Está en la página 1de 27

CAPÍTULO II

MARCO TEÓRICO

Antecedentes de la Investigación

Los antecedentes de la investigación son todas aquellas indagaciones y


obras para aclarar, analizar e interpretar el enfoque metodológico que se
plantea en una investigación. Los antecedentes constituyen las diversas
proyecciones que guardan cierta relación con la problemática en estudio, por
lo tanto cuando se realiza la búsqueda de los antecedentes se puede
recopilar información importante con respecto a los avances logrados con
anterioridad y por los estudios referentes a situaciones similares a dicha
problemática.

De acuerdo a Sabino (1994), “Los antecedentes de la investigación se


refieren a los estudios previos relacionados con el problema planteado, es
decir, investigaciones realizadas anteriormente y que guardan alguna
vinculación con nuestro objeto de estudio” (p.23). Dentro de este marco de
análisis se intenta conocer el desarrollo de otras indagaciones relacionadas
con la investigación en estudio.

Es por ello que autores como Bermúdez (2007). En su estudio sobre los:
Medios Alternativos de Solución de Controversias, explora algunos de
los medios alternativos de resolución de disputas, desde su perspectiva
doctrinal, sus características y su aplicación práctica. Dichos medios, y muy
especialmente el Arbitraje tiene relevancia tanto a nivel doméstico como

12
internacional. Concluyen que en Venezuela, aunque todavía queda mucho
por hacer, las personas, dada la crisis y los inconvenientes que existen en
medios jurisdiccionales, tienen a su alcance medios que les permitan
resolver sus desavenencias en forma satisfactoria, pues son precisamente
dichas personas las que en mérito a la autonomía de la voluntad y libertad
contractual, las que convienen en utilizar los medios alternativos de
resolución de disputas (en idioma inglés Alternative Dispute Resolutions
(ADR), buscando seguridad, efectividad, prontitud, economía en la solución
de los conflictos.

Este trabajo permitió a los investigadores obtener las bases teóricas


referentes a los medios alternativos de solución de conflictos, y las ventajas
de estos medios debido a distintos análisis presentados en la investigación
anterior.

Para Goizueta (2007) en su trabajo sobre: Algunos métodos alternos de


resolución de conflictos y su consagración en la Constitución de la
República Bolivariana de Venezuela: El arbitraje y la mediación. Explica
que la administración de justicia en Venezuela, se caracterizaba tanto por su
ineficiencia e incapacidad como para resolver con la celeridad e idoneidad
los conflictos que se presentaban entre los ciudadanos que acuden al
sistema judicial en búsqueda de soluciones que estén conformes con el
ordenamiento jurídico, como por las graves acusaciones de corrupción que
son imputadas a muchos de sus operadores. En consecuencia, ante esa
realidad, se han consagrado con rango constitucional en el artículo 253 “los
medios alternativos de justicia”.

Entre estos, se analizan el arbitraje y la mediación, buscando por medio


de una investigación documental, con fundamento en el derecho positivo
venezolano, demostrando su presencia y efectividad en la resolución de

13
disputas en el orden jurídico, en el caso del arbitraje por medio de un tercero
imparcial llamado árbitro, cuyo laudo tiene el carácter de cosa juzgada y en
el segundo caso, de la mediación, gracias a un tercero neutral que trata que
las partes lleguen a un acuerdo propuesto por ellas mismas, que no tiene
carácter vinculante para las mismas. Alcanzando así decisiones que estén de
acuerdo con la concepción colectiva de justicia, es decir, el arbitraje y la
mediación son instrumentos eficaces y cónsonos para superar los graves
inconvenientes de un sistema de administración de justicia actual.

El aporte de esta investigación, fue referente a su estudio sobre las bases


legales que permiten las elecciones de jueces de paz en Venezuela, lo que
permite con fundamento en el derecho positivo venezolano, su presencia y
efectividad en la resolución de disputas en el orden jurídico.

Para finalizar Garduño (2008), ha considerado que: La Justicia de Paz y


la Participación Ciudadana en la Administración de Justicia. Hace
posible la participación ciudadana y constituye hoy día una exigencia de la
población, la cual no se conforma con ser actor pasivo, sino por el contrario,
clama por tomar parte en las decisiones trascendentes en la vida política del
Estado.

En tal sentido la democracia venezolana como sistema de gobierno ha


debido ir evolucionando de una democracia representativa hacia una
democracia participativa, a tal punto, de descender de los estratos más altos
de gobierno a los más íntimos de la vida local y, uno de los instrumentos que
ha hecho permeable la posibilidad de tomar parte en asuntos trascendentes
lo constituye la Ley Orgánica de la Justicia de Paz, texto legal que entraña
más participación ciudadana en uno de los aspectos más delicados como es
el de administrar justicia, convirtiéndose así, en punta de lanza como una
nueva forma de administrar justicia distinta a la justicia ordinaria y, que en

14
modo alguno pretende reemplazarla, sino ser auxiliar de ésta para afianzar el
valor de la justicia en la comunidad.

El objetivo principal de la investigación se concretó a efectuar un análisis


sobre la participación ciudadana y la justicia de paz en la administración de
justicia. De allí que la revisión bibliográfica y documental se apoyó en el
análisis de contenido el cual se aplica al material bibliográfico y a los distintos
documentos y normativas legales. Metodológicamente, la investigación
estuvo enmarcada dentro del diseño descriptivo, y en el tipo de investigación
documental.

Esta investigación permitió obtener a través de la revisión bibliográfica de


textos doctrinales y textos legales un análisis desde el punto de vista
cualitativo, pudiéndose determinar que la Justicia de Paz constituye un canal
expedito de participación ciudadana y, además, la Ley Orgánica de la
Justicia de Paz como instrumento legal que la consagra, representa un
medio idóneo para la resolución de conflictos vecinales que se susciten en el
ámbito territorial nacional, lo que contribuirá a fortalecer la democracia
participativa de acuerdo a la investigación.

Antecedentes Históricos

Bases Teóricas

Las bases teóricas representan la referencia del problema planteado, es


por ello que toda la investigación deberá estar estructurada por la teoría y el
método de trabajo para complementar los hechos aislados con las bases
teóricas y permitir la relevancia del estudio. La fuente bibliográfica que se
presenta a continuación constituye el fundamento teórico de la investigación

15
Los Medios Alternativos de Solución de Conflictos y el Acceso a la
Justicia

En el mundo occidental contemporáneo es indispensable que el Estado


cumpla con su obligación de proporcionar seguridad y certidumbre jurídica a
los gobernados, a través de las instituciones judiciales verdaderamente
imparciales, independientes y modernas, donde se imparta justicia sin
importar la situación económica, social, o cultural del justiciable. Ello es
condición para garantizar estabilidad y permanencia de la democracia, las
libertades económicas y el respeto a los derechos humanos.
Una de las necesidades esenciales de acuerdo a Hung (2001) es que todo
Estado, en especial de un Estado Social y de Justicia, es contar con una
adecuada administración de justicia, pues es a través de esta que protegen
y hacen efectivos los derechos, las libertades y las garantías de la población.
La garantía del acceso a la justicia es un postulado esencial para la tutela
efectiva de los derechos constitucionales. Es por ello que las tendencias
modernas en materia constitucional siguen la dirección de elevar la
Administración de Justicia a la categoría de garantía constitucional de los
derechos ciudadanos; creando mecanismos base con el objetivo de forzar a
organizar Sistemas de Administración de Justicia efectivos; Sistemas que se
aspira lleguen a la totalidad de la población para que tengan acceso real a la
justicia los grandes grupos de menores recursos.
La administración de justicia es una función estatal de suma importancia y
es establecida en la Constitución de 1999 como una garantía individual el
acceso a la misma, tal como se refleja en su artículo 26, el cual forma parte
del Título III (De los Deberes, Derechos Humanos y Garantías), que además
de garantizar el libre acceso a la Justicia establece que ésta será "gratuita,
accesible, imparcial, idónea, transparente, autónoma, independiente,

16
responsable, equitativa y expedita, sin dilaciones indebidas, sin formalismos
o reposiciones inútiles".
Es por ello y teniendo como origen el derecho al acceso a la justicia como
un derecho humano, se han realizado estudios que han llegado a
conclusiones verdaderamente importantes en cuanto al acceso a la justicia y
los medios alternativos de solución de conflictos. Ante la necesidad de
formular alternativas de políticas públicas encaminadas a la solución de los
problemas que aquejan a nuestra sociedad, surge la iniciativa denominada
"Acuerdo Social para el Desarrollo y Superación de la Pobreza, por parte de
especialistas de prestigiosas Universidades e Instituciones venezolanas',
quienes luego de realizar un completo diagnóstico de los índices de pobreza
y desarrollo, concluyen entre otras cosas, que una reforma institucional
fortalecería la democracia y mejoraría la gobernabilidad del país.
Es por ello que esta reforma institucional es donde se presentan los
Medios Alternativos de Solución de Conflictos, todo esto dentro de esta
Reforma Judicial, con la cual desea promover una sociedad con igualdad de
oportunidades de acceso a la justicia y un Poder Judicial que
verdaderamente garantice el Estado de Derecho en la siguiente asociación
de palabras: Administración de Justicia, Seguridad Jurídica y Paz Social.
Para el logro de este objetivo proponen el fortalecimiento de la Justicia de
paz y otros medios alternativos de solución de conflictos que coadyuven en
mejorar el reducido acceso a la justicia debido a la condición de inequidad en
el acceso a la misma, derivada de la pobreza. (Acuerdo Social, 2002).
Es por ello que en el Instituto de Derecho Privado de la Universidad
Central de Venezuela, por contrato con el extinto Consejo de la Judicatura, y
todo dentro del marco del proyecto de modernización del Poder Judicial
venezolano; realizó un estudio encaminado a estudiar los obstáculos o
barreras que impiden hacer efectivo, en los hechos, de este derecho de
rango constitucional.

17
Como conclusión el estudio asegura en lo que respecta al tema de los
medios de resolución alternativa de conflictos y el acceso a la justicia, que
éstos son una alternativa exitosa al litigio, como lo demuestran, no sólo los
resultados obtenidos, sino la menor duración que se observó desde el
planteamiento de la controversia hasta su solución. De igual manera afirman
que el bienestar de los usuarios con las instancias administrativas de
solución de conflictos es una demostración de que sí se puede acercar la
justicia a los ciudadanos de escasos recursos. (Richter y Roche, 2001).
Asimismo, a nivel interamericano un informe de la Organización de
Estados Americanos concluye que los Medios Alternativos de Solución de
Controversias vienen siendo propuestos y promovidos como una opción
institucional de acceso y mejoramiento de la justicia. Desde su consideración
en el ámbito constitucional y/o siendo objeto de leyes específicas, los Medios
Alternativo de Solución de Conflictos (MASC), constituyen de más en más en
un aporte estructural relevante y marcan una orientación en donde se le da
valor a la función social de la justicia como garantía de convivencia pacífica.
(OEA, 2001).
Ahora bien, a diferencia de la corriente que ve a estos Mecanismos como
una estrategia destinada exclusivamente a aliviar la morosidad judicial y
ayudar a descongestionar los tribunales, se considera que lo correcto es
abordar el tratamiento de los Medios Alternativos de Solución de
Controversias desde la perspectiva del Acceso a la Justicia.

Los Medios Alternativos de Solución de Conflictos

De acuerdo a Alarcón (2007) “Los medios alternativos de solución de


conflictos MASC, pueden definirse todo en sentido amplio como en sentido
restringido”. (p.2), en un sentido mayor estos medios alternativos son
aquellas atribuciones, alternativas al sistema judicial oficial, que permite la
solución privada de los conflictos.

18
En sentido restringido, los MASC, son aquellos procedimientos que
buscan la solución a los conflictos entre las partes, ya sea de manera directa
entre ellas (o con el nombramiento de agentes negociadores, como es el
caso de la negociación) o mediante la intervención de un tercero imparcial
(como son los casos de la mediación, la conciliación y el arbitraje).

La Negociación

Según el diccionario de la lengua española, la palabra negociación


proviene del latín negotiatio que significa acción y efecto de negociar. A juicio
de Pinkas Flint Blank, la negociación es un proceso de comunicación
dinámico, en merito del cual dos o más partes tratan de resolver sus
diferencias e intereses en forma directa a fin de lograr con ello una solución
que genere mutua satisfacción de intereses.
Existen ciertas características institucionales y estructurales de las
situaciones de negociación que pueden facilitar la táctica del compromiso, o
hacerla más accesible a una de las partes que a la otra y pueden afectar la
probabilidad de un compromiso simultáneo o de un punto muerto:

* Utilización de un agente negociador.


* Secreto contra publicidad
* Negociaciones entrecruzadas.
* Negociaciones continuas.
* Agenda restringida
* La posibilidad de compensación.

La Mediación

Para Pinkas (2006). la mediación constituye una variante del proceso de


negociación. Si bien aplica a esta las mismas reglas generales, difiere de la
negociación en que entra en escena un tercero denominado mediador. El rol

19
del mediador es el de un facilitador, quien recoge inquietudes, traduce
estados de ánimo y ayuda a las partes a confrontar sus pedidos con la
realidad. En su rol, el mediador calma los estados de ánimos exaltados,
rebaja los pedidos exagerados, explica posiciones y recibe confidencias.
Para Ruprecht (citado por Meza, 2004), es un medio de solución de los
conflictos por el cual las partes ocurren ante un órgano designado por ellas o
instituido oficialmente, el cual propone una solución que puede o no ser
acogida por las partes. Al igual que en la conciliación, al mediador lo escogen
o eligen las partes o un tercero, misión que deberá recaer en una persona
que posea los dotes necesarios para hallar soluciones a un problema que las
partes por iniciativa propia no están en capacidad de brindar. constituye un
sistema intermedio de solución de conflictos entre la conciliación y arbitraje,
una puja adicional que permitirá a las partes inmersas hallar en familia, y de
manera directa, la solución que no ha sido posible aun materializarse.
Así mismo se caracteriza por tratar de alcanzar una aceptación de las
partes por intermedio de la propuesta de u tercero, que solo tiene fuerza de
recomendación. El mediador no impone nada. La presencia y labor del
mediador no restringe ni limita la iniciativa de las partes para lograr por si
misma la solución directa del conflicto. El tercero pese a no tener autoridad
sobre la decisión en si, sin embargo ayuda a las partes en el proceso de
adoptarla, actúa como catalizador entre ellas.

La Conciliación

Para Caivano, (2008), la conciliación implica la colaboración de un tercero


neutral a quien las partes ceden cierto control sobre el proceso pero sin
delegar en él la solución. La función del conciliador es asistir a las partes
para que ellas mismas acuerden la solución, guiándolos para clarificar y
delimitar los puntos conflictivos.
La conciliación es una forma de solución de los conflictos, en virtud de la
cual las partes del mismo, ante un tercero que no propone ni decide,

20
contrastan sus respectivas pretensiones tratando de llegar a un acuerdo que
elimine la posible contienda judicial. Agrega el autor que los conciliadores no
interpretan el derecho ni las normas, sino que le corresponde ponderar y
equilibrar los intereses contrapuestos de las partes, lo que hace que sus
resultados no tengan el carácter decisivo de una sentencia.
Fernando Onfray, considera que la conciliación es un sistema destinado a
prevenir y solucionar los conflictos constituido por un conjunto de
actuaciones realizadas por las partes y el conciliador, que no tiene poder de
decisión y ante el cual recurren los primeros en busca de un acuerdo.
La conciliación es, pues una forma de solución de una controversia que
acelera su terminación definitiva a través de un acuerdo de las partes,
asistidas por un tercero el conciliador, respecto de derechos que no tienen
carácter de indisponibles.
Es un proceso mediante el cual una tercera persona, neutral e imparcial,
ayuda a las partes en conflicto a buscar una solución consensual,
proponiendo si fuera necesario formulas conciliatorias que las partes pueden
rechazar o aceptar.
Es un acto jurídico a través del cual las partes recurren a un tercero para
que les ayude a resolver un conflicto. Requiere la existencia de un tercero,
este no decide, se limita a señalar el camino posible de solución de
conflictos, pues las partes se avendrán o no a las soluciones que ellos
mismos estimen conveniente. Es un mecanismo alternativo de solución de
conflicto, ya que las partes pueden optar por la conciliación, por el arbitraje o
por ir al Poder Judicial. La oralidad e inmediación están siempre presentes,
pues el conciliador estará al lado de las partes que han solicitado su
actuación, las que se realizaran sin intermediarios. Es inimaginable un
proceso conciliador con escritos que van y vienen, pues la casi totalidad de
negociaciones se efectivizan mejor sin la presencia de documento alguno o
de formalidad especifica.

21
El Arbitraje

En opinión de Caivano (2008), es un medio de solución de controversias


en virtud de la cual las partes acuerdan (convenio arbitral), someter la
solución de determinados conflictos que hayan surgido o puedan surgir entre
ellas respecto a una determinada relación jurídica a la decisión (laudo
arbitral), de uno o varios terceros (arbitro). La forma de nombramiento de los
terceros también es acordada por las partes.
El arbitraje es un sistema de solución de conflictos en que la voluntad de
las partes, se somete a la voluntad de un tercero. En el fondo del arbitraje
existe un pacto o convenio entre los litigantes en el sentido de que
someterán sus voluntades a la convicción y al pronunciamiento del tercero,
con el compromiso de cumplir con lo que por el se decida.
Para Napoli, es el procedimiento que tiene por objeto la composición del
conflicto por una persona u organismo cuyo laudo una vez dictado tiene que
cumplirse obligatoriamente. Para Cabanellas, es toda decisión dictada por un
tercero, con autoridad para ello, en una cuestión o asunto que las partes han
sometido su decisión y que tiene que cumplirse obligatoriamente. Según
Krotoschin, el arbitraje suple el entendimiento directo de las partes y
reemplaza el acuerdo entre ellas, por una decisión del conflicto que proviene
de un tercero llamado arbitro.
El proceso arbitral se desenvuelve conforme a etapas basado en
determinadas formalidades propuestas por los poderes públicos, siendo por
ese solo hecho, una respetable institución jurisdiccional. El laudo arbitral será
siempre una solución de conciencia, toda vez que se emite conforme a las
disposiciones legales pero sobre todo a la equidad, evitando por ello llegar a
injustas desproporciones que puedan figurar en el derecho y las obligaciones
de las partes en conflicto. Es necesario la existencia de un conflicto entre dos
o mas partes para que sea necesario recurrir a la institución arbitral y que las
partes involucradas hayan decidido esta vía de solución, para cuyo efecto
suscriben previamente un acuerdo denominado compromiso arbitral.

22
Siendo las partes las depositarias del derecho solucionar sus diferencias
como mejor les parezca, es posible que de mutuo y común acuerdo decidan
que cada vez que surja un conflicto, este sea sometido obligatoriamente al
proceso arbitral siempre que no se vulneran intereses, el orden publico ni
derechos de terceros. Por un lado el juez tiene jurisdicción el arbitro carece
de ella, el juez tiene facultades cautelares y ejecutivas que no tiene el arbitro,
no obstante, para que obtenga estas tendrá necesariamente que recurrir a
aquel. Los árbitros deben emitir un fallo, tiene facultades propias de un
juzgador, en tal sentido, pueden actuar y valorar las pruebas que les
permitan arribar a una decisión final.

La Evaluación Neutral

Este es un acto por el cual las partes involucradas acuerdan ir a un centro


de conciliación para que un tercero (evaluador neutral), les aclare una
situación litigiosa y les pueda facilitar un acuerdo conciliatorio. Es
absolutamente voluntario, no hay obligación de recurrir a este método. Las
partes deben estar de acuerdo en solicitar la evaluación neutral. Busca que
las partes tomen conciencia de sus posiciones a fin de que estén abiertas al
dialogo y a la creación de opciones de solución que impliquen mutuos
beneficios llegando así a un acuerdo. El evaluador neutral solo da una
opinión, no se involucra en el proceso de negociación.

La Participación Ciudadana.

La elaboración de una definición del proceso de participación implica un


análisis de los aspectos relevantes del mismo. El elemento fundamental es la
presencia activa de cada hombre en la toma de decisiones para la
construcción de la sociedad. Supone una visión de transformación y
perfeccionamiento de la misma, a través de una promoción del cambio

23
social. La participación es un proceso que implica transformaciones sociales
significativas referidas a: movilización, integración, distribución equitativa y
justa del producto social global, cambio de estructuras mentales y materiales.
Se destaca también la condición relevante para la implementación del
proceso de participación y la organización política de la población. En este
sentido señala Sansó (2002,)

El predominio del principio representativo va a ser reemplazado


parcialmente por el principio de participación o participativo, en
virtud del cual hay materias con respecto a las cuales el pueblo no
necesita representantes para actuar en el ejercicio de los poderes
públicos, sino que puede hacerlo por si mismo. (p.70)

De lo expuesto se deduce, que en modo alguno fenece la representación,


sino que el principio de participación sustituye en algunas materias al
principio de la representación, el cual se materializa a través de la figura del
referendo. De tal manera, que la participación ciudadana es un elemento
esencial del gobierno democrático, ya que, constituye el derecho a ejercer la
soberanía. Asimismo, es medio principal por el cual se presta o retira el
consentimiento en una democracia y se asegura la responsabilidad de los
gobernantes ante los gobernados; beneficia, tanto a los participantes como a
la comunidad, ennoblece a los hombres a darles un sentido de su propia
dignidad y valor, pone en guardia tanto a gobernados como a gobernantes
con respecto a sus deberes y responsabilidades y amplía la comprensión de
los problemas políticos.

La Justicia de Paz y la Constitución de 1999.

De acuerdo a Escalona (2002), la Constitución de la República Bolivariana


de Venezuela (1999), arrojo por tierra todas las discusiones que se
presentaron entre estudiosos de la materia en torno a la inconstitucionalidad
de la justicia de paz de acuerdo a lo que se planteó con anterioridad sobre el

24
artículo 137 de la Constitución de 1961, que fue el dispositivo Constitucional
sobre los que se apoyaron los proyectistas de la ley de 1993, para darle vida
a la justicia de paz, por cuanto esta figura no estaba contemplada en forma
expresa en dicha constitución y se dice que esta Constitución de 1999, estas
discusiones debido a que específicamente el artículo 258 de la mencionada
Carta Magna, si establece la justicia de paz, y en consecuencia viene a
representar su base constitucional.
El referido dispositivo constitucional guarda concordancia con los artículos
178 ordinal 7 que establece dentro de la competencia municipal la justicia de
paz, Y asimismo con el artículo 253, segundo aparte de la carta fundamental
que incluye dentro del sistema de justicia los medios alternativos de justicia,
dentro de las cuales figura la justicia de paz.

La Justicia de Paz en el Marco de la Ley Orgánica de la Justicia de Paz

Es por ello que la Ley Orgánica de la Justicia de Paz vigente en la


actualidad venezolana, es la justicia de paz entendida como una forma de
administrar la justicia, distinta a la justicia ordinaria, donde se procura
resolver controversias en la comunidad, en donde se busca la convivencia
pacífica entre los ciudadanos. Teniendo como norte la conciliación y el
acuerdo entre las partes. Es por ello que la justicia de paz se administra
justicia no con inclinación a un texto legal, sino por el contrario, es una
justicia informal cuyo sustento es la conciliación, el dialogo, el sentido común
y el apego a la justicia como un valor. En tal sentido, constituye una
verdadera transformación en el pensamiento jurídico formalista y legalista
que hasta ahora ha sido el pensamiento jurídico dominante.

Perfil del Juez de Paz.

La ley en su artículo 21 no exige la condición de abogado, y esto ha


motivado observaciones del gremio y de algunos jueces y magistrados. No

25
obstante, y considerando la filosofía de la ley y lo que siempre ha sido la
justicia de paz, el requisito de ser abogado no es indispensable, pues se trata
de la justicia de la conciliación y la equidad.
Por otra parte, el juez de paz debe ser una persona que viva en una
comunidad, en esa comunidad donde ejerce sus atribuciones, es residente,
lo cual es un requisito indispensable. Aquí hay una diferencia con el juez
ordinario, por cuanto, este último, que por general, no habita en dicha
localidad. Se trata de una persona con características muy particulares, pues
debe tener una gran sentido de la solidaridad social, un gran sentido común,
pues va a resolver problemas sencillos, conflictos de hechos para los cuales
se requieren una persona de gran respetabilidad en la comunidad para que
pueda lograr el fin primordial de la Justicia de Paz como lo es la conciliación
de intereses en disputa.
En este sentido, no se trata de cualquier clase de liderazgo, como el de
muchos personajes que pululan por las comunidades ofreciendo su
mercancía, su demagogia. Se trata de otro liderazgo que no persigue
alcanzar privilegios, ni poderes, sino que aspira sinceramente a una mejor
vida comunitaria. Por ello, la comunidad debe aprender a seleccionar las
personas que son aptas para ocupar un cargo de tanta relevancia y así evitar
que lo vaya a emplear como un mero escalón para otros fines distintos. Con
ello no se quiere afirmar que un Juez de Paz, no podría aspirar
posteriormente a otras posiciones en la vida política comunitaria, pero si lo
hace que sea por la labor meritoria que haya desarrollado, y no por haber
sido Juez de Paz.
El requisito de ser abogado, atentaría contra la fundamentación filosófica
de esta institución. Por tanto, la tarea del gremio debe ser la de estimular a
su agremiados a participar en el proceso para ganar y no pueden ser
abogados comunes y corrientes, con excesivo apego el pensamiento
dogmático y formal y a la interpretación restrictiva de las normas jurídicas,
por cuanto el papel que corresponde al Juez de Paz, exige un cambio

26
profundo en esa mentalidad tradicional, muy lejana del espíritu creativo y
emprendedor que debe cumplir en aras de la consecución de sus
importantes metas sociales.
De igual manera el abogado que vida en determinada parroquia, y además
reúne las condiciones antes señaladas, tendría, evidentemente, derecho a
competir en ese proceso electoral, pero la sola condición de abogado no es
suficiente ya que no garantiza la obtención de las metas propuestas y, en
algunos casos, podría ser hasta un obstáculo para el desarrollo de las
actividades del Juez de Paz. Un abogado tradicional tendría que cambiar su
mentalidad profesional para asumir una responsabilidad como la constituida
por la Justicia de Paz. Para lograr ese cambio sería indispensable modificar
los pensum de estudios de las Escuelas de Derecho, los cuales en la
actualidad obstaculizan esa comprensión amplia del fenómeno jurídico.

Consejo Nacional Electoral

Las instituciones aceptadas como básicas por la conciencia popular, a


través de los diversos canales democráticos, suelen explicarse como
decisiones políticas fundamentales. En esta virtud, de acuerdo a Correa
(2006), resultan incontrastables e imposibles de modificación a través de los
órganos gubernamentales ordinarios. Dentro de dicha categoría pueden
mencionarse figuras tan sugestivas como la soberanía, las formas
republicanas o democráticas de gobierno, el sistema representativo, la
división de poderes y el régimen federal.
El concepto de soberanía deriva de la expresión summa potestas, que
significa poder supremo o incontrastable; o sea, la facultad con la que el
pueblo cuenta para conseguir su autodeterminación, así como para decidir y
modificar con libertad la manera con la cual se pretende gobernar. En su
sentido moderno, la soberanía se explica en dos aspectos: interno y externo.
En su aspecto interno la soberanía se entiende como sinónimo de

27
supremacía; mientras que en su aspecto externo equivale a independencia.
Según establece la Constitución, la soberanía reside esencial y
originariamente en el pueblo; todo poder público dimana del pueblo y se
instituye en beneficio de éste La soberanía se encuentra íntimamente ligada
al concepto de Estado. Donde no hay soberanía no hay Estado.
Con el tiempo y las circunstancias la ubicación de la soberanía ha
cambiado. En principio la Soberanía residía en Dios, quien la delegaba en el
Rey, como su representante en la tierra; después la soberanía paso a residir
en el gobierno, en el pueblo.
La soberanía en Venezuela se ejerce a través del sufragio. Establece el
artículo 63 de la Constitución que el sufragio es un derecho. Se ejerce
mediante votaciones libres, universales, directas y secretas. La ley
garantizará el principio de la personalización del sufragio y la representación
proporcional.
Votación libre quiere decir sin presiones ni intimidaciones; universales, que
pueden votar todos, hombres y mujeres, ricos y pobres, cultos y analfabetos;
directa quiere decir que se eligen directamente los representantes que van a
actuar en nombre del pueblo seran diputados o el Presidente, etc.; secretas
quiere decir que el voto no debe ser revelado.
La personalización, que hay que designar el nombre y apellido del elegido
por el votante, es decir, que no se vota por planchas; representación
proporcional implica que las minorías también tienen derecho a obtener
algún representante aunque la cantidad de votos no haya llegado al mínimo
necesario para ganar las elecciones..El voto no es obligatorio aunque si es
un deber cívico. El no votar no tiene sanción.
Esta nueva rama del Poder Público constituye, según la Exposición de
Motivos de la Constitución de 1999, una “expresión del salto cualitativo que
supone el tránsito de la democracia representativa a una democracia
participativa y protagónica”. El Consejo Nacional Electoral tendría por objeto
establecer las bases, mecanismos y sistemas que garanticen el nuevo ideal

28
democrático, la nueva cultura electoral cimentada sobre la participación. Para
el constituyente el nuevo esquema normativo per se modifica
sustancialmente la práctica electoral sobre la cual, en su opinión, se edificó el
anterior modelo.
La Asamblea Nacional Constituyente sostiene que el nuevo esquema
implica cambios substanciales en la práctica electoral cuando en realidad,
desde el punto de vista normativo, son pocas las modificaciones con
respecto al sistema anterior. Pretendía oponer la llamada democracia
participativa y protagónica diseñada a la representativa existente.
Debemos advertir que la Constitución de 1999, más allá de sus
ingredientes autoritarios, centralistas, presidencialistas, militaristas, presenta
mucho más semejanzas que diferencias con la Constitución de 1961. Ambas
se corresponden con el modelo constitucional clásico de la clasificación de
Biscaretti.(2007). La democracia participativa, tal como está concebida en la
Constitución de 1999, de ninguna manera se opone a la democracia
representativa, no obstante haberse eliminado este calificativo fundamental
entre los que deben caracterizar la democracia.
El Preámbulo de la Constitución propone construir una sociedad
democrática, participativa y protagónica… y al referirse al gobierno establece
que “es y será siempre democrático, participativo, electivo, descentralizado,
alternativo responsable, pluralista y de mandatos revocables”. El derecho de
participar libremente en los asuntos públicos se realiza directamente o por
medio de representantes elegidos. Alcanzar el protagonismo del pueblo
supone su participación en la formación, ejecución y control de la gestión
pública.
Con la Ley Orgánica del Sufragio y de Participación Política (1997), se le
da un vuelco a la organización electoral. De igual manera a raíz de la
constitución nacional de la república Bolivariana de Venezuela (1999), se
crea el Consejo Nacional Electoral que va a reemplazar al Consejo Supremo
Electoral creado por la Ley de Censo Electoral y Elecciones (1936).

29
En materia electoral, además de crearse un nuevo poder público, el Poder
Electoral (configurado como tal sólo en Nicaragua), la Asamblea Nacional
Constituyente básicamente lo que realizó fue darle rango constitucional a la
legislación existente.
A casi una década de vigencia del nuevo marco constitucional, para
Arismendi (2009), el sistema electoral venezolano carece de credibilidad. Los
procedimientos de designación de los organismos electorales y la realización
de elecciones y referendos se desarrollan en abierta violación de los
preceptos constitucionales. Los organismos electorales han sido partidizados
nuevamente, esta vez violando la Constitución. Han sido integrándos casi
exclusivamente con miembros o simpatizantes del partido de gobierno. El
principio constitucional de despartidización16 de los organismos electorales
solo se cumple para impedir la presencia de disidencia política del régimen.
Por otra parte, el sistema de identificación y registro electoral es poco
transparente y exento de controles institucionales independientes.

Bases Legales

En la presente sección se presentan todos los fundamentos legales que


sustentan esta investigación, y están altamente relacionadas con la
normativa legal que permite la implementación del arbitraje laboral en las
empresas privadas.

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Publicada en


Gaceta oficial del jueves 30 de diciembre de 1999, Nº 36.860

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, promulgada en


1999, promueve el uso de los MASC, en los siguientes términos. El artículo
258 de la Constitución de 1999 establece que: "La ley organizará la justicia
de paz en las comunidades. Los Jueces o juezas de paz serán elegidos o
elegidas por votación universal, directa y secreta conforme a la ley". La ley

30
promoverá el arbitraje, la conciliación, la mediación y cualesquiera otros
medios alternativos para la solución de conflictos".
Esta norma toma la generalidad de la doctrina en derecho comparado
relativa a los medios alternativos extrajudiciales para la solución de
conflictos, la cual señala entre los principales medios de esta naturaleza a la
negociación, la mediación, la conciliación y el arbitraje. Además,
constitucionalmente se incorporan al Sistema de Justicia, los medios
alternativos para la resolución de controversias, en el último aparte del
artículo 253 de la Constitución cuando establece que:

El sistema de justicia está constituido por el Tribunal Supremo de


Justicia, los demás tribunales que determine la ley, el Ministerio
Público, la Defensoría Pública, los órganos de investigación penal,
los auxiliares y funcionarios de justicia, el sistema penitenciario,
los medios alternativos de justicia, los ciudadanos que participen
en la administración de justicia conforme a la ley y los abogados
autorizados para el ejercicio

La Constitución crea estructuralmente el Sistema de Justicia, que tiene


como soporte el principio de que la potestad de administrar justicia descansa
en los derechos de soberanía que radica en el pueblo. Así lo dice la
Exposición de Motivos de la Constitución," que sobre esta base se constituye
el sistema de justicia" de igual manera se establece en el artículo 78 lo
siguiente:

Es de la competencia del Municipio el gobierno y administración


de sus intereses y la gestión de las materias que le asigne esta
Constitución y las leyes nacionales, en cuanto concierne a la vida
local, en especial la ordenación y promoción del desarrollo
económico y social, la dotación y prestación de los servicios
públicos domiciliarios, la aplicación de la política referente a la
materia inquilinaria con criterios de equidad, justicia y contenido de
interés social, la promoción de la participación, y el mejoramiento,
en general, de las condiciones de vida de la comunidad, en las

31
siguientes áreas: (…) 7. Justicia de paz, prevención y protección
vecinal y servicios de policía municipal, conforme a la legislación
nacional aplicable.

Este define la competencia del municipio el gobierno y administración de sus


intereses y la gestión de las materias que le asigne la Constitución y las
Leyes Nacionales, en cuanto concierne a la vida local, en especial la
ordenación y promoción del desarrollo económico y social, la dotación y
prestación de los servicios públicos domiciliarios, la aplicación de la política
referente a la materia inquilinaría con criterios de equidad, justicia y
contenido de interés social, la promoción de la participación, y el
mejoramiento en general de las condiciones de vida de la comunidad.

Artículo 293. El Poder Electoral tiene por funciones:

1. Reglamentar las leyes electorales y resolver las dudas y


vacíos que éstas susciten o contengan.
2. Formular su presupuesto, el cual tramitará directamente ante
la Asamblea Nacional y administrará autónomamente.
3. Dictar directivas vinculantes en materia de financiamiento y
publicidad político-electorales y aplicar sanciones cuando no sean
acatadas.
4. Declarar la nulidad total o parcial de las elecciones.
5. La organización, administración, dirección y vigilancia de todos
los actos relativos a la elección de los cargos de representación
popular de los poderes públicos, así como de los referendos.(…)

De acuerdo a este artículo, compete de forma exclusiva a los órganos


del Poder Electoral, la organización, administración, dirección y vigilancia de
los procesos para la elección de los jueces de paz, para lo cual dictará la
normativa imprescindible que regule estos procesos comiciales en ejercicio
de tales atribuciones y en atención a las disposiciones que, sobre esta
materia, se encuentran contenidas en la Ley Orgánica de la Justicia de Paz y
demás leyes electorales que sean aplicables.

32
Ley Orgánica de Justicia de Paz de acuerdo a Gaceta Oficial de la
República de Venezuela Numero 4.817 Extraordinario del 21 de
diciembre de 1994

Artículo 10° El Concejo Municipal será la autoridad electoral


competente para organizar, coordinar, supervisar y llevar a cabo
los procesos electorales contemplados en esta Ley, con la activa
participación de las Juntas Parroquiales y las comunidades
organizadas. El Concejo Municipal podrá delegar tales
competencias en las Juntas Parroquiales o en aquellas
comunidades organizadas que así lo soliciten.

Artículo 11° Los Concejos Municipales, mediante Ordenanza


regularán lo relativo al proceso de elección del Juez de Paz, de
conformidad con los principios consagrados en esta Ley;
asimismo, solicitarán la participación del Consejo Supremo
Electoral, de la Oficina Central de Estadística e Informática (OCEI)
y de otros organismos, a los fines del apoyo técnico necesario
para el desarrollo satisfactorio de la elección. Estos organismos
estarán obligados a atender las solicitudes que a tales efectos
efectúen los Concejos Municipales.

Artículo 12° Los procesos para la elección de Jueces de Paz en


toda la República se regirán por esta Ley, por las Ordenanzas que
se dicten de conformidad con la misma y por la Ley Orgánica del
Sufragio en cuanto le sea aplicable.

De acuerdo a sentencia por considerar que "se trata de una competencia


de naturaleza electoral", la Sala Constitucional del Tribunal Supremo (TSJ)
anuló los artículos 10 y 11 de la Ley Orgánica de Justicia de Paz, los cuales
establecían que los concejos municipales debían organizar y financiar
las elecciones de los jueces de paz, otorgándole esa facultad al Consejo
Nacional Electoral (CNE). La decisión da respuesta al recurso de
interpretación que el Consorcio Desarrollo y Justicia consignó en el 2001.
En el fallo se afirma que "desde la entrada en vigencia de la Constitución
de 1999, ha quedado tácitamente derogada la competencia que, conforme a
los artículos 10 y 11 de la Ley Orgánica de la Justicia de Paz, correspondía a

33
los Concejos Municipales (...), pues se trata de una atribución que ahora
corresponde exclusivamente al Poder Electoral".
No obstante, en la sentencia se aclara que los funcionarios ya electos
seguirán en sus funciones. Asimismo ratifica la plena autonomía de
los jueces de paz, al señalar que forman parte de "un medio alternativo de
resolución de conflictos y que, en consecuencia, no está inserta dentro del
Poder Judicial aunque sí en el Sistema de Justicia".

Operacionalización de Variables

A continuación se presenta el cuadro Nro. 1 referido a la


operacionalización de las variables, para tal fin se considera necesario definir
variables según la cual Arias (2006) “Es una característica o cualidad,
magnitud o cantidad que puede sufrir cambios la cual es objeto de análisis,
medición, manipulación” pero la definición más sencilla, es aquella de Santa
Palella, (2006) el cual dice que: “pretende identificar los elementos y datos
empíricos que expresen y especifiquen el fenómenos en cuestión” (p. 79).

Definición de Términos Básicos

Arbitraje: Es un modo de solución del conflicto que surge de acuerdo entre


las partes por el cual un tercero ajeno a ellas y desprovisto de la condición de
órgano judicial y que además actúa con arreglo al mandato recibido
(compromiso arbitral), resuelve la controversia. Por ello puede afirmarse que
el arbitraje voluntario en una forma de composición escogida

34
autónomamente por las partes, aun cuando el laudo arbitraje propiamente
dicho represente una heterocomposición del conflicto. Méndez (2007)

Estado es un concepto político que se refiere a una forma de organización


social soberana y coercitiva, formada por un conjunto de instituciones
involuntarias, que tiene el poder de regular la vida sobre un territorio
determinado. Méndez (2007)

Cohesión Social: Este lineamiento es bastante parecido al de integración


social, incluso parte del marco de "desintegración ética" existente en el país.
Se define como la existencia de una pluralidad de actores e interlocutores
críticos que propenda a la generación de una cultura política compartida, que
promueva en la población excluida el ejercicio de deberes y derechos, hacia
una concepción que comprenda que lo público no es competencia exclusiva
del Estado. Méndez (2007)

Comunidad: conjunto de personas que comparten una tradición cultural,


unos valores y una forma de organización social que les da cohesión,
integración e identidad. Méndez (2007)

Democracia participativa o semidirecta es una expresión amplia, que se


suele referir a formas de democracia en las que los ciudadanos tienen una
mayor participación en la toma de decisiones políticas que la que les otorga
tradicionalmente la democracia representativa. Puede definirse con mayor
precisión como un modelo político que facilita a los ciudadanos su capacidad
de asociarse y organizarse de tal modo que puedan ejercer una influencia
directa en las decisiones públicas. Se manifiesta usualmente por medio de
referendos por los que los representantes consultan a la ciudadanía o por
medio de iniciativas de consulta que los ciudadanos presentan a los
representantes. Méndez (2007)

35
Democracia representativa el pueblo delega la soberanía en autoridades
elegidas de forma periódica mediante elecciones libres. Estas autoridades en
teoría deben actuar en representación de los intereses de la ciudadanía que
los elige para representarlos. El poder ejecutivo recae en un gobierno
compuesto por una serie de ministros, cada uno de ellos encargado de una
parcela de gobierno o ministerio, y es encabezado por un jefe de estado,
presidente o primer ministro, dependiendo de cada país concreto.

Justicia Comunitaria: El concepto de Pluralismo Jurídico significa, que junto


al sistema estatal, existen otros sistemas autónomos e independientes que
operan de forma paralela y alterna. Esto es bien importante para entender la
justicia comunitaria. Caivano, (2008),
Jueces de Paz: son personas comunes, miembros de la sociedad,
ciudadanos venezolanos que ayudan a la gestión, tratamiento y
transformación de los conflictos que se presentan en las comunidades.
Caivano, (2008),

Participación Social: Estrategia orientada a la consolidación de espacios


legítimos y formales de intercambio y expresión de los ciudadanos, en los
cuales se propicie la transferencia de decisiones y competencias,
tradicionalmente en manos del Estado. De ese modo se proyecta la
construcción de un nuevo modelo de gestión pública y el tránsito de una
democracia representativa a una democracia participativa. (Méndez, 2004).

36
37
Cuadro Nº 1
Operacionalización de las Variables.
Fuente Propia (2011)
Objetivo General: Analizar las causas que han impedido las elecciones de jueces de paz en Venezuela desde el año 2001
Objetivos Específicos Variables Definición Conceptual Dimensiones Indicadores
Identificar las causas que han Causas de los procedimientos o leyes que
Causas de Constitución
impedido las elecciones de han impedido las elecciones de jueces de
Impedimento de Marco Legal Leyes
jueces de paz en Venezuela paz
elecciones Tratados
desde el año 2001.
Describir cual es la normativa o El estado es la organización política de un
procedimientos legales que Mecanismos del país, es decir la estructura de poder que se
Jurídico Resoluciones
deben regir para las elecciones estado asienta sobre un determinado territorio y
de jueces de paz en Venezuela. población
Establecer la responsabilidad El Consejo Nacional Electoral es uno delos 5
del Consejo Nacional Electoral poderes independientes de la República
en la elaboración, fiscalización y Consejo Nacional Bolivariana de Venezuela el cual es Foros
Normativa
control de esta normativa legal Electoral responsable y garante de la transparencia de Charlas
que permite las elecciones de los procesos electorales que se llevan a
jueces de paz en Venezuela cabo en dicha nación

Titulo: Análisis de las causas que han impedido las elecciones de jueces de paz en Venezuela desde el
año 2001

38