovera, que ya fue identificado plenamente, apareció el día
27 de octubre en la playa de lechería, próxima a Barcelona. Según la información del
forense esa persona había fallecido unos cuatro días antes del hallazgo del cadáver. Es
decir, aproximadamente el 23 de octubre, detalle éste que encaja perfectamente con la
versión que obtuve confidencialmente, y que el día 24 de noviembre del pasado año,
suministre a la cámara.

¿En qué condiciones apareció el cadáver de Alberto Lovera? Apareció y ustedes vieron las
Cadaver de Lovera, en playa terribles fotos publicadas por el diario “El Nacional” totalmente depilado con la placa dental
destrozada con las yemas de los dedos de la mano izquierda rebanadas; con las manos y
de Lechería. las piernas atadas por una larga cadena y unida esta a un pico, a la altura del cuello. Porque
quienes lanzaron el cadáver de Lovera al mar pretendían que éste despareciera
definitivamente. Pero las corrientes marinas lo lanzaron a la playa, al sitio donde fue
hallado, casi por azar, por un pescador. La esposa de Lovera se enteró de la existencia de
ese cadáver, viajó a Barcelona, vio las fotos que tenía la Policía Técnica Judicial y pudo
reconocer el cadáver debido a las características físicas y al defecto en la pierna izquierda,
por lo cual pidió a la Fiscalía que la PTJ procediera a identificarlo mediante la necrodactilia.
Los resultados fueron positivos. Como ya ustedes saben, la Policía Técnica Judicial ha
reconocido que el cadáver hallado el 27 de octubre en la playa de lechería, Estado
Anzoátegui, enterrado en tumba anónima en Barcelona, es del dirigente político Alberto
Lovera.
José Vicente Rangel
Expediente Negro, Marzo 7, 1966

Rafael Caldera 1969-1974


Allanador de la Universidad Central
de Venezuela

11
Los Campos
ANTIguerrilleros
¿Qué son los Teatros de Operaciones (T.O.) o Campos Antiguerrilleros? ¿Qué ubicación
corresponde en el ordenamiento legal de la República si es que vivimos en un sistema democrático
y constitucional- a estas cárceles, a estos centros de tormento y de suplicio que de manera
improvisada han sido instaladas en diferentes regiones del país? ¿Son acaso cárceles nacionales,
retenes, centros de reclusión, creados mediante decreto o qué son, qué carácter institucional
tienen? No son ni una cosa ni otra. Resulta difícil, por no decir imposible, ubicar en el ordenamiento
legal de la República estos casos. ¿Cuál es su verdadero régimen legal? ¿Puede una autoridad, así
sea el Ejército Nacional, detener a una persona, por ejemplo, en Caracas y llevarla a Cachipo o a
Urica, sustrayéndola de la jurisdicción ordinaria, del ámbito de sus jueces naturales, e
incomunicarla en un campo de detenidos político, someterla a torturas, todo dentro del llamado
orden democrático del país?

Son numerosas las no sólo denuncias sobre torturas, sino también sobre incomunicaciones de
personas. Y como todos aquí deben saberlo, el ordinal 3º del artículo 60 de la Constitución
establece en forma determinante que la tortura y la incomunicación están proscritas y en
consecuencia nadie puede ser sometido a tales procedimientos. Tanto es así que en lo referente a
la emergencia, cuando se trata de suspensión de garantías, ésta, relativa al ordinal 3º del artículo
60, ni siquiera puede ser suspendida porque es inherente a la condición humana del ciudadano.
Existen principios y normas en nuestro ordenamiento constitucional como es el caso de que todo
ciudadano debe ser juzgado por sus jueces naturales, y que un ciudadano, en el caso de ser
detenido preventivamente, al cumplir ocho días de detención debe ser pasado su caso a un juez o
puesto en libertad- , que no se pueden violar sin que se resienta toda la estructura jurídica del
régimen. Sin embargo, en el caso de los detenidos de Cachipo y Urica se les saca de la jurisdicción
penal que les corresponde; y no sólo se les detiene por más de ocho días, sin que un juez
competente entre a conocer, como lo establecen las disposiciones constitucionales respectivas a
la libertad personal artículo 60 y Transitoria Sexta- , sino que se les incomunica y tortura como lo
demuestran multitud de casos.

José Vicente Rangel


Marzo 7, 1966
Texto extraído del libro Expediente Negro

12
Sobre
DESAparecidos
Ellas me recuerdan constantemente la frase. La última frase de la carta que Martí escribiera a su amigo Manuel
Mercado y que dejara inconclusa “Hay afectos de tan delicada honestidad…” El afecto por el hijo, el afecto por la
esposa, el afecto por el hermano. Hay otros afectos, pero no más próximos que éstos a la palabra martiniana.
Llevo tiempo tratándolas, atendiéndolas, conversando con ellas. Algunas veces la esperanza parece abrirse
camino y entonces muestran su júbilo; un júbilo casi elemental. Otras, el abatimiento cae pesadamente sobre
ellas. Una no sabe donde está su hijo. Otra ignora el paradero de su esposo. La tercera busca incesantemente a
su hermano.
- La búsqueda es el drama de estas tres mujeres. Las ha unido y las ha obligado a actuar. Una se llama María
Teresa Cuenca de Tejero, natural de Vigo, casada desde el año 40 con Braulio Tejero, un aviador leal a la
República. Hoy tiene 53 años y estando exilada en Francia tuvo un hijo, en Moutauban: Alejandro. Con los años, la
familia Tejero regresa a España. Entonces trabaron amistad con exiliados venezolanos. Cuando estos retornaron
en el 58, invitaron a los Tejero a Venezuela. El hijo empezó a estudiar, rápidamente aprobó el bachillerato e
ingresó a la Universidad. En el Liceo Fermín Toro definió una militancia política. Para el año 61 estuvo preso y
formó parte del grupo que se declaró en huelga de hambre en el retén de El Junquito.
El 11 de mayo de 1967, Alejandro Tejero, 26 años estudiante de 2º año de Ingeniería de la Universidad Central-
Salió de su casa a la 1:00 p.m. para verse en un cafetín de Chacaito con Eduardo Navarro Laurens. Su familia no
lo volvió a ver.
- Carmen Navarro de Acosta tiene 41 años de edad, nació en Cantaura y está casada. En la familia son cinco
hermanos. Uno de ellos Eduardo, muchacho tranquilo, buen estudiante. Cursó bachillerato en el Liceo Andrés
Bello. Para el 11 de mayo del 67 tenía 26 años y estudiaba 3º de Ingeniería. Vivía en una pensión y a fines de mayo
su hermana empezó a intranquilizarse porque no sabía de él. No lo ha vuelto a ver.
Eran las 9:30 de la mañana del día 16 de mayo de 1967, cuando Francisco Palma Prado contador, 29 años-
entró al abasto “Nueva Tempera”, ubicado en la Avenida Rooselvelt transversal con Los Turumos, para
telefonear a su esposa. Esta acababa de dar a luz un varón que después se llamaría Marcos. Personas que
estaban para el momento en aquel lugar han contado que tan pronto como Palma Prado colgó el teléfono y se
disponía a salir del negocio, fue abordado por dos sujetos que se habían bajado de un Volkswagen color crema y le
dieron la voz de arresto, identificándose como funcionarios del SIFA.
Antonieta de Palma, la esposa -22años, laboratorista-, nada ha vuelto a saber de Francisco. El hijo tiene 9
meses; el mismo tiempo que el padre lleva desaparecido.

Alejandro Tejero
13
- Informaciones recibidas en diversas ocasiones por la señora Tejero precisan que su hijo fue
detenido, junto con Navarro, en Chacaito, por efectivos del SIFA, aproximadamente a las 3:30
de la tarde del día 11 de mayo. Luego, ambos fueron trasladados a la sede de ese organismo
policial frente a Miraflores, y el viernes 23 de junio logró saber que serían trasladados al interior.
Para el 9 de julio una voz de mujer le hizo saber a la señora Tejero que su hijo se encontraba en el
Campo Antiguerrillero de Yumare, Estado Yaracuy, al igual que Navarro y Palma Prado. Veamos
lo que ella dice:
-Efectivamente, una mujer me llamó por teléfono y me dijo que estaban en Yumare muy
maltratados; que mi hijo le había hecho llegar el teléfono de la casa para que avisara. Después
conocí el muchacho. Ella temía por su vida. Fue puesto en libertad por gestiones de la Fiscalía
General…
- Cinco veces han ido a Yumare. Allí fueron atendidas por el Coronel Ramón Ignacio Palmero; tres veces
han visitado Urica, estando de jefe el Coronel Paz, y dos veces estando al mando del Campo el Coronel
Falcón. Pero sólo han logrado evasivas o la negación más rotunda a sus señalamientos. “No han estado
presos aquí”, es la contestación más común; o bien: “No están en lista, solicítenlos en otro lugar”.
Hay, sin embargo, elementos que permiten afirmar que efectivamente Tejero, Navarro y Palma Prado
fueron detenidos por cuerpos policiales en el mes de mayo del año pasado y llevados luego al
Campamento Antiguerrillero de Yumare. Algunas informaciones precisan la forma como fueron
detenidos, incluyendo hora y lugar. El testimonio de la señora cuyo hijo estaba preso en Yumare y el de
éste sus nombres reposan en el respectivo expediente abierto por la Fiscalía- confirman anteriores
versiones, a la vez que ha quedado ratificado por las declaraciones de algunos campesinos recluidos en
la Isla de Tacarigua.
“En efecto, el 30 de noviembre del pasado año una Subcomisión de la Comisión de Política Interior de la
Cámara de Diputados viajó a Tacarigua con el fin de investigar algunas denuncias de los presos. Como
integrante de la subcomisión pregunté a varios detenidos, provenientes del Campo Antiguerrillero de
Yumare, si habían visto allí a Tejero, Palma y Navarro. De inmediato transcribo las respuestas que
sobre el particular dieron estas personas, las cuales tomo de la versión taquigráfica que reposa en las
actas de la Comisión:
DIPUTADO RANGEL.- ¿Vieron ustedes a Alejandro Tejero cuando estuvieron detenidos?
NOGUERA.- Cuando estábamos detenidos en Yumare metieron a unos detenidos que dijeron que se
llamaba Alejandro Tejero uno y otro que se llamaba Navarro. Ellos quedaron allá. Al principio estaban
bien, pero después fueron torturados y estaban tirados en el suelo.
PABLO GONZALEZ.- Yo vi a Tejero.
DIPUTADO RANGEL.- ¿Cómo estaba?
PABLO GONZALEZ.- Allá lo golpearon.
NOGUERA.- A nosotros nos trasladaron para Aroa y ellos quedaron allá.
RAMON MOGOLLON.- Cuando yo estaba en Yumare en el calabozo, trajeron a unos muchachos de
Caracas y uno de ellos me dijo: A mí me van a matar, yo soy Alejandro Tejero.

14
Con posterioridad a esta visita a la Isla de Tacarigua, los declarantes ratificaron en carta dirigida al Congreso sus palabras”.
Pese a estos elementos aún se desconoce el paradero de estos tres ciudadanos. No ha habido poder capaz de obligar al
Gobierno a decir dónde están. La Fiscalía General conoció al principio acerca de estos hechos y después perdió impulso la
investigación. Una vez más la falta de audacia, de decisión; la excusa de que el organismo carece del instrumental apropiado,
se impusieron y las formalidades burocráticas obraron en detrimento de los derechos ciudadanos. Tejero, Palma Prado y
Navarro se han sumado a la larga lista de “desaparecidos”, figura sombría que surge durante la etapa de gobierno de Raúl
Leoni. Desde luego que el término no es más que un eufemismo. Pues de lo que se trata, pura y simplemente, es de un
secuestro. De la lista de desaparecidos algunos han corrido con suerte. Con el tiempo han

aparecido con vida. De otros se ha sabido, a ciencia cierta, que han muerto y hasta se han podido encontrar sus cadáveres. El
resto se ha perdido en el silencio, en el horror de los centros de tortura, en la aberrante realidad de un mundo de antivalores,
que constituye la negación más rotunda a cuanto se dice sobre las bondades democráticas del sistema.

- Estas tres mujeres, la madre de Tejero, la esposa de Palma Prado y la hermana de Navarro son las víctimas de un poder
ejercido sin moral que ha hecho en Venezuela lo que ningún otro se atrevió a hacer: jugar con elementales afectos; suprimir
normas que son la base de cualquier sociedad civilizada. La lista de venezolanos desaparecidos en la misma forma que los tres
a que me he referido se aproxima a cientos. Su suerte se desconoce. Y esto ocurre en un país que se rige por leyes, con una
Constitución democrática que declara inviolable el derecho a la vida y prohíbe la incomunicación y la tortura.

¿Tiene o no derecho a saber una persona dónde está el familiar detenido? ¿Puede saber simplemente dónde está? ¿Qué
seguridades tienen en estos momentos un ciudadano que es llevado a un Campamento Antiguerrillero? ¿Está derogado en
esos sitios el estado de derecho y qué legislación rige entonces en ellos? Y algo si se quiere cruel, increíble para quienes están
ausentes de la realidad, pero e diaria ocurrencia: ¿Qué ley o qué moral o qué causa justifica no ya el asesinato de detenido
inerme, confiado a la protección del Estado, sino la negativa a informar a la familia y a entregar el cadáver?

A nueve meses de la detención de Tejero, Navarro y Palma Prado sus familiares no saben si están vivos o muertos. Sólo
saben que fueron apresados. Ellos sólo reclaman la verdad. Saber dónde se encuentran. Preguntándolo han recorrido
cárceles y oficinas públicas y han movido inútilmente toda clase de resortes. Queda por preguntar: ¿Durante cuánto tiempo
seguirán en la incertidumbre?”.

Estas y otras notas fueron publicadas en la revista RETO, en los números 1, 6 y


7 del 23 de febrero, 28 de marzo y 4 de abril, de 1968

15
Reglamento de los Prisioneros del
CUARTEL CORPAHUAICO
Queremos denunciar también el contenido fascista del incostitucional Reglamento de Prisioneros de Guerra, que se aplica en el
Cuartel Corpahuaico, por cuanto él constituye una verdadera pieza de crueldad y desprecio por la condición humana. Este
reglamento pone en evidencia la manera sui-géneris cómo los adecos y el gorilismo venezolano conciben a la “democracia
representativa”.
1. Los desaparecidos del Corpahuaico son escondidos literalmente hablando, en minúsculas celdas individuales cuyas dimensiones
son las siguientes: dos metros de largo, por uno de ancho, por dos de altura.
2. Duermen en el suelo durante algún tiempo, después, se les facilita un colchón en deplorable estado. Nunca se les dota de cama.
No pueden permanecer de pie en el calabozo porque pueden ser vistos o ver a otros desaparecidos.
3. Se les saca del calabozo una vez al día, a las 10:00 p.m. o a las 5:00 a.m., para que hagan las necesidades más elementales de
higiene fisiológica de una vez.
4. Está terminantemente prohibida la comunicación entre una celda y otra.
5. Tienen que comer en el suelo dentro de la celda y al lado de una poceta llena de orina que es una verdadera reedición de los
“pollinos” gomecistas, magistralmente descritos por José Rafael Pocaterra en sus “Memorias de un Venezolano en la Decadencia”.
6. Debemos advertir, que los “desaparecidos” de Corpahuaico deben considerarse afortunados porque en otros sitios como
Humocaro Bajo y Guanare el trato es peor.
7. Cuando el “desaparecido” aparece bien sea por la movilizaciones de sus familiares o mediante alguna gestión del Fiscal de la
República o de la Cámara de Diputados, el desaparecido deja de serlo para convertirse en un “preso peligroso” o “importante”, lo
cual da algunos derechos aunque en forma muy limitada.
8. Los presos son sometidos a trabajos forzados y cualquier reclamo se interpreta como una insubordinación o intento de
amotinamiento y es castigado severamente.
LA VISITA
La visita dura diez minutos cuando no es suspendida, lo cual ocurre con mucha frecuencia. Visitante y visitado deben hablar en alta
voz para que los oiga el vigilante…, lo cual despoja la visita que en realidad debería llamarse “saludo”- del más elemental sentido de
intimidad, con frecuencia el vigilante se coloca entre el visitante y el visitado. Cuando la vigilancia corre a cargo de los agentes del
SIFA, estos aprovechan la oportunidad para interrogar y amenazar al detenido delante de los familiares.
La monstruosidad de los hechos denunciados además de otros maltratos menores que hemos omitido en beneficio de la brevedad,
constituyen una prueba irrefutable del carácter asesino del Gobierno y obliga a esa ilustre Cámara a abrir una averiguación profunda
y exhaustiva de las denuncias relatadas. En tal sentido, formalmente solicitamos esa averiguación con la seguridad de que la Cámara
de Diputados cumplirá el papel que le corresponde de acuerdo a la Constitución y a las Leyes Nacionales. Atentamente, los presos
políticos de la Cárcel Nacional de Maracaibo.

Maracaibo 7 de mayo de 1967.


Carta de los presos políticos de Maracaibo, dirigida a los Señores Diputados del Congreso
Nacional.
Texto extraído del libro Expediente Negro: Escrito por José Vicente Rangel

16
Masacre de
CANTAURA 04 de Octubre de 1982
bajo el Gobierno de Luis Herrara Campins
Algunas informaciones señalan que nunca se sabrá exactamente el número de muertos causado por los
bombardeos, llegándose a estimar que fueron por lo menos 60 personas. De ellos, hubo 24 jóvenes masacrados
en “Los Changurriales del Morocho Evans” en las cercanías de Cantaura (Edo. Anzoátegui), que pudieron
identificarse. Desde primeras horas de la mañana aviones de combate de la Fuerza Aérea venezolana bombardean
la zona. Inmediatamente después, unidades del Ejército y comandos de la Disip, bajo el mando del Comisario Arpad
Bango, atacaron a los jóvenes. No hubo ningún prisionero, ni nadie quedó con vida. El balazo en la cabeza que
presentaron la mayoría de ellos es prueba de que rendidos o presos se les asesinó.

Los Compañeros

Emperatriz Guzmán Cordero


CAÍDOS
Luis José Gómez , 19 años, (Barcelona)
Carmen Rosa Rojas García Nicolás Montes Beltrán
Sor Fanny Alonzo Salazar José Antonio Figueroa
María Luisa Estévez Arráiz, 27 años Ramón Bello (“El Chano”)
Beatriz del Carmen Jiménez, 24 años Antonio Maria Echegarreta
José Miguel Núñez (Español) Eusebio Ricardo Martel Daza
Mauricio Tejada Rubén Alfredo Castro Batista, 27 años (Pto. La
Enrique Márquez Velásquez Cruz)
Carlos Jesús Hernández Arzola Roberto Antonio Rincón Cabrera
Idermar Lorenzo Morillo Julio César Farías
Baudilio Valdemar Herrera Veracierta, 18 años Nelson Antonio Pacín Collazo, 23 años, (Caracas)
Jorge Luis Becerra Navarro,20 añosa)` Roberto Rincón Cabrera
Eumenedis Ysoida Gutiérrez Rojas 25 años, Carlos Alberto Zambrano Mira, 30 años (Santiago de
Diego Alfredo Alfonso Carrasquel, 28 años, Chile)
Julio César Farias Mejías, 20 años (Barcelona)

17
Masacre de
YUMARE
08 de Mayo de 1986, bajo el Gobierno de Luis Herrara Campins
El 08.05.86 fueron asesinadas por un comando de la Dirección de los Servicios de Inteligencia y
Prevención (Disip) nueve (9) personas, en la zona La Vaca, Barlovento, en la población de Yumare, del
Distrito Bolívar, en el estado Yaracuy. Las autoridades policiales indicaron que se trató de un
"enfrentamiento armado de un grupo de la Disip, con un grupo guerrillero (...) con el saldo de nueve
guerrilleros muertos y un funcionario de la Disip herido (Henry López Sisco)". Sin embargo, testigos
afirman que esas personas fueron detenidas, torturadas y, posteriormente, ejecutadas - les colocaron
ropas militares encima de su ropa civil- por funcionarios de ese organismo policial. Indicaron que los
mismos eran luchadores sociales y promotores del ideal bolivariano.

Este hecho, también fue investigado por el Congreso de la República con la denominación de la "masacre
de Yumare".

Los Compañeros
CAÍDOS
Dilia Antonia Rojas
Nació en Coro (Edo. Falcón) el 2-8-42. Madre de 7 hijos. En 1973 (Gob. De Carlos Andrés Pérez I) son
asesinados su esposo y una hermana. Ella es asesinada en la “Masacre de Yumare” (Edo. Yaracuy) por
efectivos de la Disip al mando de su Director, Henry López Sisco. En su cuerpo se encontraron signos
de violación y sus senos y rostro fueron rasgados.

Rafael Ramón Quevedo Infante


Natural de Boconó (Edo. Trujillo). Tenía 26 años. Poeta y destacado dirigente estudiantil en el Liceo Juan
Bautista Dalía, en el cual fue presidente del Centro de Estudiantes y del Pedagógico de Caracas, donde
fue miembro de la Federación de Estudiantes. Dejó publicado “Entre tierra y piel”. Fue asesinado en la
“Masacre de Yumare” (Edo. Yaracuy). Su cadáver estaba deformado por las torturas y presentaba
múltiples perforaciones.

18
Pedro Pablo Jiménez García
Natural del Edo. Falcón, contaba 40 años y 3 hijos. Tenía una librería especializada en textos escolares. Fue
asesinado en la “Masacre de Yumare” (Edo. Yaracuy). Su cuerpo presentó un testículo desprendido, pérdida total
de la dentadura, nariz fracturada, una ráfaga en el tórax y un tiro de gracia en el cráneo.

Simón José Romero Madriz


Nació en Caracas y tenía 28 años. Dejó un hijo de tres años. Fue primera voz del Orfeón Don Bosco y del
“Cárdenas Sepellman”. Estudió música en la Escuela Juan José Landaeta. Dictó cursos de guitarra en el Centro
Cultural Federación Jóvenes de Venezuela. Fue asesinado en la “Masacre de Yumare” (Edo. Yaracuy). Su cadáver
tenía el cráneo fracturado y los dedos cercenados.

Alfredo Caicedo
Tenía 3l años cuando lo asesinaron. Estudió Antropología en la Universidad Nacional de México. Fue asesinado en la
“Masacre de Yumare” (Edo. Yaracuy). Su cadáver presentó signos de torturas y tiros a quemarropa en la cabeza.

Luis Rafael Guzmán Green


Tenía 40 años. Luchador social desde muy joven, dejó varios hijos. Fue asesinado en la “Masacre de Yumare”
(Edo. Yaracuy).
José Rosendo Silva Medina
Natural de Las Mercedes (Edo. Guárico), tenía 33 años. Fue uno de los fundadores del Centro Cultural Francisco
de Miranda y de la Asociación de Vecinos del Barrio Francisco de Miranda. Fue asesinado en la “Masacre de
Yumare” (Edo. Yaracuy). Su cadáver presentó 9 perforaciones de bala y desfiguraciones por efecto de torturas.

Carlos Andrés Pérez 1974-1979


Principal asesino y persecutor de revolucionarios, a este esbirro le atribuimos,
Cantaura, el Encantado y un sin fin de casos que nunca se comprobaron.

19
Masacre del
AMPARO
04 de Octubre de 1986, bajo el Gobierno de Luis Herrara Campins
Masacre de los Pescadores de El Amparo.
El Amparo es un pueblito a orillas del Arauca, estado de Apure. El 30 de octubre la prensa informa sobre un
"enfrentamiento" entre el ejército y "guerrilleros". La verdad trasciende en seguida: se trata de una masacre de
catorce pescadores, queriendo arrancarle al río alimento para su familia. Atacados con armas de guerra en el Caño La
Colorada, caen al agua en medio de la noche. Son Julio Pastor Caballos, Mariano Torrealba y su hijo José Gregorio, Luis
Alberto Berrios, José Ramón Puerta, Carlos Antonio Bregua, Justo Mercado, Pedro Indalecio Mosqueda, José
Indalecio Guerrero, Arín Maldonado, Marino Vivas, Rigoberto Araujo, Carlos Antonio Eregua y Moisés Blanco.
Sobreviven Wolmer Pinilla y José Augusto Arias, que abandonan el país. En base a sus relatos, el Congreso nombra
una comisión investigadora, que concluye: "Catorce pescadores murieron en una emboscada tendida por policías y
militares". El pueblo ya habla de "la masacre de El Amparo" y que los ejecutores pertenecen al Comando Especial "José
Antonio Páez", cuerpo de élite del ejército.
Se dicta acto de detención para diecinueve militares. Cuatro de ellos, prófugos. Sólo se los acusa de homicidio y dos
años después aún no hay sentencia. Sólo se dispone la disolución del cuerpo de élite y cierta compensación para las
familias de los asesinados: vivienda precaria, sin luz, agua ni cloacas. Las viudas no reciben la pensión vitalicia prometida
por el presidente. La mitad de los cincuenta huérfanos no tienen medios para ir a la escuela. Dos de los siete hijos de
Justo Mercado mueren de diarrea. En "El Amparo" sólo quedan fuerzas para seguir de pie reclamando justicia.

Los Compañeros
CAÍDOS
Julio Pastor Cevallos Luis Alfredo Berrios
José Gregorio Torrealba . Moisés Antonio Blanco
José Ramón Puerta García Antonio Egarza
Marino Emeterio Vivas Pedro Indalecio Mosquera
José Indalecio Guerrero Mariano Torrealba
Rigoberto Araujo Ali Maldonado
Justo Mercado
Rafael Marín Moreno

20
Algunos de los más “DESTACADOS”
TORTUradores
Erásto Fernández, Carlos Vegas Delgado, Mario Segundo Leal, Juan de Dios Marín, Orlando García, Melecio
Medina, Juan Hermes, José Palacios, José de Armas, Teniente (GN) Ildemaro Sarmiento Urquía y su compañero
de capturas, el “Gordo” Rojas, quien manejaba el Jeep para los traslados desde la Digepol de Maturín hacia el
Teatro de Operaciones de Cachipo. Teniente (GN) Francisco Galárraga Pereira, Capitán (E) Héctor Peña Peña,
Capitán (E) Castillo, Atahualpa Montes, Jefe de la Digepol en Maturín (Edo. Monagas), José de Armas. Uno de los
más crueles era conocido como “Comandante “Tony”.

En Falcón el principal centro de torturas funcionaba en el Comando de Operaciones del Batallón “Piar” situado en
Cabure, en la Sierra de San Luis, y los más encarnizados torturadores eran los oficiales: Teniente Adán Esser
Zavarce, Capitán Jesús Ramón Inciarte y el Teniente Alfredo Montenegro.

En Lara los centros de torturas funcionaban en Las Virtudes, cerca de Guárico, dirigidos por un teniente que
apodaban “Veneno”. Otros centros fueron: Las Palmas, en Humocaro Bajo, al mando del Capitán Piñerúa M. (uno
de los más crueles torturadores), junto al teniente González Pérez; La Guajirita, cerca de El Tocuyo, cuyo jefe fue el
Teniente Adelmo de Jesús Jiménez; y El Blanquito, en Sanare, donde actuó el Teniente Coronel Garlet.

También merecen no ser olvidados por su posición indigna a favor de la policía y contra los detenidos, no solo el Fiscal
General de La Republica Losada, sino el Fiscal Iván Maldonado.

sinchi 1984 -
Lu
e
19
m

89

Jaime Lusinchi 1984-1989


Jai

1986: MASACRE DE YUMARE YARACUY. Asesinados 9 venezolanos


1988: Allanamiento a emisora en el Vigía, y detenido el periodista José Rafael Ramírez.
1988: MASACRE DE EL AMPARO (APURE). Asesinados 14 venezolanos.

21
Luchadores
SOCIALES
SI BIEN NUESTRA MISION ESTA CONCENTRADA PRINCIPALMENTE EN HONRAR LA MEMORIA DE NUESTROS
MÁRTIRES Y DENUNCIAR QUE LA VIOLACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS FUE UNA POLÍTICA DE LA
DEMOCRACIA REPRESENTATIVA Y NO CASOS AISLADOS, PENSAMOS QUE EN ESTA PUBLICACION NO
PODEMOS DEJAR DE MENCIONAR OTROS LUCHADORES SOCIALES, QUE SI BIEN SU MUERTE NO FUE
PRODUCTO DIRECTAMENTE DE LA TORTURA Y EL ASESINATO POR PARTE DE LOS CUERPOS REPRESIVOS DEL
ESTADO, TAMPOCO PUEDEN SER OLVIDADOS, PUES ENTREGARON SU VIDA A LA LUCHA POR UN MUNDO
MEJOR.

Capitán de Navío. Manuel Ponte Rodríguez 24-7-64


Comandante Supremo de las FALN, prisionero desde la insurrección de la base naval de Puerto Cabello y
condenado a 30 años. Murió de un infarto que no tuvo atención médica en el Sector “A” del Cuartel San Carlos.
Argimiro Gabaldón 12-12-64
Nació en Biscucuy, Estado Portuguesa, el 15 de julio de 1919. Desde 1936 se vincula al movimiento comunista. Fue
director de la Escuela de Artes Plásticas de Barquisimeto, del Colegio Federal de Biscucuy y profesor del Liceo Antonio
José de Sucre. En 1962, asume la lucha armada como la única forma de impedir la entrega que se está llevando a cabo
de nuestro país ante la persecución de los luchadores que se oponen a ello, participando en la toma de Humacaro Alto y
se constituye en primer Comandante del Frente Guerrillero “Simón Bolívar”.
Un accidente en las montañas de Humocaro lo hirió y es conducido al Hospital de El Tocuyo donde murió, dejando a la
lucha armada sin uno de sus más claros, valientes y firmes dirigentes.

Héctor Rodríguez Armas 16-03-65


Llegó a Brigadier en la Escuela Militar. Era estudiante de Ingeniería en la UCV. Se había fugado del Hospital Militar en
1963, deslizándose de un 7º piso con una cuerda de nylon y a pesar de que estaba gravemente herido de dos balazos.
Cayó en combate en el Estado Lara.

Francisco Aguilera Bravo “Comandante Carmelo” 30-10-66


Militante del Partido Comunista. Nació en el Edo. Falcón. Perteneció al Frente Guerrillero Manuel Ponte Rodríguez y
cayó en combate en un lugar cercano al Turimiquire, en la vía hacía Maturín, junto a 4 guerrilleros más.

22
Luis Emiro Arrieta 27-7-65
Dirigente Petrolero y fundador del Sindicato de Trabajadores Petroleros de Maracaibo. Había nacido el 27 de junio
de 1910. Un Tribunal había dictado su libertad bajo fianza; sin embargo, el Fiscal General intervino para anular la
decisión judicial. Estando preso en la Cárcel Modelo se enfermó de hepatitis y fue trasladado al Hospital, donde
murió. Cuando se le estaba velando y rindiendo honores en una funeraria en la Avenida Andrés Bello de Caracas, su
cuerpo fue secuestrado por la Digepol.

Primitivo Salazar 07-65


Cayó en combate en San Tomé.
Julio César Guzmán Navas 30-10-91
Ejemplo de internacionalista proletario, se incorporó al frente Farabundo Martí para luchar por las justas causas
del pueblo salvadoreño y cayó en combate en aquel país.

Gilber Raúl Ruiz (“Patica”)


Nació en la población de El Guapo, Edo. Miranda, el 27-12-60. Tiene activa y destacada participación en el
alzamiento cívico militar del 4-02-92 y en el alzamiento del 27 de noviembre de ese mismo año, cuando muere.

Juan Ramón Sanz Diego


De Origen español. Estudiante de química de la UCV. Comprometido con las luchas sociales, con gran valentía se
incorpora a la lucha armada en 1964 y muere en Guacamaral, sitio de los Gavilanes, en el Oriente del país.

Campíns 19
ra 7
re
r

9
He

-1
Luis

984

Luis Herrera Campins 1979-1984


Responsable de Yumare, del Viernes Negro y otra serie
de crimenes contra el pueblo

23
GOBIERNO DE ROMULO BETANCOURT 1959-1964
Ministro de Relaciones Interiores: Carlos Andrés Pérez Ministro de la Defensa: Briceño Linares
Aurelia Pérez Pulido 12-06-59
Maestra de 18 años, asesinada cuando el Teniente Coronel José Antonio Silva Niño ordenó abrir fuego para
acallar una protesta ante la Fiscalía de Ciudad Bolívar por las sentencias absolutorias a varios esbirros de la Seguridad
Nacional.
Juan Francisco Villegas Pulido 04-08-59
Asesinado por agentes de la Digepol (*) en una protesta pacífica (fueron 19 heridos y cuatro asesinados) en la Plaza
Concordia Caracas.
Rafael Simón Montero 04-08-59
Asesinado por agentes de la Digepol en una protesta pacífica (Fueron 19 heridos y cuatro asesinados) en la Plaza
Concordia Caracas
Rafael Baltasar González 04-08-59
Asesinado por agentes de la Digepol en una protesta pacífica (Fueron 19 heridos y cuatro asesinados) en la Plaza
Concordia Caracas
Esther María Flores 24-01-60
Tenía 23 años. Una de las 12 personas que fue asesinadas por la represión de la Digepol en el Sector del Guarataro.

Luisa María Cazola Ordaz 29-08-60


Murió por asfixia producida por gases lacrimógenos en una manifestación de solidaridad con Cuba.

Ricardo Navarro 08-09-60


Dirigente sindical asesinado en Lagunillas (Zulia). Bandas armadas dirigidas por el Buró Sindical de AD y comandadas
por Hugo Soto Socorro y Luis Tovar, de Fedepetrol, asaltaron el Sindicato de Trabajadores Petroleros de
Lagunillas, tratando de acallar la protesta de los trabajadores que exigían claridad al Sindicato controlado por AD. El
líder obrero del Partido Comunista Luis Pinto fue herido, quedando en silla de ruedas, pero continuó en la lucha sindical.
También fueron heridos 15 trabajadores más.

Nos fue imposible conseguir registros gráficos de los camaradas antes referidos.

24
Isabel Acosta Rivas 10-60
No se encontró información sobre su desaparición
María de Estornio 27-10-60
Asesinada en una manifestación estudiantil en Caracas.
Alexis Rivero Muños 28-10-60
Muere abaleado en una manifestación de liceístas en Caracas

Francisco Lozada 10-60

No se encontró información sobre su desaparición


José del Carmen Chávez 10-60
No se encontró información sobre su desaparición
Aníbal Morales Boada 28-10-60
No se encontró información sobre su desaparición
Ramón Antonio Revilla 28-10-60
Estudiante del Liceo Andrés Bello, muere abaleado en una manifestación de liceístas en Caracas.

Tt. Cnel Rafael Clemente Pacheco 30-10-60


No se encontró información sobre su desaparición
Jesús Enrique Echenique 28-10-60
Muere abaleado en una manifestación de liceístas en Caracas.

Natalia Chinaglia 02-11-60


Asesinada por la Digepol en El Pulpo (Caracas).

Santos Inocentes Chaurón 26-11-60


Caracas UCV, Facultad de Farmacia.

Rosario Mujica 26-11-60


Asesinada por la Digepol en la Esquina de Solís (Caracas).
Nos fue imposible conseguir registros gráficos de los camaradas antes referidos.

25
Orlando Medina 03-08-63
Estudiante de Agronomía de la UCV, detenido y fusilado delante de los vecinos en el caserío La Guajirita (Edo.
Lara).
Omar Ramones Romero 63
Hijo del fundador de Acción Democrática Trinidad Ramones. Fue asesinado en la Av. San Martín de Caracas
por el agente de la Digepol Roberto Bracho Noguera.
Carlos Luis Hernández 04-08-59
Villanueva, Edo. Lara.
Cruz Marval 03-08-63
Detenido y fusilado.
Freddy Medina 03-08-63
Detenido y fusilado.

Alí José Hernández 18-9-63


Tenía 20 años. Fue ametrallado mientras dormía en su calabozo en la sede de la Digepol de Valencia.

Virgilio Rodríguez 63
Estudiante abaleado por la policía en San Cristóbal (Edo. Táchira).

Hugo José Garcés


Tenía 17 años. Fue acribillado en su apartamento en Simón Rodríguez (Caracas). Presenciaron el hecho tres
menores de edad.
José Luis Otamendi 12-2-64
Nació en Caracas el 22 de febrero de 1945. Comenzó a militar en el PCV a los 15 años y fue asesinado en la
Sierra de Falcón.

Nos fue imposible conseguir registros gráficos de los camaradas antes referidos.

26
Guillermo Lapp

No se encontró información sobre su desaparición


Ibrahim Villasmil
No se encontró información sobre su desaparición
Jesús Pérez
No se encontró información sobre su desaparición
Hugo Castillo 1964
Asesinado por la Digepol.
José David de la Rosa
Andarcio Rosas
Fueron sacados junto con Donato Carmona y César Burguillos y se presume
que tuvieron igual destino que ellos. Los llevaron en una camioneta bajo custodia Fidel Campos
de la policía militar a un lugar situado a 1 km. de Caño Cruz, en la carretera de Octavio Romero
Caripito a Cumaná. Al mando de los efectivos militares iba el Tte. Ildemaro Roger Zapata
Sarmiento y lo acompañaba el agente del Sifa Roberto Valdés, alias
“Velutini”. El jefe del TO-4 era el Tnte. Cnel. Molina Vargas y el
Comandante del Batallón Sucre Nº 51, el Tte. Cnel. Jesús Enrique Gómez
Guerra.
Iván Daza 23-01-66
Fue detenido en Lara, junto a Paramaconi Laya, en diciembre de 1965. Torturado y fusilado. El Gobierno dijo
que había caído en combate. Su padre fue detenido en Barquisimeto cuando estaba en gestiones para
recuperar su cadáver.

Paramaconi Laya 23-01-66


Fue detenido en Lara junto a Iván Daza, en diciembre de 1965. Torturado y fusilado.

Nos fue imposible conseguir registros gráficos de los camaradas antes referidos.

27
Alberto Cesar Millan Marcano
Estudiantes del Liceo “Miguel José Sanz” de Maturín (Edo. Monagas), de 18 y 17 años
respectivamente. Fueron masacrados en el propio liceo por las bandas armadas de Acción
Democrática. Participaron en la masacre Antonio Alfaro Ucero y Julián Velásquez, 2º Comandante
de la policía local. El gobernador de turno, Armando Sánchez Bueno y el médico forense Pedro
Aristimuño Hurtado, trataron de encubrir a los asesinos.
Alberto Lovera

Nació en Juan Griego (Edo. Nueva Esparta) el 8 de agosto de 1923. Cofundador de la Juventud
Comunista en 1947. Dirigente de los trabajadores petroleros y miembro del buró político del PCV.
Fue detenido por la Digepol y, tras ser negada su detención, es sometido a bárbaras torturas. Su
cadáver fue hallado el 27 de octubre de ese año en una playa de Lecherías (Edo. Anzoátegui), con los
brazos y las piernas encadenadas y un pico de albañilería atado al cuello. En sus torturas y asesinato
estuvieron directamente implicados los comisarios de la Digepol J.J. Patiño González, “El
Capitán” Carlos Vegas Delgado, Alberto Ochoa, José R. Antunez y Carlos Quintero. Fue
delatado por Aníbal González.
Alejandro Tejero

Nació en Montouban (Francia) el 18-01-41 durante el exilio de sus padres republicanos españoles.
Se destacó como dirigente estudiantil en el Liceo José Gregorio Hernández y en la Facultad de
Ingeniería de la Universidad Central de Venezuela. En 1962 participa en una huelga de hambre en el
Retén de El Junquito
Alfredo Caicedo
Tenía 3l años cuando lo asesinaron. Estudió Antropología en la Universidad Nacional de México. Fue
asesinado en la “Masacre de Yumare” (Edo. Yaracuy).
Su cadáver presentó signos de torturas y tiros a quemarropa en la cabeza.

Alberto Rudas Mezones


Nació en San José de Río Chico el 14 de enero de 1945. Estudiante abaleado en la Urbanización El
Silencio cuando participaba en una manifestación de Solidaridad con Cuba.

28
Alí Paredes
Estudiante militante de la Juventud Comunista. Fue asesinado delante de su madre durante el
allanamiento practicado por la Digepol en su casa situada en la Urbanización “El
Conde”(Caracas). Dirigieron la operación los esbirros Carlos José Vegas Delgado y Marcos
Antonio Sabino.
Amado Antonio Petit Colina
Herido en combate en Cerro Azul (Edo. Yaracuy), es hecho prisionero y asesinado.

Americo Silva
Nació el 16 de marzo de 1933 en Aragua de Maturín (Edo. Monagas). Luchador social desde la
dictadura de Marcos Pérez Jiménez. Impulsó el primer Sindicato de Trabajadores del Hierro.
Fué dirigente agrario y promotor de luchas contra el latifundio y a favor de los campesinos y el
derecho a la tierra. Se incorpora a la lucha armada y muere asesinado por la Guardia
Nacional en el kilómetro 27 de la Carretera el Pao, en San Félix (Edo. Bolívar).

Andres Pasquier
Es detenido junto a Felipe Malaver en una Alcabala de la Guardia Nacional, entre Acarigua y
Guanare. Trasladado al campamento antiguerrillero de Urica, fue torturado salvajemente. Su
detención fue siempre negada.

Aquiles Bellorin
Nació en 1931 en Lídice (Caracas). Se destacó como dirigente sindical en el Hospital del
Manicomio. Fue asesinado por las bandas armadas de Acción Democrática en la misma
Parroquia de Lídice en la cual nació.

Augusto Idalgo

No se encontró información sobre su desaparición

29
Bartolome Vielma

No se encontró información sobre su desaparición


Carlos Wilfredo Garcia

No se encontró información sobre su desaparición


Cesar Burguillos
Maestro de escuela, promotor de la campaña de alfabetización en Carúpano y locutor de una
radioemisora. Tenía 35 años cuando fue detenido el 17 de agosto en Carúpano. El día 30 lo habían
trasladado al Teatro de Operaciones de Cachipo (Maturín, Edo. Monagas), donde fue
horriblemente torturado. Se dice que fue sacado de su celda por el teniente Ildemaro Sarmiento
y el agente del Sifa Roberto Valdés (alias “Velutini”) y fusilado cerca de Caño Cruz. Al igual
que Donato Carmona, pretendieron hacerle cavar su propia tumba y éste último, agarrándolo por
un brazo, le dijo: “Negro, llego la hora de morirnos, pero los comunistas no nos humillamos frente a
estos carajos”.
Cesar Augusto Ríos
Profesor de la UCV con postgrado, se incorporó al Frente Simón Bolívar en el Estado Lara. Fue
herido, detenido en Humocaro Alto (Edo. Lara) y asesinado por el Ejército.

China Yoko

No se encontró información sobre su desaparición

30
Rafael Ramon Quevedo Infante
Natural de Boconó (Edo. Trujillo). Tenía 26 años. Poeta y destacado dirigente estudiantil en el Liceo
Juan Bautista Dalía, en el cual fue presidente del Centro de Estudiantes y del Pedagógico de
Caracas, donde fue miembro de la Federación de Estudiantes. Dejó publicado “Entre tierra y piel”.
Fue asesinado en la “Masacre de Yumare” (Edo. Yaracuy). Su cadáver estaba deformado por las
torturas y presentaba múltiples perforaciones.

Ramon Alvarez
El junto a José Rafael Bottini Marín fueron asesinados en la Urbanización El Paraíso (Caracas) por
la Disip y, como era común en esa época, al crimen lo quisieron presentar como un enfrentamiento.
Sus asesinos fueron Homero Sánchez Araujo, Omar Devona Noguera y el “Mono” Morales
Navarrete. Bottini había nacido en Guiria (Edo. Sucre) el año 1942 y Ramón en 1943 en Puerto
Cumarebo (Edo. Falcón).
Ramón Salvador Pasquier Suárez
Estudiante de Ingeniería. Es detenido por la Guardia Nacional en las inmediaciones de San Juan de
los Cayos (Edo. Falcón), aunque como de “costumbre” siempre fue negada su detención.

Rogelio Castillo Gamarra


Había nacido el 19 de julio de 1953 en Caracas.
Egresó de la Escuela Técnica como Perito Electrónico. Se destacó como luchador social en las
comunidades de los barrios petareños, habiendo fundado una biblioteca para los jóvenes, bajo el
nombre de Atanasio Girardot. Fue asesinado después de horribles torturas y desaparecido su
cadáver.
Ali Paredes

Estudiante militante de la Juventud Comunista. Fue asesinado delante de su madre durante el


allanamiento practicado por la Digepol en su casa situada en la Urbanización “El Conde”(Caracas).
Dirigieron la operación los esbirros Carlos José Vegas Delgado y Marcos Antonio Sabino.

31
Donato Carmona

Pretendieron hacerle cavar su propia tumba y éste último, agarrándolo por un brazo a Cesar
Burguillo, le dijo: “Negro, llego la hora de morirnos, pero los comunistas no nos humillamos frente a
estos carajos”.

Eduardo Navarro
Fue detenido en Caracas por el Sifa junto a Alejandro Tejero y trasladados posteriormente al
Teatro de Operaciones de Yumare. Su detención siempre fue negada.

Augusto Idalgo

No se encontró información sobre su desaparición


Fabricio Ojeda
Nació en Boconó (Edo. Trujillo) el 6 de febrero de 1929. Maestro, periodista, Presidente de la
Junta Patriótica, Secretario de Organización de URD y Diputado por el Distrito Federal, Renunció
a su curul para unirse a la lucha armada. El 19 de junio de 1966, fue detenido y trasladado al
Servicio de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (Sifa). Fue asesinado y su muerte
presentada como suicidio. Su cadáver presentó signos evidentes de tortura. Recibió honores
póstumos en la sede de la Asociación de Periodistas (AVP) y en la UCV.

Dilia Antonia Rojas

Nació en Coro (Edo. Falcón) el 2-8-42. Madre de 7 hijos. En 1973 (Gob. De Carlos Andrés Pérez I)
son asesinados su esposo y una hermana. Ella es asesinada en la “Masacre de Yumare” (Edo.
Yaracuy) por efectivos de la Disip al mando de su Director, Henry López Sisco. En su cuerpo se
encontraron signos de violación y sus senos y rostro fueron rasgados.

32
Julio César Farias Mejías

No se encontró información sobre su desaparición


Felipe Malaver

Es detenido junto a Andrés Pasquier en una Alcabala de la Guardia Nacional, entre Acarigua y
Guanare. Trasladado al campamento antiguerrillero de Urica, fue torturado salvajemente. Su
detención fue siempre negada.

Victor Quiñones
Víctor nació el 15 de septiembre de 1931. Era sindicalista, trabajaba en Malariología y había
estudiado en el Liceo Fermín Toro, donde inició su militancia política en la Juventud Comunista.
Luis era estudiante. Ambos fueron fusilados en Mirimire (Edo. Falcón) y posteriormente
mutilados. En su asesinato estuvo involucrado directamente el Gobernador de Falcón, Pablo
Saher.
Francisco Palma
Fue detenido en Caracas por el Sifa cuando llamaba por teléfono para notificar que su primer
hijo había nacido. También fue trasladado al Teatro de Operaciones de Yumare y siempre
negada su detención.

Jose Gregorio Rodriges


Fue fusilado por el Ejército cerca de Quebrada de Oro, Municipio Anzoátegui, Distrito Morán.
Después de muerto su cadáver fue quemado.

33
Gilber Raúl Ruiz (“Patica”)

Nació en la población de El Guapo, Edo. Miranda, el 27-12-60. Tiene activa y destacada


participación en el alzamiento cívico militar del 4-02-92 y en el alzamiento del 27 de
noviembre de ese mismo año, cuando muere.

Ivan Daza
Fue detenido en Lara, junto a Paramaconi Laya, en diciembre de 1965. Torturado y
fusilado. El Gobierno dijo que había caído en combate. Su padre fue detenido en
Barquisimeto cuando estaba en gestiones para recuperar su cadáver.

Jorge Rodriguez
Nació en Carora (Edo. Lara) el 16 de febrero de 1942. Fue maestro rural y destacado
dirigente estudiantil y político. Fundó la Liga Socialista el 19-11-73. Detenido por la
Disip, es sometido a brutales torturas en su sede central en Caracas, causándole
desprendimiento del hígado y el páncreas. La versión inicial fue que había muerto de un
infarto. Posteriormente, sus verdugos adujeron en su “defensa” que, en efecto, lo habían
golpeado pero “sin la intención de matarlo”.
Jose Camilo Mendoza

No se encontró información sobre su desaparición


José García

No se encontró información sobre su desaparición

34
José Gregorio Rodríguez

Líder Sindical. 35 años y cinco hijos. Fue detenido por la Digepol, torturado delante de su esposa y
dos hijos también detenidos y posteriormente es lanzado desde un cuarto piso por la ventana. El
informe médico lo reproduce textualmente Miguel Otero Silva en “Cuando quiero llorar no lloro”.

Jose Manuel Seher (chema)

No se encontró información sobre su desaparición


Jose Rosendo Silva Medina
Natural de Las Mercedes (Edo. Guárico), tenía 33 años. Fue uno de los fundadores del Centro
Cultural Francisco de Miranda y de la Asociación de Vecinos del Barrio Francisco de Miranda. Fue
asesinado en la “Masacre de Yumare” (Edo. Yaracuy). Su cadáver presentó 9 perforaciones de
bala y desfiguraciones por efecto de torturas.

Leonel Gómez

No se encontró información sobre su desaparición


Leopoldo Salasar Romero
Fue asesinado por las bandas armadas de Acción Democrática.

ldera 1994
Ca -
el
19
fa
Ra

99

Rafael Caldera 1994-1999


Agenda Venezuela, miles de estudiantes
perseguidos y asesinados

35
Livia Gouverneur
Nació en Caracas en 1941. Militante de la Juventud Comunista desde los tiempos de la
Dictadura de Pérez Jiménez. Siendo estudiante de psicología de la Universidad Central de
Venezuela, fue asesinada por cubanos anticastristas cuando junto a un grupo de jóvenes
participaba en acciones de protesta ante la Quinta “La Hogareña” en Las Acacias, Caracas,
por la participación de los batisteros en la represión a organizaciones revolucionarias.
Luis Hernandez
Estudiante de Sociología de la UCV. Fue detenido por agentes del Sifa en la población de
Aragua de Barcelona (Edo. Anzoátegui), cuando salía de la residencia de su madre Rosa
Hernández. Ángel Vivas y Miguel Pinto, detenidos junto a Luis Hernández declararon: a) Que
los tres fueron golpeados en el camino al teatro de Operaciones de Cocollar; b) que a Luis
Hernández lo metieron en la maleta del carro desde un sitio denominado La Gloria (cerca de
Aragua de Barcelona) hasta el km 52, donde lo golpearon nuevamente; c) que los cambiaron
varias veces de vehículo y uno de los agentes, refiriéndose a Luis Hernández, dijo: “éste ya se
murió”; d) que cuando llegaron a Cocollar no ingresó Luis Hernández. Los agentes criminales
fueron Icaro Iriarte, Johnny Bosquez, Oscar García y Rafael Emigio Pacheco.
Luis Jimenez

No se encontró información sobre su desaparición


Luis Rafael Guzman (Green)
Tenía 40 años. Luchador social desde muy joven, dejó varios hijos. Fue asesinado en la
“Masacre de Yumare” (Edo. Yaracuy).

36
Luis Rafael Tineo Gamboa
Luchador social campesino, fue detenido por el Capitán Edito Ordaz, acusándolo de colaborador
de los grupos insurgentes. Desde el mismo momento de su detención comenzaron las bestiales
torturas y es obligado a cavar su propia tumba, donde fue lanzado después de haberle cortado las
orejas, nariz, manos y órganos genitales. El lugar de su tumba fue encontrado después de 13
meses de búsqueda y presentó señales de que fue enterrado con signos vitales. Otro de sus
torturadores fue Conrado Ramos.
Nelson Martín Castellano Díaz

Tenía 31 años y 3 hijos. Trabajaba en la tienda de Discos “Musical El Conde”. Fue asesinado en la
“Masacre de Yumare” (Edo. Yaracuy ). Su cuerpo presentó un ojo vaciado, machetazos en los
brazos, cuello quebrado, golpes y moretones en todo el cuerpo, dedos fracturados y un tiro en la
nuca.
Noel Rodriguez
Nació en 1946 en Margarita. Estudiante de tercer año de Derecho en la Universidad Central de
Venezuela y dirigente de Bandera Roja. Fue detenido en la Avenida Urdaneta, negada su detención,
torturado y desaparecido por la Digepol. Tuvieron participación directa en la detención y torturas
el inspector José Heredia Agosto y los agentes delatores Manuel Tirado Tirado y Luis
Martínez Guerra. Informaciones señalan que fue trasladado al Teatro de Operaciones de
Cocollar y que le sacaron los ojos, las uñas y le desprendieron la dentadura. El 6 de agosto apareció
muerto y desfigurado en una carpa de Cocollar.
Pedro Pablo Jiménez García

Natural del Edo. Falcón, contaba 40 años y 3 hijos. Tenía una librería especializada en textos
escolares. Fue asesinado en la “Masacre de Yumare” (Edo. Yaracuy). Su cuerpo presentó un
testículo desprendido, pérdida total de la dentadura, nariz fracturada, una ráfaga en el tórax y un
tiro de gracia en el cráneo.
Tribio Garcia
Herido en combate, hecho prisionero y asesinado.

37
Simón José Romero Madriz
Nació en Caracas y tenía 28 años. Dejó un hijo de tres años. Fue primera voz del Orfeón Don
Bosco y del “Cárdenas Sepellman”. Estudió música en la Escuela Juan José Landaeta. Dictó
cursos de guitarra en el Centro Cultural Federación Jóvenes de Venezuela. Fue asesinado en la
“Masacre de Yumare” (Edo. Yaracuy). Su cadáver tenía el cráneo fracturado y los dedos
cercenados.
Trino Barrios
Dirigente popular, fue detenido el 29 de julio de 1964 por la Digepol. Después es llevado al
campamento militar de Cúpira, sometido a bárbaras torturas por el “Capitán Vegas” y
desaparecido. Su cadáver apareció posteriormente acribillado en la Hacienda Los Colorados.

Luis Fernando Vera Betancourt


Fue delatado por el conspirador Adolfo Meinhardt Lares y una comisión de 20 digepoles,
comandados por el Comisario Mateo Huizi, lo asesinaron en el Barrio El Nazareno de Petare.
Ya herido, con su propia sangre escribió que estaba “herido y rendido”. Aún así fue acribillado y
la escena del crimen modificada para que apareciese como un enfrentamiento.
Victor Ramon Soto Rojas
Fue detenido en Altagracia de Orituco por la Guardia Nacional. Primero lo trasladaron a San
Juan de Los Morros y luego al Comando de la Guardia Nacional en el Paraíso (Caracas). Allí le
tomaron fotografías y le abrieron un expediente. El 29 de ese mismo mes fue pasado a la orden
de la Digepol y trasladado a la sede central en Caracas por el “Capitán” Vegas y José
Ramón Antunez. Allí le practicaron brutales torturas. Posteriormente fue traslado al
campamento militar de Cúpira, donde lo recibió el Capitán Héctor Peña Peña. Algunas
versiones indican que fue fusilado el 3 de agosto de 1964 junto a Trino Barrios y Heriberto
Cartagena en la Hacienda Los Colorados, cerca de Altagracia de Orituco. Otras versiones
dicen que fue lanzado vivo desde un helicóptero.

lasquez 19
Ve 9
J.
Ramon J. Velasquez 1989-1992

3
on

-1
Ram

994
Indulto irresponsablemente al narcotraficante Larry Tovar Acuña
La guerra mata, la indiferencia tambien....

38
Estas listas pretenden sacar del olvido a nuestros mártires del período de la democracia representativa. Con ellas no sólo
honramos y recordamos a quienes no merecen ser olvidados; también pretenden testimoniar la constante violación a los
derechos humanos por parte de esos gobiernos que se disfrazaron de demócratas y que actuaron al servicio de los intereses
imperialistas de EE.UU. Muchos de los nombres corresponden a jóvenes estudiantes que apenas despertaban ante la
injusticia; otros a trabajadores que simplemente reclamaban sus derechos; la mayoría a personas que se les arrebató la vida
por tratar de alcanzar los sueños de justicia social y paz a que seguimos aspirando los familiares que no los traicionamos y,
probablemente, algunos simplemente fueron víctimas azarosas de esa represión continua que no solo se llevó a cabo contra
los sectores estudiantiles y sindicales, sino contra los sectores populares en general.

Sabemos que estas listas están incompletas y que en muchos casos no se disponen todos los datos referentes a la
desaparición forzada de algunos compatriotas. Sobre todo en las zonas rurales son muchos los héroes anónimos, porque la
política de amedrentamiento tuvo especial saña en el campo, donde fueron ejecutados crímenes masivos a campesinos
indefensos. Pedimos a todas las personas que nos puedan ayudar a reconstruir la memoria de esos años, ampliando las
informaciones que aquí se suministran, dándonos nombres que no estén aquí o fotos que hagan perdurar su imagen, escribir al
correo electrónico:
abconsol@yahoo.es

En este trabajo no están incluidos una gran lista de luchadores sociales que tampoco merecen ser olvidados, porque nuestro
objetivo, como ya dijimos, ha sido el de demostrar las violaciones a los derechos humanos que se dieron en esa época que se
disfrazó de democracia, y donde sus actores han negado hasta el derecho a conocer la verdadera historia. Hacemos un
llamado a las organizaciones populares a rescatar también la memoria de ellos y los valores humanos que representaron.

Por ahora nuestra tarea se enfoca principalmente en honrar a nuestros mártires y demostrar la permanente violación a los
derechos humanos durante la democracia representativa que nos desgobernó desde 1959 hasta 1998.

Al arrancarles la vida, sus asesinos no sólo trataron de impedir el camino de justicia social por el que ellos luchaban; trataron de
que esas noticias no trascendieran para escribir ellos la historia. Esa historia de terror que ellos llamaron democracia
representativa, donde poco a poco le fueron negando derechos básicos a la mayoría, fueron entregando las riquezas del país al
imperialismo norteamericano y se cuidaron muy bien de que el terror y la falta de libertad de expresión, borrara las huellas de la
segregación y la persecución iniciada por Rómulo Betancourt y continuada por los demás gobiernos de la IV República.

Asociación Bolivariana Contra el Silencio y el Olvido

39
GLOsario
DESAPARECIDO: Nos referimos a la persona que fue detenida y sus familiares nunca más los vieron.

(*) DIGEPOL: Dirección General de la Policía Política

(**) SIFA: Servicio de Inteligencia de las Fuerzas Armadas

(***) TEATRO DE OPERACIONES DE CACHIPO:


Está situado en la vía de Maturín a Caripito, al sur de Quiriquire. Había sido una pista de
aterrizaje de la Creole, y los gobiernos de Acción Democrática lo convirtieron en sede de la
Digepol y el Comando de Infantería Sucre Nº 51. Allí, se practicaban las más brutales torturas
contra los prisioneros políticos, siguiendo instrucciones de la Escuela de Las Américas, en un
área de 6.000 m2. Se sabe que contaban con una “Carpa de la Verdad”, en la cual eran
torturados los prisioneros con la mayor impunidad; y numerosas construcciones con
calabozos, cuyas ventanas estaban tapadas con planchas. Adicionalmente, tenían otro galpón
llamado “El Galpón de las Ratas” que tenía además de esos roedores, otras alimañas.

(****) DISIP: Dirección General de Servicios de Inteligencia y Prevención.

41
INdice

42
desaparició n

Lista parcial de personas secuestradas,


torturadas y asesinadas por el régimen
puntofijista.

Este libro se pudo realizar gracias al apoyo de:

Quienes nos brindaron todo el apoyo


documental de la investigación que han
desarrollado durante años.
Caracas, Febrero 2006

También podría gustarte