Está en la página 1de 18

TEORIA DEL SISTEMA JURIDICO

SEGÚN HANS KELSEN

Hans Kelsen (Praga, 11 de octubre de 1881 –


Berkeley, California, 19 de abril de 1973) fue
un jurista, político y filósofo del derecho
austríaco de origen judío
• Kelsen es el fundador de la teoría pura del
Derecho, doctrina de extraordinaria resonancia
en el pensamiento jurídico de las últimas
décadas, en especial en la Europa continental,
con la cual su autor pretendió devolver a la
ciencia jurídica su carácter de ciencia, en el más
riguroso sentido de la palabra, y restaurar la
pureza del objeto, propio de esta ciencia, el
derecho. En su intento de conferir al sistema
jurídico una absoluta independencia y
autosuficiencia, Hans Kelsen defendió una visión
positivista (o iuspositivista), realizando un análisis
del Derecho como un fenómeno autónomo de
consideraciones ideológicas o morales, del cual
excluyó cualquier idea de derecho natural.
• Analizando las condiciones de posibilidad de
los sistemas jurídicos Kelsen concluyó que
toda norma emana de otra norma, remitiendo
su origen último a una norma hipotética
fundamental que es para Kelsen una hipótesis
o presuposición transcendental, necesaria
para poder postular la validez del Derecho.
Más tarde, Kelsen situó dicha norma en el
Derecho internacional, de ahí que defendiese
la primacía de éste sobre los ordenamientos
nacionales.
• Hans Kelsen emprende "la tarea de elaborar una
teoría depurada de toda ideología política y de
todo elemento de la ciencia de la naturaleza, y
consciente de tener un objeto regido por leyes
que le son propias". Intenta probar que sólo
existe el derecho positivo concebido como una
serie de normas coordinadas y sistematizadas y
ajeno a cualquier actitud valorativa. Por Teoría
Pura se entiende una ciencia cuyo único objeto es
el derecho. Trata de determinar qué es y cómo se
forma el derecho, sin indagar cómo debe ser y
formarse
• Entre los aspectos más característicos de su
pensamiento cabe destacar los siguientes:
• En primer lugar, el dato primario de la
experiencia jurídica lo constituye la norma. La
estructura de la norma jurídica consiste en
una proposición hipotética. De ahí que, al
implicar la norma jurídica un deber ser, el
derecho pertenezca a la esfera del deber ser y
no a la del ser.
• En segundo lugar, la norma jurídica es
explicada no aisladamente, sino en el marco
de un complejo unitario llamado
ordenamiento jurídico que se funda en el
hecho que todas las normas del conjunto se
derivan de una única norma suprema o
fundamental. Se llama la Pirámide jurídica de
Kelsen.
• En tercer lugar, Si bien la unidad del
ordenamiento jurídico postula su exclusividad
cabe la coexistencia de ordenamientos, que
Kelsen explica, del mismo modo que con las
distintas normas y la norma fundamental,
mediante un orden jerárquico entre los
ordenamientos, de modo que el inferior es
autorizado por el superior hasta llegar al
ordenamiento internacional que cumple la
función de Grundnorm. Para Kelsen el
fundamento de la validez del derecho estatal
debe ser buscado en el derecho internacional,
por lo que la paz universal es pensable a través
de un único ordenamiento jurídico mundial.
PIRAMIDE JURIDICA DE KELSEN.

• Dentro de todo orden jurídico, la Constitución


constituye el fundamento de validez de todas
las normas, desde las leyes, reglamentos,
decretos, fallos de los Tribunales, decisiones
administrativas, hasta las cláusulas
contractuales. Ahora bien, que quiere decir
“fundamento de validez”. Según Kelsen, la
norma positiva de mayor jerarquía es la
Constitución
• la cual se encuentra en la cúspide de la
pirámide jurídica y de ella se deriva el
fundamento de validez de todas las otras
normas que se encuentran por debajo de ella,
es decir, que se trata de un sistema de normas
jerarquizadas como una pirámide de varios
pisos y no de normas yuxtapuestas una al
lado de otra y de igual categoría.
• La pirámide kelseniana se pone en evidencia
cuando se le inquiere sobre la validez de la
Constitución. Expliquemos en qué consiste su
teoría, que, por cierto, sólo se queda en lo
especulativo sin llegar a ser ciencia, pues no
pasa la prueba empírica de comprobación. La
norma jurídica de menor jerarquía vale en
función de una de mayor jerarquía, pues
aquélla ha de estar de acuerdo con ésta, tanto
en su contenido como en su procedimiento de
creación.
• Y cuando se pregunta sobre la validez de aquella
norma de mayor jerarquía se responde diciendo que
vale en función de otra norma de mayor jerarquía, y así
sucesivamente, si se sigue cuestionando sobre la
validez de ésta, hasta llegar a la norma suprema.
Cuando se pregunta por la validez de la Constitución en
sentido jurídico positivo, la dogmática kelseniana
responde, acorde con su sistemática, que ésta vale en
función de la anterior, y si se pregunta por la validez de
la anterior responde que vale en función de otra
anterior, y así ad infinitum, hasta llegar a una norma
hipotética básica, o Constitución en sentido lógico
jurídico, la cual hay que suponer, es decir, por ella no se
pregunta, a ella sólo se le supone, y su validez pudo
haber sido dada inclusive por Dios
Las normas jurídicas primarias y
secundarias según Kelsen
• Las normas jurídicas se dividen, según Kelsen,
en la doble expresión de la función
prescriptiva del Derecho (“debe ser”) que son
la sancionadora, función que pertenece a la
norma primaria y la conductora que pertenece
a la norma secundaria. Para Kelsen, las
normas “genuinamente jurídicas” son las
normas primarias pues llevan una sanción que
trata de garantizar su cumplimiento.
• Además las normas primarias cumplen una
función de apoyo a la autoridad jurídica para
establecer la circunstancia en la que se aplica la
sanción, conectan con las normas secundarias
son imprescindibles, necesarias para cualquier
decisión y son normas independientes. En
cambio, las normas secundarias son normas que
se dirigen al ciudadano no a la autoridad en
cuestión, pues no indican ninguna sanción,
simplemente prescriben una norma (no se debe
robar), son normas que apoyan las normas
primarias y son dependientes de ellas, y
prescindibles
• En conclusión: una norma primaria establece
una norma que conlleva una sanción con su
circunstancia correspondiente (si se roba se
aplicara tal sanción), y la norma secundaria
simplemente se vincula a la norma primaria
(no se debe robar).
CRITICAS
• Una teoría que pretende ser científica no puede
sustentarse en una hipótesis indemostrable, que sólo
dogmáticamente puede ser considerada como digna
explicación de la realidad. La teoría es errónea desde el
principio, pues le atribuye una naturaleza jurídica a un
ser político. La pirámide kelseniana funciona en el
campo estrictamente jurídico, campo para el que fue
diseñada, pero falla cuando inquiere sobre problemas
políticos, los cuales están más allá de sus sistemática, y
que, por tanto, su dogmática no alcanza a cubrir. Así,
también, no es posible considerar que la validez de una
Constitución provenga de la anterior, sencillamente
porque esto no es empíricamente comprobable.
• La teoría de Kelsen alegan la validez de su
sistema solo para el Derecho penal. Para ello,
Kelsen establece excepciones para: en el caso
de los derechos constitucionales para Kelsen,
estos derechos son prohibiciones para el
legislador lo que no le permite crear leyes de
violen los derechos concedidos por la
constitución
• La violación de estos derechos llevaría a la
nulidad que para Kelsen es una sanción. En
cuanto a los poderes otorgados a las
competencias públicas, para Kelsen son
condiciones que han de satisfacerse antes de
poder aplicar una sanción por parte de dicha
competencia. Y finalmente los poderes
otorgados a entidades privadas referentes al
Código Civil, conllevan la misma sanción que
los derechos constitucionales en caso de
violación: la nulidad.
• El error de Kelsen fue deformar excesivamente
la realidad jurídica, pues es innegable la
existencia de normas con sanción y normas sin
sanción